Vous êtes sur la page 1sur 19

Prueba número 1

Nombre: Fecha; 26 / 03 /
2018
Puntaje Total: 52 Puntaje obtenido:
Curso: 8º Básico A puntos
Profesor Manuel
Saavedra Basoalto.
Forma; C Nota:

Lee atentamente y responde según corresponda. (38)

1. Describe brevemente por medio de 6 líneas el cambio de época


entre la Edad Media y la Época Moderna. (6)

2. ¿Qué se entiende por renacimiento? ¿Qué elementos o


características la componen? ¿Qué importancia tuvo para el cambio de
época? Responde por medio de una definición, cuatro características y
un argumento. (7)
3. ¿Quién fue Leonardo Da Vinci? ¿Cuál crees tu que fue su
importancia para la humanidad? Responde con una descripción y un
argumento. (6)

4. ¿Qué papel jugó la ciencia en el cambio de mentalidad que se


generó a partir del cambio de época? Responde con un argumento. (2)

5. ¿Qué se entiende por Reforma protestante? Defínelo y escribe


cuatro características de este fenómeno histórico. (6)
6. Explica la importancia de la imprenta en la Época Moderna.
Responde con un argumento. (3)

7. ¿Qué son el Teocentrismo y Heliocentrismo? Y ¿Qué importancia


tuvieron para la Edad Media y la Época Moderna? Responde por medio
de dos definiciones y un argumento bien fundamentado. (8)
Análisis de Noticia. (4)
Lee atentamente la noticia relacionada y luego responde.
Robots: podrán mejorar nuestros cuerpos, pero nunca sabrán lo que es llorar de la risa
con un amigo
Dicen los teoó ricos de la Singularidad Tecnoloó gica, liderados por el ingeniero de Google Ray Kurzweil,
que la inteligencia artificial superaraó a la humana a mediados de siglo. Es un tema controvertido. Por
ejemplo, el cofundador de Microsoft Paul Allen opone lo que llama “el freno de la complejidad”: el
cerebro humano es tan complejo que estamos muy lejos de comprenderlo, y muchíósimo maó s de lograr
replicarlo en una maó quina. ¿Posibilidad de cíóborgs? “En todo lo relacionado con la interfase biofíósica,
como la piel, ojos, nariz, miembros…, no hay problema: la conexioó n de la tecnologíóa con el organismo es
posible”, explica Ulises Corteó s, investigador en Inteligencia Artificial de la Universidad Politeó cnica de
Catalunñ a, refirieó ndose a mejoras tecnoloó gicas que ya se pueden aplicar al ser humano. “Sin embargo,
integrar memoria con memoria, por ejemplo, guardar la organizacioó n mental en un microchip, es
todavíóa ciencia- ficcioó n”. Quizaó no temamos abandonar nuestro cuerpo mortal y convertirnos en un
eterno perfil de Facebook, dando a “me gusta” para siempre. Pero otro miedo existe, y no es nuevo: el
monstruo de Frankenstein escapaba al control de su creador, asíó como el Golem se rebelaba contra el
rabino de Praga que le habíóa dado vida a partir del barro. Ya en 1942, Isaac Asimov enunciaba en un
relato de ciencia-ficcioó n sus famosas tres leyes de la roboó tica pensando en un futuro con maó quinas
inteligentes, la primera de la cuales reza: “Un robot no haraó danñ o a un ser humano o permitiraó , por
inaccioó n, que lo sufra”. “La ciencia-ficcioó n siempre ha puesto al robot como al malo que se rebela, pero
hay que distinguir entre ficcioó n y realidad. Una lavadora programable no va a fagocitar a tu familia”,
bromea Elena Garcíóa Armada, ingeniera del Centro de Automaó tica y Roboó tica (CAR) de la Universidad
Politeó cnica de Madrid y el Centro Superior de Investigaciones Cientíóficas (CSIC), que acaba de publicar
el libro Robots, de la coleccioó n ¿Qué sabemos de? (CSIC-Catarata). Pero la amenaza de superarnos en
inteligencia y hacer maó s eficientemente nuestros trabajos poniendo en peligro el sustento, estaó calando.
Tenemos algo que ellos no podraó n tener jamaó s. Cuando uno llega a la feria Global Robot Expo, que
celebroó su segunda edicioó n el pasado febrero en Madrid, los robots campan a sus anchas: reciben al
visitante, mantienen sencillas conversaciones con los humanos, limpian parrillas, cortan ceó sped y
participan en carreras de drones u olimpiadas roboó ticas. Hemos entrado en sus dominios. Son los
ubicuos drones, los humanoides de protocolo, los robots que realizan tareas del hogar, los centrados en
la educacioó n, los exoesqueletos (como armaduras en forma de esqueleto)… “Vivimos inmersos en una
profunda revolucioó n tecnoloó gica que es uno de los motores de la economíóa mundial. Y la roboó tica es uno
de sus hilos conductores”, explica Enric Forner, director de la feria. Seguó n sus datos, el sector tiene un
crecimiento anual de un 17% y mueve 140.000 millones de euros. Una jugosa industria cuyos uó ltimos
grandes pasos hacia una autonomíóa real, gracias a la incorporacioó n de inteligencia artificial, estaó n
provocando bastante inquietud.
¿Se podrían llegar a confundir con los humanos?
Los robots estaó n aquíó para ayudarnos. Algunos ya se utilizan para recibir e informar en museos, hoteles
o aeropuertos, tambieó n para llamar la atencioó n en todo tipo de eventos. Uno de estos aparatos asegura
un corrillo de curiosos a su alrededor. Es el caso de los humanoides Pepper o su hermano pequenñ o Nao,
fabricados por la empresa japonesa SoftBank Robotics. Hasta bailan (a su manera). “En Japoó n ya son
un boom”, explica Gonzalo Saó nchez, de Robotroó nica, que los comercializa en Espanñ a. Pero Pepper y Nao
(o androides espanñ oles como Tico, de Adele Robots, o Dummy, de A Robotic Life) todavíóa estaó n lejos de
los robots humanoides que vemos en pelíóculas como Star Wars, Blade Runner o Yo Robot. Tal vez lo maó s
parecido a un ser humano sean los androides Geminoid, creados por Hiroshi Ishiguro: uno de ellos llegoó
a representar una obra teatral basada en Tres hermanas, de Cheó jov.
Fuente: https://elpais.com/elpais/2017/03/28/buenavida/1490699971_601829.html

