Vous êtes sur la page 1sur 12

Manifiesta

Este ejemplar que tenés entre tus manos es el primero de una serie de fanzines
que buscan derribar los mitos en torno a diversos temas vinculados al feminismo
y la lucha por los derechos de las mujeres: violencia de género, cultura de la viola-
ción, acoso callejero, mujeres en el espacio artístico, feminización de la pobreza,
y los que vayan surgiendo.
Vivimos tiempos intensos, que nos interpelan, nos atraviesan, nos cuestionan,
incomodan y nos hacen preguntarnos todo el tiempo sobre la forma en que nos
vinculamos con lxs demás, especialmente entre varones y mujeres.
Lo sabido: una mujer muere cada 30 horas en nuestro país a manos de un hom-
bre. Ni en accidentes, ni en guerras, ni como suicidio, ni en ajustes de cuentas o
peleas callejeras, ni a manos de otra mujer, sino a manos de alguien que fue su
pareja, padre, jefe, hermano. Un hombre que esa mujer conocía y a quien la unía
algún tipo de vínculo.
Muchas veces nos horrorizamos con este tipo de crímenes violentos. Mujeres
violadas hasta el límite del sufrimiento, descartadas en bolsas de basura, gol-
peadas hasta morir o quemadas violentamente, forman parte del imaginario del
horror que indigna, sacude y toca las fibras más sensibles de nuestra humanidad.
Pero estas manifestaciones extremas, son parte de un sistema que opera incluso
(¿o sobre todo?) de las formas más sutiles. El vestidito rosa de la nena, la cocinita
que ellas aprenden de pequeñas a asumir como propia, el nene que no puede
expresar sus sentimientos para evitar ser llamado maricón, la represión de las lá-
grimas, el mozo que le trae la cuenta siempre y por defecto al hombre de la mesa,
o el hombre que “le” lava los platos a la mujer, cuando él también los ensució, o
“ayuda” en la crianza de sus propios hijos son algunos ejemplos que expresan la
forma en que operan los roles de género.
Corsets de hierro que lastiman y quitan libertades - más para unas que para los
otros - los roles de género perpetúan un sistema injusto, en el que los varones
heterosexuales cuentan con una serie de privilegios que, por ser tales, oprimen a
mujeres y a todas las identidades sexuales que no coincidan con la suya.
Estos roles de género, se sustentan en costumbres, tradiciones e instituciones
socialmente aceptadas y aprendidas desde la infancia, dictaminando cómo debe-
mos ser y hasta dónde podemos actuar dependiendo de nuestro sexo biológico
asignado al nacer. Los roles de género son una construcción social, económica y
cultural, y como tal, puede ser modificada por los sujetos que componen la es-
tructura que la sustenta.
Para eso estamos acá, revoleando los corsets, demoliendo paredes, derribando
mitos, abriendo jaulas que ya no pueden contener tantas alas, tantas ganas de
vivir plenamente, sin violencias, sin ataduras de ningún tipo. Somos un torrente
de vida que desborda.
Somos la fuerza de todas las que lucharon antes de nosotras por ese territorio
llamado libertad.
Mitos a derribar
sobre Violencia de
Género (VdG)
I. LA VDG PUEDE SER DEL HOMBRE
A LA MUJER O DE LA MUJER AL HOMBRE.

LA VDG ES ALGO DEL ÁMBITO PRIVADO,


II. Y NO HAY QUE METERSE.

LAS MUJERES QUE VUELVEN CON PAREJAS VIOLENTAS


III. LO HACEN PORQUE LES GUSTA QUE LES PEGUEN
O “SON SUS PROPIAS VICTIMARIAS”.

IV. LA VIOLENCIA DE GÉNERO SÓLO AFECTA


A LAS MUJERES POBRES O SIN EDUCACIÓN.

V. NO LE PEGA, POR LO TANTO NO ES VDG.

VI. LOS MEDIOS SIEMPRE AYUDAN


AL INFORMAR SOBRE FEMICIDIOS.

