Vous êtes sur la page 1sur 3

EL MAR Y LA SERPIENTE

Una obra dividida en tres partes, la niña, la historia y la decisión, en la primera se


recrean las memorias de una niña, Ana, que es muy pequeña para comprender lo
que sucede a su alrededor, la obra nos lleva a vivir una historia relatada desde los
ojos de una pequeña, que sin entender nada, vive la desaparición de su padre, el
desplazamiento forzado de ella y su madre, el secuestro de su madre, que desde
los ojos de la pequeña son cosas difíciles de comprender. Ella tiene un recuerdo
que más adelante olvidará de su padre, que es cuando él la lleva de nuevo a casa
luego de discutir con su madre, quizá es el último que llegue a obtener de él pues
luego de esto su padre no vuelve a aparecer, por motivos que en el momento, por
su corta edad, no comprende pero más adelante descubre la verdad; la historia
avanza con una reunión familiar para celebrar el año nuevo, donde la pequeña se
da cuenta de que los adultos aparentan felicidad pero en realidad esta no existe por
la perdida del papá, es evidente el desplazamiento forzado que tuvieron debido a la
persecución de la dictadura en la que vivía el pueblo argentino en el recuerdo de la
pequeña cuando realizan el viaje hacia la playa ya que ella y su madre tienen que
viajar todo el camino escondidas y luego de que los para la guardia celebran la
victoria de que no fueron halladas.
Allí en la playa comienza una nueva vida en donde la madre le dice que su papá ha
muerto y la protagonista realiza su primera gran conexión, el mar, es el vínculo con
su padre es a quien le habla creyendo en que su padre la escucha, es por ello que
para la pequeña esto tiene un lugar muy especial y por eso es que cuando se entera
que irán a Buenos Aires ella toma la actitud de negación ya que cree que perderá
el vínculo con su padre, pero un tío, el tío Pancho trata de convencerla que el papá
la acompañará hasta la capital, una vez más la pequeña relata el desplazamiento
que deben realizar a Buenos Aires sin comprender que estos movimientos los deben
realizar ya que son perseguidos porque sus padres pensaban distinto.
Buenos Aires, una nueva vida, vista desde los ojos de la pequeña no muy agradable
ya que no está la playa no puede correr no puede divertirse, ella comienza el jardín
donde hace una amiga, pero la mamá le prohíbe que cuente lo que paso con su
padre y todo lo relacionado a la vida de ellas ya que el padre de Melena, la amiga,
es un militar, su madre inicia los estudios en la Universidad y tiene buenos amigos
lo que hace que este más tranquila; obtiene una gata, Pamina, que se convierte en
su mejor compañía y en su mayor diversión, desafortunadamente un día paso lo
inevitable, unos hombres ingresan a la casa donde viven y a la fuerza se las llevan,
a la pequeña la dejan donde unos tíos que ni conocen, mientras que su madre es
llevada en cautiverio. El único consuelo de esta pequeña es que los adultos le hacen
la promesa de que su madre volverá, que no se repetirá lo que le paso a su padre.
La historia, pasaron ocho años y una adolescente comienza a hacerse las preguntas
respecto a su padre, Ana estalla de enojo hacia su madre ya que esta no le había
contado la verdad de su padre, el día del padre es el menos agradable para ella,
sus recuerdos son nulos ya que no recuerda ni siquiera el desafortunado día en que
fueron secuestradas. La historia de su padre comienza a tener cierta claridad, pues
su madre decide contarle que eran militantes, que ella era todo para ellos y que el
papá luchaba porque pensaba que Ana merecía un mundo mejor, y que su padre
desaparece un día que salió a repartir unos volantes ya que no volvió decide irse
con su hija, Ana a donde sus abuelos, recuerdo que tampoco aparece en las
memorias de Ana.
Una vez más, en el colegio su madre le implora que no cuente lo que sucedió con
su padre, nuevamente nace la curiosidad respecto a su papá, descubriendo que él
fue secuestrado por la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A) y su madre revela
que algún compañero militante lo delato y por eso fue raptado.
La historia de su niñez comienza a esclarecerse más cuando su madre le cuenta
que fue secuestrada 2 años después de la desaparición de su padre y que ella duró
2 meses en cautiverio, allí estando en cautiverio le hace el regalo, la serpiente,
muestra de que todos los días pensaba en ella y que era el motor para resistir las
torturas y las condiciones en que la tenían sometida. La muerte de su padre fue
falsamente legalizada diciendo que había muerto de traumatismos, ya que no se
sabía donde reposaba el cuerpo de él.
Por medio de una entrevista que Ana le hace a su madre se entera de los detalles
completos de la historia de sus padres, su madre militaba en la Juventud Peronista
y su padre pertenecía a la Iglesia Tercermundista, su padre tenía habilidades de
escritura; en tres años se vieron obligados a mudarse entre 4 y 5 veces debido a la
persecución en la que estaban hundidos. En Bahía pasaron el 24 de marzo de 1976,
día en que el general Rogelio Villarreal inició el Golpe de Estado arrestando a la
presidenta Isabel Martinez de Perón. En dicha entrevista su madre le cuenta a Ana
todo lo relacionado a ellos, aunque ella queda con muchas dudas.