Clasifica la
noticia según su
naturaleza. (1)
En el siguiente
espacio
comenta
fundamentadam
ente si estas o
no de acuerdo
con lo planteado
en la noticia. (3)

Definiciones. (10)
Define los siguientes conceptos.

Renacimiento.

Indulgencia
Mecenas

Bula

Teocentrismo

Antropocentris
mo

Heliocentrismo

Método
científico

Humanismo

Burguesía
Prueba número 1

Nombre: Fecha; 26 / 03 /
2018
Puntaje Total: 52 Puntaje obtenido:
Curso: 8º Básico A puntos
Profesor Manuel
Saavedra Basoalto.
Forma; C Nota:

Lee atentamente y responde según corresponda.

1. Describe brevemente por medio de 6 líneas el cambio de época


entre la Edad Media y la Época Moderna. (6)

2. ¿Qué se entiende por renacimiento? ¿Qué elementos o


características la componen? ¿Qué importancia tuvo para el cambio de
época? Responde por medio de una definición, cuatro características y
un argumento. (7)

3. ¿Quién fue Leonardo Da Vinci? ¿Cuál crees tu que fue su


importancia para la humanidad? Responde con una descripción y un
argumento. (6)

4. ¿Qué papel jugó la ciencia en el cambio de mentalidad que se


generó a partir del cambio de época? Responde con un argumento. (2)
5. ¿Qué se entiende por Reforma protestante? Defínelo y escribe
cuatro características de este fenómeno histórico. (6)

6. Explica la importancia de la imprenta en la Época Moderna.


Responde con un argumento. (3)

