Vous êtes sur la page 1sur 14

UNIVERSIDAD DE CHILE

Facultad de Ciencias Sociales


Departamento de Antropología
Catedra: Introducción a la Etnografía
Profesores: Xochitl Inostroza, André Menard, Héctor Morales, América Valenzuela
Estudiante: Antonia Prado Astudillo

Noticias de fechas significativas


Biblioteca Nacional, Catálogo Bibliográfico, Sala Periódicos y microformatos.

Jueves 11 de octubre de 1973. El Mercurio (Accidente en el que murió el hermano menor de mi


abuelo paterno)

Chocaron dos trenes: 3 muertos y 18 heridos


SANTIAGO.- Tres personas murieron y otras 18 sufrieron heridas graves y leves al chocar dos trenes
en una pequeña estación ferroviaria de la red sur.
Los muertos fueron identificados como Nibaldo Campos Morales, de 44 años de edad, residente en
la capital; José Prado Moreno, de 28 años, que vivía en Viña del Mar, y Julio Forteza de quien se
ignoran otros antecedentes. Los heridos son Roberto Zamorano Godoy: Luis Renán Mardones,
maquinista de uno de los trenes y quien resultó con heridas de gravedad, siendo hospitalizado en
Cabrero; su ayudante Pedro Ferrada Palma, leve; el asistente Pedro Barrera Vásquez, leve; y los
pasajeros Alfredo Vega, Irma Azocar, Ema Quezada y David Donoso, internados en el Hospital de
Yumbel. Otros diez pasajeros resultados con contusiones o lesiones de escasa importancia, según
una versión oficial distribuida por la Empresa de los Ferrocarriles del Estado.
La versión indica que la violenta colisión se registró a las 4.38 horas de ayer en la estación General
Cruz a la altura del kilómetro 446 de la red central sur. Se estrellaron por causas que se investigan
el rápido que viajaba desde Puerto Montt hacia Santiago y el nocturno que corría desde la capital a
Concepción.
El mayor de Carabineros Elías Godoy Sepúlveda que viajaba en el Rápido se constituyó en la Estación
General Cruz y estableció de acuerdo con la misma versión que tanto el personal de ambos trenes
como el de la estación se encontraba en normal estado de temperancia. No obstante, y como
medida preventiva quedaron detenidos el movilizador nocturno y los cambiadores de la estación,
hasta que se aclaren las causas del accidente y la responsabilidad que les puede haber cabido.
Los restantes pasajeros del Rápido continuaron viaje a la capital a bordo de otro tren que acudió a
General Cruz para recogerlos. Los del nocturno siguieron viaje aproximadamente a las 10 horas de
ayer en un convoy despachado desde Concepción.
La vía quedó obstruida por el equipo de los trenes que chocaron, pero poco después de las nueve
de la mañana había sido habilitada, permitiendo el paso sin problemas del superrapido 1006 de
Concepción a Santiago.

Las víctimas fatales pertenecían al servicio de correos y viajaban realizando su trabajo de


clasificación de correspondencia en el furgón 337 del Rápido, el cual resultó destruido.
Biblioteca Nacional, Catálogo Bibliográfico, Sala Periódicos y microformatos.

Lunes 4 de marzo de 1985. El Mercurio de Valparaíso (Terremoto en Valparaíso, prácticamente toda


mi familia lo vivió, y marcó mucho a cada uno de ellos, ya que gran parte de las ciudades en donde
vivían se vieron sumamente afectadas)

34 Personas Muertas y Más de 300 Heridas


Primera evaluación realizó la Intendencia Regional, señalando que aún es imposible
cuantificar los daños. En Valparaíso 9 víctimas, en Viña del Mar 8, en San Antonio 15
y en Quillota 1. Se teme que este número aumente luego de la remoción de
escombros. Graves daños en el acueducto de Las Vegas y los tendidos eléctricos
dejaron la parte alta sin agua y toda la zona sin energía eléctrica. Lo más dañado es
el plan de Valparaíso. Hay otra víctima en Quilpué.

Un total de 33 personas muertas, en Valparaíso, Viña del Mar, San Antonio y Quillota; por lo menos
300 personas heridas y daños en la propiedad pública y privada que aun[sic] no pueden estimarse
con exactitud, fue el saldo general del terremoto que afectó ayer a la zona.

