Vous êtes sur la page 1sur 49

ACTA DE LECTURA DE SENTENCIA.

FECHA Cuatro de abril de dos mil dieciocho


RUC 17- 4-0036074-K
RIT T-16-2017
MAGISTRADO Felipe Andrés Muñoz Hermosilla
ADMINISTRATIVO DE ACTAS César Inostroza Vergara
HORA DE INICIO 14:02
HORA DE TERMINO 14:05
Nº REGISTRO DE AUDIO 17-40036074-K -225
PARTE DEMANDANTE Solange Andrea Fuentes Acuña, RUN
13.092.230-9.
ABOGADO Carla Carola Catalán Sánchez.
FORMA DE NOTIFICACION Correo electrónico
PARTE DEMANDADA I.Municipalidad de Panguipulli, RUN
69.201.200-3, representada legalmente
por Rodrigo Valdivia Orias.
ABOGADO Felipe Ignacio Rodríguez Valenzuela

ACTUACIONES EFECTUADAS: SI NO ORD


(HECHO DE HABERSE EFECTUADO O NO, Y SU ORDEN)
 Lectura de sentencia x

RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL:


Habiéndose efectuado llamado respectivo, se deja constancia que las partes,
estando notificados, no comparecieron.
Se procede a dar lectura a la sentencia, ordenándose la notificación a las
partes, por medio de sus abogados, vía correo electrónico.

Dirigió Don FELIPE ANDRÉS MUÑOZ HERMOSILLA, Juez Titular del Juzgado de
Letras y Garantía de Panguipulli.

Se deja constancia que el registro oficial de la presente audiencia, se encuentra


grabado en el audio y a disposición del interviniente. Juzgado de Letras y Garantía de
Panguipulli, cuatro de abril de dos mil dieciocho.-

CHLRESMJXK
2

FUENTES ACUÑA, SOLANGE c/ I. MUNICIPALIDAD DE PANGUIPULLI


Procedimiento: Tutela.
Materia: Vulneración de derechos fundamentales.
RIT: T-16-2017
RUC: 17-4-0036074-K

Panguipulli, a cuatro de abril de dos mil dieciocho.


VISTO, OIDO Y CONSIDERANDO:
PRIMERO: Individualización de las partes. Que, ante este Juzgado de Letras
y Trabajo de Panguipulli se sigue la causa RIT T-16-2017, iniciada por denuncia
interpuesta por don SOLANGE ANDREA FUENTES ACUÑA, chilena, casada,
secretaria ejecutiva, cédula nacional de identidad N° 13.092.230-9, domiciliada en
Clodomiro Figueroa número 262, interior, comuna de Panguipulli, quien compareciere
representada por la abogada doña Carla Catalán Sánchez, con domicilio y forma de
notificación registrados en el Tribunal, en contra de la I. MUNICIPALIDAD DE
PANGUIPULLI, representada legalmente por su Alcalde, don Rodrigo Valdivia Orias,
ambos con domicilio en calle Bernardo O’Higgins N° 793, segundo piso, Panguipulli,
que compareciere representada en juicio por el abogado don Felipe Rodríguez
Valenzuela, don domicilio y forma de notificación registrados en el Tribunal. La
audiencia de juicio en estos antecedentes se desarrolló en jornadas de fechas 7 y 14
de marzo del corriente, y fue presidida íntegramente por quien suscribe.
SEGUNDO: Denuncia de vulneración de derechos. Que la actora antes
individualizada interpuso denuncia de vulneración de derechos fundamentales con
ocasión del despido, específicamente de los derechos resguardados en el artículo 19,
Números 1, 4 y 16 de la Constitución Política de la República, en relación al artículo 2°
del Código del Trabajo, al ser su despido discriminatorio, que obedeciere a razones
políticas. Relata que en el mes de diciembre del año 2008 comenzó a trabajar en la
Municipalidad de Panguipulli, integrándose al equipo de trabajo del Alcalde electo, en
esa oportunidad, don René Aravena Riffo, en el cargo de Jefa de Gabinete del
Municipio, en el que se desempeñó hasta el 15 de noviembre de 2016, ya que fue
trasladada mediante decreto municipal al Juzgado de Policía Local de Panguipulli,
esto a raíz de una solicitud del Juez Titular de dicha dirección, donde inició funciones
con fecha 16 de noviembre de 2016, de acuerdo al decreto número 712 de fecha 15
de noviembre de 2016, el cual dispuso su contratación en calidad de contrata, grado
9, por una jornada laboral de 44 horas semanales; que luego, con fecha 22 de
noviembre de 2016, su empleador dispone la prórroga de mi cargo, mediante decreto
número 725, por la misma jornada, desde el 01 de enero de 2017 y hasta el 31 de
diciembre de 2017, contrata que su empleador determinó poner término de forma

CHLRESMJXK
3

anticipada, de forma ilegal y arbitraria, discriminándome por razones políticas; que el


día 03 de abril fue notificada mediante decreto alcaldicio número 353 de fecha 30 de
marzo de 2017, del término anticipado de contrata, donde se establece que su
desvinculación se verificaría a partir del día 17 de abril de 2017. Señala que su
empleador arguyó como razón para poner término anticipado a su contrata, la
necesidad de modificar, reestructurar y optimizar las funciones del servicio, no
obstante, la voluntad de su empleador fue desvincularle por razones políticas. Alega
que el decreto que resuelve el término anticipado de su contrata no invoca razones de
carácter técnico, las cuales permitan comprender que su desvinculación se debió a la
concurrencia de criterios objetivos. Argumenta que para el caso de la no renovación
de una contrata, lo cual sería perfectamente aplicable a los casos de término
anticipado de la misma, se requiere la concurrencia de criterios objetivos, los que
deben basarse en fundamentos obtenidos en el proceso de evaluación de desempeño
de los funcionarios, o en su defecto, en la continuidad de los programas o planes para
los cuales prestan servicios en la respectiva institución, pero en el caso de marras, su
empleador se ha limitado a indicar como motivos para poner término anticipado a su
contrata razones de buen servicio, que sus funciones las desempeñará un funcionario
de planta, y que por lo tanto, mis servicios ya no serán requeridos, no obstante lo cual,
los servicios los sigue prestando su empleador, pues son de aquellos habituales y
permanentes dentro de la administración municipal. Hace presente que en el decreto
alcaldicio que dispone la prorroga a su contrata se elimina la frase “hasta que sean
necesarios sus servicios”, con lo cual, la única posibilidad de poner término a mi
contrata era por el cumplimiento del plazo o por medida disciplinaria de destitución
como resultado de un sumario administrativo seguido en su contra, por lo que, a su
juicio, carece de toda relevancia la argumentación realizada por mi empleador para
intentar justificar la legalidad de su desvinculación. Más aún en el evento que dicha
fundamentación tuviera algún alcance, lo cierto es que las actividades que realizaba
en el Juzgado de Policía Local las ejecuta actualmente otra funcionaría, doña Berta
Spuler, de acuerdo a lo establecido en el propio decreto, por lo tanto, dicha
funcionaría, deberá necesariamente dejar de realizar alguna de sus funciones. Añade
que el decreto a través del cual se dispone poner término anticipado a su contrata no
cumple los estándares mínimos de fundamentación, circunstancia que refuerza lo
discriminatorio de su despido. Refiere que sus problemas trabajando en el municipio
comenzaron hacia fines de año 2014 y comienzos del 2015, cuando el actual edil don
Rodrigo Valdivia Orias, era concejal y decidió manifestar su intención de postularse al
sillón alcaldicio, época desde la cual, previos ataques al Alcalde, el señor Valdivia
comenzó a criticar, descalificar y denostar a los funcionarios de confianza,
principalmente a ella, actitud agresiva que se mantuvo hasta el término de su relación

CHLRESMJXK
4

laboral con la municipalidad, que la perjudicó moral y profesionalmente, porque fue


denostada en medios de comunicación radial, diarios electrónicos y redes sociales
como Facebook, creando una falsa impresión de su vida personal como profesional,
además de generar impacto negativo en la comunidad respecto de sus
remuneraciones, lo que se puede apreciar en nota de prensa de fecha 22 de julio del
2015. Refiere que el entonces Concejal comenzó a aliarse con todos los concejales,
incluso los que eran partidarios del Alcalde Aravena, para así continuar con los
ataques; que en mayo de 2016 fue acusada (sin estar presente), en reunión de
Concejo, por el Concejal Osvaldo Riedemánn, de haber compartido una publicación
en su Facebook personal y en cuanto se enteró manifestó su disgusto a aquel por
haberla acusado en el Concejo y cuando terminaron su conversación se percató que
el Concejal Valdivia estaba fuera de su oficina grabando su conversación por lo que
procedió a enfrentarlo, sin ninguna falta de respeto, luego de lo cual enviaron una
carta al Concejo y a un diario electrónico poco pluralista donde se inventó agresiones
matonescas y poco éticas. Continúa relatando que en octubre de 2016 su salud
sicológica comenzó a colapsar ante los ataques del Sr. Valdivia, por lo que tuvo que
presentar licencias médicas; que el 19 de noviembre de 2016 fue destinada como
administrativo de apoyo al Juzgado de Policía Local de Panguipulli, esto a petición del
Juez Titular don Patricio Thomas, y se prorrogó su contrata hasta diciembre del año
2017, lugar en que nuevamente comenzaron los problemas, siendo cuestionada y
descalificada por el Alcalde electo don Rodrigo Valdivia Orias a través de diarios
electrónicos junto a varios otros colegas por la prórrogas de su contrata,
exponiéndose su nombre y el Alcalde solicitó un pronunciamiento a contraloría
respecto del proceso administrativo de las prórrogas, pues deseaba desvincularle a
toda costa de la municipalidad, pero la respuesta de contraloría fue clara en señalar
que estaba todo dentro del marco legal, pues la decisión de prorrogar las contratas a
los funcionarios está dentro de las facultades del Alcalde. Narra que con la asunción
del nuevo Alcalde, los ataques contra su persona aumentaron, y ahora se sumaba el
acoso laboral del que fue víctima de parte dos funcionarias de Juzgado de Policía
Local de parte de Berta Spuler Pacheco y Loreto Gómez Cortés, secretaria abogado
del tribunal, esta última asesora del actual Alcalde, mediante trato de desprecio, no
saludándola al llegar y no prestándole ayuda en el procedimiento de las labores del
tribunal. Esta situación se la informó personalmente al Juez Titular, quien realizó una
reunión con todo el personal, oportunidad en la que les solicitó un trato cordial hacia
ella, lo que nunca se concretó y las indiferencias siguieron hasta el final de su estadía
en dicha dirección. La Sra. Spuler y la Sra. Gómez estaban mandatadas a hostigarle y
buscar una excusa para poner término a su contrato, llegando a quemar plantas
llevadas por ella al Tribunal con agua hirviendo. En enero colapsó ante el estrés y

CHLRESMJXK
5

ambiente que se vivía en el juzgado, más cuando el Juez Titular informa que sostuvo
una reunión con el actual Alcalde quien le manifestó en esa oportunidad su intención
de despedirle debido a que participaba de reuniones políticas en su contra y que no le
quería para nada en su administración, acusaciones que desmiente por ser un
invento, más aun considerando que ni siquiera milita por algún partido político, no
obstante ser abiertamente simpatizante de la administración anterior y su Alcalde,
única razón por la cual su empleador no descansó hasta conseguir su desvinculación
de la municipalidad, despojándole de forma ilegal y arbitraria de su trabajo, por
razones exclusivamente políticas. Expone que ante ese escenario hostil y de
permanente hostigamiento en su trabajo se vio en la necesidad de presentar
nuevamente licencias médicas y ser evaluada por un siquiatra, quien le recetó
medicamentos para controlar sus emociones, reintegrándose a trabajar en marzo,
manteniéndose el maltrato recibido de Spuler y Gómez, quienes no le entregaban lo
que por decreto económico dictado por el Juez Titular me había encomendado,
guardaban todo el trabajo administrativo para realizarlo ellas, escondían timbres de
recepción, números de oficios y causas, con la intención de justificar la causal de su
despido, en ausencia del Juez Titular, quien se encontraba con licencia médica.
Durante un largo periodo de tiempo, y hasta la fecha de su despido, sufrió vulneración
de sus derechos como mujer, madre y profesional, siendo criticada y denostada
públicamente en reiteradas oportunidades, además de ser acosada en su lugar de
trabajo, lo cual se verificó especialmente, durante su permanencia en el Juzgado de
Policía Local.
En cuanto a su remuneración, señala que fue la correspondiente al grado 9 del
escalafón profesionales estaba constituido por: a) sueldo bruto mensual $1.334.718
(un millón trescientos treinta y cuatro mil setecientos dieciocho pesos) y b) bono
cuatrimestral de $1.100.301 (un millón cien mil trescientos un pesos) el cual era
pagado los meses de mayo, junio, septiembre y diciembre de cada año.
En cuanto a indicios de vulneración de sus derechos, refiere los siguientes
antecedentes:
a) Descalificaciones realizadas públicamente, actitud hostil y obstaculización en
su desempeño profesional por parte del Alcalde hasta la fecha de mi despido.
b) La seguidilla de presiones, hostigamientos y acoso laboral del cual fue víctima
por parte de la funcionarias del Juzgado de Policía Local, doña Berta Spuler y doña
Loreto Gómez, actos que se agudizaron con la asunción del nuevo Alcalde de la
comuna, señor Valdivia, que fueron ejecutados contra su persona con el propósito de
conseguir mi renuncia al cargo, o bien, construir una causal para mi desvinculación,
todo, por razones políticas, pues la nueva administración no quería tenerle dentro de
la municipalidad, por ser simpatizante del Alcalde anterior.

CHLRESMJXK
6

c) La ilegalidad del decreto alcaldicio número 353 de fecha 30 de marzo de 2017,


pues en su caso particular solo correspondía poner término a la misma por
vencimiento del plazo, o por medida disciplinaria de destitución como resultado de un
sumario administrativo seguido en su contra.
d) Asunción de funciones del nuevo Alcalde, a partir del 6 de diciembre de 2016,
quien conocía su calidad de partidaria del Alcalde anterior.
e) Vinculación temporal entre la asunción de funciones del señor Alcalde y su
despido.
f) Inexistencia de razones técnicas u objetivas que sustenten o justifiquen
adecuadamente su desvinculación de la municipalidad.
g) Que su despido está motivado exclusivamente por mi tendencia o preferencia
política, la cual es abiertamente conocida por su empleador, desempeñándome como
Jefe de Gabinete del Alcalde anterior, don René Aravena Riffo.
h) La permanencia y habitualidad de las funciones que realizaba en el Juzgado de
Policía Local, las cuales, luego de mi desvinculación, fueron asumidas por la
funcionaría de planta, doña Berta Spuler.
En cuanto a Derecho, cita el artículo 485 del Código del Trabajo, artículos 1°
inciso primero de la Constitución Política de la República y señala que los hechos que
rodearon su despido constituyen vulneración de la garantía del artículo 19 N° 1 de la
Carta Fundamental, derecho a la integridad física y psíquica; N° 4, derecho a la honra,
pues fue descalificada en públicamente, por lo que se sintió gravemente afectada su
honra; y N° 16 en cuanto a la libertad para el trabajo, que prohíbe expresamente
cualquier discriminación que no se base en capacidad o idoneidad personal. Refiere
que el artículo 2 del Código del Trabajo proscribe actos de discriminación y en el caso
en cuestión el despido vulneró su derecho a la libertad de trabajo, por cuanto se le
privó del mismo por motivos que dicen relación con su postura y pensamiento político
al haber sido cercana al Alcalde anterior.
Las prestaciones que demanda son: Indemnización por aviso previo al despido,
por el monto de $1.701.485 (un millón setecientos un mil cuatrocientos ochenta y
cinco pesos); indemnización por años de servicio por 8 años por la suma de
$13.611.880 (trece millones seiscientos once mil ochocientos ochenta pesos);
Indemnización establecida en el artículo 489 del Código del Trabajo equivalente a 11
remuneraciones mensuales de $18.716.335 (dieciocho millones setecientos dieciséis
mil trescientos treinta y cinco pesos); Aumento de indemnización en un 30%, de
acuerdo a lo establecido en el artículo 168 del código del Trabajo, por la suma de
$4.083.564 (cuatro millones ochenta y tres mil quinientos sesenta y cuatro pesos); el
pago de todas las remuneraciones hasta el término de la contrata, a título de lucro
cesante, correspondiente al monto de $14.349.188 (catorce millones trescientos

CHLRESMJXK
7

cuarenta y nueve mil ciento ochenta y ocho mil pesos).


