Vous êtes sur la page 1sur 9

CÓMO MODIFICAR TUS CREENCIAS

LIMITANTES: GUÍA PRÁCTICA

por Alvaro López Morcillo

Las creencias limitantes condicionan por completo nuestra vida, pero


rara vez somos consciente de que las tenemos.

En esta artículo descubrirás qué son las creencias limitantes y algunas


herramientas que te ayudarán a modificarlas.

¿TE HAS DICHO ALGUNA VEZ…?

No valgo para nada / No soy lo suficientemente buen@ para.. / No


puedo…

Pues siento decirte que te estás limitando tú mism@, porque como dice
el dicho popular “querer es poder”
Sí, la frasecita está muy bien pero yo mismo más de una vez he querido
hacer algo y no he podido llevarlo a cabo. uneasy

Seguramente algún listillo te ha dicho alguna vez aquello de: “si haces
siempre lo mismo obtendrás siempre los mismos resultados”.

Y tú habrás pensado: “sí, si ya lo sé, pero es que no puedo, NO


PUEDORR” angry

Normal, porque antes de cualquier acción hay un pensamiento, y los


pensamientos se sustentan sobre tus creencias, por lo que para cambiar
determinadas acciones y comportamientos deberás revisar tus
creencias.

Efectivamente no es sencillo, por eso aquí te voy a explicar


cómo modificar creencias limitantes.

¿QUÉ ES UNA CREENCIA LIMITANTE?


Pues qué va a ser, una creencia que te limita… mrgreen

Bueno vale, te daré una definición un poco más académica:

Una creencia limitante es aquella que de un modo u otro te impide


alcanzar un estado deseado.
Veamos un ejemplo: dos hermanos gemelos que intentan ligar con la
misma chica. Uno está seguro de que va a salir con ella, mientras el otro
cree que no es lo suficientemente atractivo.

¿Cuál crees que tiene más probabilidades de conseguirlo?

Sin lugar a dudas el que de partida cree que saldrá con ella, ya que el
otro se está limitando a sí mismo y no se atreverá ni siquiera a pedirle al
teléfono: la percepción del chaval sobre sí mismo le impide hacer algo
que sin duda puede hacer.
Por eso una creencia limitante siempre supone un obstáculo para
avanzar en nuestro camino.

¿CÓMO SE CONSTRUYE UNA CREENCIA


LIMITANTE?
DESARROLLO DE CREENCIAS EN LA INFANCIA
Las creencias fundamentales del ser humano se consolidan en
el periodo de aprendizaje, por lo que las personas que tutelan a un niño
durante los primeros años de su vida tienen una influencia muy
importante en la forma de pensar que ese niño tendrá cuando sea adulto.

Por eso el entorno familiar, socio-cultural y la educación que recibiste


en tu infancia condicionaron sin duda la forma de pensar que tienes hoy.

Te dejo un vídeo en el que se ejemplifica de forma bastante divertida


cómo se construye una creencia limitante durante la infancia. smile

Por tanto, si quieres que tu hijo sea feliz en el futuro, debes tener
precaución con las ideas que les transmites desde su más tierna infancia.

CREENCIAS Y AUTOESTIMA
Quiero hacer especial hincapié en un tipo de creencias
limitantes generalmente aprendidas durante la infancia, que a la larga se
traducen en problemas de falta de confianza y autoestima.

Basta que un adulto le reitere a un niño “no puedes” o “no vales para
nada” para que éste termine por creérselo.

Acuérdate del cuento “El elefante encadenado” de Jorge Bucay en el que


el elefante adulto no se deshacía de una débil cadena simplemente
porque de pequeño aprendió que no era capaz de hacerlo.

En la mayoría de los casos de problemas de autoestima existe


una creencia limitante que está asociada a un miedo, como pueden ser:
Recuerda que las creencias no responden a verdades o hechos
demostrables a través del raciocinio, sino que son pensamientos
asociados a ideas o sentimientos que tomas como ciertos, ya sea por fe,
confianza, miedo…

Es decir, tu creencia no es la verdad, es una verdad que tú has


construido.

Si necesitas mejorar tu autoestima consulta esta guía con 60 acciones.

CREENCIAS ADQUIRIDAS EN LA EDAD ADULTA


Pero las creencias no sólo se asientan en la infancia: a lo largo de toda la
vida vamos adoptando creencias, y más aún en nuestra era tan
cambiante.

Así pues hay creencias que pueden ser adquiridas a lo largo de toda la
vida.

Un ejemplo muy habitual es el de personas que pasada cierta edad


tienen dudas sobre sus posibilidades para reinventarse
profesionalmente (si es tu caso te animo a pinchar el enlace anterior).

LAS FUENTES DE LAS CREENCIAS


Una creencia puede generarse a través de la experiencia:

 Me muerde un perro y creo que todos los perros son peligrosos.


 El Presidente del Gobierno dice que estamos saliendo de la crisis y
como anteriormente ya lo ha dicho y no ha sucedido no me lo creo.
 Pero las creencias también puedes adquirirlas de alguien que
consideras que posee autoridad moral o de conocimiento.

Por ejemplo si un experto y reconocido nutricionista dice en un medio de


comunicación de masas que el pan de malta es bueno para eliminar la
celulítis, al día siguiente de la emisión con bastante probabilidad se
agotará el pan de malta.

