Vous êtes sur la page 1sur 23

Antenas

Yaguis uhf y vhf Yaguis 10 metros Yaguis 11 metros

 Uhf 6 elementos  5 elementos  4 elementos BC


 Uhf 4 elementos  
 Vhf 4 elementos
 Vhf 13 elementos
 yagui 3
elementos 52 mhz

Dipolos y V invertidas Cúbicas, Delta loop y Cuad Verticales

 Vhf en tiempo real  10, 15 y 20 mts


 Galería de fotos  Verticales
 Delta loop 40  40, 80 y 160 loop
mts  Verticales y
acccesorios
 Dipolo corto para 
160 m por XE3RN
 Dipolos por
XE3RLR
 Dipolos 10 .....80mts
 Dipolo p/ 40 y 80 mts
 160 mts
 Dipolo 40-80mts
 Antenas G5RV

Proyectos de Antenas Software de Diseño Información

 Proyectos  Antenas  Tipos de antenas


 Antenas p/ 160 mts.  Software y antenas  Espectro radio
 Antenas y accesorios  Soft antenas eléctrico
 Antena Elmer  Antenas y software  Antenas y productos
 Antenas y proyectos   Algo sobre antenas
 Yaguis, verticales y  Altura de antenas y
jpole coaxiales
 Selector de antenas  Equivalencias de
 Balun 4:1 Ganancia tensión y
 Antena activa sintonía potencia
remota  Teorías
  Radio escucha SWL

Fabricantes Diseño de Gamma para Antenas con linea abierta

 Antenas y accesorios Antenas direccionales  Antenas G5RV


 Fabricantes y 
accesorios 
 Antenas Sommer 
 Antenas y algo más
 6 metros loop

Mi antena Delta loop para 40 mts

Tienda virtual de partes electrónicas


Conexiones y configuraciones de pines de
micrófonos

Coaxiales

Tabla para construir dipolos

Teorías sobre antenas

Antena dipolo rígido rotativo para 40 mts con elementos


capacitivos
REALIZA TUS CALCULOS ELÉCTRICOS EN LINEA
COLOR DE LAS RESISTENCIAS, RESONANCIA, INDUCTANCIA, ALCANCE, ATENUACIÓN, PÉRDIDAS, COAXIALES,
LONGITUD DE ONDA, FRECUENCIA ETC.

Tabla de ganancia de antenas comunes

Realiza tus calculos en tiempo real

DECIBELIOS
DECIBELIOS DE
DE
GANANCIA
GANANCIA
SOBRE UN
TIPO DE ANTENA SOBRE UN
RADIADOR
DIPOLO DE
ISOTRÓPICO
1/2 ONDA
dBi
dB
Radiador - 2.1 0.0
Isotrópico
Ground Plane 1/4 de
onda 0.3 1.8
Dipolo de 1/2 onda 0.0 2.1
Vertical 5/8 de onda 1.2 3.3
Cuadra un elemento
(Loop) 2.0 4.1
Yagui 2 elementos 5.0 7.1
Yagui 3 elementos 8.0 10.1
Yagui 4 elementos 10.0 12.1
Cuadra 2 elementos 7.0 9.1
Cuadra 3 elementos 10.0 12.1
Yagui 5 elementos 12.0 14.1

La Antena
Una Antena convierte la energía eléctrica de alta frecuencia, entregada por el
transmisor, en ondas electromagnéticas que pueden viajar por el espacio, llevando la
información hacia uno o varios receptores.

Cuando Hertz realizó sus primeros experimentos sobre la transmisión inalámbrica de


ondas electromagnéticas, empezó a utilizar las antenas. Pero las antenas, tal como las
conocemos hoy, se originaron en los experimentos de Marconi y Popov, que
desarrollaron las primeras tecnologías sobre este importante aspecto de las
radiocomunicaciones.

Una antena es básicamente un pedazo de material conductor que está conectado al


transmisor. Este conductor es generalmente un alambre de cobre o una varilla de
aluminio, material muy utilizado debido a su buena resistencia y bajo peso.

Una antena, para que cumpla su función correctamente, debe tener un determinado
tamaño, forma y estar construida con materiales especiales.

¿Cómo funciona una Antena?

Las antenas se basan en el principio de la radiación producida al circular una corriente eléctrica por un
conductor. Esta corriente produce un campo magnético alrededor del conductor, cuyas líneas de fuerza
están en ángulo recto con respecto al conductor y su dirección está determinada por la dirección de la
corriente. Este campo magnético es variable y sigue las mismas ondulaciones de la corriente eléctrica de
alta frecuencia que se le entrega a la antena.

Cuando el transmisor entrega la señal de corriente alterna, ésta aumenta desde cero voltios hasta su
máximo valor. Así al llegar al pico máximo de voltaje, la antena adquiere una carga eléctrica positiva.
Esta carga produce a su alrededor un campo eléctrico. Cuando la señal de corriente alterna empieza a
decrecer de su máximo valor hacia cero, el campo eléctrico también decrece.

Por lo mismo podemos concluir que en una antena existen un campo eléctrico y un campo magnético
simultáneos que siguen las variaciones de la señal entregada a ella, y que además son perpendiculares
entre sí.
Así resulta una radiación de energías eléctrica y magnética que se unen para formar las ondas
electromagnéticas.

El tipo de antena más sencillo consiste en un conductor de suficiente longitud para permitir que la carga
eléctrica se desplace de un extremo a otro y viceversa durante cada ciclo de la señal de radiofrecuencia.
Se dice entonces que ese conductor es una antena de 1/2 longitud de onda.

