Vous êtes sur la page 1sur 4

METEO METEOROLOGÍA APLICADA

Ondas
de
montaña
Texto: José Miguel Viñas
Fotos: Autor, salvo indicado

Las travesías a través de las zonas montañosas


L
Arriba a aparición de esa turbulencia
Gran nube lenticular
a barlovento y sotavento de
fotografiada desde
requieren por parte del piloto de una especial el aire en un vuelo una montaña no requiere de
la presencia de una gran ondulación
sobre las Montañas
atención, debiendo estar particularmente alerta Rocosas. en el aire, ya que incluso con un
flujo laminar, no demasiado rápido,
ante la incidencia del fenómeno de la onda de se generan bucles y remolinos en
las proximidades de las laderas
montaña. La incidencia del flujo aéreo sobre los montañosas (en las de barlovento
únicamente si tenemos grandes
obstáculos montañosos es una fuente permanente de Abajo
Esquema de la onda pendientes, superiores a 45º), si
de montaña dibujado bien los más peligrosos son los que
turbulencia, algo que se ve potenciado cuando dicho sobre una fotografía aparecen con una onda de montaña
tomada en la isla de
flujo se ondula, apareciendo zonas críticas para el La Palma (Canarias)
el 24 de marzo de
bien constituida.
La onda de montaña es un
vuelo que han de tratar de evitarse. 2005. © Fernando
Bullón Miró
fenómeno atmosférico en el
que, como consecuencia de la
incidencia de un flujo de aire sobre
una barrera montañosa, dicha
corriente adopta un comportamiento
ondulatorio a sotavento del
obstáculo, produciéndose ascensos
y descensos del aire y apareciendo
la temida turbulencia. Son varias
las condiciones que deben de
cumplirse para que se forme la
onda. En primer lugar, la dirección
del viento ha de ser perpendicular
(o desviarse menos de 30º de la
perpendicular) a la cuerda o eje de
la cadena montañosa. La intensidad
del viento en la cima no debe
ser inferior a los 15 nudos (kt) en

34 » AVION & PILOTO · NÚMERO 22


METEOROLOGÍA APLICADA METEO

La zona que debe buscar el piloto


para atravesar de forma segura
una cadena montañosa en la que
se han formado ondas, es aquella
donde el régimen es laminar, a
pesar de que el flujo sea ondulado.
Dicha área se corresponde con los
niveles inmediatamente superiores
a la cumbre, a sotavento de la
cual suelen aparecer –coronando
las crestas de las ondas– los
altocúmulos lenticulares (Ac len).
Estas nubes, de gran belleza y
contornos suaves y muy bien
definidos, forman bandas paralelas
al eje de las cadenas montañosas,
siendo perpendiculares al viento, y
podemos identificarlas fácilmente
en las imágenes de satélite, donde
aparecen muy bien definidas. Los
ascensos de aire que tienen lugar
en cada una de las ondulaciones
provocan un enfriamiento que
en muchos casos culmina con la
condensación del vapor de agua y
la formación de la nube lenticular.
montañas de poca entidad y de 25 Arriba del eje de la montaña, a sotavento. Cuando el contenido de humedad
kt en las mayores. Por otro lado, Diferentes Cualquier piloto ha de evitar volar del aire es elevado en esos niveles
en la zona de barlovento, desde la elementos nubosos en las proximidades de un rotor, ya intermedios de atmósfera, no
asociados al
base de la montaña hasta la cima, que, irremediablemente, tratará de es raro que se solapen varias
fenómeno de la
el viento ha de aumentar con la onda de montaña. lanzarlo contra el suelo. El margen de lenticulares formando una única
altura, manteniendo una dirección La fotografía fue maniobra que tendremos si nos vemos unidad muy espectacular, cuya
aproximadamente igual para cada tomada hace años “atrapados” por uno de estos bucles o estructura está formada por
nivel de vuelo. La última condición en la isla de La rodillos es pequeño, dada la cercanía diferentes pisos, como si de una pila
que debe cumplirse es la presencia Palma por Gero a la que se encuentra el suelo. Tal y de platos se tratase. Dado que la
Steffen.
de una inversión térmica, de manera Cortesía de como indica Blanca González López en onda se va amortiguando a medida
que la estabilidad atmosférica Fernando Bullón su libro “Meteorología Aeronáutica” que nos alejamos del obstáculo
reinante garantice el confinamiento Miró. (AVA, 2005), los diámetros de los montañoso, los ascensos de aire
de la onda en los niveles inferiores rotores “pueden variar entre [los] van perdiendo relevancia, de ahí
de atmósfera, si bien, como veremos 1.000 y 3.000 metros, oscilando sus que sea únicamente en las primeras
en el presente artículo, la onda velocidades verticales entre 2.000 y crestas donde suelen aparecer los
de montaña puede propagarse, 5.000 pies/minuto.” altocúmulos lenticulares.
en algunos casos, en la vertical,
alcanzando el nivel de la tropopausa.
Altocúmulo lenticular dispuesto en capas captado al
En el caso de la propagación atardecer del 16 de marzo de 2011 sobre el Macizo de
según la horizontal, corriente abajo, Fuentes Carrionas, al norte de la provincia de Palencia.
el tren de ondas que se forma a © Fernando Bullón Miró.
sotavento del obstáculo montañoso
queda atrapado. Dicha situación se
produce cuando tenemos una fuerte
cizalladura vertical (aumento rápido
de la intensidad del viento con la
altitud) y una estabilidad atmosférica
restringida únicamente a la capa
de aire inferior, con la inversión
térmica localizada ligeramente por
encima del nivel de la cima. Bajo
tales circunstancias, es justamente
en la parte baja, debajo de las
crestas de las ondas, donde aparece
la turbulencia más severa, asociada
a un rodillo turbulento que recibe
el nombre de “rotor”. Dependiendo
de cuál sea el grado de humedad
reinante en esa zona baja a sotavento,
los rotores llevan o no asociada
nubosidad de tipo cumuliforme.
El rotor más peligroso es el que
aparece bajo la primera cresta de
la onda, a unos 10-15 kilómetros

