Vous êtes sur la page 1sur 16

División De Ciencias Políticas y Humanidades

Licenciatura en Humanidades
Especialidad de Filosofía

Protocolo De Tesis:
Trascendencias y Demarcaciones de la noción de Justicia: La formación
del Estado en la Modernidad desde el Pensamiento Político de Thomas
Hobbes.

Para obtener el grado de


Licenciado En Humanidades

PRESENTA:
Manuel Armando Ku Madrigal

Director:
M. en Hum. Fidel Argenis Flores Quiroz

1
Introducción
El presente trabajo pretende ofrecer un análisis meticuloso del concepto de justicia y
su importancia para la formación del Estado, basándome en el pensamiento de Thomas
Hobbes, filósofo inglés que fungió como el parteaguas de la tradición naturalista y
positivista, quien desarrolló su teoría política en la época moderna.
La justicia es uno de los valores éticos más importantes y fundamentales en los que
se basa la sociedad para el buen vivir y el buen convivir (o sobrevivir). Pero ¿cuál es la
génesis de la justica?
Si en un intercambio una de las partes recibe de la otra [del
otro] menos de lo que corresponde por lo que ha entregado a
ésta, se dice que el intercambio no es justo. Si se supone que
pertenecen a una persona o a una cosa ciertas propiedades que
se le niegan o retiran, se dice que tal negación o tal
sustracción no son justas. He aquí dos de las fuentes que
suelen dar origen a la idea de la justicia: una es la igualdad (en
determinados respectos) entre dos partes; la otra es la
posesión por una persona o cosa de lo que le corresponde y la
restitución a una u otra de semejante posesión. (Ferrater,
1965: 1039)

A menudo empleamos frases como “es justo y necesario”, “ya era justo que
llegaras”, “justo a tiempo”, entre otras, pero ¿de verdad conocemos el sentido de las
palabras que estamos enunciando? Si somos un poco analíticos, podemos darnos cuenta; de
que las proposiciones antes mencionadas tienen un punto en común: Todas convergen en el
empleo de la palabra justicia; pero ¿Qué es justicia? ¿Qué es ser justo? ¿Cómo sé que soy
justo? ¿Cuándo sé que soy justo?

Esta investigación tiene como finalidad responder a dichas interrogantes de una


manera histórica y cronológica (época antigua y medieval), pero centrándome más en la
época moderna (en el siglo XIV); sin dejar a un lado las repercusiones filosóficas en el
tiempo contemporáneo, porque al fin y al cabo es uno de nuestros objetos de estudio, a
saber: las repercusiones del pensamiento político de Thomas Hobbes en la primera mitad
del siglo XXI.
2
La justicia en nuestros días es un concepto del cual se habla mucho y se practica poco. En
la mayoría de casos, cualquier acción tiende a la parcialidad, es decir, el ser humano busca
sacar ventajas del otro. Trasladándonos al engranaje político-social, la situación se torna
crítica. En la actualidad, los sujetos que tienen la batuta de ser los árbitros de la sociedad,
los llamados políticos, parece que son todo menos el sustantivo que se les ha asignado (o se
han “ganado”); porque no solucionan las problemáticas a las cuales nos enfrentamos y en la
mayoría de los casos, las empeoran. Pero dejando a un lado las carencias políticas que son
más que evidentes, hay que razonar si en la cotidianeidad, es decir, como individuos
pertenecientes a una sociedad, somos o actuamos de una manera parcial o tendemos a la
imparcialidad. ¿Cómo saberlo? ¿Quién nos lo hará saber? Hobbes dio una respuesta en su
tiempo.