Hay dos tipos principales de antenas: La antena tipo Hertz, que consiste en una antena horizontal aislada
de la tierra con un tamaño de 1/2 longitud de onda de la frecuencia que se desea transmitir. Esta antena
está formada por dos alambres y recibe popularmente el nombre de antena dipolo.

El otro tipo de antena es el tipo Marconi, que utiliza como uno de sus polos la tierra, y mide 1/4 de la
longitud de la onda para transmitir. Este tipo de antena se monta en forma vertical ( La banda de
frecuencias CB, de aproximadamente 27 Mhz, corresponde como hemos visto a una longitud de onda de
11 mts. Por lo tanto, la correspondiente antena de varilla de 1/4 de onda deberá ser de 2.75 mts.

De lo anterior deducimos que a longitud o tamaño de las antenas está directamente relacionado con la
frecuencia de la señal que se va a transmitir. Mientras más alta la frecuencia, menor es la longitud de
onda, y más pequeña debe ser la antenL

Las antenas poseen diferentes características con las cuales se puede medir su calidad. Las principales
características que se deben tener en cuenta son : Impedancia, directividad, ganancia, polarización, y el
ancho de banda.

Impedancia de una Antena

El valor de la impedancia de una antena es la resistencia que ésta presenta en su punto de conexión a la
señal de corriente alterna que le llega del transmisor por la línea de transmisión. Esta impedancia debe ser
igual a la impedancia de la línea de transmisión para que haya una máxima transferencia de energía.

La impedancia se mide en ohmios y el valor adoptado universalmente para las antenas de los equipos de
radio es de 50 ohmios. Cuando la impedancia de la antena es de un valor diferente se utillzan bobinas o
transformadores con el fin de acoplar esas impedancias.

Directividad

De acuerdo a su posición y forma, una antena irradia la energía entregada por el transmisor en una
disposición específica. Esta disposición recibe el nombre de patrón de radiación o directividad. Según
este parámetro, existen dos grupos de antenas: Las antenas omnidireccionales, que son las que irradian las
ondas en forma casi uniforme en todas las direcciones, y las antenas direccionales, que concentran la
energía en una sola dirección. Este patrón de radiación se refiere teóricamente al espacio libre sin tener en
cuenta los obstáculos que pueda encontrar la señal.
Ganancia

Teniendo en cuenta el patrón de radiación, se dice que una antena tiene ganancia no en el sentido que
amplifica la señal recibida del transmisor, sino que la concentra hacia una sola dirección, o que hace ver
como si la señal fuera emitida con una potencia mayor. Este es el caso de las antenas direccionales que
dirigen sus ondas hacia un sólo sector, llegando la señal
con más fuerza que si fuera emitida por una antena omnidireccional.

La ganancia de las antenas se mide en decibeles, que es la unidad de medida adoptada para este tipo de
parámetros. A mayor cantidad de decibeles, mejor calidad de la antena. Para determinar la ganancia se
establece la intensidad en un punto, irradiada por una antena omnidireccional sin ganancia y la intensidad
de la señal emitida por la antena direccional. La relación de estas señales se utiliza para obtener los
decibeles de ganancia.

Polarización

La polarización de una antena se refiere a la dirección del campo eléctrico dentro de la onda
electromagnética emitida por ésta. Las antenas verticales emiten un campo eléctrico vertical y se dice que
están polarizadas verticalmente. Las antenas horizontales tienen, por lo tanto, polarización horizontal.

Para que haya una buena comunicación entre dos estaciones, éstas deben tener el mismo tipo de
polarización. En el caso de la Banda Ciudadana, se utilizan preferiblemente las antenas verticales tanto
para las estaciones fijas, como para las estaciones móviles.

Tipos de antenas para Banda Ciudadana


Los tipos básicos de antenas para Banda Ciudadana son: las de látigo vertical, las coaxiales, las de plano
de tierra y las de haces verticales.

Las de látigo vertical reciben ese nombre debido a su flexibilidad y movimiento, y se utilizan
principalmente en las instalaciones móviles o vehiculares. La antena coaxial se usa principalmente para
instalaciones fijas de base, pero se utilizan en algunos casos para operación móvil. Su construcción es
más compleja y casi no se ha popularizado su uso.

La antena de plano de tierra es la más popular entre los tipos básicos en todas las instalaciones de Banda
Ciudadan. Esta antena, en su forma básica, es omnidireccional y no tiene ganancia. Sin embargo, con
algunas modificaciones se le puede introducir ganancia y hacerla semidireccional. Esta es la antena más
económica y con un rendimiento muy aceptable para comunicados locales y aún internacionales. Estas
antenas se utilizan especialmente en las estaciones fijas o bases.

La antena de haces verticales está formada por varios elementos en forma de parrilla o arreglo de varillas
paralelas. En su forma es muy similar a las antenas que se utilizan para los receptores de televisión; estas
antenas reciben el nombre de "YAGI", debido a que fueron ideadas por los japoneses Yagi y Uda.

Tipos de antenas para Radioafición

Los principales tipos de antenas que utilizan los radioaficionados en las bandas de HF son la dipolo, la
vertical, la direccional (YAGI) y la cúbica.

