Vous êtes sur la page 1sur 9

INTRODUCCIÓN

Para la mayoría de obras civiles que se desarrollan en la sociedad, requieren de la


utilización de maquinaria pesada que permite realizar trabajos a menor tiempo,
mayor escala y de menor costo económico.

Cuando se habla de maquinaria pesada se hace referencia a una máquina


compleja, haciendo además de sus propias tareas, también una serie de
operaciones de la máquina simple, al mismo tiempo. La maquinaria pesada
cumple con el requisito de completar trabajos complejos a un ritmo relativamente
más rápido.

La necesidad de uso de la maquinaria de equipo pesado se debe al hecho de que


la competencia global entre los diferentes tipos de actividades va en aumento
debido a las innovaciones tecnológicas, y en un mundo tan competitivo, cualquier
empresa que aspire a sobrevivir y crecer en el espacio de mercado competitivo,
requiere de la utilización de nuevos productos, y sobre todo reducir costos.

A continuación hablaremos sobre la maquinaria usada por la compactación, como


son rodillo, liso, rodillo de neumáticos, rodillo vibratorio y rodillo pata de cabra,
entendiendo por compactar la acción de aplicar durante la construcción del relleno,
la energía necesaria para producir una disminución apreciable del volumen de
huecos del material empleado y por tanto del volumen total del mismo.
1. EQUIPOS DE COMPACTACIÓN
Actualmente existe una gran variedad de equipos de compactación de tierras, y la
elección de los equipos a utilizar en las explanaciones de una obra de carreta
incidirá significativamente en el rendimiento y en el grado de compactación. Los
equipos de compactación suelen compactar por uno de los siguientes principios:

 Presión estática (sin o con un cierto amasado del suelo).


 Impacto dinámico.
 Vibración.

Cuatro factores inciden en el logro de una buena compactación, y son estos:

 Tipo de material que se va a compactar (comportamiento físico – mecánico).


 Contenido óptimo de humedad del material (ensayo Próctor).
 Correcta elección de los equipos que se van a utilizar.
 Técnicas que se van a emplear.

Aplicaciones:

 Compactación del terraplén de la base y sub-base en carreteras


 Compactación de acabado, simulación de tráfico en la carpeta asfáltica.

Elección de maquinaria para la compactación:

La elección del equipo de compactación depende del tipo de suelo.

 Rodillos lisos: se utilizan en gravas y arenas mecánicamente estables.


 Rodillos neumáticos: se usa en arenas uniformes y suelos cohesivos, humedad
cercana a límite plástico.
 Rodillos “pata de cabra”: suelos finos, humedad entre 7 a 20 % por debajo del
límite plástico
 Rodillo vibratorio: se utiliza especialmente en suelos granulares.
En la siguiente tabla se muestra los métodos de compactación usados por los
equipos de compactación:
2. COMPACTACIÓN EN EL CAMPO
La compactación consiste en aumentar mecánicamente la densidad de un
material. Al reducir los huecos entre partículas aumentamos la densidad y
reducimos el volumen de material.

La compactación de campo de acuerdo a la forma de aplicación de la carga puede


clasificarse:

2.1. Compactación por amasado

La compactación se logra aplicando al suelo altas presiones distribuidas en áreas


más pequeñas que los rodillos lisos.
Los equipos de amasado están constituidos básicamente por el rodillo pata de
cabra, el cual se caracteriza por:

 La compactación se realiza de abajo hacia arriba, originando una mayor


presión en el lecho inferior.
 Se recomienda compactar en capas de 0.30m de espesor, utilizando una
penetración del vástago del 20% al 50% de su longitud de acuerdo a la
plasticidad del suelo.
 Se recomienda un número mínimo de 24 pasadas.
 Son apropiados para suelos finos (cohesivos).

2.1.1. Rodillo pata de cabra

Estos Compactadores concentran su


peso sobre la pequeña superficie de
las puntas tronco cónicas solidarias al
rodillo, ejerciendo por lo tanto unas
presiones estáticas muy grandes en
los puntos en que las mencionadas
partes penetran en el suelo.

