Vous êtes sur la page 1sur 3

DERECHO PROCESAL PENAL III

TRABAJO ANTICIPO JURISDICCIONAL DE LA PRUEBA

El Anticipo Jurisdiccional de la Prueba

La prueba en nuestro proceso penal costarricense es aquel medio u objeto que le


proporciona al juez el convencimiento acerca de la existencia de un hecho, que de
conformidad a quien le compete es al Ministerio Público recolectar toda aquella
prueba en la etapa preparatoria para conseguir la verdad material dentro del
proceso penal.

Sin embargo, la propia normativa establece excepciones a esta regla, cuando por
las características particulares de una prueba, esta se torne irreproducible, y es este
el caso de la pertinencia del anticipo jurisdiccional de prueba, que es un importante
instituto jurídico para la preservación de la prueba en casos de muerte, desaparición
de testigos o víctimas, o al menos cuando se amenace gravemente la integridad
física de estos.

El anticipo jurisdiccional es una de las diligencias de investigación cruciales en la


reducción de la revictimización, y se encuentra expresamente previsto en la ley,
propiamente en el artículo 293 del Código Procesal Penal, que establece:

“que cuando sea necesaria la práctica de un acto definitivo e irreproducible del cual
se presuma que no podrá recibirse durante el audiencia oral y privada o por la
complejidad del asunto, exista probabilidad de que el testigo olvide circunstancias
esenciales sobre lo que conoce podrá requerirse a el juez a que la realice o reciba”.

También opera cuando deba recibirse una declaración que, por algún obstáculo
difícil de superar, se presuma que no podrá recibirse durante el juicio, o bien, cuando
por la complejidad del asunto, exista probabilidad de que el testigo olvide
circunstancias esenciales sobre lo que conoce o cuando se trate de personas que
deben abandonar el país, el Ministerio Público o cualquiera de las partes podrá
requerir al juez que la realice o reciba. Cuando se trate de un testigo o una víctima
cuya seguridad, vida o integridad física corran riesgo con motivo de su participación
en el proceso y se presuma, razonablemente, que su declaración en juicio no será
DERECHO PROCESAL PENAL III
TRABAJO ANTICIPO JURISDICCIONAL DE LA PRUEBA

posible, pues el riesgo no se reducirá o podría aumentar, el Ministerio Público, el


querellante o la defensa, solicitarán al juez que ordene la recepción anticipada de
su testimonio. En todos los casos en que se haya acordado la reserva de las
características físicas del declarante, por la existencia de un riesgo para su vida o
la integridad física, se procederá a recibir su testimonio en forma anticipada.

Se debe indicar que el Código Procesal Penal costarricense define taxativamente al


anticipo Jurisdiccional y las reglas de utilización en artículos 293 y 294, así como
también en el numeral 327, el cual señala lo siguiente:

“El Tribunal podrá ordenar que se reciba cualquier prueba que sea urgente o que,
por algún obstáculo difícil de superar, se presuma que no podrá recibirse en el
debate”.

El anticipo jurisdiccional de prueba le corresponderá realizarlo al tribunal del


procedimiento preparatorio, y podrá incluirse hasta en la etapa de juicio sea por su
lectura, que dice que las pruebas recibidas en cuanto a las reglas del AJP, sin
perjuicio de que las partes o el tribunal exijan la reproducción, cuando sea posible.
Se incorporará el anticipo que se haya hecho por la existencia de un riesgo para la
vida o la integridad física de la víctima o el testigo, si ese riesgo no ha disminuido o
si ha aumentado con motivo de la celebración del juicio y no existen condiciones
para garantizar la recepción del testimonio en el debate. Según previsto en el
articulo 277 y 334 inciso a) del CPP.

Entonces el anticipo jurisdiccional de la prueba cabe como una posibilidad


anticipada de recibir una prueba, ante la imposibilidad de realizarlo en el debate,
considerando la necesidad de evitar que se pierdan definitivamente esos elementos
probatorios que puedan llegar a permitir al juzgador entrar a un estado de
convencimiento respecto a los hechos acusados, ya sea por razones de urgencia
que deban recibirse, cuando deban evacuarse por el temor fundado de la víctima o
testigos, o cuando por el paso del tiempo, pueda darse una alteración en estas. Por
DERECHO PROCESAL PENAL III
TRABAJO ANTICIPO JURISDICCIONAL DE LA PRUEBA

lo tanto, se trata de una prueba que tiene por objeto la práctica de un acto definitivo
e irreproductible, así como el aseguramiento de la prueba.

Debe estrictamente realizarse con la participación efectiva de todas las partes; si el


anticipo jurisdiccional ha sido ordenado sin que se cumplan los presupuesto en que
corresponde su aplicación, o sin la debida fundamentación del juez, el resultado
deviene en ilícito, por no estar justificada su aplicación, de allí que forma, contenido
y justificación deben concurrir imprescindiblemente para que el anticipo
jurisdiccional de prueba cumpla con los fines para los cuales ha sido creado e
introducido en la legislación costarricense.