Vous êtes sur la page 1sur 8

Rev Esp Med Legal.

2011;37(3):105-112
ISSN: 0377-4732

PUBLICACIÓN OFICIAL DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE MÉDICOS FORENSES

REVISTA ESPAÑOLA DE

REVISTA ESPAÑOLA DE MEDICINA


LEGAL
MEDICINA LEGAL
Volumen 37
Número 1
Enero-Marzo 2011
Fundada en 1974
EDITORIALES
REVISTA ESPAÑOLA DE MEDICINA LEGAL: análisis de la nueva etapa
Conclusiones de la Jornada de Trabajo sobre Determinación
Forense de la Edad de los Menores Extranjeros no acompañados.
Documento de consenso de buenas prácticas entre los Institutos de
Medicina Legal de España

ORIGINAL
Características del síndrome de latigazo cervical y valoración
medicoforense en la provincia de Huelva (España)

ORIGINAL BREVE
Aprendizaje y reflexiones de la identificación de cadáveres
mediante marcadores genéticos monoparentales (ADN
mitocondrial, cromosoma Y). A propósito de un caso

ARTÍCULO ESPECIAL
Recomendaciones sobre métodos de estimación forense de la
edad de los menores extranjeros no acompañados. Documento
de Consenso de Buenas Prácticas entre los Institutos de Medicina
Legal de España (2010)

CASOS MÉDICO-FORENSES
Muerte diádica: suicidio doble de gemelos
Hemiplejía conversiva como accidente de trabajo. Consideraciones

www.elsevier.es/mlegal
clínicas y legales

REVISIÓN
Protocolo de actuación en muerte súbita por anafilaxia

MEDICINA LEGAL EN IMÁGENES


Uso de técnicas proyectivas como complemento diagnóstico

www.elsevier.es/mlegal

REVISIÓN

Sumisión química: reto para el toxicólogo forense


Rosario García-Repetto * y M. Luisa Soria

Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, Departamento de Sevilla, Sevilla, España

Recibido el 27 de marzo de 2011; aceptado el 27 de junio de 2011

PALABRAS CLAVE Resumen


Sumisión química; En el presente trabajo se ofrece una revisión sobre el fenómeno de la sumisión química,
Epidemiología; que consiste en la administración de sustancias químicas a un sujeto, sin su consenti-
Estrategia analítica; miento, con fines delictivos. La lista de sustancias utilizadas es larga e incluye medica-
Situación legal mentos, principalmente benzodiacepinas, drogas de abuso y etanol. La detección de las
mencionadas sustancias en los fluidos biológicos es difícil, ya que en su mayoría tienen un
tiempo de acción corto y producen amnesia en la víctima, lo que causa que la denuncia
se presente tarde. La obtención de evidencias forenses en este tipo de delitos supone
un importante reto para el toxicólogo forense. Por ello, existen normas de recogida de
muestras publicadas por asociaciones de toxicólogos forenses. Se proporciona, además,
una perspectiva legal en España y la Unión Europea y se describen los casos medicolega-
les más llamativos.
© 2011 Asociación Nacional de Médicos Forenses. Publicado por Elsevier España, S.L.
Todos los derechos reservados.

KEYWORDS Drug-facilitated crime: a challenge for the forensic toxicologist


Drug-facilitated crime;
Epidemiology; Abstract
Analytical strategies; This paper gives a general overview of the drug facilitated crime phenomenon. These
Legal situation kind of crimes, in which the victim is intoxicated by the administration of a chemical
substance is not a new phenomenon. The list of drugs associated with this is long, and
among others includes drugs of abuse or ethanol and medicinal drugs, mostly
benzodiazepines. The detection of these agents in biological fluids is difficult, since most
of them are shortly acting, and cause amnesia in the victim, which in turn leads to the
delayed reporting of the allegation by the victim. In this respect, forensic evidence of
this type of crime may represent an important challenge to the forensic toxicologist.
Therefore, there are several guidelines on sample collection related to these kind of
crimes published by different forensic toxicology associations. The present article gives
an overview of the legal situation in Spain and the European Union, and describes the
more interesting medicolegal cases reported.
© 2011 Asociación Nacional de Médicos Forenses. Published by Elsevier España, S.L.
All rights reserved.

* Autor para correspondencia


Correo electrónico: rosario.garcia@mju.es (R. García-Repetto).

0377-4732/$ - see front matter © 2011 Asociación Nacional de Médicos Forenses. Publicado por Elsevier España, S.L. Todos los derechos reservados.
106 R. García-Repetto y M.L. Soria

