Vous êtes sur la page 1sur 43

Cartas de un Angel

Por Oscar Castagna

Y la muerte ya no tiene mas poder sobre ellos, porque ellos son iguales a los
ángeles y son hijos de Dios, siendo ellos los que volverán de los muertos.

Lucas 20:36

Carta Uno
Finalmente conseguí comunicarme conmigo mismo en mi forma humana. Pedí permiso
para hacerlo y ahora estoy de regreso aquí. Yo no puedo cambiar los eventos tal como
sucedieron antes de mi muerte. Mi espíritu se remonta en el tiempo sólo para dictarle a
mí mente la extraordinaria experiencia de dejar la carne y convertirse en espíritu
absoluto.

Hay muchas almas aquí, probablemente más de las que yo esperaba. Éste es El Cielo,
sólo un paso debajo de la Gloria. Nosotros estamos formados de energía y podemos
tomar la forma de nuestro cuerpo anterior como si fuera un holograma en un espejo.
Nuestra apariencia es perfecta. No tenemos gordura, ni calvicie, ni miopía, nada que
afee nuestro espíritu. Nosotros somos perfectos porque somos parte de la energía de
Dios y Él está por todas partes. En esta nueva forma nosotros nos dedicamos a difundir
la energía en el universo y ayudar a los seres humanos sin interferir con el libre albedrío
de cada alma en particular.

Nosotros somos ángeles trabajadores que bajan del cielo a ayudar, sólo cuando las
almas lo piden. Puede ser una oración, un pensamiento o un deseo. Estamos aquí para
ayudarlos a ustedes, no importa lo que sea. Nosotros éramos como ustedes en el pasado
y sufrimos de la misma forma que ustedes sufren ahora. Terminamos aquí porque
aprendimos a superar todo sufrimiento a través de la fe y la paciencia. Al final, el
premio es sobrecogedor. Nosotros vemos a Dios. Él está con nosotros todo el tiempo.
Somos millones y millones de esferas diminutas de energía que son parte de la infinidad
de Dios.

Aquí abajo yo no estoy listo todavía. La ansiedad y la violencia todavía están en mi


alma. Yo tengo que superarlas antes de pasar al otro lado. Lo que estoy
escribiendo sobre más allá, me lo está dictando una voz en este momento. Yo deseo
poder tener la paz que reflejan los pensamientos que me hacen escribir estas
páginas.

Carta Dos
Nosotros estamos en el sexto nivel. Un paso más y alcanzamos la Gloria. Éste

es el Cielo y es hermosísimo, nada que yo pudiera haber imaginado con mi cerebro


humano. Yo siempre estaba limitado por los cinco sentidos de mi cuerpo. Una vez que
dejé mi envoltura humana en tierra, todos los misterios se aclararon. Yo siempre tenía la
noción que durante mi paso a través de la vida tenía que aumentar el conocimiento, y no
estaba equivocado. Cuanto más supe al llegar al umbral del Cielo, más alto fue el nivel
que alcancé.

Yo estaré aquí por varios miles de años y entonces me convertiré en un Angel completo,
capaz realizar milagros y crear cosas buenas en los planetas de Dios. La tierra no es el
único lugar donde las almas se encarnan. La felicidad de Dios es ver a esas almas que él
creó regresando a Él por su propia voluntad. Cada alma elige su destino, pero Dios está
muy contento cuando ellas piden Su ayuda. Todo lo que ellas tienen que hacer es evitar
sus instintos más bajos y simplemente hablar con Él. Aunque algunas almas prefieren
quedarse en la oscuridad. Ellas van al nivel inferior cuando fallecen, donde menos 6 es
el peor. Ellas pueden quedarse para siempre en ese nivel, sufriendo la oscuridad eterna,
pero pueden escoger remontarse, atravesando formas diferentes de

vida hasta alcanzar los niveles más altos. Podría tomar miles de vidas sufridas para
recuperar sólo una mala acción en una existencia anterior. Los hacedores del mal
siempre acaban en los niveles inferiores. A veces ellos alcanzan el punto de no retorno
debido al tremendo daño que han causado durante sus vidas. La justicia humana y las
sociedades aceptan a menudo los argumentos trapaceros de las almas más negras y
dejan sus cuerpos en libertad. La conducta sexual antinatural, que principalmente lleva a
la corrupción de niños, siempre conseguirá un menos seis, sin tener en cuenta lo que
estas almas argumentan sobre el derecho de ejercer sus inclinaciones sexuales
libremente. Nosotros sabemos que la corrupción es el peor enemigo del cuerpo humano
-- contamina el alma y oscurece la luz. Por otro lado hay almas que descubren la luz que
está dentro de ellas y luchan para mantenerse siempre luminosas. Ellas pasan por
tremendas pruebas porque saben que hay algo mejor más allá de esta vida.

Las formas diferentes de meditación abren las almas humanas y Dios habla con ellas.
Aquellas que reconocen Su voz desde la primera vez son las que están ahora aquí con
nosotros. Ellas aprendieron que tener fe significa no tener ninguna duda. Los escogidos
son los que quieren ser escogidos. No hay un plan escrito en el Cielo. Cada ser humano
tiene que tomar la decisión final; incluso el que vive en una cueva o la cima de una
montaña aislada y nunca ha tenido acceso a conocimiento o creencias religiosas. La Luz
está dentro de todos y conocer su existencia es casi como un instinto animal. La
oscuridad esta allí también, siempre tentando y engañando. Algunos se sienten atraídos
a ella porque los placeres de la carne son ilimitados o porque necesitan tener la
sensación de poder. Poder para ordenar, matar o destruir sin límite. Poder para sentirse
indestructible y omnipotente como Dios.

Yo todavía no entiendo estas cosas que me están diciendo desde el más allá…
¿Cómo se comunican estos seres entre sí? ¿Cuál es su apariencia? ¿Tienen ojos?
¿Pueden hablar ? ¿Juegan todos juntos en el Cielo? ¿Cómo pasan la eternidad?
¿No se aburren?

Carta Tres
Sólo entenderás cuando dejes tu cuerpo humano. No es fácil verlo claramente con tus
ojos humanos. Nosotros somos como pequeñas lenguas de energía que flotan en el
espacio. Nosotros vemos sin ojos, hablamos sin boca, oímos sin oídos y sentimos sin
cuerpo. Todas las sensaciones que aprendimos durante nuestra vida humana todavía
están con nosotros pero de una manera completamente diferente. Nuestro campo de
energía puede tomar la forma de nuestro cuerpo anterior todas las veces que nosotros
queremos. Nuestros rasgos básicos son los originales pero nuestros cuerpos etéreos son
hermosos porque somos ángeles de Dios. Todos nosotros nos amamos los unos a los
otros porque somos parte de la fuente eterna de energía. No existe el sexo o el color.
Nosotros nos poseemos mutuamente cuando nos sentimos atraídos por campos de
energía diferentes y así aprendemos todo de los otros. Es una sensación similar a la que
los humanos sienten al hacer el amor, pero en cielo esto es realmente para siempre.

A veces nos reunimos en un planeta y nos involucramos en cosas que amábamos en


nuestra vida humana, como jugar golf, nadar, escribir, pintar o tocar música. Nuestra
energía non-corpórea también crea los ambientes donde nosotros queremos estar en ese
momento. Tenemos acceso a todo el conocimiento que existe en el universo y
acostumbramos a ayudar a los humanos a descubrir nuevas tecnologías o filosofías.
Como nosotros estamos todos conectados entre sí y con todas las criaturas de Dios,
nosotros siempre estamos flotando alrededor de ustedes para ayudarlos cuando nos
piden ayuda. Cada uno de nosotros tiene una habilidad especial y ayudamos a los
humanos transmitiéndoles constante nuestra inspiración. Éste es nuestro pasatiempo
principal y créanme, estamos muy ocupados.

Si los humanos pudieran experimentar un segundo de nuestra vida en cielo, ellos no se


preocuparían por la pobreza o la opulencia, o incluso sobre lograr sus metas terrenales.
Cada religión organizada les da pistas sobre la vida después de la muerte, pero ellos no
pueden darse cuenta de lo hermosa que es la vida eterna. Muchos se comportan bien
porque tienen miedo. Pero no son sinceros con ellos mismos. Dios no quiere que tú te
asustes; Él quiere que tú lo ames, tal como Él te ama a tí. Yo también complicaba las
cosas cuando vivía en la carne. La parte más difícil de nuestra existencia humana es
entender qué es lo que debemos hacer durante los breves momentos de nuestra
existencia. Si nosotros tuviéramos la idea más ligera de lo que nos espera en el más allá,
no nos preocuparíamos buscando respuestas en los lugares ocultos.

Es una condición del ser humano justificar cada una de sus acciones. "Yo tenía que
engañarla porque ella no me trataba bien". "Yo me guarde su dinero en el bolsillo
porque él no me pagaba bastante."

Hay personas que también matan en el nombre de Dios y sus acciones está justificadas,
incluso bendecidas por sacerdotes, porque ellas se hacen en el nombre de la justicia o la
rectitud.

Dios no creó este caos. Él respiró vida en los frágiles cuerpos humanos que Él hizo y
permitió que un átomo de Su Espíritu Eterno los habitara. Pero el mal también era parte
de Su creación y desafió su sabiduría. Nosotros somos espíritus libres, incluso los
ángeles son totalmente libres aunque responden siempre a Dios porque ellos son Su
ejército de paz.
Hay muchas cosas que dices que yo no entiendo. Yo sé que yo estoy limitado en mi
comprensión, ¿pero puedes ayudarme a mí y a los otros a encontrar la manera de
estar en Cielo contigo?

Carta Cuatro

Primero tienes que ser tu mismo y encontrar el espíritu de Dios dentro de ti. Apártate de
todo lo que manche tu alma, aun cuando pienses que es justificable. No tengas miedo si
las cosas no salen a tu manera. Tu sueño no tiene que ser llegar a ser adinerado o
poderoso, o ser un gran actor, o director, o pintor, o músico, o cualquier cosa que tu
piensas que eres bueno para ella. Tu tienes que seguir adelante y hacer todo lo que te
guste hacer o sientas que tienes la habilidad de hacerlo bien. Cada ser humano tiene una
inclinación especial que se supone él desarrolla durante su vida. Si él no lo hace pierde
la habilidad de hacerlo. Sé persistente y pídele a Dios que te guíe. Si en la persecución
de tus sueños tienes que realizar acciones que sabes que están contra tu naturaleza,
apártate y una nueva manera se te revelará.

Muchos seres humanos exitosos creen que necesitan drogas para lograr sus sueños.
Nosotros damos testimonio desde aquí cómo almas limpias y inteligentes se degradan
con drogas, o se matan unos a otros por codicia o envidia o lujuria. Nosotros los vemos
en su privacidad teniendo insaciables relaciones sexuales, no por amor, sino por lujuria
y a veces sin tener en cuenta el sexo de su compañero, como si participaran en la gran
competencia para lograr más orgasmos. Nosotros vemos todas estas cosas sin sentirnos
enfadados o tristes. Nosotros sabemos que estamos aquí para ayudar y cada uno es
redimible, incluso los peores delincuentes. La única trampa es que ellos tienen que
encontrar redención durante ese período de su vida. Una vez que mueren, ya es
demasiado tarde. De todos modos Dios no los castigará. Ellos simplemente van al lugar
que ellos se merecen debido a sus acciones durante sus vidas.

Después de un periodo de oscuridad ellos nacen nuevamente y tienen otra oportunidad


para encontrar la luz. Cuantas menos vidas tienen que vivir, más se acercan a Dios y la
Gloria final. El espíritu de la oscuridad siempre está allí para hacer que las almas
encarnadas sean miserables, obligándolas volver siempre a la carne, tantas veces como
sea posible, aunque el espíritu del mal sabe que es una carrera imposible. Al final la luz
superará toda la oscuridad en el universo.

Desde aquí nosotros estamos aprendiendo constantemente del mal. ¿Cuán bajo puede
caer una mente humana? El nivel del mal en la carne humana es la contrapartida de
nuestro nivel de bondad. Los espíritus malos sólo pueden manifestarse cuando ellos
toman posesión de cuerpos y mentes para corromper las almas. Cuando ellas son solo
espíritus son completamente indemnes. Ellos no pueden oscurecer la luz. Ellos ni
siquiera pueden acercarse a nosotros. Ellos sólo se nutren de la carne. En cierto modo,
nosotros debemos estarles agradecidos porque negándolos, nos convertimos en lo que
somos ahora. Éste es el gran juego inventado por Dios. Nosotros ya hemos ganamos
para siempre pero seguimos jugando para ayudar a ganar a los otros. El juego es eterno.
Cuanto más escribo más entiendo cómo tengo que empezar a cambiar mi vida
presente para llegar al lugar desde donde él me está dictando estas palabras. Yo
comprendo que algunas de mis demandas son completamente irrelevantes; no me
llevan a ninguna parte. ¿Qué es lo que realmente quiero? Yo quiero estar allí
donde él está.

Carta Cinco

Todos nosotros recordamos la experiencia que tuvimos durante nuestras vidas pasadas y
entendemos lo que otras almas están pasando. Ninguno de nosotros fuimos verdaderos
santos en nuestras encarnaciones pasadas. Dios nos puso allí y nos dejó hacer lo que
queríamos. Nosotros tuvimos que vivir en carne propia todos los tormentos y deseos y
decidir cuál era el camino que teníamos que seguir. Sin embargo todos nosotros
tenemos algo en común. Al final de nuestra vida pasada, nosotros decidimos querer
estar aquí con Dios. Nosotros le pedimos a Él que nos ayudara a llegar aquí. Nosotros
no pedimos éxito, dinero o poder, sólo quisimos estar aquí con Él. Nosotros quisimos
ser ángeles. En el punto donde nuestras vidas se habían convertido en una carrera para
ganarle al agotamiento y la presión, simplemente para subsistir, nosotros decidimos
buscar una respuesta dentro de nosotros mismos. La mayoría de nosotros encontró una
manera de escuchar a Dios a través de la meditación, permitiendo a nuestras mentes
quedarse en blanco y dándole gracias por las cosas buenas y también por las cosas
malas que nos dan resistencia. Poco a poco nuestras almas empezaron a trabajar junto
con nuestras mentes y cuerpos hasta que alcanzamos una tremenda paz interior. En ese
punto todo lo que tuvimos que hacer fue esperar hasta que Él nos llamara.

Yo tuve una discusión con un músico y me enfadé mucho con él. Yo no quería
pegarle dentro del restaurante delante de todas esas personas pero el sucio
bastardo no quería salir. El próximo día comencé a ver una nube dentro de uno de
mis ojos. No me gusta ir al doctor pero esta vez tenía que hacerlo. Era un ataque
de alta presión. "Si no tomas ésta medicina y sigues mis direcciones vas a tener
sólo cinco meses de vida." Esta vez la cosa parecía en serio, así que seguí las
instrucciones.
Después de un mes me convertí en un tonto. Mi corazón saltaba mi pecho como un
juguete roto. Me pasaba horas y horas delante de la computadora sin poder
escribir una sola palabra. Entonces comprendí que Dios cuidaría de mí a pesar de
todo. Me deshice de todas las píldoras y seguí para adelante. Mi mente se aclaró
nuevamente. Terminé los guiones a tiempo y me preparé para la próxima entrega.
Varios años antes, un amigo me había llevado a un almuerzo vegetariano a centro
de Meditación Transcendental. Esa imagen regresó a mi mente, recordándome del
ambiente pacífico del lugar. Fui a buscarlo pero el primer día no lo pude
encontrar. Terminé en el santuario de la Hermandad de Autorealización y me
quedé allí durante unas horas contemplando el lago y meditando. Pero mi
meditación no estaba funcionando. Mi mente estaba inundada de pensamientos y
no pude alcanzar mi conciencia. Yo tenía una nueva asignación y tenía que
concentrar todos mis esfuerzos en ella. Yo no había tenido bastante dinero durante
algún tiempo y necesitaba este trabajo para pagar la renta. En los últimos cinco
años fui desalojado tres veces de distintos lugares. Una vez, hasta pense en
matarme para acabar con esa carrera desesperante. Pero cuanto más
profundamente entraba en la depresión peores cosas me sucedían. Mi fe me salvó.
Yo le recé a Dios sabiendo que Él no podía abandonarme y el milagro sucedió una
vez más. Yo conseguí una nueva asignación, una nueva idea que trajo comida a mi
mesa. Me arrepentí de mi depresión y comprendí que a pesar de todo lo que me
sucediera no debería perder mi fe. Todo había empezado a funcionar bien y ahora
este ataque de presión. Era mi culpa, por supuesto, después de todos estos años yo
no había aprendido a controlarme. Finalmente encontré el Centro de MT y empecé
a ir a almorzar allí todos los días. Fue una experiencia tranquilizante. Todas las
personas parecían pacíficas y amistosas. La energía positiva del lugar invadió mi
alma. Después de un mes tomé un curso en meditación y aprendí las técnicas. Fue
la primera vez que alcancé profundamente mi conciencia y abrí mi alma a Dios.
Ellos no me enseñaron esto. Dios vino a mí porque yo lo llamé desde dentro de mí,
donde Él había estado todo el tiempo.

