Vous êtes sur la page 1sur 9

Marco teórico:

Rediseño del vivero del instituto tecnológico de Tijuana:

Vivero:

La palabra vivero procede del latín vivarium, lo cual alude al lugar dedicado al
cultivo, terminación y maduración de ciertas especies de plantas. En estos se
toma en cuenta el riego, la luz, la temperatura, el sustrato y la humedad
ambiental para garantizar el correcto desarrollo de las especies. Las funciones
de los viveros son muy variadas, por ejemplo, se pueden crear con el objetivo
de preservar la vida de ciertas especies que están en peligro de extinción, o se
pueden hacer solo para cosechar grandes productos provenientes de variadas
plantas.

( http://www.arqhys.com/tipos_de_viveros.html.)

Antecedentes históricos:

El vivero garantiza la vida de especies vegetales ornamentales, frutales e


incluso aquellas destinadas a proveer de madera.

El vivero garantiza la vida de especies vegetales ornamentales, frutales e


incluso aquellas destinadas a proveer de madera.

Hacia el año de 1875 surgieron los viveros forestales en América,


específicamente en Argentina, de la mano de inmigrantes de varias partes del
mundo, principalmente españoles, italianos, portugueses, alemanes y belgas,
quienes ya tenían una amplia experiencia en las labores de cultivo de plantas.

Para toda especie vegetal cuyo origen sea bien por semilla o por un segmento
de tejido que se reproduzca en la tierra, sus primeros días son muy críticos
para la supervivencia, por ello se crearon los viveros como un lugar que, bajo
un ambiente controlado, permite garantizar el desarrollo de un mayor número
de plantas desde sus primeros días de vida.

Tomando en cuenta estos elementos, podemos definir a un vivero como una


instalación diseñada de forma tal que pueda garantizar la vida de determinados
tipos vegetales, constituyéndose en el medio para producir, seleccionar y
expandir en gran número, especies útiles para el hombre.

Para que cumpla con este importante objetivo, deben prevalecer ciertos
criterios a la hora de su construcción, entre los cuales destacan el tipo de
especies que se quieren cultivar, las cuales deben ser cónsonas con el clima
donde esté ubicado el vivero.
En virtud de que las plantas jóvenes están en pleno crecimiento, se necesita un
buen sistema de riego que garantice su hidratación, de lo contrario podrían
morir por marchitamiento.

Es importante además, tener una noción de las características climáticas de la


zona donde se establezca el vivero puesto que un clima adverso, no garantiza
la supervivencia de las plantas. Por esta razón, deben tomarse en cuenta los
períodos de lluvia y sequía por ejemplo, determinantes en actividades como la
siembra, trasplante y poda.

El ambiente cerrado y controlado de estas instalaciones, tiene otro aspecto


importante que es la prevención de la acción depredadora de ciertos animales
que podrían atentar contra la vida de las plantas en su etapa inicial.

Además de la característica tela metálica que con frecuencia rodea y le da


forma a los viveros, en ellos podemos encontrar diversas instalaciones
dependiendo de su tamaño y características, pero las más comunes son los
semilleros, áreas de envasado, platabandas o estructuras que protegen a
algunas especies vegetales de la acción directa del sol, así como instalaciones
hidráulicas que conforman el sistema de riego.

La creciente demanda de madera para ser utilizada en la industria, dio origen a


la necesidad de crear los viveros forestales para mantener un alto volumen de
especies vegetales para su proliferación. Con el paso de los años, se
diversificó la actividad hasta abarcar especies frutales y ornamentales.

(Alejandro Rodrigues. (2015).

Tipos de viveros:

Viveros temporarios

Son los viveros creados en áreas que son difíciles de acceder en medios de
transporte, los cuales solo se usan para cultivar árboles que posteriormente
serán trasladados para su trasplante.

A estos se les suele llamar como viveros volantes. Son diseñados con un
tamaño pequeño, donde se crea en el mismo territorio donde se realizará la
plantación, lo cual solo durará una temporada.

En estos se suelen producir plantas forestales, donde generalmente son


producidas en claros del bosques en un periodo que no supera los 4 años. No
necesita de mucha inversión ni infraestructura.
Viveros permanentes

Se trata de aquellos viveros creados en espacios estratégicos para cultivar en


el una amplia variedad de árboles y plantas, que quedarán allí por un tiempo
indefinido, o sea, que su duración no tendrá límite.

