Vous êtes sur la page 1sur 14

INSTITUTO POLITECNICO NACIONAL

ESCUELA SUPERIOR DE INGENIERIA


MECANICA Y ELECTRICA
UNIDAD CULHUACAN

CAMPOS Y ONDAS ELECTROMAGNETICAS

PRACTICA N°7

“Atenuación y Transmisión de una Onda”

PROFESOR:

GUTIERREZ HERNANDEZ MARIA CONCEPCION

INTEGRANTES:

 Hernández Vázquez Oscar

GRUPO:
1. OBJETIVO.

Estudio de la atenuación de la iluminancia con la distancia para el caso de una


fuente puntual (rayo láser).

2. MATERIALES.

 Captador de intensidad luminosa


 Flexómetro
 Polaroid
 Miliamperímetro
 Fuente de luz puntual (rayo láser).
 Placa de Vidrio
 Prisma rectangular
 Tetraedro
 Cuba llena con agua
 Placa de Acrílico
 Prisma Curvilíneo

3. INTRODUCCION.

¿Qué es atenuación?

La atenuación es descrita matemáticamente por la ley del cuadrado inverso que


describe cómo es que se reduce la densidad de potencia con la distancia a la
fuente. El campo electromagnético continuo se dispersa a medida que el frente de
onda se aleja dela fuente, lo que hace que las ondas electromagnéticas se alejen
cada vez más entre sí, en consecuencia, la cantidad de ondas por unidad de área
es menor.

Cabe destacar que no se pierde ni se disipa nada de la potencia irradiada por la


fuente de onda se aleja, sino que el frente se extiende cada vez más sobre un
área mayor lo que hace una pérdida de potencia que suele llamar Atenuación de
la Onda. La atenuación de Onda se deba al dispersión esférica de la onda, a
veces se llama atenuación espacial de la onda.
Ondas de radio Electromagnéticas

Las ondas de radio son un tipo de radiación electromagnética. Una onda de radio
tiene una longitud de onda mayor que la luz visible. Las ondas de radio se usan
extensamente en las comunicaciones.
Las ondas de radio tienen longitudes que van de tan sólo unos cuantos milímetros
(décimas de pulgadas), y pueden llegar a ser tan extensas que alcanzan cientos
de kilómetros (cientos de millas). En comparación, la luz visible tiene longitudes de
onda en el rango de 400 a 700 nanómetros, aproximadamente 5 000 menos que la
longitud de onda de las ondas de radio. Las ondas de radio oscilan en frecuencias
entre unos cuantos KHz (kHz o miles de hertz) y unos cuantos THz (THz or 1012
hertz). La radiación "infrarroja lejana" , sigue las ondas de radio en el espectro
electromagnético, los IR lejanos tienen un poco más de energía y menor longitud
de onda que las de radio.
Las microondas, que usamos para cocinar y en las comunicaciones, son
longitudes de onda de radio cortas, desde unos cuantos milímetros a cientos de
milímetros (décimas a decenas de pulgadas).
Varias frecuencias de ondas de radio se usan para la televisión y emisiones de
radio FM y AM, comunicaciones militares, teléfonos celulares, radioaficionados,
redes inalámbricas de computadoras, y otras numerosas aplicaciones de
comunicaciones.
La mayoría de las ondas de radio pasan libremente a través de la atmósfera de la
Tierra. Sin embargo, algunas frecuencias pueden ser reflejadas o absorbidas por
las partículas cargadas de la ionosfera.
Nuestra sociedad contemporánea
vive inmersa en la tecnología, de tal
modo que no nos sorprende en
absoluto el milagro de la televisión,
los teléfonos celulares o las
comunicaciones por satélite. Pero,
en sus primeras aplicaciones las
ondas de radio fueron una auténtica revolución, algo que para los profanos de la
ciencia se identificaba más con un hecho sobrenatural que con un descubrimiento
científico.
Guglielmo Marconi fue el primero en dar aplicación práctica a las ondas de radio,
un fenómeno electromagnético que fuera estudiado anteriormente por el físico
alemán Heinrich Hertz, de ahí que hoy en día se les denomine “ondas herzianas”.
Para entender qué es una onda herziana, tendríamos que comenzar por explicar
cómo se mueven los electrones en un conductor y cuáles son sus efectos sobre él.
A partir de ahí, intentaré explicar el fenómeno herziano.
Cuando los electrones circulan a través de un conductor producen a su alrededor
un campo magnético. En la corriente alterna que utilizamos en nuestros hogares,
esos electrones “alternan” su sentido 50 veces por segundo, es decir, primero
circulan por el conductor en un sentido y después regresan en sentido contrario,
así hasta completar 50 ciclos de ida y vuelta. La “frecuencia”, un término que
seguramente utilizaremos muy a menudo en lo sucesivo, es precisamente el
número de ciclos de ida y vuelta que se desarrollan en un segundo.