La antena dipolo es la más sencilla que se puede construir y está derivada de la forma fundamental de
antena formada por un solo conductor cuya longitud es igual a la mitad de la longitud de onda de la señal
transmitida. Esta antena está formada por dos conductores cuya longitud total es igual a la longitud de
media onda de la señal. Los conductores están aislados en los extremos de cualquier superficie
conductora y separados en el centro por otro aislador. De estos dos terminales centrales se conecta la línea
de transmisión que va al equipo.
Debido a que, cada banda de HF (80 m, 40 m, 20 m, 10 m, etc.) tiene una longitud de onda diferente,
necesitaríamos una antena dipolo para cada una de ellas, lo que ocuparía mucho espacio y haría muy
difícil su conexión al transmisor. Para superar esta dificultad, se pueden construir antenas dipolo
multibanda, es decir, que funcionen en todas las bandas y que tengan una sola línea de transmisión.
Existen básicamente dos formas para fabricar una antena dipolo multibanda: en el primer caso se instalan
varios dipolos utilizando los mismos mástiles o soportes y el mismo cable coaxial; y en el segundo caso
se utiliza un solo alambre y el sistema de trampas sintonizadas, las cuales corresponden a una serie de
bobinas y condensadores.

Las antenas verticales se utilizan principalmente en casos de problemas de espacio o montaje y para uso
en vehículos de todo tipo. Existen dos tipos básicos de antenas verticales: la antena vertical conectada a
tierra y la antena vertical con plano de tierra. La antena vertical conectada a tierra debe tener una longiutd
aproximada de media onda y la antena con plano de tierra se puede construir con una longitud de un
cuarto de onda, pero además posee en su parte inferior unl plano de tierra formado por alambres gruesos o
por tubos de aluminio delgados que se distribuyen en forma radial. Este plano de tierra metálico simula o
reemplaza el efecto de la superficie de la tierra en el proceso de creación de las ondas electromagnéticas
en la antena. Igualmente, estas antenas verticales pueden ser construidas multibanda a través del uso de
circuitos resonantes (bobinas y consensadores intercalados) colocados en puntos específicos de la antena.

Las antena direccional para radioafición más difundida es la tipo "YAGI", compuestas por un elemento
principal, derivado de la antena dipolo y de varios elementos adicionales llamados parásitos, que reciben
la energía por inducción del elemento principal y refuerzan su transmisión en el mismo sentido.

En las antenas direccionales tipo YAGI la señal se concentra en una sola dirección tanto de transmisión
como de recepción. Se construyen con dos o más elementos dependiendo de la ganan cia que se desee
obtener. Los elementos que están detrás del elemento principal se llaman reflectores y los que están al
frente se llaman directores.

En las antenas direccionales tipo YAGI también se utiliza el sistema de trampas con el fin de recortar los
elementos y facilitar así su construcción y montaje.

Estas antenas se instalan generalmente en una torre de hierro y tienen en su parte central un soporte que
va montado en un rotor o mecanismo giratorio accionado desde el sitio donde se opera la estación. Allí
por medio de un control se ubica la antena hacia la dirección donde deseamos establecer uno o varios
comunicados.

Las antenas direccionales cuádricas o cúbicas están formadas por cuadros de alambre sostenidos por
elementos aislantes en forma de cruz. Cada cuadro tiene una longitud de un cuarto de onda por cada lado.
En la configuración más común se tienen dos cuadros; uno se utiliza como elemento principal o excitador
y el otro como reflector. Este tipo de antena es muy popular debido a su fácil construcción, bajo peso y
gran rendimiento para comunicados lejanos. En cuanto a ganancia, se puede comparar una cúbica de dos
elementos con una YAGI de tres elementos. Este tipo de antena fue desarrollada por Clarence Moore en
1942 cuando trabajó como ingeniero para la emisora HCIB en Quito, Ecuador.

Una de sus principales limitaciones es su gran tamaño cuando se trata de la banda de 40 metros y aún en
la de 20 metros, por lo que se recomienda inicialmente utilizarla en las bandas de 15 y 10 metros en
configuración multibanda.

Propagación de Ondas Electromagnéticas

Las ondas cortas entre 3 y 30 Mhz se propagan principalmente por medio de la reflexión o rebote en una
capa de la atmósfera llamada Ionosfera. En esta capa el aire está electrificado o ionizado y es cargado por
la luz ultravioleta que emite el sol. Debido a que esta carga refleja las ondas de radio con ciertas
frecuencias, u na nifruma parte de la señal utiliza la onda directa que sigue la superficie de la tierra.

La teoría de esta capa fue sugerida inicialmente por los cientfficos Kennely y Heaviside, ya que de otra
forma no era posible que se lograran comunicaciones a distancias tan grandes como se habían obtenido.
En 1925 esta teoría fue plenamente comprobada y los diferentes experimentos demostraron que esta capa
es como un espejo o un techo que tiene características eléctricas, y que refleja mejor las ondas de radio
con frecuencias entre 3 y 30 Mhz aproximadamente.

La capacidad de reflexión de la ionosfera depende de la cantidad de ionización que le producen los rayos
ultravioletas provenientes del sol. Como la radiación ultravioleta es muy variable, la reflexión de las
ondas también es muy variable y las comunicaciones se hacen muy dependientes de varios factores
atmosféricos.

Debido a esto, no es lo mismo una comunicación en cierta banda de onda corta de día que de noche, y
tampoco es lo mismo en las diferentes estaciones del año.

Se toma como la ionosfera a una región comprendida entre los 50 y los 400 kilómetros por encima de la
Tierra, y está formada a su vez por varias capas o regiones, llamadas la región D, la región E y la región
F, que a su vez está formada por dos capas, la capa F1 y la capa F2.

La capa F2 es la capa más alta de la ionosfera, se encuentra a una altura aproximada entre los 200 y los
400 kilómetros de la Tierra y es la principal región encargada de reflejar las frecuencias más altas. Esta
capa aparece cuando sale el sol y es la más ionizada de todas. Su ionización aumenta gradualmente en el
día y desaparece en la noche.

