Vous êtes sur la page 1sur 1568

Co11ceptos ele salud ue11fermedad l11feai611.

i11f(a111ació11 e inmuuidad 339

1 Conceptos de salud y enfermedad 3 18 Mecanismos de la enfermedades infecciosas 341


2 Conceptos de alteración de la salud en los niños 23 19 Respuesta inmunitaria 365
3 Conceptos de salud alterada en adultos 20 Inflamación y cicatrización 387
de edad avanzada 47 21 Alteraciones de la respuesta inmunitaria 403
22 Síndrome de inmunodeficiencia adquirida 427
1
Función y aecimienfo de las céft1las 67
-------
4 Caracter(scicas de las células y los cejidos 69 Función ca rdiovascular 447
5 Adaptación, lesión y muerte celu\a,es 103 23 Control de la función cardiovascular 499
6 Control genético de la función celular 24 Trastornos del flujo sanguíneo en la
y la herencia 119 circulación sistémica 475
Trastornos genéticos y congénitos 135 25 Trasrornos de la regulación de la
8 Neoplasias 155 presión anerial 505
26 Trastornos de la fun ción cardíaca 535
l 27 Trastornos de la conducción y del
ricmo cardíacos 58 1
Fu11rio11t's corpornles inll!gmdoms 185
--------- 28 Insuficiencia cardíaca y shock circulatorio 603
9 Estrés y adaptación 187
1O Alleraciones en la regulación
de la temperatura 20 1
1
F1111ció11 respiratorio 631
1 J Alteraciones del estado nucricional 217
12 Tolerancia a la actividad y fatiga 239 29 Control de la fu nción respiraroria 633
U Sueño y trasrornos del sueño 259 30 Infecciones, n eoplasias y enfermedades
respirarorias en la infancia 659
3 l Trastornos de la ve ntilación y el inrercambio
gaseoso 689
F 1111ció11 l1ematopoutlica 277

14 Sistema hemacopoyético 279


1
15 Trastornos de la hemostasia 287 Fwrció11 rcm¡/· iír,11i1fos uell.'clrólilos
~--~~-~~
725
16 Trasrornos de los glóbulos rojos 299 32 Concrol de la función renal 727
17 1fa.stornos de los glóbulos blanc.os :B Trascomos del equil ib rio de líquidos
y los tejidos linfoides 321 y elecc:-o.i:os --:5
34 Trastornos del equilibrio ácido-base 789 50 Función somarnsensiriva, dolor
35 Trastornos de la función renal 809 y cefalea 1159
36 Insuficiencia renal 833 51 Trastornos de la función motora 1193
37 Trastornos de la eliminación de orina 851 52 Trasromos de la función cerebral 1229
53 Trastornos del pensamiento, el estado __,
de ánimo y la memoria 1269

F1111ció11 gaslroi11testi11a/ 869


38 Conuol de la función gasrroincestinal 871
F1mció11 de sentidos es1,ecia/es 1293~
.39 Trastornos de la función gascroincescinal 885
!~O Trastornos de la función hepaLObiliar y del 54 Trastornos de la función visual 1295
páncreas exocrino 917 55 Trastornos de las funciones audiciva
y vescibu lar 1333
1
F1111ció11 c11daai110 949
Funció11 mt1sc11/oesquelétirn
4' Mecanismos de control endocrino 951 9 tegw11entaria
42 Trasrornos en el control endocrino
del crecimiento y el metabolismo 961 56 Estructura y función del sistema
43 Diabetes meUirus y síndrome metabólico 987 musculoesquelécico 1359
57 Trastornos de la función esquelética:
craumatismos, infecciones y neoplasias 1369
1 58 Trasrornos de la función esquelética;
Fw1Ció11 9cui1011ri11nria 11 reproducliva 101 7 alteraciones metabólicas y del desarrollo 1393
44 Sistema genitourinario mascuJino 1019 59 Trasrornos de la función esquelética:
afecciones reumáticas 1417
1 i5 Trastornos del sistema genirourinario
masculino l 031 60 Estructura y función de la p iel 1441
1 i6 Aparaco reproduccor femeruno 1051 61 Alteracionde de la función y la integridad
4 7 Trastornos del aparato reproduccor de la p iel 1449
femenino 1065 Apeudile A: mlorcs de laboratorio 1495
18 Enfermedades de transmisión sexual 1099
Apr11diú' B: enloces dt~ l 11tt'mel 1497

