Vous êtes sur la page 1sur 7

17/04/2018 El Ayllu inca y el calpul mexica: similitudes y diferencias

El Ayllu inca y el calpul mexica: similitudes y diferencias


en dos formas de organización social prehispánica

Dra. Martha Delfín Guillaumin


Diciembre de 2012

Este trabajo fue presentado como ponencia en el Primer Encuentro de Culturas Andinas realizado en la bella
ciudad de Mendoza, Argentina, del 28 de febrero al 3 de marzo de 1989. Desde ese entonces he podido
conocer un poco más acerca de este tema, en particular de los ayllus andinos, a través de las lecturas de
excelentes autores como Luis Millones, Virgilio Roel Pineda y Julio Cáceres Macedo, o de Federico
Fernández Christlieb y Ángel Julián García Zambrano para los altépetl y calpul mesoamericanos.

Este escrito pretende señalar los principales rasgos que caracterizaron a los dos sistemas más importantes
de posesión comunitaria de la tierra antes de la llegada de los conquistadores españoles, el ayllu inca y el
calpul azteca o mexica.

Si bien los estudios que se han realizado hasta la fecha poco esclarecen acerca de la relación entre las dos
civilizaciones (mexica-inca), es muy probable pensar que pudo existir algún tipo de intercambio cultural y
comercial. No se puede hablar de un “aislamiento cultural”, a pesar de que ambos pueblos tomaban como
“centro del mundo” al Anáhuac mexica o al Cusco andino respectivamente. En este sentido, no me parece
desacertado describir a ambos sistemas de posesión comunitaria de la tierra para poder, así, marcar las
similitudes y diferencias que pudiesen existir.

I. El ayllu/ayllú
La existencia del ayllu se remonta a la época de los grandes cultivos en la cual los tiwanacotas, al pasar de
cazadores-recolectores a cultivadores, empiezan a depender para su subsistencia de la tierra que trabajan.
Los clanes conservan el trabajo en común y el régimen de propiedad de la tierra adopta la forma de un
derecho colectivo que se conoce con el nombre de ayllu, nombre quechua, o hatta en aymara.

El ayllu es, entonces, “un grupo humano unido por vínculos de sangre, asentado en la tierra que la posee y
trabaja en común y cuyos miembros se dividen, por igual, el fruto de su esfuerzo”.[1] Por su parte, Mario a.
Puga sostiene que “el ayllu evolucionó desde un matriarcado primitivo puro, seguido de formas patriarcales
con las que después coexiste el primer sistema, hacia formas secundarias o derivadas y complejas que
resultaron de la combinación de ambos sistemas primarios”.[2]

Ya entre los incas se presenta el sistema patriarcal puro siguiendo la filiación paterna, aunque mantiene el
apellido de la madre para toda la descendencia y el apu del varón será adorado en el mismo rango que el
apu de la madre como dios doméstico. Otro rasgo importante es la presencia del matrimonio exogámico,
aunque existen versiones de algunos incas como Tupac Yupanqui, Huayna Capac y Manco Capac que
recurrieron al incesto para preservar la sagrada pureza de su sangre.

El totemismo es propio de los ayllus patriarcales, en este caso se refuerzan los vínculos con los elementos
clánicos. El tótem es considerado el origen de su agrupación y un personaje mítico, mágico, religioso que
protegerá y dará unidad al grupo.

https://www.ciberjob.org/etnohistoria/ayllu.htm 1/7
17/04/2018 El Ayllu inca y el calpul mexica: similitudes y diferencias

El desarrollo del ayllu permite en el siglo XI a los incas iniciar su marcha unificadora para la consolidación de
su imperio posteriormente. El ayllu más importante para la gestación y continuidad del imperio inca-quechua,
el Tahuantinsuyo[3], fue el de los ayares o incas. Su dios totémico era Inti, el Sol, aunque más adelante será
incorporado el culto a Viracocha de suma importancia entre las capas sociales dominantes. Manco Capac,
probablemente de origen aymara, y Mama Ocllo, su hermana y esposa, inician la tradición de los trece Sapa-
Incas de Cusco.