7. ¿Qué son el Teocentrismo y Heliocentrismo? Y ¿Qué importancia


tuvieron para la Edad Media y la Época Moderna? Responde por medio
de dos definiciones y un argumento bien fundamentado. (8)
Análisis de Noticia. (4)
Lee atentamente la noticia relacionada y luego responde.
Robots: podrán mejorar nuestros cuerpos, pero nunca sabrán lo que es llorar de la risa
con un amigo
Dicen los teoó ricos de la Singularidad Tecnoloó gica, liderados por el ingeniero de Google Ray Kurzweil,
que la inteligencia artificial superaraó a la humana a mediados de siglo. Es un tema controvertido. Por
ejemplo, el cofundador de Microsoft Paul Allen opone lo que llama “el freno de la complejidad”: el
cerebro humano es tan complejo que estamos muy lejos de comprenderlo, y muchíósimo maó s de lograr
replicarlo en una maó quina. ¿Posibilidad de cíóborgs? “En todo lo relacionado con la interfase biofíósica,
como la piel, ojos, nariz, miembros…, no hay problema: la conexioó n de la tecnologíóa con el organismo es
posible”, explica Ulises Corteó s, investigador en Inteligencia Artificial de la Universidad Politeó cnica de
Catalunñ a, refirieó ndose a mejoras tecnoloó gicas que ya se pueden aplicar al ser humano. “Sin embargo,
integrar memoria con memoria, por ejemplo, guardar la organizacioó n mental en un microchip, es
todavíóa ciencia- ficcioó n”. Quizaó no temamos abandonar nuestro cuerpo mortal y convertirnos en un
eterno perfil de Facebook, dando a “me gusta” para siempre. Pero otro miedo existe, y no es nuevo: el
monstruo de Frankenstein escapaba al control de su creador, asíó como el Golem se rebelaba contra el
rabino de Praga que le habíóa dado vida a partir del barro. Ya en 1942, Isaac Asimov enunciaba en un
relato de ciencia-ficcioó n sus famosas tres leyes de la roboó tica pensando en un futuro con maó quinas
inteligentes, la primera de la cuales reza: “Un robot no haraó danñ o a un ser humano o permitiraó , por
inaccioó n, que lo sufra”. “La ciencia-ficcioó n siempre ha puesto al robot como al malo que se rebela, pero
hay que distinguir entre ficcioó n y realidad. Una lavadora programable no va a fagocitar a tu familia”,
bromea Elena Garcíóa Armada, ingeniera del Centro de Automaó tica y Roboó tica (CAR) de la Universidad
Politeó cnica de Madrid y el Centro Superior de Investigaciones Cientíóficas (CSIC), que acaba de publicar
el libro Robots, de la coleccioó n ¿Qué sabemos de? (CSIC-Catarata). Pero la amenaza de superarnos en
inteligencia y hacer maó s eficientemente nuestros trabajos poniendo en peligro el sustento, estaó calando.
Tenemos algo que ellos no podraó n tener jamaó s. Cuando uno llega a la feria Global Robot Expo, que
celebroó su segunda edicioó n el pasado febrero en Madrid, los robots campan a sus anchas: reciben al
visitante, mantienen sencillas conversaciones con los humanos, limpian parrillas, cortan ceó sped y
participan en carreras de drones u olimpiadas roboó ticas. Hemos entrado en sus dominios. Son los
ubicuos drones, los humanoides de protocolo, los robots que realizan tareas del hogar, los centrados en
la educacioó n, los exoesqueletos (como armaduras en forma de esqueleto)… “Vivimos inmersos en una
profunda revolucioó n tecnoloó gica que es uno de los motores de la economíóa mundial. Y la roboó tica es uno
de sus hilos conductores”, explica Enric Forner, director de la feria. Seguó n sus datos, el sector tiene un
crecimiento anual de un 17% y mueve 140.000 millones de euros. Una jugosa industria cuyos uó ltimos
grandes pasos hacia una autonomíóa real, gracias a la incorporacioó n de inteligencia artificial, estaó n
provocando bastante inquietud.
¿Se podrían llegar a confundir con los humanos?
Los robots estaó n aquíó para ayudarnos. Algunos ya se utilizan para recibir e informar en museos, hoteles
o aeropuertos, tambieó n para llamar la atencioó n en todo tipo de eventos. Uno de estos aparatos asegura
un corrillo de curiosos a su alrededor. Es el caso de los humanoides Pepper o su hermano pequenñ o Nao,
fabricados por la empresa japonesa SoftBank Robotics. Hasta bailan (a su manera). “En Japoó n ya son
un boom”, explica Gonzalo Saó nchez, de Robotroó nica, que los comercializa en Espanñ a. Pero Pepper y Nao
(o androides espanñ oles como Tico, de Adele Robots, o Dummy, de A Robotic Life) todavíóa estaó n lejos de
los robots humanoides que vemos en pelíóculas como Star Wars, Blade Runner o Yo Robot. Tal vez lo maó s
parecido a un ser humano sean los androides Geminoid, creados por Hiroshi Ishiguro: uno de ellos llegoó
a representar una obra teatral basada en Tres hermanas, de Cheó jov.
Fuente: https://elpais.com/elpais/2017/03/28/buenavida/1490699971_601829.html

