Vous êtes sur la page 1sur 11

Facultad de Ingeniería

Fuentes de Energía
ADA 4
Sistemas térmicos convencionales
Alumno: Nohely Badillo Castillo
Ciclo de potencia de vapor de Carnot.
P

V
Diagrama P-V Diagrama T-S

1. Durante la transferencia la presión en el dispositivo fija la temperatura en el valor


de saturación. Los procesos 1-2 y 3-4 se aproximan a las calderas y
condensadores industriales. Restringir la transferencia de calor a dos fases limita
severamente la temperatura máxima durante el ciclo, la cual debe permanecer por
debajo de 374°C para el agua, ya que éste es su punto crítico y cualquier intento
de elevar la temperatura máxima del ciclo hace que la transferencia de calor del
fluido se realice en una sola fase la cual no se puede realizar de modo isotérmico.

2. La expansión isentrópica (proceso 2-3) se aproxima mediante una turbina, sin


embargo, la calidad del vapor disminuye durante el proceso (se puede apreciar en
la gráfica T-S izquierda). Por lo tanto, la turbina tiene que manejar vapor con alto
contenido de humedad, lo cual produce erosión y desgaste.

3. La compresión isentrópica (4-1) implica una mezcla de líquido y vapor


comprimiéndose hasta llegar a un líquido saturado. En este proceso no es fácil
controlar la condensación de manera precisa y no es práctico diseñar un
compresor de dos fases.
Ciclo Rankine.

En este ciclo está compuesto por 4 procesos:


1-2 Compresión isentrópica en una bomba. El agua entra a la bomba como líquido
saturado y se condensa hasta el punto de presión de la caldera. La temperatura aumenta
durante el proceso de compresión debido a la disminución del volumen específico del
agua.
2-3 Adición de calor a presión constante en una caldera. El agua entra a la caldera como
líquido comprimido y sale como vapor sobrecalentado. La caldera es un intercambiador
de calor donde el calor que se origina en los gases de combustión, reactores nucleares
u otras fuentes, se transfiere al agua esencialmente a presión constante.
3-4 Expansión isentrópica en una turbina. El vapor sobrecalentado entra a la turbina
donde se expande isentrópicamente y produce trabajo al hacer girar el eje conectado a
un generador eléctrico.
4-1 Rechazo de calor a presión constante en un condensador. La presión y la
temperatura del vapor disminuyen durante este proceso hasta los valores, donde el vapor
entra al condensador. En este estado el vapor es por lo general un vapor húmedo con
una alta calidad. El vapor se condensa a presión constante en el condensador, el cual
es básicamente un gran intercambiador de calor, rechazando el calor hacia un medio de
enfriamiento como un lago, un río o la atmósfera. El vapor sale del condensador como
líquido saturado y entra a la bomba, completando el ciclo.
Ciclo Rankine con recalentamiento.

1. Sobrecalentar el vapor a temperaturas muy altas antes de que entre a la turbina.


Ésta sería la solución deseable porque la temperatura promedio a la que se añade
calor también se incrementaría, lo cual aumentaría la eficiencia del ciclo. Sin
embargo, no es una solución viable ya que requiere elevar la temperatura del
vapor hasta niveles metalúrgicamente inseguros.
2. Expandir el vapor en la turbina en dos etapas y recalentarlo entre ellas. Esto es
modificar el ciclo Rankine ideal simple con un proceso de recalentamiento. El
recalentamiento es una solución práctica al problema de humedad excesiva en
turbinas.

