Vous êtes sur la page 1sur 2

pues así lo señalan los artículos 8 de la Declaración Universal de Derechos Humanos

“Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales
competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales
reconocidos por la Constitución o por la ley”, y en el 25.1 de la Convención Americana
de Derechos Humanos, “Toda persona tiene derecho a un recurso sencillo, rápido o a
cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare
contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la
ley o la presente Convención...”; Décimo Quinto: Que, al respecto es pertinente citar
que la Corte Interamericana ha señalado “Esta Corte considera que si bien el derecho al
acceso a la justicia no es absoluto y, consecuentemente, puede estar sujeto a algunas
limitaciones discrecionales por parte del Estado, lo cierto es que éstas deben guardar
correspondencia entre el medio empleado y el fin perseguido y, en definitiva, no pueden
suponer la negación misma de dicho derecho.”, Corte Interamericana de derechos
Humanos. Caso Cantos. Sentencia del 28 de noviembre de 2002. Serie C, n 97. parr.54.
citada en el libro Derecho Internacional de los Derechos Humanos Manual para
Magistrados y auxiliares de justicia. Fabian Novak, Sandra Mamihas. Academia de la
Magistratura, pag. 243; Décimo Sexto:
Que, por tanto el ejercicio al derecho a la tutela jurisdiccional efectiva puede tener
limitaciones discrecionales sin que ello suponga la contravención a tal derecho; Décimo
Sétimo: De otro lado, en relación al control judicial de constitucionalidad de la leyes,
previsto en el artículo 1 38 de la Constitución y que consiste en comprobar si todas
aquellas que integran el sistema jurídico son conformes con la Constitución, también se
encuentra establecido en el artículo 14 de TUO de fa LOPJ y en el artículo VI del Título
preliminar del Código Procesal Constitucional, y para su ejercicio se requieren dos
presupuestos, que la norma a controlar sea relevante para resolver el caso, y que no sea
posible obtener una interpretación conforme a la Constitución; Décimo Octavo: Que,
como ya se ha mencionado líneas arriba, en el caso de autos, la A-quo ha encontrado
incompatibilidad entre el artículo 133.2 de la Ley General del Sistema Concursal y la
Constitución Política; Décimo Noveno: Que, el artículo 133.2 de la Ley General del
Sistema Concursal resulta relevante para resolver el caso dado que establece la
competencia para conocer las medidas cautelares, al establecer que estas se canalizan
únicamente con ocasión del proceso contencioso administrativo que se promueva con
arreglo a ley, dejando de lado al proceso de amparo, como es el caso de autos, tanto así
que la A-quo tuvo que amparar la cuestión previa para poder conocer de las medidas
cautelares; Vigésimo: Sin embargo teniendo en cuenta las consideraciones precedentes,
este colegiado estima que entre dicha norma y la Constitución si es posible obtener una
interpretación conforme a la Constitución, porque lo que dicho articulado 133.2 de la
Ley General del Sistema Concursal contempla, no es una restricción sin
discrecionalidad, dado que no restringe la concesión de medidas cautelares de manera
absoluta, sino que encausa su viabilidad únicamente dentro del proceso contencioso
administrativo que se promueva con arreglo a ley; Vigésimo Primero: Que, teniendo en
cuenta aún mas que las decisiones emitidas dentro del proceso concursal son de carácter
administrativo, tal como lo prevé la propia constitución en el artículo l su
cuestionamiento debe efectuarse a través del proceso contencioso administrativo, cuya
finalidad es el control jurídico por el Poder Judicial de las actuaciones de la
administración pública sujetas al derecho administrativo y la efectiva tutela de los
derechos e intereses de los administrados, como se determina en el artículo 1 de la Ley
27584, proceso dentro del cual pueden promoverse medidas cautelares como se
establece en el capítulo VI; Vigésimo Segundo: Que, el acceso a la tutela jurisdiccional
efectiva se encuentra plenamente garantizado, en tanto la Ley General del Sistema
Concursal también permite la interposición de acciones de garantía, tal como se verifica
del artículo 133.1 que dispone “Las acciones de garantía sólo proceden cuando se agota
la vía administrativa previa, salvo las excepciones previstas en la Ley de Hábeas Corpus
y Amparo y serán conocidas en primera instancia por la Sala Superior Especializada en
lo Civil de la Corte Superior de Justicia y en grado de apelación por la Sala
Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República.”, por tanto si el
artículo 133.2 en comentario, prevé que la medidas cautelares sólo se canalizan a través
del proceso contencioso administrativo, ello no puede ser interpretado como una
restricción inadecuada al derecho a la tutela jurisdiccional efectiva, como erróneamente
ha considerado la A-quo; Vigésimo Tercerø: Que, siendo ello así, en merito a los
fundamentos antes expuestos, la resolución apelada no cumple con los requisitos de su
finalidad por contener vicio procesal de nulidad conforme al artículo l del Código
Procesal Civil, al incumplir con el numeral 3 del artículo 3 del 1 22 del Código acotado,
debiendo ser fundamentada con los respectivos fundamentos de hecho y derecho con la
cita de la norma aplicable, en cada punto según el mérito de lo actuado; por lo que
DECLARARON NULA la resolución apelada, signada con el número uno, su fecha
quince de julio del dos mil cinco, que en copia certificada obra de fojas mil setecientos
sesentidós a mil setecientos setentitrés, ORDENARON que el A-quo renueve el acto
procesal viciado, emitiendo nueva resolución con arreglo a ley y a los considerandos
expuestos en la presente resolución, RECOMENDANDOSE a la A-quo mayor celo en
el ejercicio de sus funciones, en los seguidos por Milagros Acostupa Ochoa en
representación de la empresa Racier SA contra el Estado sobre Proceso de Amparo -
Medida cautelar.Notificándose con arreglo a ley, y Oficiándose al Juzgado
correspondiente con copia de la presente resolución, para sus fines.