Vous êtes sur la page 1sur 3

Si te acercas a un kiosco de periódicos o prendes tu televisor muy temprano, observarás que las

noticias negativas abundan: hambres, guerras, asesinatos, violencia, abuso, secuestros, niños
abandonados, injusticias, etc. al ver todo esto, muchos llegan a negar la existencia de Dios, otros
dan explicaciones insuficientes. Con frecuencia nos preguntamos ¿Quién es el responsable de todos
estos males que suceden cada día?
La respuesta es alarmante: el mismo hombre pecador, rebelde al plan de Dios, es el responsable de
todo lo malo que ocurre en el mundo. Su rebeldía lo lleva a romper con Dios, con los demás y
consigo mismo. El pecado ha herido a todos los hombres, es decir, tiene consecuencias universales.
La Biblia nos da luces para comprender mejor el misterio del mal. La causa
de esto radica en el pecado, en el mal uso que el hombre hace de su libertad.

Lee, e interpreta: Gén.2,16-17; Gén.3,1-19; Rom.5,12-19;


Rom.7,15-20; Jn.8, 34; Gál.5, 19-21; y descubre el origen del
mal en el mundo, sus causas y consecuencias.

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR


1. ¿Qué mandato le da Dios a Adán y Eva?
2. ¿Por qué Adán y Eva no cumplieron el mandato de Dios?
3. ¿Qué sucedió después que Adán y Eva comieron el fruto del árbol
prohibido?
4. ¿Cuál fue la sentencia de Dios?
5. ¿Por medio de quién entró el pecado en el mundo? y ¿por quién nos viene la salvación?
6. ¿Por qué muchas veces hacemos cosas que sabemos que no debemos
hacer?
7. ¿Qué es lo que proviene de la carne?
8. ¿Qué sucede con él que vive en pecado?
9. ¿Cumples el mandato de Dios? ¿Por qué?
10. ¿A quién debes obedecer? ¿Por qué?

La sagrada escritura dice: “Y contempló Dios toda su obra y ésta estaba muy bien” (Gén.1,31). Esto
nos muestra que el origen del mal no procede del creador, sino del abuso de la libertad del hombre.
La libertad es un don de Dios. El nos la ha dado para el servicio de la verdad y del bien, y no para el
mal.

La vida de nuestros primeros padres en el paraíso era feliz. No podían


sufrir ningún mal y Dios le había prometido la inmortalidad; además,
todo en la tierra era muy bueno, como dice la Biblia. Y sobre todo
gozaban de la amistad y del trato familiar con Dios.
¿Qué ha sucedido entonces? ¿Por qué ahora existe el dolor y el
sufrimiento? ¿Por qué muchos hombres se odian y hay guerras? ¿Por
qué todos los hombres mueren? ¿Y por qué también dentro de nosotros
mismos descubrimos el mal, la envidia o el rencor? ¿Qué es lo que ha
pasado? ¿Cuál ha sido la causa que ha hecho posible este cambio tan
tremendo en la vida de los hombres?
Todas estas preguntas que nos inquietan tienen una explicación, y es ésta: EL PECADO. La Biblia,
inmediatamente después de relatar la creación del hombre por Dios, nos cuenta la historia del
primer pecado. Como Adán y Eva rompieron la amistad con Dios, el primer pecado raíz y prototipo
de los pecados que desde ese momento fueron muy numerosos, afectó a todos los hombres.
CONSECUENCIAS DEL PECADO ORIGINAL

 Pérdida de la amistad con Dios.


 Quedamos despojados de la gracia divina.
 La humanidad quedó sometida e inclinada hacia el mal.
 La humanidad quedó sujeta al dominio de la tentación.

Adán y Eva eran los únicos hombres sobre la tierra, formaban la totalidad de la humanidad, ya que
no había ningún ser humano fuera de ellos. Por eso la humanidad entera heredó el pecado y sufrió la
expulsión del paraíso.
Si Adán y Eva hubieran sido fieles a Dios, nos hubiesen transmitido la amistad
divina y la gracia, pero con su desobediencia nos trajeron el desorden del
pecado. De este modo, Adán que era principio y cabeza del género humano,
perdió también para sus descendientes la gracia y los demás dones con que
Dios lo había dotado.
Por eso cuando nacemos, venimos al mundo privados de la gracia. A esto
llamamos pecado original. Este pecado afecta a cada hombre como propio y se
propaga con la generación.

