Vous êtes sur la page 1sur 132

LA TEORÍA Y METODOLOGÍA DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

INDICE
INTRODUCCIÓN........................................................................................... ........... 1

CAPITULO I
LA TMED COMO ASIGNATURA CIENTÍFICA Y PRÁCTICA................................... 2
Conceptos Fundamentales .................................................................................. 2
BIOADAPTACIÓN, LEY BÁSICA DEL ED ............................................................... 7
PRINCIPIOS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO .............................................. 10
Principio del nivel de dirección con vista a logros 11
superiores............................... 12
Principio del aumento progresivo y máximo de las cargas................................... 15
Principio de la continuidad del proceso de entrenamiento................................... 16
Principio del cambio ondulatorio de las cargas de entrenamiento....................... 17
Principio del carácter cíclico del proceso de entrenamiento................................. 18
Microciclos........................................................................................................ 19
Mesociclos........................................................................................................ 21
Principio de la unidad de la preparación general y
especial................................. 22
23
LA CARGA DE ENTRENAMIENTO.......................................................................... 23
Según 31
Weineck...................................................................................................... 35
Según T. O. Bompa.............................................................................................. 46
Según Planatov....................................................................................................
Según Groser y colab. ......................................................................................... 52
Según Verjoshanski.............................................................................................. 53
54
MÉTODOS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO................................................ 55
Continuos Invariables........................................................................................... 56
Continuos Variables..............................................................................................
Discontinuos a intervalos...................................................................................... 58
Discontinuos a repeticiones.................................................................................. 58
60
ASPECTOS DE LA PREPARACIÓN DEL DEPORTISTA........................................ 61
Tareas de cada componente de la preparación del 62
deportista............................. 63
La preparación física en el proceso de la preparación del deportista..................
La preparación técnico-táctica en el proceso de la preparación del deportista....
La preparación psicológica en el proceso de la preparación del deportista......... 64
La preparación teórica dentro de la preparación del deportista........................... 64
66
CAPITULO II 73
LA PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO................................... 78
La periodización del entrenamiento deportivo...................................................... 80
Período Preparatorio...................................................................................... 85
Periodo Competitivo....................................................................................... 86
Periodo de Tránsito........................................................................................ 86
Generalidades de la periodización................................................................. 86
Formas básicas y tipos de planes de entrenamiento............................................ 87
Planes de entrenamiento invididual............................................................... 87
Planes de entrenamiento en grupo................................................................ 88
Plan de entrenamiento perspectivo o a largo plazo....................................... 89
Plan cuatrienal............................................................................................... 90
Plan anual o semestral.................................................................................. 92
Plan de ejecución u operatorio...................................................................... 93
El entrenamiento deportivo como proceso de muchos años................................ 94
Fase de la preparación básica....................................................................... 95
Fase de la realización máxima de las posibilidades deportivas.................... 97
Fase de la longevidad deportiva....................................................................
Plan escrito........................................................................................................... 101
Plan gráfico...........................................................................................................
Sistema de distribución de las cargas por mesociclos (el plan de carga)............

BIBLIOGRAFÍA...............................................................................................

INTRODUCCIÓN

El objetivo de este folleto, como herramienta de consulta de los


estudiantes de la Escuela Internacional de Educación Física y Deporte:
Está encaminado a elevar los conocimientos desde el punto de vista
teórico, dando la posibilidad de extrapolarlo estos elementos teóricos en
la práctica, ya que esta asignatura constituye la asignatura rectora de la
carrera; en ella se plasman los elementos teórico que el entrenador
tiene que controlar en la práctica del proceso de entrenamiento de sus
atletas. Permitiéndole aplicar un alto nivel científico-técnico, a través de la
asignatura Teoría y Metodología del Entrenamiento Deportivo, la misma
va estar dirigido a los estudiantes que cursan el tercer año de la carrera.

El contenido de cada uno de los temas del material es el resultado de la


revisión de diferentes literaturas especializadas sobre la base de los
conocimiento de varios autores que trabajan en el campo de la ciencia y
el deporte, donde podemos citar entre otros a:

 Matveev. L. P.
 Verjoshanski. I.
 A. Puni.
 García Manzo.
 Forteza de la Rosa. A.
 Ranzola. Ribas. A.
 Platonov. V. N.
 Ozolin. N. G.
 Harre. D.
 Bolko . R. F. etc.

Solo por citar algunos, ya que este campo es muy estudiado desde
tiempos remotos.

Estos apuntes abordan aspectos teóricos sobre el entrenamiento


deportivo y el deporte en general, para ofrecerles al estudiante algunos
criterios de orden metodológicos, los cuales consideramos que les servirá
para enriquecer sus conocimientos y poder culminar el año que cursan
con resultado satisfactorio en la asignatura: Teoría y Metodología del
Entrenamiento Deportivo. Además tendrán la posibilidad de apoyarse en
los siguientes texto para profundizar sus conocimientos, donde podemos
citar:

1. Bases Metodologicas del entrenamiento deportivo.(Forteza y


Ranzola).
2. Alta metodología del entrenamiento (Forteza).
3. Manual para iniciación en el deporte escolar (Ranzola Riva).
4. El entrenamiento deportivo (Platonov), Otros.

LA TEORÍA Y METODOLOGÍA DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO


COMO ASIGNATURA TEÓRICA PRÁCTICA

El presente tema tiene el propósito de ofrecer una orientación acerca de


la teoría y metodología del entrenamiento deportivo como asignatura
teórica práctica, lo cual nos posibilitara abordar diferentes niveles para su
estudio.

Al valorar el criterio de diferentes autores y realizar un análisis detallado


llegamos a conclusiones precisas que a nuestro juicio son los elementos
que se deben tener presentes para determinar la asignatura con un
enfoque teórico práctico.

La Teoría y metodología del entrenamiento es la ciencia que se encarga


del estudio del proceso del entrenamiento deportivo tomando en cuenta
las leyes que rigen en la naturaleza y su evolución para realizar aportes
que permitan estudiar la dinámica de este proceso, tomando como base
los elementos teóricos.

Conceptos y objetivos fundamentales del proceso de


entrenamiento:

Referente a estas temáticas mencionadas anteriormente los estudiantes


tendrán que profundizar en otras literaturas que recojan aspectos
relacionados con las mismas para elevar su nivel de conocimientos.

Principios Metodológicos: Son inherentes a la actividad especifica, lo


cual facilita la compresión, la aplicación de los métodos de enseñanza del
aprendizaje motor y los utilizados en la detección y corrección de errores.
Carga: Es aquel estímulo que obliga al deportista a adaptarse luego de
un efecto, la cual incide en el atleta en dependencia de una series de
factores muy relacionados con las direcciones en que se enmarque,
teniendo en cuenta el tiempo de trabajo, el % de ritmo cardíaco máximo,
intensidad y volumen.

Referente a estas temáticas mencionadas anteriormente los estudiantes


tendrán que profundizar en otras literaturas que recojan aspectos
relacionados con las mismas para incrementar su nivel de conocimientos.

Métodos: No es más que las formas interrelacionadas de trabajo entre el


pedagogo y el educando, la cual están dirigidas a la solución de las
tareas de la enseñanza en el proceso de entrenamiento deportivo, siendo
este el concepto más amplio desde el punto de vista de la didáctica.
Según Ranzola Ribas:

Componentes de Preparación del Deportista:

Preparación Física: Tiene la finalidad de consolidar los niveles


funcionales y morfológicos alcanzados, perfeccionar parcialmente
algunas capacidades motrices y contribuir al restablecimiento de las
posibilidades de adaptación.

Preparación Técnica: Esta en caminada a desarrollar los hábitos


deportivo y su estabilización, así como el perfeccionamiento adecuado
de la variabilidad de los hábitos deportivos.

Preparación técnico-táctica: Se emplean para eliminar deficiencias


de la preparación técnica y táctica, y en cierta medida se pueden
asimilar nuevas formas de los movimientos.

Preparación Psicológica: Asegura una actitud correcta del deportista


hacia los éxitos conseguidos y los posibles reveses, así como crear un
fondo emocional positivo para el descanso activo y los planes
posteriores.

Preparación Teórico: Se basa en los conocimientos que de teoría y


metodología tenga el deportista, así como de otras ciencias afines al
entrenamiento deportivo como (Fisiología, Morfología, Bioquímica, etc).
Entrenamiento: Se Verjochanski(1988) Se basa en un sistema en el que
se define los conceptos de programación, organización, control y
evaluación.
Programa de ejercicios destinado a mejorar las aptitudes y aumentar las
capacidades energéticas de un atleta para una prueba determinada.

Entrenamiento de resistencia aeróbico: Forma de acondicionamiento


destinado a aumentar la capacidad aeróbica y el rendimiento en la
resistencia.

Entrenamiento con intervalos: Programa de ejercicios en cual el


cuerpo está sometido a períodos cortos pero repetidos en forma regular
de trabajo con esfuerzos, intercalado con períodos adecuados de
descanso.

Entrenamiento en circuito: Programa de acondicionamiento que


consiste en una serie de ejercicios que se realizan en “estaciones”. Con
un tiempo determinado y especifico, donde el atleta tiene que
desplazarse a la estación siguiente, con su ejercicio propio y particular y
su tiempo especifico, luego a la siguiente, y así sucesivamente.

Entrenamiento en “fartlek”: Juego en velocidad.

Entrenamiento en “sprint”(anaeróbico): Acondicionamiento destinado a


aumentar la capacidad del sistema anaeróbico, el sistema necesario
para las actividades breves de alta potencia de velocidad.

Planificación: En términos generales, planificación es prever con


suficiente anticipación los hechos, las acciones, etc, de forma que su
acometida se efectúe de forma sistemática y racional, acorde a las
necesidades y posibilidades reales con aprovechamiento pleno de los
recursos disponibles en el momento y previsible en el futuro (Mestre
1995).

La planificación constituye todos los componentes teóricos de un


proyecto mental sustentado en la base que rigen los principios de la
pedagogía general, los principios metodológicos de la educación física y
los principios fundamentales del entrenamiento deportivo, así como las
reglas de la periodización, en el empleo adecuado de los medios y
métodos, etc.
Periodización: Es la forma de estructurar el entrenamiento deportivo en
un tiempo determinado, a través de periodos lógicos, donde se
comprenden las regulaciones del desarrollo de la preparación del
deportista y de la forma deportiva.

Control del entrenamiento: No es más que el registro de lo realizado, lo


que generalmente incluye todas las partes del proceso factible de
cuantificar, es decir, las tareas y su volumen, algunos índices de
intensidad de la carga, los resultados en las competencias, test
pedagógicos y otros tipos de pruebas como forma imprescindible en el
orden cuantitativo.

Análisis del entrenamiento deportivo: Está dirigido, más bien, al


cumplimiento de los aspectos cualitativo, es decir, a la evolución del logro
del objetivo propuesto, la eficacia de los medios y métodos empleados,
los indices de carga no calificado, exigencia relativa a la preparación
técnica, táctica, psicológica y teórica, etc.

Periodización: Es la forma de estructurar el entrenamiento deportivo en


un tiempo determinado, a través de períodos lógicos, donde se
comprenden las regulaciones del desarrollo de la preparación del
deportista y de la forma deportiva.

Macrociclo: Es la unión de varios mesociclos, donde se refleja las


distintas etapas de preparación y competencias, o la configuración de la
macroestructura con finalidad concreta, del meso, micro, unidad de
entrenamiento o sesiones en el que se incluye una fase de competencia.

Mesociclos: Representan etapas relativamente acabadas del proceso


global de entrenamiento que tiene como finalidad lograr el desarrollo de
una cualidad u objetivo parcial de todo el proceso. Su organización
interna se realiza a base de microciclos de diferente signo, en número
variable, que nunca son menos de 2 y casi nunca supera los 6-8
microciclos.

Microciclos: Es la serie de varias sesiones de entrenamiento,


organizada de forma racional en un corto período de tiempo.

Período: Esta conformado por diferentes etapas por la cual transcurre el


proceso de entrenamiento deportivo.(Preparatoria, Competitiva y de
Transito).
Etapas: Es la forma de dividir el proceso de entrenamiento deportivo en
el transcurso de un período, el cual puede ser de un año o varios años.
Está se dividen en general, especial, competitiva y de transito.

Etapa General: Tiene como objetivo crear las bases para la


adquisición de la forma deportiva, la cual eleva el nivel general de la
capacidad de trabajo a través del desarrollo de las capacidades
funcionales, motrices y los hábitos. Es decir por una parte la capacidad
vital, la disminución del tiempo de reacción, el aumento del VO2MAX, el
aumento del volumen minuto sanguíneo, etc., y por la otra, el aumento
de la fuerza, rapidez, resistencia, movilidad y agilidad de forma general
y especial, así como los hábitos y destreza básicas del deporte.

Etapa Especial: Esta tiene como objetivo fundamental, crear las


condiciones para la adquisición inmediata de la forma deportiva.

Etapa Competitiva: Es concretar todos los elementos del período


preparatorio, de manera tal que el deportista demuestre su forma en las
competencias, y obtenga así un determinado nivel de rendimiento
deportivo. Su duración depende de la del período preparatorio y la
organización competitiva que se planifique.

Período de transito: Está orientado hacia las actividades del descanso


activo. Aquí no se habla de una pausa en el entrenamiento, sino de una
continuidad del proceso, donde cambian su forma y contenido, para
evitar la conversión del efecto acumulativo de las cargas en
sobreentrenamiento. Asimismo, se deben crear las condiciones para
mantener un determinado nivel de entrenamiento y garantizar el inicio
de otro ciclo de desarrollo de la forma deportiva.

Objetivo Físico: No es más que forma de desarrollar los diferentes


sistemas morfo funcionales de los deportista, creando las bases
fisiológicas para el posterior trabajo que van a realizar los atletas, cuando
comiencen a recibir las diferentes cargas de entrenamiento.

Objetivo Técnico: El objetivo central en la preparación técnica del


deportista es las de formar hábitos y efectuar acciones de competencia
que le permitan utilizar con mayor eficacia sus posibilidades en los
certámenes, y garantizar el indeclinable perfeccionamiento de su
maestría técnica en el proceso de su práctica deportiva de muchos años.
Objetivo Teórico: Se basa en los conocimientos que de teoría y
metodología tenga el deportista, así como de otras ciencias afines al
entrenamiento deportivo.
Objetivo Psicológico: Está dirigido a formar el estado de predisposición
psíquica del deportista dentro de las condiciones especificas de la
actividad deportiva.

Control Físico: Es la forma que se aplica en el proceso de


entrenamiento deportivo para verificar el desarrollo de las diferentes
cualidades físicas como(resistencia-fuerza-velocidad-flexibilidad).

Control Técnico: Es la forma de evaluar los diferentes elementos


técnico de una disciplina deportiva determinada a través de los test
pedagógicos .(tiro de penalti en el fútbol, tiro en suspensión en
baloncesto, cantidad de paso que se cuenta en una distancia
determinada para determinar la frecuencia y la longitud de los pasos en
está, ejecución de los molinos en la barra fija en la gimnasia artística,
etc).

Control Medico: Está encaminado al control del estado funcional de los


atletas al comienzo de un macrociclo de entrenamiento y en el desarrollo
del mismo, para comprobar el comportamiento de las diferentes cargas
de entrenamiento que los atletas están recibiendo y la posible asimilación
de los diferentes sistemas y órganos que reciben

Unidad de entrenamiento: Es la forma básica organizativa de la


educación y formación del deportista de rendimiento.

Sesión: No más que la estructura elemental del proceso de organización


del entrenamiento deportivo, la cual se pueden dividir en varias partes
(mañana, tarde, noche), (1-2-3-4-5, etc).

Carga: No es más que el proceso acumulativo del entrenamiento diario, y


la respuesta a un trabajo realizado.

Frecuencia cardiaca: Número de veces que el corazón late por minuto.

Frecuencia del Pulso: Frecuencia cardiaca

Serie: Es un programa de entrenamiento con intervalos, un grupo de


intervalos de trabajo y de descanso. En el levantamiento de pesas, el
número de repeticiones que se realizan de manera consecutiva sin
descanso.

Repeticiones: Cantidad de ejercicios repetido durante una serie o


diferentes tandas.(20 saltos de rana por el terreno, 10 tiro libre en
baloncesto, 20 lanzamiento de bala de frente al área en atletismo, etc).

Flexibilidad: Rango de movilidad alrededor de una articulación


(flexibilidad estática); oposición o resistencia de una articulación al
movimiento(flexibilidad dinámica).

Fuerza: Acción de tracción o empuje ejercida sobre un objeto; acción por


cuerpo sobre otro que tiende a cambiar el estado de movimiento del
cuerpo sobre el cual actúa.
Según Kuznetzov(1973), es el aumento de la tonalidad de un músculo,
provocada por estimulo nervioso que posibilita el movimiento o el
mantenimiento de una posición de un plano muscular.

Rapidez: Es la capacidad de reaccionar con máxima rapidez frente a una


señal y/o al realizar movimientos con máxima velocidad determinada

Velocidad: Es la posibilidad que tiene el individuo de desplazarse lo más


rápido posible en un lugar a otro y su resultado va a estar determinado
por la frecuencia de la longitud del paso.

Resistencia: Es la capacidad física y psíquica de soportar el cansancio


frente a esfuerzos relativamente largos y/o la capacidad de recuperación
rápida después de los esfuerzos.

Capacidad de coordinación: Es la diferencias con las condicionales y el


aprendizaje y perfeccionamiento técnico-táctico, pero a su vez están
estrechamente relacionas, que determinan el desarrollo exitoso de la
preparación física y técnica deportiva.

BIOADAPTACIÓN, LEY BÁSICA


DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Análisis de la “Ley Básica del entrenamiento”.-

Toda la metodología que se aplica en el proceso de entrenamiento


deportivo y que por supuesto está orientada hacia los triunfos
competitivos en deporte, tiene una base científica y esta rigurosamente
regida por las leyes objetivas que reflejan la realidad; preceptos que
determinan tal o cual paso a seguir en el camino de la victoria deportiva.

En el proceso de preparación deportiva hacia metas elevadas, trabajando


con todo el rigor que demanda la ciencia, debemos tener presente las
respuestas a las siguientes interrogantes:
¿qué entrenamos? ¿Por qué el deportista aumenta su preparación? ¿qué
sucede en el organismo del deportista cuando este recibe un contenido
de preparación ? ¿qué determina la selección de uno y otro contenido del
entrenamiento ?

Estas y otras respuestas es el ABC del proceso de preparación; sin


descubrirlas no es posible lograr en nuestros atletas sean los mejores
entre los mejores.

Hoy día, el entrenamiento ha sido invadido por una biologización en su


metodología, no en balde se ha generalizado la definición de que “...el
entrenamiento deportivo es en términos generales un proceso
permanente de adaptación a la carga de trabajo” (Weineck, 1978)

Por tal motivo el punto de partida de cualquiera estudio sobre la


metodología del entrenamiento deportivo estará impuesto por el análisis
de la ley básica del entrenamiento

Todos los contenidos de preparación que se aplican en el entrenamiento


deportivo están enmarcados en el concepto que se tiene con carga de
entrenamiento, -la que será analizado detalladamente en el siguiente
capitulo-, la carga sintetiza el contenido de preparación, estos contenidos
que recibe el deportista a modo de carga tiene un efecto biológico,
generalmente funcional, en el organismo del deportista; lo que significa
que la llamada Ley básica de entrenamiento sea insustituible la Ley de
Adaptación Biológica, o Ley de Bioadaptación.

Sabemos que la adaptación es una posibilidad que tiene el organismo


para sobrevivir. Un organismo en estado de adaptación, significa que ha
alcanzado un equilibrio entre los procesos de síntesis y degeneración,
estando en esta situación hasta tanto no se interrumpan las exigencias
que demanda el equilibrio. Ha este equilibrio biológico (entre síntesis y
degeneración) que caracteriza el organismo en estado de adaptación se
le da el nombre de homeostasis.
Si algún (carga de entrenamiento) interrumpen la homeostasis, el
organismo tratará de buscar nuevamente el equilibrio funcional. Si este
agente estresante (carga de entrenamiento)es desconocida por el
organismo, la interrupción o de homeostasis estará determinada por un
aumento de los procesos catabólicos o degenerativos, los cuales se
mantendrán la influencia de la carga, de forma inmediata el organismo
responderá a la agresión con un aumento de los procesos constitutivos,
generativos o anabólicos (lo que llamamos recuperación) a fin de dar
protección al organismo por las perdidas energéticas sufridas ante el
esfuerzo realizado por la carga de entrenamiento.

Estos procesos recuperatorios que suceden al ser interrumpidas la


homeostasis, no solo procuran volver la punto de partida antes el
esfuerzo sino más bien tienden a sobrepasar los niveles de capacidad lo
que parece ser una predisposición del organismo ante una nueva
agresión; fenómenos que por el cual todos conocemos con el nombre de
supercompensación

Reserva automáticamente protegida, resulta de la observación de que se


disponen de más reservas en situaciones extremas, paralizados los
mecanismos inhibitorios centrales “el entrenamiento nos permite
entonces ampliar el ámbito de la energía disponible, es decir, subir el
umbral de movilización (UM) El deportista puede subir su movilización,
energética hasta un 95 %.

Otro aspecto importante a destacar dentro de la ley de la Bioadaptación


como ley básica del entrenamiento es lo referido al Síndrome General,
conocido también como Ley de Selye. (tomado de teoría y practica, Cap.
4. Col. Aut. España. S/A.

Hans Selyes, endocrinólogo, señaló que frente a cualquier agente


agresor al organismo, se producen simultáneamente una serie de
reacciones típicas, en función del estimulo agresor, y otras reacciones
atípicas (siempre las misma) independientemente de la naturaleza de los
estímulos. Estas reacciones atípicas suponen :

 Aumenta la actividad suprarrenal


 Atrofia del sistema metabólico de las grasas
 Ulceración de tuvo digestivo
 Otras tales como perdida del peso, disminución de los cuerpos
antiácidos en sangre etc.
Este conjunto de manifestaciones atípicas los denominó. Síndrome
General de Adaptación o Síndrome de Stress frente a la acción del
agente estresante, se altera el equilibrio del organismo. Si dicho agente
actúa de forma continuada, dará origen a las diferentes reacciones en
función de su persistencia.

Reacción de alarma.

Ante la estimulación de suficiente intensidad, se produce la reacción del


organismo originado un desequilibrio (ruptura de la homeostasis).
Poniendo en marcha toda una serie de mecanismo provocando un
desgaste en el organismo; Se llega hasta el estado de fatiga o de shock,
al que le sigue un estado de contra-shock que vendrá determinado,
fundamentalmente, por la naturaleza e intensidad del agente estresante.
En este estado de contra-shock se recupera el organismo del desgasto al
que había sido sometido, sobrepasando el nivel de equilibrio inicial y
adaptando al sujeto a una nueva situación de equilibrio, de tal forma que,
si persistiera el estimulo inicial en su misma intensidad y naturaleza,
dejaría de provocar un desequilibrio.

Fase de Resistencia.-

Esta determinado por el tiempo que se mantiene ese nuevo estado de


desequilibrio, incluso frente a la persistencia de actuación del agente
estresante.

Estado Exhaustivo.-

Si el agente estresante persiste en su acción, el organismo pierde la


resistencia adquirida (fase de agotamiento) pudiendo llegar a un estado
de fatiga irrecuperable.

Importancia de la Teoría de Selye en el Entrenamiento Deportivo.-

Cuando un sujeto se somete a un stress físico (carga de entrenamiento)


se tendría que llegar a la conclusión que dicha agresión constante
llegaría a provocar una incidencia desagradable en la vida del deportista.
Sin embargo, las investigaciones que se han realizado parecen confirmar
que el entrenamiento crea una especie de protección contra el stress,
que bien podría tratarse del desarrollo de un estado de resistencia.
“De Vrie”, demostró experimentalmente que unos ejercicios intenso y de
poca duración causan una considerable reducción de la tensión neuro
muscular. De ello se desprende que, aplicando ejercicio físicos intensos,
se provoca el principio un estado de shock, pero que, sin embargo, el
efecto general de los ejercicios podía llevar hacia un estado de contra-
shock, que desarrollara una resistencia que previene contra las
enfermedades nerviosas las relacionadas con la tensión.

Este ocho lo refiere Selye como una “desviación “, que constituye el


punto de aplicación de su Teoría en el terreno deportivo.

Según weinnerck, 1978, la dinámica de la adaptación estado de


entrenamiento es muy rápida para un principiante, y después se aminora
con los años de entrenamiento hasta ser prácticamente imperceptible con
el paso del tiempo.

El nivel de alteración de la homeostasis es responsable del


comportamiento de la curva del estado de entretenimiento. Con el
aumento del estado de entrenamiento, las cargas no tienen igual impacto
sobre la homeostasis y generan modificaciones cada vez menos
marcadas sobre el equilibrio bioquímico del organismo. por esta razón
los fenómenos de adaptación son cada vez menos perceptibles. El
estado de entrenamiento tiene, pues, influencia directa del organismo a
un estimulo de entrenamiento, Sin embargo, las modificaciones en la
estructura del entrenamiento permiten nuevos procesos de adaptación.
Las cargas del entrenamiento invariables estándar llevan inevitablemente
al estancamiento (vorobjeva y voroviev, 1978).

PRINCIPIOS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

PRINCIPIOS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO.-

Las leyes generales de la Educación Física tienen en el entrenamiento


deportivo una forma especial y singular de manifestación. Esto está
plenamente fundamentado al analizar las características y la esencia de
los principios generales de la Educación Física con los rasgos propios del
proceso del entrenamiento deportivo.

Al entrenamiento deportivo le son inherentes leyes específicas que no


existen en otras formas de la Educación Física. Lo que nos obliga a que,
al organizar el entrenamiento se concreten en él los principios generales
de acuerdo con las peculiaridades del proceso.

El entrenamiento deportivo tiene su propio sistema de principios, éste


surge de la necesidad de concretar los principios generales de la
enseñanza y aplicarlos al proceso especializado del entrenamiento.

Es de gran importancia la comprensión clara de todos los principios del


entrenamiento, además es de vital importancia para el trabajo del
entrenador, ya que la vulneración de los mismos lleva a errores graves
en el proceso de la preparación del deportista.

Los principios generales del entrenamiento deportivo son los siguientes:


 El nivel de dirección con vistas a logros superiores deportivos.
 El aumento progresivo y máximo de las cargas.
 La continuidad del proceso de entrenamiento.
 Cambio ondulatorio de las cargas de entrenamiento.
 Carácter cíclico del proceso del proceso de entrenamiento.
 La unidad de preparación general y especial

Es necesario aclarar que es posible que en otras bibliografías se


encuentren principios con nombres diferentes, nosotros seguimos esta
línea de principios por considerarla, hasta el momento, como la más
adecuada y generalizada.

PRINCIPIO DEL NIVEL DE DIRECCIÓN CON VISTAS A LOGROS


SUPERIORES. -

El deporte presupone siempre una orientación hacia el logro de elevados


resultados deportivos y a su constante mejoramiento. A la actividad
deportiva competitiva le es inherente la orientación tendiente al logro del
máximo resultado; por supuesto este máximo es distinto para los
diversos deportistas que tienen la aspiración común, cada uno, de
recorrer el camino más largo posible de perfeccionamiento deportivo.

Los resultados deportivos son importantes, claro está, no por lo que


representan en sí, sino como índices concretos del desarrollo de las
capacidades y del rendimiento. Ej.: En muchas ocasiones se utilizan
diversas competiciones como método evaluativo del desarrollo de las
capacidades y a su vez como escalones para la competición principal
donde se evaluará el rendimiento alcanzado.
Se lleva a la práctica la orientación para conseguir índices más elevados
por medio de la correspondiente estructuración del entrenamiento
deportivo, del empleo de los medios y métodos más eficientes, y de una
especialización más profunda durante todo el año y durante muchos
años, en el deporte elegido.

La materialización práctica del principio presupone:


ORIENTACIÓN HACIA LOGROS
DEPORTIVOS SUPERIORES

Estructuración del proceso de entrenamiento.


Empleo de los medios y métodos eficientes.
Especialización profunda.

Durante todo En el
transcurso transcurso de
año muchos años.

La orientación hacia el logro los mejores resultados condicionan de una


manera u otra todos los rasgos distintivos del entrenamiento deportivo.
La elevación del nivel de las cargas, el sistema especial de alteración de
la carga y el descanso, su carácter cíclico claramente acusado, etc.

La orientación para el logro de elevados resultados tiene el significado de


perspectivas en las primeras etapas cuando la práctica del deporte tiene
lugar en lo fundamental; a medida que transcurre la transformación del
organismo por defecto de la edad y se eleva el nivel de entrenamiento, se
hace efectiva esa orientación en plena medida hasta que se dejan sentir
los factores limitativos de la edad de otro tipo.

El principio general de la orientación adquiere en la esfera del


entrenamiento deportivo un contenido especial.
Esto debe ser entendido como la exigencia de asegurar el máximo
posible el grado de perfeccionamiento en el deporte dado, además de
significar la necesidad de una especialización profunda. La orientación
del entrenamiento deportivo, como propio, es una regularidad pedagógica
que se le debe plantar siempre al deportista dentro de las posibilidades
del mismo.
PRINCIPIO DEL AUMENTO PROGRESIVO Y MÁXIMO DE LAS
CARGAS.-
Debemos saber que en el proceso de dirección del desarrollo del hombre
surge lógicamente la necesidad de aumentar de manera gradual las
cargas funcionales. Esto es justo, en gran medida, para el entrenamiento
deportivo ya que el nivel delos logros deportivos es proporcionar al nivel
de exigencias del entrenamiento. En este proceso crece gradualmente
las cargas como las exigencias en cuanto a la preparación física,
técnicas, tácticas, y psíquicas.

En el entrenamiento deportivo, a diferencia de otros tipos de Educación


Física, crecen las cargas poco a poco y además al máximo.
Debemos tener presente lo que entendemos por carga:
1. Las actividades físicas y mentales que realiza el deportista
encaminados al desarrollo de capacidades, hábito, etc.
2. La suma de los efectos del entrenamiento sobre el organismo del
deportista.

