Vous êtes sur la page 1sur 5

Brillante consejo de un padre rico sobre

cómo criar a tus hijos para que sean


multimillonarios:

En un artículo de Quora, el ex empresario de Texas, Charles Tips, dio su


respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las mejores maneras de
preparar a mis hijos para ser multimillonarios? Y aquí te presentamos lo que
dijo.

Una vez, un inversionista me dijo que yo empleaba más conceptos legítimos


de multimillonario que cualquier otra persona. Por lo tanto, me siento
capacitado para darles una respuesta directa. Mi respuesta asumirá que
queremos que nuestros hijos tengan los conocimientos, la creatividad y los
valores para surgir por sí solos. Ya he criado a mis tres hijos de esta
manera.

1. Hacerlos conscientes de la amplia gama de


opciones de vida
En una playa remota en el noroeste de Australia, donde el clima es
magnífico y puedes sacar langostas del mar de a dos al mismo tiempo, les
dije a mis hijos: Construyan una choza de hierba. Encuentren una buena
mujer. Y están listos.

En el otro extremo discutimos, ¿cómo llegó ese tipo a transformar su amor


por la elaboración de instrumentos musicales en un negocio de $100
millones de dólares? Hay que quitarle el misterio a los pasos necesarios
para “lograrlo”. El mundo está lleno de oportunidades para llevar la vida que
tú quieras tener, pero hay que desmitificar, desmitificar y desmitificar para
poder ver qué es lo que hace que los negocios funcionen.

2. NO los mandes a la escuela tradicional


Si quieres mentes convencionales, dales una educación convencional.
Nuestro hijo mayor comenzó a trabajar profesionalmente a los 12 años. Se
saltó la escuela secundaria para trabajar. Trabajó en una compañía de
marketing en San Francisco, Media Gulch. Hizo al menos un proyecto al
año con un director de cine itinerante.

Viajó por tierras de la cultura maya por varios meses, asistiendo a una mujer
que escribía su libro, vivió con familias mayas y entrevistó a niños en
español sobre sus creencias, acerca de las diferentes plantas y animales.
Pasó dos inviernos en Luzern, Alemania como capitán de un barco de
buceo, trazando mapas de naufragios en el lago. Firmó una película
documental en Cuba. (Esto no fue un padre rico comprándole oportunidades
a sus hijos – fueron oportunidades que ellos se ganaron).

3. Enseña el amor por el trabajo


Hacerse rico requiere de mucho trabajo. Ellos tendrán que sobresalir en el
trabajo físico y tener resistencia. Necesitarán especialmente sobresalir en el
trabajo mental y ser a la vez flexibles y duros.

4. Enseña el amor por la gente


La única manera de hacerse rico es sirviendo a las necesidades reales de
los demás. Debes tener una afinidad por otros. Mi casa era conocida por la
cantidad de personas que pasaron por ella. Gente parada en el aeropuerto.
Niñas de internados japoneses. “Aux pairs” (niñeras extranjeras).
Vagabundos que pasaron para tomar una ducha y una comida. Físicos
chinos y guerrilleros africanos compartían cenas con nosotros. Los amigos
de nuestros hijos eran bienvenidos en cualquier momento sin previo aviso.
En fin, asegúrese de que sus hijos entiendan que no están por encima o por
debajo de cualquier otra persona.

5. Enseña la generosidad
Los que recibirán más deberán ser capaces de dar más. Mi hijo del medio
(tiene alrededor de 11 años en este momento) y yo salimos a caminar por
Embarcadero desde mi oficina para mirar la bahía de San Francisco. Había
una única figura allí, un hombre de unos 40 años de edad, con toda la
costura del pantalón desgarrado. Estaba jugando a las cucharas y jugando
muy bien. Fuimos a conversarle. Él recién había salido de la prisión de San
Quentin esa mañana. Le dije que era tiempo de celebrar.

Lo llevamos a mi oficina para una ducha, salimos a comprar algo de ropa y


a cenar y le dimos dinero para una habitación. De camino a casa, le dije a
mi hijo que el dinero que le dimos al hombre no era nada comparado con el
tiempo que le dimos. La única riqueza real es el tiempo que se tiene, y cada
vez que tengas la oportunidad de utilizar bien tu tiempo para los demás,
hazlo y hazlo plenamente. Dar dinero sin tiempo puede ser una manera de
crear distancia.

6. Enseña el nexo mental


Aquí cae la sombra. La gente racional no se convierte en un emprendedor.
Tal como un oficial de combate, uno está constantemente tomando
decisiones críticas con información parcial. Uno tiene que tomar medidas sin
ser capaz de ver si es algo seguro. Uno debe conocer el fracaso una y otra
vez, y ser inspirado por ello. Uno debe estar armado con una variedad de
argumentos a favor de continuar a pesar de las dudas, sacudidas y
opiniones adversas.

