Vous êtes sur la page 1sur 7

Universidad abierta para adulto (UAPA)

Nombre: Duverlin Raonel Quiñones.

Matricula: 15-6256.

Profesor: Eugenio Almonte.

Tarea: 7

.
Elabore un portafolio contentivo de:

a. Un análisis crítico sobre las implicaciones sociales del Derecho de


Autor y de la Propiedad Industrial.

La propiedad intelectual constituye el fundamento de la llamada economía del


conocimiento. En efecto, tal y como reconoció el Foro Iberoamericano sobre
Propiedad Intelectual en el Nuevo Entorno Digital (FIPI), la misma es parte
integrante del orden económico surgido a través de la ola de avances tecnológicos
y la liberalización económica, la cual ha cambiado la naturaleza de la
competitividad entre empresas y países.

El término propiedad intelectual se refiere a la protección del producto del intelecto


humano, sea en los campos científicos literarios, artísticos o industriales. Esa
protección concede a los creadores, autores e inventores un derecho temporal
para excluir a los terceros de la apropiación de conocimientos por ellos generados.

La propiedad intelectual es la forma bajo la cual el Estado protege el resultado de


la actividad creativa del hombre. Comprende dos grandes ramas

El Derecho de Autor, que incluye la protección de los derechos conexos, es el


conjunto de disposiciones legales que permiten al autor de una obra, a los artistas,
a los productores de fonogramas y a los organismos de radiodifusión, evitar que
otros comercialicen, sin autorización, la expresión creativa, su interpretación o el
trabajo de divulgación de las expresiones creativas e interpretaciones; y

La Propiedad Industrial, que regula la protección de las invenciones, las marcas,


los diseños industriales y la protección contra la competencia desleal.

Los derechos de propiedad intelectual permiten a los propietarios seleccionar


quién puede o no tener acceso a su propiedad y utilizarla, y protegerla del uso no
autorizado.

En la propiedad industrial, las creaciones (invenciones, marcas y diseños


industriales) se protegen sólo si las mismas han sido debidamente registradas y
los plazos de protección varían.

Las invenciones, por ejemplo, se protegen durante veinte años como mínimo; las
marcas, pueden protegerse indefinidamente en tanto se paguen las tasas de
mantenimiento; y los diseños industriales se protegen, por lo menos, durante diez
años. Los derechos que se reconocen a su titular, se refieren a la exclusividad que
éste tiene para producir, vender, importar, almacenar u ofrecer en venta, el
producto patentado –en el caso de las invenciones-; el producto o servicios
identificados con la marca registrada; o el producto que contiene el diseño
industrial protegido. Se protege además, la información comercial que
normalmente mantienen en reserva las empresas, si ésta pretende utilizarse en
forma contraria a los usos y prácticas honestos en cualquier actividad comercial o
industrial.

La tecnología es, actualmente, un factor de producción que se suma a los


tradicionales factores tierra, trabajo y capital- y hace posible la creación de las
llamadas ventajas competitivas, que permiten aumentar la participación de las
empresas en los mercados globalizados.

Las nuevas tecnologías posibilitan la divulgación de las obras protegidas por el


derecho de autor o la elaboración de nuevos productos que entran al mercado
identificados por una marca o se presentan a través de un diseño industrial.

Consecuente con esta realidad, la Organización Mundial de la Propiedad


Intelectual (OMPI) consagra la propiedad intelectual como “un factor clave en las
decisiones que se toman cotidianamente en las empresas. Prácticamente todos
los días aparecen en el mercado nuevos productos, marcas y dibujos y modelos
creativos que son el resultado de una innovación y creatividad continuas”.

Aunque la OMPI reconoce que las pequeñas y medianas empresas suelen ser la
fuerza motriz que impulsa dichas innovaciones, éstas no siempre explotan
plenamente su capacidad innovadora y creativa por desconocer “el sistema de la
propiedad intelectual ni la protección que éste puede dar a sus invenciones,
marcas y dibujos y modelos industriales”.

En el derecho de autor, se regula las creaciones intelectuales en el campo artístico


y literario, las obras se protegen durante toda la vida del autor y, por lo menos,
cincuenta años después de su muerte. Al autor le corresponde el derecho
exclusivo de autorizar o prohibir la explotación económica de su obra y su
protección no está sujeta a ninguna formalidad o registro.
b) Un mapa conceptual destacando la importancia de los Derechos de
Propiedad Intelectual.