Introducción el consumo voluntario de medicamentos, sustancias psi-


coactivas o ambos simultáneamente.
Se define la sumisión química como el uso de una sustancia
psicoactiva con fines delictivos de forma que se pueda ma- Las sustancias utilizadas en este tipo de delitos son fáci-
nipular la voluntad de las personas o modificar su compor- les de obtener y administrar. El escenario más habitual es
tamiento. En esta situación, los efectos farmacológicos de aquel en el que el agresor añade una sustancia sedante a
la sustancia administrada evitan que la víctima se encuen- una bebida, como café, zumos de fruta, cerveza y bebidas
tre en condiciones de prestar su consentimiento legal o de alcohólicas, con el objetivo de administrarla de forma su-
presentar resistencia a su atacante. El término “sumisión brepticia a su víctima1,10.
química” deriva del francés soumission chimique e incluye En enero de 2007, la Asamblea Parlamentaria del Consejo
todas las figuras delictivas asociadas a esta práctica1,2. de Europa recomendó a sus Estados miembros que afronta-
A pesar de que no es un fenómeno nuevo, desde finales ran el problema creado por este tipo de delitos, comenzan-
de la década de los noventa del siglo pasado se ha observa- do por una asistencia adecuada a las víctimas con el desa-
do un incremento del número de casos. El mayor número de rrollo de campañas informativas, una revisión de la
ellos están relacionados con delitos de índole sexual, aun- legislación concerniente a agresiones sexuales y mejora y
que también son casos de sumisión química algunos robos, estandarización de los métodos de análisis forenses. A pesar
homicidios y casos de sedación o incapacitación de perso- de que estas recomendaciones no obligan a los distintos
nas, como enfermos, ancianos y niños pequeños, que exigen países, sí que poseen autoridad moral sobre los distintos
una atención constante a su familia o cuidadores3. Precisa- gobiernos de los Estados miembros11.
mente la frecuencia con que se asocia a los delitos sexuales
le ha valido el acrónimo anglosajón DFSA que significa drug
facilitated sexual assault. Mediante este acrónimo se alude Epidemiología
a las agresiones sexuales cometidas tanto si se sabe que la
víctima las consumió voluntaria como involuntariamente. En el momento de realizar esta revisión, no se ha publicado
Tradicionalmente, en la literatura científica, al definir la ningún trabajo epidemiológico en nuestro país. Por lo tan-
DFSA se establecían dos tipos4-6: to, se desconocen la incidencia y la prevalencia real de los
casos de sumisión química en España12. Por el contrario, sí
– DFSA premeditada o proactiva: circunstancia en la cual el se dispone de información sobre la situación en otros paí-
asaltante le proporciona a su víctima una sustancia inca- ses, a pesar de que el número de trabajos publicados no es
pacitante o desinhibidora con el objetivo de someterla muy elevado y, por lo general, se acepta que las cifras con-
sexualmente. cernientes a este tipo de delitos subestiman la realidad13
– DFSA oportunista: actividad sexual con alguien que está debido a que la prevalencia real de la sumisión química
prácticamente inconsciente debido al consumo volunta- nunca podrá ser conocida, ya que o bien muchos de esos
rio de alcohol, medicamentos o drogas de abuso. casos nunca se denuncian o bien la denuncia se presenta
tan tarde que se entorpece la investigación. En muchas oca-
En el año 2007, el organismo público británico experto en siones, es la vergüenza que sufre la víctima lo que le impide
drogas de abuso (Advisory Council on the Misuse of Drugs) interponer la denuncia14,15.
adoptó una definición de DFSA que englobaba los tipos an- A lo largo de los últimos 10 años el número de casos de
teriormente descritos7. De esta manera, se considera DFSA agresiones sexuales en las que medió la administración de
todo acto en el que se realice una actividad sexual con una alguna sustancia (DFSA) ha ido incrementándose en la Unión
persona que sufre los efectos de las drogas de abuso o de Europea16. A partir de una serie de encuestas realizadas en
los medicamentos, independientemente de que la adminis- seis países de la Unión, aproximadamente el 20% de las mu-
tración haya sido forzada o voluntaria o si se consumió sus- jeres europeas han experimentado algún tipo de agresión
tancias legales o controladas8. sexual durante su vida adulta. Sin embargo, se asume que
La Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria y Productos la escala real de estos delitos no se conoce debido a que
Sanitarios (AFSSAPS) clasifica los casos de sumisión química carecemos del sistema de monitorización adecuado.
en tres categorías cuando realiza encuestas de carácter na- En Francia, se ha estado realizando encuestas desde el
cional9: año 2003. En estos años se ha comprobado que las víctimas
más frecuentes de estos delitos son las mujeres y los niños,
– Sumisión química probada: en la que ha habido agresión siendo las sustancias implicadas principlamente benzo-
o tentativa documentada, se detecta la presencia de una diacepinas, especialmente clonazepam y bromazepam.
sustancia psicoactiva mediante un método cromatográfi- Concretamente, en la encuesta de 2008 se confirman 43
co fiable y la sintomatología y la cronología de los hechos casos de sumisión química, 38 en adultos y 5 en niños. Du-
son compatibles con la sustancia identificada. rante ese año no informan de ningún caso producido por
– Sumisión química probable: se sospecha que hubo una gammahidroxibutirato (GHB), a diferencia de lo ocurrido en
agresión, no se dispone de suficiente información clínica o años anteriores. Entre las drogas de abuso, las más frecuen-
bien los resultados analíticos no son definitivos ya que se temente encontradas fueron cannabis y cocaína. Hubo 111
ha utilizado únicamente un método inmunoquímico, los casos de posible sumisión química que posteriormente no se
resultados son negativos debido a una recogida de la mues- pudo confirmarlos y 38 casos de vulnerabilidad química, de
tra retrasada o los análisis realizados son incompletos. los que 25 estaban relacionados con el consumo voluntario
– Vulnerabilidad química: casos en que la víctima reconoce de sustancias psicoactivas. Concluyen los autores del men-
Sumisión química: reto para el toxicólogo forense 107

