Vous êtes sur la page 1sur 11

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL

DE LOS LLANOS OCCIDENTALES

EZEQUIEL ZAMORA
UNELLEZ – GUASDUALITO

PROFESORA: INTEGRANTES:
Lcda. Gloria Patricia Zea Gutiérrez Ana V-26.588.737
CARRERA: Mojica Aris V-19.049.902
Contaduría Pública, VI Semestre. Mojica Desiree V-20.480.222
TURNO: Nocturno Pérez Génesis V-23.706.523
Pérez Eliud V-25.365.289

GUASDUALITO, ABRIL DEL 2018


INTRODUCCIÓN

Los papeles de trabajo son el conjunto de documentos que contienen la


información obtenida por el auditor en su revisión, así como los resultados de los
procedimientos y pruebas de auditoría aplicados; con ellos se sustentan las
observaciones, recomendaciones, opiniones y conclusiones contenidas en el informe
correspondiente, sus objetivos son muy precisos dejar constancia de que se cumplieron
los objetivos de la auditoría y de que el trabajo se efectuó de conformidad con las
Normas de Auditoría del Órgano de Control y demás normatividad aplicable

La confidencialidad está ligada al cuidado y diligencia profesional con que


deberán proceder los auditores del Órgano de Control. Por contener información
confidencial, el uso y consulta de los papeles de trabajo estarán vedados por el secreto
profesional a personas ajenas a los auditores, salvo requerimiento o mandato de
autoridad competente.

Con base en su utilización y contenido, los papeles de trabajo se clasifican en


archivo permanente o expediente continuo de auditoría y papeles de trabajo actuales.

Los papeles de trabajo preparados durante la auditoria, incluyendo aquellos que


preparó el cliente para el auditor, son propiedad del auditor. La única vez en que otra
persona, incluyendo el cliente, tiene derechos legales de examinar los papeles es cuando
los requiere un tribunal como evidencia legal.

Al término de la auditoria los papeles de trabajo se conservan en las oficinas del


despacho de contadores para referencia futura.
 PAPELES DE TRABAJO DE AUDITORIA

Los papeles de trabajo son los archivos que guardan el auditor de los procedimientos
aplicados, las pruebas realizadas, la información obtenida y las conclusiones pertinentes
a las que se llegaron en la auditoria.

El auditor emplea papeles de trabajo para facilitar Su examen y proporcionar un


registro de la auditoría realizada. No existe una forma standard para los papeles de
trabajo. No deberá ser inflexible la forma y contenido de los papeles de trabajo. Más
bien los papeles de trabajo se diseñaran para satisfacer las preferencias del auditor
relativas a conceptos tales como planeación, índices y formas de la cedula.

Los papeles de trabajo deben cumplir con estos requisitos:

 El nombre de la compañía sujeta a examen.


 Área que se va a revisar.
 Fecha de auditoria.
 La firma o inicial de la persona que preparó la cédula y las de quienes lleven a cabo
la supervisión en sus diferentes niveles.
 Fecha en que la cédula fue preparada.
 Un adecuado sistema de referencias dentro del conjunto de papeles de trabajo.
 Cruce de la información indicando las hojas donde proceden y las hojas a donde
pasan.
 Marcas de auditoria y sus respectivas explicaciones.
 Fuente de obtención de la información.
 Los saldos ajustados en los papeles de trabajo de cada cédula analítica debe
concordar con las sumarias y estas con el balance de comprobación.

Los tipos de papeles de trabajo se dan En función de la fuente de la que procedan los
papeles de trabajo, éstos se podrán clasificar en tres grupos:

Preparados por la entidad auditada: Se trata de toda aquella documentación que la


empresa pone al servicio del auditor para que pueda llevar a cabo su trabajo: estados
financieros, memoria, escritura, contratos, acuerdos.

Confirmaciones de terceros: Una parte del trabajo de auditoría consiste en la


verificación de los saldos que aparecen en el balance de situación a auditar.
Preparados por el auditor: Este último grupo estará formado por toda la
documentación elaborada por el propio auditor a lo largo del trabajo a desarrollar:
cuestionarios y programas, descripciones, detalles de los diferentes capítulos de los
estados financieros, cuentas, transacciones.

 ETAPAS DE LA AUDITORIA

Planificación de la Auditoria: La primera norma de auditoria generalmente aceptada


del trabajo de campo requiere de una planificación adecuada. La auditoría se debe
planificar de forma adecuada y los ayudantes, si es que se tienen se deben.