El término carga máxima debe ser entendido en el sentido del incremento


de la carga en lo sucesivo, a lo largo de años y de muchos años de
práctica del deporte. La medida cuantitativa concreta de la carga máxima
depende, naturalmente; del nivel de entrenamiento previo del deportista,
de sus peculiaridades individuales y de las particularidades del deporte
dado. Ej.: para el corredor de fondo principiante la carga máxima de un
entrenamiento puede consistir en correr de 10-15 Km. Mientras que para
el fondista altamente calificado tal carga máxima puede ser hasta de 60
Km. Se determina el carácter del trabajo y su medida, según
corresponda, como componente intensidad.

La práctica del deporte moderno ha modificado considerablemente la


idea que se tenía hasta que hace poco, de las magnitudes racionales de
las cargas de entrenamiento ya que las posibilidades del hombre y su
grado de desarrollo han resultado ser superiores a las más audaces
suposiciones con este motivo se aplican más y más en la práctica las
cargas de entrenamiento elevadas, que aumentan encada uno de los
entrenamientos y también en la suma correspondiente a la semana, mes
y año.

El volumen anual de carga que hace poco tiempo era exclusivo de los
deportistas más calificados, se han convertido en algo normal para los
deportistas de calificación media.
Las cargas se deben establecer de acuerdo con las posibilidades del
organismo en la etapa dada de desarrollo. A medida que se elevan las
posibilidades funcionales y de adaptación por efecto del entrenamiento,
debe crecer gradualmente la aplicación de las mismas; las que fueran
elevadas en ciclos de entrenamientos anteriores, podrían convertirse, si
las mantenemos estables reiterando su aplicación, en habituales y ciclos
siguientes.

Esta razón nos obliga al prestar gran atención a los principios de la


accesibilidad y la individualización, a causa de la exigencia que se
plantea en las posibilidades funcionales del organismo. No podremos
aplicar un régimen de carga sino consideramos las características
individuales solo de esa forma atendiendo rigurosamente las
posibilidades de cada deportista, someteremos a éstos el trabajo en cada
entrenamiento y a través de los distintos períodos el empleo de las
cargas máximas es concebible sólo con una condición de severa
observancia a través de la sistematización. Con un sistema de sucesión
de los entrenamientos el carácter ininterrumpido del proceso de
entrenamiento y la alteración racional de las cargas con el descanso se
puede garantizar un efecto positivo.

Señalaremos una tentativa de clasificación de las cargas desde el punto


de vista metodológico que nos ayude a la dosificación de éstas en el
entrenamiento deportivo.
Ej.:

TABLA 1

a) Mínimas.
Por el nivel Por el tipo de a) Aerobias
b) Medias
de predominante b) Anaerobias
c) Máximas
exigencia: de esfuerzo: c)Combinadas
d) Límites

Por el
Por el tipo de
significado a) Isométrica
a)Generales trabajo
para el b) Isotónica
b)Especiales muscular:
deporte c) Auxótonica
elegido:
Consideramos que una carga es mínima cuando para su realización el
deportista invierte el mínimo de gasto; cuando la tarea a realizar es de
fácil cumplimiento; cuando la distancia a recorrer, peso a levantar,
cantidad de ejercicios, tiempo de trabajo, etc. Significan menos de 40%
de su mayor ejecución logrado anteriormente.

Sería una carga límite, como su nombre lo indica supera por su


exigencias las posibilidades máximas de ejecución del deportista
consideramos que las cargas son generales cuando tienden al desarrollo
de las cualidades o capacidades motrices generales, cuando los medios
de entrenamiento empleados son generales y forman la base del
desarrollo multilateral del deportista.

Será especiales cuando tienden al desarrollo de las capacidades


motrices especiales o específicas del deporte en cuestión, cuando los
medios de entrenamiento empleados son especiales, cuando forman la
base de la especialización y maestría en el deporte que se trate.

Los términos restante son conocidos y consideramos que no es


necesario describirlos, pues son denominaciones propias de bioquímica,
Fisiología y Biomecánica. Señalemos un ejemplo de dosificación de la
carga.
TABLA 2

Carga Tiempo en Deportista Clasificaci


Repeticio
(en que se debe que recibe ón de la
nes
M) realizar (en S) la carga carga
Mínima
Un
especial
100 3 11, 0 velocista
anaerobia
consagrado
Isotónica
Media o
Un
máxima
baloncestist
100 2 11, 2 general
a
anaerobia
consagrado
Isotónica
Media o
máxima
Un
100 2 11, 6 general
boxeador
anaerobia
Isotónica.
El que sea mínima o media, depende del desarrollo alcanzado en esa
capacidad motriz por el deportista que ejecuta la carga y del estado en
que se encuentra el nivel de entrenamiento deportivo de éste. Es
característico del entrenamiento deportivo el aumento constante de las
cargas. El cumplimiento de este principio debe responder a las
siguientes:
1. Las cargas físicas es necesario aumentarlas sistemáticamente.
2. El aumento de las cargas y de las exigencias deben ocurrir de
manera gradual.
3. En el aumento de las cargas es necesario aplicar al organismo,
periódicamente cargas máximas.
4. La sistematización del aumento de las cargas debe ser lo más
integral posible.
5. Estudiar la magnitud de la carga empleada con el efecto fisiológico
que se produce en el organismo.
6. Las cargas máximas están condicionadas a la preparación del
atleta.
PRINCIPIO DE LA CONTINUIDAD DEL PROCESO DE
ENTRENAMIENTO.-

La esencia de este principio se explica como proceso de entrenamiento


ininterrumpido. Este proceso solo se interrumpe al dar paso al descanso
o sea, que este principio es la combinación de la actividad física con el
descanso, siempre que este corresponda a la recuperación de la
capacidad de trabajo del organismo.

En este principio se apoya en el entrenamiento anual y a largo plazo a su


vez tiene una relación estrecha con los principios anteriores.

Sus características fundamentales están dadas por los aspectos


siguientes:
1. El proceso de entrenamiento transcurre a lo largo del año o muchos
años seguidos, mantiene la orientación al perfeccionamiento en el
deporte elegido.
2. La influencia de cada ciclo de entrenamiento ulterior se materializa
sobre la base de las huellas del anterior.
3. El intervalo de descanso entre los entrenamientos se mantienen en
los límites que garantizan el establecimiento y el incremento de la
capacidad de trabajo con la particularidad de que se permiten
periódicamente la realización de entrenamientos con deudas parcial
de restablecimiento.
Estos dos últimos aspectos, por ser discutibles, necesitan aclaración.

Cuando se trata de la necesidad de materializar el efecto de cada


entrenamiento con base en las huellas del anterior, hay que entender por
huellas, en un sentido general, los cambios positivos operados en el
organismo de carácter fisiológico, bioquímico, psíquico, etc.
Condicionados por los entrenamientos, que se expresan en definitiva en
la elevación de la capacidad de trabajo del organismo del deportista, en
el desarrollo de sus cualidades, hábitos y destrezas.

Por consiguiente, el sentido del segundo aspecto consiste en la exigencia


de no permitir intervalos demasiado prolongados entre los
entrenamientos; asegurar la continuidad de la influencia y crear con ello
las condiciones para el progreso ininterrumpido en la actividad deportiva.

En el tercer aspecto, donde se debe hacer énfasis es en las


peculiaridades del sistema de alternación de las cargas y el descanso en
el entrenamiento deportivo. La cuestión consiste en que el deportista no
realiza todos los entrenamientos, ni mucho menos en unas condiciones
del pleno restablecimiento y de superrestablecimientos de la capacidad
de trabajo. Periódicamente se permite la suma del efecto de unos
cuantos entrenamientos en una situación de falta parcial de
restablecimientos.

El sentido de esto consiste en plantear al organismo exigencias muy


grandes y obtener en consecuencia un potente auge de la capacidad de
trabajo durante el régimen de descanso. Esto lo confirman la experiencia
práctica y las investigaciones realizadas por Abrosímova, Ogoltov y otros;
por lo que tal régimen de las cargas de entrenamiento se puede
considerar racional en ciertas condiciones.

Tenemos entonces, que la regla general empezar el entrenamiento


siguiente en un estado de pleno restablecimiento y superrestablecimiento
tiene una aplicación especial en el entrenamiento deportivo. Esta regla
puede no hacerse extensiva aquí forzosamente a cada entrenamiento,
sino a la serie de unos cuantos entrenamientos, que es considerada en
este caso como una gran carga total. La cantidad de entrenamientos en
las series y la duración de los intervalos existentes entre ellos, depende
de un conjunto de circunstancias y, entre otras cosas, de los períodos y
etapas del entrenamiento.
PRINCIPIO DEL CAMBIO ONDULATORIO DE LAS CARGAS DE
ENTRENAMIENTO.-

En el entrenamiento deportivo pueden ser utilizadas diferentes vías de


aumento de la carga es decir, la rectilínea, la escalonada y la ondulatoria.
Para el entrenamiento deportivo es característica, en mayor medida, la
dinámica ondulatoria, lo cual se debe, ante todo, al alto nivel de
exigencias que se plantean a las posibilidades funcionales y de
adaptación del organismo del deportista.

La esencia de este principio demanda que cuando se aplica una carga


grande después es necesario aplicar y bajar el nivel de la carga. Esto se
fundamenta fisiológicamente, en que mientras mayor sea la carga,
mayores serán los cambios que se produzcan y mayor el tiempo de
recuperación de la capacidad de trabajo y de adaptación de dicha carga.

En relación con este principio existen 3 tipos de ondas: las pequeñas,


medias y grandes, que caracterizan la tendencia general de la dinámica
de las cargas en los diferentes ciclos del entrenamiento.

a) Pequeñas: Caracterizan la dinámica de las cargas en los microciclos.


b) Medias: Representan la tendencia general de las cargas de unas
cuantas ondas pequeñas en los límites de las etapas de entrenamiento.
c) Grandes: Caracterizan la tendencia general de las ondas medias en
los períodos de entrenamiento.

El arte de la estructuración del entrenamiento consiste, en buena medida,


en compaginar correctamente todas estas ondas entre sí, en asegurar la
correspondencia necesaria entre la dinámica de las cargas en los
microciclos y las tendencias más generales del proceso de
entrenamiento.

Característico de unos u otros períodos y etapas.


Este principio tiene vinculación con el principio de los cambios
progresivos de la carga.

PRINCIPIO DEL CARÁCTER CÍCLICO DEL PROCESO DE


ENTRENAMIENTO.-

El carácter cíclico es la serie relativamente terminada de ciertos


entrenamientos, etapas y períodos que son característicos de toda
estructura del proceso de entrenamiento.
En la actividad práctica, el principio de carácter cíclico se expresa por dos
situaciones básicas:
1. El contenido de entrenamiento deportivo es necesario cambiarlo de
tal forma que contribuya al desarrollo de la capacidad de trabajo del
atleta. Esto se logra por los cambios periódicos de todos los
elementos durante el proceso de entrenamiento en los límites de un
tiempo determinado.
2. Todos los cambios se deben efectuar en los límites de ciertos
tiempos, planificados con anticipación, que abarcan la preparación
del deportista los cuales se definen de la forma siguiente:

a) Microciclo. Es el conjunto de actividades que son necesarias repetir


constantemente. Su duración está determinada por unos cuantos días y,
por lo general, por una semana.

Su estructura está determinada por las condiciones siguientes:


1. La correlación entre el volumen y la intensidad característicos de la
tendencia de la dinámica de las cargas expresada a través de las
ondas pequeñas.
2. La necesidad del empleo reiterado de ejercicios con distinta
orientación y con un vínculo óptimo entre ellas.

En el entrenamiento se ejecutan diversos ejercicios que tienen distinta


finalidad preferente, es además, muy importante la forma en que se
concretan en el entrenamiento y en qué orden se alternan entre sí.

b) Mesociclo: Lo constituye la unión de las repeticiones de los


microciclos. Podemos decir que los mesociclos son las etapas de
microciclos en los cuales daremos cumplimiento a las tareas de la
preparación del deportista. Se pueden identificar con las etapas del
entrenamiento. Por tal motivo existen mesociclos de preparación
general, mesociclos de preparación especial, etc. Su duración es de 3-4
semanas y hasta de 4-10.

c) Macrociclo. Contiene en sí la unión de varios mesociclos y refleja las


distintas etapas de preparación y competencia. Su duración es de 6
meses hasta 2-4 años. Los ciclos de 4 años son los llamados ciclos
olímpicos. En la práctica se han visto con mayor generalidad macrociclo
de 2 años como máximo.
La característica fundamental del macrociclo es que en su ciclo contiene
las tres fases de la forma deportiva, o sea, siempre que estemos en
presencia de un macrociclo, éste estará caracterizado por la obtención de
una forma deportiva, sólo una.

Esta característica se analizará más adelante cuando tratemos el tema


de la forma deportiva.

Esquema de los ciclos.


TABLA 3
Anuales o semestrales
Entrantes
Macrociclos
Básicos (desarrolladores y
estabilizadores)
Preparatorios de control
Precompetitivos
Mesociclos Competitivos
Preparatorios de restablecimiento
Restablecimiento mantenedor
Preparación general
Preparación especial
Microciclos
Competitivos
Restablecimiento

Microciclos.-

a) Microciclos de preparación general: Tipo principal de microciclos en


el comienzo del período preparatorio y en algunas otras etapas del ciclo
grande en entrenamiento, relacionadas con el incremento de la
preparación física general.

b) Microciclos de preparación especial: Tipo principal de microciclos


en la preparación antes de la competición y uno de los principales en
varias etapas del ciclo prolongado de entrenamiento.

Los microciclos de preparación general y especial se estructuran a través


de los micros corrientes, de choque y de aproximación.

c) Microciclos corrientes. Se caracterizan por el aumento uniforme de


las cargas, por su volumen considerable y el nivel limitado de intensidad.
Son propios de los microciclos de preparación especial.
d) Microciclos de choque. Es característico a la par del volumen
creciente de las cargas; se logra una alta intensidad sumaria, en
particular, concentrado las sesiones en el tiempo (caracterizan los
microciclos de preparación especial).

e) Microciclos de aproximación: Se organizan en semanas, antes de la


competición generalmente. Aquí se modelan elementos del régimen y
del programa de las competencias.

f) Microciclos competitivos. Poseen un régimen principal de


situaciones, establecido por reglas oficiales y el reglamento de la
competencia específica. Además de los días dedicados a la competencia
misma, estos microciclos incluyen una fase de disposición operativa en
los días que preceden el comienzo del certamen y fases entre las salidas.

h) Microciclos de restablecimiento. Siguen habitualmente a las


competiciones muy intensas o se introducen al final de la serie de
microciclos propios de entrenamientos.

Mesociclos.-

a) Mesociclos entrantes: con éstos se inicia el período preparatorio del


ciclo grande de entrenamiento. Con frecuencia incluyen dos o tres (2-3)
microciclos corrientes que culminan con el de restablecimiento.

b) Mesociclo básico: Tipo principal de mesociclo del período


preparatorio del entrenamiento. Por su contenido predominante pueden
ser de preparación general y especial. Estos mesociclos se estructuran
por medio de los mesos desarrolladores y estabilizadores.

Los Mesociclos Básicos Desarrolladores desempeñan un papel muy


importante cuando el deportista pasa a un nuevo nivel de capacidad
de trabajo. En éstos existe un aumento sumario de las cargas de
entrenamiento. Se alteran con los Mesociclos básicos estabilizadores.

Los Mesociclos Básicos Estabilizadores se caracterizan por la


interrupción temporal del crecimiento de las cargas en el nivel
alcanzado, lo que posibilita la adaptación a las exigencias de
entrenamiento presentadas antes y contribuye a la fijación de las
reestructuras de adaptación.
c) Mesociclos preparatorios de control: Representan una transición
entre los Mesociclos básico y competitivo. Sirven para descubrir
deficiencias técnicas y tácticas, su eliminación comienza a ser línea
determinante de las sesiones de este mesociclo, como en el siguiente
tipo de precompetición.

d) Mesociclo precompetitivo: Es típico de la etapa de preparación


inmediata a la competencia principal (o de una de las principales).

e) Mesociclo competitivo: Es el tipo principal de los ciclos medios de


entrenamiento en el período de las competencias más importantes.
Mesociclos preparatorios de restablecimiento. Son parecidos a los
básicos, pero incluyen una cantidad acrecentada de microciclos de
restablecimiento.

f) Mesociclos de restablecimiento mantenedor: Se caracterizan por


un régimen de entrenamiento suave. Se utilizan en períodos
competitivos suave. Se utilizan en períodos competitivos largos y se
pueden denominar de igual forma como intermedios. También son
típicos de la transición de un macrociclo a otro.

Para el entrenador, el arte de estructurar el entrenamiento deportivo


radica precisamente en saber compaginar todos los Mesociclos y
microciclos en estructuras cíclicas dinámicas, de forma tal, que el
deportista alcance su forma en los momentos deseados para el máximo
rendimiento deportivo.

Ofrecemos a continuación un ejemplo de estructura cíclica anual,


aclarando que no es típica ni es un patrón a seguir y mucho menos la
consideramos clásica.

Ejemplo de una estructura cíclica anual.


1. Mesociclo entrante:
2. Micro corriente
3. Micro corriente.
4. Micro de restablecimiento

II. Mesociclo básico desarrollador.


1. Micro corriente
2. Micro corriente
3. Micro de choque
4. Micro de choque
5. Micro de choque
6. Micro de restablecimiento

III. Mesociclo básico estabilizador:


1. Micro de aproximación.
2. Micro de aproximación.
3. Micro competitivo.
4. Micro competitivo.
5. Micro de restablecimiento

IV. Mesociclo básico desarrollador:


1. Micro corriente
2. Micro de choque
3. Micro de choque
4. Micro de choque
5. Micro de restablecimiento
V. Mesociclo precompetitivo:
1. Micro de aproximación
2. Micro de aproximación
3. Micro competitivo
4. Micro de restablecimiento

VI. Mesociclo competitivo.


1. Micro de aproximación
2. Micro competitivo
3. Micro competitivo
4. Micro competitivo
5. Micro de restablecimiento.

VII. Mesociclo preparatorio de restablecimiento.


1. Micro de restablecimiento
2. Micro corriente.
3. Micro de restablecimiento
4. Micro de restablecimiento.

PRINCIPIO DE LA UNIDAD DE LA PREPARACIÓN GENERAL Y


ESPECIAL.

La especialización deportiva no excluye el desarrollo múltiple del


deportista. Por el contrario, sólo es posible el máximo progreso en el
deporte dado a base del incremento general de las posibilidades
funcionales del organismo y del desarrollo múltiple de las posibilidades
físicas y psicológicas. Esto es corroborado por toda la experiencia de la
práctica deportiva, al igual que los numerosos datos de las
investigaciones teóricas y experimentales de Krestnovnikov, Vasilev O.
Ozolin, Matveev, Yakoliev, etc.

La dependencia de los resultados deportivos respecto al desarrollo


integral del deportista se explica por dos razones:
1. La unidad del organismo consisten el equilibrio orgánico de todos
sus órganos, sistemas y funciones en el proceso de la actividad y su
desarrollo.

Aunque cada deporte requiere correlaciones especiales en el


desarrollo de las capacidades motrices, siempre actúa,
precisamente, la ley general; sólo se logra el desarrollo máximo de
posibilidades funcionales del organismo en el proceso de desarrollo
múltiple de preparación.

2. La interacción de los distintos hábitos motores y la destreza


asimilada en el deporte elegido.

Mientras más amplio es el círculo de los hábitos motores y la


destreza del deportista, existirán posibilidades más favorables para
incorporar nuevas formas de actividad motriz con vistas al
perfeccionamiento, ya que las nuevas formas de movimiento surgen
sobre la base de los ya constituidos y comprenden unos u otros de
sus elementos.

Las leyes objetivas del perfeccionamiento deportivo requieren que el


entrenamiento deportivo requiere que el entrenamiento deportivo, siendo
un profundo proceso de especialización, logre al mismo tiempo el
desarrollo múltiple.

De acuerdo con esto, en la actividad deportiva se compaginan de una


manera inseparable la preparación general y especial de todos los
componentes de la preparación del deportista.

Relación entre capacidad de trabajo general y especial. -

Las capacidades de trabajo general y especial no pueden ser excluidas


del entrenamiento sin perjudicar las cuestiones del mismo, ni se pueden
sustituir una por otra. Por lo que cuando hablamos acerca de los
principios que determinan la formación del entrenamiento deportivo, es
necesario orientarse, tanto en la dirección especial como en la dirección
multilateral para que no se contraponga una con la otra.

La capacidad de trabajo especial está encaminada al desarrollo de las


capacidades que caracterizan específicamente un tipo determinado de
deporte ej.: La capacidad de trabajo especial de resistencia en la
velocidad del corredor, la resistencia en la fuerza del luchador, etc.

La capacidad de trabajo general resuelve otras cuestiones, pues, está


encaminada al perfeccionamiento multilateral de las capacidades, que no
son específicas para cierto tipo de deporte, pero que el desarrollo de las
mismas influye en los éxitos de la actividad deportiva, directa e
indirectamente.

La preparación física general como medio de descanso activo y la lucha


contra la influencia negativa del entrenamiento especial estrecho.

Uno de los objetivos fundamentales del descanso activo es eliminar la


fatiga física y psíquica acumulada por la práctica sistemática de los
entrenamientos y la participación competitiva, así como preparar a los
deportistas para los entrenamientos posteriores.

El descanso activo es una etapa de alivio dentro de la continuidad del


entrenamiento deportivo. Para este fin uno de los medios fundamentales
es la preparación general que asegura la consolidación de las
estructuraciones funcionales y morfológicas alcanzadas, perfecciona
parcialmente algunas capacidades motrices y contribuye al
restablecimiento de las posibilidades de adaptación.

La preparación física general de un desarrollo proporcional de todos los


sistemas del organismo, crea la posibilidad para el perfeccionamiento
más completo de los mecanismos de adaptación.

LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

Generalidades sobre la carga de Entrenamiento. -

A nuestro entender, los escritos de Verjoshanski; Platonov; Grosser y


Cinti; Weinech y Bompa, sobre la Carga de entrenamiento han sido los
más destacados en los últimos años.
El propio Verjoshanski (1970) plantea en “términos rigurosos que la
Carga de Entrenamiento en sí, no existe”.

Todo cuanto tratemos en el presente capítulo, serán intentos de


aproximación a un término muy complejo y aún deficiente en la
metodología del entrenamiento deportivo.

La proporcionalidad que existe entre el Rendimiento Deportivo (resultado


alcanzado, por el deportista en su preparación, y las cargas de
entrenamiento (proporcionalidad directa), constituye la célula
fundamental de trabajo e investigación de todo el sistema de Preparación
Deportiva, y a pesar de esta importancia, como ya hemos señalado,
constituye el eslabón más débil de la Teoría y Metodología del
Entrenamiento Deportivo.
Analizamos lo que han escrito los autores anteriormente señalados y
tratemos de hacer algunas comparaciones.

1.- Según WEINECK, (Manual de Entrenamiento Deportivo, 2da.


Edición. 1989) los componentes de la carga son los siguientes:

 La intensidad del estímulo (grado de fuerza del estímulo).


 La densidad de los estímulos (relación temporal entre las fases de
trabajo y de recuperación.
 La duración del estímulo (duración del estímulo (duración de la
acción de un estímulo aislado o de una serie de estímulos).
 El volumen de los estímulos (duración y número de estímulos por
sesión de entrenamiento).
 La frecuencia de las sesiones de entrenamiento (número de
unidades de entrenamiento por día, por semana, etc.)

Weineck considera la Duración y Volumen del estímulo y la Frecuencia


de los entrenamientos como el aspecto Cuantitativo de la Carga, y la
Intensidad y densidad del estímulo como el aspecto cualitativo de la
Carga.

Este autor señala al respecto lo siguiente: “Tomando como por ejemplo el


entrenamiento de fuerza, un volumen total de 1.000 kg levantados
durante una unidad de entrenamiento y dosificados en 8 x 125 kg,
contribuirá más al desarrollo de la fuerza máxima; debido a la intensidad
elevada de la carga de trabajo, que una dosificación de 20 x 50 kg, que
estimulará más bien las cualidades de resistencia general-fuerza, a
causa de la mayor duración del estímulo de entrenamiento y de su débil
intensidad.

Si los estímulos de entrenamiento se suceden con demasiada rapidez


(densidad excesiva) o si la distancia de carrera que se ha escogido es
demasiado larga (duración excesiva) o aún, si el número de repeticiones
de un estímulo por unidad de entrenamiento es demasiado elevado
(volumen excesivo), se verá afectada la intensidad del entrenamiento.”

2.- Según BOMPA, T. O. “Theory and Methodology of Training”. The


Key to Athletic Performance. 2da. Edición. (cap. IV). Analiza la Carga
como (“Los Componentes del Entrenamiento”).

Este autor señala lo siguiente: “Cualquier actividad física realizada por


un atleta conduce a alteraciones anatómicas, fisiológicas, bioquímicas y
psicológicas. La eficiencia de dicha actividad resulta una función de su
duración, distancia y cantidad de repeticiones (Volumen); la carga y
velocidad (Intensidad) y la frecuencia de realización (Densidad).”

Bompa explica y describe cada componente de la carga como señalamos


a continuación:

a) El volumen de entrenamiento.-

Como componente principal del entrenamiento, el volumen constituye el


requisito previo cuantitativo vital para los altos logros técnico- tácticos y
especialmente físicos. El volumen, que a veces se le llama como
imprecisión duración del entrenamiento, comprende las siguientes partes:

1. El tiempo o la duración del entrenamiento;


2. La distancia recorrida o el peso levantado por unidad de tiempo;
3. La cantidad de repeticiones de un ejercicio o elemento técnico
ejecutado en un tiempo dado.

Para este autor, la noción, de volumen implica total de actividad realizada


en el entrenamiento, tanto en una sesión como en una etapa de
entrenamiento. Considera el Volumen como el Componente de la Carga
prioritario en el Deporte contemporáneo; señalando al respecto que en la
medida que el atleta va logrando altos niveles de rendimiento, el volumen
general de entrenamiento se torna más importante, en lo referente al
entrenamiento de atletas de alto rendimiento, no existen límites con
respecto a la gran cantidad de trabajo que se debe llevar a cabo. En
consecuencia, los atletas de elite no deben esperar un rendimiento
atlético adecuado sin haber realizado 8-12 sesiones de entrenamiento
por microciclo. En cuanto al volumen de horas de entrenamiento por
año, parece haber una relación entre el mismo y el rendimiento deseado,
en tal sentido se establece la relación siguiente:

- Mejores del Mundo: 1000 horas de entrenamiento anual.


- Eventos Internacionales:800 horas anual.
- Eventos Nacionales: 600 horas anual; y
- Eventos Regionales: 400 horas anual.

Continua señalando Bompa sobre el Volumen. Se pueden considerar y


calcular dos tipos de Volumen:
1. EL VOLUMEN RELATIVO. Se refiere a la cantidad total de tiempo
dedicado al entrenamiento o etapa de entrenamiento. Raras veces
tiene el volumen relativo algún valor para un atleta individual lo cual
significa que aunque el entrenador conozca la duración total del
entrenamiento, no posee ninguna información relativa al volumen de
trabajo de cada atleta individual por unidad de tiempo. La
información relacionada con la cantidad individuadle trabajo puede
expresarse como volumen absoluto.
2. EL VOLUMEN ABSOLUTO, es una medida de la cantidad de trabajo
realizada por un atleta individual por unidad de tiempo, usualmente
expresada en minutos.

b) La intensidad del entrenamiento.-

Este (Bompa) señala que la intensidad junto al volumen y la densidad


resulta uno de los componentes más importantes del entrenamiento. La
misma (intensidad), se refiere a la calidad del trabajo realizado en un
período de tiempo. De esta forma, mientras más trabajo se efectué por
unidad de tiempo, mayor será la intensidad.

El grado de intensidad puede medirse según el tipo de ejercicio. En los


ejercicios de velocidad se miden en metros por segundo (m/s) o cantidad
de minutos de realización de un movimiento. La intensidad de las
actividades realizadas contra resistencia puede medirse en kg o kgm (un
kg levantado a 1m contra la fuerza de gravedad), mientras que en los
deportes de equipo, el ritmo de juego permite la valoración de la
intensidad.
La intensidad de un ejercicio varía de acuerdo a las especificidades del
deporte. Dado que el nivel de Intensidad varía en casi todas las
disciplinas deportivas, es aconsejable establecer y utilizar grados
variables de intensidad en el entrenamiento. Existen diferentes métodos
para medir la fuerza de los estímulos y por tanto la intensidad, por ej, en
los ejercicios contra la resistencia o los que desarrollan altas velocidades,
se emplea un porcentaje de intensidad máxima donde el 100%
representa el mejor rendimiento, pero por Ej.: En una carrera de 100m, el
mejor rendimiento significa la velocidad media desarrollada en el
transcurso de la distancia; es decir 10 m/s. No obstante, el mismo atleta
en una distancia más corta puede ser una mayor velocidad (Por Ej.:
10m/s), por tanto, esta velocidad debe considerarse como 105% de la
máxima y está incluida en la tabla de intensidad (Harre 1981) (ver tabla).
En cuanto a los ejercicios realizados contra resistencia, el 105%
representa una carga que el atleta no puede desplazar a través del rango
total del movimiento pero que puede lograr deforma isométrica. Es
concebible que, según esta clasificación de las intensidades, un corredor
de fondo (5000 o 10000m) entrene incluso al 125% o más de la máxima
pues su máxima se considera como su ritmo de carrera.

Escala de Intensidades para los ejercicios de Velocidad y Fuerza.


(con adiciones, Harre 1981.