Conforme se van dando pasadas y el


material se compacta, dichas partes
profundizan cada vez menos en el
terreno, llegando un momento en que
no se aprecia mejora alguna, pues la superficie, en una profundidad de unos 6
centímetros siempre quedara distorsionada. Al pasar la maquina sobre la nueva
tongada de material se compacta perfectamente esa superficie distorsionada de la
cape anterior.
Este tipo de compactador trabaja bien con suelos coherentes, sin piedras, en
capes de 20 cm. Con humedad adecuada, se consiguen resultados satisfactorios
en unas 8/10 pasadas. Debido a su alta preside especifica (15/30 kg/cm2) y a los
efectos de amasado que producen las partes, compactan bien los suelos
altamente plásticos, con poco contenido de agua e incluso pobres de aire y de
vacíos.

Como se trata de una maquina muy sencilla y robusta, el rendimiento que se


obtiene es francamente bueno. Los pesos de estos Compactadores oscilan entre
1.000 y 8.000 kg., pudiendo acoplarse en paralelo o en también varias unidades
pare obtener mejores rendimientos.

2.2. Compactación por presión

Los equipos por presión están constituidos por los rodillos lisos y neumáticos,
presentando las siguientes características:

 En un rodillo liso la compactación se realiza de arriba hacia abajo,


disminuyendo con la profundidad de la capa.
 Se recomienda compactar en capas sueltas de 20cm.
 Se recomienda un número de 8 pasadas.
 Son utilizados principalmente en suelos gravosos y arenosos limpios, así como
para el acabado de la superficie superior de las capas compactadas y en los
concretos asfálticos.
2.2.1. Rodillo liso

Máquina autopropulsada, de gran


peso, dotada de uno o varios
rodillos o ruedas cuya función
consiste en planificar y dar la
compacidad requerida al material
sobre el cual se desplaza.

Todos los compactadores deberán


ser autopropulsados, tener
inversores del sentido de la
marcha de acción suave y estar
dotados de dispositivos para mantenerlos húmedos en caso necesario.

Los rodillos lisos provienen del diseño original romano que consistía en un cilindro
de piedra halado por tracción animal. El rodillo liso consiste en un cilindro de acero
con un determinado peso que compacta el material por presión. Inicialmente, el
cilindro era llevado por un tractor u otro equipo automotriz, hasta que se diseñó el
actual modelo autopropulsado, se dividen en Rodillos Lisos Remolcados y
Autopropulsados.

Los primeros constan generalmente de dos tambores montados en un marco al


que se sujetan los ejes, su peso varia por lo común de 14 a 20 ton y pueden
lastrase llenando un deposito sobre el marco con agua o arena húmeda. Las
autopropulsadas constan de una rueda delantera y una o dos traseras, se fabrican
con pesos de 3 a 13 ton. El motor que los impulsa es de gasolina o diesel y
pueden circular en velocidad directa o en reversa.

El rodillo liso tiene su campo de ampliación circunscrito a los materiales que no


requieren concentraciones elevadas de presión, por no formar grumos o por no
necesitar disgregado; por lo general son arenas y gravas limpias. También se
utilizan mucho para el acabado de la superficie superior de las capas
compactadas (terminación de la subrasante e la base y de carpetas asfálticas).

Se emplean en la compactación de materiales como: grava, arenas, piedra


triturada y otros materiales donde se requiere una acción de trituración.

El espesor de la capa compactada depende del peso del compactador y del objeto
de la obra, pero en general, varía desde unos 15 cm para cimientos, hasta 45 cm
para bases de terraplenes. Solo permite compactar capas delgadas (20 cm) de
material granular y no se obtiene densidades altas.
2.2.2. Rodillo Neumático

El Rodillo Neumático es el
equipo de trabajo que se
utiliza para compactar
mediante neumáticos las
mezclas bituminosas en
caliente tras su tendido.
Consiste en un equipo dotado
de ruedas neumáticas lisas,
de un ancho de banda
superior al de un neumático
de un vehículo de carga.

Resulta un equipo de gran


adaptación a una amplia
gama de materiales. Sin embargo no resultan los más adecuados para la
compactación de granulares de granulometría uniforme.

El área de contacto de cada neumático produce un cierto grado de confinamiento,


lo que hace que a la inversa que la pata de cabra, se considera que “compactan
desde arriba”.