Antecedentes
Nos basamos en los filósofos: Sócrates, Platón, Aristóteles, San Agustín y Santo Tomás de
Aquino. Es pertinente señalar que estos autores no son los únicos filósofos que se
aproximan a la investigación de la formación del Estado. Sin embargo, me apoyo en ellos
por ser los pensadores más representantes de cada período filosófico.
La escuela que dejó Sócrates fue encabezada por Platón. A pesar de que no se
cuenta con manuscritos de Sócrates, se sabe por medio de su alumno Platón, un poco de su
pensamiento, específicamente en los textos llamados Diálogos.
Un ambiente hostil y bélico era lo que se seguía respirando en el periodo clásico, ya
que constantemente había guerras expansionistas, las cuales no cesaron hasta la conquista
romana par de siglos después. En esa atmósfera caótica es en la que se desarrolla el
pensamiento platónico y aristotélico. Una de las grandes aportaciones platónicas a su
tiempo fue esclarecer la pugna (que tenían desde tiempos atrás Sócrates y los sofistas) sobre
la base convencional (lo verdaderamente justo se da a través de un pacto) o natural de la ley
(se da por medio de la naturaleza). Los sofistas apelaban a una especie de contrato social
mientras que Sócrates, y después Platón, a un poder divino. Además, es la formación del
Estado el reflejo o la expresión del Naturalismo. Pensamiento discrepante con los filósofos
del contractualismo (Hobbes, Locke, Rousseau) que siglos más adelante, defenderían por
circunstancias igual de críticas, el pacto convencional, oponiéndose al absolutismo, es
3
decir, llegar al poder, así como lo esbozaba Trasímaco en La República. Lo justo es lo que
le conviene al más fuerte, por ende, es el más fuerte quien debe gobernar.
El pensamiento político platónico como el aristotélico no solo comparten la
concepción del Zoon politikón, sino también la base de la organización política. Dicha
infraestructura debe seguir preceptos virtuosos encabezados por la justicia, la cual es la
virtud política por excelencia. Pero ¿Qué es la virtud? Se pueden tomar dos definiciones del
presente concepto en la filosofía platónica, por un lado, tenemos la definición política, y
por otro, la ética. Ambas definiciones no están separadas una de la otra, sino todo lo
contrario, ya que tienen una estrecha relación.
La explicación política versa en la búsqueda del mejor ordenamiento para vivir en
comunidad “la instauración de una buena organización” (Platón, 415d), mientras que la
segunda definición estriba en tener una buena actitud frente a la otredad, es decir, en contar
con “la mejor disposición; aptitud de un ser mortal encomiable por sí misma; facultad cuyo
poseedor es considerado bueno; justa comunidad de leyes; disposición por la cual lo que
está ordenado es considerado perfectamente honesto” (Platón, 411d). No obstante, hay que
preguntarnos ¿Cuál es la importancia de la virtud en la polis? Aventurándonos a una
primera respuesta y siguiendo la línea del virtuosismo, responderíamos que la trascendencia
radica en la guía armoniosa de los asuntos de la comunidad, es decir, en el actuar cotidiano
de una manera moralmente correcta, y en donde la razón y la formación moral juegan un
rol importante, teniendo también presente la dicotomía entre gobernantes y gobernados,
puesto que son los gobernantes los que de una manera coercitiva se encargan (o encargarán)
de regular al Estado, ya que si cada cual actuara bajo su libertad individual, se cometerían
en su mayoría demasiadas injusticias.
Al ser alumno de Platón, Aristóteles fue el sucesor de su pensamiento político. Entre
las tesis principales en las cuales concuerdan, se encuentra la concepción antes mencionada
del ser social (politikón zóion o zoon politiokón). La naturalidad del origen del Estado
(polis). La idea de política, como la búsqueda de la construcción del mejor Estado (ciudad-
Estado); incluyendo al mejor gobierno y al mejor gobernante.
El ambiente entre guerras no cesaba y después del fin de la ciudad-Estado, puesto
que nunca se tomó como modelo práctico a los ideales platónicos y aristotélicos, se pasó a
la etapa medieval que inició con la caída del gran Imperio Romano de Occidente. En ese
4
contexto apocalíptico, es donde se mantiene como única empresa solvente la iglesia, de la
cual surgen los pensadores más representativos de ese momento, a saber: San Agustín y
Santo Tomás de Aquino. Cada cual desarrolló un gran aporte a la teología y a la filosofía en
general. Sin embargo, son sus teorías políticas enlazadas con la religión, lo que hacen es
llamar la atención de los filósofos medievales.
En San Agustín y para el cristianismo, el concepto de justicia es muy importante. En
la biblia, por ejemplo, frecuentemente se alude y se exhorta a actuar de una manera justa
además de la justicia divina, es decir, Dios, como la expresión exorbitante de la justicia. El
precepto de darle a cada cual lo suyo es la tesis principal. Al igual que con Aristóteles en el
surgimiento de la polis, la justicia se coloca como la virtud magna en la vida cristiana, es
decir, el libre albedrío siempre tiene que tender a los principios de justicia y equidad. La
trascendencia del concepto de justica platónico es sorprendente, porque no solo Cicerón o
San Agustín lo retoman, sino también Thomas Hobbes. La tesis que versa es: sin justicia no
hay ley, y sin ley, no hay Estado. Se ha mantenido hasta nuestros días. Por consiguiente, si
hay desigualdades que devienen en injusticias, no puede tener el apelativo de Estado, sino
de bandas de ladrones a gran escala.
El pensamiento de Santo Tomás de Aquino se caracteriza principalmente por la
cristianización de Aristóteles. Gran parte del soporte de su teoría política y moral es de la
tradición aristotélica. Sin duda, el previo estudio que realizó San Agustín sirvió como
inspiración para desarrollar un planteamiento más elocuente. No obstante, hay que dejar en
claro que la filosofía tomista no es una síntesis aristotélica-agustiniana.
La teoría del Estado tomista retoma la tesis aristotélica que versa en la naturalidad
de la constitución del Estado y en la tendencia del hombre a relacionarse en sociedad.
Existen, empero, cambios que hacen ver al estudio de Santo Tomás más completo en
cuestiones de política y derecho. Aunque la fuente del Estado aquí no se gasta de un motivo
caótico o belicoso, como llegan a proponer Platón y Aristóteles. Simplemente, el hombre
tiene la necesidad de vivir en sociedad y así tener una vida buena. Porque un fin del hombre
es vivir en sociedad y es en sociedad en la que es conducido a vivir virtuosamente, porque
es el obrar, las acciones, aunque moldean la persona del hombre. La conducta del hombre
no solo debe ser recta para los demás, sino también para Dios. El Estado y la sociedad se
encargan de dirigir al hombre hacia el justo camino de la virtud.
5
En los antecedentes, de lo que no se habló y fue hasta la modernidad cuando se matizó en
ello, fue sobre la diferencia entre ley natural y derecho natural. Además del juspositivismo,
corriente a la cual pertenece el autor que abordaremos en este trabajo: Thomas Hobbes. Por
tal motivo, creo que es pertinente realizar una somera investigación sobre el pensamiento
del escritor del Leviatán.