Es la “transgresión de la ley de Dios” (1Jn.3,4), es quebrantar voluntariamente los mandamientos de


Dios, oponerse a lo que Él ordena. Dios quiere una cosa y el hombre no quiere cumplirla. Lo más
grave del pecado es que es una ofensa a Dios.

a) EL PECADO ORIGINAL: Es aquel con que todos nacemos, heredado


de nuestros primeros padres: Adán y Eva. Este se perdona con el bautismo.

b) EL PECADO MORTAL: Es todo pensamiento, deseo, palabra, hecho u


omisión grave contra la ley de Dios o de la Iglesia en materia grave, con
pleno consentimiento y deliberada voluntad.
Para que exista pecado mortal es preciso que se den a la vez estos tres elementos:
1.- MATERIA GRAVE.- Precisada por los diez mandamientos.
2.- PLENO CONOCIMIENTO.- Darse cuenta de que aquello nos aparta de Dios gravemente.
3.- PERFECTO CONSENTIMIENTO.- A pesar de ello, querer hacerlo.

c) EL PECADO VENIAL: Es pensar, desear, decir, hacer u omitir algo contra la ley de Dios, de
la Iglesia en materia leve, son pecados menos graves que el pecado mortal, que nos demuestran la
imperfección y la debilidad de nuestro amor a Dios y a los hermanos.

El hombre creado por amor y para el amor, es un ser para el encuentro, por eso Dios dispone un
plan para Él, invitándolo a vivir en armonía en cuatro relaciones: Con Dios, con nosotros mismos,
con los demás y con lo creado.
La principal víctima del pecado es el hombre mismo que, llamado para vivir para el encuentro, se
ve tremendamente frustrado, no puede ser feliz, pues las rupturas causadas por el pecado se lo
impiden.
Por el pecado, el hombre rechaza la amistad de Dios y destruye su plan de amor, trayendo las
siguientes consecuencias:
ROMPE SU RELACIÓN CON DIOS: Esta es la principal ruptura y es la fuente de los demás.
El hombre al pecar hace mal uso de su libertad, rechaza a Dios y a su plan de amor pretendiendo
alcanzar su felicidad lejos de Dios.
ROMPE SU RELACIÓN CONSIGO MISMO: Al romper con Dios, el hombre pierde sus
horizontes con sus hermanos, pero a la vez consigo mismo, porque pierde la gracia de Dios y está
inclinado al mal.
ROMPE SU RELACIÓN CON LOS DEMÁS: Por el pecado el hombre se
aleja de los demás, porque se deja dominar por el egoísmo y su relación con
los demás no es una relación de amor, solidaridad; sino una relación de
explotación, de marginación e injusticia.
ROMPE SU RELACIÓN CON LA NATURALEZA: Por el pecado, el
hombre no busca cumplir la voluntad de Dios, de dominar la naturaleza con
su trabajo responsable, sino de acuerdo a sus propios intereses, por lo cual
explota y depreda desmedidamente lo creado, causando daños irreparables
en la ecología.
LAS ACTITUDES DEL HOMBRE FRENTE AL MAL
 Evadirla, tratando de ignorar el problema como  No debe caer en la desesperación.
sino existiera.
 Identificarla y buscar ayuda en los sacramentos.  Ser humildes y buscar ayuda en Dios
y en la Biblia.

I.- Responde (V) o (F) y fundamenta, ¿Por qué?

1. Todos los hombres nacemos con el pecado original. ( ) ¿Por qué?


2. La causa del primer pecado, fue la tentación de la serpiente. ( ) ¿Por qué?
3. El primer pecado fue comer el fruto prohibido. ( ) ¿Por qué?
4. Los males actuales, son consecuencias del pecado original. ( ) ¿Por qué?
5. El pecado venial es más grave que el pecado mortal. ( ); ¿Por qué?
6. por el pecado el hombre destruye el plan de Dios. ( ); ¿Por qué?

II.- Desarrolla la siguiente actividad:


1. Investiga: ¿Cuáles son los pecados capitales y cuáles son las
virtudes que se oponen a ella?
2. Reconoce las diversas clases de pecado un organizador
visual.
3. Discrimina lo bueno y lo malo que existe en el mundo en un
cuadro comparativo.
4. Redacta una oración pidiendo a Dios que te ayude a evitar el
mal, comprometiéndote a poner en práctica las enseñanzas de
la Palabra de Dios.

1. ¿Qué aprendí del tema?


2. ¿Qué estrategias he usado para aprender?
3. ¿Qué dificultades he encontrado?
4. ¿Para qué me sirve lo que aprendí?