Vous êtes sur la page 1sur 4

LA CATARSIS DEL MASÓN Y LA FILANTROPÍA

Queridos hermanos tengan ustedes muy buenas noches hoy nos referiremos a un
tema de suma importancia que estamos viviendo día a día sin darnos cuenta, es
un tema de conocimiento profundo la catarsis del masón y la filantropía.

Catarsis viene del griego kátharsis, que significa purificación mas entendida como
purificación emocional, corporal, mental y espiritual.

Su sentido original refería al procedimiento para purificar o sanear a aquellos


individuos u objetos que tenían algún tipo de impureza.

Una catarsis es un método de desahogo de emociones, que las personas


experimentan al manifestar todos los sentimientos reprimidos en su interior. La
persona al entrar en catarsis purifica su alma, llenándose de libertad y plenitud.

En Medicina, la catarsis se denomina a la expulsión espontánea o artificial de


sustancias que son nocivas al organismo. Para desencadenar una catarsis, basta
con inocular un poco del mal que está afectando al paciente para provocar una
crisis tal que genere la expulsión de la materia o los humores dañinos.

En el área de la Psicología, más específicamente en el Psicoanálisis, autores


como Sigmund Freud retoman el concepto de la catarsis griega desde un punto de
vista terapéutico. En este sentido, la catarsis es un método mediante el cual,
durante el proceso de la terapia, se conducía a un paciente a desbloquear
recuerdos o vivencias reprimidas en su inconsciente, generalmente asociadas a
eventos traumáticos del pasado, con la finalidad de poder hablar sobre ello,
concientizarlo y experimentarlo emocionalmente.
No es saludable que el nosotros reprimamos nuestra rabia, dolor, angustia; ya que
esto podría terminar por perjudicar nuestro estado mental, generando nerviosismo,
daños físicos o psicológicos. Por lo que ellos recomiendan, que las personas
tomen un espacio de su tiempo, para realizar catarsis, para liberar todo lo que lo
angustia, todos aquellos pensamientos que pudieran alterar su equilibrio
emocional.

Existen mucha maneras de liberar todas estas sensaciones y una de ellas es a


través de la conversación, no hay nada más gratificante, que el poder hablar de
los problemas con alguien de confianza (un amigo, hermano, padres, etc.);
además de ser una de las maneras más fáciles de descargar las preocupaciones.

Otra forma de catarsis es por medio de la práctica de algún deporte que demande
un esfuerzo físico. Igualmente se puede realizar catarsis al realizar actividades
de relax como la meditación o el yoga.

En Masonería, la catarsis es la “purificación de las pasiones del ánimo mediante


las emociones es a través de la construcción de nosotros mismos y del de la
construcción de la sociedad en que vivimos.

La Masonería es una saludable "catarsis", todo lo negativo lo exponemos o


conversamos ya sea en las tenidas como en los ágapes donde hablamos de
forma libre de variados temas haciendo de esto un desahogo a las inquietudes.

La iniciación es una catarsis, es algo que no te olvidas y que desde un principio


nos ha inpactado mucho. Todo el acto, las preguntas, a lo que tienes que
enfrentarte, todo produce una catarsis porque te enfrenta a ti mismo. Te hace ser
más consciente de cómo somos.
Ahora bien la filantropía etimológicamente, deriva del griego φίλος (phílos) y
άνθρωπος (ánthropos), que se traducen como “amor” (o “amante de”, “amigo de”)
y “hombre”, respectivamente, por lo que filantropía significa “amor a la
humanidad”.

La filantropía comúnmente se superpone con la caridad, aunque no toda caridad


es filantropía, o viceversa. La diferencia comúnmente citada es que la caridad
alivia los problemas sociales, mientras que la filantropía intenta resolver esos
problemas definitivamente por ejemplo la diferencia entre dar un pescado a un
hombre hambriento y enseñarle a pescar; dar una limosna a un hombre o
enseñarle a invertir.

La masonería es filantrópica, aun cuando no hace pública esta actividad. Esto no


se realiza como sociedad benéfica, sino como una actividad de conciencia en toda
la extensión de su significado. Si es una actividad de conciencia es difícil que
tenga unos beneficiarios directos, por mucho que se tome en toda la extensión de
su significado. Si los tuviere, no es fácil imaginar, cómo no se hace pública la
actividad. Quizás lo más sencillo es decir que la masonería como tal no emprende
obras asistenciales, sino que la tarea que se propone es concienciar a sus
miembros para que sean ellos quienes a título personal ejerzan esa filantropía del
modo que crean más conveniente. Si la responsabilidad de esta práctica se
traslada a los miembros, habrá que buscar en ellos ejemplos de filantropía en
acción.

No cabe duda de que proponerse ser filántropo es una buena intención. Pero la
cuestión radica en ver si hay algo más que una buena intención. Una buena
intención es suficiente para mover al hombre hacia el bien. Muchos diran
¡Demasiado fácil!, la realidad es que siendo indudablemente la intención es un
elemento imprescindible, necesita ser completada por el hábito adquirido, por la
virtud que en cada uno de nosotros debemos empezar a cultivarla y para otros
continuar en esta acción.
La filantropía masónica, tiene por objeto encender una luz interior que mueva a
hacer bien a la humanidad no quiero decir que uno ve la luz desde el momento de
su iniciación sino a través del tiempo en la participación en las tenidas ya sea
activamente o como auditores en el ser cada día más masones, pensar, actuar
hablar, sentir y decidir como tal.

La filantropía masónica consiste en la comprensión profunda del sufrimiento y


necesidades de otros seres humanos y el deseo de aliviar ese sufrimiento o
necesidades, dándoles los medios o las herramientas necesarias. Esta filantropía
es una cualidad que abarca muchas virtudes, entre éstas: la caridad, la ayuda que
brindemos tiene que dar resultados significativos, sin fomentar la holgazanería y la
dejadez, a un costo razonable. Ser filántropo no consiste en dar mucho, sino en
dar exactamente lo necesario en el momento apropiado. Un filántropo, debe
respetar el espacio de aquel ser humano que tiene fe en sus ideales y voluntad
para realizarlos.

MUCHAS GRACIAS...