Clasifica la
noticia según su
naturaleza. (1)
En el siguiente
espacio
comenta
fundamentadam
ente si estas o
no de acuerdo
con lo planteado
en la noticia. (3)
Definiciones. (10)
Define los siguientes conceptos.

Renacimiento.

Indulgencia

Mecenas

Bula

Teocentrismo

Antropocentris
mo

Heliocentrismo

Método
científico

Humanismo

Burguesía
Prueba número 1

Nombre: Fecha; 26 / 03 /
2018
Puntaje Total: 52 Puntaje obtenido:
Curso: 8º Básico A puntos
Profesor Manuel
Saavedra Basoalto.
Forma; C Nota:

Lee atentamente y responde según corresponda.

1. Describe brevemente por medio de 6 líneas el cambio de época


entre la Edad Media y la Época Moderna. (6)
2. ¿Qué se entiende por renacimiento? ¿Qué elementos o
características la componen? ¿Qué importancia tuvo para el cambio de
época? Responde por medio de una definición, cuatro características y
un argumento. (7)

3. ¿Quién fue Leonardo Da Vinci? ¿Cuál crees tu que fue su


importancia para la humanidad? Responde con una descripción y un
argumento. (6)
4. ¿Qué papel jugó la ciencia en el cambio de mentalidad que se
generó a partir del cambio de época? Responde con un argumento. (2)

5. ¿Qué se entiende por Reforma protestante? Defínelo y escribe


cuatro características de este fenómeno histórico. (6)

6. Explica la importancia de la imprenta en la Época Moderna.


Responde con un argumento. (3)
7. ¿Qué son el Teocentrismo y Heliocentrismo? Y ¿Qué importancia
tuvieron para la Edad Media y la Época Moderna? Responde por medio
de dos definiciones y un argumento bien fundamentado. (8)

Análisis de Noticia. (4)