TABLA 4

RENDIMIENTO
INTENSIDAD ZONA
MÁXIMO
1 30-50 % Baja
2 50-70 % Intermedia
3 70-80 % Media
4 80-90 % Submáxima
5 90-100 % Máxima
6 100-105 % Supermáxima

Un método alternativo para la determinación de la Intensidad es el


basado en el sistema energético empleado como combustible de la
actividad. Esta clasificación (Farfel, 1960, Astrand y Saltin, 1961,
Margaria y col., 1963 y Mathews y Fox, 1971. Se adecua a los deportes
cíclicos. (ver tabla).
TABLA 5

Zonas de intensidades de los deportes cíclicos


DURACIÓ NIVEL DE SISTEMA ERGOGENESIS
N DEL INTENSID PRODUCTO ANAERO AEROBI
TRABAJO AD R BIO O
1-15 seg. Límites ATP- PC 105-95 0-5
15-60 Seg. Máxima ATP-CP Y 90-80 10-20
A. L.
1-6 min Submáxim A. L+ 70 (40-30) 30 (60-70)
a Aerobio
6-30 min. Media Aerobio (40-30) 10 (60-70) 90
+ 30 min Baja Aerobio 5 95

La Zona Uno de intensidad significa una fuerte exigencia sobre el atleta


para alcanzar sus límites más elevados. Está compuesta para
actividades de corta duración, hasta 15 seg., realizadas de forma
extremadamente dinámica. Ello lo ejemplifica una frecuencia

Una frecuencia muy alta del movimiento y una gran actividad de los
proceso nerviosos. La corta duración de la actividad no le permite al
sistema nervioso autónomo adaptarse, por lo que el sistema
cardiovascular no cuenta con el tiempo suficiente de ajusta para
satisfacer el reto físico. La demanda física de los deportes físicos de esta
zona (por ej: carrera de 100 metros) requiere de un elevado flujo de
oxígeno que no puede proporcionar el organismo humano. Según
Gandelsman y Smirnov (1970. Durante una carrera de 100 metros la
demanda de O2 es de 66-80 litros por minuto y como el O2 almacenado
en el tejido no satisface las necesidades del atleta, este deberá contraer
una deuda de O2 de hasta el 80-90 % del O2 necesario para una carrera
rápida. Esta deuda de O2 es respuesta por una utilización extra de O2
después de concluida la actividad lo cual permite la recuperación de las
reversas de ATP-PC que se utilizaron durante la carrera. En
consecuencia se puede llegar a la conclusión de que la continuación de
una actividad de tal exigencia puede resultar limitada por el suministro de
oxígeno en el organismo en la cantidad de ATP-PC almacenado en la
célula musculares así como por la capacidad individual de resistir un
elevada deuda de oxígeno.

La Zona Dos o zona de máxima intensidad incluye las actividades


realizadas entre los 15-60 seg. (Por Ej.: carreras de 200 y 400 m,
Natación 100 m., etc.). La velocidad y la Intensidad resultan máxima
como una enorme tensión impuesta al SNC y los sistema locomotores lo
cual disminuye la capacidad individual de mantener una alta velocidad
más allá de los 60 seg. Los intercambios energéticos que ocurren dentro
de la célula muscular alcanzan niveles extremadamente altos aunque el
sistema cardiorrespiratorio no cuenta con el tiempo suficiente para
reaccionar ante el estímulo y por tanto estará funcionando a un nivel muy
bajo. Esta característica provoca que el atleta contraiga una deuda de
oxígeno hasta el 60-70% de los requisitos reales de la carrera. La
energía proviene fundamentalmente del sistema ATP-PC con un bajo
porcentaje de ácido láctico (A.L.). El sistema de Oxígeno no contribuye
de forma significativa a la demanda energética ya que se emplea
principalmente durante el ejercicio de 60 segundos o más de duración.

También es notable mencionar que la demanda energética de una de las


disciplinas incluidas en esta zona, la carrera de 400 metros, es la más
alta entre todos los deportes con un 4500 % por encima de la exigencia
individual durante el estado biológico normal o descanso (Ghircoiasu,
1979.)

La Zona Tres, también conocida como zona Submáxima incorpora


aquellas actividades que duran entre 1-6 min. donde, tanto la velocidad
como la resistencia desempeña papeles dominantes en el éxito atlético
(por Ej.: Natación 400 m, Canoa, Remo, Carrera 1500 m, Patinaje de
pista 100-3000 m, etc). La actividad extremadamente compleja de estos
deportes con cambios fisiológicos rotundos (es decir: un ritmo cardiaco
de hasta 200 p/m y una presión sanguínea máxima de alrededor de 100
mmHg apenas puede prolongarse más de 6 min. Después de una
carrera de dicha duración e intensidad, el atleta puede demorar una
deuda de oxígeno de 20 litros/minutos y el A. L. puede llegar hasta 250
mg. (Gandelsman y Smirnov, 1970). En tales circunstancias el
organismo alcanza un estado de acidosis donde se acumulan mucho
más A. L que el equilibrio normal (Ph).

El organismo se ajusta al ritmo de la carrera de la carrera muy


rápidamente en particular el de los atletas bien entrenados. Después del
primer minuto de carrera el sistema 02 ayuda a producir energía mientras
predomina durante la 2da parte de la misma. Al final de la carrera, el
atleta asegura el paso este esfuerzo extra impuesto al organismo utiliza
los mecanismos de compensación circulatoria y respiratoria hasta los
límites fisiológicos y exige una producción máxima de energía a partir de
la glicólisis a la aerobia así como del sistema aerobio lo cual hace que el
atleta contraiga una elevada deuda de oxígeno. Tanto el sistema A. L.
como el aerobio se movilizan para producir la energía requerida por el
atleta dependiendo de los porcentajes de ambos sistemas (dentro de los
límites enmarcados) del tipo de deportes en cuestiones.

La Zona cuatro o Zona de intensidad media representa un gran desafío


para el organismo del atleta ya que el mismo se expone a un esfuerzo
hasta 30 min. Las pruebas deportivas como la Natación en 800 y 1500
m, la carrera es de 5000 y 10000 m, el Esquí a campo traviesa, la
marcha y los eventos de larga distancia, el Patinaje de pista son algunos
de los deportes pertenecientes a esta zona. El sistema circulatorio
considerablemente y el corazón se expone a tensión durante un período
prolongado de tiempo. Durante la carrera, comienza a haber déficit de
saturación del Oxígeno en sangre (hipoxemia), o se encuentra al 10 –
16% por debajo del nivel de reposo (Gandelsman y Sminrnov, 1970. El
sistema energético aerobia resulta dominante (hasta el 90%) aunque al
comienzo y final de la carrera los atletas utilizan también el sistema al
anaerobio. El ritmo y por tanto la distribución uniforme de la energía
durante la carrera se estima requisitos importantes de los atletas que
participan en carreras de esta duración.

La Zona cinco incluye actividades donde la intensidad es baja pero el


volumen de gasto energético es grande como la carrera de Maratón, el
Esquí a campo traviesa 50 km, la marcha de 20 y 50 Km. y el Ciclismo
de ruta. Esta zona representa una prueba de dificultad para el organismo
del atleta. La prolongación de la actividad conduce al agotamiento de los
glúcidos (hipoglucemia) en el torrente sanguíneo lo cual constituye una
carga para el SNC (Galdesman y Smirnov, 1970). Este tipo de deporte
requiere en gran medida del sistema circulatorio y como característica
común los atletas que lo practican presentan hipertrofia cardíaca
(aumento funcional del tamaño del corazón) lo cual de hecho es una
necesidad funcional. Igualmente, estos atletas poseen una gran
capacidad de adaptación a la hipoxemia y después de las carreras
experimentan una saturación de Oxígeno en sangre que a menudo se
encuentra entre 10 y 14 % por debajo del nivel de reposo (Farfel, 1960).

Debido a la elevada y prolongada demanda impuesta a las funciones del


atleta, la recuperación es muy lenta, tomando a veces hasta 2-3 semanas
lo cual explica entre otras razones porqué estos atletas no participan en
más carreras (3-5) por un año.
En la segunda e incluso en la tercera zona de intensidad, se considera
que la perfección del rendimiento, la distribución uniforme de la energía y
el sentido autovaloración de las capacidades durante todo el curso de la
carrera están entre los factores determinantes del éxito individual. La
naturaleza fisiológica de la autovaloración depende de la perfección del
funcionamiento de los analizadores (parte especializada del SNC que
controla la reacción del organismo ante el medio externo) y por tanto el
desarrollo del llamado sentido del tiempo, el agua, la pista, el balón u otro
implemento.

Durante el entrenamiento, los atletas se expone a diversos niveles de


intensidad. El organismo se adapta al nivel de intensidad mediante el
aumento de las funciones fisiológicas para satisfacer las demandas del
ejercicio. En base a estos cambios fisiológicos, específicamente por el
ritmo cardíaco (RC) el entrenador puede detectar y controlar la intensidad
de un programa de entrenamiento. Nikiforov, 1974 (ver tabla) ofrece una
clasificación de las intensidades en base al ritmo cardíaco (RC).

Las cuatro zonas de intensidad según la reacción del ritmo cardíaco ante
la carga del entrenamiento. (nikiforov, 1974)

TABLA 6

ZONA TIPO DE RITMO CARDIACO /MIN


INTENSIDAD
1 Baja 120-150
2 Media 150-170
3 Alta 170-185
4 Máxima Mayor -185

Con el objetivo de desarrollar ciertas capacidades biomotoras, la


intensidad de un estímulo debe alcanzar o exceder un nivel de umbral
más allá de los cual se produzca ganancias notables del entrenamiento
(Mathews y Fox, 1976). Hettinger, 1966, reveló que para el
entrenamiento de la fuerza, las intensidades por debajo del 30% de la
máxima individual no produce ningún efecto. De forma similar en los
deportes donde predomina la resistencia como factor esencial (Esquí a
campo traviesa, carrera, Remo, Natación etc. ) el umbral de RC más allá
del cual el sistema cardiorrespiratorio experimenta un efecto dentro de
entrenamiento debe ser de 130 p/m (Harre, 1981). Este umbral está
sujeto a ciertas variaciones de un atleta a otro debido a las diferencias
individuales. Al respecto, Karnoven y col. (1957) propusieron que el
mismo (umbral de RC) se determina por medio de la suma del RC en
reposo más el 60% de la diferencia entre los RC máximos y en reposo:
TABLA 7

Umbral RC= RC reposo +60 (RC max. –RC reposo

Por tanto, el umbral RC depende del reposos y el RC máximo individual.


Además, Teodorescu (1975) aboga porque el atleta emplee estímulos en
exceso del 60% de su capacidad máxima para lograr un efecto de
entrenamiento.

El empleo en el entrenamiento de estímulos de nivel inferior conduce un


grado relativamente lento de desarrollo y de esta forma la estabilidad del
rendimiento, por una parte y por otra los estímulos de alta intensidad
traen como resultado un progreso rápido pero también adaptaciones
menos uniforme del organismo y por tanto un menor grado de
estabilidad. Este hecho nos lleva a la conclusión de la utilización de
estímulos de alta intensidad solamente no constituyen la forma más
efectiva de entrenamiento por tanto, la alternación del volumen y la
intensidad es una necesidad. El gran volumen del entrenamiento de
intensidad relativamente baja se lleva acabo durante la fase preparatorias
proporciona las bases para un entrenamiento de alta intensidad y sirve
también como facilitador de la estabilidad del rendimiento.

En el campo de la teoría del entrenamiento, se pueden distinguir dos


tipos de intensidades:

1. La intensidad absoluta que resulta una medida del porcentaje del


máximo individual necesario para efectuar el ejercicio.
2. La intensidad relativa que es la medida de la intensidad de una
sesión de entrenamiento o microciclo dada la intensidad absoluta y
el volumen total de trabajo realizado en ese período.

Mientras más alta es la intensidad absoluta, menor será el volumen de


trabajo de cualquier sesión de entrenamiento. En otras palabras, los
estímulos de alta intensidad absoluta (mayor 85 % de la máxima) no
deben repetirse extensivamente en una sesión de entrenamiento. De
forma similar, dichas sesiones deben alcanzar no más del 40% de la
totalidad de sesiones por microciclos para emplear en las restantes
sesiones una intensidad absoluta inferior.

Otro aspecto de la carga que desarrolla Bompa (cap. IV, ob. ctda.) es la
densidad del entrenamiento, al respecto plantea:

La frecuencia con la cual un atleta se somete a una serie de estímulos


por unidad de tiempo se llama Densidad del Entrenamiento, por tanto, el
término densidad se refiere a la relación expresada en tiempo entre las
fases de trabajo y recuperación del entrenamiento. Una densidad
adecuada garantiza la eficiencia del entrenamiento impidiendo así que el
atleta alcance un estado de fatiga crítica o incluso el agotamiento.
Además, una densidad equilibrada puede llevar al logro de una relación
óptima entre los estímulos de entrenamiento y la recuperación.

El intervalo de reposo planificado entre dos estímulos de entrenamiento


depende directamente de la intensidad y duración de cada estímulo,
aunque los factores como el estado de entrenamiento atlético, la fase de
entrenamiento y las especificidades del deporte también pueden
considerarse. Los estímulos por encima del nivel submáximo de
intensidad requieren de intervalos de descanso relativamente largos para
facilitar la recuperación ya que la exigencia impuesta al organismo es
menor. Una forma objetiva que puede utilizarse para el cálculo del
intervalo requerido de prueba es el RC. Harre (1981) y Herberger (1977)
indican que antes de aplicar un nuevo estímulo debe disminuirse el RC a
120-140 p/m por otra parte, Harre (1981) propone una relación óptima de
densidad entre el trabajo y el reposo. Según: 3-1 él, para el desarrollo de
la resistencia, la densidad óptima se encuentra entre 1:0. 5-1:1. Así, una
relación de 1:0. 5 significa que el intervalo de reposo dura la mitad del
intervalo de trabajo.

Además para el desarrollo de la resistencia, cuando se emplean


estímulos de alta intensidad, la densidad es de 1:6, por tanto, el intervalo
de reposo puede tener entre 3 y 6 veces la duración del intervalo de
reposo puede tener 3 y 6 veces la duración del intervalo de trabajo.

La densidad también puede calcularse a través de otros parámetros. Así,


la densidad relativa (DR) la cual se refiere al porcentaje del volumen de
trabajo realizado por un atleta en comparación al volumen total por
sesión de entrenamiento puede calcularse mediante la ecuación.
TABLA 8

DR = AV x 100 / RV

Donde AV representa el volumen absoluto o al volumen de


entrenamiento realizado por un individuo, y RV se refiere al volumen
relativo o la duración de una sesión de entrenamiento. Por Ej.: AV tiene
102 minutos y RV 120, o dos horas de entrenamiento. La sustitución de
estas dos cifras en la ecuación sería:
TABLA 9
DR = 102 x 100 / 120 = 85%
El porcentaje anterior indica que el atleta posee una DR de 85 % o que el
atleta trabajó sólo el 85% del tiempo designado. Aunque la DR tiene
cierto significado tanto para el entrenador como para el atleta, mayor
importancia tiene la densidad absoluta (DA) del entrenamiento de un
atleta. La DA se considera la relación entre el trabajo efectivo realizado
por un atleta, y se halla mediante la substracción del volumen de los
intervalos de reposo para la sesión a partir de AV.

La ecuación siguiente ayuda a resolver la DA individual:

Tabla10
DA = (AV - VRI) 100 / AV

VRI (volumen relativo individual) tiene 26 minutos y AV (volumen


Absoluto) 102 minutos, mediante la sustitución de estas cifras tenemos:

TABLA 11
DA = (102 -26) 100 / 102 = 74 %

Por tanto, nuestro atleta hipotético tiene una DA del 74%. Dado que la
densidad del entrenamiento se considera un factor de intensidad, el
índice anterior de densidad absoluta es de intensidad media.
Por último señalamos sobre lo planteado por Bompa en su capítulo de
Carga de entrenamiento lo siguiente:

El volumen, la intensidad y la densidad resultan los componentes


principales que influyen en la demanda enfrentada por los atletas en el
entrenamiento. Aunque estos tres componentes se pueden
complementar entre sí, el énfasis en uno pudiera provocar una creciente
exigencia al organismo del atleta, por Ej.: si el entrenador tiene como
objetivo mantener la misma exigencia en el ejercicio pero las
necesidades del deporte requieren del desarrollo de la resistencia,
entonces debe aumentarse el volumen. En estas condiciones, el
entrenador debe decidir como será afectada la densidad y cuánto deberá
disminuir la intensidad, por otra parte, si se decide que la demanda
general del entrenamiento debe evaluarse a través de la variación de la
intensidad, entonces se deberá pronosticar como afectará esta nueva
situación el volumen y/o la densidad del mismo.

El índice de demanda general (IOD) el cual expresa el nivel de demanda


en el entrenamiento puede calcularse a través de la ecuación propuesta
por Iliuta y Dumitrescu (1978):

TABLA 12

IOD = 01 x DA X AV / 10 000
Donde:
01= intensidad general, = 63, 8 % (por ejemplo)
DA densidad absoluta, = 74, 5 % (por ejemplo)
AV. volumen absoluto, = 102 min. (por ejemplo)

Por sustitución tenemos:

TABLA 13

IOD = 63. 8 x 74. 5 x 102 / 10 000 = 48, 5 %

3.- Platanov, en Adaptación en el Deporte.

Este autor (al cual citaremos con dos obras), plantea en Adaptación al
Deporte, que las Cargas según su Carácter se dividen en cargas de
entrenamiento y cargas de competición, a esta clasificación le da una
gran importancia durante todo el texto; y según su Magnitud las cargas
se dividen en pequeñas, medias submáximas y máximas.

Plantea Platonov, que la magnitud de las cargas de entrenamiento y


competición puede ser caracterizada desde el punto de vista externo e
interno. El aspecto externo de la carga desde un punto de vista más
general pueden ser representado como los índices del volumen total del
trabajo. Entre ellos: el volumen global del trabajo en horas, el volumen
del trabajo cíclico en Km. , la cantidad de sesiones de entrenamiento y
competiciones. Igualmente se analiza para valorar el aspecto externo de
la carga, los índices de la intensidad. A estos índices pertenecen: el
ritmo de movimientos, la velocidad de su ejecución, el tiempo de
recorrido de las distancias, la magnitud de las sobrecargas, etc.
Sin embargo la carga (explica Platonov), se caracteriza sobre todo su
aspecto interno, es decir según la reacción del organismo al trabajo que
ejecuta. Junto a los índices que informan sobre el efecto rápido de la
carga que se traduce por la transformación del estado de los sistemas
funcionales durante el trabajo y después de él, pueden utilizarse datos
sobre el carácter y la duración del período de recuperación. Se puede
deducir la magnitud de la carga según los propios índices que
caracterizan el grado de actividad de los sistemas funcionales que
permiten en grado la ejecución de un trabajo determinado. Dichos
índices son: el tiempo de la reacción motora, el tiempo de ejecución de
un sólo movimiento, la magnitud y carácter de los esfuerzos
desarrollados, los datos sobre la actividad bioeléctrica de los músculos, la
F.C., los índices de ventilación pulmonar, el volumen sanguíneo por
minuto, el consumo de Oxígeno, la velocidad de acumulación y la
cantidad de lactato en sangre. La magnitud de la carga, además de los
índices mencionados, puede ser caracterizada por la recuperación de la
capacidad de trabajo, por las reservas de glucógeno, por la actividad de
las enzimas oxidativas por la rapidez y la movilidad de los procesos
nerviosos, etc.

Las características externas e internas de la carga están estrechamente


relacionadas entre sí: el aumento del volumen y de la intensidad del
entrenamiento provoca desviaciones en el estado funcional de los
distintos sistemas y órganos, y la aparición intensificación de los
procesos de fatiga.

Un aspecto muy importante que trata Platanov en el presente trabajo


sobre la adaptación en el Deporte, es el relacionado con las Reacciones
del organismo del deportista a las cargas de competición, en este tópico
dicho autor plantea lo siguiente:

La actividad competitiva actual de los deportistas de alto nivel es


extremadamente intensa. Por Ej.: los atletas medio fondistas compiten
durante el año hasta 50-60 veces, los nadadores 120-140, los ciclistas
160 y más etc. Un volumen de competiciones tan elevado de los
campeones de cada deporte está condicionado no solo por la necesidad
de lograr buenos resultados en las competiciones como el medio más
fuerte para estimular las reacciones de adaptaciones y la preparación
integral y unir todo el conjunto de premisas técnicas, tácticas físicas y
psíquicas, de cualidades y capacidades en un solo sistema destinado a
alcanzar el resultado planificado. La cuestión es que, incluso con una
planificación óptima de las cargas de entrenamiento que modelan las
competiciones y con la correspondiente motivación del deportista para su
ejecución efectiva, el nivel de actividad funcional de los órganos
reguladores y ejecutores es muy inferior a de las competiciones.
Únicamente durante las competiciones, el deportista puede estar al nivel
de las manifestaciones funcionales extremas y ejecutar un trabajo que le
resulta superior a sus fuerzas durante las sesiones de entrenamiento.
Observen como Ej.: El siguiente cuadro de Mijailov, 1971.

TABLA 14

FC. FC. DEU


CONDICIONES DE
RESULT ANTES TRAS DA
EJECUCIÓN DE LA
ADOS DE CARG DE
CARGA
CARGA A 02
Carga modelo en 10.
75. 0 123 186
cicloergómetro 96
Competiciones de 15.
77. 67 130 197
control. 29
Competiciones 18.
75. 65 144 208
oficiales. 50

La creación de un microclima de competición cuando se ejecutan todos


los ejercicios de entrenamiento y del programa permiten aumentar la
capacidad de trabajo de los deportistas y movilizar más profundamente
las reservas funcionales de su organismo.

Por otra parte, señala Platanov lo siguiente:


Las cargas de competición en la maratón y en el ciclismo en ruta pueden
provocar alteraciones patológicas importante en los músculos que
soportan el trabajo principal, lo cual no suele observarse durante el
entrenamiento. Por Ej.: Después de una competición de maratón, el
gemelo de los deportistas sufre una alteración del aparato contractor
(alteración de los discos, lisis de las miofibrillas, aparición de ganglios
contracturados).
De las mitocondrias (hinchazón inserciones cristalinas), se observan
ruptura de sarcolema, necrosis celular e hinchazones, etc. La
desaparición de las señales traumáticas mencionadas no se inicia antes
de 10 días después de la competición (Mariol, 1985; Hoppeler, 1986).

Las investigaciones demuestran que, cuando se repite la prueba en las


condiciones habituales, las variaciones de la fuerza no suelen superar el
3-4%. Si las condiciones repetidas se llevan a cabo competiciones o bajo
el efecto de una motivación correspondiente, el incremento de fuerza
puede ser de 10-15% (Hollmam, W. Hettinger, T., 1980) y en algunos
casos incluso puede alcanzar un 20% y más (Rocker, L., Stoboy, 1979).

Dichos datos deben renovar las ideas que imperan entre los
entrenadores según los cuales las competiciones son la mera realización
de lo que se hace en el entrenamiento. El carácter erróneo de estas
ideas es evidente, ya que los mejores resultados de los deportistas se
logran en las condiciones. Además cuanto más importante es la
competición, cuanta más competencia, cuanta más atención merece la
competición por parte de la presa, de los aficionados, etc., mejores son
las marcas. Y ello a pesar de que en las competiciones de control se
pueden evitar numerosos factores que, según parece, crean obstáculos
para una actividad competitiva efectiva. Sin embargo, en las
competiciones secundarias no interviene uno de los factores decisivos
que determina el nivel de los resultados del deporte de élite: la
movilización extrema de las posibilidades psíquicas. Sabemos, en
efecto, que los resultados de cualquier esfuerzo humano, de cualquier
actividad relacionada con situaciones extremas dependen no solo de la
perfección de sus capacidades y hábitos, del nivel de desarrollo de las
capacidades físicas, sino también de su carácter, de la intensidad del
esfuerzo, de la firmeza de la acción, y de la movilización de la voluntad.
Por otra parte, cuanto más nivel tiene el deportista, tanto más importante
son, para alcanzar buenos resultados deportivos, sus capacidades
psíquicas que influyen sustancialmente en el nivel de las manifestaciones
funcionales (Tszen N., Pajomov, Y., 1985).

4.- PLATONOV, V. N. El entrenamiento Deportivo. Teoría y


Metodología. 3era Edición.

En el capítulo No. III de dicha obra, este autor señala los siguientes
componentes de la Carga de Entrenamiento:
1. Naturaleza del ejercicio.
2. Intensidad del trabajo.
3. Duración del trabajo.
4. Duración y Naturaleza de los intervalos de reposo situados entre los
ejercicios.
5. Número de repeticiones.

A continuación la explicación de dichos componentes según el autor:

1. Naturaleza de los ejercicios.-

La puesta en marcha racional del proceso de entreno implica que la


acción de cada uno de los ejercicios utilizados sea perfectamente
conocida. El análisis de esa acción se opera a partir de una clasificación
de base establecida en función de la amplitud de la solicitación: reparte
los ejercicios en tres grupos principales: los ejercicios de acción general,
que hacen intervenir más de dos tercios de esta masa muscular; los
ejercicios de acción local, que hacen intervenir menos del tercio de esta
masa; y los ejercicios de acción parcial, que hacen intervenir entre uno y
dos tercios de esta masa (Zatsiosky, 1970).

La utilización de los ejercicios de acción general es lo que permite


responder mejor a determinadas necesidades del entreno, tales como el
desarrollo de los órganos de los sistemas funcionales. Asegura
igualmente la coordinación óptima de las funciones motrices vegetativas
en las condiciones de la competición.

Las posibilidades de utilización de los ejercicios de acción local son


claramente más reducidas. Sin embargo, estos ejercicios permiten
activar de manera selectiva determinamos grupos musculares, lo cual
asegura el desarrollo de cualidades específicas.

Este trabajo presenta la ventaja de ser efectuado en condiciones de


actividad máxima de los segmentos periféricos del sistema circulatorio.
Esto asegura un suministro sanguíneo óptimo a los músculos en
actividad y permite el desarrollo a su nivel de las adaptaciones

Circulatorias y respiratorias periféricas: desarrollo de los capilares y


multiplicación de las mitocondrias. Entre estos ejercicios, podemos
clasificar: el nado con (únicamente) los brazos o las piernas, el trabajo en
remo con dispositivos de frenado suplementario, la carrera en subida o
sobre la arena, o en llano con sobrecarga.
El entreno de las diferentes disciplinas cíclicas no requiere las mismas
formas de trabajo parcial: por ejemplo, en que en Kayak el entreno está,
sobre todo, constituido por los ejercicios de carácter parcial que ponen en
juego los miembros superiores, mientras que para los corredores se trata
de un trabajo tanto parcial como general que pone en juego los miembros
inferiores.

En sujetos no entrenados, estos ejercicios parciales determinan


reacciones circulatorias menos intensas que en atletas especializados.
Esto demuestra también que no es posible

Apreciar las posibilidades funcionales de un atleta especializado, por la


simple medición de la frecuencia cardíaca en el curso de un ejercicio
estándar. (Kourbanov, 1971).

2. Intensidad de trabajo.

Existen dos indicios de intensidad de trabajo: un índice externo


constituido por la liberación de la energía por unidad de tiempo y un
índice interno constituido por el grado de solicitación de los diferentes
sistemas funcionales.

La naturaleza del impacto del entreno está en gran parte, condicionada


por la intensidad del trabajo: ella es quién va a decidir la solicitación
preferencial de los procesos aerobios o anaerobios en la liberación de
energía, y la solicitación de los sistemas funcionales que le están ligados.
Es también ella la que ordena las condiciones en que se elabora la
técnica deportiva.

En las actividades cíclicas, existe entre determinados límites una


proporcionalidad perfecta entre el gasto energético y la velocidad de
desplazamiento. Esta relación es naturalmente diferente para cada
manera de desplazamiento: en cada disciplina, está ligeramente influida
por las características individuales del deportista.

Estudiaremos esta relación velocidad –gasto energético en natación: en


un nadador que mantiene el mismo nivel de coordinación de sus
movimientos, el hecho de pasar de 70 a 75% de su velocidad máxima
aumente su gasto energético en un 5% (en la medida en que las dos
mediciones se hayan efectuado cuando el nadador se encontraba en
estado funcional estable). Sin embargo, si la velocidad de nado ha
aumentado, esta proporcionalidad no se respeta: en efecto, la resistencia
del agua es proporcional al cuadrado de la velocidad; los aumentos de
velocidad que hacen pasar a ésta de 80 a 85%, , 90 a 95 a 100% de la
velocidad máxima, van acompañadas respectivamente de aumentos de
9, 12 y 20 % del gasto energético.

Es la intensidad del trabajo la que condiciona los procesos bioquímicos


en los que se centra la solicitación, Volkov (1975), definió cuatro grados
de intensidad de trabajo en función del nivel de solicitación relativo, en
relación con el metabolismo máximo:

I. Potencia anaerobia máxima: que corresponde a la intensidad


máxima de la liberación de energía por los procesos anaerobios
alácticos.
II. Potencia de agotamiento: que corresponde a la intensidad máxima
de los procesos aerobios.
III. Potencia límite: que corresponde al umbral anaerobio; representa
(en el sedentario) un 50% de la potencia crítica.

Cada potencia de ejercicio arrastra preferencialmente el mecanismo


solicitado; la potencia anaerobia máxima ocasiona los procesos
anaerobios alácticos; la potencia de agotamiento, los procesos
glucolíticos; la potencia crítica la potencia crítica, simultáneamente los
procesos aerobios y anaerobios; la potencia límite, casi exclusivamente
los procesos aerobios.

Se ha tomado la costumbre de definir las zonas de trabajo en el


entrenamiento en función de estas intensidades de solicitación,
añadiéndoles una zona de trabajo menos intensa, llamada recuperación.

Observen al respecto el siguiente cuadro.

TABLA 15
Zona de Intensidad Objetivo FC Lactato
I. Zona de Activación de los procesos de
100-120 2-3
restauración recuperación.
II. zona de Mantenimiento de las posibilidades
140-150 3-4
mantenimiento aerobias.
Aumento de las capacidades aerobias
III. Zona de desarrollo y de la resistencia específica a un 165-175 4-8
trabajo prolongado.
IV. Zona de Aumento de las capacidades 175-185 -12
desarrollo anaerobias glicolíticas y de la
resistencia específica un trabajo de
corta duración.
Aumento de las capacidades
V. Zona de sprint. anaerobias alácticas, mejora de las
capacidades de velocidad.