Ciclo Rankine con regeneración.

el calor se transfiere al fluido de trabajo durante el proceso 2-2′ a una temperatura


relativamente baja. Esto reduce la temperatura promedio a la que se añade el calor y por
consiguiente la eficiencia del ciclo. Para remediar esta deficiencia, busquemos la manera
de elevar la temperatura del líquido que sale de la bomba (llamado agua de alimentación)
antes de que entre a la caldera. Una posibilidad es transferir calor al agua de alimentación
del vapor de expansión en un intercambiador de calor a contraflujo integrado a la turbina,
esto es, utilizar regeneración. Sin embargo, esta solución es impráctica debido a que es
difícil diseñar tal in ter cambiador de calor porque incrementaría el con te ni do de
humedad del vapor en las etapas finales de la turbina. Un proceso de regeneración
práctico en las centrales eléctricas de vapor se logra con la extracción o “drenado” o
“purga” del vapor de la turbina en di versos puntos. Es te va por, que podría producir más
trabajo si se expandiera aún más en la turbina, se utiliza en cambio para calentar el agua
de alimentación. El dispositivo donde el agua de alimentación se calienta mediante
regeneración se llama regenerador o calentador de agua de alimentación

Ciclo Rankine con calentadores abiertos.


Un calentador abierto de agua de alimentación (o de contacto directo) es básicamente
una cámara de mezclado en la que el vapor extraído de la turbina se mezcla con el agua
de alimentación que sale de la bomba. Idealmente, la mezcla sale del calentador como
líquido saturado a la presión del calentador.

En un ciclo Rankine ideal regenerativo, el vapor entra a la turbina a la presión de la


caldera (estado 5) y se expande isentrópicamente hasta una presión intermedia (estado
6). Se extrae un poco de vapor en este estado y se envía al calentador de agua de
alimentación, mientras el vapor restante continúa su expansión isentrópica hasta la
presión del condensador (estado 7). Este vapor sale del condensador como líquido
saturado a la presión del condensador (estado 1). El agua condensada, que también es
llamada agua de alimentación, entra después a una bomba isentrópica, donde se
comprime hasta la presión del calentador del agua de alimentación (estado 2) y se envía
al calentador de agua de alimentación, donde se mezcla con el vapor extraído de la
turbina. La fracción del va por extraído es tal que la mezcla sale del calentador como
líquido saturado a la presión del calentador (estado 3). Una segunda bomba eleva la
presión del agua hasta la presión de la caldera (estado 4). El ciclo se completa con el
calentamiento del agua en la caldera hasta el estado de entrada de la turbina (estado 5).

Ciclo Rankine con calentadores cerrados.


Otro tipo de calentador de agua de alimentación frecuentemente utilizado en las centrales
eléctricas de vapor es el calentador cerrado de agua de alimentación, en el cual el calor
se transfiere del vapor extraído hacia el agua de alimentación sin que suceda ninguna
mezcla.

En un calentador cerrado de agua de alimentación ideal el agua de alimentación se


calienta hasta la temperatura de salida del vapor extraído, que idealmente sale del
calentador como líquido
saturado a la presión de extracción. En las centrales eléctricas reales, el agua de
alimentación sale del calentador a una temperatura menor que la de salida del vapor
extraído porque se requiere una diferencia de temperatura de al menos unos cuantos
grados para que se lleve a cabo cualquier transferencia de calor
efectiva.
Después, el vapor condensado se bombea a la línea del agua de alimentación o se envía
a otro calentador o al condensador mediante un dispositivo llamado trampa, el cual
permite que el líquido sea estrangulado hasta una región de presión inferior, pero atrapa
el vapor. La entalpía del vapor permanece constante durante este proceso de
estrangulación.

Ciclo combinado.
Los ciclos característicos de turbina de gas operan a temperaturas considerablemente
más al tas que los ciclos de vapor. La temperatura máxima del fluido a la entrada de la
turbina está cerca de los 620 °C (1 150 °F) en las centrales eléctricas de vapor modernas,
pero son superiores a los 1 425 °C (2 600 °F) en las centrales eléctricas de turbina de
gas. Su valor es superior a 1 500 °C en la salida del quemador en los turborreactores. El
uso de temperaturas más elevadas en las turbinas de gas ha sido posible gracias a los
recientes desarrollos en el enfriamiento de los álabes de la turbina y en el revestimiento
de éstos con materiales resistentes a las altas temperaturas, como cerámicas. Debido a
la temperatura promedio más alta a la cual se suministra el calor, los ciclos de turbina de
gas tienen un potencial mayor para eficiencias térmicas más elevadas. Sin embargo, los
ciclos de turbina de gas tienen una desventaja inherente: el gas sale de la turbina a
temperaturas muy al tas (por lo general arriba de 500 °C), lo que cancela cualquier
ganancia potencial en la eficiencia térmica.
Motor de Otto.

