Vous êtes sur la page 1sur 479

1

DERECHO PROCESAL ORGÁNICO.

El conflicto y sus formas de solución.

Para lograr la mayor realización material y espiritual posible, es hombre vive en


sociedad. esta sociedad supone un orden, y este orden, ciertas limitaciones. Estas
limitaciones se dan por medio de normas que regulan la conducta externa, e incluso a
veces la interna de los hombres.

Conflicto de intereses.

Atendiendo al carácter social del ser humano, puede surgir un conflicto de intereses, el
que se produce cuando una persona tiene una necesidad y no puede satisfacerla
plenamente. Los conflictos de intereses pueden clasificarse en dos categorías.

 Conflicto interno de intereses. Se produce cuando el propio sujeto debe


ponderar alternativas tendientes a satisfacer algunas de sus ilimitadas
necesidades. Estos conflictos son resueltos por el propio sujeto mediante el
sacrificio del interés menor en beneficio del interés mayor.
 Conflicto externo de intereses. Se sustenta en la presencia de intereses
discrepantes de dos o mas personas que se manifiestan mediante una acción u
omisión que produce un cambio en el mundo externo. Estos conflictos se
pueden dividir en conflictos de relevancia jurídica o conflicto sin relevancia
jurídica.
Al conflicto de relevancia jurídica se le ha llamado litigio. Este litigio requiere ser
compuesto para el mantenimiento de la paz social.
Litigio se define como “conflicto intersubjetivo de intereses, jurídicamente
trascendente, reglado por el derecho objetivo y caracterizado por la existencia
de una pretensión resistida”.

Formas de solución de conflictos.

Para recuperar la paz social que ha sido alterada en virtud de un conflicto, existen 3
métodos posibles. A saber.

- La autotutela.
- La autocompocisión.
- La heterocompocisión.

La autotutela o autodefensa.

Se define como “la reacción directa y personal de quien se hace justicia con manos
propias”.
Es la forma mas primitiva, puesto que el asunto se resuelve sin recurrir a nadie, e
incluso mediante el uso de la fuerza por los propios interesados.

La autotutela se caracteriza por la ausencia de un tercero imparcial distinto de los


sujetos en conflicto, y por la imposición de la decisión de una de las partes a otra.
2

La natural evolución social y jurídica, va excluyendo la fuerza a medida que se


progresa, identificando con la evolución, un rechazo a la autotutela.

En una etapa muy primitiva se llega incluso a la regulación de la autotutela como


medio legítimo de solución de conflictos. Un ejemplo de esto es la ley del Talión.

A medida que avanza el derecho, ya en la edad moderna, es el estado quien se apropia


de la facultad sancionadora, prohibiendo la justicia de propia mano.

Es así como en nuestro ordenamiento se prohíbe la autotutela y es más, se le sanciona


penal y civilmente. De esta forma, tanto la constitución como el código penal, el CC y
el COT hacen referencia al hecho de que todo conflicto debe ser resuelto a través de
un tribunal competente.

La autotutela admite la siguiente clasificación:

- Lícita o autorizada (legítima defensa).


- Tolerada (guerra defensiva).
- Prohibida (exclusión de la usurpación).

La autocompocisión.

Se define como “la forma mediante la cual, bien ambas partes mediante el acuerdo
mutuo, bien una de ellas, deciden poner termino al litigio planteado.

Se caracteriza la autocompocisión por ser una forma de solución de conflictos que


opera ya sea que se haya llevado o no a proceso la cuestión para su solución. Además,
en este caso son las partes, en forma directa, con intervención de un tercero o no, las
que determinan las condiciones en que se debe solucionar el conflicto. Esta es una
forma pacífica de solución, que emana de una decisión voluntaria de las partes, por lo
que la concurrencia de la fuerza física o moral la invalida.

La negociación directa de las partes constituye la primera alternativa de solución del


conflicto. Ella requiere la existencia de un conflicto previo, a cuya solución se arriba por
la acción voluntaria de las partes.

La aplicación de los métodos de autocompocisión, son indiferentes a la existencia de


un proceso, puesto que pueden aplicarse antes, durante o después de un juicio.

Desde un punto de vista de relación con el proceso, la autocompocisión se clasifica en:

- Extra procesal o pre procesal. Tendrá uno u otro carácter según se discuta su
validez en el proceso.
- Intraprocesal. Se produce durante el proceso declarativo, ya sea a instancia de
las partes o del órgano jurisdiccional. Requiere de una resolución judicial que
no tiene carácter de decisión jurisdiccional del conflicto.
- Posprocesal. Se verifica desde la sentencia firme durante la ejecución de esta.
3

Desde un punto de vista de la concurrencia de las partes en la solución del conflicto,


los métodos autocompositivos se clasifican en unilaterales y en bilaterales.

Las formas de autocompocisión unilaterales son:

La renuncia. Es posible que el acto y el que hubiere deducido reconvención renuncie a


su pretensión antes de hacerla valer en el proceso, de conformidad a lo previsto en el
art. 12 del CC.

En materia penal, la acción penal publica no se extingue por la renuncia que haga el
ofendido. Dicho de otro modo, la renuncia del ofendido tiene efectos solo sobre él, y no
sobre las demás personas autorizadas a ejercer la acción penal (ministerio público).
Con el nuevo proceso penal se introdujo el principio de oportunidad, en virtud del cual
el ministerio publico puede no iniciar la acción penal o abandonar la ya iniciada cuando
se trate de un hecho que no comprometa gravemente el interés publico.

Respecto a la acción penal privada, la parte si puede renunciar y esa renuncia tiene
efectos generales, es decir, no se va a poder perseguir a la persona.

El desistimiento. Se define como “la renuncia que efectúa el demandante de la


pretensión hecha valer en su demanda o del demandado de la pretensión hecha valer
en su reconvención durante el proceso”.
Es un acto unilateral del actor que no requiere aceptación por parte del demandado,
salvo su derecho a oponerse a que sea aceptado (no requiere aceptación pero el
demandado se puede oponer al desistimiento o aceptarlo condicionalmente).
A pesar de que es un acto unilateral, el juez debe darle a la solicitud de desistimiento
la tramitación de un incidente y debe dictar una sentencia interlocutoria.

En materia penal, el querellante puede desistirse de la acción penal publica, pero este
desistimiento no produce la extinción de la acción penal.
El nuevo proceso penal permite que los fiscales hagan uso del principio de oportunidad,
lo que es una especie de desistimiento de la acción penal publica.

Respecto a la acción penal privada, el desistimiento del actor extingue la acción penal,
por lo que se debe dictar un sobreseimiento definitivo.

Se contempla también en el CPP un desistimiento tácito de la acción penal privada, lo


que se va a producir cuando el actor no concurra a la audiencia del juicio.

El allanamiento. Se define como “una manifestación de voluntad por parte del


demandado por el cual reconoce y se somete a la satisfacción de la pretensión hecha
valer en su contra por el actor”.

En nuestro proceso civil, el efecto del allanamiento es que se elimina la etapa


probatoria (313 CPC).

La jurisprudencia ha dicho que en los casos en que exista un interés de orden publico,
como en los casos de nulidad del matrimonio, el allanamiento no tiene eficacia,
4

debiendo las partes acreditar los hechos del proceso para que pueda ser acogida la
pretensión.

En materia penal no puede concebirse un allanamiento en el juicio oral. Lo que cabria


sería aplicar el procedimiento abreviado, la suspensión condicional o los acuerdos
reparatorios.

Las formas de autocompocisión bilaterales se caracterizan por ser métodos no


adversariales, por lo que las partes actúan juntas y cooperatívamente, ya sea solas o
asistidas por un tercero. Las partes a su vez, mantienen el control de las
conversaciones y acuerdan una propia decisión que resuelve el conflicto, sin importar
la solución jurídica o los precedentes.

Los métodos de autocompocisión bilaterales son los siguientes.

La transacción. Se define como un “método de carácter auto compositivo de carácter


bilateral y no asistido, destinado a precaver un litigio eventual o poner termino a un
litigio pendiente, haciéndose las partes concesiones recíprocas”.

En materia penal, el art. 403 del CPP permite poner termino a la acción privada por
medio de una transacción. Respecto a la acción penal publica, algunos han sostenido
que los acuerdos reparatorios son una especie de transacción de la acción penal
publica.

Es importante recalcar que la transacción produce el efecto de cosa juzgada en ultima


instancia, por lo que tiene el carácter de equivalente jurisdiccional.
Esa además una excepción perentoria que debe hacerse valer al tiempo de la
contestación de la demanda en el juicio ordinario. Es además una excepción mixta por
lo que puede hacerse valer como excepción dilatoria, y una excepción anómala, la cual
puede hacerse valer en cualquier estado del juicio, hasta antes de la citación a oír
sentencia en primera instancia y hasta antes de la vista de la causa en segunda.

La mediación. Se define como un procedimiento no adversarial en el cual un tercero


imparcial ayuda a las partes a negociar para llegar a un acuerdo mutuamente
aceptable.
Estamos frente a un método auto compositivo bilateral y asistido, ya que contempla la
asistencia de un tercero llamado mediador.
Este mediador no cumple una función de decisión en las partes. Solo los ayuda a que
ellos se pongan de acuerdo.

El proceso de mediación puede ser establecido con carácter voluntario, obligatorio


(divorcio), u optativo.
Se caracteriza además, por ser de una formalidad relativa y flexible.

Lo normal, en nuestro derecho, será que el acuerdo logrado por la mediación, se


materialice en un contrato de transacción. De esta forma, podemos decir que muchas
veces el antecedente de una transacción es un proceso de mediación.
5

El avenimiento. Se define como el acuerdo que logran directamente las partes en


virtud del cual ponen término a su conflicto pendiente de resolución judicial,
expresándolo así al tribunal que esta conociendo la causa.

Se trata de un método auto compositivo por el cual se pretende poner termino a un


litigio pendiente. Es además un método directo, ya que no hay intervención de
terceros.

Es un contrato bilateral entre las partes. Reviste además los caracteres de ser un
contrato procesal, porque va a tener influjo en un proceso. Es un contrato que no esta
regulado sistemáticamente en la ley. Además, el mandatario judicial requiere de
facultades especiales para lograr un avenimiento (art. 7 in 2 del CPC).

El avenimiento pasado ante tribunal competente pone término al proceso y produce el


efecto de cosa juzgada.

La conciliación. Se define como el acto jurídico procesal bilateral en virtud del cual
las partes, a iniciativa del juez que conoce del proceso, logran durante su desarrollo
ponerle fin por mutuo acuerdo.

Se dice que este método no es un método puro, pues requiere la existencia de un


proceso, y en su momento, la asistencia personal del juez.
Es además un método asistido por el juez que conoce de la causa.
La conciliación se trata de un contrato regulado por la ley, estableciéndose además el
llamado a conciliación como uno de los trámites esenciales en primera instancia, por lo
que su omisión faculta para deducir un recurso de casación en la forma.

El acta de conciliación se estima como sentencia ejecutoriada para todos los efectos
legales, y en consecuencia produce cosa juzgada y es título ejecutivo perfecto.

La suspensión condicional del procedimiento. Es un método auto compositivo de


carácter judicial, bilateral y no asistido, celebrado entre el fiscal y el imputado dentro
del nuevo sistema procesal penal, que requiere ser homologado por el juez de
garantía, y se celebra con el fin de suspender el procedimiento y conducir al termino
del litigio penal pendiente respecto de un delito de acción penal publica, en caso de
cumplirse los requisitos establecidos en la resolución que concede el beneficio.

Los acuerdos reparatorios. Es un método de auto composición de carácter judicial,


bilateral y no asistido, celebrado entre el imputado y la victima en el nuevo sistema
procesal penal, que requiere ser homologado por el juez de garantía y se celebra con
el fin de convenir la reparación de las consecuencias causadas por el delito y poner
termino al litigio penal pendiente respecto de un delito que afectare bienes jurídicos
disponibles de carácter patrimonial, delito de lesiones menos graves o delitos culposos.

La heterocompocisión: EL PROCESO.

La heterocompocisión se define como aquel método de solución de conflicto en el cual


las partes acuden a un tercero, ya sea una persona individual o colegiada, quien se
6

compromete o esta obligada en razón de su oficio, luego de la tramitación de un


proceso, a emitir una decisión para la solución del conflicto, cuyo cumplimiento
deberán acatar las partes.

La razón por la cual el tercero actúa sobre las partes para la solución del conflicto, es
que esta investido del ejercicio de la función jurisdiccional, que le reconoce el art. 73
de la constitución.

La jurisdicción se define como “el poder deber que tienen los tribunales para conocer y
resolver, por medio del proceso y con efecto de cosa juzgada, los conflictos de
intereses de relevancia jurídica que se promuevan en el orden temporal, dentro del
territorio de la republica, y en cuya solución les corresponda intervenir”.

Para que se ponga en movimiento el ejercicio de la función jurisdiccional, es menester


que se ejerza por la parte activa una acción, la cual se puede definir como “el derecho
subjetivo publico, de carácter constitucional, consistente en excitar o poner en
funcionamiento la actividad jurisdiccional del estado.

El acto que ejerce la acción, lo hace para obtener la satisfacción de una pretensión, a
la cual se opone la persona en contra de la cual ella se hace valer.
El concepto que se ha dado para pretensión es el siguiente: “Es una declaración de
voluntad por la cual se solicita la actuación de un órgano jurisdiccional frente a una
persona determinada y distinta del autor de la declaración”.

Las ideas de acción y reacción son básicas en el proceso, y para que el sujeto pasivo
esté en condiciones de defenderse debe ponérsele en conocimiento de la pretensión
del demandante a través de una notificación válida. Así se cumple con el principio del
debido proceso legal, que en derecho procesal debe ser entendido como “el principio
por el cual nadie puede ser condenado sin saber legalmente que existe un proceso en
contra de él y sin tener la posibilidad cierta de intervenir en dicho proceso”.

La oposición a la satisfacción de la pretensión por la otra parte es lo que genera el


litigio o conflicto. Así, y no siendo posible la resolución del conflicto por algún metido
auto compositivo, es necesario que el titular de la pretensión accione para que se
ejerza la función jurisdiccional, siendo la forma en como se resolverá el conflicto, la
decisión de autoridad, que se manifiesta como una sentencia al final del proceso.

Proceso se puede definir como “secuencia o serie de actos que se desenvuelven


progresivamente, con el objeto de resolver, mediante un juicio de autoridad, el
conflicto sometido a su decisión”.

La sentencia que se debe dictar en el proceso resulta eficaz, por provenir de un tercero
independiente en ejercicio de la facultad jurisdiccional y porque dicha decisión se torna
inmutable e inimpugnable una vez pasada en autoridad de cosa juzgada.

El proceso, como instrumento tiene una doble función: privada y publica.

- Función privada del proceso. Es el único medio en materia penal, y el medio


residual a falta de acuerdo en materia civil, para los efectos de lograr la
satisfacción de los intereses jurídicamente trascendentes por las partes de un
conflicto.
- Función publica del proceso. Asegura la efectividad del derecho mediante la
obra incesante de la jurisdicción.
7

Las reglas de descarte para determinar el tribunal a quien corresponde


conocer de un asunto y el procedimiento de acuerdo al cual debe ser
tramitado y resuelto .

Cuando surge un conflicto de intereses de relevancia judicial, y se requiere para su


solución el uso de la jurisdicción a través del debido proceso, se debe responder a dos
interrogantes: ¿Dónde acudo? Y ¿Cómo acudo?

¿Dónde acudo para obtener la resolución de un conflicto?

Producido un conflicto, sin que haya intervenido algún método de autotutela o de


autocompocisión, se debe acudir a los tribunales que establece la ley.
Integran el poder judicial como tribunales ordinarios de justicia los siguientes
tribunales:

- La Corte Suprema.
- Las Cortes de Apelaciones.
- Los Presidentes y Ministros de Cortes como tribunales unipersonales de
excepción.
- Los tribunales de juicio oral en lo penal.
- Los juzgados de letras.
- Los juzgados de garantía.

Los tribunales especiales se dividen en aquellos que forman parte del poder judicial y
en aquellos que no forman parte del poder judicial. Los que si forman parte del poder
judicial son los siguientes:

 Juzgados de letras de familia.


 Juzgados de Letras del Trabajo.
 Los juzgados militares en tiempo de paz.

Los tribunales especiales que no forman parte del poder judicial son los que a
continuación se señalan.

 Los juzgados de policía local.


 Los juzgados militares en tiempo de guerra.
 La contraloría general de la republica en el juicio de cuentas.
 La comisión resolutiva de la ley de defensa de la libre competencia.
8

 El director del SII.


 El directo del servicio nacional de aduanas.
 Los alcaldes que deben reconocer de los recursos de ilegalidad municipal.
 El tribunal de marcas.

Existen también otro tipo de tribunales que son los llamados tribunales arbitrales, los
cuales son jueces nombrados por las partes o por la autoridad judicial en subsidio,
para la resolución de un asunto litigioso.

Sabidos ya los tribunales que existen en Chile, es necesario estudiar las normas que
me permiten determinar el tribunal ante el cual puedo accionar o acudir para requerir
la solución del conflicto. Para ello, deben aplicarse las reglas de descarte, que son las
siguientes.

1. Arbitraje. En primer lugar ha de determinarse si el legislador ha establecido que


el conflicto es de aquellos en los cuales no es procedente su solución por medio
de arbitraje. Entonces, si el conflicto esta comprendido desde de las materias de
arbitraje prohibido, se debe pasar inmediatamente a otras reglas de descarte,
para determinar si el asunto ha de ser resuelto por un tribunal especial o por
uno ordinario.

A continuación deberá observarse si se trata de una materia de arbitraje


obligatorio. En tal caso, deberá procederse a su resolución por medio de un
árbitro.

Finalmente, y respecto de este punto, deberá examinarse si las partes han


celebrado un compromiso o cláusula compromisoria, tratándose de una materia
de arbitraje facultativo, puesto que en tal caso las parte han sustraído del
conocimiento de los tribunales ordinarios el asunto.

2. Tribunal especial. En segundo lugar, debe examinarse si el legislador ha


establecido un tribunal especial para los efectos que este sea el encargado de
solucionar el conflicto.

3. Tribunal ordinario. En caso de que no sean competentes un árbitro o un tribunal


especial, debe recurrirse ante un tribunal ordinario que establezca la ley.

En este último caso, será necesario determinar la jerarquía del tribunal ordinario que
debe conocer del asunto.

Para ello se han establecido las reglas de competencia absoluta, normas que
revisten el carácter de normas de orden publico, y que por lo tanto, son indisponibles
para las partes (no hay prorroga). Los elementos que el legislador ha tomado en
cuenta para determinar la competencia absoluta son los siguientes:

 La cuantía. En materia civil, la cuanti se determina por el valor de la cosa


disputada. En materia penal, la cuantía se determina por la pena que el delito
lleva consigo.
9

 La materia. Es la naturaleza del asunto disputado.


 El fuero. La calidad de las partes que intervienen en el conflicto puede elevar la
jerarquía del tribunal que debe conocer.
 El tiempo. En materia penal será necesario determinar el tiempo, esto es, la
época de la comisión del delito, para ver si debemos recurrir a la nueva justicia
penal o a la antigua. Este elemento es transitorio.

Establecida ya la jerarquía del tribunal ordinario que debe conocer del asunto mediante
la aplicación de las reglas de la competencia absoluta, debe determinarse cual tribunal,
dentro de esa jerarquía, debe conocer el asunto. Esto se determina aplicando las
reglas de la competencia relativa.

Las reglas de la competencia relativa tienen como elemento el territorio. Este elemento
no se traduce en un concepto meramente geográfico, sino que comprende cualquier
aspecto que la ley tome en consideración para la determinación precisa del tribunal
que tendrá competencia para conocer de un asunto.
Para determinar la competencia relativa es necesario distinguir entre los asuntos
penales y civiles, y respecto de estos últimos, ver si son contenciosos o no
contenciosos.

Asuntos civiles contenciosos.

Las reglas de competencia relativa en los asuntos contenciosos, se caracteriza por ser
de orden privado, es decir, disponible para las partes.
El medio que la ley contempla para que se puedan modificar las reglas establecidas en
la ley por las partes es la prorroga de la competencia, la cual se define como “el
acuerdo tácito o expreso de las partes en virtud del cual, en la primera instancia de los
asuntos contenciosos civiles que se tramitan ante tribunales ordinarios, otorgan
competencia a un tribunal ordinario que no es el naturalmente competente para
conocer de él en razón del elemento territorio”. Esta prorroga puede ser expresa o
tácita.

- Expresa. “Es la convención en virtud de la cual las partes acuerdan prorrogar la


competencia, sea que se contenga en el contrato mismo o en un acto
posterior, designando con toda precisión al juez ante el cual se someten”.
- Tácita. “Es aquella contemplada por parte del legislador con motivo de
conductas que las partes han realizado en el proceso. La prorroga tácita puede
ser tanto del demandante como del demandado.
o Del demandante. Se entiende que éste prorroga tácitamente la
competencia por el hecho de ocurrir ante el juez interponiendo su
demanda. El concepto demanda debe ser entendido en forma amplia, es
decir, incluye las medidas prejudiciales, medidas preparatorias de la vía
ejecutiva o la notificación de un tercer poseedor en una acción de
desposeimiento.
o Prorroga tácita del demandado. Se entiende que el demandado prorroga
tácitamente la competencia por hacer, después de apersonado en el
juicio, cualquier otra gestión que no sea la de reclamar la incompetencia
del juez.
10

Vista la prorroga, toca ver las normas de descarte que deben aplicarse para
determinar en un asunto civil contencioso, cual tribunal de una determinada jerarquía,
en razón del territorio, será competente para conocer del asunto. Estas normas son las
siguientes.

 Se debe determinar si existe o no prórroga de la competencia. Si se ha pactado,


a ella debemos atenernos.
 A falta de prorroga, es necesario comprobar si existen o no disposiciones
especiales que hagan competente a un tribunal (139 y ss COT).
 A falta de reglas especiales debe estudiarse la naturaleza de la acción deducida.
De acuerdo al CC, las acciones pueden clasificarse en muebles, inmuebles o
mixtas. Así, el art. 135 del COT, respecto a las acciones inmuebles, señala que
será competente, a elección del demandante el juez del lugar donde se contrajo
la obligación o el del lugar en donde se encontraba la especie reclamada. El 137
del COT dice que en el caso de las mixtas, será competente el juez del lugar
donde estuvieren los inmuebles. Por su parte, el art. 138 del COT señala que en
el caso de las acciones muebles, será competente el juez del domicilio del
demandado.
 A falta de todas aquellas reglas, el art. 134 del COT dice que será competente
el tribunal del domicilio del demandado.

Asuntos civiles no contenciosos.

En estos asuntos, las reglas se caracterizan por ser de orden publico. Por lo tanto, no
procede la prorroga de la competencia (182). Las reglas de descarte son las
siguientes:

- Determinar si el legislador ha establecido una norma especial, las que se


encuentran en los art. 148 a 155 del COT.
- Ante la falta de una regla especial se debe aplicar la regla supletoria del 134,
que dice que será competente el juez del domicilio del demandado.

Asuntos penales.

Estas reglas son de orden publico, por lo que no se admite prorroga. La prorroga en
materia penal esta expresamente prohibida.

Para determinar la competencia relativa en materia penal se deben hacer las


siguientes distinciones.

Delitos cometidos en el extranjero. Es una excepción al principio de la territorialidad de


la ley. El art. 6 del COT señala 9 delitos que, aunque sean cometidos en el extranjero,
serán condenables en Chile. De esos delitos, conocerán los tribunales de Santiago
(167). La investigación será dirigida por el fiscal adjunto de la región metropolitana
que sea designado por el fiscal regional de la región metropolitana de dicha región.

Delitos cometidos dentro del territorio nacional. En este caso nuevamente se debe
distinguir.
11

- Comisión de un solo delito. El juzgado de garantía del lugar de comisión del


hecho investigado conocerá las cuestiones a que diere lugar el procedimiento
previo al juicio oral.
- Comisión de varios delitos. El art. 159 del COT señala que “si en ejercicio de
las facultades que la ley procesal penal le confiere al ministerio publico, éste
decidiere investigar en forma conjunta hechos constitutivos de delito en los
cuales, de acuerdo al 157 del COT, correspondiere intervenir a mas de un juez
de garantía, continuará conociendo de las gestiones relativas a dichos
procedimientos el juez de garantía del lugar de comisión del primero de los
hechos investigados.

Reglas de distribución de las causas y el turno.

Se definen como “aquellas que nos permiten determinar cual tribunal luego de
aplicadas las reglas de competencia absoluta y relativa, va a conocer del asunto,
cuando existan en el lugar dos o mas tribunales competentes”. Para esto, hay que
distinguir.

Asuntos civiles contenciosos.

- Si los jueces de letras son de lugares que no son asiento de corte, se aplica la
regla del turno, de acuerdo a los in 1, 2 y 4 del art. 175 del COT. Se trata de
un turno de semanas.
- Si los jueces de letras son de lugares que si son asiento de corte, se aplica la
regla de la distribución de acuerdo al art. 176 del COT, el cual señala que el
presidente de la corte respectiva designará un tribunal. En la práctica, esta
distribución de causas se hace por medio de un sistema computacional.

Asuntos civiles no contenciosos. Respecto de estos asuntos, siempre debe aplicarse la


regla del turno. Sin embargo, y de acuerdo al auto acordado de la Corte Suprema de
1991, todas las demandas de asuntos no contenciosos, deberán ser ingresadas por los
interesados a la oficina de distribución de causas.

Asuntos penales. La distribución de causas entre los juzgados de garantía se realizará


de acuerdo a un procedimiento objetivo y general, que deberá ser anualmente
aprobado por el comité de jueces del juzgado a propuesta del presidente, o solo por
este ultimo según corresponda.

¿Cómo acudo ante los tribunales de justicia para obtener la resolución del
conflicto?

Existen diversas reglas de descarte para determinar el procedimiento aplicable para la


solución de un conflicto, puesto que éste varía de acuerdo a la naturaleza del asunto.
12

Reglas de descarte para determinar el procedimiento aplicable en un asunto civil


contencioso.

- Determinar si el legislador ha establecido o no un procedimiento especial.


- A falta de procedimiento especial debemos determinar si cabe dar aplicación
general del procedimiento sumario de acuerdo con la naturaleza de la acción
deducida.
- A falta de procedimiento especial, y no cabiendo el sumario, deberá aplicarse el
juicio ordinario de mayor cuantía, ya que este es un procedimiento ordinario de
aplicación general (3 CPC).

Reglas de descarte para determinar el procedimiento aplicable en un asunto civil no


contencioso.

- Determinar si el legislador ha establecido algún procedimiento especial.


- A falta de procedimiento especial, deberá aplicarse el procedimiento de general
aplicación que se contempla en el titulo I del libro IV (de los actos judiciales no
contenciosos).

Reglas de descarte para determinar el procedimiento aplicable en materia penal.

- Determinar si el legislador ha establecido un procedimiento especial.


- A falta de procedimiento especial, deberá aplicarse el procedimiento penal de
acuerdo a la naturaleza de la acción penal deducida. Así, habrá que distinguir.
o Faltas. Conocen los juzgados de garantía a través del procedimiento
monitorio y a través del procedimiento simplificado.
o Crímenes y simples delitos de acción penal privada. Se les aplica el
procedimiento de la acción penal privada del titulo II del libro IV del
CPP.
o Crímenes o simples delitos de acción penal publica. Se aplican los
procedimientos abreviado, simplificado o el juicio oral.
o Crímenes o simples delitos de acción publica previa instancia de
particular. Se rige por las normas de la acción penal publica.

EL DERECHO PROCESAL.

El derecho procesal tiene muchas definiciones. Sin embargo, la más citada es la


definición de Fernando Alessandri. Dice que el derecho procesal “es la rama del
derecho que estudia la organización y atribuciones de los tribunales y las reglas a que
están sometidos en su tramitación los asuntos que se han entregado a su
conocimiento”.

Contenido del derecho procesal.


13

De la misma definición de Alessandri, se puede desprender que el derecho procesal se


puede clasificar en derecho procesal orgánico y en derecho procesal funcional.

El derecho procesal orgánico. En él se aborda el estudio de las normas referentes a la


función jurisdiccional y a la competencia., la organización y atribuciones de los
tribunales y los auxiliares de la administración de justicia.

Las principales normas del derecho procesal orgánico son las que a continuación se
señalan.

- La constitución.
- El Código orgánico de tribunales. Esta es la ley orgánica constitucional del
poder judicial. El COT es ley orgánica constitucional solo en lo referido a la
organización y atribución de los tribunales y a las calidades que
respectivamente deben tener los jueces y el numero de años que deben haber
ejercido la profesión de abogados las personas que fueren nombrados como
ministros de corte o jueces letrados.

El derecho procesal funcional. En él se aborda el estudio de los diferentes


procedimientos establecidos en materia civil y penal, y de los recursos contemplados
dentro de ellos, a fin de resolver las controversias sometidas a la decisión jurisdiccional
mediante la dictación de una sentencia, con la eficacia de autoridad de cosa juzgada.

Las principales normas que establecen reglas relativas al derecho procesal funcional
son las siguientes.

- La constitución.
- El código de procedimiento civil.
- El código procesal penal.

Evolución del derecho procesal.

Según lo señala NICETO ALACALÁ, se pueden apreciar cinco periodos con respecto al
derecho procesal. Estos son los siguientes.

 La tendencia o periodo judicialista. Se denomina así por ser el juicio el concepto


que mas destaca en los trabajos que lo integran.
 La tendencia o periodo de los prácticos. Se caracteriza porque observa la
disciplina como arte mas que como ciencia. El derecho procesal se observa
como una manera de actuar ante el órgano jurisdiccional, quedando totalmente
subordinado al derecho sustantivo en la solución del conflicto, y por eso
comienza a llamársele derecho objetivo.
 La tendencia o periodo de los procedimentalistas. Nace como consecuencia de
la codificación francesa. Se caracteriza por ser un estudio exegético de la
norma, agotando las exposiciones a temas de la organización judicial, la
competencia y el procedimiento.
 La tendencia o periodo del procesalismo científico. Se caracteriza por ser una
concepción publicista del proceso, de inspiración alemana, en donde se busca
una visión sistemática del derecho procesal y una visión unitaria y autónoma de
sus normas y del proceso.
14

 La tendencia o periodo de internacionalización del derecho. A partir del siglo XX,


y como consecuencia de la globalización y de los tratados internacionales,
obliga a reconocer la existencia de los tribunales internacionales como
elementos de solución de conflictos concurrentes a los internos.

Características del derecho procesal.

 Pertenece al derecho publico, por cuanto regula el ejercicio de una función


publica, de una función del estado.
 En cuanto a las normas que lo rigen, por regla general son normas de orden
publico. Son por lo tanto irrenunciables. Para determinar si las leyes de derecho
procesal son de orden publico o de orden privado, ellas se clasifican de la
siguiente manera.
o Leyes de organización. Son de orden publico.
o Leyes de competencia absoluta. Son de orden publico.
o Leyes de competencia relativa. En los asuntos civiles contenciosos son
de orden privado, pues se admite la prórroga. En materia civil no
contenciosa y en materia penal, las leyes de competencia relativa son de
orden publico.
o Las leyes de procedimiento. Si la ley de procedimiento se esta aplicando
en juicio, tiene el carácter de irrenunciable, ya que no puede admitirse la
renuncia anticipada de las leyes de procedimiento, ya que conduciría a
un proceso convencional. Una vez que la ley comienza a actuar en el
procedimiento, la mayor parte de las normas son renunciables expresa o
tácitamente. Así, podría renunciarse tácitamente el derecho de apelar
por el solo transcurso del término para hacerlo.
 No se trata de un derecho objetivo o formal. No es un derecho objetivo por
oposición al derecho sustantivo, sino que se trata de un derecho autónomo
independiente, que contiene normas fundamentales como la jurisdicción,
competencia, acción, etc.
 Su objetivo es traducir en una voluntad concreta, la voluntad abstracta de la
ley, consiguiendo así el mantenimiento de la paz social, comprobando el
derecho de la parte, asegurándolo y ejecutándolo.
 El derecho procesal constituye una unidad, ya que en él existen principios y
normas básicas comunes. Especialmente el problema en torno a la unidad del
derecho procesal se centró en establecer que era posible la unidad entre el
derecho procesal, civil y el penal. En ello existe una doctrina separatista, la cual
sostiene que las instituciones de ambos procesos son inconciliables entre si,
mientras que la doctrina unitaria, sostiene que existe unidad conceptual entre
ambos procesos, que deben ser considerados como integrantes de un derecho
procesal.

Relación del derecho procesal con otras ramas del derecho.

1. Con el derecho constitucional. La constitución crea el poder judicial como poder del
estado, estableciendo los principios básicos de su organización y garantías
constitucionales para las personas que se enfrentan a un proceso, que son a la vez,
garantías procesales (19 Nº 3).
15

2. Con el derecho civil y comercial. El derecho procesal es el instrumento para el


ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones civiles y comerciales.
Hay también actos civiles, como el pago, la prescripción y la transacción, que tienen
influjo en el proceso. Además, existen normas civiles aplicables al derecho procesal,
como es el caso del mandato, la capacidad, etc.

3. Con el derecho internacional publico y privado. Tienen importancia en cuanto a la


posibilidad de que una ley procesal extranjera rija en Chile o que una ley procesal
chilena rija en el exterior.

4. Con el derecho administrativo. Se relacionan porque a los funcionarios judiciales se


les aplica el estatuto administrativo. Además, la autoridad administrativa tiene a su
cargo el cumplimiento de las sentencias en materia criminal. Además, el derecho
administrativo a tomado del derecho procesal muchas de sus estructuras para
aplicarlas a sanciones e investigaciones de orden administrativo.

5. Con el derecho tributario. El CT establece normas relativas a reclamaciones de


impuestos y otras materias, el cual se puede decir que forman parte del derecho
procesal, constituyendo una de sus fuentes.

Fuentes del derecho procesal.

En primer lugar, es necesario decir que las fuentes del derecho procesal se pueden
clasificar en fuentes directas y en fuentes indirectas.

Las fuentes directas se definen como “aquellas que contienen el mandato general
abstracto y coactivo de la norma jurídica procesal”. La única fuente directa es la ley,
entendiéndola en su sentido amplio.

Son fuentes indirectas “aquellos actos o hechos de carácter jurídico que constituyen
fuente del derecho procesal solo en la medida que determinan el contenido, la
evolución, la interpretación, la aplicación o la integración de la norma jurídica
procesal”.

Entonces, la fuentes del derecho procesal son las siguientes.

1. La doctrina. Su importancia radica en que ella crea los principios generales y


configura las instituciones básicas del derecho procesal. Constituye un auxiliar de la
interpretación de la norma procesal y para su reforma.

2. La jurisprudencia. La importancia de la jurisprudencia en nuestro país es relativa


(art. 3 del CC). Sin embargo, su trascendencia es enorme en cuanto a los fallos de los
tribunales, especialmente los de la corte suprema, que van formando un criterio
interpretativo de la ley, que es en definitiva el que se impone. Es así como el art. 780
del CPC permite a las personas que deduzcan un recurso de casación en el fondo,
soliciten que dicho recurso sea visto por el pleno de la suprema, fundándose en el
hecho de que la Corte Suprema en fallos diversos, ha sostenido distintas
interpretaciones sobre la materia del recurso.

3. Los auto acordados. Se definen como “las resoluciones emitidas especialmente por
los tribunales superiores de justicia que tienden a reglamentar, en uso de sus
facultades económicas, ciertos asuntos que no se encuentran suficientemente
16

determinados por la ley, o en materias cuya regulación es trascendente y necesaria


para un mejor servicio judicial”.

El fundamento jurídico de los auto acordados es la organización jerárquica de los


tribunales ordinarios. Dicha organización establece como superior jerárquico de todos
los tribunales a la Corte Suprema, la cual esta investida de la superintendencia
correctiva, direccional y económica sobre todos los tribunales de la republica.

Los auto acordados son un tipo de norma jurídica emanada principalmente de la corte
suprema, de carácter general y destinada a lograr un mejor ejercicio de las funciones
de los tribunales.
Es una norma jurídica, producto de una especie de potestad reglamentaria que poseen
los tribunales superiores de justicia. Por lo tanto, los auto acordados son actos
administrativos, emanados de una potestad administrativa de los tribunales, la cual se
justifica atendiendo a su independencia.

Las características de los auto acordados son las siguientes.

- Se trata de normas jurídicas.


- Son normas destinadas a señalar un tipo de comportamiento.
- Su cumplimiento es generalmente obligatorio.
- Su contenido es normalmente de aplicación general.
- Emanan de los tribunales superiores de justicia, a quienes la ley ha otorgado
las facultades necesarias para actuar como superior jerárquico. Así, la corte
suprema tiene facultades sobre todo el territorio y las cortes de apelaciones en
su respectivo territorio jurisdiccional.

Los auto acordados admiten una clasificación. A saber:

 En cuanto a la forma en que la corte ha procedido a dictarlos.


o Dictados en virtud de un mandato contenido en la ley o en la
constitución. Este es el caso del auto acordado sobre la forma de las
sentencias definitivas, sobre el procedimiento del recurso de protección,
etc.
o Dictado por la corte suprema en virtud de sus facultades discrecionales.
Estos, a su vez, admiten una sub clasificación.
 Meramente internos. Afectan solo a los funcionarios del poder
judicial.
 Externos. Afectan también a terceros ajenos al poder judicial,
dándoles normas de procedimiento, reglamentando relaciones
entre ellos y el poder judicial, etc.
 En cuanto a su amplitud o extensión. Se pueden clasificar en:
o Emanados de la Corte suprema.
o Emanados de las Cortes de Apelaciones.

Los auto acordados deben ser publicados. Normalmente se adoptan los medios mas
idóneos según la naturaleza del auto acordado para que este sea conocido por todos
aquellos a quienes el auto acordado afecta. Normalmente se hace su publicación en el
diario oficial. El art. 96 del COT lo ordena de forma expresa. Señala este art. que todos
los auto acordados de carácter general y aplicación general que dicte la corte suprema,
deberán ser publicados en el diario oficial.
17

4. Los tratados internacionales. Para que sean fuente del derecho procesal, de acuerdo
al art. 5 de la CPR, deben encontrarse ratificados por Chile y vigentes. Los que versan
sobre derechos humanos tienen jerarquía material constitucional (in 2 del art. 5).

5. La costumbre. El art. 2 del CC señala que la costumbre no constituye derecho sino


en los casos en que la ley se remite a ella.
Puede afirmarse que en el derecho procesal chileno no hay norma alguna que se
remita a la costumbre, por lo que la costumbre no constituye derecho nunca, sin
perjuicio de la incidencia que tenga ella en la prueba y en la sentencia definitiva.
En el ejercicio de la función jurisdiccional pueden identificarse ciertos usos y prácticas,
ya sea del tribunal, ya sea de los intervinientes en el proceso.

Los usos se definen como “costumbre desprovista de su elemento subjetivo, y nacen


por una necesidad practica que la ley procesal no satisface”. Se pone como ejemplo de
un uso procesal la recomposición de un expediente civil.

La prácticas “consisten en la forma en como se realizan los actos procesales por el juez
y por las partes”. Un ejemplo de práctica procesal se da en la redacción de los escritos.

6. Los acuerdos de las partes. Por regla general, las partes no se encuentran
autorizadas para modificar el proceso. Sin embargo, se les ha dado la posibilidad de
que afuera del proceso convengan acuerdos que puedan producir efectos en él, como
una cláusula compromisoria.
También se prevé la posibilidad de que las parte, dentro del proceso, convengan
acuerdos para producir efectos en él, como sería el caso de los convenios judiciales
para alzar la quiebra.

7. La ley procesal. Es quizá la fuente mas importante del derecho procesal. La ley
procesal se define como “la ley reguladora de los modos y condiciones de la actuación
de la ley en el proceso, así como de la relación jurídica procesal” (Hugo Alsina).

Las disposiciones positivas chilenas son las siguientes.

A. Constitución política de la republica. En este respecto hay que hacer una distinción
entre las normas procesales de derecho procesal orgánica y funcional.

Normas de derecho procesal orgánico contenidas en la constitución.

- Forma de solución de conflictos.


o El art. 73 establece el proceso jurisdiccional como el medio para la
solución de los conflictos.
o El art. 19 Nº 3 in 5 establece que toda sentencia de un órgano que
ejerza jurisdicción debe fundamentarse en un proceso previo
legalmente tramitado. Corresponderá al legislador establecer siempre
las garantías de un racional y justo procedimiento.
o El art. 38 in 2 se refiere a los conflictos contencioso administrativos, al
establecer la responsabilidad del estado por un órgano en el ejercicio de
sus funciones.

- La jurisdicción (conocer, juzgar y hacer ejecutar).


18

o En el art. 19 Nº 3 in 5 aparece expresamente consagrada la jurisdicción


al señalar “… todo órgano que ejerza jurisdicción…”
o En segundo lugar, es menester tener presente que el ejercicio de la
función jurisdiccional se radica en los tribunales que establece la ley. En
consecuencia, es la función la que caracteriza al órgano y no el órgano a
la función. Así se desprende del art. 19 Nº 3 in 4 y en el art. 73 in 1.
o El art. 73 se refiere a los momentos de la jurisdicción, diciendo que la
jurisdicción comprende las facultades de conocer, juzgar y resolver.

- Los tribunales.
o La jurisdicción es una atribución de los tribunales establecidos en la ley.
El capítulo VI de la carta fundamental se refiere a los tribunales que
conforman el poder judicial, dentro de los cuales se encuentran los
tribunales ordinarios y especiales.

- Los jueces.
o Nombramiento. A ello se refiere el art. 75, 81, 84 y 85.
o Responsabilidad de los jueces. A ello se refiere el art. 76. A su vez, el
art. 79 otorga a la corte suprema la superintendencia correctiva, de lo
cual arranca la responsabilidad disciplinaria. Los art. 48 C y 49 Nº 1
regulan la responsabilidad política de los ministros de los tribunales
superiores por la causal de notable abandono de deberes.
o Inamovilidad. El art. 77 consagra la inamovilidad de los jueces. Estos se
mantienen en su cargo mientras dure su buen comportamiento,
cesando en sus funciones cuando cumplan 75 años. También cesan en
sus funciones por renuncia, incapacidad legal sobreviniente o por causa
legalmente sentenciada.
o Fuero de los jueces. A ello se refiere el art. 78.
o Prohibiciones. Art. 54 Nº 4, 54 in 2, 80 E, etc.
o Traslados. A ello se refiere el art. 77 in final.

- Ministerio publico.
o El capítulo VI A se refiere a este organismo del estado.

- La competencia. La CPR contiene una serie de preceptos en los cuales se


refiere a la competencia, que no es mas que una esfera o medida dentro de la
cual se ejerce la función jurisdiccional por parte de un tribunal.
o Tribunal pre establecido en la ley (19 Nº 3 in 4). Nadie puede ser
juzgado por comisiones especiales.
o Distribución de la jurisdicción. Esto no es otra cosa que la determinación
su competencia. El art. 74 establece que una ley regulará esto.
o Inexcusabilidad. El art. 73 in 2 establece que un tribunal no puede
abstenerse de actuar si se le ha requerido su intervención en forma
legal y en negocios de su competencia.
o Actos de órganos del estado. Los tribunales, como órganos del estado,
deben actuar dentro de su competencia. La sanción es la nulidad
procesal, la que se hará valer por medio del incidente de nulidad
procesal o por medio de la casación.
o El detenido por delito flagrante debe ser puesto a disposición del juez
competente (19 Nº 7).
o El recurso de amparo debe ser conocido por la magistratura que señale
la ley.
19

- Contiendas de competencia.
o El senado es el encargado de resolver las contiendas de competencia
entre las autoridades administrativas y políticas y los tribunales
superiores (43 Nº 3).
o El tribunal constitucional se encarga de resolver estas contiendas entre
las autoridades administrativas y políticas y los tribunales inferiores.

Normas de derecho procesal funcional contenidas en la constitución.

- La acción. La constitución no ha contemplado expresamente la acción. Sin


embargo, puede encontrarse en diversas disposiciones. A saber.
o En el derecho de petición (19 Nº 14). En este respecto, la acción puede
ser concebida como una emanación del derecho de petición.
o En la igual protección de la ley en el ejercicio de los derechos. Esto es
posible por medio de la acción.
o En el art. 82 se contempla la acción publica para requerir al tribunal
constitucional sobre ciertas materias.

- El proceso.
o Art. 19 Nº 3.
o Art. 73.

- El procedimiento.
o Art. 19 Nº 3 in 5. Corresponderá al legislador establecer siempre las
garantías de un procedimiento y una investigación racionales y justos.

- Garantía de la defensa jurídica.


o Art. 19 Nº 3 in 2 y 3.

- Garantías dentro del proceso penal.


o No se puede presumir de derecho la responsabilidad penal.
o Principio de legalidad penal (19 Nº 3 in 7 y 8).
o La privación o restricción de la libertad solo puede efectuarse en los
casos y formas establecidos en la ley (19 Nº 7 letra C).

- Cosa juzgada.
o La excepción de cosa juzgada se contempla en el art. 73, en cuanto se
prohíbe al presidente de la republica y al congreso hacer revivir
procesos fenecidos.
o La acción de cosa juzgada esta contemplada en el art. 73 in 1, al
señalar la etapa jurisdiccional de hacer ejecutar lo juzgado.

- Acciones especiales contempladas en la CPR.


o Protección general.
o Amparo.
o Etc.
20

B. Código orgánico de tribunales.

C. Código de Procedimiento civil.

D. Código Procesal Penal.

La ley procesal en el tiempo.

Una ley se aplica a los hechos ya consumados durante el tiempo que ha estado en
vigor. Sin embargo, hay hechos que no son instantáneos. Hay actos sucesivos cuyo
desenvolvimiento demora un largo tiempo. Es en este caso en donde debe
determinarse la aplicación de las leyes nuevas o antigua que rigen la materia.

En nuestro derecho, la regla general es la irretroactividad de la ley. Sin embargo, hay


situaciones que plantean problemas. Es por ello que debe analizarse la cuestión desde
un doble punto de vista: el estado en que se encuentra un juicio al momento de
dictarse una ley y la naturaleza jurídica de las leyes procesales.

1. El estado en que se encuentra un juicio al momento de dictarse una ley. El juicio


puede encontrarse en 3 estados al dictarse una ley. A saber.

- El proceso se encuentra terminado al momento de dictarse una nueva ley. Los


procesos terminados son inamovibles y no pueden ser afectados por la
dictación de una nueva ley (73 CPR y 9 CC).
- El proceso no se ha iniciado. Las leyes procesales rigen in actum. Así, la nueva
ley tiene efectos inmediatos y todo es regulado por ella.
- El proceso se encuentra en tramitación pendiente de resolución. Como principio
general, en este caso, todo lo que se realizó bajo la vigencia de la antigua ley
se mantiene firme. Los actos con posterioridad a su dictación se ajustarán a
ella, salvo que sean incompatibles absolutamente con lo que establecía la
antigua o con los efectos de los actos realizados bajo ella. Sin embargo, el
legislador generalmente soluciona estos problemas a través de las
disposiciones transitorias de las leyes.
En el proceso penal rige el principio pro reo.

2. La naturaleza jurídica de las leyes procesales. Hay que distinguir.

- Las leyes de organización. Por ser de orden publico, rigen in actum.


- Leyes de competencia absoluta. Ídem.
- Leyes de competencia relativa. En materia contencioso civil, por ser normas de
orden privado, es necesario respetar el acuerdo previo. Si no existe acuerdo,
rigen in actum.
- Leyes de procedimiento. Las actuaciones realizadas bajo la antigua ley deben
respetarse, rigiéndose las posteriores por la nueva ley.

Legislación positiva chilena acerca de la aplicación de la ley procesal en el tiempo.

La ley de efecto retroactivo de las leyes contiene, en sus art. 22, 23 y 24 las
disposiciones que regulan el conflicto temporal de las leyes.
21

El art. 22 establece el efecto inmediato de las leyes de procedimiento. El art. 24


ratifica lo anterior al señalar que las leyes concernientes a la substanciación y
ritualidad de los juicios prevalecen sobre las anteriores desde el momento en que
deban empezar a regir.

Los art. 23 y 24 se refieren a situaciones especiales. A saber.

- Los plazos. Si los plazos han comenzado a correr a la fecha de vigencia de la


nueva ley, se rigen por la antigua. De lo contrario, se rigen por la nueva.
- Recursos. No se refiere expresamente a ellos, pero pueden entenderse como
“actuaciones” de las que señala el art. 24. Las actuaciones y diligencias que ya
estuvieren iniciadas se regirán por la ley vigente al tiempo de su iniciación.
- Actuaciones y diligencias en general. Ídem.
- Prueba. Se debe distinguir si el medio de prueba es solo un medio de prueba o
si es el fundamento mismo de la pretensión. Es el fundamento mismo cuando,
por ejemplo, cuando el medio de prueba constituye así mismo solemnidad del
acto o contrato como la escritura publica en la compra de inmuebles. En tal
caso rige la ley antigua, esto es, la vigente al tiempo del contrato.

La ley procesal en el espacio.

Una ley es territorial cuando se aplica dentro de los limites geográficos de un territorio,
a todos los que habitan en él. Por la globalización y por la interacción de los estados
entre si, este principio de la territorialidad debe atenuarse.

Los principios doctrinarios que rigen el estudio de la territorialidad de la ley procesal


son los siguientes.

- La ley procesal solo se aplica dentro del territorio que la expide.


- La competencia, las formas de procedimiento, la carga de la prueba, los
deberes y derechos de las partes, se rigen por la ley del lugar del proceso.
- Los medios de prueba de las obligaciones se rigen por la ley del lugar en donde
el acto se realizó (locus regit actum), siempre que no se trate de un acto
procesal.
- La validez de los actos procesales realizados en el extranjero, se determina por
la ley del lugar en donde se verificaron, pero si deben producir efectos en un
tribunal nacional, se rige por la ley procesal del país en que ha de tener efecto.
- Las naciones mismas y los extranjeros están potencialmente sometidos a la
jurisdicción de los tribunales del estado donde vivan.
- Son nulos los pactos que pretendan someter a las partes a un tribunal
extranjero.
- Los tribunales nacionales, mediante el exequátur, reconocen eficacia a las
sentencias extranjeras para ser aplicadas en el territorio nacional.
- En ciertos casos la aplicación de la ley es extraterritorial, principalmente para
la defensa de la soberanía.

Interpretación de la ley procesal.


22

Interpretar es fijar el verdadero sentido y alcance de la ley. Respecto a la


interpretación de la ley procesal, hay que tener presentes las reglas de los art. 19 y ss.
del CC.
Si bien no hay normas especiales de interpretación de la ley procesal, las normas de
este derecho están influidas por características peculiares que informan el debido
proceso que deben tenerse en cuenta al momento de interpretar la ley procesal.
Algunos elementos generales que deben considerarse son los siguientes.

- Las normas de derecho procesal son normas de convivencia y deben


interpretarse lo mas libremente posible, de manera que no sean un obstáculo
que no frustre el derecho material.
- Como reguladoras de una actividad del estado son mas susceptibles a los
cambios políticos, por lo que el elemento histórico es importante.
- Como el derecho procesal es una unidad, la interpretación debe hacerse
siempre respetando este principio unitario.
- La analogía debe utilizarse de la forma mas amplia.

La jurisdicción.

Según CALAMANDREI, el derecho procesal se basa en el estudio de 3 conceptos


fundamentales: la jurisdicción, la acción y el proceso.

Jurisdicción se define como “la actividad que se realiza por el juez, como un tercero
imparcial, para los efectos de dirimir a través del proceso, el conflicto que las partes
han sometido a su decisión”.

La acción, por su parte, se define como “el derecho que se reconoce a los sujetos para
los efectos de poner en movimiento la actividad jurisdiccional en orden a que se
resuelva a través del proceso el conflicto que se ha sometido a su decisión”.

El proceso, a su vez, se define como “el medio que el sujeto activo tiene para obtener
la declaración jurisdiccional acerca de la pretensión que ha hecho valer mediante el
ejercicio de la acción, donde el derecho pasivo tiene el derecho a defenderse, y el
tribunal la obligación de dictar sentencia conforme a lo alegado y probado.

La palabra jurisdicción viene del latín iurisdictio-nis, que significa acción de decir o de
indicar el derecho.

La palabra jurisdicción puede ser entendida de las siguientes formas:

- Como ámbito territorial.


- Como competencia. El legislador muchas veces las confunde.
- Como poder, en el sentido de que se entiende como el conjunto de
atribuciones del cual se encuentran dotados los diferentes órganos del poder
publico. Tratándose de los órganos jurisdiccionales, la sola noción de poder no
permite delimitar el concepto de jurisdicción. En efecto, la jurisdicción no solo
implica poder sino también deber.
23

- Como función. Es una función que debe ser ejercida para resolver los conflictos
de relevancia jurídica que se promueven en el orden temporal. Esta función
jurisdiccional, según el art. 73 de la constitución, se halla radicada en los
tribunales establecidos en la ley. +

La jurisdicción como facultad de administrar justicia.

La función jurisdiccional como la facultad de administrar justicia, obedece a un resabio


histórico.

Durante mucho tiempo se concibió la facultad jurisdiccional como una parte de la


administración del estado, y por tanto, regida por el derecho administrativo. Por
consiguiente, la facultad judicial se ejercía a través de una función administrativa.
Respecto a esta concepción, todavía existen resabios en nuestro COT, utilizándose la
palabra administración de justicia, como sinónimo de poder judicial.

Definiciones doctrinarias de la palabra jurisdicción.

1. Definiciones extranjeras.

- Teoría organicista. Son jurisdiccionales todos los actos emanados del poder
judicial. Esta doctrina se encuentra actualmente superada y no puede ser
aceptada en atención a las siguientes razones.
o No todos los actos que emana del poder judicial son jurisdiccionales, lo
que se desprende de los art. 1, 2 y 3 del COT.
o La simplicidad de esta teoría hace imposible distinguir entre actos
jurisdiccionales de los administrativos y legislativos.
- Concepto de Chiovenda. La jurisdicción es “la función del estado que consiste
en la actuación de la ley mediante la sustitución de la actividad de los órganos
a la actividad ajena, ya sea afirmando la existencia de una voluntad de ley, ya
poniéndola posteriormente en práctica”. Son elementos de esta definición los
siguientes.
o La función publica de la jurisdicción.
o El objeto de la jurisdicción es la actuación de la voluntad de la ley al
caso concreto.
o Hay una sustitución de la voluntad de las partes en conflicto por la
actividad publica del juez.
o Esta sustitución se hace en dos planos: intelectiva y material.
- Enrico Redenti. La jurisdicción “es la función judicial que tiene por objeto la
aplicación de sanciones”.
- Carnelutti. “Es la actividad desarrollada para obtener la justa composición de la
litis”. Son elementos de esta definición los siguientes.
o La función publica de la jurisdicción.
o Requiere ser ejercida en el proceso.
o Importa una garantía de la norma jurídica.
o Es la función del estado destinada a garantizar la observancia práctica
del derecho.
- Guasp. “Es la función específica estatal por la cual el poder publico satisface
pretensiones”. Son elementos de esta definición los siguientes.
o Es una función especifica estatal.
24

o Es una función que atiende a la satisfacción de pretensiones.


- Couture. “Es la función publica, realizada por los órganos competentes del
estado, con las formas requeridas en la ley, en virtud de la cual, por acto de
juicio, se determina el derecho de las partes, con el objeto de dirimir sus
conflictos o controversias de relevancia jurídica. mediante decisiones con
autoridad de cosa juzgada, eventualmente factibles de ejecución”. Son
elementos de esta definición los siguientes.
o La jurisdicción es una función, que importa tanto facultades como
deberes.
o Es realizada por los órganos competentes.
o Se cumple mediante el adecuado proceso.
o Asegura la vigencia del proceso.
o Su cometido inmediato es decidir conflictos y controversias de
relevancia jurídica.
o La decisión del conflicto se logra mediante una sentencia pasada en
autoridad de cosa juzgada.
o La sentencia que se dicta es eventualmente factible de ejecución por
parte del triunfador.

2. Definiciones nacionales.

Hay una definición del profesor Maturana que se podría decir que es la mas aceptada.
La vamos a señalar y luego analizar por partes.

Se define entonces como “el poder deber del Estado, radicado exclusivamente
en los tribunales establecidos en la ley, para que estos, dentro de sus
atribuciones y como órganos imparciales, por medio de un debido proceso,
iniciado generalmente a requerimiento de parte y a desarrollarse según las
normas de un racional y justo procedimiento, resuelven con eficacia de cosa
juzgada y eventual posibilidad de ejecución, los conflictos de intereses de
relevancia jurídica que se promueven en el orden temporal y dentro del
territorio de la republica”.

a. La jurisdicción es un poder deber del estado. El art. 73 de la CPR dice que


corresponde el ejercicio de la función jurisdiccional exclusivamente a los tribunales
establecidos en la ley (poder), y continua diciendo, que reclamada su intervención en
forma legal y en negocios de su competencia, no podrán excusarse de ejercer su
autoridad, ni aun por falta de ley que resuelva lo sometido a su decisión (deber).

El incumplimiento del deber de jurisdicción puede acarrear diversas especies de


responsabilidad como las siguientes.

- Delito de denegación de justicia. Se trata de responsabilidad penal (76 CPR).


Esta disposición no es aplicable a los ministros de la Corte Suprema. El código
penal también tipifica como delito las conductas que importen una negativa o
retardo en la administración de justicia.
- Responsabilidad política por notable abandono de deberes.
- Responsabilidad disciplinaria (art. 76 CPR).
25

b. El ejercicio de la función jurisdiccional se radica exclusivamente en los tribunales


establecidos en la ley. Nadie puede ser juzgado por comisiones especiales (19 Nº 3 y
art. 2 del CPP).
No hay dudas de que los órganos encargados de ejercer la función jurisdiccional son
los tribunales establecidos en la ley, formen o no parte del poder judicial.
c. Los tribunales deben ejercer su función jurisdiccional actuando dentro de su
competencia.
Un tribunal, por el hecho de ser tal, tiene jurisdicción, pero no necesariamente
competencia. La competencia es la esfera, grado o medida que posee cada tribunal
para el ejercicio de la función jurisdiccional. Los art. 108 y ss. del COT establecen las
reglas de la competencia de los tribunales, acatando un mandato constitucional
contenido en el art. 74.

d. Los jueces, que son los que actúan en representación del órgano jurisdiccional para
la sanción del conflicto deben ser imparciales.
El ejercicio de la función jurisdiccional se delega en un juez, quien como requisito
esencial se exige que sea imparcial, es decir, debe ser una persona distinta de las
partes en conflicto y no debe poseer ninguna vinculación con éstas que le motive un
designio a favor o en contra de las partes.
Cuando concurra una causal que le reste imparcialidad, se dice que este no posee la
competencia de carácter subjetiva. En efecto, el art. 195 del COT señala que los jueces
pueden perder su competencia para conocer de determinados negocios por implicancia
o recusación declaradas, en caso necesario, en virtud de causas legales.

e. La jurisdicción debe ser ejercida dentro de un debido proceso legal. El art. 19 Nº 3


señala que toda sentencia de un órgano que ejerza jurisdicción debe fundarse en un
proceso previo legalmente tramitado. Así, la resolución es nula si no existe una
tramitación anterior a ella.

f. El ejercicio de la jurisdicción y el inicio del proceso suponen generalmente el


requerimiento de parte. El ejercicio de la jurisdicción en el ámbito civil es eventual. De
esta forma, el ejercicio de la jurisdicción es supletorio, cuando no hubieren servido los
métodos auto compositivos establecidos.
De esta forma, podemos decir que en materia civil, rige el principio dispositivo, es
decir, el proceso debe comenzar a instancia de parte. Es así como el art. 10 del COT
señala que los tribunales pueden proceder solo a petición de parte, salvo cuando la ley
los autorice a actuar de oficio.
El medio que tiene la parte para poder poner a funcionar el aparato jurisdiccional es la
acción.
En materia penal, rige el principio acusatorio, en el cual el juez solo puede actuar a
petición de parte (que será el ministerio publico). No puede dar comienzo de oficio a
una investigación.
En el antiguo proceso penal regía el principio inquisitivo, por lo que el juez debía
proceder de oficio cuando conociera de algún delito.

g. La sentencia que se dicte en un proceso requiere que éste se haya desarrollado


según las normas de un racional y justo procedimiento. Así lo dispone el art. 19 Nº 3 in
5.
Una de las principales manifestaciones del racional y justo procedimiento dice relación
con la fundamentación que debe tener la sentencia que resuelve el conflicto.
26

h. La jurisdicción tiene por objeto resolver los conflictos de relevancia jurídica, con
eficacia de cosa juzgada y eventual posibilidad de ejecución.
El conflicto externo de relevancia jurídica que debe ser compuesto para la mantención
de la paz social se denomina litigio. Este se caracteriza por la existencia de una
pretensión de uno de los interesados y la resistencia de otro a satisfacerla.
La misión que tiene la jurisdicción respecto de los litigios, es su resolución, lo que se
obtiene con una sentencia definitiva pasada en autoridad de cosa juzgada.
Esta sentencia es susceptible de una eventual posibilidad de ejecución a través de la
acción de cosa juzgada. Se dice que la ejecución es eventual ya que no todas las
resoluciones judiciales son susceptibles de ejecución, como es el caso de las sentencias
declarativas o constitutivas.
Las sentencias de condena, que son las que requieren ejecución, no siempre requieren
de un procedimiento compulsivo posterior para satisfacerlas, ya que en algunos casos
el deudor cumple voluntariamente la pretensión o porque no es posible pedir el
cumplimiento por la vía del apremio, como son las sentencias condenatorias contra el
fisco, las cuales se cumplen por decreto.

i. La jurisdicción tiene por objeto resolver los conflictos de relevancia jurídica que se
promueven en el orden temporal. Esto hace referencia a que la jurisdicción se ejerce
solamente sobre lo no secular o espiritual, que puedan corresponder a los tribunales
eclesiásticos.

j. La jurisdicción tiene por objeto resolver los conflictos de relevancia jurídica que se
promuevan dentro del territorio de la republica. La jurisdicción reconoce como limite a
su ejercicio el territorio de la republica. Así lo señala el art. 5 del COT.
En este respecto hay que tener presente lo que señala el art. 1462 del CC, que dice
que la promesa de someterse en Chile a una jurisdicción no reconocida por las leyes
chilenas, es nula por vicio de objeto ilícito.
Sin embargo, existen excepciones en las que los tribunales son competentes para
conocer de asuntos promovidos fuera de la republica, o no lo son para conocer de los
acaecidos dentro de ella. Estos casos son los siguientes.

- Crímenes y simples delitos cometidos fuera del territorio a que se refiere el art.
6 del COT (delitos de funcionarios chilenos en el exterior, crímenes contra la
seguridad del estado, etc).
- Respecto de asuntos que se hayan promovido en Chile respecto de los cuales
nuestros tribunales no ejercen la función jurisdiccional. Son los casos de
inmunidades de jurisdicción que están reguladas en tratados internacionales.
- También es posible de acuerdo a nuestra legislación, someterse válidamente a
la jurisdicción y competencia de los tribunales o de un arbitro en Chile. Así lo
establece el art. 318 del código de Bustamante.

Características de la jurisdicción.

 La jurisdicción tiene un origen constitucional. Esta contemplada expresamente


en el art. 73 de la CPR. Respecto a esto, es preciso tener en cuenta que el
nuevo proceso penal separó las funciones de investigación y juzgamiento.
 Es una función publica.
 La jurisdicción es un concepto unitario. La jurisdicción es una, cualquiera sea el
tribunal que la ejercite y el proceso que se valga para ello. La jurisdicción es
27

una sola, y como tal, no admite clasificaciones. Por el solo hecho de dividirse,
ésta se restringe y se especifica en el concepto de competencia.
 El ejercicio de la jurisdicción es eventual. En materia penal, esta característica
es mas discutible.
 Su ejercicio corresponde exclusivamente a los tribunales establecidos por ley.
 Es indelegable. El juez no puede delegar o conceder la función jurisdiccional a
otro órgano. Si ha delegado, los actos cometidos por el delegado, son nulos. Así
lo establece el art. art. 35 del CPP.
Así mismo, el juez delegante esta sometido a sanciones políticas, ministeriales y
penales.
Los jueces, eso si, están autorizados a delegar parcialmente su competencia a
través de exhortos a otro juez.
 La jurisdicción es improrrogable. Si esta permitida la prorroga de la
competencia.
 La parte de la jurisdicción que corresponde a cada juez, es su competencia.
 Debe ser ejercida a través del debido proceso.
 Se ejerce para resolver asuntos del orden temporal.
 Reconoce como límite el territorio del estado.
 La jurisdicción resuelve conflictos a través de sentencias que tienen eficacia de
cosa juzgada y eventual posibilidad de ejecución.

Los momentos jurisdiccionales.

Los momentos jurisdiccionales dicen relación con las diversas fases o etapas que se
contemplan para el desarrollo de dicha función, los que en definitiva, corresponden a
las etapas que se deben contemplar dentro de un debido proceso, al ser éste el único
medio a través del cual la jurisdicción puede válidamente ejercerse.
Los momentos jurisdiccionales son los siguientes:
- Conocimiento.
- Juzgamiento.
- Ejecución de los juzgado.

Los 3 momentos se encuentran consagrados en el art. 73 de la CPR y en el 1 del COT.

La fase de conocimiento. Comprende conocer las pretensiones de parte del actor y de


las alegaciones, excepciones y defensas, que frente a las pretensiones puede hacer
valer el demandado, y la realización de la actividad probatoria para acreditar los
hechos en los cuales ellas se sustentan.
En el procedimiento civil, esta etapa esta conformada por la demanda y por la
contestación de la demanda. En el proceso penal se encuentra conformada por la
acusación del fiscal o del querellante y la contestación por parte del acusado.

Además, la fase de conocimiento se proyecta esencialmente a saber los hechos por


medio de las pruebas que suministren las partes o por la propia iniciativa del juez.

La fase de juzgamiento. Es la mas relevante y caracteriza la función del juez. Implica


reflexión, estudio y análisis del material de hecho y de derecho necesario para adoptar
una decisión. Este análisis se exterioriza en la sentencia, que es la manifestación del
voluntad del juez.
En nuestro derecho, la labor de raciocinio y análisis de la situación fáctica y jurídica se
hace en las consideraciones de hecho y de derecho de la sentencia.
28

La fase de ejecución. En esta etapa, la reflexión cede el paso al obrar. Su existencia


esta subordinada a la naturaleza de la sentencia, en cuanto funciona si esta es de
condena y normalmente requiere coerción o auxilio de la fuerza publica.

Como el órgano jurisdiccional carece de fuerza propia, ha de recurrir al órgano


administrativo correspondiente para que le suministre la suya. En consecuencia con
esto, el art. 73 de la CPR habilita a los tribunales ordinarios para impartir ordenes
directas a la fuerza publica para hacer ejecutar sus resoluciones, sin que la autoridad
requerida pueda diferir el mandato judicial, ni calificar su fundamento, oportunidad,
justicia y legalidad.

Los limites de la jurisdicción.

Se definen como “los diversos factores que delimitan el ejercicio de la función


jurisdiccional”.

Los limites se pueden clasificar de la manera que sigue.

- En atención al tiempo. En general, el ejercicio de la jurisdicción es perpetua. La


excepción la constituyen los árbitros y los tribunales unipersonales de
excepción. En las personas que ejercen la jurisdicción hay un limite de tiempo
para su ejercicio: solo podrán desempeñarla hasta los 75 años.
- En atención al espacio. Se puede hacer una distinción.
o Limite externo. Esta dado por la jurisdicción de otros estados.
o Limite interno. Esta dado por las normas de competencia respecto de
cada tribunal.
- En atención a la materia. Solo debe ejercerse la jurisdicción respecto de la
resolución de asuntos de trascendencia jurídica en el orden temporal.
- En atención a la persona. Solo puede ser ejercida por tribunal establecido en la
ley, no pudiendo el juez delegarla ni las partes modificarla de manera alguna.
- En relación con las atribuciones de otros poderes del estado. Puede verse
desde dos puntos de vista.
o Los tribunales no pueden avocarse el ejercicio de las funciones de otros
poderes del estado.
o Los otros poderes del estado no pueden avocarse al ejercicio de las
funciones encomendadas a los tribunales.
- En relación con el respeto a otros estados. Los tribunales no pueden ejercer
jurisdicción respecto de estados extranjeros, mandatarios, diplomáticos,
organismos internacionales y en general, respecto de toda persona que goza
de inmunidad de jurisdicción.

Inmunidad de jurisdicción.

Se define conceptualmente de la siguiente forma. “Se refiere a los casos en que no es


posible que se ejerza por nuestros tribunales el ejercicio de la función jurisdiccional
respecto de determinadas personas”.
29

 Los estados extranjeros. No pueden ser juzgados como sujetos de derechos por
nuestros tribunales, de acuerdo con las normas consuetudinarias de derecho
internacional y al principio de la igualdad soberana de los diversos estados (art.
333 y 334 del código de Bustamante).
 Los jefes de estado extranjeros (333 y 334 del CB).
 Los agentes diplomáticos (art. 31 de la convención de Viena).
 Los cónsules (art. 43 de la convención de Viena).
 Misiones especiales y organizaciones internacionales. Los art. 31 y 41 de la
Convención sobre Misiones Consulares regula la inmunidad de jurisdicción.

Los conflictos de jurisdicción.

Los conflictos de jurisdicción se pueden enfocar desde un doble punto de vista:


conflictos de jurisdicción internacional y conflictos de jurisdicción nacional.

- Conflictos de jurisdicción internacional. Nos encontramos frente a un conflicto


de este tipo cuando se discute de los limites de los poderes que puede tener un
tribunal chileno frente a un tribunal extranjero o viceversa, para los efectos de
conocer y resolver un determinado conflicto. Para la solución de este tipo de
conflictos, se usan las normas de los tratados internacionales y del CB.
- Conflictos de jurisdicción nacional. Este tipo de conflictos se da cuando entre
los tribunales ordinarios o especiales se atribuyen una función que se sostiene
pertenecer a otro poder del estado. Los órganos encargados de resolver estos
conflictos son:
o El senado. Si el conflicto se refiere a las autoridades políticas o
administrativas y los tribunales de justicia.
o El tribunal constitucional. Si el conflicto se refiere a las autoridades
administrativas o políticas y los tribunales inferiores. Antes conocía de
estos conflictos la corte suprema.

Es importante no confundir el concepto de conflicto de jurisdicción con el concepto de


conflicto de competencia. Este ultimo se refiere al caso en que dos o mas tribunales
ordinarios o especiales se atribuyen competencia para conocer y resolver de
determinado asunto. Estos conflictos de competencia los resuelve el tribunal superior
inmediato.

Los equivalente jurisdiccionales.

Se definen como “todo acto que por haber emanado de la jurisdicción de nuestros
tribunales equivale a los efectos que produce una sentencia para los efectos de la
solución del conflicto”. Son los siguientes.
30

 La transacción. El art. 2460 del CC dice que la transacción produce el efecto de


cosa juzgada en ultima instancia. Para hacerla valer como acción, solo servirá la
que se contenga en escritura publica, puesto que no aparece señalada la
transacción como un titulo ejecutivo en el art. 434 del CPC.
 La conciliación. El acta de conciliación se estima como sentencia ejecutoriada
para todos los efectos legales. En consecuencia, produce efecto de cosa juzgada
y es titulo ejecutivo perfecto.
 El avenimiento. El acta de avenimiento pasada ante tribunal competente
produce el termino del proceso y efecto de cosa juzgada.
 La sentencia extranjera. No tiene efecto en Chile mientras no se haya otorgado
respecto de ella un exequátur por parte de la corte suprema.
 La sentencia eclesiástica. No tiene valor de equivalente jurisdiccional en Chile.

La jurisdicción, legislación y administración.

Para efectos de diferenciar estas 3 funciones, será necesario hacer un paralelo,


primero entre la función legislativa y la jurisdiccional y luego entre la función
administrativa y la jurisdiccional.

Paralelo entre la función legislativa y la jurisdiccional.

- La función legislativa (FL) se ejerce mediante una ley. La función jurisdiccional


(FJ), se ejerce a través de la sentencia.
- La FL contiene normas generales. La FJ normas particulares.
- La FL contiene normas de efectos generales. La FJ tiene, de acuerdo al art. 3
del CC, efectos particulares.
- La FL emana normalmente del poder legislativo, mientras que la FJ emana
generalmente de los tribunales.
- La FL se ejerce normalmente luego de una serie de actos, mientras la FJ se
ejerce en un solo acto.
- La FL es derogable, mientras que la FJ es inmutable de acuerdo al art. 9 in 2
del CC y 175 del CPC.
- La FL no tiene una función de jerarquía, mientras que la FJ si la tiene.
- La FL crea la norma jurídica, mientras que la FJ la aplica.
- La FL crea normas abstractas, y la FJ las aplica al caso concreto.

Paralelo entre la función administrativa (FA) y la FJ.

- La FA debe emanar de un procedimiento. La FJ debe emanar del debido


proceso.
- La FA es reclamable ante el órgano jurisdiccional. La FJ no es susceptible de
revisión por parte de la administración.
- La FA esta sujeta a un control administrativo y a uno jurisdiccional a través de
recursos de amparo, protección y contencioso administrativo. El control de la
FJ opera dentro del poder judicial a través de los recursos.
31

- La FA es mutable, en cambio la FJ es inmutable producto del efecto de cosa


juzgada que posee.
- La FA hace cumplir sus actos. La FJ, para hacer cumplir sus actos, debe
recurrir a la autoridad administrativa.
- La FA esta sujeta a una legalidad rígida en sentido orgánico y funcional. En
cambio en la FJ, la legalidad no es tan estricta en el sentido funcional.
- La FA, para su validez, no requiere por regla general la motivación, salvo que
la ley lo exija. En cambio, respecto a la FJ, las sentencias deben ser fundadas.
- La FA es interesada y parcial. La FJ es desinteresada e imparcial en la emisión
del acto.
- La finalidad de la FA es satisfacer necesidades publicas, mientras que la
finalidad de la FJ es la resolución de conflictos.

Lo contencioso administrativo.

Se define como “aquellos conflictos que se generan entre un particular y la


administración, en cuanto ella actúa realizando actos de poder y no meramente de
carácter patrimonial regido por las normas de carácter general”.

Entonces, al conflicto entre un particular y la administración, debe aplicársele para su


resolución las normas de derecho publico.

Se discute que mecanismos de solución para este tipo de conflictos se debe aplicar. La
doctrina ha establecido los siguientes 3 mecanismos:

- Los órganos encargados de solucionar el conflicto son aquellos de la propia


administración.
- Deben ser resueltos por los tribunales ordinarios en virtud del principio de
plenitud o unidad jurisdiccional.
- Se debe crear un órgano independiente de la administración y del poder
judicial para resolverlos, denominándose tribunales contencioso
administrativos.

En la constitución del 25 se establecen estos tribunales, pero nunca llegan a crearse.


En la constitución del 80 pasó lo mismo. Finalmente, con las reformas de 1989 se
elimina esa referencia de la constitución, por lo que este tipo de conflictos los conocen
los tribunales ordinarios de justicia.

Los actos judiciales no contenciosos.

El art. 2 del COT señala que corresponde a los tribunales intervenir en todos aquellos
actos no contenciosos en que una ley expresa requiera su intervención.
El art. 45 Nº 2 C del cot dice que le corresponde a los jueces de letras de primera
instancia pronunciarse respecto de este tipo de asunto.
Los art. 817 y ss se encargan de establecer sus respectivos procedimientos.

Acepciones y naturaleza jurídica.


32

Muchas veces se usa el termino jurisdicción voluntaria para referirse a los asuntos no
contenciosos. Sin embargo, se dice que esta expresión no es apropiada ya que en los
asuntos no contenciosos no se ejerce la jurisdicción por no existir conflicto entre partes
y porque no existe verdaderamente una actividad voluntaria, ni de parte de los
interesados ni de parte del tribunal.

Tampoco esta exenta de criticas la expresión jurisdicción no contenciosa, porque no


cabe hablar de ejercicio de la función jurisdiccional donde no existe conflicto.

Por eso se ha dicho que los actos judiciales no contenciosos no importan mas que el
ejercicio de una función administrativa.

El art. 817 los define como “aquellos que según la ley requieren intervención del juez y
en que no se promueve contienda alguna entre partes”.

La doctrina, por su parte, los define como “aquella actividad del estado, radicada en los
tribunales en virtud de expresa disposición de la ley, siempre que no surja conflicto por
oposición de legitimo contradictor, para que estos emitan un dictamen a petición de un
interesado para cumplir con los diversos fines perseguidos por su establecimiento”.

Clasificación.

 Actos no contenciosos destinados a proteger a un incapaz, como la designación


de tutores y curadores.
 Actos destinados a declarar solemnemente ciertos hechos o actos, como la
declaración de goce de censo.
 Actos destinados a autentificar ciertos actos o situaciones jurídicas, como la
facción de inventario solemne y la tasación.
 Actos destinados a cumplir una finalidad probatoria, como la información de
perpetua memoria.
 Actos destinados a evitar fraudes, como la insinuación de las donaciones.

Características.

- No se promueve conflicto alguno entre partes.


- Si se presenta oposición por legitimo contradictor, el negocio se hace
contencioso y se sujetará a los tramites del juicio que corresponda.
- No se considera el fuero personal de los interesados para establecer la
competencia del tribunal.
- Su conocimiento corresponde a los jueces de letras de primera instancia.
- No procede la prorroga de la competencia.
- Debe aplicarse, en cuanto a su tramitación, el procedimiento especial que
establecen los art. 817 y ss.
- Se aplica en cierta medida el procedimiento inquisitivo. El art. 820 señala que
se decretarán de oficio las diligencias informativas que estimen convenientes.
- Las pruebas que se presenten se valoran de acuerdo a las reglas de la sana
crítica.
- La sentencia definitiva debe reunir las especificaciones del art. 826 del CPC y
proceden los recursos de apelación y casación por aplicación de las normas
generales.
33

- Las sentencias definitivas no producen cosa juzgada, pero si el desasimiento


del tribunal para que se modifique su resolución. Sin embargo, las sentencias
positivas pueden modificarse si cambian las circunstancias, si no se ha dado
inicio a su ejecución. Para las negativas es la misma regla pero se pueden
cambiar siempre, es decir, aunque se haya dado inicio a la ejecución.

Las atribuciones o facultades conexas.

Se definen como “atribuciones vinculadas con el ejercicio de la función jurisdiccional


que se radican en los tribunales, por mandato de la CPR o de la ley”.

El art. 3 del COT señala que los tribunales tienen, además, las facultades
conservadoras, disciplinarias y económicas que a cada uno de ellos se asigna en los
respectivos títulos de este código.

Las facultades conservadoras. “Son aquellas conferidas a los tribunales para velar por
el respeto de la Constitución en el ejercicio de la función legislativa y por la protección
y amparo de las garantías y derechos que se contemplan en la constitución”.

Dentro de estas facultades, le corresponde a los tribunales el conocimiento del recurso


de protección, el amparo ante el juez de garantía, la reclamación por desconocimiento
de la nacionalidad, el derecho al acceso a los tribunales, la determinación del privilegio
de pobreza y la regulación de los abogados y procuradores de turno.

Las facultades disciplinarias. “Son aquellas conferidas a los tribunales para velar por la
mantención y el resguardo del correcto y normal funcionamiento de la actividad
jurisdiccional, pudiendo al efecto reprimir las faltas o abusos en que incurrieren los
diversos funcionarios como los particulares que intervinieren o asistieren a los
tribunales”.

Dentro de estas facultades se cuentan las facultades que las leyes dan a los tribunales
para que puedan actuar de oficio respecto de determinados temas, la aplicación de
medidas disciplinarias a petición de parte, sanciones a abogados, y otro medios
indirectos como las visitas y el hecho de que el relator debe dar cuenta de las faltas o
abusos que notare antes de comenzar la relación ante los tribunales colegiados.

Facultades económicas. “Son aquellas conferidas a los tribunales para velar por el
mejor ejercicio de la función jurisdiccional ya para dictar las normas e instrucciones
destinadas a permitir cumplir con la obligación de otorgar una pronta y cumplida
administración de justicia en todo el territorio de la republica.

Las manifestaciones de la facultad económica de los tribunales de justicia son las


siguientes.

- Discurso del presidente de la corte suprema.


- Intervención en el nombramiento de jueces.
- Escalafón.
- Confección de listas.
34

- Instalación de jueces.
- Traslados y permutas.
- Autos acordados internos y externos.

LA COMPETENCIA.

Se define legalmente como “la facultad que tiene cada juez o tribunal para conocer de
los negocios que la ley ha colocado dentro de la esfera de sus atribuciones (108)”.

La jurisdicción es la facultad de conocer, juzgar y resolver las causas civiles y


criminales, mientras que la competencia es la esfera fijada por el legislador para que la
jurisdicción se ejerza.

La definición de competencia del legislador adolece de un defecto formal al señalarnos


que la competencia es la facultad de conocer los negocios, puesto que ella no es mas
que la esfera, grado o medida fijada por el legislador para el ejercicio de la jurisdicción.

Por ello, doctrinariamente la competencia se define como “la esfera, grado o medida
establecida por el legislador para que cada tribunal ejerza jurisdicción”.

Clasificación.

1. En cuanto a la determinación del tribunal competente.

Desde este punto de vista, la competencia se puede clasificar en absoluta o relativa.

La competencia absoluta se define como “aquella que persigue determinar la jerarquía


del tribunal, dentro de la estructura jerárquica piramidal de ellos, que es competente
para conocer de un asunto específico”.

Los elementos de la competencia absoluta son la cuantía, la materia y el fuero o


persona.
Transitoriamente, en materia penal, podríamos añadir como elemento de competencia
absoluta el tiempo.

La competencia relativa se define como “aquella que determina cual tribunal dentro de
una misma jerarquía es competente para conocer de un asunto específico”. El único
elemento establecido por el legislador para determinar la competencia relativa es el
territorio.

Entre las competencias absolutas y relativas hay una serie de diferencias que hacen
necesario un paralelo.

- En cuanto a sus elementos, difieren, según lo recién visto.


35

- La CA determina la jerarquía del tribunal, mientras que la CR determina cual


tribunal dentro de la jerarquía es competente para conocer del asunto
específico.
- La CA esta regida por normas de orden publico que son irrenunciables. La CR,
en primera instancia, en asuntos contenciosos civiles y entre tribunales
ordinarios de igual jerarquía, es de orden privado y renunciable por medio de
la prorroga.
- La incompetencia absoluta puede y debe ser declarada de oficio o a petición de
parte. La incompetencia relativa solo puede ser declarada por el tribunal a
petición de parte.
- Respecto a la incompetencia absoluta, no existe plazo para alegar la nulidad
procesal (83 CPC). En cambio, la incompetencia relativa debe ser alegada
dentro de un plazo que es de 5 días desde el conocimiento del vicio.

2. En cuanto a la intervención de la voluntad de las partes en la determinación de la


competencia.

Desde este punto de vista, la competencia puede ser clasificada en competencia


natural y prorrogada.

La competencia natural es “aquella que se asigna por la ley a un determinado tribunal


para el conocimiento del asunto”. Se genera por la aplicación lisa y llana de las reglas
de la competencia.

La competencia prorrogada es “aquella que las partes expresa o tácitamente confieren


a un tribunal, que no es el naturalmente competente para el conocimiento de un
asunto, a través de la prórroga de la competencia”.

3. En cuanto al origen de la competencia.

Desde este punto de vista, la competencia se puede clasificar en competencia propia


o delegada.

La competencia propia “es aquella que naturalmente o por voluntad de las partes en
virtud de la prórroga de la competencia corresponde a un tribunal para el conocimiento
de un asunto por aplicación de las reglas de competencia absoluta o relativa”.

