Vous êtes sur la page 1sur 10

ESTABILIDAD DE TALUDES CON SUELOS ARCILLOSOS

Entre las peculiaridades más “molestas” de la geotecnia destacan los suelos


cohesivos, las arcillas, cuyas propiedades resistentes varían con el grado de
humedad y la rapidez con la que se aplican los esfuerzos.

Son suelos conflictivos, si están muy húmedos no son capaces de soportar


esfuerzos y fluyen (barro, lodo, fango…); por el contrario, secos aguantan
mucho, pero se desmoronan sin avisar, resultando poco fiables. Eso por no
hablar de lo distinta que puede ser su respuesta dependiendo de la rapidez de
la carga, si los cargamos poco a poco se deforman pero, más o menos,
aguantan; sin embargo, si los cargamos de forma rápida pueden romper cuando
menos te lo esperas.
(No es un comportamiento tan extraño, después de todo, los humanos
funcionamos igual, aguantamos menos cuando se nos acaba la paciencia y
somos más o menos resistentes dependiendo de lo que hemos comido pero,
analogías biológicas aparte, es indudable que, a nivel ingenieril es mucho más
fácil, cómodo y fiable trabajar con materiales cuyas propiedades se pueden
considerar estables, como el hormigón o el acero)Al grano.

En su forma más simple, el factor de seguridad frente a rotura de un talud vertical,


un caso muy habitual en las excavaciones, se define como:

Esta fórmula es el resultado de imponer tres condiciones o hipótesis:

 Criterio de rotura de Mohr-Coulomb.


 Rotura planar, es decir, que toda la cuña de material se “desgaja” y desliza
a lo largo de un plano.
 Y que la rotura se supera en todos los puntos al mismo tiempo.

Ninguna de las tres condiciones se cumple en la realidad pero el modelo es lo


bastante aproximado para comentar un par de cosas relativas a los materiales
cohesivos, las arcillas:

1) A corto plazo, una arcilla saturada normalmente consolidada (NC) tiene un


ángulo de rozamiento nulo, por lo que la expresión quedará como:

Si ahora buscamos un factor de seguridad estricto F=1, obtendríamos una altura


crítica para el talud de:

Esta sería la máxima altura que podría mantener el talud sin deslizar, con un
factor de seguridad estricto F=1.

2) A largo plazo, pasado el tiempo, esa misma arcilla saturada normalmente


consolidada presentará una cohesión efectiva nula (c’=0), con lo que, aplicando
la misma fórmula, se obtendría un factor de seguridad F=0, es decir, que el talud
se caería.

Se trata de dos casos extremos y teóricos. En realidad la superficie de rotura es


curva (circular o en espiral logarítmica), con lo que la altura crítica a corto plazo
Hc oscila entre:
Hc=Ns=C/ϒ
En esta ecuación, el coeficiente de estabilidad Ns es un número sin dimensiones
cuyo valor depende solo del ángulo β del talud y del factor de profundidad nd
(Figura 5) que expresa la profundidad a que la arcilla descansa sobre una base
firme. Según esta figura la rotura de todos los taludes con un ángulo mayor a 53º
se produce por un círculo de pie. Si β es menor de 53º, el tipo de rotura depende
del valor del factor de profundidad nd, y para valores bajos de nd, también del
ángulo β del talud. Si nd es igual a 1 la rotura del talud se produce por un círculo
de talud, y si nd es mayor que 4, el talud se desliza por un círculo del punto
medio, tangente a la base firme, cualquiera sea el valor de β. Para valores
intermedios, la rotura se produce por un círculo de talud si el punto que
representa los valores de nd y β se halla por encima del área sombreada de la
figura. Si el punto se halla dentro del área sombreada el círculo crítico es un
círculo de pie. Por último, si el punto se encuentra debajo de dicha área, el talud
rompe por un círculo del punto medio tangente a la base firme.
TALUDES EN SUELOS COHESIVOS
En la figura anterior (b) se presenta el caso de una tablestaca empotrada en el
suelo arcillosos con relleno granular, el procedimiento es el siguiente:
1.-Se determina la resistencia a largo plazo del suelo, tanto para la condición no
drenada Ø=0, como para la condición drenada c=0.

