Vous êtes sur la page 1sur 9

Propiedades léxicas de los adjetivos

El adjetivo siempre establece una relación con un sustantivo. Donde haya un adjetivo, hay un
sustantivo que concuerda en género y número con el adjetivo (aunque esté implícito).

El adjetivo comparte con los determinantes y cuantificadores la obligación de concordar con el


sustantivo, pero, a diferencia de los determinantes y cuantificadores, no convierte al
sustantivo en una expresión referencial (i.e. en un sintagma al que se le puede atribuir una
referencia):

Entró una señora elegante. pero *Entró señora elegante.

Los adjetivos designan propiedades o subclases de entidades.

Dame el libro que me prometiste. Ahí está, entre los libros viejos.

¿qué denota “viejos” en este caso?

1. Los adjetivos denotan propiedades. En este caso, “viejos” denota una propiedad general, la
vejez, la edad, que se le puede atribuir a los libros. (Tenemos que asumir que la propiedad de
la vejez es conceptualmente independiente de los libros).

2. Los adjetivos subclasifican las entidades denotadas por los sustantivos: podría entenderse
que viejos en los libros viejos no denotaría la vejez como una propiedad existente
independientemente de los libros sino solo una subclase de los libros, los libros que poseen la
característica de ser más viejos que los otros.

La justificación del adjetivo como una clase de palabras que denota propiedades encuentra su
justificación en el hecho de que la mayoría de los adjetivos pueden ser “graduables”, es decir,
se puede expresar que la propiedad no es atribuida de manera categórica a la entidad
denotada por el sustantivo sino de una manera gradual, lo que permite comparar una entidad
con otra en términos de cuál de los dos tiene un grado mayor o menor de la propiedad en
cuestión. Esto se observa sintácticamente en que pueden se combinables con “muy”, “poco” o
“bastante” (una clase restringida de adverbios que seleccionan adjetivos) y pueden entrar en
construcciones comparativas:
Es linda. Es muy linda. Es más linda que Elena.

Es verde. Es bastante verde. Es menos verde que un campo de fútbol.

Es argentino. Es muy argentino. Es más argentino que el dulce de leche.

Dada su cercanía con el sustantivo, es habitual encontrar adjetivos que habitualmente


funcionan como sustantivos.Comparen:

Un problema científico.

Tus problemas científicos son apasionantes pero los matrimoniales son más urgentes.

El científico que ganó el Nobel

Adjetivos calificativos

Muchos de los adjetivos, pero no todos, pueden alternativamente ser usados en función
atributiva o función predicativa. En general, se trata de adjetivos que denotan una única
cualidad o propiedad que se le atribuye a la entidad denotada por el sustantivo y se los conoce
como adjetivos descriptivos o calificativos. Son los adjetivos prototípicos: a) denotan una única
cualidad o propiedad, b) pueden alternar entre la función atributiva y la función predicativa, c)
son claramente graduables y d) establecen contrastes de polaridad (i.e. tienen antónimos u
opuestos claros).

a) El diccionario pequeño. vs. El diccionario médico

b) El diccionario es pequeño vs *El diccionario es médico

c) El diccionario muy pequeño vs. *El diccionario muy médico


e) El diccionario grande vs *El diccionario amédico/ inmédico

Adjetivos relacionales

Los adjetivos relacionales suelen derivar de nombres, por lo que es frecuentemente posible
parafrasearlos con una frase preposicional (con de, habitualmente) que incluya el N del que
derivan:

el aumento salarial = el aumento del salario

las noticias periodísticas = las noticias de los periódicos// de los periodistas

Como todas las palabras derivadas, suelen llevar sufijos. Los sufijos más habituales son -ario, -
ista, -ico, al-ar, -ivo, il (aunque se supone que hay más de 70 sufijos distintos que permiten
derivar adjetivos relacionales). También suelen tener prefijos como ante, para, des, anti,bi-)

Debido a esta presencia “encubierta” de un N en el adjetivo, permiten ser utilizados para


cubrir los requerimientos temáticos del sustantivo al que modifiquen. Y por esa misma razón,
el adjetivo sigue al N y no a la inversa.