La frecuencia es el número de ciclos de ida y vuelta que se desarrollan en un


segundo.
Cuando la electricidad se mueve por los conductores de nuestra instalación
eléctrica, se está comportando como una emisora de radio muy rudimentaria,
emitiendo en la frecuencia de 50 ciclos por segundo (50 cps). De hecho, si
sintonizamos un receptor de radio en la banda de onda media, y lo acercamos a
algún electrodoméstico, especialmente allí donde contenga bobinados, como un
transformador o un motor, observaremos que al mover el dial aparece en alguno
de sus puntos un armónico en forma de zumbido o ruido de sierra, producido por
las ondas electromagnéticas que emiten los cables. Este zumbido es captado en
ocasiones de forma indeseada por los receptores de radio, televisión y otros
aparatos, como los ordenadores, de ahí que la mayoría de estos equipos se
fabriquen con filtros de red (a veces integrados en el propio cable), con objeto de
que estas ondas no interfieran en su funcionamiento.
En esta base de un monitor plano se puede observar un filtro de red insertado en
medio del cable. Pero, la frecuencia de 50 cps no es apta para ser utilizada en la
radiodifusión. Es tan baja, que aunque su señal sólo alcanzara unos pocos metros
de distancia, los equipos emisores serían inmensamente grandes, e igualmente
sus antenas. Además, no podrían enviar señales de audio (voz u otro tipo audible),
ya que la propia frecuencia de 50 cps se encuentra dentro de la banda audible,
que es de 20 a 20.000 ciclos; un violín, por ejemplo, sonaría entre los 10.000 y
15.000 ciclos.
Así pues, para que una onda de radio pueda desplazarse, llevar información y ser
captada a larga distancia, es necesario elevar su frecuencia mucho más allá de los
20.000 ciclos, alejándola de la banda audible. La banda comercial de radio de
onda media (OM), por ejemplo, trabaja en frecuencias que van desde 535.000
hasta 1.700.000 ciclos -el término más apropiado sería herzios (Hz)..
Para manejar mejor estas frecuencias matemáticamente, se utilizan múltiplos:
1000 Hz = 1 Khz; 1000 Khz = 1 Mhz; 1000 Mhz = 1 Ghz.
Entre 3 y 30 Mhz (3 y 30 millones de herzios) las ondas pueden desplazarse en
mayor o menor grado a lo largo de la Tierra, rebotando en la atmósfera (en una
capa llamada ionosfera), dando la vuelta al globo y pudiendo ser recibida por
receptores que se encuentran en las antípodas del emisor. En este margen de
frecuencias se encuentra la onda corta (OC), que tiempos atrás tuvo mayor
protagonismo, durante las guerras y posguerras, entre desplazados y emigrantes
que seguían los sucesos en sus países de origen gracias a los aparatos de radio
que cubrían esta banda de frecuencias.
Conforme vamos elevando la frecuencia más allá de los 30 Mhz las ondas se van
comportando de forma más direccional, es decir, se desplazan preferentemente en
línea recta y pierden paulatinamente su capacidad de rebotar en los obstáculos, o
en la ionosfera, por tanto cualquier receptor que se encuentre al otro lado de una
barrera física para las ondas de esta banda, no las podrá captar.
Sin embargo, las ondas direccionales tienen otras importantes ventajas: cuanto
más alta sea su frecuencia, más pequeñas pueden ser sus antenas y menos
potencia se necesitará para llegar al mismo lugar, lo que se traduce en aparatos
más pequeños y manejables. Además, estas ondas son menos vulnerables a las
interferencias y a los efectos de la radiación electromagnética del Sol. Así, por
ejemplo, las microondas son ondas que se mueven en frecuencias de centenas de
millones de herzios; la televisión terrestre utiliza estas frecuencias para distribuir
sus señales por todo un territorio antes de que llegue hasta nuestros hogares.
Lógicamente, cualquier obstáculo en su camino impediría su avance, por eso se
utilizan repetidores que enlazan unos con otros en cadena, normalmente situados
en las cúspides de las montañas; en la actualidad, esta operación de enlace se
realiza incluso mediante repetidores a bordo de satélites artificiales.