La capa F1 se encuentra a una altura entre 160 y 240 kilómetros y existe solamente durante el día. Esta
capa permite el paso de algunas ondas que se reflejan en la capa F2 pero también es la encargada de
reflejar la mayoría de las frecuencias de HF. Durante la noche se va desvaneciendo y se confunde con la
capa F2, formando una capa llamada F que permanece durante casi toda la noche.

La capa E está a una altura aproximada de 100 kilómetros y su ionización depende directamente del
ángulo con que le lleguen los rayos del sol; por lo tanto alcanza su máximo valor de ionización hacia las
horas del mediodía. Esta capa desaparece totalmente durante la noche.

Debajo de la capa E está la capa D, a una altura aproximada entre 50 y 65 kilómetros y no interviene en la
reflexión de las ondas, sino que por el contrario, produce una absorción de cierto tipo de frecuencias
durante algunas horas del día.

Como se puede ver la conformación de estas capas es muy variable y dependiente de las condiciones de la
energía del sol y de otro factores planetarios. Por lo tanto, las comunicaciones entre radioaficionados
tienen cierto aspecto de aventura; no se puede asegurar nunca cuándo se va a establecer una buena
comunicación entre dos sitios definidos. Esa es una de las partes interesantes de esta técnica y
pasatiempo.

Las Manchas Solares

Después de muchas investigaciones, experimentos y estudios se logró comprobar que hay un ciclo de
muy buenas comunicaciones en onda corta que ocurre cada once años. Se ha demostrado que estos ciclos
coinciden con las manchas solares, que son unos puntos negros que apacecen en la superfície del sol.

Realmente la mancha solar es una depresión en la superficie del sol, con una profundidad de varios miles
de kilómetros; su temperatura es mucho menor que la temperatura normal de la superficie del sol y emite
más o menos la mitad de la luz que éste. Estas manchas aparecen en grupos y tienen un diámetro de
128.000 kilómetros aproximadamente.

Esta actividad de aparición de las manchas solares es cíclica con un intervalo de 11 años, durante el cual
aumentan desde muy pocas hasta un número máximo, y luego van desapareciendo hasta llegar a una
cantidad mínima. La actividad de las manchas solares se ha registrado desde el ano de 1750 hasta la
fecha, logrando establecer curvas muy claras sobre su amplitud, duración, tiempos de ascenso y descenso.

Este mismo ciclo se presenta para la propagación, ya que a mayor cantidad de manchas solares, es mayor
la radiación ultravioleta y aumenta la capacidad de reflejar las ondas de radio con frecuencias hasta de
40045 Mhz.

A veces el comportamiento de la radiación solar no es muy regular y se presentan alteraciones de carácter


transitorio de poca duración. Estas alteraciones crean perturbaciones en la propagación de las ondas de
radio, e incluso llegan a anular completamente las comunicaciones en todas o ciertas bandas de onda
corta.

Zona de Silencio
Si una persona sintoniza un transmisor de onda corta en una determinada señal o frecuencia y se va
alejando de la emisora, notará que la señal va perdiendo fuerza hasta que desaparece totalmente. Si
supuestamente se sigue alejando digamos que varios cientos o miles de kilómetros llegará el momento en
que volverá a escuchar la misma señal y quizás con mucha fuerza.

A este espacio donde no se escucha nada se le ha llamado zona de silencio o zona muerta, ya que en él no
hay transmisión.. Esto se debe a que la primera señal que captó cerca del transmisor llegaba por medio de
las ondas terrestres o de superficie, las cuales se van rebajando rápidamente debido a los obstáculos que
encuentran a su paso. Cuando vuelve a captar la señal ha encontrado la señal reflejada en la ionosfera.

Por eso es muy común en las transmisiones de radioaficionados, lograr comunicaciones fáciles con países
situados en otros continentes y tener dificultades para comunicarse con algunos países cercanos en el
mismo continente.

Instalación de las Antenas:

Algunos puntos generales a tener en cuenta sobre la instalación de antenas: Aislamiento:


