Vous êtes sur la page 1sur 2

No estás tan solo como crees

Tradicionalmente ha existido un enfrentamiento entre la teoría


evolutiva (una mala opinión del resto de la tribu podría suponer el
destierro) y la explicación psicosocial de la timidez (más relacionada
con la autoestima y la etiqueta que nos pusieron de niños). Como verás
más adelante en los mitos al descubierto, probablemente ambas tengan
razón.

Pero independientemente del origen de la timidez, es bastante más


frecuente de lo que imaginas.

¿Qué es la timidez?
La timidez es el sentimiento de inseguridad, miedo o ansiedad que
algunas personas sufren en determinadas situaciones sociales por miedo
a ser rechazadas, humilladas o juzgadas de forma negativa. Esa sensación
dificulta relacionarse de forma natural con los demás, lo que provoca que
la persona tímida evite las circunstancias que le causan ansiedad.

Cuando la timidez se convierte en un problema tan grave que limita


seriamente la calidad de vida hablamos de fobia social, un trastorno que
suele ir acompañado de varios síntomas físicos y requiere tratamiento
psicológico.

Pero no nos pongamos trágicos. También tengo buenas noticias.

Casi todo el mundo es tímido de algún modo


Numerosos estudios cuantifican que alrededor del 50% de las personas
son tímidas en ciertas situaciones. Hay quien ha aprendido a disimularlo
mejor, pero la realidad es que la mayoría tenemos los mismos miedos y
dudas que tú.

Lo sé porque a veces oigo que soy hábil para las relaciones sociales y
que tengo mucha confianza. Pero la realidad es otra: tengo tantas
inseguridades como cualquiera y sólo consigo superarlas mediante fuerza
de voluntad.
Mi caso no es único. Significa que muchos de aquellos que consideras
más decididos y expertos socialmente dirían lo mismo: que hay
situaciones en que se ponen nerviosos pero consiguen superarlo.

Asume que prácticamente todo el mundo es tímido en cierto grado. La


diferencia está en la intensidad. Es tremendamente liberador cuando por
fin entiendes que la persona que tienes delante puede estar tan nerviosa
como tú y que probablemente agradezca en silencio que hayas dado el
primer paso.

¿Cuál es tu tipo de timidez?


La timidez no está únicamente relacionada con la autoestima. Hay gente
capaz de dar conferencias delante de centenares de personas pero que
sufren como corderos en una conversación cara a cara con un
desconocido.

Este tipo de timidez situacional es muy habitual. Son miedos que tan
sólo aparecen en determinadas situaciones, sobretodo aquellas que
involucran figuras que vemos superiores a nosotros, como profesores o
personas muy atractivas.

¿En qué situaciones se dispara tu timidez? Seguramente en aquellas en


las que crees que existe el riesgo de ser juzgado o avergonzado. Pero
debes concretar más: ¿delante de gente nueva? ¿Con personas que te
atraen? ¿Cuando tienes que hablar de ti?

Conocer cuáles son tus desencadenantes es el primer paso para


vencerla, porque sólo así podrás identificar antes los pensamientos que
preceden las emociones de vergüenza y nervios y evitar que se
conviertan en conductas negativas.