Supervisar en forma correcta: Existen tres razones por las cuales el auditor planea
adecuadamente sus compromisos: para permitir que el auditor obtenga las evidencias
suficientes y competentes y suficientes para las circunstancias, ayudar a mantener los
costos a un nivel razonable y evitar malos entendidos con el cliente.

Evaluación del riesgo de control: La mayor parte de la planificación previa ocurre


al principio de la auditoria con frecuencia en la oficina del cliente, en la medida de lo
posible. Implica decidir si se acepta o continúa haciendo la auditoria para el cliente,
evaluar las razones del cliente para la auditoria, obtener una carta de compromiso y
seleccionar al personal de la auditoria.

Es importante conocer la empresa que se va a auditar por 3 razones:

 Requerimientos de contabilidad distintos en las diferentes empresas.


 Identificación del riesgo aceptable de la auditoria que realice el auditor o si es
aconsejable auditar otras empresas iguales.
 Los riesgos inherentes a las empresas de una misma industria

El conocimiento de la industria del cliente se obtiene de varias formas. Entre estas


se incluyen conversaciones con el auditor que fue responsable del compromiso en años
anteriores y auditores que tengan contratos en la actualidad que sean similares.

Los archivos permanentes del auditor a menudo incluyen el historial de la compañía,


una lista de las principales actividades del cliente y un archivo de las políticas de
contabilidad en años anteriores.
 EL MUESTREO EN LA AUDITORIA

El muestreo de auditoría, tanto estadístico como no estadístico, es un proceso


que consiste en seleccionar un grupo de elementos (llamados muestra) de un grupo más
grande (llamado población o campo) y en utilizar las características de la muestra para
extraer inferencias sobre las inferencias exactas relativas a la población entera. Se
supone que la muestra permitirá a los auditores hacer inferencias exactas relativas a la
población.

En la norma internacional de auditoría (NIA 530), define de la siguiente manera


el muestreo en la auditoría: "Muestreo en la auditoría" (muestreo) implica la aplicación
de procedimientos de auditoría a menos de 100% de las partidas que integran el saldo de
una cuenta o clase de transacciones de tal manera que todas las unidades del muestreo
tengan una oportunidad de selección. Esto permitirá al auditor obtener y evaluar la
evidencia de auditoría sobre alguna característica de las partidas Seleccionadas para
formar o ayudar en la formación de una conclusión Concerniente al universo de la que
se extrae la muestra. El muestreo en la auditoría puede usar un enfoque estadístico o no
estadístico".

 IDENTIFICACION DEL RIEZGO EN EL MUESTREO

Una parte esencial de esto es el riesgo muestra, es decir, el riesgo de que la


conclusión basada en la muestra no coincida con la conclusión a que se habría llegado
en caso de haber examinado todos los elementos de la población. Este riesgo se aminora
aumentando el tamaño de la muestra. En el extremo no se corre ningún riesgo cuando se
examina toda la población, pero costaría mucho auditar grandes muestras o la población
completa.

Un elemento clave de un muestreo eficiente es equilibrar los riesgos muéstrales


con el costo de muestras más grande. El "riesgo en el muestreo" surge de la posibilidad
de que la conclusión del auditor, basada en una muestra pueda ser diferente de la
conclusión alcanzada si todo el universo se sometiera al mismo procedimiento de
auditoría.
 EVALUACION DEL RIESGO

Es importante en toda organización contar con una herramienta, que garantice la


correcta evaluación de los riesgos a los cuales están sometidos los procesos y
actividades de una entidad y por medio de procedimientos de control se pueda evaluar el
desempeño de la misma.

Si consideramos entonces, que la Auditoría es "un proceso sistemático,


practicado por los auditores de conformidad con normas y procedimientos técnicos
establecidos, consistente en obtener y evaluar objetivamente las evidencias sobre las
afirmaciones contenidas en los actos jurídicos o eventos de carácter técnico, económico,
administrativo y otros, con el fin de determinar el grado de correspondencia entre esas
afirmaciones, las disposiciones legales vigentes y los criterios establecidos." es aquella
encargada de la valoración independiente de sus actividades.

Es necesario en este sentido tener en cuenta lo siguiente:

 La evaluación de los riesgos inherentes a los diferentes subprocesos de la


Auditoría.
 La evaluación de las amenazas o causas de los riesgos.
 Los controles utilizados para minimizar las amenazas o riesgos.
 La evaluación de los elementos del análisis de riesgos.

Generalmente se habla de Riesgo y conceptos de Riesgo en la evolución de los


Sistemas de Control Interno, en los cuales se asumen tres tipos de Riesgo:

Riesgo de Control: Que es aquel que existe y que se propicia por falta de control de
las actividades de la empresa y puede generar deficiencias del Sistema de Control
Interno.