Previas citas legales, solicita que se haga lugar a la demanda y que se ordene
el pago de las prestaciones señaladas, con costas.
TERCERO: Contestación de la denuncia. Que, en tiempo y forma, la
demandada hizo contestación de la denuncia, solicitando su rechazo. Cabe señalar
que previo a ello opuso excepción de incompetencia absoluta, que este sentenciador
rechazare mediante resolución dictada en audiencia preparatoria luego de oír a la
demandante, la cual quedó firme una vez concluida la audiencia, al no haber sido
apelada en tiempo y forma.
Refiere como improcedente la demanda de despido con vulneración de
derechos fundamentales y cobro de indemnizaciones, pues no se ha reclamado la
declaración de relación laboral, la demandante nunca ha solicitado se tenga por
reconocida o se reconozca una relación laboral entre ella y la Municipalidad de
Panguipulli, reconociendo esta misma el vínculo de empleo a contrata. Continua
haciendo presente los hitos de la relación laboral con la actora, desde 2009 en
adelante, señalando que con fecha 15 de noviembre del año 2016 se dicta Decreto N°
712 de la Municipalidad de Panguipulli, que determina la contratación en calidad de
Contrata, Planta Técnicos, Grado 09°, de la ESM, por una jornada de 44 horas, a
doña SOLANGE ANDREA FUENTES ACUÑA, a contar del día 16 de noviembre de
2016 y hasta el 31 de diciembre de 2016; con fecha 22 de noviembre del año 2016 se
dicta Decreto N° 725 de la Municipalidad de Panguipulli, que determina la prórroga de
la Contrata, por una jornada de 44 horas, de la funcionarla de la Planta Técnicos,
Grado 09°, de la ESM, doña SOLANGE ANDREA FUENTES ACUÑA, a contar del día
01 de enero de 2017 y hasta el 31 de diciembre de 2017; y con fecha 30 de marzo del
año 2017 se dicta Decreto N° 353 de la Municipalidad de Panguipulli, que dispone el
término anticipado de la Contrata de doña Solange Andrea Fuentes Acuña, con fecha
17 de abril de 2017.
Argumenta improcedencia de prestaciones pretendidas por la actora, en razón
del vínculo jurídico a contrata que la unía con el municipio, los cuales por norma legal
durarán, como máximo, sólo hasta el 31 de diciembre de cada año y los empleados
que los sirvan cesarán en sus funciones en esa fecha, por el solo ministerio de la ley,
salvo que hubiere sido dispuesta la prórroga con treinta días de anticipación, a lo
menos, siendo el carácter transitorio de los empleos a contrata corresponde a un
elemento esencial de la misma figura, no siendo parte permanente de la dotación
municipal.
En cuanto al contexto Laboral y los hechos que motivaron el despido, refiere
que en base a ello con fecha 30 de marzo de 2.017, se dicta el decreto Alcaldicio N°
353, el cual dispone el término anticipado de la contrata, el cual en su parte

CHLRESMJXK
8

considerativa, fundamenta en el mismo acto administrativo los motivos que llevaron a


poner fin a su contrata, a saber se señalan los siguientes motivos:
1. La asignación de funciones efectuadas por el Juez Titular del Juzgado de
Policía Local de Panguipulli de fecha 09 de diciembre de 2016, a través del Libro de
Decretos Económicos del Juzgado de Policía Local.
2. Que, la precitada asignación de funciones le entregó a doña Solange Andrea
Fuentes Acuña la labor de Oficial 3 o y, le encomendó principalmente, la de
implementar y resguardar el sistema informático del Juzgado de Policía Local,
realizando los ingresos de datos en el programa que licite la Municipalidad de
Panguipulli.
3. Que, el programa informático para el Juzgado de Policía Local no ha sido
licitado por la Municipalidad de Panguipulli.
4. Que no ha sido consignado en el presupuesto municipal período 2.017,
aprobado por Decreto N°1 de fecha 03 de enero de 2017, la implementación de
cualquier sistema informático para el Juzgado de Policía Local.
5. Que dentro de la planificación de esta administración, no se encuentra
contemplada la implementación de dicho programa.
6. Que, además de la labor principal, las demás funciones de apoyo en la
tramitación de causas que le fueron asignadas a doña Solange Andrea Fuentes
Acuña, en atención a la optimización de recursos de personal no serán cubiertas por
un nuevo funcionario que venga a reemplazar a la referida funcionaría, siendo estas
absorbidas por una funcionada de planta, doña Berta Spuler Pacheco Escalafón
Administrativos grado 09° de la EUS.
7. Que, las funciones actuales que desempeña doña Solange Andrea Fuentes
Acuña pueden ser perfectamente provistas de forma interna considerando el actual
número de funcionarios de planta que se desempeñan en el Juzgado Policía Local.
Señala que en caso alguno se hizo una desvinculación ilegal, arbitraria o
abusiva, mucho menos fundada en criterios políticos, acusación ante la cual hace
presente que ha quedado demostrado que el gobierno del actual Alcalde don Rodrigo
Valdivia, es un gobierno transversal, mucha gente de su confianza que ingresó a la
administración pertenece a un conglomerado político opuesto, a modo de ejemplo el
jefe del departamento de caminos es militante inscrito de Renovación Nacional (el
Alcalde es militante del Partido Socialista, bloque opuesto), el anterior administrador
municipal — cargo de exclusiva confianza del Alcalde- lo detentó en esta
administración el Sr. Marcelo Águila, quien se desempeñó como jefe de SECPLAN —
cargo de confianza- en el gobierno anterior del Alcalde Aravena, siendo hombre de
confianza de este último, por lo tanto, malamente se puede acusar de que existe en la
actual administración una persecución política o ideológica en contra de determinadas

CHLRESMJXK
9

personas.
Argumenta que el decreto que dispone el término anticipado de la contrata,
cumple con todos y cada uno de los requisitos establecidos por la Ley 18.883, y el
dictamen de la Contraloría N°87.500 del 2.016, dictamen en el que el órgano contralor
en uso de sus atribuciones constitucionales y legales, ha estimado necesario impartir
instrucciones y fijar criterios en relación con la confianza legítima, la no renovación y el
término anticipado de los empleos a contrata, los cuales fueron observados y
respetados en el decreto de término anticipado de la contrata.
Respecto de los Indicios de Vulneración, refiere que en primer término la
demandante nunca perteneció al escalafón de profesionales. Continua haciendo
presente que la actora basa la totalidad de sus argumentos sólo en rumores y
erróneas apreciaciones respecto del actuar de determinadas personas a las que
señala como responsables de acosarla laboralmente, dando por cierto que las
intenciones del Alcalde Valdivia al -supuestamente- criticarla, descalificarla y
denostarla en la época en que éste fue Concejal, tenían como único objetivo provocar
molestia en el Sr. Aravena Riffo, sin siquiera hacer un análisis responsable y serio de
las circunstancias descritas, lanzándose derechamente a querer establecer una
relación de causalidad entre la conducta de un ex concejal y la reacción emocional de
un ex Alcalde, donde ella se sitúa como eje central en la relación causa-efecto; añade
que no existe antecedente objetivo alguno que respalde los supuestos que refiere la
Sra. Fuentes y en relación a la nota periodística mencionada por la demandante,
señala que es la misma entrevista de fecha 22 de julio de 2015 publicada en un
electrónico local, por la cual el Sr. Alfonso Niemann Aguirre presentó querella en
contra del Sr. Rodrigo Valdivia Orias, nota que fue reproducida íntegramente en la
Causa RUC N° 1510044429-9/RIT N° 1046-2015 del Juzgado de Garantía de
Panguipulli, por la cual resultó ABSUELTO el actual Alcalde de la Comuna, sin
lograrse establecer su responsabilidad por el delito de injurias graves que intentaba
perseguir el querellante.
La Sra. Fuentes describe además otro episodio que intenta vincular a su
supuesto “despido’’ y que dice relación con el enfrentamiento que tuvo con un ex
Concejal UDI, Sr. Osvaldo Riedemann Vázquez, quien se identificó por los casi 8 años
en que fue edil de la comuna el Sr. Aravena con la administración de éste, ya que
pertenecía al mismo conglomerado político del ex Alcalde. Respecto de este episodio,
en la Municipalidad de Panguipulli existe efectivamente un registro (en la Oficina de
Partes) de una actuación en la que 5 de los 6 concejales en ejercicio del periodo
2012-2016, solicitaron formalmente al Alcalde Aravena, con fecha 19 de mayo de
2016 y con copia a la Contraloría Regional de Los Ríos, la instrucción de un proceso
disciplinario para determinar si la Sra. Fuentes había desatendido sus obligaciones

CHLRESMJXK
10

funcionarias de realizar sus labores con esmero y cortesía y de observar una conducta
social acorde a la dignidad de su cargo, toda vez que el día 17 de mayo de 2016,
según los concejales de la comuna, la Sra. Fuentes “frente a funcionarios y
ciudadanos” (según reza la misiva) había increpado con una absoluta falta de respeto
” al Sr. Riedemann “tratándolo de poco hombre...) saliendo incluso al exterior del
edificio municipal gritando y vociferando. Señala la Sra. Fuentes que lo relatado en la
citada carta fue inventado, situación que no se ha podido verificar hasta el día de hoy
ya que el Alcalde Aravena hizo caso omiso de la denuncia contenida en la carta. Sin
embargo, si el Alcalde Valdivia hubiese tenido la intención de perjudicar a la Sra.
Fuentes, perfectamente pudo haber activado la solicitud contenida en la citada carta
para someter a la funcionaría a un proceso disciplinario, considerando que la
responsabilidad administrativa prescribe en 4 años, por lo que debe descartarse
cualquier animadversión del Sr. Alcalde para con la Sra. Fuentes. La Sra. Fuentes
señala que en el mes de octubre del año 2016 -mes de las elecciones municipales- su
salud mental se encontraba deteriorada producto de supuestos ataques del Sr.
Valdivia, sin que existiera un solo reclamo formal al respecto en la Municipalidad,
cuestión que no consta en ningún antecedente. Hace presente situaciones en que la
demandante denosta a colegas y asociaciones de funcionarios.
Relativo a la llegada de la actora al Juzgado de Policía Local, refiere que si bien
existía una petición del Juez de Policía Local, Sr. Patricio Thomas Soto, dirigida al
Alcalde Aravena con fecha 09 de noviembre de 2016, exponiendo la necesidad de
contar con un nuevo funcionario para hacerse cargo de un sistema informático al
interior de dicha unidad, resulta extraño que la máxima autoridad comunal de la época
decidiera enviar a la Sra. Fuentes a una nueva dirección, sin atender su estado
psicológico que pudiera haberse visto aún más afectado al ser traslada desde un lugar
plenamente conocido a uno totalmente nuevo y ajeno a su preparación técnica. En tal
sentido y luego de conocida la derrota en las elecciones municipales del año 2016, el
Alcalde Aravena dispone una seguidilla de actos administrativos orientados a cambiar
de lugar a la Sra. Fuentes para impedir futuros cambios, toda vez que de acuerdo a la
letra ñ) del artículo 65 de la Ley N° 18.695, el acalde requiere acuerdo de concejo
para readscribir o destinar a otras unidades al personal municipal que se desempeñe
en los Juzgados de Policía Local. Señala que si el Alcalde Valdivia hubiese querido
iniciar una persecución hacia la Sra. Fuentes, hubiera dispuesto su destinación -previo
acuerdo de Concejo- a un nuevo lugar, situación que no aconteció porque la máxima
autoridad comunal jamás tuvo ni ha tenido la intención de perjudicar a la demandante,
respetando lo ordenado en el Decreto N° 2959, de fecha 15 de noviembre de 2016.
Finalmente y previo a dejar su cargo como Alcalde de la Comuna, el Sr.
Aravena instruye otorgar a la Sra. Fuentes la jornada laboral de 44 horas semanales

CHLRESMJXK
11

bajo la modalidad a contrata, lo que consta en Decreto N° 712, de fecha 15 de


noviembre de 2016 y luego ordena prorrogar la contrata de la demandante, según
consta en memorándum N° 152/16, de fecha 14 de noviembre de 2016, elaborado por
la Sra. Fuentes (tal como lo revelan las iniciales de responsabilidad contenidas en el
memo) y por el cual se le exige a la Encargada de Recursos Humanos eliminar
respecto de determinados funcionarios, la cláusula “hasta que sean necesarios sus
servicios”, buscando con ello limitar las facultades que por ley le han sido asignadas a
los Alcaldes en relación al recurso humano y a la organización interna municipal.
Señala que la Contraloría, previo requerimiento del Alcalde Valdivia, lejos de hacer un
juicio de valor respecto del actuar del Sr. Aravena respondió que aquello estaba
dentro de las facultades de un Alcalde, así como también es facultad de la máxima
autoridad comunal poner término anticipado a las contratas, cuando existan motivos
fundados para hacerlo, teniendo especial consideración al carácter transitorio con que
la ley ha dotado a dicha modalidad de contratación.
Respecto de los presuntos hostigamientos al interior del Juzgado de Policía
Local, la Sra. Fuentes asegura que la Srta. Loreto Gómez es asesora del actual
Alcalde, pero omite deliberadamente la circunstancia de que la Secretaria Abogada
del Juzgado de Policía Local llegó al municipio precisamente gracias al ex Alcalde
Aravena, en un primer momento como funcionaría a honorarios de la Municipalidad y
luego como funcionaria de exclusiva confianza del ex Alcalde, ocupando el cargo de
Asesor Jurídico en la planta municipal y siendo la Srta. Gómez funcionaría de planta
en la Municipalidad de Panguipulli, se da por establecido que no forma parte del
equipo de confianza del actual Alcalde, en los términos que señala la LOC de
Municipalidades; y, si alguna vez le ha correspondido actuar como Asesor Jurídico
Subrogante, en la actual administración comunal, ha sido precisamente gracias a un
decreto dictado por el ex Alcalde Aravena quien la designó como asesora jurídica
subrogante desde el mes de noviembre del año 2013, situación que no ha sido
modificada hasta la fecha, a pesar de que la Srta. Gómez habría solicitado dejar tal
función en atención a la carga laboral que mantiene, ya que también se desempeña
constantemente como Directora de Control Interno Subrogante, de acuerdo a un
orden de prelación igualmente ordenado por el Alcalde Aravena. A mayor
abundamiento, cabe señalar que la administración del Alcalde Aravena no accedió a
la solicitud de la Srta. Gómez tendiente a abandonar la subrogación de la dirección
jurídica, ya que de acuerdo a lo señalado por el asesor jurídico externo del ex Alcalde
Aravena (Sr. Gary Venegas), en el mes de abril del año 2016, la Srta. Gómez no tenía
más alternativa que actuar como asesor jurídico de los Alcaldes de la comuna, al no
existir en la planta municipal otra profesional que tuviera la investidura de abogado
habilitado para cumplir con dicha función, es decir, la circunstancia de ser asesor de

CHLRESMJXK
12

un Alcalde no es algo que quede al mero arbitrio o simpatía política de la Srta. Gómez,
quien debe cumplir con un deber institucional. A modo de conclusión, lo único real y
objetivo es que la Srta. Gómez fue parte de la administración comunal anterior,
comenzando su carrera funcionaría bajo el alero del ex Alcalde; por tanto, resulta
ilógico llegar a pensar que una funcionaria que formó parte del equipo de confianza
del Sr. Aravena (según consta en varios actos administrativos), haya sido utilizada
como un mero instrumento para acosar a la Sra. Fuentes, en razón de su filiación
política. Es más, de acuerdo a los registros existentes en el Depto. de Recursos
Humanos, queda de manifiesto que todas las solicitudes de la Sra. Fuentes para
ausentarse de sus funciones -por ejemplo, con motivo de un permiso administrativo-
se encuentran debidamente autorizadas y firmadas por la Srta. Gómez quien, en caso
de haber mantenido una actitud hostil hacia la demandante, se habría esmerado en
frenar y dificultar sus salidas verificadas durante el año 2017. Conforme a todo lo
expuesto precedentemente, resulta imposible pensar que dos funcionarlas de planta,
como son la Sra. Spuler y la Srta. Gómez, quienes además detentan la función de ser
Ministros de Fe del Juzgado de Policía Local, se encuentren mandatadas, como
simples títeres, para hacerle la vida imposible a la Sra. Fuentes. En los años de
trayectoria del Juzgado de Policía Local -más de 45 años- jamás se había denunciado
una situación de tal especie donde se intenta fundar un presunto acoso laboral en
hechos relacionados incluso con la botánica. Asimismo, es menester señalar que la
Sra. Fuentes nunca fue despojada de las labores que le habían sido encomendadas
por decreto económico, ya que no existe constancia alguna de que la Srta. Gómez
haya dispuesto una revocación de las funciones previamente asignadas por el Juez
Titular, ya que las instrucciones se deben dejar sin efecto de la misma forma en que
han sido ordenadas. Tampoco es efectivo que se le hayan escondido a la Sra.
Fuentes timbres o material de trabajo, toda vez que durante los meses de enero,
febrero y marzo existen registros de documentos recibidos por la la Sra. Fuentes
donde claramente aparece el timbre institucional del Tribunal, cosa que difícilmente
hubiera ocurrido estando éstos escondidos. No obstante, cabe hacer presente que los
timbres de “Juez” y/o “Secretaria” son utilizados sólo por quienes desempeñan dicha
función, lo que resulta evidente por el tipo de responsabilidad que conlleva tal labor.
Antes de terminar, imprescindible se vuelve recordar que la Sra. Fuentes llegó al
Juzgado de Policía Local para hacerse cargo de un sistema comunicacional que
supuestamente se iba a implementar en el periodo alcaldicio del Sr. Aravena, cosa
que finalmente nunca se concretó, ya que el mismo Alcalde Aravena en el proyecto de
Presupuesto Municipal para el año 2017, aprobó $ 0.- (cero peso) para la
implementación del software que sería destinado para el juzgado de policía local, que
a diferencia de los juzgados pertenecientes al Poder Judicial no tiene la obligación de