Planteamiento del Problema


El interés por el estudio del concepto de justicia nace por el reforzamiento de los
cursos de formación cívica y ética (ética y valores) en la educación básica y media superior.
Es de destacar que desde hace aproximadamente 10 años, se introdujo de manera
permanente en el plan de estudios de las primarias y las secundarias. Cabe mencionar que
antes solo se llevaba de manera esporádica un curso de educación ética en la primaria
(tercer grado), secundaria (segundo grado) y en la preparatoria (primer grado). Debido
principalmente al ambiente inmoral que en los últimos años ha rondado en las aulas, el
llamado acoso escolar o bullying, la SEP ha tomado cartas en el asunto y en su página web
oficial en la sección de asignaturas primaria, describe la asignatura de la siguiente manera:

La Formación Cívica y Ética que se brinda en la educación


básica se articula en relación con tres grandes ejes formativos:
persona, ética y ciudadanía. Éstos se vinculan estrechamente y
contribuyen a que los educandos tengan una perspectiva
amplia que articula aspectos personales y sociales. Asimismo,
desarrolla el interés de niñas, niños y adolescentes por
participar en los asuntos públicos y favorece su desarrollo
como ciudadanos activos. (Formación Cívica y Ética: 2011)

El objetivo del trabajo pareciera tener muchas aristas, sin embargo, para evitar
relativismos y ambigüedades, esbozaré jerárquicamente los puntos de interés.
La idea principal es conocer desde la óptica hobbesiana, la importancia de la
formación del Estado y la relevancia que adquiere la justicia en dicha empresa, rastrear su
definición de justicia, junto a las trascendencias y las demarcaciones. En segundo lugar,