El aislamiento de la antena sirve para proteger las señales de radio-frecuencia de modo
que no escapen a tierra. Por consiguiente, se necesita un buen aislamiento de RF. Tipos
bien conocidos son los aisladores de porcelana vitriada y de pyrex. Si tiene la
posibilidad de elegir, seleccione usted un tipo con nervaduras, porque éstas presentan un
camino más largo a las fugas, cuando su superficie tiende a hacerse conductora debido a
la acumulación de polvo, asi como en tiempo húmedo. Si no le es posible elegir,
siempre podrá colocar un par de aisladores uno tras otro para obtener el mismo efecto.
Los aisladores también pueden ser de fibra de vidrio, teflon, polipropileno y pvc. Se
procurará que tengan una superficie lisa, a fin de limitar la acumulación de polvo y
suciedad. Si se utiliza un árbol como soporte para un extremo de la antena, instale
aisladores para mantenerlo fuera del follaje. Para el caso en que tenga que terminar la
antena cerca o en el lugar en que atravesará la pared o el marco de la ventana pueden
usarse aisladores espaciadores o manguitos aislantes de entrada. Si no dispone usted de
los materiales indicados, use al efecto otros que puede conseguir localmente: aisladores
para TV, frascos de vidrio, una funda de bolígrafo o un trozo tubo de plástico, para
aislar la perforación. Altura: Cuanto más alta se instale la antena, tanto mejor será el
resultado. Análogamente, cuanto más despejada esté, tanto mejor será la recepción.
Trate en encontrar un lugar en que el apantallamiento causado eventualmente por
árboles, edificios, etc., quede reducido a un mínimo. Una antena tendida sobre un tejado
húmedo no se encontrará más que a una altura relativamente baja por encima de esta
"tierra" artificial y el rendimiento será mucho menor del esperado. Longitud: Una
antena de corta longitud es incapaz de captar suficiente señal, pero una antena
excesivamente larga mostrará propiedades claramente direccionales, así que el
proverbio de «cuanto más mejor» solamente es válido hasta cierto punto. La longitud
total de la parte exterior de la antena no deberá exceder de 25 metros. Cuando la
distancia a cubrir sea necesariamente mayor, la intercalación de un aislador puede
constituir la solución. Materiales: El hilo de antena ha de poseer una alta resistencia a la
tracción para poder aguantar fuertes vientos y también tener buena conductividad
eléctrica. En el caso de la onda corta se recomienda el hilo de cobre o cobre estañado de
1 mm aprox. de diámetro. Este hilo puede ser macizo o trenzado, desnudo o aislado. Si
no se dispone de hilo de cobre, puede usarse de aluminio o acero a condición de
aumentar su diámetro de modo que presente razonable conductividad. Dentro de casa, la
entrada puede ser de cable trenzado y aislado, puesto que es flexible e impide que se
rompa o deteriore si roza con eventuales objetos metálicos de la habitación. Situación:
La situación verdadera de la antena es decisiva para la calidad de la recepción,
especialmente en presencia de fuentes de interferencia locales, tales como líneas aéreas
de energía, vehículos, aparatos eléctricos o lámparas fluorescentes. En la mayor parte de
los casos, se procurará instalar la antena lo más alta posible, de preferencia a más de
metro y medio por encima del borde superior del tejado si el ruido provocado por los
vehículos que pasan por la calle puede provocar una interferencia indeseable. Elija
también un lugar lo más lejos posible de las fuentes de interferencia y evite tender el
cable de antena a corta distancia y en dirección paralela a lineas aéreas de energía o
grandes objetos metálicos como canalones. Si dispusiera de un radiorreceptor portátil,
éste puede ayudarle a usted a encontrar la mejor posición para la antena. Sintonice
diferentes bandas de onda corta y observe los niveles de interferencia en diferentes
puntos a lo largo de los cuales se propone instalar la antena. Si teme hallarse ante un
verdadero problema de emplazamiento haga uso de las propiedades de los tipos de
antena específicos que se citan más adelante. La bajada de antena: Dentro de casa el
nivel de interferencia suele ser más alto que afuera; procure pues que el cable de entrada
sea lo más corto posible. Se recomienda el uso de hilo de cobre trenzado bajo
aislamiento y su conexión a la antena deberá ser de preferencia soldada, después de
haber retorcido juntos los extremos de los hilos en una longitud de 2,5 cm como
mínimo. Si carece usted de práctica para soldar, sitúe la conexión dentro de la casa para
impedir que se oxide rápidamente, limpiando los hilos bien antes de retorcerlos juntos o
use un bloque de conexión o un borne para asegurar la unión mecánicamente. También
puede usar un enchufe y clavija del tipo de banana a tal efecto. Por lo general, para
pasar la antena adentro se suele usar el marco de la ventana. Este, sin embargo, no es
recomendable si se trata de un marco metálico. En tal caso lo más fácil es taladrar un
pequeño agujero en la pared, en un lugar adecuado lo más cerca posible del receptor. Si
no tiene usted un manguito de entrada adecuado, utilice un trozo de tubo de plástico
para forrar interiormente el agujero. Una vez que haya determinado el lugar por donde
la antena entrará en la casa procure mantener el cable de entrada lejos de todo cableado
doméstico. Conexión de la antena al receptor: Para obtener un buen contacto eléctrico,
coloque en el extremo del cable de entrada una clavija apropiada (conector tipo
«banana»), que encaje en el enchufe de entrada de la antena del receptor. En algunos
casos se puede disponer de diferentes clases de clavijas. Si fuera así, es mejor consultar
el manual de su receptor para asegurarse de la clase de clavija que se requiere para la
entrada de antena para la AM. Si su receptor no tiene una conexión para antena exterior,
suele ser posible colocar una adicional. Un método común es el de conectar la antena a
la antena telescópica del receptor por medio de un pequeño condensador o trimmer de
20 ó 30 pF (pico-faradios). La más práctica en tal caso es la llamada clavija de
cocodrilo. También es posible construir un enchufe normal de antena, que se conecta al
arrollamiento primario de la bobina de ferrita por medio de un pequeño condensador del
mismo valor que el mencionado anteriormente. Pero la mejor manera sea quizás la de
colocar un cable enrollado aislado de 1 metro de longitud alrededor de la antena
telescópica. De esta manera se obtiene un acoplamiento inductivo entre las antenas
exterior y telescópica, produciéndose una incrementada sensibilidad de esta última. La
recepción de la onda corta puede mejorarse si se deja lo más inactiva posible a la antena
de ferrita, por ejemplo, girando el receptor hacia un punto insensible o colocándolo
simplemente en una posición diferente. Adaptación: Cuando la antena no está adaptada
al circuito de entrada de antena del receptor se introducen pérdidas porque la señal
resulta reflejada en el enchufe de entrada. Para obtener una transferencia óptima de la
señal entre la antena y el receptor, las impedancias de antena y de línea de alimentación
deben ser aproximadamente iguales a la impedancia de entrada de antena del receptor.
Sin embargo, en la mayoría de los casos la impedancia de entrada del receptor no
aparece especificada y hay que encontrar por tanteo la transferencia óptima de la señal.
Pese a todo, cierta falta de adaptación es admisible y las impedancias de entrada del
receptor no suelen ser muy críticas. No obstante, una adaptación óptima puede constituir
una excelente ayuda, como podrá descubrir si procediera a construir una unidad de
adaptación como el sintonizador de antena que mencionamos más adelante. Fuentes de
interferencia en la casa: La interferencia más importante que se oye en el altavoz entra
en el receptor a través de la antena. Hablando en general, la interferencia procede de
chispas producidas en los aparatos domésticos tales como aspiradoras, máquinas de
coser, secadores de pelo, molinillos de café, etc. Los aparatos domésticos más pesados
tales como centrifugadoras y máquinas de lavar suelen estar provistos de supresores de
interferencias, y sería práctico dotar de ellos también a las herramientas eléctricas más
