Vous êtes sur la page 1sur 3

El Gozo de su causa.

Filipenses 1:12-20

Objetivos
- Comprender este fragmento de las escrituras en su contexto.
- Reflexionar en el gozo en medio de las dificultades a través del ejemplo del apóstol Pablo.
- Atesorar el valor de Cristo y su evangelio.
- Decidir vivir por la causa de Cristo con un corazón gozoso.
Texto para iniciar la lección: Filipenses 1:12-13 RVR.

INTRODUCCIÓN

El libro de Filipenses no se caracterizaría por su énfasis en el gozo si el contexto de


este escrito no fuese las prisiones del apóstol Pablo, una carta desde la cautividad misma
nos permite tomar la temperatura de un corazón entregado y motivado por Cristo mismo.

Al parecer en este tiempo de soledad del apóstol le ha llevado a una reflexión


profunda sobre su condición, ha llegado a la conclusión que esto no es solo un sufrimiento
sin propósito, sino al contrario ha visto en esta situación una oportunidad para que el reino
de Dios progrese en medio de las personas que le rodean.
Una segunda reflexión inicial, y creemos más importante, es el valor de Cristo en la
vida de cada creyente. Si un cristiano conoce el real y elevado valor de nuestro Señor
Jesucristo, entonces puede considerar cada una sus virtudes como nada, cada uno de sus
sufrimientos como un medio de adoración a Dios y sus victorias como una manifestación
especial de Dios en su propia vida.

1) LA CAUSA DE CRISTO. (V 12-13)

A pesar de su condición como prisionero de Cristo a riesgo de su propia vida en la


sentencia que esperaba de su juicio, Pablo no deja lugar al desánimo. Él tiene claro el
llamado de Cristo para su vida y por medio del Espíritu Santo ha sido instruido para
comprender que todo lo que vive, dice y hace tiene el propósito de responder a la causa de
Cristo.
Nosotros como hijos de Dios, tenemos el mismo llamado a vivir de manera
intencional el llamado del Señor en nuestras vidas, así como lo comprendió Pablo en su
encarcelamiento, en medio de todos lo que nos ocupa podemos ver que reino se
engrandece a medida que cada cristiano sabe que hay una causa más grande, más digna y
eterna que nuestras propias vidas.
La causa de Cristo es llamar al mundo al arrepentimiento a través de la verdad del
evangelio predicado, vivido, y muchas veces, sufrido por nosotros.

2) CRISTO DEBE SER ANUNCIADO (V 14-18 RVR )

La prisión de Pablo no es tan solo motivo para extender el evangelio y alcanzar a


otros, sino para servir también de estímulo a los creyentes para un mayor compromiso.
Es evidente que los hermanos de la iglesia de Filipos necesitan ser alentados en medio
de las persecuciones que ellos estaban viviendo para atreverse más a hablar la palabra
sin temor.
Para el apóstol Pablo en toda situación el Cristo debe ser anunciado sin temor, de
manera repetitiva y a todo ser humano. Hoy, en occidente, no somos perseguidos de
manera violenta o represiva por parte de la sociedad y el gobierno, pero poco a poco se
ha instalado un ambiente de odiosidad por el mensaje cristiano que nosotros
predicamos, el apóstol nos explica el sentir que debe inundarnos cada vez que
predicamos el evangelio:

- Predicar la palabra sin temor.


- No por contención (rivalidad)
- Por amor a los no creyentes.

3) CRISTO ES GLORIFICADO POR LA VIDA DE LOS CREYENTES (v 19-26)

Cuando un cristiano da testimonio de su fe en medio de la sociedad cumple con la


misión de Dios para su iglesia, cuando un creyente decide callar se constituye a sí mismo un
rebelde de la causa de Cristo en este mundo. El apóstol está preparado para todo.
Primeramente, para ser usado como testimonio de Cristo a través de su liberación y seguir
haciendo la obra que se le ha encomendado. En segundo lugar, Pablo esta preparado
incluso para entregar su propia vida y que su muerte sirva como testimonio de fidelidad
ante toda la comunidad de creyentes de esa época.
La pasión del ex perseguidor de la iglesia es tremendamente extraordinaria, mas no
única en la historia del cristianismo, cada época ha tenido a héroes de la fe que dan ejemplo
que Dios puede cambiar generaciones completas usando a hombres débiles.
Como hijos de Dios debe reconsiderar nuestro papel en la transformación de la
sociedad, pero nada ha transformado más al mundo que predicadores de la palabra que
están dispuesto a invertir su vida completa para que Cristo sea glorificado en todo rincón
del planeta.
Preguntas de discusión.

- Preguntar a los presentes sí podrían explicar en sus propias palabras cual es la


causa de Cristo para la iglesia.
- ¿Por qué sentimos temor al momento de predicar la palabra?
- ¿Que podemos reflexionar de la situación del apóstol Pablo?
- ¿El evangelio ha proporcionado gozo a tu vida?