El Cusco[4]

https://www.ciberjob.org/etnohistoria/ayllu.htm 2/7
17/04/2018 El Ayllu inca y el calpul mexica: similitudes y diferencias

Sin embargo, para este momento, la dominación incásica sobrepone a los ayllus un estamento aristocrático
dominante, mismo que logró organizar la producción de tal forma que dos terceras partes de la misma eran
apropiadas por este grupo. La aristocracia cusqueña no sólo alteró la distribución de la producción en su
provecho, sino también se apropió de los rebaños, las aguas, los bosques y los pastos, junto con todos los
minerales. Esto último era considerado provechoso ya que evitaba, supuestamente, el enfrentamiento entre
ayllus que buscaban hacerse de pastos o agua. Con la nueva distribución se satisfarán las necesidades de
todos los ayllus del Tahuantinsuyo.
El Sapa Inca es el hijo del Sol, el señor de todo el imperio quechua, le siguen en importancia la aristocracia
cusqueña, el ejército y los artesanos; pero quienes realmente llaman la atención por el papel que
desempeñan en la sociedad inca son los hatunrunas. Éstos constituían la masa campesina y no procedían de
ayllus constituidos por descendientes de los Sapa Inca. Eran quienes trabajaban la aynoka (tierra para la
siembra) que se dividía en tres partes, mientras que otra, la pharalaya, era dejada en barbecho. Una parte
correspondía al culto y servía también para la manutención de viudas, huérfanos e inhábiles (discapacitados);
otra pertenecía al Inca y servía para sostener a la nobleza (Orejones) y al ejército. La tercera parte “era
destinada al consumo de los productores y dividida entre los miembros del ayllu (…) Un sistema de ayuda
mutua, la minka, contribuía a que la distinta capacidad en el trabajo no se tradujera en una diferencia grave
en lo producido y percibido por cada cual”.[5]

Se supone la existencia del ayllu urbano, es decir, ciudades divididas en barrios, correspondiendo cada uno a
un ayllu comarcano. Esta separación coincide con la especialización del trabajo, teniendo cada ayllu un oficio
distinto. Las ciudades serían un conjunto de ayllus especializados en los varios oficios necesarios para la vida
de ese entonces.

II. El calpulli/calpul
Éste es la unidad territorial y administrativa en las ciudades del imperio mexica. Dicho imperio estaba
conformado, a su vez, por tres grandes huey altépetl (grandes señoríos), a saber, México, Texcoco y Tacuba.
La ciudad estado, el altépetl[6], al que los españoles llamaron pueblo, es la unidad política fundamental, ya
sea como capital de un reino o uno de los señoríos componentes. Una ciudad comprendía siempre varios
calpules. Tenochtitlan estaba dividida en cuatro partes, las parcialidades llamadas campan:

La ciudad se dividía en cuatro campan o parcialidades orientadas de acuerdo con los rumbos
cardinales. Éste era el ámbito en el que se desarrollaban las actividades cotidianas de los
moradores de la ciudad. En el sureste se encontraba Teopan; Moyotlan, en el suroeste;
Cuepopan, en el noroeste, y Atzacualco, en el noreste. A su vez, cada una de estas
parcialidades tenía un núcleo dedicado a sus deidades particulares, el teocalli (templo), el
tecpan (palacio) y el tianguis (mercado).[7]

https://www.ciberjob.org/etnohistoria/ayllu.htm 3/7
17/04/2018 El Ayllu inca y el calpul mexica: similitudes y diferencias

México-Tenochtitlan, Códice Mendoza[8]

Pedro Carrasco sostiene que en náhuatl la palabra calpolli (calpulli) denota los segmentos en que se
subdividía la sociedad en sus distintos niveles de organización territorial y que se ha discutido también hasta
qué punto podrían ser unidades basadas en el parentesco. En este sentido, nos dice este autor:

Los calpules eran subdivisiones político-territoriales que funcionaban como unidades


corporativas en distintos aspectos –económicos, administrativos, militares y ceremoniales- de la
organización social. El carácter corporativo se manifiesta muy principalmente en los derechos
colectivos a la tierra y en la obligación colectiva de desempeñar ciertas funciones sociales. La
palabra calpolli se usaba también para la casa o templo donde tenían lugar las actividades
comunes del grupo.[9]

No se puede asegurar que el calpulli fuese un clan, pero sí hablar de linaje entre los nobles (no había
exogamia patrilineal, era más bien endógamo). A pesar de dominar la conexión por vía de varón, se tomaba
también en cuenta la filiación materna.

El problema para entender el término calpulli deriva, a su vez, de que éste se aplicaba a subdivisiones
sociales de distinto tamaño, desde una aldea o barrio de unas pocas familias a las llamadas tribus
nahuatlacas como la mexica o la chalca. El término calpulli es usado indistintamente por los historiadores y
cronistas en sus fuentes sobre los mexicas como sinónimo de estado, distrito, municipio, pueblo y barrio, es
por eso que se complica su estudio semántico. El calpulli era una subdivisión social que generalmente estaba
vinculada con una zona residencial o barrio y que controlaba ciertas tierras para el uso común o individual de
sus miembros. Era una unidad corporativa. No sólo poseía la tierra, sino que era la unidad responsable para
el pago de tributos y servicios personales.