el aumento salarial * el salarial aumento

Las noticias periodísticas * las periodísticas noticias

Adjetivos adverbiales

La principal característica de los adjetivos adverbiales es que no denotan propiedades de una


entidad sino circunstancias modales, temporales y aspectuales. En ese sentido, suelen ser
parafraseables por adverbios en -mente cuando el adjetivo adverbial se convierte en una
oración relativa:

el frecuente visitante El visitante que iba/venía frecuentemente


Pueden anteceder o suceder al sustantivo, pero en el cambio de posición puede perderse la
lectura adverbial por una calificativa:

El frecuente visitante El visitante frecuente

Su antiguo auto (= el auto que tenía antes)

Su auto antiguo (= el auto viejo, propiedad del auto)

Adjetivos estables (o individuales)

-Expresan propiedades estables de los objetos denotados por el N al que modifican. Esas
propiedades están al margen de cualquier restricción espacial o temporal. En construcciones
predicativas, aparecen con el verbo ser.

“El investigador capaz” → “El investigador es capaz”

Algunos adjetivos son estables por sus rasgos léxicos.En esos casos, no permiten la
construcción predicativa con “estar”.

*El investigador está capaz.

El candidato millonario. El candidato es millonario. *El candidato está millonario.

Adjetivos episódicos

-Expresan propiedades transitorias de las entidades denotadas por el N al que modifican. Esas
propiedades tienen limitaciones espacio-temporales: son propiedades no permanentes,
modificables, variables, cambiantes o dependientes totalmente del momento particular. Por
esa razón, en construcciones predicativas, aparecen con el verbo estar. Si el adjetivo es
episódico por sus rasgos léxicos, no permite la construcción predicativa con ser.
contento → El candidato está contento. *El candidato es contento.

Si el adjetivo permite tanto la construcción predicativa con ser como con estar, es necesario
analizar si se trata de dos acepciones diferentes o si, efectivamente, el adjetivo mantiene el
significado.

Ej: Es caro // está caro (mismo significado del adjetivo, el cambio de significado lo aporta el
verbo: es caro = es un objeto caro vs. está caro en este momento, pero puede ser un objeto
barato.

Es buena // está buena. Cambia el significado de “buena”, son dos acepciones diferentes.

Propiedades sintácticas de los adjetivos

Adjetivos que funcionan habitualmente como sustantivos

Algunos adjetivos se confunden fácilmente con sustantivos porque la misma palabra se utiliza
con ambas funciones. En esos casos, la tendencia mayoritaria es que se trata de adjetivos que
clasifican personas.

los que clasifican a las personas por las actividades que realizan y sus ocupaciones: técnico (un
problema técnico pero un técnico); médico, científico, crítico, político, administrativo,
fundador, trabajador, comerciante, escritor, nadador, vigilante, encargado (incluso en algunos
casos por la posición que ocupa: superior, lateral, delantero)

los que clasifican a las personas por su procedencia o nacionalidad (habitualmente llamados
gentilicios). Incluye también a la religión o las creencias generales: francés, inglés, mapuche,
chino, yanqui, iraquí, ruso, leonés, castellano, andaluz, porteño, cristiano, musulmán, budista,
liberal, peronista, demócrata.

los que clasifican a las personas por su edad (i.e. los que designan la edad de las personas):
joven, viejo, anciano, adulto, adolescente, pequeño, menor, mayor, grande, chico. (no existe
esa posibilidad en otras lenguas: * a young; *un jeune)
los que designan los defectos físicos de las personas (i.e. los que clasifican a las personas por
sus defectos físicos): ciega, sorda, muda, tartamudo, tuerto, manco, tullido, inválido, tullido.
Curiosamente, no existe en nuestra lengua el correspondiente adjetivo o sustantivo “con dos
manos”, “con dos ojos”, aunque cuando es necesario se recurre al participio presente
(vidente//oyente)

* Los que clasifican a las personas por su carácter o su comportamiento social, más fácilmente
si tienen connotación negativa: fiel/infiel (un infiel, los fieles); pecador, noble, criminal,
delincuente, sabio, ignorante, (un ilegal pero no *un legal; un salvaje pero no *un civilizado; un
desgraciado pero no *un feliz

Es mucho menor, pero no por eso poco significativa, la cantidad de adjetivos y sustantivos que
no clasifican personas sino algún tipo de objetos:

instrumentos: lavadora, ametralladora, adhesivo

medicamentos: tranquilizante, calmante, diurético, analgésico, desinfectante, antibiótico

líneas, superficies y propiedades geométricas: recta, curva, perpendicular, paralela (pero no


*una sinuosa), ancho, largo, alto, (pero no *el corto ni *un fino)

empresas, comités y juntas: coordinadora, patronal, distribuidora

automóviles y transportes: convertible, submarino, todo terreno, destructor

Los colores también funcionan alternativamente como sustantivos o adjetivos, en algunos


casos con interpretaciones ajenas a la denotación de la propiedad:

Pagó diez mil verdes.