Carta Seis
Siempre nos queda mucho más para hacer cuando llega el momento. Cuando alcanzas
un nivel donde ya nada realmente importa, aprendes a esperar apaciblemente. Tu sabes
esto porque aprendiste explorar tu conciencia y saber cuál es el estado real de tu alma.
La mayoría de los seres humanos no desarrolla este sentido de espiritualidad, y la
muerte viene de repente e inesperadamente. Esos humanos nunca alcanzan este nivel.
Yo me fui a dormir y soñé que estaba dejando mi cuerpo y salía por la ventana. Era una
noche magnífica. Volé hacia las estrellas hasta llegar alto en el espacio y ver la tierra
allá abajo. Detrás estaba el sol. Circundé la tierra hasta que el sol quedó frente a mí.
Este me atrajo hacia su masa de fuego pero yo no me enceguecí ni sentí su inmenso
calor. Yo era nada más que una partícula de energía fundiéndose en el sol. Veía sin ojos
y oía sin oídos. Yo estaba consciente de todo lo que me estaba pasando y disfrutaba del
paseo. Después que pasé a través del sol, todas las estrellas se fueron agrandando. Yo
seguí volando, pensando que otros soles me estaban atrayendo. Me gustaba el juego.
¡Aquí voy de nuevo! Entonces todo se oscureció y sentí que me caía en un abismo
negro y que perdía todo el control que tenía cuando había pasado por el sol. Después de
una caída interminable, aparecí de golpe en un limbo radiante de luz intensa, donde el
agujero negro era una mancha microscópica que pronto desapareció de mi vista.
Pequeñas esferas de energía iguales a mí formaban este limbo blanco. Ellas parecían
todas iguales, pero cada una tenía una característica que las diferenciaba de las otras. Mi
esfera de energía saltó entre ellas conociendo con cada contacto quienes eran y qué feliz
se sentían de tenerme allí con ellas. Otras recién llegadas estallaron fuera de diferentes
agujeros negros y se unieron a nosotros. La celebración era inmensa, porque el campo
de energía era infinito. La luz estaba por todas partes y no podía ver el límite. Entonces
en el centro de todos nosotros, la luz se puso tan intensa y caliente, que me hizo sentir
sumamente feliz y amado. Entonces lo vi a Él con toda su energía y poder invadiendo
mi pequeño campo de energía. Yo era Él y Él era yo.

Empecé a tomar las medicinas nuevamente. La meditación me estaba ayudando


mucho pero mi sangre necesitaba algo más para bajar su presión. Yo no quería
hacer esto pero era necesario. Mi esposa y amigos prácticamente me obligaron a
que fuera a ver a un doctor amigo. Mi presión está baja ahora pero los efectos
laterales empezaron a presentarse: fatiga, calambres en mis piernas y mis brazos y
dolores de cabeza. Yo no sé por qué los doctores siempre están pretendiendo ser
dioses, intentando prolongar la vida de cualquier manera. Yo le pregunté a Dios si
estaba bien hacer lo que me mandaban los doctores pero Él no mostró ninguna
señal. Ahora, lo único que sé es que mi mente está clara y capaz escuchar a la voz
que me dicta estas páginas. Yo prometí que haría esto y continuaré a pesar de
todo.

Carta Siete
El cuerpo humano es un instrumento perfecto. Dios nunca pensó en crear monstruos o
cuerpos infectados. Cada uno de nosotros atrae las enfermedades o dolencias con
nuestras mentes o abusando nuestros cuerpos. Envidia, odio, codicia o avaricia
generalmente producen cáncer, úlceras o alguna enfermedad del estómago. Mirándolo
desde aquí todo está muy claro. Si nosotros hubiéramos sabido esto cuando éramos
humanos, las cosas hubieran sido mucho más fáciles. Muchas personas hablaron sobre
esto. Existen centenares de libros sobre estos temas, pero nosotros no escuchamos.
Nosotros decidimos seguir tomando medicinas o calmantes y agraviar nuestros cuerpos
continuamente. Cuando nosotros bajamos a la tierra para ayudar a los humanos que nos
lo piden, nosotros insistimos en sugerir que la cura está en sus mentes. Para mostrar
nuestra presencia generalmente hacemos vibrar nuestra energía hasta un cierto límite
hasta que formamos una imagen. Las mentes humanas son muy tercas. Nosotros no
podemos obligar a alguien tomar una decisión, pero podemos enviar mensajes o
podemos mostrarles sus acciones o incluso las consecuencias, para hacerles entender.
Muchas veces sabemos que ciertas personas se morirán inhalando humo de tabaco, así
que nosotros bajamos para ayudar a otros a crear mensajes contra el cigarrillo y sus
consecuencias, pero los fumadores son insensibles. Ellos no se preocupan por ellos
mismos y menos por los demás.

Cuando Dios nos trajo a esta dimensión, entonces entendimos para la primera vez lo que
Él siempre nos había dicho a través de los predicadores, libros y hasta programas de
televisión. Dios te ama. Sin tener en cuenta todas tus acciones, Él está siempre allí para
ti. Él no te puso en este mundo para sufrir. Tu alma es Su espíritu dentro de una
envoltura de carne controlada por un cerebro que es tu propia computadora y una mente
que produce tus pensamientos. Cuerpo, mente y espíritu. La mente no siempre puede
controlar los deseos del cuerpo que responde solo al cerebro. La mente muchas veces
puede producir imágenes torcidas con las cuales al cerebro le gustaría experimentar,
como homosexualidad. Dios no sólo nos dio el sexo para la procreación sino también
para el placer. Él nos dio el juguete más extraordinario en el universo para jugar con él,
no para romperlo. Muchos humanos no entienden esto y piensan que el sexo es todo lo
que existe. Están tan ansiosos tener sexo a como sea que al final nunca están
verdaderamente satisfechos. Aquí en el Cielo nosotros estamos siempre tratando de
ayudar a esas personas porque sabemos que este deseo ingobernable lleva a la
corrupción del alma y a muchas reencarnaciones. Cuando la mente está obsesionada con
el sexo no hay nada más que pueda crear o desarrollar. El sexo es bueno para divertirse
pero no dura para siempre. En este caso el cuerpo y los sensores de placer del cerebro
dominan a la mente. La mente reconoce estos signos y quiere más para el cuerpo. Para
la mente, el cuerpo es siempre fuerte y indestructible. "Mi cuerpo disfruta este placer,
hagámoslo de nuevo y de nuevo..."

Cada alma es libre de escoger su propio destino pero el universo entero tiene reglas para
mantener un equilibrio perfecto. El único ser en el universo entero que no respeta las
reglas es el ser humano. Entonces - "Yo te hice libre para escoger pero has alterado el
equilibrio de tu ambiente. Regresa y restaura el equilibrio tantas veces como sea
necesario hasta el daño se deshaga."

Carta Ocho
Nosotros hemos pasado por muchos cuerpos antes de llegar aquí y conocemos muy bien
la debilidad de la carne. No vamos a hablar sobre los pecados de ayer porque hoy los
seres humanos los aceptan como comportamiento normal. No hay ningún pecado o
castigo. Hay acciones y consecuencias. Todas las acciones que van contra la naturaleza
tienen consecuencias. Estas acciones manchan el espíritu y una alma sucia no puede
entrar en reino de los Cielos.

"Vuelve y toma un baño." "Regresa cuando estés limpio"

Todos estas almas sucias son las consecuencias de las acciones de la mente y el cuerpo.
Estos dos desaparecen pero el alma queda cubierta por la suciedad que dejaron sus
socios. El cuerpo humano es una computadora perfecta hecha en el cielo. Su usuario es
la mente que es libre para crear y experimentar. Durante una vida la mente entra a
menudo en el juego del cuerpo y se deja estar. Todo es aceptable y muchas cosas
producen mucho placer. A veces matar a otro ser humano por venganza trae un poco de
placer al cerebro y la mente lo entiende y lo acepta. El alma siempre resiste todo lo que
está contra la naturaleza, porque el alma recuerda de donde viene. El alma sabe que es
parte de la energía universal de Dios. Pero no hay nada que el alma pueda hacer sin el
cuerpo y la mente. El cuerpo disfruta cada sensación táctil que causa placer a su
cerebro. La mente analiza estas sensaciones y crea imágenes y pensamientos para dar
más placer al cuerpo. El cuerpo no puede amar. Es la mente que se enamora porque abre
el alma que es todo amor. Cuando la mente odia o se pone destructiva, el alma no tiene
ninguna participación en absoluto. Incluso cuando el alma al final recibe las bofetadas
en la cara, no puede impedir las acciones malas o antinaturales del cuerpo y la mente
trabajando juntos. Cuando la mente se reencarna en un nuevo cuerpo, ambos sólo tienen
una noción de lo que ellos han hecho en la vida pasada, pero no lo recuerdan. El alma
recuerda todo, incluso el hecho que es parte de Dios. Todas las mentes vuelven a la
existencia con talentos diferentes. Si sus cuerpos tuvieran que vivir los excesos del
pasado, se resistirían normalmente sólo por instinto. Es como si ellos pudieran oír una
voz dentro diciéndoles "ya tenías bastante de esto y no funcionó."

El talento es la inclinación del alma que pasa esta información a la mente que a su vez
lo transmite al cerebro para ser ejecutado por el cuerpo. Si algo sale mal en esta
comunicación, las cosas no se combinan adecuadamente y el propósito original fracasa.
El alma hizo su trabajo, la mente también al principio, pero el cuerpo fue perezoso o no
lo quiso hacer, así que la mente dijo que estaba bien. Si tu mente es tan débil como tu
cuerpo, el alma se queda sola y los tres se pierden.

"El espíritu es fuerte pero la carne es débil."

Si tu entiendes esta conducta y comprendes que algo no está funcionando, el primer


paso es construir una mente más fuerte para controlar tu cuerpo. Esto se puede hacer
entrando profundamente dentro de ti mismo en busca de tu alma. Sólo cuando estos tres
esté trabajando en armonía es cuando tu puedes alcanzar tu meta y hacer feliz a Dios.
Esto es lo que Él quería que tú comprendieras en primer lugar.

Tu no tienes que juzgar a otros para saber si ellos son buenos o malos. Míralos a los
ojos y trata de encontrar sus almas. La mayoría de las personas son sólo cuerpos y
mentes. Sus almas no están con ellos. ¿Cuántos delincuentes ves en las noticias?
¿Cuántos abusadores de niños, violadores y asesinos? Mira sus caras ¿Qué clase de
monstruos son ellos? ¿Cómo Dios puede permitir que pase esto? ¿Es realmente Dios o
nosotros? La mayoría de los seres humanos han perdido sus almas y ellos mismos lo
proclaman. Ellos niegan a Dios, la justicia y la rectitud. Ellos quieren que tú pienses
como ellos y que te deshagas de tu alma. Ellos son muy convincentes y llegas a creerles
porque ellos hablan sobre la libertad de opción y con ese criterio hasta el asesinato vale.
Éste es el mundo donde tienes que vivir e intentar lograr una armonía entre el cuerpo,
mente y alma. La meta es no hacerse rico y despreciar a todos los demás que no son
como tu. Los niveles más bajos de la eternidad están llenos de almas de personas
poderosas, señoras vestidas a la última moda y llenas de joyas, políticos, así como
delincuentes y monstruos --almas que quedaban solas mientras las mentes y cuerpos
estaban "disfrutando la vida". Éstas son las almas que nosotros estamos intentando
ayudar desde aquí. Si sus mentes nunca se acercan al alma o nunca piden estar con ella,
nosotros tenemos que bajar y mostrar algunas señales para reunirlos. No es la falta del
alma si los cuerpos en los que ellas se reencarnan, son rebeldes crónicos vida tras vida.
El trabajo de los espíritus malos es incitar a los cuerpos y mentes a ignorar a las almas
para que al final de sus vidas las almas vayan al nivel más bajo y el mal se ría de Dios.
La tarea del espíritu del mal es hacer imperfecto el trabajo perfecto de Dios. Él no puede
obligarnos a que seamos de una manera u otra. Él ha declarado el cuerpo, mente y alma
libres y ésa es la manera que va a ser para siempre. El ángel oscuro tiene el mismo
poder de Dios pero sólo para hacer mal al cuerpo. Si la combinación de cuerpo, mente y
el alma muestra un átomo de bondad por libre opción, entonces los espíritus oscuros se
neutralizan, y son arrojados lejos para siempre de esa alma. Es tu mente y tu cuerpo los
que te hacen caer, así que está siempre alerta y consciente de esto. Los antiguos griegos
proclamaban. "Mente sana en un cuerpo sano. Ellos tenían razón, aunque había un
tercer elemento que faltaba: el espíritu o el alma. Si nuestros antepasados no hubiesen
encontrado placer en los excesos del cuerpo y hubiesen desarrollado sus mentes mucho
más, los habitantes humanos de tierra hubieran sido como los humanos del planeta
TAR. Las almas en TAR se reencarnan sólo una vez y todas ellas recuerdan el nivel de
donde vinieron. Las almas de la tierra que llegan al nivel 5 se reencarnan en el planeta
TAR. Una vez que llega a ese nivel la trilogía de cuerpo, mente y alma está en su
apogeo. Muchas veces, aquí en el nivel 6, nosotros nos materializamos durante algún
tiempo en TAR para disfrutar de algunas de las nuevas ideas que ellos han desarrollado.
Dios está muy contento con ellos porque han alcanzado el punto de equilibrio por sus
propios deseos. Ellos crearon la raza humana perfecta donde todos se aman entre sí y
viven en paz. Ellos son grandes inventores y pasan la mayoría de su tiempo creando
nuevas maneras de mejorar la calidad de vida. Ellos tienen la tecnología para viajar en
el espacio, pero no piensan en conquistar el universo. ¿Por qué? Ellos ya están en el
paraíso y nada puede hacer que eso cambie. Su planeta tiene tres soles y siempre es
cálido y luminoso. La mayoría de sus actividades son al aire libre. A través de los siglos
ellos se las arreglaron para crear la manera de mantenerse sin trabajar como esclavos
toda la vida. Todo es accesible a todo el mundo. No hay ricos, ni pobres, ni feos, ni
malos. Todos disfrutan de la vida como la vida tiene que ser. Todos estos Taras nacen
con un talento o inclinación, tal como en la Tierra. Los padres son los que descubren
esos talentos por primera vez y ayudan a los niños a desarrollarlos. Los maestros y las
escuelas están preparados para desarrollar lo mejor en cada niño, y cuando la educación
se completa, los envían a trabajar a los lugares adecuados. El propósito principal es que
todo el mundo sea feliz con lo que están haciendo. Hay ningún abandono o malas
clasificaciones porque los niños disfrutan de lo que están haciendo. Lo mismo sucede
cuando están trabajando. Ellos están haciendo lo que quieren. Los humanos manejan las
fábricas pero todos los obreros son robots. No hay dinero en TAR. Hay sólo una regla,
que todos se mantengan ocupados por lo menos 20 horas a la semana haciendo lo que
saben hacer y les gusta. Algunos trabajan durante más tiempo solo porque les gusta y
están entretenidos. La mayoría de las asignaciones son como los juegos de
computadora. ¿Cuántas horas puedes estar en la Internet? Todos los habitantes del
planeta hablan el mismo idioma. Una gran mayoría se comunica con sus pensamientos.
Su promedio de vida es 90 años pero ellos dejan de envejecer a los 40. Todos ellos son
hermosos como los ángeles y las parejas se atraen mutuamente principalmente porque
sus espíritus son compatibles. El sexo es completamente natural y satisfactorio. La
procreación es controlada por sus mentes. Las parejas se mantienen juntas para criar a
sus niños. No hay matrimonio y ni divorcios pero todos son libres de tener sexo con
compañeros diferentes si ellos así lo desean. No hay ni delincuentes ni homosexuales ni
pervertidos. Ellos trazaron sus propios límites y nadie cruza la línea. ¿Por qué habrían
de hacerlo? Sus mentes están en el nivel más alto, más cerca del alma y en contacto con
Dios. El cuerpo es un caparazón temporal que ellos tienen que cuidar durante algún
tiempo y eso es todo. Todo lo que ellos están construyendo es para que las próximas
generaciones lo disfruten. A este nivel las tentaciones malas no existen. El mal no puede
entrar en el Planeta TAR y no hay ningún ser en el universo que pueda alcanzar este
planeta sin atravesar el nivel 5.

TAR es el orgullo de Dios.