pequeñas y a los aparatos antes mencionados. Los supresores de interferencias están
conectados a los soportes de las escobillas de carbón de las máquinas eléctricas y
equipados con condensadores para aminorar el chisporroteo. La interferencia de las
lámparas fluorescentes tubulares puede suprimirse apantallando convenientemente el
equipo auxiliar. Si el suministro de red tiene un polo de tierra aparte (tercer hilo), éste
debe conectarse a dicho apantallamiento. Otro generador potencial de interferencias es
el receptor de televisión. Este está equipado con un circuito de deflexión horizontal que
tiende a producir muchos armónicos, los cuales son captados a su vez y radiados por la
antena de TV. Como no es tan fácil apantallar un receptor de TV adecuadamente, se
recomienda mantener la antena de onda corta lo más lejos posible del mástil de TV si
este aparato produce radiación espúrea. Si experimentara usted excesiva interferencia
local, apantalle también la bajada de antena para impedir que capte este ruido.
Interferencia de radiodifusión: La interferencia mutua entre emisoras de radiodifusión
en onda corta se debe a la gran cantidad de transmisores que funcionan en estas bandas.
La más irritante de todas es probablemente la «heterodina», una nota pulsante que se
genera en el receptor cuando se sintonizan simultáneamente las portadoras de dos
emisoras. Las heterodinas pueden suprimirse eficazmente con un llamado «filtro notch»,
pero la mayor parte de los aparatos domésticos no suelen tenerlo. Con objeto de limitar
el efecto de interferencia mutua entre emisoras de radio, los receptores modernos están
provistos de una anchura de banda algo más pequeña y algunos incluso tienen una
anchura de banda variable a fin de poder adaptar el aparato a las condiciones variables
de recepción. Apantallamiento: Puede ser útil o incluso necesario, apantallar parte de la
antena contra la captación de interferencias. En vista de que es la entrada la que más
suele pasar por campos de interferencia, es posible, llegado el caso, ultimar esta parte de
la antena con cable coaxial. La aplicación de cable coaxial presenta tanto ventajas como
inconvenientes. Si la antena se conecta al conductor interior, y a su vez la trenza
exterior de cobre se conecta a una toma de tierra adecuada, la entrada no captará
ninguna interferencia. La aplicación de cable coaxial permite tender el hilo como
queramos, sin soslayar los canalones y cableado doméstico y sin necesidad de montar
aisladores espaciadores o manguitos pasamuros. En cambio, una desventaja es que el
cable coaxial introduce pérdidas capacitivas. Para aminorarlas es conveniente utilizar un
tipo de RF de baja pérdida y buena calidad y restringir la longitud de la entrada coaxial
a un mínimo. Si el cable coaxial se aplica para la entrada completa - lo cual no siempre
es necesario - es aconsejable curvar el extremo del cable alrededor del aislador terminal
de la antena y fijarlo con cinta aislante. A continuación retírese la trenza de cobre en
una longitud de 3 cm aprox. y suéldese el conductor interior a la propia antena. El peso
del cable coaxial es soportado asi por todo el cable y no por su conductor interior
solamente. El cable coaxial puede obtenerse en diferentes calidades y con diferentes
impedancias «características». Si necesita usted el tipo de 50 ohmios, por ejemplo, en
combinación con una antena de polarización horizontal, foam dielectric RG-58/U es un
buen cable. Para una impedancia de 70 ohmios aprox., existe el tipo RG-59/U. Este
cable coaxial se suele usar en combinación con una antena dipolo. Si se aplica cable
coaxial con una antena normal monofilar, o una de fusta, se recomienda ensayar un tipo
de 125 ohmios, como el RG-63/ U. El cable normal apantallado o el cable de micrófono
no sirve ya que causaría pérdidas considerables de señal. Toma de tierra: Si se emplea
un cable apantallado para la entrada, o fuera conveniente aumentar el rendimiento de la
antena por medio de una buena toma de tierra, puede ser que desee añadir un cable de
tierra adecuado a su equipo de recepción. Una toma de tierra se suele hacer
generalmente introduciendo un tubo de cobre desnudo en el suelo. Quizá sea éste un
método rápido, pero no siempre el mejor. Se asegura una buena toma de tierra cuando
existe un buen contacto entre el cobre y el suelo y a menudo se obtiene esto mejor si se
entierra una tira de cobre de unos 25 ó 30 mm de anchura y de 2,5 á 5 metros de
longitud bastante profundamente en el suelo. Conviene que rodee el cobre con un
material que resista la humedad, antes de rellenar el agujero. En las instalaciones
profesionales, frecuentemente se usa carbón a este efecto. Una capa de unos 3 cm de
espesor es suficiente. Si se la mantiene húmeda, situando el sistema entero debajo del
tubo de bajada de aguas o sí se la humedece de vez en cuando, se tendrá una excelente
toma de tierra. Para conectarla al receptor utilícese un trozo de hilo grueso de cobre
desnudo. Protección contra los rayos: Retirar la clavija de antena del receptor es la
mejor protección contra los rayos. La protección automática contra el rayo por medio de
un pararrayos no siempre es segura porque la unidad puede volverse conductiva tan
pronto como la descarga eléctrica en la antena exceda de un valor predeterminado que
puede ser tan alto como 70 voltios. La figura 1 muestra la conexión del protector de gas
inerte, que es un aislador en condiciones normales. Es esencial una buena toma de tierra
si se aplica este pararrayos. En la mayoría de los receptores es posible introducir un
simple protector contra sobrecargas, a base de una pequeña lámpara de neón, conectada
entre el enchufe de antena y el chasis (tierra) del receptor. Antes de ponerlo en circuito,
se retira la resistencia en serie, que se necesita para usar la lámpara de neón como
indicador o lámpara de control, pero que no serviría como protector de sobrecargas en
un aparato de radio. Los protectores contra sobrecargas que se describen más arriba se
pueden obtener en el comercio, ya que se utilizan frecuentemente en los auto-radios.
Recientemente han sido puestos a la venta protectores contra sobrecargas, de acción
rápida, del tamaño de un botón, para los circuitos transistorizados. Se conectan como la
lámpara de neón y proporcionan una mejor protección a los circuitos de antena
miniaturas de hoy día. Es evidente que no es posible ninguna protección contra una
caída directa o cercana de rayo, cuando los intensos campos eléctricos y magnéticos que
acompañan a éste son capaces de deteriorar su equipo por vía inductiva. Nomenclatura
de Antena El funcionamientos y características de instalación de las antenas puede
categorizarse de diversas formas. Las más importantes son directividad e Impedancia.
Directividad: una antena omni-direccional recibirá igualmente bien señales desde
cualquier dirección. una antena direccional deberá ser orientada en el ángulo correcto
para recibir la señal deseada. Impedancia: la oposición total al fluir de la corriente
dentro de un circuito se llama impedancia. Toda antena tiene definida un valor de
impedancia al punto donde adherimos el cable de bajada al receptor. La máxima
transferencia de energía es solo posible cuando la impedancia de la antena se
corresponde con la impedancia del cable de bajada; y la impedancia de éste deberá
también corresponder con la impedancia de la entrada del receptor - usualmente 75
ohms. Vertical/Horizontal: una antena vertical ocupa menos espacio pero es más
susceptible a los ruidos atmosféricos e interferencias eléctricas locales que una
horizontal. Banda estrecha/banda amplia: Una antena de banda estrecha esta diseñada
para captar un rango estrecho de frecuencias. End-fed (extremo)/ Off-centre-fed
(descentrada)/ Centre- fed (central): Este termino describe donde es conectado el cable
de bajada al receptor en la antena. INSTRUCCIONES PARA EL MONTAJE
ALGUNAS ANTENAS Las antenas de la siguiente página pueden ser construidas
económicamente en casa. Los materiales necesarios - cable de antena, cable de bajada,
aisladores, protectores contra rayos, cuerdas, tubos de aluminio, etc. - se consiguen en
cualquier ferretería o casa de electrónica.