3. Duración de los Ejercicios.-

En el curso de las sesiones de entreno, la duración de los ejercicios


puede variar, entre límites muy amplios comprendidos entre 3-5 seg. Y
2-3 horas Esta duración es, ante todo, fijada por el objetivo preferencial
asignado al ejercicio. Por Ej.: Si el objetivo es el de solicitar la utilización
de las reservas energéticas contenidas en el músculo (fosfocreatina). ).
Los ejercicios no tienen que durar más de 10 a 15 seg. Un alargamiento
de esta duración conduce a la movilización de los demás modos de
resíntesis del ATP, en especial, mecanismos glucolíticos.

La movilización electiva de los procesos implica duraciones de ejercicio


que pueden alcanzar de 2 a 3 horas.

La duración del ejercicio intervine no solamente para determinar el modo


de movilización de la energía que será preferencialmente solicitado, sino
igualmente para desarrollar de manera selectiva las diversas cualidades
que actúan sobre la perfomance. Así por Ej.: Los ejercicios de 5 a 15
seg. Estimulan las cualidades de fuerza-velocidad, cuando es preciso
utilizar Duraciones de trabajo más largas para mejorar el rendimiento y la
aptitud a trabajar de manera prolongada con un alto nivel de solicitación
de los sistemas circulatorios y ventilatorio. Finalmente, esta duración del
ejercicio actúa sobre las cualidades específicas de la voluntad que son
solicitadas.

4. Duración y naturaleza de los intervalos de reposo.-

La duración de los intervalos de reposo debe estar también en función


del objetivo preferencial de la sesión.

Se sabe que durante el reposo, la restauración de la aptitud funcional no


se opera a velocidad constante: primero muy rápido, después se frena, a
medida del retorno a condiciones próximas a las del estado de reposo.
De acuerdo con los datos de la literatura, se estima que esta restauración
es asegurada en un 60% en el primer tercio del período de recuperación,
un 30% en el segundo tercio y un 10% en el tercero. Naturalmente, el
efecto de una serie de ejercicios será totalmente diferente según se
produzca la repetición, durante el primer, el segundo o el tercer tercio de
este período de recuperación. Tener en cuenta que el desarrollo de la
recuperación es complicado todavía, por la heterocronicidad, es decir, la
diferente rapidez de las distintas aptitudes funcionales.

El punto de referencia más utilizada para planificar la duración de los


intervalos es la frecuencia cardíaca. La restauración de la capacidad de
trabajo muy a menudo se produce de manera paralela a una disminución
de la frecuencia cardíaca. Por ello, se fija habitualmente el reinicio del
ejercicio en el momento de retorno de la frecuencia cardíaca a un valor
dado. En la práctica, se utiliza el punto de referencia que para mejor
adaptado al objetivo preferencial de la sesión. Por Ej.: Si una sesión de
entrenamiento esta centrada en el desarrollo del sistema de transporte de
oxígeno, que depende ante todo de las posibilidades.

5. Duración y naturaleza de los intervalos de reposo.-

La duración de los intervalos de reposo debe estar también en función


del objetivo preferencial de la sesión.

Se sabe que durante el reposo, la restauración de la aptitud funcional no


se opera a velocidad constante: primero muy rápido, después se frena, a
medida del retorno a condiciones próximas a las del estado de reposo.
De acuerdo con los datos de la literatura, se estima que esta restauración
es asegurada en un 60% en el primer tercio del período de recuperación,
un 30% en el segundo tercio y un 10% en el tercero. Naturalmente, el
efecto de una serie de ejercicios será totalmente diferente según se
produzca la repetición, durante el primer, el segundo o el tercer tercio de
este período de recuperación. Tener en cuenta que el desarrollo de la
recuperación es complicado todavía, por la heterocronicidad, es decir la
diferente rapidez de restauración de las distintas aptitudes funcionales.

El punto de referencia más utilizado para planificar la duración de los


intervalos es la frecuencia cardíaca. La restauración de la capacidad de
trabajo muy a menudo se produce de manera paralela a una disminución
de la frecuencia cardíaca. Por ello, se fija habitualmente el reinicio del
ejercicio en el momento de retorno de la frecuencia cardíaca a un valor
dado. En la práctica, se utiliza el punto de referencia que parece mejor
adaptado al objetivo preferencial de la sesión. Por Ej.: Si una sesión de
entrenamiento está centrada en el desarrollo del sistema de transporte de
Oxígeno, que depende ante todo de las posibilidades funcionales del
corazón, uno se guía tranquilamente por la frecuencia cardíaca; por el
contrario, una sesión orientada hacia el desarrollo de la capacidad de
trabajo por entrenamiento repetido utiliza más bien como punto de
referencia las impresiones subjetivas del atleta.

Cuando se quiere fijar la duración de los intervalos de reposo en función


del grado de recuperación de la capacidad de trabajo, se distinguen los
intervalos siguientes: 1) Los intervalos completos: en este caso, las
pausas son bastante largas para asegurar la restauración completa de la
capacidad de trabajo antes del ejercicio siguiente: 2) Intervalos
incompletos: en una serie, los ejercicios empiezan cuando la restauración
de las posibilidades funcionales, sin estar completa, está ya realizada en
gran parte. 3) Intervalos reducidos: cada ejercicio empieza cuando la
capacidad de trabajo está todavía muy disminuida: 4) intervalos
prolongados: los ejercicios se repiten después de un reposo de 1,5 a 2
veces superior al que corresponde a los intervalos plenos. Esta variante,
actualmente, es muy poco utilizada.

El reposo entre los ejercicios pueden ser activo o pasivo. El efecto del
reposo activo depende del grado de fatiga: es sobre todo, después de un
trabajo fatigoso cuando la acción regeneradora del reposo activo es
superior a la del reposo pasivo. Este efecto depende igualmente del
carácter de la actividad aneja: un trabajo poco intenso ejerce un efecto
tanto más benéfico cuanto más elevada sido la intensidad de los
ejercicios precedentes; por otro lado, cuando la fatiga resultante del
trabajo precedente solo es ligera, la actividad aneja puede ser
relativamente intensa.

La práctica del reposo activo de intensidad moderada en los intervalos


que separan los ejercicios intensos, además del hecho de que acelera el
proceso de recuperación, mantiene la actividad de los sistemas
respiratorio y circulatorio a un nivel elevado, lo cual facilítale reemprender
el ejercicio siguiente y aumenta el volumen de trabajo eficaz
proporcionando por la sesión.

6. Número de repeticiones (Duración del trabajo).-

Cualquiera que sea el método de entreno, el número de veces que se


repite un ejercicio influye considerablemente sobre el nivel de solicitación
del organismo y sobre la naturaleza de las reacciones de éste,
Las reacciones entre el volumen de trabajo y el grado de solicitación
están bastante claras. Al contrario, la influencia del número de
repeticiones sobre la naturaleza de los efectos del entreno es más
compleja. Tomemos por Ej.: el caso de un trabajo por intervalos con
recorrido de distancia a velocidad elevada a intervalos de reposo
completos. Un pequeño número de repeticiones hace centrar los
principales efectos de la sesión sobre las cualidades e la velocidad.

El número de repeticiones va a aumentar progresivamente la solicitación


de los procesos físico-químicos incluso cuando se respeta una duración
óptima de reposo entre los ejercicios. Poco a poco, las condiciones
favorables al desarrollo de las cualidades de velocidad desaparecen la
velocidad y la fuerza de los movimientos disminuyen. Al mismo tiempo
se desarrolla las condiciones de desarrollo de la resistencia en actividad
de carácter anaerobio o incluso aerobio. El aumento del número de
repeticiones ha transformado, pues, una sesión orientada hacia el
desarrollo de la velocidad en una sesión orientada hacia el desarrollo de
resistencia específica. De la misma forma, el proceso de liberación de la
energía solicitada y desarrollada cambia con el número de repeticiones:
así en Natación, el entreno por intervalos de un pequeño número de
distancias cortas dadas a velocidad elevada, desarrolla las posibilidades
alactácidas. Sin embargo, después de algunas repeticiones, el lactato
comienza a acumularse en el organismo. El aumento del número de
repeticiones tienen entonces por efecto desarrollar los procesos
glucolíticos de liberación de la energía. Un aumento ulterior del número
de sesiones determinará entonces una solicitación de los procesos
aerobios que ellos también desarrollarán (1970).

El número de repeticiones puede también influir en la eficacia de un


entreno. Por Ej.: Volkov (1975) ha demostrado que en el trabajo por
intervalos orientado hacia el desarrollo de un sistema de transporte de
oxígeno, la eficacia es mayor con un volumen medio de trabajo. Un
volumen débil es insuficiente para movilizar los potenciales funcionales;
un volumen demasiado grande conduce progresivamente a disminuir la
solicitación del sistema aerobio, agotando los recursos del organismo y
frenando los procesos de recuperación una vez terminado este trabajo.

Finalmente, es preciso saber que el volumen de trabajo necesario para


asegurar la activación extrema de los procesos aerobios es de dos a tres
veces mayor en los atletas muy cualificados que en los deportistas al
comienzo de entrenamiento.
5.- GROSER Y COLAB. Principios de Entrenamiento Deportivo. Teoría
y práctica para todas las especialidades (1988).

Grosser, en la obra citada, al analizar el Principio de la relación óptima


entre el esfuerzo y el descanso, explica los componentes de la Carga
dándoles

Grosser y col. Principios de Entrenamiento Deportivo. Teoría y práctica


para todas las especialidades. (1988).

Grosser, en la obra citada, al analizar el Principio de la relación óptima


entre el esfuerzo y el descanso, explica los componentes de la Carga
dándoles el termino de “Normativas del esfuerzo” y al respecto señala:

Para poder comprender mejor el esfuerzo conjunto que supone un


entrenamiento, conviene formular determinadas normas de esfuerzo.

Se trata de la Intensidad, la duración, la densidad, la frecuencia y el


alcance del estímulo, así como la frecuencia del entrenamiento.

1.- Intensidad del estímulo.-

La intensidad del estímulo caracteriza la altura del estímulo (la fuerza del
estímulo) que manifiesta un deportista durante un esfuerzo. En muchos
tipos de deportes es posible cuantificar la intensidad del estímulo y ello
permite describirla como:

-Altura, amplitud......................m.
-Velocidad...............................m/s.
-Magnitud de la resistencia.....Kg. watios.

Sin embargo, una valoración cualitativa de la intensidad del estímulo sólo


puede efectuarse parcialmente (por Ej.: En los juegos deportivos; . En
este caso resulta útil el hecho de que la intensidad del entrenamiento o
del estímulo también pueda valorarse como una reacción del organismo
(medida de la frecuencia cardíaca). Se parte de la idea de que la
intensidad del esfuerzo externo (ritmo del partido o competición permite
determinar lo interno. Sin embargo, de ello se desprende una limitación
de la utilidad de este método: los niños alcanzan un pulso muy elevado
con una intensidad baja, mientras que las personas de mayor edad
eventualmente alcanzan un valor máximo con un pulso de 140 p/min.
Los recursos podrían ser fatales si un entrenador creyera que la persona
en cuestión tan solo se ha entrenado con poca intensidad o con una
intensidad leve: del mismo modo puede sacarse conclusiones erróneas al
determinar la intensidad a través del pulso de un atleta con un elevado
entrenamiento de resistencia, puesto que en este caso deben aplicarse
otros valores.

TABLA 15
Véase la siguiente tabla (modificada según Martín 1977).
Fuerza (% de Resistencia (%
Frecuencia
la fuerza Intensidad del mejor
(p/m)
Máxima). tiempo)
30-50% Escasa 30-50% 130
50-70% Leve 50-60% 140
70-80% Media 60-75% 150
80-90% Submáxima 75-90% 165
90-100% Máxima 90-100% 180

Además conviene recordar que los valores del pulso, para personas a
quienes son aplicables estos valores, representan los límites inferiores
que deben alcanzarse mientras se realiza el esfuerzo. Si la medición se
lleva a cabo durante la pausa, el valor obtenido, aunque sea justo
después de haber realizado un esfuerzo, se encontrará unas 10
pulsaciones por minuto por debajo del valor que se obtendrá durante la
realización del esfuerzo. A partir de la medición cuantitativa y de los
valores de pulso es posible determinar escalas de grados que
proporcionan ciertos indicios (más exacta aunque en la práctica tan solo
sea realizable con atletas profesionales, es la determinación de un
exceso de lactato y base).

Determinación del terreno de la intensidad individual:


 En las disciplinas de resistencia cíclica: el mejor rendimiento
momentáneo como punto de referencia y, además, frecuencia del
pulso.
 En los deportes de fuerza: los mejores rendimientos momentáneos
de peso y amplitud/altura.
 En los deportes de competición y juego: principalmente los valores
de la experiencia con relación al ritmo de movimiento o la velocidad
de la ejecución.

Funcionamiento en la esfera de la intensidad:


La intensidad determina básicamente la velocidad de desarrollo de la
capacidad de rendimiento y la consolidación de la adaptación:

Intensidad en el límite inferior (esfuerzo extensivo) desarrollo lento,


aunque continuo, mayor grado de estabilidad (mejor nivel de resistencia
básica), conveniente: un mayor alcance de esfuerzo;

alta intensidad (esfuerzos intensivos) – aumento del rendimiento


relativamente más rápido, aunque poco estable, conveniente: esfuerzo
extensivo de gran alcance;

Elección de la intensidad (sobre todo entre los principiantes); no según


las adaptaciones funcionales – morfológicas, sino también según las
posibilidades de ejecuciones exactas de los movimientos.

El valor del estímulo de entrenamiento no se juzga tan solo por la


intensidad, la duración y la cantidad de repeticiones, sino también por la
situación de rendimiento.

Ello significa, por ejemplo que para la fuerza muscular:


Una persona no entrenada en fuerza deberá utilizar entre un 30% y 40%
de su fuerza máxima a fin de conseguir un aumento del rendimiento. Por
el contrario, un levantador de pesas entrenado en fuerza que halla
mantenido una intensidad de esfuerzo del 70% de la fuerza máxima
durante unas cuantas semanas puede experimentar un retroceso de
rendimiento-tan solo para mantener su capacidad de rendimiento debe
trabajar con una intensidad superior al 70%. Algo parecido puede
decirse del deporte de resistencia: Una carrera de resistencia de 30
minutos con una frecuencia de pulso de 130%/min, provoca fenómenos
de adaptación por parte del sistema cardiocirculatorio.

Sin embargo por regla general puede decirse que, con una mejor
situación de entrenamiento se aspira también a una frecuencia cardíaca
más elevada.

No obstante, la medicina actual aún no es capaz de efectuar


declaraciones determinantes sobre si una intensificación del ritmo de
marcha puede posibilitar una reducción del trayecto semanal de, por
ejemplo 300 Km. o menos (Hollmann, 1976).

2.- Duración del estímulo.-


Representa el tiempo durante el cual un único contenido de un
entrenamiento funciona como un estímulo de movimiento sobre el
organismo. Por ello este tiempo es breve cuando se trata de los saltos y
largo cuando se trata de una carrera. Sin embargo, la duración del
estímulo también puede ser el tiempo en que se efectúan varios
estímulos (ello significa para una serie: duración del estímulo=tiempo de
la serie; mientras que en el caso de un esfuerzo de duración, la duración
del estímulo= alcance del estímulo).

La duración del estímulo depende del contenido del entrenamiento y del


objetivo del entrenamiento; sobre la base de las investigaciones
experimentales es posible determinar los tiempos que tendrán un efecto
óptimo sobre diversos tipos de entrenamiento.

De este modo sabemos que: Un entrenamiento de resistencia debe durar


por lo menos entre 10y 15 min. Y en la fase media 30 min., a fin de surtir
efecto sobre el sistema cardiocirculatorio; en un entrenamiento de fuerza
muscular es necesaria mantener un peso por lo menos durante ¼ del
tiempo máximo a fin de obtener una mejora en el entrenamiento.

Por otra parte, también se conoce los valores máximos de la duración del
estímulo.

Un entrenamiento con intervalos no debe mantener la fase de esfuerzo


individual durante más de 1 min., pues el otro modo se perdería la acción
especial del estímulo sobre el corazón; en el caso del entrenamiento de
la velocidad, la duración del estímulo de mantenerse tan sólo en la
medida en que puede mantenerse la intensidad máxima del estímulo.

Un entrenamiento de coordinación exige también la mirada crítica de un


entrenador experimentado: este debe interrumpir los ejercicios en cuanto
observes que la ejecución de un movimiento no puede producirse en la
frecuencia deseada (o valor total del recorrido, tiempo de fuerza).
En un entrenamiento de resistencia de fuerza, la duración debe
prolongarse mucho después del momento en que se aflojan la fuerza.

3.- Densidad del Estímulo.-

La densidad del estímulo tiene que ver con la relación temporal entre el
esfuerzo y el descanso en una unidad de entrenamiento.
El descanso puede tener 2 funciones en el proceso de adaptación, ya
sea:
1) Tan solo para reducir el cansancio (= pausa completa); o
2) Para llevar a cabo procesos de adaptación (= pausa productiva).
Ejemplos:

El entrenamiento según el método de repeticiones.-


Las pausas posibilitan una regeneración casi completa del organismo
afín que el siguiente trabajo pueda efectuarse con una intensidad de
estímulo similar.

El entrenamiento con el método de intervalos.-

Utilización de la pausa productiva. En la práctica, la pausa productiva se


determina simplemente a través de la medición de la frecuencia cardíaca
– la pausa se da por finalizada cuando el pulso se encuentra entre 110-
130 pulsaciones por minuto.

El entrenamiento según el método de duración.-

En este caso se suprime la pausa.

El entrenamiento para aumentar la fuerza máxima, la fuerza de rapidez y


la rapidez. Para ello es necesario tomar un descanso casi completo o
completo.

La relación momentánea entre la duración del estímulo y la pausa está


vinculada al objetivo y depende del rendimiento; por ejemplo podemos
calificaciones como 2:1, 1:1, 1:2 (en el entrenamiento de la fuerza
máxima o en el entrenamiento de la rapidez la relación cambia en favor
de la pausa según de las susodichas ejecuciones).

La densidad del estímulo depende también de la duración del estímulo y


de la Intensidad de este. Por Ej.: Para un entrenamiento de fuerza
máxima suele ser suficiente con efectuar una pausa de entre 1 y 10 min. ;
sin embargo, para la resistencia de la velocidad, se supone grandes
esfuerzos en cuanto a la intensidad y duración, se requiere una pausa de
hasta 45 min.

Regla:
Cuanto más elevada sea la intensidad de la duración, más larga deberá
ser la pausa. Las pausas son más breves a medida que aumenta la
capacidad de rendimiento.

4.- Frecuencia del estímulo.-

La frecuencia del estímulo es especialmente importante para la


configuración de una unidad de entrenamiento. Frecuencia del estímulo
(FE) – cantidad de estímulos. Ej.: Carrera de resistencia (= esfuerzo
continuo):
- frecuencia del estímulo (FE) = 1.

Entrenamiento con intervalos:


- Frecuencia de estímulo = # de repeticiones.
- = # de series, repeticiones (Por Ej.: 5 series de 6 repeticiones
FE = 30. )

La FE depende de:

ESQUEMA 2
La intensidad del estímulo cuanto más grande sean estos
La duración del estímulo componentes,
La densidad del estímulo menor deberá la FE.

Magnitud del estímulo:

A partir de la duración y de las repeticiones de todos los esfuerzos se


produce una unidad de entrenamiento.
El alcance del estímulo tiene que ver:
 En el método de duración, con la trayectoria – metro.
 En el entrenamiento de intervalos, con la repetición y el tiempo (Por
Ej.: 30 repeticiones cada 15 seg. = 450 seg. = frecuencia x
duración)- seg.
 En el entrenamiento de fuerza, con la intensidad y la frecuencia (Por
Ej.: 5 series de 4 repeticiones de 100 Kg. = 2, 000Kg) – Kg.

La eficacia de los esfuerzos se presentan sólo:


 En las intensidades adaptadas a la situación momentánea del
entrenamiento y el correspondiente alcance. Esto se aplica a las
capacidades físicas, coordinativas y de la voluntad.
 En una cantidad óptima de repeticiones relacionada con la
formación de las coordinaciones de movimiento más sutiles:
 En los síntomas evidentes de cansancio, es decir, después de un
alcance relativamente grande.

El esfuerzo depende de:


 Ritmo de descanso individual.
 Del tiempo de descanso disponible.
 De la frecuencia del entrenamiento (=unidades de entrenamiento
por semana).

La magnitud del estímulo en el entrenamiento no suele situarse a un nivel


demasiado elevado. Los fenómenos de sobreentrenamiento se debe
más bien a una intensidad de estímulo demasiado elevada, por ello a
menudo se aconseja iniciar el primer cambio en el plan de entrenamiento
en cuanto al alcance del estímulo (o en cuanto a la frecuencia del
estímulo); en el entrenamiento básico, esta exigencia sin duda
justificable.

5- Frecuencia del entrenamiento.-

La frecuencia del entrenamiento indica el número de unidades de


entrenamientos semanales.
Para casi todos los tipos de deportes se aconseja un entrenamiento
diario. En algunos casos es aconsejable seguir una frecuencia de
entrenamiento de 10 o más unidades de entrenamiento por semana, es
decir por lo menos dos unidades de entrenamiento por día, si se quiere
conceder un día de descanso al deportista.

Regla general:
Principiantes.............................................3-4
Fase media...............................................4-8
Alto rendimiento.......................................6-10
Rendimiento superior...............................8-22
Resulta posible establecer una vinculación entre la frecuencia del
entrenamiento y el alcance e intensidad del estímulo:
 Partiendo de un alcance de entrenamiento similar es posible
alcanzar una intensidad más elevado a través de una división en
varias unidades de entrenamiento.

Nota: Podrá profundizar sobre estos aspectos en Principios del


entrenamiento de Grosser y Col- obra citada.

Hemos citado a nuestro entender a los autores de avanzada sobre la


problemática que estamos tratando, o sea la carga de entrenamiento.
Observemos, primeramente, el siguiente resumen sobre la forma en que
estos autores clasifican los Componentes de la Carga.

WEINECK, J “Manual de Entrenamiento”.


1. La intensidad del estímulo.
2. La densidad de los estímulos.
3. La duración del estímulo.
4. El volumen de los estímulos.
5. La frecuencia de las sesiones de entrenamiento.

BOMPA, T. Theory And Methodology Of Training.


1. Volumen (Duración, distancia y cantidad de repeticiones).
2. Intensidad (Carga y Velocidad)
3. Densidad (frecuencia de realización)

PLATONOV, V. “El Entrenamiento Deportivo”.


1. Naturaleza de los ejercicios.
2. Intensidad del trabajo
3. Duración del trabajo
4. Duración y naturaleza del descanso
5. Número de repeticiones
PLATONOV, V “Adaptación en el Deporte”.
1. Carácter (cargas externas e internas)
2. Magnitud (pequeñas, medias, submáximas y máximas)
3. Tendencia (Capacidades físicas, energéticas, coordinativas,
técnicas y tácticas)

GROSSER M. “Principios del entrenamiento.”.


1. Intensidad del estímulo
2. Duración del estímulo
3. Densidad del estímulo
4. Frecuencia del estímulo
5. Magnitud del estímulo
6. Frecuencia del entrenamiento.

Como pueden constatar no existen grandes diferencias en cuanto a


definición de los componentes de la carga entre los autores
mencionados, tanto la intensidad, el volumen y la densidad del
entrenamiento aparecen como denominador común en esa definiciones;
otro aspecto a considerar es la importancia que le atribuye a la frecuencia
del ejercicio tanto en la utilización de los métodos como en el carácter de
continuidad de los mismos durante sesiones de entrenamiento. En
general cada autor aportan elementos que de una forma u otra
enriquecen el conocimiento existen sobre la carga entrenamiento,
destacando la no existencia de contradicciones en las definiciones
formulados por los autores citados.

VERJOSHANSKY, I. Entrenamiento deportivo. 1990.

Hemos querido dejar para el final del capítulo las consideraciones de


Verjosjansky, I. Sobre la Carga de entrenamiento; y es que sus criterios
y el resultado de las investigaciones planteadas en su libro
“entrenamiento Deportivo”. Planificación y programación (1990) (Capítulo
III), deben entender a cambiar un poco las concepciones sobre la carga
de entrenamiento, por una parte, y por otra, consideramos sus juicios de
suma importancia como base para la planificación de la estructura del
entrenamiento, (Cap. Tratado en el presente material).

El propio autor plantea que las clasificaciones existentes sobre la carga


de entrenamiento (entiéndase las citadas anteriormente) no se presentan
a darles solución a los problemas de la programación del entrenamiento.

La relación estímulo- efecto a que hace mención el autor, podemos


entenderla como la relación conocida entre la carga externa y la carga
interna. Pues podemos entender como igual: el efecto de carga y la
carga interna, refieren la medida fisiológica de estimulación mientras que
el estímulo o carga externa, refiere más bien el trabajo realizado el cual
determina la relación anterior.

Esta relación, estímulo-efecto, que le da el autor a la programación de la


carga, resulta de gran interés para una óptima programación, pues la
programación de la carga debe partir de un planteamiento con un fin para
obtener un efecto de entrenamiento (Ee) concreto. Le sugerimos la
consulta de la obra citada a fin de ampliar los conocimientos sobre los
diferentes efectos de entrenamiento.

Verjoshansky clasifica los componente de la carga en la siguiente


dirección:

ESQUEMA 3

Esquema. Contenido

-Carácter específico

-Potencial de entrenamiento

Volumen Organización

- Magnitud Distribución
- Duración Interconexión
- Intensidad

Veamos a continuación lo que explica Verjoshansky sobre los


componentes de carga señalados.

1. Sobre el contenido de la carga.-

La programación del proceso de entrenamiento empieza con la definición


del contenido. Es decir, se define la totalidad de los medios a utilizar, en
base a una evaluación preeliminar, que se hace según 2 criterios:
ESPECIFICIDAD DEL Ee Y POTENCIAL DE ENTRENAMIENTO.

Con la expresión especificidad (carácter específico) del estímulo de


entrenamiento de los ejercicios físicos se entiende la medida en que
estos corresponden a las condiciones de la actividad de competición, en
la estructura del movimiento, en el régimen de funcionamiento (forma de
trabajar) del aparato motor, en el mecanismo de producción de la energía
necesaria.
Basándose en estos criterios el autor define los clásicos ejercicios de
preparación general y los ejercicios de preparación especial, que por ser
muy conocido no entraremos en sus detalles.

El otro aspecto del contenido de la carga definido, es el potencial del


entrenamiento; este es un aspecto que consideramos muy novedoso
para la metodología actual del entrenamiento deportivo. Según
Verjoshanky, el POTENCIAL DE ENTRENAMIENTO de la carga define
con que intensidad la carga estimula la condición del atleta. Cuánto más
elevada (respecto a la condición actual), tanto mayor es la posibilidad
que provoque un aumento de la capacidad específica de rendimiento del
atleta.
El potencial de entrenamiento de los ejercicios utilizados se reduce con el
crecimiento de la capacidad de rendimiento. Por lo tanto, es importante
mantener insertado constantemente en el entrenamiento ejercicios
nuevos más eficaces.

Esta definición es sumamente importante, para ser un comentario sobre


la misma les propongo primeramente observar los siguientes esquemas:

De suceder lo contrario, es decir, utilizar de inmediato el medio de más


potencial, provocaría una intensificación excesiva, alterando la marcha
natural del proceso de adaptación.

Lo mismo sucedería en los sistema discontinuos de entrenamiento


(intervalo y repetición) los que ejercen un potencial mayor, deben serlos
primeros en ser utilizados; el organismo necesita una progresión en los
mecanismo de adaptación en pos de rendimiento máxima, por tanto es
que en el proceso de preparación generalmente se inicia por medio de
los sistemas continuos de entrenamiento. (para mayor profundidad le
sugerimos el próximo capitulo.

2. Sobre el Volumen de la carga de la carga de entrenamiento.-

La definición que da el autor sobre el volumen de la carga es realmente


curiosa como veamos lo que plantea Verjoshansky: la expresión
magnitud de la de la carga de entrenamiento define principalmente el
lado cuantitativo del sistema de entrenamiento ejercido sobre el
organismo del atleta : desarrolla un papel importante en el proceso a
través del cual éste se adapta a largo plazo a una actividad deportiva
intensa.
La longitud de la carga tiene la función de alterar sistemáticamente, y de
modo duradero, la continuidad del equilibrio interno (homeostasis) del
organismo. Esta alteración moviliza tanto las reservas en energéticas
como las plásticas (Formación de nuevos tejidos), fundamental par que
se pase a reacciones a reacciones inmediatas (especifica) provocadas
por los estímulos de entrenamiento. El atleta debe desarrollar, en cada
ciclo anual, grandes volúmenes de cargas que le aseguran tanto en nivel
de su capacidad específica de rendimiento como en el mantenimiento
duradero de este nivel.

TABLA 16

La función de magnitud en la programación de preparación


de los atletas se puede definir correctamente sólo si se
toma en consideración la magnitud, la duración y la
intensidad de la carga.

La anterior formulación de este autor (Verjoshansky, 1990), rompe con


las definiciones de un gran número de autores, pues marca dentro de
aspecto cuantitativo de la carga, la intensidad que constituye el elemento
cualitativo de la misma.

Continua planteando Verjoshansky, que la magnitud del volumen de


carga es la medida cuantitativa global de las cargas de entrenamiento de
diferentes orientaciones (direcciones para nosotros n. a-)funcionales
desarrolladas o programadas en un microciclo de una etapa o en un ciclo
anual.
Cuando más alto es el grado de rendimiento del atleta mayores será los
valores del volumen anual y de sus funciones de las etapas de la
preparación.