6
delimitar los alcances que ha tenido su pensamiento político y analizar si han permeado
hasta la actualidad, es decir, si sus tesis planteadas siguen vigentes. Otro punto es develar
qué ideas de la filosofía antigua y medieval permearon o inquietaron al filósofo, para
desarrollar su pensamiento político. Recordemos que la filosofía antigua y medieval se
caracterizó por su cosmovisión naturalista, y al entrar a la modernidad, se cambia el
paradigma con el positivismo. Finalmente, no se ve claro cuál es el valor de la justicia y el
Estado, de ahí la necesidad de analizar ambos términos en un pensador político de
renombre, como lo es Thomas Hobbes.
En suma, la propuesta es dar a conocer uno de los valores éticos más importantes
para la sociedad, a saber, la justicia.
Justificación
El interés por la realización del presente trabajo de investigación emerge por la
intranquilidad en la que actualmente vivimos. Los valores morales en nuestro presente han
entrado en crisis. Uno de los valores más importantes, pero a la vez más deteriorados, es la
justicia. En la mayoría de nuestras acciones se obra de una manera parcial, es decir,
buscando beneficiar o perjudicar al otro; debido principalmente a la falta de persuasión
ética- moral en la sociedad. Por tal motivo, el trabajo va dirigido a la sociedad en general.
La relevancia del trabajo estriba en tratar de hacer conciencia ética y política en las
personas. El beneficio que tendrán quienes se topen con la tesis es la actitud crítica hacia
las problemáticas sociales y políticas que surgen en el peregrinar cotidiano. El preguntarse
qué está pasando en la actualidad de nuestro país, o reflexionar sobre ello, son objetivos
que se pretenden alcanzar.

El alcance académico del estudio versa en la formación ética y política que fungirá
como base y preparación para los ciudadanos, retomando la idea griega que se basaba en
educar a los políticos en potencia para asegurar un buen futuro en la sociedad. Pero aunado
a la enseñanza de la ciencia política, la enseñanza de las virtudes morales complementará la
formación de los mejores ciudadanos. La importancia en la enseñanza ética y política de los
ciudadanos no solo estriba en la formación de futuros gobernantes, sino también para que
deliberen en la formación de las leyes del Estado, las cuales serán leyes que le convengan al
mayor número de individuos, así el legislador lo impondrá a toda la multitud. Las leyes que
7
se inscriben deben respetar a la justicia. Por otro lado, deben ser lo más parcial que se
pueda. Porque la justicia y la cooperación social tienen un fuerte vínculo, ya que es por
medio del común acuerdo, que se trata de ser lo más justo posible en una comunidad, por
eso la justicia es base de la estructura comunal. Pero ¿Qué pasaría si las niñas, los niños y
los adolescentes no fueran instruidos con la asignatura de formación cívica y ética? Pues al
llegar a la mayoría de edad y ser pertenecientes a la deliberación del estado, se caería en la
pleonexia y en la imparcialidad, ya que al no haber recibido una formación moral, cada cual
de una manera subjetiva realizará sus actos de la manera como más le convenga, es decir,
no se respetaría la justicia y no respetar la justicia en el Estado es proporcional a vivir en un
estado de guerra.

Objetivo General

 Identificar la importancia del concepto de justicia en la formación del Estado desde


el pensamiento de Thomas Hobbes, mediante la revisión de sus obras pertenecientes
al campo de la filosofía política, para proponer la práctica del valor ético y una
deliberación en la sociedad política mediante una base teórica.

Objetivo Particular

 Buscar la relación que tiene el concepto de justicia con la formación del Estado.
 Explicar la diferencia entre el jusnaturalismo y el juspositivismo; así como también
entre Ley y Derecho.
 Describir y analizar el estado de naturaleza y el estado civil; para conocer la
importancia que tiene cada uno con el concepto de justicia.
 Investigar los alcances políticos y juristas que ha tenido el pensamiento de Thomas
Hobbes en la época contemporánea.

8
Hipótesis
Partiendo de la pregunta ¿Cuáles son las trascendencias y demarcaciones de la noción de
justicia? concluimos en la necesidad de la justicia como mediadora para la instauración de
un buen Estado; lo cual nos lleva a afirmar la siguiente hipótesis que sostendremos durante
nuestra investigación: La noción de justicia es necesaria entre los individuos, para crear un
buen Estado, y por ende, vivir en armonía.