2.- Se calculan las presiones activas y pasivas usando la Teoría de Rankine o


Coulomb, verificando que se obtenga una presión neta positiva. El diagrama de
presiones pasivo se considerara rectangular, con valor igual a:

3.- Se establece el equilibrio de fuerzas horizontales y momentos, de manera


similar que para el caso de suelos granulares. Se determina el valor del
empotramiento de diseño Dd, así como el valor de la fuerza de anclaje y del
momento máximo para determinar la sección de la tablestaca.
Falla por Licuación

4. Estas fallas cuando en la zona del deslizamiento el suelo pasa rápidamente


de una condición más o menos firme a la correspondiente a una suspensión, con
pérdida caso total de resistencia al esfuerzo cortante. El fenómeno puede ocurrir
tanto en arcilla extrasensitivas como en arenas poco compactas.

Análisis de un talud de excavación practicado en arcillas blandas saturadas.


En la figura mostrada, se aprecia el caso de una excavación realizada en una
arcilla saturada y blanda. Al realizar la excavación en el suelo (a).
Luego se observa que la presión de poro en un punto P de la superficie hipotética
de deslizamiento tiende a disminuir durante la excavación (b); después esta
presión aumenta, con expansión de la arcilla, hasta un valor constante, que
dependerá de las condiciones de flujo de agua en el talud pero que en general
es menor que la presión que había en el agua antes de realizar la excavación.
En la parte c de la figura se muestra la variación de las condiciones de estabilidad
del talud de la excavación con el tiempo. Durante el periodo de construcción las
condiciones empeoran por el aumento que ocurre en el esfuerzo cortante medio
actuante, mientras la resistencia no ha tenido tiempo de cambiar ( el esfuerzo
cortante medio aumenta como consecuencia de la excavación, que va formando
un talud allí donde antes el terreno era horizontal y no había ningún esfuerzo
cortante actuante) ; pero ahora, durante el tiempo que sigue al final de la
construcción, la resistencia del suelo sigue disminuyendo, por el efecto del
aumento de la presión del poro y la correspondiente expansión del suelo , por lo
que, a pesar de que una vez terminada la excavación el esfuerzo cortante medio
actuante ya no cambia, las condiciones de estabilidad siguen empeorando. La
condición a largo plazo que se alcance cuando se llegue a la presión de poro
mayor a la que haya de llegar el suelo, es ahora evidentemente el momento
crítico y la condición de diseño.
Por tanto la condición crítica se presenta a largo plazo, cuando las presiones de
poro se han adaptado o bien a una condición estática o a una de flujo establecido
Debe hacerse un análisis basado en los parámetro de resistencia de pruebas
con drenaje ( lenta) y en términos de esfuerzos efectivos.