cionado estudio que el consumo voluntario de alcohol y – Sus efectos son inespecíficos, y pueden confundirse fácil-
cannabis supone un factor de vulnerabilidad, ya que poten- mente con los producidos por una intoxicación etílica o
cian los efectos sedantes y desinhibidores de las sustancias alguna enfermedad.
utilizadas por los agresores9. – Son sustancias fáciles de obtener, como el alcohol etílico
A diferencia de los resultados de los estudios franceses, o los medicamentos ampliamente recetados o que se
en el británico, conocido como Operación Matisse y auspi- venden sin receta. Como ocurre en otros ámbitos, la ex-
ciado por la Association of Chief Police Officers del Reino pansión de internet ha facilitado enormemente la adqui-
Unido, se detectó en un número alto de casos la presencia sición de estos productos de manera ilegal.
de alcohol, cannabis y cocaína, además de los fármacos – La administración se realiza de forma discreta, normal-
prescritos a las víctimas, sin que se detectara en ningún mente vía oral y mezclado con algún tipo de bebida que
caso la presencia de GHB ni flunitrazepam. Los autores se- permita enmascarar el sabor y el color. Si se utilizan be-
ñalan la gran influencia del momento de la toma de la bidas alcohólicas como vehículo, además se potencian los
muestra en la detección de las sustancias en sangre u orina. efectos.
Otros países europeos en donde se han publicado numerosos – Suelen presentar los efectos a dosis bajas. Los efectos
casos de sumisión química son Italia, Bélgica y los Países buscados para conseguir el control de la víctima son:
Bajos8,9,12.
Se conocen también datos epidemiológicos canadienses Amnesia anterógrada o incapacidad de recordar hechos
gracias a un estudio realizado en 1993-2002. En dicho estu- nuevos, que no afecta a los hechos antiguos22.
dio se estableció que entre los 1.594 casos de agresión Sedación: para perturbar la capacidad de vigilia, aten-
sexual estudiados, un 21% podría estar relacionado con la ción y respuesta ante una agresión23.
sumisión química, hecho que fue confirmado en un 15,4% de Efectos alucinógenos con desorientación temporal y es-
los casos estudiados. Los autores insisten en la necesidad de pacial de la víctima con lo que se puede invalidar su
disponer de programas de prevención específicos, ya que el testimonio.
mayor riesgo de experimentar este tipo de agresiones lo Desinhibición: la víctima puede llegar a aceptar situa-
presentan las mujeres de entre 15 y 19 años. Entre las sus- ciones que en condiciones normales hubiera considera-
tancias encontradas más frecuentemente destacan las ben- do inaceptables.
zodiacepinas, como flunitrazepam, lorazepam y alprazo-
lam, y otras sustancias, como ketamina, zolpidem, hidrato Desgraciadamente, los medios de comunicación han con-
de cloral y GHB. Concluyen los autores que cuando las agre- tribuido a la difusión de la idea de que el número de sustan-
siones sexuales se realizan mediante sumisión química, la cias empleadas es pequeño. Sin embargo, la situación real
víctima tarda más en solicitar la atención médica, se pre- es bien distinta, ya que se sospecha que al menos se han
sentan menos denuncias a la policía y el número de lesiones empleado 50 sustancias distintas para cometer este tipo de
es menor17,18. delitos23. Entre todas ellas podemos destacar, debido a la
A pesar de que no se ha publicado hasta la fecha ningún frecuencia de su utilización, las siguientes:
estudio epidemiológico realizado en España, podemos men-
cionar un caso registrado en el Hospital Clínico de Barcelo- 1. Alcohol etílico: es la sustancia que más frecuentemente
na en el que se atendió a una joven de 20 años a quien se se ha asociado a este tipo de delitos16, ya que es fácil de
había administrado GHB19. En el mencionado hospital se encontrar y de usar. Presenta la capacidad de alterar el
realizó un estudio cuyos resultados fueron expuestos en el juicio, reducir inhibiciones y en grandes dosis puede pro-
marco de las IV Jornadas de Actualización en Toxicología ducir la pérdida del control corporal y de la consciencia.
celebradas en Barcelona en 200920, aunque hasta la fecha En ocasiones el consumo es voluntario por parte de la
no han sido publicados. La conclusión más llamativa del víctima y el agresor simplemente se aprovecha del esta-
mencionado estudio es que aproximadamente el 20% de las do de embriaguez de ella. Se ha demostrado que el con-
mujeres violadas atendidas en el Servicio de Urgencias del sumo de alcohol por parte de las víctimas genera en el
mencionado hospital habían sido objeto de sumisión quími- agresor la percepción de que su comportamiento es el
ca. Las sustancias más frecuentemente encontradas fueron adecuado y que corren menos riesgo cuando la agreden.
benzodiacepinas. En algunos casos se detectó la presencia En estos casos suele ser frecuente que la víctima presen-
de escopolamina, GHB, cocaína o anfetaminas. te una mayor vulnerabilidad sexual24-26. Muchas de estas
agresiones suelen ser perpetradas por desconocidos. En
un estudio realizado en el Reino Unido durante 3 años27,
Sustancias más frecuentemente utilizadas se demostró la presencia de alcohol etílico en la víctima
en un 81% de los casos, cosa que no resultó extraña pues
Las sustancias más frecuentemente implicadas en estos de- la mayoría de ellas declararon haber sufrido la agresión
litos son depresores del sistema nervioso central. Suelen después de haber estado en un bar, discoteca o fiesta.
presentar las siguientes características1,5,21: Llama la atención de los autores que la alcoholemia en-
contrada en el momento de la agresión, tras realizar el
– Suelen ser sustancias insípidas, incoloras e inodoras, muy correspondiente cálculo retrospectivo, fuera en un 60%
solubles en medio acuoso. mayor de 1,5 g/l. En Estados Unidos, se ha estimado que
– Son sustancias de acción rápida y de corta duración. De el alcohol etílico se encuentra, solo o en combinación
esta manera se facilita el control de la víctima por parte con otras sustancias psicoactivas, en el 40-65% de las víc-
del agresor y se evita la posibilidad de levantar sospechas. timas de agresión sexual y hasta en un 85% de los casos
108 R. García-Repetto y M.L. Soria

