Vous êtes sur la page 1sur 7

Cayetano Córdova Iturburu

Participación en Revista Martín Fierro


 Año I, n° 1 (02/1924)
1. Mención. [Im. A]
Reseña de “El árbol, el pájaro y la fuente” por Rojas Paz.

 Año I, n° 2 (20/03/1924)
1. Participación. [Im. 0]
Firma la invitación a un homenaje a Carlos Soussens.

 Año I, n° 3 (15/4/1924)
1. Mención. [Im. C]
Premio Anual de Poesía: el jurado resuelve recomendar el libro “El árbol, el pájaro y la
fuente” de Córdova Iturburu.

2. Participación. [Im. 1]
Cementerio Martín Fierro: firma como C.I.

 Año I, n° 4 (15/5/1924)
1. Mención [Im. D]
Concurso municipal: crítica a los fallos al premio. La municipalidad nada tendría que ver
con las artes y las letras, debería dedicarse a limpiar y barrer. Los premios deberían haber
sido para Córdova Iturburu y Rega Molina.

2. Participación [Im. 2]
Selección de lecturas de “El árbol, el pájaro y la fuente”; retrato de Cayetano realizado por
Fapa. Poemas: Comienzo; El pájaro; Serenidad; Paso como una sombra; La fuente; El
lector.

3. Mención [Im. E]
Una carta a Córdova Iturburu de Juana de Ibarbourou1 en referencia al libro “El árbol, el
pájaro y la fuente”: lo leyó porque se lo recomendó López Merino2; es un poemario claro,
hermoso y dulce; más adelante lo homenajeará en voz alta.

 Año I, n° 7 (25/7/1924)
1. Participación [Im. 3]
Poema a Norah Lange: sólo sabe su nombre, relación a figura angelical.

 Suplemento
2. Participación [Im. 4]: firma como C.I.
La “Casa del Arte” y los artistas jóvenes: La “Casa del Arte” les permite a los jóvenes
escritores y artistas salir del anónimo que los aplasta.

1
Juana de Ibarbourou: poeta uruguaya, recibe el título de <Juana de América>. Escribe sus primeros tres
libros: “Las lenguas de diamante” (poesía, 1919), “El cántaro fresco” (prosa, 1920), “Raíz salvaje” (poesía,
1922).

2
Francisco López Merino: poeta argentino de La Plata, publicó su primer poemario titulado “Horas de Amor”
en 1920 (con nueve poemas en forma de folletos). Publicó sus poemas en diversos diarios y revistas del país.
En 1923, escribió una nota bibliográfica para la revista Valoraciones sobre el libro de CCI.
Cayetano Córdova Iturburu

 Año I, n° 8-9 (8-9/1924)


1. Participación [Im. 5]: firma como C.I.
C.I. comenta “Versos de la calle” de Álvaro Yunque3.

2. Mención. [Im. F]
“Ecos de Martín Fierro”: se menciona al autor como figura de consulta urgente, y se
anticipa su participación para el próximo número.

3. Participación. [Im. 6]
Parnaso satírico: firma como C.I.

 Año I, n° 10-11 (9-10/1924)


1. Participación. [Im. 7]
“Versos a una dama voluble” por Córdova Iturburu

2. Participación [Im. 8]: firma como C.I.


Epígrafe a una sátira inactual: “el espíritu del finado”. Propone desnudar siempre nuestro
pensamiento.

 Año I, n° 12-13 (10-11/1924)


1. Mención. [Im. G]
“¿Quién es Martín Fierro?”: se lo nombra a Córdova Iturburu como parte del núcleo activo
de la revista.

 Año II, n° 14-15 (24/01/1925)


1. Participación. [Im. 9]
Reseña a “Los poetas inéditos” de Pondal Ríos4.

2. Participación. [Im. 11]


Traduce el poema “Otoño” de Albert Samain en la sección “cuatro aspectos de la poesía
moderna”.

3. Mención. [Im. H]
Figura entre los libros que se anuncia para 1925.

4. Mención. [Im. I]
Parnaso satírico: se le dedica un epitafio. Firma: El hijo de H. C.

5. Participación. [Im. 12]


Parnaso satírico: firma un epitafio con C.I

 Año II, n° 17 (17/05/1925)

3
Álvaro Yunque: Cuentista, dramaturgo, historiador, ensayista y preponderantemente poeta, como a él le
gustaba autodenominarse, su obra literaria abarca más de cincuenta títulos publicados y otros tantos
inéditos. Encabezó, junto con Leónidas Barletta, Elías Castelnuovo, César Tiempo y Roberto Mariani, entre
otros, el grupo de los denominados escritores sociales, integrando con ellos el Grupo de Boedo.

