Vous êtes sur la page 1sur 9

2.

4 principio del derecho laboral

El derecho laboral (también conocido como derecho del trabajo o derecho social1) es una
rama del derecho cuyos principios y normas jurídicas tienen por objeto la tutela
del trabajo humano realizado en forma libre, por cuenta ajena, en relación de dependencia
y a cambio de una contraprestación. Es un sistema normativo heterónomo y autónomo
que regula determinados tipos de trabajo dependiente y de relaciones laborales.

PRINCIPIO PROTECTOR: es el principio más importante del Derecho laboral. Parte de


una desigualdad, por lo que el Derecho laboral trata de proteger a una de las partes del
contrato de trabajo para equipararla con la otra.
El principio protector contiene tres reglas:

 Regla más favorable: cuando existe concurrencia de normas, debe aplicarse aquella
que es más favorable para el trabajador.
 Regla de la condición más beneficiosa: una nueva norma no puede desmejorar las
condiciones que ya tiene un trabajador.
 Regla in dubio pro operario: entre interpretaciones que puede tener una norma, se
debe seleccionar la que más favorezca al trabajador.

PRINCIPIO DE IRRENUNCIABILIDAD DE DERECHOS: El trabajador está imposibilitado


de privarse, voluntariamente, de los derechos y garantías que le otorga la legislación
laboral, aunque sea por beneficio propio. Lo que sea renunciado está viciado
de nulidad absoluta.

PRINCIPIO DE CONTINUIDAD LABORAL: Le da la más larga duración posible al


contrato de trabajo, por el hecho de ser esta la principal (o única) fuente de ingresos del
trabajador.

PRINCIPIO DE PRIMACIA DE LA REALIDAD: No importa la autonomía de la voluntad,


sino la demostración de la realidad que reina sobre la relación entre trabajador y
empleador. Así, ambos pueden contratar una cosa, pero si la realidad es otra, es esta
última la que tiene efecto jurídico.

PRINCIPIO DE RAZONABILIDAD: Tanto el trabajador como el empleador deben ejercer


sus derechos y obligaciones de acuerdo a razonamientos lógicos de sentido común, sin
incurrir en conductas abusivas del derecho de cada uno.

PRINCIPIO DE BUENA FE:El principio de la buena fe es una presunción: se presume que


las relaciones y conductas entre trabajadores y empleadores se efectúan de buena fe. Por
el contrario, aquel que invoque la mala fe, debe demostrarla.

Principios Generales del derecho laboral Fuente supletoria:


Cuando la ley deja vacios o lagunas, y no existe jurisprudencia, uso o costumbre
aplicable, los principios del derecho del trabajo entran como suplemento.

Fuente interpretadora:
Sirven también para interpretar la normativa vigente, cuando esta sea confusa o haya
diversas interpretaciones posibles. Algunos principios del derecho laboral son: Principio
protector:
Es el mas importante del derecho laboral, es el que lo diferencia del derecho civil.
Este principio contiene 3 reglas
1- Regla más favorable:
Cuando existe concurrencia de normas, debe aplicarse aquella que es más favorable para
el trabajador.
2- Regla de la condición más beneficiosa:
Una nueva norma no puede desmejorar las condiciones que ya tiene un trabajador.
3- Regla in dubio pro operario:
Entre interpretaciones que puede tener una norma, se debe seleccionar la que más
favorezca al trabajador. Principio de irrenunciabilidad del derecho:
Con este principio el trabajador no tiene posibilidad de privarse voluntariamente de los
derechos que le otorga la legislación laboral, aunque sea por beneficio propio. Así, un
trabajador no puede pedirle a su empleador que lo deje trabajador 18 horas si las
jornadas de trabajo son de 12 horas diarias máxima. Principio de continuidad laboral:
Le da la más larga duración posible al contrato de trabajo ya que esta puede ser la
principal fuente de ingreso del trabajador. Principio de primacía de la realidad:
No importa la autonomía de la voluntad, sino la demostración de la realidad que reina
sobre la relación entre trabajador y empleador. Así, ambos pueden contratar una cosa,
pero si la realidad es otra, es esta última la que tiene efecto jurídico. Principio de
razonabilidad:
Tanto el trabajador como el empleador deben realizar sus derechos y obligaciones de
acuerdo a razonamientos lógicos de sentido común, sin llegar a conductas abusivas del
derecho de cada uno. Principio de buena fé:
Es una presunción, se presume que las conductas y relaciones entre trabajadores y
empleadores se dan de buena fé. Aquel que invoque la mala fé, debe demostrarla.
Materias de derecho laboral individual Contrato individual de trabajo:
Es un convenio mediante el cual una persona física se compromete a prestar sus
servicios a otra persona ya sea, física o jurídica, bajo el mandato de este a cambio de un
sueldo.
Hay tres elementos los cuales son necesarios para que exista este contrato:
1- Prestación personal del servicio.
2- La remuneración.
3-La subordinación jurídica. Clasificación de los contratos de trabajo:

1-Contratos de tiempo determinado:


Son contratos laborales de plazo fijo o de obra terminada. El contrato de plazo fijo es
aquél que requiere los servicios de un trabajador por un período determinado, y el de obra
terminada es aquél que se solicitan los servicios de un trabajador para realizar la obra. 2-
Contratos de tiempo indefinido:
Son aquellos contratos que no estipulan una fecha o suceso que de finalización al
contrato de trabajo. Ciertamente, son los contratos que permiten a los trabajadores lograr
la estabilidad laboral con el tiempo de prestación de sus servicios. Poderes del
empleador:
Poder de dirección de la empresa
Poder de mando.
Disciplinario.
Sancionatorio. Remuneración:
Es el sueldo que recibe periódicamente un trabajador de mano de su empleador a cambio
del trabajo por el cual fue contratado. Cuando los pagos son efectuados en forma diaria,
recibe el nombre de jornal. Jornada de trabajo:
Es el número máximo de hora que un empleador puede exigirle a un trabajador. Por
ejemplo: 8 horas diarias, 48 semanales. Jornada laboral se distingue del horario por que
el horario es simplemente la distribución de la jornada a través de las distintas horas del
día. Vacaciones y feriados:
Vacaciones es la ausencia del trabajador en un tiempo determinado de su trabajo. Estas
vacaciones le son remuneradas.
Los feriados son días que por ley se le deben conceder como libres al trabajador. El
empleador está en todo su derecho de exigirle que los trabaje pero tendrá que
recompensarle monetariamente bajo un régimen distinto.

Seguridad laboral:
Es de interés público todo lo relacionado con la salud ocupacional, la cual tiene como
objetivo la seguridad física y mental del trabajador, así como protegerlo contra riesgos.
Los empleadores tienen la siguientes obligaciones:
Asegurar contra riesgos del trabajo.
Investigar los accidentes y enfermedades profesionales que ocurran y eliminar o controlar
sus causas.
Denunciar antes las autoridades administrativas designadas los accidentes y
enfermedades.
El trabajador que sufra un accidente tiene derecho a:
Asistencia médica, farmacéutica y a rehabilitación.
Prótesis y aparatos médicos.
Reeducación laboral
Prestaciones económicas tales como indemnización por incapacidad temporal, pensión de
invalidez, pensiones de viudez y orfandad.

Los principios generales del derecho laboral tienen, por lo general, dos funciones
fundamentales: fuente supletoria, fuente interpretadora.
2.5 Leyes del trabajo
Las leyes del trabajo, son aquellas que regulan las relaciones obrero patronales,
de acuerdo a su salario, prestaciones, indemnizaciones, riesgos de trabajo,
despidos entre otros derechos del trabajador.

REDACCIÓN
En México existen tres tipos de trabajadores: sindicalizados, no sindicalizados y
de confianza. Sin importar en qué grupo te encuentres, por ley debes tener un
contrato por escrito en el que consten los términos y condiciones en los que
laborarás.

En caso de no contar con dicho documento, corresponderá al empleador


acreeditar las condiciones de trabajo en caso de conflicto. Éste es tan solo un
ejemplo de los derechos laborales que nos corresponden y que muchas veces
ignoramos.

Es importante que como trabajadores (y empleadores) sepamos cuáles son


estos derechos laborales básicos, por ello, los especialistas Hugo Hernández-
Ojeda y Luis Ruiz Gutiérrez, socios de Hogan Lovells, nos detallan siete de ellos,
de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo vigente.

1. Vacaciones. Cada trabajador tiene seis días de vacaciones por el primer año
de servicio, incrementándose en dos días por cada año hasta el cuarto año de
servicios y, a partir de entonces, los días de vacaciones se aumentan dos días
cada cinco años; además te corresponde una prima vacacional equivalente al 25
por ciento del monto percibido durante los días de vacaciones; aguinaldo
correspondiente a 15 días de sueldo; un máximo de 48 horas de trabajo
semanales; un día de descanso por semana; goce de sueldo y percibir al menos el
salario mínimo (actualmente éste es de 80.04 pesos).