En un comunicado oficial entregado anoche por la Intendencia Regional se señala que en San
Antonio se registraron 15 víctimas fatales en la comuna de Valparaíso 9 personas, de las cuales 6
son adultos y 3 menores y en la comuna de Viña del Mar, 8 víctimas, 6 adultos y dos menores. En
Quillota murió una persona debido a un infarto.
Desde las provincias de Los Andes y San Felipe no se reportaron mayores novedades.
En todo caso, es posible que tanto el número de víctimas como el de heridos pueda aumentar, ya
que desde algunas[sic] puntos no se tenía información oficial, debido a las dificultades de
comunicación.
En forma extraoficial se dijo que en la comuna de Quilpué también se había registrado una víctima
fatal.
El comunicado oficial de la Intendencia Regional señala además que la zona más amagada es el plan
de Valparaíso, donde se registraron graves daños con derrumbes que afectaron a muchas
residencias y edificios públicos.
Añade que la situación general del puerto se vio agravada con un violento incendio que se produjo
en la sección de química de la Compañía Chilena de Tabacos, cuyo alto grado de combustibilidad
había convertido el siniestro en un grave problema para Bomberos.

Biblioteca Nacional, Catálogo Bibliográfico, Sala Periódicos y microformatos.


Martes 18 de Febrero de 1986. El Mercurio de Valparaíso. (Uno de los accidentes férreos más
grandes de Chile. La mayoría de mi familia trabajaba en Ferrocarriles de Chile, y un familiar,
(hermano menor de mi abuela materna) que era conductor, viajaba en uno de los trenes, pero
resultó ileso)

Es una de las Peores Tragedias Ferroviarias


Hasta la madrugada no se podía estableces aún el número exacto de muertos y
heridos. Se calculaban en 40 las víctimas fatales y en 400 los heridos.

Decenas de muertos y varios centenares de heridos dejó como saldo una colisión frontal de trenes
de pasajeros ocurrida alrededor de las 19.45 horas en la curva Queronque, de la vía férrea que une
a Valparaíso con Santiago, entre las estaciones de Peñablanca y Limache.
Extraoficialmente se estimaba en cuatrocientos, el número de pasajeros heridos y más de 40 los
fallecidos hasta las 02.30 horas de esta madrugad, cifra esta última que podría variar.
Según funcionarios de Ferrocarriles del Estado el de ayer fue el peor accidente de los últimos años
en la empresa.
El automotor AES-9 que se dirigía desde Los Andes a Puerto con tres vagones, y el automotor AES-
16, Expreso, que corría entre Puerto y Mapocho, también con tres vagones, se estrellaron a
velocidad normal en el centro de la curva, sin tener tiempo sus maquinistas de frenar los convoyes.
El automotor que se dirigía a Puerto se incrustó en el interior del primer vagón del tren opuesto,
introduciéndose en este como un dedo al interior de un guante, triturando a los pasajeros que
viajaban en los asientos delanteros de los respectivos convoyes.
El Expreso, que lucía los colores rojo anaranjado de los Ferrocarriles del Norte, se montó sobre el
convoy opuesto y quedó convertido en una masa informe de fierros retorcido. Entre los restos
metálicos quedaron atrapados heridos y cadáveres en medio de un panorama dantesco.
Las causas que originaron el accidente no han sido establecidas, pero de acuerdo a versiones de los
heridos que llegaron hasta la Estación de Limache, se habrías originado en una falla humana, al
permitirse la circulación de uno de los trenes, desconociéndose el paradero del segundo convoy.
Cabe señalar, que en el lugar existía solo una vía férrea para la circulación de los trenes que corrían
en ambos sentidos, ya que el puente Queronque cercano al sitio del accidente estaba siendo
sometido a reparaciones a raíz de un atentado terrorista perpetrado hace un año, y que le había
causado graves daños.
Gabriel González Orellana, uno de los pasajeros que sólo resultó con contusiones, dijo a “El
Mercurio” que el Expreso permaneció en la Estación de Peñablanca por más de 15 minutos en
espera de que llegase a la misma el convoy procedente de Los Andes,
“Nadie entregó ninguna explicación de las razones por las que el tren estuvo detenido por tanto
rato -dijo-, pero se sabía que nos cruzásemos allí con el otro tren. Luego, se autorizó la salida del
Expreso hacia Santiago.