Una de las aplicaciones más interesantes de las microondas de radio es la
exploración del espacio exterior. Normalmente, se utilizan frecuencias que
superan el Gigaherzio (1.000 Mhz o mil millones de herzios). Gracias a ellas se
pueden controlar ingenios espaciales, enviarles órdenes y recibir señales con
variados tipos de datos (fotografía, video, telemetría…), con un consumo
energético muy pequeño, en comparación con las grandes distancias a las cuales
pueden ser enviados. Por supuesto, las comunicaciones entre tierra y los
vehículos espaciales tripulados se realizan en esta banda de las microondas.
Igualmente, la televisión por satélite es un hecho en nuestros hogares, gracias a
estas ondas ultracortas.
Pero, la aplicación más cercana a nosotros, y que recibió un gran impulso en los
últimos años, son los teléfonos móviles o celulares. Cuando hablamos o enviamos
datos a través de estos aparatos, estamos utilizando una sofisticada expresión de
las ondas de radio. Su banda de frecuencias suele estar en los 800-1000 Mhz, por
eso las compañías telefónicas que sirven a los móviles requieren de múltiples
antenas reemisoras distribuidas por toda la orografía de un territorio, de los cuales
cuelgan los teléfonos móviles en forma de “células” dependientes de una central
de conmutación automática. Esa central sabe en todo momento dónde se
encuentra cada célula activa, y según su movimiento, acercándose o alejándose a
una antena, irá conmutando la célula a aquella antena que le envíe la señal más
clara o potente, e incluso realizando los cambios de frecuencia si fuera pertinente,
todo ello automáticamente, y sin que el usuario se percate de toda la tecnología
que se mueve detrás de una conversación o un simple mensaje SMS a través de
un teléfono móvil.
He de decir, que las ondas de radio sólo son una mínima expresión del extenso
espectro de ondas electromagnéticas, en realidad se encuentran en la parte más
baja del espectro. Por encima de las ondas de radio se encuentran las ondas
infrarrojas (un uso típico de ellas es el mando a distancia del televisor); le siguen
las ondas de luz visible, es decir, las que nos permiten ver los objetos que nos
rodean, y que sólo ocupan un estrecho margen de todo el espectro; por encima se
encuentran las ondas ultravioleta, muy peligrosas para los seres vivos, y una parte
de la cual es emitida por el Sol
Más allá de las emisiones ultravioleta se encuentran los rayos X, cuya utilización
práctica más conocida es el diagnóstico médico mediante la técnica de la
radiografía; finalmente, en el extremo del espectro electromagnético se encuentran
los rayos gamma, las que llegan a la Tierra son el resultado de los violentos
procesos cósmicos que se produjeron en el espacio profundo, como las
supernovas.
Hemos sabido qué son y cómo se mueven las ondas electromagnéticas de radio,
en los siguientes artículos haré una retrospectiva de las primeras experiencias en
las emisiones de radio, e intentaré explicar cómo se envía la información a través
de estas ondas.
Propiedades de las Ondas

Las ondas electromagnéticas no necesitan un medio material


para propagarse. Así, estas ondas pueden atravesar el espacio
interplanetario e interestelar y llegar a la Tierra desde el Sol y
las estrellas. Independientemente de su frecuencia y longitud
de onda, todas las ondas electromagnéticas se desplazan en el
vacío a una velocidad c = 299.792 km/s. Todas las radiaciones
del espectro electromagnético presentan las propiedades
típicas del movimiento ondulatorio, como la difracción y la interferencia. Las
longitudes de onda van desde billonésimas de metro hasta muchos kilómetros. La
longitud de onda (l) y la frecuencia (f) de las ondas electromagnéticas,
relacionadas mediante la expresión l·f = c son importantes para determinar su
energía, su visibilidad, su poder de penetración y otras características.
Siendo las siguientes, las propiedades más características de las ondas
electromagnéticas.

