Vous êtes sur la page 1sur 8

Historia

Concepto, cambios y continuidades: La Historia es la ciencia que estudia y sistematiza


los hechos más importantes y transcendentales del pasado humano. Dichos sucesos son
analizados y examinados en función de sus antecedentes, causas y consecuencias, y en la
acción mutua de unos sobre otros, con el propósito de comprender correctamente el presente y
de preparar el futuro. Estudiar la Historia no es un simple ejercicio memorístico, cargado de
hechos, nombres, lugares y fechas sin conexión alguna. La Historia es ante todo, la
posibilidad que el ser humano tiene para conocerse a si mismo. Es indagar en el pasado
para comprender el porque de nuestro presente, y sobretodo, ver el hombre en su
dimensión; sus aciertos, sus errores y la capacidad que la humanidad tiene para ser una
especie más perfecta, mejor organizada y más justa.

Las personas que se encargan de reconstruir y explicar los hechos del pasado, han utilizado
fuentes de información como ayuda. Entre ellas tenemos la historia escrita, también conocida
como historiografía, que comprende de relatos escritos como memorias, cartas, literatura,
archivos de tribunales, asambleas legislativas, instituciones religiosas, etc; y la información no
escrita que se obtiene de los restos culturales o materiales de civilizaciones
desaparecidas, tales como los elementos arquitectónicos, pintura, artesanía, etc.

La historia como toda ciencia social, requiere para la comprensión de los fenómenos que
abarca y su interpretación, del auxilio de otras ciencias y disciplinas sociales que nos
permitan comprender los hechos históricos en su dimensión total; por ejemplo, la ayuda de la
arqueología, paleontología, cronología, mitología, economía, antropología, entre otros.

Pueden indicarse o señalarse tres formas de clasificar la historia: por grupos humanos y
regiones geográficas (historia universal o general, continental, nacional, regional, de las
ciudades); por temas y actividades (historia económica, política, de las ciencias, del derecho,
del arte, etc.) y por orden cronológico de edades y periodos (prehistoria, protohistoria e
historia).

Se conoce como periodización al campo de las ciencias sociales que trata de dividir
la historia u otro campo del conocimiento (la ciencia, la literatura, el arte) en distintos períodos
que posean unos rasgos comunes entre sí, lo suficientemente importantes como para hacerlos
cualitativamente distintos a otros períodos.

Los historiadores fijan el comienzo de la historia en el año 3000 a.C, época en la que apareció
la escritura en civilizaciones mesopotámicas. El periodo anterior, es conocido como Prehistoria,
dividido en el Paleolítico -periodo en el que aparece el ser humano 2,5 millones de años atrás-,
Mesolítico y Neolítico.

CONOCIMIENTO Y EVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD

A lo largo de su historia el hombre ha ido agregando, nuevas formas de aprendizaje a su vida,


algunas producto de la experiencia vivida, y otras se han ido generando a través de la
interrelación que este ha tenido con su entorno. Haciendo énfasis al estudio del origen de la
procedencia de la especie humana. Donde se enfoca al cerebro como el órgano de mayor
evolución en la historia del hombre; del cual se rige la autonomía del desarrollo del
comportamiento de la persona, que de forma gradual va añadiendo cualitativa y
cuantitativamente información que alimenta al cerebro , volviéndolo accesible y adiestrándolo
para que sea capaz de aprender. Si bien es cierto a inicios de la humanidad el aprendizaje
estaba ligado solo a la obtención de experiencias, las cuales fueron potenciaron al individuo
para el desenvolvimiento y crecimiento en su entorno; la historia da un giro al implementarse el
papel como medio alternativo en la conservación de la información. Formándose una sociedad
en aras de la conservación de la información, que a la larga ha contribuido para dar soluciones
a eventos con rapidez y anticipación.