El ciclo de Otto es el ciclo ideal para las máquinas reciprocantes de encendido por chispa.
Recibe ese nombre en honor a Nikolaus A. Otto, quien, en 1876, en Alemania, construyó
una exitosa máquina de cuatro tiempos utilizando el ciclo propuesto por el francés Beau
de Rochas en 1862. En la mayoría de las máquinas de encendido por chispa el émbolo
ejecuta cuatro tiempos completos (dos ciclos mecánicos) dentro del cilindro, y el cigüeñal
completa dos revoluciones por cada ciclo termodinámico.
El análisis termodinámico de los ciclos reales de cuatro y dos tiempos antes descritos no
es una tarea simple. Sin embargo, el análisis puede simplificarse de manera significativa
si se utilizan las suposiciones de aire estándar, ya que el ciclo que resulta y que es
parecido a las condiciones de operación reales es el ciclo de Otto ideal, el cual se
compone de cuatro procesos reversibles internamente:
1-2 Compresión isentrópica
2-3 Adición de calor a volumen constante
3-4 Expansión isentrópica
4-1 Rechazo de calor a volumen constante

Motor de Diesel.
El ciclo Diesel es el ciclo ideal para las máquinas reciprocantes ECOM. El motor ECOM,
por primera vez propuesto por Rudolph Diesel en la década de 1890, es muy similar al
motor ECH estudiado en la última sección; la diferencia principal está en el método de
inicio de la combustión. En los motores de encendido por chispa (conocidos también
como motores de gasolina), la mezcla de aire y combustible se comprime hasta una
temperatura inferior a la temperatura de autoencendido del combustible y el proceso de
combustión se inicia al encender una bujía. En los motores ECOM (también conocidos
como motores diesel) el aire se comprime hasta una temperatura que es superior a la
temperatura de autoencendido del combustible, y la combustión inicia al contacto,
cuando el combustible se inyecta dentro de este aire caliente.
Combustibles que se comercian en México.

Petróleo. Todos los tipos de petróleo se componen de hidrocarburos, aunque también


suelen contener unos pocos compuestos de azufre y de oxígeno; el contenido de azufre
varía entre un 0,1% y un 5%. El petróleo contiene elementos gaseosos, líquidos y sólidos.
La consistencia del petróleo varía desde un líquido tan poco viscoso como la gasolina
hasta un líquido tan espeso que apenas fluye. Por lo general hay pequeñas cantidades
de compuestos gaseosos disueltos en el líquido; cuando las cantidades de estos
compuestos son mayores, el yacimiento de petróleo está asociado con un depósito de
gas natural.

Gas natural. El gas natural constituye una importante fuente de energía fósil liberada por
su combustión. Es una mezcla de hidrocarburos gaseosos ligeros que se extrae, bien
sea de yacimientos independientes (gas libre), o junto a yacimientos petrolíferos o de
carbón (gas asociado a otros hidrocarburos gases y líquidos peligrosos).