Reflexión y Refracción
Si un rayo de luz que se propaga a través de un medio homogéneo incide sobre la
superficie de un segundo medio homogéneo, parte de la luz es reflejada y parte
entra como rayo refractado en el segundo medio, donde puede o no ser absorbido.
La cantidad de luz reflejada depende de la relación entre los índices de refracción
de ambos medios. El plano de incidencia se define como el plano formado por el
rayo incidente y la normal (es decir, la línea perpendicular a la superficie del
medio) en el punto de incidencia (véase figura 1). El ángulo de incidencia es el
ángulo entre el rayo incidente y la normal. Los ángulos de reflexión y refracción se
definen de modo análogo.
Las leyes de la reflexión afirman que el ángulo de incidencia es igual al ángulo de
reflexión, y que el rayo incidente, el rayo reflejado y la normal en el punto de
incidencia se encuentran en un mismo plano. Si la superficie del segundo medio
es lisa, puede actuar como un espejo y producir una imagen reflejada (figura 2).
En la figura 2, la fuente de luz es el objeto A; un punto de A emite rayos en todas
las direcciones. Los dos rayos que inciden sobre el espejo en B y C, por ejemplo,
se reflejan como rayos BD y CE. Para un observador situado delante del espejo,
esos rayos parecen venir del punto F que está detrás del espejo. De las leyes de
reflexión se deduce que CF y BF forman el mismo ángulo con la superficie del
espejo que AC y AB. En este caso, en el que el espejo es plano, la imagen del
objeto parece situada detrás del espejo y separada de él por la misma distancia
que hay entre éste y el objeto que está delante.
Polarización
Los átomos de una fuente de luz ordinaria emiten pulsos de radiación de duración
muy corta. Cada pulso procedente de un único átomo es un tren de ondas
prácticamente monocromático (con una única longitud de onda). El vector eléctrico
correspondiente a esa onda no gira en torno a la dirección de propagación de la
onda, sino que mantiene el mismo ángulo, o acimut, respecto a dicha dirección. El
ángulo inicial puede tener cualquier valor. Cuando hay un número elevado de
átomos emitiendo luz, los ángulos están distribuidos de forma aleatoria, las
propiedades del haz de luz son las mismas en todas direcciones, y se dice que la
luz no está polarizada. Si los vectores eléctricos de todas las ondas tienen el
mismo ángulo acimutal (lo que significa que todas las ondas transversales están
en el mismo plano), se dice que la luz está polarizada en un plano, o polarizada
linealmente.
Cualquier onda electromagnética puede considerarse como la suma de dos
conjuntos de ondas: uno en el que el vector eléctrico vibra formando ángulo recto
con el plano de incidencia y otro en el que vibra de forma paralela a dicho plano.
Entre las vibraciones de ambas componentes puede existir una diferencia de fase,
que puede permanecer constante o variar de forma constante. Cuando la luz está
linealmente polarizada, por ejemplo, esta diferencia de fase se hace 0 o 180°. Si la
relación de fase es aleatoria, pero una de las componentes es más intensa que la
otra, la luz está en parte polarizada. Cuando la luz es dispersada por partículas de
polvo, por ejemplo, la luz que se dispersa en un ángulo de 90°. Con la trayectoria
original del haz está polarizada en un plano, lo que explica por qué la luz
procedente del cenit está marcadamente polarizada.

Difracción

Es el fenómeno del movimiento ondulatorio en el que una onda de cualquier tipo


se extiende después de pasar junto al borde de un objeto sólido o atravesar una
rendija estrecha, en lugar de seguir avanzando en línea recta. La expansión de la
luz por la difracción produce una borrosidad que limita la capacidad de aumento
útil de un microscopio o telescopio; por ejemplo, los detalles menores de media
milésima de milímetro no pueden verse en la mayoría de los microscopios ópticos.
Sólo un microscopio óptico de barrido de campo cercano puede superar el límite
de la difracción y visualizar detalles ligeramente menores que la longitud de onda
de la luz.

