Vous êtes sur la page 1sur 3

Resumen del Monte de las Ánimas

El texto pertenece al género narrativo puesto que es una leyenda, la característica romántica
que más resalta en él, es sin duda el hecho de que lo irracional es posible, el gusto por lo
lúgubre y macabro, la creación de la estética del terror y la preferencia por lo funesto se
perciben en su esplendor en el texto.

Del autor, el cual es Gustavo Adolfo Bécquer, quien fue poeta español, hijo y hermano de
pintores, el cual quedó huérfano a los nueve años, quedando al cuidado de su madrina, dejó el
hogar a los diecisiete años, para buscar suerte y riquezas en el mundo de las letras, cosa que
no sucedería, por lo cual viviría al día, traduciendo novelas o escribiendo artículos, sin embargo
la suerte le sonrió, la etapa más fructífera de su carrera fue de 1861 a 1865, años en los que
compuso la mayor parte de sus Leyendas, escribió crónicas periodísticas y redactó las Cartas
literarias a una mujer, las cosas mejoraron un poco para el poeta sin embargo en 1868 su mujer
le abandonó y posteriormente en 1870 falleció su hermano, tres meses después Gustavo
también falleció.

El monte de las ánimas narrado en su introducción, en primera persona. La introducción


nos muestra al narrador, intranquilo, despierto en la noche de difuntos, este influenciado por la
atmosfera, y sin poder recobrar el sueño decide escribir aquella tradición que le viene a la
mente, no sin antes recalcar que durante toda la noche, estuvo con los nervios de punta
acompañado por el frio viento de la noche.

En el apartado I, desde el cual la narración cambia a tener un narrador omnipresente,


podemos ver el cambio de época, nos encontramos en Soria, además de que empieza con un
dialogo generado por dos personajes, hijos de los condes de Borges y de Alcudiel, Beatriz y
Alonso respectivamente, ellos están en el llamado Monte de las Animas, junto con una
caravana, aún hay sol pero está cerca la noche, por lo que Alonso decide regresar, Beatriz le
pregunta el motivo de tener que retirarse, a lo que Alonso empieza a narrar la leyenda que
resguarda aquel monte.

Esta leyenda, cuenta como los Templarios, los cuales eran guerreros, fueron llamados por
el rey para defender la ciudad, esto ofendió a los habitantes del lugar; el odio y conflicto entre
los hidalgos del lugar y los templarios empezó a surgir, pero llegó a su punto cuando los
templarios se adueñaron del monte y de los beneficios de este, en el monte se peleó una gran y

1
salvaje batalla, este quedó lleno de cadáveres, el rey intervino y el monte se declaró
abandonado, en la capilla se enterraron amigos y enemigos juntos ,y debido al abandono se
deterioró.

Alonso también agregó que desde entonces, en la noche de difuntos, se escucha la


campana del templo y que las animas de los muertos, se preparan para seguir peleando,
también dijo que al día siguiente, se ven huellas producidas por los pies de los esqueletos ; la
narración de Alonso terminó, solamente agregó que ese era el motivo por el que nadie
permanecía ni se acercaba al monte en la noche de difuntos, en aquel momento ambos
llegaron al puente por el cual dejaban atrás el monte; junto con su caravana cruzaron de vuelta
a Soria.

En el apartado II se encuentran en el palacio de los Alcudiel, damas y caballeros


charlaban y se divertían, a excepción de Alonso y Beatriz, los cuales se habían apartado del
resto, Beatriz observaba la hoguera y Alonso observaba a su prima, Alonso rompió el silencio, él
le contó que sabía que pronto se separarían y por ello le quería dar un pequeño obsequio, este
presente era el sujetador que había pertenecido a la madre de Alonso, el cual le había llamado
la atención a Beatriz, tras aclarar que este regalo no comprometía la voluntad de ninguno,
Beatriz lo aceptó.

Alonso sin embargo, pidió un obsequio de parte de Beatriz, a esta se le iluminó el rostro
debido a su cruel idea, rebusco en sus ropas y después comentó que una banda azul la cual le
iba a dar, se le había perdido en el Monte de las Ánimas, Alonso dudó un momento, pero tras
las provocaciones de Beatriz accedió a ir por la banda. Mientras tanto, las damas seguían
contando historias de terror y todos seguían platicando; Alonso tomó su caballo y se dirigió al
Monte de las Ánimas…eran aproximadamente las nueve de la noche del día de difuntos.

En el III apartado Beatriz había estado esperando el regreso de Alonso, ya era casi la
media noche, y se encontraba un tanto alterada pues una hora hubiese bastado para ir y
regresar; se dirigió al oratorio y después de algunas plegarias, apagó la lámpara y cerró las
cortinas, se dispuso a dormir, aunque con un sueño ligero e intranquilo. Dio la media noche,
Beatriz escuchó a lo lejos unas campanas, que parecían susurrar su nombre, intento
tranquilizarse, pero empezó a escuchar como las puertas que conducían a su habitación iban
abriéndose, al siguiente momento el silencio reino, se escucharon después respiraciones
cansadas, pero la obscuridad no le permitía saber que tan lejos o cerca se encontraba aquello

1
que las emitía, Beatriz se ocultó en las cobijas al escuchar pisadas que se acercaban, algo se
posó en el reclinatorio…

La noche le pareció eterna a Beatriz, con los primeros rayos de luz, se levantó dispuesta
a reírse de sus infantiles miedos, pero el sudor se apoderó de ella, sus ojos se desencajaron, y
una palidez mortal descoloró sus mejillas, sobre el reclinatorio, llena de sangre y toda rota se
encontraba la cinta que había ido a buscar Alonso; cuando los sirvientes de Beatriz llegaron a
anunciarle la muerte del primogénito de Alcudiel, el cual había aparecido devorado por lobos en
el Monte de las Animas, encontraron a Beatriz muerta; muerta de horror…

En el IV apartado, se cuenta que un cazador que se perdió en el Monte de las Animas un


día de los difuntos, antes de morir, contó todo lo que vio, esqueletos de los templarios y los de
los nobles levantarse de la tierra, caballeros sobre corceles persiguiendo a una mujer pálida,
desmelenada, de pies desnudos, sangrientos, la cual gritaba mientras daba vueltas alrededor
de la tumba de Alonso, entre muchas otras cosas horribles…de este modo la historia finaliza.

Esta narración está bastante interesante y fácil de comprender, no requiere más que la
atención del lector, resulta un tanto bello el hecho del cambio de narrador, además de que se
halle una historia dentro de otra; me gusto, pues aunque no es del todo terrorífica sirve para
pasar un rato ameno, y no estaría nada mal narrarla un Día de Muertos… los personajes si bien
no son desarrollados a profundidad, dan cierta libertad para interpretarlos al gusto del lector, y
la historia llega a engancharte fácilmente, creo que este es su mejor atributo.