Planos de tierra ó radiales

Por Adolfo Romero, XE1RM xe1rm@qsl.net

Las antenas verticales con plano de tierra, tienen baja impedancia (alrededor de 30
Ohms) y requieren algún tipo de acoplamiento. Si se va a alimentar la antena con cable
coaxial directamente, es posible inclinar los radales a 45° para obtener una impedancia
cercana a los 50 para usar un cable RG-8 ó RG-58.

Los aficionados, instalamos antenas verticales sin radiales ó con planos de tierra
reducidos y pensamos que debido a la buena relación de ondas estacionarias que
conseguimos, nuestra antena va a comportarse bien. Pero esto es una falacia, toda
antena vertical de cuarto de longitud de onda, es tan eficiente como radiales tenga.

Por ejemplo: una antena sobre un plano de tierra sólido, como el techo de un automóvil
será más eficiente que una con sólo 4 radiales. Es verdad que para las antenas de h.f. (80
a 10 metros), los planos de tierra son difíciles de instalar y en especial si es que van a
estar elevados sobre el terreno donde va a estar la antena, pero algo se puede hacer con
respecto a incrementar el número de radiales, si es que queremos que nuestra antena sea
más eficiente

Las estaciones comerciales de broadcasting utilizan más de 100 radiales de cuarto de


onda enterrados en el terreno donde tienen su antena y ese es un buen ejemplo de
eficiencia. Hemos visto fotografías en revistas donde se utiliza una malla como plano de
tierra, este es un procedimiento para simular un plano contínuo, pero difícil de
implementar y costoso.

Figura 1. Los 3 tipos de plano de tierra, radiales horizontales, plano de tierra contínuo y
radiales inclinados para conseguir 50 ohms de resistencia de radiación en la base de la
antena.
< DE>

Las antenas radían conforme a un patrón definido, su radiación no es igual en


todas las direcciones. De hecho, se necesita un gran trabajo para lograr que
una antena radíe en la dirección que uno desea, esto es, proveer a la antena
con directividad. Los patrones de radiación se ven afectados por la altura
sobre el suelo, la conductividad de la tierra y los objetos alrededor. La medida
de los patrones por lo tanto es difícil y por lo general se hace en laboratorios y
con antenas modelo, que interpoladas a las frecuencias deseadas, definen
todos los parámetros requeridos.

La operación consiste en comparar una antena de patrón conocido con otra de


la cual se quieren saber sus características.

