Vous êtes sur la page 1sur 3

Sec. Dr.

Jesús Chávez
Exp. No. 2001-025
Cuaderno Principal
Escrito No.
Se tenga presente.

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO MIXTO DE PARINACOCHAS:

CESAR OSWALDO CONTRERAS ARIAS, Abogado Defensor de don Gregorio Ciprián


Rupaylla y Otra, con motivo de los autos seguido por doña Balbina Purca Zárate, sobre
Deslinde, a Ud. respetuosamente digo:

Que, estando en Despacho para resolver el escrito presentado por la actora sobre
pretendida Nulidad del Acto de Notificación de Sentencia, solicito se sirva tener presente
los fundamentos siguientes:

1.- Que, por escrito de fecha 24 de Setiembre del año en curso, la actora varía su domicilio
procesal señalado inicialmente en el Jr. Bolívar No. 503-A por el de la Av. 9 de Diciembre
s/n. Quinta de propiedad del extinto Dr. Germán Coronado, solicitando “que en lo
sucesivo se le hagan saber oportunamente todas las resoluciones y citaciones de ley que se
expidan en el presente proceso”. En efecto, señor Juez, al haber la actora variado su
domicilio procesal, y admitida por resolución No. 38 de fecha 27 del mismo mes, todas las
resoluciones emanadas por su despacho incluida la sentencia, han sido notificadas con las
formalidades de ley en dicho domicilio. Sin embargo; la actora al pretender solicitar la
nulidad del acto de notificación de la sentencia se sustenta en argumentos totalmente
tergiversados con errónea interpretación de la norma procesal, ya que sostiene que la
sentencia fue entregada por la técnica judicial al señor Manuel Coronado Vásquez, pero no
aclara si la sentencia se entregó en domicilio procesal distinto al señalado en autos, lo que
se evidencia, señor Juez, que la notificación guarda sus propias formalidades por haberse
efectuado en el domicilio procesal correcto.
2.- Que, la nulidad solicitada debe declararse infundada, toda vez que la notificación de la
sentencia se ha efectuado con arreglo a ley, es decir, en el domicilio procesal señalado por
la actora, lo que no existe cuestionamiento alguno al respecto, existiendo un error de
apreciación e interpretación al invocar el art. 161 del CPC., ya que este dispositivo legal
sólo es aplicable, como su texto lo indica, cuando debe notificarse la resolución que admite
la demanda, es decir, cuando se emplaza recién al demandado, más no se refiere a la
notificación de la sentencia, como es el caso de autos. En el caso de autos, se pretende
solicitar la nulidad de la notificación de la sentencia efectuada en el domicilio procesal
correcto de la actora, invocando la norma precitada, la misma que corresponde al
emplazamiento de la resolución que admite la demanda, todo ello para justificar el recurso
de apelación de la sentencia interpuesta fuera del término de ley.

3.- El texto del art. 161 del código adjetivo es claro y preciso al señalar el procedimiento
de cómo debe notificarse la resolución que admite la demanda, pero debe dejarse
establecido que sólo se refiere únicamente a la notificación de la mencionada resolución,
esto es, con la finalidad de que el emplazado ejerza el derecho de contradicción y no se
infrinja el derecho de defensa, como erróneamente sostiene la actora.

4.- De lo expuesto, debo precisar que la notificación efectuada se trata de una sentencia
más no de la resolución que admite la demanda, donde debe cumplirse las formalidades
que prevé el art. 161 del código acotado. En el presente caso, la notificación de la sentencia
expedida en autos se ha notificado en el domicilio procesal de la actora que es totalmente
distinto del domicilio real, el mismo que se ha realizado con arreglo a la última parte del
art. 158 del CPC, que establece que “la cédula será entregada por el órgano de auxilio
judicial o .../// en el domicilio real o legal, o el procesal señalado en autos...///. En
consecuencia, no existe ningún vicio procesal en la notificación de la sentencia en
cuestión, ya que la actora no cuestiona que la notificación se haya efectuado en domicilio
procesal distinto al señalado, lo que si podría acarrear nulidad, lo que no ha ocurrido en
autos.
5.- Por último, está demostrado que el escrito de devolución de notificación de la sentencia
de fecha 13 de diciembre se encuentra autorizado por el mismo letrado que peticiona la
nulidad de la notificación de la sentencia, donde se puede apreciar que es el mismo tipo de
letra, márgenes y estilo de contenido, lo que se evidencia que la actora al devolver la
notificación de la sentencia, tenía conocimiento de su contenido, produciendo de ésta
forma efectos la sentencia emitida en autos. No obstante que el mencionado escrito al
devolver la notificación, refiere en el punto 2 lo siguiente: “ que la notificación de la
sentencia debe realizarse en el domicilio de la demandante sito en la Av. 9 de diciembre
s/n, su domicilio del Dr. Muñoz Tipian...” Sin embargo, la persona que firma dicho escrito
señala como domicilio real el mismo domicilio de la actora, incurriendo en contradicción y
falsedad, lo que se demuestra que la actora en colusión con la persona de Víctor Manuel
Coronado Rosas vienen actuando con temeridad procesal y mala fé, lo que amerita que
debe sancionarse conforme a lo dispuesto por el código adjetivo.

6.- Por estas consideraciones, solicito se sirva declarar infundada la nulidad deducida, sin
perjuicio de la multa que deberá imponerse a la actora por su inconducta procesal,
disponiéndose el archivamiento definitivo del presente proceso.

Por Tanto:
A Ud. señor Juez, pido tener presente los fundamentos expuesto y resolver con arreglo a
ley.
Otrosí digo: Adjunto cédulas de notificación.

Cora cora, 27 de Diciembre de 2002.