Cuando aprendí a meditar, las instrucciones eran: sentarse cómodamente en una


silla, cerrar mis ojos y comenzar a pensar una palabra (mantra) constantemente
por lo menos durante 20 minutos. Tu no puedes detener el flujo de los
pensamientos que constantemente invaden tu cerebro; ni siquiera tienes que
luchar para que ellos se alejen. Tienes que pensar constantemente en el mantra
hasta todo que está en tu cerebro es una palabra que no tiene significado ni
siquiera para ti. Entonces, si consigues sólo unos segundos de soledad absoluta
dentro de ti, puedes alcanzar tu conciencia. Yo practiqué esto y funcionó para mí.
Una vez por la mañana, otra vez por la tarde. La presión y la tensión no
cambiaron. Pero aprendí la manera de aceptarlas y controlarlas. Después de un
año me di cuenta que en primer lugar, debía estar agradecido por todas las cosas
que recibía todos los días, y debía traer la presencia de Dios a mi conciencia,
porque mi conciencia era mi alma y mi alma era Dios. Así que yo cerré mis ojos y
pensé "yo te alabo Señor y yo te doy gracias". Repetí el pensamiento varias veces
hasta sentir un resplandor con mis ojos cerrados; entonces pensé la palabra
Sánscrita "SHIRING" todo el tiempo, a veces más rápido, a veces más lento hasta
que mi alma se abrió y esperé que Dios hablara conmigo.

El primer pensamiento que vino a mí después de varios meses de meditación fue


que concentrara todos mis esfuerzos en escribir un nuevo libro basado en las ideas
que vinieran a mi mente en cuanto me decidiera a comenzar.

Ahora lo estoy haciendo y me siento como si estuviera cumpliendo una promesa


sagrada.

La mayoría de las palabras que estoy escribiendo no son las que yo pense en el
principio. Algo está haciéndome cambiar algunas de mis actitudes hacia muchas
cosas. Yo sé definitivamente que la violencia tiene que estar fuera de mi vida así
como la ansiedad y la inseguridad. Tengo que escribir muchas mas palabras para
que otros las lean, pero primero tengo que empezar haciendo las cosas correctas
para alcanzar el lugar donde yo quiero estar.

Carta Nueve
Después de que yo dejé tierra y entré en el dominio divino, yo no fui al nivel 6
directamente. Primero fui al nivel 5, permaneciendo allí durante algún tiempo para
después pasar al planeta TAR. El número total de años que permanecí in TAR fueron
85. Y fueron los años más extraordinarios que yo he pasado dentro de un cuerpo
humano. De allí fui al nivel 6 directamente. En TAR yo aprendí todas las acciones
positivas que un ser humano puede hacer utilizando cuerpo, mente y espíritu. Yo tuve el
entrenamiento necesario y la experimentación para saber en la carne cómo un ser
humano puede vivir en armonía perfecta con la naturaleza y con Dios. Todas las malas
experiencias y malas acciones las aprendí durante mi paso a través de la Tierra por
varias encarnaciones. ¿Ves qué perfecto es el trabajo de Dios? Yo fui entonces al
infierno en la tierra y al Paraíso en Tar y me acuerdo de vivamente todas las
experiencias que tuve en ambos lados. Yo soy ahora el ángel que ha vivido en un cuerpo
y puede ayudar a los otros perfectamente. No hay ninguna duda en mi espíritu porque
yo sé. El mismo Jesús lo dijo claramente cuando estuvo en la tierra.

Y la muerte ya no tiene mas poder sobre ellos, porque ellos son iguales a los
ángeles y son hijos de Dios, siendo ellos los que volverán de los muertos.

Cuando Dios me pide que ayude una alma en la Tierra es porque esa alma está orando
para que Dios la ayude. Yo he pasado por esas circunstancias y se cómo ayudarlos sin
quebrar las leyes de la libre decisión. Yo simplemente creo elementos en sus
pensamientos para que descubran la solución y observo. Algunos de ellos escuchan,
otros quieren hacerlo su manera y persisten en sus malas acciones creyendo que así
pueden obtener lo que ellos piensan que es lo mejor. Dios está enviándonos a ayudar a
los humanos con nuestra experiencia humana y Él mismo está teniendo esas
experiencias a través de nosotros que ya hemos vuelto a Él en el Cielo.
Carta Diez
No es el propósito de estas cartas contar historias sobre el planeta TAR o el sexto nivel
donde yo ahora estoy. Nuestro propósito principal en el Cielo es ayudar a las almas que
se han encarnado en la Tierra. Nosotros estamos entre ustedes la mayor parte del tiempo
intentando mostrarles la manera de volver aquí sin interferir con vuestra libertad de
opción, pero la mayoría de ustedes no parecen escuchar. La memoria humana es muy
frágil y se olvida de la mayoría de las cosas que aprende o experimenta todos los días.
La religión organizada sigue contando las buenas historias todo el tiempo. Ustedes van
a las iglesias o templos y escuchan atentamente pero al cabo de unas horas ustedes se
olvidan de todo. No esta mal ser religioso o escuchar a los predicadores, aun cuando
ustedes piensan que ellos no están diciendo toda la verdad o ellos solo piensan en tomar
su dinero. Es bueno escuchar lo que ellos predican. Ésta es una manera de ayudarlos
recordar de donde vienen y donde van. Aquellos que atacan cada señal de inclinación
religiosa quieren separar tu mente y tu cuerpo de tu alma. La tendencia de ser ateo
intelectual y negar la existencia de un Ser Supremo lleva a los niveles más bajos y a las
innumerables reencarnaciones. La Biblia habla sobre condenación eterna, que significa,
de acuerdo con ésta época, muchas reencarnaciones. Muchas formas de vida diferentes
o degradaciones que ustedes tienen que soportar, no como un castigo, pero como
consecuencia de lo que ustedes están haciendo hoy. Nuestra misión es ayudarles a
adquirir el conocimiento y decidir el camino a tomar. ¿Tiene el sentido? ¿O acaso
ustedes piensan que todo esto es también una fábula? Yo estaba allí envuelto en vuestra
misma piel y encontré la Luz para seguir. Cuando llegué aquí mi vida comenzó
realmente, la vida eterna llena de gloria y felicidad.

Carta Once
Tu no tienes que vivir vidas de sacrificio o pobreza para llegar aquí. Tu tienes que ser tu
mismo y encontrar dentro de ti el significado de tu presencia en la tierra. ¿Qué es lo que
estás logrando en tu vida? ¿Quién eres tu? ¿Esto es realmente lo que tu quieres? ¿Es
realmente dinero, poder y seguridad lo que te hace feliz?

¿Que tal si juegas un juego todos los días haciéndote preguntas como éstas para ver
cuales son las respuestas?

Tu tienes que aprender a recordar. La mayoría del tiempo ustedes recuerdan pequeñas
trivialidades del pasado que son totalmente irrelevantes, pero se olvidan de acciones que
deberían dejar un aprendizaje permanente en vuestra existencia. Cuando tu ves una
película u oyes un sermón o lees un poema bonito que toca tus fibras más profundas y
dura durante unos minutos en tu mente, tu nunca guardas esos archivos en tu
computadora mental; ellos se han ido en cuanto pones tu mente en otro asunto.

Ustedes se olvidan del pasado pero viven el presente preocupados por el futuro.

¿Por qué no escuchas y recuerdas?


¿Por qué no pruebas esto para ver que pasa? Escucha todo y presta atención, entonces
ordena lo que piensas que es bueno para ti e intenta ponerlo en un lugar en tu mente
donde tu puedas recuperarlo una y otra vez. ¿Vale la pena?

Se sincero contigo mismo. ¿Cuantos pensamientos y acciones realmente valen la pena?

¿Existe un pensamiento o una acción que puedas llevártela contigo al cielo? ¿O todo lo
que tu haces es para darle felicidad al cuerpo o para hacer un buen negocio?

¿Existe un negocio mejor que encontrar tu propia alma y venir con nosotros al Cielo?

Carta Doce

El mensaje que nosotros te enviamos desde aquí es que Dios quiere que tu seas feliz,
que sonrías todo el tiempo y respires la vida que está en todas partes.

Si te sientes infeliz, frustrado, sin amor, miserable o mal de cualquier manera, sonríele a
tus preocupaciones. Tu tienes el poder para librarte de ello. Todo lo que tienes que hacer
es aprender a usarlo. Sólo se necesitan buenas intenciones. "Pide y recibirás."

¿Has hecho alguna vez esto? ¿No me digas que no funcionó? En principio ya dudabas si
iba a funcionar o no. Y ésta en realidad era una afirmación oculta en tu mente. Una
enunciación," no funcionará," "yo no podré hacerlo," "yo soy un perdedor," "yo no
pasaré la prueba," "yo no conseguiré el trabajo," "yo no voy a poder pagar la renta," o
"Mi vida es un fracaso."

Por supuesto tu eres un fracaso. Tu lo has decidido hace tiempo y incluso escribiste un
guión de principio a fin. Tu estás cumpliendo tu propia sentencia. Tu te has sentenciado
a muerte.

¿Qué podemos hacer nosotros desde aquí si tu no comprendes que depende de ti, no de
nosotros, cambiar tu vida? Entendamos bien esto. Nadie te ha condenado. Cuando tu te
sientes con las manos atadas por detrás o sumergido en un océano de excrementos, hay
siempre una salida. Tu no la encuentras porque estas ciego, sordo y desesperado. Tu has
perdido tu habilidad de pensar y tu odias a todos y a todo en el mundo.

¿Qué vas a hacer si no puedes superar este sentimiento? ¿Te vas a matar? Adelante
entonces, tu te vas a librar de un cuerpo piojoso, pero no podrás matar tu alma, o aun tu
mente. Ellas tendrán que regresar con otro cuerpo, probablemente peor que el que tu
tienes ahora, con más problemas o más sufrimiento. Si aquellos que se mataron tuvieran
la oportunidad de regresar y contar la horrible experiencia de cruzar al otro lado contra
las leyes naturales, el suicidio no existiría en Tierra.

Mira a los niños. ¿Hay un ser más puro en el universo que un niño pequeño? Ésa es la
manera que Dios te creó. Entonces tu empezaste a cambiar. Tu recibiste la carga
negativa total que está en tu propio ambiente y el ángel del bebé se volvió una criatura
mala. Hay un estudioso que vive aquí ahora con nosotros quién una vez escribió:
"Desde el día que tu bebé nace, tu debes enseñarle cómo arreglárselas sin tener todas las
cosas. Los niños de hoy aman demasiado el lujo. Tienen modales detestables, se burlan
de la autoridad y no tienen respeto por los superiores. ¿En qué clase de horribles
criaturas se convertirán cuando crezcan?" El estudioso que escribió esto alrededor del
año 399 BC fue el filósofo griego Sócrates.

¿Qué es lo que ha cambiado?

Carta Trece

Tu ahora eres parte de una nueva civilización. En cinco mil años la mente humana ha
desarrollado una tecnología poderosa, pero el espíritu se ha puesto a un lado. ¿Cómo te
sientes con toda la información a la cual estás expuesto? ¿Eres más feliz? Vives en un
país libre donde un ser humano puede hacer muchas cosas degradantes en el nombre de
la libertad. Poco a poco algunos amantes de libertad están cambiando sus valores
tradicionales y tu los estás aceptando. Todos estamos aceptando el progreso. ¿Por qué
entonces toda esta ansiedad?

Es mucho más fácil de lo que piensas. Simplemente no sigas el instinto animal que te
incita a tener una pelea por cualquier razón. Tu regresas del trabajo en una tarde de
verano. Estás a punto de entrar en tu casa cuando ves a un vecino paseando su pequeño
perro por la acera frente a tu casa. El perro se caga en tu césped. Tu miras al tipo y él ni
siquiera pestañea. "¿Así que tu eres el que hace cagar al perro en mi césped todos los
días?" El tipo contesta": Él no lo hizo," "fue otro perro." "Vamos," tu dices "yo acabo de
verlo haciéndolo. Vas a tener que recogerlo." " Esta bien," él dice, "yo regreso
enseguida" "No, yo quiero que tu lo recojas ahora mismo"" Tu lo recoges ahora mismo
con tus manos, me has oído."

Entonces tu empujas al tipo. Él te empuja a ti y tu te caes sobre la mierda del perro. El


vecino se ríe y el perro muerde tu pierna. Te encegueces de rabia. Tu has sido un tipo
bueno toda tu vida, criaste a tus niños, amas a tu esposa, tienes un trabajo excelente y
vas a la iglesia todos los domingos. Pero de repente tu quieres sangre. Te levantas y
corres a jardín donde recuerdas que dejaste una pala por la mañana. Agarras la pala y te
lanzas a la carga. El tipo se hiela cuando te ve venir. Tu atacas y le rompes la cabeza en
dos como a una sandía con el filo de la pala. Entonces te acuerdas que tienes una
afección cardíaca y te da un infarto mortal. Los dos terminan muertos con bastante
acción negativa como para que tengan que reencarnarse varias veces. Y tu sabes que
pudieras haber llegado al cuarto nivel si esa cosa tonta no hubiera sucedido.

La mayoría de la agresividad violenta es el resultado de pequeños incidentes tontos. Las


personas se matan en el Medio Este, Irlanda y por todo el mundo porque ellos no
pueden controlar su violencia. Además de los delincuentes o asesinos sobre los cuales
lees en los periódicos, muchas personas pierden su lugar en cielo por cosas pequeñas y
tontas. Cuando ellos vienen a este lado y se ven haciendo esas cosas tontas se preguntan
cómo pudieron haber sido tan tontos. En este lado ellos no pueden pedir perdón y
arrepentirse. Ellos ya se perdonan y se aceptan, pero ellos están sujetos a la ley de su
propia conducta. Regresa, vuelve a empezar pero por favor, intenta recordar o vas a
regresar otra y otra vez por miles de años. Toda la experiencia negativa que tu acumulas
en tus reencarnaciones no se cuenta en el cielo. No hay tal cosa como ser un alma sabia
en cosas malas y negativas. Todas estas acciones pertenecen al nivel menos y nunca se
cuentan a tu favor al final de cada vida.

Carta Catorce

Por favor recuerda los hechos de tu vida presente y analiza todos los actos pequeños de
violencia que tu puedas recordar. ¿Dime cuál es el balance? ¿Qué ganaste? ¿Es una gran
satisfacción o sientes un sabor amargo en tu boca cuando lo recuerdas? Por supuesto tu
encontrarás la manera de justificar todo que has hecho. " Yo le pegué porque ella me
estaba volviendo loco," o" yo lo maté en defensa propia," o" yo firmé la pena de muerte
porque él es un asesino peligroso." En este caso tu probablemente no sabes que todos
los delincuentes que ustedes ejecutan regresan y matan a más personas durante varias
vidas. Ustedes tienen que encontrar una manera de educarlos y mostrarles acciones
redimibles. Ustedes no pueden controlar su mala naturaleza por ejecución. Hay una
legión de reencarnados en el mal que saben muy bien como separar el alma del cuerpo y
la mente. Ellos están al acecho. Tu estás sólo contra ellos porque quieres estarlo. Ellos
son seres como tu pero que no pueden controlar su propia naturaleza. Tu no tienes que
hacer lo que ellos te dicen, aun cuando tu pienses que tienen razón. —"El diablo
siempre te dice la verdad, para hacerte creer una de sus grandes mentiras." La violencia
es inherente al alma humana. Todos los libros sagrados como la Biblia o Bhagavad-Gita
tratan de guerras y violencias. Después de todos estos siglos de existencia la raza
humana no podría superar la violencia. Nosotros sabemos eso. Pero ésa no es una
excusa para ti. Si el resto del mundo es violento que tu no tienes que ser como ellos.
¿No entiendes acaso cual es la clave de toda tu existencia? Tu tienes que sobrevivir la
contaminación que está alrededor tuyo. Ésa es tu misión. Olvídate de todo lo demás. Tu
meta no es obtener lo que no puedes llevar contigo cuando pases al mundo espiritual.

Tu meta tampoco es ser un mendigo ni un pobre. Tu naciste para tener éxito haciendo
las cosas que amas, no las cosas que has escogido para impresionar otros o satisfacer tu
codicia. Nosotros sabemos que el ambiente circundante siempre está obligándote a que
hagas cosas que no te gustan. Todas las cosas pequeñas en la vida están conspirando
contra ti; incluso tu cónyuge de alguna forma está fuera de tu liga la mayoría de las
veces. Algunas veces tu lo aceptas, otras veces no. Hay veces en que te rebelas contra
estas cosas pequeñas y reaccionas violentamente o estás de mal humor durante todo el
día.

Cuando ese es el caso lo mejor es preguntarse: ¿Vale la pena? No elabores en tu mente


buscando venganza o creando una historia imaginaria sobre tu agresor. Si tu piensas que
alguien va a herirte, no estés a la defensiva, simplemente envíale a esas personas buenos
pensamientos. Envíales amor. Amar a tu enemigo no es una frase sin sentido dicha por
Jesús, es el gran mandamiento de Dios y significa un cambio de actitud. Es bueno para
tu enemigo, pero aun mejor para ti, porque el amor tiene un premio mas grande que el
odio.

