Vous êtes sur la page 1sur 3

PROPUESTA 2016 PLAN 2011

1. Centrar la atención en los


1. Enfocarse en el proceso de aprendizaje estudiantes y en sus procesos

2. Planificar para potenciar el


2. Tener en cuenta los saberes previos del
alumno aprendizaje

3. Diseñar situaciones didácticas que 3. Generar ambientes de aprendizaje


propicien el aprendizaje situado
4. Trabajar en colaboración para
4. Reconocer la naturaleza social del
conocimiento construir el aprendizaje

5. Poner énfasis en el desarrollo de


competencias, el logro de los
5. Dar una fuerte peso a la motivación
intrínseca del estudiante Estándares Curriculares y los
aprendizajes esperados

6. Usar materiales educativos para


6. Favorecer la cultura del aprendizaje favorecer el aprendizaje

7. Evaluar para aprender


7. Ofrecer acompañamiento al aprendizaje

8. Favorecer la inclusión para atender


8. Reconocer la existencia y el valor del
aprendizaje informal a la diversidad

9. Incorporar temas de relevancia


9. Promover la relación interdisciplinaria social

10. Renovar el pacto entre el


10. Entender la evaluación como un proceso estudiante, el docente, la familia y la
relacionado con la planeación escuela

11. Superar la visión de la disciplina como 11. Reorientar el liderazgo


mero cumplimiento de normas

12. La tutoría y la asesoría académica a


12. Modelar el aprendizaje la escuela

13. Mostrar interés por los intereses de sus


alumnos

14. Revalorizar y redefinir la función del


docente
ARGUMENTACION A PARTIR DE LA TEMATICA ABORDADA EN LA CONFERENCIA DE
JESUS CARLOS ORNELAS NAVARRO

El Modelo Educativo 2016 reorganiza los principales componentes del sistema educativo para
garantizar una educación de calidad, es decir, que los estudiantes se formen integralmente -tal como
señala el artículo 3º constitucional- y logren los aprendizajes que necesitan para ser exitosos en el
siglo XXI.

Para construir un México más justo, libre y próspero es indispensable cambiar radicalmente el
sistema educativo. Por eso, la Reforma Educativa dispuso en el artículo 12º transitorio de la Ley
General de Educación que se revise el modelo educativo, los planes y programas de estudio, y los
materiales y métodos educativos. Asimismo es necesario atender la complejidad social, reconocer
los muchos lugares para aprender, la rigidez del modelo vigente en educación básica, la falta de
criterios comunes para de nir los contenidos temáticos de las asignaturas en la educación media
superior y la expansión de la educación obligatoria.

De tal manera el corazón del Modelo Educativo 2016 es el planteamiento pedagógico, es decir, la
organización y los procesos en la escuela, las prácticas pedagógicas en el aula y el currículo. Para
lograrlo, el modelo concibe a los maestros como profesionales de la educación capaces de aterrizar
el currículo de manera creativa en el aula, de acuerdo a su contexto especifico. El modelo también
propone una colaboración más eficaz entre la SEP y los principales actores en la educación como
los padres de familia, sindicatos, gobiernos estatales, el Instituto Nacional para la Evaluación de la
Educación, la sociedad civil y el Poder Legislativo.

Sin duda alguna el objetivo es transformar la realidad en las aulas, como las prácticas pedagógicas,
para pasar de un enfoque centrado en la enseñanza a uno centrado en el aprendizaje del alumno, en
el que el estudiante tendrá un papel más activo en la construcción de su propio conocimiento y
aprendizaje. Para lograrlo, los maestros recibirán más apoyo y asesoría en sus escuelas, tendrán
mejores materiales educativos y contarán con una oferta de formación continua de calidad y hecha a
la medida.

Este modelo establece que los maestros, las escuelas y las autoridades educativas deben trabajar
más de cerca para que los estudiantes aprendan lo que necesitan para ser exitosos en el mundo de
hoy. Es por eso que persigue que todos los involucrados en el sector educativo contribuyan a
eliminar las barreras que limitan las oportunidades de aprendizaje de muchos alumnos. De esta
manera formar a niñas, niños y jóvenes que sean ciudadanos libres, participativos, responsables e
informados, capaces de ejercer y defender sus derechos, y de participar en la vida social, económica
y política de México. Es decir, contribuir a las y los jóvenes sean capaces de lograr su desarrollo
personal, laboral y familiar, y estar plenamente preparados para continuar sus estudios o emprender
su trayectoria profesional con éxito.

Al igual incluye principales cambios para una mejor selección de los contenidos para que los
alumnos aprendan lo que verdaderamente requieren en el siglo XXI; reconocer las distintas
realidades de las escuelas en nuestro país y dar mayor flexibilidad a las escuelas para que adapten
el currículo a sus necesidades específicas; y buscar una transformación de las prácticas
pedagógicas en las aulas para mejorar los aprendizajes de los alumnos; y mejorar los materiales
educativos.

Evidentemente, la reforma educativa supone cambios en los sistemas escolares que empuja a la
globalización neoliberal asimismo insinúan que la globalización y el neoliberalismo constituyen la
etapa superior del imperialismo. Según Martin Carnoy, las potencias europeas exportaron sus
sistemas escolares a sus colonias; los constituían a imagen y semejanza de los sistemas
metropolitanos para entrenar a una élite y ponerla a su servicio. Obviamente las reformas
educativas, en esas reflexiones, son producto del orden global que capitanean las organizaciones
intergubernamentales, aunque haya diferencias de grado en sus apuestas entre, por ejemplo, la
Unesco, el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. De
acuerdo con esta postura, un sistema mundial absorbente secuestró la soberanía de las naciones,
en especial las del mundo menos desarrollado.

No obstante la crítica a la globalización y las reformas neoliberales emergen desde perspectivas


distintas, los numerosos autores que enjuician la política del Banco Mundial, la Organización Mundial
de Comercio y otras organizaciones intergubernamentales destacan tres aspectos fundamentales de
su hacer: imposición, ajuste financiero y privatización. Estos autores también critican la ideología que
subyace en las propuestas de reforma internacional que promueven esas organizaciones.

En conclusión, la subordinación del gobierno mexicano ante la OCDE, señalan los abanderados
nacionales de la tendencia que ven a la Reforma Educativa con los ojos de la perspectiva del
neoimperialismo cultural, quedando demostrado que el acuerdo que firmó el ejecutivo con la OCDE
en 2009 no adoptó, las directrices de ese organismo y de sus aliados nacionales, como lo hizo
con Mexicanos Primero.