VII. LOS HOMBRES SON VIOLENTOS POR NATURALEZA.


I. LA VIOLENCIA DE GÉNERO PUEDE DARSE DE HOMBRES
A MUJERES O DE MUJERES HACIA HOMBRES.
No. La violencia de género se da exclusivamente del varón a la mujer.

Ustedes dirán….violencia es violencia, NERO NO PUEDE SER CONSIDERADA DE


no importa quien la ejerza ni contra MUJERES HACIA HOMBRES PORQUE NO
quién, sigue estando mal. Y por supues- EXISTE UN SISTEMA QUE PONGA EN DES-
to que sigue estando mal, nadie dice lo VENTAJA O COARTE LA LIBERTAD DE LOS
contrario. Lo que sucede es que resulta HOMBRES DESDE ASPECTOS SOCIALES,
necesario distinguir entre diversos ti- POLÍTICOS O ECONÓMICOS, COMO SÍ SU-
pos de violencias específicas para de- CEDE CON LAS MUJERES.
terminar sus causas y de esa manera
accionar para que dejen de existir. Vivimos en una sociedad patriarcal,
No es lo mismo que un policía golpee en la que el rol de las mujeres está
a un joven, que lo golpee su vecino, históricamente subordinado al de los
que una madre le pegue a sus hijxs, o la varones, a quienes se les otorgan pri-
maestra. No es lo mismo que un grupo vilegios. Aún existe una enorme des-
ataque a otro grupo similar a que ata- igualdad entre mujeres y varones en el
que a un adolescente homosexual. O acceso a puestos de poder, en la distri-
que un grupo de rugbiers ataque a un bución y paga del trabajo, en el acceso
linyera en la calle. a la educación, a la propiedad, etc.
Hablamos de violencia institucional, do- ¿Quiénes son los principales victima-
méstica, escolar, homofobia o discrimina- rios en las muertes de hombres? Otros
ción para referirnos a las distintas violen- hombres. De ello dan testimonio las
cias ejercidas desde un grupo con poder cifras de decesos en guerras, enfrenta-
y privilegios hacia otro grupo sin ellos. mientos delictivos, narcotráfico, ajus-
Y la violencia de género es una de ellas. tes de cuentas y otros fenómenos en
los que los hombres llevan la mayoría.
La denominación de violencia de
género sirve para hacer explícita una Sólo en la Ciudad de Corrientes los
desigualdad existente entre varones y datos de las poblaciones carcelarias lo
mujeres. Y es que, estadísticamente, las demuestran. En total, la población de
mujeres somos en mayor medida vícti- varones asciende a 730 tanto en las
mas de violencia por parte de los hom- Unidades Penales N1 como N6. Mien-
bres que viceversa. En otras palabras: tras que la cárcel de mujeres cuenta
las mujeres no matamos a los hombres con 25 internas
en la misma proporción en que los La denominación de violencia de gé-
hombres nos matan 1 nero permite visibilizar que nos están
POR LO TANTO, LA VIOLENCIA DE GÉ- matando por ser mujeres, que esta

1. A nivel global, las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud señala que 1 de cada 3
mujeres han sufrido violencia de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida,
y el 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja. En el
caso de los hombres la cifra desciende al 6% de los casos.
sociedad produce machos violentos, y DATOS PROVENIENTES DE ONU
permite atacar la raíz de estos crìme- MUJERES Y ORGANIZACIÓN
nes: el machismo.
MUNDIAL DE LA SALUD (OMS).
¿Existen mujeres que violentan a sus
parejas varones? Existen. ¿Es violencia _ En el mundo, 1 de cada 3 mujeres fue
de género? Nop. Adivinen qué pasa si víctima de violencia física o sexual.
un hombre quiere denunciar a su es- En la mayoría de los casos fueron agredi-
posa por violencia. Lo más probable das por sus parejas.
es que tenga profundos sentimientos _ Hoy, 143 de 195 países en el mundo ga-
de vergüenza, no le tomen la denun- rantizan la igualdad entre mujeres
cia o hasta sea tratado como “poco y hombres en sus constituciones.
hombre” por sus congéneres. ¿Será _ El 50% de los crímenes de mujeres en el
que existe un sistema que impone a los mundo son por femicidio.
varones que deben ser los fuertes, que _ De las 900 millones de personas en el
mostrarse “débiles” no está permitido mundo que son analfabetas,
y que la violencia física es su ámbito más del 60% son mujeres.
de primacía? Si. El mismo sistema que _ En gran parte de los países las mujeres
nos asigna roles de género a nosotras ganan entre el 10% y el 30% menos
y que tanto daño hace. que los hombres, solo por ser mujeres.
_ La participación política de las mujeres
en el mundo es solo del 22 por ciento.
En 29 de los 143 países, el hombre es de-
signado cabeza de familia por ley.

