Vous êtes sur la page 1sur 1

IMAGINACIÓN GUIADA

1. Cierre los ojos. Imagine que está en un lugar que le proporcione seguridad.
Únicamente a través de imágenes, describa ese lugar. Permita que la imagen llegue
por sí misma. Observe y describa los detalles. Dígame lo que está viendo. ¿Qué siente?
¿Hay alguien con usted o está solo? Disfrute de la sensación de relajación y seguridad
que le proporciona ese lugar seguro.

2. Mantenga los ojos cerrados y quite esa imagen de su mente. Ahora imagínese cuando
era un niño; imagínese una situación desagradable que paso con uno de sus padres.
¿Qué es lo que ve? Observe los detalles. ¿Qué edad tenía? ¿Qué es lo que está
ocurriendo?

3. ¿Qué siente? ¿Qué está pasando? ¿Qué siente su padre/madre? ¿Qué está pasando?

4. Inicie un dialogo con su padre/madre. ¿Qué es lo que dice usted? ¿Qué dice su
papá/mamá? (Continúe hasta que el dialogo alcance una conclusión).

5. Ahora piense de qué manera le gustaría que su padre/madre cambiara o fuera


diferente, incluso aunque le parezca imposible. Por ejemplo, ¿le gustaría que le diera
más libertad?, ¿más amor?, ¿más comprensión?, ¿más reconocimiento?, ¿menos
crítica?, ¿un mejor modelo a seguir? Ahora, con palabras de un niño, dígale a su
padre/madre cómo le gustaría que cambiara.

6. ¿Cómo reacciona su padre/madre? ¿Qué es lo siguiente que ocurre? (Que mantenga la


escena hasta que concluya). ¿Cómo te sientes?

7. Mantenga los ojos cerrados. Ahora intensifique el sentimiento que ha tenido en esa
imagen de su infancia. Haga que la emoción sea cada vez más intensa. Ahora,
manteniendo la emoción en su cuerpo, elimine la imagen de usted como niño y
visualice la misma imagen de la situación en su vida actual en la que tiene el mismo
sentimiento o uno muy parecido. No trate de forzarlo, permita que aparezca por sí
solo. ¿Qué está ocurriendo en la imagen? ¿Qué piensa? ¿Qué siente? ¿Quién más está
presente? Dígale cómo le gustaría que cambiara, ¿cómo reacciona es persona?

8. Deje que la imagen se vaya desvaneciendo, concéntrese en su respiración y vuelva a su


lugar de seguridad. Disfrute la sensación de relajación. Abra los ojos.