Vous êtes sur la page 1sur 2

8 ERRORES AL DECAPAR Y ENVEJECER UN MUEBLE, QUE DEBES EVITAR

Aspecto usado y desgastado de un mueble de forma natural con estos consejos


Conseguir un mueble con aspecto decapado envejecido es un proceso sencillo. Sin embargo
hay varios errores fáciles cometer fruto de la impaciencia, por ejemplo, y tu trabajo puede
acabar con un resultado artificial o estropeando el mueble.
El aspecto desgastado se consigue una vez aplicada la pintura al mueble por lo que, después
de tomarte el trabajo de pintarlo, un decapado mal hecho puede acabar con horas de
esfuerzo.
Con estos consejos y algún ejemplo en el que inspirarte, el acabado será perfecto.
Los errores que debes evitar son:
1) Empezar a decapar y desgastar la pintura antes de que esté completamente seca
Si comienzas a quitar parte de la pintura exterior antes de que esté seca
completamente, lo que conseguirás es arrastrarla más que desgastarla.
El efecto no será el mismo ya que quedará como emborronada, no vieja de una manera
natural. Con determinadas pinturas puede levantarse en forma de bolitas o en tiras
2) Elegir un papel de lija demasiado grueso
Un papel de lija demasiado fino o demasiado grueso también puede estropear el efecto
final.
Aunque el lijado fino tiene solución (principalmente, la consecuencia es que tardarías más y
quedaría más "suavizado") una lija de grano grueso puede arrastra más pintura de la que
quieras quitar y causar arañazos en la madera, complicados de solucionar una vez que el
mueble está pintado.
3) Utilizar espátulas o cuchillos para retirar la pintura
Las espátulas o instrumentos de ese tipo no son prácticos para conseguir el aspecto viejo,
a no ser que ya tengas alguna práctica.
Yo las utilizo en los cantos o esquinas, principalmente. Pero, si no las has usado puedes
acabar con una rayadura o muesca en el mueble, difíciles de solucionar más tarde.
4) Usar imprimación (blanca)
Mejor no usar imprimación como base del color. La imprimación, cuya función es sellar el
poro de la madera y prepararla para que manos posteriores de pintura "agarren", es más
difícil de retirar.
5) Aplicar la pintura en capas demasiado gruesas
Tanto si quieres dos o más colores, aplica la pintura en capas finas, homogéneas y bien
extendidas.
Cuanto más gruesa sea la capa más difícil será lijarla y puede que te aparezcan bordes
desnivelados en la zona decapada. Se trata de conseguir un desgaste natural.
6) No uses pintura brillante ni lustres demasiado la cera
Utiliza pinturas mates o satinadas. Las lacas brillantes aportan un aspecto muy artificial a
los muebles que quieras envejecer.
Lo mismo sucede con la cera que aplicas al patinar. Si la lustras en exceso brillará
demasiado. En el punto medio está el equilibrio.
7) Abusar de la cera oscura para patinar
El betún de judea y la cera oscurecida no son el único ingrediente para conseguir un
aspecto envejecido en un mueble decapado.
La cera oscurecida aplicada en exceso deja al mueble con un look artificial y vulgar.
La base es un buen trabajo al decapar y desgastar el mueble.
La pátina de cera (que no tiene porqué ser siempre de betún de judea ya que puedes elegir
otros tonos o colores) debe ser una película que preste el color y el lustre pero no defina
todo el acabado.
8) Desgastar mucho o poco el mueble, sin fijarte en tu decoración
Elige la proporción de desgaste de la pieza para que coordine o contraste con el resto de
muebles.
Antes de ponerte a decapar y envejecer tu mueble piensa dónde lo vas a colocar, el resto
de piezas que lo van a acompañar y el estilo de decoración del cuarto.
Elige un acabado muy desgastado para entornos rústicos y uno más suave en
decoraciones shabby chic o románticas urbanas.
Recuerda que la paciencia es un grado cuando se trata de bricolaje y pintura.
Buena parte del éxito está en trabajar con cuidado para que los errores se vean en el
acabado.
Aunque el decapado puede disimular muy bien esos errores, hay que seguir los pasos en la
medida de lo posible.