Ii.
LA VDG ES ALGO DEL ÁMBITO PRIVADO,
Y NO HAY QUE METERSE.
Peligro. Este tipo de razonamiento le puede costar la vida a una mujer.

Es el nuevo “no te metás”, un razona- crimen que atente contra las libertades
miento que busca mirar hacia el cos- o la vida de las mujeres, tal como lo es-
tado ante las injusticias, culpando ade- tablece la Ley Nacional 26.485 de Pro-
más a las víctimas, porque si no hay que tección Integral a las Mujeres. La vio-
meterse es porque “algo habrá hecho”, lencia de género es una clara violación
o “nadie es inocente”. De alguna ma- a los derechos humanos, y por ello, es
nera se busca mostrar a la mujer como un problema del ámbito público.
cómplice de la situación de violencia Mencionábamos antes que cada 30
que padece, o se piensa que intervenir horas muere una mujer a manos de un
no sirve, porque la mujer vuelve con el hombre. Sin dudas se trata de un pro-
violento (tema que abordaremos más blema de alcance público que requiere
adelante en este fanzine). la atención de toda la sociedad.
Las acciones privadas no se encuen- Considerando además que la inter-
tran al margen de la intervención esta- vención externa muchas veces es cla-
tal, y esta sucede cuando se comete un ve para que una mujer pueda romper
el círculo de la violencia, promover la que son parte de un problema mayor,
idea de que se trata de un hecho priva- de una estructura social que nos pone
do impide posibles soluciones. en desigualdad de condiciones. Porque
Decimos que “lo personal es político”. se trata de relaciones de poder que pue-
¿Qué quiere decir ésto? Que los proble- den cambiarse, nada más resta recordar,
mas, desigualdades y violencias que su- por ejemplo, que recién en la década de
frimos las mujeres en el ámbito privado 1960 en Latinoamérica se dejó de ver
o personal, son compartidos por muchas, con hostilidad algo tan sencillo como el
y no se deben a las características del uso de pantalones en mujeres
contexto individual de cada una, sino

iiI. LAS MUJERES QUE VUELVEN CON PAREJAS VIOLENTAS


LO HACEN PORQUE LES GUSTA QUE LES PEGUEN.
Nada más lejos de la realidad.