Yo sé que tu no dejarás de odiar a las personas enseguida. Pruébalo. Analiza que sientes
cada vez que odias a alguien. Cuando tu estás herido la idea de venganza te trae placer.
Ves, todo es un estado de la mente. ¿Qué tal si les enviaras amor?. Por ejemplo, si tu
vas a una reunión de negocios con la sonrisa en los labios y enviando amor, sabiendo
que los otros van a tratar de sacarte todas las ventajas posibles, es muy posible que el
desenlace sea favorable para todos. La mayoría de las veces, tus enemigos son un
producto de tu mente. ¿Cuántas personas que no te gustan ves por día? ¿Por qué tu
primera reacción es rechazarlos? A ti no te gustan sus caras o el color de su piel... Si tu
eres blanco, no importa lo que sea, pero tu primer instinto es reaccionar contra los
negros, asiáticos, latinos, persas o la cultura que ellos pertenezcan. Por otro lado, los
otros lo notan y no confían en ti en absoluto, sobre todo si tu eres americano. El resto
del mundo te admira o te desprecia.

El hecho es que tu no puedes evitar ser odiado. Lo que tu tienes que hacer es no
pagarles con la misma moneda. Además, aún cuando tu seas un santo, tu no puede ser
aceptado por todos. En tu mundo tu encontrarás personas que te odiarán a muerte sin
importar por qué. Cristo mismo fue crucificado aún cuando él pasó su vida curando a
los enfermos y predicando amor y paz. Nosotros no queremos que te se sientas mal
porque no tienes la fuerza para amar a tus enemigos. Se humilde y llámanos. Nosotros
somos partículas pequeñas del espíritu de Dios que está por todas partes, incluso dentro
de ti. Mira a los que te odian y ofréceles amor a cambio de su odio.

Carta Quince

¿Cuántas veces te has sentido como si estuvieras perdiendo tu tiempo? La mayoría de


las personas piensan que el paraíso es estar acostado en una playa tropical sin hacer
nada. Los ganadores de la lotería celebran el hecho que nunca más van a tener que
volver a trabajar en sus vidas. Tu puedes estar trabajando toda tu vida sin haber hecho
nada en realidad. Es la mente la que no puede permitirse el lujo de descansar. Si tu vives
como un vegetal, sin perder o ganar, tu no has logrado nada. Nadie te va a pagar por
hacer nada. Tu no puedes estar dormido en clase cuando el resto está aprendiendo
lecciones importantes. ¿Qué es lo que debes hacer entonces? Tus decisiones no son
fáciles. Es fácil desde nuestro punto de vista desde el cielo, porque nosotros ya sabemos
las consecuencias de cada acción humana. Nosotros sabemos cómo hay que luchar, pero
recuerda que Dios sabe hasta dónde tu puedes soportar, sino Él no lo pondría en tu
camino. Ninguna de las cosas a las cuales estás expuesto te pueden vencer si tu no lo
permites.

La diferencia entre el éxito y el fracaso es un estado de ánimo.

Son muy pocas las cosas que debes recordar para tener éxito. Ama a todo el mundo y
nunca tengas miedo. Cuando tu mente te hace una mala jugada pronosticando un
fracaso inminente, no la escuches. Cambia de tema. Siéntate a meditar y da las gracias
por las cosas que tu sabes con seguridad que vas a tener. No te concentres en los malos
pensamientos. Si tienes miedo que algo malo te va pasar a ti o a cualquier miembro de
tu familia, deténte. Si persistes, con los malos augurios las cosas malas se convertirán en
realidad. Si hay una maldición en el aire no la atraigas hacia ti.

La mayoría de las personas leen los horóscopos y los creen. Algunos siguen las
predicciones como si estas estuvieran escritas en la Biblia . ¿Si tu crees en estas palabras
escritas por algún escritor ingenioso, por qué no crees en el horóscopo escrito por Dios?
Él dice que si tu piensas y actúas como Él te lo indica te vas al cielo. ¿Si mañana
recibieras un cheque por 30 millones de dólares por haber ganado la lotería, y al día
siguiente te mandan una carta del cielo, diciéndote que si dieras toda tu fortuna al
necesitado, Dios te promete que te iras al cielo, qué harías? Noventa nueve por ciento se
quedaría con el dinero.

Tu sólo crees en lo que puedes tocar. Eso es por qué tu necesitas fe para creer en Dios o
en nosotros, que somos espíritus que tu no puedes ver.

Nosotros no queremos que tu te olvides de todo lo que estás haciendo para creer en
estas palabras y encuentres la paz. Sigue haciendo lo tuyo. Probablemente ya sea
demasiado tarde para hacer cualquier cambio radical, pero por lo menos tu puedes
intentarlo, poco a poco. Intenta apartarte de cosas que manchan a tu mente. Nadie tiene
que decirte lo que es bueno o malo. Tu lo sabes desde el principio y lo vas a recordar si
haces el esfuerzo.

Dios nunca te obligará a que hagas Su voluntad pero tu puedes acudir a Él para que te
guíe. Una vez que tu sabes de verdad que tu estás en Sus manos no habrá fuerza en el
cielo o la Tierra que puedan cambiar esto. Las personas sumamente adineradas que
dedicaron sus vidas a obtener dinero y poder siempre viven acosados por el miedo de
perder su poder o fortuna. Nosotros vemos a los mas egoístas y tratamos de hacerles
comprender que no hay lugar en el cielo para ellos si persisten con su actitud. Al final tu
comprenderás que tu serás tu propio juez y verdugo. Todas tus malas acciones tendrán
que ser compensadas con buenas antes pasar del otro lado, de lo contrario te las llevas
contigo. Cuando regresas con un cuerpo distinto, la carga está contigo y entonces
tendrás que sobrevivir sin la fortuna o el poder. Esta vez es posible que seas un mendigo
que se alimenta de lo que encuentra en los botes de desperdicios, o un miembro de una
tribu hambrienta en Africa, o la persona o raza que tu mas odiaste en tu vida pasada. Tu
te puedes convertir en lo que mas odias en esta vida. No juegues con Dios, porque Él es
el que inventó todos los juegos.

Si tu quieres hacer algo por tu alma tienes que empezar aquí y ahora, no porque tengas
miedo sino porque tu sabes a donde perteneces y quieres volver a ser tu mismo. Esta
máscara que tu estás usando en este momento no te queda bien. Por favor no nos des
más excusas. Sé tu mismo. Nosotros sabemos la verdad.

Carta Dieciséis
Los niveles 1 al 4 son las diferentes fases de preparación que las almas humanas
necesitan después de su paso por Tierra. A veces las almas van a cualquiera de los dos
sin pasar por los otros, todo depende del grado de desarrollo de esas almas en la tierra.

Durante miles de años, las almas han estado ido y viniendo desde y hacia los niveles
negativos. Sólo unas pocas llegaron a los niveles positivos y eventualmente a nuestro
nivel. El dolor y la lucha terminan cuando se llega al primer nivel positivo. Éste es el
principio de la bendición. No hay más reencarnaciones hasta el nivel 5 desde donde van
al planeta TAR para la última experiencia en la carne humana. La explicación de esta
falta de progreso de las almas humanas está registrada en cada libro de la historia,
especialmente en la Biblia. Lo que sucedía hace dos siglos durante el Imperio Romano
está sucediendo hoy por todo el mundo. La misma actitud, las mismas guerras, la misma
degradación de la condición humana, una y otra vez, una vida después de la otra. Al
parecer toda la existencia se concentra en la mente y el cuerpo, siendo el cuerpo el amo
y la mente la esclava.

Ya es tiempo de acabar con esta conducta retrógrada. El imperio de la carne, así como
cada imperio grande en la historia de humanidad se caerá. Este nuevo siglo será el
principio del cambio y tu tendrás que entenderlo.

El libro de Revelaciones describió lo que podría pasar a las almas que persisten para
siempre. Dios probablemente nunca destruirá el mal, pero tu alma podría convertirse en
parte de mal de la misma manera que nosotros somos parte de Dios. Tu alma podría
perder a Dios para siempre. Tu ya has hecho las cosas a tu manera y no funcionó. Tu no
tienes que arrepentirte o enrolarte en un nuevo culto. Tu tienes que ir dentro de ti mismo
y rescatar a Dios antes de que lo pierdas para siempre. La única salida está dentro de ti
mismo pero será mejor que te apures porque ya no te queda mucho tiempo.

Durante tu estancia en el primer nivel tu aprendes a mover tu espíritu por todas partes.
Tu espíritu es energía pura y tu tienes que encontrar la manera de conocer todo lo que te
rodea como si estuvieras viendo, oyendo, saboreando, tocando y oliendo. Tu ya no
tienes un cerebro pero una mente que ya es parte permanente de tu espíritu. La mente es
la que experimenta con todas estas sensaciones tipo humanas y las hace agradable para
el alma. La presencia de Dios en tu campo de energía es permanente.

En este momento tu empiezas a explicarte todas las cosas nosotros intentamos


transmitirte desde nuestra dimensión. Ahora tu cerebro no limita tu pensamiento. Tu
comienzas a viajar a través del universo con el pensamiento. No hay una manera más
rápida de viajar. Tu piensas que estás en la Tierra y allí estás en un abrir y cerrar de
ojos. Lo que es una manera de decir, porque en realidad tu no tienes ojos. Algunas
almas todavía tienen tremendas ataduras con los seres amados que quedaron en la tierra
y tratan de ayudarlos susurrándoles en sus oídos, apareciendo en una pantalla de
televisión, entrando en datos en computadoras personales, y algunas veces vibrando sus
campos de energía hasta al punto de hacerse visibles. Es necesario sin embargo que los
humanos estén sintonizados en ciertas frecuencias para experimentar estas sensaciones.
Estos espíritus no hacen daño, todo lo contrario Aunque ellos no son tan poderosos
como nosotros te pueden ayudar muchísimo. No les tengas miedo. Ellos son ángeles
principiantes que a veces les gusta hacer algunas travesuras sólo para divertirse.
Carta Diecisiete

Cuando las cosas no suceden como tu quieres no significa que tienes mala suerte o que
Dios no te ama o que te está castigando. Dios nunca te castiga. Cada acción en el
universo tiene un significado. Si algo es aparentemente malo para ti, podría ser una
bendición para otros. Tu no tienes que llorar ante la leche derramada. Tu tienes que
encontrar la forma para que las cosas funcionen a pesar de todo. No te quejes. Gimotear
o quejarse son vibraciones negativas que te dañarán. Esta fuerza negativa trae espíritus
malos y la catástrofe sucede de verdad. Sonríete mentalmente cuando recibas una nota
de despido en el correo, o cuando no puedas pagar la renta, o cuando se muera un ser
querido. Piensa que Dios quiere que pases por todas estas penalidades con una sonrisa
en tu mente. Él te dará algo mejor si tu crees en ello. Si tu te quejas y lo culpas a Él de
toda tu infelicidad, las cosas se empeoraran definitivamente. Adelante, haz la prueba y
verás cuan profundo caerás.

Carta Dieciocho
Durante todos estos siglos, Dios te ha dejado libre en este planeta para ver cómo te las
puedes arreglar con el mal que te rodea. Él sabe que no es fácil, pero también sabe que
tu puedes obtener el poder para derrotar el mal. Tu estás siendo atacado desde todas
partes pero tu destino no es rendirte. Tu tienes que ganar. Desgraciadamente Dios
también sabe que no todos van a lograrlo.

Contempla tu civilización actual. ¿Qué ha cambiado después de tantos siglos? Cristo


sería crucificado nuevamente si naciera de nuevo, tal vez por los mismos cristianos. El
dinero todavía es el símbolo del poder como lo era hace 2000 años atrás. En el nombre
del dinero, todo es justificable. Durante todo este periodo te han amenazado con
condenación eterna y destrucción, pero a ti no te importó. Las fuerzas del mal te han
hecho probar el sabor de la moneda y te ha gustado. Lo que ellas te ofrecen es tangible.
Por otro parte lo que te ofrecemos nosotros son promesas que se desvanecen en el aire.

Ahora, si tu analizas todos los hechos y los humanos involucrados en estas


manifestaciones de poder a través de la historia, te darás cuenta que esa metodología no
dio ningún resultado positivo.

¿Quién te gustaría ser hoy? —un presidente, un científico, un terrorista, un dictador, un


millonario, o una estrella de cine? ¿Quién? ¿Quién te gustaría ser realmente?

Al final del milenio Dios va a proporcionarte más información sobre las materias
divinas. Hay muchas cosas de la divinidad que no se las comunicamos antes porque
ustedes no estaban listos para comprender. Vuestras mentes y cuerpos necesitaban
desarrollarse más para entender. Cuando las Sagradas Escrituras fueron traducidas, unos
hombres sabios inspirados por Dios omitieron muchas cosas para prevenir cierta
destrucción en el nombre de Dios. Las guerras son aun más destructivas cuando cada
lado piensa que están protegidos por Dios.

Muchas culturas todavía están en la edad del oscurantismo porque sus líderes así lo
quieren para ganar las guerras santas. El conflicto entre palestinos e israelitas o los
irlandeses contra los ingleses tienen las características de guerras santas.

"Hijos míos yo los bendigo por cada enemigo que ustedes matan. "

Los dones de la Mafia tienen el mismo mandato. Ellos están simplemente protegiendo a
sus familias. Matar es un acto comercial. ¿Cuál es la diferencia entre estos asesinos y
algunas corporaciones que despiden a miles de obreros para mantener sus ganancias, o
gobiernos que deportan a los forasteros ilegales a los países dónde ellos no pueden
sobrevivir?

En los libros de historia ¿Quiénes son los benefactores de la humanidad? Solo unos
pocos, ¿verdad? Y la mayoría son santos y a nadie les importan.

¿Así que, quién es tu ejemplo de ser humano?

Carta Diecinueve

Dios sabe que si tu obtienes más información vas a cambiar el curso de la historia. Pero
tiene que ser por tu cuenta. Nada ha cambiado. Tu eres el que va a cambiar. Tu has
llegado a la etapa donde tienes que crecer y tomar las decisiones. Si tu vida
irremediablemente está sin rumbo, tu eres el único que debe tomar la decisión sobre el
camino a seguir ¿No estás cansado de estar atrapado dentro de un sistema donde no
puedes tomar tus propias decisiones? Si tu piensas que sus manos están atadas, estas
equivocado. Sigue adelante y haz lo necesario para librarte de los bajos instintos que
han estado alimentando tu cuerpo y tu mente. Tu no tienes que ser como los demás. Tu
mente y tu cuerpo son tuyos, sólo tuyos.

Ahora, tienes que convocar a tu espíritu para completar el ciclo. Todavía hay esperanza.
Tu no tienes que mantenerte siempre en los niveles bajos o negativos.

Si tu no te sientes realizado o si eres infeliz de cualquier manera nunca llegaras a los


niveles positivos. Estos niveles son solo para la gente feliz sin importar la fama o
fortuna.

La mente es inestable, turbulenta, terca y muy fuerte. Podría ser la peor enemiga del
alma cuando está en bajo el control del cuerpo.

Tu fuerza interior tiene el poder de controlar la mente para que ésta no deambule sin
control. Es posible lograr la felicidad total cuando la mente se libra de toda
contaminación material y busca la presencia de Dios en el alma.
Para empezar con este proceso es esencial evitar cualquier reacción por las acciones
pasadas, no importa lo que sucedió en el pasado. Tu tienes que perdonarte sin quedarte
con el remordimiento y empezar una nueva aventura. "Yo estoy libre de mi pasado, de
mis acciones y no siento ningún remordimiento, porque no voy a reincidir. Dios está
ahora en mi corazón y nada puede hacerme el daño. Yo estoy en paz, y amo a todos los
seres humano. Yo veo a Dios en cada uno de ellos como veo a Dios dentro de mí."

El Bhagavad-Gita dice:

" Aquel que me ve en todas partes y ve todo en mi, nunca me perderá y YO nunca
lo perderé."

Carta Veinte

Dios ha dejado pistas sobre como alcanzar su gloria por todas partes. Se han escrito
miles y miles de libros inspirados por Su sabiduría, y conferenciantes y predicadores
por todo el mundo siguen hablando sobre Sus hechos.

¿Si tu no crees que estos mensajes se refieren a ti, hazte una pregunta con sinceridad

¿Me siento feliz con lo que soy y lo que tengo, o me falta algo?

Todo lo que Dios está sugiriendo a través de mí o a través de muchos otros es para tu
propio bien. Aun cuando tu no crees en la mayoría del material que se escribe o se dice,
no sería una mala idea probar algunas de estas cosas sólo para ver cómo te sientes
después.