En la práctica, la magnitud del volumen anual de la carga se establece


individualmente partiendo de las características pacíficas de la
preparación del atleta en las etapas de entrenamiento precedentes. Un
problema muy importante de programación del proceso de entrenamiento
es determinar la magnitud óptima del volumen de carga en períodos de
tiempo bien definidos (meses, etapas, periodos) esta magnitud se
determinada (concepto) estratégicos general que guía la estructuración
del entrenamiento de diferente orientación funcional.

La intensidad de la carga e entrenamiento es el criterio que controla la


fuerza y la especificidad de estimulo sobre el organismo o bien la medida
del esfuerzo que comporta el trabajo desarrollado durante el
entrenamiento. La intensidad se regula por:

- La magnitud (fuerza) de potencial de entrenamiento de los medios


utilizados.
- De la frecuencia de sus esfuerzos.
- Del intervalo entre la repeticiones del ejercicio o la sesión de
entrenamiento y también.
- Por la relación entre la magnitud del volumen de carga y el tiempo
que se tarda en realizarlo.

Este último criterio tiene un significado particularmente importante para la


organización del entrenamiento en períodos prolongados, ya que tiene en
cuenta el grado de concentración de la carga en el tiempo. En
determinados períodos del ciclo anual se admite una identificación de la
carga de entrenamiento aunque solo después de una preparación
preliminar, basada en una carga de volumen elevado, pero de baja
intensidad.

La duración de la carga de este entrenamiento es otro criterio


extremadamente importante del volumen sobre el cual se debe hablar
más detalladamente, ya que ejerce una influencia notable sobre la
dinámica de la condición del atleta y representa un parámetro de la carga
en el cual la probabilidad del error es particularmente elevada.

Prestamos atención a los anunciados al respeto por este autor:

“Actualmente una serie de investigaciones, por ahora todavía limitadas,


han establecidos que también la duración del empleo de una carga
específica orientada a la mejora de los organismos responsables de las
fuerzas máximas y la fuerza explosiva, así como la capacidad aerobia y
anaerobia, hay un limite de partid del cual la carga no ejerce más que
una acción de desarrollo y solo significa una pérdida Inútil de tiempo y
energía pro parte del atleta. Por lo tanto, para la programación del
entrenamiento es importante tener una idea de la educación óptima del
empleo de diversas cargas de diferentes orientaciones funcionales, pero
también el ritmo de crecimiento de los respectivos índices.”

A pesar de enunciado anterior, el propio Verjoshansky plantea que en la


actualidad no existen criterios científicos para determinar cual es la
duración óptima de diferentes cargas de entrenamiento dirigidas a una u
otra orientación funcional.
3. La organización de la carga.-

Al respecto refiere el autor: La organización de la carga se entiende su


Sistematización por un período de tiempo tal que asegure la dinámica (el
cambio) programado de la condición del logro del nivel fijado de preparación
especial condicionado.

Tal como expusimos en la clasificación de la carga, en la organización de la


misma inciden 2 aspectos:
- El carácter de su distribución en el tiempo.
- Los principios que rigen la relación entre cargas de diferentes
orientación funcional (interconexión)

Para la distribución de las cargas recomienda 2 variantes de organización:


1. Cargas Diluidas
2. Cargas concentradas

Las cargas diluidas se basan en la distribución uniforme de la carga durante


todo el ciclo de preparación; a diferencia de las cargas concentradas, que las
mismas se concentran en etapas definidas en el ciclo de preparación.

Fernando Navarro (Principios actuales de planificación del entrenamiento.


INEF Madrid. Universidad Politécnica. S/a), las clasifica a las primeras como
Cargas Regulares, definiéndola como: las cargas que se aplican a lo largo de
toda la temporada con mayor o menor énfasis en función de las
características de las etapas o períodos de entrenamiento. Coinciden con la
aplicación de otras cargas de diferentes orientación. El rendimiento puede
verse afectado por la integración entre los distintos tipos de carga. El
rendimiento mejora gradualmente hasta un cierto punto donde la continuidad
en la aplicación de las puede afectar negativamente al rendimiento. Se
suelen emplear en mayor medida en deportistas jóvenes y en deporte de
resistencia de larga duración donde las capacidades determinantes de
rendimiento son pocas y están estrechamente relacionadas.

Verjoshansky sugiere que para los atletas de nivel medio puedan emplearse
las 2 variantes de cargas, pero así señala que para los deportistas de alta
clasificación es más aconsejable la 2da. variante. El mismo cita en su libro
(ob. ctda.)., resultado de investigación al respecto, y señala que se ha
demostrado que la concentración de una carga de entrenamiento de
orientación funcional unívoca garantiza modificaciones funcionales más
fundas en el organismo y cambios más sustanciales en el nivel de la
preparación condicional del atleta.

Como este aspecto es de suma interés tanto para el estudio de la


estructuración del entrenamiento deportivo así para la planificación del mismo,
veremos otras consideraciones sobre este tipo de organización de la carga.

Navarro, F. (ob. ctda. ) a las cargas concentradas las divide en 2:

a) Cargas acentuadas: Se aplican en espacios más cortos de tiempo, de


forma más intensiva y con una secuencia metodológica concreta en la
orientación de las cargas. El rendimiento competitivo se eleva tras las
adaptaciones sucesivas que se logran en la aplicación de las cargas
con distintas orientación. Es importante ajustar las duraciones de las
fases de las cargas acentuadas según la orientación de entrenamiento.
Una prolongación excesiva provocaría un agotamiento de las reservas
de adaptación del deportista que impediría el proceso posterior del
rendimiento. Por el contrario, un tiempo de trabajo corto limitaría las
posibilidades de adaptación del deportista para integrar posteriormente
las adaptaciones sucesivas y necesarias para alcanzar el máximo
rendimiento deportivo en una especialidad. Se aplican en todo tipo de
disciplina siempre que el deportista halla alcanzado un cierto nivel de
experiencia con el entrenamiento.

b) Cargas concentradas: Se aplica en espacios más cortos, concentrado


en mayor medida que en las cargas acentuadas, volumen y la
intensidad de trabajo sobre una orientación definida de carga. La
secuencia metodológica es muy importante en la aplicación de cargas
con diversas orientación. Debido a la fuerte estimulación de las cargas
concentradas sobre el organismo, que produce durante su aplicación
un descenso de los índices funcionales de los deportistas,
produciéndose de forma retardada el crecimiento de los mismos que
deberán coincidir en su conjunto al final de macrociclos con un
aumento significativo del rendimiento competitivo. Si bien se empezó
aplicando especialmente en deportes de fuerza explosiva, actualmente
se encuentra modelos para prácticamente todas las disciplinas si bien
es manifiesto que su aplicación debe llevarse a cabo con deportistas
de élite y con un alto grado de entrenamiento.

A continuación una figura que ilustra los tipos de cargas según Navarro,
F.
El Otro aspecto de la organización de la carga que refiere Vejoshansky,
es relacionado a “La organización entre las cargas de diferentes
orientación funcional (interconexión).

Este asunto es bastante complejo en la actualidad, pues aunque existen


lineamientos generales sobre la combinación y el orden de ejecución de
los ejercicios de influencia diversa sobre el organismo, también es cierto
que las mismas no están del todo comprobadas y existen también
opiniones diferentes.

MÉTODOS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Cualquiera que sea la magnitud de ejercicios de entrenamiento que se


vaya aplicar al deportista, tendremos que utilizar una u otra forma de
ejercitación, aquí es donde encontramos una de las categorías
pedagógicas fundamentales: Los métodos del entrenamiento deportivo,

Que planificados longitudinalmente adquieren la categoría de sistema


metodológicos.

Los métodos van a estar estrechamente relacionados con la carga de


entrenamiento, estando determinadas ambas categorías por las
direcciones de entrenamiento pre establecidas

DIRECCIONES DEL ENTRENAMIENTO

CARGA MÉTODO

La planificación de carga se hace mas efectiva en la medida que


formulemos de forma optima el método de entrenamiento, por tanto entre
carga y método la proporcionalidad será directa y determinada, como
planteamos anteriormente por las direcciones de entrenamiento.

Los metodos relacionan un conjunto de ejercicios que se repetirán de


forma sistemática y dosificada, estos ejercicios constituyen los medios de
preparación.

RELACIÓN ENTRE LOS METODOS Y LOS EJERCICIOS

Conducta a seguir en la ejecución del ejercicio.


Existen varias formas de clasificar los metodos del entrenamiento a
nuestro entender y tal como se definió en entrenar para ganar (1994—
1997), los metodos del entrenamiento los agrupamos por la dirección que
adopta la aplicación de la carga, de esta forma tendremos:

 Metodos continuos de dirección de la carga.


 Metodos discontinuos de dirección de la carga.

A partir de aquí los sub agrupamos en métodos:

1. Continuos invariables
2. Continuos variables
3. Discontinuos a intervalos
4. Discontinuos a repeticiones

De esta forma de aplicar la carga surgen combinaciones de metodos de


entrenamientos que explicaremos mas adelante. Es importante señalar
que ningún método de entrenamiento es mas universal que otro por
excelencia, todos los metodos responden a direcciones especificas de la
carga, ningún método sustituye a otro.

Los metodos adquieren un carácter sistémico, cuando en el plan de


carga, en una estructura determinada, en su distribución longitudinal se
interrelacionan los componentes de la carga de entrenamiento en la
dirección metodologica establecida por el propio método.

1. Continuos Invariables

En estos metodos como su nombre lo indica, las cargas se aplican en la


dirección estandarizada de sus parámetros externos. Se emplean por lo
general con el fin de desarrollar la capacidad de resistencia aeróbica,
teniendo como base los ejercicios cíclicos y acíclicos (fundamentalmente
los primeros), determinado por una ejecución prolongada del ejercicio
invariable con una intensidad moderada, situada entre 75y 85 % de la
intensidad máxima, entre las 130 y 150 pulsaciones por minutos.

La ventaja de este método consiste en que la coordinación en la actividad


de los sistemas que garantizan el consumo de oxigeno, se incrementa
directamente en el proceso de ejecución del trabajo. Estos metodos son
muy utilizados en las primeras etapas del proceso de preparación, los
efectos que se alcanzan con su utilización determinan de forma mediata
el rendimiento deportivo. Con esto señalamos que no constituyen formas
acusadas de preparación, por tener las características de realizar un
trabajo de larga duración con esfuerzos por debajo de los máximos; la
capacidad de recuperación cardiovascular aumenta notablemente,
creando la base para trabajos ulteriores de elevados esfuerzos.

Este método por si solo no influye en la preparación aeróbica del


deportista, pero si aplicamos una carga de 5km con intensidad moderada
de 140p/m de frecuencia cardiaca y a esta se le da un carácter
ininterrumpido y progresivo por un espacio de tiempo determinado,
entonces estaremos en presencia del sistema metodológico de cargas
continuas invariables para la capacidad aeróbica del deportista.

A estos metodos continuos invariables o estándar se le conoció en un


tiempo como entrenamiento continuo de Van Aaken, y también como
entrenamiento de resistencia integral.

El método de van Aaken se basaba en el desarrollo de la capacidad


aeróbica y sostenía que su forma de trabajo no ofrecía riesgos ni tenia
contraindicaciones para las distintas edades y sexos; además, los efectos
logrados eran mas duraderos que los obtenidos mediante otras formas
de entrenamiento.

2. Continuos Variables

Estos metodos se caracterizan, a diferencia de los invariables, por variar


las magnitudes externas de la carga, básicamente mediante el ritmo de
ejecución de los ejercicios, siempre que esta variación externa determine
cambios continuos internos durante la actividad en el organismo del
deportista. Sus magnitudes variables de la intensidad se encuentran
entre 70 y 95 % de intensidad continua y alterna. Si analizamos su actual
esencia metodologica estos metodos constituyen nuevas formas de
trabajo discontinuo con intervalos de descanso activos. La esencia es
tratar de recuperar el ritmo cardiaco en fase de intensidad disminuida,
luego de haber realizado un trabajo de alta intensidad, todo lo anterior de
forma ininterrumpida de ahí el nombre de continuo.

Dentro de estos metodos los mas difundidos son los FARTLEK. Que se
definen como los cambios del ritmo dentro de la ejercitación continua de
la actividad. Las magnitudes variables son el ritmo y la velocidad.
Ejemplo: variación de la velocidad de la carrera en el transcurso de la
distancia, según un programa estándar o no, es recomendable utilizar las
dos formas de programación para evitar estereotipos dinámicos en las
cargas (lo que traería estabilización del rendimiento alcanzado,
impidiendo un desarrollo ulterior) en los deportistas. Es el método
utilizado por excelencia para el desarrollo de capacidades especiales de
resistencia, utilizándose antes a los discontinuos y posterior a los
continuos invariables o estándar

Tipos de Fartlek.-

Existen diferentes tipos de fartlek o formas de interpretación de los


mismos, en nuestra experiencia con deportistas juveniles y adultos lo
utilizamos como:
 Fartlek libre orientado
 Fartlek especial
 Fartlek lider
 Fartlek control.

a) Fartlek libre orientado: No difiere mucho del clásico que conocemos,


es decir, el correr por alegría, que en nuestro caso las variantes y tramos
que se ejecutan son indicadas y orientadas por el entrenador. Este tipo
de trabajo se utiliza fundamentalmente en los mesociclos iniciales del
entrenamiento como preparación y acondicionamiento para los
entrenamientos futuros.

b) Fartlek especial: Consiste en efectuar tramos combinados de


carreras, ejercicios especiales de carrera (elevando muslos, saltos
alternos, etc), y tramo especial; el tramo se determina según las
características del circuito, objetivo del trabajo y el nivel de posibilidades
del que lo ejecuta. Este método se utiliza con frecuencia.

c) Fartlek líder: Consiste en crear grupos afines dentro de los cuales se


seleccionan capitanes por tramos, los que tienen la tarea de realizar
escapadas, que deben ser neutralizadas por el resto de los integrantes
del grupo, las cuales serán orientadas por el entrenador y por tanto, la
duración y la distancia seleccionada será acorde con las características
de los grupo, aunque en la mayoría de los casos se utilizan las variantes
siguientes:
 Aceleración corta y dejarse alcanzar por el grupo
 Aceleración media y dejarse alcanzar por el grupo
 Aceleración larga y dejarse alcanzar por el grupo.

A estas variantes se les incluyen las aceleraciones en las cuales, cuando


el líder es alcanzado por el grupo puede volver a atacar y este debe de
nuevo darle alcance. Un punto fundamental en el trabajo es que todos
los integrantes de los diferentes grupos deben pasar juntos por el control
(lugar donde esta ubicado el entrenador), ello evitara la competición
dentro del entrenamiento, permitiendo que se cumpla el plan de
intensidad programado; por lo tanto, el objetivo del trabajo se basa en
que se prepara y condiciona a los fondistas para las aceleraciones reales
que se presentan en las competiciones deportivas modernas.

c) Fartlek control: Es el tipo de entrenamiento utilizado al final del


mesociclo de preparación general siendo sus variantes las
siguientes:

TABLA 17

 Variante  Variante  Variante  Variante


3-1 3-2 2-1 2-3

Diferentes variantes del fartlek control según la distancia de los


corredores
TABLA 18
ESPECIALIDAD
Distancia 8KM 6KM 10KM 12KM 15KM
1500M
Variante 3-1 2-1 3-2 3-1 3-2
3000M CON Distancia 8KM 10 KM 12 KM 15 KM 20 KM
OBSTÁCULOS Variante 3-1 3-2 3-1 3-2 3-2
Distancia 12 KM 15 KM 20 KM
5000M
Variante 3-1 3-2 3-2
Distancia 12 KM 15 KM 20 KM
10000M
Variante 3-1 3-2 3-2

3. Metodos discontinuos a intervalos.-


Es importante antes de analizar los metodos discontinuos, destacar el
punto determinante de los mismos, nos referimos a los descansos:
micropausas y macropausas.

En estos metodos como su nombre lo indica, las cargas se interrumpen


para darle paso al descanso. Constituyen en la actualidad los metodos
de mayor exigencias funcional y los de rendimiento inmediato.

Cada actividad física origina una disminución de la capacidad física de


trabajo, expresada en un gasto energético en relación con el tiempo de
actividades que se realice. Al ser interrumpido el ejercicio (zona de
trabajo de gasto energético) y darle paso al descanso (zona de
recuperación, de obtención de energía), parte de la sustancia energética
gastada comienza a recuperarse progresivamente hasta la completa
recuperación o no de los sustratos gastados.
Ejemplo:
a) Zona de trabajo.
b) Zona de descanso
c) Zona de superrestablecimiento.

Desde el punto de vista fisiológico cada estimulo establece una relación


de equilibrio. Lo anterior define los diferentes tipos de descansos :

Descansos largos: las cargas de repeticiones se aplican cuando la


capacidad de trabajo se ha recuperado casi totalmente, pasando por la
fase de supercompensación y vuelta al nivel normal. Por lo general
este descanso sobrepasa la mitad del tiempo de descanso total o sea
se encuentra entre un medio (1/2) y (2/3) de la recuperación total.

Descansos cortos: las cargas de repeticiones se aplican cuando la


capacidad de trabajo no se han recuperado casi totalmente, mas bien
se encuentra en el camino hacia la compensación generalmente este
descanso llega hasta el 60% de la recuperación total.

La utilización de uno u otro tipo de descanso lo determinara el método de


trabajo y por supuesto las direcciones de entrenamiento que queremos
trabajar, donde se puede controlar los tipos de descansos por medio de
un tiempo pre – establecido y por medio de la frecuencia cardiaca (ritmo
cardiaco), al utilizar esta ultima, las cargas en repeticiones se aplican
cuando el pulso minuto del atleta haya llegado al nivel de pulsaciones
prefijadas.
Los intervalos de descanso-recuperación se expresan relacionándolos
con los intervalos de trabajo, estableciendo de esta forma la relación
trabajo descanso que por lo general se expresan de la siguiente forma:
1:1/2; 1:1; 1:2; 1:3.

Una razón de 1:1/2 implica que el tiempo de descanso es la mitad del


tiempo de trabajo; 1:1 significa que el tiempo de recuperación es igual al
tiempo de trabajo; y 1:2 implica que el tiempo de recuperación es el doble
del trabajo.

Para los intervalos de descanso largos; se prescriben razones de 1:2 o


1:3.

Ahora bien, esta relación no debe verse únicamente en su dimensión


matemática, es necesario considerar el momento de aplicación del
descanso, pudiendo existir una derivación mas o menos de la proporción
establecida.

Estos metodos discontinuos a intervalos (interval training) se basan en


las repeticiones sistematicas del trabajo de alta intensidad, superiores a
95% y a las 190 p/m, alternando con intervalos de descanso insuficiente,
básicamente en las micropausas y suficiente en las macropausas. Son
los metodos mas acusados de preparación, y utilizados por la mayoría de
los entrenadores en casi todos los deportes, son los metodos mas
determinantes del rendimiento inmediato, su dirección energética
fundamental estará determinada por la glucólisis anaerobia lactácida.

Algunas definiciones sobre el interval training.-

 Tipo de trabajo en el que se genera un cambio sistemático entre el


esfuerzo a realizar y la pausa relativa de recuperación.
 Es la sucesión de esfuerzos submaximales, en los que no se
supera el limite critico de 180 p/m, “con pausas rendidoras” de una
duración tal que no lleguen a valores en los cuales haya
desaparecido el estimulo de agrandamiento de la silueta cardiaca.
 Es un método en el cual interviene de forma clásica, en
alternancia con las fases de reposo, ejercicios de duración y de
intensidad constantes.

Es un sistema de preparación para todo tipo de trabajo especifico donde


se alternan las repeticiones de ejercicios con micropausas por
repeticiones y micropausas por series. Es un sistema de gran potencial
de entrenamiento.

Variantes de los interval training.-

a) Intervalos en tramos cortos intensivos: Las cargas de repetición


se aplican después de pausas cortas de descanso. Esta forma de
entrenamiento esta dirigida al mejoramiento de la capacidad aeróbica,
y en particular al incremento de la productividad cardiaca.

b) Intervalos en distancias largas-extensivas: Ejercen una


influencia aeróbico- anaeróbico combinada, así como de resistencia
de la velocidad.

c) Intervalos en series: Consiste en varias repeticiones de distancias


cortas en cada serie. Los intervalos de descanso entre las series
(macropausas) son mas prolongados que las pausas de descanso
(micropausas), que dividen los diferentes ejercicios dentro de cada
serie. La influencia esta dirigida en lo fundamental a los mecanismos
reguladores que garantizan la rápida adaptación de las funciones
anaeróbicas lactácidas del organismo del deportista en el proceso de
trabajo y recuperación.

d) Intervalos repetidos: Se distingue del entrenamiento a intervalos


en series, por tramos de distancias mas largas y por una mayor
tensión del trabajo en cada serie. Los intervalos de descanso entre
las series son a voluntad. Este entrenamiento ejerce preferentemente
una influencia glucolitica aeróbica.

e) Velocidad spring a intervalos: Es una forma del entrenamiento a


intervalo en serie, en la cual los tramos cortos superan la velocidad
máxima, y se repiten después de intervalos de descansos
prolongados, este entrenamiento tiene un carácter alactácido
anaeróbico.

Los intervalos de descansos mas rígidos son aquellos en los cuales las
micropausas o las macropausas disminuyen de repetición a repetición o
de serie a serie. Al mismo tiempo, estos entrenamientos son las formas
mas potentes para desarrollar la productividad anaeróbica del organismo
en tipo de actividad muscular como la carreras de distancias medias. La
disminución de los intervalos de descanso entre los recorridos de tramos
de 400m conduce a un incremento progresivo de hasta 325 mg % del
ácido láctico en la sangre. En este caso el metabolismo aeróbico se ve
frenado por una glucólisis aumentada.

Algunas indicaciones para la dosificación de los entrenamientos a


intervalos según las diversas direcciones genéricas del entrenamiento.

TABLA 19
Tiempo
Total de
Dirección Distancia de Series Repeticiones
repeticiones
trabajo
Fosfágenos 50-100m 10 a 25’’ 5 10 50
Glucolíticos 200-800m 30’’ a 3’ 5 5 25
Aeróbico 1000- 3 a 5’ 1 3 3
1500m

ASPECTOS DE LA PREPARACIÓN DEL DEPORTISTA

Al iniciar el proceso de entrenamiento deportivo con el objetivo de


alcanzar altos logros deportivos, son varios factores que intervienen de
forma directa: los principios del entrenamiento, la periodización, la
planificación y el control de entrenamiento deportivo. También se tomará
en cuenta la preparación del deportista.

Altos logros deportivos.-

Esta preparación del deportista se define como el conjunto de medios,


métodos y condiciones que aseguran el logro y la elevación de la
predisposición deportiva para la obtención de un óptimo rendimiento
deportivo.

El conjunto de medios de la predisposición deportiva lo constituye la


preparación física, la preparación técnica, la preparación táctica, la
preparación psicológica y la preparación teórica.

Ahora bien, este proceso de la preparación del deportista para que se


proyecte hacia un óptimo rendimiento deportivo debe dirigirse en las
direcciones siguientes:
1) Hacia el desarrollo y perfeccionamiento de cada uno de los
componentes de la preparación física, técnica, táctica, psicológica y
teórica.
2) Hacia la concretización de estos factores de un todo.
TAREAS DE CADA COMPONENTE DE LA
PREPARACIÓN DEL DEPORTISTA

Preparación Física.-
Tareas:
1. Perfeccionamiento de las fases integrales del movimiento.
2. Desarrollo de las capacidades motrices especiales del deporte
específico.

Ejemplo de aplicación:
En natación la preparación física debe garantizar que las fases integrales
de cada técnica libre , espalda, pecho, mariposa, sean similares
correctamente gracias a la preparación y desarrollo de las capacidades
motrices.

Por otra parte, para obtener el rendimiento en una técnica cualquiera es


necesario desarrollar al máximo cada capacidad motriz especial, bien sea
la resistencia especial, la fuerza explosiva , ect.

Preparación Técnica.-
Tareas:
1. Desarrollo de los hábitos deportivos y su estabilización.
2. Perfeccionamiento adecuado de la variabilidad de los hábitos
deportivos.

Ejemplo de aplicación:
Cada habilidad deportiva-técnica requiere de un proceso de aprendizaje
hasta el grado más alto posible de perfeccionamiento. El Voleibol, una
técnica la constituye el voleo por arriba, la cual se debe desarrollar
primeramente en su forma estándar, tal y como es la técnica.

Posteriormente esa técnica estandarizada debe convertirse en variable,


es decir, tener hábito de bolear por arriba en todas las direcciones y
formas con un grado alto de perfeccionamiento.

Preparación Táctica.-
Tareas:
1. Desarrollo delas soluciones (formas de solucionar ) de las tareas
deportivas.
2. Desarrollo de la capacidad de escoger la solución optima o su
adecuación al nivel determinado: respuestas simples, enjuiciamiento
o análisis, creatividad.

Ejemplo de aplicación:
La táctica difiere en su medida o grado de complejidad atendiendo a las
especialidades deportivas. En ella influyen las reglas de cada deporte, el
conocimiento de las posibilidades del deportista y de sus contrario, y el
conocimiento perfecto del aparato en el caso de deportes vinculados al
dominio de estos. Además, la táctica tiene una manifestación especial
por la gran cantidad de situaciones variables en los deportes de combate
y juegos deportivos.

Veremos, por ejemplo, que en el balonmano, escogiendo un juego


deportivo, se estudian y elaboran combinaciones tácticas entre jugadores
para su desempeño en el juego y con variantes para cambios que se
ejecuten por parte del contrario; o sea, se preparan soluciones o formas
para las tareas del juego. Sin embargo, en éste surgen situaciones
cambiantes y variable que el atleta debes resolver y escoger la solución
optima o su adecuación a la situación presentada.

Preparación Psicológica.-
Tareas:
1. Formación de las particularidades de la personalidad relacionadas
con el rendimiento deportivo.
2. Modelación del entrenamiento.
3. Regulación de los estados psíquicos del momento.

Desarrollaremos a continuación cada uno de los aspectos de la


preparación del deportista.

LA PREPARACIÓN FÍSICA EN EL PROCESO


DE LA PREPARACIÓN DEL DEPORTISTA.

La preparación física es el desarrollo de las capacidades motrices que


corresponden a las necesidades de la actividad deportiva.

En el trabajo de entrenamiento es necesario desarrollar la preparación


física en dos direcciones:
1. Desarrollo de la preparación fiscal general.(PFG)
2. Desarrollo de la preparación física especial.(PFE)

La magnitud de la relación entre ambas direcciones esta dada por la


edad del deportista: a menor edad, mayor debe ser la PFG; el nivel de
preparación : cuando los niveles de preparación son bajos hay
predominio en la PFG, a mayor nivel se puede desarrollar más PFE, la
etapa de entrenamiento: el ciclo de entrenamiento determina una
proporción entre ambas direcciones.

Recordamos que la PFG no sea menos que 25 % del trabajo total de la


preparación física.

Podemos definir la Preparación Física General(PFG) como el desarrollo


de las capacidades motrices que no son específicas del deporte dado y
que constituyen la base integral motriz. Su desarrollo influye en los
resultados deportivos.

Por tal definición planteamos que la PFG está proyectada hacia el


desarrollo armónico del deportista, la ampliación de las capacidades
,motrices- experiencia motriz by la elevación de las capacidades
funcionales como base de un cuantitativo y rápido crecimiento deportivo.

La PFG crea la base para la PFE, ya que garantiza el desarrollo múltiple


de la fuerza, rapidez, resistencia, movilidad articular y agilidad que son
necesarias como premisas y condición del perfeccionamiento en el
deporte elegido, objeto de la especialización.

Un aspecto importante es que la PFG depende de la especialidad


deportiva, es decir para cada tipo de deporte, la PFG adquiere
características especiales aunque entre cada uno de ellos existen rasgos
comunes.

La PFE la definimos como la continuidad orgánica de la PFG. Esto


significa que sobre la base de las capacidades motrices generales,
surgen las nuevas, las de mayor calidad, es decir, las capacidades
motrices especiales que son las que responden a las exigencias del
deporte en específico.

Este desarrollo de las capacidades motrices especiales esta muy


relacionados con los hábitos deportivos. Ejemplo, las carreras de
distancias medias y largas desarrollan un tipo de resistencia general en
los jugadores de baloncesto; a su vez esta PFG crea la base para el
desarrollo de un tipo especial de resistencia, la resistencia de la
velocidad necesaria para los baloncestistas que la desarrollan con
ejercicios especiales y con los propios de la actividad del baloncesto.
Estos ejercicios están, por tanto muy vinculados ala desarrollo de los
hábitos propios a ejecutar en el juego.

LA PREPARACIÓN TÉCNICO-TÁCTICA EN EL PROCESO


DE LA PREPARACIÓN DEL DEPORTISTA

La práctica deportiva exige que la preparación técnica y la táctica se


presenten como una unidad de preparación. (Entiéndase, por su estrecha
relación y correspondencia).

En la actividad deportiva observamos que, mientras la preparación


técnica proporciona los medios para efectuar los entreno y competencias,
la preparación táctica asegura el buen empleo de los mismos.

La técnica y la táctica como unidad de preparación, tienen objetivos


generales siguientes:
 Desarrollar y perfeccionar los hábitos motores necesarios al
deporte elegido.
 Asimilar nuevas y mas complejas acciones motrices.
 Especializar a los deportistas en los ejercicios competitivos del
deporte elegido.

Analizaremos esta unidad por separado:


La preparación técnica deportiva es la forma más efectiva de solucionar
una tarea motriz en correspondencia con las leyes mecánicas y
biológicas y también con las reglas. Podemos señalar que en el aspecto
más específico del entrenamiento deportivo lo constituye la preparación
técnica.

Como señalamos al inicio, de las dos tareas fundamentales de la


preparación técnica, son el desarrollo y estabilización de los hábitos
deportivos, y el perfeccionamiento variable de los hábitos deportivos.