Este mito culpabiliza nuevamente a la Paralelamente existen mujeres que,


víctima de la violencia que sufre, acusán- con toda la intención de dejar la rela-
dola de masoquista, débil, responsable o ción violenta, se ven imposibilitadas de-
hasta cómplice de la situación. Incluso, bido a limitaciones de tipo económico,
se ha llegado hasta a decir que las mu- ya que la violencia de género también
jeres en esta situación “son sus propias en estos casos es económica y patri-
victimarias”, relativizando la violencia y monial. Sin contar con vivienda propia,
quitando responsabilidad a quienes son trabajo o estudios, y muchas veces con
los verdaderos responsables. hijos a cargo, salir de la situación de
Hay múltiples causas por las cuales violencia resulta sumamente difícil.
una mujer no se separa de quien decide Más aún teniendo en cuenta la falta
maltratarla. Una de las principales es la de oportunidades y de programas esta-
dependencia, en distintos niveles: emo- tales de acompañamiento e inserción
cional, psicológica, económica, etc. laboral, las mujeres se ven frente a una
Quienes sufren violencia, se encuen- elección perversa: la miseria o el mal-
tran inmersas en un proceso de cons- trato por parte de su pareja.
tante desvalorización y ataques a su Los hijos: muchas mujeres continúan
autoestima, lo que limita enormemente vinculadas a una pareja violenta bajo la
su capacidad de decisión, llegando al creencia de que los hijos en común “ne-
extremo de sentirse incapaces de valer- cesitan” una figura paterna, o criarse en
se por si mismas. Los maltratos incluyen una familia normal y “completa” (ma-
humillaciones permanentes, insultos, dre + padre). Esta creencia no toma en
ataques a su forma de ser, de vestir, de cuenta la gravedad de las repercusio-
expresarse, etc. Bajo esas condiciones, nes en el desarrollo de niñas y niños de
las mujeres en situación de violencia ser testigos de escenas violentas, más
desarrollan una fuerte sensación de in- aún considerando que los patrones de
seguridad y de co - dependencia que les conducta aprendidos desde la infancia
dificulta tomar decisiones. se aprenden y pueden repetirse en la
adultez. Es más, la mayoría de los hom- que tiende a empeorar con el tiempo:
bres violentos crecieron en hogares agreden culpabilizando a la víctima, se
donde el padre violentaba a su madre. arrepienten y piden perdón, juran que
Muchas veces, la violencia es natu- van a cambiar, adoptan una actitud ex-
ralizada por parte de las mujeres, al tremadamente amorosa por un corto
provenir también de familias violentas, tiempo, y todo vuelve a empezar con
por lo que no identifican situaciones algún episodio que los enoja. Las mu-
que pueden incluso llegar a poner en jeres, víctimas de este círculo violento,
peligro sus vidas. suelen creerles cada vez que se arre-
pienten y suelen estar convencidas de
El ciclo de la violencia también pre-
que el amor puede cambiarlos”.
dispone a la dependencia emocional
y económica, las primeras agresiones Temer por la propia vida: las sobrevi-
suelen ser verbales y van minando de vientes a casos extremos de VdG seña-
a poco la autoestima de la mujer hasta lan que una de las causas que más fuer-
hacerle creer que es culpable de “pro- temente impiden dejar el círculo de la
vocar” las reacciones violentas en su violencia es el terror a que los agre-
pareja. sores cumplan efectivamente con sus
amenazas. En el momento en que una
En su libro “Maltratadas”, la perio-
mujer decide dejar un vínculo violento,
dista especializada en violencia de
el peligro a ser víctima de un ataque se
género Mariana Carbajal afirma que
multiplica, y en la mayoría de los casos
“el comportamiento típico del maltra-
el Estado y la Justicia no accionan los
tador consiste en un ciclo repetitivo
mecanismos de protección a tiempo.

LA VIOLENCIA DE GÉNERO SÓLO AFECTA


iV.
Falso.
A LAS MUJERES POBRES O SIN EDUCACIÓN

Albañiles, Licenciados en economía, Las mujeres que pertenecen a secto-


kiosqueros, estudiantes, médicos, polí- res medios y altos sienten más presión
ticos, repartidores de pizza. Todos es- social y vergüenza de denunciar y expo-
tán presentes en las estadísticas y en ner a sus parejas violentas. En esto pesa
los testimonios de sobrevivientes como mucho el status a mantener, el miedo al
agresores, y es que la violencia de gé- qué dirán, o incluso el miedo a perder
nero no distingue estratos sociales o un nivel de vida que en muchos casos es
niveles de formación. aportado por el propio golpeador.
De las chapas de cartón a los lujosos Los mitos que avalan y sostienen lo
countries, la violencia de género atra- que conocemos como “amor románti-
viesa todos los sectores sociales y ni- co” - una forma de vincularse en pareja
veles educativos. Sólo que en estratos a través de la posesión, los celos y la
más altos es más difícil verla, y es más idea de que todo debe soportarse por
fácil ocultarla detrás de gruesas pare- amor o de que el otro cambiará por
des, casas aisladas, pequeños fuertes amor - también pesan mucho a la hora
que no dejan entrar ni salir. de mantener a una mujer dentro del
círculo de la violencia.
V. NO LE PEGA, POR LO TANTO NO ES VIOLENCIA DE GÉNERO
Falso.