Si se trata de excavaciones provisionales, de vida corta, tales como las que se


realizan para cimentaciones, objeto de este trabajo, cabe hacer un análisis
considerando el momento al fin de la excavación como el crítico, efectuando el
cálculo de estabilidad con los parámetros provenientes de una prueba rápida y
con base en esfuerzos totales ( , )
Si un depósito de arcilla tiene una estructura más permeable, debe tenerse
especial cuidado en el diseño de excavaciones temporales y cortes. La presencia
de la estructura permeable permite una disipación mas rápida del exceso de
presión intersticial, por ende la condición a largo plazo puede establecerse en
mese en vez de en años. Por consiguiente, en tales casos podría ser prudente
diseñar la excavación temporal y cortes basándose en las condiciones a largo
plazo
En general, en un talud en corte en arcilla debe estudiarse la estabilidad a corto
y a largo plazo. Se examinara en primer lugar la estabilidad a largo plazo. Este
analisis se realiza en términos de esfuerzos efectivos, el cual permitirá deducir
directamente el factor de seguridad a corto plazo.
Además, la estabilidad de un talud con un suelo puramente friccionante, tal como
una
arena limpia en el cual se desarrolla fricción, y para garantizar su estabilidad,
bastara en que el ángulo del talud sea menor que el ángulo de fricción interna de
la arena, que en un material suelto, seco y limpio se acercara mucho al ángulo
de reposos. Por tanto su condición límite de estabilidad es, simplemente:
Sin embargo, si el ángulo es muy próximo a , los granos de arena próximos a la
frontera del talud, no sujetos a ningún confinamiento importante, quedara en una
condición próxima a la de deslizamiento incipiente, que no es deseable por ser
el talud muy fácilmente erosionable por el viento o el agua. Por ello es
recomendable que en la práctica sea algo menor que . La experiencia ha
demostrado que si se define un factor de seguridad entre los valores de y , basta
que dicho factor tenga un valor del oren de 1.1 o 1.2 para que la erosionabilidad
superficial no sea excesiva.
En la figura siguiente se muestra los métodos usados en el análisis de la
estabilidad de taludes. Son los Llamados métodos de equilibrio límite.
EJEMPLO DE FALLAS DE TALUDES EN SUELOS
ARCILLOSOS
DESCRIPCIÓN

La siguiente figura muestra la rotura de un talud ocurrido en Catalunya después


de la excavación de su pie para la construcción de una carretera. Después de la
rotura se ejecutaron sondeos con recuperación de testigos y se instalaron
inclinómetros y piezómetros de cuerda vibrante.
La ladera está formada por capas alternadas de rocas arcillosas, limolitas y
arenas ligeramente cementadas de origen Terciario.
Los inclinómetros instalados después de la rotura indicaron un movimiento lento
de fluencia que permitió identificar una superficie de deslizamiento continua
ubicada en el contacto entre la roca arcillosa y la limolita. La superficie de
deslizamiento y los movimientos registrados definieron un deslizamiento
traslacional de 7 metros de espesor y 80 m de longitud (un volumen de masa
movilizada de 18.000 m3).
La roca arcilllosa, por donde transcurre la superficie de deslizamiento, fue
ensayada en el laboratorio. Se trata de un arcilla de plasticidad media-alta (wL =
48 to 56%; wP = 20 to 23%) con un contenido de agua “in situ” (w = 26 to 28%)
cercano al límite plástico. Ensayos de corte directo mostraron un
comportamiento frágil del material con un ángulo de fricción residual mínimo
(13º-17º) parecido a la inclinación natural de los estratos de la ladera.
Los piezómetros de cuerda vibrante instalados cerca de la superficie de
deslizamiento después de la rotura no marcaron presiones positivas.
Simples análisis de estabilidad por equilibrio límite indican que el equilibrio se
alcanza para la resistencia residual. Las envolventes de rotura medidas indican
que la rotura fue probablemente precedida por un mecanismo de rotura
progresiva inducido por la excavación.
El deslizamiento fue estabilizado mediante la construcción de pilotes de gran
diámetro. Se dispone de medidas “insitu” una vez construida la pantalla.
El trabajo propuesto en esta Tesina consiste en abordar los siguientes aspectos:

 Interpretación del deslizamiento ocurrido.


 Modelización de la excavación y del deslizamiento mediante un código de
elementos finitos (Code_Bright, desarrollado en el Departamento de
Ingeniería del Terreno, Cartográfica y Geofísica, UPC) incluyendo el
comportamiento frágil del material.
 Modelización del deslizamiento incluyendo la pantalla de pilotes en 2D o
3D.
 Realización de un análisis de sensibilidad para estudiar el efecto de
algunas variables de diseño de la pantalla de pilotes (diámetro de los
pilotes, espaciamiento entre pilotes, rigidez…) y comparar los resultados
con los obtenidos mediante soluciones analíticas o semianalíticas.
 Interpretar y modelizar la respuesta del deslizamiento una vez
estabilizado definiendo la resistencia a lo largo de la superficie de rotura
y el comportamiento constitutivo de la masa deslizada según una ley que
permita reproducir la evolución en el tiempo de los desplazamientos.