Superposición e Interferencia

Es el efecto que se produce cuando dos o más ondas se solapan o entrecruzan.


Cuando las ondas interfieren entre sí, la amplitud (intensidad o tamaño) de la onda
resultante depende de las frecuencias, fases relativas (posiciones relativas de
crestas y valles) y amplitudes de las ondas iniciales .
Por ejemplo, la interferencia constructiva se produce en los puntos en que dos
ondas de la misma frecuencia que se solapan o entrecruzan están en fase; es
decir, cuando las crestas y los valles de ambas ondas coinciden. En ese caso, las
dos ondas se refuerzan mutuamente y forman una onda cuya amplitud es igual a
la suma de las amplitudes individuales de las ondas originales. La interferencia
destructiva se produce cuando dos ondas de la misma frecuencia están
completamente desfasadas una respecto a la otra; es decir, cuando la cresta de
una onda coincide con el valle de otra.

Interferencia de fuentes puntuales


Este diagrama de interferencias se formó
moviendo dos varillas rítmicamente arriba y
abajo en una bandeja de agua. Se pueden
observar efectos similares al meter y sacar del
agua dos dedos u observando a dos patos
nadando en un estanque cerca uno de otro. Las
ondas procedentes de una de las fuentes
puntuales (la varilla, el dedo o el pato) interfieren
con las que proceden de la otra fuente. Si dos crestas llegan juntas a un punto, se
superponen para formar una cresta muy alta; si dos valles llegan juntos, se
superponen para formar un valle muy profundo (interferencia constructiva). Los
anillos brillantes y oscuros son zonas de interferencia constructiva. Si la cresta de
una fuente llega a un punto a la vez que el valle de la otra, se anulan mutuamente
(interferencia destructiva). Las líneas oscuras radiales son zonas de interferencia
destructiva.

Dispersión

Cuando un haz de luz blanca procedente del sol atraviesa un prisma de cristal, las
distintas radiaciones monocromáticas son tanto más desviadas por la refracción
cuanto menor es su longitud de onda. De esta manera, los rayos rojos son menos
desviados que los violáceos y el haz primitivo de luz blanca, así ensanchado por el
prisma, se convierte en un espectro electromagnético en el cual las radiaciones
coloreadas se hallan expuestas sin solución de continuidad, en el orden de su
longitud de onda, que es el de los siete colores ya propuestos por Isaac
Newton: violeta, índigo, azul, verde, anaranjado y rojo (Así como, en ambos
extremos del espectro, el ultravioleta y el infrarrojo, que no son
directamente visibles por el ojo humano, pero que impresionan las placas
fotográficas.
Absorción

Es la captación de luz, calor u otro tipo de energía radiante por parte de las
moléculas. La radiación absorbida se convierte en calor; la radiación que no se
absorbe es reflejada, y sus características cambian. Por ejemplo, cuando la luz
solar incide sobre un objeto, suele ocurrir que algunas de sus longitudes de onda
son absorbidas y otras reflejadas. Si el objeto aparece blanco, es porque toda o
casi toda la radiación visible es reflejada. Pero cuando el objeto presenta un color
distinto del blanco, significa que parte de la radiación visible es absorbida,
mientras otras longitudes de onda son reflejadas y causan una sensación de color
cuando inciden en el ojo. Un objeto que absorbe toda la radiación que incide sobre
él se conoce como cuerpo negro.
En química, la absorción es la captación de una sustancia por otra. Por ejemplo,
un gas como el oxígeno puede absorberse, o disolverse, en agua.
La adsorción, que frecuentemente se confunde con la absorción, hace referencia a
la adhesión de moléculas de gases o líquidos a la superficie de sólidos porosos.
La adsorción es un fenómeno de superficie; la absorción es una mezcla o
interpenetración de dos sustancias.