CHLRESMJXK
13

digitalizar los expedientes ni de contar oficina virtual para la recepción de escritos. Por
último, resulta extraño que el Juez Titular se haya desapegado del celo que lo
caracteriza en el ejercicio de su función, revelando supuestas conversaciones
sostenidas con el actual Alcalde, en el marco de una reunión formal, donde el Sr.
Valdivia habría acusado a la Sra. Fuentes de participar en reuniones de carácter
político, lo cual es totalmente legítimo si se verifican fuera del horario laboral,
careciendo de sentido lo argumentado por la demandante.
Respecto del supuesto despido vulneratorio de derechos fundamentales,
señala que la demandante tampoco señala de qué manera y en base a que hechos
puntuales ve mermado su derecho a la honra, tampoco acredita de qué manera se vio
afectada su integridad psíquica, no existe un diagnóstico de un especialista al
respecto. Respecto a los dichos de la contraria de la supuesta transgresión del
artículo 19 N° 16 de nuestra Constitución, cabe recordar lo expuesto con anterioridad
en relación a los funcionarios ligados a la administración y a tiendas políticas
antagónicas a la del Alcalde, y que sin embargo actualmente gozan de cargos de
exclusiva confianza y de gran responsabilidad, con lo cual evidentemente se
desvirtúan los dichos de la contraría. Reitera que no existió un trato vejatorio ni menos
discriminatorio en contra de la demandante, y que lo que se busca con la acción
interpuesta no es más que una forma de buscar una indemnización que no se condice
con el mérito de los hechos y el derecho ya descritos. En síntesis, no ha existido
ningún acto ilegal, arbitrario o vulneratorio de ninguna garantía de las reconocidas por
la constitución por parte del Municipio en contra de la demandante, se dictó un acto
administrativo fundado y ajustado a derecho, el cumplió con todos y cada uno de los
requisitos establecidos por la Contraloría General de La República en dictamen
N°87.500 y en la ley.
Argumenta la improcedencia de las indemnizaciones reclamadas, por no
haberse verificado vulneración de Derechos o por no existir en la especie una relación
laboral regida por el Código del Trabajo.
En su petitorio solicita que el Tribunal declare: Que el vínculo jurídico que unió
a las partes al momento de terminado el vínculo contractual fue exclusivamente de
empleado a contrata de Ley N°18.883; Que al no haberse declarado ni existido la
relación laboral, a la demandante no le corresponden los ítem de prestaciones que
demanda, propias del derecho laboral; Que el cese de la contrata del actor se produjo
de conformidad a la Ley N°18.883, Estatuto Administrativo para funcionarios
municipales y a las instrucciones impartidas por la Contraloría General de la
República; Que, el término de esta contrata no fue atentatorio a los derechos
fundamentales que se citan en la denuncia; Que en consecuencia no resulta
procedente el pago de las indemnizaciones y las prestaciones reclamadas; Que en

CHLRESMJXK
14

consecuencia, se rechaza la denuncia de tutela laboral; Que se condene en costas a


la denunciante o demandante y, que se exonere al pago de ellas a la demandada; O
lo que el Tribunal estime pertinente en atención al mérito de autos.
CUARTO: Hechos pacíficos y a probar. Que, en audiencia preparatoria
celebrada con fecha veintiuno de agosto de dos mil diecisiete, el Tribunal, luego de oír
a la parte demandante, rechazó excepciones que fueren opuestas por la parte
demandada y luego llamó a las partes a conciliación, la que se tuvo por frustrada.
Conforme al mérito de los escritos fundamentales de la discusión, los hechos
pacíficos no controvertidos que fueren determinados en aquella oportunidad son:
- Que la parte demandante y demandada se encontraban vinculadas por una relación
contractual a contrata.
- Que la citada relación contractual fuere prorrogada mediante Decreto N° 725, de
fecha 22 de noviembre de 216, a contar del día 01 de enero de 2017 y hasta el día 31
de enero de 2017.
- Que con fecha 30 de marzo de 2017 se dictó el Decreto N° 353, de la Ilustre
Municipalidad de Panguipulli, que dispuso el término anticipado de la contrata descrita
precedentemente.
Los hechos que el tribunal ordenare que fueran probados corresponden a los
siguientes:
1. Efectividad de haber obedecido el término de la relación contractual, que
vinculase a la demandante con la demandada, a una discriminación por
motivos políticos o por motivos de tendencia política.
2. Remuneración que percibía mensualmente la demandante.
3. En el caso de la afirmativa de la efectividad del hecho descrito en el punto
primero, afectación y/o perjuicios ocasionados por ello a la demandante.
QUINTO: Prueba de la parte denunciante. Que, en audiencia de juicio,
procedió la parte denunciante a incorporar la prueba que a continuación se refiere:
Documental:
1. Decreto N° 725, de fecha 22 de noviembre de 2016, materia: prorroga cargo a
contrata, del contrato de la demandante, a contar del 1 de enero de 2017 y
hasta el 31 de diciembre de 2017.
2. Decreto N° 353, de fecha 30 de marzo de 2017, materia: dispone término
anticipado de contrata.
3. Decreto N° 3915, de fecha 03 de diciembre de 2012, materia: dispone
anotación de mérito para funcionarios que indica, entre ellos, la demandante,
por colaboración aportada para el éxito en proceso eleccionario 2012.
4. Hoja de anotaciones de mérito de la demandante, en la cual consta anotación
referida precedentemente.

CHLRESMJXK
15

5. Periodo de calificaciones del 01 de septiembre de 2009 al 31 de agosto de


2010, nota 7, lista de calificación 1.
6. Periodo de calificaciones del 01 de septiembre de 2010 al 31 de agosto de
2011, nota 7, lista de calificación 1.
7. Periodo de calificaciones del 01 de septiembre de 2011 al 31 de agosto de
2012, nota 7, lista de calificación 1.
8. Periodo de calificaciones del 01 de septiembre de 2012 al 31 de agosto de
2013, nota 7, lista de calificación 1.
9. Periodo de calificaciones del 01 de septiembre de 2013 al 31 de agosto de
2014, nota 7.
10. Periodo de calificaciones del 01 de septiembre de 2014 al 31 de agosto de
2015, nota 7, lista de calificación 1.
11. Periodo de calificaciones del 01 de septiembre de 2015 al 31 de agosto de
2016, nota 7, lista de calificación 1.
12. Registro de licencias médicas años 2009 a 2017, constan 12 licencias, por un
total de 149 días.
13. Copia oficio de fecha 08 de noviembre de 2016 del Sr. Patricio Thomas, juez
Titular del Juzgado de Policía Local de Panguipulli a don Rene Aravena Riffo,
Alcalde de Panguipulli, por el cual solicita implementación de sistema
informático, equipamiento, capacitación y un funcionario para la
implementación del mismo.
14. Impresión el diario electrónico ”Eldiariopanguipulli.cl”, de fecha 22 de
julio de 2015, en el cual se reportan dichos del concejal Rodrigo Valdivia Orias,
denunciando remuneraciones millonarias al interior de la Municipalidad de
Panguipulli. En el titular se consigna: “Mediante doble contrato y a honorarios
CONCEJAL RODRIGO VALDIVIA ASEGURÓ QUE FUNCIONARIOS
“REGALONES” DEL ALCALDE RENÉ ARAVENA GANAN “SUELDOS
MILLONARIOS” EN LA MUNICIPALIDAD DE PANGUIPULLI”. En el cuerpo del
reportaje se consigna: “Su total rechazo a lo que calificó como “sueldos
millonarios” dio a conocer el Concejal Rodrigo Valdivia Orias en referencia a las
remuneraciones que perciben algunos funcionarios contratados a Honorarios y
a Contrata, hay un caso con doble contrato, en la Municipalidad de Panguipulli.
Valdivia fundamenta sus dichos amparado en las declaraciones del Alcalde
Aravena en relación al Informe de Contraloría que según el concejal “ratificó la
denuncia en el sentido de que la Municipalidad de Panguipulli había realizado
contratos por cerca de 3000 millones de pesos sin el Acuerdo de Concejo”.
Agrega Valdivia que Aravena en sus descargos lo culpó a él señalando:
“Gracias a la denuncia del Concejal Valdivia a la Contraloría se nos hace

CHLRESMJXK
16

imposible contratar más personas para dar cumplimiento a nuevas labores en


beneficio de la comunidad con el consiguiente perjuicio para jóvenes que
podrían disponer de estos cargos aportando a la economía familiar y que
gracias al concejal Valdivia muchas familias no podrán llevar el pan a sus
hogares”. Valdivia responde a Aravena afirmando que “¡eso es completamente
falso!. Nosotros no decidimos las contrataciones”. “El concejal asegura que
“hemos llegado a la conclusión, con el resto de los colegas concejales, que hoy
día tenemos seis funcionarios privilegiados en la Municipalidad de Panguipulli,
que tienen “sueldos millonarios”, que no existen en otras municipalidades, y
que ojalá cualquier funcionario quisiera ganar esta plata. Estoy hablando que la
suma de los sueldos de estos funcionarios bordea los 90 millones de pesos
anuales, lo que es obviamente impresentable para una comuna pobre como
Panguipulli, y sobre todo cuando todas las semanas nos llegan tantos
requerimientos de ayuda social al concejo, y el Alcalde dice que no tenemos
recursos. Eso a uno le produce una tremenda desesperación, a su vez se trata
de una injusticia porque esos recursos podrían ser destinados no a
sobresueldos o sueldos millonarios, sino que deberían ser entregados a
familias vulnerables que tanto lo requieren”. A continuación se hace presente
que Valdivia da a conocer remuneraciones de funcionarios y sobre la
demandante señala: “Solange Andrea Fuentes Acuña, Secretaria Ejecutiva
Computacional, cargo o función: Jefa de Gabinete, Grado 10, percibe una
remuneración bruta mensual de $1.346.410, cifra que se desglosa mediante
una relación laboral a Contrata por $549.381 y otro contrato a Honorarios por
$797.029, a lo que hay que sumar el pago de viáticos, que en el caso del mes
de junio de 2015 alcanzaron a $24.630, en la modalidad a Contrata. Ambos
contratos correspondientes al periodo 01 de enero al 31 de diciembre de 2015.
Total anual $16.156.920, sin considerar viáticos”. Continúa con una declaración
de don Rodrigo Valdivia del siguiente tenor: “Lo que queremos decir nosotros
es lo siguiente: independiente que el Alcalde Aravena tenga las facultades de
contratar a quien quiera, lo que no vamos a aceptar es que nos culpe a
nosotros de la falta de recursos en la municipalidad para ir en ayuda social
como él dice en la respuesta que da con respecto a la Contraloría, sino que él
tiene que hacerse responsable de que esos contratos millonarios obedecen
justamente a un tema interno de él, de amistades que él tiene con ciertos
funcionarios que seguramente le hicieron la campaña. La gente de Panguipulli
tiene que saber que no es por culpa de los concejales que no haya plata para
contratar mano de obra adicional para que lleven el pan a su casa como dice el
Alcalde Aravena, sino que obviamente es por los altísimos sueldos que hoy día

CHLRESMJXK
17

está pagando a estos funcionarios “regalones” que no se justifican, por lo


menos para mí no están rentabilizados ninguno de esos contratos de los
lobbistas, menos de los periodistas entre comillas de la municipalidad, y menos
de una jefa de gabinete que hoy día no sabemos si es jefa de gabinete o
candidata a concejal”. Finalmente, en lo pertinente a la demandante refiere “La
Jefa de Gabinete del Alcalde tiene dos sueldos, uno de Contrata y otro de
Honorarios, los dos suman $1.350.000, aproximadamente. No la vemos nunca
como Jefa de Gabinete, está más en terreno con el Alcalde, entiendo que es
candidata a concejala. Pero nos interesa mucho que ella cumpla sus contratos
porque para eso se le está pagando con plata pública”.
15. Impresión el diario electrónico “somosnoticia.cl”, de fecha 18 de
noviembre de 2016, en la cual Alcalde electo Rodrigo Valdivia denuncia que
Alcalde saliente René Aravena Riffo instruyó prórroga de contratas de 31
funcionarios hasta el 31 de diciembre de 2017, entre los que se encuentra la
demandante, eliminando la expresión “mientras sean necesarios sus servicios”,
dejando “amarradas” dichas contrataciones por un año más. El titular señala:
“Alcalde Electo Rodrigo Valdivia: “No es ético que el Alcalde René Aravena a
días de dejar su cargo deje amarrados con contratos millonarios a sus
funcionarios regalones, pagando favores políticos”. En el artículo se hace
presente que el saliente Alcalde Aravena además solicitó que se elimine de sus
respectivos Decretos y/o Contratos, la expresión: “Mientras sean necesarios
sus servicios”, lo que eliminaría la posibilidad, de que el nuevo Alcalde Electo,
Rodrigo Valdivia, pueda caducar estas contrataciones antes de la fecha
estipulada, dejando amarradas estos contratos hasta el 31 de diciembre del
2017. Ósea, por 1 año más”. En el artículo figura la siguiente declaración del
Alcalde electo don Rodrigo Valdivia Orias: “No es ético que el Alcalde Aravena,
a días de dejar su cargo, deje “amarrados” con contratos millonarios a sus
funcionarios regalones para pagar favores políticos, razón por la cual, me ha
obligado a pedir un pronunciamiento a la Contraloría Regional, ante esta
posición soberbia y desesperada del Alcalde Aravena, que solo busca
entorpecer a la nueva administración y no permite contratar nuevos
trabajadores que siendo de Panguipulli, también merecen trabajar en la
Municipalidad y poder desarrollar sus talentos con sueldos dignos, y nunca
millonarios con amarres truchos e indignos como ha sido la tónica de la actual
administración de René”… Sé, que no todos los funcionarios de ese listado
estaban de acuerdo con el Alcalde Aravena, de haber sido incorporados en ese
memorándum y sé también que sólo fueron incorporados para que parezca una
lista transversal y poder de esta manera encubrir a los “regalones” por todos

CHLRESMJXK
18

conocidos, quienes pese a no ser queridos por la ciudadanía, persisten en


permanecer amarrados sin ningún decoro, ni manifiesto servicio público, pues
todos sabemos que solo los mueven los privilegios de las dobles
contrataciones, sueldos y sobresueldos, cuantiosas horas extraordinarias,
razón por la cual, con nuestros abogados también estamos trabajando en un
Recurso de Protección en contra de todos los que resulten responsables de
esta arbitrariedad y también en su debido momento contrataremos una
“Auditoria Externa a la Municipalidad de Panguipulli” para transparentar la
gestión financiera y administrativa de los 8 años del Alcalde, René Aravena y el
despilfarro que hizo con los recursos fiscales en el pago de sueldos millonarios,
dejando de lado las enormes necesidades de ayuda social, de tantas familias
de nuestra querida comuna”, sentenció la autoridad”.
16. Decreto económico N° 21, del año 2016, del Juzgado de Policía Local de
Panguipulli, que señala las funciones en específico que debía cumplir la parte
demandante doña Solange Fuentes Acuña, siendo éstas labores de oficial 3°,
subrogancia de secretaría cuando el Juez lo ordene. Encargada de
implementar y resguardar el sistema informático del Juzgado de Policía Local,
realizando los ingresos de datos en el programa que licítela Municipalidad de
Panguipulli y digitalizar todos los expedientes, fojas y documentos que se
deban enviar a los Tribunales Superiores de Justicia y demás instrucciones que
el juez titular le ordene. También deberá apoyar especialmente la tramitación
de causas sobre infracciones a la ley de Alcoholes y similares, a las
ordenanzas municipales, realizar atención de público, apoyar la recepción de
partes y oficios y enviar las órdenes de reclusión y antecedentes al registro de
multas impagas. Le corresponderá igualmente la transcripción de proyectos de
resoluciones y fallos que determine el juez.
17. Oficio N° 448, de fecha 11 de abril de 2017, de don Patricio Thomas
Soto al señor Alcalde don Rodrigo Valdivia Orias; en que se manifiesta la
situación de dos funcionarias de su Juzgado, entre ellas la circunstancia de
haberse desvinculado a doña Solange Fuentes Acuña y Álvaro Castro,
solicitando la reincorporación de los mismos o en su defecto la contratación de
nuevos funcionarios para el Juzgado de Policía Local. Quien lo suscribe
expone: “En mi calidad de juez titular, puedo advertir que la medida adoptada
no se condice con los estándares de las normas legales recién citadas y, por
ende, carece de fundamento, primero porque el Tribunal no tiene suficientes
funcionarios… y segundo porque ambos funcionarios desvinculados se
encuentran excelentemente evaluados por la jefatura titular y por los usuarios
que han acudido frente al juez”. Respecto a la situación de la demandante, el