en que se sospecha que hubo un delito de sumisión quí-


Tabla 1 Límites de detección recomendados por la SOFT
mica28.
para casos de DFSA27
2. Benzodiacepinas: constituyen una amplia familia de me-
dicamentos, la mayoría de ellos incluidos en las listas de LOD
sustancias psicotrópicas controladas legalmente. Debido Analito
recomendado
a que son los fármacos sedantes más prescritos en la ac-
tualidad, son fáciles de obtener. Entre sus efectos secun- Etanol 0,1 g/l
darios hay que mencionar el automatismo, la desinhibi- GHB y análogos 10 mg/l
ción y la amnesia anterógrada. Se utilizan principalmente Benzodiacepinas I 10 g/l
las que poseen una cinética de distribución y eliminación Alprazolam e hidroxialprazolam
rápida, como triazolam, oxazepam y flunitrazepam. De Clordiazepóxido
todas las sustancias que pertenecen a esta familia, el Lorazepam
flunitrazepam es el más utilizado en este tipo de delitos. Temazepam, nordiazepam y oxazepam
Se trata de un hipnosedante potente que se comercializa Benzodiacepinas II 5 g/l
con el nombre de Rohipnol y se conoce vulgarmente como Clonazepam y 7-aminoclonazepam
roofies. Es una sustancia incolora e inodora, que se di- Flunitrazepam y 7-aminoflunitrazepam
suelve rápidamente en agua. Después de que se compro- THCOOH 10 g/l
bara la utilización de Rohipnol disuelto en bebidas, el Barbitúricos 25 g/l
fabricante (Roche) modificó la composición de la formu- Amobarbital
lación añadiendo un colorante azul que burbujea cuando Butalbital
entra en contacto con líquidos7,9,15,17,29. Pentobarbital 20 g/l
3. Ácido gammahidroxibutírico (GHB): es un metabolito na- Secobarbital
tural del neurotransimisor ácido gammaaminobutírico y, Antidepresivos 10 g/l
por lo tanto, es una sustancia endógena que actúa como Amitriptilina
neurotransmisor cerebral. Se ha llegado a denominar “la Imipramina y desipramina
droga de la violación”, ya que su efecto es muy rápido y Doxepina y desmetildoxepina
corto, desapareciendo rápidamente de los fluidos bioló-
Citalopram y desmetilcitalopram
gicos. Su presencia se ha detectado sólo en el 2-4% de los
Fluoxetina y norfluoxetina
casos de sumisión química9,11,19,30,31.
Paroxetina
4. Otras sustancias implicadas son cannabinoides, zolpidem,
Sertralina y norsertalina
zopiclona, ketamina, fentanilo, LSD, atropina, escopola-
Antihistamínicos y antitusígenos 10 g/l
mina e incluso algunos disolventes orgánicos16,29.
Bromfeniramina
y desmetilbromfeniramina
Matrices útiles para establecer la sumisión Clorfeniramina y desmetilclorfenamina
química Dextrometorfano
Difenhidramina
La sangre es una matriz biológica que informa del consumo Doxilamina y desmetildoxilamina
reciente de una sustancia y, además, permite establecer Opiáceos y analgésicos no narcóticos 10 g/l
correlaciones entre la concentración en sangre y el efecto Codeína
manifestado. La orina, por su parte, informa también de un Hidrocodona
consumo reciente; presenta la ventaja de una ventana de Hidromorfona
detección más amplia que la de la sangre. Por ello, es im- Meperidina y normeperidina
portante que a la vez de la muestra de sangre se tome tam- Metadona y EDDP
bién otra de orina23. Morfina
Los tiempos de detección de las sustancias en sangre y en Oxicodona
orina dependen fundamentalmente de la dosis administra- Propoxifeno y norpropoxifeno
da y de la sensibilidad del método analítico empleado. En la Varios
tabla 1 se reflejan los límites de detección recomendados Carisoprodol 50 g/l
en muestras de orina por la Sociedad de Toxicológos Foren- Meprobamato
ses estadounidenses (SOFT) para las sustancias más fre- Ciclobenzaprina
cuentemente implicadas32. Si se utilizan técnicas acopladas MDMA y MDA 10 g/l
(GC-MS y LC-MS/MS), la mayoría de las sustancias utilizadas PCP
en sumisión química se pueden detectar en sangre en un Escopolamina
periodo que oscila entre las 6 horas y los 2 días y en orina Zolpidem
entre las 12 horas y los 5 días33-35. Clonidina 1 g/l
En algunas ocasiones la víctima no presenta la denuncia Ketamina y norketamina
hasta semanas o meses después del hecho. En estos casos
no se puede encontrar ninguna evidencia de consumo me- DFSA: Drug Facilitated Sexual Assault; LOD: Limit of detection;
diante análisis de sangre u orina. Por ello, se ha propuesto SOFT: Sociedad de Toxicólogos Forenses estadounidenses.
el análisis de cabello como complementario a los de san-
Sumisión química: reto para el toxicólogo forense 109

