Vous êtes sur la page 1sur 1

Reseña Historia del pueblo Mapuche

El pueblo mapuche constituye uno de los pueblos originarios más numerosos que
sobreviven en la actualidad. Su nombre significa gente de la tierra y su lengua es el
Mapudungun. Asentados históricamente entre los ríos Itata y Toltén, en la zona centro-sur
del país, y emparentados lingüísticamente con sus vecinos picunches y huilliches, los
mapuches presentaron una encarnizada resistencia a la dominación española durante
todo el siglo XVI, logrando nunca ser vencidos.
Su sistema económico tradicional, basado en la caza y la horticultura, dio paso a una
economía agrícola y ganadera en los siglos XVIII y XIX, convirtiéndose en un pueblo
campesino luego de la radicación forzosa en terrenos asignados por Chile y Argentina.

Se destacan los vínculos familiares y religiosos que los unen e identifican como una
verdadera nación, dentro de los cuales sobresalen algunas costumbres como:
El Machitún, que es una ceremonia que se realiza para la curación de las enfermedades.
La ejecuta la Machi que en la actualidad casi siempre es mujer. Ella recibe a través de
sueños las enseñanzas ancestrales y el poder de influir sobre la naturaleza de las
enfermedades y otros fenómenos naturales.

El Nquillatún que es una ceremonia en la cual se congregan varias comunidades con el


objeto de obtener buenas cosechas, o bien para ahuyentar calamidades como sismos, mal
tiempo, erupciones volcánicas, etc. También se realiza para evitar y curar epidemias y
enfermedades.

La artesanía mapuche también ha alcanzado renombre principalmente por los trabajos en


plata y tejidos, materiales con los que además fabrican sus vestimentas y atavíos. También
construyen sus propios instrumentos musicales, como el kultrún, y la trutruca, que
despliegan sonidos únicos y característicos.

Es fundamental para nuestros niños conocer nuestras lenguas originarias, para


comprender la cultura de este pueblo, que forma parte de nuestra identidad nacional,
además acercarlos a nuestros orígenes, los ayuda a reconocer la diversidad cultural que
tenemos en nuestros país lo cual enriquece su visión y los formas de un modo más abierto
al dialogo y a la convivencia con otros.

Por su atención, muchas gracias.