El rojo ganó cómodamente.


En general, los adjetivos de color suelen presentarse como sustantivos en claras posiciones de
aposición, cuando no requieren concordancia:

Dos camisas azules pero dos camisas azul oscuro (no *dos camisas azules oscuras)

Sustantivos que funcionan como adjetivos:

Es mucho menos productiva la utilización de sustantivos como adjetivos. El mecanismo más


simple para adjetivar un sustantivo es utilizar “muy” o “bastante” delante del sustantivo: muy
hombre, bastante mujer, muy Fiat.

El caso más típico de uso de sustantivos con función de adjetivo es la construcción de


superhéroes o seres fantásticos combinando el sustantivo hombre/mujer/niño con algún
animal:

el hombre araña ; el hombre murciélago ; la mujer araña; el hombre lobo; el niño ratón.

Función atributiva y función predicativa de los adjetivos

Las funciones centrales del adjetivo son dos, según su posición en relación al sustantivo con el
que establezca la concordancia:

Adjetivos en posición atributiva (pequeño) o predicativa (triste)

dentro del mismo sintagma nominal: es un atributo del sustantivo, un modificador


(habitualmente llamado modificador directo o también atributo: pequeño en "el niño
pequeño")

fuera del sintagma nominal: es un predicado que modifica a un sintagma nominal completo
(habitualmente llamado predicativo subjetivo u objetivo, obligatorio o no: triste en "el niño
pequeño está triste"). La función predicativa puede darse tanto en posición de predicativo
subjetivo obligatorio como no obligatorio, pero también en posición de predicativo objetivo o
de cualquier otro sustantivo presente en la estructura:
El niño volvió de la escuela triste. (PSnoO)

Creyó que había perdido la pelota. La encontró, pinchada, en un rincón del patio. (P. Objetivo
no O)

Diferencias semánticas debidas a la posición sintáctica:

Las diferencias de posición permiten distinguir dos interpretaciones de los adjetivos según su
posición en la estructura, particularmente en los SSNN definidos, cuando ambas posiciones son
posibles: una lectura restrictiva y una lectura no restrictiva.

Subí por la escalera grande. (Implica que hay más de una escalera). Lectura restrictiva:
restringe el universo de los objetos de los que habla. Habla claramente de un sub-conjunto de
todas las escaleras.

Subí por la gran escalera (Solo implica que la escalera es grande, identifica sus propiedades).
Lectura no restrictiva.

Lectura restrictiva

-Se restringe un sub-conjunto determinado de objetos respecto de todos los posibles (El N
“escalera” identifica el conjunto total de escaleras del edificios, la escalera grande restringe la
interpretación: la escalera grande).

-La presencia del adjetivo “construye” un referente nuevo: construye el subconjunto del que
estamos hablando.

-En la lectura restrictiva el adjetivo aparece pospuesto al N

Lectura no restrictiva
La presencia del adjetivo resalta alguna propiedad de un referente ya construido, no se
introduce un nuevo referente sino que se describe a un referente ya definido por el N de
manera completa.

El adjetivo antepuesto al N suele producir lecturas no restrictivas

a) Contestó el mensaje lastimoso. (De todos los mensajes que tenía, solo contestó el
lastimoso.)

b) Contestó el lastimoso mensaje. (Tenía un mensaje, lastimoso, y lo contestó.)

Este resumen teórico está siendo preparado a partir de las siguientes fuentes de lectura
obligatoria:

Demonte, Violeta. 1999. El adjetivo. Clases y usos. La posición del adjetivo en el sintagma
nominal. En Bosque y Demonte (eds). 1999. Gramática descriptiva de la lengua Española
Volumen 1 Sintaxis básica de las clases de palabras. Madrid. Espasa: 129-216

Bosque 1993. “Sobre las diferencias entre los adjetivos relacionales y los calificativos” Revista
Argentina de Lingüística, vol. 9, 1993, pp. 9-48.