2. Contrato individual de trabajo. Como indicamos al inicio siempre debe existir


un contrato laboral de por medio. Estos documentos deberán contener:
Información de las partes, duración del empleo, servicios a ser prestados por el
empleado, lugar en que se prestarán los servicios, información de salario (es decir,
cantidad, términos a pagar, día y medio de pago), referencias de formación,
vacaciones y cualquier otra condición de trabajo acordada por las partes.

3. No discriminación. La Ley Federal de Trabajo prohíbe cualquier tipo de


discriminación. Todas las personas involucradas en una relación de trabajo están
protegidas contra discriminación por: raza, nacionalidad, preferencia sexual,
nacionalidad, religión, estado civil, condición social, edad, género y/o
discapacidad. Asimismo, las prácticas discriminatorias también están prohibidas
durante los procesos de contratación, por lo que si eres víctima de esta práctica
puedes denunciar.
,
1

4. Protección de datos personales. Aunque la legislación laboral no señala una


provisión específica sobre el tema, la Constitución Federal establece el derecho a
la protección personal de datos. Por otro lado, la Ley Federal de Protección de
Datos Personales en Posesión de los Particulares establece que el tratamiento
(obtención, uso, divulgación o almacenamiento) de datos personales está sujeto al
consentimiento de la persona a la que estos pertenecen. Asimismo, los patrones,
como ‘controladores de los datos’, deben compartir el aviso de privacidad
correspondiente con sus empleados.

5. Maternidad. Durante este periodo, el salario, beneficios y derechos de las


mujeres, no deben verse afectados. El Instituto Mexicano del Seguro Social
pagará a la madre trabajadora el 100 por ciento de su salario diario como aporte
de seguridad social. Si se prolonga el período de licencia de maternidad, tiene
derecho al 50 por ciento del salario diario de la contribución a la seguridad social
por un período de hasta 60 días.

6. Terminación de la relación de trabajo. Si la relación laboral se rescinde sin


causa justificada, el empleador deberá indemnizar al trabajador mediante el pago
de un pago correspondiente a tres meses de salario integrado, más 20 días de
salario integrado por año de servicio, además de una prima de antigüedad. Lo
anterior independientemente del pago de las prestaciones y salarios devengados.

7. Pago de utilidades. Todos los trabajadores de una Empresa, con excepción de


los expresamente mencionados por la Ley Federal del Trabajo, tienen derecho a
participar en las utilidades de la Empresa.
2.6 conceptos
 Trabajo:

El Trabajo es todo tipo de acción realizada por el hombre independientemente de


sus características o circunstancias; significa toda la actividad humana que se
puede o se debe reconocer como trabajo entre las múltiples actividades de las que
el hombre es capaz y a las que está predispuesto por la naturaleza misma en
virtud de su humanidad.

 Patrón:

Puede considerarse Patrón a aquel que suministra trabajo a otro, según la Ley
Federal del Trabajo es aquella persona física o moral que utiliza los servicios de
uno o varios trabajadores.

El Patrón es una persona o empresa que se ve beneficiado por los servicios


personales de otra persona física que se encuentra en estado de subordinación
frente a el y que por esta razón se obliga a retribuir económicamente a esta a
cambio de sus servicios.

Los patrones pueden tener a su servicio una o más personas físicas o


trabajadores, que ponen a su disposición su fuerza de trabajo a cambio de un
sueldo.

Obligaciones de los patrones.


Preferir en igualdad de circunstancias a los trabajadores que le hayan servido
satisfactoriamente por mayor tiempo.

 Guarda la debida consideración y buen trato.


 Proporciona capacitación y adiestramiento para el mejor desempeño en el
trabajo.
 Cumplir las disposiciones de seguridad e higiene para prevenir accidentes y
enfermedades de trabajo.

 Trabajador:
Se denomina trabajador (o su variante en femenino, trabajadora) a la persona que
presta servicios que son retribuidos por otra persona, a la cual el trabajador se
encuentra subordinado, pudiendo ser una persona en particular, una empresa o
también una institución.

 intermediario:
En el derecho laboral los intermediarios también conocidos como contratistas de
trabajo; son aquellos terceros en la relación patrón-trabajador por lo que es ajeno
a la relación laboral entre ambos, por lo tanto con él no existe subordinación.

Los intermediarios pueden ser contratistas o empresas proveedoras de mano de


obra, que tienen como función actividad contratar por su cuenta a trabajadores
para que realicen actividades laborales a otras empresas que por lo general son
de carácter temporal.

De esta situación jurídica nace una relación entre el trabajador, el empresario y el


intermediario que contrata al trabajador y paga su remuneración.