Los Veda-Yoguis creen que hay dos maneras de dejar este mundo: uno durante la luz
del día y el otro a la oscuridad. Cuando los humanos mueren de día, ellos nunca
regresan; pero si ellos mueren durante la noche de seguro que volverán.

Los libros y pensamientos creados por los profetas de todo el mundo no serán lo
suficiente para hacerte creer. Nosotros sabemos que la única manera que tu creerás es
yendo y volviendo. Tu ya haz hecho este viaje varias veces. El problema es que tu no te
acuerdas porque tienes una memoria muy débil. Nosotros estamos descendiendo hacia
ustedes para ayudarles a recordar. En cuanto tu recuerdes quién eres y cómo son las
cosas en el otro lado, entonces te entregarás a Dios en cuerpo, mente y espíritu.

Esta comunicación que llega a ti en este momento es en cierta forma quebrar la ley para
nosotros. Dios no pensaba hacerlo en realidad, pero nosotros le pedimos permiso para
ayudar a cada uno de ustedes a encontrar su verdadero yo.

A veces descubro que estoy escribiendo cosas que después las encuentro
mencionadas en las Sagradas Escrituras. Es mi intención escribir estas cartas tan
claramente como sea posible y en un idioma que todo el mundo pueda entender.
Yo todavía sigo luchando contra las cosas materiales que me rodean, como pagar
la renta, encontrar nuevos trabajos que me permitan continuar escuchando a la
voz y comprometiéndome a escribir lo que oigo. Es un gran esfuerzo. No se
realmente si viene de mi propio ángel o de Dios, pero lo que sí sé es que todos los
conceptos que estoy oyendo son muy buenos para mi alma y que finalmente me
estoy encontrando a mi mismo.

Carta Veintiuno

El ser humano nace con todos sus sentidos preparados para adquirir sabiduría. Dios es la
fuente de todo el conocimiento y cuanto mas tu sabes mas cerca estás de Él.

No es la divina intención ponerte en el mundo para que no pienses en nada o no hagas


nada, o simplemente que vivas porque no te queda otra alternativa pero mantengas tu
mente en blanco. Dios no quiere que vivas en un estado continuo de meditación como lo
hacen algunos monjes. Tu tienes que conocer a Dios a través de la meditación y la
oración, pero tu debes desarrollar las aptitudes que Dios te dio cuando naciste.

Nosotros no queremos que te niegues a ti mismo. Tu tienes que ser tu mismo. La receta
perfecta está escrita en muchos libros pero el concepto mas claro está en el Nuevo
Testamento. Si eres curioso tienes que encontrar las pistas leyendo la palabra de Cristo.
Ten mucho cuidado en no interpretar erróneamente la palabra de Dios. Lee todo lo que
puedas con la mente abierta, creyendo que Dios te ama y quiere ayudarte a encontrar la
verdad. No hay ningún misterio en el tema de la creación. Dios te ama y tu tienes que
encontrarlo dentro de ti mismo.

Carta Veintidós

Nosotros te ayudaremos si te sientes angustiado por su vida diaria. Incluso cuando yo te


digo que Dios te va a ayudar de verdad, tu tienes dudas. Tu no crees en milagros o en
magia. El tuyo es un mundo muy tangible y no puedes pagar la renta o poner comida en
la mesa con promesas místicas. ¿Por qué no? Todo que tu tienes que hacer es creer sin
sombra de duda y obtendrás cualquier cosa que pidas. Ahora, si tu mantienes tus dudas,
tu cuerpo y tu mente no se lo proponen realmente. Si tu tienes miedo de perder tu
trabajo o no poder pagar la renta, o de tener un accidente, hay muchas mas posibilidades
que estas cosas te ocurran porque tu las estás llamando.

" Tu puedes mover montañas, si tienes tanta fe como un grano de mostaza" Cristo dijo,
pero también tu puedes atraer la desgracia, yo agregaría. Esta fuerza de voluntad es
como un poderoso imán. Tu atraes las cosas que más temes si piensas constantemente
que te van a pasar a ti.

¿Por qué yo? Porque tu me llamaste. Sin embargo, ésta es una calle de ida y vuelta. Si tu
piensas positivamente, ahuyentando todos los malos pensamientos y concentrándote en
las cosas buenas que tu "quieres" que te pasen, no las que "quisieras" que te pasen,
entonces tu vida tendrá un significado diferente. Esto no es algo que tu desarrollas con
el tiempo. Esto es algo que hace cambiar tu actitud inmediatamente. Tu mente es la
única herramienta y nosotros siempre estaremos allí para darte una mano.

Nosotros no somos ángeles que no saben nada sobre la competencia humana. Nosotros
éramos como tú antes y recordamos todo muy bien. Si nosotros te decimos que algo esta
trabajando a tu favor no lo dudes siquiera. Cierra tus ojos, di a tu cerebro que se deje de
argumentar, y prosigue, ejecuta nuestro consejo.

Hay muchas cosas que tu puedes experimentar para encontrar respuestas. Nosotros ya
sabemos todas las respuestas y tratamos de pasártelas a ti, pero tu también tienes que
tener tus propias experiencias, cayéndote y aprendiendo de tus caídas.

La experiencia es la mejor manera de adquirir conocimiento. Cuanto más sabes, más


cerca estás de Dios.

Dios quiere que vuelvas a Él como resultado de tu propia sabiduría. Él esperará todo el
tiempo que sea necesario.

Hay ciertos ejercicios que son muy simples. Cualquier cosa que estés haciendo ahora, tu
tienes que llegar a la conclusión que el propósito de tu vida no es matarse trabajando o
estar constantemente angustiado por el dinero, ya sea por placer o subsistencia.

Trata de detener tu actividad diaria por lo menos dos veces al día y piensa en ti mismo.

El punto inicial son 20 minutos de meditación dos veces por día. ¿Qué pasa si te mueres
hoy, ahora mismo, mientras estás leyendo estas palabras? ¿Qué va a pasar con todos los
negocios y compromisos de los cuales ahora no te puedes apartar?

¿Qué pasa con todo ese tiempo que tu nunca tenías para estar contigo mismo o con tu
familia?

La mayoría de las personas, sobre todo los triunfadores, nunca tienen tiempo para ellos.
Todo es negocio. Ellos están atrapados en una red que ellos mismos tejieron y no se
pueden escapar. Sin embargo, esto no es necesariamente la verdad. Ellos crearon esta
imagen y ahora tienen que seguir el guión al pie de la letra. (hasta que se mueran).

Entonces, cuando ellos se ven a sí mismos desde la otra dimensión comprenden que
tienen que regresar para aprender a vivir de nuevo.

Carta Veintitrés
Los que van a los niveles negativos no significa que fueron delincuentes o malhechores.
Tu puedes alcanzar un nivel -1, simplemente que porque no supiste vivir la vida
preciosa que Dios te dio.
Tu puedes haber sido un hombre de negocios exitoso que se comportó como un santo
toda su vida, pero nunca alcanzó el nivel +1 de santidad porque tu te pasaste la vida
satisfaciendo tus necesidades materiales y olvidándote del espíritu.

O tal vez tu has sido un pobre desamparado sin casa ni hogar que nunca saliste de tal
degradación porque pensaste que tuviste mala suerte. Esa actitud también te manda al -
1.

¿Que es la mala suerte? ¿Un Karma misterioso con el que naciste? ¿Un castigo del
cielo? O es algo creado por tu mente como una excusa, porque no quieres luchar. Si tu
te diste por vencido y le echaste la culpa a Dios por tu miserable existencia y tu
debilidad, todo lo vas a conseguir a cambio es desgracia, no porque Dios te está
castigando, sino porque tu lo has pedido.

Camina por el parque por la mañana temprano, oye a los pájaros cantar y míralos volar
a tu alrededor. Los pájaros son criaturas de Dios tal como lo eres tu. Ellos son libres de
volar a cualquier parte y siempre encuentran comida y resguardo. Ellos no tienen
mentes u otros seres que cuiden de ellos. Ellos cantan y cantan hasta que se mueren. Si
tu miras a tu alrededor verás que todas las criaturas de Dios están contentas, incluso
aquéllas que son alimento de las otras. El único ser insatisfecho es el ser humano, el rey
de la creación, quién tiene una mente para razonar. Él es tan libre como los pájaros, pero
tiene el poder de llegar a sus propias conclusiones. Ésta es la única criatura de todo el
Universo que siempre está culpando a Dios de su infelicidad. ¿Quién es el que es injusto
aquí?

A ti se te ha dado una vida como cualquier otra criatura para que la disfrutes, para que
obtengas lo mejor de ella.

Tu eres la única criatura que puede pensar y estas usando tus pensamientos para
destruirte y vivir existencias infelices una y otra vez. Permítame decirte las cosas
directamente, sobre todo a ti que basas toda tu vida en la premisa de acumular dinero y
posesiones materiales, la pequeña ardilla en el parque tiene una mejor calidad de vida.

Así que cuando llegues al otro lado te van a preguntar si has cumplido con el propósito
de tu vida si tu has usado el regalo que Dios te dio, y entonces tu responderás "yo estaba
demasiado ocupado para estar ser feliz."

Nadie te va a enviar de regreso ni te freirás en el infierno. Tu te darás cuenta por tus


propios medios, con la inteligencia que Dios te dio, que tu tendrás que regresar para
completar el ciclo.

Los niveles más bajos no son hogueras eternas gobernadas por el diablo, son lugares de
oscuridad donde tu esperas hasta que te toque el turno de reencarnarte en otra vida.
Socrates y Platon hablaron de esto en la antigüedad, tienes que regresar para sufrir otra
vida o para encontrar el significado de tu alma y saltar al primer nivel donde no sufrirás
más reencarnaciones.
Hay algunas excepciones como en toda regla. En el primer nivel hay ciertas almas que
tienen permiso para volver y continuar haciendo lo que estaban haciendo en su vida
pasada. Ellos han estado enseñando la unión entre el cuerpo, mente y espíritu y han
dedicado sus vidas enteras a difundir la auto-realización y el cumplimiento de las leyes
divinas. Hay muchos monjes, santos o personas místicas por todo el mundo difundiendo
los pensamientos de Dios quienes pueden regresar para continuar con su obra.

La eternidad no es solo para los pobres. Durante tu vida tienes que hacer las cosas que
te salen naturalmente o desarrollar el talento con el cual has nacido y todo te saldrá bien.

Si tu piensas que naciste para ser actor, escritor, o productor, no sigas estas carreras por
el solo propósito de hacer dinero. Tu tienes que haber nacido con esas aptitudes para
tener éxito. De otra forma seguro que te vas a frustrar y te convertirás lo que
comúnmente llaman un "perdedor".

Por otro lado, el propósito de la vida no es pasarla en una isla tropical disfrutándola sin
hacer nada porque eres millonario o te ganaste la lotería. Tu estás aquí por una razón y
hay siempre una tarea se supone que tienes que realizar antes pasar al otro lado. Tal vez
ayudar a otros que no tienen tanto.

En cierto modo es más fácil de lo que tu piensas, y al mismo tiempo muy difícil de
entender. Yo no soy el que va a darle una respuesta a todas sus preguntas. Tu tienes que
buscar dentro de ti mismo y las encontraras.

Las personas en el planeta TAR encontraron la manera de perfeccionar la felicidad. La


diferencia entre tu y ellos es un estado mental. Nosotros sabemos que tu puedes lograr
lo mismo porque nosotros los hemos visto hacerlo. No te sientas descorazonado porque
tu vida se pone más y más dura. Tu puedes decidir si quieres ser una bestia carnívora o
una pacífica paloma.

Nosotros te estamos mirando. Nosotros sabemos que las personas viven aprovechándose
los unos de los otros, que te devorarán a la primera distracción

No tengas miedo. Aun cuando ellos son implacables, tu puedes crear la magia para
detenerlos. No les desees el mal. Se firme y decidido, sabiendo que tu poder es más
fuerte que el de ellos. Tu no necesitas rugir para asustarlos, simplemente se tu mismo y
míralos a los ojos. Cuando tu pides protección contra ellos, una burbuja invisible te
engolfará y te protegerá. Siéntate completamente seguro de tus creencias y Dios estará
contigo, no hay ninguna duda sobre esto.

Carta Veinticuatro

Muchas personas creen que ellos representan la palabra de Dios en Tierra. Todos ellos
son buenas personas con normas alto nivel moral que leyeron los libros sagrados según
su religión y siguen palabra por palabra, estrictamente, lo que ellos creen es la palabra
de Dios. Estas personas piensan que son los dueños de Dios. Ellos hablan con los otros
desde un pedestal, siempre más alto que los demás, y miran hacia abajo, como si ellos
estuvieran diciendo al resto de las personas que tienen la verdad y ellos son los
escogidos. Ellos son los que juzgan a los demás y incluso los envían a la condenación
eterna si los otros no siguen sus direcciones.

Estos seres humanos que proclaman ser los verdaderos creyentes, muchos de ellos
miembros de organizaciones religiosas diferentes, no comprenden que Dios es todo
amor y la primera virtud de Cristo era ser humilde y perdonar. Él no condenó a María
Magdalena porque era una pecadora; Él le mostró el camino justo. Cada ser humano
tiene su cuota de debilidad y inseguridad. Dios nunca envió sus mensajeros para
condenar a la humanidad entera. Él siempre ha enviado a mensajeros de paz o el amor y
ustedes los destruyeron. Cristo estaba allí para salvarlos y ustedes lo crucificaron. No
importa que millones de personas ahora crean en él. Ustedes lo siguen crucificando
todos los días con su lujuria, su envidia y su arrogancia. El significado real de la paz es
la sonrisa del alma. No importa lo que los otros te dicen o te hacen. Tu alma les tiene
que sonreír. Ése es el testamento de Dios.

Carta Veinticinco

Yo no soy un predicador o un profeta. Yo soy un narrador que les cuenta las historias
que he aprendido en el cielo y la tierra. Yo soy un ángel, pero no como los descritos en
la Biblia. Nosotros nos llamamos ángeles delante de ustedes, para que puedan entender.
No hay ninguna otra definición para describirnos mejor que esta. Nosotros somos
criaturas celestiales, átomos de energía y luz que son la esencia de Dios. Si tu nos
escuchas, entonces podrás hacer contacto con el espíritu de Dios, el Espíritu Santo que
mora dentro de ti. Nosotros estamos escribiendo estas cartas para ayudarte a entender,
no para ordenarte que te comportes de una manera u otra

Éste no es el libro de los Diez Mandamientos o la palabra de Moisés. Ustedes ya


tuvieron a los profetas y el Mesías y muchos de ustedes todavía no los creen. Nosotros
lo sabemos bien porque en un tiempo fuimos como ustedes, incrédulos y arrogantes,
pero algo o alguien (otro ángel?) nos ayudó a creer y ser humildes. Aun cuando algunos
de ustedes sean santos y hablen con Dios todos los días, ustedes no están en la Tierra
para condenar a otros seres humanos. Ni aún Dios los está condenando. Si tu realmente
quieres cambiar tu vida, escucha mis historias y toma una determinación hoy mismo.

¿Hay una razón para que tu cambies? ¿Cómo se sientes ahora? Si tu estás contento y te
sientes completo, entonces no me necesitas. Aun cuando ciertas personas piensen que tu
eres malo, no los escuches. La voz que está dentro de ti es la cosa real. Si tu has hecho
algo mal esa voz te dirá la verdad. No escuches a las voces de los que quieren que te
sientas culpable para el beneficio de ellos. Si tu has hecho algo malo y lo sabes, deja de
hacerlo inmediatamente, no porque te sientas culpable, sino porque comprendiste que
estabas equivocado.

No inventes excusas para justificarte. Tu no puedes estafar a Dios. Lo que se hizo hecho
está y nada puede hacerse para deshacerlo. La vida es mucho más simple de lo que tu
piensas. Tu puedes ayudar a otros simplemente hablando con ellos, no predicándoles tu
religión ni tus creencias. Si tu crees que ellos están equivocados, dales tu punto de vista,
y si ellos persisten en sus creencias, déjalos en paz.. Hay siempre una razón para todo
esto. Si tu entras en una discusión para hacerles entender la existencia de Dios y ellos
persisten negándolo, tu no los persuadirás. Simplemente di lo que tienes que decir,
usando declaraciones simples que no provoquen polémicas apasionadas. Muchas veces
es mejor dejar que tus conceptos queden flotando en el aire. Después, la persona que tu
confrontaste recordará tus palabras y pensará sobre ellas y, créeme, esto es lo mejor que
puedes hacer. La cosa no es ganar la discusión pensando que tu eres un mensajero de
Dios y que los incrédulos se convertirán luego de hablar contigo. El ser humano creerá
o cambiara su posición si encuentra la razón dentro de sí mismo. Dios pondrá las
palabras en tu boca si quieres realmente ayudar a los otros.