CHLRESMJXK
19

Juez Sr. Thomas expone además “Por su parte, en el decreto de término


anticipado de contrata de doña Solange Fuentes, que ha sido firmado por el Sr.
MIlling en su calidad de Alcalde subrogante, se estipula liviana e
irresponsablemente que las funciones de dicha funcionaria serán asumidas por
la oficial 1° del Juzgado (Sra. Berta Spuler). Y digo liviana e
irresponsablemente, primero, porque tal estipulación va contra un decreto
económico vigente de este Tribunal sobre asignación de funciones, dictado por
este Juez Titular; segundo, porque alguien que no es el director del
departamento (Juez Titular de Policía Local) toma una decisión sobre lo que
hará o no harán los funcionarios bajo la dirección de este juez y cuyas
funciones están reguladas por un decreto económico vigente…; tercero, porque
hoy la falta de recursos humanos y tecnológicos en un juzgado de Policía Local
va en desmedro de los propios ciudadanos; y, cuarto, porque sencillamente la
medida carece de todo fundamento legal, es decir, se desconoce la causa o
motivo que –por ley- debe sustentar todo acto administrativo”. Se hace
presente además que la medida causará retardo en el conocimiento y fallo de
causas “teniendo presente no solo que se desvincula a dos funcionarios
capacitados para sus funciones, sino que además la Secretaria Titular se
encuentra con un evidente y avanzado estado de embarazo, por lo que
naturalmente es esperable se ausente durante un período largo de tiempo,
circunstancias en las cuales la oficial 1° (Sra. Berta Spuler) debiera subrogar la
secretaría y no las labores de quienes le seguían en orden de jerarquía
decreciente. El Juez Sr. Thomas hace presente además su preocupación
respecto de que la decisión consignada en el decreto de término de contrato de
la actora, relativa a que su cargo no será cubierto por ningún nuevo funcionario.
Hace presente además que con la desvinculación de Fuentes y Castro se
disminuyó de 7 a 5 el número de funcionarios y de 4 a 2 el número de
funcionarios tramitadores.
18. Decreto económico N° 3 del año 2017, del Juez Titular del Juzgado de Policía
Local de Panguipulli, don Patricio Thomas Soto, redistribuyendo funciones de
funcionarios atendida la disminución de planta y negativa del Municipio en
orden a aumentar la dotación.
19. Decreto económico N° 4 de 2017, del Juez Titular del Juzgado de Policía Local
de Panguipulli, don Patricio Thomas Soto, redistribuyendo funciones de
funcionarios atendida la disminución de planta y negativa del Municipio en
orden a aumentar la dotación.
20. Decreto económico N° 5 de 2017, del Juez Titular del Juzgado de Policía Local
de Panguipulli, don Patricio Thomas Soto, redistribuyendo funciones de

CHLRESMJXK
20

funcionarios atendida la disminución de planta y negativa del Municipio en


orden a aumentar la dotación.
21. Oficio N° 893, de fecha 04 de julio de 2017, de don Patricio Thomas Soto a la
Corte de Apelaciones de Valdivia, en que se señala los inconvenientes en el
funcionamiento del Juzgado de Policía Local y explica el retraso en el informe
que debe evacuar ese Juzgado a la Corte, por la disminución de funcionarios
tramitadores de causas de 6 a 2, por decisión de autoridad edilicia y razones de
salud de funcionarios.
22. Informe de Contraloría N° 6842, de fecha 29 de diciembre de 2016, sobre
supuestas irregularidades en la prórroga de las contrataciones de personal a
contrata y honorarios para el año 2017 en la Municipalidad de Panguipulli, que
descarta ilegalidades en el hecho denunciado referido a la prórroga de la
contrata de funcionarios, entre los que se cuenta la demandante, eliminando la
mención “o hasta que sean necesarios sus servicios”, desestimando los hechos
denunciados.
23. 03 recetas médicas de ansiolíticos, de fechas 10 de abril de 2017, 09 de mayo
de 2017 y 05 de junio de 217; emitidas por el Médico Psiquiatra Fernando
Beltrán a la demandante.
24. Certificado médico emitido por el doctor Víctor Capraro, médico tratante en la
comuna de Panguipulli, respecto de la demandante, refiriendo diagnóstico de
jaqueca generalizada por angustia derivada de stress laboral.
Otros medios de prueba:
1. Set de 03 imágenes, correspondientes a fotografías de las plantas
ornamentales señaladas en el texto de la demanda.
Testimonial:
1. Declaración de don Patricio Thomas Soto, Juez de Policía Local de
Panguipulli, quien vertiese que conoce a la demandante Solange Fuentes, fue
funcionaria del Juzgado de Policía Local de Panguipulli hasta aproximadamente
el 10 de abril de 2017, pero fue separada de funciones en marzo,
comunicándole el término de contrata, obligándosele a tomar sus vacaciones;
que ella ingresó a la Municipalidad el 2008 como Jefe de Gabinete del Alcalde
electo René Aravena Riffo, y posteriormente él personalmente requirió al
Alcalde la implementación de un sistema informático al juzgado y de un
funcionario encargado de ello y apoyo en funciones ordinarias del Tribunal,
ante lo cual en noviembre de 2016 le envía a Solange Fuentes, con cuya
llegada redistribuyó las funciones de los funcionarios del Tribunal. Luego de
eso comenzaron a aparecer cosas en la prensa, ante las elecciones
municipales en proceso, en las cuales el Concejal y posterior Alcalde electo

CHLRESMJXK
21

Rodrigo Valdivia denuncia que el Alcalde saliente René Aravena prorrogó


contratas de funcionarios “regalones”, “amarrando” sus contratos para el año
venidero, dando la impresión de denostar a funcionarios; que solicitó una
reunión con el Alcalde, por cuanto había recibido comentarios de fuentes
informales acerca de que iban a sacar a los funcionarios Solange Fuentes y
Álvaro Castro; que la reunión se concretó en enero de 2017, a la que asistió
planteando la situación de sus funcionarios, tal como lo había hecho dos años
antes con el Alcalde anterior, pidiendo la mantención de Álvaro Castro, Miguel
Toledo, quien sería destinado a Inspector Municipal, y Solange Fuentes, pero
ante las peticiones relativas a Castro y Fuentes le cambió la cara al Alcalde, y
su respuesta fue que Solange Fuentes estaba excluida de cualquier posibilidad
de mantención, señalando que había sabido que ella participaba en reuniones
políticas en contra suyo; que posteriormente a la salida, el jefe de gabinete del
Alcalde, Roberto Zambrano, le dijo “es que tú no sabes que Solange participa
de reuniones políticas contra el Alcalde, por lo que su contrata no será
renovada”. Al salir de la reunión se contactó con Álvaro Castro y Solange
Fuentes y les advirtió que no debían de participar de actividades políticas en
circunstancias que era funcionarios de un Juzgado, ante lo cual Solange le
señaló que eso era mentira, cuestión que desconoce si lo era o no. Refiere que
Solange Fuentes trabajaba muy bien, era una funcionaria excelente, a quien
habría calificado con un 7 de haber alcanzado a hacerlo, ya que ella
generalmente cumplía sus requerimientos con anticipación al plazo que se le
otorgaba. Añade que por circunstancias personales de sus funciones como
abogado de la Corporación de Asistencia Judicial y de Juez de Policía Local,
sufrió un cuadro de stress, vinculado también a informaciones informales de
que doña Loreto Gómez estaría lista para sumir como Juez de Policía Local, y
la circunstancia de que con la llegada de la nueva administración había mucho
revuelo político. En razón de ello y además por una amenaza de un
representado presentó una licencia psiquiátrica que lo mantuvo fuera de sus
funciones por cerca de dos meses, período en el cual le comunicaron la
desvinculación de Álvaro Castro y Solange Fuentes; que cuando presentó su
licencia a la en ese entonces encargada de recursos humanos María Paz
Coloma, le comentó que los funcionarios desvinculados estaban bajo la lupa y
formaban parte de una lista de regalones de la anterior administración que
había publicado el Alcalde; que el asesor jurídico de la Municipalidad y Alcalde
subrogante envió a la demandante un decreto de término anticipado de
contrata de Solange Fuentes porque sus funciones no son necesarias y que
aquellas las cumpliría otra funcionaria del Juzgado, Berta Spuler Pacheco,

CHLRESMJXK
22

quien junto a Loreto Gómez le hacía la ley del hielo a Solange Fuentes desde
que asumió el nuevo Alcalde, cuestión que representó al Alcalde y al asesor
jurídico por haber pasado por encima su autoridad en cuanto a la determinación
de cantidad de funcionarios y funciones realizadas por éstos. Afirma que la
última remuneración de la demandante fue de $1.367.000 y fracción y además
un bono pagado cuatro veces al año, PMG, que se pagó en mayo,
correspondiendo dicho pago al primer semestre, pagándosele $1.100.301.-;
que ese bono se ha pagado a todos los funcionarios de la Municipalidad en su
historia; que al volver de su licencia le representó al Alcalde y su asesor jurídico
la situación del Tribunal, porque ante la baja de sus funcionarios se vio
sobrepasado en sus funciones, viéndose obligado a archivar sobre 100 causas
mensuales, por no tener siquiera medios para continuar notificando; que
mediante oficios al Alcalde solicitó la reincorporación de los dos funcionarios
desvinculados o la incorporación de nuevos funcionarios, hasta que se reunió
con el administrador municipal que asumió a mediados de 2017, Claudio Olivo,
quien le envió a una funcionaria nueva, Karen Miller, a quien le fueron
reasignadas las funciones que desempeñaba la demandante el 2 de octubre de
2017. Recuerda que cuando asumió el nuevo Alcalde a fines de 2016, Solange
Fuentes le refirió que Loreto Gómez y Berta Spuler no le hablaban, no le
entregaban los antecedentes para cumplir sus funciones, le quitaban los
timbres, le hacían ley del hielo, cuestión que no le constaba, pero comenzó a
percibir que era cierto por actitudes de Loreto Gómez y Berta Spuler en el
tribunal, no le hablaban, no la saludaban, ante lo cual habló con los
funcionarios del Tribunal, pidiéndoles un ambiente grato de trabajo y que a lo
menos saludaran a Solange Fuentes. Señala que esta última quien se
preocupó del ornato del Tribunal, para lo cual llevó dos plantas, que en algún
momento aparecieron quemadas, secas, señalándole que alguien le había
echado agua caliente, imputándolo a Loreto Gómez y Berta Spuler, cuestión
que no le consta, pero si le consta que es posible que una planta así se queme
con agua caliente. Añade que a Solange Fuentes la desvinculación de la
municipalidad le causó depresión, sabe que estuvo con licencia psiquiátrica,
sintiéndose perseguida en su trabajo, a él incluso le lloró 5 veces cuando la
llamó al orden en cuanto a explicitar su tendencia política y además le consta
su afectación porque habló con ella muchas veces y la notó severamente
afectada. Trató de hacer lo que pudo para mantener la fuente laboral de
Solange Fuentes, pero no dependía de él. Refiere no tener nada en contra de
Loreto Gómez y Berta Spuler, pero cree que fueron partícipes de una situación
de hostigamiento político a la demandante, sabe que ellas tienen relación, sabe

CHLRESMJXK
23

que Berta Spuler tiene parentesco con un informático de la Municipalidad


nombrado por la nueva administración y supo por dichos del abogado de la
plaza Osvaldo Salgado que Rodrigo Valdivia éste le señaló que no tenía
preocupaciones acerca de la falta de experiencia del asesor jurídico Helmuth
Milling, ya que quien estaría detrás de él sería Loreto Gómez, por lo que estima
probable que existe cercanía entre ambas y la nueva administración.
Ante consultas de la parte demandada refiere que por sus propios
sentidos, una vez asumido el Alcalde Valdivia percibió menoscabo en el
contexto de la relación laboral en contra de la demandante, específicamente el
término anticipado de su contrata por ser una actuación de carácter político, por
no existir ninguna razón técnica, cuestión que si le consta. Por decreto
económico, las funciones de Solange Fuentes eran la implementación de un
programa computacional, dedicarse a la tramitación de ley de alcoholes,
transcribir sentencias que él dictase, recibir y despachar oficios, funciones que
hoy desempeña Karen Miller. El programa informático no se encuentra
implementado, pero están autorizados los fondos para ello, desconoce si el
presupuesto 2017 lo contempla, pero tienen entendido que sí.
Añade que antes de la asunción del nuevo Alcalde también percibió
actuaciones de menoscabo de Rodrigo Valdivia hacia la demandante, como su
incorporación en un listado de “regalones” de la administración anterior.
Aclara que Karen Miller fue destinada al Tribunal más de seis meses
después de la desvinculación de la demandante, ante el desborde del Tribunal
por la falta de funcionarios y actualmente Berta Spuler no cumple las funciones
de la demandante.
Aclara que las plantas que se advierten en las fotografías incorporadas
por la parte demandante son aquellas que refirió en su relato que habrían
aparecido quemadas.
2. Declaración de don Álvaro Castro Cortez, quien refiriese conocer a la
demandante Solange Fuentes, son ex compañeros de trabajo en la
Municipalidad de Panguipulli, ella era jefa de gabinete del Alcalde René
Aravena y posterior a ello compartieron labores en el Juzgado de Policía Local
hasta que él fue desvinculado el 31 de marzo de 2017; que ella llegó a trabajar
ahí en noviembre de 2016 y cumplió funciones de tramitación de causas de
alcoholes, atención de público, redacción de oficios e implementación de
sistema computacional del Tribunal; que ella estaba contratada en calidad a
contrata, ya que se necesitaba una persona que tuviera responsabilidad
administrativa; que la última remuneración de la demandante fue de
$1.366.000.- y fracción, más un bono de gestión que recibió por última vez en

CHLRESMJXK
24

mayo de $1.100.000.- y fracción; que Solange fue desvinculada de la


Municipalidad en mayo de 2017 y la razón de su desvinculación, fue por causas
políticas, ya que antes fue jefe de gabinete del Alcalde anterior, y ello no era del
agrado del nuevo Alcalde, quien en redes sociales se quejaba de los
funcionarios “regalones” que entramparían la nueva administración; que el
ambiente laboral en el Juzgado de Policía Local era tenso para ellos dos, les
escondían timbres, les rompían proyectos de sentencia, les negaban el saludo,
en específico Berta Spuler y Loreto Gómez; que Solange Fuentes denunció ese
ambiente hostil a su jefe directo, quien incluso hizo una reunión con los
funcionarios para tratar que el ambiente fuera más grato, ante lo cual tuvo
respuesta directa de Berta Spuler, quien dijo expresamente que no le tenía
buena a Solange, sin que la reunión causare ninguna mejora. Sabe que Berta
Spuler y Loreto Gómez están vinculadas políticamente con la nueva
administración, e incluso Loreto Gómez asesora jurídicamente a la
Municipalidad e incluso al asesor jurídico de ésta, siendo de facto la asesora
del Alcalde.
Refiere haber demandado a la Municipalidad de Panguipulli por su
propio despido, llegando a un avenimiento con la Municipalidad por el cual se le
pagó la suma de $13.000.000.-. Manifiesta saber la afectación que ha sufrido
Solange Fuentes por el trato recibido en el trabajo y su terminación, ya que tuvo
licencias médicas, se encontró medicada y bastante afectada.
Señala saber de dichos del Alcalde actual en redes sociales hablando en
contra de los supuestos “regalones” del Alcalde Aravena, advirtiendo que no
continuarían trabajando en la Municipalidad, comentarios que él vio
personalmente, como así también en medios de comunicación social,
nombrando Rodrigo Valdivia expresamente a Solange Fuentes como una de
los “regalones”. Manifiesta que dos o tres meses después de la salida de
ambos del tribunal llegó una nueva persona al Tribunal a apoyar en la gestión y
en septiembre llegó la funcionaria Karen Miller a realizar las funciones de la
demandante, las que según el decreto de término de contrata habrían de ser
cumplidas por la funcionaria Berta Spuler.
Habiendo asumido la actual administración de Rodrigo Valdivia en
adelante percibió menoscabo o maltrato laboral a Solange Fuentes, incluso se
vio más marcada desde ese momento, principalmente en su lugar de trabajo,
donde Berta Spuler le escondían timbres necesarios para realizar su trabajo.
Loreto Gómez es la secretaria del Tribunal y por tanto era jefe directo de la
demandante, y bajo ella en el escalafón se encontraba Berta Spuler. Los
menoscabos directos del Alcalde fueron hechos mediante publicaciones en