Marco Teórico
La investigación tomará como base la filosofía de Thomas Hobbes y su influencia

de la filosofía antigua griega y la filosofía medieval. Es decir, el pensamiento de Platón,

Aristóteles, San Agustín y Santo Tomás de Aquino. La investigación se desarrolla

partiendo de la tesis Aristotélica que versa en el Zoon Politikon; hilo conductor que

seguiremos desde Platón hasta Santo Tomás de Aquino. Es necesario recalcar que la

dualidad entre justicia y Estado se mantiene con los pensadores antes mencionados. Sin

embargo, ya en Thomas Hobbes, la pugna trasciende al enfrentarse la dicotomía entre

derecho natural y derecho positivo, es decir, el jusnaturalismo y el juspositivismo. Será la

línea naturalista, la que se seguirá hasta llegar a la modernidad, en donde cambia con la

teoría de Thomas Hobbes, que si bien se le ha atribuido como naturalista, mantiene también

tintes positivistas.

En la transición de la Edad Media a la Edad Moderna, hubo variaciones en la


concepción iusnaturalista, dicen los expertos en la teoría política que se dio la
modernización del iusnaturalismo, pero no fue principalmente con Thomas Hobbes, sino
con otros pensadores como Johannes Althusius y Hugo Groccio.

9
Altusio no estaba muy lejos de afirmar que la asociación de los
hombres en grupos es simplemente un hecho natural, que
constituye una parte tan intrínseca de la naturaleza humana como
cualquier otro, y por lo tanto, que una sociedad no era –en la
expresión de Hobbes- “un cuerpo artificial” que debiera explicarse
por causas exteriores. La idea del contrato no era muy adecuada a
la expresión de este pensamiento, pero concordaba perfectamente
con el individualismo que caracteriza a todas las teorías
iusnaturalistas, especialmente las posteriores a los escritos de
Hobbes (Sabine, 2012:325).
Por otra parte, el principal aporte de Hugo Grocio fue continuar con la concepción

aristotélica del derecho natural.

Y lo que dice aquí el Filósofo, y sigue el Poeta: Ni la misma


naturaleza puede discernir entre lo justo y lo inicuo, no debe
admitirse en manera alguna, porque el hombre es cierto que es
animal, pero es el animal más excelente, mucho más distante de
todos los demás que las especies de ellos distan entre sí, de lo cual
dan testimonio muchas acciones propias de la especie humana.
Y entre las cosas que son propias del hombre, está el deseo de
sociedad, esto es, de comunidad; no de cualquiera, sino tranquila y
ordenada, según la condición de su entendimiento, con los que
pertenecen a su especie: a la cual llamaban los Estoicos. Luego lo
que se dice, que todo animal es arrastrado por la naturaleza
únicamente a su provecho, no puede concederse así, tomado tan
universalmente (Grocio, 1925:10).
Además, que otros filósofos como Maquiavelo, Rousseau o Locke propusieron
teorías políticas similares a la de Thomas Hobbes, pero no abordaron genuinamente el tema
del iusnaturalismo, de ahí su relevancia al considerarlo como un precursor de la filosofía
política.

10
Metodología de la Investigación

La investigación tendrá una delimitación temporal. Abarca esporádicamente la época

antigua y la medieval, para luego centrarse en la modernidad.

La información recabada será extraída de libros físicos y electrónicos. Los libros

base se encuentran en la biblioteca universitaria; sin embargo, la falta de libros importantes

del campo de la política es un gran problema, pero, gracias al avance tecnológico, algunos

libros se pueden encontrar disponibles de manera digital.

Para la realización de la investigación sobre el concepto de justicia y sus

implicaciones en el Estado en Thomas Hobbes, el primer paso será la búsqueda de la

bibliografía correspondiente, es decir, textos del autor y otros que tengan relación con el

tema. Los segundos formarán parte de los antecedentes, mientras que los primeros son la

esencia del trabajo, ya que la mayoría de los libros de Hobbes son de corte político-jurídico,

la información es vasta para cumplir y satisfacer las expectativas de la investigación.

Impacto Esperado

Al concluir el trabajo, se espera que no solo sirva como un texto introductorio en el campo

de la política, ética o del Derecho, sino que también sea de utilidad en el deber hacer

humano. Principalmente en los ciudadanos en potencia, pero también para cualquier otra

persona, porque la formación ética debe ser un aprender constante.

Por otra parte, la elaboración de trabajos que pertenezcan al conjunto de la política desde el

punto de vista filosófico es muy escasa, y más, con un filósofo como lo es Thomas Hobbes,

por lo que el estudio es muy relevante. Además, que será de utilidad para alumnos

11
universitarios de licenciaturas como: Humanidades, Relaciones Internacionales, Gobierno y

Gestión Pública y Derecho.