La violencia física y los femicidios, de amenazas, coerción, uso de la fuerza


son la manifestación más extrema de o intimidación, incluyendo la violación
la violencia de género que opera de dentro del matrimonio o de otras rela-
diversas formas, algunas claramente ciones vinculares o de parentesco, exis-
identificables y otras que necesitan de ta o no convivencia, así como la prosti-
mayor formación e información para tución forzada, explotación, esclavitud,
ser detectadas. acoso, abuso sexual y trata de mujeres.
La ley Nº 26.485 de protección integral
ECONÓMICA Y PATRIMONIAL:
para prevenir, sancionar y erradicar la
violencia contra las mujeres en los ám- La que se dirige a ocasionar un me-
bitos en que desarrollen sus relaciones noscabo en los recursos económicos o
interpersonales, sancionada en marzo patrimoniales de la mujer, a través de
de 2009, conceptualiza distintos tipos la perturbación de la posesión, tenen-
de violencia categorizándolas en: cia o propiedad de sus bienes, pérdida,
sustracción, destrucción, retención o dis-
FÍSICA:
tracción indebida de objetos, instrumen-
La que se emplea contra el cuerpo tos de trabajo, documentos personales,
de la mujer produciendo dolor, daño bienes, valores y derechos patrimoniales.
o riesgo de producirlo y cualquier otra
SIMBÓLICA:
forma de maltrato o agresión que afec-
te su integridad física. La que a través de patrones estereo-
tipados, mensajes, valores, íconos o
PSICOLÓGICA:
signos transmita y reproduzca domi-
La que causa daño emocional y dismi- nación, desigualdad y discriminación
nución de la autoestima o perjudica y en las relaciones sociales, naturali-
perturba el pleno desarrollo personal zando la subordinación de la mujer en
o que busca degradar o controlar sus la sociedad.
acciones, comportamientos, creencias Además la ley señala que según las for-
y decisiones, mediante amenaza, aco- mas en que la VDG se manifieste en los
so, hostigamiento, restricción, humilla- distintos ámbitos las Modalidades son:
ción, deshonra, descrédito, manipula-
ción o aislamiento. VIOLENCIA DOMÉSTICA:

SEXUAL: Aquella ejercida contra las mujeres


por un integrante del grupo familiar,
Cualquier acción que implique la vul- independientemente del espacio físico
neración en todas sus formas, con o sin donde ésta ocurra, que dañe la dignidad,
acceso genital, del derecho de la mujer el bienestar, la integridad física, psicoló-
de decidir voluntariamente acerca de gica, sexual, económica o patrimonial,
su vida sexual o reproductiva a través la libertad, comprendiendo la libertad
reproductiva y el derecho al pleno de- VIOLENCIA CONTRA LA LIBERTAD
sarrollo de las mujeres. Se entiende por REPRODUCTIVA:
grupo familiar el originado en el pa-
rentesco sea por consanguinidad o por Aquella que vulnere el derecho de
afinidad, el matrimonio, las uniones de las mujeres a decidir libre y responsa-
hecho y las parejas o noviazgos. Incluye blemente el número de embarazos o
las relaciones vigentes o finalizadas, no el intervalo entre los nacimientos, de
siendo requisito la convivencia; conformidad con la Ley 25.673 de Crea-
ción del Programa Nacional de Salud
VIOLENCIA INSTITUCIONAL: Sexual y Procreación Responsable;

Aquella realizada por las/los fun- VIOLENCIA OBSTÉTRICA:


cionarias/os, profesionales, personal
y agentes pertenecientes a cualquier Aquella que ejerce el personal de sa-
órgano, ente o institución pública, que lud sobre el cuerpo y los procesos re-
tenga como fin retardar, obstaculizar o productivos de las mujeres, expresada
impedir que las mujeres tengan acce- en un trato deshumanizado, un abuso
so a las políticas públicas y ejerzan los de medicalización y patologización de
derechos previstos en esta ley. Quedan los procesos naturales, de conformidad
comprendidas, además, las que se ejer- con la Ley 25.929.
cen en los partidos políticos, sindicatos,
VIOLENCIA MEDIÁTICA:
organizaciones empresariales, deporti-
vas y de la sociedad civil; Aquella publicación o difusión de
mensajes e imágenes estereotipados
VIOLENCIA LABORAL:
a través de cualquier medio masivo de
Aquella que discrimina a las mujeres comunicación, que de manera directa
en los ámbitos de trabajo públicos o o indirecta promueva la explotación de
privados y que obstaculiza su acceso mujeres o sus imágenes, injurie, difame,
al empleo, contratación, ascenso, es- discrimine, deshonre, humille o aten-
tabilidad o permanencia en el mismo, te contra la dignidad de las mujeres,
exigiendo requisitos sobre estado civil, como así también la utilización de mu-
maternidad, edad, apariencia física o la jeres, adolescentes y niñas en mensajes
realización de test de embarazo. Cons- e imágenes pornográficas, legitimando
tituye también violencia contra las mu- la desigualdad de trato o construya pa-
jeres en el ámbito laboral quebrantar trones socioculturales reproductores
el derecho de igual remuneración por de la desigualdad o generadores de
igual tarea o función. Asimismo, inclu- violencia contra las mujeres.
ye el hostigamiento psicológico en for-
ma sistemática sobre una determinada
trabajadora con el fin de lograr su ex-
clusión laboral;
Vi. LOS MEDIOS SIEMPRE AYUDAN AL INFORMAR SOBRE VDG
Tras las masivas movilizaciones vi- del Observatorio de Femicidios Adria-
vidas en 2015 y 2016 bajo la consigna na Marisel Zambrano coordinado por
“Ni una Menos”, de la que participaron la Casa del Encuentro, una ONG espe-
cientos de miles de personas en todas cializada en la temática.
las provincias, la violencia de géne- Paralelamente, cada vez que se infor-
ro pasó a ocupar mayor espacio en la ma sobre violencia de género, las con-
agenda mediática. sultas a los centros de ayuda aumentan
El siguiente paso es cuestionarnos considerablemente.
¿los medios masivos de comunicación, Aunque cada vez hay más periodistas
siempre influyen positivamente al in- que se informan (y se forman) en cues-
formar sobre violencia de género? De- tiones de género, aún resta mucho tra-
pende de cómo informen. bajo para mejorar el tratamiento de las
En el ámbito periodístico y de los es- noticias vinculadas a la VdG. Para ello
tudios en comunicación es conocido el es fundamental la inclusión de mayor
efecto imitación en el caso de los suici- información sobre el contexto en el que
dios. La lógica es la siguiente: el medio se desarrolla la VdG, con la incorpora-
de comunicación replica de manera ción de las voces de especialistas en el
reiterada detalles morbosos acerca de tema, profesionales y mujeres sobrevi-
la forma en que se produjo un suicidio, vientes que ayuden a comprender de
el mecanismo utilizado, detalles fisio- manera más integral la problemática.
lógicos sobre la muerte de la persona EN ESE SENTIDO, LA RED POR UNA CO-
y lo que sucedió con su cuerpo. Poste- MUNICACIÓN NO SEXISTA (PAR) JUNTO A
riormente, se producen casos similares CATÓLICAS POR EL DERECHO A DECIDIR
que imitan dicho suicidio. Más aún si se ELABORARON UN DECÁLOGO PARA EL TRA-
trata de personas famosas. TAMIENTO PERIODÍSTICO DE LA VIOLENCIA
Algo similar sucede con los casos de HACIA LAS MUJERES:
violencia de género y femicidios, y la 1- Es correcto utilizar los siguientes
influencia de los medios en este senti- términos: violencia contra las muje-
do es fundamental. Vale mencionar el res, violencia de género y violencia
caso de Wanda Taddei, quien falleció machista.
el 21 de febrero de 2010 luego de días