Hay casos de agresividad religiosa donde una persona se acerca a ti y te dice con
prepotencia, "¿Cree usted en Jesucristo"? entonces, sabiendo que tu te has educado
como católico, tomaste la primera comunión y vas a la iglesia cuando puedes, tu dices
"Sí" , pero el compañero insiste "Has sido bautizado en el nombre de Jesucristo nuestro
señor y lo has recibido en tu corazón? "Bien, yo pienso que sí" tu dices "Eso no es
bastante" te responde el otro "Tu tienes que venir a mi iglesia y ser bautizado
nuevamente. " A estas alturas ya te sientes molesto, y te acuerdas de una conversación
que tuviste con alguien que te llamó por teléfono tratando de venderte servicios de larga
distancia. La única diferencia en este caso es que lo que te están tratando de vender es
religión, no fe o creencias, están tratando de venderte ser parte de una organización a
cambio de prometerte que te vas a salvar. Te dicen directamente que si tu eres católico o
cualquier otra denominación, entonces no estas salvado, y tratan de venderte la iglesia
de ellos. ¿Si tu tienes un profundo respeto por todo lo que es religión y cosas sagradas,
de seguro que esta actitud te va a molestar. Tu estas siendo víctima de los mercaderes
del templo que te están vendiendo una religión para su propia ganancia. Jesucristo echó
a estos mercaderes a latigazos, ¿recuerdas?

Tu sabes que te he dicho que Dios está dentro de ti de la misma forma que está dentro
de él. Lo que pasa es que él está falseando la palabra de Dios. Ten mucho cuidado con
aquéllos que usan el nombre de Dios en vano. Una vez que reconoces que Dios es todo
amor, ¿no te parece que no está bien confiar en los que te dicen que Dios te va a
castigar? ¿Quiénes son ellos para hacer semejante declaración? El único castigo que
existe es la consecuencia de tus propios actos. Tú eres tu propio juez y verdugo.

Carta Veintiséis

En todas estos consejos que te estoy mandando, el mensaje es que tu puedes tener una
vida completa en la tierra y un futuro glorioso en el cielo.

Primero, escúchate a ti mismo antes que a los demás. Tu conciencia es tu mejor


consejera. No es una cuestión de inteligencia o conocimiento, es sentimiento y
espontaneidad. Sin embargo es necesario que tengas principios religiosos
Esto te protegerá de todo mal, pero no te conviertas en un fanático religioso condenando
a los demás porque ellos no son tan fanáticos ni religiosos como tu. A veces, las
personas que parecen impías en los ojos de estos extremistas son realmente buenas
personas. Dios es un concepto en el cual tu crees o no. No es muy fácil de demostrar su
existencia a los científicos. Tu crees porque de alguna manera o de la otra tu descubres
su existencia dentro de ti. Luego vienen las dudas, porque por regla general las cosas no
suceden como tú las planeas. Algunas veces cuando ves predicadores en televisión tu
sientes piedad por las pobres almas que van a ser defraudadas por ellos. Tu no quieres
ser defraudado como ellos y te alejas de cualquier tipo de religión organizada. ¿Qué otra
cosa puedes hacer? Entonces tu comienzas a sentirte solo, defraudado y aún traicionado.
Pero ese no es el caso. Es mejor ser miembro de una iglesia y compartir con otros tus
creencias, lo único es que debes ser cauto y diferenciar entre la sinceridad de la prédica
y la mentira. Si tu crees de verdad, Dios te va a proteger.

En una sociedad de avanzada los gobiernos no imponen la fe del pueblo. Ésa es la razón
porque las oraciones no se permiten en escuelas públicas. La sociedad quiere una
generación de libre pensadores que puedan elegir su propia religión sin la participación
del estado. Eso es lo justo en una verdadera democracia.

¿Pero es esto bueno para las personas? ¿Dónde esta la ayuda que todos necesitamos?

Nosotros sabemos que en el futuro habrá duplicados genéticos de los seres humanos en
la tierra. Ellos serán especímenes perfectos. Durante algún tiempo nadie los reconocerá
porque los duplicados estarán contra la ley durante un cierto tiempo. Sin embargo las
leyes cambiarán y cientos de miles de réplicas humanas poblarán la tierra. En la
superficie ellos no serán diferentes de los seres humanos reales. Estos duplicados son
seres sin alma, tal como muchos de ustedes que no creen en Dios.

Tu has estado muy ocupado en sobrevivir en un mundo adverso para comprender lo que
realmente está sucediendo alrededor tuyo. ¿Estás consciente de lo que está pasando en
tu mundo? ¿Qué estás haciendo para evitar tu autodestrucción? El negocio del cloning
traerá consecuencias terribles a aquéllos involucrados en su planeamiento y también a
los indiferentes que nunca toman parte en nada.

Habrá tantos eventos extraños en Tierra en este milenio que comienza que no hay forma
que lo puedas imaginar aunque yo te lo profetice en estas páginas. Sucederán cosas que
tu nunca has visto antes en tu vida. La prueba final será muy dura pero los resultados
serán solo consecuencia de tus acciones presentes. Tu tendrás que cambiar el presente
para cambiar el futuro. Nada está escrito en el cielo. Tu eres el que está escribiendo el
futuro cada día de tu vida.

Cuando analizamos profundamente las raíces de las cosas nos damos cuenta que las
necesidades de la carne son el origen del mal. Aquí en el cielo nosotros somos una
pequeña parte de un solo ser, no hay piel, carne o sexo. No hay nada que tengan los
otros espíritus que nosotros no tengamos. Cuando vemos a las mujeres luchando porque
quieren ser como los hombres y los negros como los blancos y los blancos
discriminando a todos los demás, nosotros no sentimos piedad por ellos. Nosotros
preferimos sonreír por la posición tonta que ellos toman. Todas esas cosas pasarán y tu
sobrevivirás, sin tener en cuenta si tu eres mujer o hombre, negro o blanco, rico o pobre.
Tu no te ganas tu lugar en el cielo porque eres una mujer luchando por tu liberación o
un negro tratando de no ser discriminado por los blancos o un blanco despreciando a los
negros.

Los humanos hacen estas cosas porque quieren ser diferentes, quieren ser los líderes de
su propia tribu. Todo es consecuencia de un sentimiento egocentrista, La mayoría no
miden las consecuencias de sus acciones. Estas manifestaciones de igualdad
invariablemente producen resentimiento y violencia por parte de todos los involucrados.
Si por lo contrario las protestas se convirtieran en actos de amor los resultados serían
más positivos.

Cada vez que tu sientas ganas de quejarte por algo o querer ser igual a algo que tu no
eres, detente a pensar en el tema por un rato. Debe de haber una razón para que tu hayas
nacido de la manera en que tu eres. Desde que el mundo es mundo todas las razas han
estado luchando entre ellas para ser superiores, para esclavizar a los otros o para lograr
libertad.

¿Qué se ha logrado hasta ahora? Después de tantas muertes y guerras, la historia se


repite. Los esclavos de hoy no son iguales a los de ayer pero la mayoría son esclavos del
sistema que ellos mismos crearon. Nadie está contento. Todo el mundo quiere lo que
tiene el otro y la lucha nunca acabará a menos que todos comprendan que hay muchas
luchas sin valor y la única victoria consiste en conquistar su propio yo.

Si cada uno de ustedes da un paso adelante y se comporta como es realmente, sin


sentirse maltratado o discriminado por ninguna causa, la felicidad tendrá verdadero
significado para todos.

Recordemos juntos qué bueno es ser una molécula de luz. Nada es imposible y el
cuerpo no cuenta.

Cuando el espíritu está en el cuerpo, tu cuerpo está cambiando continuamente. Aunque


usted tu sientes que es la misma carne, cuando tu envejeces y tu cuerpo se deteriora, no
es el mismo de ayer y es completamente diferente al que tu tenías varios años antes. Lo
que pasa es que la naturaleza se agota de la constante regeneración.. Tu piel y tus
órganos parecen más viejos pero en realidad son nuevos. Si tu pones el cuidado
apropiado, tu puedes alcanzar las fases finales con un cuerpo envejecido, pero en estado
de renovación. No hay ninguna razón para que tu tengas enfermedades crónicas como el
cáncer o incluso el SIDA. Todo puede curarse desde el interior. La medicina es una
ayuda artificial para aquéllos que no pueden lograr ese estado de gracia que lleva a un
proceso curativo. Cuando tu te cortas, la herida va a regenerarse si tu la cuidas
adecuadamente. Lo mismo sucede dentro de ti.. Tu estás enfermo porque no cuidas de
tu cuerpo adecuadamente, o dependes demasiado de los medicamentos.

Gran parte del tiempo tu estás enfermo porque le tienes miedo a algo. Ciertas
civilizaciones antiguas descubrieron varias formas de desarrollar la mente con el yoga y
la meditación, pero los resultados en muchos casos fueron cuerpos débiles con mentes
saludables. Los griegos y los romanos se acercaron mas a la verdad cuando decían.
Mente sana en cuerpo sano mientras conquistaban el mundo, pero nada es perfecto en el
reinado del hombre. Sus imperios cayeron gracias a los excesos y la corrupción. La
historia siempre se ha repetido, todos los imperios caen por casi la misma razón o por el
exceso de poder. El imperio actual también se caerá y dará lugar al nacimiento de algo
mejor. Ya han pasado dos mil años de la nueva era. Es tiempo para que todos ustedes se
pongan de acuerdo y evalúen las cosas que se hicieron y las cosas que se tienen que
cambiar.

Estos cambios tienen que empezar desde dentro de ti mismo. No esperes a que alguien
te guíe para hacer estos cambios . Muchos trataran de hacerlo pero tu debes escucharte a
ti mismo

El futuro de la raza humana será mucho mas luminoso a medida que los individuos
conozcan su potencial y compartan las experiencias con sus hermanos.

Una vez tu te des cuenta que Dios te puso en este mundo tal como tu eres y te dejes de
quejar y culpar a los otros por tu mala suerte, tu verás la vida desde una perspectiva
totalmente diferente. Si tu crees que Dios hará un milagro y te convertirá en algo que tu
no eres, estas totalmente equivocado.

Tu misión en esta vida es la de averiguar porque has nacido y de que forma tu puedes
sacar el mejor de los provechos de tu vida.

Si tu quieres ser respetado, empieza respetando a los que están a tu alrededor. Si quieres
entrar en una escuela o conseguir un nuevo trabajo demuéstrales lo bueno o inteligente
que tu eres sin tener en cuenta género o color. Algunas personas creen que Dios los
ayudará porque ellos son pobres o impedidos. No, ésa no es la manera. Él te ayudará
porque tu pides ayuda sin odiar al que tiene lo que tu no tienes

Imagínate que estás jugando ajedrez con Dios. Tu sabes que hay ninguna manera de
ganar, pero a Él le gusta jugar contigo. Él quiere que tu sigas jugando y te defiendas
todo el tiempo que sea posible, aún sabiendo que vas a perder.

Tu eres uno de sus niños y como cualquier padre Él no quiere que tu llores como un
atrasado mental cada vez que pierdes un juego o las cosas no salen a tu manera.

Si tu tienes una mente científica, imagina a Dios como una fuente de energía que
contiene todo el conocimiento en el universo. Un "chip" gigantesco donde nada está
perdido o equivocado. La gran Internet. Todo lo que tu tienes que hacer es conectarte.
Una línea directa con Dios y su conocimiento siempre abierta. Si tu no estás en contacto
es porque nunca lo has intentado. Si tu crees que esto no es posible, intenta hacer un
primer contacto. Entra en lo profundo de tu conciencia y habla con Él. Ignora todas las
dudas y pensamientos de incredulidad y entra en tu propio reino con confianza.

Carta Veintisiete
Sigamos jugando ajedrez con Dios. ¿Por qué odias a tu vecino, cuándo es él parte de tu
propia vida? La vida existe en todas partes alrededor de ti. Tu estás constantemente
respirando vida y exhalando vida. Tu respiras la misma vida que tu prójimo respira.

Tu puedes entrar en un lugar y respirar el aire negativo y corrupto generados por


personas con malos pensamientos y energía negativa. Si tu estas en un estado de alerta
espiritual tu notarás esa negatividad inmediatamente. La mayoría del tiempo no hay
nada que tu puedas hacer para evitar esto. Es aconsejable dejar caer algunas palabras y
pensamientos positivos para ver si alguien los recoge y, entonces, salir de allí. Si este
lugar es una reunión, una fiesta o cualquier tipo de celebración, es necesario que sepas
que quedándote en este ambiente tu cuerpo y tu alma pueden sufrir algún daño. Muchas
veces el primer consumo de una droga o la primer borrachera ocurren en esos lugares
donde se respira negatividad. Nunca pienses que tu estás por arriba de todo esto y no te
puede afectar. Pedro negó a Cristo tres veces. Judas lo vendió por unas miserables
monedas. Recuerda que tu eres un ser humano, aun cuando hables con Dios todos los
días y recibas pequeños milagros. Este pensamiento mantendrá tu humildad y serás
capaz de hacer muchas cosas positivas.

Si alguien viene a ti predicando la palabra de Dios, sé amable con él, aún cuando él
insista en que su Dios es más poderoso que el tuyo. Tu no estás contra él y él no está
contra ti. Mira a esta persona profundamente a los ojos y dile "que la paz esté contigo" y
sonríe. Una de las cosas más importantes en esta comunicación cara a cara es mirar a la
otra persona en los ojos. Tu estás respirando su vida y él está respirando la tuya. Ésta es
la comunión que Dios quiere que nosotros entendamos.

Pensemos durante algún tiempo sobre la renovación continua del cuerpo humano.
¿Cómo es posible que las enfermedades como cáncer o SIDA persistan, incluso cuándo
el cuerpo cambia constantemente? ¿Tu qué piensas? ¿No será porque la energía corrupta
que produce estas enfermedades persiste y las nuevas células nacen defectuosas y
continuarán así hasta que la energía negativa sea neutralizada? ¿Te das cuenta? Esta es
la manera en que trabajan las medicinas en el cuerpo humano. Ellas son agentes
externos que entran en el cuerpo y lo ayudan actuar naturalmente, a pesar de las fuerzas
negativas que lo contaminan. En la mayoría de los casos el cuerpo no puede sanar por sí
mismo porque la enfermedad es el resultado de haber sido alimentado con fuerzas
negativas por muchos años. La medicina es la solución artificial para lo que tu mente ya
no puede controlar. Los doctores te operan para extirpar el tumor malo, pero cuentan
con tu cuerpo para regenerar los tejidos.

¿Entiendes esto? Los doctores cuentan con tu cuerpo para sanar tus heridas, incluso las
que ellos infligen en el propósito de destruir las células malas. ¿Ahora, quién creó esa
célula mala en principio? Fuiste tu. Por favor no culpes a la sociedad o al gobierno
porque ellos no encuentran una cura para tu cáncer o tu SIDA, cúlpate a ti, porque tú
eres el que lo creó. Si tu te mueres como consecuencia de una enfermedad incurable, el
único responsable eres tu. Eso no significa que tu eres un espíritu malo y que te irás al
infierno. Tu cometiste un error e interpretaste mal las reglas, probablemente cuando tu
regreses serás más sabio o probablemente te lo llevarás contigo a un nivel más alto.
También podría ser una de las tantas formas de terminar con tu existencia y pasar a una
mejor.

No todos los santos o los que se convertirán en ángeles cruzan la línea con una sonrisa
en sus labios después de una muerte pacífica y natural. Muchos de ellos lo hacen así. De
todos modos, cuando te llegue el momento no te asustes. Un espíritu sin cuerpo es una
entidad feliz, aun cuando tenga que volver a encarnarse.
Carta Veintiocho

Desde el comienzo de la civilización, cuando tu espíritu entró en el cuerpo por primera


vez y comenzó la lucha contra los elementos, Dios estuvo siempre presente ayudándote
y dándote pistas sobre las cosas que tu ignorabas. Tu tenías que experimentar con el
ambiente y tu propio cuerpo y salir adelante por tu cuenta.

Tu nunca fuiste dejado solo. Dios y todos los ángeles bajaron para ayudarte a conocer
todas las cosas que había en este Nuevo Mundo. Tu siempre fuiste guiado desde el
principio pero tu siempre te apartabas del camino.

Siempre fuiste libre de hacer tu voluntad pero tu te rebelaste y quisiste algo mas. Fue
entonces cuando Dios decidió que deberías ganarte tu lugar en el cielo. Todo lo que has
aprendido a través de estos siglos vino de Dios y de nosotros, incluso el control de la
energía atómica. Tu nunca usaste todas nuestras enseñanzas correctamente,

porque tienes la tendencia de exagerar todas las cosas y buscar los excesos.

Muchos de ustedes creen que si algo les hace sentir bien tienen que disfrutarlo en
exceso, como comer, beber o tener sexo. Ustedes se preocupan demasiado porque
ustedes no creen que Dios los ayudará cuando ustedes lo necesitan. Lo que todos
ustedes necesitan son menos excesos y más fe.