Riesgo de Detección: Es aquel que se asume por parte de los auditores que en su
revisión no detecten deficiencias en el Sistema de Control Interno.

Riesgo Inherente: Son aquellos que se presentan inherentes a las características del
Sistema de Control Interno.
Sin embargo, los Riesgos están presentes en cualquier sistema o proceso que se
ejecute, ya sea en procesos de producción como de servicios, en operaciones financieras
y de mercado, por tal razón podemos afirmar que la Auditoría no está exenta de este
concepto.

En cada Subproceso, como suele llamársele igualmente a las etapas de la misma, el


auditor tiene que realizar tareas o verificaciones, en las cuales se asumen riesgos de que
esas no se realicen de la forma adecuada, claro que estos Riesgos no pueden definirse
del mismo modo que los riesgos que se definen para el control Interno.

 PROGRAMAS DE AUDITORIA

Los programas de Auditoria son guías detalladas sobre los procedimientos y


pruebas a realizar y la extensión de las mismas para cumplir con los objetivos y
propósitos de la auditoria. Son elaboradas por el auditor responsable de su aplicación,
además sirven como medio de control para la adecuada ejecución y supervisión de la
auditoria.

Su elaboración requiere de un amplio conocimiento de la entidad, área, proceso,


cuenta o actividad objeto de examen, por lo que su diseño se realiza con anticipación, en
la etapa de planeación de la auditoria, y debe ser de contenido flexible y sencillo.
Además de tener en cuenta normas y técnicas de auditoria, experiencias de anteriores
auditorias y experiencias de terceros, entre otras, como:

 Lo que se examina sea relevante y guarde correspondencia con hechos ciertos y


de calidad.
 Las pruebas que se pretender realizar sean suficientes en términos de cantidad,
para evitar que se llegue a juicios o conceptos subjetivos o erróneos.
 Las pruebas solicitadas busquen obtener evidencia sobre la idoneidad del control
interno.
 Direccionadas a realizar pruebas sustantivas, esto es, examinar las transacciones
y la información producida por la entidad bajo examen, aplicando técnicas de
auditoria, con el objeto de validar las afirmaciones y para detectar las
distorsiones materiales contenidas en los estados financieros, procesos
 CARACTERISTICAS DEL PROGRAMA DE AUDITORIA

Según las Normas Internacionales de Auditoría (NIAs); el auditor deberá


desarrollar y documentar un programa de auditoría estableciendo la naturaleza,
oportunidad y alcance de los procedimientos de auditoría planeados que se requieren
para poner en marcha el plan global de auditoría. El programa de auditoría sirve como
instrucciones para los asistentes que participan en la auditoría y como un medio para
controlar y registrar la ejecución apropiada del trabajo.

El programa de auditoría puede contener también los objetivos de auditoría para


cada área y un presupuesto de tiempo para las diferentes áreas o procedimientos de
auditoría. En la preparación del programa de auditoría, el auditor debería considerar
también las evaluaciones específicas de los rie3sgos inherentes y de control y el nivel de
seguridad requerido a ser provisto por los procedimientos sustantivos. El auditor debería
considerar también la oportunidad de las pruebas de controles y de los procedimientos
sustantivos, la coordinación del apoyo esperado del gobierno regional, la disponibilidad
de asistentes y la participación de otros auditores o expertos.

 ORGANIZACIÓN DE LOS PROGRAMAS DE TRABAJO

Archivos permanentes: Los archivos permanentes tienen como objetivo reunir


datos de naturaleza histórica o continua relativos a la presente auditoria. Son una fuente
conveniente de información sobre la auditoria que es de interés continuo de un año a
otro en estos se incluye lo siguiente:

 Resúmenes o copias de documentos de la compañía que son de importancia


continúa como el acta constitutiva, los estatutos, los convenios legales de
emisión y compra de bonos y los contratos.
 Análisis de años anteriores de cuentas que tienen importancia continúa para el
auditor.
 Información relacionada con el conocimiento de la estructura de control interno
de la compañía
 Los resultados analíticos de auditorías de años anteriores.
Archivos Corrientes: Incluyen presentes incluyen todos los documentos de trabajo
aplicables al año que se está aplicando. Existe un conjunto de archivos permanentes
para el cliente y otro para el año de la auditoria.

 SIMBOLOS Y MARCAS DE AUDITORIA

Las marcas de auditoria son aquellos símbolos convencionales que el auditor adopta
y utiliza para identificar, clasificar y dejar constancia de las pruebas y técnicas que se
aplicaron en el desarrollo de una auditoria.