Cada nuevo negocio exitoso ataca a alguien, y esa gente reacciona de


maneras desagradables. Los rostros que ves cada día están dependiendo
de ti para pagarles el sueldo. Los oncólogos pediátricos deben ser
mentalmente fuertes para lidiar con el sufrimiento de los demás; los
empresarios deben ser sobrehumanos para hacer frente a las tragedias de
las que ellos mismos pueden ser autores. El truco es, no se puede enseñar
ese nexo mental si no lo has vivido por ti mismo. Si no lo has hecho,
entonces apréndelo de alguien que sí lo ha hecho.

7. Miente, engaña y roba


Me sorprendió en el funeral de mi madre cuando un hermano declaró
rotundamente que él había tenido un momento difícil en la vida, porque él
simplemente había asumido que todo el mundo era tan maravilloso como mi
madre. El mundo está lleno de estafadores y tus hijos necesitarán un radar
para ello. Tienen que sufrir las consecuencias para que desarrollen las
técnicas para lidiar con ello. Tienen que ser excelentes jueces de carácter.
No puedes enseñar buen comportamiento aislándolos del mal
comportamiento. No hay un ejemplo satisfactorio aquí; solo vamos a decir
que el “Día de los Inocentes” era grande en nuestra casa, y no sólo una vez
al año.

8. Haz que sean adolescentes marginados


La correlación es alta entre empresarios exitosos y una mala adolescencia.
Básicamente, los que están conformes a los 18 seguirán cómodamente así.
Esta es otra razón para mantenerlos fuera de la escuela secundaria. Otra
alta correlación es la nota F (la peor). Los empresarios son muy orientado a
los resultados y tienen poca paciencia con aquellos que se orientan en los
procesos como los profesores. Algunos confiesan que se sienten
decepcionados si no ven al menos una nota F o dos en el expediente
académico de la universidad de un posible gerente general.

9. Enseña matemáticas
Cualquier persona que no puede hacer cálculo mental en su cabeza va a
tener un tiempo difícil al ser empresario. Las escuelas no enseñan esto; se
trata de un esfuerzo especial a largo plazo.

10. No hay subsidios


Nadie se hizo rico trabajando para ganarse la vida. Cambiar tu tiempo por
dinero es un juego de perdedores. Un subsidio sólo enseña a un niño a
carecer de ingenio – igual que los trabajos para adolescentes. Mi esposa y
yo jugábamos a ser inversionistas de capital de riesgo con nuestros niños.
Podían pedirnos la cantidad de dinero que quisieran, pero ¿Cuál es el plan?
¿Cuál es su propósito? ¿Cuáles son las alternativas? Etc. Aprendieron a
reconocer las oportunidades y a tomarlas. [Tip adicional: Si tú vas a
ayudarles a conseguir un empleo, haz que sea en ventas – no van a llegar
muy lejos sin el poder de persuadir, y es otra cosa que no van a aprender
en la escuela.]

11. Digno
Por último, lo más importante, es que deben ser dignos. He encontrado que
la mejor manera de afinar su moralidad es dejándoselo totalmente a ellos.
Cada vez que se necesita de una decisión moral, decirles: “Busca en tu
corazón, hijo. Tu tienes que construir tu vida basándote en lo que es
importante para ti. La única forma en que puedo ayudarte es contándote
cómo me equivoqué algunas veces. Pero cuanto antes aprendas a estar en
contacto con tus propios sentimientos sobre lo que está bien y lo que está
mal, mejor”.

Sólo hay un camino para conseguir riqueza: Aprovechar las oportunidades.


Todo el propósito de lo que he dicho anteriormente es equipar a tus hijos
con las herramientas para detectar y aprovechar una oportunidad de
agregar valor al mundo.
¿Cómo vas a saber que estás en el camino correcto? La gran mayoría de la
gente que conoces son inertes. Uno de cada 10 o 12 tiene energía escalar –
animan el evento. Uno en 1000 más o menos tiene la energía del vector – la
capacidad de canalizar los esfuerzos a un objetivo y tirar a otros tras él.

La única forma en que un ser humano comienza a convertirse en un vector


de fuerza es encontrando y abrazando su pasión, y eso puede ser un poco
peculiar. Por ejemplo, nuestro hijo menor ha sido el blanco de las bromas de
la familia por su incapacidad para contar una historia. ¿Dónde estaba su
pasión? Resulta que su cabeza estaba demasiado repleta de detalles de
cada historia. Una vez que aprendió a animar, ¡sus historias eran increíbles!

Tu deberías estar dilucidando ese talento para perseguir todo el tiempo tus
fines con pasión, pero esto no madura hasta la edad adulta. Es una cosa
muy rara, que las escuelas no estén en absoluto preparados para
enseñarla. Incluso los mejores programas de MBA te enseñan a trabajar
para esa persona en lugar de ser esa persona. Por lo tanto, si tu puedes
llevarlo a cabo, no solo habrás enriquecido a tus hijos, habrás enriquecido al
mundo.