La competencia delegada se define como “aquella que posee un tribunal que no conoce
del asunto, para la realización de diligencias específicas, por habérsele delegado para
ese solo efecto el tribunal que posee la competencia propia”.
Es importante recalcar que la competencia delegada solo habilita para realizar
diligencias específicas y de la forma que el delegante lo ordene. Así lo establece el art.
71 in 3 del CPC.

El medio a través del cual se realiza esta delegación se denomina exhorto, y se define
como “las comunicaciones que el tribunal que conoce de una causa dirige a otro
tribunal, nacional o extranjero, para que practique u ordene practicar determinadas
actuaciones judiciales dentro de su territorio jurisdiccional”.
36

4. En cuanto a la extensión de la competencia que poseen los tribunales para el


conocimiento de los procesos.

Desde este punto de vista, la competencia se puede clasificar en común o especial.

La competencia común es “aquella que permite a un tribunal conocer indistintamente


de toda clase de asuntos, sean civiles, contenciosos o no contenciosos o penales”.
En nuestro país, la regla común es ésta, es decir, los tribunales tienen competencia
común. Las cortes siempre tienen competencia común.

La competencia especial “es aquella que faculta a un tribunal ordinario para el


conocimiento de determinadas causas civiles o criminales”.

5. En cuanto al numero de tribunales potencialmente competentes para conocer de un


asunto.

Desde este punto de vista, la competencia se puede clasificar en privativa o


exclusiva y acumulativa.

La competencia privativa es “aquella en que de acuerdo a la ley existe un solo tribunal


competente para conocer del asunto, con exclusión de todo otro tribunal”.

La competencia acumulativa “es aquella en que de acuerdo a las reglas de


competencia que establece la ley, existen dos o mas tribunales potencialmente
competentes para conocer del asunto, pero previendo cualquiera de ellos en el
conocimiento del asunto, cesa la competencia de los demás para conocer del asunto
por el solo ministerio de la ley”.

Así, y a modo de ejemplo, para el conocimiento de una acción inmueble, son


competentes el tribunal donde se contrajo la obligación o el lugar donde se encontrare
la especie reclamada (135 COT).

6. De acuerdo a la instancia en que el tribunal posee competencia para conocer de un


asunto.

La instancia se define como “cada uno de los grados de conocimiento y fallo que
corresponde a un tribunal para la resolución del asunto, pudiendo avocarse al
conocimiento tanto de las cuestiones de hecho y de derecho que configuren el
conflicto”.

El concepto de instancia esta vinculado al concepto de apelación, que es lo que da


origen a la segunda instancia. De acuerdo a ello, la competencia puede clasificarse en
competencia de única instancia, de primera instancia y de segunda instancia.

- Única instancia. Cuando no procede el recurso de apelación en contra de la


sentencia que se debe dictar para su resolución, estamos frente a un juicio de
única instancia. En Chile, la competencia de única instancia es excepcional. En
materia penal, la regla es la inversa, es decir, el procedimiento por regla
general es de única instancia.
37

- De primera instancia. Para el conocimiento de un asunto cuando es procedente


la apelación.
- De segunda instancia. Para el conocimiento de un asunto cuando se encuentra
conociendo del recurso de apelación interpuesto en contra de una resolución
pronunciada por un tribunal de primera instancia.

7. En cuanto a la materia civil respecto de la cual se extiende la competencia.

Desde este punto de vista se puede clasificar en competencia civil contenciosa y en


competencia civil no contenciosa, según se promueva o no conflicto entre partes.

8. En cuanto al destinatario de las reglas de competencia.

Desde este punto de vista, la competencia se puede clasificar en competencia objetiva


y subjetiva.

La competencia objetiva “es aquella que determina el órgano jurisdiccional que debe
conocer el asunto en virtud de las reglas de las reglas de la competencia absoluta y
relativa”.

La competencia subjetiva o funcional, “es aquella que determina la posibilidad de


actuar de la persona misma del juez para la resolución de un asunto, por no ser éste
parte del proceso a resolver o carecer de absoluta independencia para resolver”.

El medio que el legislador ha establecido para velar por la competencia subjetiva son
las implicancias y recusaciones.

Las reglas generales de la competencia.

Las reglas generales de la competencia se definen como “los principios básicos que
establece el legislador respecto de la competencia y que deben aplicarse sin importar
la naturaleza del asunto y la clase o jerarquía del tribunal que debe conocer de él”.

Características.

- Son generales.
- Son complementarias, en cuanto no integran las normas de competencia
absoluta o relativa, pero sirven para determinar las facultades de un tribunal
una vez que aquellas han recibido aplicación.
- Son consecuenciales en cuanto reciben aplicación una vez que se encuentre
determinado el tribunal competente.
- Su infracción no tiene establecida una sanción única, sino que debe
determinarse por cada regla general.

Las reglas generales de la competencia son las siguientes.


38

1. La regla de la radicación o fijeza.


2. La regla del grado jerarquía.
3. La regla de la extensión.
4. La regla de la inexcusabilidad.
5. La regla de la ejecución.

1. La regla de la radicación o fijeza (art. 109). Señala el art. 109: radicado con
arreglo a la ley el conocimiento de un negocio ante tribunal competente, no se alterará
esta competencia por causa sobreviniente.
Esta regla consiste, entonces, en fijar en forma irrevocable la competencia de un
tribunal que ha de conocer de un asunto, cualquiera sean los hechos que acontezcan
con posterioridad modificando los elementos que se tuvieron en cuanta para
determinar la competencia absoluta y relativa.

Este principio es la consagración de otro principio muy importante en el ordenamiento


jurídico: el principio de la seguridad jurídica en materia de competencia.

Los elementos que deben concurrir para que se produzca la radicación de un asunto
ante un tribunal son los siguientes.
- La actividad del tribunal. El tribunal debe haber intervenido en el proceso, ya
sea de oficio o a petición de parte.
- La competencia del tribunal interviniente. El tribunal que interviene debe ser
competente según las reglas de la competencia absoluta y relativa.
- La intervención del tribunal ha de ser hecha con arreglo a derecho.

En materia civil, un asunto se entiende radicado desde la notificación válida de la


demanda, a partir de la cual se entiende constituida la relación jurídica procesal y el
estado de litis pendencia.

En materia penal, la radicación solo puede producirse a partir de la formalización de la


investigación.

La regla de la radicación tiene una serie de excepciones. Estas excepciones consisten


en que no obstante encontrarse fijado el tribunal correspondiente, por un hecho
posterior al proceso debe pasar a otro tribunal para su conocimiento y fallo.
Para que exista realmente una excepción a la regla de la radicación, el cambio que se
produce con posterioridad, debe decir relación con el tribunal y con la persona del juez.
Así, tradicionalmente se ha dicho que hay excepción en los siguientes casos.

 El compromiso.
 La acumulación de autos.
o En materia civil es un incidente especial que tiene por objeto evitar el
pronunciamiento de sentencias contradictorias, manteniendo la
continencia o unidad de la causa.
o En materia penal, es procedente que se acumulen las investigaciones
formalizadas antes diversos jueces de garantía ante uno solo de ellos y
pasen a configurar una sola investigación, conforme a lo previsto en el
159 del COT.
39

o En materia comercial. El art. 70 in 1 de la ley de quiebras dispone la


acumulación material de todos los juicios del fallido que puedan afectar
sus bienes.
 Las visitas. En este caso no hay excepción a la radicación ya que no se sustituye
el tribunal sino solo el juez. Se menciona porque algunos autores lo ponen como
una tercera excepción.

2. La regla del grado o jerarquía. Se encuentra en el art. 110 del COT: una vez
fijada con arreglo a la ley la competencia de un juez inferior para conocer en primera
instancia de un determinado asunto, queda igualmente fijada la del tribunal superior
que debe conocer del mismo asunto en segunda instancia.
Esta regla general de la competencia se relaciona con el concepto de instancia y de
apelación.

Esta regla tiene por objeto determinar el tribunal de alzada que va a conocer en la
segunda instancia.
Esta regla es de orden publico e irrenunciable. De esta forma, no procede la prorroga
de la competencia en la segunda instancia.

Los elementos para que opere la regla del grado o jerarquía son los siguientes.

- Que el asunto se encuentre legalmente radicado ante un juez de primera


instancia.
- Que sea procedente el recurso de apelación en contra de la resolución
pronunciada por el tribunal de primera instancia.

En el proceso penal, esta regla solo recibe aplicación respecto de los jueces de garantía
en las resoluciones que son apelables, y no recibe aplicación respecto de las resolución
de tribunales orales en lo penal, ya que ellas no son apelables.

3. La regla de la extensión. Se encuentra contenida en el art. 111: El tribunal que


es competente para conocer de un asunto lo es igualmente para conocer de todas las
incidencias que en él se promuevan. Es también competente para conocer de las
cuestiones que se susciten por vía de reconvención o de compensación, aunque el
conocimiento de estas cuestiones, atendida su cuantía, hubiere de corresponder a un
juez inferior si se entablaran por separado.

Mosquera define esta regla general de la competencia como “aquella que consiste en
que el tribunal que es competente para conocer de un asunto principal que se
promueve ante el, es también competente para conocer de todo aquello que se vincula
al asunto principal y que lo conduce a la decisión del conflicto”.

La regla de la extensión en materia civil.


40

- El asunto principal. En materia civil corresponde a las pretensiones que el actor


formula en su demanda y las alegaciones, defensas y excepciones que el
demandado formula en su contestación.
- Los incidentes.
- La reconvención.
- La compensación. Desde el punto de vista procesal, la compensación es una
excepción perentoria.
- La ejecución de la sentencia. De acuerdo a los art. 113 y 114 del COT, la
ejecución de las resoluciones puede corresponder a los tribunales que las
hubieren pronunciado en primera o única instancia, sea con competencia
exclusiva si se aplica el procedimiento incidental o como uno de los tribunales
con competencia acumulativa o preventiva si se aplica el procedimiento
ejecutivo.

La regla de la extensión en materia criminal.

- Asunto principal. Al ministerio publico le corresponde la investigación y al


tribunal oral la discusión, prueba y fallo.
- Incidentes. Tanto los jueces de garantía como los de tribunal oral, conocen de
incidentes.
- La acción civil.
o Restitutoria. Debe ser conocida por el juez de tribunal oral si la intenta
la victima contra el imputado.
o Indemnizatoria. Hay competencia acumulativa. Puede conocer el juez
de tribunal oral en lo penal o un juez civil.
o Reparatoria. Sigue las mismas reglas que la indemnizatoria.
- Las cuestiones prejudiciales civiles. La regla general es que corresponde
conocer de estas al juez de garantía. Sin embargo, hay ciertas excepciones que
solo van a poder ser conocidas por el juez civil. A saber.
o Cuestiones sobre validez de matrimonio.
o Las cuestiones sobre cuentas fiscales.
o Las cuestiones sobre el estado civil.
o Los delitos que versen sobre el dominio u otro derecho real constituido
sobre inmuebles (174 COT).

4. Regla de la prevención o inexcusabilidad. Art. 112 COT. Siempre que según la


ley fueren competentes para conocer de un mismo asunto dos o mas tribunales,
ninguno de ellos podrá excusarse del conocimiento bajo el pretexto de haber otros
tribunales que puedan conocer del mismo asunto, pero el que haya prevenido en el
conocimiento, excluye a los demás.

Los elementos que deben concurrir para la aplicación de esta regla son los siguientes.

- Que de acuerdo con las reglas de la competencia existieren dos o mas


tribunales potencialmente competentes, es decir, que exista competencia
acumulativa.
- Que el demandante presente su libelo ante uno de ellos.
- Que uno de los tribunales prevenga en el conocimiento del asunto. En ese
instante cesa la competencia de los otros.
41

5. Regla de la ejecución. Art. 113 COT. La ejecución de las resolución corresponde a


los tribunales que las hubieren pronunciado en primera o única instancia.

Las excepciones que posee esta principio general son las siguientes.

- En el nuevo sistema penal la ejecución de las sentencias penales y de las


medidas de seguridad previstas en la ley, es de competencia del juzgado de
garantía que hubiere intervenido en el respectivo proceso penal. Respecto de la
ejecución de las sentencias dictadas por el juez de garantía, no hay excepción,
ya que es el mismo juez quien las ejecuta.
- En el proceso penal, la ejecución de la parte civil de la sentencia definitiva,
debe ser ejecutada por el tribunal civil que corresponda y no por el tribunal
penal. Así, el único procedimiento aplicable para la ejecución de estas
sentencias civiles va a ser el juicio ejecutivo, ya que no cabe aplicar el
procedimiento incidental porque éste solo es procedente cuando se solicita
ante el tribunal que conoció del asunto en única o primera instancia.
- Los tribunales que conozcan de la revisión de las sentencias firmes o de los
recursos de apelación, de casación o de nulidad contra sentencias definitivas
penales, ejecutarán los fallos que dicten para su substanciación. Podrán
decretar también el pago de las costas adeudadas a los funcionarios que
hubieren intervenido en su tramitación, reservando el de las demás costas para
que sea decretado por el tribunal de primera instancia.
Si bien esta regla es aplicable en lo relativo al cumplimiento de los autos y
decretos, no lo es respecto de otras resoluciones, ya que las sentencias
definitivas o interlocutorias, se puede solicitar su cumplimiento conforme al
procedimiento incidental ante el tribunal que la pronunció en primera o única
instancia, y si se requiere iniciar un nuevo juicio, deberá aplicarse el juicio
ejecutivo, cuya competencia es acumulativa. Así lo establece el art. 114 del
COT.

Las reglas especiales de la competencia.

Para estudiar estas reglas especiales es necesario hacer una distinción entre las reglas
especiales de la competencia relativa y las reglas especiales de la competencia
absoluta.

Regla especiales de la competencia absoluta.

Se definen como “aquellas que determinan la jerarquía del tribunal que es competente
para conocer de un asunto determinado”.

Las características de estas reglas son las siguientes.


42

- Son de orden publico.


- Son irrenunciables.
- No procede la prórroga de la competencia.
- La incompetencia absoluta puede y debe ser declarada de oficio por el tribunal.
- Para alegar la incompetencia absoluta, no existe plazo.

Elementos de la competencia absoluta.

Son elementos de la competencia absoluta la materia, el fuero y la cuantía.


Transitoriamente se podría agregar el tiempo.

1. La cuantía. La cuantía, como elemento de la competencia absoluta ha perdido


importancia ya que los juzgados de menor cuantía ya no existen. Sin embargo, la
cuantía sirve para determinar el procedimiento aplicable y para la determinación de la
procedencia de ciertos recursos.

El art. 115 da un concepto de la cuantía: “En los asuntos civiles la cuantía se


determina por el valor de la cosa disputada. En los penales se determina por la pena
que el delito lleva consigo”.

Reglas para determinar la cuantía en los asuntos penales.

En el nuevo procesal penal, la cuantía determina el tribunal competente y el


procedimiento aplicable.

- Las faltas. Conocen los juzgados de garantía a través de los siguientes


procedimientos.
o Procedimiento monitorio. Procedimiento aplicable a las faltas que
debieran sancionarse solo con penas de multa.
o Procedimiento simplificado. Es aplicable a todas las faltas con excepción
de aquellas faltas sancionadas con penas de multa.
- Los crímenes y simples delitos.
o La acción penal privada. Les es aplicable el procedimiento de la acción
penal privada.
o La acción penal publica. El tribunal competente y el procedimiento
aplicable son:
 Procedimiento abreviado que conoce el juez de garantía.
 Procedimiento simplificado que conoce el juez de garantía.
 Procedimiento oral penal que conoce el tribunal oral en lo penal.
o La acción penal publica previa instancia de particular. Se rige por las
reglas de la acción penal publica.

Reglas para determinar la cuantía en los asuntos civiles.


43

La cuantía en los asuntos civiles ha perdido importancia y solo influirá en si el tribunal


conocerá en única o en primera instancia, en la procedencia de recursos y en la
naturaleza del proceso aplicable.
La competencia en virtud de la cuantía esta entregada únicamente a los tribunales
letrados, los cuales deben conocer en única instancia si la cuantía es menor a 10 UTM
o en primera instancia si es mayor.

Las reglas para determinar la cuantía en los asuntos civiles son las siguientes.

 Determinación de la cuantía en asuntos no susceptibles de apreciación


pecuniaria. Los art. 130 y 131 del COT señalan, por vía ejemplar qué asuntos
no son susceptibles de apreciación pecuniaria, reputándolos de mayor cuantía.
o Las cuestiones relativas al estado civil de las personas.
o Las relativas a la separación de bienes entre marido y mujer.
o Las que versen sobre la validez o nulidad de disposiciones
testamentarias.
o Las relativas a nombramientos de tutores y curadores.
o El derecho de goce de los réditos de un capital acensuado.
o Todas las cuestiones relativas a quiebras y a convenios entre el deudor y
los acreedores.

Por regla general se trata de cuestiones de derecho de familia y en cuestiones que las
sumas de dinero no pueden cuantificarse con facilidad.

 Determinación de la cuantía en asuntos susceptibles de apreciación pecuniaria.


A esto se refieren los art. 116 y ss. del COT. Para ello, se debe distinguir si:
o Si el demandante acompaña con documentos su pretensión. En ese
caso, para determinar la competencia, se estará al valor de la cosa
disputada que señalen esos documentos.
o Si el demandante no acompaña documentos. En este caso hay que
distinguir si se trata de una acción real o personal.
 Acción personal. se determinará la cuantía por la apreciación que
el demandante hiciere en su demanda (117).
 Acción real. En este caso entran a colación una serie de reglas: a
saber.
a. Si las partes establecieron un valor de común acuerdo, se estará a ese
valor. Este acuerdo se presume de derecho por el simple hecho de haber
comparecido ante el juez para cualquier diligencia o trámite del juicio
todas las partes juntas o cada una de ellas separadamente sin que
ninguna haya entablado reclamo por incompetencia nacida del valor de
la cosa disputada.

b. Si no hay acuerdo entre las partes o no se dan los presupuestos para


aplicar la presunción de derecho, es el juez quien deberá determinar la
cuantía mediante la apreciación pericial (119).
44

Momento en que se determina la cuantía.

La cuantía debe tomarse, por regla general, en consideración al tiempo de presentarse


la demanda.
Determinada la cuantía, esta no puede alterarse por causa sobreviniente. Así lo
establecen los art. 128 y 129 del COT.

Si la tramitación del juicio admite la reconvención, la fijación de la cuantía no puede


realizarse solo con la demanda. Así, para determinar la cuantía, deberán sumarse las
cantidades indicadas en ambos escritos. Pero esta consideración no es importante para
la competencia sino que solo para los recursos y procedimientos aplicables, ya que con
la sola demanda, la competencia queda radicada.

Reglas especiales para la determinación de la cuantía.

Entre los art. 121 a 127 del COT se establecen reglas especiales para su
determinación.

A. Pluralidad de acciones. Si en una misma demanda, se entablaran a la vez varias


acciones, en los casos en que puede hacerse esto conforme a lo prevenido en el CPC,
se determinará la cuantía del juicio por el monto a que ascendieran todas las acciones
entabladas.

B. Pluralidad de demandados. Si fueren muchos los demandados en un mismo juicio, el


valor total de la cosa o cantidad debida determinará la cuantía, aun cuando por no ser
solidaria la obligación no pueda cada uno de los demandados ser compelido al pago
total de la cosa o cantidad, sino tan solo a la parte que le correspondiere.

C. Caso de reconvención. Si el demandado, al contestar la demanda, entablare


reconvención contra el demandante, la cuantía de la materia se determinará por el
monto a que ascendieran la demanda principal y la reconvención, pero para estimar la
competencia, se estimarán los valores por separado.

D. Terminación de arrendamiento. Hay que distinguir.

- En los juicio de desahucio o de restitución de la cosa arrendada, el valor de lo


disputado se determinará por el monto de la renta o del salario convenido para
cada periodo.
- En el juicio de reconvención. La cuantía se determina por el monto de las
rentas insolutas.

E. Saldos insolutos. Si lo que se demanda fuere el resto insoluto de una cantidad


mayor que hubiere sido antes pagada en parte, se atenderá, para determinar la
cuantía de la materia, únicamente el valor del resto insoluto.

F. Pensiones futuras. Si se trata de pensiones futuras que no abracen un tiempo


determinado, se fijará la cuantía de la materia por la suma a que ascendieran dichas
pensiones en un año. Si tienen tiempo determinado, se atenderá al monto de todas
ellas. Pero si se tratare del cobro de una cantidad procedente de pensiones periódicas
ya devengadas, la determinación se hará por el monto a que todas ellas ascendieran.
45

Otros fines de la cuantía.

Dijimos que para fijar la competencia, la cuanta ya no era importante. Sin embargo,
para otros fines, la cuantía sigue plenamente vigente. A saber.

- Importa para los efectos de establecer la aplicación de un procedimiento


determinado (procedimiento ordinario o de mayor cuantía, de menor cuantía y
de mínima cuantía).
- Importa en los negocios civiles y comerciales para determinar si el tribunal que
conoce lo hará en única o en primera instancia.

La cuantía en asuntos pactados en moneda extranjera.

El art. 116 in 2 dice que en estos casos, para determinar la cuantía de las obligaciones,
podrá acompañar el actor, al tiempo de presentar la demanda, un certificado expedido
por un banco, que exprese en moneda nacional la equivalencia de la moneda
extranjera demandada. Dicho certificado no podrá ser anterior en mas de 15 días a la
fecha de la presentación de la demanda.
Sin embargo, el art. 20 de la ley de operaciones de crédito de dinero, establece que
basta un certificado otorgado por la plaza, referido al día de presentación de la
demanda o a cualquiera de los 10 días precedentes, para los efectos de lo dispuesto en
los art. 116 y 120 del COT.

2. La materia. La materia es la naturaleza del asunto controvertido.

La materia, en nuestra legislación, por una parte, es utilizada para el establecimiento


de los tribunales especiales. En segundo lugar, la materia es un elemento de la
competencia absoluta, para la determinación de la jerarquía de un tribunal. En este
carácter, arrastra los asuntos de una cuantía inferior a otra superior.

La materia como factor de competencia.

En la actualidad, los jueces de letras se estructuran de forma jerárquica, adecuándose


a la administración interna del país. Por ello, puede distinguirse entre:

- Jueces de letras de comuna o de agrupación de comunas.


- Jueces de letras de capital de provincia.
- Jueces de letras de asiento de corte de apelaciones.

En esta estructura, la materia, sumado al factor de persona o fuero, juega a través de


la sustracción del procedimiento de un tribunal inferior a otro mayor. Ello se puede
encontrar en las siguientes disposiciones.

 Los juicios de hacienda (48 COT). Conocerán de ellos los jueces de letras de
comunas de asiento de corte en primera instancia. No obstante lo anterior, el
46

fisco como demandante, puede elegir entre concurrir a esos tribunales o al del
domicilio del demandado.
 Asuntos judiciales no contenciosos (45 Nº 2 letra C). Conoce el juez de letras de
primera instancia, salvo lo que respecto a la designación de los curadores ad
litem, donde es competente el tribunal que conoce del pleito.
 El art. 50 Nº 1 del COT entrega el conocimiento a un ministro de corte de
apelaciones los asuntos que se sigan por atentar contra la seguridad del estado.
 El art. 52 Nº 2 entrega al conocimiento de un ministro de corte de apelaciones
los delitos de jurisdicción de los tribunales chilenos cuando puedan afectar las
relaciones internacionales de la republica con otro estado.

3. El fuero o persona.

El fuero se define como “aquel elemento de la competencia absoluta que modifica la


determinación previa de la jerarquía de un tribunal en razón de la cuantía y materia
para conocer de un asunto por existir la intervención de una persona constituida en
dignidad”.

Este factor mantiene toda su vigencia como elemento alterador de la competencia de


un tribunal, salvo en materia penal.

El fuero no es un beneficio para la persona que lo goza, sino que es una garantía para
la persona que no cuenta con el, al pensar el legislador que un tribunal superior es
más independiente en sus decisiones. De esta forma la ley entiende que mantiene una
relativa igualdad ante la ley.

Clasificación del fuero.

El fuero puede clasificarse en fuero mayor o en fuero menor.

A. El fuero mayor. Por éste se eleva el conocimiento de un asunto que, en un principio,


estaba entregado a un juez de letras al de un tribunal unipersonal de excepción. El art.
50 Nº 2 del COT dice que en las causas civiles en que sean parte o tengan interés
ciertas personas, se entrega ese conocimiento a un ministro de la corte de apelaciones.
Esas personas son las siguientes.

- Presidente de la republica.
- Ex presidentes.
- Ministros de estado.
- Senadores. Diputados.
- Miembros de los tribunales superiores de justicia.
- Contralor general de la republica.
- Comandantes en jefe de las fuerzas armadas.
- General director de carabineros.
- Director general de la policía de investigaciones.
- Intendentes y gobernadores.
- Agentes diplomáticos chilenos.
- Embajadores y ministros diplomáticos.
- Los arzobispos.
- Los obispos.
47

- Los vicarios generales.


- Los provisores.
- Los vicarios capitulares.

En el nuevo proceso penal no se contempla el fuero mayor como causal para elevar la
jerarquía del tribunal que conoce.

B. Fuero menor. Por este, determinadas personas, por el hecho de desempeñar una
función publica, hacen radicar el conocimiento de un asunto en los jueces de letras,
pero solo respecto de las causas civiles y de comercio. Es así como el art. 45 Nº 2 letra
G del COT señala que los jueces de letras conocerán en primera instancia de las causas
civiles y comerciales cuya cuantía sea inferior a las señaladas en las letras a y b del Nº
1 de este art. (45), en que sean parte o tengan interés las siguientes personas (la
regla general en esos casos es que debería ser en única instancia ya que las letras a y
b del Nº 1 del 45 hablan de los asuntos de menos de 10 UTM).

- Comandantes en jefe de las fuerzas armadas.


- General director de carabineros.
- Los ministros de la corte suprema o de alguna de las cortes de apelaciones.
- Los fiscales de los tribunales superiores.
- Los jueces letrados.
- Los párrocos y vicepárrocos.
- Los cónsules generales.
- Cónsules y vicecónsules de las naciones extranjeras reconocidas por el
presidente de la republica.
- Las corporaciones y fundaciones de derecho publico o de los establecimiento
públicos de beneficencia.

El fuero de los jueces.

En esta materia, sobre todo a partir de la CPR del 80, es preciso tomar en
consideración lo que es comúnmente denominado fuero orgánico, el que está
complementado con una garantía que no dice relación directa con la competencia. Nos
referimos a la inviolabilidad.

De acuerdo al art. 78 de la CPR, los magistrados de los tribunales superiores de


justicia, los fiscales judiciales y los jueces letrados que integran el poder judicial, no
podrán ser aprehendidos sin orden del tribunal competente, salvo el caso de crimen o
simple delito flagrante y solo para ponerlos inmediatamente a disposición del tribunal
que debe conocer del asunto en conformidad a la ley.

Se debe entender por fuero de los jueces “la alteración establecida por la ley de la
jerarquía de los tribunales que van a conocer de los asuntos civiles o penales en el que
sea parte o tenga interés un juez, ministro o fiscal del poder judicial.

A esta especial modalidad de fuero, se refieren los siguientes preceptos orgánicos. A


saber.
48

- Art. 45 Nº 2 letra g del COT. Conocerá un juez de letra en primera instancia


cuando los asuntos sean menores a 10 UTM.

Esta es la única norma que se toma como ejemplo del fuero de los jueces ya que las
otras que habían eran de índole penal, y quedaron eliminadas con la reforma, ya que
el fuero en materia penal se eliminó, debiendo siempre la investigación llevarla el
ministerio publico.

De esta forma, podemos afirmar que la institución del fuero de los jueces, luego de la
entrada en vigencia de la reforma procesal penal, quedó bastante disminuida.
Sin embargo, para los delitos cometidos con anterioridad a la entrada en vigencia de la
reforma, y que no se encuentren prescritos, rigen plenamente las normas sobre el
fuero de los jueces que están contenidas en los art. 46, 50, 51 y 53 del COT.

Hablando del fuero en general, y ya no del fuero de los jueces, podemos decir que hay
ciertos casos en los cuales el fuero no se aplica. Así lo señala expresamente el art. 133
del COT. A saber.

- Los juicios de minas.


- Los juicios posesorios.
- Los juicios sobre distribución de aguas.
- Las particiones.
- En los que se tramiten breve y sumariamente.
- El que tengan los acreedores en el juicio de quiebra ni el de los interesados en
los asuntos no contenciosos.
- Los procedimientos seguidos por faltas o contravenciones.
- En los demás que determinen las leyes.

Reglas especiales de la competencia relativa.

Se definen como “las que persiguen establecer, dentro de la jerarquía ya determinada


por las reglas de la competencia absoluta, el tribunal específico dentro de esa jerarquía
que va a conocer del asunto”.

Estas reglas son de orden privado. Se renuncian estas reglas por medio de la prórroga
de la competencia.

Estas reglas se vinculan directamente con el elemento territorio. Mosquera dice que el
territorio no se traduce en un elemento meramente geográfico sino que comprende
cualquier aspecto que la ley tome en consideración para la determinación precisa del
tribunal que tendrá competencia para conocer de un asunto.
En nuestro derecho, se establece como unidad básica para la organización de los
tribunales, la comuna.
49

1. Reglas de competencia relativa en los asuntos contenciosos civiles. Para determinar


el tribunal competente en estos casos es preciso usar las siguientes reglas de descarte.

- Determinar si existe o no prorroga de competencia. Si existe, debe estarse a


ella.
- A falta de prórroga habrá que estarse a las disposiciones especiales
establecidas en el COT.
- A falta de ellas, se debe estudiar la naturaleza de la acción deducida, de
acuerdo a las prescripciones del CC, que las clasifica en muebles e inmuebles.
- A falta de todas las reglas anteriores, y como norma residual, se debe aplicar
el art. 134 del COT, que dice que en general es competente para conocer de
una demanda civil o para intervenir en un acto no contencioso el juez del
domicilio del demandado o interesado.

A- La prórroga de la competencia.

El art. 181 del COT nos dice lo siguiente: “Un tribunal que no es naturalmente
competente para conocer de un determinado asunto, puede llegar a serlo si para ello
las partes, expresa o tácitamente, convienen en prorrogarle la competencia para ese
negocio”.

De lo anterior, se puede desprender una definición de prórroga de la competencia: “Es


el acuerdo expreso o tácito de las partes en virtud del cual, en la primera instancia de
los asuntos contenciosos, que se tramitan ante los tribunales ordinarios, otorgan
competencia a un tribunal que no es el natural para conocer de el, en razón del
elemento territorio”.

La prórroga de la competencia admite una clasificación. A saber.

a. En cuanto al sujeto que efectúa la prorroga, puede ser:

- Legal. Es aquella que se verifica por el propio legislador, modificando el


tribunal que va a conocer de un asunto de acuerdo a las reglas generales que
la ley ha preestablecido. Como ejemplo se pone el antiguo art. 161 del COT,
que a propósito de las faltas establecía que si mismo reo tuviera procesos
pendientes por faltas y por crímenes o simples delitos, el juez de letras será él
sólo competente para conocer de todos ellos. El nuevo proceso penal derogo
este precepto.
- Convencional. Es aquella que las partes realizan de forma expresa o tácita,
otorgando competencia a un tribunal que naturalmente no la tiene.

b. En cuanto al elemento sobre el cual recae la prórroga, puede ser.

- De persona a persona. Cuando el avencidado en un distrito judicial, se somete


a un juez de distrito diferente, o del fuero especial o común. Esta prorroga de
persona a persona en virtud del elemento territorio opera en nuestro derecho,
mientras que la relacionada con la renuncia del fuero no, por ser norma de
orden publico.
50

- De cantidad a cantidad. Cuando se somete a un juez que no puede juzgar sino


hasta cierta cuantía, una cuestión de cuantía superior. Esta no tiene aplicación
en nuestro derecho por ser una norma de orden publico.
- De tiempo a tiempo o de causa a causa. Se da cuando las partes convienen en
que el juez, cuya jurisdicción esta limitada a cierto tiempo o negocio, conozca
mas allá del plazo o en distinto negocio. Las prorrogas del plazo proceden en el
caso del arbitraje. Estas prórrogas han sido consideradas como un nuevo
compromiso.
- De lugar a lugar. Cuando el juez de un territorio conoce en otro, con el
conocimiento de los litigantes y del juez de distrito respectivo. No puede tener
aplicación en Chile por aplicación de la regla de la territorialidad del art. 7 del
COT.

Requisitos de procedencia de la prórroga de la competencia.

- Naturaleza del asunto. Solo procede respecto de los negocios contenciosos


civiles (182 COT).
- Elemento de la competencia que puede ser modificado. Solo puede serlo el
territorio.
- Tribunales en los cuales procede. Solo procede entre tribunales ordinarios de
igual jerarquía (182 COT).
- Instancia en la cual procede. Solo procede en primera instancia (182 COT).

Capacidad de las partes para prorrogar la competencia.

Es un acto jurídico bilateral cuando se realiza en forma expresa, y debe realizarse por
personas con capacidad de ejercicio de acuerdo a las normas del CC. El 184 dice que
en el caso de las personas que no sean capaces, pueden prorrogar por ellos sus
representantes legales.

Forma expresa de prorrogar la competencia.

Según el art. 186 del COT, se prorroga la competencia expresamente cuando en el


contrato mismo o en un acto posterior han convenido en ello las partes, designando
con toda precisión el juez a quien se someten.

En base a ello, se puede definir la prorroga expresa como “la convención en virtud de
la cual las partes acuerdan prorrogar la competencia, sea que se contenga en el
contrato mismo o en un acto posterior, designando con toda precisión el juez a quien
se someten”.

Esta convención se puede verificar en el mismo contrato, en una de sus cláusulas, o en


un acto posterior, el cual deberá contemplar la materia respecto de la cual se efectúa y
el tribunal para ante el cual se prorroga la competencia.

Forma tácita de prorrogar la competencia.

En este sentido hay que distinguir dos situaciones.


51

- La prórroga tacita del demandante. Se produce por el hecho de ocurrir ante el


juez interponiendo su demanda (187). Demanda debe entenderse en su
sentido mas amplio (precautorio, preparatoria de la vía ejecutiva, etc).
- La prorroga tacita del demandado. Se entiende que el demandado prorroga
tácitamente la competencia cuando después de apersonarse en el juicio, realiza
cualquier gestión que no sea la de reclamar la incompetencia del juez (187).
Esta regla tiene una excepción en el juicio ejecutivo: no obstará para que
deduzca la excepción de incompetencia, el hecho de haber intervenido el
demandado en las gestiones del demandante para preparar la acción ejecutiva
(465 CPC).

Efectos de la prorroga de la competencia.

- Un tribunal que no era naturalmente competente, pasa a serlo. Producida la


prorroga, las partes no podrán alegar la incompetencia.
- Los efectos son relativos. Solo afectan a las partes que han concurrido a
otorgarla (185). Así, personas como los fiadores o codeudores no se van a ver
afectados por la prorroga.

B. Reglas especiales de la competencia relativa.

En caso de no existir prorroga, se deben examinar las reglas que establece el COT en
los art. 139 a 148.

- Varias obligaciones que deben cumplirse en distintos lugares (139). En este


caso, será competente el juez del lugar en que se reclame el cumplimiento de
cualquiera de ellas.
- Demandado con dos o mas domicilios. En estos casos, podrá el demandante
entablar su acción ante el juez de cualquiera de ellos (140).
- Personas jurídicas (142). Para objeto de fijar la competencia, se reputará como
domicilio de la persona jurídica el lugar donde tenga su asiento la respectiva
corporación o fundación. Si la persona jurídica tiene varios establecimiento,
oficinas o comisiones que la representen en distintos lugares, como sucede con
las sociedades comerciales, deberá ser demandada ante el juez del lugar donde
exista el establecimiento, comisión u oficina que celebró el contrato o que
intervino en el hecho que da origen al juicio.
- Acciones posesorias (143). Es competente el juez del lugar en donde se
encontraren ubicados los bienes a que se refieren las acciones. Si por su
situación, esos bienes estuvieren ubicados en varios territorios, conocerá el
juez de cualquiera de ellos.
- Juicios de aguas (144). Será competente el juez del domicilio del demandado.
Si pudiera corresponder la competencia a varios jueces, corresponderá a
cualquiera de ellos.
- Avería común (145). Estos juicios se llevan ante el tribunal que designe el
código de comercio.
- Juicio de alimentos. Son competentes para conocer de la demanda de
alimentos el juez de letras en lo civil del domicilio del alimentante o del
alimentario, a elección de éste ultimo.
- Juicios hereditarios (148 in 1). Será competente para conocer del juicio de
petición de herencia, del de desheredamiento y del de validez o nulidad de
52

disposiciones testamentarias, el del lugar donde se hubiere abierto la sucesión


del difunto, con arreglo a lo dispuesto en el art. 955 del CC, es decir, el del
ultimo domicilio del causante.
- Asuntos concursales (154). Será juez competente en materia de quiebras,
cesión de bienes y convenios, el del lugar en que el fallido o deudor tuviere su
domicilio.

C. Reglas vinculadas a la naturaleza de la acción deducida.

Cuando la acción es inmueble, estamos frente a un caso de competencia acumulativa


(135). Dice el 135 que será competente para conocer el juez del lugar que las partes
hubieren estipulado en la respectiva convención. A falta de estipulación, será
competente, a elección del demandante:
- El juez del lugar donde se contrajo la obligación.
- El lugar donde se encontrare la especie reclamada.

Si el inmueble o inmuebles, estuvieren situados en distintos territorios jurisdiccionales,


será competente cualquiera de los jueces en cuya comuna o agrupación de comunas
estuvieren situados.

Si la acción es mixta, se aplica el 137 del COT que dice que en esos casos, el juez
competente es el del lugar donde estuvieren situados los inmuebles. Esta regla es
aplicable también en los casos en que se deduzcan dos o mas acciones, con tal que
una de ellas por lo menos sea inmueble.

Si la acción es mueble, se aplica el 138. Así, será competente el juez que las partes
hayan estipulado, y a falta de convención, será competente el del domicilio del
demandado.

D. Regla supletoria.

A falta de todas las otras reglas de competencia, será competente para conocer del
asunto aquel en que tenga su domicilio el demandado (134).

2. Reglas para determinar la competencia en los asuntos civiles no contenciosos.

En este caso se deben aplicar las siguientes reglas de descarte.

- Determinar si el legislador ha establecido una regla especial en relación al


elemento territorio, en cuyo caso debe estarse a ella (a modo de ejemplo, la
posesión efectiva).
- A falta de ella se debe aplicar la regla supletoria del art. 134, es decir, el
domicilio del solicitante (en los no contenciosos no hay demandado).

a. Reglas especiales. Están establecidas en los art. 148 a 155 del COT, siendo
aplicables las siguientes.

- Asuntos no contenciosos en materia sucesoria (148 in 2). El mismo juez (el del
ultimo domicilio del causante), será competente para conocer de todas las
53

diligencias judiciales relativas a la apertura de la sucesión, formación de


inventario, tasación y partición de los bienes que el difunto hubiere dejado. El
art. 149, por su parte, señala que cuando una sucesión se abra en el
extranjero y comprenda bienes situados dentro del territorio chileno, la
posesión efectiva de la herencia deberá pedir se en el lugar en que el causante
tuvo su ultimo domicilio en Chile, o en el domicilio del que la pida, si aquel no
lo hubiere tenido.
- Nombramiento de tutores y curadores (150). Es competente el juez del lugar
donde tuviera su domicilio el pupilo.
- Muerte presunta. Es competente para conocer, el juez del lugar en que el
desaparecido hubiera tenido su ultimo domicilio en Chile.
- Autorización de gravar y enajenar (153). Para aprobar o autorizar la
enajenación, hipoteca o arrendamiento de inmuebles, es competente el juez
del lugar donde estos estuvieren situados.
- Censo (155).

3. Las reglas de competencia relativa en los asuntos penales.

En materia penal, el factor territorio presenta dos particularidades: es de orden publico


y además esta determinado por el lugar físico en que el delito se cometió (157 in 1).

Para determinar la competencia relativa en los asuntos penales se deben hacer las
siguientes distinciones.

- Delitos cometidos en el extranjero. Los delitos contra la seguridad del estado


perpetrados fuera del territorio de la republica, su investigación, será dirigida
por el fiscal adjunto de la región metropolitana, que sea designado por el fiscal
regional de dicha región.
- Delitos cometidos dentro del territorio nacional.
o Comisión de un solo delito. Será competente para conocer de un delito,
el tribunal en cuyo territorio se hubiere cometido el hecho que da
motivo al juicio. El delito se entenderá cometido en el lugar en donde se
hubiere dado comienzo a su ejecución.
o Comisión de varios delitos. Antes se hacia una distinción entre delitos
de acuerdo a su gravedad y delitos conexos. Hoy, con el nuevo proceso
penal, tal diferencia no existe. Por ello, se deben aplicar las reglas del
159 COT que dice que en caso de haber varios delitos, conocerá el juez
de garantía del lugar de comisión del primero de los hechos
investigados.
- La acumulación de autos en materia penal. En el proceso antiguo tenia cabida.
Hoy, las normas de acumulación de autos en materia penal se encuentran
derogadas.
54

La incompetencia del tribunal. Sanción. Forma de hacerla valer. Paralelo entre


jurisdicción y competencia.

1. La incompetencia del tribunal y su sanción.

La CPR ha encargado expresamente a los tribunales la función jurisdiccional, para lo


cual, deberán ejercerla dentro del marco de sus atribuciones.
Si un tribunal actúa fuera de la competencia que le ha entregado la ley, adolece de
nulidad según el art. 7 in 3 de la CPR.
En nuestro derecho procesal no se contemplan causales específicas para declarar la
nulidad procesal, sino que ella debe ser declarada en todos los casos en que se
infrinjan las normas que se han establecido para la actuación de un órgano publico, ya
sea en relación a la competencia o al procedimiento.
La nulidad procesal puede obedecer a leyes de orden publico, en cuyo caso ella debe
ser declarada de oficio por el tribunal o a petición de parte, como es el caso de las
normas de la competencia absoluta. En las reglas de la competencia relativa, por otro
lado, en los asuntos contenciosos civiles, ellas son de orden privado, por lo que dicha
nulidad no puede ser declarada de oficio, y es susceptible de sanearse por la renuncia
de las partes (prorroga).

2. Formas de hacer valer la incompetencia del tribunal.

Las formas que el legislador ha contemplado para hacer valer la nulidad procesal son
las siguientes.

a. De oficio por el tribunal. Los art. 84 in final del CPC y 163 del CPP establecen que el
tribunal puede corregir de oficio los errores en la tramitación del proceso.
El art. 117 del CPP contempla una norma bastante novedosa. Dice que cuando la
querella sea rechazada por incompetencia del tribunal, el tribunal incompetente
informará al ministerio publico para ser tenida la querella rechazada como denuncia,
siempre que no le constare que la investigación del hecho hubiere sido iniciada de otro
modo.
Finalmente, se contempla la posibilidad de que el tribunal que esta conocimiento por
vía de casación, apelación, consulta o una incidencia pueda proceder a casar la
sentencia de oficio, si aparece de manifiesto que de los antecedentes aparece una
causal del recurso de casación en la forma.

Tratándose de la incompetencia relativa, no es posible que el tribunal declare de oficio


su incompetencia, ya que el legislador contempla la disponibilidad de las partes por vía
de la prorroga tacita de la competencia.

b. Por vía incidental. Ello se puede verificar a través de:

- La declinatoria de competencia. Es aquella incidencia que se propone ante el


tribunal que se cree incompetente para conocer de un negocio que le esté
55

sometido, indicándole cual es el que se estima competente y pidiéndole que se


abstenga de dicho conocimiento.
o En juicio ordinario civil. Se hace valer a través de la excepción dilatoria
del art. 303 Nº 1 del CPC. Con posterioridad, puede hacerse valer por la
vía incidental a través de un incidente de nulidad procesal de acuerdo al
art. 305 in 2 del CPC.
o En materia penal. Se hace valer en la audiencia de preparación del
juicio oral y conoce el juez de garantía. En el juicio oral, no es posible
hacer valer la excepción de incompetencia (256 CPP).
- La inhibitoria de competencia. Es aquel incidente especial que se promueve
ante el tribunal que se cree competente y que no esta conociendo del asunto
pidiéndole que se dirija al tribunal, que es incompetente pero que esta
conociendo, para que se inhiba y remita los autos (102 CPC). Si el tribunal
requerido niega la inhibitoria, se da lugar a un conflicto de competencia que
deberá resolver el tribunal superior respectivo.
- El incidente de nulidad procesal. El vicio de incompetencia se puede hacer valer
como incidente. Para promover un incidente de nulidad no existe plazo (38
CPC), pero deberá concurrir los siguientes requisitos: que exista un juicio
pendiente y que el juicio se tramite ante un tribunal absolutamente
incompetente.
- Como incidente de nulidad procesal en segunda instancia (305 in final CPC).
Las excepciones de incompetencia y litis pendencia pueden oponerse en
segunda instancia en forma de incidentes.

c. El recurso de casación en la forma. Una de las causales que permiten la interposición


del recurso de casación en la forma es la incompetencia del tribunal (768 Nº 1 CPC).
Para interponer este recurso, es necesaria su preparación.
En el nuevo proceso penal, la incompetencia del tribunal que pronuncia la sentencia es
causal para deducir el recurso de nulidad en su contra (74 letra A CPP “Motivos
absolutos de nulidad).

3. Paralelo entre jurisdicción y competencia.

 La J es un poder deber del estado para resolución de los litigios. La C es el


grado, esfera o medida para el ejercicio de la jurisdicción.
 La J no admite clasificaciones. La C admite múltiples clasificaciones.
 La J no es prorrogable. La C es prorrogable en ciertos casos.
 Un juez puede tener jurisdicción y carecer de competencia. Un juez no puede
tener competencia sin jurisdicción.
 La falta de J genera inexistencia procesal. La falta de C genera nulidad procesal.
 La falta de J puede ser alegada como excepción perentoria. La falta de C, por
vía declinatoria, se alega como dilatoria.
 La falta de J no se sanea con la ejecución de la sentencia. La falta de C se
sanea con la ejecutoriedad de la sentencia, produciéndose cosa juzgada real y
formal.
 La falta de J no se puede impugnar por vía de casación en la forma. La falta de
C si puede impugnarse por este recurso.
 De aceptarse la tesis que dice que la falta de J puede alegarse como perentoria,
procedería el recurso de casación en el fondo. Respecto a la incompetencia,
nunca procede el recurso de casación en el fondo.
56

 La sentencia dictada sin jurisdicción da lugar a la excepción del Nº 7 del 464 del
CPC (oposición a la ejecución). Su falta no da lugar a la excepción mencionada.

Las reglas de distribución de causas.

De la aplicación de las reglas de competencia absoluta y relativa, puede ser que resulte
competente mas de un juez de letras por existir mas de uno en una comuna o
agrupación de comunas. Entonces, el tribunal que en definitiva va a conocer son
determinados por las reglas de distribución de causas y el turno.

Las reglas de distribución de causas se han definido como “aquellas que nos permiten
determinar el tribunal que, luego de ser aplicadas las reglas de competencia absoluta y
relativa, va a conocer del asunto, cuando existan en el lugar dos o mas tribunales
competentes”.

La mayoría de la doctrina estima que estas reglas no son reglas de competencia


relativa sino que solo son medidas de orden establecidas en virtud de las facultades
económicas destinadas a producir una adecuada distribución del trabajo.

1. Reglas de distribución de causas en los asuntos civiles contenciosos.

A. Si los jueces de letras son de lugares que no son asiento de corte, se aplica la regla
del turno, de acuerdo a los in 1, 2 y 4 del 175 del COT. Dice la ley que en estos casos
se dividirá el ejercicio de la jurisdicción, estableciéndose un turno entre todos los
jueces, salvo que la ley hubiere cometido a uno de ellos el conocimiento de
determinadas especies de causas.
El turno se ejercerá por semanas. Comenzará a desempeñarlo el juez mas antiguo. Lo
dispuesto acá no se aplicará a los juzgados de garantía ni a los tribunales de juicio
oral, que se regirán por normas especiales.

B. Si los jueces de letras son de lugares que son asiento de corte de apelaciones, se
aplican las reglas de distribución de causas (176). Se presenta entonces la demanda
en la secretaría de la corte de apelaciones respectiva, para efectos de que se designe
el tribunal competente.
Esta designación se hace por el presidente del tribunal, previa cuenta dada por el
secretario, asignando a cada causa un numero de orden, según su naturaleza, y
dejando constancia de ella en un libro llevado al efecto que no podrá ser examinado
sin orden del tribunal.

En la provincia de Santiago, por auto acordado, se exige que las demandas y demás
presentaciones tengan incorporada una minuta con los datos que se consignan,
permitiéndose con ello una distribución por medios computacionales entre los distintos
jueces de letras civiles.

Existen, sin embargo, excepciones a las distribuciones de causas. Ellas son:

- art. 178 COT. “No obstante lo dispuesto en el art. 176, serán de la


competencia del juez que hubiere sido designado anteriormente, las demandas
en juicio que se hayan iniciado por medidas prejudiciales, por medidas
preparatorias de la vía ejecutiva o mediante la notificación previa ordenada por
57

el art. 758 del CPC; todas las gestiones que se susciten con motivo de un juicio
ya iniciado y aquellas a que de lugar el cumplimiento de una sentencia, fuera
del caso previsto en la parte final del art. 114”.
- Art. 179 COT. “No están sujetos a lo dispuesto en el art. 176, el ejercicio de
las facultades que correspondan a los jueces para el conocimiento de los
asuntos que tienen por objeto dar cumplimiento a resoluciones o decretos de
otros juzgados o tribunales, ni los asuntos de jurisdicción voluntaria.
La jurisdicción, en estos casos será ejercida por el juez letrado de turno, a
menos que se trate de negocios derivados del conocimiento que otro juzgado
tuviere de un determinado asunto, en cuyo caso la jurisdicción podrá también
ser ejercida por este.
Asimismo, en el territorio jurisdiccional de la corte de Santiago, el turno para el
conocimiento de los asuntos de que trata el presente art. y demás que leyes
especiales dispongan será ejercido simultáneamente por cinco jueces letrados
en la forma establecida en el in 2 del art. 175”.

2. Reglas de distribución de causas en los asuntos civiles no contenciosos.

En estos casos siempre debe aplicarse la regla del turno del art. 179. En el territorio
jurisdiccional de santiago, existen 5 juzgados de turno, por lo que se podría ocurrir
ante cualquiera de ellos. Sin embargo, de acuerdo al auto acordado de 1991, todas las
demandas de asuntos no contenciosos, deben ser ingresadas por los interesados a la
oficina de distribución de causas. En consecuencia, continua aplicándose la regla del
turno entre estos 5 juzgados, pero respecto de ellos opera la regla de la distribución de
causas.

3. Tramitación de los exhortos.

Los exhortos nacionales se rigen por la regla del turno.

4. Reglas de distribución de causas de los asuntos penales.

La distribución de causas entre los jueces de juzgados de garantía y tribunales orales,


se realizará de acuerdo a un procedimiento objetivo y general, que deberá ser
anualmente aprobado por el comité de jueces del juzgado a propuesta del presidente,
o solo por este último según corresponda (15, 17 y 23 letra A del COT).

Las contiendas y cuestiones de competencia.

Las cuestiones de competencia se suscitan “Cuando una de las partes en el proceso


reclama mediante la promoción de un incidente la incompetencia del tribunal para
conocer de un asunto”.

Las contiendas de competencia, en cambio, se suscitan “cuando se suscita un conflicto


entre dos o mas tribunales, en el cual uno de ellos sostiene poseer competencia para
conocer de un determinado asunto con exclusión de los otros que están conociendo de
58

él (contienda positiva); o en el cual ninguno de los tribunales que se encuentra en


conocimiento de los antecedentes estima poseer competencia para conocer de un
asunto (contienda negativa)”.

Las cuestiones de competencia.

La posibilidad de alegar incompetencia a través de la promoción de un incidente se


puede dar de formas: por la vía declinatoria y por la vía inhibitoria (ya las vimos). Para
entender bien las diferencias, es útil hacer un paralelo.

- Tanto la inhibitoria como la declinatoria son incidentes especiales.


- La inhibitoria se promueve ante el tribunal que se cree competente pero que
no esta conociendo del asunto. La declinatoria se promueve ante el tribunal
que esta conociendo pero que se estima incompetente para conocer de el.
- En la inhibitoria se genera un incidente que no es de especial y previo
pronunciamiento, sin perjuicio de que se pueda anular todo lo obrado. La
declinatoria, por su parte, es un incidente de especial y previo (112 in 1 CPC).
- La inhibitoria puede dar lugar a una contienda de competencia positiva,
mientras que la declinatoria no da origen a una contienda de competencia.

Las contiendas de competencia.

1. Entre tribunales ordinarios.

- Si los tribunales en conflicto tienen un superior común, la contienda es


resuelta por el tribunal superior común (190 COT).
- Si los tribunales en conflicto son de distinta jerarquía, la contienda es resuelta
por el superior de aquel que tenga jerarquía mas alta (190 in 2).
- Si los tribunales en conflicto dependieran de distintos superiores, iguales en
jerarquía, la contienda es resuelta por el superior del tribunal que hubiere
prevenido en el asunto (190 in 3).
- Los jueces árbitros, para estos efectos, tendrán como superior para estos
efectos la respectiva corte de apelaciones.

2. Entre tribunales especiales, o entre estos y los tribunales ordinarios.

- Si son dependientes ambos de la misma corte de apelaciones, la contienda es


resuelta por ella.
- Si dependen de distintas cortes de apelaciones, es resuelta por la corte que sea
superior jerárquico de aquel que haya prevenido en el asunto.
- Si no pueden aplicarse las reglas precedentes, resolverá la corte suprema.

3. Entre autoridades políticas o administrativas y los tribunales de justicia.

- Resuelve el Tribunal constitucional o el senado según lo ya visto.

Todas las cuestiones de competencia serán falladas en única instancia (192 COT).
59

Las implicancias y recusaciones.

Si el juez que ejerce la jurisdicción no es imparcial, no se darían uno de los supuestos


para que estemos frente a un debido proceso.
Precisamente para resguardar la imparcialidad, se ha establecido en nuestro sistema el
sistema de implicancias y recusaciones, las que conducen a una incompetencia
accidental o subjetiva, conforme al art. 194 del COT.

Se definen como “inhabilidades por las causales previstas en la ley, que inhabilitan a
un juez o funcionario naturalmente competente para conocer de un asunto, por
considerarse que existe un interés presente que le hace perder la imparcialidad
requerida en la función que desempeña”.

Las implicancias.

Las implicancias son mas graves que las recusaciones. Se deben decretar de oficio y no
son saneables. Las causas de implicancia son las siguientes y están contenidas en el
art. 195 del COT.

- Ser el juez parte en el pleito o tener en él interés personal, salvo lo dispuesto


en el Nº 18 del art. 196 (ser parte o tener interés en una sociedad anónima de
que el juez es accionista. Esta es una causal de recusación).
- Ser el juez consorte o pariente consanguíneo en cualquiera de los grados de la
línea recta y en la colateral hasta el segundo grado inclusive, o ser padre o hijo
de alguna de las partes o de sus representantes legales.
- Ser el juez tutor o curador de alguna de las partes o ser albacea de alguna
sucesión o sindico de alguna quiebra o administrador de algún establecimiento
o representante de alguno persona jurídica que figure como parte del proceso.
- Ser el juez ascendiente o descendiente, padre o hijo del abogado de alguna de
las partes.
- Haber sido el juez abogado o apoderado de alguna de las partes en la causa
actualmente sometida a su conocimiento.
- Tener el juez, su consorte ,ascendientes o descendientes, padres o hijos, causa
pendiente en que deba fallar como juez alguna de las partes.
- Tener, las mismas personas ya mencionadas, causa pendiente en que se
ventile la misma cuestión que el juez debe fallar.
- Haber el juez manifestado su dictamen sobre la cuestión pendiente con
conocimiento de los antecedentes necesarios para pronunciar sentencia.
- Ser el juez, su consorte o alguno de sus ascendientes o descendientes, padre o
hijos, herederos instituidos en testamento por alguna de las partes (¿Qué
pasa si el testamento es cerrado?).

Lo dicho en este art. es sin perjuicio de lo establecido en los art. 1324 y en los in 3 y 4
del 1325 del CC (nombramiento de los partidores).

Respecto de los jueces con competencia criminal, son causas de implicancia, además:

- El haber intervenido con anterioridad en el procedimiento como fiscal o


defensor.
60

- Haber formulado acusación como fiscal o haber asumido la defensa, en otro


procedimiento seguido contra el mismo imputado.
- Haber actuado el miembro del tribunal de juicio oral en lo penal como juez de
garantía en el mismo procedimiento.

Recusaciones.

Las causales de recusación están en el art. 196, y son las siguientes.

 Ser el juez pariente consanguíneo en toda la línea recta y en la colateral hasta el


cuarto grado inclusive o afín hasta el segundo grado, de alguna de las partes o
de sus representantes legales.
 Ser el juez ascendiente o descendiente, hermano o cuñado del abogado de
alguna de las partes.
 Tener el juez superior alguno de los parentescos establecidos como implicancia
en el art. 195 Nº 4, con el juez inferior que hubiere pronunciado la sentencia
que se trata de confirmar o revocar.
 Ser alguna de las partes sirviente, apaniguado o dependiente asalariado del juez
o viceversa.
 Ser el juez deudor o acreedor de alguna de las partes o de su abogado, o serlo
alguno de sus parientes mas cercanos. Esta norma no tendrá aplicación si una
de las partes fuera alguna de las instituciones de previsión fiscalizadas por la
superintendencia de seguridad social, la corporación nacional de ahorro y
préstamo o uno de los servicios de vivienda y urbanización, a menos que estas
instituciones u organismos ejerciten actualmente cualquier gestión judicial
contra el juez o contra alguna otra de las personas señaladas o viceversa.
 Tener alguno de los ascendientes o descendientes del juez o los parientes
colaterales del mismo hasta el segundo grado inclusive, causa pendiente que
deba fallar como juez alguna de las partes.
 Tener alguno de los ascendientes o descendientes o los parientes colaterales
hasta el segundo grado, causa pendiente en que se ventile la misma cuestión
que el juez debe fallar.
 Tener pendiente alguna de las partes pleito civil o penal con el juez, con su
consorte o con alguno de sus parientes cercanos.
 Haber el juez declarado como testigo en la cuestión actualmente sometida a su
conocimiento.
 Haber el juez manifestado de cualquier modo su dictamen sobre la cuestión
pendiente, siempre que lo hubiere hecho con conocimiento de ella.
 Ser alguno de los ascendientes o descendientes del juez o alguno de sus
parientes colaterales dentro del segundo grado, instituido heredero en
testamento por alguna de las partes.
 Ser alguna de las partes heredero instituido en testamento por el juez.
 Ser el juez socio colectivo, comanditario o de hecho de alguna de las partes, o
sus parientes cercanos.
 Haber recibido el juez de alguna de las partes un beneficio de importancia, que
haga de presumir empeñada su gratitud.
 Tener el juez con alguna de las partes amistad que manifiesta por actos de
estrecha familiaridad.
 Tener el juez con alguna de las partes enemistad, odio o resentimiento que haga
presumir que no se haya revestido de la debida imparcialidad.
61

 Haber el juez recibido, después de iniciado el pleito dádivas o servicios de


alguna de las partes, cualquiera que sea su valor o importancia.
 Ser parte o tener interés en el pleito una sociedad anónima de que el juez sea
accionista. No se aplicará esta causal en el caso cuando una de las partes sea
una sociedad anónima abierta, salvo que el juez sea dueño de mas del 10% del
activo social.

Será útil realizar un paralelo entre las implicancias y las recusaciones para entenderlas
mejor.

- Tanto las implicancias como las recusaciones se aplican a todos los jueces,
funcionarios judiciales y peritos.
- La implicancia reviste una mayor gravedad que la recusación, es decir, el grado
de imparcialidad esta mas comprometido.
- La implicancia se puede declarar de oficio o a petición de parte. La recusación
se decreta por petición de parte, sin perjuicio que el juez pueda decretarla de
oficio, pero no esta obligado a hacerlo.
- Las implicancias son de orden publico, no disponibles para las partes. Las
recusaciones son de orden privado.
- Las implicancias no se pueden purgar ni renunciar. En cambio las recusaciones
se pueden purgar y se renuncian tácitamente si no se alegan dentro del quinto
día hábil.
- Un juez implicado que conoce igualmente, comete el delito de prevaricación.
Un juez con causal de recusación no comete delito alguno.
- La implicancia se hace valer ante el mismo juez, en cambio la recusación ante
el tribunal superior.
- La implicancia es causal de casación en la forma por su pura ocurrencia. En
cambio, la recusación debe haber sido alegada con anterioridad.
- Ambos se tramitan como incidentes especiales.
- La implicancia es inapelable salvo que la pronuncie un tribunal unipersonal
rechazándola. La recusación también es inapelable, salvo que se acepte la
recusación amistosa o declare de oficio la inhabilitación por alguna causal de
recusación (205 COT).
- La implicancia y la recusación producen como efecto la integración y la
subrogación.

Recusación de los abogados integrantes.

No requiere expresión de causa (198), y se debe hacer valer antes del inicio de la
audiencia.

Abandono de la implicancia o recusación.

El art. 123 del CPC dice que paralizado el incidente de implicancia o recusación por
mas de 10 días, sin que la parte que lo haya promovido haga gestiones conducentes
para ponerlo en estado de que sea resuelto, el tribunal lo declarará de oficio
abandonado con citación del recusante.
62

Renovación.

De acuerdo al art. 128 del CPC, cuando sean varios los demandantes o los
demandados, la implicancia o recusación deducida por alguno de ellos, no podrá
renovarse por los otros, a menos de fundarse en alguna causal personal del recusante.

LOS TRIBUNALES.

Tribunal se ha definido como “el órgano publico establecido en la ley, para los efectos
de ejercer la función jurisdiccional, a través del debido proceso”.

Para los efectos de determinar el carácter de tribunal de un órgano publico, debe


atenderse a la función que desempeña según las facultades concedidas por la ley,
puesto que la función es que la que caracteriza al órgano, y no el órgano el que
caracteriza a la función. En ese sentido, los tribunales, además de ejercer la función
jurisdiccional, pueden ejercer otras facultades, como es el caso de la función
administrativa a través de los auto acordados.

Clasificación de los tribunales.

1. En atención a su órbita de competencia.

- Tribunales ordinarios. Son aquellos a quienes les corresponde el conocimiento


de la generalidad de los conflictos que se promuevan en el orden temporal
dentro del territorio nacional (5 in 1).
Son tribunales ordinarios los jueces de letras, los tribunales unipersonales de
excepción, las cortes de apelaciones y la corte suprema. Hoy, además, son
tribunales ordinarios los tribunales de garantía y los tribunales de juicio oral en
lo penal.

- Los tribunales especiales. Son aquellos a quienes les corresponde únicamente


el conocimiento de las materias que el legislador específicamente les ha
encomendado en atención a la naturaleza del conflicto o la calidad de las
personas que en el intervienen.
Se dividen a su vez en tribunales que forman parte del poder judicial y en
tribunales que no forman parte del poder judicial. Los que si forman parte del
poder judicial son los tribunales de menores, los del trabajo, los militares en
tiempo de paz y los de familia.
Los que no forman parte del poder judicial son los juzgados de policía local, el
director del SII, la comisión resolutiva de la ley anti monopolios, etc.

- Los tribunales arbitrales. Son aquellos jueces nombrados por las partes o por la
autoridad judicial en subsidio, para la resolución de un asunto litigioso (222
COT).

2. En atención a su composición.
63

- Tribunales unipersonales. Son aquellos constituidos por un solo juez, sea que
actúe como titular, subrogante, suplente o interino.
La mayoría de los tribunales ordinarios y especiales que ejercen su
competencia en primera o única instancia son unipersonales.

- Tribunales colegiados. Se encuentran constituidos por mas de un juez y deben


ejercer la función jurisdiccional actuando conjuntamente de acuerdo con el
quórum de instalación y decisión previsto en la ley.
Los tribunales colegiados, para ejercer su función jurisdiccional, deben conocer
del asunto sometido a su decisión en pleno o en sala.
Revisten este carácter la generalidad de los tribunales ordinarios y especiales
que conocen en segunda instancia y de los recursos de casación en la forma y
en el fondo, como del recurso de nulidad que se contempló en el nuevo
sistema procesal penal.
Los nuevos tribunales orales en lo penal, están formados por varios jueces, y
deben funcionar en salas compuestas de 3 miembros, determinándose su
integración por un sorteo anual que se efectuará durante el mes de enero de
cada año, por lo que se trata claramente de tribunales colegiados.

3. En atención a su preparación técnica.

- Tribunales o jueces legos. Son aquellos en que la función jurisdiccional es


ejercida por jueces que no requieren poseer el titulo de abogados.
En la actualidad, no existen tribunales ordinarios que tengan jueces legos, y los
especiales están conformados en su mayoría por jueces letrados.
Excepcionalmente, nos encontramos con un caso de tribunal especial que la
función la puede ejercer alguien que no sea abogado. Nos referimos a los
tribunales militares en primera instancia, en que el juez institucional es el
comandante en jefe de la respectiva división. Este juez, sin embargo, es
asesorado por un auditor que posee el titulo de abogado.
Otra excepción que es mas clara se da en el caso de los árbitros arbitradores,
los cuales pueden no ser abogados, y atendidas las materias en disputa, es
común que no lo sean.

- Los tribunales de jurados. Se integran por un grupo de personas elegidas entre


los ciudadanos. Este tipo de tribunales no existe en Chile.

- Los tribunales de escabinos. Se caracterizan por la intervención de jueces


legos, elegidos por los ciudadanos que, tras el juicio oral, participan
juntamente con jueces en la elaboración de la sentencia.

- Tribunales o jueces letrados o técnicos. Son aquellos en que la función


jurisdiccional es ejercida por jueces que necesariamente requieren poseer el
titulo de abogado.
La totalidad de los jueces ordinarios que existen en nuestro país revisten el
carácter de letrados.

4. En atención al tiempo que los jueces duran en sus funciones.


64

- Tribunales perpetuos. Son aquellos en que los jueces son designados para
ejercer el cargo indefinidamente, y permanecen en el mientras dure su bien
comportamiento y no alcancen la edad de 75 años.
- Tribunales temporales. Son aquellos que por disposición de la ley o acuerdo de
las partes solo pueden ejercer su ministerio por un periodo de tiempo limitado.
En nuestro país, son temporales los árbitros, y los miembros del tribunal
constitucional, los cuales duran un tiempo determinado en sus cargos (9 años).

5. En atención a su nacimiento y duración frente a la comunidad.

- Tribunales comunes o permanente. Son aquellos que se encuentran siempre y


continuamente a disposición de la comunidad, cualquiera sea el asunto
sometido a su conocimiento.

- Tribunales accidentales o de excepción. Se constituyen para el conocimiento de


un asunto determinado en los casos previstos por la ley. Revisten este carácter
los tribunales unipersonales de excepción y los jueces árbitros.

En materia penal, ya no existe la institución de tribunales unipersonales de


excepción. La única excepción la podríamos encontrar respecto del tribunal
unipersonal de excepción conformado por un ministro de la corte suprema para
conocer de los delitos de jurisdicción de los tribunales chilenos cuando puedan
afectar las relaciones internacionales de la republica con otro estado, al no
haberse eliminado el Nº 2 del art. 52 del COT por la ley 19665.

6. En atención a la misión que cumplen en la tramitación y fallo.

- Juez substanciador, tramitador o instructor. Es aquel que tiene por objeto


tramitar el procedimiento hasta dejarlo en una etapa determinada para que la
sentencia sea pronunciada por otro órgano jurisdiccional.
- Juez sentenciador. Es aquel cuya misión se reduce a pronunciar la sentencia en
un procedimiento que ha sido instruido por otro tribunal.
- Juez mixto. Son aquellos que cumplen la función de tramitar el procedimiento y
tramitar la sentencia dentro de él.

En el nuevo procedimiento penal no existen los jueces mixtos dado que la investigación
le corresponde dirigirla exclusivamente al ministerio publico, correspondiéndole al juez
de garantía solo autorizar previamente toda actuación del procedimiento que probare
al imputado o a un tercero del ejercicio de los derechos que la constitución asegura, o
lo restringiere o perturbare.

Los jueces del tribunal oral en lo penal son básicamente jueces sentenciadores, con la
modalidad que ellos resuelven sobre la base de pruebas que se hubieren rendido ante
ellos en el juicio oral.

7. En atención al lugar donde ejercen su función.


65

- Tribunales sedentarios. Son aquellos que ejercen su función dentro de un


determinado territorio, teniendo su asiento en un lugar determinado de ella al
cual deben acudir las partes para los efectos de requerirle el ejercicio de su
función. En nuestro país, los tribunales tienen el carácter de sedentarios.
- Tribunales ambulantes. Son aquellos que acuden a administrar justicia en las
diversas partes del territorio que recorre, sin tener una sede fija para tal
efecto.
En el proceso penal, excepcionalmente los tribunales orales en lo penal pueden
tener el carácter de ambulantes respecto de determinados procesos. Es así
como el art. 21 A in 1 del COT señala que cuando sea necesario para facilitar la
aplicación oportuna de la justicia penal, de conformidad a criterios de distancia,
acceso físico y dificultades de traslado de quienes intervienen en el proceso, los
tribunales orales en lo penal se constituirán y funcionarán en localidades
situadas fuera de su lugar de asiento.

8. En atención a su jerarquía.

- Tribunales superiores (cortes de apelaciones y corte suprema).


- Tribunales inferiores (jueces de letras, garantía, oral en lo penal y
unipersonales de excepción).

9. En atención a la extensión de la competencia que poseen.

- Tribunales de competencia común. Son aquellos tribunales ordinarios que


están facultados para conocer de toda clase de asuntos.
- Tribunales de competencia especial. Son aquellos tribunales ordinarios que
están facultados para conocer solo de asuntos determinados que la ley les ha
encomendado.

La regla general es la competencia común. Sin embargo, la tendencia es la


especialización, lo que se ve en el cambio del sistema penal, la creación de los
juzgados de familia, laborales, etc.

10. En atención a la instancia que resuelven el conflicto.

- Tribunales de única instancia. Son aquellos tribunales que resuelven el conflicto


sin que proceda el recurso de apelación en contra de la sentencia que
pronuncian.
En nuestro derecho, los jueces de letras poseen competencia de única instancia
para resolver las causas civiles y de comercio cuya cuantía no exceda de 10
UTM. Las cortes de apelaciones conocen en única instancia de los recursos de
casación en la forma, de los recursos de queja y de las consultas que
correspondieren. La corte suprema conoce de la mayoría de los asuntos en
única instancia (casación forma y fondo y recursos de queja).
En materia penal, los tribunales de juicio oral en lo penal ejercen su
jurisdicción en única instancia, puesto que solo procede el recurso de apelación
respecto de las resoluciones expresamente previstas por el legislador (370
CPP).
66

- Tribunales de primera instancia. Son aquellos tribunales que resuelven el


conflicto, procediendo el recurso de apelación en contra de la sentencia que
pronuncian, para que ella sea revisada por el tribunal superior jerárquico.

En nuestro país, los jueces de letras, sean ordinarios o especiales, tienen casi
plenitud de competencia para conocer de los asuntos en la primera instancia.
Las cortes de apelaciones, excepcionalmente poseen competencia en primera
instancia. La corte suprema nunca conoce de asuntos en primera instancia,
porque no tiene un superior jerárquico.

- Tribunales de segunda instancia. Son aquellos tribunales que conocen del


recurso de apelación interpuesto contra la sentencia pronunciada por un
tribunal de primera instancia.
En nuestro derecho, las cortes de apelaciones, sea respecto de tribunales
ordinarios o especiales, tienen casi la plenitud de la competencia para conocer
de los asuntos en segunda instancia. La corte suprema también conoce de
ciertos asuntos en segunda instancia, como ocurre con los casos de los
recursos de amparo, protección y amparo económico.

11. En atención a la forma en que resuelven el conflicto.

- Tribunales de derecho. Son aquellos que deben pronunciar su sentencia para


resolver el conflicto con sujeción a lo establecido en la ley. Esta es la regla
general en nuestro derecho. Así, solo en defecto de la ley, los tribunales se
encuentran facultados para resolver el conflicto aplicando los principios de
equidad (170 Nº 5 CPC).
- Tribunales de equidad. Son aquellos que se encuentran facultados para
pronunciar su sentencia aplicando los principios de equidad, como es el caso de
los árbitros arbitradores.

Bases del ejercicio de la jurisdicción.

Las bases para el ejercicio de la jurisdicción se definen como “todos aquellos principios
establecidos por la ley para el adecuado y eficiente funcionamiento de los órganos
jurisdiccionales”.

1. Principio de la legalidad.

La legalidad como base para el ejercicio de la función jurisdiccional, que aparece


contemplada en la CPR y en el COT, puede ser apreciada desde 3 puntos de vista:

A. Legalidad en un sentido orgánico.

- En un sentido orgánico, este principio señala que solo en virtud de una ley se
pueden crear tribunales. Así se desprende de lo señalado en el art. 73 in 1 de
la CPR.
- En cuanto al instante en que debe verificarse el establecimiento del tribunal.
Debe acontecer necesariamente con anterioridad a la iniciación del proceso (19
Nº 3 in 4 CPR y art. 2 CPP) (¿Qué pasa con los tribunales unipersonales
de excepción?)
67

- Respecto a la organización y atribuciones de los tribunales. Esta se determina a


través de la dictación de una ley orgánica constitucional (74 CPR). La
aprobación, modificación o derogación de dicha ley, además de los requisitos
generales (quórum, etc), requiere que se oiga previamente a la corte suprema,
al momento de darse cuenta del proyecto o antes de su votación en sala.

B. Legalidad en sentido Funcional.

De acuerdo a este principio, los tribunales deben actuar dentro del marco que les fija la
ley, y deben fallar los conflictos, dándole a la ley la correcta aplicación.

- Los art. 6 y 7 de la CPR se encargan de establecer la existencia del estado de


derecho, debiendo los tribunales, como órganos públicos, actuar dentro de la
orbita de competencia prevista por el legislador y conforme al procedimiento
previsto en la ley.
- Por otra parte, los asuntos que se encuentran sentidos a su decisión, deben ser
fallados por los tribunales aplicando la ley que se encuentre vigente. Es por
esto que se dice que el juez debe, en su sentencia, contemplar los
fundamentos de derecho en los que se funda su decisión. Solo si no hay ley
que resuelva el conflicto, es autorizado a usar la equidad.

Si el tribunal resuelve apartándose de la legalidad, el fallo adolecerá de nulidad, y


podrá ser impugnado a través de la interposición del recurso de casación en el fondo, o
en materia penal, a través del recurso de nulidad.

C. Legalidad en el sentido de garantía constitucional.

En este sentido, el principio de la legalidad importa la igualdad en la protección de los


derechos de las personas dentro de la actividad jurisdiccional. El art. 19 Nº 3 de la CPR
establece este aspecto del principio y garantía de la legalidad, velando porque todas
las personas tengan acceso a proteger sus derechos a través del ejercicio de la función
jurisdiccional en un debido proceso y con la asistencia jurídica necesaria para ello. De
esta forma, en el art. 19 Nº 3 se contempla lo siguiente.

- Derecho a la defensa jurídica (19 Nº 3 in 2 y 3).


- Prohibición de juzgamiento por comisiones especiales (in 4).
- Existencia de un debido proceso (in 5).
- Prohibición de presumir de derecho la responsabilidad penal (in 6).
- Irretroactividad de la ley penal sancionatoria (in 7).
- Prohibición de establecer leyes penales en blanco (in final).

2. Principio de la independencia.

La razón de la independencia judicial no requiere explicación. Si el juez no es libre, no


podrá impartir justicia de forma imparcial.
La independencia se puede apreciar desde 3 puntos de vista.

A. Independencia orgánica o política.


68

Consiste en que el poder judicial goza de autonomía frente a los demás poderes, sin
que exista una dependencia jerárquica de éste respecto del poder legislativo o
ejecutivo. Esto se desprende del art. 73 de la CPR al señalar que la facultad de ejercer
la jurisdicción corresponde exclusivamente a los tribunales de justicia establecidos por
ley. Esta idea esta reafirmada en el art. 12 del COT.

Esta independencia orgánica del poder judicial se ha criticado y se ha dicho que en


realidad el poder judicial no es plenamente autónomo. Se fundan los que sostienen
esto en que el poder judicial no es económicamente autónomo, y dicen que ese es un
elemento esencial de un poder verdaderamente autónomo.

B. Independencia funcional.

Consiste en que no solo existe un poder estructurado independiente a los otros con
una autonomía propia, sino que además la función jurisdiccional que se les ha
encomendado se ejerce sin que los otros poderes del estado se inmiscuyan (art. 73
CPR).
Con el fin de mantener dicha independencia, se les ha dotado además de la facultad de
imperio (73 in 3 y 4 CPR). Así, para hacer ejecutar sus resoluciones y practicar o hacer
practicar los actos de instrucción que de termine la ley, los tribunales ordinarios de
justicia y los especiales que integran el poder judicial, podrán impartir ordenes directas
a la fuerza publica o ejercer los medios de acción conducentes de que dispusieren. La
autoridad referida deberá cumplir sin mas tramite el mandato judicial, y no podrá
calificar su fundamento, oportunidad ni la justicia o legalidad de la resolución que se
trata de ejecutar. Esta disposición del art. 73 se reafirma por el art. 11 del COT.

C. Independencia personal.

Consiste en que las personas que desempeñan la función jurisdiccional son


enteramente autónomas del resto de los poderes, e incluso dentro del poder judicial
para los efectos de construir el juicio lógico.
Para proteger este principio de independencia personal, el constituyente, en el art. 78
ha establecido un privilegio o beneficio de inviolabilidad: Los magistrados de los
tribunales superiores, los fiscales judiciales y jueces letrados que integran el poder
judicial, no podrán ser aprehendidos sin orden del tribunal competente, salvo el caso
de crimen o simple delito flagrante y solo para ponerlos a disposición del tribunal que
debe conocer del asunto en conformidad a la ley.
Además se establece que los jueces permanecerán en su cargo hasta que se mantenga
su buen comportamiento. No obstante lo anterior, los jueces cesarán en su cargo
cuando cumplan 75 años o por alguna causa de incapacidad sobreviniente.
La norma de la edad no regirá respecto del presidente de la corte suprema, quien
permanecerá en su cargo hasta que se termine su periodo.

Por otra parte, en cuanto a la independencia personal del juez dentro del poder judicial
respecto de los otros tribunales, se encuentra garantizada por el principio orgánico de
la inavocabilidad, consagrado en el art. 8 del COT. Dice que ningún tribunal puede
avocarse el conocimiento de causas o negocios pendientes ante otro tribunal, a menos
que la ley le confiera expresamente esa facultad.

Independencia de funciones de Poderes del Estado y las relaciones entre ellos.


69

Para los efectos de limitar el poder y evitar su concentración en un poder absoluto, se


ha distribuido este en varias funciones del Estado. Para velar por el correcto ejercicio
de cada función, se ha establecido por la CPR diversas técnicas de control entre las
distintas funciones (frenos y contrapesos).

Control judicial sobre la administración publica.

- Conocimiento y fallo de los asuntos contencioso administrativos.


- Protección de las libertades civiles y derechos fundamentales, que se hace a
través de la acción de reclamación ante la corte suprema por acto
administrativo que prive o desconozca a un ciudadano su nacionalidad chilena,
el recurso de amparo ante cualquier acción u omisión arbitraria de la autoridad
administrativa que prive a un ciudadano de su derecho a la libertad, el recurso
de protección, etc.

Control judicial sobre el poder legislativo.

- Recurso de inaplicabilidad por inconstitucionalidad (derogado).


- Los senadores y diputados solo pueden ser sometidos a proceso o privados de
su libertad previo desafuero, el que es de competencia en primera instancia del
pleno de la corte de apelaciones respectiva.

Funciones de control que ejerce el poder ejecutivo respecto del poder judicial y de las
otras relaciones que existen entre estos dos poderes.

- El poder ejecutivo interviene en el nombramiento de los jueces.


- El presidente puede requerir a la corte suprema para declarar que los jueces
no han tenido buen comportamiento para que se verifique su remoción del
cargo.
- Al presidente le corresponde la iniciativa exclusiva de la ley de presupuesto,
dentro de la cual se contemplan los recursos que se deben destinar al poder
judicial.
- El presidente de la republica puede conceder indultos, los que proceden una
vez dictada una sentencia ejecutoriada.

Funciones de control que ejerce el poder legislativo respecto del poder judicial y de las
otras relaciones que existen entre estos dos poderes.

- El senado interviene en el nombramiento de los miembros de la corte suprema.


- Conoce de las acusaciones que se entablen por notable abandono de deberes
contra los jueces de los tribunales superiores.
- Le corresponde conocer de ciertas contiendas de competencia (tribunales
superiores y autoridades políticas o administrativas).
- Dicta las leyes que conceden indultos generales o amnistías. Además, fija las
normas generales con arreglo a los cuales debe ejercerse la facultad del
presidente de la republica para conceder indultos particulares.

3. Principio de la inamovilidad.
70

Este principio esta íntimamente ligado con los principios de independencia y de


responsabilidad.
La independencia del juez queda asegurada de un modo práctico con la inamovilidad
judicial, la cual impide que un juez pueda ser privado del ejercicio de su función, bien
sea de manera absoluta o limitada en cuanto al tiempo, lugar o forma en que se
realiza, si no es con sujeción a las normas establecidas en la ley.

Esta inamovilidad no es absoluta. Esta limitada por la responsabilidad. Es así como el


art. 77 de la CPR señala que los jueces durarán en su cargo durante su buen
comportamiento.

Formas de poner termino a la inamovilidad.

- Juicio de amovilidad (338 y 339 COT). Este a dejado de tener aplicación


práctica.
- La calificación anual. El funcionario que figure en la lista deficiente por segundo
año consecutivo, quedará removido de su cargo por el solo ministerio de la ley.
- Remoción acordada por la corte suprema por mal comportamiento. Por
requerimiento del presidente de la republica, a solicitud de parte interesado o
de oficio, podrán la corte declarar que los jueces no han tenido buen
comportamiento, y previo informe del inculpado y de la corte respectiva,
acordar su remoción por la mayoría del total de sus componentes. Estos
acuerdos se comunicarán al presidente de la republica para su conocimiento.

4. Principio de la responsabilidad.

Se define como “la consecuencia jurídica derivada de actuaciones o resoluciones de los


tribunales que la ley sanciona según la naturaleza de la acción u omisión en que el juez
ha incurrido”.
Este principio se encuentra consagrado en el art. 76 de la CPR pero solo hace
referencia a la responsabilidad ministerial.

Especies de responsabilidad.

a. Responsabilidad común. Es la consecuencia de los actos u omisiones que el juez


realiza en su carácter de individuo particular, y no como funcionario del poder judicial.

b. Responsabilidad disciplinaria. Es la consecuencia de actos que el juez realiza con


falta o abuso, incurriendo en indisciplina o faltando al orden interno del poder judicial.
Se hace valer a través del juicio de amovilidad, calificación anual y por la remoción de
la corte suprema por mal comportamiento.

c. Responsabilidad política. Proviene de un abstención y afecta únicamente a los


tribunales superiores de justicia por la causal del art. 48 Nº 2 letra C de la CPR:
notable abandono de deberes. Se discute el alcance de la expresión “notable abandono
de deberes”. La doctrina ha desarrollado un concepto amplio y uno restringido.

d. Responsabilidad ministerial. Es la consecuencia jurídica de actos o resoluciones que


los jueces pronuncian en el ejercicio de sus funciones.
71

El art. 324 del COT establece que el cohecho, la falta de observancia en materia
sustancial de las leyes que reglan el procedimiento, la denegación y la torcida
administración de justicia, y en general, toda prevaricación o grave infracción de los
deberes que las leyes imponen a los jueces, los deja sujetos al castigo que
corresponda según la naturaleza o gravedad del delito, con arreglo a lo establecido en
el CP. Esta disposición no es aplicable a los miembros de la corte suprema en lo
relativo a la falta de observancia de las leyes que reglan el procedimiento ni en cuanto
a la denegación ni a la torcida administración de justicia.