Son los símbolos que posteriormente permiten comprender y analizar con mayor
facilidad una auditoria. Su Objetivo principal es el de dejar constancia del trabajo
realizado, Facilitar el trabajo y ayudar a que se aproveche al máximo el espacio de la
cédula, pues evitan describir detalladamente las actividades efectuadas para la revisión
de varias partidas, Agilizar la supervisión, ya que permiten comprender de inmediato el
trabajo realizado, Identificar y clasificar las técnicas y procedimientos utilizados en la
auditoria. Estas se Clasifican en:

Marcas de auditoria estándar: Las marcas estándar se utilizan para hacer referencia
a técnicas o procedimientos que se aplican constantemente en las auditorias y son
interpretadas de la misma manera por todos los auditores que las emplean. Son de
utilización y aceptación general.

Marcas de auditoria específicas: Las marcas específicas no de uso común; en la


medida en que se adopten deberán integrarse al índice de marcas correspondiente y
señalarse con toda claridad al pie o calce de los papeles de trabajo. Estas dependen de
cada auditoria específica y según el usuario. No son las mismas marcas en una empresa
que en otra, ni son las mismas en un tipo de auditoria que en otro.

 CÉDULAS DE AUDITORÍA

Las cédulas de auditoría son documentos en los que se describen los procedimientos
y técnicas utilizadas durante la ejecución de la auditoría, así como los resultados y
conclusiones en que sustenta la opinión del auditor.

Tipos de cédulas de auditoría, Por su contenido, las cédulas de auditoría se


clasifican de la siguiente manera:
Cédulas sumarias o de resumen: En las cédulas sumarias se resumen las cifras,
procedimientos y conclusiones del rubro (capítulo, concepto o partida) o subfunción
sujeto a examen; por ejemplo, ingresos, deducciones o asignaciones presupuestarias.

Es conveniente que estas cédulas contengan los principales indicadores contables o


estadísticos de la operación, así como su comparación con los estándares del período
anterior, con el propósito de que se detecten desde ese momento desviaciones
importantes que requieran de explicación, aclaración o ampliación de algún
procedimiento de auditoría, antes de concluir la revisión.

Cédula analítica: En las cédulas analíticas, además de incluirse la desagregación o


análisis de un saldo, concepto, cifra, operación o movimiento del rubro (capítulo,
concepto o partida) o subfunción por revisar, mediante la aplicación de uno o varios
procedimientos de auditoría, se detallan la información con la que se contó, las pruebas
realizadas y las observaciones formuladas.

Cédulas subanalíticas: Por medio de las cédulas subanalíticas, se efectúa la


desagregación, detalle o análisis a profundidad de los datos contenidos en una cédula
analítica, mediante la aplicación de los mismos procedimientos utilizados o de otros
complementarios. Un ejemplo del uso de estas cédulas, consiste en el examen específico
de la cuenta de inversiones en valores, en el cual la cédula subanalítica sería aquella en
que se mostraran los saldos mensuales de las cuentas de inversión de dicha cuenta.
(Véase el Anexo núm. 3)

Cédulas maestras: Una vez concluido el trabajo de auditoría, y de manera


adicional a las cédulas en que se presenten las conclusiones, se deberá integrar al inicio
del legajo de los papeles de trabajo, un informe por resultado, en el que se expongan
brevemente los antecedentes de éste y se resuman los procedimientos de auditoría
aplicados y sus resultados, de tal manera que su simple lectura ofrezca un panorama
completo del trabajo realizado y de las posibles acciones por emprender.
CONCLUSIÓN

El contador público al ser requerido por una entidad para que emita su opinión
acerca de los estados financieros de la misma debe garantizar un mínimo de calidad en
su trabajo, por tal motivo debe cumplir las normas de auditoria generalmente aceptadas
específicamente el principio de planeación y supervisión que dice: el trabajo de
auditoría debe ser planeado adecuadamente y si se usan ayudantes, deben ser
supervisados en forma apropiada.

El auditor obtiene de una adecuada planeación y supervisión de la auditoría


resultados satisfactorios que le permiten justificar su opinión ante la gran
responsabilidad que asume con su cliente antes del inicio de la auditoría, con la
finalidad de definir las condiciones básicas del servicio que va a proporcionar.

Es recomendable, que el auditor elabore previamente una lista de los asuntos que va
a tratar con su cliente, después de tratarlos, debe evaluarlos y determinar si se requiere o
no otra entrevista, para aclarar los puntos o problemas que hayan surgido como
consecuencia de la entrevista anterior