Vous êtes sur la page 1sur 2

Dajhana Londoño – Laura Cordero

41132065 – 41132005

Residuos Peligrosos

EL DESARROLLO SOSTENIBLE Y LA IMPORTANCIA DE SU PILAR AMBIENTAL PARA EL


PROGRESO EQUILIBRADO DE LAS SOCIEDADES
¿Se podrán alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 al inclinar el crecimiento
económico a la inclusión social o a la protección del medio ambiente?

Desde hace algún tiempo el hombre ha tomado la naturaleza para su beneficio, sin poner en consideración las
consecuencias o daños irreparables que provoca todas sus actividades a su entorno; esto ha estado ocurriendo desde que
se ha vuelto una prioridad la evolución del hombre. Alrededor de 1970, el hombre empezó a darse cuenta de su desarrollo
económico y social a costa de lo ambiental, por lo que se presentaron alternativas donde se tuvo en cuenta los tres ámbitos
(económico social y ambiental).

Mediante el informe Brundtland se contrasto por primera vez el desarrollo sostenible contra el desarrollo que se llevaba en
aquel momento. Este informe fue el primero en definir el desarrollo sostenible como las necesidades de la generación
presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades (ONU, 2006).
Seguido de esto en 1992, la comunidad internacional se reunió en Río de Janeiro, Brasil, para discutir los medios para
poner en práctica el desarrollo sostenible. Durante la denominada Cumbre de la Tierra de Río, los líderes mundiales
adoptaron el Programa 21, con planes de acción específicos para lograr el desarrollo sostenible en los planos nacional,
regional e internacional. (ONU, 2014)

Actualmente el término “desarrollo” según la Real Academia Española significa la Evolución progresiva de una economía
hacia mejores niveles de vida. Asimismo, define al concepto de sostenibilidad como “un proceso que puede mantenerse por
sí mismo (Corbi, 2007). El desarrollo sostenible tiene tres pilares que lo conforman, el pilar económico, social y medio
ambiental. A nivel económico se busca producir riquezas para satisfacer las necesidades de las sociedades, a nivel social
se busca reducir las desigualdades y diferencias entre la población o grupos sociales y, por último, a nivel ambiental se
busca conservar y gestionar el medio ambiente para que las futuras generaciones lo puedan aprovechar como actualmente
lo hacemos.

Teniendo en cuenta los tres pilares del desarrollo sostenible en el 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas e
representación de 193 países aprobó La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible
(ODS); entre los cuales se encuentran poner fin a la pobreza, garantizar disponibilidad de agua y saneamiento para todos,
trabajo decente y crecimiento económico, entre otros, (UNESCO, 2015) reconociendo la igualdad y la sostenibilidad son los
principios en los que se debe basar las estrategias de los países. Todos los objetivos fueron hechos pensando por las
personas, para las personas y de las personas; además pensando en los pilares que componen este desarrollo.

El desarrollo sostenible está dirigido al crecimiento económico que da una opción de mejorar la calidad de vida teniendo en
cuenta la conservación de los recursos naturales y la naturaleza. Para obtener esta mejora en la calidad de vida se necesita
lograr un equilibrio en el desarrollo económico, social y ambiental. Obteniendo el equilibrio se tienen ventajas como avances
en la tecnología y en los métodos de producción, los costos de producción disminuyen y por lo tanto se ofrecen productos a
precios menores y más asequibles, satisface las necesidades del ser humano, beneficia a todos los sectores de la
economía (López, 2013).

De lo anterior se puede sintetizar que se busca obtener una evolución humana sostenible, la cual, preserve el ambiente
evitando o mitigando los problemas ambientales actuales. Sin embargo, los pilares económicos y sociales están
ampliamente involucrados, debido a que en la parte económica las sociedades siempre buscan obtener cada vez más
beneficios o comodidades económicas, sin embargo, dichos beneficios son obtenidos mediante los recursos naturales que
probablemente no son regenerados fácilmente. Por lo que, si el pilar ambiental no se tuviera en cuenta en el ambiento
económico probablemente muchos sectores de la población conseguirían comodidades únicas, aunque dichas
comodidades no podrían perdurar durante mucho tiempo, ya que, si la obtención de una economía se da desmedidamente
por la naturaleza, el hombre acabaría con los recursos primordiales para sobrevivir por lo que la vida de los hombres como
de otras especies no sería viable o aceptable.

Por otro lado, mediante el pilar económico se logra un desarrollo científico y tecnológico, el cual ha traído ventajas positivas
en el campo de salud y ciencia, no obstante, para conseguir esas ventajas, en ocasiones el medio ambiente termina
devastado por las investigaciones previas, esto ocurre cuando lo principal que prevalece es el nivel económico sin importar
las afectaciones secundarias. Esto es un ejemplo de que el hombre siempre ha intentado dominar la naturaleza que lo
rodea, sin importar las leyes, lo que ha traído un gran deterioro a través de los años, en los cuales todas las especies del
planeta se han venido afectando. El objetivo del pilar ambiental es importante ya que sin este el pilar económico no tendría
un límite de obtención y debido a ellos los problemas ambientales como la contaminación del aire, tierra y agua y
producción de residuos seguiría creciendo con tal de conseguir mayor economía.
La pobreza va más allá de la falta de ingresos y recursos para garantizar unos medios de vida sostenibles. Entre sus
manifestaciones se incluyen el hambre y la desnutrición, el acceso limitado a la educación y a otros servicios básicos, la
discriminación y la exclusión sociales y la falta de participación en la adopción de decisiones (CEPAL, 2016). Si se tuviera
en cuenta el pilar económico mezclado con inclusión social se lograría disminuir los índices de pobreza y se haría necesaria
la implementación de programas que incluyan inversiones en infraestructura rural y urbana que garantice el acceso a los
servicios públicos domiciliarios y la conexión vial del país además de un desarrollo tecnológico que permita mejorar los
procesos agrícolas y ganaderos para que sean estos económicamente viables y resilientes al cambio climático.