- Responsabilidad penal ministerial. Deriva de la comisión de ciertos delitos por


parte del juez en el ejercicio de su ministerio (223 y ss. CP). Esta
responsabilidad no puede ser exigida directamente, sino que es menester
efectuar un procedimiento de calificación previa, denominado querella de
capítulos.

- Responsabilidad civil ministerial. De casi toda acción penal deriva una acción
civil. Es así como el 325 del COT señala que todo juez delincuente será
además, civilmente responsable de los daños estimables en dinero que con su
delito hubiere irrogado a cualquiera persona o corporación. El art. 326, por su
parte, señala que la misma responsabilidad afectará al juez, si el daño fuere
producido por cuasi delito.

Resguardo legal de la actividad jurisdiccional.

El legislador ha ideado mecanismos para evitar la proliferación de procedimientos en


contra de jueces sin que exista el fundamento suficiente para ello. Estos mecanismos
son los siguientes.

 Debe haber un examen de admisibilidad o calificación. El art. 328 del COT


señala que ninguna acusación o demanda civil entablada contra un juez para
hacer efectiva su responsabilidad criminal o civil podrá tramitarse sin que sea
previamente calificada de admisible por el juez o tribunal que es llamado a
conocer de ella. Este precepto nos conduce a la querella de capítulos,
procedimiento que tiene por objeto hacer efectiva la responsabilidad criminal de
los jueces y oficiales del ministerio publico por actos ejecutados en el ejercicio
de sus funciones que importen una infracción penada por la ley. Este
procedimiento es solo para perseguir la responsabilidad penal. No existe un
ante juicio para perseguir la responsabilidad civil.
 La causa en la que la responsabilidad ministerial se ha originado ha debido
terminar por sentencia ejecutoriada. Así, no podrá hacerse efectiva la
responsabilidad criminal o civil en contra de un juez mientras no haya
terminado por sentencia firme la causa o pleito en que se supone causado el
agravio (329 COT).
 No puede deducirse acusación o demanda civil en contra de un juez para hacer
efectiva su responsabilidad criminal o civil si no se hubieren entablado
oportunamente los recursos que la ley franquea para la reparación del agravio
causado (330 in 1 primera parte COT).
 La demanda o la acusación deben interponerse en un tiempo bastante breve,
que es de 6 meses, contados desde que se hubiere notificado al reclamante la
sentencia firme recaída en la causa en que supone inferido el agravio.
72

Para las personas que no fueran directamente ofendidas o perjudicadas por el


delito del juez cuya responsabilidad se persigue, el plazo de 6 meses correrá
desde la fecha en que se hubiere pronunciado sentencia firme.
Finalmente, el art. 330 in 3, autoriza a los jueces a actuar de oficio cuando el
juez incurra en responsabilidad penal.

Efectos de la condena a un juez por responsabilidad ministerial.

El art. 331 señala que ni en el caso de responsabilidad criminal ni en el caso de


responsabilidad civil, la sentencia pronunciada en el juicio de responsabilidad alterará
la sentencia firme.
Para esta situación, sin embargo, se establecen correctivos. A saber.

- Recurso de revisión.
- Recurso de revisión en materia penal.
- Recurso de nulidad en el nuevo proceso penal.

5. Principio de la territorialidad.

Consiste en que cada tribunal ejerce sus funciones dentro de un territorio determinado
por la ley. Así lo señala el art. 7 del COT.

Existen varias excepciones establecidas en la ley a este principio de la territorialidad. A


saber.

- Actuaciones de jueces en santiago. En general, los jueces de santiago pueden


realizar actuaciones en cualquiera de las comunas de santiago.
- Inspección personal del tribunal. Esta inspección, los jueces, la pueden hacer
fuera del territorio que la ley les ha asignado.
- Exhortos. No constituyen una verdadera excepción, ya que no existe un
traslado de un tribunal a otro territorio, sino que solo hay una comunicación
para la práctica de una actuación por el tribunal del territorio correspondiente
al lugar en que ella ha de realizarse.

6. Principio de la jerarquía o grado.

Los tribunales tienen una estructura piramidal, que en su base tiene a los jueces
ordinarios de menor jerarquía, ya va subiendo hasta llegar a la cúspide, en donde se
encuentra la corte suprema.

La aplicación del principio de jerarquía o grado es considerada para los siguientes


efectos:

- Es considerada por el legislador para distribuir entre ellos la competencia para


el conocimiento de los diversos asuntos.
- Permite la existencia de la instancia.
- Determina la regla general de la competencia llamada de la jerarquía o grado a
que se refiere el art. 110 del COT (al fijar el tribunal de primera instancia,
queda fijado el de segunda).
73

- Determina las diversas facultades disciplinarias que posee cada tribunal. A


mayor jerarquía, mayor gravedad revisten las sanciones que pueden aplicar.
- Es considerado por el legislador dentro de régimen de recursos para
determinar el tribunal que deberá conocer de ellos.
- Ha sido contemplado por el legislador para determinar el tribunal competente
que conoce de las recusaciones (204).

7. Principio de la publicidad.

Los actos de los tribunales son públicos, salvo las excepciones establecidas
expresamente por las leyes (9 COT).

El secreto y sus clasificaciones.

El principio de la publicidad reconoce excepciones en nuestro derecho. De acuerdo a


ello, se ha clasificado el secreto de la siguiente manera.

- Secreto absoluto. Es aquel en que la norma legal impide tener acceso a un


expediente o actuación a las partes y a los terceros que no tengan interés.
- Secreto relativo. Es aquel en que la norma legal impide a los terceros tener
acceso al expediente o actuación, pero no a las partes de el.

Casos de secreto en nuestra legislación.

 Casos de secreto absoluto.


o En el proceso penal, el fiscal puede disponer el secreto absoluto de la
investigación respecto de determinadas actuaciones, registros o
documentos por un plazo no superior a 40 días.
o Los acuerdos de los tribunales colegiados.

 Casos de secreto relativo.


o Causas de nulidad de matrimonio y divorcio.
o Libro de distribución de causas. Ese libro no puede ser examinado sin
orden del tribunal.
o Libro de palabras o pasajes abusivos (531 Nº 2 del COT). Ese libro tiene
el carácter de privado.
o Las sesiones de tribunales colegiados para la calificación de los
funcionarios.
o Materias de adopción.

8. Principio de la sedentariedad.

Este principio dice relación con el hecho de que los tribunales deben ejercer sus
funciones en un lugar fijo y determinado.
Hace excepción a este principio el art. 21 letra A del COT que permite a los tribunales
orales en lo penal funcionar en localidades situadas fuera de su lugar de asiento
cuando sea necesario para facilitar la aplicación oportuna de la justicia penal de
conformidad a criterios de distancia, acceso físico y dificultades de traslado de quienes
intervienen en el proceso.
74

9. Principio de la pasividad.

Los tribunales no podrán ejercer su ministerio sino a petición de parte, salvo los casos
en que las leyes les faculten para proceder de oficio (art. 10 in 1 COT).

Este principio de ejercicio de la jurisdicción guarda estrecha relación con el principio


formativo del procedimiento denominado principio “dispositivo”.

En nuestro derecho, como dijimos, la regla general es el principio dispositivo. Sin


embargo, aun en materia civil, no alcanza las características de regla general que se le
pretende dar.
Es así como en nuestro ordenamiento se consagran una serie de normas que le
permiten al tribunal actuar de oficio para lograr un adecuado ejercicio de la función
jurisdiccional.

Los casos mas trascendentes en los cuales podemos apreciar una aplicación del
principio inquisitivo en nuestros procedimientos, son los siguientes.

- En el procedimiento penal. En proceso penal antiguo, primaba sin dudas el


principio inquisitivo, tanto en el inicio del procedimiento como en la etapa de
sumario y de plenario. En el nuevo proceso penal prima el principio dispositivo,
ya que la investigación la lleva el ministerio publico.
- En el procedimiento civil.
o El tribunal puede declarar de oficio la nulidad absoluta cuando
apareciere de manifiesto en el acto o contrato (1683 CC).
o El juez, de oficio, puede no dar curso a la demanda que no contenga las
indicaciones ordenadas en los 3 primeros números del 254, expresando
el defecto de que adolece (256).
o El juez, en el juicio ejecutivo, puede denegar la ejecución si el titulo
presentado tiene mas de 3 años contados desde que la obligación se
haya hecho exigible.
o El juez puede y debe declarar de oficio su incompetencia absoluta.
o El juez se encuentra facultado para declarar de oficio la nulidad de lo
obrado en el proceso y rechazar de oficio los incidentes impertinentes
(84 in 1 y 4 del CPC).

10. Principio de la competencia común.

Este principio consiste en que el legislador pretende que los tribunales conozcan de
toda clase de asuntos, tanto civiles como penales. Este principio de encuentra
contemplado en el art. 5 in 1 del COT.

Sin embargo, por la complejidad de las materias y la necesidad de que se fallen


rápidamente, se han creado tribunales especiales. De esta forma, las excepciones al
principio de la competencia común son las siguientes.

- La creación de jueces de letras del crimen y civiles en algunas comunas o


agrupación de comunas.
- Creación de juzgados especiales (familia, trabajo, policía local, institucionales,
etc).
75

Pareciera ser que en la actualidad la existencia de tribunales especiales para el


conocimiento de asuntos específicos, se encuentra reconocida por nuestro
ordenamiento y este principio va quedando atrás.

- Establecimiento de salas especializadas en la corte suprema. La corte suprema


debe funcionar dividida en salas especiales o en pleno (95 y 99 COT). La corte
suprema debe establecer, mediante auto acordado, cada dos años, las
materias que debe conocer cada una de las salas en que se divida, tanto en
funcionamiento ordinario como extraordinario.

11. Principio de la inavocabilidad.

Este principio consiste en la prohibición que tienen los tribunales de entrar a conocer
de asuntos de los cuales se encuentra conociendo otro tribunal. Se encuentra
consagrado en el art. 8 del COT.

Las excepciones que se señalan respecto de este principio son las siguientes.

- Visitas de los ministros de corte.


- La acumulación de autos o expedientes en materia civil.
- El sometimiento de un asunto civil a arbitraje.

12. Principio de la inexcusabilidad.

Este principio se encuentra consagrado con rango constitucional en el art. 73 in 2 de la


CPR.
De acuerdo con este principio, la falta de ley para la resolución de un asunto, no
constituye una justificación válida para que un tribunal se niegue a conocer de un
asunto, por lo que deberá resolver por medio de la equidad.

13. Principio de la gratuidad.

Este principio comprende dos aspectos. A saber:

- Las partes no remuneran directamente a las personas que ejercen la actividad


jurisdiccional, puesto que ellos revisten el carácter de funcionarios públicos.
- Las parte deben contar con accesoria judicial dentro del proceso, para que
exista igualdad en la protección de los derechos. Este aspecto constituye una
garantía constitucional (19 Nº 3).
Los medios legales que existen para brindar esta asistencia jurídica gratuita
son los siguientes.
o Los abogados de turno.
o Corporación de asistencia judicial y otras instituciones publicas o
privadas que presten accesoria gratuita y que estén reconocidas
por el COT.
o Privilegio de pobreza. Es un beneficio legal por el cual las
personas de escasos recursos obtienen ciertos privilegios.
o En materia penal, la defensoría penal publica.
76

14. Principio de la autogeneración incompleta.

Este principio se refiere al sistema de nombramiento y designación de los jueces en


nuestro país.

El sistema de nombramiento en nuestro país es el de la autogeneración incompleta, en


donde interviene el poder judicial, que es el poder que propone, el poder ejecutivo que
es el que escoge y nombra, y tratándose de los ministros de corte suprema, el senado
interviene ratificando la elección del poder ejecutivo.

El art. 75 de la CPR señala que en cuanto al nombramiento de los jueces, la ley se


ajustará a los siguientes preceptos generales.

La corte suprema se compondrá de 21 ministros.

Los ministros y fiscales judiciales de la corte suprema serán nombrados por el


presidente de la republica, de una quina que propone la misma corte, y con acuerdo
del senado. El acuerdo del senado requiere de los dos tercios de los miembros en
ejercicio, en sesión especialmente convocada al efecto.
Si el senado no aprueba la proposición del presidente, la corte deberá completar la
quina proponiendo un nuevo nombre en sustitución del rechazado, repitiéndose el
procedimiento hasta que se apruebe el nombramiento.

Cinco de los miembros de la corte suprema, deberán ser abogados extraños al poder
judicial, tener a lo menos 15 años de titulo, y haberse destacado en la actividad
profesional o universitaria, y cumplir los demás requisitos que señale la LOC
respectiva.

Cuando se trate de proveer un cargo que corresponda a un miembro proveniente del


poder judicial, deberá ocupar un lugar en la quina el ministro más antiguo de la corte
de apelaciones que figure en la lista de méritos. Los otros cuatro cupos se llenarán en
atención a los méritos de los candidatos. Tratándose de proveer un cargo
correspondiente a abogados extraños a la administración de justicia, la nómina se
formará exclusivamente, previo concurso publico de antecedentes, con los abogados
que cumplan con los requisitos del in 4 de este art. (15 años de abogado, haberse
destacado, etc).

Los ministros y fiscales de las cortes de apelaciones serán designados por el presidente
de la republica a propuesta en terna de la corte suprema.

Los jueces letrados serán designados por el presidente de la republica, a propuesta en


terna por la corte de apelaciones respectiva.

El juez letrado en lo civil o criminal mas antiguo de asiento de la corte, o el juez letra
civil o criminal mas antiguo del cargo inmediatamente inferior al que se trata de
proveer, y que figure en la lista de meritos y exprese su interés en el cargo, ocupará
un lugar en la terna correspondiente. Los otros dos lugares se llenaran en atención al
merito de los candidatos.

La corte suprema o las de apelaciones, en su caso, formarán las quinas o las ternas en
plenos especialmente convocados al efecto, en una misma y única votación, donde
cada uno de sus miembros tendrá derecho a votar por dos o por tres candidatos
respectivamente.
77

Resultarán elegidos quienes obtengan las 3 o las 5 primeras mayorías


respectivamente. El empate se resolverá mediante sorteo.

Cuando se trate del nombramiento de ministros de corte suplentes, la designación


podrá hacerse por la corte suprema, y en el caso de los jueces, por la corte de
apelaciones respectiva. Estas designaciones no podrán durar por mas de 60 días y no
serán prorrogables. En caso de que los tribunales mencionados no hagan uso de esta
facultad, o de que haya vencido el plazo de la suplencia, se procederá a proveer las
vacantes en la forma ordinaria señalada precedentemente.

De toda esta materia se ocupan los art. 263 al 291 del COT.

Estatuto legal de los jueces.

Los jueces, como depositarios de una función publica, tienen regulado no solo su
sistema de nombramiento, sino la forma en la cual deben instalarse en el ejercicio de
sus funciones, sus obligaciones, prohibiciones y prorrogativas y honores.

La instalación.

La instalación de los jueces, momento en que pueden ellos empezar a ejercer su


función, esta configurada por dos elementos: el nombramiento y el juramento (299).
“Los miembros designados para la corte suprema prestarán su juramento ante el
presidente del mismo tribunal. Los miembros designados para las cortes de
apelaciones ante el presidente del respectivo tribunal. Ante el mismo funcionario,
prestarán también juramento los jueces de letras.
Hecho el juramento, este se hace constar y se entra inmediatamente en funciones.

Prohibiciones de los jueces.

Estas prohibiciones tienen por objeto evitar la distracción de la actividad ordinaria de


los jueces. Estas prohibiciones son las siguientes.

- Ejercer la abogacía, salvo las causas personales o de su cónyuge,


ascendientes, descendientes, hermanos o pupilos.
- No pueden desempeñarse como árbitros ni aceptar compromisos.
- No deben expresar opinión anticipada de los asuntos que van a conocer.
- Se encuentran afectos a la prohibición de adquirir cosas o derechos litigiosos
de los juicios que conocen.
- No pueden adquirir pertenencias mineras dentro de su territorio jurisdiccional.
- El art. 323 prohíbe a los funcionarios judiciales:
o Dirigir el poder ejecutivo, a funcionarios públicos o a corporaciones
oficiales, felicitaciones o censuras por sus actos.
o Tomar en las elecciones populares o en los actos que les precedan más
parte que la de emitir su voto personal.
78

o Mezclarse en reuniones, manifestaciones u otros actos de carácter


político, o efectuar cualquiera actividad de las misma índole dentro del
poder judicial.
o Publicar, sin la autorización del presidente de la corte suprema, escritos
de defensa de su conducta oficial o atacar en cualquier forma, la de
otros jueces o magistrados.

Obligaciones de los jueces.

1. Deber de residencia. Los jueces están obligados a residir constantemente en la


ciudad o población donde tenga su asiento el tribunal en que debe prestar sus servicios
(311).

2. Deber de asistencia (312). Están obligados a asistir todos los días a la sala de su
despacho y a permanecer en ella desempeñando sus funciones durante 4 horas como
mínimo cuando el despacho de causas estuviere al corriente, y de 5 horas a lo mínimo,
cuando se hallare atrasado, sin perjuicio de lo que en conformidad con el art. 96 Nº 4
establezca la corte suprema (facultades económicas).

Las obligaciones de residencia y asistencia cesan durante los días feriados y el periodo
de vacaciones de febrero.
El art. 314 del COT señala que durante el periodo de vacaciones funcionarán de lunes a
viernes de cada semana los jueces de letras que ejerzan jurisdicción en lo civil, para
conocer de aquellos asuntos a que se refiere el in 2 de este art. En las comunas o
agrupación de comunas donde haya mas de uno, desempeñará esas funciones el juez
que de acuerdo al turno, que para este establezca la corte de apelaciones respectiva,
le toque.
En santiago funcionarán dos juzgados de letras en lo civil, de acuerdo a un turno que
señale la corte de apelaciones de santiago. La designación de las causas entre estos
tribunales se hará por el presidente de la corte de apelaciones.

No obstante el feriado, existen tribunales que durante su transcurso debe seguir


conociendo de los asuntos (jueces penales, juzgados de familia, trabajo y los juzgados
con competencia común).

Existe también una institución que se denomina la habilitación del feriado. A ella se
refiere el art. 314 in 2 del COT, al decir que los jueces durante el feriado de vacaciones
deberán conocer:

- De todas las cuestiones de jurisdicción voluntaria.


- De los juicios posesorios.
- De los asuntos que se refiere el Nº 1 del art. 680 del CPC.
- De los juicios de alimentos.
- De los juicios del trabajo y de los asuntos relativos a menores cuando les
corresponda.
- De las medidas prejudiciales y precautorias.
- De las gestiones a que de lugar la notificación de los protestos de cheques.
- De los juicios ejecutivos hasta la traba del embargo, inclusive.
- De todas aquellas cuestiones respecto de las cuales se conceda especialmente
habilitación de feriado. En todo caso, deberán admitirse a tramitación las
demandas, de cualquier naturaleza que ellas sean, para el solo efecto de su
notificación.
79

La habilitación del feriado se podría definir como “una solicitud que se presenta ante el
correspondiente tribunal para que éste, por motivos fundados, autorice la practica de
una determinada diligencia durante el feriado de vacaciones”.

El único elemento que el tribunal toma en consideración para conceder o rechazar la


petición de habilitación, es la urgencia o necesidad en la practica de una diligencia.

Señala el art. 314 que la habilitación deberá ser solicitada ante el tribunal que ha de
quedar de turno, y en aquellos lugares donde haya mas de un juzgado de turno, la
solicitud quedará sujeta a la distribución de causas a que se refiere el in primero. Sin
embargo, en este ultimo caso, y siempre que se trate de un asunto que con
anterioridad al feriado esté conociendo uno de los juzgados que quede de turno, la
solicitud de habilitación se presentará ante el.
El tribunal deberá pronunciarse acerca de la habilitación en 48 horas desde la
presentación de la solicitud respectiva. La resolución que rechace la habilitación será
fundada. En caso de ser acogida, deberá notificarse por cédula a las partes.

En santiago, los tribunales deberán remitir a la corte de apelaciones las causas


habilitadas para su distribución. En todo caso, las partes, de común acuerdo, podrán
suspender la tramitación de cualquier asunto durante el feriado judicial.

3. Deber de cumplimiento diligente de sus funciones (319 in 1 COT). Los jueces están
obligados a despachar los asuntos sometidos a su conocimiento en los plazos que fija
la ley o con toda la brevedad que las actuaciones de su ministerio les permitan,
guardando en este despacho el orden de la antigüedad de los asuntos, salvo cuando
motivos graves y urgentes exijan que dicho orden se altere.

Honores y prerrogativas de los jueces.

- El art. 306 establece el tratamiento que se le debe dar a los jueces de acuerdo
a su jerarquía. La corte suprema tendrá el tratamiento de Excelencia y las
cortes de apelaciones el de Señoría Ilustrísima. Cada uno de los ministros de
estos mismos tribunales y los jueces de letras, tendrán tratamiento de señoría.
- El art. 307 se refiere a la ubicación en ceremonias publicas. Los jueces
ocuparán en las ceremonias publicas el lugar que les asigne, según su rango, el
reglamento respectivo.
- De acuerdo al 308, los jueces están exentos de toda obligación de servicio
personal que las leyes impongan a los ciudadanos chilenos (¿Vocales de
mesa? ¿Servicio militar?).
- En cuanto a los jueces jubilados, estos gozarán de los mismos honores y
prerrogativas que los que se hallan en servicio actual.

Continuatividad de los jueces.

Se ha dicho que la jurisdicción es un poder y también un deber. Por ello, el estado


debe proveer una continua administración de justicia. Estos se logra con dos
instituciones: la subrogación y la integración.

La subrogación.
80

Se define como “el reemplazo automático y que opera por el solo ministerio de la ley
respecto de un juez o de un tribunal colegiado que están impedidos para el desempeño
de sus funciones”.

Así, la subrogación opera respecto de tribunales unipersonales y respecto de tribunales


colegiados. En el caso de los tribunales colegiado, la subrogación se aplica cuando todo
el tribunal esta impedido, ya que en caso que el impedimento fuera solo parcial, se
aplican las reglas de la integración.

Para efectos de aplicar la subrogación, se entiende que un juez falta en caso de


muerte, enfermedad, permiso administrativo, implicancia o recusación o si no hubiere
llegado a la hora ordinaria de despacho o si no estuviere presente para evacuar
aquellas diligencias que requieren su intervención personal, como son las audiencias
de prueba, los remates, los comparendos u otras semejantes, de todo lo cual dejará
constancia, en los autos, el secretario que actúe en ellos (214 COT).

La subrogación de los jueces de garantía.

Los jueces de garantía serán subrogados por otro juez de garantía del mismo juzgado
(206 in 1). Si el juzgado constare de un solo juez, este será subrogado por el juez del
juzgado con competencia común de la misma comuna, y a falta de éste, por el
secretario letrado de éste último.

Subrogación de jueces orales en lo penal.

Subroga un juez perteneciente al mismo tribunal oral, y a falta de este, un juez de otro
tribunal oral de la jurisdicción de la misma corte.
A falta de este, lo subrogará un juez de garantía de la misma comuna o agrupación de
comunas que no hubiere intervenido en la fase de investigación.
Si estas reglas no se pudieren aplicar, se postergará la realización del juicio oral hasta
la oportunidad mas próxima en que alguna de tales disposiciones resultare aplicable
(210 in 4 COT).

Subrogación de los jueces de letras.

El juez de letras que falte o se encuentre inhabilitado para conocer de determinado


asuntos, será subrogado por el secretario del mismo tribunal siempre que se abogado
(211 in ).

Subrogación de las cortes de apelaciones.

Si en una sala de las cortes de apelaciones no queda ningún miembro hábil se diferirá
el conocimiento del negocio a otra de las salas de que se componga el tribunal.
Si la inhabilidad o impedimento afecta a totalidad de los miembros, pasará el asunto a
la corte de apelaciones que debe subrogar, según la lista establecida en el 216 del
COT.

Subrogación de la corte suprema.


81

En caso de que no pueda funcionar la corte suprema por inhabilidad de la mayoría o de


la totalidad de sus miembros, será integrada por ministros de la corte de apelaciones
de santiago, llamados por su orden de antigüedad (218 in 1).

La integración.

Se ha definido como “el reemplazo por el solo ministerio de la ley de alguno o algunos
de los ministros de los tribunales colegiados que estén impedidos o inhabilitados para
el desempeño de sus funciones”.
Solo opera respecto de los tribunales colegiados y tiene por objeto completar el
quórum necesario para que pueda funcionar el tribunal colegiado.

Integración de las cortes de apelaciones.

- Con los miembros no inhabilitados del mismo tribunal.


- Con sus fiscales.
- Con los abogados que se designen anualmente para este objeto (abogados
integrantes).

Las cortes de apelaciones no pueden integrar con mayoría de abogados integrantes.


Los abogados o procuradores de las partes, podrán, por medio del relator de la causa,
recusar sin expresión de causa a uno de los abogados de la corte, no pudiendo
ejercerse este derecho sino respecto de dos miembros aunque sea mayor el numero de
partes litigantes. Esta recusación deberá hacerse antes de comenzar la audiencia en
que va a verse la causa, cuando se trate de abogados que hayan figurado en el acto de
instalación del respectivo tribunal o en el momento de la notificación a que se refiere el
art. 166 CPC, en los demás casos (198 in 2 COT).
Para hacer valer la recusación se debe pagar en estampillas el impuesto que señala el
in final del art. 198.
En caso de recusación de un abogado integrante, el presidente de la respectiva corte
procederá de inmediato a formar sala llamando a otro miembro que pueda integrar no
inhabilitado, salvo que ello no fuere posible por causa justificada (113 in final CPC). Lo
normal en esos casos es que se suspenda la vista.

Integración de la corte suprema.

Al respecto, se deben distinguir dos situaciones.

- Si la falta o inhabilidad afecta a menos de la mayoría de los miembros de la


corte o alguna de sus salas. En tal caso ella se integra:
o Con los ministros no inhabilitados de la misma corte suprema.
o Con el fiscal.
o Con los abogados integrantes que se designen para tal efecto por el
presidente de la republica.
Las salas de la corte suprema no podrán funcionar con mayoría de abogados
integrantes, tanto en su funcionamiento ordinario como extraordinario.

- Si la falta o inhabilidad afecta a mas de la mayoría de los miembros de la corte


suprema, será integrada por ministros de la corte de apelaciones de santiago,
llamados por su orden de antigüedad (218 COT).
82

LOS JUECES DE GARANTÍA.

Se definen como “tribunales ordinarios, generalmente colegiados en cuanto a su


composición, pero siempre unipersonales en cuanto a su funcionamiento, letrados, de
derecho y permanentes, que ejercen sus facultades sobre una comuna o agrupación de
comunas y conocen en única o primera instancia exclusivamente de todos los asuntos
penales que se rigen por el código procesal penal”. Su superior jerárquico es la corte
de apelaciones respectiva.

Los jueces de garantía tienen las misma categoría que los jueces de letras, y en
consecuencia, para su nombramiento, deben regir los mismos requisitos.
Sin embargo, respecto a la instalación de estos juzgados, se han contemplado normas
especiales en el art. 1 transitorio de la ley 19.665, el cual permite la opción de los
correspondientes jueces de letras en los criminal a los juzgados orales en lo penal o de
garantía. Si nada dicen, se entiende que pasan a ocupar el cargo de jueces de
garantía.

Características.

- Son tribunales ordinarios.


- Son generalmente colegiados en cuanto a su composición, pero unipersonales
en cuanto a su funcionamiento (14 COT).
- Son letrados.
- Son de derecho. Deben fallar en conformidad a lo que señala la ley.
- Son permanentes. Se mantienen mientras dure el buen comportamiento y
hasta que no cumplan 75 años.
- Son responsables civil, criminal y disciplinariamente en el desempeño de sus
cargos.
- Su territorio o radio de competencia es una comuna o agrupación de comunas.
- Tienen la plenitud de la competencia en única instancia para conocer de los
asuntos que se contemplan en el CPP, con excepción de aquellos que se
entregan al conocimiento de los tribunales orales en lo penal.
Excepcionalmente conocen en primera instancia de aquellos asuntos apelables
según el 370 del CPP.
- Tienen competencia especial. Solo conoce de asuntos penales conforme al
nuevo CPP.
- Se clasifican en jueces de garantía de comunas o agrupación de comunas, de
capital de provincia y de asiento de corte de apelaciones.
- Tienen como superior jerárquico a la corte de apelaciones respectiva.

Competencia.

Les corresponde conocer acerca de las siguientes materias.

- Asegurar los derechos del imputado y demás intervinientes en el proceso


penal.
83

- Dirigir personalmente las audiencias que procedan.


- Dictar sentencia cuando corresponda en el procedimiento abreviado, del cual
conoce en primera instancia.
- Conocer y fallar las faltas penales, procedimiento que conoce en única
instancia.
- Conocer acerca de las faltas e infracciones a la ley de alcoholes. Conocen en
única instancia.
- Hacer ejecutar las condenas criminales y las medidas de seguridad y resolver
las solicitudes de reclamos relativos a dicha ejecución, de conformidad a la ley
procesal penal.
- Conocer y resolver todas las cuestiones y asuntos que este código y la ley
procesal penal les encomienden.

LOS TRIBUNALES DE JUICIO ORAL EN LO PENAL.

Se definen como “tribunales ordinarios, colegiados en cuanto a su composición y


funcionamiento, letrados, de derecho y permanentes, que ejercen facultades sobre una
comuna o agrupación de comunas y conocen en única instancia exclusivamente de
todos los asuntos penales que se rigen por el CPP”. Su superior jerárquico es la corte
de apelaciones respectiva.

Estos jueces tienen la misma categoría que los jueces de letras, y se aplica respecto de
ellos, todo lo señalado precedentemente respecto de los jueces de garantía en cuanto
a sus requisitos y nombramiento.

Características.

- Son ordinarios.
- Son colegiados en cuanto a su composición y funcionamiento.
o En cuanto a su composición. El numero de jueces de un tribunal oral
varía en un numero que va entre 3 y 27 (21).
o En cuanto al funcionamiento. El tribunal funciona en una o mas salas
integradas por 3 de sus miembros. La distribución de las causas entre
las distintas salas se hace mediante un procedimiento objetivo y general
que deberá ser anualmente aprobado por el comité de jueces del
tribunal, a propuesta del juez presidente. Las decisiones de los
tribunales orales se regirán en lo que no resulte contrario a las normas
de este párrafo, por las reglas sobre acuerdos del COT.
- Son tribunales letrados.
- Son de derecho.
- Son permanentes. Se mantienen en su cargo mientras dure su buen
comportamiento y no superen la edad de 75 años.
- Son responsables civil, criminal y disciplinariamente en el desempeño de sus
cargos.
- Su territorio o radio de competencia es siempre una agrupación de comunas,
por lo que son menores en numero que los jueces de garantía (21). Sin
perjuicio de esto, los jueces se pueden trasladar fuera de dicho lugar para
ejercer su función jurisdiccional, lo que constituye, como hemos dicho, una
excepción al principio de la sedentariedad.
84

- Tienen la plenitud de la competencia en única instancia para conocer del juicio


oral en lo penal respecto de los crímenes o simples delitos, a menos que
respecto de ellos sea aplicable un procedimiento abreviado o el procedimiento
simplificado, en cuyo caso son conocidos por el juez de garantía.
- Tienen siempre competencia especial.
- Tienen como superior jerárquico a la corte de apelaciones respectiva.

Los tribunales orales en lo penal tienen su asiento en una comuna, y ejercen su


competencia respecto de una comuna o agrupación de comunas, de acuerdo a lo
establecido en el art. 21 del COT.

Competencia.

Corresponderá a los tribunales orales en lo penal:

- Conocer y juzgar y las causas por crimen o simple delito, salvo aquellas
relativas a simples delitos cuyo conocimiento y fallo corresponda a un juez de
garantía.
- Resolver, en su caso, sobre la libertad o prisión preventiva de los acusados
puestos a su disposición.
- Resolver todos los incidentes que se promuevan durante el juicio oral.
- Conocer y resolver los demás asuntos que la ley procesal penal les
encomiende.

El comité de jueces y la organización administrativa de los juzgados de


garantía y tribunales orales en lo penal.

El comité de jueces debe existir solo en los juzgados de garantía en los que sirvan 3 o
mas jueces y en todo tribunal oral en lo penal, sin importar su composición.

Composición del comité de jueces.

En aquellos tribunales compuestos por 5 jueces o menos, el comité de jueces se


conformará por todos ellos.
En los conformados por mas de 5 jueces, el comité lo compondrán los 5 jueces que sea
elegidos por la mayoría del tribuna, cada dos años.

Los acuerdos del comité de jueces se adoptarán por mayoría de votos. En caso de
empate, el juez presidente tiene voto dirimente.

Facultades del comité de jueces.

- Aprobar el procedimiento objetivo y general de distribución de causas.


- Designar, de la terna que le presente el juez presidente, al administrador del
tribunal.
- Calificar anualmente al administrador del tribunal.
- Resolver acerca de la remoción del administrador.
85

- Designar al personal del juzgado o tribunal, a propuesta en terna del


administrador.
- Conocer de la apelación que se interpusiere en contra de la resolución del
administrador que remueva al sub administrador, a los jefes de unidades o a
los empleados del juzgado o tribunal.
- Decidir el proyecto de plan presupuestario anual que le presente el juez
presidente, para ser propuesta a la corporación administrativa del poder
judicial.
- Conocer de todas las demás materias que señale la ley.

El juez presidente del comité de jueces.

Al juez presidente del comité, le corresponderá velar por el adecuado funcionamiento


del juzgado o tribunal.
En el cumplimiento de esta función, tendrá los siguientes deberes y atribuciones.

- Presidir el comité de jueces.


- Relacionarse con la corporación administrativa del poder judicial en todas las
materias relativas a la competencia de ésta.
- Proponer al comité de jueces el procedimiento objetivo y general de la
distribución de causas.
- Elaborar anualmente una cuenta de la gestión jurisdicción del juzgado.
- Aprobar los criterios de gestión administrativa que le proponga el
administrador del tribunal y supervisar su ejecución.
- Calificar al personal, teniendo a la vista la calificación que le presente el
administrador del tribunal.
- Presentar al comité de jueces una terna para la designación del administrador
del tribunal.
- Evaluar anualmente la gestión del administrador.
- Proponer al comité de jueces la remoción del administrador del tribunal.

La organización administrativa de los juzgados de garantía y de los tribunales orales


en lo penal.

Ambos juzgados se organizarán en unidades administrativas para el cumplimiento


eficaz y eficiente de las siguientes funciones.

- Sala, que consistirá en la organización y asistencia a la realización de las


audiencias.
- Atención al publico, destinada a otorgar una adecuada atención, orientación e
información al publico.
- Servicios, que reunirá las labores de soporte técnico de la red computacional
del juzgado o tribunal, de contabilidad y de apoyo a la actividad administrativa
del juzgado o tribunal, y la coordinación y abastecimiento de todas las
necesidades físicas y materiales.
- Administración de causas.
- Apoyo a testigos y peritos.
86

LOS JUECES DE LETRAS.

Se definen como “tribunales ordinario, unipersonales, letrados, de derecho y


permanentes, que ejercen sus facultades sobre una comuna o agrupación de comunas
y conocen en primera instancia de todos los asuntos no entregados a otros tribunales,
siendo depositarios de la generalidad de la competencia”. Su superior jerárquico es la
corte de apelaciones respectiva.

Requisitos para ser juez de letras.

- Ser chileno.
- Tener titulo de abogado.
- Haber cumplido satisfactoriamente el programa de formación para postulantes
al escalafón primario del poder judicial.
- Tener la experiencia profesional o funcionaria requerida por la ley (252.
Abogados ajenos a la administración de justicia, deben haber ejercido la
profesión de abogado por 1 año al menos).

Nombramiento.

Los jueces de letras son designados por el presidente de la republica de una terna
propuesta por la corte de apelaciones respectiva. En la confección de las ternas, debe
respetarse la carrera funcionaria (los funcionarios en lista de merito tienen
preferencia).

Características.

- Son tribunales ordinarios.


- Son unipersonales.
- Son letrados.
- Son de derecho, salvo en los casos en que se hallen en la obligación de fallar
conforme a la equidad por falta de ley aplicable en la solución de un conflicto.
- Son permanentes.
- Son responsables civil, criminal y disciplinariamente en el ejercicio de sus
cargos.
- Su territorio o radio de competencia es una comuna o agrupación de comunas.
- Tienen la plenitud de la competencia en primera instancia. Entonces, en
defecto de norma expresa en contrario, les corresponde el conocimiento de
todas las causas civiles que determinen las reglas de la competencia relativa.
Además conocen de las causas laborales y de familia si en el territorio en
donde ejercen su jurisdicción no hay juzgados de familia ni de trabajo.
- Son de competencia especial después de la entrada en vigencia de la reforma
procesal penal, puesto que ahora ven solo causas civiles. Esta regla, sin
embargo, reconoce ciertas excepciones. A saber.
87

o Los jueces de letras deberán seguir conociendo de los delitos que se


cometan con anterioridad a la entrada en vigencia de la reforma.
o En la comuna respecto de las cuales no se hubiere creado un juzgado de
garantía por el poco volumen de causas penales, los jueces de letras
poseerán la competencia del juez de garantía, pero jamás conocerán del
juicio oral.
- Se clasifican en jueces de comunas, de agrupación de comunas, de capital de
provincias o de asiento de corte.
- Tienen como superior jerárquico a la corte de apelaciones respectiva.

Territorio en que ejercen sus funciones.

El art. 27 del COT establece que sin perjuicio de lo que se previene en los art. 28 al 40,
en cada comuna habrá, a lo menos, un juzgado de letras y se establece su
competencia territorial.

Competencia.

En relación al elemento cuantía.

- En única instancia las causas civiles cuya cuantía no exceda de 10 UTM, y las
causas de comercio que no excedan el mismo limite.
- En primera instancia. Causas civiles y de comercio cuya cuantía excede de 10
UTM, y causas de trabajo y familia, cuyo conocimiento no corresponda a
tribunales especiales, por no existir estos en una determinada comuna.
Además, en primera instancia, conoce de todos los asuntos no contenciosos,
cualquiera sea su cuantía, salvo designación de curador ad-litem, que puede
efectuarla el tribunal que conoce de las causas.

En relación al elemento materia. Los jueces de letras tienen competencia para conocer
en primera instancia, en razón de la materia, de los siguientes asuntos civiles.

- Causas de minas, cualquiera sea su cuantía.


- Causas de familia y de trabajo cuando no existan juzgados especiales.
- Juicios de hacienda.
- Juicios posesorios.
- Juicios de distribución de aguas.
- Juicios de quiebras.
- Juicios sobre goce de rédito sobre capital acensuado.

En relación al elemento fuero o persona. Los jueces de letras tienen competencia en


primera instancia para conocer en razón de la calidad o estado de los litigantes, de las
causas civiles y de comercio, de cuantía inferior a 10 UTM, en que sean partes o
tengan interés las personas que enumera el art. 45 Nº 2 letra G del COT. A saber.

- Comandantes en jefe de las fuerzas armadas y general director de carabineros.


- Los ministros de la corte suprema o de alguna corte de apelaciones, los fiscales
de estos tribunales y los jueces letrados.
- Los párrocos y vice párrocos.
88

- Los cónsules generales y los cónsules o vice cónsules de las naciones


extranjeras reconocidas por el presidente de la republica.
- Las corporaciones y fundaciones de derecho publico o los establecimientos
públicos de beneficencia.

Estas normas de competencia en razón de la materia y del fuero menor, carecen en la


actualidad de relevancia, por cuanto con la supresión de los jueces de distrito y
subdelegación, siempre les corresponde conocer a los jueces de letras.
Solo tienen importancia estas reglas en cuanto siempre ellas deben ser conocidas en
primera instancia y no en única instancia como correspondería naturalmente en
atención a la cuantía.

Competencia especial de ciertos jueces de letras.

Los jueces de letras de comunas asiento de corte de apelaciones, tienen competencia


especial para conocer de ciertos asuntos (46 y 48 COT).

- Causas criminales de los jueces… (derogado).


- Los juicios de hacienda, siempre cuando el fisco es demandado.

LOS TRIBUNALES UNIPERSONALES DE EXCEPCIÓN.

Como concepto se podría dar el siguiente: “Son integrantes de los tribunales


ordinarios, unipersonales, letrados, de derecho y accidentales, que ejercen sus
facultades en primera instancia conociendo de los asuntos que las leyes les
encomienden. Son designados nominativamente por la ley y unidos al cargo que se
desempeña (presidentes de la corte de apelaciones y suprema) o según un turno
(ministros de cortes de apelaciones y suprema). Su territorio coinciden con el del
tribunal al que pertenecen y sus superiores jerárquicos los indica la ley en cada caso.

Los tribunales unipersonales NO son lo mismo que los ministros en visita. El ministro
en visita designado por la corte a que pertenece, sustituye al juez o jueces del tribunal
competente, pero no en si un tribunal distinto. La designación de un ministro en visita
por los tribunales superiores, se hace en virtud de las facultades disciplinarias de éstos
y no podría constituir la formación de un nuevo tribunal, porque tal atribución
corresponde exclusivamente al legislador.

La ley ha entregado el conocimiento en primera instancia de determinadas causas a los


tribunales unipersonales de excepción, tanto por consideraciones que dicen relación
con la naturaleza del proceso (fuero real), como por consideraciones que dicen relación
con el estado de las personas que intervienen en ellos (fuero personal). Los tribunales
unipersonales de excepción que establece el COT son:

- Un ministro de corte de apelaciones.


- Un ministro de corte suprema.
- El presidente de la corte de apelaciones de santiago.
- El presidente de la corte suprema.
89

Competencia de un ministro de corte de apelaciones como tribunal unipersonal de


excepción.

Un ministro de corte de apelaciones conoce en primera instancia de acuerdo a un turno


que fija ésta, de las siguientes causas que se promuevan dentro del territorio en que
ejerce sus funciones la respectiva corte.

- De las causas civiles en que sean parte o tengan interés autoridades políticas,
diplomáticas o eclesiásticas.
- De las acusaciones o demandas civiles que se entablen en contra de los jueces
de letras.
- De los demás asuntos que otras leyes les encomienden.

Competencia de un ministro de corte suprema como tribunal unipersonal de excepción.

Un ministro de corte suprema, designado por el tribunal, conocerá en primera instancia


de los siguientes asuntos.

- De las causas que se promovieren entre la corporación de ventas de salitre y


yodo y las empresas adheridas a ella. En segunda instancia, es conocida por el
pleno de la suprema.
- De los delitos de jurisdicción de los tribunales chilenos, cuando puedan afectar
las relaciones internacionales de la republica con otro estado. Esta competencia
NO se se encuentra derogada por la reforma.
- De la extradición pasiva.
- De los demás asuntos que otras leyes encomienden.

Competencia del presidente de la corte de apelaciones de santiago como tribunal


unipersonal de excepción.

El presidente de la corte de apelaciones de santiago conoce en primera instancia de:

- Las causas de amovilidad de los ministros de la corte suprema.


- De las acusaciones o demandas civiles que se entablen contra uno o mas
miembros de la corte suprema o contra su fiscal para hacer efectiva su
responsabilidad por actos cometidos en el desempeño de sus funciones (solo
en lo relativo a las causas civiles).

Competencia del presidente de la corte suprema como tribunal unipersonal de


excepción.

Corresponde al presidente de la corte suprema, conocer en primera instancia de:

- Las causas de amovilidad de los ministros de las cortes de apelaciones.


- De las demandas civiles que se entablen contra uno o mas miembros o fiscales
de las cortes de apelaciones para hacer efectiva su responsabilidad por actos
cometidos en el desempeño de sus funciones.
- De las causas de presas (extradición pasiva) y demás que deban juzgarse con
arreglo al derecho internacional.
- De los demás asuntos que otras leyes le entreguen a su conocimiento.
90

En estas causas no procederán los recursos de casación en la forma ni en el fondo en


contra de la sentencia dictada por la sala que conozca del recurso de apelación que se
interpusiere en contra de la resolución del presidente.

LAS CORTES DE APELACIONES.

Se definen como “tribunales ordinarios, colegiados, letrados, de derecho y


permanentes, que ejercen su jurisdicción de un territorio que es normalmente una
región o parte de una región y son depositarias de la casi totalidad de la competencia
de segunda instancia, conociendo además en única instancia o primera instancia de los
demás asuntos que las leyes les encomienden”.

Están compuestas por un numero variable de jueces llamados ministros, uno de los
cuales es su presidente.
Hay 17 cortes de apelaciones en todo el país (¿Se mantiene esto con la creación
de las nuevas regiones?).

Son superiores jerárquicos de los jueces de garantía, de los del tribunal oral en lo
penal y de los jueces de letras. Depende a su vez, de la corte suprema.

Requisitos para ser ministro o fiscal de corte de apelaciones.

- Ser chileno.
- Tener titulo de abogado.
- Haber aprobado el programa de perfeccionamiento profesional para ser
ministro de corte de apelaciones.
- Poseer determinada experiencia funcionaria. Nunca podrá ser ministro quien no
hubiera desempeñado a lo menos por un año la función de juez letrado.
Además, deberán reunirse los requisitos comunes que establece el art. 250
(escalafón y estatuto administrativo).

Nombramiento.

Son designados por el presidente de la republica de un terna confeccionada para tal


efecto por la corte suprema.

Características.

- Son ordinarios.
- Son tribunales colegiados compuestos por un numero variable de miembros.
- Son letrados.
- Son de derecho.
- Son permanentes.
91

- Ejercen su función dentro de un determinado territorio jurisdiccional, que


generalmente será una región o una parte de ella.
- Tienen la plenitud de la competencia en segunda instancia, ya que conocen de
los recursos de apelación.
- Son tribunales de competencia común.
- Sus miembros están afectos a responsabilidad criminal, civil, disciplinaria y
política (notable abandono de deberes), en el ejercicio de su función.

Organización.

Las cortes de apelaciones tienen una organización administrativa mas completa que los
jueces de letras, puesto que poseen un personal compuesto de ministros, fiscales,
relatores, secretarios y oficiales de secretaría.

Los ministros tienen el rango de precedencia correspondiente a su antigüedad en la


categoría correspondiente del escalafón.
Las cortes de apelaciones son regidas por un presidente. Sus funciones duran un año
contado desde el primero de marzo y son desempeñadas por los miembros del tribunal
turnándose cada uno por orden de antigüedad en la categoría del correspondiente
escalafón. .

Los fiscales judiciales son los funcionarios judiciales que ejercen el ministerio publico
ante los tribunales colegiados.

Los relatores son los funcionarios encargados de efectuar al tribunal una exposición
metódica y sistemática del contenido del expediente llamada relación, que permite a
éste resolver adecuadamente las causas sometidas a su conocimiento.

Los secretarios son funcionarios encargados de dar fe de las resoluciones expedidas


por el tribunal y velar por el buen funcionamiento de la secretaría, sin perjuicio de
otras funciones que la ley en asuntos específicos como los del trabajo.

Los oficiales de secretaría cumplen funciones sub alternas (corresponde al oficial 1


subrogar al secretario).

Según la aplicación de los art. 56, 58, 59 y 60 del COT, el numero de funcionarios de
cada corte es variable.

El funcionamiento de las cortes de apelaciones.

Funcionamiento ordinario y extraordinario.

El COT distingue entre el funcionamiento pleno y en sala, y además el funcionamiento


ordinario y extraordinario, generándose éste ultimo según si existe o no retardo (se
entiende que hay retardo cuando dividido el total de las causas en estado de tabla y de
las apelaciones que deban verse en cuenta, inclusive las criminales, por el numero de
salas, el cuociente es superior a ciento, conforme a la regla del art. 62 del COT).

En funcionamiento ordinario, las cortes trabajan en pleno. Aunque esta regla se


anuncia como la regla general, en la practica, es la excepción, dado que en el
funcionamiento ordinario solo funcionan en pleno las cortes de Iquique, Copiapó,
92

Chillán, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas. Las demás funcionan en salas
compuestas por 3 ministros, a excepción de la primera de cuatro, sorteados
anualmente.

En el funcionamiento extraordinario, las cortes sesionan divididas en salas de 3


miembros cada una. Para los efectos de completar el numero de 3 miembros, las salas
se integran con sus fiscales judiciales y con los abogados integrantes. Las salas no
pueden funcionar con mayoría de abogados integrantes.

El quórum necesario para el pleno, como lo señala el art. 67, es la mayoría absoluta de
los miembros de que se componga la corte. Las salas, en cambio, no podrán funcionar
sin la concurrencia de 3 ministros como mínimo. En todo caso, la sala representa a la
corte en los asuntos que conoce de acuerdo a lo previsto en el in 2 del 66 del COT.

De acuerdo a lo señalado en el art. 66, el conocimiento de los asuntos jurisdiccionales


propiamente tales corresponde a las salas, con las siguientes excepciones.

- Los juicios de amovilidad seguidos en contra de jueces de letras.


- Los recursos de apelación, casación en la forma y las consultas que inciden en
los juicios de que conoce en primera instancia el presidente de la corte de
apelaciones de santiago, pues corresponde al pleno pronunciarse sobre tales
recursos y consultas.

En cambio, con arreglo al mismo art. 66, el conocimiento de los asuntos disciplinarios,
administrativos y económicos corresponde al pleno, con las siguientes excepciones.

- Los recursos de queja. Son conocidos y fallados por las salas, sin perjuicio de
que la aplicación de medidas disciplinarias le corresponde al pleno.
- La aplicación de medidas disciplinarias por faltas cometidas mientras las salas
están en funciones, corresponde a esas mismas salas.

Competencia.

1. Conocen en única instancia en sala:

- Recurso de casación en la forma que se interponga en contra de sentencias


pronunciadas por jueces de letras de su territorio o en contra de sentencias
definitivas de primera instancia dictadas por jueces árbitros.
- De los recursos de nulidad interpuestos en contra de sentencias definitivas
dictadas por un tribunal con competencia criminal.
- De los recursos de queja que se deduzcan en contra de jueces de letras, de
policía local, árbitros y órganos que ejerzan jurisdicción dentro de su territorio
jurisdiccional.
- De la extradición activa.
- De las solicitudes que se formulen de conformidad a la ley procesal, pata
declarar si concurren las circunstancias que habilitan a la autoridad requerida
para negarse a proporcional determinada información, siempre que la razón
invocada no fuere que la publicidad pudiere afectar la seguridad nacional.
- Recursos de hecho.
- Recusaciones contra jueces de letras.
93

- Contiendas de competencia cuando les corresponda.


- Recursos de ilegalidad contra acuerdos de municipalidades.
- Otros asuntos que las leyes les encomienden conocer.

2. Conocen en primera instancia en sala.

- Recurso de amparo.
- Recurso de protección.
- Demás asuntos que las leyes les encomienden conocer en primera instancia.

3. Conocen en primera instancia en pleno.

- Juicios de amovilidad contra jueces de letras.


- Desafuero de las personas a quienes les fueren aplicables los in 2, 3 y 4 del
art. 58 de la CPR.
- Ejercicio de facultades disciplinarias, administrativas y económicas.

4. Conocen en segunda instancia en sala.

- Apelación y consulta de causas civiles y criminales y apelación de actos no


contenciosos.
- Apelación contra ciertas sentencias de jueces de policía local y del director del
SII cuando actúa como tribunal de primera instancia.
- Demás asuntos que las leyes le encomienden.

5. Conocen en segunda instancia en pleno.

- Calificaciones.
- Apelación, casación en la forma y consulta en competencia especial pleno corte
de apelaciones de santiago.
- Juicios de amovilidad, acusaciones y demandas civiles contra ministros y
fiscales de la corte suprema, conocidas por su presidente en primera instancia.

La manera como las cortes de apelaciones conocen y resuelven los asuntos


sometidos a su decisión.

Es necesario distinguir si el asunto sometido a la decisión de la corte requiere o no de


tramitación antes de ser resuelto.

- Si el asunto requiere de tramitación antes de ser resuelto, dicha tramitación


corresponderá a la llamada “sala tramitadora”, que es la primera sala cuando
la corte se componga de mas de una sala, en cuenta que debe ser dada por el
secretario (70 in 1). Las resoluciones que se dicten para dar curso progresivo a
94

los autos, sin decidir ni prejuzgar ninguna cuestión debatida entre partes, el in
2 del 70 autoriza que ellas sean dictadas por un solo ministro.
- Si el asunto no requiere de tramitación antes de ser resuelto o si la tramitación
respectiva está cumplida, la corte debe entrar a resolverlo en sala o en pleno,
según corresponda.

Las cortes deben resolver los asuntos sometidos a su conocimiento en cuenta o


previa vista de la causa, según corresponda (68).

La resolución en cuenta significa que procederá a fallarlos con la cuenta que les dé el
secretario o relator, sin que exista fijación de la causa en tabla y alegato de los
abogados.

La resolución previa vista de la causa, significa que la corte procederá a fallar luego
que se cumplan ciertos actos que en su conjunto reciben la denominación de “vista de
la causa” (relación, alegatos). En consecuencia, la tramitación del asunto sometido a la
decisión de la corte, debe necesariamente concluir con una resolución que ordena
“dese cuenta” o con una resolución que ordena “autos en relación”.

Acerca de que materias deben verse en cuanta y cuales deben verse previa vista de la
causa, la ley no da normas precisas, limitándose solo a lo dicho en el art. 68.

Una interpretación sistemática de nuestro ordenamiento procesal, permite concluir que


los asuntos jurisdiccionales se resuelven previa vista de la causa, y que los asuntos
relativos a las atribuciones disciplinarias, económicas y conservadoras de los
tribunales, se resuelven en cuenta. Ello, es sin perjuicio de algunas excepciones
consagradas en la ley. Así, por disposición de la ley, y a pesar de ser asuntos
jurisdiccionales, se ven en cuenta:

- La deserción del recurso de apelación.


- Ordenes de no innovar en el recurso de apelación.
- Sobreseimientos temporales.
- Sentencias definitivas consultadas sin informe desfavorable del fiscal.

Por el contrario, se verán previa vista de la causa, a pesar de no ser asuntos


netamente jurisdiccionales los siguientes.

- Recursos de queja.
- Recursos de amparo y protección que emanan de las facultades conservadoras
y tienen señaladas tramitaciones especiales.

Además de los asuntos jurisdiccionales que se ven en cuenta que ya vimos, hay otros,
que se podría decir que son las excepciones mas importantes.

- La apelación de toda resolución que no sea sentencia definitiva se verá en


cuenta, a menos que cualquiera de las partes, dentro del plazo para
comparecer en segunda instancia solicite alegatos.
- La consulta de la sentencia definitiva en el juicio de hacienda se ve en cuenta
para el solo efecto de ponderar si esta se encuentra ajustada a derecho.
95

La vista de la causa.

La vista de la causa es un tramite complejo, pues esta compuesto de varios actos. Los
actos que componen la vista de la causa son, según el orden en que se realizan, los
siguientes.

- La notificación de las resoluciones que ordenan traer los autos en relación.


- La fijación y colocación material de la causa en tabla.
- El anuncio de la iniciación de la vista de la causa propiamente tal.
- La relación.
- Los alegatos.

1. La notificación del decreto que manda traer los autos en relación.

La resolución que concluye la tramitación de un asunto ante una corte de apelaciones


puede ser aquella que ordena traer los autos en relación, si corresponde el tramite de
la vista de la causa. Esta resolución debe ser notificada a las partes. A partir de ese
momento, el asunto queda “en estado de tabla”.

2. La fijación de la causa en tabla.

Los asuntos que queden en estado de tabla deben ser incluidos en ellas para los
efectos de su vista, según el orden de la conclusión de su tramitación y no según su
orden de ingreso a la corte de apelaciones (162 CPC). Se consideran expedientes en
estado de relación aquellos que hayan sido previamente revisados y cerificados al
efecto por el relator que corresponda (69 COT).

El mismo art. 162 del CPC establece una serie de excepciones que configuran las
denominadas “causas que gozan de preferencia”. Estas se incorporan con antelación a
las otras causas para su vista, sin respetar el orden de conclusión de su tramitación.
Estas son:

- Deserción de recursos.
- Depósito de personas.
- Alimentos provisionales.
- Competencia.
- Acumulaciones.
- Recusaciones.
- Desahucio.
- Juicios sumarios.
- Juicios ejecutivos.
- Etc.

Además, el tribunal, fundado en circunstancias calificadas, puede decidir darle


preferencia a ciertas causas.
Además, gozan de preferencia los recursos de apelación en los cuales se hubiera
concedido orden de no innovar, según lo previsto en el in 3 del 192. También goza de
preferencia para su vista el recurso de queja de acuerdo a lo establecido en la letra C
del 549 del COT.
96

Corresponde al presidente de la corte de apelaciones formar la tabla para la semana


siguiente, reservando necesariamente un día para la vista de las causas criminales o
aplicar otras normas similares para otros asuntos como los de policía local o trabajo.

El 199 in final del CPC establece que las cortes de apelaciones deberán establecer
horas de funcionamiento adicional para el conocimiento y fallo de las apelaciones que
se vean en cuenta.

Si la corte funciona en varias salas, el presidente debe formar tantas tablas como salas
halla, y debe distribuir las causas entre ellas por sorteo. Excepcionalmente, no se
sortean las causas radicadas, que es lo que ocurre, por ejemplo, con las apelaciones de
las resoluciones relativas a la libertad provisional.

En el nuevo sistema procesal penal, se contemplan la radicación respecto de los


recursos de amparo y las apelaciones relativas a la libertad de los imputados u otras
medidas cautelares personales. Serán agregados extraordinariamente a la tabla del día
siguiente hábil al de ingreso al tribunal, o el mismo día, en casos urgentes: las
apelaciones relativas a la prisión preventiva u otras medidas cautelares personales, los
recursos de amparo y las demás que determinen las leyes.

Tampoco se aplica el sorteo respecto de las apelaciones en que se hubiere dictado


orden de no innovar, puesto que el recurso de apelación queda radicado en la sala que
concedió la orden (192 in 3 CPC).
Por ultimo, tampoco se sortean los recursos de queja para su vista, en caso de que se
hubiese solicitado orden de no innovar, puesto que en ese caso le tocará conocer a la
sala que se hubiese pronunciado sobre esa orden (548 in final COT).

El presidente de la corte, al formar la tabla, debe cumplir con las exigencias del art.
163 del CPC. Estas exigencias son:

- Individualizar las causas son el nombre de las partes en la forma como aparece
en la carátula del expediente.
- Señalar el día en que debe verse.
- El numero de orden que le corresponde.
- Se suele agregar el numero de la sala donde se verá, el nombre del relator, y
mediante abreviaturas, la materia de la vista de la causa.

Además, los relatores, en cada tabla, deberán dejar constancia de las suspensiones
solicitadas por alguna de las partes o de común acuerdo y de la circunstancia de
haberse agotado o no el ejercicio de tal derecho (165 in final CPC).
Los errores, cambios de letras, alteraciones no sustanciales de los nombres o apellidos
de las partes, no impiden la vista de la causa (165 in penúltimo CPC).

En todo caso, el presidente, al confeccionar la tabla, debe tener presente que en ella
deberán figurar todos los recursos de carácter jurisdiccional que inciden en una misma
causa, cualquiera sea su naturaleza (66 in 2 COT), además de la acumulación del
recurso de queja a otros recursos jurisdiccionales (66 in 3 COT).

Por ultimo, con arreglo a lo dispuesto en el 163 in 2 del CPC, la tabla debe fijarse en
un lugar visible, requisito que se cumple en la práctica fijando un ejemplar de la tabla
en un fichero general y otro en la puerta de la sala que corresponda.
97

La instalación del tribunal. El retardo o la suspensión de la vista de la causa.

La vista de la causa debe hacerse en el día y en el orden establecido en la tabla, para


cuyo efecto es necesario que se instale previamente el tribunal. La instalación del
tribunal debe hacerla el presidente de la corte, quien debe hacer llamar, si fuera
necesario, a los funcionarios que deban integrar la sala. El presidente debe levantar un
acta de instalación en la que señalará el nombre de los ministros asistentes y de los
inasistentes (90 Nº 2 COT).

Retardo de la vista de la causa.

Instalado el tribunal, debe iniciarse la audiencia, procediéndose a la vista de las causas


en el orden en que aparecen en tabla. Sin embargo, dicho orden puede verse alterado
por las causas que gozan de preferencia para verse antes, o cuando alguno de los
abogados tienen otra vista o comparecencia. En estos casos se dice que la vista de la
causa “se retarda”. Las causas que tienen preferencia para verse antes son aquellas
cuya vista quedó interrumpida en el día anterior y que en consecuencia, debe
continuarse el día siguiente. También el orden se puede ver alterado por las llamadas
“causas agregadas”, que son las que alteran el orden porque permiten ser agregadas
de una forma especial, de forma que son vistas con antelación a la vista ordinaria y en
los primero lugares (libertad provisional, recurso de amparo, protección, etc) (165 in 1
Nº 1 e in 2 CPC, art. 69 in final y penúltimo COT y el Nº 3 del auto acordado sobre el
recurso de protección).

Suspensión de la vista de la causa.

La vista de la causa puede suspenderse, es decir, puede ser posible que no sea vea en
el día prefijado en la tabla. Ello ocurrirá en los casos que señala el art. 165 del CPC.
Las causas son las siguientes.

- Por impedirlo el examen de las causas colocadas en lugar preferente o la


continuación de la vista de otro pleito pendiente del día anterior.
- Por falta de miembros del tribunal en numero suficiente para pronunciar
sentencia.
- Por muerte del abogado patrocinante, del procurador o del litigante que
gestione por sí el pleito. En estos casos la vista de la causa se suspende por 15
días contados desde la notificación al patrocinado o mandante de la muerte del
abogado o procurador, o desde la muerte del litigante que obraba por si
mismo, en su caso.
- Por muerte del cónyuge o de alguno de los descendientes o ascendientes del
abogado defensor, ocurrida dentro de los 8 días anteriores al designado para la
vista.
- Por solicitarlo alguna de las partes o pedirlo de común acuerdo los
procuradores o os abogados de ellas.
Cada parte podrá hacer uso de este derecho hasta por una sola vez. En todo
caso, solo podrá ejercitarse este derecho hasta por dos veces, cualquiera sea
el numero de partes litigantes, obren o no por una sola cuerda. La suspensión
de común acuerdo procederá por una sola vez.
98

El escrito en que se solicite la suspensión, deberá ser presentado hasta las


doce horas del día hábil anterior a la audiencia correspondiente. La solicitud
presentada fuera de plazo, será rechazada de plano. La sola presentación del
escrito, extingue el derecho a la suspensión aun si la causa no se ve por
cualquier otro motivo. Este escrito pagará en la corte suprema un impuesto
especial de media UTM y en las cortes de apelaciones de un cuarto de UTM y
se pagará en estampillas de impuesto fiscal que se pagarán en el escrito
respectivo.
El derecho a suspender no procede respecto del amparo.
- Por tener alguno de los abogados otra vista o comparecencia a que asistir en el
mismo día en otro tribunal. En este caso, el presidente podrá conceder la
suspensión por una sola vez, o simplemente retardar la vista, atendidas las
circunstancias. En caso que un abogado tenga dos o mas vistas en el mismo
día y ante el mismo tribunal, en salas distintas, preferirá el amparo, luego la
protección y en seguida la causa que se anuncie primero, retardándose o
suspendiéndose las demás, según las circunstancias.
- Por ordenarlo así el tribunal, por resolución fundada, al disponer la practica de
algún tramite que sea estrictamente indispensable cumplir en forma previa a la
vista de la causa. La orden de traer algún expediente o documento a la vista,
no suspenderá la vista de la causa y la resolución se cumplirá terminada ésta.

Suspensión de la vista en el nuevo proceso penal.

El art. 356 del CPP establece la prohibición de suspender la vista de la causa de un


recurso por falta de integración del tribunal. Si fuera necesario, se interrumpirá la vista
de recursos civiles para que se integren a la sala jueces no inhabilitados. En
consecuencia, la audiencia solo se suspenderá si no se alcanzare, con los jueces que
conformaren ese día el tribunal, el mínimo de miembros no inhabilitados que debieren
intervenir en ella.
Por su parte, el 357 del CPP señala que la vista de los recursos penales no podrá
suspenderse por las causales previstas en los Nº 1, 5, 6 y 7 del 165 del CPC (causas
preferentes o continuación de las del día anterior, solicitud de parte o acuerdo, por
tener otra vista el abogado, por ordenarlo así el tribunal).

Si en la causa hubiere personas privadas de libertad, solo se suspenderá la vista por


muerte del abogado recurrente, del cónyuge o de alguno de sus ascendientes o
descendientes, ocurrida dentro de los 8 días anteriores al designado para la vista del
recurso.
En los demás casos, la vista solo podrá suspenderse si lo solicitare el recurrente o
todos los intervinientes facultados para concurrir a ella, de común acuerdo. Este
derecho podrá ejercerse por una sola vez, por medio de un escrito que deberá
presentarse hasta las 12 horas del día hábil anterior a la audiencia, a menos que la
agregación de la causa se hubiere efectuado con menos de 72 horas antes de la vista,
caso en el cual la suspensión podrá solicitarse hasta antes de comenzar la audiencia.
99

3. El anuncio.

El art. 163 del CPC exige que llegado el momento en que debe iniciarse la vista de la
causa, se anuncie ese hecho mediante la colocación en un lugar conveniente, el
respectivo numero de orden, el cual se mantendrá fijo hasta que se pase a otro
asunto.
Las causas que se ordene tramitar, las suspendidas y las que por cualquier motivo no
haya de verse, serán anunciadas antes de comenzar la relación de las demás.
Asimismo, en esa oportunidad deberán señalarse aquellas causas que no se verán
durante la audiencia por falta de tiempo. La audiencia se prorrogará si fuere necesario,
hasta ver la última de las causas que resten en la tabla (222 CPC).

4. La relación.

Anunciada la causa, debe procederse a su relación. Con todo, el relator debe cumplir
previamente con ciertas obligaciones que le impone la ley.

- Si el tribunal esta integrado por personas que no figuran en el acta de


instalación, el relator hará saber sus nombres a las partes o a sus abogados
para que puedan hacer valer las implicancias y recusaciones que correspondan.
En estos casos, el reclamo que se deduzca debe formalizarse dentro de tercero
da, suspendiéndose en el intertanto la vista de la causa.
- El relator debe dar cuenta al tribunal de todo vicio u omisión sustancial que
notare en el proceso. En este caso es posible que el tribunal ordene que se
complete la tramitación de la causa, de modo que la causa “saldrá en tramite”
y se suspenderá su vista, aunque conservándose el numero de orden.
- El relator debe dar cuenta al tribunal de las faltas o abusos que pudiera dar
lugar al ejercicio de las facultades disciplinarias del tribunal (373 COT).

A continuación, el relator debe hacer la relación de la causa al tribunal, esto es, debe
hacer “una exposición oral y sistemática para informar suficientemente al tribunal del
asunto que debe resolverse”. Según el 223, la vista de la causa se iniciará con la
relación, la que se efectuará en presencia de los abogados de las partes que hubieren
asistido y que se hubieren anunciado para alegar. No se permitirá el ingreso de los
abogados a la sala una vez iniciada la relación. Los ministros podrán, durante la
relación, formular preguntas o hacer observaciones al relator, las que en caso alguno
podrán ser consideradas como causales de inhabilidad.

Es preciso recordar que en el nuevo proceso penal, no se contempla la relación para la


vista de los recursos. En consecuencia, el art. 358 del CPP señala que la audiencia se
iniciará con el anuncio, tras lo cual, sin mediar relación, se otorgará la palabra a él o
los recurrentes.

5. Los alegatos.

Se definen como las defensas orales que pueden hacer los abogados habilitados para
el ejercicio de la profesión (también puede alegar los postulantes que estén haciendo
su practica en la corporación de asistencia judicial).
100

Concluida la relación, se procede a escuchar, en audiencia publica, los alegatos de los


abogados que se hubieran anunciado.

Durante los alegatos, el presidente de la sala podrá invitar a loa abogados a que
extiendan sus consideraciones a cualquier punto de hecho o de derecho comprendido
en el proceso, pero esta invitación no obstará a la libertad del defensor para el
desarrollo de su exposición. Finalizados los alegatos, y antes de levantar la audiencia,
podrá también pedirles que precisen determinados puntos de hecho o de derecho que
considere importantes (223 in 5 CPC).

En la vista de la causa esta prohibido presentar defensas escritas o leer en dicho acto
tales defensas (226 CPC). Sin embargo, al termino de la audiencia, los abogados
podrán dejar a disposición del tribunal una minuta de sus alegatos (223 in 6 CPC).

Solo puede alegar un abogado por cada parte (225 CPC). Debe alegar primero el
abogado del recurrente y a continuación el del recurrido, sin perjuicio de que después
ambos puedan hacer uso de la palabra para rectificar solamente errores de hecho, sin
poder replicar en lo concerniente a puntos de derecho (223 in 3). Si son varios los
apelantes, alegarán los abogados en el orden que hayan interpuesto las apelaciones. Si
son varios los apelados, los abogados intervendrán por el orden alfabético de aquellos.

La duración de los alegatos de cada abogado se limitará a media hora. A petición del
interesado, el tribunal podrá ampliar este tiempo por el que estime conveniente. Los
alegatos serán de 1 hora en los recursos de casación en la forma y ante la corte
suprema, y de dos horas en los recursos de casación en el fondo.

Concluidos los alegatos, debe entenderse concluida la vista de la causa. Como se podrá
advertir, la vista de la causa constituye un tramite esencial, cuya omisión puede
acarrear la nulidad del fallo por un vicio de casación en la forma (768 Nº 9 en relación
con el 800 Nº 4 del CPC).

Terminada la vista de la causa, ésta puede ser fallada de inmediato o puede quedar en
acuerdo. Pueden quedar en acuerdo en los siguientes casos:

- Cuando se decrete una medida para mejor resolver (227 CPC).


- Cuando el tribunal manda, a petición de parte, informar en derecho. El termino
para informar en derecho lo fija el tribunal y no podrá exceder de 60 días,
salvo acuerdo de las partes.
- Cuando el tribunal resuelve dejarla en acuerdo para hacer un mejor estudio de
ella.

En estos casos, las causas civiles deben fallarse en un plazo no superior a 30 o 15 días,
según si la causa ha quedado en acuerdo a petición de varios o de un ministro,
respectivamente (82 COT).

Por ultimo, es importante recordar que si la causa no fuere despachada


inmediatamente, los relatores deberán anotar en el mismo día de la vista, los nombres
de los jueces que hubieren concurrido a ella (372 Nº 4 COT).

En el proceso penal se establece como regla respecto del fallo de los recursos, en el
art. 358 del CPP, que el tribunal pronunciará sentencia de inmediato o, si no fuera
posible, en un día y hora que dará a conocer a los intervinientes en la misma
audiencia.
101

Los acuerdos de las cortes de apelaciones.

El COT, en sus art. 72 a 89 ha establecido las reglas sobre los acuerdos. Estas normas
son las siguientes.

- No pueden tomar parte en el acuerdo jueces que no hubieren concurrido a la


vista de la causa (75).
- Si algún juez ha cesado en sus funciones o se encuentra física o moralmente
imposibilitado para intervenir en el acuerdo, queda relevado de esta obligación
(79).
- Si antes del acuerdo falleciera, fuere destituido o jubilara alguno de los jueces
que concurrieron a la vista, se procederá a ver denuevo el negocio (77).
- Si antes del acuerdo, uno de los jueces que estuvieron en la vista, se
imposibilitara por enfermedad, se procederá a una nueva vista, si no pudiere
dicho juez comparecer dentro de los 30 días siguientes o dentro del plazo
menor que convinieren las partes (78).
- No se procederá a una nueva vista de la causa en los casos de las reglas 2, 3 y
4, cuando el fallo fuere acordado con el voto conforme de la mayoría total de
los jueces que concurrieron a la vista (80). O sea, si son 3 los jueces que
concurrieron a la vista, y uno no se imposibilita, y los otros dos votan
conforme, no es necesaria la vista de la causa.

Forma del alcanzar el acuerdo.

Los acuerdos son secretos y se adoptan por mayoría absoluta de votos (81 y 72).
Excepcionalmente, la ley establece otros quórum.

Los acuerdos se forman a través de un proceso reglamentado en los art. 83 y 84. De


acuerdo a estos art., debe procederse de la siguiente manera.

- Primeramente se resuelven las cuestiones de hecho (83 Nº 1 a 3).


- A continuación se resuelven las cuestiones de derecho (83 Nº 4 y 5).
- Las resoluciones parciales se toman como base para dictar la resolución final
(83 Nº 6).
- Se vota en orden inverso a la antigüedad. El último voto será siempre el del
presidente (84).
- Hay acuerdo cuando existe mayoría legal sobre la parte resolutiva del fallo y
sobre un fundamento a lo menos en apoyo de cada uno de los puntos que
dicho fallo comprenda, esto es, cuando hay mayoría legal sobre la parte
dispositiva de la sentencia y sobre alguna de las consideraciones de hecho y/o
de derecho que sirven de fundamento a la parte resolutiva de la sentencia (85
COT).

La discordia de votos.

Durante la formación de un acuerdo puede producirse discordia de votos, sea porque


hay empate, sea porque hay dispersión de votos. En estos casos, debe procederse con
arreglo a las siguientes reglas.
102

1. En materia civil (86 y 87).

- Debe votarse cada opinión separadamente excluyéndose la que reúna menor


número de sufragios y repitiéndose la votación hasta que se tenga mayoría
legal.
- Si dos o mas opiniones reúnen el menor numero de sufragios, debe votarse
cual de ellas debe ser excluida.
- Si no es posible aplicar estas reglas, deben llamarse tantos ministros como
sean necesarios para que cualquier opinión forme mayoría quedando el tribunal
constituido en todo caso por un numero impar de miembros. En estos casos se
procederá a una nueva vista de la causa y si ninguna opinión obtuviere
mayoría legal, se limitará la votación a las opiniones que hubieren quedado
pendientes al momento de llamarse a los nuevos jueces.

2. En materia penal.

Si con ocasión de conocer alguna causa en materia criminar, se produce una dispersión
de votos entre los miembros de la corte, se seguirá las reglas señaladas para los
tribunales de juicio oral en lo penal (74).

Formalidades posteriores al acuerdo.

Según los art. 85 y 89 del COT, una vez que hay acuerdo, debe procederse a la
designación de un ministro redactor de la sentencia. en la practica, existe un turno
para ese efecto.
En la sentencia deberá indicarse el nombre del ministro redactor y los nombres de los
ministros que han sostenido una opinión contraria. En el libro de acuerdos se
consignarán los votos disidentes y sus fundamentos, y las razón especiales de algún
miembro de la mayoría que no hubieren quedado en la sentencia (“prevenciones”).

Funciones del presidente de la corte de apelaciones.

Las funciones del presidente de la corte de apelaciones están señaladas en el art. 90


de COT, sin perjuicio de otras funciones que le atribuyan otras leyes.
Las que señala el art. 90 son las siguientes:

- Presidir al tribunal en las actuaciones publicas.


- Instalar las salas.
- Formar las tablas.
- Abrir y cerrar las cesiones del tribunal.
- Mantener el orden dentro de la sala del tribunal.
- Dirigir los debates del tribunal.
- Fijar las cuestiones que hayan de debatirse y las proposiciones sobre las cuales
haya de recaer la votación.
- Poner a votación las materias discutidas cuando el tribunal haya declarada
concluido el debate.
103

- Enviar al presidente de la corte suprema, antes del 15 de febrero de cada año,


la estadística a que se refiere el art. 589.
- Dar cuenta al presidente de la corte suprema de las causas en que no se haya
dictado sentencia en el plazo de 30 días contados desde el termino de la vista,
y de los motivos del retardo.

LA CORTE SUPREMA.

La corte suprema se define como “un tribunal ordinario, colegiado, letrado, de derecho
y permanente, que es el detentador de la superintendencia directiva, correccional y
económica respecto de todos los tribunales de la republica, con las excepciones que se
indican por el constituyente”. Su principal misión en cuanto a competencia exclusiva y
excluyente, es conocer de los recursos de casación en el fondo y de revisión.
Esta compuesta por 21 ministros, uno de los cuales es su presidente y tiene su sede en
santiago, por ser la capital de la republica. Es el superior jerárquico directo de todas
las cortes de apelaciones del país.

Requisitos.

Para ser designado ministro de la corte suprema se requiere.

- Ser chileno.
- Abogado.
- Cumplir, tratándose de proveer un cargo que corresponda a un miembro del
poder judicial, con los requisitos que establece el 283 COT (quina, y en esa
quina debe ir el ministro mas antiguo de cortes de apelaciones que este en
lista de merito).
- Cumplir, tratándose de abogados extraños a la administración de justicia, con
15 años de titulo, haberse destacado en la actividad profesional o universitaria
y cumplir con los demás requisitos que señale la ley orgánica constitucional
respectiva.
Deben reunirse además el resto de los requisitos que se establecen para ser
designado como ministro de corte de apelaciones y no encontrarse afecto a
alguna de las inhabilidades o incompatibilidades que se establecen respecto de
estos.

Nombramiento

(Ya se mencionó).

Organización de la corte suprema.

La corte suprema se compone de 21 ministros, 5 de los cuales deben ser extraños al


poder judicial.
Uno de esos 21 ministros va a ser su presidente. Este es elegido por la misma corte de
entre sus miembros, y dura dos años en sus funciones, no pudiendo ser reelegido (93
in 2 COT).
104

Los demás miembros se llaman ministros y gozan de procedencia los unos respecto de
los otros por el orden de su antigüedad.

La corte suprema tiene además un fiscal judicial, un secretario, un prosecretario y 8


relatores. En caso de que la corte funcione extraordinariamente, se pueden designar
relatores interinos.

Funcionamiento.

La corte suprema puede tener un funcionamiento ordinario y uno extraordinario.

Funcionamiento ordinario. La corte funciona ordinariamente dividida en 3 salas


especializadas o en pleno (95).

Para el conocimiento de los asuntos a que se refiere el art. 98 (asuntos que deben ser
conocidos en sala), la corte funcionará ordinariamente dividida en 3 salas o
extraordinariamente en 4, correspondiéndole a la propia corte determinar uno u otro
modo de funcionamiento.

En cualquier caso, las salas podrán funcionar con no menos de 5 jueces cada una y el
pleno con la concurrencia de 11 de sus miembros a lo menos. No podrá haber mayoría
de abogados integrantes.

Funcionamiento extraordinario. Se produce cuando la corte suprema así lo determine


conforme a lo contemplado en el art. 95. Durante este funcionamiento extraordinario,
la corte se divide en 4 salas. No podrá haber mayoría de abogados integrantes.

Competencia de la corte suprema.

Dijimos que la corte puede funcionar en salas o en pleno, ordinaria y


extraordinariamente. Así, para determinar su competencia hay que distinguir.

1. Funcionamiento ordinario. Para este efecto, de acuerdo al auto acordado del 2001,
durante el funcionamiento ordinario de la corte suprema, se dividirá en 3 salas:

- Primera sala o sala civil. Principalmente verá cuestiones civiles y recursos de


protección de las cortes de apelaciones de Temuco, Valdivia, Puerto Montt,
Coyhaique y Punta Arenas.
- Segunda sala o sala penal. Principalmente verá cuestiones penales y los
recursos de protección de las cortes de apelaciones de Arica, Iquique, Copiapó,
La Serena, Antofagasta y Valparaíso.
- Tercera sala o sala de asuntos constitucionales y contencioso administrativo.
Esta sala verá causas de origen constitucional, administrativo, tributario y los
recursos de amparo económico y protección de las corte de apelaciones de
Santiago, San Miguel, Rancagua, Talca, Chillán y Concepción.

2. Funcionamiento extraordinario. En el mismo auto acordado, se establece que


durante el funcionamiento extraordinario de la corte, ella se dividirá en 4 salas.

- Primera sala civil. Mismas materias que la ordinaria.


105

- Segunda sala penal. Mismas materias, pero los recursos de protección solo
verá los de las Cortes de Rancagua, Talca, Chillán y Concepción.
- Tercera sala de asuntos constitucionales. Las mismas materias, pero los
recursos de protección solo los de las cortes de Santiago y San Miguel.
- Cuarta sala laboral o previsional. Materias laborales, aguas, minas, menores, y
las protecciones de las cortes de Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La
Serena y Valparaíso.

Materias de competencia del pleno de la corte suprema.

- Apelaciones de desafueros de Senadores y Diputados.


- Apelaciones en juicio de amovilidad conocidos en primera instancia por las
cortes de apelaciones o el presidente de la corte suprema.
- Reclamación por perdida de la nacionalidad.
- Declaración de injustificado o erróneo sometimiento a proceso condena para
efectos de tener derecho a indemnización.
- Ejercicio de las facultades disciplinarias, económicas y administrativas.
- Informes pedidos por el presidente de la republica sobre la administración de
justicia.
- Informar las modificaciones que se propongan a la LOC relativa a la
organización y atribuciones de los tribunales.
- Otros asuntos que las leyes expresamente les encomienden.

Materias de competencia de una sala de la corte suprema.

- Recursos de casación en el fondo.


- Recursos de casación en la forma interpuestos contra sentencias dictadas por
la cortes de apelaciones o por un tribunal arbitral de segunda instancia
constituido por árbitros de derecho en los casos en que estos árbitros hayan
conocido de negocios de la competencia de dichas cortes.
- De los recursos de nulidad interpuestos en el nuevo sistema penal, cuando el
recurso se fundare en haberse pronunciado la sentencia infringiendo
sustancialmente derechos o garantías aseguradas por la constitución o por
tratados internacionales ratificados por Chile, y cuando en la sentencia se
hubiere hecho una errónea aplicación del derecho que hubiere influido
sustancialmente en lo dispositivo del fallo, siempre que respecto de la
aplicación del derecho existieren distintas interpretaciones sostenidas en
diversos fallos emanados de los tribunales superiores.
- Apelaciones de recursos de amparo y protección resueltos por las cortes de
apelaciones.
- De los recursos de revisión y de las resoluciones que recaigan sobre las
querellas de capítulos.
- De los recursos de queja. La aplicación de medidas disciplinarias será de
competencia del pleno.
- De los recursos de queja en juicio de cuentas contra las sentencias de segunda
instancia dictadas con falta o abuso, con el solo objeto de poner pronto
remedio al mal que lo motiva.
- De las solicitudes que se formulen, de conformidad al proceso penal, para
declarar si concurren las circunstancias que habilitan a la autoridad requerida
para negarse a proporcionar determinada información o para oponerse a la
106

entrada y registro de lugares religiosos, edificios en que funcione una autoridad


pública o recintos militares o policiales.
- De los demás negocios judiciales de que corresponda conocer a la corte
suprema y que no estén entregados expresamente al conocimiento del pleno.

Debemos tener presente que las sentencias que dicte la corte suprema al fallar
recursos de casación en el fondo, de forma, queja, protección, amparo y de revisión,
no son susceptibles de recurso alguno, salvo el de aclaración, rectificación y enmienda
que establece el art. 182 del CPC.

Asuntos de competencia exclusiva y excluyente de la corte suprema.

La corte suprema conoce exclusiva y excluyentemente de:

- Recursos de casación en el fondo.


- Recursos de revisión.

La manera como se tramitan y resuelven los asuntos sometidos al conocimiento de la


corte suprema.

Se aplican las mismas normas que rigen para las cortes de apelaciones, pudiendo los
asuntos ser vistos en cuenta o previa vista de la causa.