de agonía tras ser quemada por su pa- 2- La violencia de género es un deli-
reja, el músico Eduardo Vázquez. to, en tanto y en cuanto constituye una
conducta antijurídica que debe ser pre-
Desde esa fecha hasta diciembre de venida y sancionada. Es un problema
2012,136 mujeres fueron quemadas social, un atentado contra el derecho a
por varones, en muchos casos sus pa- la vida, la dignidad, la integración física
rejas, de las cuales 58 fallecieron. En y psíquica de las mujeres. Es en defini-
2008 no se registró ningún femicidio tiva, una cuestión concerniente a la de-
con fuego, y en 2009, se registraron 3. fensa de los derechos humanos.
Tras la muerte de Wanda la cifra pasó
a diez (once si la contamos a ella), y en 3- Desterramos de nuestras redac-
2011, fueron 28. Los datos provienen ciones la figura de «crimen pasional»
para referirnos al asesinato de mujeres un teléfono gratuito de ayuda a las víc-
víctimas de la violencia de género. Los timas y cualquier otra información que
crímenes pasionales no existen. les pueda ser útil.
4- Lo importante es proteger la iden- VIOLENCIA MEDIÁTICA
tidad de la víctima, no la del agresor.
Dejar en claro quién es el agresor y “¿VOS QUÉ HICISTE PARA QUE ÉL
quién es la víctima, y señalar cuáles TE PEGUE?” -
pueden ser las actitudes y situacion es MIRTHA LEGRAND. HORARIO
que ponen en riesgo a la mujer en una PICO DE AUDIENCIA. CANAL 13
relación violenta.
5- Hay informaciones que pueden Los medios masivos de comunicación,
perjudicar a la víctima y a su entorno. además de poder contribuir a prevenir
No siempre es conveniente identificar- y erradicar la violencia machista, tam-
la. Es ofensivo para la víctima utilizar bién pueden hacer el camino contrario
diminutivos, apócopes, apodos, etc. y muchas veces lo hacen: naturalizar la
para nombrarla. violencia o construir sentido que invi-
sibiliza, denigra o subordina a las mu-
6- Nunca buscaremos justificaciones jeres. Cuando esto sucede estamos en
o motivos que distraigan la atención presencia de violencia mediática (ver
del punto central: la violencia. (Ni alco- mito N°3 - tipos de violencia especifi-
hol, ni drogas, ni celos, etc). cadas en la Ley 26.458).
7- Es imprescindible chequear las Canciones con explícitos mensajes
fuentes, sobre todo las oficiales. machistas (y solapados también), pu-
8- Mantener el tema en agenda, de- blicidades que refuerzan estereotipos
nunciando la violencia en todas sus de género con mujeres/madres obse-
expresiones: psicológica, económica, sionadas con la limpieza, la delgadez,
emocional, sin esperar la muerte de las las arrugas o el cabello, publicidades
mujeres. Abordar el relato de los he- de autitos para ellos y de cocinitas para
chos tomando en consideración su sin- ellas. Tinelli en el programa de mayor
gularidad, pero también aquello que audiencia de la televisión argentina
lo asemeja a otros casos. Eso permitirá dejando semidesnudas a mujeres / ob-
abandonar consideraciones tales como jeto exhibidas hasta el hartazgo.
«otro caso de»…., «un caso más de…», Como toda modalidad de violencia
evitando un efecto anestesiante. contra las mujeres, se puede denunciar.
9- Tener especial cuidado con las A través de la Defensoría del Público
fotos e imágenes que acompañan las de la Nación - creada a partir de la Ley
notas. Respetar a las víctimas y a sus 26.522 de Servicios de Comunicación
familias, alejarse del sexismo, el sen- Audiovisual, se pueden efectuar recla-
sacionalismo y la obscenidad. Nunca mos y denuncias en casos de violencia
robar imágenes o audio a la víctima. mediática, que derivan en capacita-
Cuando se musicaliza, no usar temas ciones en cuestiones de género para
que remitan al terror, ni que contengan el programa / periodista en cuestión.
letras que hablen de «amores enfer- Además, pone a disposición diversos
mos» o celos. materiales didácticos, recomendacio-
10- Siempre incluiremos en la noticia nes, y guías para el tratamiento mediá-
tico responsable tanto en casos de vio-
lencia de género como discapacidad,
violencia institucional, etc. → http://
www.defensadelpublico.gob.ar/ ←