En la división del trabajo era común que los artesanos tuvieran sus barrios determinados. Los calpuleques o
jefes de calpulli representaban a los mismos en los tribunales. Los escuadrones del ejército estaban
compuestos por gente de un mismo barrio y llevaban sus banderas que los distinguían en la batalla. Las
casas de solteros o Telpochcalli estaban ubicadas en los distintos barrios, y el Calmecac o colegio sacerdotal
estaba relacionado con los calpullis originales. Los barrios tenían sus dioses tutelares y sus templos, sus

https://www.ciberjob.org/etnohistoria/ayllu.htm 4/7
17/04/2018 El Ayllu inca y el calpul mexica: similitudes y diferencias

moradores se ocupaban del culto de aquéllos y de la participación del calpulli en los celebraciones religiosas
generales. Los calpullis eran, asimismo, comunidades “en posesión de la tierra” desde el tiempo en que la
habían ocupado al establecerse en la región. Por su parte, Luis Reyes García sostuvo que los conceptos
tlaxilacalli y tlayacatl son sinónimos de calpulli sólo en el sentido de territorio o lugar de residencia y desechó
la idea de que tlaxilacalli fuera una subdivisión de calpulli ya que éste contenía un sentido más de relaciones
étnicas que de territorio.[10]

III. El ayllu y el calpulli, formas de organización social y relaciones comunitarias que son parte de la
herencia cultural de los pueblos originarios de América Latina
Los descendientes de las comunidades indígenas y los mestizos latinoamericanos, específicamente los
campesinos, han heredado la presencia del ayllu andino y, de alguna manera, del calpulli mexica
mesoamericano. Tanto en el Altiplano Central Mexicano y las áreas conquistadas por los mexicas como en
todo el imperio inca, el Tahuantinsuyo, el sistema comunal del calpulli y el ayllu se impusieron, con mayor o
menor grado de importancia, de forma tal que durante la colonia sufrieron transformaciones mas no
desaparecieron.

El desarrollo de la hacienda capitalista y los mecanismos cada vez más complicados para la explotación de
los campesinos e indígenas no lograron romper la organización interna de los mismos. En el caso mexicano
se dejó de utilizar el término calpulli, pero se sigue considerando al barrio y a la tierra comunal como un
mecanismo de identidad y defensa frente al extraño. En el área andina sí se sigue empleando este término
entre los indígenas de habla quechua y entre los hablantes de idioma aymara, en el cual se dice hatta.
Específicamente se relaciona con la comunidad, los ancestros, el linaje, la tierra.

Las reformas agrarias que se practican a la fecha en los países latinoamericanos, la legislación de la
tenencia de la tierra, la privatización del ejido en México posibilitada por los cambios en el artículo 27
constitucional realizado durante el Salinato, todo en conjunto saca a la luz documentos coloniales de títulos
de propiedad. Pero más importante que cualquier papel es el sentimiento de pertenecer a un lugar, a una
comunidad, a la tierra que se trabaja y que prevalece a pesar de la migración rural en busca de mejores
oportunidades.

AYLLU CALPULLI
Sapa Inca Huey Tlatoani
Estamento aristocrático (Orejones) Nobles (tlatoani, tecutli, pilli)
Ejército (Jefes provenientes del Ayllu Ejército (elementos salidos del
cusqueño)[11] telpochcalli, sacerdotes guerreros)
Comerciantes (Se redujo su importancia Pochtecas (Comerciantes, alto estatus,
en el mercado interno por la distribución grupo muy importante con dios tutelar,
de la producción a cargo de los Orejones) servían de espías en las poblaciones por
conquistar)
Artesanos (No pertenecían al ayllu Artesanos (Se dedicaban también a la
cusqueño, no gozaban de sus privilegios agricultura; contacto permanente con
y derechos. Sólo trabajaban para los Pochtecas)
nobles. Eran mitimaes)
Hatunruna (Su trabajo en las faenas Macehual (Gente del pueblo; pagaban
agrícolas servía para sostener a todos los tributo en especie y en trabajo; las
otros estamentos sociales; daba el tributo mujeres macehuales fabricaban hilados y
en trabajo y en especie; no podía tejidos domésticos[12]; utilizaban la coa
practicar la poliginia ni salir de su ayllu sin
https://www.ciberjob.org/etnohistoria/ayllu.htm 5/7
17/04/2018 El Ayllu inca y el calpul mexica: similitudes y diferencias

permiso; utilizaba la tajlla (taclla) para para sembrar; practicaban la poliginia;


