Vous êtes sur la page 1sur 2

La Democracia desde el Hogar

Hola, soy María Belén Peralta y hoy les voy hablar sobre lo importante
que es la democracia para el buen funcionamiento de las familias. Hoy
en día podemos observar que dentro de muchos hogares la democracia
no se ejerce de manera igualitaria, pues con el tiempo se ha ido
perdiendo.
Y un claro ejemplo es cuando los padres delegan las tareas del hogar a
sus hijos pues al más pequeño no le dan tareas, en cambio al mayor le
delegan todo lo que no puede hacer su hermano, lo cual ocasiona una
discusión, pues sus padres no son justos.
Cuando se trató de este tema se le pregunto a una estudiante de tercero
de secundaria que si en su familia se llevaban a cabo consensos para
decidir quién realizaría las actividades del hogar, Ella respondió que
cada quien se encargaba de sus obligaciones. Esto evidencia que los
valores democráticos aún no se inculcan totalmente.
La familia constituye el ámbito ideal para formar valores democráticos.
Es allí donde niños y adolescentes aprenden a tomar decisiones, a
escuchar a los otros, a respetar puntos de vista diferentes al suyo. Si la
familia se preocupa por preparar a todos sus miembros en el ejercicio
de valores democráticos tendremos futuros ciudadanos, reflexivos,
conscientes, autónomos y solidarios. De lo contrario seguiremos viendo
cómo se incrementan casos de violencia contra las mujeres y los niños.
En conclusión, podemos decir que la familia, la escuela y la sociedad
son los entornos ideales para fortalecer los valores democráticos que
hoy en día se están perdiendo. Si desde casa no formamos estos
valores en el futuro no existirán ciudadanos justos, éticos y solidarios.
Así que ya es hora de poner manos a la obra y empezar a inculcar este
valor fundamental.

GRACIAS.
La Democracia desde el Hogar
Hola, soy María Belén Peralta y hoy les voy hablar sobre lo importante
que es la democracia para el buen funcionamiento de las familias. Hoy
en día podemos observar que dentro de muchos hogares la democracia
no se ejerce de manera igualitaria, pues con el tiempo se ha ido
perdiendo.
Y un claro ejemplo es cuando los padres delegan las tareas del hogar a
sus hijos pues al más pequeño no le dan tareas, en cambio al mayor le
delegan todo lo que no puede hacer su hermano, lo cual ocasiona una
discusión, pues sus padres no son justos.
Cuando se trató de este tema se le preguntó a una estudiante de tercero
de secundaria que si en su familia se llevaban a cabo consensos para
decidir quién realizaría las actividades del hogar, Ella respondió que
cada quien se encargaba de sus obligaciones. Esto evidencia que los
valores democráticos aún no se inculcan totalmente.
La familia constituye el ámbito ideal para formar valores democráticos.
Es allí donde niños y adolescentes aprenden a tomar decisiones, a
escuchar a los otros, a respetar puntos de vista diferentes al suyo. Si la
familia se preocupa por preparar a todos sus miembros en el ejercicio
de valores democráticos tendremos futuros ciudadanos, reflexivos,
conscientes, autónomos y solidarios. De lo contrario seguiremos viendo
cómo se incrementan casos de violencia contra las mujeres y los niños.
En conclusión, podemos decir que la familia, la escuela y la sociedad
son los entornos ideales para fortalecer los valores democráticos que
hoy en día se están perdiendo. Si desde casa no formamos estos
valores en el futuro no existirán ciudadanos justos, éticos y solidarios.
Así que ya es hora de poner manos a la obra y empezar a inculcar este
valor fundamental.

GRACIAS.