Vous êtes sur la page 1sur 1

La mayoría de los millonarios viven en ciudades pobres, determinan las reglas del

juego. En ciertas ciudades hay deficiencias en el área de educación, Lübeck es un


ejemplo, donde los niños no van a los baños porque se encuentran en estado
deplorable. Una empresa familiar que era la mayor empleadora en Lübeck a punto
de irse, se quedó a petición de ciertos pobladores, mejorando la capacidad vial, se
trajo maquinaria de Estados Unidos, Bremen se benefició incrementando su
fortuna en 50 millones. Los ricos fueron protegidos en los últimos años de la fuerza
de trabajo y no apoyaron la infraestructura local. La ciudad ya no puede cumplir
con sus funciones específicas. Si se quiere hacer algo debe esperarse alguna
donación, de los fondos de la ciudad no puede sacarse nada más. Las leyes
impositivas hacen más poderosas a las empresas.

A finales del 2016 se necesitaban 780 millones en crédito para solucionar


problemas. Un día las arcas de la ciudad no tendrá más dinero. El alcalde debe
ajustar la relación de los donantes, que son empresas millonarias y la pobreza del
resto de ciudadanos. Cierto empresario dice que “ser rico es cuestión de actitud”,
le regalo una casa de té al municipio, un poco de arte y apoyar a la gastronomía.

El millonario regaló aparentemente una “casa de té”, la municipalidad ahora debe


gastar millones de euros en reparaciones y construcciones para un puente, según
el estilo del donador. Ciudadanos ricos toman en sus garras a ciudadanos pobres.
Los ricos extorsionan a los políticos con frases como: “si no me dan este terreno
aquí, nos vamos”, lo que causa que los políticos accedan porque deben suplirse
necesidades de empleo y mejoramiento de la ciudad.

Los críticos creen que con más empresas, vendrán más caminos, carros y con
esto tráfico. Hay cierta mueblería, Kraft, que paga muy poco a los empleados de
Kiel. El vicealcalde de la ciudad que depende del dinero de los millonarios, es
ecologista que se deja vender por ideas equivocadas de los poderosos. La ciudad
que puede confiar en sus benefactores y donantes es feliz

¿Qué haría para mejorar la calidad de vida de los habitantes?

1. Apoyaría en actividades de emprendimiento.


2. Otorgar becas a los niños en otros municipios.
3. Mejorar la educación superior.
4. Cambiar las tasas de impuestos para mejor recaudación.
5. Permitir el comercio libre, pero que no imponga reglas.
6. Regular la actividad de los millonarios respecto a los terrenos que ellos
quieren.
7. Incentivar el turismo como primer plano en caso de que la inversión con
empresas extranjeras no se logre.