Patrón de Radiación de una Antena Isotrópica

Una antena isotrópica, como su nombre lo indica, radía en todas las


direcciones (iso=igual y tropos= cambio) y su patrón de radiación será
simbolizado por una esfera y en el caso de una antena dipolo de media
longitud de onda, el patrón es en forma de un 8 acostado (Ver Fig. 2)
Planos de tierra ó radiales

Hay antenas verticales de algunas compañías que requieren sólo un radial ó 2


como mínimo para cada banda y se comportan bastante bien. En antenas
verticales de h.f., v.h.f. y u.h.f, podemos elevar el plano de tierra para alcanzar
mayor altura de nuestra antena, por ejemplo: cuando está ubicada entre
árboles o entre edificios. Es un poco difícil elevarlo en bandas como 160, 80 y
40 metros, pero en las demás bandas nuestras antenas trabajarán mejor con el
plano de tierra en un ángulo entre 45° y 60° pensando en que se puede
alimentar directamente con cable de 50 ohms. La medida para los radiales es
de 1/4 de onda y la fórmula es:

Lr = 75 / f(MHz)

Donde Lr es la medida de los radiales en metros, f(MHz) es la frecuencia en


mega Hertz y 75 es la cuarta parte de 300 la velocidad de la luz.

Las antenas verticales pueden fabricarse para que se comporten como un


arreglo direccional, controlando la fase de las corrientes en la antena. Por
ejemplo: en un arreglo con 3 verticales pueden producirse varios patrones de
radiación como se muestra en las Figura 3 y 4. Las líneas coaxiales se pueden
conmutar desde la estación para lograr estos patrones. En otros arreglos en
triángulo se pueden producir otros patrones.
Cuando se trata de antenas verticales de dimensiones cortas, por ejemplo: en
las antenas móviles para las bandas de h.f. el tema del plano de tierra se hace
cada vez más importante. En la banda de 10 metros, donde la antena puede
tener 1/4 de longitud de onda fácilmente, no es difícil obtener una buena
eficiencia usando la carrocería de metal del vehículo como plano de tierra,
pero en las otras bandas la eficiencia se ve disminuida gradualmente, hasta
quedar en menos de 10% en la banda de 80 metros, donde el largo de la
antena sería de sólo 2.5 metros como máximo.

Si a esto agregamos que nuestro plano de tierra va a ser también menor al


15% del 1/4 de onda requerido, nos daremos cuenta de la dificultad de diseño
de un sistema para estas bandas.
Tabla para construir antenas dipolo
Monitor en tiempo real de estaciones de radio
esperimentadores escuchadas ahora en Europa

Indice

XE3RLR Recepción de
Javier Gómez Villalpando bandas en
tiempo real

Inicio | Directorio | Estaciones al aire |Especificaciones de Coaxiales |Construccción deBalun


1:1- 9:1 - 4:1| Lineas de alimentación abiertas |

| Teorías sobre Antenas|Conexiones de microfonos para radio| Gamma match | Antenas


|Antena corta E H| Antenas G5RV |Yagui 5 elem 10 m| Yagui 3 elem 6 m|Yagui 4 elem 11 mts
| Yagui 4 elem VHF | Yagui 13 elem VHF |Antena yagui 3 elem UHF |Antena yagui 6 elem
UHF | Antenas dipolo |Antenas delta loop| Antena vertical |Antena dipolo corto 40-160 mts|
dipolo corto 40/80 mts|Antena dipolo rígido rotativo con brazos capacitivos|Antena yagui 3
elem 20 mts |Antena Saltamontes |

|Radioafición| Radioastronomía | Radio control | Satélites y frecuencias | SatéliteOa-27


|Estaciones escuchadas por I S S | Ubicación de la estación espacial internacional
|Comunicaciones con ISS |Keplerianos | La tierra tiempo real | ISS en linea| Radio
experimentación | Historia |Amateur TV | Rebote lunar | Packet radio | Repetidores vía
internet |Modos digitales|Repetidores en 10 Metros |Examen cofetel| Decreto | Leyes |
Bandas | Normas| Plan bandas | Prejijos A-H | Prefijos I-Z | Código fonía | Código Morse
|Código Q | Biografía |Galería | Ilustres | Actividad solar |Indice solar ayuda| Boletín
Propagacíon |Mapa de propagación en tiempo real| Boletín Dx | DX Clusters|Foros radio
aficiónados |Soft- CW | Software para radio | Electónica |Calculadoras amateur radio |
Glosario términos | Internet PLC |Ingeniería | Links | Manuales radio |Manuales de servicio y
modificaciones | Sound card interface | TS-2000 Adjust Firmware|TS-2000 Filter Problem|
Revista de radio |Videos |Windows | Motores | Clima metereológico |Paseos virtuales por tu
ciudad | Ham radio Deluxe | Help MMANA-GAL |Descargas |
Recomienda esta página a un amigo Recomienda esta página a un amigo
860
Weathe
x e 3 r l r @ h r from
o t m a i l . c o Yahoo!
m Weathe
r

Actualizado Hoy es :
Viernes 5 de
Fecha inicio: 7/mayo/2002. September 26, Octubre de
2012 112

XE3RLR
Ing. Javier Gómez Villalpando

QSL INFORMATION XE3RLR : Ing.


Javier Gómez Villalpando

Calle: Andador Los Carpio no. 5. Col. Anacleto


Canabal Primera Sección, centro;
Villahermosa, Tabasco; México C.P. 86103
Teléfono casa. (993) 3-37-97-83 Tel. cel. 993-
1-30-75-79

xe3rlr@hotmail.com
Large Visitor Globe
Todos los Derechos Reservados © Javier
Gómez Villalpando
Prohibida la reproducción total o parcial de las
imágenes y contenidos expuestos en este sitio.

Salvo que sea utilizada con fines educativos o


científicos y sin propósitos lucrativos, será
libre.
Versión 6.00, México MMXI