Las modificaciones que existen para la tramitación de los asuntos que debe resolver la
corte suprema, con relación a las normas señaladas al respecto de las cortes de
apelaciones son las siguientes.

 Corresponde al presidente de la corte suprema atender el despacho de la cuenta


diaria y dictar los decretos o providencias de mera substanciación.
 Las tablas no se sortean, sino que el presidente asigna los asuntos a cada sala
especializada según las materias de su competencia.
 La corte puede destinar el comienzo de las audiencias de cada día y antes de la
vista de las causas de la tabla a despachar los asuntos que deben resolverse en
cuenta, en estudio de proyectos de sentencia y en el acuerdo de las mismas.
 La corte suprema tiene una cesión solemne el primer día hábil del mes de Marzo
de cada año, en la cual el presidente debe dar cuenta de las materias indicadas
en el art. 102 del COT.

El presidente de la corte suprema.

Sin perjuicio de la función que el art. 102 le encomienda al presidente de la corte


suprema en el sentido de dar cuenta anual sobre el trabajo judicial y otras materias, el
art. 105 le entrega diversas funciones.

Los presidentes de las salas de la corte suprema tienen las mismas facultades que los
presidentes de las salas de la corte de apelaciones tienen de acuerdo al art. 92.

Las facultades que entrega el art. 105 al presidente de la corte suprema son las
siguientes.
107

- Las facultades de los Nº 1, 2, 4, 5, 6, 7 y 8 del art. 90.


- Formar la tabla para cada sala.
- Atender al despacho de la cuenta diaria y dictar la resoluciones y providencias
de mera sustanciación de los asuntos que corresponda conocer al tribunal.
- Vigilar la formación del rol general de causas que ingresen a la corte.
- Disponer la formación de la estadística del movimiento judicial de la corte
(ingreso de causas) y de las cortes de apelaciones.
- Adoptar las medidas para que se falle en los plazos que fija la ley.
- Oír y resolver las reclamaciones que se interpongan contra sub alternos de la
corte suprema.
- Designar a uno de los miembros del tribunal para que quede de turno en el
periodo de vacaciones.

LOS ÁRBITROS.

Los motivos que se han señalado para justificar la existencia del arbitraje son los que a
continuación se expresan.

 En el arbitraje existen jueces con mayor preparación.


 Permite una mayor privacidad.
 Existe una mayor aplicación del concepto de democracia en la elección de un
tribunal.

Sin embargo, se ha sostenido que el arbitraje debe ser la excepción ya:

- El sistema no es mas rápido.


- El acceso a la jurisdicción es gratis, siendo obvio que el arbitraje no lo es, ya
que las partes deben remunerar al árbitro.
- Los árbitros no tienen una estructura preestablecida.
- El éxito de la función del juez como conciliador no depende del juez sino de las
partes.

Se han definido así: “Se llaman árbitro los jueces nombrados por las partes, o por la
autoridad judicial en subsidio, para la resolución de un asunto litigioso”.

Clases de árbitros.

El art. 223 del COT señala dos categorías, existiendo una tercera variante. Así, se
puede distinguir entre.

- Árbitros de derecho.
- Árbitro arbitrador o amigable componedor.
- Árbitro mixto.

Esta clasificación se efectúa en consideración a la forma en que deben fallar el asunto


y al procedimiento que deben aplicar.
108

Árbitros de derecho. El árbitro de derecho falla conforme a la ley y se somete, tanto en


la tramitación como en el pronunciamiento de la sentencia definitiva, a las reglas
establecidas para los jueces ordinarios, según la naturaleza de la acción deducida (223
in 2).

Árbitros arbitradores (223 in 3). Falla obedeciendo a lo que su prudencia y equidad le


dictaren, y no estará obligado a guardar en su procedimiento y en su fallo, otras reglas
que las que las partes hayan expresado en el acto constitutivo del compromiso, y si
estas nada hubieran expresado, a las que se establecen para este caso en CPC. De
acuerdo con ello, el árbitro arbitrador:

- Falla de acuerdo a lo que su prudencia y equidad le dictaren.


- Tramita el asunto por el procedimiento que hubieren fijado las partes, y a falta
de este acuerdo, deben aplicar las normas mínimas que establece el CPC, que
consisten en oír a las partes y agregar al proceso los instrumentos que se le
presenten.

Árbitros mixtos (223 in final). En los casos en que la ley lo permita, podrán concederse
al arbitro de derecho facultades de arbitrador, en cuanto al procedimiento y limitarse al
pronunciamiento de la sentencia definitiva la aplicación estricta de la ley.

Requisitos para ser arbitro.

Hay que hacer una distinción entre requisitos positivos y requisitos negativos.

Requisitos positivos (225 COT).

- Ser mayor de edad.


- Tener la libre disposición de los bienes.
- Saber leer y escribir.
- Para ser arbitro de derecho, se requiere ser abogado.

Requisitos negativos. De acuerdo a estos requisitos, no pueden ser árbitros.

- Las personas que litigan, excepto en el caso de la partición de bienes.


- El juez que actualmente estuviere conociendo de la causa.
- Los fiscales judiciales.
- Los notarios (480).

Número de árbitros que pueden designarse para los efectos de desempeñar el


compromiso (237 y 238 del COT y 631 y 641 CPC).

El principio general es que las partes de común acuerdo pueden designar el numero de
árbitros que deseen para la resolución del conflicto, debiendo en todo caso estar todas
las partes de acuerdo en la designación del árbitro (232 in 1).

Sin embargo, en los casos de arbitraje forzoso o cuando exista una cláusula
compromisoria, y no hubiere acuerdo entre las partes respecto del numero de árbitros
109

a designar, el legislador establece las siguientes reglas respecto del nombramiento que
debe hacerse por la justicia ordinaria.

- Se aplica el procedimiento para el nombramiento de peritos del art. 414 del


CPC.
- El juez solo puede designar como arbitro a un individuo.
- El juez no puede designar como árbitros a uno de los dos primeros indicados
por cada parte en la proposiciones que cada una de ellas pudiera haber
efectuado (232 in 2).

Acuerdos.

Si se nombran dos o mas árbitros, estos deben actuar, durante el curso del periodo
arbitral, de acuerdo con lo que las partes decidan. Así, las partes podrán designar a
uno de los árbitros como juez substanciador. A falta de acuerdo de las partes, los
árbitros deben concurrir conjuntamente a dictar todas las resoluciones para la
substanciación de la causa (237 COT).

Si los árbitros no se ponen de acuerdo para poder dictar una sentencia, se deben
aplicar las normas de los acuerdos de las cortes de apelaciones.

El tercero en discordia.

Al no haber mayoría para tomar una decisión por parte de los árbitros designados, las
partes pueden contemplar que sea llamado un tercero para este se reúna con los
árbitros y así poder tomar una decisión, de conformidad a las normas de acuerdos del
COT (237 in 2).

Si no se logra el acuerdo entre los árbitros designados, sin que exista contemplada la
posibilidad de llamar a este tercero, hay que distinguir.

- Si estamos frente a un arbitraje voluntario y se contempla el recurso de


apelación, deben elevarse todos los antecedentes al tribunal del alzada para
que resuelva la cuestión, ya sea de acuerdo a las normas de derecho, si el
desacuerdo es de árbitros de derecho, ya sea en equidad, si el desacuerdo es
entre arbitradores.
- Si nos encontramos en presencia de un arbitraje voluntario y no se contempla
el recurso de apelación, se deja sin efecto el compromiso y las partes deben
nombrar a otro arbitro o acudir a los tribunales ordinarios.
- Si estamos frente a un arbitraje forzoso y no procede apelación, se deben
nombrar nuevos árbitros.
- Si estamos frente a un arbitraje forzoso y si procede la apelación, se deben
elevar los antecedentes al tribunal del alzada, que resolverá de acuerdo a
derecho el desacuerdo.

Personas que se encuentran facultadas para nombrar árbitros.

Estas reglas se encuentran contempladas en el art. 224 del COT, el cual distingue.
110

- Las personas capaces, personalmente o a través de mandatario, y los


incapaces a través de sus representantes legales pueden nombrar un arbitro
de derecho para la solución de un asunto.
- Solo las personas capaces, y jamás los incapaces, pueden nombrar un arbitro
arbitrador.
- Las personas capaces y los representantes de los incapaces, pero previa
autorización judicial y por motivos de manifiesta convivencia, pueden nombrar
árbitros mixtos.

En cuanto a las facultades de los mandatarios judiciales, para designar árbitros


debemos tener presente que para la designación de árbitros de derechos y mixtos
basta que el mandatario posea las facultades ordinarias. En cambio, para la
designación de árbitros arbitradores y para la renuncia de los recursos legales es
necesario que el mandatario judicial cuente con facultades especiales (7 in 2 del CPC).

Implicancias y recusaciones de los árbitros.

El 243 del COT establece que salvo disposición contraria de la ley, las partes, pueden
nombrar a un arbitro afectado por una causal de implicancia y recusación, renunciando
a hacer valer estas, entendiéndose que ellas se dan tácitamente si se efectúa el
nombramiento conociendo las partes de dicha inhabilidad.
Excepcionalmente, las partes pueden reclamar de la implicancia o recusación que
afecte al arbitro en los siguientes casos.

- Si las causales de implicancia o recusación se ignoraban al tiempo de pactar el


compromiso.
- Si las causales de implicancia o recusación se configuraron con posterioridad al
momento en que pactaron el compromiso.

Clasificación del arbitraje según las materias en que recae.

1. Arbitraje facultativo. Esta constituye la regla general. En efecto, las partes pueden
someter voluntariamente a arbitraje todos los conflictos respecto de los cuales el
legislador no lo hubiere prohibido o respecto de las cuales el legislador haya
establecido obligatoriamente que deben ser sometidos a arbitraje.
De acuerdo con ello, el arbitraje facultativo siempre tiene su fuente en la voluntad de
las partes a través del compromiso o de la cláusula compromisoria, y nadie puede ser
obligado a someterse al juicio de los árbitros (228 COT).

2. Arbitraje Forzoso u obligatorio. En estos casos el legislador quita a los tribunales


ordinarios la competencia para conocer de determinados asuntos y se la da a un
arbitro. Los casos de arbitraje forzoso están en el art. 227 del COT y son los
siguientes.

- La liquidación de una sociedad conyugal o de una sociedad colectiva o en


comandita civil, y la de las comunidades.
- La partición de bienes. Los interesados pueden partir los bienes comunes de
común acuerdo y si tienen la libre disposición de los bienes, sin perjuicio de los
dispuesto en el art. 645 del CPC.
111

- Las cuestiones a que diere lugar la presentación de la cuenta del gerente o del
liquidador de las sociedades comerciales y los demás juicios sobre cuentas.
Respecto a esto, se deben distinguir 3 situaciones.
o La sola determinación de si existe la obligación de rendir la cuenta no es
un asunto contencioso civil de arbitraje forzoso. Este conflicto se tramita
y resuelve de acuerdo a las normas del juicio sumario.
o La rendición de la cuenta tampoco es un asunto de arbitraje forzoso, y
se sujeta al procedimiento especial del juicio de cuentas (693 a 696
CPC).
o La solución de las objeciones que se realicen respecto de una cuenta que
se hubiere presentado dentro del procedimiento del juicio de cuentas es
un asunto de arbitraje forzoso.
- Las diferencias que ocurrieran entre los socios de una sociedad anónima o de
una sociedad colectiva o en comandita comercial.
- Los demás que determinen las leyes.

3. Arbitraje prohibido. Se trata de materias que obligatoriamente debe resolver la


justicia común, y que por lo tanto, no se pueden someter a compromiso. Estas son:

- Las cuestiones que versen sobre alimentos (229).


- Las cuestiones que versen sobre el derecho de pedir la separación de bienes
entre el marido y la mujer.
- Las causas criminales.
- Las causas de policía local.
- Las causas en que deba ser oído el fiscal judicial (230 y 357).
- Las causas que se susciten entre un representante legal y su representado.

Paralelo entre los árbitros y los tribunales ordinarios.

 La fuente del arbitraje es la ley o la voluntad de las partes. La fuente de los


tribunales ordinarios es siempre la ley, la cual es fuente directa e indirecta.
 Los tribunales arbitrales son tribunales accidentales y transitorios, mientras que
los ordinarios son permanentes, es decir, están siempre a disposición de la
comunidad.
 Los árbitros arbitradores pueden ser legos. En los tribunales ordinarios, los
jueces son siempre letrados.
 Los árbitros tienen un ámbito de competencia restringida. Solo pueden conocer
y resolver el asunto específico que se ha sometido a su conocimiento. Los
tribunales ordinarios, en cambio, tienen un ámbito de competencia amplio, el
cual esta siempre determinado por ley.
 Respecto al procedimiento, en ciertos casos se permite que los árbitros no sigan
el procedimiento establecido en la ley. En cambio, los tribunales ordinarios
siempre deben seguirlo.
 Los árbitros no tienen poder de imperio. Para hacer ejecutar una sentencia,
deben recurrir a los tribunales ordinarios (637 CPC). Los tribunales ordinarios,
en cambio, poseen la facultad de imperio sin restricciones.

Las fuentes del arbitraje.


112

1. La ley. La ley es la fuente remota de todo arbitraje por cuanto se limita a establecer
la procedencia del arbitraje.

2. El testamento. De acuerdo a lo previsto en los art. 1318 y 1325 del CC, el testador
puede, en el testamento, nombrar a la persona que va a efectuar la partición.

3. Por resolución judicial. Puede ser una fuente supletoria de la voluntad de las partes
en cuanto a la designación del arbitro. Para tal efecto es necesario distinguir.

- Arbitraje forzoso. La obligación de llevar el asunto a conocimiento del arbitro la


impone el legislador. Si las partes no llegan a acuerdo en la designación del
arbitro, una resolución judicial efectúa dicha designación.
- Arbitraje facultativo. En este caso el origen del arbitraje es la voluntad de las
partes, que se da por medio del compromiso o de la cláusula compromisoria. Si
se somete el asunto a arbitraje por compromiso, y no se ponen de acuerdo en
el arbitro, se vuelve a la justicia ordinaria. Pero si el asunto se somete a
arbitraje por aplicación de una cláusula compromisoria, y si no hay acuerdo de
las partes en la designación del arbitro, ese acuerdo lo suple la justicia.

4. Voluntad de las partes. En los asuntos de arbitraje prohibido, si se somete


igualmente a arbitraje y se designa arbitro, esa designación es completamente
ineficaz.
La voluntad de las partes inciden en el arbitraje forzoso cuando designan de común
acuerdo al arbitro y también en el facultativo, por medio del compromiso o de la
cláusula compromisoria.

El compromiso.

Se define como “la convención por medio de la cual las partes sustraen del
conocimiento de los tribunales ordinarios, uno o mas asuntos litigiosos determinados,
presentes o futuros, para someterlos a la resolución de uno o mas árbitros que se
designan en el acto mismo de su celebración”.

Características.

- Es una convención. Requiere el consentimiento de las partes.


- Es una convención o acto jurídico procesal, porque esta dirigida a producir sus
efectos en el proceso.

Efectos que se persiguen a través del compromiso.

- Extingue la competencia del tribunal ordinario. Celebrado el compromiso, se


genera la excepción de compromiso, la que se interpone como una excepción
dilatoria (303 Nº 6 CPC).
- Como convención procesal, es obligatoria para las partes. Por su parte, el
árbitro, aceptado el compromiso, esta obligado a desempeñar el arbitraje.
- Como toda convención, puede ser dejada sin efecto por acuerdo de las partes.
Tácitamente se puede dejar sin efecto, lo que va a ocurrir cuando las partes,
113

de común acuerdo, acudan a la justicia ordinaria o a otros árbitros (240 Nº 1


COT).

Elementos o requisitos.

El COT, además de los elementos generales de todo acto jurídico del CC, establece
algunos especiales.

 Requisitos generales.

o Consentimiento. El nombramiento de árbitros deberá hacerse con el


consentimiento unánime de las partes (232 COT).
o La capacidad. Respecto a la capacidad se contemplan las siguientes
reglas.
 Para nombrar un arbitro arbitrador se requiere ser mayor de
edad y tener la libre administración de los bienes.
 Para nombrar un árbitro mixto, lo pueden hacer los
representantes legales de los incapaces, pero previa autorización
judicial, la que debe ser otorgada por motivos de manifiesta
conveniencia (224 in 2).
 Para nombrar un arbitro de derecho se requiere poseer
capacidad de goce y de ejercicio. En caso de incapacidad de
ejercicio de una parte, puede su representante legal designar un
arbitro, sin necesidad de autorización judicial previa.
o Objeto lícito. El objeto del compromiso es el nombramiento de uno o
mas árbitros, sustrayendo el conocimiento del asunto de los tribunales
ordinarios para entregárselo a él, siendo un objeto ilícito todos los casos
en que se nombre a un arbitro para la resolución de asuntos que sean
materia de arbitraje prohibido.
o Causa lícita. La causa será lícita cuando su objetivo sea sustraer el
asunto de los tribunales ordinarios para la decisión del conflicto por
parte del arbitro. Habría causa ilícita cuando las partes acuden a un
arbitro para los efectos que resuelva un compromiso en un determinado
sentido previamente convenido por ellas con el fin de perjudicar a un
tercero.
o Solemnidad. El compromiso es una convención solemne, puesto que de
conformidad a lo previsto en el in primero del art. 234 del COT, el
nombramiento de arbitro deberá hacerse por escrito (no se exige
necesariamente escritura publica).

 Requisitos específicos. El compromiso es un contrato nominado, pudiendo


distinguir a su respecto, elementos esenciales, de la naturaleza y accidentales.

o Elementos de la esencia.
 Determinación de las partes. El 234 in 1 así lo establece.
 Determinación del tribunal. El 234 Nº 2 dice que deberá
expresarse el nombre y el apellido del árbitro nombrado.
 La determinación del conflicto que debe resolverse. El art. 234
Nº 3 dice que en el instrumento deberá expresarse el asunto
sometido al juicio arbitral.
114

o Elementos de la naturaleza.
 Facultades del arbitro. Si las partes no expresan con que calidad
es nombrado el arbitro, se entiende que lo es con la de arbitro
de derecho (235 in 1).
 Lugar en que debe desarrollarse el compromiso o arbitraje. Si las
partes nada dicen, se entiende que el lugar es aquel en donde se
haya celebrado el compromiso.
 Tiempo en el que debe desarrollarse el compromiso. Si nada se
dice, se entiende que el arbitro debe cumplir su encargo en un
plazo que no puede exceder de 2 años contados desde su
aceptación (235 in 2). Este tiempo se suspende en los casos
previstos en la ley. Estos casos son:
 Si durante el arbitraje el arbitro debiera elevar los autos a
un tribunal superior.
 Si el procedimiento arbitral se hubiere paralizado por
resolución de un tribunal superior.
 El numero de árbitros que deben designarse para la solución del
conflicto. Si nada se dice, será 1.
 El procedimiento que debe seguirse ante los arbitradores lo
establece la ley si las partes no lo han regulado. Para ello,
deberán seguirse las normas mínimas de procedimiento
establecidas en el art. 637 del CPC (oír a los interesados, recibir
y agregar al proceso los instrumentos que le presenten, y dar su
fallo en el sentido que la prudencia y la equidad le dicten).
 Los tramites esenciales que posibilitan deducir el recurso de
casación en la forma en contra de la sentencia de un arbitro
arbitrador. Los tramites esenciales, para estos efectos, son los
que señalan las partes. Si estas nada dicen, solo se consideran
como esenciales dos tramites. A saber.
 El emplazamiento de las partes en la forma prescrita por
la ley.
 La agregación de los instrumentos presentados
oportunamente por las partes.

o Elementos accidentales. Son aquellos que no forman parte del


compromiso, que las partes deben incorporar mediante estipulaciones
expresas y se encuentran destinados a modificar los elementos de la
naturaleza que ha contemplado el legislador respecto del compromiso.
Son estipulaciones de elementos accidentales, entre otras, las
siguientes.
 El otorgamiento al arbitro de las facultades de arbitrador o
mixto.
 El lugar para el desarrollo del compromiso.
 Tiempo para el desarrollo del compromiso.
 La reglamentación del procedimiento en el caso de los árbitros
arbitradores.
 Los tramites esenciales para el recurso de casación en la forma
contra árbitros arbitradores.
 La reserva del recurso de apelación en contra de árbitros
arbitradores en primera instancia, puesto que solo será posible
deducirlo si al momento de designar al arbitrador se han
cumplido con dos requisitos: establecer la procedencia del
115

recurso de apelación, y designar quienes conocerán de la


apelación con carácter de arbitrador (239 COT).
 Renuncia a los recursos legales. Hay una cláusula tipo, en la cual
se renuncian todos los recursos legales en contra de la sentencia
arbitral. La jurisprudencia ha dicho que esta cláusula es valida.
Sin embargo, esta cláusula, por amplia que sea, jamás podrá
comprender el recurso de casación en la forma por las causales
de incompetencia y ultrapetita. Tampoco podrá comprenden la
renuncia del recurso de queja, ya que este es de orden publico.

Terminación del compromiso.

Las causales de terminación del compromiso están en los art. 240, 241 y 242 del COT.
Son las siguientes.

- Por cumplimiento del encargo, dictando sentencia dentro de plazo. Sin perjuicio
de ello, el arbitro puede conocer también de la ejecución de la sentencia si el
que ha obtenido en el juicio se lo ha requerido y aun le resta plazo para
desempeñar el compromiso (635 CPC).
- Si el arbitro fuera maltratado o injuriado por alguna de las partes.
- Si las partes concurren ante la justicia ordinaria o ante otro arbitro para la
resolución del asunto.
- Si el arbitro contrae una enfermedad que le impide seguir cumpliendo sus
funciones, ya que el compromiso es intuito personae.
- Si por cualquier causa, el arbitro debe ausentarse por largo tiempo del lugar
donde debe seguirse el juicio.
- Por revocación de común acuerdo por las partes (241 COT).
- Por la muerte del arbitro. La muerte de alguna de las partes genera los efectos
de sucesión, pasando a ser esta subrogada por sus herederos, los cuales deben
ser debidamente notificados, de lo contrario, el porceso será nulo (242 COT).

La cláusula compromisoria.

Se define como “un contrato mediante el cual se sustrae del conocimiento de los
tribunales ordinarios determinados asuntos litigiosos, actuales o futuros, para
entregarlos a la decisión de un arbitro que no se designa en ese instante, pero que las
partes se obligan a designar con posterioridad”.

Características.

Es un contrato procesal autónomo que genera la designación de designar al arbitro y


sustrae el conocimiento de los tribunales ordinarios. Lo importante, y que lo diferencia
con el compromiso, es que en la cláusula compromisoria lo relevante no es la
existencia del arbitro, sino la sustracción del conocimiento de un asunto de la justicia
ordinaria. Además, el nombramiento del arbitro en la cláusula compromisoria a falta de
acuerdo de las partes, puede ser realizada por la justicia ordinaria.

Requisitos de la cláusula compromisoria.


116

1. Elementos esenciales.

- Individualización de las partes.


- La determinación del conflicto que se somete a arbitraje.
- La sustracción del conocimiento del asunto de la justicia ordinaria asumiendo la
obligación de someterlo a la resolución de un arbitro que se comprometen a
designar con posterioridad.

2. Elementos de la naturaleza.

No tiene elementos de la naturaleza ya que es un contrato autónomo e innominado.


Sin embargo, se ha entendido que respecto de la cláusula compromisoria se aplicarán,
en este respecto, las mismas reglas que las del compromiso en esta materia.

3. Elementos accidentales.

Son los que incorporan las partes en virtud del principio de la autonomía de la
voluntad, fundamentalmente para regular las materias de la naturaleza del
compromiso ya analizadas.

Efectos de la cláusula compromisoria.

- Sustrae el conocimiento del conflicto de los tribunales ordinarios, generándose


la excepción de la cláusula compromisoria.
- Somete el conocimiento del asunto a un arbitro.
- Genera la obligación para las partes de designar al arbitro, el que a falta de
acuerdo, será designado por la justicia ordinaria.

Terminación de la cláusula compromisoria.

Se han contemplado por la doctrina y jurisprudencia como causales de terminación de


la cláusula compromisoria las siguientes.

- El mutuo acuerdo.
- Por el cumplimiento del encargo por parte del arbitro.
- Por transacción o cualquier otro equivalente jurisdiccional.
- Por declaración de quiebra.

El contrato de compromisario.

Se define como “aquel por el cual una persona se obliga a desempeñar el cargo de
arbitro entre otras personas que litigan, y estos a remunerar sus servicios con un
honorario”.

En la practica, este contrato no se celebra formalmente, siendo la única constancia en


el proceso arbitral de que el arbitro ha aceptado el cargo, el acta o escritura publica de
aceptación, en la cual debe constar también su juramento. Así, a partir de la
aceptación, se entiende celebrado este contrato.
117

Desenvolvimiento del arbitraje.

Nombramiento del arbitro, aceptación del cargo y juramento.

El origen del arbitraje lo encontramos en la ley necesariamente si nos encontramos


frente a un arbitraje forzoso. En estos casos, las partes pueden designar de común
acuerdo al arbitro, o a falta de este, acudir a la justicia ordinaria para que proceda a su
designación.
Así, en el arbitraje forzoso, el propósito de la presentación que efectúan las partes a la
justicia ordinaria no va a ser que notifique al arbitro, sino que se proceda a la
designación del arbitro.

Si nos encontramos en presencia de un arbitraje facultativo, el origen del arbitraje es


el compromiso o la cláusula compromisoria.
En el compromiso no existe necesidad de nombrar a un arbitro porque este ya se
encuentra designado. El objeto de la presentación a la justicia ordinaria será que
ordene notificar al arbitro, a fin de que este, ante un ministro de fe, acepte o rechace
el cargo.
En la cláusula compromisoria, el objeto de la presentación será citar a la otra parte a
comparendo para que se designe de común acuerdo al arbitro, o de no mediar
acuerdo, por la justicia ordinaria conforme a la norma de designación de peritos.

Efectuado el nombramiento del arbitro, lo que sigue es el tramite de notificación del


nombramiento, el que es practicado por el receptor.

Hecha la notificación, el 236 del COT dice que el arbitro debe cumplir con dos tramites
esenciales: aceptar el cargo y jurar desempeñar el cargo con la debida fidelidad y en el
menor tiempo posible.

La notificación se efectúa según el art. 44 del CPC y es personal. El juramento, por su


parte, es un requisito de valides del arbitraje. Si se omite, conlleva la nulidad del
arbitraje. Si bien la aceptación tácita es permitida, no se concibe el juramento tácito.

El ministro de fe ante el cual el arbitro debe jurar puede ser el receptor, cuando acepte
de inmediato, o el secretario del tribunal cuando se reserva aceptar con posterioridad.

El procedimiento arbitral.

Las normas aplicables a este procedimiento se encuentran en los art. 628 y ss. del
CPC. Es necesario hacer una distinción.

- Los árbitros de derecho. Deben tramitar según el procedimiento que


corresponda en atención a la naturaleza de la acción deducida (628 CPC).
- Los árbitros arbitradores deben tramitar el asunto según el procedimiento que
las partes hubieren señalado. Si las partes nada han dicho deben cumplir con
las normas mínimas comunes a todo procedimiento arbitral: oír a las partes y
agregar al expediente los documentos que se le entreguen (636 y 637 CPC).
- Procedimiento del juicio de partición de bienes. Las normas aplicables son las
de los art. 646 y ss. del CPC.
118

La primera resolución del arbitro.

Cuando el arbitro acepta y jura, su primera actuación es dictar una resolución para
constituir el compromiso y citar a las partes a un primer comparendo, cuyo objetivo es
determinar:

- Cuales son las partes.


- Cual es el conflicto.
- Cual es el procedimiento que se tendrá que aplicar para la resolución del
conflicto (para los arbitradores).

Principales diferencias entre el procedimiento aplicable por el arbitro de derecho y el


arbitro arbitrador.

1. Notificaciones.

- Arbitro de derecho. No se contempla la existencia de notificaciones por el


estado diario. Las notificaciones se harán personalmente o por cedula. Sin
perjuicio de ello, las partes, unánimemente pueden acordar otra forma de
notificación.
- Árbitros arbitradores. Se notifican las resolución por la forma que acuerden las
partes. Si nada dicen, se notifica personalmente o por cedula.

2. Ministro de fe.

- Arbitro de derecho. En este caso es obligatoria la designación de un ministro de


fe, quien deberá autorizar las resoluciones del arbitro (632).
- Arbitro arbitrador. En estos casos, la designación de un ministro de fe es
facultativa (639).

3. Facultad de imperio. No existe diferencia. Ambos tienen facultad de imperio


restringida (633, 635 y 643).

4. Sentencia.

- Arbitro de derecho. Al dictar la sentencia, se deben cumplir los mismos


requisitos que la sentencia dictada por los tribunales ordinarios (170 CPC y
auto acordado de 1920).
- Arbitro arbitrador. El art. 640 del CPC establece que la sentencia deberá
contener:
o Designación de las partes litigantes.
o Enunciación de las peticiones.
o Enunciación de las alegaciones del demandado.
o Las razones de prudencia o equidad que sirven de fundamento a la
sentencia.
o La decisión del asunto controvertido.
119

Respecto a lo anterior, cabe preguntarse respecto del arbitro arbitrador las siguientes
interrogantes.

1. ¿Puede un arbitro arbitrador que no esta sometido a la ley, fallar apartándose a las
normas del procedimiento? No puede ya que es un juez, y como tal, debe obedecer el
mandato constitucional que obliga otorgar un debido proceso de ley y a que su
sentencia emane de un racional y justo procedimiento.

2. ¿Puede el arbitro arbitrador, que falla según lo que su prudencia y equidad le han
dictado, conocer de otra materia distinta de la sometida a su conocimiento? No puede,
aun cuando lo considere necesario y equitativo. El arbitrador no puede avocarse a
asuntos ajenos a la materia sometida a su conocimiento y de allí su sentencia.

3. ¿Puede el arbitrador fallar contra ley? La doctrina estima que si, ya que lo justo
aplicado al caso concreto lo determina el arbitro y no el legislador. Sin embargo, la
corte suprema ha dicho que el arbitrador tiene como limite las normas de orden
publico, es decir, no puede fallar contra ellas.

4. ¿Podría el arbitrador dictar una sentencia en contra de normas de derecho privado,


pero de orden publico, como por ejemplo, desconocer normas de filiación, relativas a
contratos? La doctrina en este respecto esta dividida. Según unos si se podrían
desconocer ya que el arbitrador esta llamado a hacer justicia al caso concreto. Según
otros no se podría porque implicaría desconocer el orden publico, y este debe ser
respetado por todos los miembros de la sociedad.

Recursos en contra de las sentencias de los árbitros.

1. Árbitros de derecho.

- Recurso de apelación. Procede de acuerdo a las reglas generales, y conoce la


corte de apelaciones respectiva.
- Recurso de casación en la forma y fondo. Procede de acuerdo a las reglas
generales.
- Recurso de queja. Es conocido en única instancia por la corte de apelaciones
del lugar donde se celebró el compromiso (63 Nº 2 letra D COT). Solo
procederá si se cumplen los requisitos que actualmente establece el art. 545
del COT. A saber.
o No ser procedentes los demás recursos, ordinarios o extraordinarios.
o La falta o abuso debe haberse cometido en un sentencia definitiva o
interlocutoria, que ponga termino al juicio o haga imposible su
continuación.

2. Arbitro arbitrador.

- Recurso de apelación. Por regla general este recurso no procede en contra de


las sentencias de los arbitradores, y si este procediere, no sería jamás visto
120

por los tribunales ordinarios, sino que por un tribunal arbitral de arbitradores
de segunda instancia (porque los tribunales ordinarios fallan conforme a
derecho).
- Recurso de casación en la forma y fondo.
o Fondo. No procede nunca (239 in 2).
o Forma. Solo procede por las causales del 768 y solo son tramites
esenciales para la causal del Nº 9, las que se contemplan en los Nº 1 y 5
del 795 del CPC (796 CPC).
- Recurso de queja (545 COT). Contempla la procedencia del recurso de queja
en contra de las sentencias definitivas de primera o única instancia, dictadas
por árbitros arbitradores, conjuntamente con el recurso de casación en la
forma.

LOS NOTARIOS.

“Son ministros de fe publica encargados de autorizar y guardar en su archivo los


instrumentos que ante ellos se otorguen, de dar a las partes interesadas los
testimonios que pidieren, y de practicar las demás diligencias que la ley les
encomiende (399 COT)”.

En cada comuna o agrupación de comunas, o en cada agrupación de comunas que


constituyan un territorio jurisdiccional de jueces de letras, habrá a lo menos un notario
(400 COT).

Para ser designado, el notario debe cumplir con los requisitos para ser juez de letras y
no hallarse afecto por alguna de las incapacidades o inhabilidades que contempla la ley
(464 y 465 COT).

Son designados por el presidente de la republica, previa propuesta en terna por la


corte de apelaciones (287 y 459 COT).

Funciones (401 COT).

- Extender los instrumentos públicos con arreglo a las instrucciones que, de


palabra o por escrito, les dieren las partes otorgantes.
- Levantar inventarios solemnes.
- Protestar letras de cambio y demás documentos mercantiles.
- Notificar los traspasos de acciones y constituciones y notificaciones de prenda
que se les solicitaren.
- Asistir a las juntas generales de accionistas de sociedades anónimas, para los
efectos que la ley o el reglamento de ellas lo exigiere.
- En general, dar fe de los actos para los cuales fueron requeridos y que no
estuvieren encomendados a otros funcionarios.
- Guardar y conservar en riguroso orden cronológico los instrumentos que ante
ellos se otorguen, en forma de precaver todo extravío y hacer fácil y expedito
su examen.
- Otorgar certificados o testimonios de los actos celebrados ante ellos o
protocolizados en sus registros.
- Facilitar a cualquier persona que lo solicite, el examen de los instrumentos
públicos que ante ellos se otorguen y documentos que protocolicen.
121

- Autorizar las firmas que estampen en documentos privados, sea en su


presencia o cuya autenticidad les conste.
- Los demás que les encomienden las leyes.

Subrogación.

El juez de letras de turno o el presidente de la corte de apelaciones, según el oficio del


notario se encuentre dentro o fuera del asiento de esta, designará al abogado
reemplazante de notario ausente o inhabilitado.
El notario puede proponer al abogado reemplazante y el lapso de ese reemplazo no
tiene limitación temporal (402 COT).

Remuneración.

Gozan de los emolumentos que les paguen las partes y que les corresponde con
arreglo al arancel (492 COT).

Las escrituras publicas.

Se define como “el instrumento publico o autentico otorgado con las solemnidades que
la ley fija, por el competente notario, e incorporado en su protocolo o registro publico”.

Requisitos de la escritura publica.

1. La escritura publica debe ser otorgada por el competente notario.

El notario competente es el de la comuna o agrupación de comunas en que se otorga


la escritura, puesto que ningún notario podrá ejercer funciones fuera del respectivo
territorio (art. 400 in final COT).

El incumplimiento de este requisito hace que la escritura otorgada no sea considerada


publica o autentica (426 Nº 1 COT), y el notario incurre en un delito tipificado en el
art. 442 del COT (reclusión menor en cualquiera de sus grados).

Debemos tener presente que los oficiales de registro civil de las comunas que no sean
asiento de notario, pueden autorizar testamentos abiertos, poderes judiciales,
inventarios solemnes, escrituras de reconocimiento o de legitimación de hijos y demás
instrumentos que las leyes les encomienden.
Finalmente, el notario no puede intervenir autorizando las escrituras publicas que
contengan disposiciones o estipulaciones a favor suyo, de su cónyuge, ascendientes,
descendientes o hermanos. La escritura publica que hubiere sido autorizada con este
vicio, adolecerá de nulidad (412 COT).

2. La escritura publica debe ser incorporada en el protocolo o registro publico del


notario.

Todo notario deberá llevar un protocolo, el que se formará insertando las escrituras en
el orden numérico que les haya correspondido en el repertorio.
Esas escrituras originales son las que constituyen la matriz, en la cual aparecen las
firmas del notario y de las partes.
122

A continuación de las escrituras se agregarán los documentos protocolizados, también


conforme al orden numérico asignado en el repertorio.
Cada protocolo llevará un índice de las escrituras y documentos protocolizados que
contenga, y en su confección se observan las normas para la formación del libro índice.

El notario deberá entregar al archivero judicial que corresponda, los protocolos a su


cargo, que tengan mas de un año desde la fecha de cierre, y los índices de escrituras
publicas que tengan mas de 10 años (433 COT).

3. Solemnidades legales que deben observarse en el otorgamiento de la escritura


publica.

- Ante quien se otorga. La escritura publica debe otorgarse ante notario


competente. La escritura publica en que no aparezca la firma del notario, es
nula (412 Nº 2 COT).

- Firma de las partes. Si alguno de los comparecientes o todos ellos no supieren


o no pudieren firmar, lo hará a su ruego uno de los otorgantes que no tenga
interés en contrario, según el texto de la escritura, o una tercera persona,
debiendo, los que no firmen poner junto a la del que hubiere formado a su
ruego, la impresión del pulgar de la mano derecha, o en su defecto, el de la
mano izquierda.
El notario dejará constancia de este hecho o de la imposibilidad absoluta de
efectuarlo.
En todo caso, siempre que uno de los otorgantes o el notario lo exijan, los
firmantes dejarán su impresión digital en la forma ya mencionada (409).
Las partes tienen para firmar el plazo fatal de 60 días siguientes a la fecha de
anotación de la escritura en el repertorio. Si no se hace dentro de ese plazo, la
escritura no se considerará publica o autentica.

- Forma en que deben extenderse las escrituras publicas:

a. Deben escribirse en idioma castellano, y estilo claro y preciso. Podrán emplearse


palabras de otro idioma que sean generalmente usadas o como termino de una
determinada ciencia o arte (404). No se considerará escritura publica la que no este
escrita en castellano.

b. Pueden ser escritas a mano o a máquina o en otra forma que leyes especiales
autoricen (405).

c. Deben indicar lugar y fecha de otorgamiento, individualización del notario, nombre


de los comparecientes con expresión de la nacionalidad, estado civil, profesión,
domicilio y cedula de identidad. Además el notario, al autorizar la escritura indicará el
numero de anotación que tenga en el repertorio, la que se hará el día en que sea
formada por el primero de los otorgantes.

d. Las escrituras deben ser rubricadas y selladas por el notario en todas sus fojas
(406).
123

e. El notario deberá salvar al final, y antes de que las partes firmen, las adiciones,
apostillas, entre renglonaduras, raspaduras o enmiendas u otra alteración en las
escrituras originales. Si así no se hiciera, se tendrán estas por no escritas.

f. El notario debe dejar constancia en las escrituras del nombre del abogado redactor
de la minuta en aquellas que solo pueden ser extendidas en base a las minutas que
estos confeccionan (413 in 1 a 3 COT).

g. El notario debe autorizar las escrituras una vez que estén completas y hayan sido
firmadas por todos los comparecientes (413 in final).
Finalmente, el notario debe cumplir con diversas obligaciones para resguardar el pago
de los impuestos como el IVA, timbres y estampillas y de herencias (423).

Copias de escrituras publicas.

La escritura original se llama matriz, la cual es la que se incorpora al protocolo del


notario.
Las copias son aquellos documentos constitutivos de un testimonio fiel de la escritura
matriz, y que llevan la fecha, firma y sello del funcionario autorizante.

Las personas que pueden otorgar las copias autorizadas de escrituras publicas o
documentos protocolizados son el notario autorizante de la matriz, el subrogante, y el
archivero judicial a cuyo cargo esté el protocolo que contiene la matriz u original. El
notario, al autorizar la matriz u original, puede otorgar tantas copias como se le
soliciten, siempre que se hubieren pagado los impuestos correspondientes (422 y 423
COT).

Falta de fuerza legal de las escrituras publicas, copias y testimonios notariales.

Dentro del COT se establecen diversas clases de sanciones para las escrituras publicas,
copias de estas y otros testimonios notariales que no cumplan con las solemnidades
establecidas para su otorgamiento.

Las sanciones que se establecen por el COT, para tal efecto son:

- La nulidad de las escrituras cuando concurran algunas de las causales


contempladas en el art. 412 del COT.
- No considerarse publica o auténtica la escritura, en los casos del art. 426 del
COT, con lo cual conservan su carácter de instrumento privado.
- Tener por no escritas determinadas palabras (428 COT).

Las protocolizaciones.

Se definen como “el hecho de agregar un documento al final del registro de un notario,
a pedido de quien lo solicita” (415).

Formalidades legales de la protocolización.


124

Para que sea valida la protocolización de un documento se requiere cumplir con los
siguientes requisitos.

- Debe dejarse constancia de ella en el repertorio del día en que se presente el


documento (415 in 2 y 430 COT).
- Debe agregarse el documento final del protocolo, dejando constancia de la
fecha en que se presenten, las indicaciones necesarias para individualizarlos,
del numero de paginas de que consta y de la identidad de la persona que pide
su protocolización (415 y 429 COT).

Documentos que pueden protocolizarse.

La regla general es que todo documento puede protocolizarse. Excepcionalmente no


pueden protocolizarse y su protocolización no produce efecto alguno, respecto de los
documentos en que se consignen actos o contratos con causas u objeto ilícitos, salvo
que lo pidan personas distintas de los otorgantes o beneficiarios de ellos (516 COT).

Ventajas que presenta la protocolización de documentos.

- Produce fecha cierta en el documento respecto de terceros.


- Otorga carácter de instrumento publico a los actos indicados en el art. 420.
- Sirve para conservar los documentos.

Instrumentos privados autorizados ante notario.

La autorización de firma estampada en un instrumento privado no lo transforma en


instrumento publico, sino que solo significa que se da fe que los otorgantes
suscribieron el documento y se hicieron las declaraciones que en el instrumento se
expresan.

Libros que deben llevar los notarios.

1. Protocolo. Es el libro que se va formando con la inserción de las escrituras publicas y


a continuación de estas de los documentos protocolizados, en el orden numérico
asignado en el repertorio. En cada protocolo deberá contenerse un índice de las
escrituras y documentos protocolizados que contengan.

2. Repertorio. Es el libro en que el notario debe anotar las escrituras publicas y


documentos protocolizados, asignándoles un numero a cada uno de esos instrumentos,
por riguroso orden de presentación.
La anotación de las escrituras publicas en el repertorio se hará el día en que sea
firmada por el primero de los otorgantes y los documentos protocolizados el día de su
entrega material al notario conjuntamente con el pedido o solicitud de protocolización.

3. El índice publico. Es aquel libro en que se anotan las escrituras publicas y


documentos protocolizados por orden alfabético de los otorgantes. Dicho libro debe
estar a disposición del publico, debiendo exhibirlo el notario a quien lo solicite (413
COT).
125

4. Índice privado. Es aquel libro en donde se anotan los testamentos cerrados, con
indicación del otorgante, lugar de su otorgamiento y del nombre y domicilio de los
testigos. Este libro es privado y solo puede exhibirse por decreto del juez o a quien
acompañe certificado de defunción del testador (431 COT).

NORMAS COMUNES A TODO PROCEDIMIENTO.

Estas normas revisten una gran importancia porque son normas de aplicación general
dentro de los procedimientos y asuntos que reglamenta el CPC, salvo que haya norma
expresa en contrario.
126

También tienen aplicación general estas normas en los procedimientos civiles


especiales reglamentados en leyes especiales, salvo norma expresa en contrario.
Además, estas normas, tienen muchas veces aplicación por remisión en los
procedimientos penales.

La acción, la pretensión, la defensa y la contrapretensión.

Un litigio es un conflicto de intereses jurídicamente trascendentes, caracterizado por la


existencia de una pretensión resistida. El proceso esta destinado a resolver el litigio.
Mediante el ejercicio de la acción se origina el proceso ya que se pone en movimiento
la jurisdicción. La acción va dirigida al estado, a los tribunales. Lo que se dirige contra
la otra parte es la pretensión, pero no la acción.

En consecuencia, la acción procesal se define como “el mecanismo que la constitución


y la ley pone a disposición de las partes para traspasar el conflicto al proceso”. La
pretensión, por su parte, se define como “el derecho de las partes para solicitar a un
tribunal una decisión jurisdiccional favorable a sus intereses en la solución final del
proceso.
Es usual que los términos acción y pretensión se confundan, ya que su titularidad
recae en una misma persona, y además, porque generalmente, tanto acción como
pretensión están contenidas en un mismo acto, que es la demanda o la querella.

El en orden procesal, la palabra acción tiene 3 principales acepciones. A saber.

- Como sinónimo de derecho, como cuando se dice que una persona carece de
acción para…
- Como similar a pretensión, hablándose, por ejemplo, de “acción fundada o
infundada”, “acción real o personal”, etc.
- En el sentido de “potencia o posibilidad de provocar la actividad jurisdiccional”.
Este es el sentido procesal auténtico de la palabra acción.

Características de la acción procesal.

 Es un derecho procesal. Es el derecho para activar la jurisdicción, la cual se


materializa mediante actos procesales, que generalmente van a ser la demanda
y la querella.
 Es un medio indirecto de protección jurídica. Es indirecto porque supone la
intervención de un tercero, es decir, de un juez.
 Tiene como destinatario el tribunal. El único fin de la acción es abrir el proceso.
 Es un derecho autónomo de la pretensión. La acción persigue abrir el proceso,
mientras que la pretensión persigue de la otra parte el cumplimiento de una
obligación o que sufra una sanción.
 Se extingue con su ejercicio. Si se quiere reintentar, significa el ejercicio de una
nueva acción.
 Tiene dos objetivos. Abrir el proceso y permitir al estado conocer de las
infracciones al derecho para terminarlas y evitarlas a futuro.
 Se liga al concepto de parte. El actor es el sujeto que ejerce la acción. Si no hay
parte, no hay acción.
 Su ejercicio implica el pronunciamiento inmediato del tribunal en el sentido de
abrir o no el proceso.
127

Regulación de la acción en Chile.

- Constitución política. No existe disposición constitucional que contemple el derecho a


la acción expresamente, pero se puede desprender de los art. 19 Nº 3, Nº 14 y 73.
- Ámbito meramente legal. La disposición básica es la contenida en el art. 254 del CPC,
el cual establece los requisitos de la demanda civil en juicio ordinario. En materia
penal, la acción la ejerce el ministerio publico en el caso de las acciones penales
publicas y previa instancia de particular. Las acciones penales privadas las ejercen los
interesados.

Clasificación de la acción.

 De acuerdo a la pretensión.
o Acciones civiles.
o Acciones penales.
 De acuerdo al objeto que se persigue a través de la pretensión civil.
o Acciones muebles.
o Acciones inmuebles.
o Acciones mixtas.
 De acuerdo con el contenido de la pretensión.
o Acciones civiles petitorias (cuando el bien protegido es el dominio de un
bien u otro derecho real).
o Acciones posesorias. Cuando lo que se pretende es la protección de la
posesión respecto de inmuebles.

La pretensión. Requisitos y efectos.

La pretensión se define como “una declaración de voluntad por la que se solicita una
actuación de un órgano jurisdiccional frente a una persona determinada y distinta del
autor de la declaración”.

La pretensión procesal requiere de elementos de elementos subjetivos (órgano


jurisdiccional, actor y demandado) y de un elemento objetivo (que es el bien litigioso
que se pretende, que puede ser una cosa a una conducta).

Características de la pretensión procesal.

- Se materializa, al igual que la acción, a través de un acto procesal.


- Es un derecho exclusivo del derecho activo. Muy excepcionalmente, puede ser
el sujeto pasivo quien acciona, y se da en los casos de demanda de jactancia
(269 CPC) y de acción forzada del art. 21 del CPC. No ocurre lo mismo con la
reconvención, pues si bien el que pretende es el sujeto pasivo, lo que ocurre es
que se abre un nuevo proceso, que solo por economía se tramita con el inicial.
- Se dirige contra el sujeto pasivo del proceso.
- La pretensión se falla en sentencia definitiva.
- Mira al interés particular del pretendiente, lo cual lo distingue de la acción que
tiene un interés social comprometido.
128

Regulación de la pretensión procesal en Chile.

La constitución la trata en el 19 Nº 3, entendiendo que la igual protección de la ley en


el ejercicio de los derechos se refiere también al derecho a solicitar una sentencia
favorable. A si mismo, se encuentra tratada en el recurso de amparo y en el de
protección.
En los procesos civiles, el precepto básico es el art. 254 del CPC, que consagra tanto
los requisitos de la acción como los de la pretensión, siendo su Nº 5 el que se refiere
más a la pretensión, al exigir que la demanda contenga “la enunciación precisa y clara
de la peticiones que se sometes al fallo del tribunal”.
En materia penal, los requisitos de la pretensión están en la querella y en el
requerimiento del ministerio publico.

Paralelo entre acción y pretensión.

- Semejanzas. Se asemejan en que generalmente, ambas corresponden al sujeto


activo del proceso. Además, ambas se plantean ante un tribunal y por medio de
un acto procesal. Además, se asemejan en su objetivo, pues ambas tienen por
objeto lograr la solución de un conflicto.
- Diferencias.
o Sujeto destinatario. La acción se dirige al tribunal. La pretensión contra
el adversario.
o Objetivo. La acción tiene como objeto primordial la apertura del proceso.
La pretensión se dirige a obtener una sentencia favorable.
o Oportunidad en que se resuelven. Si se acoge o no la acción, es resuelto
tan pronto como se es presentada. El pronunciamiento respecto de la
pretensión se da solo con la sentencia.
o Efecto de su rechazo. Si se rechaza la acción ésta se puede volver a
intentar. Si se rechaza la pretensión, esa resolución se mantendrá firme
en virtud de la cosa juzgada.

La defensa del demandado (la reacción).

La defensa se define como “el poder jurídico del demandado de oponerse a la


pretensión que el actor ha formulado frente a el y ante el órgano jurisdiccional”.

Ante una demanda, el sujeto pasivo puede accionar o inaccionar. De esta forma, sus
posibilidades o actitudes frente a la demanda son:

- Rebeldía o contumacia (reacción tácita). En este caso el demandado asume una


actitud pasiva, manteniéndose inactivo, es decir, sin hacer nada. La rebeldía no
importa una aceptación; por el contrario, implica una contestación ficta de la
demanda en que se tienen por negados genéricamente los fundamentos de la
pretensión. Ello importa que será el actor quien deba probar los hechos en los
que se funda su pretensión. Además, en primera instancia y para aquellos casos
en que no se trate de plazos fatales para que el demandado realice sus
actuaciones, deberá acusársele las rebeldías respecto de cada trámite.
- Reacción. Si el demandado comparece en el proceso, puede asumir las
siguientes actitudes. A saber.
129

o Allanamiento. Es una aceptación expresa del demandado a la pretensión


hecha valer por el sujeto activo. Para que un mandatario judicial se
allane, requiere de la facultad especial del in 2 del art. 7 del CPC.
o Oposición a la pretensión. Esta oposición puede revestir las siguientes
formas.
 La defensa negativa. Consiste en una mera negativa, y no lleva
consigo ninguna afirmación de un hecho nuevo. La carga de la
prueba recaerá en el demandante, puesto que con esta reacción,
el demandado no introduce hecho nuevos que tengan por objeto
destruir la pretensión. Estas defensas no deben ser analizadas en
la parte dispositiva del fallo, sino que solo lo deben ser, en la
parte considerativa.
 Las excepciones. Se definen como las “peticiones del demandado
que tienen eficacia extintiva, impeditiva o invalidativa del efecto
jurídico afirmado como fundamento de la pretensión”. Se
clasifican en:
 Excepciones dilatorias. Son las que se refieren a la
corrección del procedimiento sin afectar el fondo de la
acción deducida. Tienen un carácter taxativo (303), pero
genérico, por cuanto en el Nº 6 se pueden comprender
todos los vicios del procedimiento cuya corrección sea
posible solicitar. Estas excepciones deben hacerse valer en
un mismo escrito, antes de la contestación de la demanda,
y dentro del término de emplazamiento. Suspenden la
tramitación del procedimiento y deben ser resueltas una
vez concluidas la tramitación del incidente que generan.
 Excepciones perentorias. Tienen por objeto destruir el
fundamento de la pretensión e importan la introducción de
un hecho de carácter impeditivo, modificativo o extintivo
de la pretensión del actor. Normalmente se confunden con
los modos de extinguir las obligaciones. estas excepciones
no suspenden la tramitación del proceso y deben hacerse
valer en el escrito de contestación de la demanda (309).
Una contestación de la demanda con excepciones
perentorias, implica que la carga de la prueba va a recaer
ahora en el demandado y no en el demandante. Estas
excepciones deben ser resueltas en la parte dispositiva del
fallo, debiendo contener las consideraciones de hecho y de
derecho en las que se basa (170).
 Excepciones mixtas. Son aquellas que no obstante tener el
carácter de perentorias, pueden ser ejercidas como
dilatorias antes de la contestación de la demanda. Son las
de cosa juzgada y de transacción. Formuladas éstas, el
tribunal puede fallarlas luego de concluida la tramitación
del incidente que generen, o estimarlas que son de lato
conocimiento, en cuyo caso mandará contestar la
demanda, y se reservará el fallo de esas excepciones para
la sentencia definitiva (304 CPC).
 Excepciones anómalas. Son aquellas excepciones
perentorias que pueden ser deducidas con posterioridad a
la contestación de la demanda, durante todo el juicio,
hasta la citación a oír sentencia en primera instancia, y
130

hasta antes de la vista de la causa en segunda instancia


(310).
Son anómalas las excepciones de prescripción, cosa
juzgada, transacción y pago efectivo de la deuda, siempre
que se funden en un antecedente escrito. Si son deducidas
en primera instancia, después de recibida la causa a
prueba, se tramitan como incidentes y se reservará la
resolución para definitiva. Si se deducen en segunda
instancia, se sigue igual procedimiento, pero el tribunal se
pronunciará respecto de ellas en única instancia.

- La reconvención. El demandado, además de adoptar una actitud defensiva,


puede adoptar una actitud agresiva, haciendo valer una pretensión en contra
del demandante, quien pasa a ser sujeto pasivo respecto de ella. la
reconvención es la demanda del demandado, mediante la cual se introduce una
nueva pretensión. Se acepta por el principio de economía procesal.
La reconvención se deduce en el escritor de contestación de la demanda. La
reconvención se sustancia y falla conjuntamente con la demanda principal.
Debe ser notificada al demandante igual que la demanda principal, y éste puede
asumir las mismas actitudes que el demandado respecto de la demanda
principal.
Es necesario, para poder deducir reconvención, que el tribunal tenga
competencia para conocer de la reconvención (315) y que la contraprestación
se encuentre sometida al mismo procedimiento de la demanda principal.

El proceso.

Se define como “la serie de actos que se desenvuelven progresivamente, con el objeto
de resolver, mediante un juicio de la autoridad, el conflicto sometido a su decisión”.

La voz proceso es usada en nuestra terminología con diversos alcances, tanto en la


ley, como en doctrina y jurisprudencia. Así, se puede hablar de proceso como litigio,
juicio, procedimiento, expediente, causa, auto, pleito y litis.

El proceso se diferencia del procedimiento por el hecho de ser el proceso un conjunto


de actos unidos hacia un fin común, mientras que el procedimiento es un conjunto de
ritualidades que organiza al proceso para el mejor cumplimiento de ese fin.

El debido proceso legal.

La finalidad del debido procesal legal lo constituye la garantía de un juicio limpio para
las partes en cualquier proceso y en especial para las partes en un proceso penal, ya
que la función jurisdiccional aplicada de acuerdo a sus características minimiza el
riesgo de resoluciones injustas. La extraordinaria trascendencia que tiene el debido
proceso para la adecuada protección de los derechos de la persona humana, generó la
incorporación de este concepto como uno de los fundamentales a nivel internacional.
En los principales tratados internacionales se contempla el debido proceso como una
de sus principales garantías.
131

El debido proceso en la CPR.

El art. 19 Nº 3 establece que toda sentencia de un órgano que ejerza jurisdicción debe
fundarse en un proceso previo legalmente tramitado. Corresponderá al legislador
establecer siempre las garantías de un procedimiento y una investigación racionales y
justos. Este precepto se aplica a toda autoridad que ejerza jurisdicción. En
consecuencia, para que una resolución sea válida, se requiere:

- Que exista un proceso previo, legalmente tramitado.


- Que se desarrolle a través de un procedimiento racional y justo,
correspondiendo al legislador su establecimiento.

Garantías mínimas de un procedimiento racional y justo.

a. Derecho a que el procedimiento se desarrolle ante juez independiente e


imparcial (73 CPR y 194 COT).
b. Derecho a un juez natural preconstituido por la ley. Es requisito que el tribunal
se encuentre predeterminado por la ley (19 Nº 3 in 4). Este es el único inciso
del 19 Nº 3 que se encuentra protegido por el recurso de protección.
c. Derecho de acción y defensa. No basta con que la ley establezca derechos si
ello no va acompañado de las medidas de protección adecuadas para asegurar
que tales derechos se respeten.
d. Derecho a un defensor. Toda persona tiene derecho a una defensa jurídica en la
forma que la ley señale y nadie puede impedir o restringir la debida
intervención de un letrado si hubiere sido requerido (19 Nº 3 in 2 y 3).
e. Derecho a una pronta resolución del conflicto. Un proceso rápido es esencial
para la existencia de un debido proceso. Es así como el art. 74 de la CPR
establece que una LOC determinará la organización y atribuciones de los
tribunales necesarios para la pronta y cumplida administración de justicia.
f. Derecho a que se contemple la existencia de un contradictorio. Se manifiesta
como la garantía “del día ante el tribunal” del derecho anglosajón. Consiste en
que el demandado tenga una razonable posibilidad de hacerse escuchar,
comparecer y exponer sus derechos. Para que se verifique la existencia del
contradictorio respecto del demandado, es necesario que se le notifique de la
pretensión en su contra y que tenga un plazo razonable para hacer efectiva su
defensa.
g. Derecho a que se permita a las partes rendir prueba.
h. Derecho a la igualdad de tratamiento de las partes. Ambas partes deben tener
análogas posibilidades de expresión y prueba.
i. Derecho a sentencia que resuelva el conflicto.
j. Derecho a recurso para impugnar sentencias que no emanen de un debido
proceso. Debe contemplarse el recurso de casación que permita impugnar
sentencias dictadas sin un debido proceso.
132

Clasificación del proceso.

1. Civiles.

- De conocimiento.
o Meramente declarativos. Su fin es la declaración de un derecho,
reconocer una situación jurídica preexistente.
o Constitutivos. Procuran sentencias que además de declarar un derecho,
produzcan un nuevo estado jurídico, creando, modificando o
extinguiendo un estado jurídico. Estas sentencias, al igual que las
declarativas, no son susceptibles de ejecución ni la requieren puesto que
lo perseguido por el actor se satisface con la sola sentencia (como la
sentencia que declara la separación judicial).
o De condena. En estas, además de declararse un derecho, se impone al
demandado el cumplimiento de una prestación de dar, hacer o no hacer.
La sentencia de condena es siempre preparatoria, pues no permite por si
sola la satisfacción de la pretensión.

- De ejecución. Tienen por objeto satisfacer lo establecido en la sentencia de


condena o en la fuente de la obligación que ha sido infringida. Su objetivo es
que a través de la acción de cosa juzgada se cumpla íntegramente la sentencia
condenatoria. Además, se aplica directamente el procedimiento ejecutivo
cuando la parte tiene un derecho que consta en un titulo ejecutivo.
Estos procedimiento se clasifican según la naturaleza de la obligación que se
debe en juicios ejecutivos de dar, hacer o no hacer.

2. Penales.

- Faltas. Las conocen los juzgados de garantía mediante:


o Procedimiento monitorio (392 CPP).
o Procedimiento simplificado (388 y 392 in final CPP).
- Crímenes y simples delitos.
o De acción penal privada (55 y 400 CPP).
o De acción penal publica.
 Procedimiento abreviado (406 CPP).
 Procedimiento simplificado (388 y 392 in final CPP).
 Juicio oral (281 y ss. CPP).
o De acción penal publica previa instancia de particular (55 CPP).

Naturaleza jurídica del proceso.

Determinar la naturaleza jurídica del proceso tiene importancia porque con ello se
precisa la legislación que debe aplicarse. Se han sostenido las siguientes teorías.
133

A. Teoría del contrato. Supone la existencia de un contrato entre demandante y


demandado, en el cual se determina el conflicto, lo que limita el poder del juez para su
resolución. Esta teoría nación en el derecho romano con la LITIS CONTESTATIO, pero
hoy a perdido toda vigencia porque no explica el proceso en si, sino que alude a la
institución que lo origina. Además, no explica los procesos desarrollados en rebeldía de
una de las partes.

B. Teoría de la relación jurídica. Por relación jurídica se entiende toda vinculación


intersubjetiva regulada por la ley. Actor, demandado y juez se vinculan entre si,
mediante los actos procesales. Esta relación jurídica crea derechos y obligaciones
recíprocos entre los interesados en el litigio y los funcionarios encargados de
resolverlo, como la obligación del juez de proveer y sentencias, la de las partes a
comparecer y acatar las resoluciones, etc.

C. Teoría de la situación jurídica. Un autor sostiene que no es posible hablar de


relación jurídica, por cuanto la solución del conflicto es tan solo una mera expectativa
de las partes en orden a obtener sentencia favorable, por lo que sitúa al proceso en un
escalafón inferior, cual es, el de simple situación jurídica. La situación jurídica se define
por un complejo de meras posibilidades de obrar, expectativas y cargas. El proceso no
seria una relación jurídica por cuanto el juez no esta obligado para con las partes (solo
tiene deberes como funcionario publico), y porque entre litigantes no existe ninguna
obligación.

D. Teoría de la entidad jurídica compleja. Establece que el proceso es una entidad


jurídica de carácter unitario y complejo, cuya característica central es la pluralidad y
estrecha coordinación de sus elementos.

E. Teoría de la institución jurídica. Esta teoría concibe al proceso como una institución
jurídica permanente, de carácter objetivo, a la cual las partes acuden cuando existe
entre ellas un conflicto que debe ser solucionado. El problema de esta teoría es que
explica la utilidad del proceso, pero no su naturaleza jurídica).

Los elementos del proceso.

Los elementos del proceso son de dos clases: objetivos y subjetivos. Los elementos
subjetivos son las partes y el juez. El elemento objetivo es el conflicto sometido a
decisión del tribunal.

Nos detendremos a estudiar, dentro del elemento subjetivo, el concepto de parte.

Las partes.

Procesalmente, se define como “todo aquel que pide o frente al cual se pide en juicio la
actuación de la ley en un caso concreto”.
Determinar el concepto de parte es muy importante, porque solo a estas personas que
sean consideradas partes, la sentencia las va a afectar (art. 3 in 2 CC).

Clasificación.

- Directas u originarias. Demandante y demandado.


134

- Indirectas o derivadas. Terceros.

Capacidad para ser parte.

Para comparecer válidamente en juicio se requiere tener capacidad para ello. El CPC no
da normas específicas, por lo que debemos recurrir al CC o CP, según la naturaleza de
la acción.
En todo ordenamiento la capacidad es la regla general. Por lo tanto, para ser capaz de
comparecer en juicio se requiere ser persona y no estar sujeto a ninguna especial
incapacidad.

Es necesario, para los efectos de la capacidad, hacer una distinción.

- Capacidad para ser parte (capacidad de goce). Es inherente a toda persona por
el solo hecho de ser tal.
- Capacidad procesal (o de ejercicio). Para actuar en el proceso se requiere de
esta capacidad procesal. Es la facultad para comparecer en juicio, para realizar
actos procesales con efectos jurídicos en nombre propio o por cuenta de otros.
- IUS POSTULANDI. Es la capacidad para que la actuación judicial sea correcta y
se traduce en la necesidad de cumplir con dos requisitos procesales: patrocinio
y poder (se verán mas adelante).

Las partes en el CPC (art. 18 y ss).

A. Pluralidad de partes o LITIS CONSORCIO. La regla general, nos señala que haya un
demandante y un demandado. Sin embargo, hay casos en que existe una relación
procesal múltiple. Esta situación puede producirse al inicio del proceso (LITIS
CONSORCIO originario) o con posterioridad a ello (LITIS CONSORCIO sobreviniente).
En el primer caso se caracteriza por ser facultativo para quienes lo constituyen y por
estar consagrado expresamente en el art. 18 del CPC, conforme al cual se produce
esta situación en los siguientes casos.

- Cuando varias personas deducen una misma acción (en contra del mismo sujeto
pasivo).
- Cuando varias personas deducen acciones, sean estas iguales o diferentes, pero
emanadas todas de un mismo hecho.
- Cuando la ley autoriza para proceder por muchos o contra muchos, como en el
caso de las obligaciones solidarias.

Para evitar que esta pluralidad de partes se convierta en un elemento disociador del
proceso, el legislador establece que habiendo litis consorcio, y siendo iguales las
acciones o las defensas, debe designarse un procurador común, el cual se rige por las
reglas a continuación se expresan.

 Debe ser nombrado de común acuerdo por las partes en el plazo que fije el
tribunal. Puede ser nombrado también por el juez, pero con la condición de que
135

designe a un procurador del numero o a uno de los abogados de las partes (12
CPC).
 El nombramiento puede ser revocado por la unanimidad o a petición fundada de
una de las partes, pero en todo caso la revocación no surte efecto sino hasta la
designación de un reemplazante.
 El procurador designado debe seguir las instrucciones de las partes y si estas no
están conformes con su cometido, tienen el derecho de hacer alegaciones
separadas y a presentar sus propias pruebas, todo en los mismos plazos y
condiciones que el procurador común, todo lo cual irá obviamente en su propio
beneficio o perjuicio. No obstante ello, lo obrado por el procurador común, le
sigue empeciendo (16 CPC).
 No será necesario designar un procurador cuando (20):
o Sean distintas las acciones de los demandantes.
o Sean distintas las defensas de los demandados.
o Habiéndose iniciado el juicio con iguales acciones o excepciones, surgen
incompatibilidades de intereses entre quienes litigan conjuntamente.

B. Intervención forzada de partes. Una característica básica del ejercicio de las


acciones es su voluntariedad. Sin embargo, nuestro código contempla casos de
intervención forzada, en los que las partes se ven en la necesidad de comparecer en el
proceso, so pena de soportar las graves consecuencias de su inasistencia.
Los casos de intervención forzada son 5 y son los que a continuación se expresan.

 Art. 21 del CPC. Cuando una acción corresponde a otras personas determinadas
pero distintas del sujeto activo, el o los demandados quedan facultados para pedir
que se ponga la demanda en conocimiento de ellos (de los facultados también
para ejercerla) a fin de adoptar, dentro del término de emplazamiento, alguna de
las siguientes actitudes (estas actitudes las adoptan los que no concurrieron a la
demanda).
o Adherir a la demanda. Se forma una litis consorcio activa y debe
designarse procurador común.
o No adherir. Caducan los derechos del potencial demandante para
entablar la misma acción con posterioridad, pudiendo el demandado
hacer valer la excepción de cosa juzgada (aunque no haya identidad de
partes porque ya se llamó a participar).
o No hacer nada. Si se deja transcurrir el plazo de emplazamiento, si bien
no se transformará en parte, le afectará todo lo obrado en el proceso,
pero tendrá el derecho de comparecer posteriormente en el juicio,
respetando todo lo obrado.

 Jactancia. Se define como la “acción y efecto de atribuirse por persona capaz de


ser demandada, derechos propios sobre bienes de otro o asegurar ser su
acreedor”. En el fondo, es la situación que se produce cuando una persona dice
tener derechos de los que no esta gozando, para ser obligado por el afectado a
interponer la demanda correspondiente. Conforme al 270 del CPC, se puede
deducir jactancia en alguno de los siguientes casos.
o Cuando la manifestación del jactancioso conste por escrito.
o Cuando la declaración del jactancioso se haya hecho de viva voz, a lo
menos delante de dos personas, hábiles para declarar en juicio.
136

o Cuando una persona haya sido parte en proceso criminal del cual pueden
emanar acciones civiles contra el acusado, para el ejercicio de dichas
acciones.
La acción de jactancia para que se obligue al jactancioso a demandar prescribe
en 6 meses desde los hechos en que se funda, y se tramita de conformidad al
juicio sumario. Si se da lugar a la demanda, el jactancioso tiene 10 días para
demandar, ampliable a 30 por motivo fundado, so pena de declararse que no
será oído posteriormente sobre tal derecho (incidente del procedimiento de
jactancia).

 Citación de evicción. Esta situación se da propiamente en los contratos bilaterales


y especialmente en la compraventa, cuando el comprador que se expuesto a
sufrir la evicción, cita al vendedor, antes de contestar la demanda, para que este
comparezca en su defensa

 Citación de los acreedores hipotecarios en el juicio ejecutivo. Si una persona


adquiere en remate judicial una propiedad hipotecada, la adquiere con dicho
gravamen, salvo que los acreedores hipotecarios hayan sido citados al juicio. La
citación los obliga a optar por mantener la hipoteca o acceder a pagarse con el
producto del remate (purga de la hipoteca).

 Verificación de creditos en el procedimiento de quiebra. Declarado en quiebra un


deudor, sus acreedores solo tendrán derecho a concurrir al reparto de dividendos
si han comparecido al tribunal a verificar su crédito. De lo contrario, la ley
presume condonación.

C. Dos instituciones vinculadas al concepto de parte.

1. Substitución procesal. Se define como “la institución que faculta a una persona para
comparecer en juicio a nombre propio, haciendo valer derechos de terceros,
adquiriendo el carácter de parte para todos los efectos legales”. No es un caso de
representación ni de agencia oficiosa, pues quien comparece lo hace a nombre propio.
Ejemplos.

- El que quiera demandar al capitán de un navío, puede demandarlo tanto a el


como al naviero.
- Acción subrogatoria del art. 2466 del CC.
- Acción revocatoria del art. 2468 del CC.
- Citación de evicción. Art. 1845 CC.

2. Sucesión procesal. En este caso, el cambio de sujeto puede verificarse durante el


procedimiento, y no solo antes de el. Los casos son 3. A saber.

- Fallecimiento de quien litiga personalmente (5 CPC).


- Cesión de derechos litigiosos.
- Subrogación. Opera cuando una persona paga por otra, produciéndose una
traslación de derechos, la que puede ser legal o convencional (1610 y 1611
CC).
137

D. Los terceros. Se definen como “aquellas personas que no están directamente


vinculadas al conflicto promovido ante el órgano jurisdiccional, pero que actúan al
interior del procedimiento tendiente a resolver ese conflicto”.

Los terceros se clasifican de la siguiente manera.

- Terceros indiferentes. A estos no los afecta de modo alguno el proceso ni la


sentencia dictada. Según esta definición, no son terceros.
- Terceros intervinientes. Son los testigos, peritos, martilleros, y demás personas
que intervienen en el proceso sin tener interés directo en su resultado.
- Terceros interesados. Son aquellos que sin ser partes directas en un proceso,
ven afectados sus derechos a causa de ese proceso, por lo que se les autoriza a
participar. Estos son.
o Coadyuvantes. Hacen valer pretensiones concordantes con alguna de las
partes, debiendo, en consecuencia, actuar con procurador común.
o Independientes. Su interés es independiente de las pretensiones de las
partes, por lo que actúa separadamente.
o Excluyentes. Tienen pretensiones incompatibles con las de las partes.

Los requisitos para interponer una tercería son los siguientes.

 Ser tercero (no se parte).


 Existencia de un proceso en actual tramitación.
 Tener interés actual en el proceso, sobre la base de derechos adquiridos y no
de meras expectativas.

Las resoluciones judiciales dictadas en los procesos en los cuales intervienen terceros,
producen respecto de ellos iguales efectos que respecto de las partes principales (24
CPC).

La comparecencia en juicio.

Para que una persona tenga capacidad para comparecer en juicio, debe reunir la
capacidad de goce, de ejercicio y el IUS POSTULANDI, condición, esta última, que se
entrega solo a determinadas personas.

El concepto de comparecencia en juicio se puede entender en dos sentidos.

- Sentido amplio. El acto de presentarse ante un juez voluntaria y


coercitivamente.
- Sentido estricto. Es el acto de presentarse ante los tribunales, ejercitando una
acción o defendiéndose, o requiriendo la intervención en un acto no
contencioso.

La capacidad para parecer en juicio o IUS POSTULANDI, se traduce en el estudio de


dos instituciones procesales fundamentales: El patrocinio y el mandato judicial.
Mientras que el primero se refiere fundamentalmente a la fijación de estrategias
procesales (técnico del derecho), el mandatario mira a la representación (técnico del
procedimiento).
138

El patrocinio.

Se define como un “contrato solemne por el cual las partes o interesados en un


asunto, encomiendan a un abogado la defensa de sus pretensiones ante los tribunales
de justicia”.

Requisitos para ser patrocinante. Ser abogado habilitado para el ejercicio de la


profesión y tener la patente profesional al día.

Forma de constituirlo. La formalidad exigida es que en la primera presentación que el


interesado efectúe ante el tribunal, el abogado ponga su firma, indicando además su
nombre, apellidos y domicilio. Lo normal es dedicar un otrosí del escrito a este efecto.
En el proceso penal, el patrocinio de los defensores públicos se entiende constituido
por el solo ministerio de la ley.

Sanciones al incumplimiento. La sanción es que el escrito se tiene por no presentado


para todos los efectos legales.

Duración. El patrocinio dura por todo el proceso, salvo renuncia o revocación.

Facultades del patrocinante. Esencialmente, el patrocinio se limita a la fijación de las


estrategias de defensa. No obstante, y a pesar de que ello es propio del mandatario
judicial, se le faculta para asumir la representación en cualquier estado del juicio.

Término del patrocinio.

- Cumplimiento o desempeño del encargo. Es la forma normal de terminación.


- Revocación. Es el acto por el cual el patrocinado pone fin al patrocinio vigente.
Normalmente va aparejado a la designación de un nuevo abogado, quien tiene
dos obligaciones: comunicar la revocación a su colega y encargarse que éste
reciba sus honorarios profesionales (código de ética).
- Renuncia. Debe notificarse al patrocinado junto con el estado del proceso. Sin
embargo, el abogado que renuncia mantiene su responsabilidad hasta por el
termino de emplazamiento, salvo que previo a ello se haya designado un nuevo
patrocinante.
- Muerte o incapacidad del abogado. En este caso el patrocinado debe constituir
un nuevo patrocinio antes de efectuar su siguiente presentación. La muerte del
patrocinado no extingue el patrocinio, pues el abogado deberá seguir prestando
sus servicios a la sucesión.

El mandato judicial.

Se define como “un contrato solemne en virtud del cual una persona otorga a otra
facultades suficientes para que la represente ante los tribunales de justicia”.
139

Diferencias con el mandato civil. Para estudiar las diferencias, es menester hacer un
paralelo entre estos dos tipos de mandato.

- El MC es consensual, mientras el MJ es solemne.


- El MC se extingue por la muerte de ambas partes. El MJ no se extingue por la
muerte del mandante.
- En el MC todos pueden ser mandatarios, incluso los incapaces. En el MJ solo
pueden serlo aquellos señalados en el art. 2 de la ley 18120 sobre
comparecencia en juicio.
- En el MC, la representación es un elemento de la naturaleza. En el MJ la
representación es de la esencia.
- En el MC la delegación no obliga al mandante si este no lo ratifica. En el MJ la
delegación siempre obliga al mandante.

Requisitos para ser mandatario judicial.

Para ser mandatario judicial, es necesario ser una de las personas que señala el art. 2
de la ley de comparecencia en juicio. A saber.

 Abogado habilitado para el ejercicio de la profesión.


 Procurador del numero.
 Postulantes designados por la corporación de asistencia judicial.
 Estudiantes de derecho que actualmente cursen 3, 4 o 5 año en alguna
universidad autorizada.
 Egresados de las facultades de derecho que hubieren cursado 5 año y hasta 3
años después de haber rendido los exámenes correspondientes.

Formas de constituir el mandato (art. 6 ley 18120).

- Por escritura publica.


- Por acta extendida ante un juez de letras o juez árbitro suscrita por todos los
otorgantes.
- Declaración escrita del mandante y autorizada por el secretario del tribunal.
Esta es la forma normal de constitución.
- Art. 29 de la ley de letra de cambio y pagaré. Endoso en comisión de cobranza.
En este caos, y por el solo efecto del endoso se entienden conferidas todas las
facultades especiales que en otros casos requieren otorgarse expresamente.

Excepciones a la comparecencia en juicio representado.

- Caso general. El art. 2 in 3 de la ley 18120 permite solicitar autorización al


tribunal para comparecer y defenderse personalmente.
- Casos especiales. No se requiere tener mandato judicial ni patrocinio.
o En comunas con menos de 4 abogados en ejercicio.
o Manifestaciones mineras.
o Asuntos que conozcan alcaldes o jueces de policía local, salvo regulación
de perjuicios de cuantía superior a 2 UTM; los juzgados de familia o los
árbitros arbitradores.
o Asuntos que conozca la dirección general del SII y la contraloría.
o Juicios políticos que conozca la cámara de diputados o el senado.
140

o Juicios cuya cuantía no exceda de ½ UTM, cualquiera sea su naturaleza.


o Causa electorales.
o Recursos de amparo y protección.
o Denuncias criminales.
o Solicitudes aisladas en que se piden copias, desarchivos, etc.
o Presentaciones efectuadas por las denominadas “partes intervinientes”.

Sanciones al incumplimiento. La sanción es menos drástica que para el caso del


patrocinio. En este caso se otorga al interesado un plazo de 3 días para corregir el vicio
de que adolece la presentación y constituir legalmente el mandato. Si se hace el
escrito, mantiene como fecha la de su presentación.

Facultades del mandatario. Hay que distinguir.

- Facultades esenciales u ordinarias. Existen sin necesidad de mención expresa y


no pueden ser objeto de limitaciones por las partes. Autorizan al mandatario
para tomar parte del mismo modo que podría hacerlo el que da el mandato, en
todos los trámites e incidentes del juicio y en todas las cuestiones que por vía
de reconvención se promuevan, hasta cumplimiento completo del fallo
definitivo. Como consecuencia, las notificaciones se deben hacer al mandatario
judicial, siendo nulas las que se notifiquen al mandante.
- Facultades de la naturaleza. Es básicamente una, y consiste en la posibilidad de
delegar el mandato.
- Facultades accidentales o especiales. Solo se entienden incorporadas al
mandato si se mencionan expresamente. Están en el in 2 del art. 7 del CPC.
o Desistirse en primera instancia de la acción deducida.
o Aceptar la demanda contraria (allanamiento).
o Absolver posiciones.
o Renunciar expresa y anticipadamente a los recursos o a los términos
legales.
o Transigir.
o Comprometer.
o Otorgar a los árbitros facultades de arbitradores.
o Aprobar convenios.
o Percibir. Es una operación mediante la cual los productos, frutos o rentas
de una cosa son objeto de apropiación o cobro por parte de la persona
calificada para gozar de ellos.

Se discutió durante mucho tiempo si estas facultades había que nombrarlas una a una
o si bastaba una referencia general. El tema esta resuelto a favor de la segunda
posición.

Efectos del mandato. Constituido el mandato, desaparece del proceso la persona física
del mandante, por lo que todas las actuaciones del proceso, así como sus
notificaciones, deben practicarse al mandatario. Hay excepciones en el avenimiento
laboral, la conciliación civil y la absolución de posiciones cuando se solicite la
comparecencia personal de la parte, etc.
141

Termino del mandato.

- Cumplimiento o desempeño del encargo. Esta es la forma normal de


terminación.
- Terminación anticipada. Cuando el proceso no llegue ni llegará a tener
sentencia definitiva, el mandante puede solicitar que se lo libere del encargo (a
modo de ejemplo, desistimiento de la demanda).
- Revocación. Es un acto unilateral del mandante por el cual se pone fin al
mandato vigente. La revocación puede ser expresa o tácita (cuando se encarga
el asunto a otra persona). La revocación debe constar en el proceso para ser
oponible a la otra parte.
- Renuncia del mandatario. Debe notificarse al mandante e informarle el estado
del proceso. No obstante ello, el mandatario que renuncia mantiene su
responsabilidad hasta por el termino de emplazamiento, salvo que previo a ello
se designe un nuevo apoderado.
- Muerte o incapacidad del mandatario. En este caso el patrocinado debe
constituir un nuevo patrocinio antes de efectuar su siguiente presentación.

Responsabilidad del mandatario.

El mandatario tiene una responsabilidad especial y expresa en relación con las costas
procesales (art. 28 de la ley) a que sea condenado su mandante, sin perjuicio de poder
repetir contra este con posterioridad (es un caso de solidaridad). Además, el
mandatario tiene responsabilidad disciplinaria, en términos tales que puede ser objeto
de sanciones por actos abusivos de su parte.

Situaciones especiales de representación.

1. Agencia oficiosa. Es la situación que se produce cuando una persona comparece


ante un tribunal, asumiendo la representación de otra sin patrocinio ni mandato
constituido en su favor, pero ofreciendo la ratificación posterior de todo lo obrado por
parte de quien ha debido ser el mandante.

Los requisitos son los siguientes.

- El agente oficioso debe ser habilitado para comparecer en juicio o en caso


contrario, debe actuar representado por alguien que lo sea.
- Debe invocar causales calificadas que han impedido al representado
comparecer.
- Ofrecer una garantía de que lo obrado será ratificado.

El tribunal califica las circunstancias, y puede o no aceptarla. Si el tribunal la acepta se


debe constituir la garantía, que normalmente es una fianza (fianza de rato). Si lo
obrado no es ratificado posteriormente, se produce la nulidad de todo lo obrado, y el
fiador debe responder de los perjuicios causados (efecto procesal y civil,
respectivamente).

2. Procurador común. Ya analizado a propósito de la pluralidad de partes.


142

3. Representaciones especiales. Se trata de dilucidar quien representa a determinadas


personas jurídicas. Para ello debemos distinguir.

- Personas jurídicas de derecho publico. No existen reglas especiales. Hay que


analizar la ley que las crea y reglamenta. Así, a modo de ejemplo, al fisco lo
representa el CDE y a la municipalidades, el alcalde.
- Corporaciones y fundaciones de derecho privado. Las representa su presidente
(8).
- Sociedades. Las representa el gerente o administrador, salvo mención expresa.
La representación solo comprende facultades ordinarias del mandato. Hay 3
casos especiales en cuanto a la representación de las sociedades.
o Sociedades anónimas. El representante debe ser el gerente.
o Sociedad legal minera. La representa el socio designado por la junta o si
no hubiere junta, el socio con mayores derechos, o en caso de empate
aquel cuyo apellido empiece con la letras mas cercana a la A.
o Sociedades de personas. Si no tiene un administrador designado, basta
con notificar a uno cualquiera de los socios.

4. Representación de personas ausentes. Hay que distinguir 3 situaciones.

- Si se teme una eventual ausencia del demandado y quiere el demandante


emplazarlo para un juicio posterior, puede pedirse como medida prejudicial que
se constituya un apoderado que lo represente y responda por las costas y
multas del juicio, bajo apercibimiento de designarse un curador de bienes (285
CPC).
- Si el ausente ha partido del país sin dejar mandato constituido, hay que volver
a distinguir (844 y ss. CPC).
o Si se conoce su paradero: se notifica por exhorto.
o Si no se conoce: se designa un curador de ausentes (473 CPC).
- Si el ausente dejó mandatario con facultades generales, es posible notificarlo
válidamente para ese caso. Finalmente, si no puede contestar nuevas
demandas y no conoce el paradero del mandante, se designa un curador de
ausentes (11 CPC).

El emplazamiento.

Se define como “la notificación que se le hace a la parte para que dentro de un
determinado plazo, haga valer sus derechos”.

Elementos.