Viajábamos a velocidad, diría yo, moderada, no como era lo habitual, al parecer porque estaba por
delante la incógnita del paradero del tren de Los Andes. Escuché a alguien decir en el andén “ya no
viene el otro automotor” y algunos minutos después nos movilizamos. Con mi señora, que está
herida, y un hijo, viajábamos en el coche del medio.
De pronto sentimos el choque, sin chirriar de frenos precio ni evidencias de detención. Simplemente
fue el tremendo golpe, seco. Todo salió por los aires. Fue un caos dentro del vagón. Delante de mí
quedó un herido grave. Pero cuando nos bajamos del tres vimos los cadáveres de muchísimas
personas que quedaron aprisionadas entre los fierros. Fue un espectáculo terrible. Creo que no
exagero si le dio que por lo menos hay treinta muertos, por parte baja”
Un estudiante que viajaba en el mismo tren y que fue llevado posteriormente hasta la Estación de
Limache, no pudo contener el llanto al recordar la experiencia vivida. “¡Cómo poder olvidar lo que
pasó si uno de los cadáveres cayó sobre mí!”.

Hospital de Emergencia

Apenas ocurrida la tragedia concurrieron al lugar efectivos de la Base Aeronaval de El Belloto,


aerotransportados. Del mismo modo fueron los primeros en transportar a los heridos hasta
Limache. La primera persona rescatada y trasladada en la máquina aérea fue la pasajera María Inés
González González, domiciliada en Pasaje 4 casa 54 de Forestal, en Viña del Mar.
Luego llegaron personales de diversas reparticiones, entre FF.CC., Carabineros, Investigaciones,
Bomberos, etc.
La Empresa de los Ferrocarriles dispuso del envío de un automotor hacia el lugar del accidente,
distante unos 7 kilómetros de Limache, con el objetivo de trasladar a los heridos.
Este regresó a la Estación de Limache, a las 22.25 horas, arrastrado por una locomotora petrolera,
ya que el suministro eléctrico quedó interrumpido.

Voluntarias de Salud de las más variadas organizaciones de Limache improvisaron en el anduve un


Hospital de Emergencia. Reunieron camillas, medicamentos, frazadas elementos clínicos
virtualmente facilitados por toda la comunidad local.
Los heridos de mayor gravedad llegaron en el vagón más próximo al accidente y ocuparon pasillo y
asientos. Algunos de los más graves no alcanzaron a recibir asistencia médica y fallecieron durante
el trayecto.
Al abrirse las puertas del automotor fueron bajados al unísono decenas de heridos. Estos fueron
recibidos por los voluntarios que esperaban camilla en mano en el andén, y depositados sobre las
rústicas camas, donde comenzaron a recibir las atenciones de urgencia.
Los más graves fueron trasladados de inmediato hasta ambulancias que esperaban en las afueras
de la estación y desplazados hacia diversos centros asistenciales de Limache, Quillota, Villa Alemana,
Viña del Mar, Valparaíso y Quilpué, etc.
Por los parlante del recinto ferroviario se solicitó a la población hacer urgentes donaciones de
vendas para atender a los heridos.

En este primer viaje, fueron transportados hasta Limache alrededor de 120 heridos. Una hora
después, el convoy salió nuevamente en dirección al lugar del accidente para recoger a otros
heridos.
En el intertanto, decenas de ambulancias de los más variados servicios, transportaron heridos desde
los mismos instantes de ocurrida la tragedia.

Fallecidos

De los fallecidos, sólo se supo la identidad de cinco de ellos en los primeros momentos. Fueron los
maquinistas Oscar Catalán y Fernando Rodríguez, además de los policías, cabo de Carabineros Luis
Cortés y carabinero Dante Silva, de la dotación de Limache. También se supo del deceso de uno de
los conductores de los convoyes.
Dificultades

Las difíciles condiciones topográficas del sector dificultaron las labores de rescate de las víctimas y
atención de los heridos.
Para poder llegar a las ambulancias, carros de Bomberos y otras reparticiones de emergencia, fue
necesario internarse por un camino de fundo y sortear el lecho de un río para llegar al sitio de la
tragedia. El área fue iluminada por generadores de bomberos y ferrocarriles desde una cuadra de
distancia, aproximadamente.
Hasta el lugar Ferrocarriles transportó equipos de acetileno para cortar los fierros que atraparban
cuerpos de heridos y muertos. Una pasajera, desde la presión de fierros retorcidos, dirigió
personalmente las labores de su propio rescate.
Los asientos de los trenes salieron de sus ubicaciones y los equipajes de pasajeros se confundían
con los restos metálicos. Se pensó en un principio separar los dos trenes mediando el apoyo de
explosivos, pero esta medida fue desechada mientras permanecieran entre los restos metálicos
cuerpos de las víctimas.
En el recinto de la Estación de Limache se agolparon familiares de personas que viajaban en el tren,
y al llegar el tren con los primeros heridos evacuados, se produjeron escenas desgarradoras al
conocerse el estado en que llegaban sus familiares.

