Vous êtes sur la page 1sur 3

El slime es una masa elástica ideal para entretener a los niños, que se caracteriza por su textura fácil de manipular.

Es una forma
de divertir a los niños muy fácil de hacer, y que también sirve como desestresante. Es un producto que no es dañino y se puede
realizar en casa con ingredientes fáciles de procurar y que se obtiene siguiendo unos simples pasos:

Slime con detergente líquido

Se requiere:

2 recipientes de plástico

150 ml de agua

Tres cucharadas de detergente líquido

Cola blanca

Colorante comestible

Cucharita

Procedimiento:

Paso 1: colocar en uno de los recipientes dos cucharaditas de cola blanca. Agregar tres gotitas de colorante comestible y mezclar
todo hasta que se vea uniforme. Para un color más intenso, agregar colorante.

Paso 2: en otro recipiente agregar dos cucharadas de detergente y una de agua y remover hasta que se mezclen.

Paso 3: juntar las dos mezclas y remover hasta que se forme una masa uniforme. Amasar con las manos hasta que tome mejor
consistencia.
© Proporcionado por THX Medios S.A. Es una forma de divertir a los niños muy fácil de hacer (istock)

Slime con bórax

Se requiere:

1 cucharada de bórax

1 1/2 taza de agua caliente

1/2 taza de cola blanca

2 recipientes pequeños

Colorante comestible

Un batidor manual o cuchara

Procedimiento:

Paso 1: poner 1 taza de agua caliente en un recipiente y agregar 1 cucharadita de bórax.

Paso 2: en el otro recipiente colocar la cola blanca y la media taza de agua caliente y disolver hasta que quede uniforme. Luego
agregar a esta mezcla el colorante y seguir removiendo.

Paso 3: agregar de a poco la primera mezcla a la segunda, y remover hasta formar una masa que no se pega. Remover hasta que
sea flexible. Sacar del recipiente y amasar sobre una superficie lisa, mientras se seca.

¡A experimentar y divertirse!