Empezando el primero del año 2000 cada hombre tiene que ser un nuevo Adán, cada
mujer una nueva Eva. Ése gran desafío del milenio. Depende de cada uno de ustedes
hacer que la tierra vuelva a ser un paraíso.

Imagínate que te juntas con cada uno de los otros seres humanos, respirando el aliento
de cada uno y sintiendo una sensación de paz sobrecogedora.

Imagínate que no tienes mas necesidad de excesos y que te sientes satisfecho con lo que
tu tienes. Imagínate que cada uno está compartiendo con los otros todo lo que tiene.

Imagínate un mundo sin envidias, lujurias, codicias o cualquier clase de crimen.

Probablemente tu piensas que es imposible. ¿Sabes por qué? Porque tu lo sabes y estas
seguro que tu no podrás librarte de todos esos sentimientos y amar a tu hermano, el otro
ser humano, de la manera que yo te acabo de describir. Es una utopía, ¿verdad? Mira,
todo es un estado mental. Mientras tu pienses negativamente, el paraíso será un lugar
lejano que tu nunca alcanzarás, no en esta vida, ni en miles de otras vidas.

Estar del lado del bien no significa ser un hacedor de milagros. Alguien que puede
realizar magia, sanar a las personas, o mover montañas. El milagro más grande es estar
vivo y amar a Dios. Aún cuando Dios te toca, tu todavía sientes las presiones de tu
propia subsistencia y la mayoría del tiempo estás lleno de dudas. A veces tu estás
literalmente contra la pared, donde la única solución es un tiro en la cabeza. Éste es un
punto muy crucial. Es entonces, cuando tu culpas a Dios de todo tu infortunio y decides
llevarte el regalo de la vida que Él le dio. Sólo toma un segundo en destruirse. Ésta es la
última prueba. Tu has llegado a un punto donde la situación es ingobernable. La
mayoría del tiempo todo es el resultado de tus actos, pero el punto es que tu estas
totalmente desesperado. ¿Entonces, que ganas matándote? Tus problemas materiales
desaparecerán al instante, ¿pero sabes qué te pasará del otro lado?

Hay una sola explicación para todo esto: solo se matan los cobardes.

Tu no quieres confrontar la realidad. "Yo no quiero más esta vida. Llévatela de mí." Por
otro lado, ¿qué te queda por perder? Trata de mantenerte allí un poco más hasta que la
crisis haya terminado. ¿Sabes una cosa? Todo será el mismo, pero nada se perderá, al
contrario, se desarrollarán otros eventos a tu alrededor y todos tus problemas se
resolverán. La primera ley de la naturaleza es que "Nadie puede destruir tu alma,
excepto tú mismo." Tu cuerpo es una morada temporal para tu alma. Tu tienes que
cuidar de él mientras vivas. Millones de personas oran a Dios para estar vivas sin
importar cómo. Tu cuerpo no te pertenece. Tú eres el encargado. Dios es el dueño, tal
como es el dueño de cada elemento del universo.

Hay un cierto período de tiempo y sufrimiento que cada alma tiene que soportar
mientras habitan los cuerpos humanos. A veces estos cuerpos son prisiones de donde tu
quieres escapar. Otras veces te sientes feliz y libre como un pájaro y te quieres quedar
en ese cuerpo todo el tiempo posible. La tercera alternativa es que tu tienes miedo y no
quieres morirte. ¿Por qué esto es así? ¿No será que cada uno de ustedes hace de su
cuerpo su propia prisión o su propio paraíso?

Carta Veintinueve
Es Dios el que está hablando contigo. Yo soy parte de ese todo que es Dios. Tu allí
abajo también eres parte de Dios pero de una manera diferente. Tu cuerpo es el templo
del Espíritu Santo pero también es la barrera entre tu y Dios.

Los seres humanos viven bajo constante presión pensando cómo van a hacer para
sobrevivir. Ellos siempre tienen miedo de perder sus trabajos, ser robados o perder todo
lo que tienen por un terremoto, un diluvio o un incendio. La mayoría de las personas se
la pasan rezando para poder mantener u obtener más posesiones materiales. Son muy
pocas personas las que le piden a Dios tener un lugar en cielo. Las personas guardan sus
ahorros en bancos o los esconden en algún lugar. ¿Qué tal si abrieran una caja de
ahorros en el cielo? ¿Estás tu haciendo una buena acción para lograrlo? ¿Estas siendo
menos ávido y más generoso con otros seres humanos? ¿Estás realmente ayudando a las
personas cuándo ellas están mal? ¿Te involucras en algún programa para traer esperanza
al desesperado? Todas las cosas que tu puedes ahorrar en el cielo no requieren el dinero
que tu ahorras tan celosamente en tierra. Requiere tu atención y tu amor. El gran banco
en cielo sólo acepta amor y las buenas intenciones. Durante toda tu vida tu tienes la
oportunidad de depositar estos elementos en el cielo de manera que cuando tu mueras tu
plan de retiro esté completo y no tengas que volver a trabajar durante una vida de
nuevo.

¿Existe un premio mayor en tu vida que retirarse al infinito reino de los cielos?
Seguridad ¿verdad? Bien, el cielo es la última seguridad. Tu siempre eres bienvenido
allí y nadie va echarte. El único truco es que tu tienes que encontrar la forma tu mismo.
No hay un mapa especial que tu puedes comprar en cualquier esquina. El mapa con los
caminos al cielo está dentro de ti y Dios te desafía a que lo encuentres. ¿Todo parece un
juego, verdad? A Dios le gusta jugar juegos contigo porque Él te respeta. No sería
diversión si Él le diera las órdenes y tu obedecieras. Él te trata como Su igual y le gusta
jugar toda clase de juegos contigo, como cada padre juega alegremente con sus hijos.

Yo sé que a algunos de ustedes esto no le gusta, pero este ejercicio los llevará al cielo.

Otra vez te digo, ahora es tu turno para pensar sobre lo que haces durante todo el día y
como mandas tus ahorros al cielo. Tu no vas a llegar al cielo si siempre te estas
quejando sobre las reglas del juego.

Si tu eres un verdadero perdedor o una persona insegura, siempre encontrarás razones


para quejarte o gritar que es "injusto." Eso no te llevará a ninguna parte. Yo no voy a
mentirte. Es un juego justo y todos nosotros participamos en él de una manera o de la
otra. Los que estamos de este lado ya jugamos y ganamos. Ahora queremos enseñarles a
ustedes a jugar y ganar como lo hicimos nosotros.

Cada vez que las personas se juntan en el nombre de Dios, todas las campanillas de
gloria suenan en el cielo. No importa cuál es la religión u organización que los reúne,
Dios está contento porque Sus niños vienen a visitarlo. Si tu pones toda tu fe en Él, Él
nunca te abandonará.

EPILOGO
La comunicación acabó aquí. Yo pensé que iba a ser más larga. Hay tantas cosas que me
gustaría oír sobre el otro lado. Yo creo que todos pensamos lo mismo con respecto al
tema.

Todos nosotros necesitamos más ejemplos de lo que conseguiremos si seguimos las


reglas. Nosotros pasamos a través de tantas crisis en la vida que algunas veces todo lo
que aprendemos leemos no es suficiente para ayudarnos.

Éste es un libro para ser recordado y releído todo el tiempo porque las soluciones están
dentro de nuestro alcance. Yo me conozco a mí mismo y sé que después de unos días
probablemente me olvidaré de la mayoría de lo que el ángel me dictó.

Yo tendré que retornar al libro y releerlo cuantas veces sea necesario si yo quiero
alcanzar el nivel en que el ángel está ahora.

Si tu tienes el sentimiento que estas palabras están dirigidas a ti es porque el mismo


espíritu del ángel te está hablando a ti.
Todo que el ángel dice aquí proviene de tus propios ángeles que están esperando que tu
te despiertes y vayas a ellos.

Yo estoy reasumiendo mis actividades ahora. Todavía estoy aprendiendo de las palabras
que oí. Yo no estoy consciente de muchas de las cosas que él dijo, aunque yo las escribí.
Era como si yo estuviera manejando y alguien a mi lado me hubiera estado indicando el
camino.

Si yo tuviera que hacerlo de nuevo, yo no podría encontrar el camino.

Estas palabras no eran sólo para que otros las leyeran. Fueron principalmente para mí,
para que yo aprendiera a encontrar el camino también.

Como la mayoría de los seres humanos de mi edad, yo muchas veces me siento muy
confundido con respecto a las materias celestiales. Con frecuencia me siento frustrado
cuando discuto con mis amigos las distintas experiencias espirituales.

Muchos de mis amigos complican las cosas y no admiten la simple idea de hallar a Dios
y prosperidad dentro de ellos mismos. Probablemente sea verdad que cuanto más alto es
el nivel espiritual que uno alcanza, más solo se siente.

No todos estamos en el mismo nivel. Algunas veces cuando piensas que cierta persona
es tu alma gemela o tu verdadero amigo, te das cuenta que está en un nivel diferente, y
que no hará nada para bajar o subir de su nivel para alcanzarte.

Ésta es la fuente de la mayoría de las frustraciones que nosotros encontramos en nuestra


vida diaria.

Muchos se burlan de aquéllos que creen en Dios y piensan que ellos son seres
superiores porque no creen en supersticiones.

Las palabras que yo simplemente escribí están dándome una perspectiva diferente. Yo
nunca creí en la reencarnación, pero suena bastante justo en las palabras del ángel.
Ayer, cuando un amigo mío estaba burlándose de nuestras creencias, yo apenas le dije
que probablemente él necesitaría reencarnarse algunas veces más para alcanzar nuestro
nivel.

Los incrédulos, agnósticos o ateos siempre están intentando avergonzar a otros,


ridiculizando la idea de un Dios invisible que está dentro de cada uno de nosotros. Las
referencias encontradas en libros santos son historias supersticiosas para ellos.

Yo comprendo todos los días que no es fácil para las personas comportarse de la manera
que los ángeles nos sugieren. Es mucho más difícil de lo que parece Yo no puedo entrar
en discusiones acaloradas para demostrar mi punto de vista. Yo no voy a o persuadirlos.
Cuanto más ellos niegan la existencia de un Ser Supremo más fuertes se sienten. Pero
en realidad no hay un ser más miserable que el que no cree porque su conciencia es
como un vacío infinito.
Míralos en la cara, sobre todo cuando se están burlando de los otros, y verás cuerpos sin
alma -- cadáveres vacíos repitiendo lecciones muy bien escritas por espíritus malignos
disfrazados de gente importante.

Yo tengo que empezar poco a poco, como todos los demás. Primero, tendré que evitar
cualquier disputa doméstica. Simplemente tomar las cosas con calma incluso cuando
siento que todo el mundo está haciendo algo mal.

Hay frases tontas en nuestras vidas domésticas que pueden hacernos reaccionar
violentamente y romper toda la paz que habíamos decidido tener a partir de ese mismo
día.

También puede pasar que uno sale cargado con un espíritu positivo, amando a todos y
sabiendo que nada puede salir mal ahora que uno aprendió. Entonces otro conductor le
saca el único lugar en el estacionamiento, justo en el momento en que uno está llegando
tarde para una reunión. El tipo sale del automóvil deprisa y le da el dedo cuando entra
en el edificio. ¿Qué podemos hacer nosotros? Nuestra primera reacción es quemar el
maldito automóvil, reventar sus neumáticos o simplemente seguir al tipo y pegarle en la
nariz. ¿Para qué? ¿Vale la pena?

La verdad detrás de todo esto es que es muy difícil para nosotros evitar ser violentos o
agresivos.

Yo intentaré recordar a mi ángel de hoy en adelante, y yo te pido que hagas lo mismo.


Probablemente nosotros podemos construir un futuro mejor y podemos estar juntos en
el sexto nivel. No es fácil, pero es posible.

Yo no sé cuántas más reencarnaciones tendré antes de convertirme en lo que yo sé que


seré. Yo tengo el presentimiento que esta es mi última sino el ángel no hubiera hablado
conmigo como lo ha hecho.

Lo que yo no sé es cuánto tiempo duraré ahora. A veces siento que mi cuerpo se pone
más débil y pienso que el fin está cercano. Entonces me siento fuerte nuevamente;
empiezo nuevos proyectos y hago planes para los próximos 20 años. Yo puedo hacerlo.
Primero, yo sé que tengo que terminar este libro, entonces mi ciclo se completará, o
quizás no. Los ángeles nunca le dirán a uno cuando usted está en sus momentos finales.
Usted tiene que estar listo para saltar en cualquier momento. La única cosa de la cual
tienes que estar seguro es que cuando llegue el momento te tienes que ir con una sonrisa
en los labios.

Muchas de las cosas que yo escribo aquí diciendo que no se deben hacer, son cosas que
yo he hecho en algún momento de mi vida. Yo era violento, ansioso, y a menudo lleno
de rabia, a tal punto que muchas veces me involucraba en peleas a puño limpio. Yo
creaba intrigas y ponía a las personas una contra la otra, engañaba a mi mujer y juzgaba
a todo el mundo que pasaba por mi vida.

Aunque yo siempre respeté la religión, yo critiqué todos aquéllos que vivían dentro de
las iglesias y les decían a los otros cómo comportarse. Yo nunca fui un santo hasta que
comencé a entender que ser un productor exitoso y tener mucho dinero no era todo en la
vida. Aunque yo estaba lejos del camino correcto, yo siempre creí en Dios. Cuando
logré cierto conocimiento, los milagros pequeños ocurrieron. Nada como ganar la
lotería o alcanzar felicidad completa, pero cosas pequeñas que me mostraron que una
fuerza invisible estaba protegiéndome.

Una vez, durante los años setenta, yo andaba bastante corto de dinero, como lo he
estado muchas veces en mi vida, pero yo tenía treinta años y estaba lleno de energía. Yo
trabajaba para una pequeña productora que quebró y mis últimos cheques con mi sueldo
volvieron sin fondos. Yo no tenía ningún dinero en efectivo y ningún medio de vida a la
vista. Cuando abrí el refrigerador y estaba vacío, miré a mi esposa y mis dos niños
pequeños y sentí ganas de llorar. Al día siguiente mi vecino de al lado, un abuelo
amoroso, nos trajo a un poco de café y unas roscas para los niños. Mi esposa habló por
teléfono con otros amigos y a mediodía los dos, Jack y Carol, vinieron a casa con su
automóvil cargado con comestibles y nos dejaron suministros para alimentarnos por dos
semanas. Jack habló durante algún tiempo conmigo y me convenció que dejara a los
niños con ellos durante un par de semanas hasta que yo pudiera volver a ponerme en
mis pies. Yo acepté renuentemente, aunque yo supe que eso es era lo mejor para todos.
Al día siguiente salí a buscar trabajo para poder pasar el momento.

Yo terminé vendiendo servicio de cable de televisión puerta por puerta. Los sistemas
del cable estaban empezando en el área y nadie realmente los necesitaba. Todo el
mundo estaba bien con sus antenas. Fue muy duro caminar bajo el sol del verano
Californiano golpeando puerta tras puerta para escuchar "No" de cada boca. Después de
tres días quise renunciar y conseguir cualquier tipo de trabajo no basado en comisión.
Jack me dijo que él tenía algún dinero en la cuenta del ahorro y se alegraría de
prestármelo. Yo no quise aceptarlo. En el cuarto día descubrí qué decirle a la gente para
que me dejaran entrar en la casa y al final del día registré a diez nuevos clientes. Al día
siguiente vendí más y me sentí realizado y seguí trabajando sábado y domingo. A la
semana siguiente, recibí un adelanto de $60 por las comisiones ganadas. Entonces, mi
agente me llamó desde Los Angeles. Ella quería encontrarse conmigo porque tenía un
estudio interesado en uno de mis guiones. Yo me volví loco de alegría. . Ella quería
verme enseguida así que llamé a PSA; el boleto de avión era $19 ida y vuelta. Hice
reservaciones para primera hora en la mañana. De los $60 tomé otros $20 para los
gastos y le dejé $20 a mi esposa. Me quedaba sin un centavo, pero estaba seguro que yo
iba a regresar con un cheque por varios miles de dólares. Cuando llegué a Burbank me
quedé más de media hora esperando el autobús para Beverly Hills. Se estaba haciendo
tarde. Entonces empezó a llover. Yo esperé diez minutos más y me quedé mirando a un
chófer de taxi esperando por un pasajero. "Qué diablos," pensé" el tipo necesita el
dinero también." Yo crucé la calle y negocié la tarifa con el chofer. Finalmente
acordamos $10, por lo tanto todavía me quedaban $10, luego Dios dirá. Cuando el taxi
se detuvo frente a la puerta del edificio 9000 en el Sunset Strip, yo le pagué los $10. "Lo
siento no hay propina," abrí la puerta y vi algo en el cordón. Yo me incliné y lo tomé.
Era un sujetador de dinero de cuero. Lo puse en mi bolsillo sin perder tiempo. El chófer
me preguntó "Qué pasa" yo le dije "Nada." Entonces entré en el edificio y subí al
noveno piso.