Cronológicamente una representación determinante vendría a ser la evolución del Homo


sapiens hacia el Homo sapientissimus, en donde se desarrolla un proceso evolutivo de la
información y el conocimiento, basados en niveles estructurales de su organización. En la que
se cuenta con elementos como un Sistema y sus componentes; dichos componentes se
relacionan de forma temporal dentro de un proceso con la finalidad de concebir un producto,
que equivale a la obtención de un resultado. Siendo un sistema todo lo que nos rodea y cuya
existencia tiene un propósito. Esta etapa conlleva a un nivel de abstracción mucho mayor ya
que existen sistemas complejos, debido a que se crea un modelado de objetos y fenómenos
basados en el reflejo de un entorno real, la cual da pie a la creación de un ambiente intangible
en la que se plasman sucesos tan naturales como la comunicación entre personas y todos los
eventos que rodean la información.

En el transcurso de esta etapa se habla del conocimiento en base a la universalización, la


autonomía, la integración taxonómica y la acumulación de la información. Lo que ha significado
la evolución del cerebro humano, convirtiéndolo en un complejo sistema de información
conocedor, capaz de transformar, respaldado por el conocimiento de la sociedad y el del
hombre.

La conciencia del hombre se ha convertido un ente regulador que apoyado en la experiencia le


permite ejecutar y controlar situaciones reales y a la vez tener un alto porcentaje de
acercamiento al cumplimiento de objetivos. Esta situación ha generado mucha expectativa en
cuanto a la evolución de la humanidad, ya que el hombre ahora cuenta con mucha información
sobre algún suceso sea cual sea la materia en estudio. Lo que le permite tener un
conocimiento amplio de las leyes del mundo, dando uso a un marco elevado de análisis, y
síntesis en la búsqueda de soluciones a los problemas, para la construcción de modelos, y sea
el punto de partida para crear nuevos conocimientos concretos, dando soluciones en diferentes
círculos de la sociedad; Lo que nos acercara hacia la era del Homo sapientissimus.

EL PASO DEL NOMADISMO AL SEDENTARISMO

Antes que nada es necesario tener en cuenta que el poblamiento americano fue lento y de
norte a sur. En donde los primeros grupos humanos que llegaron de Asia a América pasando
por el estrecho de Bering, por lo que se cree que venían persiguiendo animales, los cuales
eran nómadas.

Primeros pobladores nómadas que cruzaron el estrecho de Bering.

El ser nómada no implica simplemente andar de un lugar a otro, sino que estos grupos de
personas tenían que realizar diversas actividades como la caza de grandes y pequeños
animales, la pesca, la recolección de plantas para su alimentación y poder sobrevivir, cuando
agotaban sus fuentes de alimentación se desplazaban hacia otros lugares para buscar su
sobrevivencia.

Grupos nómadas cazando animales


La recolección de frutos y la pesca.

Estos perfeccionaron sus instrumentos de cacería de piedra, huesos u otras cosas que
encontraban y provocaron el desarrollo de sus habilidades y el surgimiento de nuevas
actividades.

Paulatinamente fueron acumulando el resultado de sus experiencias hasta percatarse que


había periodos en los que los animales presentaban determinados comportamientos, con
relación al tiempo, momentos de reproducción, cría y migración. De igual forma observaron la
correspondencia establecida entre el movimiento de los astros y el crecimiento y escasez de
algunas plantas.

Con todo lo dicho anteriormente, se dieron cuenta los grupos nómadas que la cacería se volvió
cada vez más difícil para cubrir sus necesidades de alimentación y trajo como consecuencia
que la vida entre los grupos humanos fuera más difícil debido, entre otros factores, al
crecimiento de la población.

Por otra parte, la vida sedentaria surgió cuando los hombres comenzaron a mantenerse por
periodos largos en diversos lugares, iniciando así un proceso de protección y cuidado hacia las
plantas que los alimentaba hasta llegar el momento en que aprendieron a sembrar y cosechar.
Este proceso llevo muchos años, pero surgió la agricultura, donde cultivaban principalmente el
maíz, frijol, calabaza y chile, domesticaron animales como el perro, el guajolote y abejas sin
aguijón, su tecnología se basaba en el uso de la coa, instrumentos en forma de bastón que les
servían para sembrar y desarrollaron técnicas e instrumentos como el arado y los sistemas de
riego, en cuanto al comercio local y de largas distancias que les facilito el intercambio de
productos como: sestas, cerámica y telas.