sembrar; se organizaba en cuadrillas de a podían tomar como esposa a mujeres de
diez para las faenas de la mita – otro calpulli; podía llegar a ser sacerdote
construcción y mantenimiento de obras si asistía al Calmecac; podía llegar a ser
públicas y labores mineras-; practicará la señor (pilli) por alguna acción heroica en
ayuda mutua o minka (trabajo comunal); la guerra; participaba del tequio, es decir,
en muy pocas ocasiones puede cambiar la prestación de servicio a la comunidad –
de condición social. Sólo por acciones de practicada desde el Tlatoani hasta el
guerra espectaculares o por poseer una macehual-, como una forma de contribuir
virtud especial. La minka perdura hasta con la sociedad. Para el tequio formaban
nuestros días) cuadrillas de a veinte a cargo del
calpuleque)
Cofradías coloniales-mayordomías, Cofradías coloniales-mayordomías-
mitayazgo, yanaconazgo, minka sistema de cargueros, tequio, cuatequil
Adopción de dioses extranjeros, huacas Adopción de dioses extranjeros
División del trabajo determina la aparición División del trabajo crea distintos barrios
de barrios (ayllu urbano) para cada grupo (calpulli urbano)
Curaca, autoridad del ayllu (cacique) Calpuleque, jefe del calpulli (cacique)
Marka, federación de ayllus en caso de Vgr. Triple Alianza de huey altepetl
guerra o trabajo en el Tahuantinsuyo (Texcoco, Tacuba y México-Tenochtitlan)
Ayllu Inca: patriarcal, exógamo, filiación Calpulli: Linaje paterno, mito
paterna. Incesto real: Sapa Inca y Coya Coyolxauhqui-Huitzilopochtli (de
(hermanos) matriarcado a patriarcado), endógamo

[1] José Fellmann Velarde, Los imperios andinos, Bolivia, Editorial Juventud, 1977, p. 37.
[2] Mario A. Puga I., “El ayllú: su naturaleza y régimen económico social” en América Indígena, Vol. X, N° 4, México, D.F., 1950, p.
284.
[3] Tawantinsuyu, “imperio inca” de los cuatro rumbos: Chinchasuyu, Condesuyo, Antisuyo y Collasuyo.
[4] http://www.portalinca.com/politica/ (Consulta 9 de diciembre de 2012).
[5] José Fellmann Velarde, op. cit., p. 108.
[6] Sobre el altépetl véase: Federico Fernández Christlieb y Ángel Julián García Zambrano (coordinadores), Territorialidad y paisaje
en el altepetl del siglo XVI, México, FCE-IG-UNAM, 2006.
[7] En cada uno de los campan se contaban hasta cinco calpulli, es decir, un total de veinte para toda la ciudad. Esos calpulli
estaban divididos en calles o tlaxilacalli http://www.palacionacional.gob.mx/visita-informativa/prehispanico/vida-cotidiana/53-la-
ciudad-de-mexico-tenochtitlan.html (Consulta 8 de diciembre de 2012).
[8] Códice Mendoza en Fernando Benítez, Historia de la Ciudad de México, Tomo I, “Tenochtitlan”, España, Salvat Mexicana de
Ediciones, 1984, p. 2.
[9] Pedro Carrasco, “Cultura y sociedad en el México antiguo”, Historia General de México, Versión 2000, COLMEX, México, p. 169.
[10] Norma Angélica Castillo Palma y Francisco González-Hermosillo Adams, “Luis Reyes García, 1935-2004”, Signos Históricos,
N° 11, México, UAM-Iztapalapa, enero-junio, 2004, p. 155.

[11] El Cápac Chimú (Señor de los chimúes) era reconocido en la elite del ejército imperial del Tahuantinsuyo. Los incas tuvieron un
alto reconocimiento de los chimúes, conformadores de un gran pueblo guerrero, que después de vencerlos, en la segunda mitad
del siglo XV, los incorporaron a su ejército. Cfr. Geoffrey W. Conrad y Arthur A. Demarest, Religión e imperio, CNCA/Alianza
editorial mexicana, México, 1990.

[12] En el área andina, las acllas, las jóvenes elegidas de los ayllus para radicar en los acllahuasi (casas de las acllas), también se
hacían cargo de los hilados y tejidos.

https://www.ciberjob.org/etnohistoria/ayllu.htm 6/7
17/04/2018 El Ayllu inca y el calpul mexica: similitudes y diferencias
Volver a la página principal de ETNOHISTORIA

https://www.ciberjob.org/etnohistoria/ayllu.htm 7/7

Centres d'intérêt liés