Glosario 1501
1
F111rció11 11en•i05a 1111 Í11dicr a11alítiw 1511

49 Organización y control de la
función nerviosa 1 113
.; Índice

Problemas de salud frecuentes 31


PRIMERA INFANCLA 39
Crecimiento y desarrollo 39
Problemas de salud frecuen tes 40
.=onceptos de salud y enfermedad AÑOS DE PREESCOLARIDAD HASTA LA SEGUNDA
INFANCIA 40
Crecimiento y desarrollo 41
CAPÍTULO } Problemas de salud frecuentes 4 1
ADOLESCENCIA 42
-~ Jn ce¡Jto~ d(! sni~1J y en'e 1nedcid 3 Crecimiento y desarrollo 42
:,eorgianne H. Heyman11 ¡¡Caro/ M. Portfr Problemas de salud frecuentes 44
3ALUD Y SOCIEDAD 3
5..i.LUD Y ENFERMEDAD: UNA PERSPECTIVA
-HSTÓRICA 5
CAPÍTULO 3
La influencia de los primeros académicos 6 Conci.::µtos üe salud alterada en ddulto~
El siglo XIX 7 de ed<:ld avanzac'a 4 7
El siglo XX 8 !anice Kuiper Pifma
El siglo XXI 11
-;ERSPECTIVAS DE LA SALUD v LA ENFERMEDAD LOS ANCIANOS Y LAS TEORÍAS DEL
::::\! LOS INDIVI DUOS 13 ENVEJECIMIENTO 47
Salud 13 ¿Quiénes se co ns'.deran ancianos? 47
Salud y enfermedad como estados de adaptación ! 3 Teorías del envejecimiento 49
En fermedad I 4 ALTERACIONES FISIOLÓGICAS DEL
'ERSPECTIVAS DE LA SA LUD Y LA ENFERMEDAD ENVEJECIMIENTO 50
:::N LAS POBLACIONES ló La piel 50
Epidemiología y patrones de enfermedad l7 Estatura y función musculoesquelética 51
Determinación de los· factores de riesgo 17 Función cardiovascular 5 I
Evolución natural 19 Función respiratoria 51
'.'/ive!es de prevención 19 Función neu rológic.a 52
Sentidos especiales 52
Práctica basada en la evidencia y guias de prácticas 20
Funció n inmunitaria 53
Función gastrointestinal 53

CAPÍTULO 2 Función renal 5'1


Funció n genitou rinaria 54
_.._ 1cept0s de a lteración de la xilud PROBLEMAS FUNCIONALES DEL ENVEJECIMIENTO 55
Evaluación funcional 5 5
.:: 'os niños 2 3
Incontinencia urinaria 56
ludy Wrigftl Lolt
Inestabilidad y caidas 57
CRECIMIENTO Y DESARROLLO 24 Deficiencias sensitivas 58
Crecimiento y d esarrol lo prenatales 2'.i Depresión 59
Peso al nacer y edad gesracional 27 Demencia 60
...ACTANCIA 29 Delirio 62
Crecimiento y desarrollo 29 FARMACOTERAPIA EN LA EDAD AVANZADA 63
xxii Indice

CAPÍTULO 6
Control genótico de la función celular
Función Mcrecimiento de las células 6 7 ;· 1a herencia
1
19
Edward W. Carroll
CONTROL GENÉTICO DE LA FUNCIÓN CELULAR 119
CAPÍTULO Estructura genética 120
Ca··ac< eAs:kc:is Código genético 121
ó9
Síntesis de proteínas 122
Edu>ard W. Carral/
Regulación de la expresión genética 124
COMPONENTES FUNCIONALES DE LAS CÉLULA.$ 70 Mutaciones genéticas 124
El protoplasma 70 CROMOSOMAS 125
El núcleo 70 División celular 126
El citoplasma y sus organelas 72 Estructura de los cromosomas l 2ó
El citoesqueleto 7 4 PATRONES Di:: HERENCIA 128
La membrana celular 76 Definiciones 128
INTEGRACIÓN DE LA FUNCIÓN Y LA REPLICACIÓN DE Impronta genética 129
LAS CÉLULAS 78 Leyes de Mendel 130
Comunicación celular 78 Herencia familiar 130
Receptores celulares 78 TECNOLOGÍA GENÉTICA 131
El delo celular y la división celular 80 Mapeo genómico l 31
:'vletabo!ismo celular y fuentes de energía 81 Técnicas de DNA recombinante 13 2
MOVIMIENTO .A.. TRAV ÉS DE LA MEMBRANA CELULAR Terapia genética 133
Y POTENCIALES DE MEMBRANA 84 Fingerprinting de DNA 13 3
Movimiento de sustancias a través de la membrana
celular 84
Potenciales de membrana en reposo 86
TEJIDOS COR PORALES 88
CAPÍTULO 7
Diferenciación celular 89 Trastornos genéticos y congénit os 135
Origen embrionario de los distintos tipos de tejidos 89 TRASTORNOS GENÉTICOS Y CROMOSÓMICOS 135
Tejido epitelial 89 Trastornos monogénicos l 36
Tejido conectivo o de sostén 92 Trastornos hereditarios multifactoriales 141
Tejido muscular 94 Trastornos crornosómicos 14 2
Tejido nervioso 97 TRASTORNOS SECUNDARIOS A INFLUENCIAS
Componentes del tejido extracelular 97 AMBIENTALES 146
Período de vulnerabilidad 14 7
Agentes teratógenos 147
DIAGNÓSTICO Y ASESORAMIEl\TO GENÉTICOS 150
CAPÍTULO Evaluación genética 150
Diagnótico prenatal 150
A.r 1p¡_aciór. iesió' y "1ue:1e celul<Jres 10~