También se les suele llamara viveros fijos. En estos anualmente se llegan a


producir cantidades muy grandes de plantas, requiriendo de una estructura
muy sólida y formal, como son los invernaderos, bodegas, etc.

Estos viveros son los optados para la producción de plantas frutales, de ornato
y reforestación. Son creados en centros urbanos y zonas rurales.

Tipos de viveros acorde al tipo de producción

Viveros de plantas en envases

Viveros donde todas las especies están dentro de macetas o fundas especiales
para facilitar su traslado.

Viveros de plantas a raíz desnuda

Refiere a los viveros donde las plantas son sembradas directamente en la


tierra.

Tipos de viveros tomando en cuenta su tamaño

Viveros pequeños

Son los viveros donde solo contienen al año menos de 50,000 plantas.

Viveros medianos

Contienen entre 50,000 y 10,000 plantas

Viveros grandes

Poseen mas de 10,000 plantas

Otros tipos de viveros

Viveros forestales

Son los viveros utilizados únicamente para la producción de plantas que son
forestales. En estos el cuidado a las plantaciones es muy frecuente, donde se
busca su perfecto estado para luego ser trasladado al lugar donde se plantará.
Este tipo de vivero se destina específicamente a la producción de madera.
Viveros forestales de investigación

Tipos de viveros que contienen plantaciones que serán usadas para realizar
ensayos o que forman parte de un determinado experimento.

Viveros forestales comerciales

Se trata de los viveros creados solo con el objetivo de vender sus plántulas
forestales.

Viveros forestales de interés social

Aquí se mezclan diversos viveros, los cuales se emplea para fines de


producción y para desarrollo social, como es el caso de los viveros escolares,
de los comunales y de los viveros familiares.

Viveros de café

Refiere aquellos viveros donde se suelen sembrar las plántulas de café, donde
al alcanzar un determinado tamaño llegan a trasladarse al campo para su
posterior siembra. A estos también se le suele llamar como criadero de café o
almacigo.

Estos viveros pueden crearse de tres formas distintas, sea sembrando la


plántula directamente al suelo, sembrándola en bolsa de polietileno, o
colocando las semillas dentro de tubetes de poliducto.

Viveros ornamentales

También llamado viveros ornato. Se trata de aquellos viveros creados para la


producción de plantas ornamentales, las cuales exigen de un cuidado especial
para su correcto desarrollo y belleza. En estos siempre hay una excelente
fertilización debido al poco volumen que posee el suelo. En estos se pueden
producir especies forestales y especies agrícolas, por ello se distinguen dos
tipos de viveros ornamental, tomando en cuenta la especie que se siembra.
Estos viveros se enfocan en la producción de especies que serán usadas para
decorar parques, jardines y espacios urbanos.

Viveros frutales

Son los viveros creados únicamente para la producción de árboles frutales


para así cosechar sus frutos.

(http://www.arqhys.com/tipos_de_viveros.html)
Similitudes entre los diversos tipos de viveros:

Además de las diferencias planteadas según sus fines, los viveros tienen en
común características en las instalaciones y factores que influyen en el buen
desarrollo de los mismos. Estos son, la buena ubicación con respecto de las
vías de comunicación, como rutas para el transporte de los cultivos; la calidad
del agua que se encuentre en la zona, sumado al caudal con el que se cuente y
la cantidad de la misma con la que se pueda trabajar a lo largo de la duración
del vivero. También tienen que contar con personal capaz y que especializado
en el tema, para el buen cuidado y mantenimiento del vivero y sus cultivos. Por
otra parte, las distancias que se dan, entre el vivero y el lugar a donde se tiene
que trasladar los cultivos, según la función que tenga cada uno.

(http://www.jardinyplantas.com/viveros/tipos-de-viveros.html)

Zonas en las que se divide un vivero:

Zona de siembra

Normalmente ubicada en un almacén, es donde se realiza la operación de


sembrado mediante maquinaria automatizada o a mano. La siembra puede ser
mediante el uso de semillas o por propagación vegetativa, normalmente a partir
de estacas de ramas, esquejes. Se puede realizar sobre bandejas o sobre
contenedores.