NÚMERO 22 · AVION & PILOTO « 35


METEO METEOROLOGÍA APLICADA

En el esquema de la figura anexa Arriba


tenemos todos los elementos Nube nacarada
nubosos asociados al fenómeno fotografiada en los
de la onda de montaña. Aparte de cielos de Trondheim
(Noruega), el 17 de
las nubes rotores y de las de tipo
diciembre de 2008.
lenticular, también son habituales © Sauli Koski.
las nubes orográficas que cubren la
parte alta de la ladera de barlovento Arriba-derecha fuerte inversión térmica) y provocar reaccionan a las descendencias
y la cima, como consecuencia del Esquema de la onda turbulencia fuerte en los niveles de intentando ascender. Estas tentativas
de montaña.
ascenso forzado de aire que tiene vuelo situados en torno a ella y en de ascenso son efectivas siempre
© MetPanel OSTIV.
lugar allí. Estas nubes son de tipo Publicación 1038 los superiores. que la intensidad de la descendencia
estratiforme y caen ligeramente por de la Organización Lo habitual es que la ondulación no sea demasiado severa, pero con
la ladera de sotavento, formando lo Meteorológica de la corriente se debilite a partir una descendencia fuerte intentar
que se conoce como “Muro de Föhn” Mundial. de los 3 kilómetros por encima de ascender es contraproducente. Se
En la cara enfrentada al viento, las cumbres montañosas, siendo recomienda ponerse con viento
con frecuencia estas nubes dejan únicamente –salvo alguna situación de cola, y salir de la descendente
precipitaciones. Su presencia impide muy puntual– en las grandes volando hacia un terreno bajo. Un
ver las cumbres montañosas, lo que cordilleras donde se generen giro de 180º toma aproximadamente
requiere por parte del piloto de una ondas cuya propagación llegue a un minuto, durante el cual continuará
especial precaución a la hora de abarcar toda la troposfera y la baja el descenso. Una vez que el avión
elegir previamente el nivel de vuelo estratosfera. ha salido del área de descendencias,
adecuado para cruzar la montaña. Al piloto privado lo que más puede ascender de nuevo, e intentar
Sin abandonar todavía ese le interesa conocer son las cruzar el área turbulenta [rotor]
esquema, vemos que también características de las ondas de cuando gane suficiente altura. Se
aparecen indicadas nubes de los montaña que se propagan en la recomienda comenzar a ascender,
géneros cirros (Ci) y cirroestratos horizontal y la manera en que debe al menos, a 100 NM (millas náuticas)
(Cs) en el nivel de la tropopausa, de enfrentarse a ellas cuando se de la montaña, hasta una altitud que
con turbulencia moderada a dirige hacia una cadena montañosa supere en un 50% la elevación de
severa asociada. Ocurre también, en la que el fenómeno se ha puesto la misma (la amplitud máxima de la
a veces, que las ondas de montaña en marcha. La aproximación, con misma se encuentra normalmente
se propagan en la vertical, viento de cara, por el lado de por debajo de los 7 kilómetros de
alcanzando la parte alta de la sotavento es bastante peligrosa, altitud). El mejor procedimiento para
troposfera e incluso penetrando en aumentando dicho peligro a medida aproximarse a la montaña, es hacerlo
la estratosfera, formándose –como que nos vamos acercando a la propia con un ángulo de 45º, que permita
consecuencia de la inyección de montaña. Según expone con detalle retirarse rápidamente en caso de
vapor de agua procedente de los y gran claridad Blanca González encontrar turbulencia.”
niveles bajos atmosféricos por parte López: “La mayoría de los pilotos El riesgo de verse afectado por la
de la propia onda– las llamadas
“nubes nacaradas” o “madreperla”.
Estas nubes iridiscentes pueden
llegar a aparecer a altitudes de hasta
25 kilómetros, si bien son difíciles
de ver, especialmente en nuestras
latitudes.
En el caso de la propagación
vertical de las ondas, las condiciones
ambientales han de ser de una gran
estabilidad en toda la troposfera y
de una cizalladura vertical débil, de
manera que aunque el viento gane
en intensidad al ascender no lo Derecha
haga de forma muy rápida. Cuando Nube lenticular
ocurren ambas cosas, la onda se en capas con
propaga hacia arriba, llegando en rotores debajo
fotografiada desde
algunos casos –los que entrañan un velero.
un mayor peligro– a “romper” la FUENTE: Mountain
tropopausa (donde tendríamos una Wave Project.