El cumplimiento de estas dos tareas se realiza de conjunto, ya que están


estrechamente vinculadas, pero tienen particularidades propias de cada
tipo de deporte.
Si dividimos el proceso de la preparación técnica en dos etapas:
aprendizaje y perfeccionamiento, podemos solucionar más, de modo
racional, el cumplimiento de estas dos tareas.

En la etapa de aprendizaje, solucionaremos los problemas del dominio de


la técnica correcta, la forma correcta de ejecutar los movimientos, la
adecuada distribución de las fuerzas ect. En la etapa del
perfeccionamiento le daremos solución al desarrollo de la variabilidad de
los hábitos deportivos, es decir, crear la posibilidad de ejecutar la técnica
en las diferentes situaciones de juego.

La preparación táctica proporciona las formas más efectivas de ejecutar


la técnica. Sus dos tareas fundamentales son el desarrollo de las
soluciones tácticas y el desarrollo de la capacidad de seleccionar la
solución óptima o su adecuación.

Estas tareas se deben solucionar sobre la capacidad intelectual del


deportista. Varios autores coinciden en afirmar que la acción táctica tiene
varias fases: percepción y análisis de la situación, su resultado es la
representación de la gestión, solución motriz del problema, su resultado
es la solución práctica.
La importancia de estas fases radica en que para adquirirlas
óptimamente hay que desarrollarlas cada una de ellas durante el
entrenamiento.

La calidad y amplitud de los conocimientos técnicos constituyen la base


de la preparación táctica.

LA PREPARACIÓN PSICOLÓGICA EN EL PROCESO


DE LA PREPARACIÓN DEL DEPORTISTA

La preparación psicológica tiene el objetivo de formar el estado de


predisposición psíquica del deportista dentro de las condiciones
específicas de la actividad deportiva.

Ya hemos planteado las tareas de la preparación psicológica, ahora


ofrecemos una breve síntesis de cada una de ellas:

1. Formación de las particularidades de la personalidad del


deportista relacionadas con el rendimiento deportivo.
La formación de la personalidad, del deportista se desarrolla mediante la
preparación ideológica, moral y volitiva.

La preparación ideológica se refiere a la ampliación gradual de la


conciencia sobre la práctica del deporte y su función social. Este aspecto
contribuirá a profundizar y perfeccionar la efectividad del entrenamiento
deportivo a través de la clara comprensión de sus métodos y medios.

El desarrollo de la moral contribuye a fortalecer los sentimientos morales:


responsabilidad, honestidad, relaciones con el colectivo ect y todo esto
sobre la base de un tratamiento adecuado durante el proceso del
entrenamiento. La ética de los deportistas no es más que la aplicación
concreta de los principios generales de la moral socialista de la actividad
deportiva.

Cada actividad deportiva tiene una estructura específica de cualidades


volitivas. Ejemplo:
 A los fondistas y marchistas, se les exige la capacidad de aguantar,
es decir, de afrontar el agotamiento.
 A los saltadores , lanzadores, se les exige esfuerzos de carácter
explosivo, intensos y breves.

En este sentido podemos plantar la necesidad de observar un severo


régimen, de resistir grandes cargas: de superar las emociones negativas
y de afrontar obstáculos que tienen diversas dificultades exteriores e
interiores, hacen del deporte una excelente escuela de desarrollo de la
voluntad y un poderoso medio en la formación de un carácter valeroso-

2. La modelación del entrenamiento.-


La adaptación a condiciones difíciles de competencias debe ser parte
constante del proceso de entrenamiento. El entrenamiento debe ser
modelo de competencia, por tal motivo se habla de modelación del
entrenamiento .

Esta tarea se basa en la adaptación conciente a las cargas específicas


de carácter competitivo . La adaptación debe transcurrir en las
condiciones del entrenamiento debe caracterizar la actividad competitiva.

3. La regulación de los estados psíquicos para determinadas


situaciones.-
Aquí destacamos la regulación de los estados precompetitivos,
competitivos y poscompetitivos, que son momentos de necesaria
activación emocional para movilizar las fuerzas y cumplir una tarea
determinada.

LA PREPARACIÓN TEÓRICA DENTRO DE LA


PREPARACIÓN DEL DEPORTISTA

La preparación teórica se basa en los conocimientos que de teoría y


metodología tenga el deportista, así como de otras ciencias como
fisiología, etc.

Esta preparación teórica se efectúa como instrucción intelectual o


autoinstrucción (conferencias, seminarios, estudio individual)

La preparación teórica es el vínculo orgánico con la preparación técnica,


táctica, física y psicológica.

LA PLANIFICACIÓN DEL
ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

La periodización del entrenamiento deportivo.-

Periodización es la forma de estructurar el entrenamiento deportivo en un


tiempo determinado, a través de periodos lógicos donde se comprenden
las regulaciones del desarrollo de la preparación del deportista y de la
forma deportiva.

En este proceso se producirán variaciones lógicas que afectaran todos


los elementos de la estructura y el entrenamiento deportivo, estas inciden
en la orientación de:

1. Los medios.
2. Los métodos.
3. La correlación entre la preparación general y la especial.
4. La dinámica de la carga.
5. Los componentes de preparación del deportista (físico-técnico-
táctico-psicológico y teórico).
6. Las direcciones de entrenamiento.
El entrenamiento se estructuran en períodos por dos razones
fundamentales:

1. El deportista no puede mantener por mucho tiempo la forma


deportiva, a causa de las limitaciones biológicas.
2. Los cambios periódicos de la estructura y contenido del
entrenamiento son una condiciones necesarias del
perfeccionamientos deportivo para poder alcanzar un nuevo y
superior escalón en el desarrollo de los deportistas.

La obtención de forma deportiva está estrechamente relacionada con los


periodos del entrenamiento, ya que a través de éstos tiene lugar su
proceso de desarrollo, mediante la alternación sucesiva de sus tres
fases:

1. Desarrollo.
2. Mantenimiento (estabilización relativa. )
3. Pérdida temporal.

Partiendo de estos elementos, la forma deportiva como hemos señalado


constituye los momentos sucesivos de un proceso biológicos y los
períodos del entrenamiento son intervalos consecutivos de un proceso
pedagógico, lo cual están determinados por tres períodos, preparación,
competitivo y transitorio, a través de esto se debe lograr el desarrollo
óptimo de cada uno de los componentes de la preparación del deportista;
ninguno se podrá ignorar, periodizar uno más que otro por necesidad del
momento, dejar de cumplir tareas, etc. Por la afectación que sufriría el
rendimiento inmediato del deportista, y se violarían de esta manera
principios básicos del entrenamiento deportivo:

 Dirección del entrenamiento hacia logros superiores.


 Continuidad del proceso de entrenamiento.
 Carácter cíclico del entrenamiento.
 Aumento progresivo y máximo de las cargas.
 Carácter ondulatorios de las cargas.
 Unidad de la preparación general especial.

Donde las formas más comúnmente concentrada de la preparación de


los deportista es la organización a través de períodos y etapas.
La periodización del entrenamiento deportivo puede ser entendida como
una división organizada del entrenamiento anuales o semestral de los
atletas, en la búsqueda de prepararlas para alcanzar cierto objetivo
establecidos previamente, obtener un gran resultado competitivo en
determinado punto culminante de la temporada deportiva, o sea, obtener
la forma deportiva a través de la dinámica de las cargas de
entrenamiento ajustadas a su punto máximo en ese momento (Mc
Farlane, 1986; Dick, 1989)

Los períodos tienen sus particularidades, las cuales responden a las


características del deporte, de la estructura del plan general que se
adopte, del calendario de competencias, el nivel de preparación y otros
factores organizativos.

El entrenamiento se estructura en períodos, por dos razones


fundamentales:

1. El deportista no puede mantener por mucho tiempo la forma


deportiva, a causa de las limitaciones biológicas.
2. Los cambios periódicos de la estructura y contenido del
entrenamiento, son una condición necesaria del perfeccionamiento
deportivo, para poder alcanzar un nuevo y superior escalón en el
desarrollo de los deportistas.

La forma deportiva está estrechamente relacionada con los períodos del


entrenamiento, ya que a través de éstos, tiene lugar su proceso de
formación, mediante la alternación sucesiva de sus tres fases: desarrollo,
mantenimiento (estabilización relativa) y pérdida temporal.

El esquema orientador que aparece en el gráfico refleja esta relación,


pero esto no quiere decir que sean iguales, se equiparen y se cumplan
estrictamente así, por cuanto la forma deportiva, como se ha señalado,
constituye los momentos sucesivos de un proceso biológico, y los
períodos del entrenamiento los intervalos consecutivos de un proceso
pedagógico.

La forma deportiva presupone los siguientes elementos:


Relación de las fases de la forma deportiva y los períodos del
entrenamiento (Matveev, 1983).

Esquema 4

Forma
Deportiva

Desarrollo Estabilidad Pérdida


Adquisición Mantenimiento Temporal
[Fases]

Preparatorio Competitivo Transitorio [Fases]

EPG EPE

Microciclos

Los períodos tienen sus particularidades, las cuales responden a las


características del deporte, de la estructura del plan general que se
adopte, del calendario de competencia, del nivel de preparación y otros
factores organizativos que más adelante se detallan.

Período Preparatorio.-

En este período se deben desarrollar los elementos que constituyen la


base par la fase de adquisición de la forma deportiva y asegurar su
consolidación. La duración según estudios de científicos como Matveev
(1983), Harre (1997), Platonv (1991), puede ser

Ejercicios competitivos.
 De fuerza rápida (saltos, lanzamientos, ejercicios de velocidad,
levantamiento de pesas): 2,5 –4 meses.
 De resistencia (carreras de distancias medias y de fondo, natación
remo, etc.):4-6 meses.
 De combate (lucha, judo, esgrima, kárate, etc.): 3-5 meses.
 De arte competitivo (gimnasia rítmica deportiva, nado sincronizado,
gimnasia): 4-6 meses.
 Juegos deportivos (baloncesto, balonmano, voleibol, fútbol, béisbol,
tenis de mesa, etc.): 3-5 meses.
En la preparación de los atletas jóvenes esto varía completamente,
recomendándose un incremento de este período, que puede oscilar entre
6-8 meses, en dependencia del tipo de deporte y el calendario de
competencias. En atletas maestros del deporte, los períodos se reducen
a mesociclos de entrenamiento, según la cantidad de competencias y los
intervalos cortos de separación entre ellos. Mientras más corto sea el
período preparatorio, más corto será el competitivo y se valor además, el
período de tránsito. Este período, se subdivide en dos etapas:

a) Primera etapa del período preparatorio (etapa de preparación


general).
b) Segunda etapa del período preparatorio (etapa de preparación
especial).

La etapa de preparación general tiene como objetivo crear las bases para
la adquisición de la forma deportiva, la cual eleva el nivel general de la
capacidad de trabajo a través del desarrollo de las capacidades
funcionales, motrices y los hábitos. Es decir, por una parte la capacidad
vital, la disminución del tiempo de reacción, el aumento del VO2MAX, el
aumento del volumen minuto sanguíneo, etc., y por la otra, el aumento de
la fuerza, rapidez, resistencia, movilidad y agilidad de forma general y
especial, así como los hábitos y destrezas básicos del deporte.

La duración de esta etapa depende 3esencialmente del nivel de


preparación del deportista y de otros factores, con la disponibilidad del
tiempo total para cumplir las tareas referentes a estos y las frecuencias
disponibles para llevar a la práctica el entrenamiento en la semana
(microciclo). En el presente cuadro se observan algunos ejemplos
factibles de aplicar, teniendo en cuenta, que para los atletas noveles esta
etapa debe durar aproximadamente 60 ó 70 % del tiempo de trabajo
destinado al período preparatorio.

Duración de la etapa de preparación general, según los días disponibles


de entrenamiento.

Tabla 20
Disponibilidad Total de
Duración de
total Frecuencia entrenam.
la etapa
(días de semanal diario
(semanas)
entrenam.) (horas)
62 3 2 8
92 3 2 9
123 3 2 12
151 3 2 15

Para deportistas noveles, donde el nivel de preparación tieen una gran


variabilidad, no se debe reducir esta etapa en un tiempo menor de ocho
semanas, en los deportes de fuerza rápida. En otros tipos de deportes
se requiere de un tiempo mayor.

Para cada etapa, los componentes de la preparación del deportista


varían sus tareas; de acuerdo con la proposición anterior, se sitúa un
ejemplo para los centros de formación deportiva.

Relación de la duración de los períodos, con respecto al total de horas en


el macrociclo.

TABLA 21
PREPARATORIO COMPETITIVO TRANSITO
Etapa Etapa
Zonal- Nacional
preparac. preparac.
Estatal Juveniles
general especial
15 Sept. a 16 Dic. a 1 Marzo 30 Abril Mayo
15 Dic 28 Feb.
12 semanas 10 8 semanas 4 semanas
semanas
36 días 30 días 24 días 8días
72 horas 60 horas 48 horas 16 horas
Total de horas en el macro: 196

En el caso de atletas que pasan del evento nacional a otro evento


internacional inmediato, se recomienda extender el período competitivo
para prever la obtención de la forma deportiva en dos cimas.

En la etapa de preparación general se deben utilizar medios y métodos


de influencia múltiple. Los ejercicios de preparación general tienen un
carácter preponderante. La utilización de ejercicios competitivos es
mínima.

La preparación general es mayor que la especial, por lo que se deben


utilizar las proporciones siguientes: 4:1; 3:2; 3:1; e decir, 80%-20%; 60%-
40%; 75%-25%; 66%-33%. Se debe seleccionar una de ellas, según las
características del deporte, el nivel de preparación de los atletas, el tipo
de macrociclo, etc. Esta etapa se caracteriza por el aumento paulatino
del volumen del entrenamiento y la intensidad, preferiblemente el
volumen con mayor proporción.

A continuación, se muestran los ejemplos del comportamiento de la onda


media en mesociclos de 6 y 8 semanas.

Onda media en un mesociclo de 6 semanas.


TABLA 22
Semanas Dinámica de la carga
1ra. a la Aumento paulatino del volumen y de la intensidad, con
4ta. mayor proporción del volumen
5ta. Reducción del volumen, e incremento de la intensidad
Reducción de la intensidad y estabilización del
6ta. (alivio)
volumen

Onda media en un mesociclo de 8 semanas.


TABLA 23
Semanas Dinámica de la carga
1ra. a la Aumento del volumen en mayor proporción que la
5ta. intensidad
6ta. a la Reducción del volumen, e incremento de la intensidad
7ma.
Reducción de la intensidad y estabilización del
8va. (alivio)
volumen

Estructura de los microciclos.-

Dentro de los ciclos del entrenamiento, los microciclos son las unidades
donde se concentra más el trabajo. Los contenidos, en su estructura,
son más cambiantes en el entrenamiento, desde el punto de vista
organizativo.

La esencia del contenido de los microciclos, está dada por las relaciones
existentes entre los cambios que surgen en el organismo, por la causa de
la aplicación de cargas y el descanso.

Las características del trabajo en los microciclos la determinan los


objetivos de las etapas o mesociclos. En correspondencia sucesiva con
las etapas y períodos, estos suelen llamarse:
 Ordinario
 Choque
 Aproximación
 Competitivo
 Recuperación
En la estructura del entrenamiento, son utilizados de acuerdo con el
programa de competencias fundamentales y preparatorias, las tareas y la
dosificación de las cargas.

Primera etapa del período preparatorio,


de preparación general (mesociclo básico desarrollador).-

En esta etapa, los microciclos se planifican de forma tal, que puedan


proporcionar las condiciones optimas para el desarrollo del deportista. La
cantidad de los entrenamientos fundamentales en el ciclo más extendido
(semanal), oscila en los deportistas de distintas calificación, entre 3 y 6
días. Cada entrenamiento cumple, por lo general, con varias tareas, y a
su vez, tiene una orientación preferente. Seguidamente se muestran dos
ejemplos para deportes que requieren velocidad-fuerza.

Microciclo de 6 días (velocidad-fuerza)

TABLA 24
Dinámica relativa de la carga
Día Orientación Preferente
Volumen Intensidad
Preparación técnica
1 general. Desarrollo de la Media Grande
velocidad o de la fuerza
Preparación técnico-táctica.
Máxima o
2 Desarrollo de la velocidad o Media
grande
de la fuerza
Descanso activo o
3 entrenamiento Media Pequeña
complementario
Desarrollo de la fuerza, Grande o
4 Grande
velocidad y resistencia media
Pequeña o
Descanso activo o media según
5 entrenamiento carga de Pequeña
complementario entren.
anteriores
Desarrollo de la Máxima o
6 Grande
resistencia general media
Microciclo de 3 días de entrenamiento (descanso en días alternos,
velocidad-fuerza).

TABLA 25
Dinámica relativa de la carga
Día Orientación Preferente
Volumen Intensidad
Preparación técnica
1 general. Desarrollo de la Grande Pequeña
velocidad y fuerza
Preparación técnico-táctica.
2 Desarrollo de la velocidad y Máxima Media
fuerza
Preparación técnico-táctica.
3 Desarrollo de la resistencia Grande Grande
especial
Segunda etapa del período preparatorio, de preparación especial
(mesociclo preparatorio de centro y/o precompetititivo).-

Esta tiene como objetivo fundamental, crear las condiciones para la


adquisición inmediata de la forma deportiva.

La preparación adquiere una dirección más especializada en todos los


aspectos, la cual debe garantizar la elevación del nivel general obtenido
en la etapa anterior. Se deberá intensificar el trabajo, de tal manera, que
se logre el desarrollo amplio de las capacidades funcionales especiales, y
los hábitos motores específicos del deporte.

La duración de esta etapa está en dependencia del tiempo total del


período preparatorio y competitivo, del nivel de preparación de los
atletas, de la estructura competitiva adoptada, y de las competencias
fundamentales y preparatorias. Generalmente esta debe durar del 30 al
40% del tiempo destinado al período preparatorio para atletas noveles y
en tránsito hacia el alto rendimiento. En atletas de mayor nivel de
preparación y experiencia competitiva, es posible dedicar un mayor
porcentaje.

A continuación se señalan en el cuadro siguiente algunos ejemplos


factibles de aplicar, teniendo en cuenta la duración del período
preparatorio.

En esta etapa la utilización de los medios está determinada por los


factores siguientes:
a)
b) Se establece una estrecha relación entre la preparación general y
especial.

Duración de la etapa de preparación especial, tomando en cuenta el


tiempo del período preparatorio

TABLA 26

Tiempo total Porcentaj Tiempo de


Frecuenc Duración
Periodo e entrenamien
ia de la etapa
Preparatorio destinad to diario
Semanal (semanas)
(días) o (%) (horas)
62 30 3 2 3
92 30 3 2 4
123 30 3 2 6
151 30 3 2 7
62 40 3 2 4
92 40 3 2 6
123 40 3 2 8

Al tener en cuenta estos criterios se deben utilizar con mayor proporción


los ejercicios de preparación especial y competitivos. Los ejercicios de
preparación general son menos variados, mantienen el nivel de
preparación general adquirido, el cual sustenta y posibilita elevar
eficientemente el nivel de preparación especial.

Ejemplos de la preparación técnico-táctica.


Gimnasia-gimnasia rítmica:
a) Combinaciones.
b) Líneas de selecciones.
c) Rutinas completas.

Atletismo – carreras – natación:


a) Unión de los tramos.
b) Aumento de la velocidad.
c) Reducción de las distintas que sean superior a las de la
competición.

Baloncesto:
a) Juegos con acciones tácticas dirigidas.
b) Combinaciones de ejercicios.
c) Recepción, drible, tiro al aro, paso rápido a la ofensiva y el proceso
inverso.

Lucha – judo:
a) penetración, ataque.
b) Aumento de los combates.

Esgrima:
a) Defensa, contraataque.

Es importante comprender, que los ejercicios de preparación especial,


cada vez se van pareciendo más a los competitivos, pero estos últimos
no deben sustituir a los anteriores, porque se puede producir una
reducción de la eficacia del entrenamiento, dado que los ejercicios de
preparación especial garantizan la elevación del nivel de rendimiento
específico del ejercicio competitivo. Con los métodos del entrenamiento
surgen también estos cambios. Se eligen los que corresponden, en
mayor medida, al carácter específico del deporte seleccionado, se utilizan
los métodos de ejercitación estándar y variable, de juego y competitivo.
En los eventos de potencia máxima (100 m con vallas, 50 m y 100 m en
natación, etc.), se usa el método de intervalos.

La correlación se puede elegir de acuerdo con las características del


deporte que se trate, el tipo de macrociclo, la edad y el nivel de
preparación de los atletas, como se explica en el cuadro siguiente.

Correlación de la preparación general y especial, según los grupos de


deportes.
TABLA 27
Preparación general – En el trabajo (%) Grupo-Docente
especial
1:2 33-36 Fuerza rápida
1:3 25-75 Juegos deportivos
1:4 20-80 Arte competitivo
2:3 40-60 Combate-juegos

Estas proporciones no constituyen una obligatoriedad rigurosa en su


aplicación pero sirven como ilustración para el desarrollo del entrenador.

La tendencia de la carga se caracteriza, en esta etapa, por la reducción


del volumen general del trabajo y el incremento notable de la intensidad
especial. La reducción del volumen surge al principio,
fundamentalmente, en los ejercicios de preparación general. El volumen
de los ejercicios de preparación especial y competitivo, continúa
creciendo o estabilizando y se reduce posteriormente.

Es permisible en esta etapa, la participación en las competencias del


calendario oficial, por cuanto no entorpecen la preparación planeada y si
constituyen uno de los medios de la preparación para las competencias
más importantes. Esta etapa también se puede llamar precompetitiva, ya
que precede al período competitivo. La forma deportiva adquirida se
puede considerar primaria, porque en los sucesivo debe ascender su
nivel, da la especificidad progresiva del entrenamiento.
A continuación se muestran dos ejemplos del comportamiento de la onda
media en esta etapa, en mesociclo de 6 y 8 semanas.

Comportamiento de la onda media en un mesociclo de 6 semanas.

TABLA 28
Semanas Dinámica de la carga
1ra. a la Descenso del volumen y aumento de la intensidad
4ta.
Desciende un poco la intensidad y se estabiliza el
5ta.
volumen
6ta. Aumento de la intensidad y estabilización del volumen

Comportamiento de la onda media en un mesociclo de 8 semanas.


Tabla 29
Semanas Dinámica de la carga
1ra. a la Descenso del volumen y aumento de la intensidad
4ta.
Desciende un poco la intensidad y se estabiliza el
5ta.
volumen
6ta. y 7ma. Aumento de la intensidad y estabilización del volumen
Desciende la intensidad y aumenta un poco el
8va.
volumen

Características de los microciclos en la etapa de preparación


especial.-

Los microciclos de entrenamiento se determinan por las características


del calendario de competencias y por las condiciones en que se han de
celebrar las mismas. En esta etapa no siempre se reconstruyen todos
los detalles de los microciclos competitivos, por cuanto diversas
condiciones variables de las competencias de los adversarios suelen ser
imprevistas, pero se insiste en que cada vez se asemejen las sesiones
de entrenamientos a la competencia, a medida que se avanza en la
etapa. La estructura debe garantizar la variabilidad del entrenamiento
que logre los objetivos propuestos en ésta.

Seguidamente se muestran dos ejemplos de microciclos de la etapa de


preparación especial de 7 y 3 días, respectivamente.
Modelo de microciclo al final del período preparatorio (etapa de
preparación especial).

Tabla 30
Dinámica relativa de la carga
Día Orientación Preferente
Volumen Intensidad
Grande o Grande o
1 Descanso activo
media media
Grande o
2 Preparación física general Grande
máxima
Pequeña o
3 Preparación especial Media
media
Descanso activo o Media o
4 Media
preparación general grande
Grande o
5 Preparación especial Pequeña
media
Preparación especial o
descanso activo y Según Según
6
entrenamiento con carácter de deporte deporte
calentamiento
Competencias de
Según Según
7 entrenamiento, de control y
deporte deporte
oficiales

Modelo de un microciclo en la etapa de preparación especial, con tres


días de entrenamiento y descanso en días alternos.
Tabla 31
Dinámica relativa de la carga
Día Orientación Preferente
Volumen Intensidad
Preparación técnico-táctica.
1 Desarrollo de la resistencia Media Grande
especial
Preparación táctica. Desarrollo
2 Grande Media
de la resistencia general
Desarrollo de la velocidad-
3 fuerza. Pequeña Máxima
Competencia de control

Período competitivo.-
El período competitivo representa, en el ciclo anual o semestral, la etapa
donde están concentradas las competencias fundamentales del
calendario oficial.

La tarea es concretar todos los elementos del período preparatorio, de


manera tal, que el deportista demuestre su forma en las competencias, y
obtengan así un determinado nivel de rendimiento deportivo. Su
duración depende de la del período preparatorio y la organización
competitiva que se planifique.

El período competitivo está determinado por el tipo de deporte y el


calendario de competencias presenta dos estructuras: una simple y otra
compleja. La estructura simple corresponde a un período relativamente
breve de 1 a 3 meses, en su organización se observan microciclos
homogéneos de competencia y de alivio. La dinámica de mantenimiento
de la forma deportiva estará dada por una cima.

La estructura compleja corresponde a un tiempo más largo, de cuatro a


cinco meses, separados por etapas intermedias especiales de cuatro a
cinco semanas. La dinámica de mantenimiento de la forma deportiva
estará dada por dos o tres cimas.
La orientación del entrenamiento está dirigida a mantener la forma
deportiva, luego de haberse adquirido. Es necesario señalar en este
sentido, que algunos componentes de la misma pueden experimentar
variaciones grandes, por la necesidad de adaptarse a las condiciones
específicas de las competencias a celebrar. No obstante, en este
período no deben realizarse reestructuraciones cardinales, ya que
originarían la pérdida de la forma deportiva.

La preparación física adquiere el carácter de preparación funcional


inmediata, orientada al logro del nivel máximo de entrenamiento especial
y su mantenimiento. Por otra parte, debe garantizar el nivel de
entrenamiento general alcanzado.

La preparación técnico-táctica, pretende lograr el perfeccionamiento de


las formas elegidas de la actividad deportiva hasta el más alto grado
posible, lo que implica el reforzamiento de las habilidades y hábitos
asimilados, el aumento de la variabilidad y capacidad de aplicación a las
diversas condiciones de la actividad deportiva, pulir cabalmente la
coordinación de los movimientos, el desarrollo del pensamiento táctico y
la ampliación de los conocimientos especiales. En este sentido, la
regulación psicológica adquiere gran importancia para las competencias,
pues es necesario formar una actitud correcta ante los posibles reveses
deportivos y mantener un tono emocional positivo.

Variación en la composición de medios y métodos.-

La proporción de los ejercicios competitivos en este período es mayor,


como consecuencia de un empleo más amplio de las competencias y
una ejecución más frecuente de éstos en los entrenamientos, y no
como consecuencia de la reducción en los de preparación especial.

La estabilización de la forma deportiva requiere que los ejercicios de


preparación general sean más variados, con una proporción limitada y
sobre la base de los ya asimilados; todo esto crea las condiciones para
el mantenimiento del nivel general, el cual adquiere su importancia en
la medida que se prolongue el período competitivo, porque garantiza
que no se pierda la forma deportiva. Debe representar no menos de
25% del trabajo total.

En conclusión, el medio fundamental son los ejercicios competitivos y


la realización de las competencias (fundamentales y preparatorias), y
esto se debe a que:
1. Se perfeccionan los hábitos motores.
2. se obtiene más experiencia en la actividad deportiva.

Correlación entre la preparación general y especial.-

La preparación general no debe ser menor en el período competitivo,


que en etapa de preparación especial. Si el período competitivo tiene
una estructura simple, la correlación entre la preparación general y la
especial se mantiene aproximadamente al mismo nivel que al final del
período preparatorio (1:2; 1:3; 1:4; ó 2:3). Si la estructura es compleja,
la correlación debe variar en las etapas intermedias, con aumento de la
preparación general.

Dinámica de las cargas.-

Si la estructura competitiva es simple, el volumen general de las cargas


continúa al principio y se va reduciendo ligeramente, para luego
estabilizarse. Asimismo, crece la intensidad de las cargas específicas
hasta llegar al máximo y se estabiliza a este nivel (estabilización
relativa).
Cuando la estructura es compleja, aparecen nuevas situaciones:
después de la estabilización relativa de las exigencias del
entrenamiento y competencias, se produce un nuevo incremento del
volumen general de las cargas, con una corta reducción de la
intensidad y posteriormente, empieza a manifestarse nuevamente la
tendencia de reducción del volumen y de elevación de la intensidad.

Además, las particularidades de la dinámica de las cargas están


condicionadas por:
1. Los momentos máximos de la dinámica de las cargas semanales,
en su mayoría, son las competencias deportivas.
2. Las competencias tienen una mayor influencia que las cargas
análogas de entrenamiento, suscitan cambios biológicos más
importantes en el organismo y se realizan simultáneamente con
procesos de restablecimiento más prolongados.
3. A medida que se eleva el nivel de entrenamientos, se hace mayor la
capacidad de reacción de algunos sistemas funcionales a la carga
específica, lo que permite mantener el nivel de entrenamiento por
medio de cargas menores, que aquellas con las que fue alcanzado.

Esto es para períodos cortos de mantenimiento; para mayor tiempo es


necesario alternar sistemáticamente cargas pequeñas con grandes y
máximas. Lo que significa que, si se tienen un microciclo competitivo
con competencia el domingo, se puede trabajar elevando la carga el
martes y el jueves, para disminuirla entre viernes y sábado, lo que trae
como consecuencia el aprovechamiento de la súper compensación,
elevando el nivel de preparación del deportista y una óptima respuesta
del organismo.

Relación entre carga y forma deportiva (periodo competitivo. La cima


de la forma deportiva se encuentra cuando el nivel de carga ha
disminuido (Matveev, 1977).

Por el contrario, si la competencia se realiza en el momento en que el


nivel de preparación del deportista no está en el grado óptimo (estado
de súper compensación) y la carga está a un nivel elevado, causará
que los mejores resultados no se obtengan en el momento de la
competencia, sino más tarde.