Lee atentamente la noticia relacionada y luego responde.
Robots: podrán mejorar nuestros cuerpos, pero nunca sabrán lo que es llorar de la risa
con un amigo
Dicen los teoó ricos de la Singularidad Tecnoloó gica, liderados por el ingeniero de Google Ray Kurzweil,
que la inteligencia artificial superaraó a la humana a mediados de siglo. Es un tema controvertido. Por
ejemplo, el cofundador de Microsoft Paul Allen opone lo que llama “el freno de la complejidad”: el
cerebro humano es tan complejo que estamos muy lejos de comprenderlo, y muchíósimo maó s de lograr
replicarlo en una maó quina. ¿Posibilidad de cíóborgs? “En todo lo relacionado con la interfase biofíósica,
como la piel, ojos, nariz, miembros…, no hay problema: la conexioó n de la tecnologíóa con el organismo es
posible”, explica Ulises Corteó s, investigador en Inteligencia Artificial de la Universidad Politeó cnica de
Catalunñ a, refirieó ndose a mejoras tecnoloó gicas que ya se pueden aplicar al ser humano. “Sin embargo,
integrar memoria con memoria, por ejemplo, guardar la organizacioó n mental en un microchip, es
todavíóa ciencia- ficcioó n”. Quizaó no temamos abandonar nuestro cuerpo mortal y convertirnos en un
eterno perfil de Facebook, dando a “me gusta” para siempre. Pero otro miedo existe, y no es nuevo: el
monstruo de Frankenstein escapaba al control de su creador, asíó como el Golem se rebelaba contra el
rabino de Praga que le habíóa dado vida a partir del barro. Ya en 1942, Isaac Asimov enunciaba en un
relato de ciencia-ficcioó n sus famosas tres leyes de la roboó tica pensando en un futuro con maó quinas
inteligentes, la primera de la cuales reza: “Un robot no haraó danñ o a un ser humano o permitiraó , por
inaccioó n, que lo sufra”. “La ciencia-ficcioó n siempre ha puesto al robot como al malo que se rebela, pero
hay que distinguir entre ficcioó n y realidad. Una lavadora programable no va a fagocitar a tu familia”,
bromea Elena Garcíóa Armada, ingeniera del Centro de Automaó tica y Roboó tica (CAR) de la Universidad
Politeó cnica de Madrid y el Centro Superior de Investigaciones Cientíóficas (CSIC), que acaba de publicar
el libro Robots, de la coleccioó n ¿Qué sabemos de? (CSIC-Catarata). Pero la amenaza de superarnos en
inteligencia y hacer maó s eficientemente nuestros trabajos poniendo en peligro el sustento, estaó calando.
Tenemos algo que ellos no podraó n tener jamaó s. Cuando uno llega a la feria Global Robot Expo, que
celebroó su segunda edicioó n el pasado febrero en Madrid, los robots campan a sus anchas: reciben al
visitante, mantienen sencillas conversaciones con los humanos, limpian parrillas, cortan ceó sped y
participan en carreras de drones u olimpiadas roboó ticas. Hemos entrado en sus dominios. Son los
ubicuos drones, los humanoides de protocolo, los robots que realizan tareas del hogar, los centrados en
la educacioó n, los exoesqueletos (como armaduras en forma de esqueleto)… “Vivimos inmersos en una
profunda revolucioó n tecnoloó gica que es uno de los motores de la economíóa mundial. Y la roboó tica es uno
de sus hilos conductores”, explica Enric Forner, director de la feria. Seguó n sus datos, el sector tiene un
crecimiento anual de un 17% y mueve 140.000 millones de euros. Una jugosa industria cuyos uó ltimos
grandes pasos hacia una autonomíóa real, gracias a la incorporacioó n de inteligencia artificial, estaó n
provocando bastante inquietud.
¿Se podrían llegar a confundir con los humanos?
Los robots estaó n aquíó para ayudarnos. Algunos ya se utilizan para recibir e informar en museos, hoteles
o aeropuertos, tambieó n para llamar la atencioó n en todo tipo de eventos. Uno de estos aparatos asegura
un corrillo de curiosos a su alrededor. Es el caso de los humanoides Pepper o su hermano pequenñ o Nao,
fabricados por la empresa japonesa SoftBank Robotics. Hasta bailan (a su manera). “En Japoó n ya son
un boom”, explica Gonzalo Saó nchez, de Robotroó nica, que los comercializa en Espanñ a. Pero Pepper y Nao
(o androides espanñ oles como Tico, de Adele Robots, o Dummy, de A Robotic Life) todavíóa estaó n lejos de
los robots humanoides que vemos en pelíóculas como Star Wars, Blade Runner o Yo Robot. Tal vez lo maó s
parecido a un ser humano sean los androides Geminoid, creados por Hiroshi Ishiguro: uno de ellos llegoó
a representar una obra teatral basada en Tres hermanas, de Cheó jov.
Fuente: https://elpais.com/elpais/2017/03/28/buenavida/1490699971_601829.html

Clasifica la
noticia según su
naturaleza. (1)
En el siguiente
espacio
comenta
fundamentadam
ente si estas o
no de acuerdo
con lo planteado
en la noticia. (3)

Definiciones. (10)
Define los siguientes conceptos.

Renacimiento.

Indulgencia

Mecenas

Bula

Teocentrismo

Antropocentris
mo

Heliocentrismo
Método
científico

Humanismo

Burguesía