Los elementos del emplazamiento son básicamente dos: la notificación legal de la


demanda y el plazo para reaccionar, el cual varía según la clase y características del
procedimiento.
143

- En primera instancia.
o Notificación de la demanda y de la resolución que recaiga en ella.
Normalmente se hará de forma personal, puesto que es lo usual que sea
la primera gestión judicial.
o El plazo varía de acuerdo al procedimiento de que se trate.

- En segunda instancia.
o Notificación válida de la resolución que concede el recurso de apelación,
la cual se hace por el estado diario.
o El plazo es el plazo que la ley establece para comparecer en segunda
instancia. Comienza a correr desde el hecho material consistente en el
certificado del secretario del tribunal de alzada de haber ingresado los
antecedentes correspondientes al recurso de apelación. El plazo varía de
acuerdo a la ubicación relativa de los tribunales de primera y de segunda
instancia.

Efectos de la notificación valida de la demanda.

1. Efectos procesales.

- El proceso pasa a tener existencia legal, creándose un vinculo entre partes y


juez.
- Radica la competencia. Solo respecto del demandante, pues el demandado aun
puede alegar la incompetencia del tribunal.
- Precluye el derecho de retirar materialmente la demanda. Solo puede desistirse
de la demanda, lo que produce cosa juzgada.
- Las partes deben realizar actuaciones para que el proceso avance. El
demandante debe actuar so pena del abandono del procedimiento. El
demandado, por su parte, debe defenderse.
- El tribunal debe dictar las providencias para dar curso al proceso, so pena de
queja disciplinaria (545 COT).
- Se genera el estado de litis pendencia.

2. Efectos civiles.

- Constituye en mora al deudor.


- Transforma en litigiosos los derechos para efectos de su cesión.
- Interrumpe la prescripción.
- Transforma la prescripción extintiva de corto tiempo en largo tiempo (2523 CC.
Interversión de la prescripción).

La paralización, suspensión y extinción del procedimiento.

La paralización del procedimiento.


144

Si las partes nada hacen, el procedimiento permanecerá paralizado, en virtud del


principio dispositivo que rige las gestiones civiles.
Tal inactividad, si se prolonga por 6 meses, puede dar lugar al abandono del
procedimiento a petición de parte, situación que produce la pérdida de lo obrado pero
no la pretensión hecha valer en el.

En el proceso penal, de acción penal publica no tiene aplicación el abandono. Pero en


el de acción privada si, pero es mas grave ya que el plazo es de solo 30 días, puede
decretarse de oficio y no solo se pierde lo obrado, sino que además la pretensión
hecha valer en él.

La suspensión del procedimiento.

En los procesos civiles las partes pueden, de común acuerdo, suspender el


procedimiento por una sola vez en cada instancia, por un plazo máximo de 90 días (64
in 2), sin perjuicio del derecho de hacerlo valer, además, ante la corte suprema en
caso que, ante ese tribunal, estuvieren pendientes recursos de casación o de queja en
contra de sentencia definitiva.

El efecto que genera es que los plazos que estuvieren corriendo se suspenderán al
presentarse el escrito, los que continuarán corriendo vencido el plazo de suspensión
acordado.

El procedimiento también se suspende en primera instancia cuando se concede un


recurso de apelación en ambos efectos (191 CPC).

En el proceso penal, hay suspensión del procedimiento con el sobreseimiento temporal


y con la suspensión condicional del procedimiento.

También hay suspensión del procedimiento por la muerte de la persona que obra por si
misma (5 CPC).

La extinción del procedimiento.

Lo normal es que un proceso termine con sentencia definitiva. Sin embargo, hay casos
en que termina antes.

- Transacción.
- Avenimiento.
- Conciliación total.
- Desistimiento de la demanda.
- Abandono del procedimiento.
- Abandono de la acción penal privada.
- En materia penal.
o Sobreseimiento definitivo.
o Principio de oportunidad.
o Acuerdo reparatorio.

Los presupuestos procesales.


145

Los presupuestos procesales se definen como “los antecedentes que deben concurrir
para que el juicio tenga una existencia jurídica y validez formal”.

Clasificación.

- Presupuestos procesales de existencia.


o Juez que ejerza jurisdicción.
o Partes.
o Conflicto o litigio.

- Presupuestos de validez.
o Juez competente.
o Capacidad de las partes.
o Formalidades legales.

El tribunal esta facultado para adoptar diversas medidas de oficio para prevenir o
anular un proceso por falta de un presupuesto de validez (256, 83, 84 in final y 775
CPC).
Las partes también pueden alegar la nulidad procesal, interponiendo excepciones
dilatorias, un incidente de nulidad procesal, deduciendo el recurso de casación en la
forma, etc.

Presupuesto de eficacia de la pretensión.

La legitimación procesal es indispensable para que pueda dictarse una sentencia eficaz.
Además de la inexistencia y de la nulidad del proceso, se contempla en la doctrina la
sanción de ineficacia de la inoponibilidad del proceso, que se puede definir como la
sanción que priva de efectos a un acto contra terceras personas que no han concurrido
a su celebración (será tratada mas adelante).

Los actos jurídicos procesales.

Se definen como “una especie de acto jurídico cuyos efectos se producen en el


proceso”. Como no existe una regulación orgánica y específica de la teoría de los actos
jurídicos procesales en el CPC, corresponde aplicar las normas del CC.

Otra definición mas completa de actos jurídicos procesales es la siguiente: “Son


aquellos que tienen importancia jurídica respecto de la relación procesal, esto es, los
actos que tienen por consecuencia inmediata la constitución, la conservación, el
desenvolvimiento, la modificación o la definición de una relación procesal”.

Sus elementos son los siguientes.

- Una o mas voluntades destinadas a producir efectos en el proceso.


- La voluntad debe manifestarse expresa o tácitamente.
- La intención de producir efectos en el proceso.
146

Características.

- Son actos esencialmente solemnes (ejemplos: 254, 303, 170 CPC).


- Son mayoritariamente unilaterales.
- Suponen un proceso, y a la vez, lo crean.
- Son actos autónomos, aunque no en términos absolutos.

Clasificaciones.

- Desde el punto de vista de la voluntad.


o Unilaterales.
o Bilaterales.
- Desde el punto de vista del sujeto que origina el acto.
o Del tribunal.
o De las partes.
o De terceros.
- Desde el punto de vista de las partes.
o Actos de impulso procesal.
o Actos de postulación. Pretenden no solo dar curso, sino también plantear
cuestiones de fondo.
o Actos probatorios. Son actos realizados para acreditar los hechos.
o Actos de impugnación. Pretenden atacar resoluciones.
- Desde el punto de vista de los terceros.
o Actos probatorios (declaración de testigos e informe de peritos).
o Actos de certificación (actos del receptor o del secretario).
o Actos de opinión (informes en derecho).

Requisitos de existencia y de validez de los actos jurídicos procesales.

1. La voluntad y sus vicios. La voluntad es la facultad que nos permite hacer o no


hacer lo que deseamos. Como en todo acto jurídico, debe manifestarse, sea expresa o
tácitamente (394, 197, 55 CPC). Los vicios de que puede adolecer la voluntad son los
siguientes.

- Error. Existen muchas manifestaciones del error en el CPC. A modo de ejemplo,


nombramos la posibilidad de revocar una confesión (402 in 2 y 483), el error de
derecho como causal de casación en el fondo, y en la CPR se contempla la
posibilidad de indemnización por error judicial.
- La fuerza. Cuesta encontrar normas al respecto en los códigos. Existen
alusiones en los art. 483 y 481 del antiguo CPP y en el 810 del CPC, como
causal de revisión de la sentencia cuando se obtuvo con violencia.
- El dolo. Hay un caso en que el dolo no es vicio de la voluntad sino fuente de
responsabilidad, a propósito de las medidas precautorias (280 in 2 CPC).
Además, el dolo se encuentra mencionado en el recurso de revisión.
147

2. La capacidad procesal. Desde el punto de vista del tribunal, la capacidad se refiere a


su competencia. Con respecto a las partes, toda persona tiene capacidad, salvo las
excepciones legales. Las incapacidades mas importantes están en materia penal.

3. El objeto. Al igual que en materia civil, el objeto debe ser:

- Real.
- Determinado o determinable.
- Lícito.

En cuanto al objeto ilícito, nos encontramos frente a varios casos. A modo de ejemplo,
la prórroga de la competencia en materia penal y en asuntos civiles no contenciosos, el
compromiso sobre asuntos de arbitraje prohibido, etc.

4. La causa. En materia civil, se define como el motivo que induce al acto o contrato.
En los actos jurídicos procesales, hay siempre una causa. A modo de ejemplo, en la
apelación, hay un agravio. En el mandato, es tener buenos representantes, etc. Es
requisito eso si, al igual que en materia civil, que la causa sea lícita.

5. Las solemnidades. Si bien es cierto que lo lógico sería que existiera un impulso
antiformalista (pues las formalidades serían un obstáculo para la justicia) lo cierto es
que la experiencia nos ha hecho considerar dichas formas como indispensables para la
función jurisdiccional. Es así como los actos jurídicos procesales son eminentemente
formalistas.

La ineficacia de los actos jurídicos procesales.

Un acto jurídico procesal es ineficaz cuando no genera sus efecto propios y esto ocurre
cuando no se ajusta a todos los requisitos legales.

El derecho procesal contempla las siguientes formas de ineficacia de los actos jurídicos
procesales.

A. La inexistencia. Se produce cuando no se cumplen los requisitos de existencia de los


actos jurídicos procesales. Los casos de inexistencia son la falta de jurisdicción
(inexistencia del tribunal), la falta de parte y la falta de proceso (falta tribunal, actor,
demandado o petición).

B. La nulidad. Se produce cuando se incumplen requisitos de validez. La nulidad


procesal se caracteriza por lo siguiente.

- Es autónoma en su naturaleza, en sus consecuencias y en su configuración


jurídica, pues se rige por normas especiales, siendo la jurisprudencia la que ha
asentado una teoría de nulidad procesal.
- No es clasificable en absoluta y relativa.
- Requiere de alguna causa, ya sea genérica (84 y 768 Nº 9 CPC) o específica
(768 Nº 1 al 8 y 79 y 80 CPC).
- Requiere ser declarada judicialmente.
148

- Genera la ineficacia del acto viciado (nulidad propia), y en casos, la de sus


actos posteriores (nulidad extensiva o derivada), como lo es la falta de
emplazamiento.
- Se sanea de las siguientes maneras.
o Mediante la resolución que la deniega.
o Por la preclusión de la facultad para hacerla valer. Debe promoverse
dentro de 5 días desde que se tuvo conocimiento del vicio.
o Cuando la parte ha originado el vicio o concurrido a su materialización
(83 in 2).
o Mediante la convalidación expresa o tácita del acto nulo (83 in 2).
- Solo procede cuando el vicio que la genera causa perjuicio (83, 768 in
penúltimo y 767 CPC).
- Puede hacerse valer por distintos medios.
o Medios directos.
 Nulidad de oficio (84).
 Casación de oficio (776 y 785).
 Incidente de nulidad.
 Excepciones dilatorias.
 Recursos de casación.
 Recursos de revisión.
o Medios indirectos. Estos, sin perseguir directamente la nulidad,
pretenden su declaración:
 Recurso de reposición.
 De apelación.
 De queja.
 Etc.

C. La inoponibilidad. Se produce cuando un acto jurídico procesal que tiene existencia


y es valido, no produce efectos respecto de terceros. La regla general es que el acto
jurídico procesal (y por lo tanto la sentencia) sea oponible solo a las partes del
proceso.

D. La preclusión. En los procesos en los que rige el orden consecutivo legal es posible
concebir la preclusión de la facultad para impetrar la nulidad procesal si no se respeta
el orden y las oportunidades establecidas para tal efecto por el legislador (83 in 2, 85 y
86 CPC).

La formación del proceso.

Concepto de expediente y su formación.

El expediente se define como “el conjunto de escritos, documentos, y actuaciones de


toda especie que se presentan o verifican en el procedimiento”. En la formación del
expediente se deben respetar las siguientes reglas.

- Las piezas se agregan en orden de presentación.


- El secretario debe enumerarlas.
- No se pueden retirar piezas sin decreto del tribunal (29 in 2).
149

En el proceso penal, no obstante la oralidad de las actuaciones, debe llevarse registro


de ellas (30 CPP). El juicio oral debe ser registrado en forma integra.

Los escritos.

Se definen como “acto solemne que contiene las solicitudes que presentan las partes al
tribunal y que debe reunir los requisitos contenidos en la ley”.

Los requisitos que se deben cumplir son los siguientes.

- Papel a utilizar. Se presentan en papel simple. Antiguamente fue papel sellado y


luego papel proceso.
- Contenido. Debe encabezarse por una suma, que es un resumen del contenido.
Las demandas nuevas deben contener una pre suma, indicando la materia, el
procedimiento y el nombre completo y numero del RUT de las partes y de sus
apoderados. Luego de la suma, debe designarse el tribunal, las partes, Nº de
rol y luego el desarrollo del escrito. Finalmente, el escrito termina con una
petición (51).
- Forma de presentación. Se deben presentar tantas copias como partes se hayan
de notificar (salvo en aquellos escritos que contengan solicitudes de mera
tramitación). Si no se entregan copias o si estas resultan disconformes
sustancialmente con la original, no le corre plazo a la parte contraria. Debe
imponerse una multa y debe apercibírsele para que las acompañe dentro de
tercero día so pena de tenerlo por no presentado (31).
- Lugar de presentación. Se presenta en el tribunal por intermedio del secretario.
- Formalidad de recepción. Se estampa en cada foja la fecha y su forma o un
sello autorizado por la corte que designe la oficina y la fecha. Además, el
secretario esta obligado a decepcionar los documentos que se le entreguen
(32). En la practica, el funcionario del mesón del tribunal estampa en cada hoja
un timbre con la fecha y numero de tribunal. Una vez presentado, el secretario
debe proceder a despacharlo al juez, pudiendo incluso proveerlo él
directamente, cuando se trate de diligencias de mero tramite.

La consulta del expediente.

Por regla general los expedientes son públicos. Una de las funciones de los secretarios
es dar conocimiento a cualquier persona de los procesos que tengan en sus oficinas,
salvo excepciones (procesos de adopción y otros cuya publicidad se considere
perjudicial a los intereses ya sea de las partes o del proceso).

La custodia del expediente.

El expediente se mantiene en la oficina del secretario bajo su custodia y


responsabilidad (36). En la practica se contempla la custodia especial de ciertos
expedientes para impedir su extravío y de ciertos documentos.
En el nuevo proceso penal, como no hay secretarios, la custodia de los expedientes
corresponde al jefe de la unidad administrativa que tenga a su cargo la administración
de causas.
150

Remisión de expedientes.

Cuando un tribunal solicita a otro la remisión de un expediente, lo normal es que dicha


medida se cumpla remitiendo copias a costa del solicitante. No obstante, el casos
urgentes, o si no es posible sacar copias y o si el expediente tiene mas de 250 fojas,
se remitirá el original (37 in final).

Extravío y reconstitución de expedientes.

Si se pierde un expediente, una vez certificado ello por el secretario del tribunal, debe
reconstituirse. Se solicitará que se tenga por reconstituido en virtud de las copias
simples de los escritos que se acompañen, en lo posible, que estén timbradas. El
tribunal lo tendrá por reconstituido, con citación. Si hay oposición, el tribunal resolverá
el incidente.
En el proceso penal, el tema lo resuelve el art. 43 del CPP, al señalar que si no hay
copia, el tribunal deberá reunir los antecedentes y podrá volver a dictar las
resoluciones en caso necesario.

Los plazos.

Se definen como el “espacio de tiempo fijado por la ley, el juez o las partes, para el
ejercicio de una facultad o la realización de un acto jurídico procesal dentro del
proceso”.

Computo de los plazos. Todos los plazos, sean de días, meses o años, son completos y
correrán hasta la medianoche del ultimo día del plazo. El primero y el ultimo día de un
plazo de meses o años deben tener el mismo numero en el respectivo mes, o el
inmediatamente anterior, si no existe tal numero en el mes del vencimiento.

Si un plazo de meses o años principio en alguna día que no existe en el mes de


vencimiento porque el primero tiene mas días que el segundo, el plazo expira el ultimo
día del referido mes.
Cuando se dice que un acto debe ejecutarse “en” o “dentro de” cierto plazo, se
entenderá que vale si se ejecuta antes de la medianoche en que se termina el ultimo
día del plazo (48 y 49).

En el proceso penal se contempla que los plazos de horas comienzan a correr


inmediatamente después de ocurrido el hecho que fijare su iniciación, sin interrupción
(15 CPP).

Clasificación de los plazos.

- Según quien los establece.


o Legales. Estos son la regla general, y son normalmente fatales e
improrrogables. Por el contrario, los judiciales no son fatales.
o Judiciales.
o Convencionales.
151

- Según su extensión.
o De horas. Son muy excepcionales.
o De días. Estos son la regla general. los establecidos en el CPC, se
suspenden durante los días feriados.
o De meses.
o De años. Son muy excepcionales.

- Según si extingue una facultad.


o Fatales. Cuando la posibilidad de ejercer un derecho o ejecutar un acto
al vencimiento del plazo se extingue de pleno derecho. Todos los plazos
del CPC son fatales, salvo los establecidos para actuaciones propias del
tribunal. En el CPP los plazos son también fatales.
o No fatales. Se requiere de una resolución judicial que declare extinguida
la facultad.
o Art. 448 CPP. Lo ponemos aparte porque es un plazo que no cabe dentro
de ninguna de estas clasificaciones. Dice este art. que la contestación es
un tramite esencial que no puede darse por evacuado en su rebeldía.
Vencido el plazo, el juez toma medidas para que se conteste la
acusación.

- Según la posibilidad de extender su vigencia (67 y 68 CPC).


o Prorrogables. Pueden extenderse mas allá de su vencimiento.
o Improrrogables. No pueden extenderse mas allá de su vencimiento. Esta
es la regla general en el CPP.

- Según desde cuando empiezan a correr.


o Individuales. Empiezan a correr separadamente para cada parte el día
que la notifican. Esta es la regla general.
o Comunes. Corren conjuntamente, para todas las partes, a partir de la
ultima notificación, como el plazo para contestar la demanda (260), para
comparendo en juicio sumario (683), etc.

- Según si se suspende o no en feriados.


o Continuos. No se interrumpen en los feriados. Estos son la regla general
en nuestro derecho en general.
o Discontinuos. Si se suspenden. Esta es la regla general en los plazos de
días del CPC.

Las rebeldías.

Es la extinción de una oportunidad procesal por no haber sido ejercida oportunamente.


La relación que tiene con la preclusión es de género y especie. La preclusión es mucho
mas amplia que la rebeldía.
Por regla general, antiguamente la rebeldía no se producía por el ministerio de la ley al
vencer el plazo sino que tenía que ser acusada oportunamente.
Con el nuevo sistema de plazos fatales del CPC los plazos se extinguen por el solo
ministerio de la ley. La excepción esta dada en el art. 78 que dice que en los plazos
judiciales sigue siendo necesario acusar las rebeldías. Menos del 5 % de los plazos son
de tipo judicial.
152

Las consecuencias de la rebeldía, es la perdida de un derecho o de la oportunidad para


ejecutar un acto jurídico procesal.
Esta perdida no es irrevocable. El CPC establece la posibilidad de salir de la rebeldía
pero solo en casos muy excepcionales. Las situaciones generales están en los art. 79 y
80 y en el resto del código hay disposiciones especiales que perdonan las rebeldías.
En el art. 79 se establece el entorpecimiento. Es una causa de fuerza mayor que le ha
impedido a una parte obrar oportunamente. Como es algo imposible de resistir, la ley
le permite ejercer ese derecho que no puede ejercer por su calidad de rebelde. A modo
de ejemplo, si tengo que contestar una demanda y hay una huelga del poder judicial,
la ley me permite igual ejercer mi derecho de contestación. Lo que se pide es la
prórroga del plazo por el tiempo que duró el entorpecimiento. El plazo para pedirlo es
de 3 días desde que ceso el impedimento.
Por su parte, el art. 80 trata el tema de la falta de emplazamiento. El tribunal no solo
condona una rebeldía específica sino que condona al que ha estado rebelde por todo el
juicio. Esto sucede cuando no se ha notificado válidamente la demanda al demandado.
El rebelde debe acreditar que nunca que recibió las copias que se mencionan en los
art. 40 y 44. por ser este un hecho negativo, se exige que se pruebe el hecho positivo
contrario. Esto por la dificultad de probar hechos negativos. La otra posibilidad que se
tiene es probar una diferencia sustancial entre lo notificado y lo real. El plazo que
tengo para reclamar es de 5 días desde que tome conocimiento del juicio. De todas
formas, este art. es probatoriamente muy complejo.
Estas formas generales de reclamación se tramitan de forma incidental. (89 y 90)

Derechos del rebelde (79 y 80 CPC).

- El rebelde que comparece en juicio puede pedir la nulidad de todo lo obrado, si


es que su no comparecencia se debió a una causa de fuerza mayor. Este
derecho podrá reclamarse dentro de 3 días contados desde que cesó el
impedimento.
- El rebelde también puede pedir la nulidad de todo lo obrado por falta de
emplazamiento. Para reclamar este derecho, hay 5 días desde que aparezca o
se acredite que el litigante tuvo conocimiento personal del juicio.

Las actuaciones judiciales.

Se definen como “actos jurídicos procesales, mas o menos solemnes, realizados por o
a través del tribunal, por las partes, los terceros o auxiliares de la administración de
justicia, de los cuales se deja testimonio en el expediente y deben ser autorizadas por
un ministro de fe”.

Requisitos.

Los requisitos que a continuación se señalan deben concurrir para la validez de una
actuación judicial. A saber.

- Deben realizarse ante o por orden del tribunal de la causa. Significa que las
debe realizar directamente el tribunal o se realizan por medio de una orden de
éste.
153

- Deben realizarse en días y horas hábiles (59). Son días hábiles todos los no
feriados. Son horas hábiles entre lasa 8 y las 20 horas. No obstante, pueden
habilitarse días u horas inhábiles, siempre y cuando exista causa urgente (60).
- Debe dejarse constancia escrita en el expediente, indicándose lugar y fecha de
su realización, las formalidades con las que se procedió y las demás
indicaciones que establezca la ley o el tribunal. Luego, el acta debe formarse
por todos los que intervinieron.
- Debe practicarse por funcionario competente. La regla general es que la
actuación la practique el tribunal que conoce de la causa. Por excepción, los
ejecutan otros funcionarios, tales como secretarios u otros ministros de fe, o
inclusive otros tribunales en caso de exhorto (70 y 71).
- Deben ser autorizadas por un ministro de fe o funcionario competente (61).
Normalmente será el secretario del tribunal o un receptor, según la naturaleza
de la actuación.

Requisitos especiales.

Además de los requisitos generales de validez ya enunciados, determinadas


actuaciones requieren cumplir con otros requisitos específicos. A saber.

- Juramento. Algunas actuaciones requiere, para su realización, que se preste


juramento, sea acerca de decir la verdad o de desempeñar un cargo con
fidelidad (art. 62). El juramento corresponde tomarlo para la declaración de
testigos, absolución de posiciones, designación de árbitros o peritos, etc.
- Intervención de interprete. Se utiliza cuando es necesario traducir declaraciones
de las partes o de testigos, o bien, documentos en otro idioma.

Formas de ordenar una actuación judicial.

Existen 4 formas o actitudes del tribunal frente a la solicitud de las partes en orden a
practicar una u otra actuación. La importancia de la forma radica en determinar la
tramitación que se le ha de dar a la solicitud y precisar el instante a partir del cual
puede realizarse la actuación solicitada.

1. Con audiencia. Frente a la solicitud de parte, el tribunal, previo a decretar o


rechazar la actuación, debe dar un plazo de 3 días a la contraparte del solicitante para
que se pronuncie (traslado). En consecuencia, podrá decretarse la actuación, solo
cuando evacue el traslado o expire el plazo de 3 días sin que exista oposición. En la
practica, ordenar la realización de una actuación con audiencia, importa que la solicitud
se transforma inmediatamente en una demanda incidental, y por lo tanto se sujetará a
las normas contenidas en los art. 82 y ss. Como la resolución que resuelve un
incidente es susceptible de ser apelada, pero solo en el efecto devolutivo, la actuación
podrá practicarse desde que se notifique válidamente la resolución que la ordena.

2. Con citación (69 in 1). A diferencia del caso anterior, el tribunal directamente a
favor del solicitante, pero la actuación no puede llevarse a efecto sino una vez
transcurridos 3 días desde la notificación de dicha resolución, plazo en el cual la
contraparte podrá oponerse, suspendiéndose la diligencia hasta que se resuelva el
incidente. En este caso es la oposición la que da origen al incidente, por lo que del
escrito en que se contienen debe darse traslado a la contraria.
154

3. Con conocimiento. La solicitud se provee directamente accediendo a ella, y la


medida puede llevarse a cabo una vez notificada dicha resolución (69 in 2).

4. De plano. Implica que el tribunal decreta la actuación de inmediato, son mayores


formalidades ni espera de términos o notificaciones. Esto es excepcional, puesto que
se contrapone a la norma expresa contenida en el art. 38 CPC, por lo que la facultad
para el tribunal debe estar expresamente consagrada.

Las notificaciones.

Se rigen por las normas contenidas en los art. 38 y ss del CPC y por los art. 24 a 33
del CPP.
Estas normas son de orden publico e irrenunciables, salvo en los juicios arbitrales,
donde las partes pueden acordar libremente otras formas de notificación (629 CPC).
También en el proceso penal se pueden proponer otras reglas (31 CPP). Es así como
en la practica esta sucediendo que en materia penal se esta notificando vía mail.

Una notificación se define como “La actuación judicial que tiene por objeto poner en
conocimiento de las partes una resolución judicial”.

Importancia.

- Permiten materializar el principio de la bilateralidad de la audiencia.


- Permiten que las resoluciones produzcan efectos (38). Esta regla admite
excepciones.
o Las medidas precautorias pueden decretarse sin previa notificación
(302).
o Resolución que declara desierta la apelación y aquellas que se dicten en
segunda instancia respecto del apelado rebelde (201 y 202).
o La resolución que ordena o deniega el despacho del mandamiento de
ejecución y embargo (441).
o La resolución que ordena de la suspensión de obra nueva (566).
- La notificación de una sentencia definitiva o interlocutoria produce el
desasimiento del tribunal, en virtud del cual el tribunal que la dictó, se ve
impedido de alterarla o modificarla con posterioridad (182 CPC).

Las notificaciones son actos jurídicos procesales de carácter unilateral, es decir, no


requieren del consentimiento del notificado para ser válidas (39). Tampoco se requiere
declaración alguna del notificado, salvo que la resolución así lo ordene y cuando la
resolución, por su naturaleza, requiere tal declaración.

Clasificación.

- Según su forma.
o Personal.
o Personal subsidiaria del art. 44.
o Por cedula.
o Por avisos.
o Por estado diario.
o Notificación tácita.
155

o Notificación ficta.
o Notificaciones especiales.

- Según su objetivo o finalidad inmediata.


o Notificación citación. Es el llamamiento a una parte o a un tercero para
que comparezca al tribunal, bajo apercibimiento de incurrir en
sanciones.
o Notificación emplazamiento. Es el llamado a las partes para que, dentro
de un determinado plazo, hagan valer sus derechos.
o Notificación requerimiento. Es el apercibimiento a una de las partes para
que ejecute una prestación determinada.
o Notificación propiamente tal. Es la puesta en conocimiento de las partes
o de terceros de una determinada resolución judicial, con el fin de que
produzca sus efectos legales.

Notificación personal o propiamente tal.

Es aquella que “consiste en entregar a quien se debe notificar, en forma persona, copia
integra de la resolución y de la solicitud en que haya recaído, cuando ésta fuere escrita
(40)”.
En el proceso penal, de acuerdo al art. 25 del CPP, puede contener además, otros
antecedentes.

Requisitos.

1. Requisitos comunes a toda actuación judicial.

- Debe efectuarse en días hábiles. Para efectos de notificar, son hábiles todos los
días si la notificación se realiza en lugares de libre acceso al publico, en la
morada, o donde pernocta o donde ejerce ordinariamente su industria,
profesión o empleo, o en cualquier recinto privado en que éste se encuentre y
al cual se permita el acceso del ministro de fe. Si se notifica en día inhábil, el
plazo comenzará a correr desde las cero horas del día hábil siguiente (41).
- Debe efectuarse en horas hábiles. Para determinar este requisito, hay que
distinguir el lugar en el cual se notifica.
o Lugares de libre acceso al publico. Se puede notificar a cualquier hora,
procurando causar la menor molestia posible al notificado. En el juicio
ejecutivo, no puede requerirse de pago en publico (443).
o En la morada, donde pernocta o cualquier otro recinto privado al cual se
permita acceso al ministro de fe, solo se puede notificar entre las 6 y las
22 horas, sin perjuicio de que el tribunal pueda habilitar otras horas.
o Oficio del secretario, despacho del tribunal u oficina del ministro de fe.
Solo entre las 8 y las 20 horas.
- Debe dejarse constancia escrita en el expediente (43 y 61).
- La notificación debe ser autorizada y firmada por un ministro de fe.
156

2. Requisitos propios de la notificación personal.

- Debe efectuarse en lugar hábil. Son hábiles para estos efectos los siguientes
lugares (41).
o Lugares y recintos de libre acceso publico.
o La morada del notificado o el lugar donde pernocta.
o El lugar donde ordinariamente ejerce su industria, profesión o empleo.
o Cualquier otro recinto privado en donde se encuentre el notificado y al
cual se permita el acceso al ministro de fe.
o El oficio del secretario, la casa que sirve de despacho al tribunal y la
oficina o despacho del ministro de fe.
o Cualquier otro lugar habilitado si el notificado no tiene habitación
conocida (42 CPC).
- Debe efectuarse por funcionario competente. Son competentes para notificar el
secretario del tribunal (380 COT), pero solo para notificaciones personales al
interior del oficio. El receptor también es hábil para notificar (390 COT) en
cualquier lugar salvo el oficio del secretario. Excepcionalmente, un notario u
oficial de registro civil también pueden notificar en aquellos lugares en que no
hay receptores.
- Debe efectuarse en la forma que establece la ley. Debe entregarse
personalmente copia integra de la resolución y de la solicitud en que recae si es
escrita.

Resoluciones que deben notificarse personalmente.

La notificación personal puede usarse siempre ya que es la mas completa que


establece la ley. Sin embargo, hay casos en que es obligatorio usarla.

- En toda gestión judicial, la primera notificación a las partes o a quienes afecten


los resultados del juicio. No necesariamente es la demanda la que se notifica
personalmente, ya que el juicio pudo haberse iniciado por otra forma (40 in 2).
- Cuando la ley lo ordena para la validez de un acto.
o Cesión de creditos nominativos (1902 CC).
o Notificación de títulos ejecutivos a herederos (1377 CC)
- La resolución que de lugar al cumplimiento de una sentencia en contra de un
tercero en el procedimiento incidental.
- Determinadas resoluciones en que existe opción para notificar personalmente o
por cedula (ejemplos: sentencias definitivas de primera instancia, primera
resolución luego de 6 meses de inactividad, la que ordene la comparecencia
personal de las partes, etc).
- Cuando el tribunal lo ordene expresamente (47).

Notificación personal subsidiaria del art. 44.

Se aplica cuando al intentar la notificación personal propiamente tal, el notificado no es


habido. Siempre se efectúa fuera del recinto del tribunal y solo puede practicarla un
receptor o eventualmente un notario u oficial de registro civil si no hay receptor.
157

Etapas que contempla.

1. Búsqueda. Debe haberse buscado al notificado en dos días distintos, en su


habitación o en su lugar de trabajo.

2. Certificación de búsquedas. El receptor debe estampar en el expediente un


certificado de búsquedas, que indique que la persona se encuentra en el lugar del
juicio y que sabe cual es su morada o lugar de trabajo.

3. Solicitud de notificación. Devuelto el expediente, el interesado debe solicitar que se


ordene la notificación.

4. Resolución que la ordena. Si se encuentran debidamente acreditados los supuestos


legales, el tribunal ordena esta forma de notificación.

5. Notificación. Se cumple entregando las copias a que se refiere el art. 40 del CPC a
cualquier persona adulta que se encuentre en la morada o lugar de trabajo del
notificado. Si es un edificio, se le puede entregar al portero o encargado. Si no hay
nadie, o ningún adulto, se cumple la diligencia fijando un aviso en la puerta que de
noticia de la demanda u otra solicitud, con indicación de las partes, materia, juez y
resoluciones que se notifican. En este caso, en la practica, se tiran los documentos por
debajo de la puerta.

6. Aviso. El receptor debe enviar carta certificada al notificado dentro de los 2 días
siguientes a la notificación. Si se omite este aviso, no se invalida la notificación, pero el
receptor será responsable tanto civil como disciplinariamente (46 CPC). Esto implica
que el legislador privilegia la seguridad jurídica por sobre la bilateralidad de la
audiencia.

7. Acta y devolución de expediente. Practicada la diligencia, el receptor debe levantar


un acta con las menciones del art. 45 y devolver el expediente dentro de 2 días
hábiles.

Notificación por cedula.

Consiste en “la entrega que hace el ministro de fe en el domicilio del notificado, de


copia integra de la resolución y de los datos necesarios para su acertada inteligencia”.

Requisitos.

A. Requisitos comunes a toda actuación judicial. Día y hora hábil, funcionario


competente, constancia en el expediente y autorización por parte del ministro de fe.

B. Requisitos propios de la notificación por cédula.

- Debe efectuarse en lugar hábil. Es solo el domicilio del notificado, que es aquel
que este ha declarado en su primera presentación en el expediente. Si dicho
158

domicilio no se designó o se encuentra fuera de los limites urbanos del lugar en


que funciona el tribunal, las resoluciones que deban notificarse de esta forma,
lo serán tan solo por el estado diario (53). Esta sanción no sería aplicable al
litigante rebelde, pues este no ha podido cumplir con la exigencia de designar
domicilio. Es importante recalcar que si se designó mandatario judicial, se debe
notificar a éste.
- Debe practicarse por funcionario competente. Es solo el receptor.
- Debe hacerse en la forma que establece la ley. Entregar en el domicilio del
notificado, copia integra de la resolución y de los datos para su acertada
inteligencia (partes, Nº de rol, tribunal y materia).

Resoluciones que deben notificarse por cédula.

- Sentencias definitivas de primera o única instancia (48).


- Resoluciones que ordenen la comparecencia personal de las partes (48).
- Resolución que recibe la causa a prueba (48).
- La primera resolución luego de 6 meses sin haberse dictado ninguna (52).
- Las notificaciones que se practiquen a terceros (56).
- Cuando el tribunal lo ordene expresamente o en los casos en que la ley lo
establezca (a modo de ejemplo, el auto de prueba).

Notificación por el estado diario.

“Es aquella consistente en la inclusión de la noticia de haberse dictado una resolución


en un determinado proceso, dentro de un estado que debe contener las menciones que
establece la ley, el que debe formarse y fijarse diariamente en la secretaría del
tribunal”.

Esta es la regla general en materia de notificaciones y constituye una completa ficción


legal, puesto que se entiende practicada la notificación por incluirse en una lista la
noticia de haberse dictado una resolución en un determinado proceso.

Resoluciones que deben notificarse por el estado diario.

Sin perjuicio de ser ésta la regla general, hay casos en que se establece
expresamente. Así, la resolución que recae sobre la primera presentación respecto del
actor o la resolución que recibe la causa a prueba en los incidentes, por expresa
disposición de la ley, debe notificarse por estado diario (40 y 323 respectivamente).

Esta notificación, corresponde practicarla al secretario del tribunal, y excepcionalmente


al oficial primero.

Forma del estado.

El estado debe cumplir con todos los requisitos indicados en el art. 50 del CPC. Estos
son:
159

- Se confecciona diariamente.
- Se encabeza con la fecha del día en que se forma.
- Se deben mencionar las causas por numero de rol.
- Nombre de las partes.
- La cantidad de resoluciones dictadas en cada una de las causas.
- Se firma por el secretario.

El estado diario debe mantenerse por al menos 3 días en un lugar accesible al publico,
cubiertos de vidrio u otra forma que impida alterarlos. Se encuadernan por orden de
fecha y se archivan mensualmente.

Notificación por avisos.

Se define como “aquella notificación substitutiva de la personal o de la por cedula, que


se utiliza respecto de personas cuya individualidad o residencia es difícil de determinar
o que por su numero dificulten considerablemente la práctica de la diligencia”.

Requisitos de procedencia (54 CPC).

- Que la resolución deba notificarse personalmente o por cedula.


- Que a quien deba notificarse se encuentre en Chile.
- Que se den algunas de las circunstancias que habilitan para solicitar al tribunal
esta forma de notificación.
o Personas cuya individualidad o residencia es difícil determinar.
o Personas que por su numero dificulten considerablemente la practica de
la diligencia.
- Que el tribunal aprecie los antecedentes con conocimiento de causa y con
audiencia del ministerio publico. El conocimiento de causa se logra
normalmente luego de remitir oficios a diversas entidades solicitando
información que permita facilitar la gestión, tales como el registro civil, policía
internacional, correos, etc.

Forma de realizarse.

Se concreta a través de a lo menos 3 publicaciones en un diario del lugar en que se


sigue el juicio, de un extracto preparado por el secretario del tribunal, del mismo
contenido que corresponde a la notificación personal o por cedula. Si se trata de la
primera notificación es necesario publicar además, en el diario oficial del día 1 o 15 del
mes.
La notificación se entiende perfeccionada con la ultima notificación que se efectúe, y a
partir de esa fecha comienzan a correr los plazos.

Notificación tácita.

Esta notificación se verifica en caso de existir notificaciones defectuosas o inclusive en


caso de no existir ninguna notificación respecto de una determinada resolución judicial,
cuando la persona a quien debiera haberse notificado, efectúa en el proceso cualquier
gestión, distinta de alegar la nulidad de la notificación, que supone ha tomado
conocimiento de ella.
160

Se fundamenta en los principios de economía procesal y de la protección y puede suplir


a cualquier clase de notificación.

Requisitos.

- La existencia de una resolución que no se haya notificado o que se haya


notificado de forma defectuosa.
- La parte a quien afecta, debe haber realizado en juicio alguna gestión distinta
de la de pedir la nulidad de la notificación y que suponga el conocimiento de la
resolución.

Notificación ficta o presunta legal.

Cuando se ha efectuado una notificación nula, y el afectado comparece en el


procedimiento a alegar tal nulidad, la ley establece que una vez fallado el incidente y
declarada la nulidad, la resolución judicial se entenderá notificada desde que se
notifique válidamente la sentencia que declara la nulidad de la notificación.
En caso de que la nulidad sea declarada por un tribunal de segunda instancia,
conociendo de un recurso de apelación interpuesto en contra de la resolución del
tribunal de primera instancia que rechazó el incidente, la notificación se entenderá
practicada desde que se dicta el “cúmplase” de la resolución del tribunal de alzada que
dio lugar a la notificación. Esta notificación opera por el solo ministerio de la ley y se
fundamenta en el principio de economía procesal.

En materia penal también existe este tipo de notificación, pero presenta dos
diferencias con respecto a la ya estudiada.

- La notificación se entiende practicada solo tres días después de notificada por el


estado diario la resolución que declara la nulidad.
- No opera respecto del procesado privado de libertad no respecto del ministerio
publico, los cuales deberán nuevamente ser notificados personalmente.

Notificaciones especiales.

1. Muerte presunta. Previo a la declaración judicial de la muerte presunta, se


deben practicar 3 publicaciones cada dos meses en el Diario Oficial.
2. Cambio de nombre. Debe publicarse un extracto en el diario oficial del día 1 o
15 del mes.
3. Carta certificada. Es propia de los juzgados de letras de menores y de los
juzgados de policía local. Es un aviso que se envía por correo y que puede
contener ya sea el aviso de que se ha dictado una resolución (equivalente al
estado diario), o puede contener además copia integra de la resolución, la cual
equivale a la notificación por cedula. Tiene la particularidad de que la
notificación se perfecciona solo transcurridos ciertos números de días desde que
es despachada, numero que varía según el tribunal de que se trate.
4. Cédula de espera. Es una citación al ejecutado a la oficina del receptor para que
concurra a ella para que se le practique el requerimiento de pago.
5. Procedimiento arbitral. Las notificaciones serán personales, por cédula o de la
manera que de común acuerdo establezcan las partes.
161

Notificaciones en el proceso penal.

Las partes pueden proponer por si otras formas de notificación, que el tribunal podrá
aceptar si, en su opinión, resultaren suficientemente eficaces y no causaren
indefensión (31 CPP).

Las resoluciones judiciales.

Se definen como “el acto jurídico procesal que emana de los agentes de la jurisdicción,
y mediante el cual dan curso al procedimiento, resuelven los incidentes que se
promueven durante el curso de él o deciden la causa o asunto sometido a su
conocimiento”.

Clasificación.

- Según la nacionalidad del tribunal que las dicta.


o Nacionales.
o Extranjeras.

- Según la naturaleza del negocio en que se dictan.


o Contenciosas.
o No contenciosas.

- Según la naturaleza del asunto en que se dictan.


o Civiles.
o Penales.

- Según la instancia en que son pronunciadas.


o De primera instancia.
o De segunda instancia.
o De única instancia.

- Según su relación con la cosa juzgada.


o Firmes o ejecutoriadas. Son aquellas que producen plenamente el efecto
de cosa juzgada (174).
 Si no procede recurso alguno, la sentencia queda firme desde que
se notifica legalmente a las partes.
 Si proceden recursos y estos se han deducido oportunamente,
quedan firmes desde que se notifica el “cúmplase” una vez que
los recursos deducidos se hubieran fallado.
162

 Si proceden recursos y estos no se interponen, la sentencia


queda firme desde el certificado del secretario del tribunal en el
cual se acredite que transcurrieron todos los plazos para
interponer recursos sin que ellos se hayan hecho valer.
o Que causan ejecutoria. Son aquellas que pueden cumplirse a pesar de
existir recursos pendientes deducidos en su contra (231). Producen este
efecto las sentencias de primera instancia, apeladas en el solo efecto
devolutivo, y las de segunda instancia, estando pendiente un recurso de
casación en su contra.
En el proceso penal la regla general es que las sentencias causen
ejecutoria dado que la interposición de un recurso no suspende la
ejecución de la decisión, salvo que se impugnare una sentencia
condenatoria o que la ley dispusiere expresamente lo contrario (355).

o Sentencia de termino. Si bien no cabe en esta clasificación, el art. 98 del


CPC las define expresamente como “aquellas que ponen fin a la ultima
instancia del juicio”, es decir, son las sentencias definitivas de única
instancia y las definitivas de segunda instancia.

- Según su contenido.
o De condena. Imponen el cumplimiento de una prestación, sea de dar,
hacer o no hacer.
o Constitutivas. Crean, modifican o extinguen una relación jurídica.
o Declarativas. Deciden sobre la existencia o inexistencia de una situación
jurídica.
o Cautelares. Declaran, por vía sumaria, una medida de seguridad.

- Según su naturaleza jurídica.


o Definitivas. “Son aquellas que ponen fin a la instancia, resolviendo la
cuestión o asunto que ha sido objeto del juicio”. Se trata de requisitos
copulativos.
o Interlocutorias. “Son aquellas que fallan un incidente del juicio,
estableciendo derechos permanentes a favor de las partes (de primer
grado) o bien, aquellas que resuelven sobre algún tramite que debe
servir de base para el pronunciamiento de una sentencia definitiva o
interlocutoria (de segundo grado)”. También se clasifican entre aquellas
que ponen termino al juicio o hacen imposible su continuación y aquellas
que no producen este efecto.
o Autos. Resuelven un incidente del juicio sin ninguno de los efectos
propios de una sentencia interlocutoria, es decir, sin establecer derechos
permanentes a favor de las partes.
o Decretos, providencias o proveídos. No resuelven nada, sino que solo
tienen por objeto dar curso progresivo a los autos.

La importancia de este criterio de clasificación, que por lo demás, es el único


establecido expresamente en la ley, deriva de los siguientes elementos.

 Varia la forma de notificación (48 y 50).


163

 En los tribunales colegiados varía el numero de miembros (168). Los


decretos, puede dictarlos uno de los miembros. Las sentencias
definitivas e interlocutorias y los autos, deben dictarlas al menos 3.
 Tienen distintas formalidades y requisitos (169 a 171 CPC).
 Solo las sentencias definitivas e interlocutorias producen cosa juzgada.
 Varían los medios de impugnación. Así, la apelación no procede
normalmente contra autos y decretos y el de reposición no procede
contra las definitivas.

Finalmente, cabe señalar que hay resoluciones que no concuerdan con


ninguna de las categorías señaladas, tales como el sobreseimiento
definitivo en materia penal, la sentencia que falla un recurso de
casación, la que acoge provisionalmente la demanda en el juicio
sumario, etc.

Forma de las resoluciones judiciales.

1. Requisitos comunes a toda resolución (61 y 169).

- Requisitos comunes a toda actuación judicial.


o Por o ante el tribunal.
o Día y hora hábil.
o Constancia en expediente.
o Funcionario competente.
o Autorización por ministro de fe.

- Fecha y lugar en que se expide expresado en letras.


- Firma del juez o jueces que la dicten.
- Autorización del secretario.
- Si es la primera resolución judicial, se debe indicar el numero de rol y la cuantía
y el nombre del juez (51).

2. Requisitos de cada clase de resolución.

A. Decretos. No tienen mayores formalidades por lo que basta con que cumplan con
los requisitos comunes y que indiquen el tramite que el tribunal ordena.

B. Autos y sentencias interlocutorias.

- Deben pronunciarse sobre condena en costas (autos e interlocutorias de primer


grado).
- Deben resolver el asunto sometido a su decisión.
- Pueden eventualmente, en cuanto la naturaleza del negocio lo permita,
contener fundamentos de hecho y de derecho pero no es indispensable (171).

C. Sentencias definitivas de primera o única instancia (170 CPC y auto acordado sobre
la forma de las sentencias definitivas).
164

- Parte expositiva. Tiene por objeto dejar de manifiesto si el tribunal comprendió


realmente la naturaleza del problema sometido a su conocimiento y decisión.
Contiene.
o Identificación de las partes.
o Enumeración de todas las acciones y excepciones opuestas.
o Indicar si se recibió la causa a prueba o si se citó a oír sentencia.

- Parte considerativa. Su objeto es manifestar los fundamentos de la sentencia


con el objeto de evitar arbitrariedades. Debe contener.
o Considerandos de hecho y de derecho en que se funda el fallo.
o Identificación de todos los hechos que han sido fehacientemente
acreditados, a juicio del tribunal.
o Enunciación de las leyes y principios de equidad con arreglo a los cuales
se pronuncia el fallo.

- Parte resolutiva. Debe contener la decisión del asunto controvertido,


pronunciándose sobre todas y cada una de las acciones y excepciones,
indicando si se aceptan o rechazan, salvo las siguientes dos excepciones.
o Acciones o excepciones incompatibles con otras ya aceptadas.
o Casos en que el juez debe proceder de oficio.

La parte resolutiva no puede extenderse a puntos no sometidos expresamente a la


decisión del tribunal, bajo la sanción de ser casada por ultrapetita. Eventualmente, las
sentencias definitivas contienen una especie de injerto de sentencia interlocutoria de
segundo grado, toda vez que deben pronunciarse sobre las costas y sobre la legalidad
y comprobación de las tachas de testigos, cuando estas han sido dejadas para la
sentencia definitiva.

D. Sentencias confirmatorias de segunda instancia.

- Si la de primera instancia cumple con todos los requisitos, basta con cumplir
con los requisitos comunes a toda resolución, mas la indicación “se confirma”.
- Si la de primera instancia no cumple con todos los requisitos, el art. 170 in 2
establece que deberá cumplir con todos los requisitos de una sentencia
definitiva de primera instancia. En la practica, basta con subsanar el defecto. El
único efecto no subsanable es la falta de pronunciamiento respecto de una
excepción opuesta en tiempo y forma. En este caso, el tribunal del alzada
deberá o casarla de oficio, u ordenar al tribunal a quo que complete la
sentencia, suspendiendo entre tanto el fallo del recurso (776).
Excepcionalmente no rige esta norma cuando las excepciones no han sido
falladas por ser incompatibles con otras aceptadas, o cuando se trate de una
sentencia dictada en juicio sumario, casos en los cuales el tribunal ad quem
puede fallarlas.

E. Sentencias modificatorias de segunda instancia.

Siempre debe indicarse la opinión del o los ministros disidentes y el nombre del
ministro que redactó el fallo. Además, es preciso hacer nuevamente la misma
distinción.
165

- Si la de primera instancia cumple con todos los requisitos: se cambian las


partes considerativas y resolutivas en lo pertinente.
- Si la de primera instancia no cumple con todos los requisitos: deberán además
subsanar los defectos de la primera instancia.

Sanción a la falta de un requisito de forma.

Hay que distinguir de acuerdo al tipo de resolución.

- Autos y decretos. Procede el recurso de reposición y excepcionalmente el de


apelación.
- Sentencias interlocutorias. Procede el recurso de apelación y excepcionalmente
el de reposición.
- Sentencias definitivas. Procede el recurso de apelación y el de casación en la
forma (768 Nº 5: por faltar alguno de los requisitos del art. 170).

El desasimiento del tribunal.

El art. 182 lo contempla, y se define como “aquel efecto que producen las sentencias
definitivas e interlocutorias, en virtud del cual, una vez que han sido notificadas a
alguna de las partes, no podrán ser modificadas o alteradas de ninguna manera por el
tribunal que las pronunció. La excepción se encuentra en el propio art. 182 y dice
relación con el recurso de aclaración, rectificación y enmienda.

Impugnación de las resoluciones judiciales.

Por regla general, la impugnación de las resoluciones judiciales se verifica a través de


los recursos, que se definen como “aquellos actos jurídicos procesales de parte,
realizados con la intención de impugnar una determinada resolución judicial”. La
impugnación puede perseguir diferentes objetivos. A saber.

1. Enmienda. Es la modificación total o parcial de la resolución.

- Recurso de reposición. Procede contra autos y decretos y excepcionalmente


contra sentencias interlocutorias.
- Recurso de apelación. Procede contra sentencias definitivas e interlocutorias de
primera instancia y excepcionalmente contra autos y decretos que ordenen
trámites no establecidos en la ley o que alteren la substanciación regular del
juicio (en subsidio del recurso de reposición).

2. Nulidad.
166

- Recurso de casación en la forma.


- Recurso de casación en el fondo.
- Recurso de revisión.

3. Otros según la naturaleza del recurso.

- Recurso de amparo.
- Recurso de protección.
- Recurso de queja.

EL PROCEDIMIENTO.

El proceso se define como la institución y el procedimiento como la herramienta. El


procedimiento entrega el marco de lo que cada parte puede hacer para que se
desarrolle el proceso.
El procedimiento es una secuencia de oportunidades para que las partes y el tribunal
realicen las actuaciones necesarias para el desarrollo del proceso.
En el procedimiento se ofrecen estas oportunidades. Las partes son libres de usarlas o
no.
Estas reglas están establecidas con anterioridad al conflicto, salvo el caso de los
árbitros arbitradores. Generalmente corresponden a experiencias previas, por lo que
tiene gran incidencia la historia legislativa y social.
Cada país tiene su procedimiento y corresponderá a la época y circunstancias. Por lo
mismo, son normas mutables. Es por eso que es importante conocer sus principios, ya
que así podemos incorporar los cambios.

En general, todo procedimiento supone dar las siguientes oportunidades de:

- Petición.
- Defensa.
- Discusión (replica y duplica).
- Probar.
- Critica de la prueba.
- Decidir. Es la que tiene el tribunal contando con los antecedentes.
- Impugnar la decisión.
- Ejecución, es decir, hacer cumplir aquello que se ha decidido.

La extensión de cada oportunidad, las actividades que pueden realizar cada uno, y sus
características, dependerán del asunto al que se pretende aplicar el procedimiento.

Clasificación.

La clasificación es casi idéntica a la clasificación de las acciones porque los


procedimientos se desarrollan según el tipo de acción que se ejercita. Por lo tanto:

1. Según la finalidad de la acción.

- Declarativos.
- Constitutivos.
167

- De condena.
- De mera certeza.
- Ejecutivos.
- Cautelares.

2. Procedimientos ordinarios y extraordinarios o especiales. En opinión de la doctrina,


los procedimientos ordinarios o comunes son una generalidad de asuntos. Por lo tanto,
habrá un procedimiento ordinario para una generalidad, otro para otra generalidad. Y
los procedimientos especiales no serán para una generalidad de asuntos, sino para
asuntos determinados, es decir, para una clase de asuntos. Esto es así porque en el
código tenemos un procedimiento ordinario de mayor cuantía, de menor cuantía y de
mínima cuantía.

También encontramos el juicio sumario, que tiene la calidad de ordinario y especial


porque la ley dice textualmente en que casos se aplica. Aunque también se aplica en
general cuando por necesidad se requiere una decisión rápida.

A la vez existe un procedimiento ejecutivo ordinario, que se aplica a toda clase de


obligación incumplida (pero que en el código aparece como especial). Existen otros
procedimientos ejecutivos especiales, como en los bancos, la prenda industrial, la
prenda agrícola, el SII para el cobro de los impuestos, etc.

Principios formativos del procedimiento.

Son características de los procedimientos de cada país. Son distintas tendencias que
permiten caracterizar, darle un perfil propio a los procedimientos según sea la voluntad
del legislador. Con estos principios podemos:

- Distinguir que criterio se uso para delinear un procedimiento, lo que permite, a


su vez, interpretar las normas del procedimiento.
- Comparar, criticar y analizar los procedimientos.
- Organizar y definir el sistema procesal de un país.
- Determinar las destrezas del abogado.

Se trata de conceptos fundamentales o valores que le dan carácter y forman el


procedimiento.

1. Principio de la oralidad. En Chile podríamos decir que aun predomina el principio


de la escrituración, aunque la tendencia y la experiencia de los sistemas jurídicos
comparados, nos indican que esto esta cambiando.

El art. 29 del CPC nos dice que el procedimiento civil es escrito. Además, el 682 dice
que el procedimiento sumario es verbal, pero las partes podrá, si quieren presentar
minutos escritas. Por su parte, el art. 61 señala que de toda actuación deberá dejarse
testimonio por escrito.

El proceso penal, sin embargo, es eminentemente oral. Es así como el juicio oral se
desarrolla de forma oral, y en la audiencia de preparación, no se aceptan
presentaciones por escrito. Esto asegura el principio de la inmediación, es decir, de la
existencia de una relación directa entre el juez y las partes.
168

2. Principio de la bilateralidad de la audiencia. Este principio implica que nadie


puede ser juzgado ni condenado sin ser oído.
La constitución establece la igualdad en el ejercicio de los derechos, lo que se debe
entender proyectado al concepto de debido proceso. En el fondo, el debido proceso
esta fundado en este principio. Implica este principio que debe darse la oportunidad
eficaz para ser oído.
Hay veces en que este principio se ve atenuado, como es el caso del juicio ejecutivo,
en donde las posibilidades de defensa del demandado son menores que en un juicio
ordinario, aunque la lógica explica esta atenuación, ya que en el caso del juicio
ejecutivo, hay una convicción documentada de lo que se alega.

Este principio, según COUTURE se expresa en los siguientes aspectos.

- La demanda debe ser necesariamente comunicada al demandado.


- Esa comunicación se debe hacer siguiendo las formas que la ley establece.
- Que se otorgue al demandado un plazo razonable para su defensa.
- Los medios probatorios que se van a usar deben ser previamente comunicados
al adversario.
- Toda diligencia de prueba debe ser fiscalizada por el adversario al tiempo de su
producción o después de rendida.
- Toda tramitación incidental que se formule durante el debate debe sustanciarse
previa audiencia del adversario, a menos que la ley indique lo contrario.
- Ambas partes tienen iguales posibilidades de presentar sus alegatos de
conclusión o de observaciones de la prueba.
- Debe haber una igualdad de condiciones para poder impugnar la sentencia por
medio de los recursos que la ley establece.

En esta materia, el art. 38 es muy importante. Señala que las resoluciones judiciales
solo producen efecto en virtud de notificación hecha con arreglo a la ley, salvo los
casos expresamente exceptuados por ella.

Las excepciones a que hace referencia el art. 38 son las siguientes:

- Art. 302 in 2, relativo a la medidas precautorias en caso urgente.


- Art. 565, en lo relativo a la denuncia de obra nueva. Esta denuncia tiene por fin
impedir la construcción de una obra nueva que se esta ejecutando. Constituye
una excepción porque el juez decreta provisionalmente ducha suspensión por el
solo hecho de presentar la demanda, sin necesidad de notificación.

3. Principio dispositivo versus principio inquisitivo. El principio dispositivo esta


presente en los conflictos de orden privado. El principio inquisitivo esta presente en los
conflictos que atañen a la comunidad toda. Es por eso que se dice que el sistema civil
es dispositivo, ya que solo se acciona por petición de las partes, por medio del ejercicio
de una acción, que es la forma como se inicia un proceso. En materia civil, los jueces
no pueden actuar de oficio.

Por su parte, el sistema inquisitivo estaba presente en el sistema penal antiguo. Este
principio tiene como principal característica la actuación del tribunal de oficio. El
sistema penal nuevo funciona en base a un sistema que no es ni el dispositivo ni el
inquisitivo, sino que es un sistema propio que se llama sistema acusatorio.
169

El principio dispositivo en materia civil se ve atenuado cuando nos encontramos en la


etapa probatoria, ya que en ese momento, el juez podrá decretar ciertas medidas
probatorias de oficio, tales como una inspección personal del tribunal, un peritaje, etc.
También cuenta el juez con las medidas para mejor resolver, las cuales las decretará
de oficio.

Al principio inquisitivo va asociado el principio de investigación judicial. Es el juez quien


investiga y busca la verdad de los hechos. Las partes colaboran con el juez pero su
intervención no es determinante ni indispensable.
El inicio, contenido e investigación del procedimiento esta radicado en el juez.

En el principio acusatorio, que es el que rige en el nuevo proceso penal, la función de


investigar y juzgar se separa. Esta división de funciones es considerada como una
garantía constitucional. De esta forma se le han quitado funciones al juez y se le han
entregado al ministerio publico. Esto no implica que las partes queden inhibidas de
actuar en el proceso. Como veremos después, las partes, en el proceso penal tienen un
papel importante.

4. Principio del orden consecutivo legal, discrecional y convencional.

Principio del orden consecutivo legal. El proceso se desarrolla en etapas. Es un método


para disminuir el conflicto cuando los estados procesales están predefinidos por la ley.
Este orden tiene que ver con el debido proceso, ya que le permite saber al procesado
cual será el procedimiento que se va a seguir.

Orden consecutivo discrecional. Es el juez quien determina las etapas y las formas de
actuación. El sumario del proceso penal antiguo era un resabio de este principio, ya
que no tenia ningún orden.

Orden consecutivo convencional. Le reconoce a las partes el derecho de estructurar las


etapas procesales respectivas. Un ejemplo de aplicación de este principio se da en los
arbitrajes cuyos árbitro son árbitros arbitradores o árbitros mixtos. En este caso son
las partes las que estructuran el procedimiento. Si las partes no lo hacen, lo hará el
juez, por lo que entra en aplicación el principio consecutivo discrecional.

La regla general es el orden consecutivo legal. Se podría considerar que es también


una garantía al debido proceso.

5. Principio de economía procesal. El objetivo de la jurisdicción se debe cumplir


consumiendo solo el necesario desgaste de la actividad del juez y de las partes. Así, el
proceso, que es un medio, no puede exigir un dispendio superior al valor de los bienes
que están en debate, que son el fin.
La base de este principio es que la lentitud y demora atentan contra la justicia.

Expresiones de este principio son las siguientes.


170

- La pluralidad de partes.
- La intervención de terceros en el juicio ejecutivo (tercerías).
- La posibilidad de oponer como dilatorias cierta excepciones perentorias.
- Los procedimientos breves y sumarios.
- Etc.

Del principio de economía procesal se derivan los siguientes sub principios.

 Principio de celeridad. Busca la mayor rapidez en el ejercicio de la actividad de


las partes y del juez. Es un complemente de la economía procesal.
 Principio de concentración. Postula que en una misma oportunidad procesal
pueden y deben realizarse todas las actividades que sean compatibles. Como
ejemplo podemos citar la pluralidad de acciones, la necesidad de interponer en
un mismo escrito todas las excepciones dilatorias, las audiencias de contestación
y prueba en los procedimientos breves, la posibilidad de intentar conjuntamente
el recurso de apelación y el de casación, etc.
 Principio de eventualidad. Postula que las partes en los actos que corresponda
deben presentar simultáneamente todas sus alegaciones o recursos. Así, todos
los medios de ataque y defensa tendientes al mismo fin deben presentarse de
una vez y ser usados en la fase apropiada. Así ocurre con la deducción de
acciones incompatibles, con la oposición de excepciones una en subsidio de la
otra, etc.
 Principio de preclusión. Este principio ya lo vimos por separado se relaciona
íntimamente con el principio de economía procesal.

6. Principio de la inmediación. Se refiere al vinculo o relación que tiene el juez con


las partes y con las pruebas del juicio. En el fondo, en virtud del principio de
inmediación, las partes interactúan directamente con el juez, sin un intermediario, lo
que permite una mejor apreciación de los hechos al juez, y por ende, una posibilidad
mayor de hacer realmente justicia ya que los hechos no se distorsionan cuando no
pasan por tantas persona (juego del teléfono).

7. Principio de la eventualidad. Significa poder realizar varios tramites juntos. A


modo de ejemplo, en algunos casos, al contestar la demanda, inmediatamente se
prueba. Otro ejemplo sucede cuando se piden gestiones o peticiones incompatibles,
una en subsidio de la otra.
En contra posición a este principio esta el principio de la separación o secuencia, en
virtud del cual cada tramite o petición se efectúa después del anterior.

8. Principio de publicidad. La publicidad consiste en la posibilidad de cualquier


persona de conocer real y efectivamente los actos procesales de las partes y del Juez
que han desarrollado o que se encuentran realizando, y de las partes de conocer los
actos del procedimiento.

Es así como el art. 9 del COT señala que los actos de los tribunales son públicos, salvo
las excepciones expresamente establecidas en la ley.

El principio de secreto consiste en la reserva de los actos procesales. Solo son


conocidos por el juez o por una de las partes. Esta debe ser una regla muy
excepcional, justificada por intereses superiores y que afecte solo a terceros, ya que
las partes, por regla general, deben poder conocer los actos de procedimiento.
171

El secreto es la excepción. Son secretos los acuerdos en los tribunales colegiados, el


sumario criminal (antiguo proceso penal) y los juicios de nulidad de matrimonio y de
divorcio cuando el juez así lo disponga.

9. Principio de la preclusión procesal. La preclusión consiste en la caducidad o


extinción de un derecho o facultad procesal por haberse ejercido en tiempo y forma,
por no haberse ejercido en tiempo y forma o por haberse ejercido una actividad
contraria o incompatible con ella. Como en definitiva todas las fases precluyen, se llega
a la suma preclusión que es la cosa juzgada.

Preclusión de una carga procesal.

- Cuando transcurra un plazo establecido por la ley, sin que la facultad se haya
ejercido.
- La facultad precluye por no haberse respetado en su ejercicio el orden previsto
por la ley para hacerlo. En este caso se aplica un sub principio llamado
principio de la eventualidad. La calificación jurídica es realizada por el juez
en su sentencia. En la petición yo puedo pedir lo que quiera, pero es el juez
quien conoce el derecho por lo que él lo calificará. De esta forma las partes se
deben proteger para el evento de que no sea acogida su demanda. Así, deberán
platear en forma supletoria otras pretensiones para el evento que si no se
acoge una se acoja la otra. Si yo no actuó de esta manera, precluye mi facultad
de hacerlo después.
- Por haber realizado un acto incompatible con su ejercicio. A modo de ejemplo,
cuando se contesta una demanda en un tribunal que por territorio no es
naturalmente competente, luego de contestada no puedo alegar la
incompetencia del tribunal. En el fondo, precluye mi derecho.
- Por la consumición. Precluyen mis facultades por haberlas ejercido validamente.

El principio de preclusión permite que el proceso avance hasta alcanzar su finalidad


propia. Esta relacionado con el principio del orden consecutivo legal y también el
convencional, pero no con el discrecional. La preclusión es una forma de clausurar
etapas procesales.

10. Principio de la buena fe procesal. En el proceso, las facultades y derechos


deben ejecutarse de buena fe, es decir, con la conciencia de obrar conforme a derecho,
con lealtad y sin fraude.
Son manifestaciones de este principio, en el CPC, la carga de promover un incidente
tan pronto como el hecho que lo motiva llega a conocimiento de la parte; la obligación
de consignar una suma de dinero para promover un incidente cuando se han perdido
dos; la necesidad de que la exposición de los hechos en la demanda sea precisa y
clara; la imposibilidad de que alegue la nulidad la parte que ha incurrido en el vicio; la
necesidad de que todas las excepciones se opongan en un mismo escrito; la
presunción de dolo respecto de la obtención de medidas prejudiciales precautorias; la
condena en costas en un incidente dilatorio; etc.

11. Principio de adquisición procesal. Las actuaciones de parte no necesariamente


le pertenecen a ella, de manera que la parte contraria puede aprovechar en su
beneficio los efectos de la actuación de su contendor.
La actuación de parte se integra a la relación jurídico procesal y así la parte pierde el
dominio, es decir, la titularidad de su actuación.
172

Este principio se expresa en materia probatoria, cuando una actividad probatoria ha


sido materializada en forma perfecta y completa pasa a ser de dominio del proceso y la
parte no puede retirarla. Se trata de la prueba practicada y no de la propuesta de la
prueba.
La adquisición se produce cuando los actos jurídicos procesales han sido perfectamente
incorporados al proceso.

LA COSA JUZGADA.

El fin que las partes buscan en un proceso es que el juez dicte una sentencia que
resuelva en definitiva las dificultades jurídicas entre ellas, de modo que lo resuelto no
pueda discutirse mas.

Entre los efectos que producen las resoluciones judiciales, esta la cosa juzgada, que
significa juicio u opinión dado sobre lo controvertido y que se traduce en dos
consecuencias:

- La parte a cuyo favor se ha reconocido el derecho podrá exigir su cumplimiento


y ningún tribunal podrá negarle la protección debida.
- La parte condenada o la parte cuya demanda haya sido desestimada no pueden
en un nuevo juicio renovar lo ya resuelto.

Estas dos consecuencias reciben el nombre de acción y excepción de cosa juzgada. Por
consiguiente, la cosa juzgada tiene una doble característica. A saber.

- Es coercitiva. El vencido esta obligado a cumplir con la condena que se la ha


impuesto y en el caso que no lo haga voluntariamente, el vencedor podrá
exigirlo por medios compulsivos.
- Es inmutable, en el sentido de que las partes deben respetar lo resuelto y no
pueden renovar en otro juicio la controversia.

Los autores distinguen también entre cosa juzgada formal y material.

 Cosa juzgada formal: “Es aquella que autoriza a cumplir lo resuelto de manera
provisional, y que impide renovar la discusión sobre la cuestión resuelta en el mismo
proceso, pero sin que obste su revisión en un juicio posterior”.
 Cosa juzgada material: “Es aquella que autoriza a cumplir lo resuelto sin restricción
alguna y que impide renovar la discusión acerca de lo resuelto, tanto en el mismo
proceso como en un juicio posterior”.

La regla general es la cosa juzgada material. Por excepción se da la cosa juzgada


formal en casos como el de la sentencia ejecutiva cuando hay reserva de derechos, en
los juicios posesorios, los especiales del contrato de arrendamiento o en el recurso de
protección.

La acción de cosa juzgada.

La acción de cosa juzgada se define como “aquella que la ley confiere al litigante en
cuyo favor se ha declarado un derecho en una resolución judicial firme o ejecutoriada,
para exigir el cumplimiento de los resuelto”.,
173

Esta resolución judicial firme será esencialmente una sentencia definitiva o una
interlocutoria (175), pero también podría serlo un auto o decreto, puesto que ellos se
mantienen y ejecutan desde el momento que adquieren tal carácter (181 in 1).

Titular de la acción de cosa juzgada.

La persona que ejerce la cosa juzgada es aquel litigante en cuyo favor se ha declarado
un derecho en el pleito (176).
La acción de cosa juzgada, es pues, sinónimo de acción ejecutiva cuando se invoca
como titulo una resolución firme o ejecutoriada. Su ejercicio va a corresponder siempre
al actor victorioso, y no al demandado que ha sido absuelto o condenado en el pleito.

Requisitos de procedencia de la acción de cosa juzgada.

- La existencia de una resolución judicial firme o ejecutoriada o que cause


ejecutoria en conformidad a la ley (231 in 1). Por lo tanto, según lo que señala
el art. 175, serán las sentencias definitivas y las interlocutorias.
También podrá serlo un auto o decreto, porque de acuerdo al 181 in 1, estos se
ejecutan y mantienen desde el momento que adquieren ese carácter. Sin
embargo, el cumplimiento de los autos y decretos es condicional al recurso de
reposición, ya que si se interpone y es acogido, el cumplimiento o ejecución del
auto o decreto respectivo quedará sin efecto.
Además, se exige que dicha sentencia sea condenatoria, es decir, que imponga
una prestación al demandado, cuyo cumplimiento pretenda exigirse por la vía
ejecutiva.

- Petición de parte expresa sobre el cumplimiento de la resolución judicial. En el


fondo, las resoluciones judiciales solo se cumplen a petición de parte, y no de
oficio, de conformidad al principio dispositivo (233 CPC: “…cuando se solicite la
ejecución de una sentencia…” y 10 COT).

- Que la prestación que impone la sentencia sea actualmente exigible.

Generalidades sobre el cumplimiento de las resoluciones judiciales.

Se debe distinguir si la resolución judicial ha sido dictada por tribunales chilenos o


extranjeros.

1. Resoluciones dictadas por tribunales chilenos. Se procede a su cumplimiento por los


tribunales que la hubieren pronunciado en primera o en única instancia (113 COT y
231 CPC). Pero si es necesario el inicio de un nuevo juicio para el cumplimiento, se
procederá ante este mismo tribunal o ante el que sea competente en virtud de las
reglas generales (114 COT y 232 CPC).

En seguida, se deben distinguir los siguientes casos.

- Si la ejecución se pide ante el mismo tribunal que la dictó dentro de un año en


que la ejecución se hizo exigible, se procede mediante juicio ejecutivo especial
o procedimiento ejecutivo incidental (233, 234 y 235 CPC).
174

- Si la ejecución se inicia ante el tribunal distinto, o ante el mismo tribunal pero


después de un año, se sujetará su cumplimiento a las normas del juicio
ejecutivo (237), con la limitación de que no se aceptará ninguna excepción que
haya podido oponerse en el juicio declarativo anterior.
- Si la ley ha dispuesto alguna manera especial de cumplir la sentencia. La
ejecución debe someterse a esas reglas (a modo de ejemplo, la sentencia del
juicio de hacienda. Art. 752).
- Si se trata del cumplimiento de resoluciones no comprendidas en los casos
anteriores, corresponderá al juez de la causa dictar las medidas conducentes a
dicho cumplimiento, pudiendo al efecto imponer multas que no excedan de 1
UTM o arresto hasta de dos meses, determinados prudencialmente por el
tribunal, sin perjuicio de repetir el apremio (238).

2. Sentencias dictadas por los tribunales extranjeros. En este caso se pedirá su


ejecución al tribunal que habría correspondido conocer del negocio en primera o en
única instancia, si el juicio se hubiere promovido en Chile (251).
Sin embargo, antes de lo anterior, es indispensable haber obtenido la correspondiente
autorización o exequátur de la corte suprema, atendiendo a los tratados
internacionales, al principio de reciprocidad o las condiciones mínimas exigidas por
nuestra ley procesal (242 y 250).

La excepción de cosa juzgada.

Se define como “el efecto que producen determinadas resoluciones judiciales en virtud
del cual no puede volver a discutirse ni a pretenderse la dictación de un nuevo fallo
entre las mismas partes y sobre la misma materia que fue objeto del fallo anterior”.

El fundamento de la excepción de cosa juzgada se deriva de la tranquilidad social, ya


que mediante ella, se evita la perpetuación de juicios entre las mismas partes y sobre
las mismas materias. Al mismo tiempo, persigue mantener el prestigio de la justicia,
impidiendo la posibilidad de que puedan dictarse fallos contradictorios.

Características de la excepción de cosa juzgada.

- Es irrevocable en el sentido de que las resoluciones judiciales que la producen,


una vez firmes o ejecutoriadas, no pueden ser modificadas de manera alguna.
Incluso se dice que lo fallado en una sentencia judicial es ley para las partes.
Sin embargo de lo recién dicho, es importante tener claro que existen
sentencias que producen cosa juzgada formal, por lo que pueden ser
modificadas en juicio posterior seguido entre las partes.

- Es relativa. En el sentido que la excepción de cosa juzgada afecta solo a las


personas que han sido partes en el juicio. En consecuencia, el art. 177 del CPC
señala que la excepción de cosa juzgada puede alegarse por el litigante que
haya obtenido en el juicio y por todos aquellos que según la ley, aprovecha el
fallo.
Cuando la ley habla del litigante que la haya obtenido en juicio, esta hablando
tanto del demandante como del demandado. El 177 señala, como dijimos, que
la excepción de cosa juzgada podría ser alegada por todo aquel a quien
aprovechara el fallo, por lo que se deduce que podría tener un efecto ERGA
175

OMNES. En estos casos, la cosa juzgada perdería su carácter de relativa y


pasaría a ser absoluta (a modo de ejemplo: 315, 316, 1246 y 2513 CC).

- Es renunciable. Los jueces no pueden declararla de oficio, mientras no proceda


a instancia de parte, conforme con el principio dispositivo. Es así como el art.
177 señala que “la excepción de coso juzgada puede alegarse por el litigante…

- Es imprescriptible. Puede hacerse valer en cualquier tiempo, a diferencia de la


acción de cosa juzgada.

Resoluciones judiciales que producen la excepción de cosa juzgada.

Solo las sentencias definitivas e interlocutorias firmes, absolutorias o condenatorias,


producen la excepción de cosa juzgada (175). Los autos y decretos no la producen,
puesto que mediante el ejercicio del recurso de reposición, pueden dejarse sin efecto o
ser modificados en cualquier momento, invocando nuevos antecedentes (181).

Es generalmente aceptada en doctrina la postura que señala que la autoridad de cosa


juzgada emana de la parte dispositiva o resolutiva de la sentencia, y no de su parte
considerativa. De acuerdo a dicho principio, no viola la autoridad de cosa juzgada la
sentencia que contenga una decisión contraria a lo expuesto en los considerandos de
otra anterior, si no existe en realidad contradicción además con su parte dispositiva o
resolutiva.

Para saber que una sentencia goza de la autoridad de cosa juzgada, lo único que es
necesario averiguar es si se encuentra firme y ejecutoriada o no. No es necesario
averiguar si es o no nula. Sin embargo, una sentencia, mas propiamente que nula,
puede ser inexistente, por ejemplo, cuando ha sido dictada por un tribunal que carece
absolutamente de jurisdicción. En tales eventos, para CASARINO, tal sentencia no
puede producir excepción de cosa juzgada, y por ser inexistentes mas que nulas, habrá
que prescindir de ellas.

Requisitos de procedencia de la excepción de cosa juzgada.

El art. 177 señala que la excepción de cosa juzgada puede alegarse por el litigante que
haya obtenido en el juicio y por todos aquellos a quienes según la ley aprovecha el
fallo, siempre que entre la nueva demanda y la anteriormente resuelta haya:

- Identidad legal de personas.


- Identidad de la cosa pedida.
- Identidad de la causa de pedir.

Identidad legal de personas. La identidad legal de personas, como lo dice su nombre,


se refiere a una identidad legal, y no física. Esto significa que en ambos juicios deben
figurar las mismas partes y en la misma calidad.
Puede ocurrir que en ambos juicios concurra la identidad física con la legal. Pero
también puede existir identidad física, pero no legal. A modo de ejemplo, en un
primero juicio una persona puede actuar como representante de otra, y en el segundo
juicio puede actuar a nombre propio. En ese caso no se daría la identidad de personas.
176

También puede existir identidad legal, pero no física, por ejemplo, si en el primer juicio
una persona actúa por medio de representante legal y en el segundo actúa po si
mismo. En ese caso si hay identidad legal.

Hay casos en que la identidad legal de personas se complica.

1. Si lo fallado con respecto a una persona afecta también a sus sucesores a titulo
singular. Parte de la doctrina ha dicho que se debe distinguir atendiendo al momento
en que se ha producido la transferencia del derecho. Si el sucesor a titulo singular ha
adquirido el derecho después de la dictación de la sentencia, ella produce cosa juzgada
respecto de el. Si la ha adquirido con anterioridad al inicio del juicio, no produce cosa
juzgada respecto de el.
En el lapso comprendido entre la notificación de la demanda a su antecesor y la
dictación de la sentencia, la doctrina se divide.
- Para algunos siempre la produce.
- Para otros no, lo que aparece acertado en nuestro derecho positivo ya que el
demandante tiene en sus manos solicitar la correspondiente medida precautoria
a objeto de evitar que la cosa sobre la cual se litiga salga del patrimonio del
demandado.

2. La solidaridad. En cuanto a lo que se falle en un juicio entre deudor y coacreedor


solidario, la cosa juzgada afecta a los demás coacreedores que no han participado en
el juicio.
En cuanto a lo que se falle en un juicio entre el acreedor y un codeudor solidario, para
parte de la doctrina, no se produce la cosa juzgada, mientras que para otros, si. Una
tercera teoría sostiene una posición intermedia, señalando que afectará a los demás
codeudores en la medida que los beneficie.
De acuerdo a nuestro derecho, se debe aceptar que exista identidad legal de personas
entre codeudores, pero siempre que se trate de excepciones comunes, pues el fallo de
una excepción personal es exclusiva del deudor que la opuso.

3. Este tercer caso se refiere a los herederos en relación con los legatarios y con el
deudor principal en relación con el fiador. En cuanto al heredero y el legatario, lo
fallado respecto del heredero no puede afectar al legatario, salvo que se trate de una
acción de nulidad del testamento. En cuanto a lo fallado respecto del deudor principal
existe identidad respecto del fiador, sin perjuicio de que este conserve el derecho a
hacer valer sus excepciones personales.

Identidad de la cosa pedida. Para que exista identidad de la cosa pedida es necesario
que entre el primer juicio y el segundo, tengan un mismo objeto. El objeto del juicio se
define como “el beneficio jurídico que en él se reclama”.

Identidad de causa de pedir. La ley lo define como el “fundamento inmediato del


derecho deducido en el juicio”. No debe confundirse con el objeto del pleito, ya que en
dos juicios puede pedirse el mismo objeto, pero por causas diferentes.
Se ha entendido por causa de pedir, el titulo por el cual nos corresponde un derecho.
Este titulo que sirve de fundamento al derecho es el que toma la denominación técnica
de causa de pedir.

La causa de pedir en las acciones de nulidad. En la acción de nulidad, para determinar


si existe identidad de causa de pedir entre un juicio y otro anteriormente resuelto, se
177

prescinde de los conceptos anteriores. Para este caso, los autores han distinguido 3
teorías.

- La primera teoría sostiene que en toda demanda de nulidad la causa de pedir es


una sola y es la nulidad misma. Ello es absurdo ya que se podría deducir la
acción de nulidad por un vicio de consentimiento y en un segundo juicio por
falta de capacidad, etc.
- Una segunda teoría afirma que en toda acción de nulidad se debe distinguir
entre una causa inmediata y una remota. En base a ello, las demandas de
nulidad se clasifican en 3 grupos.
o Por falta de consentimiento.
o Por falta de capacidad.
o Por falta de solemnidades legales.

Entonces, cada vez que se falla una demanda de nulidad, se entenderá dictada
en relación a todos los demás vicios comprendidos dentro del mismo grupo que
haya servido de fundamento a la demanda.

- Una tercera teoría señala que la causa de pedir será el vicio exclusivo que haya
servido de fundamento a la demanda. Frente a nuestro derecho positivo esta es
la acertada, ya que todo proceso civil esta estructurado sobre la base de que la
sentencia debe dictarse conforme al merito del proceso y debe pronunciarse
únicamente sobre las acciones y excepciones alegadas. Esta teoría ha sido
reconocida por la corte suprema en sentencia de 1927.

Diversas formas de hacer valer la excepción de cosa juzgada.

- Excepción dilatoria (304).


- Excepción perentoria al contestar la demanda (309 Nº 3).
- Excepción perentoria en cualquier estado del juicio. La cosa juzgada es una
excepción anómala.
- Como fundamento del recurso de apelación.
- Causal de recurso de casación en la forma, siempre que se hubiere alegado
oportunamente en juicio y la sentencia que se trata de impugnar por medio de
este recurso la hubiere desestimado (768 Nº 6).
- Es fundamento del recurso de casación en el fondo.
- Es fundamento del recurso de revisión, siempre que no se haya alegado en el
juicio en que la sentencia firme que se impugna recayó (810 Nº 4).

Efectos de las sentencias penales en los procesos civiles.

Para determinar los efectos de las sentencias penales en los procesos civiles, hay que
hacer una distinción.
178

Efectos de las sentencias penales condenatorias en los juicios civiles. Las sentencias
penales condenatorias siempre producen cosa juzgada en materia civil (178). En
consecuencia el art. 180 del CPC y el 13 del CPP).

Efectos de las sentencias penales absolutorias en los juicios civiles. La regla general,
en este caso, nos indica que estas sentencias no producen ningún efecto en materia
civil, salvo las excepciones legales (179 in 1). Las excepciones que vamos a ver no se
aplican a las personas señaladas en el in final del 179. Por lo tanto, respecto de estas
personas, la regla general tiene el carácter de absoluta y no los toca ninguna
excepción.

El art. 179 nos dice que las sentencias que absuelvan de la acusación o que ordenen el
sobreseimiento definitivo, solo producirán cosa juzgada en materia civil, cuando se
funden en alguna de las circunstancias siguientes.

- La no existencia del delito o cuasidelito que ha sido materia del proceso. No se


entenderán comprendidos en este numero los casos en que la absolución o
sobreseimiento provengan de la existencia de circunstancias que eximan de
responsabilidad criminal. Esta causal ha sido precisada por la jurisprudencia,
distinguiendo 4 situaciones de procedencia.
o La sentencia penal o el sobreseimiento resuelven que no hay delito o
cuasidelito penal porque los hechos en que se funda no existen. En este
caso la sentencia penal si afecta el proceso civil.
o La sentencia penal o el sobreseimiento resuelven que no hay delito o
cuasidelito penal porque, si bien los hechos existen y están
comprobados, no son sancionados por la ley penal. En este caso, la
sentencia no afecta el proceso civil.
o La sentencia penal o el sobreseimiento resuelven que no hay delito o
cuasidelito penal porque si bien, los hechos existen, y están castigados
en materia penal, la intervención del responsable en ellos ha sido casual.
En este caso la sentencia penal no afecta la sentencia civil. Se genera
responsabilidad extracontractual.
o La sentencia penal o sobreseimiento resuelven que no hay delito porque
si bien los hechos están probados y castigados, debe absolverse o
sobreseerse debido a que concurre una causal de eximente de
responsabilidad penal. En este caso, la sentencia penal no afecta el
proceso civil.
- No existir relación alguna entre el hecho que se persigue y la persona acusada,
sin perjuicio de la responsabilidad civil que pueda afectarle por actos de
terceros o por daños que resulten de accidentes.
- No existir en autos indicio alguno en contra del acusado.

La triple identidad legal en relación con la cosa juzgada que emana de las sentencias
penales.