Vii. LOS HOMBRES SON VIOLENTOS POR NATURALEZA

Nos negamos rotundamente a esta miedo de los hombres, porque serían


afirmación, porque ningún varón nace en el imaginario colectivo algo así
para macho violento, porque nuestros como doctor Jekyll y mister Hyde, que
compañeros, amigos, parejas, herma- en última instancia no controlan sus
nos no traen en sí, cual pecado original, impulsos incluso en contra de la volun-
la violencia. Ningún niño nace macho. tad de la otra persona.
Estamos convencidas de que las Nadie es “naturalmente” violento, se
conductas violentas se aprenden, se trata en cambio de un ejercicio de la
refuerzan y se imponen a los varones violencia, aprendida en el seno de la
desde muy pequeños. Cada vez que se familia, y avalada desde la sociedad, la
reprime el llanto de un niño, o que en- escuela, etc. Cuando no se reconocen
tre compañeritos se insultan llamándo- otras formas de resolver conflictos, se
se “nena”, como si ser nena fuese algo acude a la violencia.
malo, o que denota debilidad. Y como toda construcción, puede des-
¿Y a nosotras? Desde pequeñas se nos armarse con lucha, esfuerzo, amor y
enseña a tener cuidado, precaución y compromiso de todxs.

PODÉS PEDIR AYUDA


_ LÍNEA NACIONAL GRATUITA VIOLENCIA DE GÉNERO: 144
_ DIRECCIÓN DE GÉNERO Y DIVERSIDAD DEL CENTRO DE MEDIACIÓN COMUNITA-
RIA DE LA MUNICIPALIDAD DE CORRIENTES – CATAMARCA 771, 2° PISO, 4474908.

_ COMISARÍA DE LA MUJER Y EL MENOR I – CATAMARCA 1455, 4432913.


_COMISARÍA DE LA MUJER Y EL MENOR II – MILÁN S/N TELÉFONO 4484651.
_ COPNAF (CONSEJO PROVINCIAL DE NIÑEZ ADOLESCENCIA Y FAMILIA)
MURCIA 59, 4484797 – 4458408.

_ CONSEJO PROVINCIAL DE LA MUJER – 9 DE JULIO 1536, 5° PISO -


0800 555 7452 – 4475413.
_ SERVICIOS DE EMERGENCIAS 911.
_ POLICÍA 101.
¿SOS ASISTENTE SOCIAL, DOCENTE, PRO- La ley provincial 6021 “Protocolo de
FESIONAL DE LA SALUD O TRABAJÁS EN AL- Detección Sistemática de Situacio-
GÚN ESTAMENTO DEL ESTADO? nes de Violencia contra la Mujer en la
SI DETECTÁS VIOLENCIA, DEBÉS DENUNCIAR. Consulta Médica”, establece una serie
de signos y señales de alerta que per-
La Ley Nacional 26.485 en su artículo
miten a las y los profesionales de la
18 establece: Las personas que se des-
salud detectar situaciones de violen-
empeñen en servicios asistenciales, so-
cia, la elaboración de un diagnóstico
ciales, educativos y de salud, en el ám-
y tratamiento y una serie de acciones
bito público o privado, que con motivo
dependiendo el nivel de riesgo, que in-
o en ocasión de sus tareas tomaren
cluyen la denuncia inmediata ante la
conocimiento de un hecho de violen-
comisaría que corresponda en caso de
cia contra las mujeres en los términos
lesiones.
de la presente ley, estarán obligados a
formular las denuncias, según corres- Además, pueden realizar derivacio-
ponda, aun en aquellos casos en que el nes a servicios sociales, centros de la
hecho no configure delito. mujer o reparticiones oficiales, servi-
cios de salud mental y servicio de gine-
¿SOS PROFESIONAL DE LA SALUD EN LA
cología de urgencias en caso de agre-
PROVINCIA DE CORRIENTES?
siones sexuales.
PODÉS ACTUAR

CUANDO UNA MUJER AVANZA, NINGÚN HOMBRE RETROCEDE.