ADAPTACIÓN CELULAR
Atrofia 104
103
CAPÍTULO 8
Hipertrofia 104 l\eoplasias 155
Hiperplasia 105 Kerry Twite
Metaplasia 105
Displasia !05 CONCEPTOS DE DIFERENCIACIÓN Y CRECIM IENTO
Depósitos intracelulares 106 CELULARES 156
calcificaciones patológicas 107 El ciclo celular 156
LESIÓN Y MUERTE CELULARES 107 Prolíferación ce!u!ar 157
Causas de lesión celular 108 Diferenciación cel.Llar 158
Mecanismos de lesión celular 11 1 CARACTERÍSTICAS DE LAS NEOPLASIAS BENIGNAS Y
\ xs%"ñ '\..~ru~o"'i -c;~~o:.s\~'<!.. ~ 'l'h~~-c-,1:,.~ c;,.~1,\4,~ l, l..~ MALIGNAS i 59
Tenninología 159
Índice xxiii

Neoplasias benignas 160


Neoplasias malignas 161 CAPÍTULO }
ETIOLOGÍA DEL CÁNCER 165
Alteracic'1e.: -.iel estado nutricional 21 7
Bases moleculares del cáncer 165
Factores del huésped y ambientales 167
loan Plellli
MANIFESTACIONES CLÍNICAS 170 ESTADO NUTRlCIONAL 217
Integridad ti sular 17 1 Metabolismo de la energía 218
Caq uexia neoplásica 171 Gasto de energía 220
Síndromes paraneoplásicos 17 l Recomendaciones nutricionales e ingestas dietéticas
DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO 173 de referencia 221
Métodos diagnóst icos 17 3 Necesidades nutri<:ionales 222
lfatamiento del cáncer 17 4 Valoración del estado nutricional 226
CÁNCERES DURANTE LA INFANCIA 181 SOBRENUTRICIÓN Y OBESIDAD 229
Diagnóstico y tratamiento 182 Causas de la o besidad 229
Sobrevivientes adultos de cánceres infantiles 182 Obesidad de la parte superior e inferior del cuerpo 230
Rlesgos de salud asociados con la obesidad 23 1
Prevención de la obesidad 23 l
Tratamiento de la obesidad 231
Obesidad infantil 232
SUBNUTRICIÓN 233
Desnutrición e inanición 234
lfastornos alimentarios 235

Funciones corporales integradoras 18 5


CAPÍTUL0 9 CAPÍTULO } 2
Estrés y adaptación 18 í Tole ..anc1a a a ac:ividad y ratiga 139
Mary Pat Kunert Mary Kay Jiricm

HOMEOSTASlS 187 EJERCICIO FÍSICO Y TOLERANCIA A LA ACTIVIDAD 239


Co nstancia del medio interno 188 Efectos del ejercicio y tolerancia a la actividad 239
Sistemas de control 188 TOLERANCIA A LA ACTIVTDAD Y FATIGA 245
ESTRÉS Y ADAPTACIÓN 189 Mecanismos de la fatiga 245
Respuesta al estrés 189 Fatiga ñsica aguda 245
TRASTORNOS DE LA RESPUESTA AL ESTRÉS 195 Fatiga crónica 246
Efectos del estrés agudo 19 5 REPOSO EN CAMA E INMOVILIDAD 249
Efectos del estrés cró nico 196 Efectos antigravitatorios del reposo en cama 249
lfastorno de estrés postraumático J 96 Efectos fisiológicos del reposo en cama 249
l ratamiento e investigación de los trasto rnos Respuestas psicosociales 25 5
po r estrés 197 Evolución temporal de las respuestas fisiológicas 2 55
Intervenciones 256