Para que una sentencia civil produzca efecto de cosa juzgada en una sentencia civil
posterior, no es necesario que concurra la triple identidad legal. Ello, porque los art.
178 y 179 son verdaderas excepciones al 177. Es más, las partes en los juicios
difieren, y el objeto y causa de pedir difieren, ya que en el proceso penal, ello esta
configurado por el castigo del culpable en razón de la infracción penal cometida.
179

En un solo caso se necesitará, para alegar la excepción de cosa juzgada la


concurrencia de la identidad legal de persona, cual es el que la sentencia o
sobreseimiento se funden en la no existencia de indicio alguno en autos en contra del
acusado.

Efectos de las sentencias civiles en los procesos penales.

Si el perjudicado en un delito opta por hacer valer la acción civil de indemnización,


ante el juez civil correspondiente, cabe preguntarse si la sentencia civil ejecutoriada
produce o no efectos en materia penal.

La regla general es que la cosa juzgada civil no produce efectos en materia penal (14
in 2 CPP antiguo). Esta regla sin embargo, según lo señala el propio código, es
aplicable solo a los delitos que deban perseguirse de oficio. Así, ejercida la acción civil
en sede civil por los daños cometidos por un delito de acción privada, se extingue la
posibilidad de accionar penalmente (12 CPP antiguo).

LOS INCIDENTES.

Durante el curso del procedimiento puede surgir una gran variedad de cuestiones
accesorias, que si bien no integran el conflicto principal, se vinculan a el, por lo cual
deben ser resueltas.

Los incidentes están regulados en el libro de las disposiciones comunes a todo


procedimiento. En consecuencia, sus preceptos deben ser aplicados a cualquier
procedimiento, salvo que existiere norma especial diversa o que se encuentren en
pugna con la naturaleza del procedimiento en el cual deban ser aplicadas.

Los incidentes se definen como “toda cuestión accesoria al juicio que requiere de un
especial pronunciamiento del tribunal”.
180

Elementos.

Para que tenga lugar un incidente, deben concurrir los siguientes elementos.

- Que exista un juicio. Sin la cuestión principal no cabe hablar de cuestiones


accesorias.
- Que la cuestión promovida sea accesoria respecto de la cuestión principal.
- Que exista una relación directa entre el incidente y la cuestión principal. Las
cuestiones ajenas al juicio deben promoverse en juicio separado. Consecuente,
el art. 84 señala que toda cuestión promovida que no tenga relación con el
asunto principal, podrá ser rechazada de plano.
- Que exista un especial pronunciamiento por parte del tribunal. Esto significa
que tan pronto como la cuestión accesoria esté en estado de ser fallada, el juez
deberá dictar la respectiva resolución, sin esperar que la cuestión principal lo
esté.
o Tratándose de incidentes de especial y previo pronunciamiento, siempre
deberán ser resueltos antes de la sentencia definitiva, ya que su
promoción genera la suspensión del asunto principal.
o Los demás incidentes deberán resolverse con independencia de la
resolución de la cuestión principal. No obstante ello, existen casos
especiales en que los incidentes deben ser resueltos en la sentencia
definitiva, como es el caso del incidente de costas, las tachas de los
testigos, incidentes en el juicio sumario y en el de mínima cuantía (144,
379 in 2, 690 y 723 respectivamente).

Características.

- Son cuestiones accesorias al asunto principal.


- Tienen un procedimiento propio.
- Son normas comunes a todo procedimiento por lo que tienen el carácter de
supletorias de las especiales.
- Se tramitan ante el tribunal que conoce del asunto principal.
- Pueden promoverse desde que existe juicio hasta que se dicte la sentencia en la
causa principal, salvo la nulidad procesal por falta de emplazamiento (art. 80.
No procede sino hasta 5 días desde que se tuvo conocimiento personal del
juicio).
- No suspenden la tramitación del cuaderno principal, salvo cuando se trate de
incidentes de especial y previo.

Clasificaciones.

1. Según su tramitación.

- Ordinarios. Cuando se tramitan de acuerdo a las normas generales.


- Especiales. En caso de haber normas particulares (acumulación de autos,
cuestiones de competencia, implicancias y recusaciones, privilegio de pobreza,
costas, desistimiento de la demanda y el abandono del procedimiento.
181

2. Según su relación con el asunto principal.

- Conexos. Tienen relación y debe admitirse su tramitación.


- Inconexos. No tienen relación y pueden ser rechazados de plano.

3. Según su origen.

- Previos. Son los que nacen de un hecho anterior al juicio o coexistentes con su
principio y deben promoverse antes que cualquier gestión principal (84 in 2).
- Coetáneos. Son los originados de un hecho acontecido durante el juicio y deben
promoverse tan pronto como el hecho llegue a conocimiento de la parte
respectiva (85 in 1). Todos los incidentes cuyas causas existan
simultáneamente, deben promoverse a la vez (86).

4. Según su incidencia en la causa principal.

- De especial y previo pronunciamiento. Paralizan la substanciación de la causa


principal hasta que no sean resueltos y se tramitan en el cuaderno principal (87
in 1).
- Los que no son de especial y previo. No suspenden la tramitación de la causa
principal y deben ser substanciados en cuaderno separado (87 in 2).

Tramitación de los incidentes ordinarios.

Se encuentra regulada la tramitación en los art. 82 y ss. del CPC. Estas normas se
aplican supletoriamente a los incidentes especiales y se aplican también en cuanto a la
prueba en el juicio sumario.

Etapa en que se deben promover los incidentes. Respecto a la etapa procesal, hay que
distinguir.

- En primera instancia, desde la notificación de la demanda hasta la notificación


de la resolución que cite a las partes a oír sentencia.
- En segunda instancia. Hasta la vista de la causa.

Excepcionalmente, la nulidad de todo lo obrado puede oponerse con posterioridad a la


citación a oír sentencia (433), e incluso en el procedimiento incidental de cumplimiento
de una sentencia por falta de emplazamiento válido (234 in final).

Oportunidad para promoverlos.

La regla general es que todo incidente debe formularse tan pronto llegue a
conocimiento de la parte que lo promueve. Esta norma se desprende de las siguientes
disposiciones.
182

- Si el incidente nace de un hecho anterior al juicio o coexistente con su principio,


deben promoverse antes de hacer cualquier gestión principal en el pleito (84 in
2).
- Si el incidente es originado en un hecho que acontezca durante el juicio, deberá
promoverlo tan pronto como el hecho llegue a conocimiento de la parte
respectiva (85).
- Si concurren simultáneamente diversas causas para promover incidentes,
deberán promoverse todos los incidentes a la vez (86). Si no se cumple con
esto, el tribunal rechazará de plano el incidente, salvo que se trate de un vicio
que anule el proceso, en cuyo caso habrá que estarse a lo dispuesto en el art.
83 (5 días desde el conocimiento), o que se trate de una circunstancia esencial
para ritualidad del juicio, evento en el cual se ordenará que se practiquen las
diligencias necesarias para que el proceso siga su curso legal (84 in 3, 85 in 2 y
86).
- El incidente de nulidad procesal debe promoverse dentro de 5 días contados
desde que aparezca o se acredite que quien deba reclamar la nulidad tuvo
conocimiento del vicio a menos que se trate de la incompetencia absoluta del
tribunal (83 in 2).
- El rebelde podrá promover el incidente de nulidad de todo lo obrado en rebeldía
suya por fuerza mayor, dentro de 3 días contados desde que cesó el
impedimento y pudo hacerse valer ante el tribunal que conoce del negocio (79).
- El rebelde por falta de notificación o notificación defectuosa, podrá promover la
nulidad de todo lo obrado dentro de 5 días contados desde que aparezca o se
acredite que el litigante tuvo conocimiento personal del juicio (80).

Restricciones legales para evitar que los incidentes se utilicen con fines meramente
dilatorios.

En virtud del principio de la buena fe, el legislador ha establecido que los incidentes
solo pueden promoverse cuando sean estrictamente necesarios para la resolución de la
cuestión principal. Las medidas adoptadas al respecto son.

- Se establece expresamente una oportunidad y forma específica para hacer valer


diversos incidentes.
- Se establece con carácter obligatorio la condena en costas respecto de la parte
que hubiere promovido y perdido un incidente dilatorio (147).
- Se establece la consignación previa obligatoria para los efectos de promover
nuevos incidentes respecto de la parte que hubiere promovido y perdido dos o
mas incidentes con anterioridad, los cuales nunca revestirán el carácter de
previo y especial pronunciamiento, debiendo tramitarse en cuaderno separado
(88).

Procedimiento para la tramitación de los incidentes.

La tramitación de los incidentes reviste la característica de ser un procedimiento


concentrado.

A. Fase de discusión. Frente a la solicitud de una parte que promueva el incidente, el


tribunal puede adoptar las siguientes actitudes.
183

- Rechazarlo de plano cuando sea inconexo, extemporáneo o cuando no se


hubiera efectuado la consignación su fuere necesaria.
- Resolverlo de plano, acogiéndolo o rechazándolo, sin conferir traslado, cuando
su fallo se pueda fundar en hechos que consten en el proceso o sean de publica
notoriedad, lo que el tribunal consignará en su resolución (89).
- Admitirlo a tramitación, confiriendo traslado por 3 días, plazo que es legal, de
días, fatal, discontinuo e improrrogable.

Si el incidente es admitido a tramitación, es decir, cuando estamos en el ultimo caso,


la parte contraria puede adoptar las siguientes actitudes.

 Allanarse al incidente promovido o no controvertir los hechos que sirven de


fundamento para promoverlo (acá no será necesaria la prueba).
 Permanecer inactivo. En este caso, el tribunal examinará si es o no necesaria la
prueba.
 Responder dentro de tercero día, caso en cual el tribunal examinará si es
necesaria la prueba.

B. Fase de prueba. La resolución que recibe la causa a prueba, el termino probatorio y


la recepción de la prueba se rige por las normas relativas al juicio ordinario, con las
siguientes excepciones.

- La resolución que recibe la causa a prueba se notifica por el estado diario (323
in 2). En el juicio ordinario la notificación es por cedula.
- Contra esa resolución cabe interponer recurso de reposición y no el de
apelación (90).
- El termino probatorio ordinario es de 8 días (90 in 1).
- Para rendir la testimonial, se debe acompañar dentro de los 2 primeros días del
probatorio una nómina de los testigos que piensa valerse (90 in 2).
- El termino probatorio extraordinario es facultativo para el tribunal concederlo
por una sola vez y por motivos fundados por el numero de días que estime
necesarios, pero sin que el término pueda exceder del plazo total de 30 días (90
in 3).
- El termino probatorio reviste el carácter de fatal para la proposición de todos los
medios de prueba (90: para que dentro de el…). En consecuencia, no es
necesaria la dictación de la resolución que cita a las partes a oír sentencia con
el fin de poner termino a la actividad probatoria de las partes.

C. Fase de fallo. En el procedimiento incidental no se contemplan los tramites de


observaciones a la prueba y de citación para oír sentencia. En todo caso, el tribunal
podría ordenar medidas para mejor resolver.

Vencido el termino probatorio, hayan o no rendido pruebas las partes, el tribunal


fallará inmediatamente o mas tardar, dentro de tercero día (91).

La resolución que falla un incidente será una sentencia interlocutoria de primer grado o
un auto, según establezca o no derechos permanentes a favor de las partes.

En cuanto a la condena en costas, el art. 144 establece que la parte vencida en un


incidente será condenado a costas, sin perjuicio de la facultad del tribunal de eximirla
de ellas, cuando tuvo motivos plausibles para litigar.
184

Ahora bien, tratándose de incidentes dilatorios, el art. 147 establece la obligatoriedad


de la condena en costas.

Los incidentes en segunda instancia.

Las cuestiones accesorias que se promuevan ante el tribunal de alzada que conoce de
una apelación, se fallarán de plano por el tribunal, o se tramitarán como incidentes,
siendo facultad discrecional el optar por una u otra. Si decide el tribunal darle
tramitación de incidente, podrá fallarla en cuenta u ordenar que se traigan los autos en
relación para resolver (220). La resolución que se dicte es inapelable (210).

La nulidad procesal.

El incidente ordinario de nulidad de lo obrado (83 y 84).

Se define como “aquella cuestión accesoria de un proceso que requiere de un


pronunciamiento especial del tribunal, la que versa sobre la nulidad de la relación
procesal misma o de uno o mas actos de procedimiento”.

Clasificación.

Atendiendo a la extensión de la nulidad solicitada.

- Incidente de nulidad que tiene por objeto la nulidad de la relación procesal


misma. A modo de ejemplo, esta el incidente de nulidad de todo lo obrado por
falta de emplazamiento.
- Aquellos que persiguen la ineficacia de actos procesales determinados. A modo
de ejemplo, podemos pedir el incidente que pide la nulidad de actuaciones
probatorias fundado en que no se notificó legalmente el auto de prueba.

Plazo para deducir la nulidad.

El incidente de nulidad solo puede deducirse dentro de 5 días contados desde que
aparezca o se acredite que quien debe reclamar la nulidad tuvo conocimiento del vicio,
salvo que se trate de incompetencia absoluta del tribunal, ya que en ese caso, el
incidente puede plantearse en cualquier momento, sin perjuicio de que el juez deba
declararla de oficio (83 y 84).

Lo anterior, es salvo que el vicio se refiera a alguna circunstancia anterior a la


contestación de la demanda, toda ves que en ese caso lo que corresponde es deducir
la excepción dilatoria pertinente en el plazo legal, que es antes de contestar la
demanda.

La nulidad no podrá ser solicitada por la parte que ha originado el vicio, concurrido a
su materialización o que ha convalidado expresa o tácitamente el acto nulo. Habrá
notificación tácita si contesta la demanda sin reclamar de la nulidad de la notificación.
185

Vicios que dan origen a la nulidad.

La nulidad existirá en todos aquellos casos para los cuales la ley establezca
expresamente esta sanción, y además, en todos los eventos en que exista algún vicio
que irrogue a alguna de las partes un perjuicio solo reparable con la declaración de
nulidad. Por lo tanto, si existe uno de estos vicios, pero este no irroga un perjuicio solo
reparable con la nulidad, no se dará lugar a ella.

Los incidentes especiales de nulidad.

1. Caso del art. 79. Un litigante podrá solicitar la nulidad de lo obrado en rebeldía
suya, ofreciendo probar que ha estado impedido por fuerza mayor. Este derecho podrá
impetrarse solo dentro de 3 días contados desde aquel en que cesó el impedimento y
pudo hacerse valer ante el tribunal que conoce del negocio.
Este caso podría darse, a modo de ejemplo, en el caso de que alguien se encontrare
gravemente enfermo y no pudiera contestar la demanda en el plazo legal. Se responde
al aforismo “a impedido no le corre plazo”.

2. Caso del art. 80. Si al litigante rebelde no se le ha hecho saber en persona ninguna
de las resoluciones dictadas en el proceso, este podrá pedir la nulidad de lo obrado,
ofreciendo acreditar, que por un hecho que no le es imputable han dejado de llegar a
sus manos las copias a que se refieren los art. 40 y 44, o que ellas no son exactas en
su parte sustancial.
Este derecho no podrá reclamarse sino dentro de los 5 días siguientes desde que
aparezca o se acredite que el litigante tuvo conocimiento del juicio.

Este incidente tiene la particular característica que se puede intentar no obstante que
se haya dictado sentencia definitiva, firme o ejecutoriada, toda vez que esa
ejecutoriedad será solo aparente en atención a no haber existido una relación procesal
válida (182 in 2 y 234 in final).

* Respecto de estos dos casos, el art. 81 dispone que deberán tramitarse por cuerda
separada, lo que significa que no se paraliza la causa principal.

3. Incidente de nulidad de la notificación (notificación tácita). Si el incidente se funda


en la nulidad de alguna notificación y él es acogido, la notificación declarada nula se
entenderá practicada desde el momento en que se notifique a la parte esa resolución
que la declara nula. Si la nulidad de la notificación ha sido decretada por un tribunal
superior, se entenderá notificada la persona desde que se dicta el “cúmplase” (55 in
2).

4. La nulidad de oficio. La ley da la facultad al juez para que declare de oficio la nulidad
(83). El art. 84 in final, por su parte, añade que el juez podrá corregir de oficio los
errores que observe en la tramitación del proceso, pudiendo asimismo tomar las
medidas necesarias encaminadas a evitar la nulidad de los actos de procedimiento.
186

Esta corrección podrá hacerla el juez siempre que no exista sentencia definitiva
notificada legalmente a una de las partes y siempre que no haya precluído la
oportunidad de las partes para solicitar la nulidad.
La primera limitante indicada es la consecuencia del desasimiento del tribunal y la
segunda se funda en que si las partes no han reclamado oportunamente del vicio, con
ello han convalidado el acto nulo.
Como resulta obvio, el vicio debe constar en el proceso, toda vez que el juez no podrá
de oficio estar recibiendo a prueba respecto de la eventual existencia de un vicio que
nadie ha alegado.

La extensión de la nulidad procesal.

Como lo dispone el art. 83 in final, la declaración de nulidad de un acto no


necesariamente implica la nulidad de todo lo obrado con posterioridad, ya que el juez
deberá señalar en forma precisa cuales son los actos nulos en razón de su conexión
con el acto anulado. Esto es sin perjuicio de que pueda invalidarse todo el proceso,
cuando el vicio afecte a la relación procesal misma, como cuando el demandado no ha
sido emplazado.

Por ultimo, es preciso señalar que en caso de que se rechace el incidente de nulidad
por resolución ejecutoriada, no obstante haber existido el vicio, la parte podrá deducir
posteriormente contra la sentencia definitiva el recurso de casación en la forma, el cual
viene a ser otro medio para reclamar de la nulidad procesal.

Incidente por cuestiones de competencia.

En este respecto hay que hacer una distinción, porque como se dijo en su oportunidad,
la incompetencia del tribunal se puede hacer valer por dos vías: por la vía declinatoria
y por la vía inhibitoria.

Por vía inhibitoria significa que se reclama ante el tribunal que no esta conociendo pero
que le correspondería conocer de acuerdo a lo que yo creo, para que le solicite al otro
tribunal que se abstenga de seguir conociendo de un determinado asunto. Esta es la
menos usada, ya que las dificultades practicas son evidentes y además porque no se
suspende el juicio mientras se tramita.

Por vía declinatoria se presenta ante el mismo tribunal para que decline o renuncie su
competencia a favor del que si es competente. El juez puede suspender de inmediato
el juicio. Esta es la vía mas usada.

Tramitación del incidente por vía inhibitoria.

Se plantea ante el tribunal que no esta conociendo del asunto pero que se estima
competente. Debe plantearse mediante un escrito que contenga los fundamentos de la
incompetencia del otro tribunal. Deben acompañarse documentos y toda clase de
pruebas para determinar cual es el tribunal competente.
Presentados los antecedentes se pasa a la etapa en que el tribunal se pronuncia acerca
de si accede o no a la inhibitoria.
Si accede, se lo comunica al otro tribunal solicitándole que se inhiba de seguir
conociendo de la causa. Una vez que el tribunal reciba la solicitud de inhibitoria, éste
debe dar traslado a las partes.
187

El tribunal que recibe la solicitud de inhibirse, puede a su vez, aceptarla o rechazarla.


Si la rechaza el tribunal sigue conociendo y si la acepta el juicio termina y se empieza
de cero en el tribunal competente.
Si se rechaza la inhibitoria, va a existir una contienda de competencia entre los
tribunales. En este caso, resuelve la corte de apelaciones del tribunal en donde
primero se haya promovido el juicio.

Cuando el tribunal que se cree competente rechaza la inhibitoria, el que promueve el


incidente puede apelar de la misma forma que en el caso anterior (101 y ss.). Este
sistema es muy poco usado por lo engorroso que es.

Tramitación del incidente por la vía declinatoria.

En este caso se le pide al tribunal que esta conociendo que se inhabilite a favor de otro
tribunal que debe pronunciarse. Se hace mediante la presentación de un escrito, en
donde se acompañan todos los antecedentes en los cuales se funda la incompetencia.

Presentada la solicitud, se suspende el procedimiento hasta que no se resuelva. En


este caso, el tribunal también da traslado de 3 días para que la contraparte diga lo que
tenga que decir.

Si se rechaza la solicitud, se discute si esa resolución es apelable o no. Parte


importante de la doctrina estima que no es apelable.

En caso de que se acoja la incompetencia, esa resolución si es apelable, ya que es una


sentencia interlocutoria y pone fin al juicio, por lo que podría ser objeto de casación en
la forma.

El incidente de acumulación de autos.

Al iniciar juicios iguales en distintos tribunales se esta atentando contra el principio de


la economía procesal y contra la igualdad en las sentencias.
Esta materia esta regulada en los art. 92 y ss. De esta forma, se permite acumular las
causas en un solo tribunal y en un solo juicio.

El art. 92 establece 3 casos en los que las causas pueden acumularse. Son los
siguientes.

- Cuando las acciones son las mismas.


- Cuando las personas u objetos son iguales, aunque las acciones sean distintas.
- En general, siempre que la sentencia valla a producir efecto de cosa juzgada.

Hay un cuarto caso que esta establecido en la ley de quiebras. El solo hecho de existir
un juicio de quiebras supone una acumulación. Es así como el art. 50 de la ley de
quiebras, obliga acumular al juicio de quiebra, todos los demás juicios aunque no sean
de naturaleza ejecutivo.

Tramitación del incidente de acumulación de autos.


188

Para que pueda tramitarse, este incidente debe interponerse por cualquiera de los que
intervienen en el juicio.
El tribunal ante el cual se presenta esta en los art. 94, 98 y 96. Así, si los juicios están
sometidos a tribunales de igual jerarquía, el mas moderno se acumulará al mas
antiguo. En caso contrario, la acumulación se hará sobre aquel que esta sometido al
tribunal superior.

Si los juicios se están llevando ante el mismo tribunal, el juez puede decretar la
acumulación de oficio.

Los juicios que se pretende acumular deben estar sometidos a la misma tramitación.
Solicitada la acumulación, se da traslado a la otra parte para que exponga lo que
estime conveniente (99).
Con lo que diga la otra parte, el juez debe resolver. Para resolver el juez deberá
revisar los expedientes.
Este incidente se puede promover en cualquier estado del juicio.
La resolución que falla el incidente es apelable, pero esta se concederá en el solo
efecto devolutivo (100).

Incidente de implicancias y recusaciones.

La implicancia se puede declarar de oficio o a petición de parte. Los jueces deben dejar
constancia de la causal de implicancia que los afecta.

Si la causal es de implicancia, la solicitud se presenta ante el mismo juez. Si la


implicancia recae sobre un ministro de corte, conoce la corte con exclusión del ministro
implicado. Si la causal es de recusación, se presenta ante el juez superior.

El incidente, ya sea el de implicancia o el de recusación, debe siempre ser promovido


con causa legal (114).
La recusación o implicancia debe siempre antes de cualquier gestión en juicio o antes
de que la persona acusada comience a actuar.

Las implicancias y las recusaciones son inapelables, con excepción de la resolución de


un juez unipersonal que rechaza la implicancia.
Las implicancias y recusaciones pueden dirigirse también contra los auxiliares de la
administración de justicia.

Deben promoverse por escrito y deben indicarse los siguientes elementos.

- Consignación de seriedad.
- Hay que expresar la causa legal en la que se funda.
- Hechos en que se funda la causal.
- Acompañar antecedentes de prueba.

Cuando se presenta la solicitud, el juez debe verificar que se cumplan todos los
requisitos de forma. Luego, debe ir al fondo, es decir, determinar si los hechos que se
invocan pueden imputarse a la causal invocada.

Si los hechos concuerdan con la causal, la causal debe ser declarada “bastante” (119).
Esta es una de las causas de cesación temporal del juez, por lo que para suplirlo, se
recurre a las reglas generales de la subrogación.
189

Si se acepta la implicancia o la recusación, el asunto pasa a conocimiento del juez


subrogante, y en caso de que se rechace, lo resuelve el mismo juez al que fue
solicitada su implicancia o recusación (120 y 121).

Si el incidente es rechazado, hay una sanción para el que lo promovió (122), que
consiste en una multa y en la perdida de la consignación de seriedad. Puede también,
eventualmente, generarse una causal de responsabilidad disciplinaria para el abogado.

Cuando la causal es declarada bastante, el tribunal, si los hechos constan, declarará de


inmediato la implicancia o la recusación. Si los hechos no constan, se abre el
procedimiento general de los incidentes, formándose pieza separada (89).

El fallo no es recurrible, salvo la apelación respecto del juez unipersonal. Cuando las
causas son acogidas, la suspensión es definitiva y no temporal. Además de esto, puede
surgir responsabilidad penal, administrativa o civil para el juez implicado o recusado.

El privilegio de pobreza (129).

Consiste en que una parte sea eximida, por resolución judicial, de las cargas y costas
procesales de un juicio, en razón de ser considerada pobre.
Pobre es aquel que carece de bienes de cierta importancia. Bienes de cierta
importancia, son generalmente bienes raíces de cierto valor. Esto lo fija el juez de
forma criteriosa.
El beneficio de pobreza supone una declaración judicial, pero esto tiene excepciones.
Así, a modo de ejemplo, las personas patrocinadas por corporaciones de beneficencia,
como la corporación de asistencia judicial, u otras análogas, gozan siempre del
privilegio de pobreza, sin necesidad de declaración judicial.
También los cónyuges, en lo relativo al procedimiento de afectación de un bien familiar
son considerados pobres.
El fisco es considerado pobre para todos los efectos legales.

Tramitación del privilegio de pobreza.

- Se promueve por escrito en cualquier momento del juicio o incluso antes de


iniciarse (131 in 1).
- Debe promoverse ante el tribunal que debe conocer el juicio o que este
conociendo del juicio.
- Se puede solicitar una vez para varios juicios, siempre que esos juicios estén
radicados en el mismo tribunal.
- Es un incidente que no suspende la causa principal.
- La declaración de pobre puede ser siempre cambiada, es decir, produce cosa
juzgada provisional. Puede ser de oficio o a petición de parte.
- Para resolver la solicitud, el juez debe oír a la otra parte y a todo quien pueda
afectar esa declaración, especialmente a os auxiliares de la administración.
Estos se enteran de acuerdo a las reglas generales de la notificación.

La contraparte tiene un plazo de 3 días para oponerse (132). Si es necesaria la prueba


habrá que seguir todos los trámites generales de los incidentes. Si la prueba no es
necesaria, solo se deberá dar traslado y el juez resolverá de acuerdo a los
190

antecedentes. Si no hay oposición, el juez resuelve en un plazo de 3 días sobre la base


de los antecedentes. Esta resolución es apelable.

El código contempla algunas presunciones de pobreza, como es el caso de los reos, a


los que se les presume pobres (135).

Incidente especial de costas (138).

Las costas se definen como “las cargas pecuniarias a que están sujetos los litigantes de
un juicio solo hecho de serlo”.

Las partes tienen poco control sobre los gastos del juicio, ya que hay ciertos gastos
mínimos que están establecidos por ley o por el juez.

Las costas se dividen en costas personas y en costas procesales, las cuales son
distintas a aquellas en que uno incurre por cuenta propia para hacer mejor el juicio.

Las costas procesales son las mínimas, pero hay mas gastos asociados al juicio, como
son las fotocopias de los expedientes, los honorarios de los abogados, etc.

Las costas procesales “son las causadas en la formación del proceso y que
corresponden a servicios estimados en aranceles judiciales”.

Las costas personales son las que provienen de los honorarios de los abogados y
demás personas que hayan intervenido en los negocios y de los defensores públicos en
el caso del art. 367 del COT (139).

Las costas procesales, para ser consideradas como tales, deben cumplir con dos
requisitos:

- Tienen que haberse causado en juicio, es decir, que correspondan a una


resolución o a una actuación establecida en la ley. A modo de ejemplo, la
notificación que debe hacer el receptor.
- Que este estimado de antemano en un arancel judicial.

Lo que diferencian a las costas personas de las costas procesales es que en el caso de
las costas procesales, el precio esta fijado.

El secretario es el encargado de tasar las costas procesales y el juez de regular las


personales.

Estas costas son siempre de cargo de las partes, pero los abogados, en virtud del art.
28, son solidariamente responsables de su pago.

Las costas las paga en general la parte que solicita el servicio, pero tiene derecho a ser
reembolsado por la otra parte si es que gana el juicio y lo gana con costas. Si nadie es
condenado en costas, cada uno paga lo suyo.

Es importante distinguir las costas del juicio, de los incidentes y de los recursos. Las
costas que se generan en los 3 casos son de la misma naturaleza, pero se generan y
cobran por separado (145).
191

Las costas las paga generalmente la parte que haya sido totalmente vencida en el
juicio, a menos que el tribunal decida eximirlo de las costas por haber tenido motivo
plausible para litigar. Esa declaración debe hacerse de manera expresa en la sentencia
(144). Esta declaración de que ha habido motivo plausible para litigar, esta entrega en
un 100% al criterio del juez y es apelable.

Los tribunales de segunda instancia también pueden eximir al vencido del pago de las
costas, pero igualmente, expresando los motivos especiales de su fundamento (145).
Además, si en segunda instancia, la parte vencida hubiera obtenido un voto a su favor,
no será tampoco condenado en costas. En ese caso, hay una especie de presunción de
que por el hecho de haber obtenido un voto favorable, hubo motivo plausible para
litigar (146).

Incidente sobre las costas propiamente tal.

Este incidente requiere de una resolución que obligue a una de las partes a pagar las
costas. Cuando esa resolución este firme o causa ejecutoria se puede pedir que se
tacen las costas procesales y se regulen las costas personales.

El art. 140 nos dice que solo se deben tasar las costas procesales útiles, pero en la
practica, se tasan todas.

Para objetar la tasación, las partes tienen 3 días. Si nadie se opone en ese plazo se
tienen por aprobadas las costas y se puede proceder a su ejecución, ya sea
incidentalmente en el mismo juicio o en otro juicio ejecutivo.
Si hay oposición a la tasación, el art. 142 establece que debe dársele tramitación de
incidente o resolver de plano.

El art. 147 es una norma que le recuerda a los abogados inescrupulosos que no hagan
tonteras.

El abandono del procedimiento (152 y ss).

El abandono es la sanción en contra del litigante que no cumplido con su obligación de


darle curso progresivo al juicio que él mismo inició, perdiendo todo lo que se ha hecho.
Esta sanción es solo para el demandante, por lo que solo puede pedirla el demandado.

El art. 952 nos dice que hay abandono de procedimiento cuando todas las partes del
juicio han cesado en su prosecución durante 6 meses. Estos 6 meses se cuentan desde
la ultima resolución recaída en alguna gestión útil para dar curso progresivo a los
autos. Este plazo no se interrumpe en el feriado judicial.
Se plantean dudas acerca desde cuando se deben contar los 6 meses. Las posibilidad
son las siguientes:

- Desde la resolución.
- Desde la notificación.
192

- Desde la gestión útil.

Si cuento los 6 meses desde la ultima resolución, tengo la mayor certeza en cuanto a
fechas. Lo malo de esto es que la resolución no es una actuación de las partes sino que
es una actuación del tribunal, por lo que parece injusto contar los 6 meses desde ahí.

Si tomo el tiempo desde la notificación, se produce el mismo efecto que en el caso


anterior.

Por lo tanto, al parecer, lo mas justo es que los 6 meses se cuenten desde la gestión
útil. Ahora bien, el concepto de gestión útil, ¿Cuál es? La doctrina dice que una gestión
útil es aquella que sirve para darle curso progresivo a los autos, es decir, llevar la
causa hasta el estado de fallo. Así, y a modo de ejemplo, la contestación de la
demanda sería una gestión útil, y un escrito en donde cambio mi domicilio, seria una
gestión inútil.

Tramitación del incidente de abandono de procedimiento.

El abandono del procedimiento puede ser invocado por el demandado como acción o
como excepción (154).
Como acción significa que la petición la hace el demandado en cualquier momento una
vez que se hayan cumplido los 6 meses. Opuesto como acción, la doctrina estima que
no hay plazo para oponerlo después de cumplidos los 6 meses. Otra parte de la
doctrina estima que se debieran aplicar las reglas generales de los incidentes respecto
de la oportunidad (86).

En cuanto a la excepción, se va a oponer transcurridos los 6 meses y cuando el


demandante quiera renovar el procedimiento. En este caso, el demandado debe pedir
el abandono antes de cualquier gestión en el juicio, ya que de lo contrario se entiende
renunciado su derecho a pedir el abandono.

El abandono puede pedirse durante todo el juicio mientras no haya sentencia de


termino.

El abandono en el juicio ejecutivo (153).

El juicio ejecutivo tiene por objeto hacer cumplir las resoluciones judiciales. Tiene 2
etapas.

- Discusión sobre la procedencia de la ejecución, lo que se denomina cuaderno


ejecutivo.
- Cuaderno de apremio, que tiene por objeto juntar bienes, rematarlos y pagarle
al acreedor.

El cuaderno ejecutivo es la primera etapa, es decir, la primera que se mueve. Este


cuaderno es requisito del de apremio. El cuaderno ejecutivo termina cuando el
demandado no opone excepciones o cuando hay sentencia condenatoria.
193

Para solicitar el abandono, deben pasar 6 meses sin gestión útil en el cuaderno
ejecutivo. Si no se opusieron excepciones y se dictó sentencia condenatoria el plazo
aumenta a 3 años y se cuenta en el cuaderno de apremio.

El abandono del procedimiento se tramita como incidente de acuerdo a las reglas


generales de los art. 89 y 90.
La resolución que acoge el abandono es apelable, y además casable en la forma. Se
discute sin embargo, si es que procede la apelación cuando se rechaza la solicitud de
abandono. La jurisprudencia, en estos casos, esta aceptando la apelación ya que se
trata de una sentencia interlocutoria.

Es importante señalar que hay juicios en los que no cabe nunca el abandono, como es
el caso de los juicios de quiebra, partición, liquidación de comunidades o sociedades,
etc (157).

El desistimiento de la demanda (148 y ss.)

Es la manifestación de voluntad del demandante, de no perseverar en el ejercicio de la


acción en juicio. Entonces, es el termino del juicio por la voluntad unilateral del
demandante. Sin embargo, esto puede transformarse en bilateral ya que el
demandado puede tener interés en una sentencia favorable. Si se hace oposición al
desistimiento o solo se acepta condicionalmente, resolverá el tribunal si continua o no
el juicio o la forma en que debe tenerse por desistido el actor (149).

Antes de notificada la demanda, esta se puede retirar sin tramite alguno (148). El
retiro de la demanda no hace perder la acción, a diferencia del desistimiento. Si ya se
notificó la demanda, el desistimiento se tramitará como un incidente de acuerdo a las
normas de los art. 89 y 90.

Efectos.

- El desistimiento puede ser total o parcial. Es total cuando me desisto de todas


las acciones contra todos los demandados. Es parcial cuando me desisto de
parte de las acción y/o de parte de los demandados.
- La extinción de la acción. Esta extinción también va a ser total o parcial
dependiendo del efecto anterior.

El desistimiento puede ser aceptado pura o condicionalmente (por ejemplo, con pago
de costas), o el demandado, como dijimos, puede oponerse al desistimiento (149). La
oposición del demandado, el juez puede aceptarla o rechazarla.

En contra de la resolución del juez, los recursos que proceden es la apelación y


también la casación en la forma cuando se haya aceptado el desistimiento (151).
La resolución podrá reservarse para la sentencia definitiva.
194

EL JUICIO O PROCEDIMIENTO ORDINARIO.

Se define como “aquel procedimiento de aplicación general cuya tramitación tiene el


carácter de común y supletorio para la resolución de contiendas civiles entre partes”.

Características e importancia.

- Se aplica a negocios cuya cuantía sea superior a 500 UTM y a las materias no
susceptibles de apreciación pecuniaria siempre que no haya procedimiento
especial.
- Es un procedimiento típico de doble grado o instancia, ya que las sentencias
que se pronuncien son siempre susceptibles de apelación.
- Es un procedimiento fundamentalmente escrito.
- Es un procedimiento declarativo o de cognición.
- Consiste en un procedimiento común o de aplicación general.
- Es un procedimiento supletorio en relación a los mismos procedimientos
extraordinarios o especiales, en virtud de lo que prescribe el art. 3 del CPC.

Esquema del juicio.

El juicio ordinario se inicia, normalmente, por la demanda, la cual se provee dando


traslado de 15 días. Si el demandado se defiende lo hará oponiendo excepciones
dilatorias o perentorias. Las dilatorias se interponen previamente y se resuelven como
incidentes. Las perentorias se hacen valer en el termino para contestar la demanda.
Contestada la demanda se confiere traslado para replicar y de este escrito también se
confiere traslado para duplicar, siendo ambos plazos de 6 días.

Luego, si existen hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos el juez recibirá la


causa a prueba fijando los hechos sobre los cuales habrá de recaer la prueba. Esta
resolución se notifica por cédula.

Vencido el termino probatorio, las partes tienen 10 días para formular las
observaciones que el examen de la prueba sugiera. Vencido el plazo, citará a las partes
195

a oír sentencia. La sentencia definitiva deberá dictarse dentro de los 60 días


posteriores a la ultima resolución, y será susceptible de los recursos legales que
procedan (apelación y casación en la forma).

Periodos o fases del juicio ordinario.

- Periodo de discusión: demanda, contestación, replica y duplica.


- Periodo de prueba: tiempo que media entre el auto de prueba y la citación a las
partes a oír sentencia.
- Periodo de sentencia: transcurre entre la resolución ya dicha y la notificación de
la sentencia definitiva.

Formas de iniciar el juicio ordinario.

El juicio ordinario se puede iniciar de manera prejudicial o por demanda o vía principal.
Por vía prejudicial significa que el juicio se inicia con una medida o demanda que tiene
un objeto accesorio a la demanda principal. Por lo tanto, es anterior a la demanda
principal. La por vía prejudicial puede tener por objeto.

- Preparar la demanda. A modo de ejemplo si yo no se a quien tengo que


demandar.
- Asegurar una prueba. A modo de ejemplo, la confesión del alguien que esta a
punto de morir.
- Asegurar el resultado de la acción.

Por vía principal, se inicia a través de la demanda (254 y ss.).

Las medidas precautorias.

Entre la presentación de la demanda y la sentencia puede ocurrir que varíe la cosa


objeto del pleito o la solvencia misma del demandado. Las medidas precautorias
surgen con el objeto de evitar que tales cambios perjudiquen al demandante. Las
medidas precautorias pueden definirse como “los medios que la ley franquea al
demandante para que asegure el resultado de la acción que ha interpuesto”.

Clases de medidas precautorias.

- Las que enumera el art. 290 (secuestro, interventor y retención y prohibición de


celebrar determinados actos).
- Las demás que autoricen las leyes conforme al art. 300 (estas no excluyen las
demás que autoricen las leyes).
- Las referidas por el art. 298 (cuando el tribunal estime necesario decretar
medidas y solicitar cauciones).

Análisis particular de las medidas precautorias.

1. El secuestro de la cosa objeto de la demanda. Se define como “el deposito de una


cosa que se disputan dos o mas individuos, en manos de otro que debe restituirla al
que obtenga una decisión en su favor”.
196

Como medida precautoria tiene lugar en dos casos:

- En la situación prevista en el art. 901 del CC, es decir, cuando reivindicándose


una cosa corporal mueble, hubiere motivo de temer que se pierda o deteriore
en manos del poseedor.
- Cuando se entablen otras acciones con relación a cosa mueble determinada y
haya motivo de temer que se pierda o deteriore en manos de la persona que,
sin ser poseedora de dicha cosa, la tenga en su poder (291 CPC).

2. El nombramiento de uno o mas interventores. El interventor judicial es la persona


que designa el juez con el objeto de que controle la administración de los bienes
materia del juicio, y que aun se hallan en poder del demandado.
La cantidad de interventores varia según la calidad e importancia de los bienes
intervenidos.

Este nombramiento tiene lugar en los siguientes casos.

- En el caso del in 2 del 902 del CC. Cuando se demanda el dominio u otro
derecho real constituido sobre un inmueble y hubiere justo motivo de temer
que la cosa y los muebles y semovientes anexos a ella se deterioren en manos
del poseedor demandado, o las facultades pecuniarias de este no ofrecieren
suficiente garantía.
- En el del que reclama una herencia ocupada por otro, si hay justo motivo del
temor antes indicado.
- En el del comunero o socio que demanda la cosa común, o que pide cuentas al
comunero socio que administra.
- Siempre que haya justo motivo de temer que se destruya o deteriore la cosa
sobre que versa el juicio, o que los derechos del demandante puedan quedar
burlados.
- En los demás casos expresamente señalados por las leyes (293).

Las facultades del interventor se limitan a llevar la cuenta de las entradas y gastos de
los bienes sujetos a intervención, pudiendo, para el desempeño del encargo,
imponerse de los libros, papeles y operaciones del demandado (294 in 1).

Es obligación del interventor dar aviso al interesado o al tribunal de toda malversación


o abuso que advierta.

Producida la malversación o abuso, el tribunal puede decretar el deposito y retención


de los productos líquidos en un establecimiento de crédito o en poder de la persona
que el tribunal designe, sin perjuicio de dictarse medidas mas rigurosas (294 in 2). En
la actualidad, en virtud de lo dispuesto en el art. 507 del COT, ese deposito y retención
se hace en una cuenta corriente del tribunal, sin ser necesario recurrir a un
establecimiento de crédito o a terceros.

3. La retención de bienes determinados. Esta medida recae exclusivamente sobre


dinero o cosas muebles, sean o no materia del juicio. Su objeto es impedir que el
demandado disponga de esas cosas durante el curso del juicio.

la retención de estos bienes puede hacerse en manos del mismo demandante, del
demandado o de un tercero (295).
197

Puede ordenarse que los valores retenidos se trasladen a un establecimiento de crédito


o a terceros, cuando lo estime conveniente para la seguridad de tales valores. Algunos
dicen que tratándose de dinero, hay que estarse a lo que señala el art. 507 del COT, es
decir, hay que depositar esos dineros en la cuenta corriente del tribunal.

Esta medida prejudicial tiene lugar en las siguientes situaciones.

- En caso que las facultades del demandado no ofrezcan suficiente garantía.


- En caso que haya motivo racional para creer que el demandado procurará
ocultar sus bienes.
- En los demás casos determinados por la ley (295 in 1 parte final).

Decretada esta medida precautoria de retención de bienes determinados, esos bienes


se consideran en la misma situación jurídica que los bienes embargados. Así lo ha
establecido la jurisprudencia. En consecuencia, su enajenación, salvo consentimiento
del juez o acreedor, adolece de objeto ilícito.

Si la retención recae sobre un crédito que el demandado tiene contra un tercero, y este
ultimo insiste en pagar a su acreedor, el pago es nulo (1578 Nº 2 CC).

4. La prohibición de celebrar actos o contratos sobre bienes determinados. Mediante


esta medida precautoria se impide al demandado que celebre cualquier clase de acto o
contrato sobre bienes objeto del juicio o ajenos a él. Como la ley señala genéricamente
“prohibición de celebrar actos o contratos”, Casarino estima que al solicitar la medida
hay que expresar que clase de acto o contrato se desea que se prohíba, o si estima
que ha de ser amplia la prohibición.
En la practica, lo mas común es la prohibición de gravar y enajenar bienes
determinados.

Los requisitos para decretar esta medida, varían según se trate de prohibir actos o
contratos sobre bienes materia del juicio o sobre bienes ajenos a el.

- Si se trata de bienes materia del juicio, basta que el demandante invoque esta
circunstancia para que el tribunal pueda decretarla, sin perjuicio de la
concurrencia de los requisitos generales que ya veremos.
- Si se trata de otros bienes determinados del demandado, es necesario que las
facultades económicas del demandado no ofrezcan suficiente garantía para
asegurar el resultado del juicio.

El in final del art. 296, agrega que para que los objetos que son materia de juicio se
consideren comprendidos en el art. 1464 Nº 4 del CC, se exige que el tribunal decrete
prohibición respecto de ellos.

Decretada la medida precautoria de prohibición, produce lo siguientes efectos.

- Efectos entre las partes. Se producen por el solo hecho de decretarse y tan
pronto se notifique la resolución.
- Efectos frente a terceros. Si se trata de bienes raíces, la prohibición deberá
inscribirse en el registro del conservador. Si se trata de bienes muebles, solo
producirá efectos respecto de los terceros que tenían conocimiento de ella al
tiempo del contrato. Y si ese tercero procede a sabiendas, será responsable de
fraude (297).
198

Requisitos para la concesión de medidas precautorias.

Hay que distinguir según si se trata de aquellas enumeradas por el art. 290, las
referidas en la parte final del 298 y las demás que autorizan las leyes conforme al art.
300.

A. Medidas precautorias señaladas en el art. 290. Exigen la concurrencia de un doble


grupo de requisitos legales: generales y especiales.

- Generales.
o Que se limiten a los bienes necesarios para responder a los resultados
del pleito. En el fondo, no es necesario imponer gravámenes
innecesarios al demandado.
o Que el demandante acompañe comprobante que constituyan a lo menos
una presunción grave del derecho que se reclama (298). Esto es para
darle seriedad a la medida precautoria.

- Especiales. Son aquellas que se estudiaron al analizar las medidas precautorias


en particular. Algunos ejemplos.
o En el secuestro se debe probar que se encuentra en alguno de los casos
en que según la ley procede el secuestro.
o En el caso del secuestro. Ídem.

El requisito específico, en algunos casos, esta constituido por la circunstancia que la


ley misma autoriza concederla, y en otros, consiste en la circunstancia de que el
demandante tenga justo motivo de temer que la cosa objeto del juicio se pierda o
deteriore, o estime que las facultades económicas del demandado no ofrecen suficiente
garantía para asegurar los resultados del juicio.

B. Medidas precautorias contempladas en la parte final del 298. Deben concurrir


también los requisitos generales y además, el otorgamiento de una caución para
responder el acto de los perjuicios que se originen, si el tribunal así lo estima
necesario.

C. Medidas precautorias contempladas en el art. 300. Solamente deben concurrir los


requisitos particulares que exija el texto legal.

Oportunidad para pedir medidas precautorias.

Para asegurar el resultado de la acción, puede el demandante, en cualquier estado del


juicio, aun cuando no este contestada la demanda, pedir una o mas de las medidas
que se enumeran en el art. 290.
Debe además considerarse el art. 433, que dice que aunque las partes se encuentren
citadas a opio sentencia, igual se podrán pedir una o mas medidas precautorias de las
del 290.
Por lo tanto, las medidas precautorias se pueden solicitar en primera instancia, en
segunda instancia y aun en vía de casación, formulándose ante el tribunal de primera
instancia.
199

Tramitación de la solicitud sobre concesión de medida precautoria.

1. Primera situación. El demandante presenta su solicitud de medida precautoria ante


el tribunal que esta conociendo del juicio principal, y en ella pide que para asegurar el
resultado de su acción, se le concedan una o mas de las medidas señaladas en el art.
290. El tribunal estudiará la solicitud, tendrá que pronunciarse sobre ella y ordenará la
formación de un cuaderno separado. El demandado podrá oponerse o no a ella. Si se
opone, se dará lugar a un incidente (302 in 1). La resolución que falle el incidente es
susceptible de recurso de apelación. Si la resolución acoge la oposición del
demandado, al mismo tiempo ordenará el alzamiento de la medida y en tal caso la
apelación que deduzca el demandante, se le concederá en el solo efecto devolutivo
(194 Nº 4 CPC).

2. Segunda situación. Se trata del mismo caso del anterior, pero con la particularidad
de que el demandante, al solicitar la medida, agrega que aun le faltan los
comprobantes exigidos por la ley para acreditar a lo menos una presunción grave del
derecho que reclama. El tribunal examina los requisitos y ve además si se esta frente a
un caso grave y urgente (299 primera parte).
En caso afirmativo, concederá la medida por un plazo que no exceda de 10 días, plazo
en el cual se deberán presentar los comprobantes. Exigirá además una caución para
responder por los perjuicios que resulten, y ordenará formación de cuaderno separado.
En seguida, esta resolución se notificará a las partes y rendida que sea la caución, se
llevará a efecto la medida. Dentro de los 10 días señalados, se tendrá que acompañar
los comprobantes y pedir que se mantenga la medida.
El demandado tiene derecho a oponerse, y su oposición da lugar a un incidente. La
resolución que falle este incidente es apelable.

3. Tercera situación. Es el mismo caso que en la primera situación, agregando que la


medida precautoria debe llevarse a efecto antes de notificarse al demandado por las
graves razones que también hará valer (302 in 2).
El tribunal examinará la solicitud y si concurren los requisitos, concederá la medida
precautoria y ordenará la formación de un cuaderno separado. Esta resolución se
notificará exclusivamente al demandante. Luego, pesa sobre el demandante, la
obligación de notificar al demandado la resolución respectiva en el termino de 5 días a
contar de la fecha del pronunciamiento, pudiendo el tribunal ampliar este plazo por
motivos fundados (302 in 2) y, todavía, ordenar que esta notificación se haga al
demandado por cedula (302 in 3).
Si la notificación no se efectúa en el termino fijado, las diligencias practicadas quedan
sin efecto. Si la notificación se practica al demandado en el termino, tendrá derecho a
oponerse. La resolución que falle ese incidente es susceptible de apelación.

En la practica, nuestros tribunales siguen una tramitación diversa. A saber.

A. Primera situación. Los tribunales se limitan a proveer la correspondiente solicitud,


confieren traslado al demandado por 3 días y ordenan la formación de un cuaderno
separado. Una vez que responde el demandado, resuelven el incidente o bien lo
reciben a prueba. La resolución respectiva es apelable en el solo efecto devolutivo.
200

B. Segunda situación (sin comprobante por urgencia). Previo otorgamiento de caución,


conceden la medida precautoria y se lleva a efecto. El demandante debe acompañar
tales comprobantes y pedir que se mantenga la precautoria. De esta solicitud los
tribunales confieren de inmediato traslado al demandado y una vez tramitado el
incidente resuelven si ha lugar o no a la medida precautoria (en el fondo, ven si se
mantiene o no porque ya se había decretado previa caución).

C. Tercera situación (sin notificación por grave). En este caso se concede la medida
desde luego sin previa notificación. Lo anterior es sin perjuicio de conferir al
demandado, en esa misma resolución, el correspondiente traslado por 3 días.
Tramitado el incidente de acuerdo a las normas generales, el tribunal resuelve si ha o
no lugar a la medida precautoria, es decir, si se mantiene o no la que había decretado,
sin previa notificación. A esta ultima la llaman “provisional” y a la que se decreta en la
resolución que falla el incidente, “definitiva”.

Para la ley, las medidas precautorias pueden dar origen a un incidente, lo cual
acontecerá cuando el demandado se oponga a ella una vez decretada, mientras que en
la practica el incidente se plantea tan pronto el demandante solicita una o mas
medidas precautorias de las señaladas en la ley (es decir, se da lugar al incidente
aunque el demandado no se oponga).

Efectos de las medidas precautorias.

El art. 301 establece que todas estas medidas son esencialmente provisionales. En
consecuencia, deberán hacerse cesar siempre que desaparezca el peligro que se ha
procurado evitar o se otorguen cauciones suficientes.

Las resoluciones que confieren o deniegan una medida precautoria, no producen cosa
juzgada, ni siquiera formal, por tanto ante un cambio en las circunstancias puede
volver a solicitarse la medida precautoria.

Las medidas prejudiciales.

El legislador ha creído conveniente, para asegurar el derecho de defensa de ambas


partes, establecer la institución de las medidas prejudiciales, que se definen como “los
medios que franquea la ley a las partes litigantes para preparar su entrada al juicio”.
Nunca constituyen una demanda. Son simplemente gestiones preparatorias del juicio
mismo.
Las medidas prejudiciales puede solicitarlas tanto el demandante como el demandado
(salvo las prejudiciales precautorias). Las medidas prejudiciales difieren de las
precautorias en cuanto a su titular, finalidad y oportunidad.

El art. 273 parece dar a entender que las medidas prejudiciales solo tienen aplicación
en el juicio ordinario. Sin embargo, del art. 3 del CPC puede concluirse que las
medidas prejudiciales son disposiciones comunes a todo procedimiento.
201

Clasificación de las medidas prejudiciales.

- Según la parte que puede solicitarlas.


o Medidas prejudiciales del futuro demandado.
o Medidas prejudiciales del futuro demandante.

- Según su finalidad.
o Aquellas destinadas a preparar la demanda.
o Las destinadas a procurarse pruebas que puedan desaparecer.
o Las destinadas a asegurar el resultado de la acción.

- Según su naturaleza.
o Propiamente dichas.
o Prejudiciales precautorias.

Análisis particular de las medidas prejudiciales.

1. Declaración jurada acerca de algún hecho relativo a la capacidad del futuro


demandado para parecer en juicio, o a su personería o al nombre y domicilio de sus
representantes (273 Nº 1).

Esta solo puede pedirla el futuro demandante. Tiene un triple objetivo, ya que puede
versar sobre algún hecho relativo a su capacidad para parecer en juicio, personería o
sobre el nombre o domicilio de sus representantes.
Se decretará solo cuando sea necesaria para que el demandante pueda entrar en
juicio. Si el tribunal acepta la procedencia de esta medida prejudicial, será necesario
que señale una audiencia para que concurra a ella el futuro demandado.
Puede ocurrir que el futuro demandado se resista. En esos casos la ley autoriza para
imponer multas que no excedan de dos sueldos vitales o arrestos hasta de dos meses,
sin perjuicio de repetir la orden o apercibimiento (274).

2. Exhibición de la cosa que haya de ser objeto de la acción que se trata de entablar
(273 Nº 2).

Solo puede pedirla el futuro demandante. Ha de tener por objeto una cosa, la cual
desea examinar previamente para mejor éxito de aquella. Se decretara solo cuando
sea necesaria para que el demandante pueda entrar al juicio.

La manera de proceder a la exhibición va a depender de quien tenga la cosa objeto de


la medida.

- Si la cosa esta en poder del futuro demandado, se hará mostrando el objeto o


autorizando al futuro demandante para que lo reconozca.
- Si la cosa esta en poder de terceros, cumplirá la persona a quien se ordene la
exhibición, expresando el nombre y residencia de dichos terceros, o el lugar
donde el objeto se encuentre (275).

El solicitante tendrá derecho, siempre que lo exija a que se deje razón en el proceso de
la clase y estado actual de la cosa exhibida (283). Si la persona se niega a efectuar la
exhibición, podrá apremiarse con multas que no excedan de dos sueldos vitales o
arrestos hasta de dos meses, y aun, decretarse el allanamiento del local. Iguales
apremios podrán decretarse contra los terceros tenedores del objeto.
202

3. Exhibición de sentencias, testamentos, inventarios, tasaciones, títulos de propiedad


u otros instrumentos públicos o privados que por su naturaleza puedan interesar a
diversas personas (273 Nº 3).

Esta medida prejudicial solo puede solicitarla el futuro demandante. El tribunal la


decretará solo cuando, a su juicio, sea necesaria para que el demandante pueda entrar
en el juicio. La exhibición de documentos en cuestión se hará ante el mismo tribunal,
de manera que éste, al decretar la medida, deberá señalar una audiencia. Rige en este
caso, también, lo dispuesto en el art. 283.

Cuando el documento se encuentre en poder de terceros, el solicitante no tendrá mas


camino que pedir esa exhibición durante el curso del juicio.
Si se encuentra en poder del futuro demandado, y este desobedece, la sanción
consiste en perder el derecho de hacerlos valer después, salvo que el demandante los
haga también valer en apoyo de su defensa o que se justifique o aparezca de
manifiesto que no los pudo exhibir antes (277). Lo anterior es sin perjuicio de poder
también apremiar al desobediente con multa o arresto y aun decretarse allanamiento
del local.

4. Exhibición de los libros de contabilidad relativos a negocio en que tenga parte el


solicitante (237 Nº 4).

Solamente puede solicitarla el futuro demandante. Tiene una importante limitación, ya


que esta medida es sin perjuicio de lo establecido en el art. 42 y 43 del código de
comercio. Por lo tanto, no cabe decretar la manifestación y reconocimiento general de
estos libros, y la exhibición deberá ser ejecutada en el lugar donde los libros se llevan
y en presencia del dueño o de la persona que él comisione.

Esta exhibición será decretada solo cuando a juicio del tribunal sea necesaria para que
el demandante pueda entrar en juicio. También se aplica el art. 283.

En caso de no obedecer, perderá el derecho de hacerlos valer después en juicio, salvo


el caso del art. 277, sin perjuicio de que pueda ser apremiado con multas, arresto o
allanamiento.
Si se trata de un comerciante, de manera adicional, puede ser juzgado por los asientos
de los libros de su colitigante que estuvieren arreglados sin admitírsele prueba en
contrario.

5. Reconocimiento jurado de firma, puesta en instrumento privado (273 Nº 5).

Esta medida puede ser solicitada tanto por el futuro demandante como el futuro
demandado. Esta destinada a preparar la demanda o a preparar su contestación. Se
decretará en todo caso (273 in final), y el tribunal, junto con decretarla, fijará una
audiencia para que ella se lleve a efecto.
Si se rehúsa el reconocimiento, se procederá de conformidad con las reglas
establecidas para el reconocimiento judicial de documentos en el juicio ejecutivo, y se
dará por reconocida la firma.
203

6. Medidas prejudiciales precautorias (279 y 280).

Estas tienen como fin asegurar el resultado de la acción, por lo que solo pueden ser
solicitadas por el futuro demandante. Las medidas prejudiciales precautorias son:

- Secuestro de la cosa.
- Nombramiento de uno o mas interventores.
- Retención de bienes determinados.
- Prohibición de celebrar actos o contratos sobre bienes determinados.

Para que las medidas prejudiciales precautorias puedan decretarse se requieren de 3


requisitos copulativos. A saber.

 Motivos graves y calificados para solicitarlas.


 Determinación del monto de los bienes.
 Que se rinda fianza u otra garantía suficiente para responder de los perjuicios
que se originen y multas que se impongan (279).

Una vez que el tribunal ha aceptado la solicitud, pesan sobre el futuro demandante dos
obligación que son se suma importancia por las consecuencias que trae su
incumplimiento.

a. Presentar la demanda en el termino de 10 días. Se trata de un plazo fatal. Se


descuentan los feriados y puede ampliarse hasta por 30 días por motivos fundados.

b. Pedir que se mantengan las medidas decretadas. Esta petición debe formularse en
el cuaderno de medida prejudicial, junto con la presentación de la demanda; pero no
en este mismo y último escrito. Esta petición debe ser resuelta directamente por el
tribunal, sea manteniendo la ya decretada o bien ordenando alzarla, sin perjuicio, en el
primer caso del derecho del demandado a oponerse, dando origen al correspondiente
incidente.

Sin embargo, en la practica, los tribunales proveen, dándole de inmediato tramitación


incidental.

Dicho esto, vemos que pueden darse distintas situaciones:

- Que el futuro demandante no deduzca oportunamente la demanda.


- Dedujo la demanda en tiempo oportuno, pero no pide que continúen en vigor
las medidas decretadas.
- A pesar de haber mantenido la demanda y pedido la mantención de la medidas
decretadas, al resolver sobre esta petición, el tribunal decide no mantenerlas.

En cualquiera de estos 3 casos, el demandante deberá responder de los perjuicios


causados a la persona en contra de quien se decretaron tales medidas, considerándose
doloso su procedimiento. Se trata de una presunción de dolo por parte de quien pidió
las medidas, por lo que la sanción va a ser muy alta.

7. Inspección personal del tribunal, informe de peritos nombrados por el mismo o


certificado de ministro de fe (281).
204

Estas medidas pueden solicitadas tanto por el futuro demandante como por el futuro
demandado, y están destinadas a procurarse pruebas que puedan desaparecer.

En el caso de inspección personal, informe pericial y certificado de ministro de fe, la ley


requiere que exista peligro de daño o perjuicio, o que se trate de hechos que puedan
fácilmente desaparecer.
Para la ejecución de estas medidas se dará previamente conocimiento a la persona a
quien se trata de demandar. Este conocimiento también habrá de dárselo a la persona
a quien se cree va a desempeñar el papel de demandante en caso de que alguna de
estas medidas las pida el futuro demandado. El conocimiento servirá para concurrir a
la diligencia y no para oponerse a la practica de la medida en el termino fijado por la
ley.

8. Declaración jurada o exhibición de titulo por parte del simple tenedor de la cosa de
que procede la acción o es objeto de ella (282).

Esta medida puede solicitarla solo el futuro demandante. Debe relacionarse con lo
dispuesto en el art. 896 del CC (el mero tenedor de la cosa que se reivindica es
obligado a declarar el nombre y residencia de la persona a cuyo nombre la tiene).

La petición principal consiste en que quien tenga la cosa de que procede la acción que
es objeto de ella, exponga si es poseedor o mero tenedor de la misma, y si declara ser
mero tenedor, se le solicitará también que declare bajo juramento sobre el nombre y
residencia de la persona a cuyo nombre la tiene y exhiba el titulo de su tenencia o jure
carecer de él.

En caso de negativa, se pueden imponer multas o arrestos, y tiene también aplicación


lo establecido en el art. 283.

9. Confesión judicial (284).

Puede ser pedida por el futuro demandante y por el futuro demandado, y esta
destinada a procurarse un medio probatorio que pudiere desaparecer.

Tiene lugar como medida prejudicial siempre que haya motivo fundado para temer que
una persona se ausente en breve tiempo del país. El tribunal deberá realizar un
examen previo del pliego de posiciones. La resolución del tribunal sobre la conducencia
de las interrogaciones, no será susceptible de recurso alguno.

La persona a quien se le exige la confesión, puede adoptar 3 actitudes.

- Prestar confesión.
- Que se ausente dentro de los 30 días subsiguientes al de la notificación sin
absolver posiciones (se le dará por confeso dentro del juicio).
- Que se ausente dentro de ese plazo sin absolver posiciones pero que deje un
apoderado con autorización e instrucciones suficientes (será el mandatario
quien preste confesión en representación de su mandante dentro del juicio
posterior).

10. Constitución de apoderado judicial (285).


205

Solo puede solicitarla el futuro demandante. Tendrá lugar cuando exista motivo
fundado para temer que una persona se ausente en breve tiempo del país. El objetivo
directo de la medida es que la persona cuya ausencia se teme, constituya apoderado
que le represente y que responda por las costas y multas. Si la persona rehúsa
cumplirla, incurrirá en el apercibimiento de nombrársele un curador de bienes.

11. Declaración testimonial (286).

Pueden solicitarla ambos, respecto de testigos cuyas declaraciones, por razón de


impedimentos graves, no puedan recibirse oportunamente.
Versarán las declaraciones sobre los puntos que indique la parte que solicita la
diligencia, calificados de conducentes por el tribunal (en caso de que el tribunal no los
estime conducentes, se puede interponer recursos respecto de esa resolución, no así el
caso del examen del pliego de posiciones que hace el tribunal).

Previo a la declaración, se dará conocimiento de la medida a la parte en contra de


quien se ha solicitado la diligencia.

Requisitos para decretar medidas prejudiciales.

Existen requisitos especiales, que fueron los que ya analizamos, y también requisitos
generales. Estos últimos son:

- Que el solicitante exprese la acción que propone deducir y someramente sus


fundamentos (287).
- Que se decreten sin audiencia de la persona contra quien se piden, salvo los
casos en que expresamente se exige su intervención (289).

La demanda.

Se define como “el acto procesal del actor mediante el cual ejercita una acción
tendiente a la declaración, en sentido amplio, por parte del tribunal, de un hecho que
le ha sido desconocido o menoscabado”.

Contenido de la demanda.

La demanda debe ajustarse a ciertas formalidades. En primer lugar, requiere de las


formalidades de todo escrito.
En segundo lugar, requiere que se hagan las menciones especiales para la demanda
que establece el art. 254 que reciben el nombre de requisitos generales de la
demanda. Estos son:

- Designación del tribunal ante quien se entabla.


- Nombre, domicilio y profesión u oficio del demandante y de las personas que lo
representen y la naturaleza de la representación.
- Nombre, domicilio y profesión u oficio del demandado.
206

- Exposición clara de los hechos y fundamentos de derecho en que se apoya.


- Enunciación precisa y clara, consignada en la conclusión de las peticiones que
se sometan al fallo del tribunal.

Los documentos acompañados con la demanda.

El art. 255 dispone que los documentos acompañados a la demanda, deberán


impugnarse dentro del termino de emplazamiento, cualquiera sea su naturaleza. El art.
348 por su parte, establece que los instrumentos pueden presentarse en cualquier
estado del juicio hasta el vencimiento del termino probatorio en primera instancia y
hasta la vista de la causa en segunda.

Resolución que recae en el escrito de la demanda.

Si el escrito de la demanda no contiene las indicaciones de los 3 primeros números del


art. 254, el juez puede, de oficio, no darle curso (256). Si las contiene, conferirá el
traslado al demandado para que conteste la demanda (257).

El emplazamiento.

El plazo que tiene el demandado para contestar la demanda varía según diversos
factores, principalmente de territorio, que veremos ahora.

- Tiene 15 días para contestar la demanda desde que es notificado, si es


notificado en el lugar donde funciona el tribunal (258 in 1).
- Tiene 18 días para contestar la demanda desde la notificación de ésta, si se
encuentra en el mismo territorio jurisdiccional del tribunal, pero fuera de los
limites de la comuna del tribunal (258 in 2).
- Tiene 18 días mas el aumento que corresponda de acuerdo a la tabla de
emplazamiento, si es notificado en un territorio diverso o fuera de los limites
del territorio de la republica (259 in 1). La tabla de emplazamiento la fija la
corte suprema cada 5 años.

Si son varios demandados, el termino se contará hasta que expire el ultimo termino
parcial que corresponda a los notificados (260). En consecuencia, el termino de
emplazamiento es:

- Un plazo de días que se suspende durante los feriados.


- Es un plazo legal, es decir, no puede ser prorrogado.
- Es un plazo variable, pues difiere en su duración, dependiendo del lugar de
notificación.
- Es un plazo fatal por cuanto su transcurso implica extinción del derecho a
contestar la demanda.
- En caso de ser varios demandados, es común para su vencimiento.

El emplazamiento del demandado es un tramite esencial del juicio ordinario, por lo que
su omisión es causal de casación en la forma. Se entiende que hay omisión cuando no
se notifica la demanda legalmente, o cuando se le da por evacuado el tramite sin estar
vencido aun el plazo para contestarla.
207

Modificaciones a la demanda.

Para analizar la posibilidad de modificar la demanda, hay que distinguir.

- Antes de notificada la demanda, puede el actor retirarla sin tramite alguno,


considerándose la demanda como no presentada (148 parte primera).
- Una vez notificada la demanda, y antes de su contestación, se pueden hacer las
ampliaciones o rectificaciones que se estimen convenientes y se considerarán
como una demanda nueva para todos los efectos (261 in 1 y 2).
- Contestada la demanda, en el escrito de replica se puede ampliar, adicionar o
modificar las acciones que haya formulada en la demanda, pero sin poder
alterar las que sean objeto principal del pleito (312).
- Después de notificada la demanda, el demandante puede desistirse de ella, lo
que implica la extinción de las acciones que se hicieron valer.

Actitudes del demandado una vez notificada la demanda.

El demandado puede tomar básicamente 3 actitudes: aceptar la demanda, no hacer


nada o defenderse.

1. Si el demandado acepta llanamente las peticiones del demandante o si en sus


escritos no contradice en materia sustancial y pertinente los hechos sobre que versa el
juicio, el tribunal citará a las partes para oír sentencia definitiva (313 in 1). En este
caso no hay periodo probatorio.

2. Si el demandado no contesta la demanda en el plazo que la ley le ha dado, se


entiende que se ha contestado fíctamente. Declarada la rebeldía, habrá traslado para
replicar; evacuada esta se dará traslado para duplicar. Evacuada la dúplica, el tribunal
verá si recibe o no la causa a prueba.

3. Si el demandado se defiende, lo hará oponiendo excepciones dilatorias o


simplemente contestando la demanda, en la cual opondrá excepciones perentorias e
incluso podrá reconvenir.

Las excepciones dilatorias.

Se definen como “aquellas que tienen por objeto corregir vicios de procedimiento sin
afectar al fondo de la acción deducida” (303 Nº 6).

Deben ser interpuestas en forma previa a la cuestión principal, la cual quedará


suspendida. Están tratadas en el art. 303 del CPC, aunque no enumeración no es
taxativa atendida la redacción del Nº 6.

1. Incompetencia del tribunal. La ley no distingue, por lo que se trata tanto de la


incompetencia absoluta como de la relativa.
La importancia radica en que en el primer caso, si no se formula la excepción en la
oportunidad legal, siempre puede formularse en el curso del juicio como incidente de
nulidad de todo lo obrado (10 COT y 84 in 2 CPC).
208

Tratándose de incompetencia relativa, la falta de excepción implica una prorroga tácita


de competencia (187 COT).
Es importante señalar que esta excepción no hay que confundirla con la excepción de
falta de jurisdicción, la cual es perentoria.

2. Falta de capacidad del demandante, o personería o de representación legal del que


comparece a su nombre (303 Nº 2). La capacidad del actor, al igual que la personería
del que comparece a su nombre, es requisito indispensable para accionar válidamente.
El problema de determinar si hay o no capacidad debe ser resuelto a la luz de la
legislación de fondo aplicable.

3. Litispendencia. Se entiende que hay litispendencia cuando entre las mismas partes
existe otro juicio diverso pero sobre la misma materia. Los requisitos de la
litispendencia son los siguientes.

- Existencia de juicio anterior, que puede estar ventilándose en el mismo o en


otro tribunal.
- Seguido entre las mismas partes, es decir, que haya identidad legal de las
partes.
- Que verse sobre la misma materia, es decir, que tanto la cosa pedida como la
causa de pedir sean idénticas a las reclamadas en el otro pleito.

El fundamento de la litispendencia es evitar que las partes pretendan subsanar los


posibles errores cometidos en un juicio, renovando este mismo juicio mediante una
nueva demanda. En consecuencia, acogida la excepción, se produce como efecto que
se paraliza el nuevo pleito mientras no se falle el primero con sentencia ejecutoriada.
Así, la parte favorecida en ese primer pleito podrá oponer la excepción perentoria de
cosa juzgada en el segundo pleito.

4. Ineptitud del libelo por razón de falta de algún requisito legal en el modo de
proponer la demanda. Esta excepción dilatoria opera cuando a la demanda le falta
cualquiera de los requisitos establecidos en el art. 254 o bien cuando faltan algunos de
los señalados en los 3 primeros números y el juez no hizo uso de su facultad de no
admitir a tramitación la demanda.

5. Beneficio de excusión. Es el derecho que tiene el fiador que ha sido demandado para
exigir que antes de proceder en su contra se persiga el pago de la deuda en los bienes
del deudor principal y en las hipotecas o prendas prestadas por éste para la seguridad
de la misma deuda.

6. Otras excepciones dilatorias. El demandado puede oponer con carácter de dilatoria,


toda aquella excepción que tenga por objeto corregir vicios del procedimiento, sin
afectar el fondo de la acción deducida.

Procedimiento.

A. Manera y oportunidad de oponerlas. Deben oponerse todas en un mismo escrito


(305 in 1), lo que es lógico, pues de no existir la norma, el demandado podría
oponerlas de a una, dilatando de mala fe el juicio.

En cuanto a la oportunidad para oponerlas, debe hacerse dentro del termino de


emplazamiento fijado por los art. 258 y 260. Esta regla presenta dos excepciones.
209

- Si no se han opuesto en un mismo escrito y dentro del plazo indicado, se


podrán oponer en el progreso del juicio solo por vía de alegación o defensa, y
se estará a lo dispuesto en los art. 85 y 86, lo que significa que en principio,
serían rechazadas, a menos que se funde en un vicio que anule el proceso, o en
una circunstancia esencial para la ritualidad o la marcha del mismo (305 in 2).
- Las excepciones dilatorias de incompetencia y de litispendencia pueden
oponerse en segunda instancia en forma de incidente (305 in 3).

B. Tramitación, fallo y recursos. Las excepciones dilatorias se tramitan como incidentes


(307). Se trata de un incidente ordinario.
Al fallar las excepciones, el tribunal se pronunciará respecto de todas estas, salvo que
entre ellas figure la incompetencia del tribunal, pues de aceptarla, solo se pronunciará
respecto de aquella (306 parte primera). Sin embargo, esto es sin perjuicio de lo
establecido en el art. 208. Entonces, si se ha apelado a la resolución y la corte revoca
y niega lugar a la excepción de incompetencia, ésta debe pronunciarse sobre las
demás excepciones, sin necesidad de nuevo pronunciamiento del tribunal inferior (esto
pasa cuando el tribunal de primera acepto la incompetencia, pero se apeló y el de
segunda no la aceptó).

Contra la resolución que falla el incidente de excepción dilatoria, procede apelación. La


resolución que la deseche, sin embargo, será apelable en el solo efecto devolutivo (307
in 2). A contrario censu, la que la acoja, será apelable en ambos efectos.

C. Curso posterior del juicio. Desechadas las excepciones o subsanadas por el


demandante los defectos de la demanda, el demandado tiene un plazo fatal de 10 días
para contestarla, cualquiera sea el lugar en donde le haya sido notificada (308). Ese
plazo se cuenta desde la notificación de la resolución que rechazó la excepción, y
desde la resolución que se pronuncia al respecto del escrito con el cual el demandante
subsana los vicios formales del libelo, en caso de haberse acogido la excepción.
Cuando hablamos de subsanar la demanda, la ley no pone un plazo para hacerlo, pero
deberá hacerlo antes de que se cumpla el plazo que permite solicitar por parte del
demandado el abandono del procedimiento.

Las excepciones mixtas.

Se definen como “aquellas excepciones perentorias que pueden oponerse como


dilatorias, antes de la contestación de la demanda”. Son las excepciones de cosa
juzgada, transacción y pago y se fundan en el principio de economía procesal.

Opuestas estas excepciones, el tribunal puede adoptar dos actitudes:

- Fallarlas de inmediato.
- Mandar contestar la demanda, reservándolas para ser falladas en sentencia
definitiva en caso que sea de lato conocimiento.

Estas excepciones, además de poder ser interpuestas como dilatorias, como son tan
graves se pueden oponer en primera instancia hasta antes de la citación a oír
sentencia y en segunda instancia hasta antes de la vista de la causa.
Si se oponen antes del termino probatorio, se prueban en el termino ordinario. Si se
oponen después del inicio del termino de prueba, la prueba se hará en segunda
210

instancia. Si se opone en segunda instancia, habrá que abrir un termino de prueba


especial.

Excepciones, alegaciones y defensas.

Esta es la ultima forma de reacción que tiene el demandado. Son cuestiones de hecho
o de derecho que apuntan al fondo del debate del juicio, a diferencia de las dilatorias,
que solo atacan la forma.

Excepciones perentorias. Tienen por objeto enervar la acción deducida en la demanda.


En general corresponden a los modos de extinguir las obligaciones.

Las alegaciones. Consisten en la agregación de circunstancias de hecho o de derecho


que alteran o modifican lo contenido en la demanda. En el fondo, le cambian el
carácter jurídico a la demanda.

Las defensas. Son la negación de los hechos de la demanda. Producen un efecto


parecido al silencio. El demandado debe objetar los documentos acompañados, lo que
hace en la contestación.

La contestación, la réplica y la dúplica, y la reconvención.

La contestación de la demanda.

Se define como “el escrito en el que el demandado opone las excepciones o defensas
que hace valer en contra del demandante, destinadas a enervar o destruir las acciones
que éste ha deducido”.

El objetivo de la contestación es dar la oportunidad al demandado de defenderse


oponiendo excepciones perentorias, es decir, aquellas excepciones que atacan el fondo
de la acción deducida, y ya no requisitos formales.

En general, como dijimos, las excepciones perentorias se identifican con los modos de
extinguir las obligaciones.

Otra posibilidad de reacción, ejercitable en la contestación de la demanda, es aceptar


llanamente la demanda o también se podría deducir reconvención.

Clases de contestación.

1. Según si se ha evacuado o no.

- Expresa. En este caso el demandado presenta al escrito.


- Ficta. En este caso no se presenta el escrito dentro del termino legal. La
contestación ficta implica negación absoluta y total de los hechos contenidos en
la demanda.

2. Según si el demandado hace o no valer una acción.

- Contestación pura y simple.


211

- Reconvención. Será de esta forma cuando el demandado no solo opone


excepciones perentorias, sino que además, deduce una nueva demanda en
contra del actor. En el fondo, no solo se defiende, sino que ataca.

Forma y contenido.

La contestación de la demanda debe ajustarse a las siguientes formalidades.

- Formalidades comunes de todo escrito.


- Formalidades especiales, contempladas en el art. 309 del CPC.
o Designación del tribunal ante quien se entabla.
o Nombre, domicilio y profesión u oficio del demandado.
o Las excepciones que se oponen a la demanda y la exposición clara de los
hechos y fundamentos de derecho en que se apoyan. Se trata de las
excepciones perentorias.
o Enunciación precisa y clara, consignada en la conclusión de las
peticiones que se someten al fallo del tribunal (parte petitoria).

Documentos en los que se funda la contestación.

El demandado puede o no acompañarlos. Si los acompaña, ese acompañamiento será


con citación o con conocimiento, sin perjuicio del art. 348 in 1, el cual establece que
pueden presentarse en cualquier estado del juicio hasta el vencimiento del probatorio
en primera instancia y hasta la vista de la causa en segunda.

Plazo para contestar la demanda y resolución que en ella recae.

Esto ya lo vimos. Como resumen podemos decir que este plazo varía de acuerdo a la
actitud que asuma el demandado. Si se limita a contestar la demanda, el plazo será de
15, 18 o 18 mas el aumento según corresponda.
Si opone previamente excepciones dilatorias, el plazo es de 10 días una vez
desechadas las excepciones o subsanados por el actor los defectos de que adolecía la
demanda.
La resolución que recaiga sobre el escrito de contestación, se dará traslado al actor
para que en 6 días replique (311 parte primera).

Oportunidad para oponer excepciones perentorias.

Lo normal es que las excepciones perentorias se opongan en la contestación de la


demanda. Sin embargo, la ley permite que se puedan oponer aun antes de la
contestación, e incluso durante todo el juicio.
Las que pueden oponerse antes de la contestación son las mixtas o anómalas que ya
las vimos.
Las segundas, es decir, aquellas que pueden oponerse en cualquier estado de la causa
(antes de la citación a oír sentencia en primera y antes de la vista de la causa en
segunda), son las siguientes:

- Prescripción.
- Cosa juzgada.
212

- Transacción.
- Pago efectivo de la deuda cuando se funde en un antecedente escrito (310 in
1).

Tramitación de las excepciones que pueden hacerse valer en cualquier estado del
juicio.

La tramitación de estas excepción variará de acuerdo al momento en que se hagan


valer.

A. Si se formulan en primera instancia, antes de recibida la causa a prueba, tramitarán


como incidentes y la prueba se rendirá juntamente con la de la demanda principal.

B. Si se formulan después de recibida la causa a prueba, también se tramitan como


incidentes, que puede recibirse a prueba si el tribunal lo estima necesario. En ambos
casos el fallo se reservará para definitiva.

C. Si se deducen en segunda instancia, también se tramitan como incidente, con la


particularidad de que es pronunciado en única instancia por el tribunal de alzada (310
in 2 y 3).

La réplica y la dúplica.

La réplica se define como “el escrito en que el demandante, junto con tratar de
destruir las excepciones del demandado, reafirma la posición de sus acciones”.

La dúplica, en cambio, se define como “el escrito en que el demandado, junto con
reafirmar la posición de sus excepciones, trata de destruir las acciones deducidas por
el actor”.

A diferencia de lo que sucede con la demanda y con la contestación, la réplica y la


dúplica no requieren contener mención especial alguna.

Ampliación, adición o modificación de las acciones y excepciones.

En los escritos de réplica y de dúplica, las partes pueden ampliar, adicionar o modificar
las acciones y excepciones que hayan formulado en la demanda y contestación, pero
sin que puedan alterar las que sean objeto principal del pleito (312).

Tramitación.

De la contestación de la demanda se dará traslado al actor por el termino de 6 días, y


de la réplica al demandado por igual termino (311).
Evacuado el tramite de dúplica o vencido el termino para evacuarlo, el proceso queda
en condiciones de ser estudiado por el juez, a fin de resolver si debe resivirlo a prueba
o citar a las partes a oír sentencia.
213

La reconvención.

La reconvención se fundamenta en el principio de economía procesal y se produce en


aquellos casos en que el demandado tiene una acción que ejercitar contra el actor. Se
define como “la acción deducida contra el actor, al contestar la demanda, en el juicio
que éste ha provocado”.

Requisitos de procedencia de la reconvención.

- Que el tribunal tenga competencia para conocer de la reconvención estimada


como demanda, o que sea posible la prórroga de la jurisdicción, a pesar de que
por su cuantía, ésta deba ventilarse ante un juez inferior (315 in 1).
- Que tanto la acción principal como la reconvencional estén sometidas a un
mismo procedimiento, es decir, al juicio ordinario de mayor cuantía.

Tramitación.

El art. 314 establece que debe hacerse valer en el escrito de contestación de la


demanda, y debe cumplir con los requisitos especiales de toda demanda (254), y
puede ser ampliada o rectificada en los términos del art. 261.

Se notifica por el estado diario y se substancia y falla conjuntamente con la demanda


principal (316), salvo dos excepciones:

- Puede fallarse antes la demanda principal o la reconvención, según el caso, si


se presenta el fenómeno de la separación o división del juicio, cuando se
produce el evento contemplado en el art. 172 (316 in 1 parte final).
- No se concede en la reconvención el aumento extraordinario del termino para
rendir prueba fuera de Chile cuando no deba concederse en la cuestión principal
(316 in 3).

Acogida una excepción dilatoria, el demandante reconvencional deberá subsanar los


defectos dentro de los 10 días siguientes a la notificación de la resolución que haya
acogido la excepción, y si no lo hace, se tiene por no presentada la reconvención para
todos los efectos legales (317 in 2).

En resumen, deducida la demanda reconvencional, se da traslado al demandante


principal por 6 días para que replique la demanda principal y conteste la reconvención.
Luego se da traslado por 6 días al demandado principal para que duplique la demanda
principal y replique la reconvención. Finalmente, se da traslado al demandante
principal por 6 días, para que duplique en la reconvención. Luego, el tribunal recibe la
causa a prueba o cita a las partes a oír sentencia.

La conciliación.
Es un equivalente jurisdiccional que consiste en el llamado que hace el tribunal a las
partes del juicio para que acuerden la terminación del juicio. La conciliación tiene una
serie de características.
1- es un equivalente jurisdiccional. (434 N 3)
2- es un avenimiento de las partes total, respecto de todo el juicio, y no parcial.
214

3- Es un avenimiento que no nace de las partes, sino que es propiciado por el


juez.
4- Es un requisito de validez del juicio ordinario. Esto se creo en 1994 por la ley
19334. Se llama a conciliación una ves terminada la etapa de discusión. Antes,
la conciliación era facultativa. En la practica, el juez no tiene el tiempo para
estudiar los antecedentes y proponer la audiencia de conciliación, por lo tanto la
conciliación se ha transformado en una mera diligencia en donde casi nunca hay
acuerdo. Este llamado a conciliación no impide que el juez pueda hacer un
llamado a conciliación posterior, pero eso es facultativo. El juez no se inhabilita
por adelantarse a una de las partes respecto de lo que va a ser su sentencia.
El procedimiento del avenimiento es el siguiente.
La primera etapa es el llamado a conciliación. El juez dicta una resolución en la que
cita a las partes a una audiencia de conciliación que tendrá lugar en el tribunal, en un
plazo no anterior al quinto día contado desde la ultima notificación a las partes y no
superior a 15 días. Se notifica por cedula.
Debe hacerse en los juicios en los que la ley lo manda. Estos son:
juicios civiles en donde legalmente sea admisible la transacción, salvo los juicios
especiales del titulo 1, 2, 3, 4 y 16 del libro 3 (262).
En caso que el juicio tenga una audiencia de contestación (juicios sumarios), la
conciliación se practica en la misma audiencia. El juez propone las bases del arreglo.
El juez puede actuar incluso como componedor, osea, proponer bases de acuerdo a la
equidad (263).
A la audiencia puede ir la parte misma o su representante. Este es de los pocos
tramites en los que puede concurrir la persona por si misma. (264). El juez puede
obligar que las partes comparezcan personalmente.
Cuando hay pluralidad de partes, se cumple el tramite con uno o mas o ninguna de las
partes.
La ultima etapa es la del acuerdo. Si las partes llegan a un acuerdo, estas deben
terminar el juicio en todo o parte. Ese acuerdo debe estar escrito en el acta de
conciliación y firmado por el juez, el secretario y las partes que comparecen. Esa acta
pasa a tener el valor de una sentencia firme, exigible incluso por la fuerza.
Lo otro que puede pasar es que no se llegue a acuerdo. No hay acuerdo cuando
expresamente se señala que no lo hay. Cuando las partes no concurren se toma como
que tácitamente no hay acuerdo. (267 y 268).
Las partes, excepcionalmente, cuando concurren al comparendo pueden pedir
suspensión y la fijación de una nueva audiencia con miras a que lleguen a un acuerdo.