Siembra y cosecha de plantas alimenticias, principalmente el maíz.

Domesticación de los animales.

Con esto los cazadores poco a poco fueron adaptándose a la agricultura y fue así como el
nomadismo dio paso al sedentarismo (establecimiento permanente de los grupos humanos).
Con este paso la vida de los humanos sufrió cambios o transformaciones, la agricultura se
volvió la base de su sobrevivencia y todo se relacionó con ella; el tiempo de siembra y de
cosecha; las lluvias y la sequía; el movimiento del sol y la luna. La naturaleza y el hacer
creativo del hombre sentaron las bases de una civilización especial, la mesoamericana.

Con este descubrimiento de la agricultura empezaron a construir sus primeras aldeas,en las
cuales se establecieron los primeros grupos humanos y algunas de las cuales tenían cientos de
habitantes.

Aldea de los grupos sedentarios.

El crecimiento de la población y las aldeas dio origen a las primeras construcciones de casas,
con ello se comenzaron a poblar los primeros pueblos y surgieron las ciudades e incluso hasta
templos.

En si este fue el paso que dio el hombre en el transcurso del tiempo, en donde luego de andar
de un lugar a otro con muchas dificultades por que dio un giro a su vida como sedentario,
donde ya logro su establecimiento en un lugar propio y esto fue posible gracias a que lograron
descubrir la agricultura, esto les permitió dar ese paso de nómada a sedentario.

PALEOLÍTICO
El Paleolítico es un periodo de la historia de la Humanidad que se inició hace 2,85
millones de años y se extendió hasta hace cerca de 10.000 años. Se trata de la etapa
inicial de la denominada Edad de Piedra, la época marcada por el desarrollo y uso de
herramientas hechas con este material.

Las tres fases del Paleolítico (Paleolítico Superior, Paleolítico Medio y Paleolítico
Inferior) suponen el periodo más extenso de la historia humana. La clave de dichos millones
de años radicó en el perfeccionamiento de las herramientas de piedra y en el desarrollo de
utensilios realizados con otros componentes, como madera y huesos.

El Homo sapiens (es decir, el ser humano actual) no es el único integrante del género
Homo que vivió en el Paleolítico. El Homo habilis, el Homo erectus, el Homo
neanderthaliensis y el Homo floresiensis, entre otros, también formaron parte de este extenso
periodo histórico en el que las personas eran nómadas.

El hombre paleolítico se dedicaba a la recolección y a la caza para satisfacer sus necesidades


vitales. En los primeros años del periodo, el principal método de subsistencia consistía en
recoger frutos, tubérculos y otros alimentos. Dichos hombres prehistóricos también se
alimentaban de animales ya muertos (eran carroñeros). Ya en las últimas etapas del
Paleolítico, los integrantes del género Homo lograron perfeccionar sus habilidades y se
convirtieron en cazadores más experimentados.

Se dice que el arte nació en el Paleolítico Superior con la creación de piedras talladas, huesos
grabados y pinturas rupestres, entre otras manifestaciones. Lamentablemente, sólo conocemos
aquéllas que han perdurado en el tiempo a través de soportes materiales.

Arte paleolítico

Uno de los puntos que sobresalen del arte paleolítico es la representación del hombre y la
mujer. La figura masculina podía tener rasgos grotescos y genitales diseñados con mucha
atención a los detalles, pero un rostro poco definido; asimismo, en algunos ejemplos se
aprecian rasgos animales. La figura femenina (la venus paleolítica), por su parte, aparece
desnuda y muestra prominentes atributos sexuales; sus caras también pueden estar
desdibujadas y algunas de ellas representaban la fertilidad o los estándares de belleza.

