Vous êtes sur la page 1sur 5

Cosmovisión y Cosmogonía de la religión Islámica

Yessin Abdouni, Salome Rodriguez, Francisco Pinzon, Felipe Tehelen.

La religión del Islam se basa principalmente en la sumisión a Alá. La palabra

musulmán significa “aquel que se somete”. La palabra Islam en sí es sinónimo de

sumisión.

Divinidad: La religión Islámica es una religión monoteísta, la cual niega la adoración

de ninguna otra cosa aparte de su Dios Alá, por lo tanto, busca la destrucción de los

vestigios politeístas.

Ser humano: La religión Islámica busca honrar al ser humano y tratarlo como el

representante de Alá en la tierra, no busca que este sea tratado como esclavo de

ningún ser mortal, sino solamente de Alá. Además, los seres humanos tienen la

posibilidad en sí mismos de ignorar o cumplir los mandamientos de este; se le

permite elegir por sí mismo como desea conducir su vida tanto individual como

socialmente.

Mundo: La religión Islámica expone que Alá creó el mundo, él lo supervisa en el

tiempo, guiandolo hacia una expresión de su voluntad. El mundo fue creado por ala

de la nada. Partió de una masa simple a la cual le ordenó que se dividiera y e

reprodujera. A partir de esta masa entonces surgió una nube de humo densa de la

cual luego surge el cielo y la tierra. Solo Ala comprende lo que existía antes de la

creación del universo. El hombre en cambio jamás será capaz de comprender esto

porque Alá no le dio la capacidad de comprender esto.

Míticos: Uno de los relatos míticos más importantes y conocidos de la religión

Islámica es el de Iblis. Según este relato, Alá creó a unas criaturas llamadas djinns

(genios) del fuego, luego creó a Adán (hombre) a partir de barro. Alá ordenó a los
djinns a prosternarse ante Adán pues este era mejor que ellos, pero hubo un genio

que decido no hacerlo, pues le parecía que los djinns eran mejores por haber nacido

del fuego. Alá intento castigarlo por su subordinación, pero decidió no hacerlo.

puesto que Iblis le prometió que guiaría a los hombres por el camino de Alá, por el

senda del bien. Pero, en lugar de cumplir con lo pactado, lo que Iblis había hecho

era intentar guiar a los hombres por su camino, el camino del mal. De esta manera,

la religión Islámica buscar explicar el bien y el mal, en tanto para estos el mal

siempre va a estar ahí para tentarlos en forma de susurros. Asimismo, el bien

también se presenta a manera de susurros, pero la decisión de que senda seguir

recae únicamente en el hombre.

Mágico: La religión Islámica apoya y sostiene la ocurrencia de milagros. Desde el

punto de vista Coránico, que se dé la ocurrencia de milagros es un fenómeno que

tiene una causa especial la cual es la voluntad de Alá.

Místico: La religión Islámica cuenta con varias formas de acercarse más a su Dios.

Con esto en mente, se puedes encontrar varios ejemplos, como lo pueden ser las

oraciones cotidianas (salats), la limosna, el ayuno del Ramadán y la peregrinación a

La Meca. Los hombres musulmanes deben recitar las cinco oraciones cotidianas,

anunciadas por medio del adhan (convocación), entonado por el muezzin, desde lo

alto del minarete (manarah). Sin importar donde se encuentre, el musulmán lo

primero que debe practicar son las abluciones rituales (wudu), después de esto

debe devolverse en dirección a La Meca, y recitar algunos textos coránicos como el

shahadah (el credo musulmán) y el takbir (Dios es grande), y se prosternará dos o

más veces. Otra práctica importante para los musulmanes es la conocida “misa” de

la religión católica; esta, en la religión musulmana, se realiza todos los viernes (a

diferencia de la católica que tiene el domingo como su día sagrado), el khafib


(subtitulo del califa o de su gobernador) se dirige a los fieles desde lo más alto de

una cátedra, y pronuncia su sermón ante la asamblea en la mezquita central; esta

mezquita carece de un altar, ya que no son templos sacrificiales como los que son

habituales de las iglesias cristianas. De la misma manera, tampoco se tienen

lugares especiales en los que se guardan los rollos sagrados de la revelación

escrita, como lo hacen las sinagogas judías.

