Vous êtes sur la page 1sur 1

22 Santiago, iulio de 1994

*
V
uchas veces el títdo de la obra máscara provoca que muchos actores, de encontrar tantos testimonios,
de un autor acierta más en la mayor edad, queden fuera, imposibilitados de los que ya hay muchos y
descripción de ésta que mil de trabajar”. muy mal escritos”.
palabras. Sucede con la última Carencia de palabra y teatro sólo de ¿Cómo ve los teatros uni-
creación del dramaturgo Juan Radrigán, imagen, entonces cabe preguntarse, ¿qué versitarios?
”Isla del PO@& amor”, que se presen- hay detrás de todo lo que hoy los chilenos “El que parece avanzar y
tará en la reconstruida sala Novedades ven? retroceder permanentemente
(Cueto 257). “Hay Sislo mentiras enfundadas en el es el de la Universidadde Chi-
Radrigán nació en Santiago en 1937 y hecho de entretenér, nada más. Todos o la le. Parecía que iba a intentar
no posee estudios reguiares. Comenzó tar- mayoría de los espectáculos son una linda rumbosnuevos, pero no. Aca-
díamente su carrera como dramaturgo sucesión de cuadros hermosos donde late ba de montar “TíoVania”con
- -estrenó su primera obra en 1970, “Tes- una especie de terror a la verdad. Y esto las mismas caras de siempre.
timonio sobre las muertes de Sabina”- y no es gratuito, hay un deseo de En cambio el de la Univer-
ha producido 17 obras, la mayoría estre- asumir los 17 años de terror que vivimos”. sidad Católica me parece más
nada por su propia compañía El Telón. Si no estamos en tiempos de luchafron- exigente, más serio, los jóve-
En un medio teatral donde los drama- tal, ni protestas de barricadas,ni tampoco nes tienen su espacioy anual-
turgos son escasos,Radngán cimentó una hay, en su opinión, reconciliación. ¿Qué mente realizan un concurso
de las poéticas más sólidas de la literatura camino queda? para dramaturgos”.
dramática chilena. “Escribir, sólo eso podemos hacer ya ¿Cómo es su relación con este nuevo obra, “lnvitacióna cenar”, la vio mucha
¿En qué pie se encuentra el teatro que estamos en la época de los consensos. dios que es el mercado, desde la pers- gente. Otro punto que importa es que la
nacional? O hacemos un gran acuerdo para decla- pectiva de una compañía independiente gente no quiere ver tragedias”.
“Curiosamenteestá en un momento muy rarnos indignos o decididamente avanza- como la suya? Leyendo su teatro da la impresión que
parecido a los años posteriores al golpe, mos en decir la verdad. Siempre tuve la “No me incomoda el mercado. Yo uso lo limita o asjiiia estar ligado casi obse-
donde nadie se atrevía a decir lo que pasaba esperanza de que fuera la prosa el género todos los espacios posibles para mis obras. sivamente a personajes marginados.
y nadie sabía muy bien lo que pasaba Y que diera cuenta de nuestro pasado pero Por ejemplo, ahora estoy escribiendo una “Quizás, puede ser que me limite. Si yo
eso se nota en la carteleraactual: el péndulo lamentablemente no ha ocurrido”. ópera con el músico Patricio Solovera. La necesitara ampliarel espectro de personajes
va de obras clásicas a obras de humor. Ese Paradoja, ya que si hay un género que queremos presentar en el Teatro Munici- y temas, lo haría”.
pénduloya parece estar agotadoporque hay ha reverdecido es la prosa... pal con una entrada de 300 pesos. ¿Qué le Hablemos de la llamada “vanguardia”,
total ausencia de obras que reflejen la “Sí, pero los-chilenossomos malos para parece?” lo que hacen directores como VicenteRuiz,
contingencia”. la prosa. Sacando a Donoso y unas páginas Buena idea. Benjamín Calemiri y Gregory Cohen.
Este no atreverse jes lo que provoca de Edwards, la novela chilena es tísica y Por estos meses muchas salas aparecen “Para mí son tendencias pasajeras he-
este alud de teatro visual? romanticona,me suena provinciana,caren- vacbs. jA qué se debe esa pobreza? chas por una generación que quedó afuera.
“Exactamente. Es un teatro donde la te de coraje”. “A que el teatro que se muestra hoy no Pero no niego que hay cosas interesantes
palabra arranca como de la peste, ella Siendo usted militante y dramaturgo refleja nuestra realidad y cuando la gente como las que hacen Galemiri y Cohen”.
parece estar prohibida. Se oculta tras una j p o r qué no escribe un texto que hable de no se ve en escena respondecon ausencia”. ¿Qué le falta al teatro para estar a la
máscara. Es claro que a mí me encantsnn nuestro pasado? Esto sería, entonces, una especie de altura de la historia?
los trabajos de un Andrés Pérez o del Teatro “Le confiesoque me cuesta. Lo impor- reclamo silencioso. “Coraje y esa ira sana que hay que tener
del Silencio de Mauricio Celedón. Pero lo tante es encontrar la forma para esos con- “Claro. Vea los titulos de los teatros. La en el corazón para poder decir la verdad“ 0
malo es que esta moda la siguen otros tenidos. Hay un hecho importante que es Única excepción es la de Egon Wolff que
grupospor inercia Además, tanto y la universalidad, el punto en que hay que trabaja muy bien la palabra y su Última CARLOSMFLLA
~~ ~ - ~~~~