CHLRESMJXK
25

medios de comunicación social en las que se refería a los “regalones” del


Alcalde anterior.
SEXTO: Prueba de la parte denunciada. Que, en sostén de sus descargos, la
parte denunciada vino en incorporar la siguiente prueba.
Documental:
1. - Copia nota de prensa, de fecha 24 de julio de 2015, del medio electrónico
“www.eldiariodepanguipulli.cl”, en que la demandante refiere que su
remuneración como jefe de gabinete y secretaria de alcaldía, $1.300.000.-
aprox., se encuentra por debajo del promedio, efectuando descargos frente a
acusaciones de Rodrigo Valdivia Orias en el mismo medio.
2. Decreto alcaldicio N° 4521, de fecha 30 de octubre de 2015, que dispone orden
de subrogacion del director de control interno, nómina en la que figura doña
Loreto Gómez Cortez.
3. Copia de Memo N° 36/16, de fecha 25 de abril de 2016, del Sr Administrador
Municipal, dirigido al Sr. Juez de Policía Local, que en lo principal refiere que la
funcionaria doña Loreto Gómez Cortez, es la única que posee el título de
Abogado, habilitada para el ejercicio de la profesión, a fin de subrogar el cargo
de asesor jurídico, no siendo ello incompatible con el cargo de secretaria
abogada y juez subrogante del Juzgado de Policía Local.
4. Copia de carta de 5 de los 6 Concejales (periodo 2012-2016), de fecha 19 de
mayo de 2016, dirigido al Alcalde René Aravena Riffo, por medio de la cual
solicitan se investigue el comportamiento de la funcionaria doña Solange
Fuentes Acuña por supuestos dichos en contra de Concejal Osvaldo
Riedemann, a quien tratase de poco hombre.
5. Copia del Acta 35/2016, de sesión extraordinaria del Consejo Municipal, de
fecha 07 de octubre de 2016, en que se hace entrega al Consejo Municipal de
un dossier que contiene Proyecto de Presupuesto de la Municipalidad de
Panguipulli para el año 2017.
6. Decreto económico del Juzgado de Policía Local N° 21 de 2016 que dispone
las funciones a realizar por doña Solange Fuentes Acuña, ya incorporado por la
contraria.
7. Copia de oficio N° 1.406, de fecha 08 de noviembre de 2016, por el que el Juez
de Policía Local de Panguipulli solicita un funcionario permanente para
implementar un sistema informático, lo que nunca se concretó, en atención a la
inexistencia de presupuesto para el año 2017 que impidió adquirir el software,
ya incorporado por la contraria.
8. Copia de Memo 152/2016, de fecha 14 de noviembre de 2016, elaborado por
doña Solange Fuentes Acuña, como Secretaria del ex Alcalde don Rene Riffo,

CHLRESMJXK
26

ordenando retirar de los contratos la expresión “hasta que sean necesarios sus
servicios”, respecto de determinados funcionarios, entre los que se cuenta la
demandante Solange Fuentes Acuña.
9. Decreto Alcaldicio N° 712, de fecha 15 de noviembre de 2016, que dispone
cargo a contrata de doña Solange Fuentes Acuña, por 44 horas semanales.
10. Decreto Alcaldicio N° 2959, de fecha 15 de noviembre de 2016, que destina al
Juzgado de Policía Local de Panguipulli a la funcionaria Solange Fuentes
Acuña, a partir del 16 de noviembre de 2016.
11. Decreto Alcaldicio N° 725, de fecha 22 de noviembre de 2016, ya incorporado
por la contraria.
12. Dictamen N° 85.700, de fecha 28 de noviembre de 2016, de la Contraloría
General de la Republica que imparte instrucciones y establece criterios
respecto de las atribuciones que tienen las autoridades en materia de termino
anticipado de las contratas.
13. Copia de ficha presupuestaria, de fecha 06 de diciembre de 2016, firmada por
la SECPLAN de confianza del ex Alcalde don Rene Aravena Riffo, donde
consta que para el Juzgado de Policía Local, por concepto de adquisición de
“equipos computacionales y periféricos y para la adquisición de programas
computacionales se aprobó la cantidad de $0.- (cero pesos)”.
14. Decreto Alcaldicio N° 18, de fecha 03 de enero de 2017, que dispone cargo a
contrata de doña Solange Fuentes Acuña, por una jornada de 44 horas
semanales, a partir del 1 de enero de 2017 y hasta que sean necesarios sus
servicios, no pudiendo exceder del 31 de diciembre de 2017, citando el artículo
2° del Estatuto Administrativo para Funcionarios Municipales.
15. Decreto Alcaldicio N° 052, de fecha 03 de enero de 2017, que dispone cargo a
contrata de don Ángelo Javier Fuentes Acuña, a partir del 1 de enero de 2017 y
hasta que sean necesarios sus servicios, no pudiendo exceder del 31 de
diciembre de 2017.
16. Decreto Alcaldicio N° 065, de fecha 03 de enero de 2017, que dispone cargo a
contrata de doña Yessenia Eleine Álvarez Fuentes, a partir del 1 de enero de
2017 y hasta que sean necesarios sus servicios, no pudiendo exceder del 31
de diciembre de 2017.
17. Decreto Alcaldicio N° 353, de fecha 30 de marzo de 2017, que dispone término
anticipado de la contrata de doña Solange Fuentes Acuña, ya incorporado por
la contraria.
18. Copia de correos electrónicos de fecha 04 de abril de 2017, en que se hace
presente que se notificó el decreto de término de contrato con fecha 3 de abril
de 2017 a la demandante y que posteriormente se recibió licencia médica a

CHLRESMJXK
27

contar de la misma fecha, solicitando pronunciamiento de asesor jurídico, quien


en correo siguiente responde dudas legales. En un tercer correo Loreto Gómez
Cortes solicita a Helmuth Milling Torres refiere que la demandante compareció
a su lugar de trabajo y cumplió funciones retirándose a las 9:30. En un cuarto
correo, Helmuth Milling efectúa requerimientos a Loreto Gómez.
19. Decreto Alcaldicio N° 366, de fecha 06 de abril de 2017, que autoriza feriado de
doña Solange Fuentes Acuña, desde el 03 al 17 de abril de 2017.
20. Certificado emitido por doña Lidia Krausse que señala la militancia de don
Marcelo Javier Torres Gomez, en el partido Renovación Nacional de fecha 16
de junio de 2017.
21. Decreto Alcaldicio N° 008, de fecha 03 de enero de 2017, que ordena la
contratación de Marcelo Javier Torres Gómez, por una jornada de 22 horas
semanales, a partir del 1 de enero de 2017 y hasta que sean necesarios sus
servicios, no pudiendo exceder del 31 de diciembre de 2017.
22. Decreto Alcaldicio N° 342, de fecha 17 de marzo de 2017, que ordena
nombramiento como suplente de Marcelo Águila Ávila, mientras sean
necesarios sus servicios, no pudiendo exceder del plazo de seis meses.
23. Decreto Alcaldicio N° 088, de fecha 14 de noviembre de 2014, que nombra
como funcionario de planta por 44 horas semanales a Marcelo Alejandro Águila
Ávila.
24. Decreto Alcaldicio N° 061, de fecha 19 de julio de 2012, que nombra como
funcionario de planta, de exclusiva confianza, con jornada de 44 horas
semanales a Marcelo Alejandro Águila Ávila
25. Decreto Alcaldicio N° 058, de fecha 09 de enero de 2014, que nombra como
funcionaria de planta, como secretaria abogada del Juzgado de Policía Local
de Panguipulli a Loreto Gómez Cortés.
26. Decreto Afecto N° 10, de fecha 4 de enero de 2016, que dispone contratación
en cargo a contrata de Solange Andrea Fuentes Acuña, a contar del 1 de enero
de 2016 y hasta que sean necesarios sus servicios, que no podrá exceder del
31 de diciembre de 2016.
27. Decreto N° 3.915, de fecha 03 de diciembre de 2012, ya incorporado por la
contraria.
28. Decreto Alcaldicio N° 805, de fecha 07 de diciembre de 2016, que autoriza
feriado de Solange Fuentes Acuña del 20 de febrero al 3 de marzo de 2017.
29. Solicitud de feriado de doña Solange Fuentes Acuña, de fecha 22 de diciembre
de 2016, del 20 de febrero al 3 de marzo de 2017.
Testimonial:
1. Declaración de doña Loreto Andrea Gómez Cortez, funcionaria de planta de

CHLRESMJXK
28

la Municipalidad de Panguipulli y Secretaria Abogada del Juzgado de Policía


Local de Panguipulli, quien refiriese conocer a Solange Fuentes, quien se
desempeñaba como funcionaria de la Municipalidad de Panguipulli como jefa
de gabinete del ex Alcalde René Aravena y posteriormente en el Juzgado de
Policía Local hasta el 30 o 31 de marzo de 2017, fecha en que se dicta decreto
de cese de sus funciones por restructuración del personal municipal y funciones
establecidas para la demandante que serían ejecutadas por una funcionaria de
planta, y además porque una de sus funciones era la de implementar un
sistema informático, para el cual finalmente no existía presupuesto. Afirma que
de acuerdo al decreto económico del Juez, la demandante debía implementar
el sistema informático del Tribunal, tramitar causas de alcoholes, y realizar
gestiones administrativas como elaborar notificaciones o transcribir proyectos
de fallos. Refiere la relación con Solange Fuentes como estrictamente laboral y
de cooperación y coordinación, no percibió algún indicio de vulneración de
derechos a la demandante, había una relación de respeto a los colegas, pero
existían afinidades mayores. Refiere haber ingresado al municipio el 21 de
septiembre de 2011 como asesora jurídica de exclusiva confianza de la
administración anterior. En la actual administración cumple la función de
secretaria abogada del Tribunal y además funciones de asesor jurídico
permanente. Se encuentra reintegrada a sus funciones desde el 5 de marzo,
antes hizo uso de feriado legal, descansos maternales y licencia médica.
Manifiesta no tener vínculo de afinidad de ninguna índole ni amistad con el
Alcalde actual.
A las preguntas de la demandante expone que es efectivo que Patricio
Thomas realizó una reunión relativa a organización interna y explicar las
funciones que existían. No recuerda si el actual Alcalde de la comuna realizó
declaraciones que afectasen a la demandante.
2. Declaración de doña Berta Gilda del Carmen Spuler Pacheco, Secretaria,
funcionaria del Juzgado de Policía Local de Panguipulli, quien refiere conocer a
la demandante Solange Fuentes, a quien conocía por ser funcionaria de la
Municipalidad y posteriormente derivada al Juzgado de Policía Local de
Panguipulli, donde ella cumplía las funciones que le asignó el magistrado, tales
como tramitación de ley de alcoholes y hacer sentencias de los partes. Refiere
que Solange Fuentes ya no trabaja en el Juzgado, no conoce el motivo
principal, ella adujo motivos de salud; que mantenía una relación muy alejada
con la demandante, trataba poco con ella durante el día; que ella no sufrió
ningún menoscabo de parte de funcionarios del Tribunal ni del actual Alcalde a
la demandante. Señala llevar trabajando 40 años en la municipalidad como

CHLRESMJXK
29

funcionaria de planta, y no tiene vínculos de afinidad especial con el actual


Alcalde, pero si lo conoce de hace muchos años.
Refiere que cuando Solange Fuentes salió del Tribunal ella misma
realizó sus funciones, actualmente y siempre las ha realizado, desde que llegó
a trabajar al Tribunal, y desde que Solange se fue llegó una nueva funcionaria,
una suplente de Loreto Gómez que reforzaría por el exceso de trabajo que
siempre hay de diciembre a marzo en el Tribunal. Añade que el jefe directo
Patricio Thomas realizó una reunión en la que se trató la relación del personal
con Solange Fuentes.
Añade que continuó realizando las funciones de Solange Fuentes en el
Tribunal posterior a su desvinculación y que antes de la llegada de Solange
Fuentes ella realizaba esas funciones. Refiere no haber tenido ningún grado de
afinidad con la demandante, pero si la saludaba. Señala que ante la llegada de
la demandante al Tribunal se sintió invadida, con más gente en la oficina, pero
había que aceptarlo.
Confesional:
Comparece Solange Andrea Fuentes Acuña, quien declarase tener título de
técnico en secretariado y en administración general; que ingresó al municipio en
diciembre de 2008 con el Alcalde René Aravena Riffo, hasta el año 2017,
desempeñándose en principio como secretaria y jefe de gabinete y luego siendo
trasladada al Juzgado de Policía Local en noviembre de 2016 por el mismo Alcalde;
que las funciones que desempeñaba en el Juzgado de Policía Local eran la
implementación de sistema de software y además, tramitación de ley de alcoholes,
atención de público y funciones que le asignase el magistrado; que el Alcalde Valdivia
le atacó desde el año 2014, imputándosele tener sueldo millonario y ser regalona del
Alcalde, y en 2015 volvió a desprestigiarla a través de notas de prensa y republicación
de las mismas en Facebook, en circunstancias que él tenía la intención de postularse
al sillón alcaldicio, afectando su honra como mujer, diciéndole que no hacía su trabajo,
y que con razón se ganaba su sueldo, vinculándola sentimentalmente con el Alcalde
Aravena, y añade que las personas que más comentaban sus publicaciones
actualmente se encuentran en la municipalidad, todo lo cual le generó gran afectación;
que en la Municipalidad se encuentran trabajando su hermano Ángelo Fuentes y
Yessenia Fuentes, ello porque su hermana está casada con un funcionario asociado
al señor Valdivia, trabajó en su campaña y quería trabajar en la Municipalidad, pero
ello no demuestra que el Alcalde sea transversal, ya que sus derechos fueron
vulnerados.
SÉPTIMO: Observaciones a la prueba y argumentos de clausura. Que, una
vez finalizada la incorporación de la prueba de las partes, procedieron éstas a efectuar

CHLRESMJXK
30

sus alegaciones finales, y al efecto la parte denunciante expuso que Solange


Fuentes fue vulnerada en relación a su libertad de trabajo en relación a lo dispuesto
en el artículo 2 del Código del Trabajo y vulneración de su derecho a la integridad
física y psíquica y su honra; que el acto administrativo que dispone su término de
contrato carece de fundamentación. Refiere haber acreditado indicios suficientes de
vulneración mediante la prueba documental, declaraciones en medios de prensa
electrónicos del actual Alcalde Valdivia, denostando públicamente a la actora,
tratándola de regalona, apitutada, de tener su contrata amarrada para el año 2017.
Existe un dictamen de contraloría que se refiere a la legalidad de prórrogas de
contrata a funcionarios que en lo medular señala que no existe una actuación fuera de
la legalidad. Patricio Thomas, juez titular del Juzgado de Policía Local de Panguipulli y
jefe directo de la actora declaró y señaló las funciones desarrolladas por ésta, su
calidad como funcionaria y expuso el conocimiento de la intención del Alcalde de
desvincular a la demandante, añadiendo episodios de mal clima laboral al interior del
Juzgado, ante lo cual éste promovió una reunión respecto al mal trato que estaba
recibiendo Solange Fuentes. Una serie de oficios y decretos da cuenta de que el juez
solicitó a la Municipalidad dotación de funcionarios, ya que la rebaja de funcionarios
entorpeció su función. Berta Spuler señaló que se contrató a otra funcionaria, Karen
Miller, para que cumpliera las mismas funciones que antes realizó Solange Fuentes,
producto de la insuficiencia del recurso humano de dicho Tribunal posterior a la
desvinculación de la actora. Berta Spuler contradice directamente a Loreto Gomez,
quien desconoció la existencia de una reunión respecto del mal trato recibido por la
actora, siendo contradicha por el juez Patricio Thomas. El decreto de término señala
que las funciones de la actora no serían necesarias por no haberse implementado un
sistema informático, y que las demás funciones se podrían cumplir perfectamente por
una funcionaria de planta, lo cual es falso, posterior a la desvinculación de Solange
Fuentes y Álvaro Castro el Tribunal no pudo cumplir cabalmente sus funciones. El
decreto falta a la verdad, no es efectivo que la desvinculación fuere motivada por el
buen servicio, y así lo ratificó el juez titular del Juzgado y los documentos emitidos por
éste. Llama la atención la incorporación del nuevo decreto N° 18 disponiendo la
contratación de Solange Fuentes desde el 1 de enero de 2017 y hasta que fueren
necesarios sus servicios, en circunstancias que el decreto de término señala como
último decreto de contratación el N° 725 y ni siquiera ese decreto 18 ha sido referido
en la contestación de la demanda. El único medio para dar término a la contrata era
que transcurriera el plazo o medida disciplinaria, ninguna de las cuales se produjo.
Concluye que el despido fue vulneratorio por corresponder a razones de orden
político.
En su oportunidad, la parte denunciada clausuró manifestando que la

CHLRESMJXK
31

demandante refiere en su libelo problemas del ex Alcalde con el actual, pero desde
que se configura el vínculo de subordinación con el actual Alcalde no existe indicio
concreto de acoso a la demandante, siendo imprecisa ésta en la data de
vulneraciones que refiere. Se alude a una reunión entre funcionarios pero no se data
ni se prueba una convocatoria formal sino que se alude a una conducta recurrente del
juez para tratar temas cotidianos, de forma tal que las reuniones a las que se refieren
uno u otros testigos pueden no ser la misma. Las fotografías incorporadas no se
encuentran datadas ni justificadas. Respecto a las supuestas vulneraciones
promovidas por funcionarias del Juzgado no se acreditó una complicidad o
instrumentalidad con el actual Alcalde. Solange Fuentes refiere problemas de stress
en noviembre de 2016, ante lo cual llama la atención que en la misma época fue
trasladada a una dependencia en la cual no tenía expertise y añade que dentro de las
funciones de la demandante se contempló la implementación de un software cuyo
financiamiento no fue aprobado. Expone que existe además personal municipal de
tendencia política diversa al Alcalde actualmente ejerciendo funciones, Marcelo Águila
por ejemplo. Las notas de prensa que aluden a la supuesta vulneración del sr. Valdivia
datan del año 2015 y pudieron haber sido objeto de edición, por lo que por sí solas no
resultan indicio suficiente. La demandante llegó a trabajar normalmente el 4 de abril, y
cuando se le comunicó su terminación se retiró y luego llegó su marido con una
licencia, lo cual es sospechoso, como también lo es el que la condición de stress sea
atribuible a vulneraciones, ya que se acreditó que la demandante es proclive a
presentar licencias. La demandante pasó a contrata recién en 2016, por lo que no le
asiste la confianza legítima. La carta de Concejales da cuenta de una personalidad
temperamental de la actora, que permite presumir que la acción deducida
corresponde a una autovictimización. Respecto de Karen Miller, los dichos de testigos
no son claros en el sentido de asentar que ella cumpliese las mismas funciones que la
actora, y en esa época Loreto Gómez se encontraba de vacaciones, por lo que pudo
ser para ejercer funciones de ésta.
OCTAVO: En cuanto a la acción de tutela. Que, la dificultad probatoria que
tiene el trabajador por la falta de acceso a los medios de prueba ha sido sopesada por
el legislador, que se ha definido por reducir del esfuerzo probatorio de los trabajadores
en los respectivos procesos y ello se ha plasmado jurídicamente en el artículo 493 del
Código del Trabajo que dispone que “cuando de los antecedentes aportados resulten
indicios suficientes de que se ha producido una vulneración de derechos
fundamentales, corresponderá al denunciado explicar los fundamentos de las medidas
adoptadas y de su proporcionalidad”.
Lo que hace el legislador no es invertir la carga probatoria, al denunciante no se
le libera de la carga de probar, sino que se le exige un menor estándar probatorio