Escrituras Sagradas: El Islam es una religión revelada por Alá al profeta Mahoma.

Las escrituras sagradas del corán comparten, en gran medida, datos históricos con

La Biblia y La Torá (Torah). Muchos de sus profetas son aceptados dentro del Islam,

pero no significa que las historias sean las mismas. Una de la diferencias más

grandes del Islam frente al Judaísmo y al Cristianismo, es lo que da origen a la

actual disputa por Israel. Los judíos creen que el hijo que Dios prometió a Abraham

era Isaac, mientras que los musulmanes piensan que el hijo prometido era Ismael.

Isaac dio origen a los judíos, y por ende al profeta Jesús. Mahoma, en cambio, es

descendiente de Ismael. Israel fue prometido a los descendientes del hijo de

Abraham; de tal forma que cada lado defiende su argumento, lo que en la actualidad

se puede dar cuenta en la disputa por el territorio de Israel. El Corán también difiere

de La Biblia, ya que no hace referencia alguna a la crucificción de Jesús, ni su

resurrección.

El Corán fue revelado a Mahoma por el ángel Gabriel, y este lo dictó en voz alta, ya

que él era analfabeta. Se cree que esta es la versión más fidedigna de la historia de

la creación, pues se asume que las versiones de La Biblia fueron modificadas y La

Torá del judaísmo se encontraba incompleta, puesto que Mahoma fue considerado

como el profeta más importante por ser el último.


Cinco Pilares: Los cinco pilares del Islam son la guía básica de la religión, y hacen

parte del orden de vida de todo musulmán.

1. Shahadah: Este pilar es básicamente un testimonio de fe donde el musulmán

acepta que “No existe dios verdadero sino Allah, y Muhammad es el

mensajero de Allah”.

2. Salat: Este pilar ordena a todos los musulmanes rezar en direcciona a La


Meca cinco veces al dia.

3. Zakat: Todo musulmán debe donar parte de sus ingresos a los necesitados

una vez al año.

4. Swan: Los musulmanes deben ayunar durante el dia, todos los días del mes

sagrados del Ramadán. este ayuno se basa en la abstinencia de comer o

beber cualquier cosa, abstenerse de tener relaciones sexuales, y evitar

comportamientos o pensamientos pecaminosos e impuros.

5. Hajj: Todo hombre musulmán debe hacer una peregrinación a La Meca, esto

solo puede ser excusado por la pobreza o enfermedad.


Bibliografía

● Franz, F. (1990). El hombre en busca de Dios. México: Grupo Editorial

Ultramar.

● Origen del Islam. (2017). AllAboutReligion.org. Retrieved 29 August 2017,

from http://www.allaboutreligion.org/spanish/origen-del-islam.htm

● Guía del Islam: ¿Cuáles son los cinco pilares del Islam?. Islam-guide.com.

Retrieved 29 August 2017, from http://www.islam-guide.com/es/ch3-16.htm

● Vidal, F. Inicio de la creacion y origen de la vida: Sobre la cosmogonia del

agua en el Islam

http://www.academia.edu/3275736/Inicio_de_la_creaci%C3%B3n_y_origen_d

e_la_vida_sobre_la_cosmogon%C3%ADa_del_agua_en_el_islam_The_outs

et_of_creation_and_the_origin_of_life_on_water_cosmogony_in_Islam

● Dìez de Velasco, Francisco. (2006). Breve historia de las religiones. Madrid,

España: Alianza Editorial.

● Vidal Manzanares, César. (1997). Enciclopedia de las religiones. Madrid:

Planeta.