36 » AVION & PILOTO · NÚMERO 22


METEOROLOGÍA APLICADA METEO

onda de montaña se reduce bastante Derecha


Imagen captada por
en los casos en que la aproximación el satélite Terra el
a la cadena montañosa es por el 1 de marzo de 2011
lado de barlovento, ya que el propio en la que se pueden
ascenso forzado del aire contribuye apreciar con nitidez
a impulsar nuestro avión y a ganar la bien las ondas de
montaña generadas
suficiente altitud como para alcanzar por las diferentes
un nivel de vuelo superior al nivel de cordilleras ibéricas
las crestas de las ondas formadas que actuaron con
a sotavento, donde aparecerán las barrera al flujo del
NW dominante.
nubes lenticulares siempre y cuando
FUENTE: NASA.
haya la suficiente humedad.
Las diferencias de presión que
pueden darse a uno y otro lado de
la montaña en presencia de una
onda pueden llegar a ser, en casos
extremos, de hasta 25 hPa, lo que
provoca errores en la lectura del
altímetro que debe tener en cuenta
el piloto.
Como apunte final, indicar tan
sólo que en España pueden formar
ondas de montaña todos los grandes
sistemas montañosos (Cordillera
Cantábrica, Sistema Central,
Sistema Ibérico, Pirineos y Sistema
Penibético), preferentemente con
situaciones de Norte (en promedio amplitud de onda que ronda los a su poca uniformidad, pueden
dos ondas fuertes al año, frente a 10.000 pies. En el caso del Sistema tener amplitudes desde menos de
una cada dos años en el caso de Central, los flujos de procedencia NW esos 5.000 pies hasta los 12.000,
las situaciones de Sur). Su amplitud pueden ondularse, extendiéndose propagándose a distancias de hasta
y distancia de propagación son la onda hasta 700 kilómetros a 630 kilómetros. ■
distintas en cada caso, si bien el sotavento, con una altitud en torno a
fenómeno de resonancia permite los 7.000 pies, unos valores bastante
que un tren de ondas amortiguado parecidos a los de las ondas de www.divulgameteo.es
se amplifique al incidir sobre una montañas generadas por la Cordillera Para aclarar cualquier duda meteorológica que
nueva barrera montañosa, pudiendo Cantábrica. En cuanto al Sistema tengas y si quieres ver también publicadas en
atravesar la Península Ibérica de Ibérico (orientación NW-SW), las la revista tus fotografías de los cielos y de los
norte a sur e incluso seguir por ondas pueden propagarse hasta fenómenos meteorológicos captados en tus
el norte de África. Las ondas de 460 kilómetros a sotavento, con una travesías, puedes ponerte en contacto con
montaña generadas por los Pirineos amplitud de onda de 5.000 pies. nosotros a través del correo electrónico:
pueden propagarse hacia el sur Por último, las ondas generadas info@divulgameteo.es
hasta 400 kilómetros, con una por el Sistema Penibético, debido

NÚMERO 22 · AVION & PILOTO « 37

Centres d'intérêt liés