Importancia de los Derechos de Propiedad Intelectual:

La propiedad industrial siempre ha tenido importancia para proteger la creación


intelectual del ser humano, pero no es sino en pleno siglo XXI en que la
legislación de propiedad intelectual se ve más necesaria que nunca.
Los conocimientos técnicos, la tecnología y el capital intelectual son la materia
prima de innovaciones que resultan esenciales para los países que quieran lograr
un desarrollo económico y social sostenido en el tiempo. Para promover ese
desarrollo, es necesario contar con una legislación de propiedad intelectual sólida
que otorgue estabilidad y seguridad jurídica a la creciente creación intelectual.

La importancia que reviste la propiedad intelectual se deja por primera vez


constancia en el convenio de parís para la protección de la propiedad industrial,
de 1883, y en el convenio de Berna para la protección de las Obras Literarias y
Artísticas, de 1886. De la administración de ambos tratados se encarga la
Organización Mundial de la propiedad industrial (OMPI).

La Propiedad intelectual en su conjunto, se encuentra regulada en nuestro país


por la referida Ley 65-00 sobre Derecho de Autor y la Ley 20-00 sobre Propiedad
Industrial. Cabe resaltar además que hemos suscrito diversos tratados
internacionales de propiedad intelectual como son: “el convenio de Berna para la
protección de obras literarias y artísticas; la convención internacional sobre la
protección de los artistas intérpretes o ejecutantes; el tratado de la OMPI sobre
derecho de autor y el convenio de París para la protección de la propiedad
industrial adoptado en Estocolmo el 14 de julio de 1967”.

La Propiedad Intelectual es uno de los derechos de mayor importancia en el siglo


XXI. Con el auge del comercio, de las pequeñas y medianas empresas y de las
tecnologías se hace cada vez más necesario el registro de las creaciones con el
fin de procurar su protección y adquirir una ventaja económica de la misma.
Siendo el derecho de propiedad de carácter universal, los países están
ajustándose a nuevos preceptos de legislaciones en materia de propiedad
intelectual para garantizar así la protección de las invenciones del ingenio
humano.

Los derechos de propiedad intelectual son importantes, pues sin estos, los
trabajos -o mejor dicho nuestras creaciones-, que hacemos con empeño y a los
cuales se le dedican hasta años en ser creados, inventados o patentizados, no
podríamos sacarle los merecidos frutos, principalmente económicos.

En ese orden de ideas, ¿qué organismo rige la Propiedad Intelectual en el mundo?


Mundialmente la Propiedad Intelectual es regida por la Organización Mundial de
Propiedad Intelectual (OMPI) esta organización es uno de los organismos
especializados del sistema de las Naciones Unidas y está dedicado a fomentar el
uso y la protección de las obras del intelecto humano. Su finalidad “es velar por la
protección de los derechos de los creadores y propietarios de activos de propiedad
intelectual en todo el mundo y porque los inventores y autores sean objeto del
debido reconocimiento y retribución por su ingenio y creatividad”

En el convenio que enmarcó a la OMPI en 1967, firmado en Estocolmo el 14 de


julio del 1967, podemos destacar que aquellos objetos que se le otorgan derechos
de Propiedad intelectual son los siguientes:

-Las obras literarias artísticas y científicas

-Las interpretaciones de los artistas intérpretes y las ejecuciones de los


artistas ejecutantes, los fonogramas y las emisiones de radiodifusión

-Las invenciones en todos los campos de la actividad humana

-Los descubrimientos científicos

-Los diseños industriales

-Las marcas de fábrica, de comercio y de servicio y los nombres y


denominaciones comerciales
-La protección contra la competencia desleal; y

Todos los demás derechos relativos a la actividad intelectual en los terrenos


industrial, científico, literario y artístico.

En primer lugar, para proteger legalmente los derechos morales y patrimoniales de


los creadores respecto de sus creaciones y los derechos de la sociedad en
general para tener acceso a las mismas. Y, en segundo lugar, para incentivar la
creatividad y la aplicación de los resultados de los conocimientos desarrollados,
así como para fomentar prácticas comerciales leales que contribuyan a su vez al
desarrollo económico y social

C) Un cuadro sinóptico resaltando similitudes y diferencias que existen


entre los Derechos de la Propiedad Intelectual.

Similitudes: Ley 20-00 sobre propiedad industrial:


Protege los derechos de nuevas
invenciones en el ámbito industrial, es
decir a las compañías en manera
general.

Ley 65-00 sobre derecho de autor:


Protege los derechos de nuevas
invenciones de una manera más
individualista directamente a los
autores.

Ambas protegen los derechos que


tienen los inventores sobre sus
invenciones.

Diferencias: Sirve para registrar patentes de


invención o de introducción, marcas de
fábricas, nombres comerciales y
recompensas industriales y para
obtener el amparo legal de los
derechos concernientes a todo ello.
Tiene por objeto inscribir y amparar los
derechos de autores, traductores o
editores de obras científicas, literarias
o artísticas.