gre y orina, ya que prolonga la ventana de detección, ade- nos y síntomas manifestados por la víctima, datos sobre el
más de permitir la diferenciación entre una exposición consumo de sustancias químicas (voluntario o involuntario),
aguda y el consumo crónico de una sustancia utilizando el tratamiento farmacológico recibido, muestras enviadas y
análisis multiseccional del mechón de cabellos y asumien- fecha y hora de obtención de estas21.
do que no existe migración de las sustancias a lo largo de
él36,37.
La sociedad para el análisis de cabellos (SoHT)38 acordó Casos medicolegales
establecer como velocidad media de crecimiento del ca-
bello humano, únicamente con fines de interpretación me- A pesar de que la mayoría de los estudios epidemiológicos
dicolegal, 1 cm/mes. Así, al menos de forma teórica, me- publicados hasta el momento hacen referencia a la detec-
diante un análisis segmental, se podría seleccionar el ción de benzodiacepinas, alcohol, GHB, cannabis y cocaína
segmento correspondiente al periodo de crecimiento du- en las muestras de las víctimas de estos delitos41-50, se en-
rante el cual ocurrieron los hechos. Por lo tanto, se podría cuentran también en la bibliografía revisada algunos casos
llegar a establecer de forma retrospectiva si hubo consu- en los que el agresor utilizó otro tipo de sustancias, princi-
mo y el momento aproximado39. En la investigación de este palmente fármacos. A continuación se exponen los casos
tipo de delitos resulta muy útil la posibilidad de poder más llamativos.
demostrar mediante el análisis segmental de cabellos la Se ha publicado un trabajo en el que se informa de la
administración de una única dosis siempre que se utilicen utilización de tetrahidrozolina en las víctimas, una mujer y
técnicas espectrométricas muy sensibles. También se ha cuatro niñas, con el objeto de abusar sexualmente de ellas.
propuesto el análisis de cabellos como una forma de de- La tetrahidrozolina es un agonista alfa con propiedades si-
mostrar la reincidencia de ciertos criminales en la comi- milares a otros derivados imidazolidínicos, como la clonidi-
sión de estos delitos39. na, utilizado como colirio para el tratamiento de la conjun-
El comité de expertos en sumisión química de la SOFT32 tivitis. La estimulación de los receptores presinápticos α2
propuso en 1999 la orina como muestra de elección en estos disminuye la producción de AMPc y, por lo tanto, la activi-
casos. La muestra debe ser recogida lo más pronto posible dad neuronal. En el centro vasomotor, la estimulación α2
y siempre antes de transcurridas 96 horas desde los hechos. inhibe el flujo simpático al sistema cardiovascular.
Propone tomar unos 100 ml de orina que se deben refrigerar Entre los síntomas producidos, se puede citar mareos,
o congelar hasta su análisis. Se recomienda añadir fluoruro bradicardia, hipotonía, flacidez muscular, hipotermia, de-
sódico como conservante, en particular si el análisis se va a presión respiratoria y coma. Por lo tanto, la víctima es inca-
retrasar. Esta misma asociación propuso como matriz com- paz de resistir o recordar lo ocurrido en estado de intoxica-
plementaria el sudor. Se estima que se deben utilizar par- ción. La aparición de los efectos es rápida y varía entre los
ches de sudor entre 3-7 días después de la agresión. 15 y los 30 minutos de la administración oral, y la acción
Por su parte, la Societé Française de Toxicologie Analyti- dura 12-24 horas51.
que consensuó en 2003 un protocolo, que ha gozado de una Kintz et al publicaron en 2005 dos casos en los que dos
amplia aceptación, en el que se establece que se deben bebés fueron encontrados muertos en sus domicilios des-
tomar tres muestras de forma sistemática40: pués de que sus madres las administraran metadona con el
objeto de que dejaran de llorar. A pesar de que la policía
– Sangre: 4 tubos con sangre total anticoagulada con EDTA demostró que ninguna de ellas quería envenenar a los ni-
disódico para evitar la formación in vitro de GHB y 2 tu- ños, ambas fueron consideradas culpables de homicidio, y
bos con fluoruro sódico. en este caso y de acuerdo con la ley francesa, se podría
– Orina: 2 tubos de 30 ml como mínimo. considerar la metadona una arma química52. También en
– Cabello: debe citarse a la víctima 3-5 semanas después Francia se produjo un caso en que una madre administró un
de los hechos denunciados para obtener 2 mechones de medicamento a base de cafeína, paracetamol, codeína y
un lápiz de grosor de la nuca, cortados a ras del cuero escopolamina a sus tres niños con el simple objetivo de
cabelludo. Se deben fijar sobre un papel, indicando cuál tranquilizarlos. Se demostró dicha administración por la de-
es la punta y cuál es la raíz. Sería útil disponer de un tección en el cabello de las víctimas de la presencia de co-
mechón obtenido en la primera consulta para poder dife- deína y escopolamina53.
renciar entre la sustancia administrada y el historial de Un trabajo publicado en 200954 informa de un caso curio-
consumo de la víctima. so de DFSA cometido por el marido sobre su esposa con el
fin de tener relaciones sexuales con ella, ya que era reti-
Por último sería de utilidad que el laboratorio recibiera cente a tenerlas durante la cuaresma. Para ello cambió su
la bebida o el alimento sospechoso de haber sido contami- medicación habitual, consistente en omeprazol, por zolpi-
nado o, en su caso, la sustancia empleada, si la víctima los dem. A su ingreso en el hospital las concentraciones sanguí-
puede aportar. Las muestras deben ser precintadas y envia- neas eran de 47 μg/l. Los autores llaman la atención sobre
das de forma que se garantice en todo momento el mante- el hecho de que este tipo de delitos puedan ser cometidos
nimiento de la cadena de custodia. Resulta indispensable en el ámbito familiar. También en 2009, Kintz et al55 avisa-
acompañar el envío de la muestra con la información dis- ron sobre la aplicabilidad del sildenafilo en este tipo de
ponible, obtenida durante la anamnesis y la exploración de delitos, ya que puede ser una sustancia útil para conseguir
la víctima21. la colaboración de la víctima con el agresor, debido a que
La información esencial debe ser: nombre, sexo, edad, recientemente se ha demostrado que aumenta la libido fe-
fecha de consulta, fecha de la agresión y hora de esta, sig- menina.
110 R. García-Repetto y M.L. Soria