Yo tenía la reunión con las dos agentes literarias que estaban representándome. Yo
realmente no las conocía personalmente. Ellas se parecían a mi tía y a mi abuela,
hablando con un acento británico encantador. Yo escuché cuidadosamente lo que tenían
que decir, esperando oír cuánto era la oferta por mi guión, pero nada pasó. Ellas apenas
querían conocerme y charlar conmigo. Yo sonreí muy educadamente pero realmente
sentía ganas de llorar. Allí estaba yo, viniendo a Los Angeles y gastando los únicos $40
que tenía y para nada. Oh, Dios.

Dejé la oficina y me fui al baño para lavarme la cara. Mientras me miraba en el espejo
me dije, "Tu realmente la embarraste esta vez, estúpido." Entonces recordé que yo tenía
algo en mi bolsillo que ni siquiera había visto. Yo lo saqué, lo abrí y encontré $250.
Doscientos cincuenta dólares . Ninguna dirección, ninguna tarjeta comercial, sólo un
regalo del cielo. El pensamiento de devolvérselo a la policía no pasó a mi mente ni
siquiera. Esto era un verdadero regalo del cielo. Bajé a la planta baja y me dirigí a una
cafetería. Me senté a una mesa y pedí un buen desayuno con panqueques, entonces
llamé a mi esposa larga distancia y cuando ella me preguntó que si yo había vendido el
guión yo contesté, " No, pero encontré doscientos cincuenta dólares en la calle, un
regalo del cielo. Ahora vamos a sobrevivir por todo el mes."

Varios años después, viviendo en Los Angeles se me presentó la oportunidad de dirigir


una estación de televisión en el extranjero. Yo vendí la mayoría de mi mobiliario y
aparatos y la semana antes de mi salida realicé una gran venta de garaje para librarme
del resto. En ese momento yo había inventado un sistema básico de proyección de video
utilizando unos juegos de lentes plano-convexos, un tubo y una pantalla de cine de
aluminio opaco. Todos mis vecinos venían a casa y veían los partidos en la pantalla
gigante. Mi vecina de al lado estaba enferma y tenía una enfermera negra que cuidaba
de ella. La enfermera vino a mi venta del garaje con dos negros grandotes que parecían
más narcotraficantes que obreros de la construcción, como ellos decían ser. Cuando
vieron el sistema de proyección se entusiasmaron y prometieron volver más tarde o al
día siguiente. "No se preocupe, nosotros regresaremos luego y nos llevaremos todo lo
que usted no haya vendido," y saltaron en su vencido Cadillac convertible y partieron
riéndose.

Esta vez tuve realmente miedo. Yo recordé sus caras y le dije a mi esposa que tenía el
presentimiento que los individuos iban a regresar a robarnos. No pude dejar de pensar
en esto durante el resto del día. Por la noche, después de la cena, me fui a la cama con
un bate de baseball a mi lado. Yo nunca tuve una arma de fuego en mi vida, pero el palo
me hizo sentir más seguro. Me pasé la noche oyendo ruidos y viendo fantasmas por
todas partes. Entonces le pedí a Dios que me protegiera y me quedé dormido.

A la mañana siguiente, me despertó una conmoción en la puerta de mi casa. Yo salí


enseguida y vi un automóvil de policía frente a la puerta de mi vecina. Yo fui a hablar
con los oficiales y ellos me dijeron que anoche habían aprehendido a dos sospechosos
en la esquina que al parecer estaban listos para perpetrar un crimen en el barrio. Ellos
me dijeron que estos individuos eran amigos de la enfermera y que habían ido a verla
para interrogarla. "Saben una cosa", les dije, "Ellos venían a robarme. Mi ángel
guardián me los mandó."

No era ningún chiste, Mas tarde ellos averiguaron que nosotros éramos los blancos
principales. Otro pequeño milagro del que yo nunca me olvidaré.

En la semana de Pascua en 1991, yo estaba pasando una corta vacación en Río de


Janeiro, Brasil, uno de los momentos más felices de mi vida. Me metí
las aguas calurosas del Océano Atlántico en la playa del Hotel Sheraton. Muchos
turistas estaban nadando allí y el océano estaba muy calmo. Yo vi una inmensa roca,
como una isla pequeña, y decidí nadar alrededor de ella. Nadé sin esfuerzo más de cien
metros mar adentro y circundé la roca. Seguí nadando hacia la playa que estaba ahí
cerca, menos de 50 metros . Pero me di cuenta que no podía hacerlo. La marea
subterránea empezó a tirarme y me sentí sin fuerzas. Yo ya no podía mover mis brazos.
Mi esposa no estaba en la playa para verme. Yo ni siquiera podía gritar pidiendo ayuda,
ya no tenía aire. Entonces me abandoné y me fui al fondo. "Bueno se acabó" pensé,
"este es el final del camino". Sentí que mis piernas tocaron fondo y traté de empujarme
hacia la superficie. Eso es todo lo que recuerdo conscientemente. Realmente fue la
mano de Dios que me arrancó del agua y me tiró en la playa. Cuando volví en si estaba
boca abajo tirado en la arena húmeda de la playa. La verdad es que todavía no entiendo
cómo terminé allí.

Después, ese mismo año regresé a Los Angeles. Durante toda mi vida yo he estado
ganando y perdiendo pero siempre haciendo lo que me gustó, para lo que yo había
nacido. Yo traje algún dinero para empezar una nueva compañía de la producción, pero
el mercado no era tan sensible como cuando yo salí. Yo no podía cerrar ningún trato y a
medida que pasaba el tiempo y se me acababan los fondos comencé a sentir una
angustia muy grande. Invertí mucho tiempo desarrollando un programa educativo con
animación computadora para una empresa de videos educativos, pero nunca llegué a
cobrar de ellos. De repente me encontré sin dinero e incapaz de pagar la renta. Por una
semana, las mecánicas del desalojo empezaron a funcionar en mi contra.. No hay
misericordia para aquéllos que no pueden pagar la renta. El sistema de justicia siempre
está a favor del propietario. Todo lo que yo pedía era un poco de tiempo. Yo tenía
varios proyectos en marcha y algo iba a pasar de una manera o de la otra. Yo salí a
ofrecer mis servicios de producción para hacer comerciales pero no logré una respuesta
positiva. Cuando llegó el día "D" yo tenía todas mis pertenencias cargadas en un camión
esperando que pasara un milagro. En ese momento yo me di cuenta que Dios
todopoderoso estaba allí con seguridad, listo para darme una mano. Al mediodía llamé a
un posible cliente que una semana antes me había dicho que estaba preparado para
filmar un anuncio y le pregunté si ya había tomado la decisión. Yo le comenté que tenía
una emergencia y necesitaba algún dinero adelantado. "Bien" dijo él " Aunque el
presidente no lo aprobó todavía creo que no va a haber problema, venga a mi oficina
dentro de una hora y le daré un adelanto de $5000 " Después, de ese episodio él se
convirtió uno de mis mejores amigos.

Durante los próximos dos años seguí trabajando en mi profesión ganando lo necesario
como para vivir al día, como la mayoría de los americanos, siempre con la espada de
Damocles sobre mi cabeza. La lección más importante que aprendí durante ese tiempo
fue que Dios era mi único amigo y yo siempre debía confiar en él, sin importarme nada
más, aún si tuviera que pasar por las cosas más terribles una y otra vez.

Yo sabía que ahora tenía menos oportunidades que antes. A los cincuenta y dos años,
sin un ingreso regular, sin dinero, ninguna propiedad, y nada de nada. Sin embargo, le
estaba agradecido a Dios por haberme dado una vida maravillosa y tres hermosos hijos.
Cuanto más viejo me ponía más comprendía que todo lo que nos pasa a nosotros es por
un motivo. Entonces, comencé a entender el significado oculto de la vida y aprendí a
amar a Dios más que nunca, sin tener en cuenta lo que podría pasarme a mí en el futuro.
"Olvídate del futuro"
"Yo estoy en sus manos y nunca lo perderé"

Pero mi fe no era suficientemente fuerte. Yo siempre tenía miedo de atrasarme y ser


desalojado nuevamente. Después de tantos años de vida nunca me había pasado algo
parecido, con todo lo que he luchado y toda mi preparación esto que me pasaba era una
verdadera bofetada en la cara. Mis dudas llamaron las vibraciones negativas y las cosas
que yo temía que pasaran me pasaron nuevamente.

En los próximos dos años, yo fui desalojado dos veces más. La primera vez porque un
cheque que me dio un cliente vino sin fondos y el nuevo propietario no quiso esperar
por mí. "Sólo deme un mes y yo le pagaré la renta de un año," le dije, mostrándole el
cheque. Él no quiso escuchar y me mandó a la corte una semana después. En este
tiempo yo ya había aprendido la lección. Yo llamé a un abogado persa que me había
ayudado antes demorando mi ejecución por unos meses. Cuando pude hacer efectivo el
mal cheque, le ofrecí pagarle la deuda al propietario, pero él no quiso mi dinero. Él
quería que me fuera.

Después de oír sus argumentos en la corte y verlos con que desprecio todos los jueces y
propietarios actuaban, pensé que el infierno seguro estaba lleno de gente como ellos.

Cuando me llegó la hora de tener que dejar el departamento me cayó del cielo un
contrato donde la compañía aceptó alquilarme un departamento con todos los gastos
pagos. Entonces me mudé a Burbank y viví un tiempo sin mayores tribulaciones.

El tercer desalojo ocurrió después del terremoto. Yo perdí parte del equipo que había
comprado para producir animación y la compañía tuvo una gran perdida y cerro las
puertas, de todos modos todos nos teníamos que mudar porque el edificio quedó medio
destruido. Otra vez en el mismo punto muerto, a seguir rezando para que Dios te ayude.
Él iba a ayudarme a encontrar la manera de salir.

Después de hablar con cuanta gente conocía, uno de los inversores que estuvo envuelto
en una de las producciones pasadas, se intereso en uno de mis nuevos proyectos.

En menos de un mes yo firmé el contrato y recibí un adelanto. Entonces, me las arreglé


para entrar en un nuevo apartamento en Brentwood, pagando varios meses de antemano
porque mi crédito era muy malo.

Casi un año entero pasó. El negocio iba bien, hasta que uno de esos productores
Hollywoodenses típicos, el que toma el dinero y desaparece, persuadió a mi socio que
era mucho mejor negocio invertir en un CD Rom "Strip Black Jack" juego que él había
producido. Nosotros fuimos a una convención en Las Vegas para mostrar nuestro
programa educativo y mi socio se entusiasmó cuando vio que mucha gente se interesaba
por el juego de Black Jack donde cuatro mujeres de desnudaban a medida que el
jugador ganaba. Como resultado, mi socio decidió invertir su dinero en el otro proyecto
sin importarle todo el trabajo que habíamos hecho por un año. En estos casos los
contratos se hacen contingentes a un cierto porcentaje de ganancias y yo no tenía
derecho a nada.

Yo terminé de nuevo en la calle.


Eventualmente él perdió todo su dinero porque el tipo era un aventurero y las ventas no
fueron tan altas como pensaban.

El propietario, un hombre de 92 años, no quiso esperar por mí. La historia siempre se


repite: "A su edad, yo estaría más interesado más en mis propiedades en cielo que en
tierra," yo le dije, pero a él no le importaba nada sino el dinero.

De todos modos, me animé a visitar a un sacerdote de mi parroquia para pedir ayuda.


En ese tiempo yo estaba no sólo desesperado, pero también cansado de ser tratado como
basura todo el tiempo. El sacerdote no fue de gran ayuda, en realidad no se
comprometió para nada. Me sacó de encima mandándome a varios lugares de caridad
diferentes, pero yo no podía calificar. Yo no era un indigente. Yo había tenido dinero y
lo había gastado en cosas innecesarias.

Me aconsejaron que fuera a algunos refugios, pero nadie nos tomarían a mi esposa y a
mi. Mis hijos también estaban esforzándose por sobrevivir, cada cual a su manera y no
me podían ayudar. Es muy triste encontrarse en una situación como esta. La tentación
de terminar con su propia vida es muy grande, a pesar de la fe.

Mi amigo Ben me prestó algún dinero para que yo me pudiera mudar, y el milagro pasó
de nuevo. Yo encontré a una gerente de un apartamento en National Blvd y confió en mí
y sin verificar mi crédito me alquilo un apartamento de una recámara por $800 sin el
depósito.

Después de esto se me ocurrió una idea brillante, fue como una inspiración del cielo, e
hice un video educativo utilizando la única computadora de gráficos que me había
quedado de la última producción. Entonces conocí otra alma buena que hizo la primera
duplicación de los videos sin cobrarme por adelantado y comencé a operar nuevamente.

Hay suficientes personas buenas alrededor nuestro que se cruzan en nuestra vida cuando
uno más los necesita. Yo creo que todos ellos están inspirados por los ángeles.. Yo
empecé poco a poco, yendo a las escuelas y talleres con mi esposa, mostrando los
videos y vendiéndolos uno por uno. Algunos fines de semana regresábamos con
doscientos dólares y celebrábamos como si estuviéramos ganando millones. Después de
varios meses de sobrevivir apenas, me contrataron como Productor Asociado para un
proyecto para Disney y gradualmente volví a ponerme en mis pies. En este tiempo yo
estaba seguro que las cosas malas no me pasarían de nuevo. "Dios, por favor ahórrame
el dolor," yo oraba todos los días.

Yo comencé a involucrarme cada vez más en los asuntos metafísicos, y comprendí que
parte de mi misión en esta tierra era escribir palabras para ayudar a las personas a
volverse mejores seres humanos.

Después de mis últimos proyectos no salí a buscar nuevos trabajos, porque sentí que
tenía que esperar y escuchar.

Cuando mis amigos se mudaron a esta área de Chatsworth, yo fui a visitarlos y amé las
colinas y el parque al lado de su casa. Durante las semanas siguientes volví al parque y
sentí un pensamiento que me decía que tenía que mudarme aquí. Si yo viviera aquí, yo
podría venir temprano por la mañana, dar una vuelta por el parque y entonces sentarme
a escribir. Yo no había escrito un libro durante los últimos 20 años, pero ahora ya había
llegado el momento de hacerlo, aun cuando yo no tuviera el tiempo. Había una voz
dentro de mí diciéndome "Ahora tienes que escribir las cosas que te vamos a decir.
Olvídate de todo lo demás y hazlo. El resto te vendrá por añadidura."

Yo puse la idea en mi mente y todo pasó como lo planeé. Yo encontré una casa al lado
de las colinas y me instalé. El ángel empezó a hablar conmigo enseguida y yo escribí
estas páginas rápidamente.

La historia no tiene un final feliz al estilo Hollywood, porque la lucha continúa. Yo


invertí todo lo que gané en este libro, imprimiendo copias, tratando de venderlo y
publicitándolo, hasta que me quedé nuevamente sin dinero. El futuro parecía oscuro
como los peores tiempos de mi vida. Cuando mis reservas disminuyeron y todos mis
nuevos proyectos se demoraron por razones diferentes y este libro se rechazó o se me
retornó sin abrir el sobre por varios editores, entonces yo le pedí ayuda Dios y las cosas
a empezaron a pasar de nuevo. El fin realmente feliz es que yo voy a estar
esforzándome para sobrevivir hasta el final de mi vida como lo hacen todos los demás
pero ahora yo aprendí a pedir. Todo mis penalidades fueron en realidad una bendición
real porque yo ahora puedo ayudar a otros a superar toda adversidad.

A pesar de todas las cosas que me han pasado y las que pasaré en el futuro yo sé que al
final yo dejaré este mundo feliz porque mi vida ha sido realmente completa. Mi ángel
soy yo mismo en otro tiempo y en otra dimensión. Él habló conmigo para darme
esperanza y ayudarme a que yo recuerde que todos nosotros venimos de Dios y nos
volveremos a Él y seremos parte de su gloria.

"Te Agradezco Dios mío por todas las cosas buenas y las cosas que yo pensé que eran
malas. Ésas son las cosas que me dieron la paciencia y fortificaron mi fe. Ahora estamos
solo tú y yo, nadie más, y yo se que tu estás en mí y yo estoy en ti. Yo ahora sé que
nunca te perderé y tu nunca me perderás. Todas las cosas que el ángel me dijo son las
cosas que tu deseabas que yo sintiera y yo te amo."

Ahora Tu Puedes Empezar

Esta edición electrónica del libro Cartas de un Angel

Fue publicada por :


Oscar Castagna
P.O.BOX 3955
Chatsworth, California 91313-3955,
Tel: (818)341-3699
© Copyright la propiedad literaria de Oscar Castagna 1997/99
Primero publicado en Inglés en agosto de 1997
en los Estados Unidos

Centres d'intérêt liés