Situación similar se vivió en los restantes hospitales a los que fueron trasladados los heridos.
Alrededor del Hospital de Limache se agolparon no menos de 80 vehículos y una cantidad apreciable
de personas.
Todos los hospitales de la zona no dieron abasto para atender a los heridos y hasta las 05 horas de
esta madrugada continuaban llegando lesionados de consideración a los centros asistenciales de
Valparaíso y Viña del Mar.

En la Estación de los FF.CC. de Limache, no se proporcionó ninguna información acerca de itinerarios


de trenes, vías en unos ni órdenes de movilización de los convoyes, indicándose que toda
información había que solicitarla Relaciones Públicas de la institución. Pero en las pizarras públicas
del mismo recinto se indicaba que a las 18.55 horas debía pasar en dirección a la estación Puerto,
un tren procedente de La Calera, y a las 19.55 horas el automotor de Los Andes, el que, según un
vendedor de confites de la misma estación, fue el último tren en cruzar hacia la costa. No logró
seguir su recorrido el Expreso de las 20.10 horas.
A la inversa, el último tren que pasó en dirección al oriente, fue el automotor a Quillota, de las 19.10
horas. No pasó el Expreso de las 19.25 horas en dirección a Mapocho.
En los convoyes siniestrados viajaban alrededor de mil personas, ya que viajeros revelaron que
ambos trenes habían muchos pasajeros que iban de pie.
En las últimas horas de anoche, se tenía certeza de que la causa probable del accidente sería una
falla humana originada en la oficina de Movilización de la Estación de Peñablanca, que permitió la
circulación del Expreso con destino a Mapocho, por la misma vía (la única en uso por refacciones de
la segunda) sin haber recogido el automotor desde Limache.

En el sirio del accidente se hizo presente el Intendente Pablo Wunderlich, como asimismo los
magistrados de Limache y Villa Alemana, quienes deberán estableces competencia para la
investigación.
Biblioteca Nacional, Catálogo Bibliográfico, Sala Periódicos y microformatos.

Viernes 22 de Noviembre de 1996. Diario El Mostrador de Quillota (Día del casamiento por el civil
de mis papás)

Admiradores del General Pinochet tendrán filial de su Fundación en


Quillota
Directiva la preside el abogado Enrique Araya Castillo

Se han iniciado las actividades de la Fundación “Presidente Augusto Pinochet Ugarte”, una de cuyas
28 filiales se constituirá en Quillota, teniendo por objetivos contribuir a iniciativas destinadas al bien
común del país y “el fomento de ideas, principios y valores vinculados a un orden social libre, que
constituyen el aporte histórico que Augusto Pinochet ha efectuado al país”, según señalan sus
organizadores.

La directiva de la filial quillotana, compuesta por nueve miembros, está presidida por el abogado
Enrique Araya Castillo, y sus labores de organización se iniciaron hace algunas semanas y ahora se
ha dispuesto la inauguración de sus actividades oficiales el miércoles 27 de noviembre, a las 19:15
horas, en los salones de la Universidad Regional El Libertador, ubicada en Diego Echeverría N|51 de
Quillota.

El programa a desarrollarse en la ceremonia considera el Saludo de la Directiva; la Interpretación


del Himno Nacional (con más estrofas); el discurso de Enrique Araya; la exposición de un video; la
firma del Acta de Fundación de la Filial, y un Vino de Honor.
Según indican los organizadores del acto, se ha invitado a la ceremonia a autoridades locales,
directivas de gremios, empresas, trabajadores y estudiantes. La Fundación -según señala- está en
condiciones de otorgar becas en universidades privadas, institutos y centro de formación técnica
del país.
Aseguran que no persiguen fines políticos, “siendo su principal patrimonio los valores que inspiran
a una sociedad libre y a los hombres y mujeres de Chile que, no dudamos, se incorporarán a esta
Fundación”.