Al no tener en cuenta la protección del medio ambiente y la gestión adecuada de los recursos naturales seguiría el
problema de la escasez de recursos hídricos, la mala calidad del agua y el saneamiento inadecuado que influye
negativamente en la seguridad alimentaria y por consiguiente la aparición de enfermedades asociadas al dengue y la
malaria sería una constante en la sociedad. No sería posible mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación,
eliminando el vertimiento y minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos, aumentando las aguas
residuales sin tratar y el número de residuos a disponer.

Ahora bien, si se mezclara el desarrollo económico del país con la protección ambiental y se dejara de lado la inclusión
social, los esfuerzos serian en vano ya que el mayor problema al que se enfrenta el país es la desigualdad social y la falta
de educación y participación en la mejora de programas de gestión del recurso hídrico y el saneamiento básico. Por lo
anterior la inclusión social y la educación ambiental son la base para mejorar la calidad de vida de las personas, el
crecimiento económico y lograr que estas cambien hábitos que afecten la protección ambiental como la quema de residuos
al aire libre.

Es importante tener en cuenta que el Cambio climático está poniendo mayor presión sobre los recursos de los que
dependemos y aumentan los riesgos asociados a desastres tales como sequías e inundaciones. Muchas campesinas y
campesinos ya no pueden ganarse la vida en sus tierras, lo que les obliga a emigrar a las ciudades en busca de
oportunidades. Se hace necesario la implementación de infraestructuras que sean más resilientes al cambio climático y por
supuesto mejorar los programas de gestión del riesgo que le permitan a las personas mantenerse seguras ante cualquier
riesgo inminente, sin olvidar que el buen de manejo de los recursos naturales de los cuales dependemos. Lo anterior
permitiría a las ciudades disminuir sus porcentajes de hacinamiento y mejorar la calidad de vida. El mejoramiento de sector
rural es vital para el desarrollo sostenible del país ya que enriquece las condiciones de vida de las poblaciones más
vulnerables y prospera la economía del país ya que se consumirían productos propios y se haría el movimiento de la
moneda local.

La erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones es una condición indispensable para lograr el desarrollo
sostenible. A tal fin, debe promoverse un crecimiento económico sostenible, inclusivo y equitativo, creando mayores
oportunidades para todos, reduciendo las desigualdades, mejorando los niveles de vida básicos, fomentando el desarrollo
social equitativo e inclusivo y promoviendo la ordenación integrada y sostenible de los recursos naturales y los ecosistemas.
Si bien se pueden cumplir algunos objetivos de desarrollo sostenible aplicando dos de los tres pilares del mismo este sería
incompleto ya que la mejora en la calidad de vida tiene que ver directamente con el consumo responsable que lleva a un
aumento de la economía del país y por lo tanto ayudaría a hacerle frente a la realidad del cambio climático.

Es importante destacar el compromiso que deben tener los entes gubernamentales a lo hora de aplicar estos tres pilares ya
que en un país como Colombia en donde la corrupción es el pan de cada día es muy fácil plantear objetivos y crear
programas, pero a la hora de aplicarlos quedan perdidos en promesas y acuerdos internacionales, como lo es hoy en día
que prima el desarrollo económico dejando de lado la inclusión social y la protección ambiental en el desarrollo de los
proyectos. La aplicación de los programas en pro del desarrollo, debería ser la guía de la administración del país.

Bibliografía

 Asamblea General de las Naciones Unidas, (2014). Desarrollo Sostenible. Naciones Unidas. Tomado de
http://www.un.org/es/ga/president/65/issues/sustdev.shtml
 CEPAL (mayo de 2016). Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Una Oportunidad para América
Latina y el Caribe. Tomado de http://www.sela.org/media/2262361/agenda-2030-y-los-objetivos-de-desarrollo-
sostenible.pdf
 Corbi A, (agosto de 2007). Economia Ambiental y Desarrollo Sostenible. Tomado de
http://unicesar.ambientalex.info/infoCT/Economiamabientalydesarrosustar.pdf
 López D. (2013)¿Cuáles son los efectos del desarrollo sostenible en los diferentes aspectos de la sociedad?
Colegio Marymount. Tomado de http://library.marymount.edu.co/bitstream/handle/123456789/319/Daniela
%20Lopez%20Gonzalez.pdf?sequence=1
 ONU, (13 septiembre 2007). Informe Brundtland. Desarrollo sostenible. Tomado de
https://desarrollosostenible.wordpress.com/2006/09/27/informe-brundtland/
 ONU, (2017) Agenda de desarrollo sostenible. Tomado de http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/la-
agenda-de-desarrollo-sostenible/
 Unesco, (2015). La Unesco y los objetivos de desarrollo sostenible. Unesco. Tomado de http://es.unesco.org/sdgs