El confinamiento que produce cada neumático, permite realizar tareas de


terminación de compactación. Esta tarea habitualmente se denomina en obra
como “compactación de sellado” o simplemente “sellado”.

Es apropiado para compactar de varios materiales cohesivo y no cohesivo, tales


como suelo arenoso, ripio, tierra estabilizada, de concreto y hormigón de cemento
bituminoso (MCF) para la construcción de superficies de carreteras. Es
espacialmente bueno para comprimir superficies de asfalto para avenidas de alta
calidad.
2.3. Compactación por impacto

Los equipos por impacto están constituidos


por los pisones.

 Son utilizados en áreas pequeñas.


 Se recomienda un número de pasadas
de 4.
 Son utilizados en los suelos plásticos o
suelos granulares de granulometría
apropiada.

Destacan los pisones (automáticos o de


impacto) y los rodillos de impactos. Estos
últimos son rodillos autopropulsados con
unas protuberancias en forma de troncos piramidales o de almena en su
superficie, que trabajan a gran velocidad, lo que provoca frecuentes impactos,
además de una acción de amasado. Se emplean principalmente en suelos algo
cohesivos o para homogeneizar la granulometría de rocas blandas o evolutivas
por fragmentación.

2.4. Compactación por vibración

Los equipos por vibración están representados por los rodillos vibrantes, los
cuales presentan las siguientes características:

 Producen una disminución o casi suprimen el rozamiento entre los granos,


teniendo una acción notable en la profundidad, más no así en la superficie.
 Se pueden compactar capas hasta de 60cm en el caso de GP y GW con
resultados positivos.
 Se recomienda compactar en capas de hasta 20cm.
 Se recomienda un número de pasadas mínimo de 8.
 Son recomendables para los suelos granulares y a las gravas con pocos finos
plásticos (en un orden de 10%) así como en la compactación de firmes
modernos (gran angularidad) y arenas de granulometría cortada.
2.4.1. Rodillo liso vibratorio

El rodillo liso vibratorio es un


rodillo liso provisto de un
movimiento excéntrico en el
interior del cilindro que le
proporciona un movimiento
vibratorio. Pueden usarse para la
compactación de suelos
granulares con tamaños de
partículas que van desde grandes
fracciones rocosas hasta arena
fina.

Las compactadoras vibratorias proporcionan la fuerza compactadora mediante una


combinación del peso y la vibración de sus rodillos (tambores) de acero.

Los tambores de las compactadoras vibratorias varían en diámetros desde 0.9


hasta 1.5 m, y en ancho desde 1.2 hasta 2.4 m. Sus pesos estáticos, en términos
del ancho del tambor varían generalmente entre 29 y 32 kg /cm. La frecuencia de
vibración de los tambores usados para la compactación se encuentra
generalmente entre 2000 y 3000 vibraciones por minuto (vpm), dependiendo del
modelo y el fabricante.

Pueden usarse en suelos semi-cohesivos. Los rodillos más grandes pueden ser
muy eficientes en capas de roca de hasta 90 cm. También se usan para las
operaciones de acabado o sellado de capas, pero con la vibración desconectada.
En algunos casos se puede incluso hacer vibrar uno de los rodillos dejando el otro
estático para sellar la capa.
3. CONCLUSIONES
Las máquinas son responsables de hacer el proceso de producción más rápido y
ligero. Estas máquinas mejoran y aumentan la producción, el tiempo de
producción y la reducción de costos.

El uso de maquinaria pesada ha contribuido en:

 Aumento del rendimiento sin aumentar considerablemente el tamaño de la


máquina, incidiendo en la mayor rapidez del trabajo.
 Máquinas que ejecutan diversas operaciones, y con esto también optimizamos
costos.
 Mandos reguladores en controles más precisos y fáciles de maniobrar.
 Aumento de la potencia de motores y de capacidades de las máquinas.

Por lo tanto, estas herramientas y los equipos están realizando los trabajos para el
desarrollo del hombre.

Cabe resaltar que para obtener un Grado de Compactación adecuado se tiene que
seguir la siguiente secuencia de la mejor manera: Tipo de Suelo. Grado de
Compactación, Equipo de Compactación y por último Prueba de Laboratorio.