Vous êtes sur la page 1sur 2

LA ATENCIÓN

Definición
 Para Gómez, la atención es “el organizador de la mente”, que sosteniéndose en la
percepción y en los sistemas de memoria y respuesta, selecciona la información
que llega del exterior para construir una experiencia psicológica y de acuerdo a
ésta llevar a cabo una acción.
 Para Luria, la atención es “el proceso selectivo de la información necesaria, la
consolidación de los programas de acción elegible y el mantenimiento de un
control permanente sobre el curso de los mismos”.
La atención como filtro
La atención funciona como un filtro, ya que la mente humana necesita seleccionar de la
gran cantidad de estímulos disponibles en el medio
La mente humana tiene una capacidad limitada, es decir, podría llegar a “sobrecargarse”
si se rebasa este límite, por lo cual sería necesario tener un mecanismo por medio del cual
se protegiera a la mente de una “sobrecarga”.
La atención funciona como este mecanismo, como un protector, filtrando la información,
de modo que no se llegue al límite.
Esta acción de filtraje en la información se realiza de forma inconsciente, pero en
ocasiones puede realizarse esta acción de manera consiente y dominante.
Luria distingue dentro del proceso atencional tres cuestiones:
 el volumen: “Por volumen de la atención se entiende el número de señales
aferentes o de asociaciones fluyentes que pueden mantenerse en el centro de una
conciencia lúcida, adquiriendo carácter dominante”.
 la estabilidad: permanencia con que los procesos destacados por la misma
pueden conservar su carácter dominante”.
 Las oscilaciones: “conciernen al carácter cíclico del proceso merced al cual
determinados contenidos de la actividad consciente bien adquieren valor
dominante o lo pierden”.
Por lo tanto, la atención es un proceso de selección cognitivo que prepara para dar
respuesta a lo que se le presenta, dando prioridad a uno u otro estímulos y siempre en
conexión con otros procesos.
DETERMINANTES DE LA ATENCIÓN
Existen determinantes externos (que hablan de la estructura externa de los estímulos) e
internos (que hablan de la actividad del sujeto)

Determinantes externos
Los determinantes externos son las características mismas del estímulo en cuestión. Es
decir, las características de los objetos o situaciones que se perciben van a determinar que
el sujeto atienda a ellas predominantemente.
Las características del estímulo son agrupadas por Luria en:
 La intensidad: está relacionada con la fuerza de un estímulo en comparación con
otros estímulos. Es decir, si uno de los estímulos se destaca frente a otros éste será
el que domine en la atención. Por ejemplo, si un color es más llamativo que el
resto, si un sonido es mucho más fuerte, más grave, más agudo que otros, éste se
destacará y la atención se centrará en él.
 La novedad: está relacionada con la diferencia de éste con otros, es decir, cuando
dentro de una serie de estímulos surge uno completamente nuevo éste destacará y
será al que se le preste mayor atención. Como ejemplo puedes imaginar que estás
escuchando música en casa y de repente hay un corte en la electricidad, por lo que
la música se detiene; esta detención llamará la atención.