Vous êtes sur la page 1sur 2

El Transformador y el incendio

Los transformadores en baño de aceite son susceptibles de provocar, alimentar y propagar el incendio
debido a su bajo punto de inflamación, los mayores siniestros registrados fueron agravados por la
expansión del aceite de los transformadores por las conducciones y canalizaciones de cables,
extendiéndose así el incendio a locales y zonas colindantes.

Seguidamente se expone un breve análisis sobre los dieléctricos líquidos más utilizados actualmente en
transformadores de distribución con relación a su comportamiento al fuego, ecología, toxicología y
mantenibilidad.

Aceite mineral:

Definición: Aceites de base mineral en estado natural obtenidos del refino del petróleo.

Marcas y fabricantes: Diala (Shell), Univolt (Esso), Repsol tensión (Repsol), Electra (Campsa)…

Ventajas e Inconvenientes:

- Es el más económico de los líquidos dieléctricos para transformadores


- Fácilmente inflamables, necesitan las máximas medidas de protección según RAT ITC 14.
- Propagan el incendio.
- Desprenden humos opacos.
- Contaminan el suelo y las capas freáticas.

Esteres naturales (aceites vegetales):

Los esteres naturales están formulado a partir de aceites vegetales comestibles y aditivos que mejoran
su punto de combustión. Los ésteres naturales han madurado hasta convertirse actualmente en un
adecuado y asequible fluido dieléctrico aislante.

Marcas y fabricantes; BIOTEMP® (ABB), MIDEL eN (M&I MATERIALS), Envirotemp® FR3® (Cooper
Power Systems)…

Ventajas e Inconvenientes:

- Mantenimiento delicado e importante: los esteres son extremadamente sensibles a la humedad


(higroscópicos), son muy apropiados en transformadores de llenado integral.
- Elevada rigidez dieléctrica, permite prolongar la vida de los aislantes y del transformador, elevado
índice de sobrecarga..
- Medianamente inflamable, son considerados líquidos K, no precisan foso colec- tor ni extinción
automática.
- Ofrecen mayor resistencia al fuego que el aceite mineral (punto de combustión 320 ºC).
- Desprenden humos opacos.
- No contaminan el suelo ni la capa freática, material reciclable.

Transformadores secos encapsulados en resina epoxy:

Como hemos indicado, la presencia de un dieléctrico líquido tiene ciertos riesgos debido a los problemas
asociados con el medio ambiente, la alta probabilidad de incendio, el control de fugas y el
mantenimiento general, han motivado la evolución y utilización de los transformadores de tipo seco en
zonas tales como: centros comerciales, edificios, hospitales y en general en locales de pública
concurrencia así como en industrias donde el riesgo de polución o fuga de aceite supone graves
inconvenientes tales como depuradoras de agua y sector alimentario en general, en la actualidad todos
los sectores industriales han adoptado el transformador seco como única solución en centros de
transformación interiores.

Este tipo de transformador utiliza el aire como medio aislante y por tal razón la temperatura de los
devanados suele ser mayor que en los transformadores sumergidos en aceite. El medio de aislamiento,
por tanto, requiere para su construcción de materiales especiales que soportan altas temperaturas
(hasta 220°C), además son resistentes a la humedad, son autoextinguibles, no propagan el incendio,
por lo que su mayor coste en comparación con los transformadores de aceite queda compensado al no
utilizar medios automáticos de extinción de incendios, foso colector de aceites ni paredes cortafuegos
según la ITC 14 del RAT.

El ahorro económico y rentabilidad de esta tecnología ha sido superior a la que se sospechaba al


principio ya que ha posibilitado el ahorro del suelo disponible para los Centros de Transformación al
poder trasladar el transformador y su aparamenta a pasillos de talleres e incluso instalarlos en la misma
máquina herramienta (robot de soldadura en talleres de vehículos automóviles).