4
Pondal Ríos: guionista, poeta, periodista, dramaturgo y productor argentino.
Cayetano Córdova Iturburu

1. Mención. [Im. J]
Audiciones radiotelefónicas: Córdova Iturburu leerá poemas.

 Año II, n° 25 (14/11/1925)


1. Mención. [Im. K]
Parnaso Satírico: se le dedica un epitafio. Firma: X.

 Año II, n° 26 (29/12/1925)


1. Mención. [Im. L]
Parnaso Satírico: se le dedica un epitafio. Firma: G.L.B

 Año III, n° 30-31 (08/06/1926)


1. Fotografía de Grupo Martín Fierro en la que aparece Córdova Iturburu. [Im. M]

2. Mención. [Im. N]
Reseña de “El árbol, el pájaro y la fuente” por Antonio Gullo.

 Año IV, n° 39 (28/03/1927)


1. Participación. [Im. 13]
Supuesta autoría de una reseña/crítica sobre Norah Borges y sus cuadros.

2. Mención. [Im. Ñ]
Reseña de “La danza de la luna” por Antonio Gullo.
Cayetano Córdova Iturburu

Sobre Martín Fierro


LA REVOLUCIÓN MARTINFIERRISTA (1962) y EL MOVIMIENTO MARTINFIERRISTA
(1967)  de Revolución a Movimiento.
Fue un movimiento entrañablemente juvenil y vital, feliz y risueño. No hubo otro movimiento que
tuviera estas particularidades vitales de alegría de humor, de gracia, ligereza y profundidad.
Andábamos con la memoria y los bolsillos llenos de versos y absolutamente necesitados de
encontrar órganos de publicidad que diera cabida a esa producción fecundísima.
¿Por qué queríamos una revista? Primero, por descontento con el arte y literatura del país,
sentíamos que no nos representaban: hablaban un idioma anacrónico, iban a destiempo, a contra
historia. No sabíamos casi nada de lo que en el orden de las artes ocurría en el resto del mundo.
Pero nos descontentaba la situación artística del país y sentíamos una difusa, vaga necesidad de
renovarnos.
No sabíamos exactamente lo que queríamos ni a donde apuntábamos, a dónde dirigir la proa de
esa nave, un poco a la deriva, en que navegábamos. Hasta que Girondo, vuelto de Europa, propone
el manifiesto en el número cuatro: a partir de él comenzó a congregarse a su alrededor la mayor
parte de la juventud inquieta  El manifiesto precisó que un arte y una literatura habían terminado,
y que un arte y una literatura nacían. Martín Fierro se convierte en un órgano artístico de
vanguardia.
La revolución martinfierrista tuvo la tarea de actualizar nuestras artes. Arremetió contra el
modernismo, la solemnidad y grandilocuecia, la sumisión imitativa, la suficiencia pedante, la
adhesión a módulos gastados, repetición de fórmulas gastadas, la ausencia de todo espíritu de
indagación, de cambio, de aventura, la absoluta falta de identificación con el espíritu de los tiempos.
Nos sentíamos enemigos irreconciliables… (NOTA )
Con el movimiento martinfierrista, la incorporación de elementos ultraístas y renovadores, entran
en el campo de la poesía argentina, el versolibrismo, el creacionismo metafórico, la abolición de la
anécdota y el enfilamiento de imágenes, la denudes poética. En ningún arte, Martín Fierro se
adscribe a un determinado ismo, sino que abarcan un vasto abanico de concepciones, de criterios y
de manifestaciones de tipo individual. ¿Qué unía a estos artistas de diversas expresiones? La
negación por el pasado y la necesidad de renovarse, la pasión por su tiempo y por su país.
Importancia de la sección cómica de parnasos burlescos y epitafios: era en realidad un instrumento
de batalla en la lucha librada contra los sostenedores de criterios envejecidos. Los epitafios
crecieron en cantidad, compuestos por todos los colaboradores y a veces de forma conjunta, el
entusiasmo creador llegó a divertido extremos que se terminó arrojándonoslos entre nosotros
mismos.
Cayetano Córdova Iturburu

Martín Fierro era un periódico especializado en arte y literatura en el que no se hablaba de política
por el mismo motivo que no se lo hacía sobre modas o carreras: por especialización. El movimiento
martinfierrista es definidamente artístico-literario, tiene la particularidad de ser el primer
movimiento argentino que abarca todas las artes. La neutralidad no fue por una supuesta
insensibilidad política de sus participantes sino por la realidad social política y económica que no
presentaba problemas angustiosos.