La decisión, Ana se ve inmersa en la necesidad de dejar de ocultar lo que realmente


le sucedió a su padre y encuentra la oportunidad perfecta en el trabajo que le toca
realizar en el colegio debido al 24 de marzo y dejando de lado los miedos de su
madre y sus propios miedos decide escribir los desaparecidos fragmento dedicado
a los 30000 desaparecidos que dejo la dictadura en Argentina y en especial a su
padre.
Paula Bombara, nació el 3 de diciembre de 1972 en Bahía, es escritora y
bioquímica, egresada de la Universidad de Buenos Aires, donde estudio filosofía y
se graduó como bioquímica, ejerció su labor de científica hasta el año 2004, donde
se dedicó por completo a la escritura, entre sus novelas se encuentran La cuarta
pata, una casa de secretos, los tres segundos y el mar y la serpiente, esta ultima la
publico en el año 2005 y es una obra dirigida al público juvenil ya que la escritora
quiere contar un poco de la historia de Argentina, Ana, protagonista de la novela se
puede relacionar con Paula debido a que ambas vivieron un proceso de persecución
de la dictadura argentina, pues Paula tuvo padres con ideologías políticas distintas
a las de la dictadura, debido a esto les toco desplazarse de Bahía para Buenos
Aires, es por eso que quizá en la novela ella quiso contar un poco de su vida tras
los ojos de la niña y adolescente Ana.

Entre los puntos fuertes de la obra se destaca el transporte al que lleva al lector, ya
que hace que este se ponga a mirar el mundo como una pequeña que no comprende
lo que pasa a su alrededor pero que entiende que algo anda mal y luego lo lleva a
mirar el mundo desde la perspectiva de una adolescente que no entiende porque
debe ocultar su pasado y por ello deja de hacerlo. Otro punto fuerte de la obra es la
manera en que lleva al lector a indagar un poco sobre la historia de los setenta en
Argentina, citando eventos como el golpe de Estado del 76, cuando el ala militar de
Argentina le quita el poder a la presidenta Isabel Martinez de Petrón, también
mencionando grupos como la Triple A, fundada en 1973 por José López Rega, que
se puede asemejar a los paramilitares en Colombia ya que se encargaron de
desaparecer artistas, estudiantes, personas que tenían pensamiento comunista en
la década de los 70, otros grupos mencionados son La Juventud Peronista,
movimiento que se fundó en 1951 y tuvo varios grupos adyacentes como las fuerzas
armadas Peronistas con ideologías marxistas; el movimiento de sacerdotes para el
tercer mundo que fue fundada en 1967 por la iglesia católica que quiso tener una
fuerte participación política y conto con más de 400 miembros. También menciona
el Mundial del 78’ como una farsa ya que este mundial se empleó para darle buen
nombre a la dictadura ya que la dictadura monto la ESMA una oficina de prensa que
se encargó de filtrar la información y exponer solo la que le convenía a la dictadura,
dicha oficina tenía la particularidad y es que allí trabajaban los propios detenidos,
en este mundial se corono campeón a la selección de Argentina y muchos jugadores
tanto de Argentina como del resto del mundo se abstuvieron de asistir ya que tenían
ideologías marxistas o no estaban de acuerdo con la dictadura.

Jeison Felipe Cárdenas Saavedra


20172375029