Es posible distinguir entre arte mobiliar y parietal, las cuales se definen a continuación:

Arte mobiliar
También se denomina arte mueble y se refiere a obras de arte que pueden ser
transportadas y que se han encontrado en diferentes excavaciones. Entre los objetos
pertenecientes a esta clase de arte se hallan ajuares personales o domésticos, tales como
colgantes de hueso, concha o piedra, y se desconoce el valor simbólico que puedan haber
tenido en su momento. Por otro lado, las puntas de lanza fabricadas en hueso, las puntas de
arpón y los bastones perforados, los cuales suelen presentar grabados o dibujos en su
superficie, también entran en esta categoría.
Otros objetos parecen haber sido de uso exclusivo en ceremonias, como ocurre con las
estatuillas denominadas Venus paleolíticas, las de animales (como es el caso de La
Madeleine, un bisonte hecho en hueso) y las plaquetas grabadas, que probablemente
jugaron un papel importante en los rituales religiosos.
Arte parietal
Los murales hallados en abrigos rocosos, grutas y covachas pertenecen al arte denominado
parietal (el término parietal hace referencia a las paredes). El mayor porcentaje de obras de
este tipo han sido encontradas en Europa Occidental; la mayoría de ellas se hallan en las
profundidades de las cuevas, aunque también existen pinturas en santuarios exteriores, como
son los casos del abrigo de La Viña, en Oviedo, y de la cueva de Laussel, en Francia. Entre los
temas más recurrentes de los grabados, relieves y pinturas que componen el arte parietal, se
destacan los signos ideomorfos, los animales y el ser humano.

NEOLÍTICO
El periodo neolítico se lo conoce también como edad de piedra pulida o nueva. Comienza
cuando finaliza el período mesolítico y antes de empezar la edad de bronce. Comprende desde
el año 6.000 A.C hasta el año 3.000 A.C. El neolítico constituye, junto con el período
del paleolítico y el mesolítico, lo que comúnmente se dio en llamar la Edad de piedra.

El neolítico tiene como características principales el desarrollo de la agricultura y ganadería,


alfarería, arte, danzas rituales, la domesticación de ciertos animales, consolidación del
sedentarismo y la implementación de ejércitos. Tras el cambio climático de hace 10.000 años
atrás, el planeta ofrecía temperaturas más templadas, lo que introdujo importantes cambios en
la alimentación y costumbres de los seres humanos. A continuación, a modo de resumen del
neolítico, exponemos sus principales características.

Etapas:
Dicho período se subdivide en 3 etapas o fases:

 Neolítico inicial. Se ubica entre el año 6.000 A.C hasta el 3.500 A.C.
 Neolítico medio. Este período es el más fructífero de los 3 y se encuentra entre el 3.000
A.C y el 2.800 A.C.
 Neolítico final. Se lo ubica desde el 2.800 A.C hasta el comienzo de la edad de los
metales. Fue un período breve hasta el año 2.300 A.C.

Cambio climático:
Hace unos 10.000 años la Tierra sufre una nueva modificación climática. Esta vez hacia un
cambio de temperaturas más templadas. De esta forma se modifican también las costumbres,
alimentación y prioridades de los seres humanos. Por esta razón se considera a este periodo
histórico como revolución neolíticapues produce un cambio en la forma de vida de los seres
humanos.

Población:
El tipo de población durante el neolítico ya es 100% sedentario. Se cree que el factor climático,
junto con el sedentarismo y la agricultura conforman lo que se ha dado en llamar revolución
neolítica.

Arte neolítico:
En las pinturas neolíticas el cuerpo humano ocupa un lugar predominante, con aspecto algo
primitivo aún y de colores monocromáticos.
Domesticación de animales:
Durante este periodo se comienza a domesticar ciertos animales para ayudar en el trabajo
diario. Así (después del perro) surge la domesticación de cabras, asno, renos, caballos y
ovejas.

Asentamientos: