Vous êtes sur la page 1sur 4

Los meridianos en kinesiología

Los meridianos son canales energéticos que recorren el cuerpo humano como un sistema
fluvial. Se ramifican en forma de afluentes o arroyos hasta llegar a cada célula que habita en el
recorrido de ese meridiano.

Todos los meridianos, salvo el triple recalentador, llevan el nombre de los órganos anatómicos
con los que mantienen relación: Pulmón, vesícula biliar, corazón, estómago, sistema
cardiovascular, intestino delgado, bazo, hígado, riñones, vejiga urinaria, intestino grueso.

El nombre se utiliza para relacionarlo con el órgano físico y como expresión psíquica, mental y
espiritual de nuestra vida.

Los doce meridianos también se clasifican de acuerdo con los 5 elementos: metal, tierra, fuego,
agua y madera.

Los meridianos principales comienzan en el vientre y se ramifican por el tronco hasta la cabeza
y las extremidades. Según sus características, se dividen en meridianos ying y yang, son
opuestos pero complementarios. En el yin hay yang y en el yang siempre hay ying.

Como bien sabemos la kinesiología aplicada, nos permite realizar un diagnóstico completo de
cada uno de los meridianos gracias a la rueda muscular.

Para testarlos debemos seguir el recorrido completo del meridiano bilateralmente o


unilateralmente en la dirección del flujo de energía, con nuestras manos, o bien utilizar los
filtros de diagnóstico del test de meridianos de acupuntura.
Cada meridiano actúa y controla aspectos diferentes de nuestra parte física y emocional.
Seguidamente mencionamos algunos aspectos relevantes que regulan 5 de los 14 meridianos
existentes.

El meridiano del corazón-Fuego-Yin-Subescapular

Este meridiano tiene la capacidad de actuar sobre los cinco sentidos, también sobre la
circulación sanguínea, el cerebro y la mente, las emociones y el razonamiento.

Se encarga de controlar los espasmos y desarreglos de los órganos del abdomen y el tórax, los
trastornos cardiacos y digestivos, el agotamiento nervioso, la ansiedad, la hipersensibilidad, la
fatiga y la falta de voluntad.

El meridiano del intestino delgado-Fuego-Yang- Cuadriceps

Actúa en las funciones intelectuales, junto con el metabolismo en general, la digestión y la


circulación sanguínea.

Se encarga de controlar el completo aprovechamiento de todo lo que ingerimos, los problemas


musculares y articulares, los trastornos circulatorios, visuales y menstruales. Desde la vertiente
emocional controla la inquietud injustificada, las depresiones y la angustia continuada.
El meridiano del Bazo/Pancreas-Yin-Tierra-Dorsal Ancho

Está vinculado con la vida afectiva, sobre la secreción de hormonas y sobre los procesos
digestivos que culminan en el intestino delgado.

Lleva el control de los trastornos gástricos que tienen origen en el sistema nervioso y orgánico:
con síntomas como la inapetencia, falta de saliva, jugos gástricos, insuficiencia digestiva o mal
sabor de boca, entre otros.

Este meridiano, además, influye sobre problemas de columna o articulaciones y si lo tratamos


ayuda a combatir también las manifestaciones psíquicas como el insomnio, la inquietud o la
melancolía.

El meridiano del estómago-Yang-Tierra-Pectoral Mayor Clavicular

Como es de esperar, actúa especialmente sobre el apetito y el proceso digestivo,


comprendiendo los órganos que van desde el esófago al duodeno. También actúa sobre el ciclo
menstrual femenino y en determinados órganos internos como los ovarios.

Controla las crisis digestivas de todo tipo (vómitos, gases, eructos, náuseas, etc.), la tendencia
a la anemia, y los trastornos neuróticos en general.
El meridiano del hígado-Yin-Madera-Pectoral Mayor Esternal

Actúa sobre los procesos metabólicos, en especial el digestivo, creando energía defensiva,
enriqueciendo la sangre y manteniendo la potencia física.

Conviene tenerlo presente cuando surgen problemas de tipo sexual, como impotencia o
frigidez, en las infecciones hepáticas, dolores reumáticos y musculares, las fiebres anormales,
en personas propensas al exceso de peso, a la adicción al alcohol y al azúcar y determinadas
excitaciones de tipo emociona