Índice Tentativo

1. Antecedentes Históricos.

1.1 El contexto del Período Clásico en la Grecia Antigua.

1.2 El pensamiento moral de Platón: La importancia de las virtudes en el Estado.

1.2.1 La Justicia como máxima virtud.

1.3 El pensamiento político de Platón: El origen del Estado.

1.3.1 La trascendencia de la Justicia en el Estado.

1.4 Aristóteles y su política.

1.4.1 La gran moral aristotélica.

1.5 El contexto de la Edad Media.

1.6 La filosofía política de Agustín de Hipona.

1.7 El Aristotelismo del medievo en Santo Tomás de Aquino.

1.7.1 La teoría del Estado Tomista.

2. La teoría política de Thomas Hobbes: La formación del Estado en la Modernidad y

sus relaciones con la Justicia.

3. Thomas Hobbes Vivo: La vigencia de su filosofía en la época contemporánea.

12
Cronograma de Actividades.

Actividad /Tiempo Enero Febrero Marzo Abril Mayo



semana
Búsqueda de la bibliografía 4ª
Esbozo del itinerario de lecturas. Semana
Comienzo de la realización de las
lecturas en orden de importancia. 1ª semana
Investigación de los antecedentes
históricos. 2ª semana
Redacción de los antecedentes
históricos para el protocolo. 3ª semana

Elaboración del Protocolo de Tesis. 4ª semana 1ª semana

Entrega del protocolo para revisión. 2ª semana


Correcciones del protocolo. 3ª semana
Continuación de las lecturas para la
tesis. 4ª semana 1ª semana

Presentación del protocolo. 2ª semana


Terminación de las lecturas
correspondientes al primer capítulo. 3ª semana y 4ª semana 1ª y 2ª semana

Actividad Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

/Tiempo

Inicio de la 1ª a la 4ª

redacción del semana

primer

13
capítulo.

Finalización 1ª y 2ª

del primer semana

capítulo.

Correcciones. 3ª y 4ª

semana

Versión final 1ª y 2ª

del primer semana

capítulo.

Investigación 3ª y 4ª 1ª y 2ª

sobre los semana semana

temas del

segundo

capítulo.

Extracción de 3ª y 4ª

citas para el semana

segundo

capítulo.

Comienzo de 1ª a la 3ª

la redacción semana

del segundo

capítulo.

Finalización 4ª

del capítulo semana

14
segundo.

Correcciones. 1ª semana

Inicio del 2ª a la 4ª

último semana

capítulo.

Entrega de la 2ª semana

tesis.

Bibliografía.

Aristóteles. (1985). Ética Nicomaquea. Madrid: Gredos

_____. (2002). La Retórica. Madrid: Alianza.

_____. (1988). La Política. Madrid: Gredos.

Grocio, Hugo. (1925). Del Derecho De La Guerra Y La Paz. Tomo I. Madrid: Reus.

Hobbes, Thomas. (1992). Dialogo entre un filósofo y un jurista y escritos

autobiográficos. Madrid: Tecnos.

_____. (2000). De Cive. Madrid: Alianza.

_____ Elementos del Derecho Natural y Político. Madrid: Alianza.

_____. (2014). Leviatán o La Materia, Forma y Poder De Una República, Eclesiástica

y Civil. México, D.F: Fondo de Cultura Económica.

_____ (1991). Libertad y Necesidad y Otros Escritos. Barcelona: Península.

Platón. Diálogos. Obra completa en 9 volúmenes. Madrid: Editorial Gredos.

San Agustín. (2013). La Ciudad de Dios. Madrid: Tecnos.

_____ (2014). Confesiones. Madrid: Alianza.

Santo Tomás. (2001). Suma Teológica I. Madrid. Biblioteca de Autores Cristianos.


15
_____ (1993). Suma Teológica I-II. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos.

_____ (1861). Gobierno Monárquico. Sevilla: Imprenta y Librería de A. Izquierdo.

Bibliografía Secundaria.

Ferrater Mora, José. (1965). Diccionario de filosofía. Buenos Aires: Montecasino.

H. Sabine, George. (2012). Historia de la Teoría Política. México, D.F: Fondo de Cultura

Económica.

Secretaría de Educación Pública. (2011). Formación Cívica y Ética. México, D.F: SEB.

Recuperado de http://www.curriculobasica.sep.gob.mx/index.php/formacion-civ-3

16