Agregan que “la realización de obras de ayuda social en beneficio de personas, el desarrollo y
difusión de la cultura y la colaboración a otras personas o entidades que persigan el mismo objetivo,
son parte, además, de los principios y tareas de esta Fundación”.

Biblioteca Nacional, Catálogo Bibliográfico, Sala Periódicos y microformatos.

Martes 19 de Febrero de 2002. El Observador de Quillota. (Día del nacimiento de mi hermana


menor, Virginia, en la ciudad de Quillota)
A mediados de abril podría pasar el primer tren por la nueva línea
férrea
Ya comenzaron a poner los durmientes en varios tramos de la vía

Luego que se conociera la resolución de la Corte de Apelaciones de Valparaíso que no aceptó la


paralización de obras, pedida por una abogado contratado por cuatro vecinos del sector de El
Dorado, han continuado las obras de construcción de la nueva vía férrea, que permitirán desarrollar
posteriormente la nueva Avenida Condell y la habitación de un Parque Tecnológico Industrial.
Superado este problemsa judicial (aunque se mantiene pendiente el recurso como tal), se ha
continuado con las labores del atravieso de la calle Ariztía, que inicialmente debían concluir entre
hoy y mañana, no obstante se indicó en el municipio que lo más probable es que la empresa a cargo
de los trabajos solicite una prórroga en el plazo. En cuanto a la obra en general, los trabajos tendrán
que agilizarse y recuperar los retrasos que ya superan varias semanas, completándose las obras
básicas alrededor de la primera quincena de abril. Por lo tanto, en esferas municipales, se cree que
acerca del 15 de abril estaría pasando el primer tren por el sector de la nueva vía, mientras se
terminarían algunos detalles de la construcción y se iniciaría el levantamiento de la vía en su actual
ubicación en el centro de las calles Condell Oriente y Poniente, lo que daría inicio al proyecto de
crear la nueva avenida, que pretende descongestionar el centro de la ciudad.

Biblioteca Nacional, Catálogo Bibliográfico, Sala Periódicos y microformatos.

Domingo, 21 de agosto de 1983. Diario El País de España (Noticia que contextualiza el regreso de
los padres de mi madrina -prima hermana de mi mamá e hija de un dirigente sindical exiliado- a
Chile el año 1984, luego de que Pinochet publicara lista de exiliados que podían retornar al país.
Mi tío no estaba en esa lista, sin embargo, la situación era un poco más favorable para retornar.)

El general Pinochet autoriza a más de 1.000 exiliados a regresar a


Chile
La más numerosa lista de exiliados que son autorizados para regresar a su patria fue dada a conocer
ayer en Santiago de Chile por el Gobierno, con 1.200 nombres, entre los que se incluyen
personalidades como Jaime Castillo Velasco, que han simbolizado el drama del exilio para los
chilenos. El retorno de todos los exiliados ha sido una constante de las luchas populares durante los
últimos 10 años y ha sido exigido por todas las organizaciones disidentes. Según el Gobierno, existen
unos 12.000 chilenos exiliados, pero organizaciones defensoras de los derechos humanos e
instituciones eclesiásticas hacen fluctuar esta cifra entre 500.000 y un millón de personas, que, por
diversos motivos, no pueden regresar al país. Con la publicación de esta nueva lista, son unas 2.000
las personas que han sido autorizadas a regresar a su país. El Gobierno del general Augusto Pinochet
ha instaurado un sistema de Estas que, hasta ahora, se entregaban al ritmo de una cada dos meses
y contenían, cada vez, de 100 a 200 nombres, por lo que la nómina entregada el viernes rompe este
promedio. Al mismo tiempo, el Gobierno anunció que se están estudiando aceleradamente los
antecedentes de otros exiliados para entregar una nueva lista, de 1.000 personas en los próximos
días. Organizaciones de defensa de los derechos humanos han criticado el sistema de listas,
considerándolo oprobioso y humillante. La Vicaría de la Solidaridad, dependiente de la Iglesia,
también ha reprobado el hecho de que se autorice el regreso de muchos jóvenes cuyos padres
permanecen con la prohibición de volver a su país. Pasa a la página 3

SEGÚN LAS ORGANIZACIONES QUE DEFIENDEN LOS DERECHOS HUMANOS, LOS CHILENOS
EXILIADOS SUPERAN EL MEDIO MILLÓN

Viene de la primera página

En esta lista, entregada el viernes, por ejemplo, se autoriza el regreso de Alejandro y de José
Jiliberto, hijos del dirigente socialista Alejandro Jiliberto, cuyo retorno sigue estando prohibido. El
mismo caso se ha producido con Janina Cademártori, hija del ex diputado comunista José
Cademártori.