Invernadero de producción

Una vez realizada la siembra se trasladan las bandejas o contenedores a los


invernaderos de producción, donde se mantienen en las condiciones de
temperatura y humedad adecuadas para el desarrollo de los plantones.

Zonas de aclimatación

Se trata de una superficie cuya finalidad es la de preparar las plántulas para las
condiciones de campo a las que se verán sometidas. Puede realizarse en el
mismo invernadero de producción o en invernaderos de malla adyacentes a
este. Suele realizarse el trasplante a contenedores de mayor tamaño en esta
fase, para aumentar el desarrollo de las raíces. (2016 Novedades Agrícolas
S.A.)

Tecnologías asociadas a los viveros:

Sistema de producción:

Se siembra sobre sustratos en bandejas de alveolos tronco piramidales,


cónicos o tubulares, de mayor tamaño al de los utilizados en los semilleros, que
facilitan la manutención y el trasplante de las plántulas.
Sistemas de refrigeración:

Pantallas térmicas y de sombreo, ventilación forzada, cooling systems y fog


system.

Sistemas de calefacción:

Sistemas cerrados de tuberías con agua caliente o sistemas por aire caliente.
Preferiblemente colocados bajo las bandejas de plantación con objetivo de
elevar la temperatura ambiente de las raíces.

Sistemas de riego:

Suelen utilizarse carros de riego o sistemas de aspersión o microaspersión en


los invernaderos de producción aunque cuando se utilizan contenedores en la
producción también se utilizan sistemas de riego localizado. (2016 Novedades
Agrícolas S.A.)

Criterios para el establecimiento de un vivero:

La mala elección del sitio donde se establece el vivero repercute directamente


en una baja calidad de la producción de plántulas, lo cual a la larga se reflejará
en una alta mortalidad en la plantación. Por ello es fundamental la selección del
sitio donde se establecerá el vivero. Las condiciones del sitio son más
determinantes cuando la producción se obtiene a raíz desnuda (por camas de
crecimiento). Cuando la producción se hace por medio de envases de
crecimiento es importante considerar los factores que a continuación se
mencionan.

Ubicación, drenaje y suelo del vivero

Para establecerse un vivero deben considerarse cuatro puntos principales: que


sea de fácil acceso, el suministro de agua, su orientación en el terreno y la
topografía de éste. De los dos últimos aspectos depende, en gran parte, el
buen drenaje del vivero y que se minimice la erosión. El drenaje también
depende de la textura del suelo del lugar, por lo que debe cuidarse su relación
con la pendiente del sitio. En suelos de textura fina la pendiente deberá ser
suave (de 2 a 3%) y en el caso de suelos arenosos y profundos se recomienda
nivelar el terreno.

La textura del suelo es muy importante en el cultivo de plantas a raíz desnuda,


ya que además de regular el drenaje y la erosión deberán facilitar la extracción
de las plántulas y promover el crecimiento vegetativo. Un suelo bien drenado
asegura su aireación, por lo que es conveniente verificar que no existan capas
endurecidas en los primeros 75 cm de profundidad y que el suelo sea profundo,
por lo menos 120 centímetros.
Independientemente del método de propagación que se emplee dentro del
vivero (raíz desnuda, almácigos o envases individuales) es importante verificar
que tan ácido o básico es el suelo (pH), su textura y fertilidad para los
requerimientos de la especie que se va a propagar. El pH se encuentra muy
relacionado con el contenido de materia orgánica y disponibilidad de nutrientes
necesarios para el buen desarrollo de las plantas; por esto, el rango de pH más
recomendable es de neutro (pH=7) a ligeramente ácido (pH=6.5) o ligeramente
alcalino (pH=7.5).

Abastecimiento de agua y calidad de agua de riego.

Los viveros necesitan un suministro de agua abundante y constante, ya que las


plantas que se producen se encuentran en pleno desarrollo y un inadecuado
abastecimiento podría provocar incluso la muerte por marchitamiento.