Las sustancias psicoactivas se pueden utilizar también también puede ser considerada como circunstancia agra-
para facilitar la comisión de otro tipo de delitos, como ro- vante de otros. En Estados Unidos, la DFSA se regula me-
bos e incluso homicidios. Frecuentemente, se utilizan ben- diante la Drug-Induced Rape Prevention & Punisment Act de
zodiacepinas con este fin ya que producen sedación y amne- 1996. En ella se castiga hasta con 20 años de prisión a la
sia anterógrada22. Como casos curiosos, que en su día persona que administre una sustancia controlada a otra sin
llamaron la atención de los medios de comunicación, pode- su conocimiento con la intención de cometer un delito. La
mos mencionar 4 casos de robo ocurridos en Barcelona en el simple posesión de las sustancias empleadas en DFSA puede
año 2002 en las cercanías de la estación de Sants, en los que acarrear hasta 3 años de cárcel15.
todas las víctimas eran viajeros en tránsito a los que se la En España, el Codigo Penal (LO 10/1995)60 establece dos
suministró benzodiazepina disuelta en chocolate caliente56. tipos de ofensas sexuales: abuso sexual sin el consentimien-
Kintz et al35, en 2008, propusieron el análisis de cabellos to de la víctima pero sin violencia o intimidación y agresión
como medio para evidenciar la administración de fármacos sexual con violencia o intimidación. Hasta el momento, la
a ancianos con el único fin de abusar de ellos, ya sea para legislación española no considera la sumisión química como
obtener beneficios económicos o para evitar la fatiga gene- agravante de los abusos sexuales16,61.
rada por atenderlos. Las sustancias principalmente encon- En la práctica, la ley criminal francesa sólo reconoce la
tradas fueron benzodiacepinas como alprazolam, clonaze- agresión sexual y normalmente no persigue la administra-
pam o flunitrazepam. ción de drogas de abuso. Últimamente, en los tribunales
Como ya se ha expuesto, la situación más frecuente es criminales franceses el concepto de sumisión química es
que se utilicen sustancias psicoactivas en la comisión de uno de los factores que pueden ser utilizados para probar
estos delitos. A pesar de ello, se han publicado algunos ca- una posible agresión sexual. En Italia, el código penal reco-
sos en los que se utilizó otro tipo de sustancias. Así, en noce como una circunstancia agravante la administración
2006, se publicó un caso en que se utilizó cloroformo para de bebidas alcohólicas o sustancias narcóticas en sus artícu-
someter a la víctima, que en este caso era una niña de 13 los 613 y 643, ya que la víctima se encuentra con sus facul-
años que desgraciadamente murió debido a los efectos tóxi- tades mentales disminuidas, con debilitamiento de su capa-
cos del cloroformo57. En el mismo año Martínez et al58 publi- cidad para discernir y, por lo tanto, para consentir62.
caron un caso en el que se emplearon disolventes aromáti- También en Alemania se puede considerar la DFSA como cir-
cos, como benceno, tolueno y mezcla de xilenos, para cunstancia agravante de los delitos sexuales16.
secuestrar y doblegar la voluntad de la víctima, que además La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en
fue incapaz de recordar nada de lo sucedido. 200711 recomendó que las sustancias susceptibles de ser
En la investigación toxicológica de los casos de DFSA es empleadas para la comisión de este tipo de delitos fueran
bastante probable que se obtenga un resultado negativo incluidas en las listas de sustancias controladas. Hasta el
tras el análisis de las muestras obtenidas de la víctima, por momento, no se ha producido ningún tipo de consenso in-
razones que han sido explicadas anteriormente. Por ello, en ternacional a este respecto.
ningún caso se puede afirmar que un resultado negativo im-
plique de forma definitiva y concluyente que la víctima no
había sido incapacitada por la administración de sustancias Conclusiones
químicas.
En este sentido, un estudio experimental realizado en Los delitos de sumisión química se han venido perpetrando
Canadá, en 200759, demostró que los jurados a quienes se desde hace mucho tiempo. Sin embargo, no ha sido hasta
proprocionaba únicamente los resultados de la investiga- hace relativamente poco tiempo que han suscitado una
ción forense realizada en la víctima sin la explicación, por cierta preocupación social. Desde la década de los años
parte de un perito, del significado de dichos resultados eran ochenta del pasado siglo se ha avanzado de forma conside-
proclives, en el caso de la obtención de resultados negati- rable en la estandarización de protocolos y dispositivos de
vos, a considerar por este simple hecho al acusado inocente toma de muestra en las agresiones sexuales. Sin embargo,
o, en el caso de considerarlo culpable, a solicitar penas aún no se ha alcanzado un consenso internacional sobre las
menos duras. muestras y los protocolos necesarios para evidenciar una
posible administración de sustancias químicas.
A partir de la revisión bibliográfica realizada, se puede
Perspectiva legal en España y la Unión concluir que matrices como la sangre o la orina tienen una
Europea aplicabilidad limitada, ya que se hace absolutamente nece-
sario que la denuncia y la toma de muestras se realicen en un
Las primeras regulaciones legales en las que se contempla momento cercano en el tiempo a la agresión. Por ello, se
el fenómeno de la sumisión química datan de finales del si- postula como muestra complementaria el cabello. Su análisis
glo XIX. Se trata concretamente de la Offences Against the presenta una serie de ventajas que ya han sido expuestas,
Person Act de 1861 británica, modificada en 1956 por la como poder establecer el consumo una vez que la sustancia
Sexual offences Act12. A pesar de ello, la legislación de la ha desaparecido de sangre y orina y diferenciar entre un con-
mayoría de los países europeos no menciona de forma espe- sumo puntual y uno crónico. Su mayor inconveniente sería la
cífica el empleo de drogas como sustancias incapacitantes necesidad de utilizar una instrumentación analítica costosa
en los casos de agresiones sexuales, aunque sí lo suelen que no siempre está disponible en los laboratorios forenses.
hacer para delitos como robos u homicidios. En el Reino A pesar de que debido a circunstancias ya expuestas la
Unido, la DFSA constituye un delito en sí mismo, aunque prevalencia real de este tipo de delitos difícilmente puede
Sumisión química: reto para el toxicólogo forense 111