Es importante determinar el tiempo que existe entre la elevación de la


carga y la competencia. Al concluir la misma, la intensidad baja muy
rápido y, por ser peligroso, es necesario aumentar el volumen, para
que no exista un cambio muy brusco en el deportista. Después, se
vuelve a elevar la intensidad poco a poco y se baja el volumen para
buscar otro buen rendimiento.

Partiendo de esta realidad, los microciclos en el período competitivo se


deben estructurar de tal forma, que se haga un trabajo intenso antes de
la competencia, pero que a la vez, posibilita un restablecimiento
adecuado, para poder brindar un óptimo rendimiento en la misma.

Microciclos del período competitivo.-

Los microciclos competitivos tienen el objetivo de mantener la forma


deportiva y en ellos se realizan las competencias preparatorias y
fundamentales, ambas del calentamiento oficial, y en ellos la dinámica
de las cargas es un aspecto determinante. Matveev (1983) y Filin
(1986), demostraron que solamente el 15% de los records mundiales,
olímpicos y nacionales, se realizaron durante las competencias
grandes, los demás se establecieron antes o después de la
competencia.

Esto comprueba que la capacidad de ofrecer los mejores rendimientos,


sólo se consigue cuando el nivel de la carga posibilite el estado
adecuado de súper compensación y de restablecimiento al deportista,
en el momento de la competencia.

Ejemplo de un microciclo del período competitivo (deportes, fuerza


rápida).

Tabla 32
Dinámica relativa de la carga
Día Orientación Preferente
Volumen Intensidad
1 Trabajo de velocidad y fuerza Medio Máxima
Trabajo técnico, velocidad y
2 Medio Máxima
fuerza
3 Descanso activo - -
4 Competencia Pequeño Máxima
5 Trabajo, velocidad y fuerza Medio Grande
6 Trabajo técnico, velocidad Medio Máxima
7 Descanso activo - -

Ejemplo de un microciclo semanal del período competitivo, con tres días


de entrenamiento (días alternos de descanso).
Tabla 33
Dinámica relativa de la
Día Orientación Preferente carga
Volumen Intensidad
Preparación técnico-táctica Media o Máxima o
1
Desarrollo de la velocidad grande grande
Preparación técnico-táctica
2 Desarrollo de la velocidad Media Máxima
Fuerza y resistencia especial
Competencia de control
Pequeña o
3 Preparación técnico-táctica Máxima
media
Juegos oficiales

Sugerencias del entrenamiento precompetencia.-

1. Debe garantizarse el incremento progresivo de las exigencias en las


competencias preparatorias, en el mesociclo competitivo.
a) 80% de acercamiento al nivel del contrario.
b) 70% de acercamiento al nivel del contrario.

2. Es preciso para evitar el sobre entrenamiento y el estrés, el pleno


restablecimiento postcompetencia, ya sea preparatoria o fundamental
clasificatoria.

3. Es necesario analizar pre y postcompetencias, las características y las


estrategias a desarrollar.

4. Los microciclos terminales del mesociclo precompetitivo, serán


semejantes estructuras y contenido a los del meso competitivo, con el fin
de adaptar al organismo a las cargas físicas, funcionales y psíquicas
competitivas, en los eventos preparatorios y fundamentales.

Reglas para la planificación de las competencias.-

1. Tener en cuenta el carácter gradual del incremento de las cargas (de


entrenamiento y competencias).
2. Carácter y nivel de las competencias.
3. Fecha de celebración de las competencias.
4. Prever los picos de la forma deportiva en las competencias
importantes.
5. Prever el tiempo de duración de las competencias.
6. El plan calendario debe ser estable y tradicional.
7. Prever con antelación, las condiciones y el orden de celebración de las
competencias.
8. El sistema de competencias en el macrociclo, debe consignarse a
partir de la fecha de las fundamentales.

Reglas para mantener la forma deportiva en el período competitivo.-

1. Combinar óptimamente el trabajo y el descanso.


2. Lograr la recuperación completa:
 Después de la sesión de entrenamiento.
 Terminando el microciclo.
 Terminando el mesociclo.
 Terminando el macrociclo.

3. En caso de alteración psíquica, realizar entrenamiento ligero (sedante).


4. No realizar entrenamiento, si después del calentamiento no hay
disponibilidad psíquica y funcional óptima.
5. Después de una lesión, no incorporar de inmediato al atleta en el
entrenamiento.
6. Participar regularmente en el sistema de competencias.
7. No participar en competencias cuando hay rechazo hacia estas.
8. En cada mes del período competitivo, dar 2-3 días de descanso.
Aspectos que se deben tomar en cuenta en el desarrollo de cada
competencia.-

1. Cumplimiento de todos los encuentros programados en cada


competencia.
2. Variabilidad en el horario de los combates, juegos, etc.
3. Deficiencias en los aspectos individual y colectivo, en los componentes
de la preparación del deportista (técnico-táctico, físico, psicológico,
teórico y educativo).
4. Factores externos influyentes (ambientales).
5. Cumplimiento de los objetivos y el pronóstico, tomando en cuenta
efectividad, marca y calificación individual o colectiva.
6. Efecto de los métodos organizativos utilizados.
7. Influencia del arbitraje.
8. Influencia de:
 El alojamiento.
 Viajes
 Alimentación
 Otros.
Cantidad de competencias recomendables en el macrociclo, según los
grupos de deportes, edad y sexo. (adaptado)

Tabla 34
Edad Edad
Deporte Varones Hembras
15-16 17-18 15-16 17-18
Resistencia 8-10 12-14 4-6 6-8
Fuerza rápida (sprint-saltos) 6-8 6-8 6-8 6-8
Juegos deportivos 20-25 25-30 15-20 20-25
Arte competitivo 4-5 4-5 5-6 5-6
Combate 25-30 35-40 25-30 30-35

Período transitorio.-

Está orientado hacia las actividades del descanso activo. Aquí no se


habla de una pausa en el entrenamiento, sino de una continuidad del
proceso, donde cambia su forma y contenido, para evitar la conversión
del efecto acumulado de las cargas en sobreentrenamiento. Asimismo,
se deben crear las condiciones para mantener un determinado nivel de
entrenamiento y garantizar el inicio de otro ciclo de desarrollo de la forma
deportiva.

La preparación física.

Tiene la finalidad de consolidar los niveles funcionales y morfológicos


alcanzados, perfeccionar parcialmente algunas capacidades motrices y
contribuir al restablecimiento de las posibilidades de adaptación.

La preparación técnico-táctica.

Este período se emplea para eliminar deficiencias de la preparación


técnica y táctica, y en cierta medida se puede asimilar nuevas formas
de los movimientos.
La preparación psicológica.

Tiene una gran importancia, por cuanto asegura una actitud correcta
del deportista hacia los éxitos conseguidos y los posibles reveses, así
como crear un fondo emocional positivo para el descanso activo y los
planes posteriores.
La composición de los medio suele ser muy variada: utilizando juegos
dinámicos, deportes complementarios y eliminando de forma general
los ejercicios competitivos. Se emplean ejercicios de preparación
especial, para ejercer una influencia de carácter local y los ejercicios de
preparación general para el trabajo multilateral. No es adecuado
utilizar métodos muy exigentes; se puede emplear el método
competitivo en los deportes auxiliares.

Correlación entre la preparación general y especial.

Se reduce la preparación especial y aumenta considerablemente la


preparación general. Se establece una relación cuantitativa de 4: 1 ó
9:1, es decir, 80%:20% y 90%:10%.

Dinámica de las cargas.

Salir con rapidez de un ciclo de entrenamiento con grandes cargas, es


tan peligroso como comenzar a entrenar de pronto con una carga muy
grande; hay que adaptar al organismo, poco a poco, a su recuperación.

Se disminuye el volumen y la intensidad, aunque es evidente que al


terminar el período competitivo, la carga baja bruscamente a causa de
la reducción del a intensidad en las competencias.

Microciclos del período transitorio.

Los microciclos en este período se caracterizan por una disminución de


exigencia en el trabajo. Se estructuran de tal manera, que sean
aplicables al régimen de actividades empleando, como medio
fundamental del descanso activo.

La cantidad de días de entrenamiento y de descanso se establecen de


acuerdo con el estado de ánimo, de tal modo, que aumente
constantemente la sensación de plenitud de energías.

Ejemplo de un microciclo transitorio, con el objetivo de disminuir la


carga de entrenamiento.

Tabla 35
Deporte L M M J V S D
Campismo ‫٭‬ ‫٭‬
Deportes auxiliares ‫٭‬ ‫٭‬
Preparación técnica ‫٭‬ ‫٭‬ ‫٭‬ ‫٭‬
Deportes acuáticos ‫٭‬ ‫٭‬ ‫٭‬

Generalidades de la periodización.-

La periodización del entrenamiento se debe aplicar según las


características del deporte y estructurar el entrenamiento utilizando
correctamente los fundamentos generales de aquella, para garantizar la
aplicación eficiente del proceso.

Duración del ciclo completo y los períodos.

En los deportes de resistencia, se recomienda emplear ciclos anuales


de entrenamiento. En los de velocidad-fuerza, es posible alternar los
ciclos anuales con los semestrales.

Los ciclos anuales sirven para asimilar grandes volúmenes de carga,


por eso son utilizados en los deportes, en los cuales el rendimiento
dependa de una amplia preparación general y especial. Ejemplo:
deportes de resistencia y arte competitivo.

Los ciclos semestrales se caracterizan por un aumento pronunciado de


la intensidad, la cual posibilita las condiciones para un incremento
inmediato del nivel de entrenamiento especial y un rápido
aprovechamiento del mismo.

En los deportes de arte competitivo (gimnasia, gimnasia rítmica, etc.) y


de renovación periódica de contenido, se alternan ciclos de distinta
duración: los de larga duración permiten asimilar nuevos contenidos; y
los de corta, contribuyen a perfeccionar el contendido aprendido.

Generalidades estructurales de los períodos.

En los deportes de combate, el período competitivo es relativamente


corto, por la duración y las pocas frecuencias de las competencias
fundamentales, las cuales se programan con grandes intervalos de
entrenamiento, entre éstos. Los períodos preparatorios, en los
deportes de resistencia, tienen mayor duración.

Los juegos deportivos se caracterizan por largos períodos competitivos


con etapas intermedias de preparación, además, por la posibilidad de
mantener en forma deportiva a los jugadores por un largo tiempo, dada
por la sustitución sistemática de los mismos en los juegos.

Antes de analizar los diferentes niveles de estructura que definen


determinados ciclos, se hace necesario aclarar dos aspectos: primero,
concluir la idea inicial sobre los factores que promueven la necesidad
de los cambios en el proceso del entrenamiento. En este sentido,
están condicionados por la correlación de los factores internos y
externos antes mencionados y por su enlace e interrelación lógica, lo
que define que el contenido de la preparación del deportista, se
estructura para su cumplimiento en diferentes ciclos, los cuales se
estudian más adelante. La segunda cuestión, es qué términos
utilizados para nombrar los ciclos medios y pequeños, según Matveev
(1985), por ahora, no son ampliamente reconocidos, por lo que se debe
interpretar como terminología de trabajo, la cual con el tiempo y con la
propia identificación de cada especialista, se unificará y se hará
extensiva a todas las disciplinas deportivas, sirviendo de guía
metodologica para la tipificación de los contenidos empleados en cada
una de las estructuras cíclicas, así como la planificación y orientación
de las cargas.

Período preparatorio: el objetivo fundamental de este período es


desarrollar los elementos que constituyen la base para la fase de
adquisición de la forma deportiva y asegurar su consolidación durante el
período pre-competitivo y la competencia fundamental.

En este período hay que tener presente el criterio de diferentes autores


que trabajan sobre la base de la investigación científica como: (Matveev,
Harre, Garcías manzo, Platonov y otros. )

1. Período preparatorio, relativo a la adquisición de la forma deportiva.


2. Período competitivo, relativo al mantenimiento de la forma deportiva.
3. Período de tránsito, responsable por la pérdida temporal de la forma
deportiva.

La periodización del entrenamiento deportivo puede ser entendido como


una división organizada del entrenamiento anual o semestral de los
atletas, en la búsqueda de previamente y obtener un gran resultado
competitivo en determinado punto culminante de la temporada
competitiva, exigiendo que la forma obtenida sea el ajuste de la dinámica
de las cargas en su punto máximo para el momento competitivo. Mc
(1986) y Dick (1988).
Según Forteza y Ranzola. (1988) la esencia de la periodización es la
relación temporal de las fases de la forma deportiva con la estructuración
de los períodos del entrenamiento. L. Mastveiev.

Para Dilson (1992) la periodización del entrenamiento se fundamenta


justamente en la transferencia positiva de los de los grandes volúmenes
de cargas generales de trabajo en las primeras fases del entrenamiento
para una mayor especificidad de las fases posterior.

Tabla 36

Particularidades de los períodos.-


PERÍODOS
Particularidade Periodo preparatorio
PC PT
s EPG EPE
Crear la base Acusada a todos Preparación Alivio de la
Orientaciones para la los componentes funcional preparación
del preparación de la preparación inmediata
entrenamiento especial y deportiva para las
competitivo competencias
Desarrollo de Desarrollo de las Manteniendo Descanso activo
las capacidades capacidades del nivel de por medio de
Preparación motrices motrices preparación juegos y
física generales especiales y general y actividades
mantenimiento especial acuáticas
del nivel general alcanzado
Reestructuració Perfeccionamient Pulimentación Eliminación
n de habilidades o de las acciones y parcial de las
Preparación motrices. técnicas y táctica aseguramient deficiencias
técnica táctica Aprendizaje de objeto de la o de técnicas
nuevas especialidad variabilidad detectadas en las
accionen en la competencias
técnicas ejecución de Plantear las
acciones tareas para el
motrices perfeccionamient
elegidas. o en el próximo
Elevación del ciclo
pensamiento
táctico al
mayor nivel

PERIODOS
Particulari Preparatorios Competitivo Transitorio
dades EPG EPE PC PT
Crear la base Acusada a Preparación Alivio de la
Orientacio para la todos los funcional preparación
nes del preparación componente inmediata para
entrenami especial y de la las
ento comptv preparación competencias
deportiva
Desarrollo de Desarrollo de Mantenimiento Descanso
las las del nivel activo por
capacidades capacidades general y medio de juego
Preparació motrices motrices especial y actividades
n física generales especiales y alcanzado acuáticas
mantenimiento
del nivel
general
Restauración Perfeccionami Pulimentación y Eliminación
de habilidades ento de las aseguramiento parcial de las
motrices. acciones téc- de variabilidad deficiencias téc
Aprendizaje tác objeto de en las destacadas en
de nuevas especialidad ejecución de las
Preparació
acciones acciones competencias.
n técnico-
técnicas motrices Plantear las
táctica
elegidas. tareas para el
Elevación del perfeccionamie
pensamiento nto en el
tác al mayor próximo ciclo
nivel
Desarrollo de Preparación Garantizar la
las calidades psicológica predisposición
volitivas de la para las especial para la
Preparació
personalidad cargas de competencia.
n
gran Modelación del
psicológic
intensidad y la entrenamiento
a
participación
en
competencias
Mayor Mayor Se aumenta Desaparece la
Relación
contenido de contenido de más la preparación
entre
la preparación la preparación preparaciónespecial y
preparació
general sobre especial sobre especial sobre
predomina en
n general
la preparación la general la general todo períodos
y especial
especial en de
del
preparación
deportista
general
La cantidad de El ritmo Aumenta Disminuye la
ejercicios es ejecución y la considerableme calidad y
mucho mayor calidad de los nte la calidad cantidad de
que la calidad ejercicios de ejecución ejercicios.
en la aumenta, continua Entrenamiento
ejecución. disminuye la disminuyendo aerobios
Predominio cantidad de la cantidad de variables
del ejercicios. ejercicios.
Dinámica
entrenamiento Parcialmente Mayor
en la mayoría el utilización de
de los entrenamiento entrenamiento
deportes aerobio, se anaeróbicos
entrena en
zonas mixta
(anaerobia-
aerobia)
Forteza de la Rosa: 2000

La períodos pueden estar divididos por ciclaje adaptado a los diferentes


deportes.

Donde el carácter cíclico del entrenamiento según Forteza de la Rosa


sobre la base de lo planteado por Matviev: los ciclos del entrenamiento
constituyen otra forma estructural del mismo, donde se unificaron a la
estructura periódica, estableciendo un híbrido estructural en ambos
formas temporales y distintas de organizar el entrenamiento:
 Nivel de microestructura, conocido por miclociclos.
 Nivel de mesoestructura, conocido por mesociclos.

Ejemplo de distribución de mesociclos y miclociclos para un ciclo anual


de 11 a 15 mesociclos de 36 miclociclos hasta el período competitivo sin
contemplar el período de transito. El cual esta determinado por fecha de
la competencia fundamental y la duración del período de transito para
iniciar el próximo ciclo de entrenamiento.

Ejemplo: Ciclaje de trabajo. EPG 2-1. 3-1. 4-1. 3-1. 3-1 Meso(5).
Ejemplo: Ciclaje de trabajo EPE 3-1. 2-1. 2-1. 1-1. Meso(4).
Ejemplo: Ciclaje de trabajo. PC 1-1. 1-1. Meso(2).
Ejemplo : Descanso activo. PT (2). (3). (4).
Queriendo decir esto que el primer numero representa a los microciclos
de trabajo y el segundo a las descargas o descanso activo, en cual se
comprueba la eficacia de la aplicación de las cargas, y unión del 2-1 por
ejemplo corresponden al mesociclo, queriendo decir esto, que trabaja,
por ejemplo, 2 semanas consecutivas y 1 para realizar el control del
proceso de entrenamiento aplicando diferentes pruebas (físicas-técnicas-
medicas-psicológicas), poniéndose de manifiesto en el mismo la
comprobación de los diferentes componentes de preparación del
deportista. En el caso del período de transito estará en correspondencia
con la fecha de la competencia fundamental y la duración del macrociclo,
el cual puede ser de dos macro en el año y tenga planificada dos
competencias fundamentales. (campeonato nacional juvenil y juvenil
especial), con una doble Periodización sin contar las competencias
internacionales previstas para el año. Este mecanismo no es un sistema
rígido su modelo puede variar en correspondencia al objetivo del macro,
los números finales de cada períodos son los mesociclos de trabajo en
cada uno de ellos.

Adaptado: MSc. Small-Howell 2002.

El entrenamiento deportivo y su estructura constituye un orden


relativamente estable teniendo una estrecha correlación uno con otros.

En la actualidad la planificación del entrenamiento es un arte de acuerdo


a la estructura del ciclo para lograr un óptimo resultado en las diferentes
competencias en que se participan.
El miclociclo consta como mínimo de dos fases:

 Acumulativa que está relacionada, en uno u otro grado, con el


agotamiento; y
 El restablecimiento, que está relacionado con el descanso necesario
por las cargas recibidas.

En la práctica, por lo general y cuestiones organizativas del calendario de


competencia, se utilizan frecuentemente el ciclo semanal de 7 a 5 días;
sin embargo, es pueden planificar miclociclos desde 2 hasta 20 días. La
duración mínimas es de 2 días, aunque es poco común que aparezca
está planificación, ya que no resuelve el objetivo del entrenamiento como
tal. La características de los deporte no determina la duración del
miclociclo, el mismo depende de las tareas concebidas y las diferentes
direcciones a cumplir, lo que se trata de es de buscar la calificación del
deporte, con las direcciones a cumplir y con él momento de preparación
ya sea general o especial.

De acuerdo a las características de cada miclociclos de entrenamiento


permiten concentrar las tareas en las distintas sesiones, así como el
volumen necesario de influencia para cumplir las tareas trazadas en la
preparación. A pesar de la gran influencia de sesiones de entrenamiento,
la construcción racional del miclociclo permite evitar la uniformidad y la
monotonía.

Planificación.-

Uno de los aspectos fundamentales de la dirección del proceso de


entrenamiento deportivo lo constituye la planificación del mismo.

Varios autores plantean que la planificación es un método, por ejemplo


Harre la define cómo.. un método importante para asegurar un aumento
continuo del rendimiento Nosotros preferimos darle la categoría de
sistema a la planificación; esto se debe a que en este proceso intervienen
de forma muy interrelacionada todos los factores determinantes en la
consecución de los logros deportivos; la planificación es la que integra,
relaciona y distribuye factores como los medios y métodos el tiempo de
duración de cada micro y macroestructura (periodización); ubica los
controles señalando como y cuando se deben realizar; ect.

Si estos factores no se integran y no se distribuyen, el sistema se rompe


y con eso se pierde el posible éxito deportivo.

Literalmente la planificación significa estudio y análisis que se hacen para


llegar a determinar las normas a seguir en cada plan o proyecto de una
obra importante.

Si el proceso del entrenamiento deportivo lo consideramos como una


obra importante, tendremos pues, que la base de su dirección, su punto
de partida, será la planificación del entrenamiento.

Definir la planificación del entrenamiento desde, una posición


metodológica es un tanto compleja, más aun cuando no tenemos
bibliografía que la define como tal. No obstante podemos enunciar que la
planificación del entrenamiento es un sistema de dirección que
garantiza la integración de todos los componentes del proceso de
entrenamiento,
Señalaremos un aspecto aclaratorio importante: sabemos que la
periodización del entrenamiento se refiere a la forma de estructurar el
entrenamiento deportivo en períodos lógicos de tiempo, es decir, que en
este proceso se va a operar toda una serie de variaciones periódicas que
de un modo u otro afectarán toda la estructura y el contenido del mismo.
Pues bien, esta periodización es parte integrante de la planificación del
entrenamiento.

El considerable aumento de los resultados deportivos observados en los


últimos años, es en gran medida el resultado del perfeccionamiento del
sistema de preparación de los deportistas y de la planificación del
proceso de entrenamiento. En la actualidad no es posible llevar a cabo
una planificación correcta, si está científicamente fundamentada, si no se
realiza un análisis ulterior de los planes y si estos no se ajustan a las
particularidades individuales de los deportistas.

Al entrenador le corresponde el papel fundamental de hacer la síntesis de


los conocimientos teóricos con la cotidiana actividad práctica, cuando
lleva a efecto la preparación del deportista.

Para responder a esta exigencia, el entrenador debe saber planificar y


dirigir el proceso de entrenamiento, ya que la planificación, cuando se
orienta hacia un objetivo bien definido, favorece en un grado considerable
el logro de los resultados más altos.

El peso de la elaboración de un plan de entrenamiento recae en


considerara en él las leyes y tendencias del desarrollo cuando se realiza
de manera creadora; en relación con esto, las exigencias y
conocimientos más avanzados sobre las relaciones objetivas entre
estructuración del entrenamiento y el desarrollo del rendimiento.

Un plan optimo de dirección representa por sí mismo un documento


complejo y solo se puede crear cuando cada deportista y entrenador van
a planificar el entrenamiento con un carácter rigurosamente individual,
teniendo en consideración los resultados de continuas experiencias e
investigaciones, y su aplicación con sentido renovador.

Formas básicas y tipos de planes de entrenamiento.-

El plan de entrenamiento tiene como base una concepción establecida,


cuando el entrenador está consciente de los objetivos parciales que tiene
por alcanzar un determinado período, de los motivos por los cuales le da
importancia a la realización de una tarea, del por qué el plantea
determinadas exigencias en el entrenamiento deportivo, de las razone
por las que se aplica métodos y medios, etc.
Según su carácter, los planes de entrenamiento se definen por formas
básicas que, de acuerdo con el período que abarquen, se diferencian
entre sí.

Las formas básicas más esenciales son los planes de entrenamiento


individual y los de entrenamiento en grupos.

Los tipos de planes más importantes son:


a. Plan perspectivo a largo plazo.
b. Plan cuatrienal.
c. Plan anual o semestral.
d. Plan de ejecución u operativo.

 Planes de entrenamiento individual.-

Se elaboran como planes anuales u operativos (para semanas de


entrenamiento de estos planes en mesociclos o macrociclos), también se
da el caso de elaboración de estos tipos de planes en perspectivas o de
varios años. Están adaptados a los objetivos, tareas y características
individuales de cada uno de los deportes.

Guía para la confección del plan de entrenamiento individual.

1. El plan individual debe estar iniciado con los datos generales que
identifican al atleta, nombre y apellidos, escolaridad, tiempo en la
práctica deportiva, edad, sexo, aspecto psicopedagógicos, más los
objetivos a alcanzar en el año o el cuatrienio.
2. El plan individual debe estar confeccionado de forma tal que
contemple el estudio cultural de los atletas, así como sus períodos
de exámenes.
3. Estos programas de entrenamiento deben contener, desarrollo
individualmente, el conjunto de actividades a ejecutar durante los
períodos y ciclos en las distintas preparaciones técnicas, tácticas,
físicas, psicológicas y teóricas. Es necesario que la preparación
física se dosifique por capacidades motrices y combinaciones de
éstas (resistencia-fuerza-rapidez y sus diferentes manifestaciones).
 Planes de entrenamiento en grupo.-

Se elaboran fundamentalmente para equipos de juegos deportivos y


otros. Se complementan con los planes de entrenamiento individuales
para los deportistas que entrenan para el altos rendimientos. En la etapa
de jóvenes talento o en categorías inferiores de rendimiento, por lo
general se entrenan en grupos, en los deportes individuales.

 Plan de entrenamiento perspectivo o a largo plazo.-

El plan perspectivo se conforma para varios años, en dependencia de la


edad del deportista y de su preparación. Este plan determina, por años,
las tareas y los medios de preparación.

El objetivo principal de este plan, para la preparación del deportista, es el


logro de altos ritmos en el crecimientos de la maestría deportiva, hasta el
nivel de las exigencias actuales.

La edades para el comienzo de la especialización deportiva, el tiempo


necesario para la obtención de altos resultados competitivos y la
manutención de estos resultados son los puntos de partida
fundamentales para la elaboración de estos planes.

 Plan cuatrienal.-

Estos planes están dirigido a cuatro ciclo de cuatro años. La base de este
plan es el calendario deportivo mediante el cual se deben determinar las
tareas para cada año, distribuir los medios de entrenamiento, la dinámica
en las cargas de entrenamiento y competencia y la periodización de cada
ciclo.

En este plan se deben detallar los aspectos siguientes:


 Objetivos y tareas principales.
 Lo ciclos de preparación(macros anuales y semestrales).
 Calendario de las competencias principales y la correspondiente
dinámica de la forma deportiva.
 La direcciones y las tareas principales a seguir y cumplir en la
etapas.
 La dinámica de los elementos principales del proceso de
entrenamiento y descanso, cantidad de sesiones de entrenamiento,
relación del volumen y la intensidad.
 Los controles de los entrenamiento.
 La dinámica del rendimiento deportivo.

 Plan anual o semestral.-

Este es otro de los documentos importantes de la planificación. El plan


anual de entrenamiento(PAE) representa una parte del plan perspectivo y
en muchos casos una parte del plan cuatrienal. También se compone
para cada deportista, para cada grupo de deportista de preparación más
o menos igual, y todos los aspectos de la planificación perspectiva y
cuatrienal se conserva, lo que este PAE se concretan a base, del estado
real de la preparación del deportista.

Según: Forteza de la Rosa y Ranzola Rivas.


Tabla 37

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
EPG EPE PC PT

Estructura anual, deportiva noveles y su variantes en cuanto a su


composición. Este se divide en un calendario comprendido en ciclo
grande de entrenamiento y se divide en tres períodos :

1. Preparatorio hasta ocho meses de duración.


2. Competitivo hasta tres meses.
3. Transito hasta un mes.

Esta variante se utiliza durante la preparación de los deportistas noveles.


Para ellos es importante tener más prolongando el período preparatorio
para asegurar una buena preparación física y técnica.

También es utilizada esta variante en los deportistas especializados en


los deportes de resistencia, durante su preparación para competencias
importantes.

Variante II

Tabla 38
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
I Ciclo II Ciclo

Doble ciclo anual


Cada ciclo tienen sus períodos competitivos, al mismo tiempo es preciso
constatar que en el primer ciclo el volumen de la carga es más alto que el
segundo, y la intensidad es a La inversa, o sea, menor en el primer ciclo
y mayor en el segundo. Esta variante se utiliza ampliamente que tienen
dos período de competencias concretas.

 Plan operativo o de ejecución.-

Los planes operativos, tanto individuales como en grupos, sirven para


distribuir entre cada una de las unidades de entrenamiento las exigencias
que provienen del plan anual, teniendo en cuenta los resultados de las
sesiones de entrenamiento anteriores. De este modo se debe tratar que
las exigencias más importantes de los plazos de entrenamiento anuales,
se escriban también, concreta y claramente, en los planes operativos.

Estos planes se organizarán según la estructura de microciclos y


mesociclos (aproximadamente entre 3 a 4 semanas). Esta organización
debe ser tal, que determinen el programa clave para las diversas
unidades de entrenamiento.

En sentido general, este plan debe contener:


a) La principal orientación del entrenamiento.
b) El valor absoluto de la carga de entrenamiento: cantidad de sesiones a
la semana, volúmenes de trabajo, intensidad, etc.
c) El valor relativo de la carga de entrenamiento (ondulación de la carga).
d) Medios y métodos de entrenamiento.

El contenido concreto de este plan, estará determinado sobre la base de


la experiencia del entrenador en relación con el deportista en etapas
anteriores y la valoración precisa del entrenamiento.
EL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO
COMO PROCESO DE MUCHOS AÑOS

Es sumamente difícil presentar en detalles todo el proceso de la práctica


deportiva de muchos años, que incluye una cantidad innumerables de
etapas. En un análisis general, en el deporte se distinguen, en calidad de
eslabones mas importantes tres fases :

1) De preparación básica;
2) De la realización máxima de las posibilidades deportivas;
3) De la longevidad deportiva.

Cada una de estas fases incluye etapas que; por regla general, constan
de varios ciclos anuales y semestrales.

La primera fase abarca dos etapas:

1. Etapa de la preparación deportiva previa .


2. Etapa de especialización inicial.

La segunda incluye la etapa preculminatoria y la de las marcas record


(superiores individuales), la tercera incluye la etapa la etapa de
preservación de los logros alcanzados y el mantenimiento del
entrenamiento general.