Es decir, como no tienes la posibilidad de saberlo todo, el conocimiento lo


adquieres porque depositas tu confianza en personas que para ti son
autoridades en la materia.

Por último tu moral y/o tu fe puede confeccionar un punto de vista


particular basado en tus valores personales o principios fundamentales.

EL PODER DE UNA CREENCIA


Las creencias tienen un poder extraordinario, que es
el condicionamiento.

Es decir, las creencias dirigen tus pensamientos y por tanto tienen la


capacidad intrínseca de condicionarte.

Así si crees que “todo te va a salir mal” sin necesidad de ponerme una
bata de colorines y las gafas del revés te auguro un futuro bastante
negro.

Recuerda que una creencia puede llevar al cumplimiento de una


profecía, tal y como nos contaba Virginia Morante en “El efecto
Pigmalion”

Ese condicionamiento del que te hablo puede ser determinante en tu


vida, tanto de forma positiva como negativa.
Así, una creencia limitante puede bloquearte y no permitirte llevar a
cabo acciones que son totalmente lógicas.

Pero del mismo modo, una creencia potenciadora puede llevarte a


alcanzar los retos más imposibles,

Como Muhammad Alí dijo, yo hace un tiempo decidí creer que..

(Nada es imposible)
Y desde entonces alcanzo cosas que anteriormente no se me pasaban
por la cabeza.

Por lo tanto cambiar tus creencias puede cambiar tu experiencia vital


de un modo muy determinante.

¿Que no sabes cómo hacerlo?

Déjame que te ayude…

CÓMO MODIFICAR CREENCIAS LIMITANTES


FASE 1: DETECCIÓN Y OBSERVACIÓN DE LA CREENCIA
A LA CAZA DE TU CEREBRO
Es complicado pero se trata de eso, de pillar infraganti a tu
cerebro para detectar qué creencias tienes.

Para ello observa tu forma de expresarte e intenta detectar frases que


comiencen con:
Presta atención también a las generalizaciones del tiempo “todo me sale
mal” o “estoy haciendo TODO lo que puedo” ¿Es en esos casos
realmente TODO sin excepción?

Por último observa las aseveraciones del tipo: Soy + adjetivo. P.e.: Soy
tonto, soy inútil, etc..

Recuerda que tal y como vimos en la serie relacionada con el Ego, tú


sólo eres quien CREES ser.

Fíjate que lo anterior no es otra cosa que una toma de conciencia de


cómo piensas.

OJO CON LAS CREENCIAS “TRAMPA”


Te pongo un par de ejemplos:

1. “Ayudar a los demás es de buenas personas.”

Y basándote en esa creencia tratas de ayudar a todo el mundo pero


descuidas tu vida personal. Sin duda es una creencia positiva, pero deja
de serlo en cuanto limita tu vida.

2. “Para ser profesional hay que responder a las necesidades


de la empresa”

Y basándote en esa creencia permaneces en el trabajo muchas más


horas de las contratadas deteriorándose tu vida social…

¿CÓMO HA LLEGADO ESE PENSAMIENTO HASTA AHÍ?


Como te decía anteriormente, una creencia no surge de la nada sino que
tiene diferentes procedencias

Por lo tanto lo segundo que has de hacer es cuestionarte ¿por qué


crees eso?
Si fuera posible, intenta detectar con exactitud cómo llegó a tu
pensamiento

FASE 2: CAMBIAR LA CREENCIA


TÉCNICA DE PNL
Para cambiar una creencia limitante por una creencia potenciadora te voy
a dejar una técnica de PNL:

1. Escoge una creencia negativa limitadora. ¿Es una creencia


recibida de otras personas o tuya propia?

2. ¿Cuál es la intención positiva de esa creencia? (todo


comportamiento encierra una intención positiva)
3. ¿Cuál es la creencia opuesta positiva que quieres incorporar?
4. ¿Cómo puede mejorar mi vida aplicando la creencia positiva?
5. ¿Cómo podría empeorar mi vida por esa nueva creencia?
6. ¿Qué es lo mejor que te puede pasar si continúas con la vieja
creencia?
7. ¿Qué es lo mejor que te puede pasar con la creencia positiva?

Es necesario practicar con ella y mantenerla un tiempo.

CUESTIONA LA FUENTE
Cuestionar la fuente de la que procede la creencia es otro modo de
conseguir desterrar una creencia limitante:

Cuestionar la autoridad:
Fíjate en este artículo en el que Nick Brown, un simple aficionado sin
grandes conocimientos científicos, desmonta la “Ciencia de la
positividad”, teoría deasarrollada por a la gurú de la ciencia de la
felicidad, Barbara Fredrickson de la Universidad de Minnesota.

Cuestionar la generalización de la experiencia:

FASE 3: CONSOLIDACIÓN DE LA CREENCIA


Personalmente recomiendo consolidar la creencia de dos formas:

1. Repetición de afirmaciones sobre la nueva creencia. Es una


buena fórmula de reprogramar el cerebro

2. Entrenamiento de la creencia a través de los comportamientos,


conductas y lenguaje que estén asociados a la misma.

RECURSOS
No puedo dejar de recomendaros para concluir esta guía varios recursos
que sin duda te ayudaran a ampliar esta información:

VÍDEO DE MARIO ALONSO PUIG SOBRE LAS CREENCIAS LIMITANTES


VÍDEO IDENTIFICA TUS 9 CREENCIAS LIMITANTES