llegar a ser conocida, el reconocimiento de las dificultades 16. EMCDDA. Sexual assaults facilitated by drugs or alcohol [actua-
y los retos que se le presentan al toxicológo forense cuando lizada 2007; citada 12 Feb 2011]. Disponible en: http://www.
emcdda.europa.eu/attachements.cfm/att_50544_EN_TDS_
se enfrenta a este tipo de casos puede ayudar a mejorar
sexual_assault.pdf
este tipo de investigaciones.
17. Mc Gregor M, Eriksen J, Ronadl L, Jensen PA, Van Villet A,
Por último, en relación con la posible trascendencia judi- Schulzer M. Rising incidence of hospital reported drug-facilita-
cial de un resultado negativo, consideramos indispensable ted sexual assault in a large urban community in Canada. Re-
que todo informe químico toxicológico en los casos de DFSA trospective population based study. Can J Publ Health.
concluya con una interpretación apropiada de los resulta- 2004;95:441-5.
dos obtenidos. 18. Du Mont J, Macdonald S, Rotbard N, Asllani E, Bainbridge D,
Cohen MM. Factors associated with suspected drug-facilitated
sexual assault. CMAJ. 2009;180:513-9.
Conflicto de intereses 19. Varela M, Nogué S, Orós M, Miró O. Gamma hydroxybutirate use
for sexual assault. Emerg Med J. 2004;21:255-6.
20. Rodriguez L. Robo y violación. Utilización criminal de fármacos
Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
y drogas. IV Jornadas de Actualización en Toxicología. Barcelo-
na 2009. Disponible en: http://www.menarini.es/cursos/BAR-
CELONA198.pdf
Bibliografía 21. Bechtel LK, Holstege CP. Criminal poisoning: drug-facilita-
ted sexual assault. Emerg Med Clin North Am. 2007;25:
1. López-Rivadulla M, Cruz A, Quintela O, De Castro A, Concheiro 499-525.
M, Bermejo A, et al. Sumisión Química: antecedentes, situa- 22. Goulle JP, Anger JP. Drug-facilitated robbery or sexual assault:
ción actual y perspectivas. Protocolos de actuación para estu- problems associated with amnesia. Ther Drug Monit.
dios multicéntricos. Rev Toxicol. 2005;22 Supl 1:119-26. 2004;26:206-10.
2. Djezzar S, Questel F, Burin E, Dolly S. Chemical submission: 23. LeBeau MA. Guidance for improved detection of drugs used to
results of 4-year French inquiry. Int J Legal Med. 2009;123:213- facilitate crimes. Ther Drug Monit. 2008;30:229-33.
9. 24. Abbey A, Thompson-Ross L, McDuffle D, McAusten P. Alcohol
3. LeBeau M, Mozayani A. Drug-Facilitated Sexual Assault: A Fo- and dating risk features for sexual assault among college wo-
rensic Handbook. San Diego: Academic Press; 2001. men. Psychol Women. 1996;20:147-69.
4. Hall J, Goodall EA, Moore T. Alleged drug facilitated sexual 25. Testa M, Livingston JA, Vanzile-Tamsen C, Frone MR. The role
assault (DFSA) in Northern Ireland from 1999 to 2005. A study of women’s substance use in vulnerability to forcible and inca-
of blood alcohol levels. J Forensic Leg Med. 2008;15:497-504. pacitated rape. J Stud Alcohol. 2003;64:756-64.
5. Horwath M, Brown J. Drug assisted rape and sexual assault: 26. Testa M, Vanzile-Tamsen C, Livingston JA. The role of the vic-
definitions, conceptual and methodological developments. J tim and perpetrator intoxication on sexual assault outcome. J
Investigative Psychology Offender Profiling. 2005;2:203-10. Stud Alcohol. 2004;65:320-9.
6. Xifró A. Drug facilitated sexual assault. Rev Esp Med Legal. 27. Scott-Ham M, Burton FC. A study of blood and urine alcohol
2008;34:52. concentrations in cases of alleged drug-facilitated sexual as-
7. ACMD Report on durg facilitated sexual assault (DFSA). UK Ad- sault in the United Kingdom over a 3-year period. J Clin Foren-
visory Council on the Misuse of Drugs [actualizada 2007; citada sic Medicine. 2006;13:107-11.
12 Feb 2011]. Disponible en: http://www.homeoffice.gov.uk/ 28. ElSohly MA, Salomone SJ. Prevalence of drugs in cases of alle-
publications/alcohol-drugs/drugs/acmd1/drug-facilitated- ged sexual assault. J Anal Toxicol. 1999;24:141-6.
sexual-assault/ACMDDFSA.pdf?view=Binary 29. Marc B. Current clinical aspects of drug-facilitated sexual as-
8. Operation Matisse: Investigating Drug Facilitated Sexual As- saults in sexually abused victims examined in a forensic emer-
sault. London: Association of Chief Police Officers; 2006. gency unit. Ther Drug Monit. 2008;30:218-24.
9. AFSSAPS. Résultats Enquête Nationale sur la Soumission chimi- 30. Papadodima SA, Athanalesis SA, Spiliopoulou C. Toxicological
que 2008 [actualizada 2008; citada 18 Ene 2011]. Disponible investigation of drug-facilitated sexual assaults. Int J Clin Prac-
en: http://www.afssaps.fr/var/afssaps_site/storage/original/ tice. 2007;61:259-64.
application/87d9b3283e474c3552cbe87ff02d9437.pdf 31. Negrusz A, Gaensslen RE. Analytical developments in toxicolo-
10. Negrusz A, Gensslen RE. Drug-Facilitated Sexual Assault. En: gical investigation of drug-facilitated sexual assault. Anal Bio-
Encyclopedia of Forensic and Legal Medicine. New York: Else- anal Chem. 2003;376:1192-7.
vier; 2005. p. 107-11. 32. Society of Forensic Toxicologists (SOFT). Drug facilitated sexual
11. Council of Europe. Recommendation 1777, Sexual assaults assault Committee: Recommended Maximum detection limits
linked to “date-rape drugs”, Committee on Equal Opportuni- for Common DFSA Drugs and Metabolites in Urine Samples [ac-
ties for Women and Men, Council of Europe, Strasbourg tualizada Oct 2007; citada 9 Nov 2010]. Disponible en: http://
(2007). www.soft-tox.org/files/SOFT-DFSA-List.pdf
12. Cruz-Landeira A, Quintela-Jorge O, López-Rivadulla M. Sumi- 33. Kintz P, Villain M, Ludes B. Testing for the undetectable in drug-
sión química: epidemiología y claves para su diagnóstico. Med facilitated sexual assault using hair analyzed by tandem
Clin (Barc). 2008;131:783-9. mass spectrometry as evidence. Ther Drug Monit. 2004;26:
13. Hurley M, Parker H, Wells DL. The epidemiology of drug facili- 211-4.
tated sexual assault. J Clin Forensic Med. 2006;13:181-5. 34. Adamowicz P, Kala M. Simultaneous screening for and determi-
14. LeBeau M, Andollo W, Hearn WL, et al. Recommendations for nation of 128 date-rape drugs in urine by gas chromatography-
toxicological investigations of drug-facilitated sexual assaults. electron ionization-mass spectrometry. Forensic Sci Int.
J Forensic Sci. 1999;44:227-30. 2010;198:39-45.
15. Dorandeu A, Pagés CA, Sordino MC, Pépin G, Baccino E, Kintz P. 35. Juhascik M, Le NL, Tomlinson K, Moore C, Gaensslen RE, Ne-
A case in south-eastern France: A review of drug facilitated grusz A. Development of an analytical approach to the speci-
sexual assault in European and English speaking countries. J mens collected from victims of sexual assault. J Anal Toxicol.
Clin Forensic Med. 2006;13:243-54. 2004;28:400-6.
112 R. García-Repetto y M.L. Soria