Los cambios del proceso de entrenamiento, expresados en la sustitución


de esas etapas y fases, acontece de acuerdo a las leyes regulares de la
formación de la maestría y del sucesivo perfeccionamiento deportivo, los
que en el sentido biológico están condicionados por las leyes del
desarrollo acorde con la edad del deportista (cambios naturales de las
posibilidades de los logros deportivos con sustitución de los periodos de
desarrollo relativos a la edad, es decir el desarrollo ascendente de las
formas y funciones del organismo, la estabilidad de esta y la evolución
por edades).

Las particularidades de las etapas de entrenamiento de muchos años de


duración a la vez reflejan la peculiaridad de las condiciones generales de
vida y de actividad del deportista durante diversos periodos de la vida
(cambios en el tiempo libre disponible, y de la sobrecarga general en los
periodos de estudio en la escuela, del servicio militar y con el comienzo
de la actividad laboral, etc).
Las fases y las etapas del entrenamiento durante muchos años no tienen
plazos rigurosamente fijos. El comienzo y la culminación de esos
entrenamientos dependen no solo de la edad, sino también de las dotes
individuales del deportista, de la particularidad de su desarrollo, del grado
de entrenamiento, del carácter especifico de la modalidad deportiva
elegida, de la antigüedad de entrenamiento y de las condiciones de la
organización de la actividad deportiva.

En las concepciones científicas acerca del entrenamiento de muchos


años existen por ahora muchos aspectos no aclarados, lo cual se explica,
sobre todo, por las dificultades peculiares de su estudio (es que en el
caso dado cada hecho por separado posee duración por muchos años,
por eso, incluso, no resulta fácil fijarlo). Con relación a esto, las
informaciones que mas abajo se exponen son en gran medida
elementos orientadores.

a) Fase de la Preparación Básica:

La duración aproximada de la primera fase es de unos 4 a 6 años (con


oscilaciones considerables, que dependen en primer lugar del talento del
individuo y de las particularidades del genero deportivo elegido para la
especialización). La principal finalidad de la preparación deportiva
consiste en sentar un “fundamento” integro de los futuros logros
deportivos: asegurar un desarrollo armónico del organismo, elevar el
nivel general de sus posibilidades funcionales, crear una rica reserva de
diversos hábitos de movimientos y de habilidades, formar las bases
iniciales de la maestría deportiva. La orientación hacia la demostración
de los resultados deportivos, si nos referimos al enfoque racional, se
realiza por tanto en esa fase únicamente, por cuanto ello se necesita
para los logros máximos perspectivos, es decir, que no es una finalidad
inmediata.

 Etapa previa de la preparación deportiva.-

En la practica actual de una serie de modalidades deportivas esta


etapa comienza comúnmente en la edad escolar, primeros grados,
otras veces incluso antes, y pasa a la etapa siguiente cuando comienza
la especialización deportiva. La edad mas temprana para iniciar las
practicas deportivas, según disposición, se establece para los deportes
que requieren en lo fundamental capacidades de coordinación
(gimnasia, patinaje artístico y otros determinados juegos deportivos) y
que respondan a las posibilidades funcionales del organismo en
crecimiento en otros aspectos (natación).

Sobre el entrenamiento deportivo antes del comienzo de la


especialización se puede hablar únicamente en forma condicional, por
cuanto sus rasgos específicos en esta etapa apenas si se van
delineando. Las sesiones se organizan fundamentalmente según el tipo
de preparación física con el empleo mas basto posible de los medios
accesibles que ofrece la multifasetica educación física y una
preparación deportiva general (formación de las bases Técnicas de los
movimientos deportivos, incluido en los programas escolares de
instrucción general, sesiones deportivas complementarias según el
interesado, participación en las competiciones deportivas de acuerdo a
un programa integral etc). En esta etapa hay necesidad de apresurarse
hacia una orientación definida de los intereses deportivos. El camino
mas inteligente es brindarle al principiante la posibilidad de probar sus
fuerzas en las diversas practicas deportivas y tan solo después
determina la futura especialización.

 Etapa de la especialización inicial (de la preparación básica


especializada).-

Cada vez se le dedica mas atención a los problemas de la elección


oportuna y al inicio de la especialización deportiva. Por una parte, es
importante no dejar pasar el tiempo imprescindible para alcanzar
alturas de maestría deportiva y aprovechar los denominados periodos
“sensibles” del desarrollo del organismo según la edad, en que en
forma sumamente fácil el mismo admite los efectos del entrenamiento,
respondiendo con un desarrollo progresivo rápido de las capacidades
de movimientos.

Por otra parte, se aconseja evitar una especialización en exceso


estrecha, la cual, a pesar de que en los próximos años brinda un rápido
incremento de los resultados deportivos, sin embargo, en definitiva
resulta de muy poca perspectiva.

El sistema de test e indicadores especiales para revelar las virtudes a


fin de realizar practicas exitosas en tal o cual modalidad deportiva,
todavía se encuentra en formación. La elaboración de metodos para
determinar el talento deportivo esta relacionado, en particular, con la
búsqueda de determinados vestigios informativos de carácter
hereditario.

Sin embargo el problema de la orientación deportiva y de la respectiva


selección se va resolviendo no solo sobre esa base. Seria un profundo
error metodológico y pedagógico partir de las ideas sobre la fatal
predeterminación hereditaria de las marcas deportivas. Las mismas
son siempre una conquista de la personalidad integral, y no de
determinadas funciones del organismo.

Además, un papel decisivo en la revelación y desarrollo definido de las


premisas hereditarias de las marcas deportivas cumple la educación
deportiva y general en el amplio sentido de la palabra. En iguales
condiciones, por lo común el talento deportivo siempre resulta ser
“talento del amor al trabajo deportivo”. la formación del mismo desde
las primeras etapas de la actividad deportiva en grado decisivo
predetermina los resultados finales.

El riesgo a equivocarse en la elección de la especialización deportiva


se reduce si las capacidades al perfeccionamiento en tal o cual
modalidad se revela en un conjunto suficientemente amplio de
indicadores y por etapas. Entre los indicadores generales de las
capacidades deportivas corresponde ubicar no tanto el nivel existente
del resultado deportivo, cuanto el progreso del resultado en un tiempo
determinado después del comienzo del entrenamiento de
especialización (con frecuencia los novatos, que al comienzo dan
muestra de peores resultados deportivos, al cabo de uno o dos años de
practica deportiva son los mejores), como también la correlación de
ritmos de acrecentamiento de los resultados deportivos y ritmos del
incremento de la cantidad del trabajo de entrenamiento.

El lugar principal en el contenido del entrenamiento, al comienzo de la


especialización deportiva, los sigue ocupando la amplia preparación
general, sobre todo en los casos cuando la especialización se inicia en
la adolescencia y antes. Como lo demuestra la experiencia, es
razonable asignarle a la especialización inicial un carácter “múltiple”.

Por ejemplo, el nadador se perfecciona en igual medida en todo o en


varios tipos de natación deportiva, el atleta, en triatlón y pentatlón, etc.
Esto corresponde a la finalidad principal que se alcanza en la etapa de
la preparación básica, y a la vez, permite evitar muchos errores durante
la determinación final del objeto de la estrecha especialización.
En algunos casos el joven deportista llega al objeto del especialización
fundamental a través de una especialización conducente en los
deportes colaterales (por ejemplo, el futuro corredor de maratón pasa
una especialización inicial en la carrera en distancias mas cortas). Ese
camino es inevitable en caso de que las practicas deportivas se inicien
antes que aparezcan los indices de edad para una determinada
especialización. De una manera muy particular se resuelve el problema
de la especialización inicial en los casos, en que el entrenamiento de
especialización estrecha en una modalidad deportiva elegida esta
relacionado con el peligro de la formación de la “barrera de velocidad”.

La dinámica de los resultados deportivos en las primeras etapas se


caracteriza por los elevados ritmos del incremento (sobrecargas
comparativamente no muy elevadas se acompañan de un
acrecentamiento mas significativo de los resultados, que en las etapas
sucesivas). Ello esta condicionado, por un mayor grado de reacción del
organismo durante los periodos iniciales de su desarrollo natural y
especialmente por un diapasón sumamente amplio de la resistencia del
efecto del entrenamiento en la primera fase de adaptación a los
factores de entrenamiento.

Los ciclos grandes de entrenamiento en la etapa de la especialización


inicial se caracterizan por el predominio del periodo preparatorio. El de
competición esta representado como si fuese en una forma reducida.

El mantenimiento y el régimen de la sobrecarga de la escuela influyen


en forma directa sobre el ordenamiento de los entrenamientos en los
ciclos medianos y pequeños; la inversión del tiempo para los ejercicios
deportivos, el orden de la distribución de estos en el transcurso del día,
semana y mes.

A medida que madura en edad eleva el nivel general de sus


posibilidades funcionales y domina las bases de la maestría deportiva,
el proceso de entrenamiento adquiere rasgos que reflejan las normas
lógicas que conducen a lograr marcas deportivas mas elevadas.

b) Fase de la realización máxima de las posibilidades deportivas:

El tiempo de demostración de los máximos resultados deportivos


depende, además, de las premisas relacionadas con la edad. La suma de
datos acerca de la edad de los campeones olímpicos, de los ganadores
de premios en los juegos olímpicos y en otras competiciones importantes
dio lugar a la idea sobre la “edad de las marcas superiores”, es decir,
sobre la edad mas favorable para mostrar los máximos resultados en las
modalidades deportivas.

Teniendo en consideración la zona de edades en que se logran las


mejores marcas deportivas y condiciones en las que estas se hacen
posible, la fase principal del entrenamiento prolongado durante muchos
años con toda razón debe subdividirse en dos etapas anteriormente
mencionadas, es decir, la etapa preculminatoria de un perfeccionamiento
deportivo profundo y la etapa de las marcas mas altas. La duración
general de estas etapas aproximadamente pude ser de 8 a 12 años. Ese
tiempo es de la practica deportiva mas activa, del florecimiento de las
capacidades deportivas y del máximo dominio de la maestría en las
diversas modalidades deportivas.

 Etapa preculminatoria.-

Las regularidades especificas del entrenamiento deportivo en esta


etapa reciben su plena expresión. El proceso de entrenamiento
adquiere rasgos muy expresivos de profunda especialización. El peso
especifico de la preparación especial (física, técnica, táctica y psíquica)
se incrementa considerablemente; además, ello ocurre no tanto por
cuenta de la preparación general, como por el mayor incremento del
tiempo de los ejercicios de preparación especiales y de competición. El
volumen sumario y la intensidad de las sobrecargas de entrenamiento
se incrementan a ritmos mas significativos que en la fase precedente.

El sistema de entrenamientos y competiciones a medida que se


profundiza el perfeccionamiento deportivo se individualiza cada vez
mas. La preparación deportiva se basa en una mayor dependencia en
el hecho de si el deportista se va a desenvolver en le ámbito del gran
deporte (deporte de las mayores marcas) o por el contrario.

Si la actividad deportiva se organiza de acuerdo con las condiciones


objetivas imprescindibles para alcanzar resultados absolutamente altos,
entonces esta, absorbiendo cada vez mayor cantidad de tiempo, se
convierte en una de las actividades fundamentales del deportista y
ejerce una influencia individual dominante sobre el régimen general de
su vida. Se comprende que tal vía la eligen las personas que poseen
capacidades deportivas muy destacadas.
 Etapa de las marcas superiores.-

Esta etapa, en principio, debe coincidir con la edad mas favorable para
el logro de las marcas deportivas. Uno de los factores organizativos de
la preparación del deportista que pretende alcanzar marcas
superiores, es la realización periódica de competiciones mas
importantes como por ejemplo: el ciclo olímpico que dura cuatro años.
Tal ciclo surgió como una categoría organizativa y luego paso a ejercer
influencia sobre la organización de los entrenamientos para muchos
años.

Las normas regulares de la estructura del proceso de entrenamiento en


los marcos del ciclo olímpico por ahora no han sido lo suficientemente
estudiadas. La generalización de la experiencia practica permite
representar en calidad de una de las variantes justificadas la siguiente
estructura de un ciclo de cuatro años:

1-2 años: Ciclos anuales de entrenamiento con un periodo preparatorio


ampliado (periodo de preparación fundamental): el proceso de
entrenamiento esta dirigido principalmente a elevar el nivel general
delas posibilidades funcionales del deportista, asimilar nuevas formas
de técnica deportiva y táctica y optimizar otras premisas para el
propósito de lograr marcas en el año olímpico.

3er año: Modelación de los principales rasgos de la organización de


los entrenamientos y del sistema de competiciones que se proponen
para el año olímpico y la sucesiva aprobación del modelo:

4to año: Es el año de realizaciones, es decir, la reproducción con un


mayor nivel posible de las marcas del modelo aprobado (con
correcciones si fuesen necesarias).

c) Fase de la longevidad deportiva:

El arriba a esta etapa representa haber transcurrido por las anteriores


con sus características específicas, por tanto se impone una
reestructuración del proceso de entrenamiento debido a las posibilidades
reales del organismos ante el entrenamiento, se van reduciendo las
cargas, posibilitando una estabilización de los procesos
neurovegetativos. Los medios más utilizados son los del descanso
activo.
Para la confección de los planes de entrenamiento se debe tener en
cuenta:

Plan Escrito.-

Constituye la fundamentación del plan de entrenamiento.

Guía para su confección:


 Se inicia con un breve análisis crítico del macrociclo que finalizó.
 Describir los objetivos parciales y finales del nuevo macrociclo de
acuerdo con las competencias planificadas.
 Plantear el porcentaje de incremento de la carga de trabajo en
relación con el macrociclo anterior.
 Confeccionar un cronograma donde se reflejen las actividades
fundamentales, fecha de culminación y responsables de ejecución
(actividades teóricas, charlas, círculos de estudio especializado, etc.).
 Señalar los elementos técnicos, tácticos y físicos a lograr en el
macrociclo de entrenamiento.
 Debe ser individual por deportes, áreas y eventos.
 Describir el plan educativo.
 Señalar los requerimientos materiales mínimos para alcanzar los
objetivos propuestos.

Plan Gráfico.-

Es de gran utilidad para entrenadores y metodólogos. Constituye un


complemento de gran valor en la planificación, ya que su confección
orienta al entrenador y a los deportistas en el camino de la obtención de
los resultados propuestos.

Generalmente el plan gráfico se realiza en el ciclo anual o semestral.

Requisitos a cumplir para su confección:


 Debe estar dividido en macrociclos, períodos, etapas, mesociclos y
microciclos de entrenamiento.
 Contener los volúmenes totales de carga externa utilizadas para la
preparación física, técnico-táctica, etc., de acuerdo con cada ciclo de
preparación.
 El plan gráfico debe reflejar las fechas para la ejecución de los test
pedagógicos, pruebas médicas, pruebas psicológicas, competencias de
preparación y fundamentales, y el calendario competitivo.
 Se debe elaborar con una misma simbología:
Competencia fundamental (CF)
Competencias de preparación (CP)
Pruebas médicas (PM)
Pruebas psicológicas (PP)
Test pedagógicos (TP)

Orientaciones para su confección:


1. Determinación de la competencia fundamental, puede ser más de una.
2. Fecha de comienzo y culminación del ciclo con las posibles
interrupciones.
3. Cantidad total de semanas disponibles para realizar el entrenamiento
(volumen total semanal).
4. Cantidad de días disponibles a la semana (volumen total de días).
5. Cantidad de horas disponibles a la semana (volumen total de horas).
6. Determinación de los períodos, a partir de la cantidad total de semanas
y los criterios teóricos científicos.
7. Determinación de las etapas o mesociclos a partir de la cantidad de
semanas en cada período y definición de los microciclos.
8. Establecer el porcentaje de cada componente de la preparación del
deportista (físico, técnico, táctico).
9. Calcular (sobre la cantidad de días de los mesociclos y porcentajes de
cada componente de la preparación del deportista), la cantidad de días
que se dedicarán a cada componente de la preparación.
10. De la cantidad de días, calcular la cantidad total de horas que se
dedicarán a los elementos de la preparación, los cuales se distribuirán en
cada sesión de entrenamiento.

Metodología para la elaboración del plan gráfico.-

Partiendo de los datos que aparecen en las orientaciones para la


confección de un plan gráfico, se procederá a colocarlos ordenadamente
en el modelo correspondiente.

Orden metodológico.
1º. En el modelo del plan se determinará la cantidad de semanas,
conociendo la fecha de inicio y culminación del macrociclo.
2º. A continuación se enumeran las semanas y se coloca el calendario de
lunes a domingo.
3º. Se sitúan las competencias fundamentales en las semanas que
correspondan.
4º. Se definen los períodos, etapas, mesociclos y microciclos, basándose
en los elementos teóricos expresados.
5º. Se indican las competencias preparatorias, los test pedagógicos,
pruebas médicas y psicológicas, así como el tiempo disponible por
semanas.
6º. Se consignan los porcentajes y el tiempo de cada aspecto de la
preparación.
7º. Se determinan los volúmenes del contenido por semana, ya sea en
kilometraje, tonelaje o repeticiones de cada medio fundamental, teniendo
en cuenta las particularidades de cada deporte.

Observaciones:
 Excepto los test, todos los elementos se ubican de derecha a
izquierda, partiendo de las competencias fundamentales.
 En el momento de colocar los microciclos, es preciso empezar por
los de recuperación como puntos de referencia de la ondulación de las
cargas.
 Al terminar de ubicar los microciclos, se hace necesario comprobar
los porcentajes de la preparación.

Como distribuir para un plan anual de 52 semanas el porciento para la


periodización del entrenamiento de un macrociclo.-

Tabla 39
1) P.P. 70% 52 x 100 %
2)  52 x 70  3640  100  36.4
P.C. 20% x 70%
52 x 100%
P.T 10% 3)  52 x 20  1040  100  10.4
x 20%
100% 70 x 100%
4)  70 x 36  2520  100  25
Ubicación de la x 36%
cantidad de semana NOTA: En el caso de un
con respecto al macrociclo semestral de 24
Distribuidas semanas, se realiza la misma
porciento por período en: operación pero tomando como
referencia el 60% para el PP, el
PFG= 25 30% para PC y el 10% para el PT
P.P. 70% 36 sem. sem
P.C. 20% 10 sem. PFE= 11 sem
P.T 10% 6 sem PC= 10 sem
100% 52 sem PT= 6 sem
52 sem
Sistema de distribución de las cargas por mesociclos (el plan de
carga).-

En el plan de cargas se puede apreciar la distribución de los diferentes


medios de entrenamientos por mesociclos, donde los medios especiales
adquieren su máximo volumen al final de la preparación especial y el
máximo de intensidad a mediados de la preparación especial.

La representación del plan de carga se hace en porcientos no


sobrepasando este en más del 100%, se recomienda además no
incrementar la carga de un mesociclo a otro en más de un 25%.

Para llevar la carga del volumen total a los diferentes mesociclos


dividimos el volumen total entre el porciento total y el resultado lo
multiplicamos por cada porciento de los mesos planificados en cada
casilla.
Ejemplo: Un atleta que tenga planificado para un macrociclo de seis
mesociclos un total de 7000 saltos generales, la distribución en
porcientos de cada mesociclos puede estar determinada por la siguiente
forma.

Tabla 40

Acond PG PG PEPE Compt


Mesociclos 1 2 3 4 5 6 Total
V% 10 30 20 2010 10 100%
7000
V Saltos 700 2100 1400 1400 700 700
saltos

Donde: 7000 100= 70.


70 x 10%= 700 saltos.
70 x 20%= 1400 saltos.
70 x 30%= 2100 saltos.

En este caso se toma el volumen general de salto y se divide entre el


100%, luego se realiza una distribución de los % en cada uno de los
mesociclos del macrociclo, donde su distribución debe de darte el 100%,
para luego multiplicarlo por el valor del volumen total.

Ejemplo: Un atleta que en el marcaje de su fuerza máxima realice los


siguientes parámetros.
1- Fuerza acostada: 70 Kg.
2- Sentadilla: 150 Kg.
3- Media sentadilla: 230 Kg.
4- Arranque: 60 Kg.
5- Fuerza parada por detrás: 55 Kg.

Entonces cada uno de estos pesos máximo se debe multiplicar por cada
uno de los porcientos a trabajar en cada unas de las etapas del
macrociclo, en correspondencia con las diferentes direcciones de
entrenamiento deportivo para cada deporte.

Direcciones del entrenamiento para el trabajo de la fuerza con pesas.-


Tabla 41
Sistemas Intervalos
Direcciones Etapa Series Repeticiones
Energéticos %
Fuerza Rest Aeróbico 25-60% PFG 5-10 10-25
Fuerza Máx Anaeróbico 80-100% PFG 1-2 1-3
Fuerza
Anaeróbico 65-75% PFE 3-4 3-6
Rápida
Fuerza Exp Anaeróbico 70% PC 3 3

Adaptado: Small-Howell(1999).
Tabla 42

Peso M
Dirección Peso Intervalos
Direcciones Etapa Trabajo
de trabajo Máximo %
en Kg
Fuerza Rest PFG Fuerza A 70 Kg 25-30% 17.5 - 21
127.5 –
Fuerza Máx PFG Sentadilla 150 Kg 85-95%
135.5
Fuerza Ráp PFE Media sent. 230 Kg 65% 140.5
Fuerza Exp PC Arranque 60 Kg 70% 42

Donde los pesos para trabajar es son los valores finales representado en
la tabla(17.5-21 fuerza acostada), (127.5-135.5 sentadilla), 140.5 media
sentadilla), (42 arranque). Todo esto en kilogramo.
Desde el punta de vista tradicional y la estructura metodologica la
distribución de las cargas en por cientos se pueden organizar de la
siguientes formas, (tiempo).

Para calcular el volumen gral. del micro en minutos:


1º. Se parte del volumen máximo 900’ para la distribución porcentual.
Esto se multiplica por le volumen en porciento del micro.
Ejemplo: Micro ordinario: 50%
Micro ordinario: 53%
Micro ordinario: 56%

Quedaría así: 50 x 900= 54000

54000
Luego se divide entre (100)  540' ESQUEMA 5
100

Este resultado se multiplica por el 100% de cada dirección de


entrenamiento.

Ejemplo:
Dirección de entrenamiento: Resistencia aerobia: 25%
25% x 540= 13500

Este resultado lo dividimos entre 100

ESQUEMA 6

13500 135
  45'
100 3
La cantidad de días que se
va a trabajar en el microciclo

Ejemplo:
Volumen gral del micro 540’
Distribuir este volumen en las siguientes direcciones.
 Resistencia aerobia........25%
 Técnico-táctico. .............40%
 Fuerza............................ 35%
100%
135’ = 100% Resistencia aerobia
216’ = 100% Técnico-táctica
189’ = 100% Fuerza
Si el micro tiene más direcciones de entrenamiento se procederá de la
siguiente forma:

Ejemplo: Volumen Gral. del micro: 540’ ESQUEMA 7


Direcciones:
 Resistencia aerobia Los % de las direcciones están 15%
 Técnico-táctico en correspondencia con el
objetivo del microciclo y este a
25%
 Fuerza 25% su vez debe tener relación con
 Flexibilidad las etapas y períodos 15%
 Velocidad 20%
100%

Una forma para calcular el volumen semanal.-

1º.- Determinar el tiempo de la parte principal de la u/e en un rango de


(80-90’) si la u/e es en base a 2 horas (120’) si la u/e es en base a 3
horas el tiempo de la parte principal debe oscilar entre (140’-150’). Hay
que tener en cuenta que esto no es rígido, puede ser flexible.
2º.- Determinar dentro de las u/e las cantidades de sesiones de
entrenamiento.
3º.- Multiplicar el tiempo de la parte principal de la u/e por la cantidad de
u/e que se efectuarán en el micro, lo que representa el 100% del volumen
de W del micro.

Ej.1: 90 x 6 = 540’  100%

Siendo:
90 = tiempo de la p/p de Fuerza la u/e
6 = cantidad de u/e en el 25% micro
540’ = volumen general del micro.

540 x 25 135
Fuerza:  13500   67' 5' '
100 días de W
Ej. 2 días

Ej. 2: 150 x 6 = 900’ = 100%

Siendo:
150’ = Tiempo de la p/p de la u/e.
6 = Cantidad de u/e en el micro.
900’ = volumen general del micro.
900 x 25 22500 225'
Fuerza:    75'
100 100 días de W
Ej : 3 días

Se procederá igual que en el caso anterior.


15 x 540 = 8100  81' . Este resultado se divide entre la cantidad de días a
100
trabajar esa dirección en el micro.

TABLA 43

L M M J V S
X X X

Quedaría así 81٪3= 27’ de trabajo para la resistencia aerobia.

Este mismo procedimiento se debe realizar con las demás direcciones.


Una vez que tenga esta distribución puede hacer la distribución para las
unidades de entrenamiento.

Ejemplo:
Direcciones de L M M J V S
entrenamiento % t % t % t % t % t % t
Resistencia aerobia
Técnico-táctico
Fuerza
Flexibilidad
Velocidad

Resistencia aerobia: 81’  100%

Pero en el e/d se puede variar los porcientos de trabajo en dependencia


de cómo se vayan a estructurar las u/e.

Ejemplo: 81’  100% Resistencia aerobia, pero la distribución no


siempre será estándar (igual) los 3 días, pueden ser 2 días de trabajo y
quedar así.
Lunes: 40.5’  50%
Jueves: 40.5’  50%

Pero puede ser de otra forma:


Lunes: 49.5’  60%
Jueves: 32.4’  40%
Y además puede utilizar otras combinaciones que usted considere
apropiada.

Este ejercicios es básico para la resistencia aerobia, pero así se trabajan


las demás direcciones de entrenamientos, lo cual constituye una vía para
realizar la distribución de la carga en la estructura del proceso de
entrenamiento deportivo, donde el mismo no es un mecanismo rígido,
puede sufrir cambio de acuerdo a los objetivo planificado para el meso,
micro y la unidad de entrenamiento. Adaptado. Small-Bell.

BIBLIOGRAFÍA

BALLABRIGA, X. F. Y A. FERRIZ ALVARO. La Promoción del


deporte. El modelo de atletismo en Audora. Apunts: Educación Física
y Deporte (Cataluña) (51): 80-87, 1998.
Base teórica del entrenamiento deportivo. Principios y aplicaciones / J.
M. GARCÍA MARRO... / et al. /. -- Madrid: Ed. Gymnos, 1996.
BARRIOS RICIO, J. Manual para el deporte de inciación y desarrollo /
J. Barrios Ricio, Alfredo Ranzola Rivas. – La Habana: Ed. Deportes,
1998, -- 140 p.
CASIMIRO ANDÚJAS, A. J. Teoría y práctica del acondicionamiento
físico. Programas y apuntes de la asignatura / A. J. Casimiro Andújas.
-- Almería: Universidad, 1997. -- 384 p.
CUSA FERNÁNDEZ, L. F. Aplicación de un sistema de ejercicio por
bloque para el desarrollo físico en los atletas del área de salto de la
ESPA provincial de Holguín / Luis Felipe Cusa Fernández, Luis
Armando Small Howell; tutor. -- Trabajo de Diploma; FCF (Ho) ; 1997.
-- 40 p.
DICK, F. W. Principios del entrenamiento deportivo / Frak W. Dick.
España : Editorial Paidotribo, 1990.—408 P.
Principios del entrenamiento deportivo. / F -- Barcelona: Ed.
Paidotribo, 1993. -- 410 p.
DONSKOI, D. Biomecánica de los ejercicios físicos : Manual / D.
Donskoi, V. ZATSIORSKI. – Ciudad de la Habana: Ed. Pueblo y
educación, 1988.- 311p.
Biomecánica con fundamentos de la técnica deportiva. -- La Habana:
Pueblo y educación.
GARCÍA MANSO, JUAN M. Bases teóricas del entrenamiento
deportivo, principios y aplicaciones / Juan M. Garcia Manso, Manuel
Navarro Valdivielso, José A. Caballero. – España : Editorial Gymnos,
1996. -- 518p.
GROSSER, M. Entrenamiento de la velocidad. Fundamento, método y
programas / M. Grosser. -- Madrid: Ed. Martínez Roca, 1992. -- p.
HARRE, DIESTRICH. Teoría del entrenamiento deportivo / Diestrich
Harre. -- Ciudad de la Habana: Editorial Científico Técnica, 1983. --
395 p.
MATOS GONZÁLEZ, ESNAIDER. Aplicación de un sistema de
ejercicios por bloque para el desarrollo físico en los atletas del área de
salto de la EIDE “Pedro Díaz Coello” de Holguín categoría escolar /
Esnaider Matos González: Luis Armando Small Howell, tutor. –
Trabajo de Diploma; FCF (Holguín); 1998. – 45 p.
MATVEEV, L. Fundamentos del entrenamiento deportivo. Moscú.
Editorial Ráduga, 1983.
OZOLIN, N. G Y D. P. MARKOV. Atletismo. -- Ciudad de la Habana:
Ed. Científico- Técnico, 1991. -- 387 p.
Sistema Contemporáneo del Entrenamiento Deportivo / N. G. OZOLIN.
-- Ciudad de la Habana: Editorial Científico Técnica, 1970. -- 488 p.
PLATONOV, V. N. La adaptación en el deporte. -- Barcelona: Ed.
Paidotribo, 1991, --313 p.
Programa de Preparación del Deportista/EDGARDO ROMERO
FROMETA...et al.. --Ciudad Habana: Dirección de Alto Rendimiento,
1989--26 h. 1 t
RIUS SANT, J. Metodología del atletismo / J. Rius Sant – Barcelona:
Editorial. Paidotribo, 1989. – 387 p.
VERJOSHANSKI,I. El entrenamiento deportivo. Planificación y
programación. – Barcelona: Edición Martínez Roca, 1990. -- 166 p.
ZATSIORSKI, V. M. Metrología Deportiva: libro de texto / V. M.
Zatsiorski. --Moscú: Editorial Planeta; Ciudad de la Habana: Editorial
pueblo y educación, 1989. -- 310p.