CHLRESMJXK
32

consistente en la prueba de indicios suficientes de la existencia de la conducta lesiva,


en cuyo caso corresponderá a la contraria probar que su conducta obedeció a
fundamentos o motivos objetivos, debiendo existir proporcionalidad entre la medida
adoptada y el hecho que la motivó, pero para que ello se produzca es necesario
entonces que el indicio sea probado, que el Tribunal tenga por acreditada su
existencia, y no ha de tratarse de cualquier indicio, sino uno suficiente de que se ha
producido la vulneración de derechos fundamentales. Valga señalarse que, conforme
al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, por indicio ha de
entenderse el “fenómeno que permite conocer o inferir la existencia de otro no
percibido”.
NOVENO: En cuanto a la existencia de indicios de la vulneración
invocada. Que, valorada la prueba referida en los apartados precedentes, con apego
estricto a lo prescrito en el artículo 456 del Código del Trabajo, el Tribunal se ha
formado convicción acerca de la existencia de los siguientes indicios relativos a que la
desvinculación de la actora obedeció a una discriminación por motivos políticos o por
motivos de tendencia política. El convencimiento del Tribunal se formó en
consideración de lo siguiente:
1. En primer lugar, la circunstancia de que el actual Alcalde don Rodrigo Valdivia
Orias ha calificado a la denunciante en el ejercicio de sus funciones laborales
por consideraciones de adherencia política se verifica en forma palmaria. De
los documentos incorporados por la parte demandante consta aquel
antecedente, cual no fue controvertido suficientemente por ninguna prueba en
contrario de la denunciada y las declaraciones del actual Alcalde en medios de
prensa, efectuadas en el período administrativo municipal anterior, cuando éste
ejercía como Concejal, en caso alguno fueron desmentidas. Por ejemplo, en la
declaración ante el medio somosnoticia.cl, no desmentidas, el actual Alcalde
Valdivia trató a la denunciante y otros dependientes del Municipio como
“funcionarios regalones” de la administración anterior, a quienes el saliente
Alcalde habría dejado “amarrados” con contratos millonarios, en un acto que a
su juicio “solo busca entorpecer a la nueva administración y no permite
contratar nuevos trabajadores que siendo de Panguipulli, también merecen
trabajar en la Municipalidad y poder desarrollar sus talentos con sueldos
dignos, y nunca millonarios con amarres truchos e indignos como ha sido la
tónica de la actual administración de René Aravena” refiriéndose a continuación
a los funcionarios recontratados como ““regalones” por todos conocidos,
quienes pese a no ser queridos por la ciudadanía, persisten en permanecer
amarrados sin ningún decoro, ni manifiesto servicio público, pues todos
sabemos que solo los mueven los privilegios de las dobles contrataciones,

CHLRESMJXK
33

sueldos y sobresueldos, cuantiosas horas extraordinarias”. En aquella


declaración, el entonces Concejal no efectúa ninguna valoración o referencias a
la falta de capacidad, idoneidad personal o aptitudes técnicas de la
denunciante, únicamente se le relaciona con una actuación a juicio del
declarante indebida del Alcalde anterior. ¿Por qué entonces que ella, siendo
también ciudadana de Panguipulli, no merece trabajar en la Municipalidad y
desarrollar su talento con sueldo digno? ¿En qué fundamento basa la supuesta
falta de decoro y servicio público de la actora? El declarante no sostiene sus
dichos en forma fundada, lo cual hace suponer su discriminación por motivos
de adherencia política con el Alcalde anterior. Luego, en la declaración ante el
medio Eldiariopanguipulli.cl, el actual Alcalde don Rodrigo Valdivia se refiere a
la denunciante y otros trabajadores como “funcionarios privilegiados en la
Municipalidad de Panguipulli, que tienen “sueldos millonarios”, refiriéndose
posteriormente a aquellos como “lobistas”, “periodistas entre comillas”, y “una
jefa de gabinete (la denunciante) que hoy día no sabemos si es jefa de
gabinete o candidata a concejal”, respecto de quien a continuación señala: “La
Jefa de Gabinete del Alcalde tiene dos sueldos, uno de Contrata y otro de
Honorarios, los dos suman $1.350.000, aproximadamente. No la vemos nunca
como Jefa de Gabinete, está más en terreno con el Alcalde, entiendo que es
candidata a concejala. Pero nos interesa mucho que ella cumpla sus contratos
porque para eso se le está pagando con plata pública”. Dicha declaración de
quien es actualmente Edil de la comuna a juicio de este sentenciador es indicio
grave de discriminación, puesto que no se hace ninguna referencia a falta de
capacidad, idoneidad personal o aptitudes técnicas de la denunciante, sino que
se critica su supuesta candidatura al cargo de Concejal (cuya efectividad la
parte denunciada no acreditó), y más allá de realizar un juicio de valor respecto
de la entidad de la remuneración de la denunciante, en caso alguno sustenta
dicho juicio en ilegalidad o irregularidad alguna. El Tribunal entiende y es
consciente de que en tiempos de competitividad política en orden a llegar o
mantenerse en el poder, los aspirantes al poder tienden criticar abiertamente a
sus contrincantes a objeto de obtener una mayor votación, pero ello no justifica
en caso alguno dichos como los referidos precedentemente, de críticas a la
labor funcionaria de una trabajadora que no dicen relación con su falta de
capacidad o idoneidad personal, lo cual incide que este sentenciador concluya
que aquellas declaraciones son claro indicio de discriminación a la denunciante
exclusivamente por razones de adherencia política.
La desavenencia política del actual Alcalde con la denunciante se ratifica
por los dichos del testigo de cargo Patricio Thomas Soto, Juez de Policía Local

CHLRESMJXK
34

de Panguipulli, quien refiriese que luego de la llegada de Solange Fuentes


Acuña a su Tribunal, comenzaron a aparecer cosas en la prensa, ante las
elecciones municipales en proceso, en las cuales el Concejal y posterior
Alcalde electo Rodrigo Valdivia denuncia que el Alcalde saliente René Aravena
prorrogó contratas de funcionarios “regalones”, “amarrando” sus contratos para
el año venidero, dando la impresión de denostar a funcionarios. El testigo a
continuación refiere que en reunión con el Alcalde para tratar la situación de
funcionarios desafectados, ante las peticiones relativas a Álvaro Castro y
Solange Fuentes le cambió la cara al Alcalde, y su respuesta fue que Solange
Fuentes estaba excluida de cualquier posibilidad de mantención, señalando
que había sabido que ella participaba en reuniones políticas en contra suyo,
posterior a lo cual el jefe de gabinete del Alcalde, Roberto Zambrano, le dijo “es
que tú no sabes que Solange participa de reuniones políticas contra el Alcalde,
por lo que su contrata no será renovada”, además de lo cual refiriese que una
vez asumido el Alcalde Valdivia percibió menoscabo en el contexto de la
relación laboral en contra de la demandante, específicamente el término
anticipado de su contrata, “por ser una actuación de carácter político, por no
existir ninguna razón técnica, cuestión que si le consta” y que ya antes de la
asunción del nuevo Alcalde también percibió actuaciones de menoscabo de
Rodrigo Valdivia hacia la demandante, como su incorporación en un listado de
“regalones” de la administración anterior.
Otro elemento de corroboración lo constituyen las declaraciones del
testigo de cargo Álvaro Castro Cortez, quien manifestase que “Solange fue
desvinculada de la Municipalidad en mayo de 2017 y la razón de su
desvinculación, fue por causas políticas, ya que antes fue jefe de gabinete del
Alcalde anterior, y ello no era del agrado del nuevo Alcalde, quien en redes
sociales se quejaba de los funcionarios “regalones” que entramparían la nueva
administración”.
Con aquellos antecedentes conexos, contestes y coherentes entre sí,
respecto de los cuales no hay prueba alguna en orden a acreditar una hipótesis
contraria, más allá de dichos de las testigos Berta Spuler y Loreto Gómez
relativos a que la desvinculación de la actora no habría sido motivada por
razones políticas, sin mayor fundamentación o razón de los mismos, el Tribunal
se forma convicción acerca de la existencia de diferenciaciones por razones de
adherencia política diversa que el actual Alcalde habría evidenciado en relación
a Solange Fuentes Acuña.
2. En cuanto a la adherencia política de la denunciante opuesta o diversa a la del
Alcalde don Rodrigo Valdivia, aquello se tiene por acreditado con el mérito de la

CHLRESMJXK
35

testimonial de Álvaro Castro Gómez, testigo de cargo, quien vertiese que


Solange Fuentes Acuña antes fue jefe de gabinete del Alcalde anterior, y ello
no era del agrado del nuevo Alcalde (Rodrigo Valdivia); por los ya citadas
declaraciones del entonces Concejal don Rodrigo Valdivia en los medios
electrónicos somosnoticias y eldirariopanguipulli, en los que tratase a la
demandante y otros funcionarios como “regalones” del Alcalde anterior René
Aravena, “funcionarios privilegiados en la Municipalidad de Panguipulli, que
tienen “sueldos millonarios”, refiriéndose posteriormente a aquellos como
“lobistas”, “periodistas entre comillas”, y “una jefa de gabinete (la denunciante)
que hoy día no sabemos si es jefa de gabinete o candidata a concejal”,
añadiendo a su respecto que “No la vemos nunca como Jefa de Gabinete, está
más en terreno con el Alcalde, entiendo que es candidata a concejala”. Además
ello se ve reforzado por prueba incorporada por la propia parte denunciada,
cual es la confesional de Solange Fuentes Acuña, quien expusiese que “el
Alcalde Valdivia le atacó desde el año 2014, imputándosele tener sueldo
millonario y ser regalona del Alcalde, y en 2015 volvió a desprestigiarla a través
de notas de prensa y republicación de las mismas en Facebook, en
circunstancias que él tenía la intención de postularse al sillón alcaldicio,
afectando su honra como mujer, diciéndole que no hacía su trabajo, y que con
razón se ganaba su sueldo, vinculándola sentimentalmente con el Alcalde
Aravena”. Finalmente, ello también se ve ratificado por la declaración de
Patricio Thomas Soto, quien manifestase que tanto el Alcalde don Rodrigo
Valdivia como su jefe de gabinete don Roberto Zambrano le habrían
manifestado la decisión de desafectar a la denunciante por motivo de haber
participado en reuniones políticas en contra del Alcalde Valdivia.
3. Luego, la parte demandada ha formulado su teoría del caso en relación a la
suficiencia y legalidad del decreto de término anticipado de contrata de la
actora, cuyos fundamentos, plasmados en el mismo decreto, que fuere
incorporado por ambas partes, serían: La asignación de funciones efectuadas
por el Juez Titular del Juzgado de Policía Local de Panguipulli de fecha 09 de
diciembre de 2016, a través del Libro de Decretos Económicos del Juzgado de
Policía Local; Que, la precitada asignación de funciones le entregó a doña
Solange Andrea Fuentes Acuña la labor de Oficial 3 o y, le encomendó
principalmente, la de implementar y resguardar el sistema informático del
Juzgado de Policía Local, realizando los ingresos de datos en el programa que
licite la Municipalidad de Panguipulli; Que, el programa informático para el
Juzgado de Policía Local no ha sido licitado por la Municipalidad de Panguipulli;
Que no ha sido consignado en el presupuesto municipal período 2.017,

CHLRESMJXK
36

aprobado por Decreto N°1 de fecha 03 de enero de 2017, la implementación de


cualquier sistema informático para el Juzgado de Policía Local; Que dentro de
la planificación de esta administración, no se encuentra contemplada la
implementación de dicho programa; Que, además de la labor principal, las
demás funciones de apoyo en la tramitación de causas que le fueron asignadas
a doña Solange Andrea Fuentes Acuña, en atención a la optimización de
recursos de personal no serán cubiertas por un nuevo funcionario que venga a
reemplazar a la referida funcionaría, siendo estas absorbidas por una
funcionada de planta, doña Berta Spuler Pacheco Escalafón Administrativos
grado 09° de la EUS; y Que, las funciones actuales que desempeña doña
Solange Andrea Fuentes Acuña pueden ser perfectamente provistas de forma
interna considerando el actual número de funcionarios de planta que se
desempeñan en el Juzgado Policía Local.
No obstante, de la prueba incorporada en juicio se advierte que parte de
los presupuestos fácticos referidos precedentemente no se ajustaban
completamente a la realidad de los hechos. En primer lugar, en cuanto a la
asignación de funciones a los dependientes del Juzgado de Policía Local de
Panguipulli, se refiere en el decreto de término de contrata que el Juez entregó
a doña Solange Andrea Fuentes Acuña la labor de Oficial 3 o y le encomendó
“principalmente” la labor de implementar y resguardar el sistema informático del
Juzgado de Policía Local, realizando los ingresos de datos en el programa que
licite la Municipalidad de Panguipulli. Sin embargo, del examen del Decreto
Económico de asignación de funciones incorporado por la parte demandante,
indubitado y no controvertido por ninguna prueba en contrario, consta que a la
demandante, además de aquella función referida, a la que no se le atribuye en
ningún caso el carácter de “principal”, se le asignaron diversas otras tareas,
tales como: subrogancia de secretaría, apoyar especialmente la tramitación de
causas sobre infracciones a la ley de Alcoholes y similares, a las ordenanzas
municipales, realizar atención de público, apoyar la recepción de partes y
oficios y enviar las órdenes de reclusión y antecedentes al registro de multas
impagas y transcripción de proyectos de resoluciones y fallos que determine el
juez, siendo la función supuestamente “principal” de implementar y mantener el
sistema informático sólo una de las muchas que cumplía la denunciante. Por
otro lado, de la prueba incorporada se advierte que no es efectivo que las
demás funciones de apoyo en la tramitación de causas que le fueron asignadas
a doña Solange Andrea Fuentes Acuña no serían cubiertas por un nuevo
funcionario que venga a reemplazar a la referida funcionaría y que éstas serían
absorbidas por una funcionada de planta, doña Berta Spuler Pacheco, ni

CHLRESMJXK
37

tampoco es cierto que las funciones desempeña doña Solange Andrea Fuentes
Acuña pueden ser perfectamente provistas de forma interna considerando el
actual número de funcionarios de planta que se desempeñan en el Juzgado
Policía Local, y el Tribunal adquiere la convicción de no ser efectivo aquello
principalmente en atención a la declaración del jefe directo de la denunciante, el
ya citado Juez de Policía Local don Patricio Thomas Soto, quien refiriese,
primero, que la desvinculación de la denunciante y otro funcionario devino en la
inoperatividad del Tribunal que preside, viéndose en la obligación de archivar
gran cantidad de causas sin tramitación por la imposibilidad de siquiera notificar
sus resoluciones; segundo, que las funciones ejercidas por la actora si fueron
cubiertas por una funcionaria que llegase a reforzar la dotación de funcionarios
del Tribunal ante la insuficiencia de los mismos producto de la desvinculación
de dos de ellos, doña Karen Miller, quien llegó al Juzgado seis meses después
de la desvinculación de la demandante, luego de varias peticiones al Alcalde
para que dotase al Tribunal de funcionarios, el cual se encontraba desbordado
ante la insuficiencia de éstos, manifestando además que actualmente Berta
Spuler no cumple las funciones que ejercía la demandante, cuestión que
expresamente se establecía en el decreto de término anticipado de contrata
que así ocurriría.
Lo expuesto anteriormente en caso alguno fue desmentido por la prueba
de descargo incorporada por la parte demandada, ni por la documental, ni por
la testimonial de Loreto Gómez. Únicamente Berta Spuler manifestó que
cuando Solange Fuentes salió del Tribunal ella misma realizó sus funciones, las
cuales actualmente y siempre las había realizado ella desde que llegó a
trabajar al Tribunal, sin perjuicio de lo cual ratifica que desde que Solange se
fue llegó una nueva funcionaria, una suplente de Loreto Gómez que reforzaría
por el exceso de trabajo que siempre hay de diciembre a marzo en el Tribunal,
dichos sobre exceso de trabajo que por cierto ratifican la tesis de falta de
funcionarios en el Juzgado de Policía Local.
Y por cierto que lejos de no ser controvertido aquello por la prueba de
descargo, se vio más que ratificado por la prueba documental de cargo ya
referida en el motivo quinto, en especial la siguiente: Oficio N° 448, de fecha 11
de abril de 2017, de don Patricio Thomas Soto al señor Alcalde don Rodrigo
Valdivia Orias en el que se refiere a la falta de fundamentación real del decreto
que pone término anticipado a la contrata de la actora, a la circunstancia de
haberse disminuido en forma crítica la dotación de funcionarios del Juzgado, la
circunstancia de encontrarse la actora excelentemente evaluada, la
circunstancia de faltar recursos humanos y tecnológicos en el Tribunal, entre