36. Kintz P. Bioanalytical procedures for detection of chemical and over-the-counter medications. A review. Ann Pharm Fr.
agents in hair in the case of drug-facilitated crimes. Anal Bioa- 2010;68:319-31.
nal Chem. 2007;388:1467-74. 50. Amir L, Waisman Y. Medical and toxicological aspects of
37. Kintz P, Villain M, Cirimele V. Chemical abuse in the elderly: drug facilitated sexual assauly. Israeli J Emer Med. 2006;
evidence from hair analysis. Ther Drug Monit. 2008;30:207-11. 6:62-6.
38. Society of Hair Testing (SoHT). Recommendations for Hair Tes- 51. Spiller HA, Rogers J, Sawyer TS. Drug facilitated sexual assault
ting in Forensic Cases [actualizada 2004; citada 5 Dic 2010]. using an over-the-counter ocular solution containing te-
Disponible en: http://www.soht.org/pdf/Consensus_on_Hair_ trahydrozoline (Visine). Leg Med. 2007;9:192-5.
Analysis.pdf 52. Kintz P, Villain M, Dumestre-Toulet V, Capoleghi B, Cirimele V.
39. Cheze M, Muckensturm A, Hoizey G, Pépin G, Deveaux M. A Methadone as a chemical weapon: two fatal cases involving
tendency for re-offending in drug-facilitated crime. Forensic babies. Ther Drug Monitor. 2005;27:741-3.
Sci Int. 2010;196:14-7. 53. Pujol ML, Villain M, Salqébre G, Vallet E, Cirimele V, Kintz P.
40. Kintz P. Soumission chimique: prise en charge toxicologique. Scopolamine: un noveau cas de soumission médicamenteuse
Consensus de la Société Française de toxicologie analytique sur de enfants. Annal Toxicol Anal. 2006;18:207-12.
(SFTA). J Medécine Legale et Droit Médicale. 2003;46:505-9. 54. Maravelias C, Stefanidou M, Dona A, Athanaselis S, Spiliopoulou
41. Villain M, Cheze M, Dumestre V, Ludes B, Kintz P. Hair to docu- C. Drug-facilitated sexual assault provoked by the victim’s re-
ment drug-facilitated crimes: four cases involving bromaze- ligious beliefs: a case report. Am J Forensic Med Pathol.
pam. J Anal Toxicol. 2004;28:516-9. 2009;30:384-5.
42. Kintz P, Villain M, Cheze M, Pepin G. Identification of alprazo- 55. Kintz P, Evans J, Villain M, Chatterton C, Cirimele V. Hair analy-
lam in hair in two cases of drug-facilitated incidents. Forensic sis to demonstrate administration of sildenafil to a woman in a
Sci Int. 2005;153:222-6. case of drug-facilitated sexual assault. J Anal Toxicol.
43. Cheze M, Deveaux M, Lenoan A, Pépin G. Clonazépan, broma- 2009;33:553-6.
zépam et zolpidem dans le cheveux de victimes de soumission 56. Trullás JC, Nogué S, Miró O, Munné P. Uso criminal de psicofár-
chimique: analyse quantitative par LC-MS/MS et relation dose- macos: A propósito de un brote de 4 casos. Med Clin (Barc).
concentration. Annal Toxicol Anal. 2005;17:269-73. 2003;121:78-9.
44. Dumestre-Toulet FV, Eyquem A, Villai M, Kintz P. La cocaine 57. Gaillard Y, Masson-Seyer MF, Giroud M, Roussot JF, Prevosto JM.
n’en était pas: une soumisision chimique originale. Annal Toxi- A case of drug-facilitated sexual assault leading to death
col Anal. 2007;19:153-6. by chloroform poisoning. Int J Legal Med. 2006;120:
45. Aknoucehm T, Besnardm V, Maignantm R, Buti, Kintz P, Villain 241-5.
M, Duval HP. Soumission chimique au Rivotril: victime et/ou 58. Martínez MA, Ballesteros S. An unusual case of drug-facilitated
consomatrice? Annal Toxicol Anal. 2009;21:155-8. sexual assault using aromatic solvents. J Anal Toxicol.
46. Rossi R, Lancia M, Gembelunghe C, Olive A, Fucci N. Identifica- 2006;30:449-53.
tion of GHB and morphine in hair in a case of drug-facilitated 59. Jenkins G, Schuller RA. The impact of negative forensic eviden-
sexual assault. Forensic Sci Int. 2009;186:9-11. ce on mock jurors’ perceptions of a trial of drug-facilitated
47. Butler BB, Welch JJ. Drug-facilitated sexual assault. CMAJ: Ca- sexual assault. Law Hum Behav. 2007;31:369-80.
nadian Medical Association Journal. 2009;180:493-4. 60. Código Penal (LO 10/1995) [citada 11 Nov 2010]. Disponible en:
48. Shbair MKS, Lhermitte M. Drug-facilitated crimes: Definitions, http\\:www. noticiasjuridicas.com
prevalence, difficulties and recommendations. A review. Ann 61. Berenguer E, Suárez C, Rodriguez M. Los delitos contra la liber-
Pharm Fr. 2010;68:136-47. tad e indemnidad. Valencia: Tirant Lo Blanch; 2001.
49. Shbair MK, Eljabour S, Bassyoni I, Lhermitte M. Drugs involved 62. Noveau Code Pénal 1994 [citado 11 Nov 2010]. Disponible en:
in drug-facilitated crimes--part II: Drugs of abuse, prescription http\\legifrance.gouv.fr/citoyen/uncode.