Entre las personalidades cuyo derecho a vivir en su patria ha sido reconocido, además de Jaime
Castillo Velasco, están Alberto, Jerez, ex senador de la Izquierda Cristiana (un partido de cristianos
de izquierda); Víctor Barberis y Gerardo Espinosa, ambos dirigentes socialistas; George David Lebón,
dirigente de un pequeño partido de centro izquierda; Alcalauz Coronel y Renato Aguirre, dirigentes
del Partido Radical (de izquierda, integrante de la Unidad Popular). También se incluyen periodistas
de izquierda, como Mario Inzulza, Fernando Ribas Sánchez, Guillermo Ravest y otros.

En declaraciones a medios de información, el dirigente democratacristiano Jaime Castillo Velasco -


quien ya había sido expulsado dos veces del país por el Gobierno y que había iniciado una ardua
campaña legal para regresar- dijo que, "aunque a mí se me deje regresar al país, yo no dejaré de
estar presente permanentemente en la pena del exilio, pena que no puede subsistir en ningún país
del mundo".

En relación con sus futuras actividades, Castillo Velasco manifestó que no tiene en este momento
un plan especial, si bien señaló que ejercerá su profesión de abogado. Castillo Velasco es, además,
presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos y está exiliado en Venezuela, desde donde
regresará a su patria, según declaró, dentro de los próximos 10 días.

Por otro lado, el sacerdote católico irlandés Liam Jierar Rolokan entabló una disputa a golpes con
dos carabineros que intentaron detenerle durante una manifestación callejera, cuando el sacerdote
estaba tomando forografías en un enfrentamiento entre policías y manifestantes.
Archivo Fotográfico

Fotografía que retrata a mis bisabuelos Rosa Rojas y Enrique Verdejo


(1960, Limache)

Fotografía de mis abuelos paternos (Gladys Verdejo y Pedro Prado)


en su matrimonio. (Valparaíso, 1967)
Fotografía de mi tío abuelo (José Prado Moreno)
hermano pequeño de mi abuelo paterno, que falleció en
un accidente férreo, a los 28 años de edad (en el año
1973), a causa de una negligencia cometida por
militares, que, para ese año, habían tomado el control
de los ferrocarriles de Chile. (Limache, c.1970)

Fotografía de mi
abuelo paterno,
Alberto Astudillo,
ejerciendo su oficio
de sastre en su
taller. (Valparaíso, c.
60’)
Fotografía de mi mamá (María Eugenia Astudillo,
segunda de izquierda a derecha), dos de sus
hermanas y una de sus primas hermanas que es, al
mismo tiempo, mi madrina (de izquierda a
derecha; Patricia Astudillo, Amanda Astudillo y
Sandra Montoya). Este año es importante ya que la
familia de mi madrina logró retornar a Chile luego
de 12 años de exilio en Canadá, al ser el padre de
Sandra dirigente Sindical en 1974. (Viña del Mar,
1986)
Parte de una sesión de fotos que un amigo de la familia
les hizo a mis padres, María Eugenia Astudillo y Pedro
Prado, para su parte matrimonial. (Valparaíso, 1996)

Fotografía de mis padres en su matrimonio


por el civil. (Villa Alemana, 1996)
Fotografía de mi abuela y yo en la casa de mi
infancia en la ciudad de Limache. Mi abuela
estaba pasando por un tratamiento de
quimioterapia para combatir su cáncer de
mamas (Año 2002).

Fotografía del día del


nacimiento de mi hermana
menor, Virginia Prado.
Retrata a parte de mi familia
en la sala de espera del
hospital de Quillota.

De izquierda a derecha:
Gladys Prado (tía paterna),
Diego Astudillo (primo
hermano materno), yo, mi
papá, en primera plana
Ximena Castro (prima
hermana materna), Gladys
Verdejo (abuela), de
espalda, mi tía Verónica
Lorca, y sentados mi abuelo
y mi tía Patricia Astudillo
Fotografía de mi hermana, Virginia Prado, a días de
su nacimiento. (Limache, 2002)