La prueba en el juicio ordinario.

La recepción de la causa a prueba.

Diversas actitudes del tribunal.

Concluida la etapa de discusión, el tribunal examina los antecedentes. Si estima que


hay o puede haber controversia sobre algún hecho sustancial y pertinente, recibirá la
causa a prueba fijando los hechos sustanciales controvertidos sobre los cuales deberá
recaer (318). De esta forma, el tribunal tiene dos opciones:
215

- Citar a las partes a oír sentencia. Ocurrirá cuando el demandado se allana,


cuando no contradice sustancialmente los hechos o cuando las partes piden que
se falle el pleito sin mas tramite.
- Recibir la causa a prueba. Cuando hay controversia sobre hechos sustanciales y
pertinentes, se recibirá la causa a prueba.

Resolución que recibe la causa a prueba.

Esa resolución debe contener la orden de recibir el juicio a prueba y la fijación de los
hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos sobre los cuales habrá de recaer.
Esta resolución recibe comúnmente el nombre de auto de prueba, aunque en realidad
es una sentencia interlocutoria de segundo grado. Esta resolución debe ser notificada
por cedula por expresa disposición de la ley (48).

Recursos con motivo de la recepción de la causa a prueba.

1. La resolución que recibe la causa a prueba y fija los hechos a probar, es susceptible
de reposición y de apelación. Estos recursos pueden tener como finalidad que el
tribunal modifique los hechos controvertidos fijados, elimine algunos o bien agregue
otros. Estos recursos tienen reglas particulares (319). Es una reposición especial
porque procede contra una sentencia interlocutoria, porque tiene un plazo de 3 días y
porque el tribunal puede resolverla de plano o darle tramitación de incidente.
La apelación también tiene reglas especiales, porque solo puede interponerse
subsidiariamente a la reposición. Debe ser interpuesta dentro de tercero día y se
concede en el solo efecto devolutivo.

2. La resolución en que explícita o implícitamente se niegue el trámite de la causa a


prueba es apelable (326). La excepción a esta regla dada cuando las mismas partes
han pedido que se falle el pleito sin mas tramite. A falta de regla especial, esta
apelación debe concederse en ambos efectos, ya que esa es la regla general.

Ampliación de la prueba (321 y 322).

Esta institución permite ampliar los hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos.


Tiene lugar en dos casos.

- Cuando dentro del termino probatorio ocurre algún hecho substancialmente


relacionado con el asunto que se ventila.
- Cuando se trata de hecho verificados y no alegados antes de recibirse la causa
a prueba y el que los aduce jura que solo entonces han llegado a su
conocimiento.

La otra parte, al responder el traslado recaído en la solicitud de ampliación, puede


también alegar hechos que reúnan las condiciones antes señaladas o que tengan
relación con los que en dicha solicitud se mencionan (322 in 1).

La petición de ampliación se tramita conforme a las reglas generales de los incidentes,


pero en cuaderno separado y sin suspender el termino probatorio (322 in 2).
216

Este derecho de solicitar ampliación de la prueba se entiende con las limitaciones


establecidas en el art. 86 (322 in 3), es decir, que los incidentes de ampliación de la
prueba cuyas causas existan simultáneamente, deberán promoverse a la vez; en caso
contrario, serán rechazados de oficio, salvo que se trate de hechos esenciales para la
ritualidad o marcha del juicio.

La resolución que da lugar a la ampliación de prueba, de acuerdo con el art. 326 in 2,


es inapelable.

Práctica de diligencias probatorias.

Toda diligencia probatoria debe practicarse previo decreto del tribunal que conoce de la
causa, notificado a las partes (324). En los tribunales colegiados podrán practicarse las
diligencias ante uno solo de sus ministros comisionado al efecto (325).
La resolución que dispone la practica de una diligencia probatoria, es inapelable (326
in 2).

El termino probatorio.

Se define como “aquel espacio de tiempo señalado en el juicio ordinario de mayor


cuantía y que esta destinado a que las partes suministres las pruebas al tenor de los
hechos substanciales y pertinentes controvertidos y, en especial, la prueba testimonial”
En nuestro derecho, el termino probatorio es únicamente fatal para la recepción de la
prueba testimonial.

Características del termino probatorio.

- Es un termino legal, pero también puede ser judicial, pues el juez esta facultado
para señalar términos especiales de prueba. Puede ser también convencional,
ya que por acuerdo de las partes, la duración del termino probatorio se puede
reducir (328 in 2).
- Es un termino común, es decir, comienza a correr desde la ultima notificación a
las partes del auto de prueba (327).
- Es un termino fatal.
- Es un termino que no se suspende en caso alguno, salvo que todas las partes lo
pidan (339).

Clases de términos probatorios.

 Termino probatorio ordinario (328).


 Termino probatorio extraordinario (329 a 338).
 Termino probatorio especial (339 y 340).

1. El término probatorio ordinario. Constituye la regla general y su duración es de 20


días, a menos que las parte acuerden reducir ese plazo (328). Por ser un plazo de días,
éste se suspende durante los feriados.
Normalmente, este término esta destinado a rendir prueba dentro del territorio del
tribunal, aunque también se puede rendir en cualquier parte de la republica o fuera de
217

ella, pero en la practica resulta insuficiente este término. De ahí la existencia de los
términos extraordinarios y especiales.

2. El término probatorio extraordinario. Es aquel plazo destinado a rendir prueba en


otro territorio jurisdiccional, diverso a aquel en que se sigue el juicio o fuera del
territorio de la republica.
Este termino se constituye por el termino ordinario de prueba, ampliado por un
numero de días igual al que concede el art. 259 para aumentar el termino de
emplazamiento (329). Este aumento comienza a correr una vez extinguido el termino
ordinario, sin interrupción, y solo durará para cada localidad, el numero de días fijado
en la tabla respectiva (333).

Este termino extraordinario deberá solicitarse antes de terminado el termino ordinario,


determinándose el lugar en que dicha prueba deba rendirse (322). Además, debe
cumplirse con los siguientes requisitos.

- El aumento para rendir prueba dentro de la republica, se concederá siempre


que se solicite, salvo que haya justo motivo para creer que se pide
maliciosamente con el solo propósito de demorar el curso del juicio (330).
- El aumento para rendir prueba fuera de la republica se concederá siempre que
concurran las siguientes circunstancias:
o Que del tenor de la demanda, contestación u otra pieza aparezca que los
hechos a que se refieren las diligencias probatorias solicitadas han
acaecido en el país en que deben practicarse dichas diligencias, o que
ahí existen los medios probatorio que se pretenden obtener.
o Que se determina la clase y condición de los instrumentos de que el
solicitante piensa valerse y el lugar en que se encuentran.
o Que, tratándose de pruebas de testigos, se exprese su nombre y
residencia o se justifique algún antecedente que haga presumible la
conveniencia de obtener sus declaraciones (331).

Siempre que se solicite este aumento, para dar curso a la solicitud, debe depositarse
en arcas fiscales una cantidad cuyo monto no podrá fijarse en menos de medio sueldo
vital ni en mas de dos sueldos vitales (338 in 1).

- El tribunal, ante una solicitud de aumento, tendrá que distinguir: si es para


rendir prueba dentro de la republica, otorgará el aumento con citación. Si es
para rendir prueba fuera de la republica, otorgará el aumento con audiencia de
la parte contraria.
- Los incidentes a que de lugar la concesión del termino extraordinario, se
tramitarán en pieza separada y no suspenderán el termino probatorio.
- La parte que haya obtenido el aumento extraordinario para rendir prueba fuera
del territorio jurisdiccional del tribunal, y no la rinda, o solo rinda una
impertinente, será obligada a pagar a la otra parte los gastos que ésta haya
hecho, condenación que se impondrá en la sentencia definitiva (337). Y la parte
que haya obtenido el aumento extraordinario para rendir prueba fuera del
territorio de la republica, y no la rinda o solo rinda una impertinente, además de
lo anterior, perderá la consignación que hizo, si resulta establecido en el
proceso alguna de las circunstancias siguientes.
o Que no se hizo diligencia alguna para rendir prueba.
o Que los testigos señalados no tenían conocimiento de los hechos, ni se
han hallado en situación de conocerlos.
218

o Que los testigos o documentos no han existido nunca en el país en que


se ha pedido que se practiquen las diligencias probatorias (338).

3. El término probatorio especial. Se fundamenta en que el termino probatorio


ordinario no se suspende en caso alguno. Puede ocurrir algún accidente o
entorpecimiento que impida rendir la prueba, por razones ajenas a la parte, y no es
justo, por consiguiente, dejarla sin oportunidad legal de rendirla.
Este inconveniente se salva mediante la petición y concesión de este termino especial.
Se concede en los siguientes casos.

- Si durante el termino probatorio ocurren entorpecimientos que imposibiliten la


recepción de prueba, sea absolutamente, sea respecto de algún lugar
determinado, podrá otorgarse un nuevo termino especial por el numero de días
que haya durado el entorpecimiento y para rendir prueba solo en el lugar a que
dicho entorpecimiento se refiera (339 in 2). Para solicitarlo, será necesario que
la parte reclame el obstáculo que impide la prueba en el momento de
presentarse o dentro de los 3 días siguientes.
- Debe concederse un termino especial por el numero de días que fije
prudencialmente el tribunal, y que no podrá exceder de 8, cuando tenga que
rendirse nueva prueba, de acuerdo con la resolución que dicte el tribunal de
alzada, acogiendo la apelación subsidiaria a que se refiere el art. 319 (339 in
final). En este caso no se requiere de reclamación previa.
- Si la prueba testimonial se ha comenzado a rendir en tiempo hábil y no se
concluye en él, por impedimento cuya remoción no haya dependido de la parte
interesada, podrán practicarse, dentro de un breve término que el tribunal
señalará, por una sola vez para ese objeto. Para solicitarlo, también es
necesario reclamar previamente el entorpecimiento dentro del probatorio o
dentro de los 3 días siguientes a su vencimiento.
- Si el motivo del entorpecimiento es la inasistencia del juez, deberá el secretario,
a petición verbal de cualquiera de las partes, certificar el hecho. Con el mérito
de ese certificado se fijará nuevo día y hora para la recepción de la prueba (340
in 3). Acá no es necesario reclamo previo y puede concederse mas de una vez,
a diferencia del anterior.
- Siempre que el legislador así lo establezca (159 in 3, 376, 402 in 2 y 3, etc).

Los medios de prueba en particular

(La teoría de la prueba se ve al final y en esa teoría se incluyen los medios de


prueba en particular).

Tramites posteriores a la prueba.

1. Escritos de observaciones a la prueba. Vencido el termino de prueba, y dentro de los


10 días siguientes, las partes podrán hacer por escrito las observaciones que el
examen de la prueba les sugiera (430). En estos escritos se examina la prueba rendida
con relación a los hechos afirmados en la demanda y en la contestación, para
demostrar su inexactitud y exactitud.
219

El demandante sostendrá que ha logrado probar los fundamentos de hecho de su


demanda, agregando que ello no ha sido logrado por el demandado, por lo cual su
demanda debe ser acogida, y viceversa.

2. Citación para oír sentencia. Este es el ultimo tramite de los posteriores a la prueba,
y su dictación significa que, agotada ésta, el tribunal ha quedado en condiciones de
sentenciar. Es así como el art. 432 dice que vencido el plazo a que se refiere el art.
430, se hayan o no presentado escritos, y existiendo o no diligencias pendientes, el
tribunal citará para oír sentencia.
A esta resolución solo podrá interponerse recurso de reposición, dentro de tercero día
y fundado en un error de hecho. La resolución que resuelve el recurso será inapelable
(432 in 2).

La importancia de la citación para oír sentencia, radica en que es un tramite esencial,


por lo que su omisión es causal de casación en la forma.

Citadas las partes para oír sentencia, no se admitirán escritos ni pruebas de ningún
tipo, lo cual se entiende sin perjuicio del incidente de nulidad, de las medidas para
mejor resolver y las medidas precautorias (433). La enumeración de este art. es
incompleta ya que las partes podrán también promover legalmente el incidente de
acumulación de autos (98), de privilegio de pobreza (130), desistimiento de la
demanda (148) y promover gestiones de conciliación (262).

3. Las medidas para mejor resolver. Se definen como “diligencias probatorias


decretadas de oficio por el tribunal, una vez citadas las partes para oír sentencia, a fin
de quedar en condiciones adecuadas para dictar un mejor fallo”. Estas son.

- La agregación de cualquier documento que estimen necesario para esclarecer el


derecho de los litigantes.
- La confesión judicial de cualquiera de las partes sobre hechos que consideren
de influencia en la cuestión y que no resulten probados.
- La inspección personal del objeto de la cuestión.
- El informe de peritos.
- La comparecencia de testigos que hayan declarado en juicio, para que aclaren o
expliquen sus dichos oscuros o contradictorios.
- La presentación de cualquiera otros autos que tengan relación con el pleito.
Esta medida se cumplirá de acuerdo a lo establecido en el in 3 del art. 37. En
este ultimo caso, si se remite el expediente original, solo quedará en poder del
tribunal por el tiempo estrictamente necesario para su examen, no pudiendo
exceder de 8 días este término, si se trata de asuntos pendientes.
Si en la practica de alguna de estas medidas aparece de manifiesto la necesidad
de esclarecer nuevos hechos indispensables para dictar sentencia, podrá el
tribunal abrir un término especial de prueba no superior a 8 días,
improrrogable, y limitado a los puntos que el mismo tribunal designe. En este
evento se aplicará lo dispuesto en el in 3 del art. 90. Vencido este término de
prueba, el tribunal dictará sentencia sin mas tramite.
Las providencias que se expidan de conformidad al art. 159, serán inapelables,
salvo las que decreten el informe de peritos y las que abran el termino especial
de prueba mencionado. En estos casos, la apelación se concederá en el solo
efecto devolutivo.
220

4. Agregación de la prueba rendida fuera del tribunal. Como hemos visto, se puede
solicitar la concesión de un termino probatorio extraordinario para rendir prueba fuera
del asiento del tribunal. Normalmente esa prueba se remite al tribunal exhortante,
agregándose a los autos. Pero si esa prueba no es devuelta, esa circunstancia no es
motivo para suspender el curso del juicio ni para dictar el fallo.
Así, es una sanción al litigante que no toma las precauciones necesarias a fin de que
esa prueba hubiere sido agregada oportunamente a los autos.

5. La sentencia definitiva. Desde la citación a las partes para oír sentencia, el juez
tiene 60 días para dictarla (162 in 3). Debe ser notificada por cédula y sus requisitos
se contemplan en el art. 170 y en el auto acordado de 1920.

6. Formas anormales de terminación del juicio. Un juicio termina normalmente por la


dictación de una sentencia definitiva. Pero también puede terminar por otras formas. A
saber.

- Por transacción.
- Por un compromiso.
- Por el desistimiento de la demanda.
- Por el abandono del procedimiento.
- Por la conciliación o el avenimiento.
- Mediante la aceptación de la excepción dilatoria de incompetencia.
- Mediante la aceptación de excepciones perentorias de transacción, cosa juzgada
e inadmisibilidad a que se refiere el código de comercio cuando han sido
opuestas con el carácter de dilatorias (304 CPC).

JUICIO ORDINARIO DE MENOR CUANTÍA.

Este procedimiento se aplica a todas las acciones declarativas, constitutivas y de


condena respecto de las cuales concurran los siguientes requisitos.

- No tengan señalada en la ley un procedimiento especial.


- La cuanto del juicio debe ser superior a 10 UTM e inferior a 500 UTM.

Características.

- Es un procedimiento mas breve y concentrado que el de mayor cuantía.


221

- Es un procedimiento extraordinario.
- Tiene aplicación general.
- La pretensión deducida y la sentencia pueden ser declarativas, constitutivas o
de condena.

Tramitación.

Tiene la misma tramitación que el de mayor cuantía con las siguientes modificaciones
(698).

- Plazo para contestar la demanda. Acá el plazo es de 8 días mas la tabla de


emplazamiento.
- Se omiten los escritos de replica y de duplica.
- Procede la reconvención, pero sin que se contemplen respecto de ella los
escritos de replica y de duplica.
- La citación a la audiencia de conciliación es obligatoria.
- El termino probatorio es de 15 días aumentable extraordinariamente.
- El plazo para formular observaciones a la prueba es de 6 días.
- El plazo para dictar sentencia definitiva es de 15 días desde la ultima
notificación de la resolución que cita a oír sentencia.
- Recurso de apelación. El plazo es de 5 días.
o Respecto de las sentencias definitivas, se ve como en la apelación de los
incidentes.
- Hay también diferencias respecto del recurso de casación.

JUICIO ORDINARIO DE MÍNIMA CUANTÍA.

Este procedimiento se aplica a todas las acciones declarativas, constitutivas o de


condena respecto de las cuales concurran los siguientes requisitos.

- No tengan señalada en la ley un procedimiento especial.


- Que la cuantía del juicio no sea superior a 10 UTM.

Características.

- Es un procedimiento verbal, mas informal, breve y concentrado.


- Es un procedimiento extraordinario.
- Tiene una aplicación general.
- La pretensión deducida y la sentencia puede ser declarativas, constitutivas o de
condena.

Tramitación.

- Demanda. Se puede deducir verbalmente o por escrito.


- Notificación. La notificación de la demanda se debe notificar personalmente.
- Audiencia de contestación y conciliación. Se da un plazo de 3 días para esta
audiencia.
- Recepción de la causa a prueba.
222

- Reglas para la rendición de la prueba y la audiencia de prueba.


o Documental.
o Testimonial.
o Confesional.
o Pericial.
o Inspección personal.
o Protocolización.
- Apreciación de la prueba.
- Citación a oír sentencia.
- Sentencia definitiva (725).
- Incidentes (son inapelables).
- Abandono del procedimiento (se puede pedir a los 3 meses de inactividad).
- Recurso de apelación.
- Recurso de casación en la forma.
o Causales.
o Forma de interponerlo.
o Plazo para interponerlo.
o Tramitación en tribunal ad quem.

LOS PROCEDIMIENTOS ESPECIALES.

EL JUICIO SUMARIO.
223

Se define como “un procedimiento de tramitación breve establecido para los casos en
que la naturaleza de la acción deducida requiere una tramitación rápida para que sea
eficaz y para ciertos asuntos taxativamente enumerados por el legislador”.

Ámbito de aplicación de este procedimiento.

El art. 680 señala dos situaciones en que es aplicable el procedimiento sumario. Estas
son:

1. Aplicación general. El procedimiento sumario se aplica cuando la acción deducida


requiere, por su naturaleza, una tramitación rápida para que sea eficaz y siempre que
el legislador no haya previsto otra regla especial. Quien determina si la naturaleza de
la acción deducida requiere una tramitación rápida para que sea eficaz, es el juez.

2. Aplicación especial. Tiene además una aplicación especial en los casos del in 2 del
680. En esos casos es obligatorio aplicar el procedimiento sumario (“…deberá…”). Estos
casos en los que el juicio sumario debe necesariamente aplicarse son los siguientes.

- Los casos en que la ley ordene proceder sumariamente o breve y


sumariamente, o en otra forma análoga (271, 612 y 754 CPC).
- A las cuestiones que se susciten sobre constitución, ejercicio, modificación o
extinción de servidumbres naturales o legales (no las voluntarias), y sobre las
prestaciones a que ellas den lugar.
- A los juicios sobre cobros de honorarios, excepto el caso del art. 697 ultima
parte. Ese caso se trata del cobro de honorarios causados en juicio. En ese
caso, el acreedor puede optar entre perseguir el pago de forma sumaria o como
incidente.
- A los juicios sobre remoción de guardadores y a los que se susciten entre los
representantes legales y sus representados.
- A los juicios sobre separación de bienes.
- A los juicios sobre depósitos necesarios y comodato precario.
- A los juicios en que se deduzcan acciones ordinarias a que se hayan convertido
las ejecutivas, en virtud de lo dispuesto en el art. 2515 del CC. Las acciones
ejecutivas se extinguen por prescripción de 3 años y las ordinarias prescriben
en 5. Una acción ejecutiva que a los 3 años prescribe, subsiste como ordinaria
por dos años mas. En ese caso, y por esos dos años, se puede proceder
sumariamente (2513 CC).
- En los juicios en los que se persiga únicamente la obligación impuesta por la ley
o el contrato, de rendir una cuenta, sin perjuicio de lo dispuesto en el art. 696.
Con el juicio sumario no se puede perseguir la cuenta misma, sino que solo la
declaración judicial acerca de la existencia de la obligación de rendir cuenta.
Todo lo relativo a la cuenta misma es materia de un juicio especial que es el
juicio de cuentas (693 y ss.).
- A los juicios en que se ejercita el derecho que concede el art. 945 del CC para
hacer cegar un pozo. Dicho art. esta derogado por lo que la referencia debe
entenderse hecha al art. 65 del código de aguas.

Características del juicio sumario.


224

- Es un procedimiento rápido. Sus tramites se reducen a la demanda, audiencia


de contestación y conciliación, fase probatoria y sentencia.
- Puede ser declarativo, constitutivo o de condena.
- Recibe aplicación el principio formativo de la concentración.
- Se consagra legalmente el principio de la oralidad en materia civil (682).
- Procede el cambio o substitución de procedimiento a juicio ordinario, cuando es
de aplicación general (680 in 1), pero nunca cuando es de aplicación especial.
El legislador faculta a cualquiera de las partes para solicitar el cambio de
procedimiento, de sumario a ordinario y viceversa. La solicitud se tramitará
como incidente, el cual tiene la característica de ser de especial y previo
pronunciamiento.
En cuanto a la oportunidad para promover este incidente nada se ha dicho, por
lo que se estima que puede hacerse en cualquier estado del juicio y una vez
que concurran los motivos fundados para sustituir el procedimiento.
Otros señalan que la sustitución de sumario a ordinario debería solicitarse solo
en la audiencia, y de ordinario a sumario, solo como excepción dilatoria, antes
de contestar la demanda.
- Puede accederse provisionalmente a la demanda (684), cumpliendo con dos
requisitos.
o Que la audiencia se desarrolle en rebeldía de la parte demandada.
o Que el demandante invoque fundamentos plausibles.
- Procede la citación de los parientes (689).
- Los incidentes deben promoverse y tramitarse en la misma audiencia de
discusión, conjuntamente con la cuestión principal, sin paralizar el curso del
juicio (690 in 1).
- Procede, como regla general, que se conceda la apelación en el solo efecto
devolutivo y no en ambos efectos, respecto de las resoluciones que se dictan
dentro de él. Sin embargo, se concederá en ambos efectos:
o Cuando la apelación se interponga contra la resolución que dispone el
cambio de juicio ordinario a sumario.
o Cuando la apelación se interponga contra sentencia definitiva, cualquiera
sea la parte que intente el recurso (691).

No obstante, se concederá en el solo efecto devolutivo cuando, concedida de


esa forma (ambos efectos) hayan de eludirse sus resultados (691 in 1 parte
final).
- El tribunal de segunda instancia posee un mayor grado de competencia para la
dictación de la sentencia definitiva que en el juicio ordinario ya que la
respectiva corte, a solicitud de parte, podrá pronunciarse sobre todas las
cuestiones que se hayan debatido en primera instancia para ser falladas en
definitiva, aun cuando el fallo apelado no las haya resuelto (692).

Tramitación.

1. El juicio sumario puede empezar por medida prejudicial o por demanda. La


providencia que recae sobre la demanda dependerá de si el demandado se encuentra o
no en el lugar del juicio.

- Si se encuentra en el lugar del juicio, el tribunal proveerá citando a las partes a


un comparendo al quinto día hábil después de la ultima notificación (683).
- Si no se encuentra en el lugar del juicio, el plazo se ampliará de acuerdo a lo
dispuesto por el art. 259 (tabla de emplazamiento). Cabe hacer presente que
225

en este juicio no cabe el aumento de 3 días contemplado en el art. 258 in 2


(aumento de 3 días si esta dentro del territorio jurisdicción pero fuera de la
comuna).

2. La audiencia o comparendo de discusión y conciliación. Debe celebrarse el día y la


hora que corresponda. Hay que distinguir:

a. Concurren ambas partes. El demandante ratificará la demanda y pedirá que sea


acogida con costas. El demandado puede defenderse verbalmente, caso en el cual
debe dejarse constancia en el acta. Los incidentes deben promoverse en esa misma
audiencia (690).
Producida la defensa del demandado, el tribunal debe llevar a cabo el ofrecimiento de
la conciliación obligatoria. Si la conciliación no se produce de forma total, el tribunal
procederá a recibir la causa a prueba o citará a las partes para oír sentencia (683 in
2).

Se discute si el demandado en un procedimiento sumario puede o no reconvenir.


Maturana dice que la reconvención no cabe por los siguientes argumentos.

- No esta reglamentada especialmente respecto de este procedimiento.


- En este procedimiento no se contemplan los tramites de replica y duplica,
indispensables para que la reconvención opere (este argumento se rebate
diciendo que en el de menor cuantía tampoco hay replica y duplica y si hay
reconvención).
- La jurisprudencia así se ha manifestado.

b. Si el comparendo se verifica en rebeldía del demandado. En este caso el juez tendrá


por evacuada la contestación de la demanda y por efectuado el llamado a conciliación
obligatoria. Examinará los autos y verá si existen hechos sustanciales, pertinentes y
controvertidos para ver si recibe la causa a prueba.

Ahora bien, el demandante, en rebeldía del demandado, puede solicitar que se acceda
provisionalmente a la demanda, existiendo motivo o fundamento plausible (684 in 1).
En la practica, esto es poco utilizado.

Cuando el tribunal accede provisionalmente a lo pedido en la demanda, el demandado


puede tomar dos actitudes, ya sea conjunta o separadamente.

- Apelar de la resolución que acogió provisionalmente la demanda (691 in 2).


- Formular oposición dentro de 5 días. Esta oposición no suspende el
cumplimiento de la resolución dictada.

Si el demandado formula oposición el tribunal debe citar a las partes a una nueva
audiencia en el quinto día hábil contado desde la ultima notificación (684 in 2).
Este comparendo es igual que el anterior, pero sin alterar la condición jurídica de las
partes, es decir, el demandado seguirá siendo demandado y el demandante seguirá
siendo demandante. En ese comparendo solo se discutirá la procedencia o
improcedencia de la resolución que accede provisionalmente a la demanda.

Si el demandado no formula oposición dentro del plazo legal, el tribunal debe recibir la
causa a prueba o citará a las partes para oír sentencia (685).
226

3. La resolución que recibe la causa a prueba y el termino probatorio. La prueba en le


procedimiento sumario se rendirá en los plazos y en la forma establecidos para los
incidentes (686). Sin perjuicio de ello, la jurisprudencia ha concluido que la resolución
que recibe la causa a prueba se notifica por cédula, puesto que esa resolución es
previa a la prueba misma, y por ende, quedaría comprendido dentro de las expresiones
“plazo y forma”.

4. Citación para oír sentencia. Vencido el termino probatorio, el tribunal de inmediato,


citará a las partes a oír sentencia (687).

5. Sentencia definitiva. Las resoluciones en el procedimiento sumario deberá dictarse


dentro del segundo día. La sentencia definitiva deberá dictarse en el plazo de los 10
días siguientes a la fecha de la resolución que citó a las partes a oír sentencia.

EL PROCEDIMIENTO EJECUTIVO.

Se define como un “procedimiento contencioso de aplicación general o especial, y de


tramitación extraordinaria, por cuyo medio se persigue el cumplimiento forzado de una
obligación que consta de un titulo fehaciente e indubitado”.

Características.

- Es de aplicación general o especial según el caso.


- Es un procedimiento extraordinario.
- Es un procedimiento compulsivo o de apremio.
- Se fundamenta en la existencia de una obligación indubitada.
- Va en protección del acreedor.

Clasificación del juicio ejecutivo.

- Según la naturaleza de la obligación.


o De obligación de dar.
o De obligación de hacer.
o De obligación de no hacer.

- Según el campo de aplicación.


o De aplicación general.
o De aplicación especial (prendarios, de cobros de impuestos, etc).

- Según la cuantía.
o De mayor cuantía.
o De mínima cuantía.
227

La acción ejecutiva.

Para poder ejercer la acción ejecutiva se requiere la concurrencia de una serie de


requisitos copulativos. A saber.

- Que la obligación conste en un titulo ejecutivo.


- Que sea actualmente exigible.
- Que sea liquida (para los obligaciones de dar), determinada (para las obligación
de hacer) o susceptible de convertirse en la destrucción de la obra hecha (en
las obligaciones de no hacer).
- Que la acción ejecutiva no esté prescrita.

1. El titulo ejecutivo.

Se define como “un documento que da cuenta de un derecho indubitado al cual la ley
le otorga mérito suficiente para que se pueda exigir el cumplimiento forzado de la
obligación que en él se contiene”.
La ley es la única fuente de los títulos ejecutivos. Los particulares no pueden crear
títulos ejecutivos.

El art. 434 dispone que el juicio ejecutivo tiene lugar en las obligaciones de dar cuando
para reclamar su cumplimiento se hace valer alguno de los siguientes títulos:

A. Sentencia firme, definitiva o interlocutoria. Estas sentencias producen acción


de cosa juzgada, es decir, están destinadas a exigir su cumplimiento por la vía
ejecutiva (175). Tienen merito ejecutivo las sentencias originales, es decir, las
extendidas en el mismo expediente, firmadas por el juez y secretario y las copias de
esas mismas, extendidas conforme a la ley.

B. Copia autorizada de escritura publica. Las copias solo puede darlas el notario
autorizante, el que lo subroga o sucede legalmente o el archivero a cuyo cargo esté el
protocolo respectivo (403 y 421 COT).

C. El acta de avenimiento. Es el documento que deja constancia del acuerdo


producido entre litigantes para poner termino al juicio. Esta acta debe haber sido
autorizada por tribunal competente (el que conoce del juicio) y aparecer autorizada por
un ministro de fe (que será el secretario del tribunal) o por 2 testigos de actuación. El
acta de avenimiento no hay que confundirla con la conciliación no con la transacción
(¿Cuál es la diferencia con la conciliación?).

D. Instrumentos privados. Estos son instrumentos que al otorgarse no se ha


observado solemnidad alguna. En principio, estos instrumentos carecen de mérito
ejecutivo.
Excepcionalmente son títulos ejecutivos cuando han sido reconocidos por su otorgante
o cuando ha sido mandado tener por reconocido. Estos procedimientos se verán mas
adelante (preparación de la vía ejecutiva).
228

Además, hay otros instrumentos, que a pesar de ser privados, por su naturaleza, el
legislador les confiere mérito ejecutivo. Se trata de las letras de cambio y pagaré, que
al momento de protestarse personalmente al aceptante o subscriptor, no hayan puesto
tacha de falsedad a sus propias firmas; como también respecto de letras de cambio,
cheques y pagarés, cuando la firma del respectivo obligado aparezca autorizada por un
notario.

En los demás casos, para que una letra de cambio, pagaré o cheque tengan mérito
ejecutivo, será necesario que el protesto sea notificado judicialmente, y en el acto de
la notificación, o dentro de tercero día, no se oponga tacha de falsedad. En este ultimo
caso también será necesaria una gestión preparatoria de la vía ejecutiva.

E. Confesión judicial. Es reconocer un hecho que trae consecuencias jurídicas en su


contra, a instancias del juez y requiere de gestión preparatoria.

F. Títulos y cupones. Los títulos, para tener mérito ejecutivo, debe ser nominativos o
al portador, aparecer legítimamente emitidos y representar obligaciones vencidas
(ejemplo, el bono de un banco). Si no son pagados por la institución emisora, procede
el cobro por vía ejecutiva previa confrontación con los libros talonarios.
Los cupones representan el documento que permite exigir el pago de los intereses de
dichos títulos. Estos tienen merito ejecutivo siempre que emanen de dichos títulos,
representen obligaciones vencidas y confronten con aquellos, y estos, en todo caso,
con los libros talonarios. Como se ve, también requieren de gestiones preparatorias.

G. Otros contenidos en leyes especiales. Como es el caso de las facturas, las


cuales por expresa disposición de la ley son títulos ejecutivos.

2. Que la obligación sea actualmente exigible (437).

La obligación no puede estar sujeta a una modalidad. Además, la exigibilidad de la


obligación debe ser actual, es decir, debe existir al momento de iniciarse la ejecución.

3. Que la obligación sea liquida, determinada o convertible, según sea el caso.

En las obligaciones de dar, la obligación debe ser liquida, es decir, su objeto debe estar
perfectamente determinado en su especie, genero y cantidad. Por esto, la ejecución
puede recaer:

- Sobre la especie o cuerpo cierto que se deba y que exista en poder del deudor.
- Sobre el valor de la especie debida y que no exista en poder del deudor,
haciéndose su avaluación por un perito.
- Sobre cantidad liquida de dinero o de un genero determinado, cuya avaluación
pueda hacerse también por medio de un perito.

Se entiende por cantidad liquida no solo la que tenga esa calidad sino también la que
pueda liquidarse mediante simples operaciones aritméticas con los datos que el mismo
titulo ejecutivo suministre.

Si la obligación es en parte líquida y parte ilíquida, puede procederse ejecutivamente


por la parte liquida. Este criterio es consecuente con los establecido en el art. 1592 del
229

CC, el cual señala que si hay controversia en la cantidad de la deuda, el juez puede
ordenar pagar la cantidad no disputada, lo que constituye una excepción al principio de
integridad del pago.

La obligación de hacer es determinada cuando la prestación es perfectamente conocida


y no da lugar a equívocos.

La obligación de no hacer es ejecutable cuando se convierte en la obligación de


destruir la obra hecha.

4. Que la acción ejecutiva no esté prescrita (442).

La acción ejecutiva prescribe en 3 años desde que la obligación se ha hecho exigible.


Las acciones cambiarias (cheques, pagares y letras de cambio), prescriben en 1 año.
El tribunal esta obligado a considerar prescrita la acción de oficio. Si no lo hace, el
ejecutado podrá pedir dicha declaración mediante una excepción.

La parte final del art. 442, al decir “…salvo que…”, quiere decir que si el acreedor
obtiene un nuevo titulo ejecutivo en que conste la obligación, puede exigir su
cumplimiento por esta vía, no obstante que la acción ejecutiva ya estaba prescrita.

Pasados los 3 años, la acción se transforma en ordinaria (2515) y se pueden tramitar


como juicio sumario (680 Nº 7 CPC).

Las acciones ejecutivas de un año emanan de leyes especiales por lo que, según
Casarino, no pueden ser declaradas prescritas de oficio (¿Y se transforman en
ordinarias?).

Gestiones preparatorias de la vía ejecutiva.

Los títulos ejecutivos perfectos son la sentencia, la copia de la escritura publica y el


acta de avenimiento. Los imperfectos son el resto de los que mencionamos. Estos
últimos se caracterizan porque para poder iniciar ejecución por medio de ellos, es
preciso cumplir con ciertas medidas preparatorias de la vía ejecutiva. Estas medidas se
definen como “ciertos procedimiento judiciales previos, que puede iniciar el acreedor,
destinados a perfeccionar o completar el titulo con el cual pretende iniciar una
ejecución posterior”.

Estas gestiones preparatorias de la vía ejecutiva son las siguientes.

1. Reconocimiento de firma puesta en instrumento privado (435 y 436). Esta gestión


se promueve ante el juez, para que el deudor comparezca a reconocer su firma. El
tribunal fija audiencia y notifica personalmente al deudor. Notificado, el deudor puede
asumir 4 actitudes. A saber.

- Comparecer y reconocer su firma. Queda preparada la ejecución incluso sin


necesidad de resolución judicial que lo confirme.
- Comparecer y negar su firma. La gestión preparatoria termina pero sin lograr
su objetivo. En ese caso el acreedor deberá demandar ordinariamente.
- Comparecer y dar respuestas evasivas. En este caso se da por reconocida la
firma, pero en este caso si es necesaria la resolución judicial, por lo que el titulo
230

no será la confesión como en el primer caso sino que será la sentencia de


confesión tácita.
- No comparecer. La sanción en la misma que en el caso anterior.

En relación con esta medida preparatoria de la vía ejecutiva, la jurisprudencia ha dicho


lo siguiente.

 El reconocimiento que da merito ejecutivo es exclusivamente el que se obtiene


dentro de las gestiones de los art. 435 y 436 (no vale el obtenido en una medida
prejudicial o dentro de un juicio como medio probatorio).
 Todo acreedor tiene derecho a citar a su deudor para que reconozca su firma,
pero solo a él, jamás a los herederos o a otro tercero (la firma es un acto
personal del deudor).
 Esta gestión se dirige contra todo deudor. Si es incapaz, debe concurrir a la
audiencia con su representante.
 El documento debe estar firmado. De lo contrario, procede solo el
reconocimiento de deuda.
 El deudor citado puede solicitar la postergación de la audiencia.
 El deudor citado puede oponer previamente excepciones dilatorias, pero no
excepciones de fondo.
 El citado puede comparecer antes de la audiencia.
 El citado puede comparecer verbalmente o por escrito y por mandatario
instruido al efecto.
 La audiencia debe darse ante el juez y el secretario.
 Si el documento lo suscribe una sociedad, debe comparecer el socio gestor, y si
administran varios, puede ir cualquiera de ellos.
 La calificación de la evasividad de las respuestas, escapa de la competencia del
tribunal de casación, ya que es una cuestión de hecho y no de derecho.
 El deudor puede pedir la rescisión de lo obrado en su rebeldía conforme lo
establecido en el art. 79 (si prueba que estaba impedido por fuerza mayor).
 La resolución que se da cuando no comparece o da respuestas evasivas es
sentencia interlocutoria, por lo que es susceptible de recursos.
 La apelación en el caso anterior se concede en el solo efecto devolutivo porque
en el juicio ejecutivo se concede de esa forma cuando el apelante es el
ejecutado (194 Nº 1).
 Firme la resolución, goza de autoridad de cosa juzgada, por ende, en el juicio
ejecutivo posterior, no podrá discutirse la autenticidad del documento.

2. Notificación judicial de protestos de letras de cambio, pagaré y cheques. De acuerdo


al art. 434 Nº 4, hay que distinguir 3 situaciones:

- Letra de cambio o pagaré protestado personalmente (no hace falta gestión


preparatoria)
- Letra, pagaré o cheque cuyo protesto ha sido puesto en conocimiento del
obligado mediante notificación judicial (si hace falta la gestión preparatorias).
- Letra, pagaré o cheque cuando la firma del obligado aparece autorizada por
notario (no hace falta la gestión preparatoria).

Entonces, esos documentos son títulos ejecutivos cuando son protestados


personalmente al deudor, y en este acto no opone tacha de falsedad a su firma.
231

En el primer caso, el titulo ejecutivo es la letra o pagaré y sus actas de protesto. En


este caso solo puede accionarse ejecutivamente contra el deudor principal (aceptante
de la letra o subscriptor del pagaré). En estos casos no hace falta gestión preparatoria.

En el segundo caso, se trata de letras, pagarés o cheques cuyos protestos han sido
puestos en conocimiento del obligado (aceptante de la letra, subscriptor del pagaré,
girador del cheque, librador, endosantes y avalistas) mediante notificación judicial, y
en ese acto o dentro de tercero día no aduce tacha de falsedad a su firma.

Si oponen tacha de falsedad, se tramita como incidente, en el cual el demandante


debe acreditar la autenticidad de la firma. Si el tribunal lo decreta así, hay titulo
ejecutivo.
El que tacha de falsa su firma y después termina siendo verdadera, comete delito (467
CP).

En el tercer caso, cuando la firma de cualquiera de los obligados al pago aparece


autorizada por un notario, tampoco es necesario iniciar gestión preparatoria.

En resumen, cuando hay protesto personal al deudor de letra de cambio o pagaré y no


hay objeción de falsedad de firma, y cuando hay autorización de firma por notario
colocada por cualquiera de los obligados en las letras, pagarés o cheques, no será
necesario realizar gestión preparatoria.
En los demás casos, la gestión preparatoria es necesaria y solo tiene éxito cuando el
obligado, en el acto de notificación del protesto o dentro de tercero día, nada exprese
en orden a la autenticidad de la firma.

3. Confesión de deuda. El acreedor puede citar a su deudor para que confiese (435 in
1). Sin confiesa, hay titulo ejecutivo. Se tramita igual que la gestión preparatoria de
reconocimiento de firma puesta en documento privado. Esta medida preparatoria no
hay que confundirla con la confesión judicial como medio de prueba en juicio.

4. Confrontación de títulos y cupones. Para que estos títulos al portador o nominativos


tengan mérito ejecutivo, requieren.

- Haber sido legalmente emitidos.


- Representar obligaciones vencidas.
- Haber sido confrontados con sus libros talonarios. Es este ultimo requisito el
que constituye la medida preparatoria de la vía ejecutiva.

La ley no lo dice, pero la confrontación debe iniciarse ante el juez respectivo y se debe
pedir la designación de un ministro de fe que efectúe la confrontación entre el titulo y
el talonario del cual fue desprendido. Si están conformes, hay titulo ejecutivo.
No es obstáculo para que se despache la ejecución el hecho de que el deudor (o su
representante) tache da falsedad el título, pero si puede alegar su falsedad como
excepción en el juicio ejecutivo posterior.

Ahora bien, si lo que se pretende cobrar por la vía ejecutiva es un cupón de estos
mismos títulos, es indispensable que el cupón se halle vencido y que haya sido
confrontado con el titulo, y éste, a su vez, con el libro talonario respectivo.
232

5. Avaluación. Conforme al art. 438, es necesario preparar la vía ejecutiva mediante la


intervención de un perito cuando la especie debida no existe en poder del deudor, o
cuando lo adeudado es una cantidad de un género determinado. De esta forma, la
ejecución va a recaer sobre esos valores y no sobre la cosa adeudada. El perito es
designado por el tribunal de oficio.
Este, hará la avaluación con los datos que el titulo ejecutivo suministre. La avaluación
puede aumentarse o disminuirse (440).
El ejecutante puede impugnar la avaluación, por lo que será el tribunal el que la
determinará finalmente. Esa resolución también puede ser impugnada por reposición y
apelación subsidiaria. Igual camino puede seguir el ejecutado ya que la ley no se lo
prohíbe, pero lo mas lógico es que se oponga al avalúo mediante la excepción del art.
464 Nº 8 (exceso de avalúo).

6. Validación de sentencias extranjeras. Para que las sentencias extranjeras tengan


merito ejecutivo en Chile, es necesario que la corte suprema la constate mediante
ciertas gestiones preparatorias llamadas validación de sentencias extranjeras o
exequátur (las veremos mas adelante).

7. Notificación del titulo ejecutivo a los herederos del deudor. Como ellos pueden
ignorar la existencia de un crédito, el legislador estableció que los acreedores no
podrán entablar o llevar adelante la ejecución, sino pasados 8 días después de la
notificación judicial de sus títulos (1337). El CPC, por su parte, establece que este
plazo es el mismo que para contestar la demanda (emplazamiento), por lo que hay
una discrepancia.
Se dice que el plazo será el de emplazamiento si es que estaba litigando
personalmente y si estaba litigando representado o por medio de un procurador, el
plazo es de 8 días.

El juicio ejecutivo de mayor cuantía en las obligaciones de dar.

Se encuentra reglamentado en los art. 434 al 529 del CPC. En silencio de esas
disposiciones aplicamos las normas de las disposiciones comunes a todo
procedimiento, y el libro II sobre el juicio ordinario, que es supletorio a todo
procedimiento (art. 3).

Este procedimiento se aplica cuando corresponda en cuestiones ejecutivas de cuantía


superior a 10 UTM y solo respecto de obligaciones de dar. El CPC se refiere en este
respecto solo a la obligación de la entrega material y no comprende el concepto del CC
de transferir el dominio.

Estructura del juicio ejecutivo de mayor cuantía de las obligaciones de dar.

- El cuaderno principal. Contiene la contienda entre las partes: demanda


ejecutiva, oposición a la ejecución (contestación), pruebas (si las hay) y la
sentencia definitiva con sus recursos.
- El cuaderno de apremio. Representa el aspecto compulsivo de todo juicio
ejecutivo. En este cuaderno se contempla el embargo, las actuaciones
pertinentes a la administración y realización de los bienes embargados, y por
233

ultimo, la liquidación del crédito y de las costas, y el pago al acreedor o


ejecutante.

Los cuadernos se tramitan separadamente, pero en el hecho, el cuaderno de apremio


se suspende mientras no se dicte sentencia definitiva en el principal.

Por excepción, puede haber un tercer cuaderno que va a ser el de tercerías, cuando un
tercero se incorpora a un juicio invocando derechos sobre bienes embargados, derecho
de pago preferente, derecho a concurrir al pago, etc. Es un juicio independiente.

La demanda ejecutiva.

A veces, el juicio ejecutivo se inicia por vías preparatorias. Si el titulo es perfecto, el


juicio comienza con la demanda ejecutiva que se define como “el acto procesal por
cuyo medio deduce el acreedor la acción y exhibe el titulo que la funda”.
Esta demanda debe ajustarse a los requisitos generales de todo escrito y los
específicos de la demanda (254 CPC).

En las peticiones se pide que se despache el mandamiento de ejecución y embargo, se


acoja la demanda y se rechacen las excepciones y que se siga adelante con la
ejecución hasta que se pague el crédito.

Los documentos acompañados a la demanda, debe impugnarse dentro del termino de


emplazamiento.

Resoluciones que pueden recaer en la demanda ejecutiva.

En primer lugar, el juez debe verificar que concurran en la demanda los siguientes
requisitos.

- Que el titulo invocado sea ejecutivo.


- Que la obligación sea actualmente exigible.
- Que sea líquida.
- Que la acción no esté prescrita.

Si estos requisitos se cumplen, ordenará despachar el mandamiento de ejecución y


embargo, lo que significa admitir a tramitación la demanda ejecutiva. Si no se cumplen
los requisitos, no dará curso al mandamiento pedido. Esto lo ve el juez sin audiencia
no notificación al demandado (441 in 1 y 2 CPC).

Si se deniega la ejecución, es decir, si a juicio del juez no se cumplen los requisitos, el


ejecutante puede interponer los recursos de apelación y casación en la forma y fondo,
ya que es una sentencia interlocutoria que establece derechos permanentes para las
partes y hace imposible la continuación del juicio.
234

Si se despacha la ejecución, el ejecutado puede recurrir de apelación, pero esta se le


concederá en solo efecto devolutivo (194 Nº 1 CPC), ya que se trata de una sentencia
interlocutoria que sirve de base para la definitiva.
Algunos creen que no cabe la apelación y solo cabe la defensa del ejecutado oponiendo
la excepción del art. 464 Nº 7 (falta de requisitos impuestos por ley para que el titulo
tenga fuerza ejecutiva).

El mandamiento de ejecución.

El mandamiento de ejecución es la “orden escrita emanada del tribunal de requerir de


pago al deudor y embargarle bienes suficientes en caso de no pago, extendida en
cumplimiento de la resolución que recae en la demanda ejecutiva, admitiéndola a
tramitación”.

El mandamiento de ejecución debe contener ciertas menciones, las cuales se clasifican


en esenciales o accidentales.

- Menciones esenciales.
o Orden de requerir de pago al deudor.
o Orden de embargar bienes suficientes para pagar la deuda con sus
intereses y costas, si no paga en el acto.
o Firma del juez y secretario.

- Menciones accidentales.
o Designación de un depositario provisional.
o Designación de la especie o cuerpo cierto sobre la cual recae la ejecución
o de los bienes que sea necesario embargar si estos han sido designados
por el acreedor en su demanda ejecutiva (433 Nº 3 in 4 CPC).

El requerimiento de pago.

Despachado el mandamiento de ejecución, el receptor notifica al deudor de la


demanda ejecutiva y lo requiere de pago. Si no paga en el acto, le embarga bienes
suficientes para cubrir capita, intereses y costas.

Hay 3 formas de practicar el requerimiento de pago (443 Nº 1).

- Personalmente. Por ser la primera notificación del juicio (40).


- En conformidad al art. 44. Si es buscado en dos días distintos en su casa y
donde trabaja y no es habido, el receptor deberá entregar copias de la
demanda y su correspondiente proveído, del mandamiento y ejecución de
embargo, de la solicitud donde se pide la notificación del 44 y su proveído, y
además, la designación del día, hora y lugar que fije el receptor para practicar
el requerimiento (cédula de espera). Si no concurre a la audiencia, se procede
al embargo inmediato.
- De acuerdo a los art. 48 a 53. Procede si el deudor ha sido notificado
anteriormente personalmente o por el 44 para alguna gestión previa.
Se le notificará por cédula cuando haya designado domicilio en las gestiones
anteriores (49).
Se le notificará por el estado diario cuando en dichas gestiones no hubo
designación de domicilio (53 y 443 Nº 1 CPC).
235

Si el requerimiento es dentro de Chile, el receptor debe decirle al demandado el plazo


de oposición, pero la omisión de este requisito no invalida el requerimiento y solo lo
hace responsable por eventuales perjuicios (462 in 2).

Efectuado el requerimiento de pago en cualquiera de las 3 formas, si el deudor no


paga, el receptor procede a trabar el embargo.

Actividades diversas del deudor.

- Pagar la deuda antes del requerimiento, cuando tiene conocimiento extraoficial


de la ejecución. Deberá pagar las costas del juicio (446 CPC).
- Pagar en el acto mismo de ser requerido. También deberá pagar las costas
(466).
- No pagar al ser requerido. Se le trabará embargo, sin perjuicio de hacer
substitución de bienes (457), o de liberar sus bienes pagando la deuda y costas
mas adelante (490). Esta actitud de no pagar, puede ir anexa a la redefenderse
o no de la ejecución, oponiendo o no excepciones.

El embargo.

Se define como “una actuación judicial que consiste en la aprehensión de uno o mas
bienes del deudor, previa orden de la autoridad competente, ejecutada por un ministro
de fe, con el objeto de pagar con esos bienes al acreedor, o de realizarlos y, en
seguida, de pagar con su producto a éste último”.

Características.

- Es un acto de autoridad.
- Es un acto material; se efectúa por la entrega real o simbólica de los bienes
embargados al depositario.
- Es un acto de consecuencias jurídicas, pues excluye los bienes embargados del
comercio humano y habilita al acreedor para realizarlos y pagarse con ellos.

El embargo es la primera actuación del cuaderno de apremio, y se estampa justo a


continuación del mandamiento de ejecución que encabeza el cuaderno y de la
certificación del receptor del requerimiento de pago y la negación a efectuarlo.

La regla general es que pueden embargarse todos los bienes del deudor, y la
excepción es la inembargabilidad.
En este sentido, el art. 2465 del CC, que establece el derecho de prenda general, es la
regla general. Así, dentro de este derecho se incluyen todos los bienes del deudor,
raíces y muebles, presentes y futuros, y se exceptúan solo los inembargables que
están señalados en el art. 1618 del CC.

En el CPC, el art. que señala los bienes inembargables es el art. 445. De esta forma,
los bienes inembargables son los siguientes. También se señalan bienes embargables
en otras leyes especiales.
236

- Los sueldos, gratificaciones y pensiones de gracia, jubilación, retiro y montepío


que pagan el Estado y las municipalidades. Se trata de las remuneraciones del
estado a sus empleados. Se incluyen notarios, receptores, etc. Sin embargo de
estas disposiciones, puede embargarse:
o Hasta un 50% tratándose de deudas que provengan de pensiones
alimenticias.
o Tratándose de obligaciones constituidas por el empleados publico a favor
de la caja de previsión de empleados públicos y periodistas.
o Tratándose de acciones judiciales interpuestas por el fisco a sus
empleados por daños y perjuicios.

- Las remuneraciones de los empleados y obreros. No se pueden embargar


remuneraciones ni cotizaciones de seguridad social, salvo en lo que exceda de
56 UF.
Se puede embargar hasta el 50% si se deben pensiones alimenticias, o se
cometió robo, hurto o defraudación al empleador, o se deben remuneraciones a
los empleados.

- Las pensiones alimenticias forzosas.

- Las rentas periódicas que el deudor cobre de una fundación o que deba a la
liberalidad de un tercero, en la parte que estas rentas sean absolutamente
necesarias para sustentar la vida del deudor, de su cónyuge y de los hijos que
viven con el y a sus expensas. Se asimilan a las pensiones alimenticias.

- Los fondos que gocen de este beneficio, en conformidad a la ley orgánica del
banco del estado de Chile (445 Nº 5). Esta ley dice que hasta concurrencia de 5
sueldos vitales anuales, los depósitos de ahorro serán inembargables, a menos
que se trate de deudas de pensiones alimenticias o remuneraciones a
trabajadores.

- Las pólizas de seguro de vida y las primas pagadas por el asegurador. En este
ultimo caso será embargable de las primas pagadas por el asegurador, el
equivalente a las primas que pagó el asegurado, mientras estuvo con vida.

- Las sumas que se paguen a empresarios de obras publicas durante la ejecución


de los trabajos. No se aplica esta disposición si se adeudan remuneraciones de
los trabajadores, o creditos a los proveedores de los materiales de la obra.

- El bien raíz que ocupa el deudor con su familia, siempre que no tenga un avalúo
superior a 10 sueldos vitales mensuales, los muebles del dormitorio, comedor y
de la cocina, y la ropa del deudor, del cónyuge y de los hijos. Esta disposición
no se aplica en juicios que sea parte el fisco, cajas de previsión y demás
organismos regidos por la ley del ministerio de vivienda y urbanismo.

- Los libros relativos a la profesión del deudor hasta el valor de 50 UTM y a


elección del mismo deudor.

- Las maquinas e instrumentos de que se sirve el deudor para la enseñanza,


hasta 50 UTM y a elección del deudor.
237

- Los uniformes y equipos de los militares. Esto se establece por razones de


decoro.

- Los objetos indispensables al ejercicio del oficio de artistas, artesanos obreros,


labradores, hasta 50 UTM y a elección del deudor.

- Los utensilios caseros y de cocina y los artículos de alimentos y combustible,


hasta concurrencia de lo necesario para el consumo de la familia por un mes.

- La propiedad fiduciaria. Los frutos de dicha propiedad si son embargables.

- Los derechos cuyo ejercicio es enteramente personal, como el uso y la


habitación. Son los derechos personalísimos. El usufructo se puede embargar,
pero no el usufructo legal.

- Los bienes raíces donados o legados con la expresión de no embargables. Al


momento de donarlo o legarlo, ese bien se tasa judicialmente. Si después
adquiere más valor, la diferencia si es embargable.

- Los bienes destinados a un servicio que pueda paralizarse sin perjuicio del
transito o de la higiene publica, como ferrocarriles, empresas de agua potable o
desagüe. Sin embargo, puede embargarse la renta líquida que produzcan según
las normas del art. 444 del CPC.

- Los demás bienes que las leyes especiales prohíban embargar.

El privilegio de la inembargabilidad. Este privilegio tiene dos fundamentales


características: es renunciable y retroactivo.

- La renuncia nace del art. 12 del CC. El CPC solo prohíbe la renuncia a la
inembargabilidad en el Nº 1 del 445 en su in final (remuneración del estado y
de las municipalidades).
- La retroactividad hay que mirarla a la luz del art. 9 del CC que dice que la ley
solo puede disponer para lo futuro. El embargo constituye un derecho
adquirido, por lo cual una vez trabado sobre un bien embargable, no es
afectado por una ley posterior que declare ese mismo bien inembargable. El
embargo subsiste.

¿Quiénes pueden señalar los bienes para el embargo? Pueden señalar bienes para el
embargo el acreedor, el deudor y el receptor.

- El acreedor. Puede hacerlo en dos ocasiones.


o En la demanda ejecutiva, por medio de un otrosí, y entonces el
mandamiento de ejecución contendrá los bienes a embargar (443 Nº 3
in 3).
o En la diligencia misma del embargo, cuando no lo hizo en la demanda,
sin perjuicio de lo que resuelva el tribunal (447).

- El deudor. Cuando el receptor encargado de la diligencia estima que son bienes


suficientes o no hay más bienes (448).
238

- El receptor. Si no lo hicieren los anteriores, guardando el orden siguiente:

o Dinero.
o Otros bienes muebles.
o Bienes raíces.
o Salarios y pensiones (449).

Manera de efectuar el embargo. Como principio fundamental podemos decir que el


embargo se entenderá hecho por la entrega real o simbólica de los bienes al
depositario designado, aunque éste debe los bienes en poder del mismo deudor (450
in 1).

De esta forma, el embargo nace con la entrega de las cosas embargadas, la cual puede
ser real o simbólica. Si el deudor no concurre o se niega a hacer la entrega, la hace el
receptor (452), quien puede hacerse auxiliar por la fuerza publica (443 in final).

Hay casos en que la entrega no se produce, y el embargo es igualmente válido. Estos


casos son:

- Cuando la ejecución recae sobre una empresa o establecimiento mercantil o


industrial, o sobre cosa o conjunto de cosas que sean complemento
indispensable para su explotación (444 in 1). El depositario tendrá los deberes y
facultades de un interventor judicial y las de depositario, y procederá en todo
caso con autorización del juez (294 y 444 in 2).
- Cuando la ejecución recae sobre simple menaje de la casa del deudor. El
menaje es el mobiliario de una casa. Se hace un inventario y el deudor es el
depositario (444 in 3 parte primera).
- Cuando el embargo recae sobre dinero, alhajas, especies preciosas o efectos
públicos, el depósito debe hacerse en un banco (en la cuenta del tribunal) o
caja nacional de ahorro (451).
- Cuando la cosa se halle en poder de un tercero que se oponga a la entrega,
alegando otro titulo que el de dueño. No se hace alteración de ese goce hasta la
enajenación (454 in 2). A modo de ejemplo, un arrendamiento.

Formalidades posteriores al embargo.

 Se deja constancia escrita del embargo e individualización de los bienes en el


cuaderno de apremio (450 in 2 y 458 in 1) (450 in 3).
 Si el embargo recae sobre bienes raíces o sobre derechos reales constituidos en
ellos, debe inscribirse en el conservador para que el embargo sea oponible a
terceros (453 in 1). El receptor debe hacer esta inscripción en el plazo de 24
horas (453 in 2).
 El receptor entregará inmediatamente la diligencia efectuada a secretaría y el
secretario pondrá testimonio del día en que la recibe (455 in 1 y 2).
 Se pondrá testimonio en el cuaderno principal de la fecha del embargo y la
ampliación (458 in 2).
 El receptor deja constancia de toda alegación que haga un tercero invocando ser
dueño o poseedor de un bien embargado.
239

Efectos del embargo.

El embargo produce dos importantes efectos, a saber:

 El deudor pierde la libre disposición de los bienes, los cuales salen del comercio
humano y su enajenación constituye un objeto ilícito.
 Pierde la administración de los bienes, la cual corre por cargo del depositario
(479 in 1). Este depositario se clasifica en depositario provisional y en
depositario definitivo.
o El provisional lo designa el acreedor en la demanda ejecutiva y deberá
contenerlo el mandamiento de ejecución (443 Nº 3). Si no lo hace, lo
hace el tribunal en persona de reconocida honorabilidad y solvencia (443
Nº 3). Dura hasta que se nombre el definitivo, el cual en la practica
nunca se nombra, por lo que el provisional será el definitivo.
o El definitivo es designado por las partes en audiencia verbal o por el
tribunal en desacuerdo de aquellas (451 in 1).

Si las cosas están dispersas, se puede nombrar mas de un depositario.


El depositario puede efectuar los actos propios de la administración, como
pagar deudas, cobrar créditos, interrumpir prescripciones, etc (2132 CC).

Como regla general, el depositario no tiene facultades de disposición. Solo


excepcionalmente según el art. 483, puede vender los bienes muebles
sujetos a corrupción o susceptibles de próximo deterioro, o muy caros de
mantener, con autorización del juez (480).

Al finalizar el deposito, el depositario esta obligado a la rendición de


cuentas.

Ampliación, reducción, sustitución y cesación del embargo.

1. Ampliación. Ampliar el embargo es extenderlo a mas bienes. Es un derecho del


acreedor que puede ejercer en cualquier momento del juicio, si tiene justo motivo de
creer que los bienes embargados no alcanzarán a cubrir deudas y costas (456 in 1). Se
presume que hay justo motivo cuando los bienes son de difícil realización o se ha
introducido una tercería respecto de los bienes (456 in 2).
La sentencia de remate (que viene después de la definitiva), comprende todos los
bienes embargados, sea que lo fueren antes de la definitiva, o después por medio de la
ampliación (456 in final).

2. Reducción. Es eliminar del embargo determinados bienes. Este es un derecho del


deudor que tiene cuando se embargaron demasiados bienes, y estos fueron elegidos
por el acreedor o por el ministro de fe. Si los bienes los eligió el, no tiene derecho a
pedir la reducción (447).

3. Sustitución. Consiste en reemplazar un bien embargado por dinero. No se puede


cambiar por otro bien cualquiera. Solo por dinero
Esta sustitución la puede pedir el ejecutado en todo el juicio, si consigna lo suficiente
para pagar la deuda y costas y la deuda no es de especie o cuerpo cierto (457). Igual
puede mantener la oposición a la ejecución.
240

4. Cesación del embargo. Es obtener su completo y total alzamiento. Lo puede hacer el


deudor antes de la ejecución, pagando las deudas y las costas (490).

El reembargo. “Consiste en trabar más de un embargo en un mismo bien por concepto


de ejecuciones distintas”. En esta materia, ha habido fallos distintos. En alguno fallos
se acepta el reembargo y en otro no.

Los que aceptan el reembargo dicen que no hay disposición alguna en la ley que lo
prohíba. Además, en virtud del derecho de prenda general, esta sería la solución mas
justa.

Hay una parte de la doctrina que también acepta el reembargo, pero lo hace con
limitaciones. Le reconoce plena validez legal, pero estima que el juez que conoce de la
primera realización puede rematar el bien sin autorización de los otros jueces y sin
caer en objeto ilícito.

La doctrina que rechaza el reembargo estima que presenta serios inconvenientes y


ninguna ventaja práctica. Habría que pedir autorización a todos los jueces ejecutantes
para no caer en el objeto ilícito, lo que dilataría el juicio ejecutivo, que por su
naturaleza, debería ser rápido.
Además, los acreedores posteriores, sin necesidad de trabar un nuevo embargo,
pueden establecer tercería de prelación o de pago en la primera ejecución (527 y 528).

Toda esta discusión carece de sentido desde que en el año 44 se añadió un inciso al
528 que permite el reembargo, pero dice que no podrá haber otros depositarios,
reconociéndole una especie de preferencia al primero, y sancionando con las penas del
delito de estafa a los otros que pretendan retirar especies embargadas en las nuevas y
sucesivas ejecuciones.

La oposición del ejecutado.

El requerimiento de pago tiene como finalidades poner en conocimiento del deudor la


demanda ejecutiva y constreñirlo para que pague la obligación cuyo cumplimiento
compulsivo pretende el acreedor.

Requerir de pago al deudor también significa emplazarlo al juicio, para que pueda
defenderse. Esta defensa en el juicio ejecutivo se manifiesta por el hecho de que el
demandado oponga a la acción las excepciones correspondientes.

Características de la oposición o defensa del deudor.

- Se debe hacer valer en un plazo mas breve que en el caso del juicio ordinario.
Si el deudor es requerido de pago en el lugar de asiento del tribunal, tiene 4
días para oponer excepciones. El termino se ampliará en 4 días mas si se hace
241

fuera de la comuna. Si se hace en otro territorio jurisdiccional, se aplica la tabla


de emplazamiento.
- Debe fundarse solo en las excepciones que el legislador señala taxativamente
(son muchas).
- La oposición y su tramitación debe hacerse sin distinguir la naturaleza dilatoria
o perentoria de las excepciones porque todas se oponen conjuntamente en un
mismo escrito.

Excepciones que puede hacer valer el ejecutado (464). La oposición solo será
admisible cuando se funde en alguna de las excepciones del art. 464 del CPC.

1. La incompetencia del tribunal ante quien se haya presentado la demanda.


Se refiere tanto a la competencia absoluta como a la relativa. Además, la ley no
distingue la forma en que se opone la excepción, por lo que podría hacerse por la vía
inhibitoria o por la vía declinatoria.

Si el juicio ejecutivo se inicio mediante gestiones preparatorias de la vía ejecutiva, y se


trata de un lugar de asiento de corte en que exista mas de un juez de letras en lo civil,
será competente para conocer de ese juicio el que hubiere sido designado
anteriormente en las gestiones preparatorias, sin tener que recurrir a la secretaría de
la corte para una nueva designación (176 y 178 COT).

La prorroga de la competencia que ha podido producirse en las gestiones


preparatorias, no se extiende al juicio ejecutivo posterior.
Deducida la excepción de incompetencia, el tribunal puede pronunciarse sobre ella
desde luego o reservarla para sentencia definitiva (465 in 2)

2. La falta de capacidad del demandante o de personería o representación


legal del que comparezca a su nombre.

- Falta de capacidad del demandante. Nos referimos a un ejecutante incapaz que


ha comparecido en juicio a su propio nombre, debiendo haberlo hecho por
medio de su representante legal.
- Falta de personería o representación legal del que comparece en su nombre.
Son personas que diciéndose mandatarios o representantes legales del
ejecutante, accionan en su nombre sin serlo.

Si es el ejecutado quien carece de capacidad para actuar válidamente en juicio, no


puede oponer esta excepción porque la ley se refiere exclusivamente a la falta de
capacidad del demandante. En este caso la oposición del ejecutado podría fundarse en
la del Nº 7.

Cuando el titulo ejecutivo invocado por el ejecutante es sentencia definitiva o


interlocutoria firme, y la acción ejecutiva ha sido impetrada a nombre del acreedor por
la persona que en el juicio declarativo anterior era su mandatario judicial, si se opone
la excepción de falta de personería debe ser rechazada ya que el poder para litigar se
entiende conferido para todo el juicio, incluso hasta la ejecución completa de la
sentencia (art. 7).
242

3. La litis pendencia ante tribunal competente, siempre que el juicio que le da


origen haya sido promovido por el acreedor, sea por vía de demanda o de
reconvención. Hay diferencias entre la litis pendencia del juicio ejecutivo y la litis
pendencia del juicio ordinario. A saber.

- En el juicio ordinario, el nuevo juicio puede iniciarlo el demandante o el


demandado. En el ejecutivo, solo lo pudo haber iniciado el acreedor, sea por vía
de demanda o por vía de reconvención.

Esto es así porque si se aceptara en el juicio ejecutivo la litispendencia en los mismos


términos que en el juicio ordinario, sería muy fácil para el deudor entrabar la acción
ejecutiva de su acreedor anticipándose e iniciando en su contra un juicio ordinario
sobre la misma obligación.

4. La ineptitud del libelo por falta de algún requisito legal en el modo de


formular la demanda de acuerdo al 254. Si en las gestiones preparatorias de la vía
ejecutiva se ha hecho debida y completa individualización de las partes, se discute si
es necesario que la demanda ejecutiva la contenga nuevamente. La jurisprudencia ha
sido errática.
Así, hay fallos que dicen que debe hacerse porque la ley nada dice y otros fallos que
dicen que sería una formalidad innecesaria porque las gestiones preparatorias forman
parte integrante del juicio ejecutivo posterior.

5. El beneficio de excusión o la caducidad de la fianza. En este numero hay


comprendidas dos excepciones.

- Beneficio de excusión. Es el derecho de que goza el fiador que ha sido


demandado, para exigir que antes de proceder contra el se persiga la deuda en
los bienes del deudor principal y en las hipotecas o prendas prestadas por éste
para la seguridad de la deuda (2357).
- Caducidad de la fianza. Es sinónimo de extinción de la fianza por los medios que
la ley civil establece al respecto (2381).

6. La falsedad del título. Un titulo es falso cuando no es autentico, es decir, cuando


no ha sido realmente otorgado y autorizado por las personas y de la manera que en el
se expresan.
Es importante no confundir la falsedad del titulo con la nulidad de que puede adolecer
el mismo.

7. La falta de alguno de los requisitos establecidos por las leyes para que ese
titulo tenga fuerza ejecutiva, sea absolutamente, sea con relación al
demandado. El ejecutado sostendrá que el titulo que sirve de fundamento a la
ejecución no es ejecutivo, que la obligación no es actualmente exigible, o que la
obligación no es liquida.
Estos requisitos deben concurrir al momento de presentarse la acción ejecutiva, y no
pueden ser subsanados después. Por lo tanto, si al momento de presentarse la acción
ejecutiva, no se cumple con uno de estos requisitos, aunque se cumpla después, el
ejecutado va a poder oponer esta excepción.
243

8. El exceso de avalúo en los casos de los in 2 y 3 del 438. Esto se da cuando la


ejecución recae sobre el valor de la especie o cuerpo cierto debido y que no existe en
poder del deudor o sobre el valor de la cantidad de un género determinado, en cuyos
casos hay que preparar la vía ejecutiva mediante la avaluación de esos bienes.

9. El pago de la deuda. El pago es la prestación de lo que se debe. No hay mucho


que decir al respecto.

10. La remisión de la deuda u obligación. Equivale a la condonación de la deuda


por parte del acreedor hábil para disponer de la cosa que es objeto de ella.

11. La concesión de esperas o la prorroga del plazo. Si el acreedor concedió una


espera al deudor o de común acuerdo convinieron en prorrogar el plazo, la obligación
no es actualmente exigible.
Se dice que esta excepción es una redundancia porque se comprendería en la del Nº 7.

12. La novación. Es un modo de extinguir las obligaciones que consiste en la


substitución de una obligación a otra, la cual queda por tanto extinguida.

13. La compensación. Es un modo de extinguir las obligaciones que opera cuando 2


personas son deudoras una de otra, siempre que esas deudas sean de dinero o de
cosas fungibles o indeterminadas de igual genero y calidad, líquidas y actualmente
exigibles.

La jurisprudencia ha dicho que la deuda que se opone en compensación de la que se


pretende ejecutar, no requiere constar de un titulo ejecutivo.

14. La nulidad de la obligación. Es un medio de extinguir las obligaciones. Como la


ley procesal civil no distingue, puede oponerse como excepción la nulidad absoluta y la
relativa.

15. La perdida de la cosa debida. Es un modo de extinguir las obligaciones que se


produce cuando el cuerpo cierto que se debe perece, o porque se destruye, o porque
deba de estar en el comercio o porque desaparece y se ignora si existe.
En este sentido, para ver si se puede o no oponer la excepción, hay que estarse a la
regulación del CC.

16. La transacción. Es un contrato por el cual las partes terminan un litigio pendiente
o precaven uno eventual.

17. La prescripción de la deuda o solo de la acción ejecutiva.

- La prescripción de la deuda ataca directamente a la deuda, y si se acepta,


impide que esta se pueda cobrar.
- La prescripción de la acción ejecutiva deja a salvo la acción ordinaria para
hacerla valer en el procedimiento declarativo que corresponda (que va a ser el
sumario. Art. 680 Nº 7).

18. La cosa juzgada. Se va a poder oponer esta excepción siempre que entre la
nueva demanda y la anterior haya identidad legal de personas, identidad legal de la
cosa pedida e identidad de la causa de pedir (177 CPC).
244

Características de las excepciones.

- Son taxativas. Se dice que son taxativas pero genéricas en cuanto a su


contenido. Así, a modo de ejemplo, en la del Nº 7, sobre la falta de requisitos,
pueden ser varios de ellos.
- Las excepciones puede referirse a toda la deuda o solo a una parte de ella. De
esta forma, pueden ser totales o parciales, lo cual reviste importancia para
saber si la ejecución debe o no continuar cuando ellas se acogen.
Una excepción total acogida impide continuar con la ejecución. Si se acoge una
excepción parcial nada impide que continúe la ejecución en la parte incumplida
de la obligación.
Si se acepta en parte una excepción, las costas se distribuyen
proporcionalmente, salvo que el tribunal, por motivos fundados, opte por
imponérselas en su totalidad al ejecutado (471 in 3).
- Las excepciones del 464 se pueden clasificar en perentorias y dilatorias. Las
dilatorias son las de los Nº 1 al 5, y las perentorias las demás.

Plazo para deducir la oposición.

Se distinguen 4 situaciones dependiendo de cual fue el lugar en que el deudor fue


requerido de pago.

- Si el deudor es requerido en el lugar de asiento del tribunal, tiene el plazo de 4


días útiles para oponerse a la ejecución. Se entiende por lugar de asiento del
tribunal a los limites urbanos de la ciudad o población en que éste funciona, y
por días útiles a los días hábiles.
- Si el requerimiento se hace dentro del territorio jurisdiccional pero fuera de la
comuna del tribuna, el plazo se amplia en 4 mas, por lo que son 8.
- Si el requerimiento se hace en el territorio jurisdiccional de otro tribunal de la
republica, hay que subdistinguir según cual sea el tribunal ante el cual el
ejecutado deducirá su oposición.
o Si la oposición la presenta ante el tribunal que ordenó cumplir el exhorto
que le enviará el que conoce del juicio, el plazo es de 4 u 8 días
siguiendo la regla anterior.
o Si la oposición la presenta ante el tribunal que esta conociendo del
juicio, el plazo es de 8 días mas el aumento del termino de
emplazamiento de acuerdo a la tabla del 259.
- Si el requerimiento se produce fuera de la republica. El plazo es el que
corresponde según la tabla del 259, como aumento extraordinario del plazo
para contestar una demanda.

Los plazos mencionados son fatales y corren desde el día del requerimiento (art. 462 y
463).

Si el requerimiento se verifica dentro de la republica, el ministro de fe hará saber al


deudor, en el mismo acto, el plazo que la ley concede para deducir la oposición, y
dejará testimonio de este aviso en la diligencia. La omisión del ministro de fe no
invalidará el requerimiento y solo lo hace responsable de los perjuicios que puedan
resultar (462 in 2).
245

Si el plazo para oponer excepciones es fatal, quiere decir que en el juicio ejecutivo no
se aplica el art. 310 (excepciones anómalas), es decir, que las excepciones de
prescripción, cosa juzgada, transacción y pago efectivo de la deuda, cuando esta se
funde en un antecedente escrito, tendrán que oponerse dentro de ese plazo y no
después en cualquier estado de la causa como se da en el caso del juicio ordinario.

Manera de formular la oposición.

Respecto a esto, hay 3 reglas.

1. Todas las excepciones deben oponerse en el mismo escrito (465 in 1 primera parte).
Si se presentan dos o mas escritos, aunque se presenten dentro de plazo, solo se
considerará el primero.

2. El deudor debe expresar con claridad y precisión los hechos que sirven de
fundamento a las excepciones opuestas (465 in 1 segunda parte). Como el escrito de
excepciones del juicio ejecutivo equivale al de contestación de la demanda del juicio
ordinario y este debe cumplir los requisitos de forma del art. 309, entre los que esta la
exposición clara de los hechos y fundamentos de derecho en que se apoyan las
excepciones, parece evidente exigir esta exposición.

3. El deudor debe expresar con claridad y precisión los medios de prueba de que
intenta valerse para acreditar las excepciones.
No se puede hacer una declaración genérica de todos los medios de prueba. Se
requiere hacer una expresión clara y precisa.

Diferencias entre las excepciones del juicio ejecutivo y del ordinario de mayor cuantía.

- En el JE las excepciones están señaladas taxativamente en la ley. En el JO el


demandado puede oponer todas las excepciones que considere necesarias para
su mejor defensa.
- En el JE el plazo para deducir excepciones es fatal. En el JO el plazo para
contestar la demanda, que es el mismo que para oponer excepciones no es
fatal. Incluso se pueden oponer algunas excepciones perentorias durante todo
el curso de la causa.
- En el JE todas las excepciones se interponen en un mismo escrito. En el JO las
dilatorias se oponen como previas en un plazo fatal y las perentorias, una vez
resueltas las dilatorias ya sea desechándolas o subsanando los defectos en que
se fundaban.
- En el JE, al oponer excepciones, el ejecutado debe expresar con claridad y
precisión los medios de prueba con los que las acreditará. En el JO los medios
de prueba no requieren anuncio previo. Por lo general se van suministrando en
el curso de la causa.

La respuesta a las excepciones.


246

Del escrito de oposición se da traslado al ejecutante para que dentro de 4 días


exponga lo que juzgue oportuno en su escrito, y además consignará los fundamentos
de hecho y de derecho que a su juicio hacen improcedentes esas excepciones (466 in
1).

Admisibilidad e inadmisibilidad de las excepciones.

Vencido el plazo que tiene el ejecutante para responder a las excepciones que opuso el
ejecutado, haya o no presentado ese escrito, el tribunal se pronunciará sobre la
admisibilidad e inadmisibilidad de las excepciones (466 in 2). Es un tramite especial del
juicio ejecutivo que consiste en analizar si las excepciones son de las del 464 y si se
opusieron dentro de plazo.

Si las excepciones son de las del 464 y se opusieron dentro del plazo lega, el tribunal
las declarará admisibles. Esto no quiere decir que son acogidas sino solo que el juez
acepta su tramitación. Luego, si el juez estima que existen hechos pertinentes,
sustanciales y controvertidos relacionados con la excepción, dictará una resolución en
donde declara admisibles las excepciones y recibe la causa a prueba (466 in final).
Puede ocurrir también que el juez declare admisible las excepciones, pero que estime
que no es necesaria la rendición de pruebas. En ese caso, dictará desde luego
sentencia definitiva.

Si las excepciones no son de las del 464 o si son pero se interpusieron fuera de plazo,
el tribunal las declara inadmisibles, debiendo dictar desde luego sentencia definitiva.
En este caso la sentencia debe declarar la inadmisibilidad de las excepciones, la
aceptación de la demanda ejecutiva y la continuación del juicio hasta el pago completo
del acreedor de su crédito.

La prueba.

El término probatorio.

Cuando el tribunal declara admisibles las excepciones y recibe la causa a prueba, hay
que notificar esa resolución a las partes por cédula (48 CPC).

Termino probatorio ordinario. El termino probatorio en el juicio ejecutivo es de 10 días


(468 in 1) y corre desde la notificación por cedula de la resolución que recibe el juicio a
prueba, si no ha sido objeto de recursos o desde la notificación por el estado de la
resolución que se pronuncie sobre la ultima solicitud de reposición si sí fue objeto de
recursos (320 in 1 y 3).
Este plazo se puede ampliar por 10 días mas a petición del acreedor, pero dicha
prorroga debe pedirse antes de vencido el plazo legal y correrá sin interrupción
después de éste (468 in 2).

Termino probatorio extraordinario. Las partes pueden solicitarlo y durará lo que de


común acuerdo ellas determinen.

Termino probatorio especial. Se rige por las reglas generales, a falta de disposición
particular en contrario (3 CPC). Por lo tanto, la falta de tiempo extraordinario para
rendir prueba en otro departamento o fuera del territorio de la republica, se suple con
247

la facultad que la ley le confiere al acreedor para pedir la ampliación por 10 días mas y
también con el acuerdo de las partes para acordar los términos extraordinarios.

Manera de rendir la prueba.

La prueba se rige del mismo modo que en el juicio ordinario (469 CPC). Así, el fallo
que de lugar a la prueba expresará los puntos sobre los que deba recaer. La resolución
que reciba a prueba un incidente, determinará los puntos sobre los que deba recaer, es
decir, la resolución que lo recibe a prueba debe determinar los hechos sustanciales,
pertinentes y controvertidos. En el juicio ejecutivo y en los incidentes, las resoluciones
se limitan a señalar los puntos de prueba, con lo que se excluye la posibilidad de
presentar minutas de prueba. Las listas de testigos deben presentarse dentro de los
primeros 5 días desde la ultima notificación de la resolución indicada (320).

Escritos de observaciones a la prueba (469).

Vencido el termino probatorio, cualquiera que sea, los autos quedan en secretaría por
6 días a disposición de las partes, antes de pronunciar sentencia. En ese plazo puede
hacerse por escrito las observaciones que sugiera el examen de la prueba.
Vencido el plazo de los 6 días, se hayan o no presentado escritos de observaciones a la
prueba, el tribunal citará a las partes para oír sentencia.

La sentencia definitiva y sus recursos.

La sentencia definitiva deberá pronunciarse dentro del plazo de 10 días contados desde
que el pleito quede concluso (470). En el juicio ordinario es de 60 días.
El pleito queda concluso desde que queda ejecutoriada la resolución que cita a las
partes a oír sentencia o desde la práctica de alguna o algunas de las medidas para
mejor resolver, si se decretaron.

Clases de sentencias definitivas.

Las sentencia definitiva puede ser absolutoria (cuando acoge una o mas excepciones,
desecha la demanda ejecutiva y ordena alzar el embargo) o condenatoria (rechaza las
excepciones, acoge la demanda ejecutiva y ordena continuar con la ejecución).
También se dicta condenatoria cuando se declaren inadmisibles las excepciones
opuestas (466 in 3) y cuando el ejecutado deduciendo oposición legal, pida reserva de
derechos y exija caución al ejecutante (473. El ejecutado deduce excepción pero
expone que no tiene medios para probarla. Por lo tanto, pide que se reserve su
derecho a probar la excepción para juicio ordinario y que se pague al acreedor pero
con caución).

La sentencia definitiva condenatoria admite clasificación. A saber.

- Sentencia de pago. Es la que se pronuncia cuando el embargo ha recaído sobre


dinero o sobre la especie o cuerpo cierto debido. Se cumple mediante la entrega
material al acreedor del dinero o de la especie.
- Sentencia de remate. Es la que se dicta cuando el embargo recae sobre bienes
que es necesario realzar para pagar al acreedor.
248

Requisitos de forma de la sentencia definitiva.

Esta sentencia debe cumplir con los requisitos de forma del art. 170 y del auto
acordado sobre la forma de las sentencias definitivas.

La parte resolutiva tendrá cuidado, en caso de que acepte una o mas excepciones, de
rechazar la demanda ejecutiva y ordenar el alzamiento del embargo, sin mas tramite,
y si rechaza todas las excepciones, aceptar la demanda ejecutiva y ordenar que la
ejecución siga adelante hasta hacer al acreedor entero y cumplido pago de su crédito.

Si son varias las excepciones opuestas, hay que decidir sobre todas y cada una de
ellas, teniendo especial cuidado en las excepciones del 464 en que aparecen dos
distintas en un mismo numero.

La condenación en costas.

Si en la sentencia definitiva se manda seguir adelante con la ejecución, se impondrán


las costas al ejecutado.
Si se absuelve al ejecutado, se condenará en costas al ejecutante.
Si se admiten solo en parte, una o mas excepciones, se distribuyen proporcionalmente
entre ejecutado y ejecutante, pero podrán imponerse todas al ejecutado cuando según
el tribunal haya motivo fundado (471 CPC).

Esta es una alteración a la regla general que dice que aunque una parte sea vencida
totalmente en el juicio, el tribunal podrá eximirla del pago de las costas, cuando
aparezca que ha tenido motivos plausibles para litigar, haciéndose declaración expresa
en la resolución (144 in 1).