4. DESARROLLO EXPERIMENTAL.

La intensidad luminosa se detecta mediante el captador de intensidad luminosa, el


cual genera una corriente eléctrica que se mide con el miliamperímetro

I. Colocar la fuente puntual de luz (rayo láser) en una posición fija que se
tomara como cero a la hora de determinar la distancia (5 metros).
II. En donde se marcó como la distancia cero (5 metros) colocar el polaroid y
la pared metálica para así visualizar mejor el rayo láser. Visualizar a
través de cuál de los tipos materiales logra pasar el láser y hacer las
respectivas anotaciones (vidrio, tetraedro, el prisma rectangular, prisma
curvilíneo, cuba con agua, placa de acrílico)
III. Situar el captador de intensidad luminosa a una distancia apropiada del
polaroid, por donde pasa el rayo láser (alguno de sus orificios) de modos
que ambos queden perfectamente alineados y medir el valor de la
intensidad producida con ayuda del miliamperímetro.
5. . RESULTADOS OBTENIDOS.

Realizar las correspondientes tablas de valores.

Material Paso del rayo laser mA

Placa de Vidrio  3.6


-------------------------
Tetraedro No pasa y tiene
desviación de 45°
Prisma rectangular  2.6

Cuba con Agua  2.1

Prisma Curvilíneo No pasa y toma la ---------------------


forma del prisma

Placa de Acrílico  3.2

Experimento 2

DISTANCIA DIAMETRO ANTES DESPUES

3 .6mA .58mA

4 .6mA .58mA

5 .6mA .58mA

6 .6mA .58mA

PARED .6mA .58mA

Experimento 3

DISTANCIA ANTES DESPUES

5m .6mA .45mA

4.95 m .6mA .45mA

4.90 m .6mA .45mA


4.85 m .6mA .45mA

4.80 m .6mA .45mA

4.75 m .6mA .45mA

4.70 m .6mA .45mA

4.65 m .6mA .43mA

4.60 m .6mA .43mA

4.55 m .6mA .43mA

4.50 m .6mA .43mA

4.45 m .6mA .43mA

4.40 m .6mA .43mA

4.35 m .6mA .42mA

4.30 m .6mA .42mA

4.25 m .6mA .42mA

4.20 m .6mA .42mA

4.15 m .6mA .40mA

4.10 m .6mA .40mA

4.5 m .6mA .40mA


6. CONCLUSIONES.

Hernández Vázquez oscar


Se concluye como varia algunos parámetros de intensidad de luz y se pudo
observar como se refleja y como se refracta un rayo de luz que se transmite a
través de los diferentes medios como fue el polaroid y las barras de acrílico se
pudo comprobar también como varían la reflexión y la refracción según el valor del
ángulo de incidencia, esto lo observamos en el tetraedro con una desviación de 45
grados.
luna

En la práctica de esta semana utilizaremos un artefacto que emite un rayo láser


proyectándolo a una cierta distancia le pondremos diferentes artefactos para ver
cómo se comporta y si es que los traspasa directamente o los proyecta en otros
sentidos como en el caso de la pirámide q descompone el láser y lo proyecta en
tres diferentes zonas a un Angulo de 45 grados.

Dependiendo de este procedimiento tomaremos medidas con el captador de


intensidad luminosa conectado a un miliamperímetro para poder tomar una
medida de la intensidad del láser.

Continuaremos con una herramienta con una lámina oscura con unos orificios de
diferentes tamaños y tomamos medidas de la proyección a diferentes distancias.
Comprendimos que un rayo láser puede ser desviado o concentrado en un lugar
determinado dependiendo el material y su forma al que sea enfrentado.

casos, las dos mediciones fueron de la misma cantidad. Después se hizo que
pasara a través de un prisma de acrílico transparente haciendo que la medición de
la luz descendiera y a través de una pirámide de acrílico transparente, haciendo
que la luz se dispersará hacia diferentes puntos.

7. BIBLIOGRAFIA.
 http://www.uv.es/~navasqui/absorcion/absorcion.htm
 http://www.profisica.cl/comofuncionan/como.php?id=45
 Cheng D K 1997 Fundamentos de Electromagnetismo para Ingeniería
(Wilmington, Addison-Wesley Iberoamericana)
 http://www.ual.es/personal/acuetos/AF/practicas/pr_6.pdf
 http://datateca.unad.edu.co/contenidos/208019/MODULO%20ANTENAS%20Y%2
0PROPAGACION-2011/leccin_20_atenuacin_y_absorcin_de_ondas.html
 http://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/6216/13capitulo04.pdf?sequence=13
 http://propagaciondeondascom1.blogspot.mx/2012/11/atenuacion-y-absorcion-de-
ondas.html