La calidad del agua de riego es importante. Cuando contiene como elementos


principales calcio y magnesio (agua dura) ayuda a crear en el suelo una buena
estructura. En cambio, el agua que tiene gran cantidad de sodio y bajos
contenidos de calcio y magnesio provoca que la arcilla y la materia orgánica del
suelo absorban rápidamente el sodio. Esto promueve una estructura edáfica
indeseable, ya que el suelo disperso se asienta abajo de la superficie y forma
una capa (de 10 a 20 cm de grosor) que impide el paso de las raíces o del
agua. También un alto contenido de sodio en el agua de riego causa
quemaduras en las hojas de algunas especies al ser absorbido por las plantas.
La cantidad de sólidos en suspensión en el agua también modifica las
características del suelo, ya que si tiene contenidos elevados de limo o coloides
puede causar la compactación superficial del suelo reduciendo su
permeabilidad al agua y la aeración. También hay otros elementos que pueden
estar presentes en cantidades tóxicas y afectar al cultivo, como el boro o
algunos contaminantes.

Clima:

Es muy importante conocer qué tipo de plantas se encuentran adaptadas a las


condiciones climatológicas que prevalecen en la zona donde el vivero se va a
establecer. Asimismo, es necesario contar con los registros climáticos que
indiquen las épocas de riesgo, como las heladas, las sequías y la cantidad y
distribución del periodo de lluvias. Éstos pueden ser complementados o
sustituidos con la información climática que los habitantes de la zona manejan
tradicionalmente. Con base en estos datos se logra una planeación del
momento adecuado para llevar a cabo las labores del vivero (siembras,
trasplantes, podas, fumigaciones, etcétera).
Construcción del vivero:

Una vez que se elige el terreno donde se construirá el vivero se inicia una serie
de actividades relacionadas con la instalación y construcción de la
infraestructura necesaria para su funcionamiento. Estas actividades, varían en
función del tipo de plantas que se desea propagar y de los recursos
económicos disponibles. Básicamente el vivero debe contar con las siguientes
instalaciones: semilleros, área de envasado, platabandas (estructuras que
sombrean a las plantas), lotes de crecimiento, bodega y equipo e
infraestructura de riego.

La limpieza del terreno es una actividad muy importante ya que facilita las
labores en el vivero, evita la competencia de la vegetación original del terreno
con las plantas que se producen, y facilita el control de insectos (hormigas,
grillos, etcétera).

Antes de iniciar la producción de plántulas es necesario detectar la presencia


de malezas, nematodos, hongos, parásitos e insectos,* principalmente cuando
se pretende establecer el vivero en terrenos que con anterioridad se dedicaron
a la agricultura. Esto permitirá elegir las técnicas de manejo y fumigación
necesarias que aseguren la producción exitosa de plántulas con alta calidad,
sobre todo en cultivos a pie desnudo.

Los métodos de cultivo en viveros se dividen en: cultivo a raíz desnuda, en


camas de crecimiento (camellones) y en envases de crecimiento (utilizando
recipientes de gran variedad de materiales y dimensiones). Se pueden iniciar
por medio de la siembra directa de las semillas u obteniendo las plántulas por
medio de almácigos (semilleros), para posteriormente trasplantadas. Cada uno
de estos métodos tiene sus particularidades.

Selección de sitio:

* Seleccionar un terreno plano o ligeramente inclinado, libre de piedras,


troncos, etc.

* Asegurarse de que el terreno esté cerca de una fuente de agua, que tenga
buen drenaje y que esté protegido contra vientos fuertes.

* El tamaño del vivero está limitado por la cantidad de agua disponible. Se


necesita aproximadamente un (1) litro de agua por planta y por riego.

* El terreno debe ser accesible y con buenas vía de comunicación. No debe


estar muy distante de la zona de influencia.

* Cercar el área para evitar daños por animales.

(Ana Ines Parra, 2010)


Fuentes de información:

(Alejandro Rodrigues. (2015). Origen de los viveros, ¿Qué podemos encontrar


en ellos?. 8/04/2018, de infoguia.com Sitio web:
https://infoguia.com/infotip.asp?t=beneficios-de-los-viveros&a=510)

Revista ARQHYS. 2017, 03. Tipos de viveros. Equipo de colaboradores y


profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido 04, 2018, de
http://www.arqhys.com/tipos_de_viveros.html.

ANA INES PARRA. (2010). LLANO VIVERO GUACAVIA. 8/04/2018, de


http://llanovivero.blogspot.mx Sitio web:
http://llanovivero.blogspot.mx/2010/09/marco-teorico.html