CHLRESMJXK
38

otras consideraciones; Decreto económico N° 3, 4 y 5 del año 2017, del Juez


Titular del Juzgado de Policía Local de Panguipulli, don Patricio Thomas Soto,
en todos los cuales redistribuye funciones de funcionarios atendida la
disminución de planta y negativa del Municipio en orden a aumentar la
dotación; y Oficio N° 893, de fecha 04 de julio de 2017, de don Patricio Thomas
Soto a la Corte de Apelaciones de Valdivia, en que se señala los
inconvenientes en el funcionamiento del Juzgado de Policía Local y explica el
retraso en el informe que debe evacuar ese Juzgado a la Corte, por la
disminución de funcionarios tramitadores de causas de 6 a 2, por decisión de
autoridad edilicia y razones de salud de funcionarios.
4. Con lo expuesto precedentemente el Tribunal ha logrado formarse convicción
acerca de no ser efectivas las presuntas razones técnicas que motivasen la
desvinculación de la actora plasmadas en el Decreto de término anticipado de
su contrata.
5. Cabe hacer presente que, conforme a la prueba incorporada por la parte
demandada, Dictamen de Contraloría General de la República N° 85.700, deja
de manifiesto que la decisión de no renovar o desvincular al funcionario antes
del vencimiento del plazo de la designación, en aquellos casos regidos por la
cláusula “mientras sean necesarios sus servicios”, debe materializarse a través
de un acto administrativo fundado, presupuesto que, tal como se verificó en
supra 2 y 3, no concurre. Luego, conforme al dictamen de Contraloría N°
23518, la autoridad edilicia puede terminar en forma anticipada una contrata en
el momento que lo estime conveniente, siempre y cuando concurra la cláusula
“mientras sean necesarios sus servicio”. Sin embargo, la cláusula referida
precedentemente únicamente se encontraba presente en el decreto afecto N°
10 de 4 de enero de 2016, más no en el decreto N° 752 que dispuso su
contratación para el año 2017.
6. Con el mérito de lo razonado precedentemente, el Tribunal ha logrado formarse
convicción acerca de la existencia de indicios de que la desvinculación de la
actora obedeció no a los fundamentos hechos valer en el Decreto Alcaldicio N°
353, que dispuso el término anticipado de la contrata de la actora, sino a una
discriminación por motivos de tendencia o adherencia política diversa a quien
es actualmente Edil de la comuna, don Rodrigo Valdivia Orias.
7. En cuanto a la presunta vulneración de los derechos a la vida y a la integridad
física y psíquica de la persona, resguardados en el artículo 19 N° 1 de la
Constitución Política de la República, este sentenciador estima que existen
indicios de su vulneración con ocasión de su despido, específicamente en lo
que dice relación con la vulneración del derecho a la integridad psíquica,

CHLRESMJXK
39

indicios que no han sido controvertidos por prueba alguna de descargo.


Aquellos indicios estarían sustentados en la siguiente prueba de la parte
denunciante: documentos recetas médicas de ansiolíticos, de fechas 10 de abril
de 2017, 09 de mayo de 2017 y 05 de junio de 2017 (posteriores a la
desvinculación de la actora) emitidos por el Médico Psiquiatra Fernando Beltrán
a la demandante; documento Certificado médico emitido por el doctor Víctor
Capraro, médico tratante en la comuna de Panguipulli, respecto de la
demandante, refiriendo diagnóstico de jaqueca generalizada por angustia
derivada de stress laboral; y la testimonial de Patricio Thomas Soto, quien
vertiese que a Solange Fuentes la desvinculación de la municipalidad le causó
depresión. Sobre el punto el Tribunal tiene presente que si bien es cierto que,
conforme a máximas de la experiencia, todo despido constituye una potencial
fuente de angustia y depresión ante la pérdida de la fuente laboral, imposible es
desvincular aquellas afectaciones de un despido que, lejos de encontrarse
suficientemente fundado, fue motivado por discriminaciones de orden político,
circunstancia que es capaz de ocasionar en el afectado un grado adicional de
angustia y depresión en comparación a un despido justificado y ajustado a
Derecho.
8. En cuanto a la presunta vulneración del derecho al respeto y protección a la
vida privada y a la honra de la persona y su familia, resguardado en el artículo
19 N° 4 de la Constitución Política de la República, este sentenciador estima
que si bien existen indicios de su vulneración durante la relación laboral que
vinculase a la actora con la demandada, en la época que el actual Alcalde don
Rodrigo Valdivia ejercía el cargo de Concejal, cuales serían las ya citadas
declaraciones ante los medios electrónicos eldiariopanguipulli.cl y
somosnoticias.cl, que a juicio de quien suscribe contienen dichos que
constituyen una indesmentible afectación de la honra de la actora, no es menos
cierto que aquellas datan de julio de 2015 y noviembre de 2016
respectivamente, existiendo una desconexión temporal con el decreto de
término anticipado de la contrata de la actora, datada el 30 de marzo de 2017.
Es menester hacer presente que la acción ejercida en autos es de tutela por
vulneración de derechos fundamentales con ocasión del despido, y con la
prueba rendida en juicio este sentenciador no se formó convicción acerca de la
existencia de indicios de la vulneración de aquella garantías con ocasión de
dicho evento, no se advierte cómo la honra de la actora fue vulnerada con
ocasión de su despido, sino que lo fue en forma anterior y desconectada de su
desvinculación, de forma tal que ello no será considerado para la determinación
del quantum de la indemnización especial.

CHLRESMJXK
40

DÉCIMO: En cuanto a la inexistencia de explicación suficiente de los


fundamentos de la medida adoptada y de su proporcionalidad. Que, conforme a
lo razonado en el motivo precedente, verificados y acreditados que se encuentran los
indicios de la vulneración de garantías fundamentales de la actora, en relación a que
su despido estuviere motivado por discriminaciones de orden político y ser el mismo
lesivo de su integridad psíquica, conforme el mandato legal del artículo 493 del Código
del Trabajo, correspondía al Municipio denunciado explicar los fundamentos de las
medidas adoptadas (desvinculación de la actora) y de su proporcionalidad.
En cuanto a los fundamentos de la medida adoptada, aquellos constan en la
parte considerativa del Decreto Alcaldicio N° 353 que dispusiere el Término anticipado
de la contrata de la actora y los mismos han sido sustento de la explicación del
denunciado, sin embargo, el Tribunal los estima insuficientes o faltos de efectividad,
con el mérito de lo razonado en el motivo Noveno, numeral tres y cuatro, fundamentos
a los cuales me remito expresamente.
Además de ello la denunciada ha hecho valer en su contestación, sin que ello
fuese fundamento de la desvinculación, un comportamiento inadecuado de la
denunciante en su desempeño funcionario, incorporando al efecto el documento carta
de 5 de los 6 Concejales (periodo 2012-2016), de fecha 19 de mayo de 2016, dirigido
al Alcalde René Aravena Riffo, por medio de la cual solicitan se investigue el
comportamiento de la funcionaria doña Solange Fuentes Acuña por supuestos dichos
en contra de Concejal Osvaldo Riedemann, a quien tratase de poco hombre. No
obstante, se advierte una notoria desconexión temporal entre la fecha de los hechos
denunciados en la misma (17 de mayo de 2016) y la desvinculación de la actora,
ocurrida aproximadamente diez meses después, de forma tal que en caso alguno ello
puede admitirse como explicación suficiente, máxime considerando que el supuesto
mal desempeño funcionario de la actora fue controvertido en forma indiscutible por la
prueba de ésta, particularmente la siguiente documental: Decreto N° 3915, de fecha
03 de diciembre de 2012, que dispone anotación de mérito para la demandante; hoja
de anotaciones de mérito de la denunciante; y las calificaciones de la denunciante
correspondientes a los años 2009 a 2016, en todos los cuales figura con nota 7 y en
lista de calificación 1. Por cierto que el buen desempeño funcionario de la actora se ve
ratificado por la declaración de Patricio Thomas Soto, quien manifestase que Solange
Fuentes trabajaba muy bien, era una funcionaria excelente, a quien habría calificado
con un 7 de haber alcanzado a hacerlo, ya que ella generalmente cumplía sus
requerimientos con anticipación al plazo que se le otorgaba. Lo anteriormente
expuesto permite concluir que aun en el caso de haberse fundado la desvinculación
de la actora en los hechos constatados en la carta de fecha 19 de mayo de 2016
(cuestión que por cierto así no ocurrió), de ninguna manera ello constituiría por sí solo

CHLRESMJXK
41

explicación razonable de proporcionalidad entre aquella supuesta falta y la


terminación del contrato de la actora, considerando que la presunta falta habría sido
cometida con diez meses de anticipación y se trata de una funcionaria que durante
todo el período que laboró para la denunciada fue objeto de excelentes calificaciones.
Ahora bien, la denunciada alega que producto del episodio referido en la carta, no se
activó un proceso disciplinario en contra de la denunciante, lo que sería indicativo de
la inexistencia de persecución política en su contra, pero a juicio de este sentenciador
aquella discriminación se encuentra suficientemente acreditada por los medios
indiciarios referidos en el motivo precedente, y la inexistencia de aquel proceso
disciplinario en caso alguno permite a este sentenciador arribar a una conclusión
contraria, considerando que la desvinculación de la actora se materializó en un acto
tan solo aparentemente fundado para efectos formales, pero infundado en la realidad
de los hechos, conforme lo razonado anteriormente.
Por cierto que tampoco se acreditó por la demandada razón presupuestaria
alguna que hiciera necesario el término anticipado de su contrata, únicamente se
incorporó una formulación presupuestaria que en nada explica la urgencia de
desafectar a la actora, ni por sí solo, ni relacionado con ningún otro medio de prueba
incorporado.
Con lo expuesto precedentemente no se advierte por quien suscribe cómo el
término anticipado de la contrata de la denunciante se enmarca en la satisfacción de
la “necesidad de modificar, restructurar y optimizar las funciones del servicio” que
consta en la letra a) de los Vistos del decreto N° 353 que dispuso dicho término
anticipado.
Además de ello cabe hacer presente una situación que a lo menos a este
sentenciador causa extrañeza y supone un eventual hecho de grave desprolijidad:
Dentro de su prueba la parte denunciada incorporó un Decreto Alcaldicio N° 18, de
fecha 3 de enero de 2017, en el que se dispone la contratación en calidad de contrata
de Solange Andrea Fuentes Acuña (nombre seguido de una enmendadura notoria) a
contar del 01 de enero de 2017 y hasta que sean necesarios sus servicios, fecha que
no podrá exceder del 31 de diciembre de 2017. Aquel decreto en ningún caso es
referido por la denunciada en su contestación, que dentro de la última parte del
historial de decretos relativos a la relación laboral con la actora que se refieren en
dicho escrito, pasa del Decreto N° 725, de fecha 22 de noviembre de 2016 (que
dispuso contratación de la denunciante en calidad de contrata, desde el 1 de enero de
2017 hasta el 31 de diciembre de 2017) al Decreto N° 353, de fecha 30 de marzo de
2017, que dispuso el término anticipado de la misma. Este Decreto N° 18, al
incorporar la cláusula “hasta que sean necesarios sus servicios”, habilitaba a la
autoridad edilicia a poner término anticipado a la contrata bajo un estándar de

CHLRESMJXK
42

fundamentación muy inferior al que correspondía al amparo del Decreto N° 725, que
no contenía aquella mención, diferenciación que deriva de las exigencias establecidas
para uno y otro caso los Dictámenes de Contraloría N° 85.700 y N° 23.518. La
denunciada incorporó aquel Decreto N° 18 sin hacer mención alguna al mismo ni en
su contestación ni en sus alegatos de clausura, lo que desde ya impide valorarlo como
una explicación suficiente de los fundamentos de la medida adoptada y de su
proporcionalidad. Sin embargo causa más extrañeza aún que, siendo temporalmente
dicho decreto el que regía el vínculo contractual entre Solange Fuentes Acuña y la I.
Municipalidad de Panguipulli ¿por qué es que no se incluyó dentro de las
consideraciones del Decreto N° 353 que dispuso término anticipado, el cual
únicamente hace referencia a los Decretos N° 712 y 725 como referencia a la
existencia del vínculo contractual? Aquella duda no fue resuelta en juicio, el Decreto
N° 18 fue incorporado sin que la denunciada hiciera observación alguna a su
contenido, pertinencia ni efectos, más la cláusula contenida en éste permite inferir
que, con su dictación, al interior de la administración comunal se intentó gestar ya
desde el 3 de enero de 2017 una justificación para dar término a la fuente laboral de la
actora, justificación que, por motivos que este sentenciador ignora, no fue invocada
por el denunciado al dictar el decreto de término anticipado.
En otro orden de ideas, la denunciada intentó desvirtuar las acusaciones de la
contraria con alegaciones del siguiente tenor: “ha quedado demostrado que el
gobierno del actual Alcalde don Rodrigo Valdivia, es un gobierno transversal, mucha
gente de su confianza que ingresó a la administración pertenece a un conglomerado
político opuesto, a modo de ejemplo el jefe del departamento de caminos es militante
inscrito de Renovación Nacional (el Alcalde es militante del Partido Socialista, bloque
opuesto), el anterior administrador municipal — cargo de exclusiva confianza del
Alcalde- lo detentó en esta administración el Sr. Marcelo Águila, quien se desempeñó
como jefe de SECPLAN —cargo de confianza- en el gobierno anterior del Alcalde
Aravena, siendo hombre de confianza de este último, por lo tanto, malamente se
puede acusar de que existe en la actual administración una persecución política o
ideológica en contra de determinadas personas”. Como sustento de dicha alegación,
incorporó los siguientes documentos: Decreto Alcaldicio N° 052, de fecha 03 de enero
de 2017, que dispone cargo a contrata de don Ángelo Javier Fuentes Acuña; Decreto
Alcaldicio N° 065, de fecha 03 de enero de 2017, que dispone cargo a contrata de
doña Yessenia Eleine Álvarez Fuentes; Certificado emitido por doña Lidia Krausse
que señala la militancia de don Marcelo Javier Torres Gomez, en el partido
Renovación Nacional, de fecha 16 de junio de 2017; Decreto Alcaldicio N° 008, de
fecha 03 de enero de 2017, que ordena la contratación de Marcelo Javier Torres
Gómez; Decreto Alcaldicio N° 342, de fecha 17 de marzo de 2017, que ordena

CHLRESMJXK
43

nombramiento como suplente de Marcelo Águila Ávila; Decreto Alcaldicio N° 088, de


fecha 14 de noviembre de 2014, que nombra como funcionario de planta por 44 horas
semanales a Marcelo Alejandro Águila Ávila; Decreto Alcaldicio N° 061, de fecha 19
de julio de 2012, que nombra como funcionario de planta de exclusiva confianza a
Marcelo Alejandro Águila Ávila; y Decreto Alcaldicio N° 058, de fecha 09 de enero de
2014, que nombra como funcionaria de planta, como secretaria abogada del Juzgado
de Policía Local de Panguipulli a Loreto Gómez Cortés. Al respecto el Tribunal estima
que si bien dichos antecedentes pueden sustentar la tesis de la denunciada en el
sentido de haber constituido el Municipio un gobierno transversal con funcionarios
adscritos a conglomerado político opuesto, ello en ningún caso desmiente y
controvierte en forma concreta e indefectible la circunstancia de haber correspondido
la desvinculación de la actora a una discriminación por motivo de su adherencia
política, cuestión que se ha tenido plenamente asentada en el considerando
precedente, puesto que si bien considerando los últimos antecedentes referidos puede
tenerse por asentado que el actual Alcalde no ha desvinculado a todos los
funcionarios de adherencia política diversa a la suya, no es menos cierto que el Edil
desde su época como Concejal persiguió especialmente a la denunciante, a quien
tratase como una jefa de gabinete que hoy día no sabemos si es jefa de gabinete o
candidata a concejal, parte de un grupo de funcionarios privilegiados en la
Municipalidad de Panguipulli, que tienen “sueldos millonarios”, “regalones” por todos
conocidos, quienes pese a no ser queridos por la ciudadanía, persisten en
permanecer amarrados sin ningún decoro, ni manifiesto servicio público, pues todos
sabemos que solo los mueven los privilegios de las dobles contrataciones, sueldos y
sobresueldos, cuantiosas horas extraordinarias”. Es decir, puede ser efectivo que el
Municipio no haya desvinculado a todo aquel que profesase una adherencia política
diversa o contraria a la del Alcalde, pero ello en caso alguno descarta que haya
existido una persecución o discriminación en contra de aquellos funcionarios
“regalones”, cuestión que si se verificó efectivamente respecto de la denunciante de
autos, conforme lo razonado en el motivo noveno.
DÉCIMO PRIMERO: Conclusión y decisión del Tribunal. Que, con lo
razonado precedentemente, el Tribunal concluye que la conclusión de los servicios de
Solange Fuentes Acuña ha sido entonces un acto discriminatorio en razón de
desavenencias de carácter político con el representante legal de la I. Municipalidad de
Panguipulli, Alcalde don Rodrigo Valdivia Orias, que ha significado una exclusión del
empleo por un motivo ajeno a las causas de discriminación previstas por el
ordenamiento en el artículo 19, número 16 inciso tercero de la Constitución Política,
contraviniendo expresamente la idoneidad y capacidad profesional del afectado,
conducta prohibida además por el bloque normativo que configuran las siguientes