Gas licuado. El gas licuado del petróleo (GLP) es la mezcla de gases licuados presentes
en el gas natural o disueltos en el petróleo. Los componentes del GLP, aunque a
temperatura y presión ambientales son gases, son fáciles de licuar, de ahí su nombre.
En la práctica, se puede decir que los GLP son una mezcla de propano y butano. Los
GLP se caracterizan por tener un poder calorífico alto y una densidad mayor que la del
aire. Los usos principales del GLP son los siguientes:

 Obtención de olefinas, utilizadas para la producción de numerosos productos,


entre ellos, la mayoría de los plásticos.
 Combustible para automóviles, una de cuyas variantes es el autogás.
 Combustible de refinería.
 Combustible doméstico (mediante garrafas o bombonas, depósitos estacionarios
o redes de distribución).
 Procesos industriales, calentar y secar productos agrícolas.
 Combustible para generación eléctrica.
 Combustible de nuevos barcos militares y de transporte.

Carbón. El carbón o carbón mineral es una roca sedimentaria de color negro, muy rica en
carbono y con cantidades variables de otros elementos, principalmente hidrógeno,
azufre, oxígeno y nitrógeno, utilizada como combustible fósil.1 La mayor parte del carbón
se formó durante el período Carbonífero (hace 359 a 299 millones de años). Es un
recurso no renovable.
Gasóleo doméstico. Se utiliza principalmente como combustible de uso doméstico en
calefacción y en motores diesel. El gasóleo o diésel, también denominado gasoil, es un
hidrocarburo líquido de densidad sobre 832 kg/m³ (0,832 g/cm³), compuesto
fundamentalmente por parafinas y utilizado principalmente como combustible en
calefacción y en motores diésel. Su poder calorífico inferior es de 35,86 MJ/l (43,1
MJ/kg)1 que depende de su composición. El motor diésel se rige mediante el ciclo
termodinámico del mismo nombre, que está constituido por una compresión adiabática,
una expansión isóbara, una expansión adiabática y una descompresión isocora. En 2010
la densidad del gasóleo obtenido de petróleo era aproximadamente de 0,832 kg/l (varía
según la región), un 12% más que la gasolina que tiene una densidad de 0,745 kg/l.
Aproximadamente el 86,1% del diésel es carbono, y cuando se quema se obtiene un
poder calorífico de 43,10 MJ/kg contra 43,20 MJ/kg de la gasolina. Sin embargo, debido
a la mayor densidad, el gasóleo ofrece una densidad volumétrica energética de 35,86
MJ/L contra los 32,18 MJ/L de la gasolina, lo que supone un 11% más, que podría
considerarse notable cuando se compara la eficiencia del motor diésel frente al de ciclo
Otto. Las emisiones de CO2 del diésel son de 73,25 g/MJ, solo ligeramente más bajas
que la gasolina, con 73,38 g/MJ.

Propano. Se elabora mediante un proceso criogénico por segregación de productos.


Utilizado como propelente en el sector industrial de llenado de aerosoles, mezclado con
butano se comercializa como GLP, combustible de en los sectores residencial e
industrial. El propano (del griego pro primer orden y pion grasa, y el sufijo químico -ano
dado que es el primero en los ácidos grasos) es un gas incoloro e inodoro. Pertenece a
los hidrocarburos alifáticos con enlaces simples de carbono, conocidos como alcanos.
Su fórmula química es C3H8. Las mezclas de propano con el aire pueden ser explosivas
con concentraciones del 1,8 al 9,3 % Vol de propano. La llama del propano, al igual que
la de los demás gases combustibles, debe de ser completamente azul; cualquier parte
amarillenta, anaranjada o rojiza de la misma, denota una mala combustión. A
temperatura ambiente, es inerte frente a la mayor parte de los reactivos, aunque
reacciona por ejemplo con el bromo en presencia de luz. En elevadas concentraciones
el propano tiene propiedades narcotizantes. El propano se suele obtener del gas natural
o de los gases de los procesos de "cracking" producidos en las instalaciones
petroquímicas.

Referencias bibliográficas.
Cengel A. Yunes, Boles A. Michael, Termodinámica (7ma edición), 2012

http://sie.energia.gob.mx/bdiController.do?action=temas

http://www.pemex.com/comercializacion/productos/Paginas/default.aspx