Vous êtes sur la page 1sur 5

Pero el amor es mas fuerte (para

docentes)
Esta actividad tiene como objetivos reflexionar sobre la
violencia en las relaciones de pareja, dar respuesta a
situaciones de violencia en las que se involucran personas
que constituyen afectos importantes y analizar alternativas y
medios que permitan su prevención.

Objetivos

 Reflexionar sobre la violencia en las relaciones de pareja.


 Dar respuesta a situaciones de violencia en las que se involucran personas que
constituyen afectos importantes.
 Analizar alternativas y medios que permitan su prevención.

Desarrollo

Le proponemos que desarrolle la actividad en dos fases.

En la primera, los alumnos leen el artículo periodístico que seleccionamos para esta
actividad, "Dicen que el crimen de Carolina fue una muerte anunciada"..

En la segunda fase aconsejamos profundizar en el análisis del tema, revisando los mitos y
confrontándolos con información científica.

Finalmente, propiciamos que los alumnos asuman una toma de posición activa, a través de
trabajos de reflexión u otras alternativas.

Primera fase

Se recomienda designar a un lector que lea en voz alta el artículo, mientras otro de los
integrantes del curso registra las ideas principales y secundarias.

Se sugiere armar grupos y, para que el intercambio se vea enriquecido -dado el tema de
que se trata-, que los grupos sean mixtos. De ser posible le entregará una copia del texto a
cada grupo, con su guía para el análisis.

Los grupos deberán arribar a una conclusión para cada ítem a analizar. (La guía se sugiere
al finalizar este texto.) Será conveniente asignar 10 minutos aproximadamente a la lectura
y 15 al intercambio, o bien ir ordenando la discusión grupal para que las producciones sean
eficientes.
Luego de que cada grupo haya finalizado se llevará a cabo una puesta en común para
poder llegar a una conclusión final. Cuando se lean las conclusiones es necesario que el o la
docente esté muy atento a los "mitos" que puedan aparecer.

Además debe explicar, si es necesario, las diferentes manifestaciones de la violencia y el


ciclo de la violencia en los vínculos de pareja.

El docente o la docente puede orientar, cuando resulte necesario, sobre instituciones que
previenen y asisten sobre esta problemática, a fin de dar respuesta a particulares
situaciones que puedan plantearse. Debe tenerse en cuenta, cuando en la escuela
existieran, la participación de equipos interdisciplinarios a fin de colaborar con el docente si
se presentaran situaciones que plantearan la necesidad de una intervención adecuada.

Guía de orientación para el debate

Entre las formas posibles de incentivar al análisis de este tema, pueden tomarse las
siguientes preguntas:

 ¿Qué sentimientos tuvieron cuando se enteraron de lo ocurrido entre Carolina y


Fabián?
 ¿Qué hechos de violencia creen que están aceptados, como si fueran naturales, en
nuestra sociedad?
 ¿Por qué creen que los golpes, empujones, etc. estaban naturalizados en esta
pareja?
 ¿Están de acuerdo en que nadie debía intervenir en lo que sucedía en la relación de
pareja de Fabián y Carolina, ya que se trataba de su vida privada?
 ¿Qué relación encuentran entre pasión-violencia-amor-dignidad?
 ¿Por qué creen que una mujer golpeada soporta esa relación?
 ¿Qué mitos conocen respecto a las mujeres golpeadas?
 ¿Qué piensan de esta afirmación?: "Una relación violenta siempre puede producir la
muerte".
 Si conocieran una pareja que se relaciona violentamente, ya sea en el plano físico o
emocional, ¿piensan que es correcto intervenir?
 ¿Ustedes qué harían?, o: ¿Saben dónde pedir ayuda en caso de vivir una situación
de pareja violenta o de conocer a alguien que la viva?

Segunda fase

En grupos, los alumnos pueden analizar las anteriores preguntas y registrar los temas que
surgen del comentario.

Posteriormente intercambiarán el contenido del análisis que conducirá a sintetizar los datos
por parte del docente o la docente.

Es importante tener en cuenta que muchas veces se confunde a los golpes con expresiones
de un amor pasional: "se pone así porque siente celos, eso quiere decir que me ama". La
mujer, debido a las características de su socialización, tiene la esperanza de que con su
amor va a lograr que el varón cambie. Por otro lado la violencia contra la mujer acontece
en forma cíclica. Por ello la mujer golpeada tiende a no superar la tercera etapa del ciclo y
cree que todo va a cambiar.

Texto para la reflexión del docente


La violencia contra la mujer es una problemática que abarca a todos los sectores sociales.
Confluyen en las relaciones violentas determinadas estructuras de personalidad, historias
de vida y la educación recibida en cuanto al lugar del varón y de la mujer en la sociedad.
Desde el noviazgo es posible detectar las situaciones de violencia. Por ejemplo a través del
control del hombre sobre la mujer, ya sea en la vestimenta o en las amistades. Dejándola
plantada en citas y no avisar o no explicar el porqué de su acción y culpar a la mujer por
sus reacciones.

En la última década esta problemática social ha tenido amplia difusión y está siendo
tratada, aún de manera no muy extendida, desde distintos organismos tanto estatales
como no gubernamentales.

Por esta razón es muy importante que el o la docente se interiorice de los recursos
existentes en su comunidad y estimule a los alumnos a buscar información útil para actuar
en dichas circunstancias.

Mito Realidad

Si la mujer se queda es porque Hay que tener claro que la relación


le gusta. de violencia es una relación de
tortura y que la persona castigada se
Ella lo provoca. encuentra sometida e inhibida para
reaccionar.
Lo que ocurre en una pareja
forma parte de la vida privada No existe justificación que avale la
y no hay que meterse. violencia. Cualquier vulneración a la
integridad humana viola los Derechos
Humanos, que son universales.

Cierre

Como síntesis de la tarea, puede redactarse una columna periodística sobre el tema en la
que el caso de Carolina y Fabián sea sólo una referencia. Se pretende que los casos con
resonancia periodística sirvan para un análisis que implique mayor profundidad y
compromiso, y que no sean la única fuente para el diálogo sobre este tema conflictivo entre
adolescentes.

En caso de que existiera interés en continuar con el tratamiento de este eje entre los
alumnos y alumnas, puede desarrollarse un trabajo de investigación sobre temas de
violencia que se perciban como de especial interés. (Ej. armar un banco de datos sobre
instituciones de ayuda y de orientación en temas de violencia, analizando el funcionamiento
de las unidades municipales de ayuda al menor y la familia, su existencia o inexistencia,
etc).

Dicen que el crimen de Carolina fue una muerte anunciada

Fabián Tablado mató a su novia de 113 puñaladas. La relación siempre fue violenta. Él la
golpeaba y ella callaba. En su entorno lo sabían pero nadie se atrevió a intervenir.

Y un primo de Carolina, Cristian Baldo, recordó que "Fabián le pegó muchas veces; yo lo
sabía porque ella me contaba, pero siempre se lo ocultó a sus padres. En junio del año
pasado él le rompió el tabique nasal de una trompada, pero en el colegio ella dijo que se
había caído de una moto. Fabián creía que Carolina lo engañaba con un amigo, había
amenazado con matarlos a los dos, se hizo una película. Pero ella daba los ojos por Fabián,
le decía a su padre que no se metiera, que iba a seguir con él". "Se peleaban y se
reconciliaban enseguida, como dos chicos. Lo que a mí no me gustaba de Fabián era su
interior -le escribía cartas con esvásticas- más que sus ropas o los aros que usaba. Carolina
no era rebelde conmigo, pero era difícil encauzar la relación. Un día vi cómo él le pegaba
trompadas en el estómago en la esquina de mi casa; entonces lo eché. Diez días antes del
asesinato ya no se veían, salvo en el colegio Marcos Sastre", contó el padre de Carolina,
Edgardo Aló.

"Cuando se puso de novio con Carolina, Fabián estaba saliendo con un grupo de skinheads;
los conoció en un boliche, pero cuando se dio cuenta de que eran nazis los largó. Le costó
mucho abrirse, ellos lo golpeaban, dos veces llegó a casa con la cabeza destrozada. Lo puse
a trabajar conmigo en el taller, quería tenerlo cerca y ayudarlo", explicó Miguel Ángel
Tablado, el padre de Fabián.

Fue en esa época cuando Fabián intentó suicidarse, usando el revólver de su padre. "Estaba
borracho y se encerró en el dormitorio de sus padres; rompimos la cerradura entre cuatro
para agarrarlo y evitar que se matara con el revólver", contó Gustavo Rumpert.

"La violencia de Fabián puede dirigirse contra otros o contra él mismo, por eso no es raro
que pensara en suicidarse la noche anterior al crimen, como se lo comentó a un amigo. Ni
importa si Carolina lo engañaba o no, el desenlace fatal hubiera sido el mismo. A menos
que sus amigos, su entorno familiar, no hubieran tomado la violencia como algo natural.
Pero nadie se animó a criticar a Fabián, a denunciar la situación, a pedir ayuda para
Carolina", destaca el psicólogo Corsi.

Es posible que esos silencios hicieran posible la tragedia.

Por eso, pensando en aquel coro silencioso, es oportuno este poema que John Donne
escribió hace siglos: "Ningún hombre es una isla, la muerte de cualquier persona me
disminuye, porque yo soy parte de la humanidad. Y por eso, no preguntes por quién doblan
las campanas, doblan por ti".

Como en la estructura de una tragedia, hay una lógica detrás de las 113 puñaladas con las
que Fabián Tablado (20) mató a su novia, Carolina Aló (17), en la noche del 27 de mayo
pasado. Es la lógica implacable de la violencia, con su ciclo renovado de golpes,
reconciliaciones, impunidad y promesas de cambio.

En esa lógica, el asesinato fue solamente el último acto, previsible, anunciado por muchos
signos que nadie quiso ver. Y porque se trata de una tragedia hubo también un coro hecho
de familiares y amigos, gente que participó del drama aun desde lejos, gente que advirtió
el peligro pero se quedó en silencio.

Los expertos en violencia familiar consultados por Clarín coinciden en este diagnóstico.
"Esta es la crónica de una muerte anunciada, la conducta de Fabián se corresponde con
situaciones de violencia en una pareja y con un típico desenlace fatal. Esto fue posible
porque también hubo un entorno social que no hizo nada para impedir esa violencia,
dándole así una gran impunidad a Fabián, que se sintió con permiso para llegar hasta el
final", opinó el psicólogo Jorge Corsi, director de cursos de posgrado sobre Violencia
Familiar en la Universidad de Buenos Aires.

Hay algo muy conmovedor en el asesinato de Carolina Aló y es que, sin duda, podría
haberse evitado. Como destaca la psicóloga Irene Intebi, de la Dirección Municipal de la
Mujer, "esto no habría pasado si alguien hubiera entendido que los celos eran la excusa
perfecta para ejercer la violencia".

Carolina no estaría muerta si alguien le hubiera dicho que ella no tenía por qué tolerar los
golpes y que no era culpable de esos golpes.

Los signos

Fabián tenía 17 años y Carolina 14 cuando se conocieron en casa de amigos comunes,


durante la fiesta del 1° de enero de 1993. La amistad se hizo amor al poco tiempo -un
amor documentado en el diario de ella y en las cartas que ambos se escribían-, cuando se
encontraron cursando el segundo año del colegio Marcos Sastre, en Tigre. "Eran buenos
alumnos, con siete de promedio en sus estudios. Este es un colegio nocturno con 300
alumnos, nos conocemos bien y no hay problemas disciplinarios. Carolina y Fabián estaban
siempre juntos, sé que en 1994 ella consultó a nuestra psicopedagoga. En ese año también
les pusimos diez amonestaciones a los dos: se habían agarrado a cachetazos", dijo Marta
Giardili, vicedirectora del colegio.

Fabián tenía su propio grupo de amigos, que no se integraron con Carolina "porque cuando
salían todos juntos, ellos dos se peleaban a los cachetazos delante de nosotros", contó uno
de ellos.

Fuente: Nota de archivo, diario Clarín, mayo de 1996