ARGENTINA. PERIÓDICO DE ARTE Y CRÍTICA (1930-31)


Silvia Saitta: “La continuidad de un modelo”.
Tener en cuenta el contexto histórico: internacionalmente, caída financiera; nacionalmente, primer
golpe de estado, huelgas obreras, fraude y desocupación, etc.
Formalmente idéntica a Martín Fierro (por su topografía, tono general y miembros colaboradores),
Córdova Iturburu se propuso retomar el modelo de la vanguardia martinfierrista: opta por la no
inclusión de la política en sus páginas, se trataba de un periódico exclusivamente literario, en el cual
no había cabida para el proselitismo político. [Ver Impresión].
Dejar de salir después de su tercer número pone en cuestión que el sector de izquierda del campo
literario estaba cruzado ya por tensiones y discusiones estético-ideológicas que tornaban inviables el
modelo apolítico.
Aparece la revista literaria y política Contra, la revista de los franco-tiradores (“fue el primer
programa estético-político colectivo que vinculó vanguardia estética y vanguardia política
argentina”).

ARGENTINA N°2
Creemos que el arte no puede ser vehículo de doctrinas, sino que tiene su finalidad en sí mismo y
que sus beneficios sociales se producen en virtud de su presencia.

LITERATURA Y PROPAGANDA – Contra 1933


La aspiración revolucionario constituye la médula del arte de su tiempo.

ARTE, ARTE PURO Y ARTE PROPAGANDA – Contra 1933


Mírese el mundo con ojos de artista o de hombre, la imparcialidad no es posible. La necesidad de
tomar partido es inevitable.
Se definió claramente por un arte revolucionario y comprometido, a la vez que reaccionó ante la
respuesta irónica y ambigua de Borges sobre un arte al servicio social. Se posicionaba también
Cayetano Córdova Iturburu

frente a los acontecimientos políticos cuestionando el voto secreto y obligatorio como instituciones
burguesas liberales, acusando a los radicales y socialistas por participar en las últimas elecciones
pese al fraude, cuestión que también estaba en debate dentro del PCA. En ese momento, Iturburu se
enfrentaba al arte-purismo pero no especificaba qué tipo de arte sería el auténticamente
revolucionario, específicamente no defendía un canon realista ni la necesidad de un arte de temática
puramente social.

EL SALÓN DE LA AIAPE – Unidad 1936


El arte revolucionario necesita aprender técnicamente de los artistas de vanguardia.

Iturburu continuó en las siguientes publicaciones defendiendo tanto un arte revolucionario como
la defensa de libertad para la cultura y el apoyo a los movimientos de vanguardia, considerando al
arte en tanto innovador, revolucionario. Con estas premisas irá confrontando la idea de un único
modo de arte posible, condicionante y limitante, el realismo socialista, que se fue imponiendo en el
partido como canon estético.
En el campo específico del arte, la disputa en torno a la abstracción versus la figuración lo
convocó en tanto defensor de la libertad cultural y la necesidad de vanguardismo en el arte. Durante
su período de militancia, apoyó al arte no figurativo y a los abstractos sin arremeter contra el
realismo socialista en particular. Será posteriormente con su alejamiento del partido, que
defendiéndose de los ataques, cuestionará a este último con mayor ímpetu. Más allá del asunto de la
figuración, hará hincapié en su función y sus límites como herramienta partidaria. Aún fuera del PC,
Iturburu continuó siendo cuestionado por muchos intelectuales.

ENFRENTAMIENTO CON EL PAC


En agosto de 1948, una prolongada reunión plenaria de intelectuales comunistas es el escenario
para que se manifiesten enfrentadas dos posiciones: la oficial, sostenida en primer término por
Rodolfo Ghioldi -uno de los principales dirigentes del PC argentino—, quien promovió la necesidad
de adoptar un canon estético realista único para la creación cultural de los artistas comunistas; y la
postura encabezada por Córdova, de mayor apertura a la vanguardia y a la libertad en la creación.
No estuvo solo: un nutrido número de artistas se resistió a la embestida que acusaba a las formas
modernistas de propagar “el irracionalismo, el antihumanismo, la reacción”. Córdova defendió el
punto de partida del modernismo y respondió a Ghioldi que “no es posible un arte revolucionario,
nuestro, comunista, sin la utilización de los elementos estéticos y técnicos proporcionados por la
gran experiencia artística y literaria de nuestra época”.
Cayetano Córdova Iturburu

De parte del PC, se le reprochó la autoridad intelectual con que defendía la libertad y la autonomía
del arte ya que constituía un serio riesgo cuando lo que se buscaba era la homogeneidad y la
disciplina partidarias. En “Orientación”, el periódico oficial del PC, del 6/4/1949, se reconoce que
“el Partido reprochó a C.I. sus posiciones estéticas reaccionarias, y le hizo saber que el marxismo es
válido no sólo para la economía, para la sociología, para la filosofía en general, sino también para la
estética”, si bien se considera que la razón para la separación del partido fue que “no hacía nada, no
asistía las reuniones ni cumplía ninguna tarea”.