CHLRESMJXK
44

fuentes vigentes: artículo 19 N° 2 de la Constitución Política de la República de Chile;


artículo 2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos; artículo 26 del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos; artículo 2.2 y 6.1 del Pacto Internacional
de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales; artículo 24 de la Convención
Americana de Derechos Humanos; artículo 1° del Convenio 111 de OIT; y artículo 2 y
5 del Código del Trabajo.
Aquel despido, o término anticipado de contrata, resultó además lesivo de la
garantía constitucional del artículo 19 N° 1 de la Constitución Política de la República,
en la parte que garantiza el Derecho a la integridad psíquica, habiendo significado una
vulneración de la integridad psíquica, corroborada al menos mínimamente mediante
antecedentes médicos pertinentes y declaraciones testimoniales.
Con ello el Tribunal ha resuelto hacer lugar a la acción de tutela por
vulneración de derechos fundamentales incoada por la actora, sin perjuicio de lo que a
continuación se resolverá en cuanto a las pretensiones de ésta.
El resto de la prueba incorporada en juicio, referida en los motivos quinto y
séptimo, que no haya sido expresamente invocada en los motivos noveno y décimo,
en nada altera lo razonado y resuelto precedentemente.
DÉCIMO SEGUNDO: En cuanto a las indemnizaciones y prestaciones
pretendidas. Que, si bien es cierto que, tal como lo ha resuelto el Tribunal al rechazar
en audiencia preparatoria la excepción de incompetencia opuesta por la parte
demandada, el procedimiento de tutela resulta aplicable a trabajadores bajo relación
laboral al alero del Estatuto Administrativo para Funcionarios Municipales, en base a
jurisprudencia reiterada de la Excma. Corte Suprema que discurre sobre la base de
que el procedimiento de tutela laboral se aplica respecto de las cuestiones suscitadas
en la relación laboral por aplicación de las normas de dicho ámbito, que afecten los
derechos fundamentales de los trabajadores, entendiéndose por tales los indicados en
el artículo 485 del Código del Trabajo, derechos reconocidos a toda persona por la
Constitución Política de la República, de modo tal que la acción tutelar ampara como
sujetos activos a los funcionarios municipales, por ser la relación funcionaria también
una de carácter laboral, a razón de que el inciso 3° del artículo 1° del Código del
Trabajo denomina en términos genéricos “trabajadores” a los funcionarios públicos, no
es menos cierto que, tal como lo ha resuelto el mismo Excmo. Tribunal (Rol 52.918-
2016), la aplicación de las normas adjetivas del procedimiento de tutela de los
artículos 485 del Código del Trabajo en ningún caso importa per se la aplicación de
las normas sustantivas del mismo cuerpo legal.
Luego, cabe tener presente que la demandante pretende que se condene a la
demandada al pago de las siguientes prestaciones: Indemnización por aviso previo al
despido, por el monto de $1.701.485 (un millón setecientos un mil cuatrocientos

CHLRESMJXK
45

ochenta y cinco pesos); indemnización por años de servicio por 8 años por la suma de
$13.611.880 (trece millones seiscientos once mil ochocientos ochenta pesos);
Aumento de indemnización en un 30%, de acuerdo a lo establecido en el artículo 168
del código del Trabajo, por la suma de $4.083.564 (cuatro millones ochenta y tres mil
quinientos sesenta y cuatro pesos); y el pago de todas las remuneraciones hasta el
término de la contrata, a título de lucro cesante, correspondiente al monto de
$14.349.188 (catorce millones trescientos cuarenta y nueve mil ciento ochenta y ocho
mil pesos).
En primer término, refiriéndome a esta última pretensión de indemnización por
lucro cesante, cabe tener presente que el artículo 495 del Código del Trabajo dispone
que la sentencia a dictarse en el presente procedimiento deberá de contener en su
parte resolutiva: “3. La indicación concreta de las medidas a que se encuentre
obligado el infractor dirigidas a obtener la reparación de las consecuencias derivadas
de la vulneración de derechos fundamentales, bajo el apercibimiento señalado en el
inciso primero del artículo 492, incluidas las indemnizaciones que procedan”,
expresión esta última que necesariamente ha de ser relacionada con lo dispuesto en
el artículo 489 del mismo Código, que dispone: “Si la vulneración de derechos
fundamentales a que se refieren los incisos primero y segundo de artículo 485 se
hubiere producido con ocasión del despido (como ocurriese en el caso de marras), la
legitimación activa para recabar su tutela, por la vía del procedimiento regulado en
este párrafo corresponderá exclusivamente al trabajador afectado… En caso de
acogerse la denuncia el juez ordenará el pago de la indemnización a que se refiere el
inciso cuarto del artículo 162 y la establecida en el artículo 163, con el
correspondiente recargo de conformidad a lo dispuesto en el artículo 168, y
adicionalmente una indemnización que fijará el juez de la causa, la que no podrá ser
inferior a seis meses ni superior a once meses de la última remuneración mensual” .
Del examen de las normas en comento fluye necesariamente que son aquellas
indemnizaciones las que el legislador establece como procedente en la especie, y no
otras como aquella de lucro cesante de carácter civil que persigue la demandante, la
que por tal motivo será rechazada.
El resto de las indemnizaciones pedidas referidas precedentemente, sustitutiva
de aviso previo, por años de servicio y recargo de la misma, si bien en principio
resultan procedentes en caso de acogerse una denuncia de vulneración de derechos
fundamentales con ocasión del despido, aquellas dicen relación con la presunta
aplicación de los artículos 162 y siguientes del Código del Trabajo al caso de marras,
normas de Derecho sustantivo que a juicio de quien suscribe, atendido el carácter
estatutario de la relación laboral que vinculase a la actora con la demandada, de una
naturaleza especialísima, resultan inaplicables en la especie, ya que tal como se ha

CHLRESMJXK
46

dicho, la aplicación del procedimiento de tutela a sujetos activos bajo relación laboral
estatutaria en caso alguno supone para ellos la procedencia de las normas de
Derecho sustantivo del Código del Trabajo, quienes se rigen no por el contrato de
trabajo, sino por la ley especial N° 18.883, Estatuto Administrativo para Funcionarios
Municipales, que en ningún caso contempla indemnizaciones laborales tarifadas como
las pretendidas por la actora para el evento conclusivo del vínculo. En esta parte
concuerda quien suscribe con la parte denunciada, en el sentido de considerar que los
vínculos contractuales de funcionarios en calidad a contrata por norma legal
concluyen el 31 de diciembre de cada año, a menos que se decrete su renovación,
con lo que malamente puede configurarse la procedencia de una indemnización por
años de servicio, que por cierto no ha sido contemplada por el legislador en el
Estatuto Administrativo del ramo, como tampoco lo ha sido la indemnización
sustitutiva de aviso previo ni menos aún el recargo de la indemnización por años de
servicio, por ser aquellas incompatibles con la carrera funcionaria ahí regulada. Con
ello el Tribunal concluye la improcedencia de todas las prestaciones reclamadas por la
actora referidas al inicio del presente párrafo, las cuales serán rechazadas.
Deviene de ello que el Tribunal únicamente estima como procedente en la
especie la indemnización especial que contempla el artículo 489 del Código del
Trabajo, que oscila entre seis y once meses de la última remuneración mensual. No
habiendo consagrado el legislador elementos a considerar para determinar el quantum
preciso de dicha indemnización, queda por tanto ésta a la discreción de quien
suscribe, por lo que para su determinación el Tribunal considerará en primer lugar que
en la especie se ha verificado pluralidad de derechos fundamentales vulnerados con
ocasión del despido, conforme a lo razonado en el motivo precedente, circunstancia
que, a juicio de quien suscribe, constituye fundamento jurídico suficiente para que
dicha indemnización se establezca en el tramo superior contemplado con el legislador,
esto es, nueve a once meses de última remuneración y luego, dentro de dicho tramo,
considerando que por la demandante no se hicieron valer antecedentes ni alegaciones
relativas a la entidad del despido discriminatorio a efectos de que el tribunal lo
calificare de grave y otorgare el derecho alternativo que contempla el artículo 489
inciso cuarto del Código del Trabajo, derecho alternativo que por cierto la denunciante
nunca persiguió, ni tampoco esgrimió la demandante fundamento alguno para que la
indemnización se impusiere en su máximo, considerando que la afectación emocional
de la demandante se acreditó en forma mínimamente suficiente, únicamente en base
a tres recetas, un certificado médico y las declaraciones de dos testigos quienes se
limitaron a deponer que vieron a la actora afectada, sin que dicha presunta afectación
haya sido desarrollado en forma suficiente y clara por la abogada demandante en sus
alegatos de clausura a objeto de perseguir el quantum máximo pretendido en su

CHLRESMJXK
47

libelo, en el cual tampoco desarrolla motivo alguno que este sentenciador haya de
tener en consideración para establecer la indemnización en su tope máximo, quien
suscribe no haya basamento jurídico alguno para decretar el tope máximo de la
indemnización en comento, de forma tal que se fijará aquella en nueve meses de la
última remuneración mensual.
No habiéndose pretendido por la demandante ninguna otra medida dirigida a
obtener la reparación de las consecuencias derivadas de la vulneración de derechos
fundamentales, procedente conforme lo prescrito en el artículo 495 N° 3 del Código
del Trabajo, no se impondrá ninguna adicional, a objeto de no incurrirse en vicio de
ultra petita.
DÉCIMO TERCERO: En cuanto a la última remuneración mensual. Que, la
demandante en su libelo ha manifestado que su remuneración bruta mensual,
correspondiente al grado 9 del escalafón de profesionales ascendía a $1.334.718 (un
millón trescientos treinta y cuatro mil setecientos dieciocho pesos), suma que la
demandada no controvierte en su contestación, cuestión que desde ya habilita a este
sentenciador a tener tal hecho como tácitamente admitido, conforme lo prescrito en el
inciso séptimo del numeral primero del artículo 453 del Código del Trabajo, facultad de
la cual el Tribunal no hará uso por no ser necesario, toda vez que si bien no se
incorporó la prueba idónea para acreditar aquello, que no es otra que la
correspondiente liquidación de remuneraciones, no es menos cierto que en la prueba
de la actora se contienen referencias a la remuneración de ésta, en las declaraciones
de Álvaro Castro Cortez y Patricio Thomas Soto, señalando el primero que la
denunciante percibía una remuneración bruta de $1.334.000.- y el segundo refiriendo
$1.367.000.-, antecedentes que, no siendo controvertidos ni por alegación ni por
prueba alguna en contrario, son a juicio de este sentenciador suficientes para tener
por acreditado el monto de remuneración invocado por la actora, un millón trescientos
treinta y cuatro mil setecientos dieciocho pesos, el que se tendrá como base para el
cálculo de la indemnización procedente en la especie.
En cuanto al bono invocado por la actora, del cual no se manifiesta su
procedencia en su libelo, es dable suponer por este sentenciador que aquel
corresponde al del Programa de Mejoramiento de Gestión regulado en la Ley 19.803,
que establece en su artículo 3° una serie de variantes que inciden en la base de
cálculo de la misma, variables que en ningún caso fueron acreditadas en juicio, ni
tampoco se acreditó el cumplimiento de los objetivos de gestión institucional, que es
requisito esencial para el otorgamiento del mismo. Sobre el punto el esfuerzo
probatorio de la denunciante fue tan débil que se limitó a acreditar la remuneración de
la actora únicamente en base a prueba testimonial, en circunstancias que todo
trabajador cuenta con copia de sus liquidaciones de remuneración, y ni si quiera se

CHLRESMJXK
48

refirió a la misma en sus alegatos de clausura, ni solicitó en el mismo acto que la


existencia del bono alegado se tuviera como tácitamente admitida, por lo que ante la
falta de prueba previsible y pertinente el Tribunal no tendrá por acreditado lo
procedente de su pago, por lo cual se excluirá de la base de cálculo para la
indemnización especial del artículo 489 del Código del Trabajo.
DÉCIMO CUARTO: En cuanto a la improcedencias de las peticiones
declarativas de la parte denunciada. Que, al finalizar el escrito de contestación de la
demanda, la denunciada pide al Tribunal que declare: Que el vínculo jurídico que unió
a las partes al momento de terminado el vínculo contractual fue exclusivamente de
empleado a contrata de Ley N°18.883; Que al no haberse declarado ni existido la
relación laboral, a la demandante no le corresponden los ítem de prestaciones que
demanda, propias del derecho laboral; Que el cese de la contrata del actor se produjo
de conformidad a la Ley N°18.883, Estatuto Administrativo para funcionarios
municipales y a las instrucciones impartidas por la Contraloría General de la
República; Que, el término de esta contrata no fue atentatorio a los derechos
fundamentales que se citan en la denuncia; Que en consecuencia no resulta
procedente el pago de las indemnizaciones y las prestaciones reclamadas; Que en
consecuencia, se rechaza la denuncia de tutela laboral; Que se condene en costas a
la denunciante o demandante y, que se exonere al pago de ellas a la demandada; O
lo que el Tribunal estime pertinente en atención al mérito de autos. Es decir, además
de pedir el rechazo de la demanda y condena en costas para la contraria, o la
exoneración a su parte del pago de las mismas, realiza peticiones de declarativas que
son del todo improcedentes, considerando que se limitó a contestar la demanda y no
demandó reconvencionalmente a objeto de obtener las mismas, por cuanto el Tribunal
omitirá pronunciamiento sobre ellas.
DÉCIMO QUINTO: En cuanto a las costas. Que, conforme a lo razonado en
el motivo décimo segundo, no resultando totalmente vencida la parte denunciada, se
le eximirá del pago de las costas.
Y visto además, lo dispuesto en los artículos 1, 2, 5, 446 y siguientes y 485 y
siguientes, todos del Código del Trabajo; artículo 19 N° 1 y 16 de la Constitución
Política de la República, artículo 2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos;
artículo 26 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; artículo 2.2 del
Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales; artículo 24 de
la Convención Americana de Derechos Humanos; artículo 1° del Convenio 111 de
OIT, RESUELVO:
I. Que, HA LUGAR PARCIALMENTE a la denuncia de vulneración de derechos
fundamentales con ocasión del despido, interpuesta por doña SOLANGE
ANDREA FUENTES ACUÑA en contra de la I. MUNICIPALIDAD DE

CHLRESMJXK
49

PANGUIPULLI, representada legalmente por su Alcalde, don Rodrigo Valdivia


Orias, todos ya individualizados, declarándose que la denunciada discriminó
arbitrariamente a la denunciante, por motivo de su opinión política, al poner
término a sus servicios con fecha 31 de marzo de 2017, hecho que asimismo
resultó lesivo a la integridad psíquica de ésta.
II. Que, como medida dirigida a obtener la reparación de las consecuencias derivadas
de la vulneración de derechos fundamentales, se obliga a la denunciada infractora
a pagar a la denunciante la indemnización especial a que se refiere el artículo 489
del Código del Trabajo, la que se fija en este acto en nueve meses de la última
remuneración mensual de la demandante, ascendente esta última a la suma de
$1.334.718 (un millón trescientos treinta y cuatro mil setecientos dieciocho pesos),
la que se tendrá como base de cálculo para dicho efecto.
III. Que, NO HA LUGAR a la demanda de autos en la parte que pretende se imponga
a la denunciada I. Municipalidad de Panguipulli la obligación de pagar a la
denunciante Solange Andrea Fuentes Acuña las siguientes prestaciones:
Indemnización sustitutiva de aviso previo al despido, indemnización por años de
servicio, recargo de 30% de la indemnización por años de servicios e
indemnización por lucro cesante.
IV. Que, se exime a la denunciada al pago de las costas del procedimiento, conforme
lo razonado en el motivo décimo quinto.
Las partes se entienden notificadas conforme lo dispuesto en el artículo 457
inciso segundo del Código del Trabajo.
Regístrese.
Firme que se encuentre la presente sentencia, remítase copia de la misma a la
Dirección del Trabajo, conforme lo prescrito en el inciso final del artículo 495 del
Código del Trabajo.

RIT: T-16-2017
RUC: 17-4-0036074-K

Dictada por don Felipe Andrés Muñoz Hermosilla, Juez Titular del Juzgado
de Letras de Panguipulli.

A contar del 13 de agosto de 2017, la hora visualizada corresponde al


Felipe Andres Munoz Hermosilla horario de verano establecido en Chile Continental. Para Chile Insular
Occidental, Isla de Pascua e Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más
Fecha: 04/04/2018 15:28:32 información consulte http://www.horaoficial.cl
CHLRESMJXK