Los trabajadores de confianza tienen casi los mismos derechos que los
trabajadores normales, a excepción de que no tienen el derecho a la estabilidad
en el empleo, por lo que el patrón puede rescindir el contrato en caso de pérdida
de la confianza pero el patrón tendrá que indemnizarle con meses de sueldo, parte
proporcional de aguinaldo, de vacaciones, de prima vacacional y prima de
antigüedad.
 Empresa:
una empresa es una unidad económico-social, integrada por elementos humanos,
materiales y técnicos, que tiene el objetivo de obtener utilidades a través de su
participación en el mercado de bienes y servicios. Para esto, hace uso de
los factores productivos (trabajo, tierra y capital).
 Establecimiento:
La Ley Federal del Trabajo en su artículo 16 define lo que será considerado como
un establecimiento para efectos laborales y lo identifica como una unidad técnica que,
como sucursal, agencia u otra forma semejante, sea parte integrante y contribuya a la
realización de los fines de la empresa.

El establecimiento comercial es aquel espacio físico, donde se realiza la venta,


distribución, producción o transformación de bienes y servicios. Es comúnmente
conocido como punto de venta o comercio. La existencia de los establecimientos se
justifica con el crecimiento de las empresas ya que se ven en la necesidad de crear
puntos de venta o espacios de producción cada uno con autonomía propia, pero
siempre con la misma meta.
Las características principales de un establecimiento son:

 Dentro del establecimiento comercial se transmiten bienes y servicios con un fin


lucrativo.
 En él no se fabrica o produce ningún tipo de artículos.
 Es un intermediario, comúnmente minorista, entre el fabricante y el consumidor.
 Está orientado a obtener beneficios.

Es necesario distinguir que la empresa engloba todo el negocio y el establecimiento


es parte del negocio por lo que la empresa puede existir sin el establecimiento, pero el
establecimiento no existe si no hay empresa.

2.8 Obligaciones y prohibiciones de los patrones y trabajadores

ARTICULO 134. OBLIGACIONES DE LOS TRABAJADORES


I. Cumplir las disposiciones de las normas de trabajo que les sean aplicables;
II. Observar las disposiciones contenidas en el reglamento y las normas oficiales mexicanas en
materia de seguridad, salud y medio ambiente de trabajo.
III. Desempeñar el servicio bajo la dirección del patrón u representante en el ámbito del trabajo.
IV. Ejecutar el trabajo con cuidados apropiados en tiempo y lugar convenidos.
V. Dar aviso al patrón, salvo caso de fuerza mayor de las causas justificadas que le
impidan concurrir a su trabajo.
VI. Restituir al patrón los materiales no usados y conservar en buen estado los instrumentos de
trabajo.
VII. Observar buenas costumbres durante el servicio.
VIII. Prestar auxilios en cualquier tiempo que se necesiten (cuando peligren las personas o los
intereses del patrón o compañeros de trabajo)
IX. Integrar los organismos que establece la ley;
X. Someterse a los reconocimientos médicos y demás normas vigentes en la empresa para
comprobar que no padecen de alguna discapacidad o enfermedad de trabajo, contagiosa o
incurable
XI. Poner en conocimiento del patrón las enfermedades contagiosas que padezcan
XII. Comunicar al patrón de las deficiencias que adviertan para evitar daños a los intereses
de sus compañeros.
XIII. Guardar los secretos técnicos, comerciales y de fabricación de los productos a cuya
elaboración concurran directa o indirectamente (o que tengan conocimiento de ello) y asuntos
administrativos.

ARTÍCULO 135.- PROHIBICIONES DE LOS TRABAJADORES


I. Ejecutar cualquier acto que pueda poner en peligro su propia seguridad, la de sus compañeros,
terceras personas y los establecimientos en que el trabajo se desempeñe.
II. Faltar al trabajo sin justificar o sin permiso del patrón.
III. Substraer de la empresa útiles de trabajo o materia prima o elaborada.
IV. Presentarse al trabajo en estado de embriaguez.
V. Presentarse al trabajo bajo la influencia de algún narcótico, droga enervante, salvo que exista
una
prescripción médica.
VI. Portar armas de cualquier clase durante el trabajo, salvo que lo exija.
VII. Suspender labores sin autorización del patrón
VIII. Hacer colectas en el lugar de trabajo.
IX. Usar las herramientas suministradas por el patrón para objeto distinto al que está destinadas.
X. Hacer cualquier clase de propaganda en las horas de trabajo, dentro del establecimiento; y
XI. Acosar sexualmente a cualquier persona o realizar actos inmorales en los lugares de trabajo.