Vous êtes sur la page 1sur 2

“Dorcas, la discípula”

Veamos las cualidades que ha de tener una discípula del Señor como Dorcas. Una
discípula del Señor como Dorcas ha de ser…

I. DILIGENTE (vv. 36b y 39b) “Esta abundaba en buenas obras y en limosnas


que hacía… mostrando las túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba
con ellas.”

 Dorcas la discípula era diligente, es decir, dinámica, rápida, ágil, veloz, dispuesta
para hacer buenas obras. Parece ser que esta mujer excepcional se distinguía por
un gran servicio social en la iglesia cristiana de la cual formaba parte. Estaba
grandemente interesada en conocer y satisfacer las necesidades de las personas
menesterosas y humildes.
 La palabra Dorcas significa “Gacela”. Las gacelas son antílopes de tamaño medio,
ágiles y de patas largas. Se encuentran en las sabanas africanas e incluso en el
sudeste asiático. Son tan veloces que pueden alcanzar velocidades de 100 km/h.
Posiblemente a esta discípula de Cristo se le puso este nombre debido a su notable
diligencia en servir a los demás. Es curioso saber que de las 24 horas del día, las
gacelas solo duermen una, y no de corrido, sino a intervalos. Es decir, dormitan 5
o 10 minutos de vez en vez, hasta completar solo 1 hora por día por regla general.
 Demos gracias a Dios por las mujeres de nuestra iglesia, que cual Dorcas la
discípula, son diligentes tanto en el hogar como en los ministerios de las iglesias.
¡Gracias a Dios por su dinamismo y buena disposición para el servicio a los más
necesitados! Incluso a veces, a costa de su propio descanso y con grandes
desvelos.

II. CONSTANTE (v.36a) “Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita,…”

 El hecho de que a Dorcas se le identifique como “discípula” y se nos hable con


cierto detalle de su servicio social, nos sugiere que ella tenía ya tiempo al servicio
del Señor. Es decir, ella se había mantenido fiel a Cristo. Había sido constante en
el servicio a Dios.
 Las gacelas no solo son ágiles al alcanzar velocidades de hasta 100 km./hr., sino
que saben mantener el paso. Corren durante grandes períodos de tiempo a 50
km/hr.
 Es importante no solo tener un gran inicio en la vida cristiana o en algún
ministerio de la iglesia en el trabajo de la obra de Dios, sino mantener el paso.
Ser constante.
 Los leones y demás felinos que buscan devorar a las gacelas, también tienen una
gran velocidad de arranque. Y hasta más veloz que las gacelas. Lo que no tienen
es constancia. Solo permanecen corriendo unos cuantos segundos. Las gacelas no.
Lo que las mantiene con vida es pues la constancia. El hecho de no rendirse, no
detenerse en la carrera.
 La Biblia dice que el Diablo, cual león rugiente, busca a quien devorar (1 Pedro
5;8), pero es la constancia lo que te mantendrá victoriosa, hermana Dorca. ¡La
constancia! El mantenerte en la carrera. ¡No te desanimes ante las dificultades,
ante las amenazas del enemigo! ¡El Señor está contigo, no te detengas!

III. SOCIABLE (v.39) “..le rodearon todas las viudas, llorando y mostrando las túnicas
y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas…”

1. Dorcas, con toda seguridad, se había reproducido en otras mujeres. Es decir, había
hecho discípulas y se congregaba o reunía con las mujeres necesitadas para
servirles. En el transcurso de su vida diaria, habría testificado de Cristo con
palabras y con hechos. En oriente era común contratar a las “plañideras”. Estas
eran personas a las que se les pagaba para llorar en los funerales. Pero llama la
atención que aquí se menciona especialmente a mujeres que lloraban por Dorcas,
porque recordaban las buenas obras que había hecho cuando estaba con ellas.
Estas eran mujeres que habían disfrutado de comunión y compañía de Dorcas
cuando ésta vivía. No eran personas pagadas para llorar en su funeral, sino que
eran aquellas con las que Dorcas había socializado y convivido. Con las que se
había reunido y congregado.
2. Antes de llegar la primavera nacen las pequeñas gacelas después de unas 28
semanas de gestación. Las crías pesan cerca de los 5 kg. y su desarrollo es muy
rápido. Nacen casi, casi caminando y se agrupan en rebaños grandes de hasta
miles de miembros. Se reproducen, se desarrollan y se agrupan rápidamente.
Aisladas son presas fáciles de los felinos.
3. Dorcas: la comunión, las reuniones y el servicio entre hermanas son importantes
para su vida espiritual. No los abandonen. Es maravilloso reunirse masivamente.
Pero las reuniones en grupos pequeños son importantes también, ya que en ellas
pueden abrir su corazón a las necesidades particulares de ustedes mismas como
mujeres. Felicidades a ustedes que se reúnen y permanecen en comunión. Así el
enemigo de sus almas no las puede dañar. ¡Manténganse unidas! ¡Deshagan sus
diferencias si es que las hay, que el Señor bendice con su presencia las reuniones
donde hay comunión!