Caso en que se omite la sentencia definitiva.

Si no se oponen excepciones, se omitirá la sentencia y bastará el mandamiento de


ejecución para que el acreedor pueda perseguir la realización de los bines embargados
y el pago según las disposiciones del procedimiento de apremio (472).

El silencio del deudor hace presumir la efectividad y vigencia de la deuda. Y la ley,


mediante una ficción legal, hace que el mandamiento de ejecución equivalga a la
sentencia definitiva condenatoria de pago o remate según sea lo embargado. Así, el
silencio del ejecutado implica que en la causa se dicto sentencia de termino con todas
las consecuencias legales que ello implica (a modo de ejemplo, no se va a poder pedir
el abandono del procedimiento).

Recursos en contra de la sentencia definitiva.

Proceden los siguientes recursos.

1. Aclaración, rectificación y enmienda. Se rige por las reglas generales.


249

2. Revisión. Se rige por las reglas generales.

3. Apelación. Su objeto es obtener del tribunal superior respectivo, que enmiende, con
arreglo a derecho, la resolución del inferior y solo procede en contra de la sentencia
definitiva de primera instancia (186 y 187 CPC).

Los efectos de la apelación son distintos dependiendo de quien interpone el recurso de


apelación.

- Si la apelación es interpuesta por el ejecutante, el recurso se concederá en


ambos efectos ya que no hay regla especial que los limite y es ésta la regla
general (195). Así, si se apela la sentencia que rechaza la ejecución y ordena
alzar el embargo, el embargo se mantendrá vigente hasta que se resuelva el
recurso.
- Si la apelación la interpone el ejecutado, esta se concede en el solo efecto
devolutivo (194 Nº 1). Sin embargo, la supresión del efecto suspensivo no es
absoluta. A saber.
o Si la sentencia definitiva apelada es de pago, no puede cumplirse sino en
el caso que el ejecutante caucione las resultas del mismo (475).
o Si la sentencia es de remate, en principio se cumple con lo dictado en la
sentencia, es decir, el recurso se concede en el solo efecto devolutivo y
se lleva a efecto el remate y se consignan los fondos obtenidos a la
orden del tribunal. Sin embargo, esos fondos no serán entregados al
ejecutante si antes no cauciona las resultas del recurso (509 in 2).

4. La casación (764 y 765). El objeto de este recurso es invalidar una sentencia de los
casos determinados por la ley.

- El recurso de casación en la forma procede en contra de la sentencia definitiva


e interlocutorias cuando ponen termino al juicio o hacen imposible su
continuación, y excepcionalmente contra las sentencias interlocutorias dictadas
en segunda instancia sin previo emplazamiento de la parte agraviada o sin
señalar día para la vista de la causa.
- El recurso de casación en el fondo, procede contra sentencias definitivas
inapelables y sentencias interlocutorias inapelables cuando ponen termino al
juicio o hacen imposible su continuación, dictadas por la corte de apelaciones o
por el tribunal arbitral de segunda instancia constituido por árbitros de derecho
en los casos en que estos árbitros hayan conocido de negocios de la
competencia de esas cortes, siempre que se hayan pronunciado con infracción a
la ley y esta infracción haya influido sustancialmente en lo dispositivo de la
sentencia (773).

El recurso de casación, sea de forma o de fondo, por regla general, no suspende la


ejecución de la sentencia, salvo cuando:

a. Su cumplimiento haga imposible llevar a efecto la que se dicte si se acoge el


recurso.

b. La parte vencida exige a la vencedora el otorgamiento de fianza de resultas a


satisfacción del tribunal que haya pronunciado la sentencia recurrida, derecho que no
tiene el demandado si se trata de sentencias definitivas pronunciadas en juicios
ejecutivos, posesorios, de desahucio y alimentos.
250

Si la casación la interpuso el ejecutante por haberse rechazado la demanda ejecutiva y


ordenado alzar el embargo, esa sentencia puede ser cumplida a petición del ejecutado,
a menos que el ejecutante le exija fianza de resultas y en ese caso el cumplimiento
queda subordinado al cumplimiento de esa caución.

Si la casación la dedujo el ejecutado, por haberse acogido la demanda ejecutiva y


ordenado continuar la ejecución, esa sentencia puede cumplirse porque al ejecutado le
esta prohibido exigir fianza de resultas de parte del vencedor para que éste pueda
hacer ejecutar el fallo.

Cumplimiento de la sentencia definitiva.

El juicio ejecutivo se lleva en dos cuadernos: el principal y el de apremio. Si el deudor


opone excepciones, estas se tramitan en el cuaderno principal, y mientras no sean
falladas en definitiva, el cuaderno de apremio permanece paralizado.
Dictada la sentencia, el cuaderno de apremio recobra su vitalidad, por cuanto los
tramites de ejecución de la sentencia se van a realizar en este cuaderno.

Los tramites de ejecución de la sentencia definitiva serán distintos según se trate de:

- Sentencia de pago. Los tramites de apremio se reducen a la liquidación del


crédito, la tasación de la costas y a la entrega al acreedor del dinero o de la
especie embargada.
- Sentencia de remate. En este caso los tramites de apremio tienden al remate
de las especies embargadas, a fin de pagar al acreedor con el producto de dicha
realización.

Cumplimiento de la sentencia de pago.

Por regla general, la oportunidad para pedirla es una vez que ella ha adquirido el
carácter de firme o ejecutoriada. Así lo demuestran los siguientes art.

- 510. Ejecutoriada la sentencia definitiva…


- 512. … una vez ejecutoriada la sentencia…

Excepcionalmente se podrá hacer cumplir la sentencia de pago a pesar de no hallarse


ejecutoriada en los siguientes casos.

 Cuando ha sido apelada por el ejecutado en el solo efecto devolutivo, y el


ejecutante, a pedido de aquel, ha rendido caución de resultas del recurso (475).
 Cuando ha sido recurrido de casación, en la forma o en el fondo por el
ejecutado, ya que la casación no suspende (774).

Cumplimiento de la sentencia de remate.

La sentencia de remate, junto con aceptar la demanda ejecutiva y rechazar las


oposiciones del deudor, ordena realizar los bienes embargados y con su producto hacer
pago al acreedor.
251

Para proceder a la venta de los bienes no se requiere que la sentencia esté


ejecutoriada, sino que solo se requiere que la sentencia haya sido notificada a las
partes (481).

Para el pago mismo al acreedor, se requiere que la sentencia esté ejecutoriada, pues
es previo liquidar el crédito y tasar las costas y para efectuar estas operaciones se
requiere de una sentencia ejecutoriada. Sin embargo, el pago puede realizarse en los
siguientes casos.

- Estando pendiente el recurso de apelación de la sentencia definitiva en el solo


efecto devolutivo, siempre que el acreedor haya rendido caución de resultas
(509 in 2).
- Estando pendiente el recurso de casación (774).

Realización de los bienes que no requieren tasación previa. Nos referimos a 3 clases de
bienes muebles.

- Bienes muebles susceptibles de ser vendidos al martillo (482). Se realizan por


un martillero designado por el tribunal. El día y hora de la venta serán fijados
por él mismo (¿Cuáles son estos bienes?).
- Bienes muebles sujetos a corrupción o susceptibles de próximo deterioro cuya
conservación sea muy difícil o dispendiosa (483). En estos casos no se exige
tasación pero si autorización judicial. Se venden también al martillo.
- Los efectos de comercio realizables en el acto (484). La venta de estos valores
mobiliarios se efectúa por un corredor nombrado en la forma que establece el
art. 414, es decir, de la misma forma que como se nombran a los peritos.

Realización de los bienes que requieren de tasación previa. Son los demás bienes no
comprendidos anteriormente. Ellos se tasarán y venderán en remate publico ante el
tribunal que conoce de la ejecución o ante el tribunal que ejerza jurisdicción en el lugar
en donde se encuentren los bienes, cuando así se resuelva a solicitud de parte y por
motivos fundados (485).

La venta en remate publico.

La venta en remate publico tiene una serie de características. A saber.

- Es judicial. Se efectúa ante y por medio de la justicia.


- Es forzosa. Se efectúa aun en contra de la voluntad del deudor.
- Es publica. Pueden concurrir a ella los interesados que deseen.
- Es al mejor postor. Se entiende celebrada a nombre de quien ofrezca la mejor
suma.

Tramites previos al remate.

1. La tasación.

A. Tasación de los inmuebles.


252

- La tasación será la que figure en el rol de avalúos que este vigente para los
efectos de la contribución de haberes. Esta contribución se acredita por un
certificado del SII.
- El ejecutado tiene derecho a que se practique una nueva tasación (486 in 2). En
este caso la tasación se practica por peritos, haciéndose su nombramiento en la
audiencia del segundo día hábil después de la notificación de la sentencia (486
in 2).
- Puesta en conocimiento de las partes la tasación, tendrán el termino de 3 días
para impugnarla y de la impugnación de cada parte se dará traslado a la otra.
- Transcurridos los plazos, el tribunal resolverá aprobando la tasación, mandando
que se rectifique o fijando el mismo tribunal el justiprecio de los bienes (487 in
1).

B. Tasación de los muebles.

Nos referimos necesariamente a los muebles que no se hallen comprendidos en los art.
482 (martillo), 483 (corrupción) y 484 (efectos de comercio).
La tasación se efectúa por medio de peritos.

2. Bases para el remate publico. Se definen como “las condiciones en conformidad a


las cuales se llevará a efecto la venta del bien embargado”.
En especial, las bases del remate se refieren a la forma de pago, al mínimo para las
posturas y las cauciones que deben otorgar los interesados. En general, a si la venta
se realiza ad corpus, o en relación a la cabida, a la fecha en que se hará la entrega
material, a quien corresponda pagar los impuestos, a si la venta esta libre de
gravámenes y cualquier otra condición o circunstancia.

En todas las materias la voluntad de las partes es la suprema ley y la forma de


provocarla es citándolas a una audiencia verbal con el objeto preciso y determinado de
fijar las bases del remate publico (491 y 493).

En caso de desacuerdo en las voluntades de las partes, el juez determina. Como una
limitación al acuerdo de las voluntades, se establece que obligatoriamente esas bases
deben contener:

- Que el precio se pague al contado, salvo que el tribunal, por motivos fundados,
o las partes acuerden lo contrario (491 in 1).
- No se admitirá postura que baje de los 2/3 de la tasación (493).
- Todo postor, para tomar parte del remate, deberá rendir caución suficiente (494
in 1).
- Las demás condiciones que estime conveniente (491 in 2).

3. Fijación del día y hora del remate publico. Aprobada la tasación, se señalará el día y
la hora para la subasta (488). Deberá celebrarse en el día y hora fijada por el juez.

4. Publicidad del remate publico. Se anuncia por medio de avisos el día y hora en que
debe tener lugar el remate. Los avisos serán publicados 4 veces en un diario de la
comuna en que tenga asiento el tribunal. Podrán publicarse en días inhábiles (lo que
constituye una excepción al principio de que las actuaciones judiciales deben realizarse
en días hábiles) y el primero de ellos deberá aparecer con 15 días de anticipación,
como mínimo, a la fecha de la subasta (489 in 1). Si los bienes están en otra comuna,
253

el remate se anunciará también en esa comuna por el mismo tiempo y la misma forma
(489 in 2).
Los avisos serán redactados por el secretario del tribunal y deberán contener los datos
para identificar los bienes (489 in 3).

5. Citación de los acreedores hipotecarios (purga de la hipoteca). Esta formalidad se


cumplirá solo cuando el bien embargado sea inmueble y esté gravado con hipoteca.
La citación a los acreedores la exige el art. 2428 del CC. Este precepto consagra el
derecho de persecución de los acreedores hipotecarios de la finca hipotecada, el cual
se extingue junto con la hipoteca por la publica subasta, siempre que concurran los
siguientes requisitos.

- Que el inmueble se venda en publica subasta ordenada por el juez.


- Que los acreedores hipotecarios hayan sido citados personalmente.
- Que haya transcurrido el termino de emplazamiento entre la citación y el
remate publico.

Este art. del CC se ve disminuido en su aplicación por lo que dispone el art. 492 del
CPC: Si por un acreedor hipotecario de grado posterior se persigue la finca hipotecada
contra el deudor personal que la posea, el acreedor de grado preferente citado de
conformidad al art. 2428 del CC, podrán exigir el pago de sus creditos sobre el precio
del remate según sus grados o conservar sus derechos sobre la finca subastada
siempre que sus creditos no estén devengados.

La no citación produce como efecto que los acreedores hipotecarios conservan intactos
sus creditos y la hipoteca para hacerlos valer en la forma conveniente.

6. Autorización judicial o de los acreedores embargantes en su caso. El art. 1464 Nº 3


del CC dice que hay objeto ilícito en la enajenación de las cosas embargadas por
decreto judicial, a menos que el juez lo autorice o el acreedor consienta en ello. Por su
parte, el Nº 4 del mismo art. dice que hay objeto ilícito en la enajenación de las
especies cuya propiedad se litiga, sin perjuicio de la autorización que puede dar el juez
que conoce del litigio.

Si la finca embragada reconoce otros embargo (reembargo), no podrá ser subastada,


so pena de nulidad por objeto ilícito, salvo que el juez autorice, previa citación del otro
ejecutante o por la autorización del correspondiente acreedor embargante.

La autorización judicial hay que solicitarla también para rematar públicamente un


inmueble afecto a medidas precautorias.

El remate publico.

Se efectúa ante el tribunal que conoce de la ejecución o ante el tribunal en cuya


jurisdicción estén situados los bienes cuando así se resuelva por motivos fundados
(485) a petición de parte.

Todo postor debe rendir una caución suficiente, calificada por el tribunal para
responder que se llevará a efecto la compra de los bienes, equivalente al 10% del
254

valor de los bienes rematados (494 in 1). El tribunal deberá calificar las cauciones. Si
la acepta, se le otorgará el derecho al que la ha rendido para participar en el remate.
En seguida, comienza el remate por el mínimo señalado en las bases y a falta de estas,
por un valor que no baje de los 2/3 de la tasación, y se adjudicará el bien a quien
ofrezca la suma mas alta.

El adjudicatario deberá consignar el precio. El ejecutante tiene derecho a asistir a la


subasta y en caso de adjudicarse el bien, se produce la compensación con su crédito.
Si este es inferior, deberá consignar el saldo insoluto.

Celebrado el remate, se ha producido una verdadera compraventa. Para que esta


quede perfecta, hay que cumplir con dos formalidades:

- El levantamiento y la subinscripción del acta de remate (1)


- El otorgamiento de la correspondiente escritura publica de compraventa o
adjudicación en remate publico (2).

1. El acta de remate publico. Debe distinguirse sobre que bienes recae.

 Si recae sobre bienes raíces, servidumbre so censos, o sobre una sucesión


hereditaria, no queda perfecta mientras no se extienda el acta de remate en el
registro del secretario que intervino en la subasta, y será firmada por el juez, el
rematante y el secretario.
 Otra clase de bienes, como un crédito personal. En ese caso, el acta será
extendida en los mismos autos.

Dicha acta valdrá como escritura publica para los efectos del art. 1801 del CC (la venta
de bienes raíces, servidumbres, censos o de una sucesión hereditaria deberá hacerse
por escritura publica) (495 in 2).

El acta debe indicar el nombre de la persona del adquirente (496). Además, se dejarán
en el proceso un extracto del acta (498).

2. La escritura publica de remate. A pesar de que el acta de remate vale como


escritura publica para los bienes a que se refiere el art. 1801 in 2 del CC, debe
extenderse, dentro de 3 días, la escritura publica definitiva (porque el conservador no
inscribirá el acta, sino que inscribe la escritura publica), con los demás requisitos
legales (495 in 1 y 2). Debe extenderse a petición de parte y previo pago del precio de
la subasta (509).
Los demás requisitos legales a los que hacíamos referencia son los siguientes.

- La demanda ejecutiva, resolución, notificación y mandamiento de ejecución.


- El requerimiento de pago y la traba del embargo, pues permiten determinar si
el ejecutado fue legalmente emplazado y la clase del bien embargado.
- La sentencia de remate y su notificación.
- Constancia del cumplimiento de las formalidades de publicidad.
- El acta de remate.
- La constancia del pago total o parcial del precio del remate, de la resolución
ejecutoriada que ordenó extender la escritura publica de remate y de la citación
personas de los interesados.
255

Sanción por la no consignación del precio o por la no subinscripción de la escritura


definitiva de compraventa en el remate publico. Estas infracciones están sancionadas
de la manera siguiente:

- El remate quedará sin efecto.


- Se hará efectiva la caución (494 in 2). El valor de la caución, deducidos los
gastos del remate se abonara en un 50% al crédito y el otro 50% quedará a
beneficio de los servicios judiciales.

Adjudicación de los bienes embargados o la posibilidad de nuevos remates públicos. Si


no se presentan postores en el día señalado, el acreedor podrá solicitar lo siguiente:

- Que se le adjudiquen por los 2/3 de la tasación de los bienes embargados. Acá
hay una verdadera compraventa en remate publico, en la que el acreedor es
subastador y el precio se pagará compensándolo con el crédito que el tiene
contra el ejecutado.
- Que se realice un segundo remate. El tribunal en este caso deberá reducir el
avalúo aprobado. La reducción no podrá exceder de un tercio de este avalúo
(499). Por lo tanto, el mínimo de las posturas será de dos tercios del avalúo.
Si en esta segunda oportunidad tampoco se presentan postores, el acreedor
puede pedir lo siguiente.
o Que se le adjudiquen los bienes por los 2/3 del avalúo.
o Que se ponga por tercera vez a remate el bien por el precio que el
tribunal designe.
o Que se le entregue una prenda Pretoria (500).

La prenda Pretoria se define como “un contrato celebrado por intermedio de la justicia,
por el cual se entrega a un acreedor una cosa mueble o inmueble, embargada en una
ejecución, para que se pague con sus frutos”. Es una especie de anticresis judicial. Se
perfecciona mediante la confección de un inventario solemne (503).

La prenda Pretoria produce los siguientes efectos:

- Derechos del acreedor.


o Aplicar las utilidades que produzcan los bienes dados en prenda al pago
de sus creditos (504).
o Poner fin a la prenda en cualquier tiempo y solicitar la enajenación o
embargo de los bienes del deudor (505).
o Tener sobre los bienes constituidos en prenda Pretoria, los derechos y
privilegios del acreedor prendario (507 in 2).

- Obligaciones del acreedor.


o Llevar cuenta exacta de los bienes muebles o inmuebles constituidos en
prenda Pretoria (504 in 1).
o Rendir cuenta de su administración (506).

- Derechos del deudor.


o Pedir en cualquier tiempo los bienes constituidos en prenda, pagando las
deudas y las costas, y también los gastos, intereses y remuneraciones a
que tenga derecho el acreedor (505 in 1).
256

Nulidad del remate publico.

La compraventa que se realiza en un remate publico tiene un doble carácter: desde el


punto de vista sustantivo es una verdadera compraventa, y desde el punto de vista
procesal, constituyen un conjunto de trámites y actuaciones dentro del juicio ejecutivo.
Por lo tanto, puede haber dos clases de vicios.

- Nulidad de la compraventa por vicios de carácter sustantivo. Se debe reclamar


de ella mediante la acción ordinaria de nulidad en un juicio diverso al ejecutivo.
- Nulidad de la compraventa por vicios de carácter procesal (a modo de ejemplo,
por falta de emplazamiento del deudor). Se debe reclamar de ella mediante la
interposición de un incidente de nulidad procesal.

Caso en que los bienes embargados consistan en el derecho de gozar de una cosa o
percibir sus frutos.

En tal caso, el acreedor tiene el derecho optativo a pedir que se de en arrendamiento


dicho derecho, el cual se dará en remate publico, o pedir que se entregue en prenda
Pretoria dicho derecho (508 in 1).

Procedimientos finales de apremio.

Efectuado el remate, el procedimiento de apremio llega a su fase final, la cual tiene los
siguientes tramites o actuaciones.

- La consignación de fondos. Se consignan directamente por los arrendatarios o


compradores en la cuenta corriente del tribunal (509 CPC y 507 COT).
- La liquidación de los creditos (510). Significa determinar a cuanto asciende la
deuda por concepto de intereses y capital.
- La tasación de las costas. Las costas deberán ser de cargo del deudor. Requiere
que la sentencia definitiva esté ejecutoriada (510).
- La rendición de cuentas del depositario. Se debe rendir cuenta de la
administración una vez que expire su cargo en la forma que la ley establece
para los tutores y curadores (514).
- La remuneración del depositario. Al pronunciarse sobre la rendición de cuenta,
el tribunal debe fijar la remuneración de éste. Hay casos en que no tiene
derecho a remuneración (516 in 2 y 517).
- El pago al acreedor. El orden de pago deberá ser el siguiente:
o Los creditos declarados preferentes por sentencia ejecutoriada.
o Las costas y remuneración del depositario.
o Los intereses del capital.
o El capital (513).
257

La excepción de cosa juzgada y la sentencia definitiva.

La excepción de cosa juzgada emanada del juicio ejecutivo, impide que en un nuevo
juicio, sea ejecutivo u ordinario, pueda discutirse entre las mismas partes, lo que ya
fue objeto de controversia anterior. Las excepciones son las siguientes.

1. Renovación de la acción ejecutiva. La acción ejecutiva rechazada por incompetencia


de tribunal, incapacidad, ineptitud del libelo o falta de oportunidad en la ejecución,
podrá renovarse (477).

2. La reserva de derechos. Se define como “la facultad que el tribunal concede a


solicitud de parte, en el juicio ejecutivo, para que estas, dentro de cierto tiempo,
puedan deducir el derecho reservado, en forma ordinaria, sin que les afecte la cosa
juzgada de la sentencia pronunciada en ese fallo.”.

El objeto de la reserva de derechos es evitar que la sentencia del juicio ejecutivo


produzca cosa juzgada en el juicio posterior, lo cual requiere solicitud de parte y
sentencia del tribunal que la conceda.

La parte que la solicite podrá ser tanto el ejecutante como el ejecutado. En el primer
caso se va a llamar reserva de acciones y en el segundo, reserva de excepciones.

La reserva de acciones. La reserva de acción se puede plantear en dos oportunidades.


A saber.

A. Art. 467 in 1. El ejecutante podrá, dentro del plazo de 4 días, desistirse de la


demanda ejecutiva, con reserva de su derecho para entablar acción ordinaria sobre los
mismos puntos que han sido objeto de aquella.

- Los 4 días se cuentan desde la notificación de la resolución recaída en el escrito


sobre oposición a la ejecución.
- El acreedor deberá desistirse de su demanda ejecutiva, la cual debe aceptarse
por el tribunal de inmediato, sin conceder un incidente.
- Efectos.
o Hace perder al ejecutante el derecho para ejecutar nueva acción
ejecutiva.
o Quedan sin valor el embargo y demás resoluciones dictadas en le curso
del juicio.
o Responderá el ejecutante de los perjuicios causados con su demanda.
- No requiere ser fundamentada.
- La oportunidad para deducir la nueva demanda ordinaria queda entregada al
criterio del acreedor.

B. Art. 478. Antes de dictarse sentencia en el juicio ejecutivo, es decir, desde la


interposición de la demanda ejecutiva hasta la dictación de la sentencia definitiva.

- Requisitos.
o Que se interponga en tiempo oportuno.
258

o Si la acción se refiere a la existencia de la obligación, se requiere


fundamentarla. Si la acción no se refiere a la existencia de la obligación,
se concederá siempre, sin necesidad de fundamentar.
- La declaración de la reserva deberá hacerse en la sentencia definitiva y en el
caso de que la ejecución sea rechazada, pues si esta es acogida y la sentencia
accede también a la reserva, esta será nula porque contiene disposiciones
contradictorias.
- Efecto fundamental. Evitar que la sentencia del juicio ejecutivo pueda producir
cosa juzgada en el juicio ordinario posterior.
- Oportunidad para deducir la nueva demanda ordinaria. Dentro de 15 días
contados desde la notificación de la sentencia al acreedor, bajo pena de no ser
admitida después (474 y 478 in 3). Si hay recursos pendientes contra la
sentencia, para algunos debe practicarse desde que se notifique la sentencia
definitiva al acreedor sin esperar los recursos, pero para otros, desde que se
notifique el cúmplase de esta sentencia.

La reserva de excepciones. La reserva de excepciones también se puede plantear en


dos oportunidades. A saber.

A. En el escrito de oposición a la ejecución (473).

- Fundamento. Debe consistir en la falta de medios probatorios para acreditar sus


excepciones en el término legal.
- El juez, en presencia de un escrito de oposición que contenga reserva de
excepciones, se abstendrá de conceder traslado al ejecutante y dictará
sentencia de pago o remate accediendo a la reserva.
- El deudor podrá también pedir que no se pague al acreedor sin que
previamente este caucione las resultas del juicio ordinario que se va a entablar.
- El deudor tiene la obligación de entablar su demanda ordinaria dentro de 15
días contados desde que se le notifique la sentencia ejecutiva (474).
- Efectos.
o Impedir el cumplimiento de la sentencia de pago o de remate, mientras
el acreedor no caucione las resultas del juicio ordinario.
o Evitar que la sentencia ejecutiva produzca cosa juzgada en el juicio
ordinario posterior, en el cual se desempeñará como demandante el
ejecutado primitivo, ejercitando como acción los mismos derechos que
había hecho valer como excepciones en el juicio ejecutivo.

B. Art. 478. Antes de dictarse la sentencia de juicio ejecutivo. En este caso es aplicable
todo lo de la reserva de acciones del acreedor del art. 478.

Las tercerías.

Se definen como “la intervención de un extraño en el juicio ejecutivo, invocando


derechos que la misma ley consagra” (518). Estos derecho son:

- Derecho de dominio sobre los bienes embargados (tercería de dominio).


- Posesión de los bienes embargados (tercería de posesión).
- Derecho a ser pagado preferentemente (tercería de prelación).
259

- Derecho de concurrir en el pago a falta de otro bienes (tercería de pago).

Respecto a la naturaleza de las tercerías, hay discusión. Para algunos, como la ley
nada dice, son juicios independientes injertados en el ejecutivo.
Para otros, las tercerías constituyen incidentes, es decir, cuestiones accesorias al juicio
ejecutivo sometidas en su tramitación, a reglas especiales.

La tercería de dominio.

Sin finalidad es el reconocimiento del derecho de dominio que alega el tercerista sobre
los bienes embargados, de modo tal de excluirlos del procedimiento de apremio.

Esta tercería debe oponerse desde que se ha trabado el embargo sobre los bienes y
hasta que no se haya efectuado la tradición de los bienes embargados y subastados.

La demanda se interpone ante el mismo tribunal que conoce del juicio ejecutivo y en el
cual se trabó el embargo, debiendo la demanda ceñirse a los requisitos establecidos en
el art. 254 del CPC (523 in 1).

La tercería de dominio se tramita en ramo separado con el ejecutante y el ejecutado,


por las reglas del juicio ordinario de mayor cuantía, pero sin replica ni duplica (521).
De esta forma, nace un tercer cuaderno, cual es, el de tercerías.
Sin embargo, una tercería puede ventilarse como incidente lo que va a suceder cuando
los bienes se hallan en posesión de un tercero, y en que no obstante eso, se traba el
embargo sobre ellos (las tercerías de posesión, prelación y pago se tramitan siempre
como incidente).

Los efectos de la tercería de dominio son los siguientes.

- Su interposición no suspende el juicio ejecutivo (522).


- Tampoco suspende el procedimiento de apremio, salvo que la tercería se apoye
en instrumento publico otorgado con anterioridad a la fecha de la presentación
de la demanda ejecutiva (523 in 1).

En los casos en que no se suspende el apremio, el remate se llevará a efecto. Las


resoluciones que se dicten será apelables en el solo efecto devolutivo (523 in 2 y 3).
Sin perjuicio de lo anterior, el tercerista puede sustituir el embargo, consignando una
cantidad suficiente para el pago de la deuda y las costas, siempre que éste no recaiga
en la especie o cuerpo cierto a que se refiere la ejecución (521 in 2).
Si se trata de una tercería parcial (que comprenda parte de los bienes embargados), el
apremio se seguirá sin restricción alguna respecto de los bienes no afectados por la
tercería (526). Igualmente, respecto de los bienes que se embarguen después de la
interposición de la tercería de dominio, por vía de ampliación del embargo.

De ser acogida la tercería de dominio, se excluirán del embargo los bienes reclamados
y se restituirán a su dueño; pero si dichos bienes hubieren sido subastados quedarán a
salvo sus derechos para hacerlos valer en contra de su actual poseedor, por vía
ordinaria (reivindicatoria).

De ser rechazada la tercería, se continua con el apremio si es que éste se había


paralizado, o bien, quedará a firme la subasta publica que se hubiere realizado.
260

La tercería de posesión.

Tiene lugar cuando un tercero, por vía incidental, adviene al juicio ejecutivo,
pretendiendo obtener que se alce el embargo y que se respete su posesión porque al
momento del embargo de los bienes, estos se encontraban en su poder,
presumiéndose su dominio.
Esta tercería surge de una necesidad practica porque en Chile, no es obligación que la
compraventa de bienes muebles conste en algún tipo de instrumento publico. Así, su
prueba resulta muy difícil. Entonces, fundado en lo siguiente, nace este tipo de
tercería.

- La presunción dominical del art. 700 CC.


- El embargo debe recaer sobre los bienes del deudor, por ende, no puede
perjudicar el embargo al tercero dueño o poseedor.

El art. 521 dispone que se tramita en forma incidental. El solo hecho de interponerse la
tercería de posesión no suspenderá la tramitación del procedimiento ejecutivo por lo
que el cuaderno de apremio no se paraliza.
No obstante, si se acompañan antecedentes que constituyan a lo menos una
presunción grave de la posesión que se invoca, el procedimiento de apremio se
suspenderá (522). Las pruebas deben rendirse en un plazo de 8 días, presentándose la
lista de testigos dentro de un plazo de 2 días (porque es incidente).

Si la tercería es rechazada, el tercerista tiene derecho a que no se decrete el retiro de


los bienes embargados sino hasta 10 días desde la fecha de la traba del embargo, a
menos que el juez, por resolución fundada, ordene otra cosa (521).

La tercería de prelación.

Tiene lugar cuando adviene al juicio ejecutivo un extraño, pretextando derecho para
ser pagado preferentemente. Esta tercería se fundamenta en la necesidad de que se
respeten las reglas de preferencia de los creditos establecidas en las leyes de fondo.

Se puede interponer desde la interposición de la demanda ejecutiva hasta que se haga


pago de su crédito al acreedor. Se interpone ante el tribunal que conoce de la
ejecución y debe ir aparejada de un titulo ejecutivo en el cual conste el crédito cuyo
pago preferente se pretende. Se tramita como incidente según las reglas. El tercerista
tiene el mismo derecho que el art. 457 le concede al deudor principal (derecho a
sustituir el embargo, consignando una cantidad suficiente para el pago de las deudas y
costas).

La tercería de prelación en ningún caso suspenderá el procedimiento ejecutivo (522), y


en cuanto al procedimiento de apremio, seguirá hasta que quede terminada la
realización de los bienes embargados (525 in 1). Hecho el remate, el tribunal mandará
consignar su producto hasta que recaiga sentencia firme de la tercería (525 in 2). Si
ésta es rechazada por sentencia firme, el ejecutante se paga normalmente. Si es
acogida, el tercero se pagará con preferencia.
261

Pero si es acogida, y el ejecutado no tiene bienes suficientes para pagar a los dos,
ejecutante y tercero se distribuirán el producto de dichos bienes entre ambos,
proporcionalmente al monto de sus creditos ejecutivos que hagan valer (527).

Si se han embargado bienes no comprendidos en la tercería, seguirá sin restricción


alguna respecto de ellos el procedimiento de apremio (526). Pendiente la tercería, el
ejecutante no puede pedir ni la adjudicación de los bienes embargados ni su entrega
en prenda Pretoria.

La tercería de pago.

Se da cuando adviene un extraño, pretendiendo derecho para concurrir con el


ejecutante en el pago a falta de otros bienes del deudor. Se fundamenta en que en sí,
el embargo no confiere ninguna preferencia al acreedor que lo logra, debiendo
regularse el pago de acuerdo a la prelación de créditos.

- Que el crédito conste en un titulo ejecutivo (527).


- Que el deudor no tenga otros bienes que los embargados (527).

El tercero tiene la opción de interponer una tercería de pago, o bien, iniciar otro juicio
ejecutivo.
Si opta por la tercería, esta se tramitará como incidente, en el cual deberá probar que
carece de otros bienes y que el primer acreedor no tiene preferencia alguna.
Si se acoge la tercería, el producto de los bienes embargados se repartirá en
proporción entre el primer acreedor y el tercerista. Si es rechazada, solo logrará ser
pagado el primer acreedor.

Si opta por un juicio ejecutivo nuevo (con un reembargo), deberá pedir que se dirija
oficio al tribunal que esta conociendo de la primera ejecución para que retenga de los
bienes realizados, la cuota que proporcionalmente corresponda a dicho acreedor (528).
En esta segunda ejecución, podrán embargarse los mismos bienes que ya estaban
embargados en la primera, sin que valga el nombramiento de un nuevo depositario, si
ya lo había.
Si a sabiendas de que había depositario, o no pudiendo menos que saberlo, hace
retirar las especies embargadas en la segunda ejecución por el nuevo depositario, será
sancionado con las penas de la estafa (528 in 2).

Si la segunda ejecución es mas rápida que la primera y termina por sentencia


definitiva, el primer acreedor podrá intervenir con la facultad de coadyuvante en la
posible realización de los bienes (529 in 2).

La tercería de pago en ningún caso suspende el procedimiento ejecutivo (522), así


como tampoco el procedimiento de apremio, pero verificado el remate, el tribunal
consignará su producto hasta que recaiga sentencia firme en la tercería.
Si se acoge la tercería, deberán prorratearse el producto en proporción al monto de los
creditos (527). Si se rechaza, el primer acreedor se paga libremente.

Sin embargo, el tercerista de pago tiene dos importantes derechos:

- Solicitar la remoción del depositario alegando motivo fundado (luego se elige de


común acuerdo. 529 in 1).
262

- Intervenir en la realización de los bienes con las facultades de coadyuvante


(529 in 2).

Las tercerías sobre otros derechos.

A. El del comunero sobre la cosa embargada. En este caso se reclama como tercería de
dominio y tiene lugar cuando la cosa embargada no pertenece en su totalidad al
deudor. En este caso, el acreedor tiene dos derechos:

- Dirigir su acción sobre la cuota para que se enajene sin previa liquidación.
- Exigir que con intervención suya se liquide la comunidad (524). En este caso podrán
los comunero oponerse a la liquidación si hay motivo legal o causa grave perjuicio.

B. El del ejecutado invocando una calidad diversa de aquella en que se le ejecuta (519
in 1 y 520 in 1). En este caso, el ejecutado tiene dos formas de hacer valer su
derecho: mediante las tercerías o por medio de la excepción que corresponda contra la
acción ejecutiva, si ha ello ha lugar (520 in 2).

En caso de que elija la tercería, se discute que tercería deberá invocar. Casarino dice
que por la naturaleza del reclamo, deberá interponer una tercería de dominio. A su
vez, podrá oponer la excepción del 464 Nº 7 por faltar los requisitos legales para que
el titulo invocado tenga merito ejecutivo.

El legislador ilustra ejemplos de estos derechos. A saber.

- El del heredero a quien se ejecute en este carácter para el pago de las deudas
hereditarias o testamentarias de otra persona cuya herencia no haya aceptado.
- El de aquel que sucediendo por derecho de representación, ha repudiado la
herencia de la persona a quien representa y es perseguido por el acreedor de
ésta.
- El del heredero que reclame del embargo de sus bienes propios, efectuado por
acción de acreedores hereditarios o testamentarios que hayan hecho valer el
beneficio de separación .
- El del heredero beneficiario cuyos bienes personales sean embargados por
deudas de la herencia.

Ejecución de obligaciones expresadas o pactadas en moneda extranjera.

Se trata de obligaciones que consisten en el pago de determinada cantidad de moneda


extranjera y se desea obtener su cumplimiento por vía ejecutiva.

Según la ley 18010, y mas específicamente, su art. 20, las obligaciones en moneda
extranjera pueden ser de dos tipos.

- Obligaciones expresadas en moneda extranjera.


- Obligaciones cuyo pago se ha pactado en moneda extranjera en virtud de
autorización de la ley o del Banco Central.
263

Las primeras son solucionadas por su equivalente en moneda chilena según el tipo de
cambio vendedor del día de pago. En cambio, las segundas, el acreedor podrá exigir su
cumplimiento en la moneda estipulada, o ejercer los derechos que para el deudor se
originan de la correspondiente autorización.

El juicio ejecutivo de las obligaciones de hacer y de no hacer (530 y ss).

Los requisitos de este juicio ejecutivo.

 Que exista un titulo ejecutivo. El art. 530 lo dice expresamente. El titulo debe
traer aparejada la ejecución de conformidad del 434. Lo interesante es que este
titulo debe contener una obligación de hacer o de no hacer. La obligación de
hacer, a su ves, puede ser de dos tipos: puede consistir en suscribir un
instrumento o constituir una obligación a favor del acreedor, o en segundo
lugar, puede consistir en la obligación de ejecutar una obra material. En el caso
de las obligaciones de no hacer, estas también pueden ser de dos tipos: pueden
ser obligaciones de no hacer, que como están incumplidas se resulten en el
pago de una cantidad de dinero a titulo de indemnización, en cuyo caso se
aplicara el procedimiento de las obligaciones de dar. También puede tratarse de
una obligación de no hacer incumplida que se resuelva en la obligación de
destruir lo hecho. Ahí se transforma en una obligación de hacer. De esta forma,
el titulo debe contener una obligación especifica.
 Debe tratarse de una obligación determinada. Cuando vimos el juicio ejecutivo
en las obligaciones de dar, dijimos que la obligación debía ser liquida, es decir,
determinada o determinable. En materia de obligaciones de hacer o de no
hacer, la obligación, mas que ser liquida (porque no se trata de una cantidad),
la obligación debe ser determinada o determinable, es decir, que se sepa en
que consiste el hecho a realizarse. Es decir, debe estar claramente establecido
el hecho que debe efectuarse o no efectuarse. Por eso, en materia de juicio
ejecutivo una de las materias mas difíciles de establecer es la determinación de
la obligación.
 La obligación debe ser actualmente exigible. No debe pender su exigibilidad de
un plazo o una condición que no estén cumplidos o vencidos.
 La acción ejecutiva no debe encontrarse prescrita, al igual que en el juicio
ejecutivo de las obligaciones de dar (se aplican las mismas normas).

Procedimiento.

La demanda ejecutiva debe iniciarse por demandas pero no tiene mayores diferencias
que la del juicio ejecutivo de obligaciones de dar, salvo algunas diferencias menores:
por ejemplo, en el juicio de las obligaciones de hacer o no hacer no siempre hay
embargo, por lo que no se pide siempre despachar el mandamiento. Por eso, al mismo
tiempo no es necesario nombrar depositario o bienes. Además, normalmente se le pide
el requerimiento al deudor para que cumpla la obligación y se le fija un plazo prudente
para que de comienzo al trabajo. Según la obligación que se cobra, habrá que pedir lo
que se corresponda.
Si la obligación es de suscribir un instrumento o constituir una obligación a favor del
acreedor, en la demanda deberá solicitarse al juez que requiera al ejecutado para que
suscriba el documento o constituya la obligación dentro de un plazo.
De esta forma, el mandamiento es un mandamiento de ejecución que le ordena al
ejecutado suscribir el instrumento dentro de un plazo que le va a señalar el tribunal.
264

Si se trata de una obligación de ejecución de obra material, en la demanda se pedirá


que se despache el mandamiento ejecutivo, el cual contendrá la orden de requerir al
deudor que cumpla la obligación para que el deudor cumpla con la obligación, y
también se le fija un plazo prudente para que principie el trabajo.
Dentro de este plazo, el deudor (ejecutado) puede cumplir la obligación, en cuyo caso
termina el juicio ejecutivo, puede simplemente negarse a cumplir la obligación sin
hacer nada o puede, por ultimo, oponer excepciones.
Acá se presenta la duda de que excepciones y en que plazo. Pueden ser todas las que
se establecen para el ejecutivo de dar pero que sean adecuadas a la naturaleza del
procedimiento. Además se suma una mas, que es la de imposibilidad absoluta para la
ejecución actual de la obra debida (534). En este caso, ¿Cuál es plazo? Acá hay dudas.
La jurisprudencia, por aplicación del 531, ha dicho que el plazo es el mismo que hay en
el ejecutivo de dar, es decir, 4 días hábiles con todos los alargues que correspondan.

Si el ejecutado no opuso excepciones ni cumplió la obligación, el art. 535 señala que se


omitirá la sentencia de pago y bastará el mandamiento ejecutivo para que el acreedor
pueda forzar el cumplimiento de la obligación de acuerdo a las reglas que mas
adelante veremos.
Si se opusieron excepciones dentro de plazo y si son admisibles, se seguirá el mismo
tramite del ejecutivo de dar hasta dictar sentencia definitiva, la cual podrá será
siempre sentencia de pago (no existe sentencia de remate).

Si el ejecutado no cumplió la obligación ni opuso excepciones u oponiendo excepciones


y fueron rechazadas por la sentencia definitiva, el acreedor tiene a su disposición los
siguientes medios para hacer cumplir la obligación:
 Si se trata de la suscripción de un documento o de la constitución de una
obligación a favor del acreedor, el juez suscribe el documento a nombre del
ejecutado (532).
 Si se trata de una obligación de ejecutar una obra material, la cosa es mas
complicada. Acá puede hacer uso de apremios establecidos en el art. 543 que
son arrestos hasta por 15 días y multas proporcionales fijadas por el tribunal,
las cuales se pueden repetir hasta que cumplan (543).
 También se puede hacer que el acreedor solicite y el tribunal se lo otorgue, una
autorización para llevar a cabo la obra a expensas del deudor, es decir, va a se
un tercero el que va a hacer la obra a expensas del deudor (536). Cuando se
presenta esta ultima alternativa, junto con la solicitud, el ejecutante debe
acompañar un presupuesto de los que cuesta la ejecución de esta obligación. El
tribunal va a dar un plazo de 3 días para el ejecutado manifiesta lo que estime
pertinente acerca del presupuesto. Si se objeta dentro de tercero día, el
tribunal resuelve previa audiencia de peritos, y sobre eso, el tribunal determina
libremente el valor (537). De esta forma, fijado el valor, el deudor debe
consignar el valor a la orden del tribunal (538). Si el presupuesto se hiciere
insuficiente se puede pedir un aumento alegando error o circunstancia
imprevista (539). Si no consigna la plata, el tribunal despachará orden de
embargo de bienes suficientes, los cuales se enajenan de acuerdo a las reglas
del juicio ejecutivo de las obligaciones de dar para hacer pago del presupuesto.
De esta forma, culmina el procedimiento ejecutivo hasta que no termine la
obra.

Cuando se trata de obligaciones de no hacer convertidas en la obligación de destruir la


obra hecha, se aplicará el procedimiento ejecutivo de obligaciones de hacer relativo a
la ejecución de una obra material.
265

Cumplimiento de resoluciones extranjeras

(Art. 242 y sgtes del CPC) esta envuelto un tema de jurisdicción y soberanía. El poder
del Estado para autogobernarse a través de sus poderes. Dentro de ellos está el poder
judicial junto con los tribunales reconocidos por reconocidos por Chile. No se puede
desconocer las jurisdicciones extranjeras y que pueden repercutir en Chile, afectado al
territorio nacional, a los nacionales y a los bienes situados en Chile.
Todo país va a filtrar las resoluciones que va o no va a cumplir por que no puede
transgredir su legislación interna para cumplir esas resoluciones extranjeras. El criterio
de los Estado es que esas resoluciones no se opongan sustancialmente al orden público
del país. Chile no puede cumplir resoluciones extranjeras que salgan de ese margen.

Para realizar ese filtro de las resoluciones extranjeras que se van a cumplir en Chile se
han establecido 2 mecanismo procesales:
 exequátur
 Exhorto internacional.
Según la Corte Suprema se deben tramitar las sentencias definitivas o interlocutorias
de país extranjero por exequátur y por exhorto internacional los autos y decretos.
La naturaleza jurídica de la resolución extranjera la debe calificar y encuadrarla dentro
de uno de los 4 tipos de resoluciones chilenas la Corte Suprema.
Esto es muy difícil y debe hacerlo por analogía. Para poder hacer esta analogía debe
hacerse a través de la ley chilena.

Respecto a las sentencias definitivas e interlocutorias.

Exequátur
Es un trámite mediante el cual se reconoce y otorga eficacia en Chile a los actos
jurisdiccionales extranjeras. Se refiere a las sentencias definitivas e interlocutorias.
Deberá darse cumplimiento a los trámites del art. 242 y sgtes, uno en subsidio del
otro.
Estos son:
1. Existencia de tratados internacionales que regulen la materia. Chile ha suscrito
tratados que tienen por objeto regular las relaciones entre países, si han sido
ratificados por Chile y por el país son ley de la republica y no podrá
desestimarlo su cumple con las normas del país.
2. Reciprocidad. Es la revisión del cumplimiento que el Estado requirente le da a
las resoluciones chilenas. Para verificar esto se debe investigar la reciprocidad y
acreditárselo a la corte.
a. Si hay reciprocidad: se hará igual con los fallos extranjeros. La Corte
Suprema debe otorgar el exequátur
b. El Estado requirente rechaza dar cumplimiento a nuestros fallos: la Corte
Suprema los debe rechazar
No existe ningún precedente o no hay casos o los tribunales son erráticos: no se
aprueban ni rechazan, hay duda por lo que no se aplica la reciprocidad.

Dijimos que para darle valor a una resolución extranjera debemos presentar el
exequátur. Esta regulado en el CPC, específicamente, en el art. 242 y ss.
266

Los criterios para el reconocimiento, como vimos, son la existencia de tratados


internacionales y la reciprocidad. Si no es posible establecer la reciprocidad, debemos
recurrir al siguiente criterio que veremos ahora.

Mirar la regularidad formal del fallo o de la sentencia. Significa que debe cumplir la
sentencia con los requisitos del art. 245, requisitos que miran hacia el cumplimiento de
aquellos requisitos esenciales, sin los cuales no se puede dar cumplimiento a una
sentencia. estos requisitos, que son copulativos, son:
 Que la sentencia no contenga nada contrario a las leyes de la republica. No se
tomaran en consideración aquellas leyes de procedimiento a las que debieron
sujetarse en Chile, si el juicio se hubiera llevado en Chile. Hay que mirar la ley
de fondo para establecer la contradicción pero no las leyes de forma.
 Que no se oponga a la jurisdicción nacional. Esto significa que el tribunal que
dictó la sentencia extranjera no se halla opuesto a la jurisdicción chilena. Por
ejemplo, si nosotros en Chile, nuestra ley dice que corresponde a los tribunales
chilenos conocer de aquellos asuntos en que el demandado de una obligación
de dinero sea un chileno, correspondería cobrar esta deuda en Chile, pero
resulta que la persona intenta cobrar en otro tribunal. Eso se podría considerar
que va contra la jurisdicción chilena, porque eran los tribunales chilenos los que
debían conocer.
 Que la parte en contra de la cual se invoque la sentencia, halla sido
debidamente notificada de la acción. Con todo, podrá ella probar que por otros
motivos estuvo impedida de hacer valer sus medios de defensa. La notificación
debe ser valida.
 Que la sentencia este ejecutoriada en conformidad a las leyes del país en que
fue dictada. La ley esta diciendo que el fallo tiene que ser final.

El incumplimiento de cualquiera de estos requisitos hace inejecutable el fallo


extranjero en Chile.
A los mismos tramites que hemos mencionado (reciprocidad, tratados, etc.) se
someten los fallos arbitrales extranjeros. Sin embargo, como estos juicios pueden
mucho mas informales que los dictados por un juez del poder judicial, y suponen una
jurisdicción privada, se exige que el fallo arbitral, de acuerdo al 246, se haga constar
su autenticidad y eficacia. Esto tiene que ser otorgado por un tribunal superior
ordinario del país donde se halla dictado el fallo, es decir, una corte. (246).

Tramitación del exequátur.

 Primero que todo, la sentencia deberá ser acompañada por una solicitud de
exequátur que debe cumplir con los requisitos de una demanda según la
ley.
 Esta demanda de exequátur debe preocuparse de que la sentencia este
debidamente legalizada, es decir, que tenga valor de instrumento publico en
Chile. Para ese efecto, hay una norma en el art. 345. Esta norma regula los
requisitos para que un instrumento publico extranjero, valga como un
instrumento publico en Chile. Ese instrumento debe estar autorizado por el
funcionario judicial competente (equivalente al secretario del juzgado en
Chile), luego, esa copia autorizada debe ser legalizada en el consulado
chileno de ese país, o en el país mas próximo o en el país amigo de Chile
mas próximo, el que va a certificar que la firma del funcionario competente
es autentica. Luego, la firma del secretario, autorizada por el cónsul, cuando
la llega a Chile se legaliza, y el ministerio de relaciones exteriores certifica
que la firma del cónsul es autentica. Además, por venir en idioma
267

extranjero, se debe traducir para que se entienda de que se trata la


sentencia. la traducción podría ser privada, pero seguramente la otra parte
la va a objetar, por lo tanto se va a pedir que la traducción se haga
oficialmente. El ministerio de relaciones exteriores va a traducir esa
sentencia de forma oficial.
 Presentada la demanda, si la materia es una cuestión contenciosa, se le
notificara de esta demanda al afectado por esta sentencia en Chile (248).
Esta notificación no procede cuando se trata de un asunto de jurisdicción no
contenciosa. Al notificado se le da un traslado igual que el que hay para
contestar la demanda (258 y 259).
 Con la contestación, o sin ella, la corte solicitara, antes de conocer el
exequátur, un informe al fiscal de la corte suprema, y da su opinión acerca
de si se debe o no declarar el cumplimiento de la resolución.
 Si la corte estima que existen hechos sustanciales, pertinentes o
controvertidos, (como la legislación extranjera), la corte puede abrir un
termino de prueba de conformidad con los incidentes. (250 en relación con
el 89). Las cuestiones a probar pueden ser de hecho o de derecho.
 La vista del exequátur por parte del tribunal, que ordenará cumplir la
resolución o rechazará el exequátur. Si se acoge el exequátur, ordena que lo
cumpla el tribunal chileno que le correspondería hacerlo cumplir si ese fallo
se hubiera dictado en Chile. Por ejemplo, si se trata de una demanda civil, le
corresponde al primer juzgado de letras de Santiago. Si se trata de un
asunto penal le corresponderá al primer juzgado de garantía de Santiago.

Respecto a los autos y decretos.

Se cumplen en Chile a través del exhorto internacional. Los exhorto internacionales no


están sujetos a un examen del tipo del exequátur, lo que no significa que en Chile le
daremos cumplimiento a cualquier auto o decreto extranjero. Generalmente, en Chile
se cumplen los que tienen por objeto rendir prueba en Chile, o notificar.
El exhorto internacional, se tramita con dos requisitos:
 Debe legalizarse la resolución de la misma forma que para el exequátur en el
art. 247.
 Debe ser acompañada de una solicitud simple, en que un abogado chileno se
encargue de su tramitación o diligenciarlo.

La corte va a ordenar un informe al fiscal acerca del exhorto, sin darle traslado ni
hacer pruebas, y solo con el informe del fiscal, la corte resuelve.
El exhorto internacional debe llegar a Chile según el art. 76.

Cumplimiento incidental de las resoluciones.

Este cumplimiento es la ejecución de un sentencia en el mismo proceso y ante el


mismo juez que la dictó.
De acuerdo al art. 233, la ejecución de una sentencia puede solicitarse ante el mismo
juez que la dictó, dentro del plazo de un año contado desde que la ejecución se hizo
exigible (233). Por lo tanto, dentro del año en que la resolución se hizo exigible, se
puede optar o entre cumplirla ante el mismo juez por medio del procedimiento
incidental o se puede iniciar un juicio ejecutivo usando la sentencia como titulo
ejecutivo.
¿Desde cuando es exigible una sentencia? El 231 dice que es cuando la sentencia este
ejecutoriada o causa ejecutoria de conformidad a la ley (174).
268

¿En que consiste el cumplimiento de una sentencia? Hay que hacer las siguientes
distinciones.
En primer lugar, la sentencia puede ordenar entregar una especie o cuerpo cierto
mueble o inmueble, lo cual se lleva a efecto mediante el uso de la fuerza publica.
Si se trata de especie o cuerpo cierto que no es habido, habrá que ver que
normalmente, en estos casos, deberá condenarse a quien sufre el riesgo de la especie
o cuerpo cierto al pago de una multa o suma de dinero (normalmente es una
indemnización) y por lo tanto, la obligación se transforma en el pago de una suma de
dinero.
En tercer lugar, si se trata de un genero determinado, hay que hacer una
subdistinción: si se trata de dinero, normalmente se embargarán bienes suficientes del
deudor y se rematarán para pagar al acreedor. Si se trata de obligaciones de genero
que no sean dinero, se embargará el genero respectivo si es que estuviere en poder
del deudor, para hacer entrega al acreedor, y si el deudor no tuviere el genero, se
avaluará este mediante la gestión preparatoria de avaluación y luego, entonces, se
procede a embargar bienes suficientes para ser rematados y pagada la deuda.
Por ultimo, si la sentencia ordena suscribir un documento, constituir una obligación,
ejecutar una obra material o destruir una obra material, deberá seguirse el
procedimiento del juicio ejecutivo de las obligaciones de hacer o no hacer. Todo esto
esta en el art. 235.

Tramitación del cumplimiento incidental.

Este requiere petición escrita del acreedor deducida ante el mismo tribunal y en el
mismo expediente en donde se obtuvo la sentencia, en la que se debe solicitar el
cumplimiento incidental de la sentencia, con citación del deudor. El tribunal va a
decretar el cumplimiento con citación ordenará que se notifique por cedula de esta
resolución al apoderado de la parte vencida (no a la parte).
Con esto, le corre un plazo de 3 días al deudor para presentar oposiciones. ¿En que
podrá fundarse esta oposición? Podrá fundarse en:
 Pago de la deuda.
 Remisión de la deuda.
 Concesión de esperas.
 Novación.
 Compensación.
 Transacción.
 La de haber perdido la sentencia su carácter de ejecutoria, sea absolutamente
o en relación a lo dispuesto en el art. 233. Esta consiste en que pueden ser de
dos tipos los fundamentos: que la sentencia que se intente cobrar no es un
titulo ejecutivo, no es liquida o determinada, no es actualmente exigible, o
esta prescrita la acción. El otro fundamento puede ser que transcurrió el año
que establece la ley como plazo para poder el procedimiento incidental.
 La perdida de la cosa debida.
 La imposibilidad de ejecutar la obra material.

Las dos ultimas, deben fundarse en antecedentes escritos, pero todas ellas en hechos
acaecidos con posterioridad a la sentencia cuyo cumplimiento se trata (234 CPC).

Por ultimo, hay una excepción adicional que es la falta de oportunidad en la ejecución,
la que debe estar revestida de fundamento plausible para que el tribunal la admita a
tramitación.
269

Si la sentencia se pretende hacer cumplir contra un tercero que no fue parte del juicio,
este puede alegar, adicionalmente, la de no empeserle la sentencia (efecto relativo de
las sentencias), y para esta excepción tiene un plazo extendido de 10 días.
Opuesta la excepción, el juez puede darle tramitación incidental o puede rechazarlas
de plano cuando no reúna uno de los requisitos.
Si no hubo oposición o si ella fue resuelta se procede a cumplirla (la sentencia) en la
forma como previamente ya indicamos.

El juicio de hacienda.

1. El consejo de defensa del estado. Es un organismo publico descentralizado, dotado


de personalidad jurídica y compuesto por abogados consejeros y de planta, regido por
la ley y son sede en Santiago. Le corresponde la defensa judicial de los intereses del
estado. El presidente del Consejo es un funcionario de la exclusiva confianza del
presidente de la republica.

2. Concepto de juicio de hacienda. Es aquel juicio en que tiene interés el fisco y cuyo
conocimiento corresponde a los tribunales ordinarios de justicia.

3. Tribunal competente. Podemos distinguir 3 situaciones en materia de competencia.

- Cuando el fisco es demandado, el demandante debe interponer su demanda


ante un juez de letras de asiento de Corte, ya que es en esos lugares en donde
hay abogados procuradores fiscales del CDE.
- Cuando el fisco es demandante, puede optar por demandar ante un juez de
letras de asiento de corte o ante el juez del domicilio del demandado.
- Cuando se trate de un asunto no contencioso, se aplica la misma regla anterior.

4. Tramitación. De acuerdo al art. 748 del CPC, se substancia siempre por escrito, por
las normas del juicio ordinario de mayor cuantía, con las siguientes modificaciones.

 Se omiten los escritos de replica y duplica siempre que la cuantía del negocio
no exceda de las 500 UTM.
 Se debe oír al ministerio publico antes de la prueba y de la sentencia definitiva.
En la actualidad, esta norma no tiene aplicación.
 Notificaciones. El presidente del CDE puede conferir la calidad de receptores
judiciales a funcionarios de las plantas directivas, profesional y técnicos para
que practiquen las actuaciones inherentes a ese cargo. Esos receptores se
sujetas a las mismas normas establecidas para los receptores en el COT.
 Mandato judicial. El patrocinio y poder conferido no requiere la concurrencia
personal de los poderdantes. Basta la exhibición de una credencial.
 Termino de emplazamiento. Cuando el fisco sea demandado, el plazo será de
15 días aumentado con el emplazamiento que corresponda a la distancia entre
Santiago y el lugar en que se promueva la acción.
 Absolución de posiciones. El presidente del CDE, los abogados procuradores y
apoderados del fisco, no tendrán la facultad de absolver posiciones en
representación del fisco, salvo que sean llamados a absolver posiciones sobre
hechos propios.
 Deben ser consultadas las sentencias definitivas de primera instancia que se
dicten en los juicios de hacienda que sea desfavorables al interés fiscal, cuando
de ellas no se apelare (751). La consulta no es una instancia ni un recurso, sino
270

que es un tramite procesal de orden publico establecido por el legislador para


ciertos casos.

5. Cumplimiento de las sentencias condenatorias contra el fisco en los juicios de


hacienda. Las sentencias deben cumplirse dentro de los 60 días siguientes a la
recepción del oficio del tribunal dirigido al ministerio respectivo, mediante la dictación
del correspondiente decreto emitido por éste (752). Los tramites que se contemplan
son los siguientes.

- Certificado de ejecutoriedad de la sentencia.


- Remisión de oficios al ministerio respectivo y al CDE junto con los cuales irá una
copia o fotocopia autorizada de la sentencia y con certificado de ejecutoria.
El presidente del CDE deberá informar a quien debe hacerse el pago y remitirá
el informe al ministerio dentro de 30 días.
- Dictación del decreto que ordene el pago respecto dentro de 60 días, el cual
dispondrá el pago con reajustes e intereses que se devenguen hasta el día del
pago.
- Pago por tesorería.

Juicios especiales seguidos ante árbitros.

El procedimiento ante los árbitros de derecho.

La regla general nos dice que los árbitros deben someterse tanto en la tramitación
como en el pronunciamiento de la sentencia a las reglas que establece la ley para los
jueces ordinarios según la naturaleza de la acción deducida (628 in 1).

Como reglas especiales se establecen las siguientes.

- Deben nombrar a un actuario.

- Notificaciones. Deben hacerse por la forma que unánimemente acuerden las


partes. A falta de acuerdo, personalmente o por cedula.

- Apremio de testigos. El arbitro no puede compeler a ningún testigo a que


comparezca. Cuando un testigo se niegue a declarar, el arbitro podrá pedir al
tribunal ordinario correspondiente que practique la diligencia. Los tribunales
podrán cometer esta diligencia al arbitro mismo asistido por un ministro de fe
(633).

- Diligencias fuera del lugar del juicio. Para llevarlas a cabo, el arbitro podrá pedir
al tribunal ordinario correspondiente que envíe un exhorto al tribunal que deba
realizar la diligencia.

- Dictación de sentencia en caso de pluralidad de árbitros. Todos deben concurrir


a dictarla, así como a cualquier acto de substanciación, a menos que las partes
acuerden otra cosa. En caso de no haber acuerdo, las decisiones se toman por
mayoría. Si no hay mayoría en la dictación de cualquier resolución, siempre y
cuando no sean apelables, quedará sin efecto el compromiso si éste es
voluntario. Si se trata de arbitraje forzoso, se designarán nuevos árbitros.
271

Cuando pueda deducirse apelación, cada opinión se estimará como resolución


distinta, y se elevarán los antecedentes al tribunal del alzada para que resuelva
en derecho el punto que haya motivado el desacuerdo de los árbitros (630 y
631).

- Recursos. En contra de sentencias arbitrales se pueden interponer los recursos


de apelación y casación en la forma, para ser resueltos por el tribunal que
habría conocido de él si el proceso no se hubiera sometido a compromiso.
Tratándose de la casación en el fondo, este procede en contra de sentencias
definitivas inapelables pronunciadas por un tribunal arbitral de segunda
instancia constituido por árbitros de derecho (767).
Además, procede el recurso de queja, si en las resoluciones se incurre en falta o
abuso y conocerá la corte de apelaciones respectiva (63 Nº 2 letra B COT).

- Cumplimiento de la sentencia dictada por un arbitro de derecho. Para la


ejecución de sentencias definitivas, se podrá ocurrir al árbitro que la dictó o al
tribunal ordinario correspondiente, a elección del interesado.
Tratándose de otras resoluciones, corresponde al arbitro ordenar su ejecución.
Sin embargo, cuando el cumplimiento exija procedimientos de apremio o el
empleo de otras medidas compulsivas, o cuando haya de afectar a terceros que
no sean parte en el compromiso, deberá ocurrirse a la justicia ordinaria para la
ejecución de lo resuelto.

El procedimiento ante los árbitros arbitradores.

1. Procedimiento. Al regir el principio del orden consecutivo convencional, el arbitro


esta obligado a guardar en su procedimiento y fallo las normas que las partes hayan
expresado en el acto constitutivo del compromiso (636 in 1).
Ante falta de esas normas, rigen las normas mínimas de procedimiento establecidas en
el CPC, que se resumen en:

- El arbitro arbitrador debe oír a las partes, es decir, se debe respetar el principio
de la bilateralidad de la audiencia.
- El arbitro arbitrador debe recibir y agregar al proceso los instrumentos que las
partes le presenten. Además, puede practicar las diligencias necesarias para
practicar los hechos.

2. Para los árbitros arbitradores es facultativo designar un actuario (639).

3. La sentencia del arbitro arbitrador. El arbitro arbitrador puede dictar su fallo en el


sentido que su prudencia y equidad le dicten (637). Sin embargo, la sentencia debe
cumplir con ciertos requisitos. Estos son:

- La designación de las partes litigante.


- Enunciación breve de las peticiones sometidas por el demandante.
- La misma enunciación sobre las defensas alegadas por el demandado.
- Las razones de prudencia o equidad que le sirven de fundamento a la sentencia.
- La decisión del asunto controvertido.
272

- Por ultimo, debe indicar la fecha y lugar en que se expide, la firma del arbitro
arbitrador y debe ser autorizada por un ministro de fe o por dos testigos en su
defecto.

4. Dictación de la sentencia en caso de existir pluralidad de árbitros. Todos deben


concurrir a dictarla, así como cualquier acto de substanciación , a menos que las partes
acuerden otra cosa.
no poniéndose de acuerdo los árbitros, se reunirá con ellos el tercero si lo hay y la
mayoría pronunciará resolución.
No pudiéndose obtener mayoría en el pronunciamiento de la sentencia definitiva o de
otra clase de resoluciones, quedará sin efecto si no puede deducirse apelación.
Habiendo lugar a este recurso, se elevarán los antecedentes a los arbitradores de
segunda instancia para que resuelvan como estimen conveniente sobre la cuestión que
motiva el desacuerdo (642).

5. Recursos. Contra una sentencia del arbitro arbitrador solo habrá lugar a recurso de
apelación cuando las partes, en el compromiso, expresen que se reservan ese recurso
ante árbitros del mismo carácter, y designen las personas que han de desempeñar el
encargo (239 COT y 642 CPC).

El recurso de casación en la forma procede (239 COT), aplicándose a su respecto las


reglas generales contenidas en el Libro III del CPC.

El recurso de casación en el fondo no procederá en caso alguno. Así lo señala el art.


239 in 2 del COT.

También procede el recurso de queja si se ha incurrido en flagrante falta o abuso,


siendo competente la corte de apelaciones respectiva (63 Nº 2 letras B COT).

6. Cumplimiento de la sentencia dictada por un arbitro arbitrador. Se aplica en este


respecto lo dicho para los árbitros de derechos.

Los actos judiciales no contenciosos.

Ya los definimos como “aquellos que según la ley requieren intervención del juez y en
que no se promueve contienda alguna entre partes”.

Para encontrarnos frente a un acto judicial no contencioso, se deben reunir


copulativamente los siguientes requisitos.

- Existencia de una ley en que expresamente se requiera la intervención de un


tribunal.
- Ausencia de conflicto.

En este tipo de procedimientos rige el principio inquisitivo (820) y el de apreciación de


la prueba de la sana crítica (819).

Formas de resolver los asuntos no contenciosos.


273

Los tribunales deben resolver estos asuntos “con conocimiento de causa”, en todos
aquellos casos en que expresamente no se someta el asunto a un procedimiento
especial (818 in 1).
Para adquirir ese conocimiento puede utilizar cualquier medio idóneo. El medio
principal contemplado es la denominada “información sumaria” (818 in 2), que es la
prueba de cualquier especie, rendida sin notificación ni intervención de contradictor y
sin previo señalamiento de término probatorio (818 in 3). La información sumaria de
mayor utilización es la de testigos.

La información sumaria de testigos.

Consiste en que un mínimo de dos testigos comparezca ante un ministro de fe


(receptor), el cual, en un acta, los individualizará e indicará lo que estos expresen
acerca del hecho que dé base a la solicitud del interesado. La diligencia termina con la
firma de todos quienes intervienen.
Es importante no confundir esto con la información para perpetua memoria (909).

Naturaleza jurídica de la resolución que se dicta en un procedimiento judicial no


contencioso.

Aunque en la practica se califique como auto, según el art. 826 es una sentencia
definitiva, pues establece los requisitos formales de la referida resolución.

Clasificación de la resolución de acuerdo a la decisión del tribunal.

Se clasifican en:

- Resoluciones positivas. Son aquellas que dan lugar a lo solicitado por el


interesado y que pueden ser modificadas mientras se encuentre pendiente su
ejecución.
- Resoluciones negativas. No dan lugar a lo solicitado, pudiendo ser revocadas y
modificadas sin limitación (821).

Régimen de recursos y medios de impugnación de resoluciones que recaen sobre el


acto judicial no contencioso.

- Se pueden revocar o modificar sus resoluciones negativas y afirmativas (821).


- También proceden la apelación y la casación, según las reglas generales (822).

La conversión del acto judicial no contencioso.

Existe la posibilidad de que estos actos se conviertan en contenciosos. En efecto, si a


la solicitud presentada se hace oposición por legítimo contradictor, se hará contencioso
el negocio y se sujetará a los tramites del juicio que corresponda.
Si la oposición se hace por quien no tiene derecho, el tribunal, desestimándola de
plano, dictará resolución sobre el negocio principal (823).
274

Concepto de legítimo contradictor. La ley no lo define pero podemos entenderlo como


aquel sujeto que en una gestión no contenciosa se encuentra legalmente habilitado
para oponerse a ella, toda vez que tiene un interés jurídicamente protegido tutelado,
que tal procedimiento ha puesto en peligro.

Alcance de vos “derecho”. La expresión del art. 823 se refiere a un derecho subjetivo,
substancial, un interés jurídicamente protegido por el ordenamiento sustancial civil. En
otras palabras, es el interés actual en que la oposición se funda.

Oportunidad procesal para ejercitar la oposición. Según Maturana, la facultad para


oponerse puede hacerse valer en cualquier momento, incluso después de dictada la
sentencia, pero antes de que esta se encuentre cumplida. Lo anterior, es sin perjuicio
de otras acciones de lato conocimiento que pudiera intentar en contra del que ha
obtenido resolución positiva, como por ejemplo, la petición de herencia en contra de
quien ha obtenido el auto de posesión efectiva.

La duda que surge es la siguiente ¿Puede el legítimo contradictor ser considerado


interesado en el sentido del 821, para los efectos de poder ejercer el recurso de
revocación que tal precepto consagra? Para Maturana, éste no puede impetrar este
recurso puesto que solo puede oponerse al trámite y no actuar dentro de él.

Providencia que recae en el escrito de oposición. Si en concepto del tribunal concurren


los requisitos legales, de acuerdo a la disposición del art. 823 in 1, “se hará
contencioso el negocio y se sujetará a los tramites del juicio que corresponda, pero si
la oposición se hace por quien no tiene derecho, la desestimará de plano”.

Situación jurídica de las partes. La ley no dice nada al respecto. Maturana estima que
el interesado o el legitimo contradictor revestirán el carácter de demandante o de
demandado según quien sea el primero que asuma el carácter de sujeto activo en el
juicio correspondiente.

Los juicios sobre partición de bienes.

(Las reglas están tratadas en la partición de la herencia. Leer de todas formas


los art. 646 y ss. del CPC).
275

LOS RECURSOS.

En el proceso se pueden producir actos procesales que adolecen de incorrecciones o


defectos, en los cuales las partes deben actuar para sanearlos mediante el ejercicio de
la impugnación.

Impugnación se puede definir como “la acción y efecto de atacar o refutar un acto
judicial, documento, disposición, testimonial, etc, con el fin de obtener su revocación o
invalidación.

De esta forma, la impugnación aparece como el género en el cual se comprende toda


acción para obtener el saneamiento de la incorrección o defecto de un acto procesal,
ya sea ante el mismo tribunal que la dictó o frente a su superior jerárquico.

Algunos de los medio de impugnación que el legislador contempla para los efectos de
impugnar una sentencia son:

- El incidente de alzamiento de las medidas precautorias.


- La oposición decretada respecto de la actuación decretada con citación.
- El incidente de nulidad procesal del rebelde.
- La oposición de terceros (234 in penúltimo).
- Los recursos. Es recurso es uno mas de los medios que establece la ley para
hacer valer la impugnación.

Los recursos.

Se le define como “el acto jurídico procesal de la parte o de quien tenga legitimación
para actuar, mediante el cual se impugna una resolución judicial, dentro del mismo
proceso que se pronunció, solicitando su revisión a fin de eliminar el agravio que
sostiene se le ha causado con su dictación”.

El recurso es un acto procesal exclusivo de los litigantes y en contra de las actuaciones


del tribunal, y no de las partes.

Elementos del recurso.

Para que nos encontremos en presencia de un recurso se requieren de los siguientes


elementos.

1. Debe ser contemplada por el legislador la existencia del recurso, determinado el


tribunal que debe conocer de el, y el procedimiento que debe seguirse para su
resolución. El tribunal que conoce, en virtud del 74 de la CPR, debe ser establecido por
una LOC y el procedimiento será establecido por una ley simple (7 y 19 Nº 3 CPR).
276

2. Es un acto jurídico procesal de parte o de quien tenga legitimación para actuar. Sin
embargo, también un tercero puede estar facultado para recurrir, pero solo aquellos
que como principal, coadyuvante o independiente o como sustituto procesal haya
podido actuar en el proceso.
Es por este elemento que no pueden calificarse como recursos aquellos actos que
llevan a cabo de oficio los órganos jurisdiccionales, como es el caso de la casación de
oficio.

3. El agravio. Existe agravio cuando hay una diferencia entre lo pedido por una parte al
juez y lo que éste concede al peticionario, perjudicando a éste la diferencia entre lo
pedido y concedido.

Este agravio puede ser tanto material como procesal. Este agravio se determina y
debe existir en la parte dispositiva de la resolución, por lo que no es posible hablar de
agravio por la diferencia entre los argumentos de las partes y la parte considerativa de
la resolución.

Además, el agravio puede existir respecto de todas las partes, y no necesariamente de


una sola. En ese caso, todos se encuentran en condiciones de recurrir.

4. Impugnación de una resolución judicial dentro del mismo proceso en el que se dictó.
Existe una intima relación entre la acción y el recurso, siendo el recurso el medio que
tiene la parte para continuar con su actividad dentro del proceso a través de una
nueva etapa. Así, el recurso es un medio para pasar a una nueva etapa. A modo de
ejemplo, con la apelación se pasa a la segunda instancia.

5. Revisión de la sentencia impugnada. El objeto que se persigue mediante el recurso


es la eliminación del agravio producido en la sentencia. Ello se logra mediante:

- La reforma de la resolución judicial (reposición y apelación).


- Por la nulidad de la resolución judicial (casación y recurso de nulidad en el
proceso penal).

Fuentes de los recursos.

A. Constitución política. La constitución puede ser:

- Fuente directa, en la medida que ella misma establece recursos cuya


reglamentación esta generalmente entregada a la dictación de una ley
posterior. La constitución establece una serie de recursos, que si bien la
doctrina estima que son acciones, la constitución los llama recursos: protección,
amparo, inaplicabilidad y reclamación de nacionalidad.
- Fuente indirecta: se refiere a todas las instituciones generales de derecho
procesal, entre las cuales deben considerarse los recursos.
o Bases de la institucionalidad. Art. 7. Se deduce que el sistema de
recursos forma parte de la limitación de las competencias de los
organismos del Estado.
o Derechos y deberes constitucionales. Para que exista el debido proceso
contemplado en el art. 19 Nº 3 es indispensable un sistema de recursos.
277

B. Código orgánico de tribunales. Es una fuente indirecta de los recursos porque señala
los tribunales que van a conocer de ellos. Se puede apreciar que generalmente, la
competencia para conocer de los recursos se da en consideración al principio
jerárquico. En consecuencia, normalmente los recursos los va a conocer el superior
jerárquico del tribunal que dicta la sentencia recurrida.

Además, el COT es fuente directa de los recursos en dos casos:

- Al establecer el recurso de reposición de carácter administrativo que procede


solo respecto de las resoluciones que versan sobre la calificación de los jueces y
el recurso de apelación por esta misma causa (278).
- Se reglamenta el recurso de queja (545).

C. Código de procedimiento Civil. Como fuente directa se podría decir que es la mas
importante porque reglamenta orgánicamente los recursos procesales que a
continuación se señalan.

- Reposición ordinario y extraordinario (181).


- Aclaración, rectificación y enmienda (182).
- Apelación (186 y ss).
- Casación.
- Revisión.

D. Código procesal penal. Realiza una regulación orgánica de los recursos en su Libro
III. Se establecen disposiciones generales aplicables a todo recurso, se regula la
reposición, la apelación, la nulidad y la revisión de sentencias firmes condenatorias.

Además se contempla la existencia de la acción de amparo ante el juez de garantía por


detención ilícita.

Es importante señalar que respecto de los recursos del código procesal penal no rigen
supletoriamente las reglas de los recursos civiles, sino que se rigen por sus propias
normas especiales, sus disposiciones generales del titulo I del libro III y las reglas del
juicio oral (titulo III del libro III).

Regulación de los recursos en diversos procedimientos especiales.

El legislador contempla varios procedimientos especiales en los cuales modifica las


reglas especiales de los recursos. A saber.

- Derecho del trabajo. Se mantiene la idea de los recursos civiles pero se altera la
oportunidad para hacerlos valer.
- Derecho de menores. Solo son admisibles los recursos de apelación que se
concede en el solo efecto devolutivo, en contra de las sentencias definitivas de
primera instancia o aquellas que pongan termino al proceso o hagan imposible
su prosecución. También se acepta el de queja, sin perjuicio de la reposición en
su caso.
- Derecho tributario.
- DL 211.
- Código de aguas.
278

- Código sanitario.
- Ley de municipalidades.

Sistema de recursos frente a los tribunales arbitrales.

Frente a las resoluciones de los árbitros de derecho, proceden los mismos recursos que
procederían si el asunto estuviera siendo conocido por un tribunal ordinario en primera
instancia.

Frente a las resoluciones de los árbitros arbitradores:

- Recurso de apelación. Generalmente no procede salvo el caso del 239 COT.


- Recurso de casación en la forma. Procede por la causal de omisión de tramite
esencial (normas mínimas de procedimiento).

Clasificación de los recursos.

1. De acuerdo a la finalidad perseguida.

- Recursos de nulidad. Casación en la forma y fondo y nulidad en el nuevo


proceso penal.
- Recursos de enmienda. Reposición y apelación.
- Recursos de protección de garantías constitucionales. Amparo y protección.
- Recursos en que se persigue la declaración de determinadas circunstancias:
Inaplicabilidad.

2. De acuerdo al tribunal ante el cual se interponen y por quien se falla.

- Recursos que se interponen ante el mismo tribunal que dictó la resolución para
que el mismo los falle: aclaración, rectificación y enmienda y reposición.
- Recursos que se interponen ante el mismo tribunal para ante el tribunal
superior: apelación, casación en la forma y nulidad en el proceso penal.
- Recursos que se interponen directamente ante el tribunal que la ley señala para
los efectos que lo falle él mismo: revisión, queja y hecho.

3. De acuerdo a su procedencia en contra de una mayor o menor cantidad de


resoluciones.

A. En este sentido, los recursos se pueden clasificar en ordinario y extraordinarios. En


Chile, esto tiene un doble significado.

- En cuanto a la procedencia del recurso en contra de la mayoría de las


resoluciones judiciales, en caso de ser ordinario, o que proceda en contra de
determinadas resoluciones, extraordinario.
- En cuanto al motivo considerado por el legislador para permitir la interposición
del recurso: ordinario, cuando no se han establecido causales específicas,
posibilitándose su interposición por el hecho de existir agravio, como la
apelación o la reposición; y extraordinario cuando el legislador ha establecido
causales específicas, como la casación y la nulidad en el proceso penal.
279

B. En este respecto también pueden clasificarse como medios de gravamen y acciones


de impugnación.

- Medios de gravamen: persiguen de inmediato la modificación de lo resuelto por


el tribunal superior jerárquico para reparar la injusticia de la resolución
recurrida, como la apelación.
- Acciones de impugnación: Persiguen quitar vigor al fallo, pero sin pretender su
inmediata modificación.

4. De acuerdo a la fuente de los recursos.

- Constitucionales.
- Legales.

5. De acuerdo a la resolución objeto de la impugnación.

- Recurso principal. Se resuelve en contra de una resolución que resuelve el


conflicto sometido a resolución del tribunal, como es el caso de la apelación de
la sentencia definitiva de primera instancia.
- Recurso incidental. Se interpone en contra de las resoluciones que no resuelven
el conflicto sino que recaen sobre incidentes o tramites del juicio, como la
reposición con apelación subsidiaria del auto de prueba.

Principios aplicables al sistema de recursos chilenos.

- Principio jerárquico. Hace la excepción a este principio el recurso de reposición.


- Principio de la doble instancia. El legislador establece este principio como regla
general para resguardar el debido proceso. La excepción esta dada en el
proceso penal, en que se conoce y falla en única instancia por lo que los
recursos no constituyen instancia.
- Principio de preclusión. Transcurrida la oportunidad para interponer un recurso,
ellos son declarados inadmisibles. Además, en los recursos se presenta otra
modalidad de la preclusión que es la “consumación”, consistente en que la
facultad de recurrir se agota una vez que se ha ejercido.

Objetivo de los recursos.

Fundamentalmente son los siguientes.

- La nulidad de la resolución. Esto se da en los recursos de casación, revisión y


en el recurso de nulidad en el nuevo proceso penal.
- La enmienda de una resolución, mediante la modificación total o parcial de la
misma, como en el recurso de apelación y reposición.
- Perseguirse otros objetivos según la naturaleza del recurso, como el
reestablecimiento del imperio del derecho en el caso de recurso de protección.

Facultades en virtud de las cuales se conoce de los distintos recursos.


280

La regla general es que los recursos sean conocidos en virtud de la actividad


jurisdiccional de los tribunales. Sin embargo, en virtud de las facultades conservadoras
se conocen los recursos de amparo y protección. Se conocen también en virtud de las
facultades disciplinarias los recursos de queja y de la queja. En virtud de las facultades
económicas se conoce del recurso de aclaración, rectificación y enmienda.

Tribunales ante los cuales se interponen los recursos.

El tribunal A QUO es el tribunal que dictó la resolución que se pretende impugnar y


ante el cual se presenta el recurso.

El tribunal AD QUEM es el tribunal que falla el recurso interpuesto .

- Aclaración, rectificación y enmienda. Se interpone ante quien dictó la resolución


para que lo resuelva el mismo.
- Reposición. Ídem.
- Apelación. Se interpone ante quien dictó la resolución para que lo resuelva su
superior jerárquico.
- De hecho. Se interpone ante el tribunal superior jerárquico y lo resuelve el
mismo tribunal ante el cual se interpone.
- Casación en la forma. Es igual a la apelación.
- Casación en el fondo. Se interpone ante la corte de apelaciones o tribunal
arbitral que conoce asuntos de cortes de apelaciones para que lo resuelva la
corte suprema.
- Nulidad. Se interpone ante quien dictó la resolución para ser resuelto por la
corte de apelaciones, salvo en determinado casos que va a conocer la corte
suprema.
- Revisión. Se interpone directamente a la corte suprema para que resuelva.
- Protección. Se interpone ante la corte de apelaciones para que resuelva.
- Amparo. Ídem.
- Inaplicabilidad. Se interpone directamente ante el tribunal constitucional para
que resuelva.
- Queja. Se interpone y resuelve por el superior jerárquico en sala, y es el pleno
quien adopta la sanción disciplinaria.

Resoluciones judiciales y recursos.

La sentencia definitiva. Ordinariamente contra la sentencia definitiva procede la


apelación. Extraordinariamente proceden otros recursos como la casación.

Nunca procede la reposición en las sentencia definitivas, salvo el caso del


procedimiento de quiebras.

En materia penal la regla general es la única instancia, por lo que solo se contempla la
apelación para la sentencia definitiva que falla el procedimiento abreviado.

La sentencia interlocutoria.
281

- En materia Civil. El recurso propio de las sentencias interlocutorias es el de


apelación. La reposición no es procedente salvo que expresamente lo señale la
ley, como lo hace en el caso del auto de prueba (que es en realidad una
interlocutoria).
- En materia penal. El recurso propio de las sentencias interlocutorias en materia
penal es la reposición.

Las sentencias interlocutorias que ponen termino al juicio o hacen imposible su


prosecución, las cuales generalmente se refieren a incidentes especiales, son
generalmente apelables. Así se establece en el art. 370 letra A del CPP.

Además, el art. 766 del CPC hace extensivo a este tipo de sentencias interlocutorias el
recurso de casación, tanto en la forma como en el fondo.
De esta forma, es procedente la casación en contra de la resolución que acoge el
abandono del procedimiento o la que acoge la incompetencia absoluta del tribunal.
La jurisprudencia, sin embargo, ha tratado de limitar la interposición de la casación en
contra de dichas resoluciones. Es mas, la mayoría de la veces ha rechazado la casación
en contra de la resolución que establece la incompetencia del tribunal.

Autos y decretos. El recurso propio de estas resoluciones es la reposición. En materia,


civil, los autos y decretos, muy excepcionalmente, son apelables.

Vinculación entre resoluciones judiciales y recursos.

La relación entre las resoluciones y los recursos está en intima conexión con la
naturaleza de éstas.
Es así como la naturaleza jurídica de las resolución judiciales, determina la procedencia
de ciertos recursos. La ley, muchas veces soluciona los posibles conflictos de
determinación de la naturaleza jurídica de las resoluciones mencionando expresamente
los recursos que proceden en su contra.
Por otra parte, la vinculación es i