CAPÍTULO }Q
Alteracione:;; en la regulación CAPÍTULO 3
de la temperatura 201 Sueño y trastornos del sueño 2 59
Mar!I Pat KLmert
NEUROBIOLOGÍA DEL SUEÑO 259
REGULACIÓN DE LA TEMPERATURA CORPORAL 201 Estructuras y vfas nerviosas 2 59
Mecanismos de pro ducción de calor 203 El ciclo sueño-vigilia 260
Mecanismos de pérdida de calor 203 Rítrnos circadianos 263
AUMENTO DE LA TEMPERATURA CORPORAL 205 Melatonina 263
Fiebre 205 TRASTORNOS DEL SUEÑO 264
Hipertermia 209 Métodos diagnósticos 264
DISMll\UCIÓN DE LJ\ T!::MPERATURA CORPORAL 212 Disomnias 265
Hipotermia 212 Parasomnias 271
xxiv Índice

SU EÑO Y TRASTORNOS DEL SUEÑO EN NIÑOS Y l~NE M I A 304


ANCIANOS 272 Mani festaciones 304
Trastornos del sueño en niños 273 Anemia por pérdida de sa:igre 304
Trastornos del 5ueño en los ancianos 27 4 Anemias hemolíticas 305
Anemias por producción deficiente de glóbulos
í0[0S '308
-icrapéutica transfusional 312
Grupos sanguina>~ ABO 31 3
Funci6n rwrnatopo~élica 277 Tipos de factor Rh 314
Reacciones transfusionales 314
CAPÍTULO ) 4 POL!CITCMIA 314
CAMBIOS DE LOS GLÓBULOS ROJOS RELACIONADOS
Sis~ 1.:rr ' • ' ::: -c::.,cyetico 279 CON LA EDAD 315
Kailir1;111 I. Gaspard Cambios en los glób ulos rojos del nconato 31 5
-, - -
Cambios en lvs glóbulos rojos con el envejecimiento ~I
COMPOSICIÓN DE LA SANGRE Y FORMACJÓN DC
CÉLULAS SA NGUÍNEAS 779
Plasma 279 CAPÍTULO } 7
Proteínas plasmáticas 279 Iras\:, nos e . . . :: g.-:Cbulos bla -.co~ y los tejido:
Células sanguíneas 280
- •0 c_¡es 21
Hematopo ycsis 282
PRUEBAS DIAGNÓSTICAS 284 Kerry Tti·ile
Hemog'C.lma 284 TEJIDO HEMATOPOYÉT!CO Y LINFOIDE 321
Eri<rosedimcntación 284 Leucocitos !glóbulos blancos1 321
Aspiración y biopsia de médula ósea 285 Médula ósea y hemaropoyesis 322
Tt=>jidos iinfoides '322
CAPÍTULO J5 TR.P.STORNOS NO NEOPLASICOS DE LOS GLÓBU LOS
BLANCOS i 2i
':!:-:> ? 1emv... ... :-.
-;::¡.::_·~-'"'._'<" ? 287 Neutropenia 1agran:.ilocitosist 323
Kalfiq¡n J. Gaspard ~1ononudeosis infecciosa 324
TRASTORNOS NEOPLÁSICOS DE ORIGEN
MECA.NISMOS DE HEMOSTASIA 287 HEM ATOPOYÉTICO Y LINFOIDE 32 5
Vasoespasn10 287 Linfomas 326
Fo rmación del tapón plaquetario 287 Leucen~ias 328
Coagulación d e la sangre 289
Discrasias de los plasmocitos 33,¡
Retracción del coágulo 290
Disolución del coágu lo 290
ESTADOS DE HIPERCOAGU LABILIDAD 191
Aumento de la tunción plaquctaria 291
Aumemo de la actividad de la coagulación 292
TRASTORNOS HEMORRAGÍPAROS 293
Defectos plaquetrinos 29 1
lnfecrión . inflamación f! inmunidad 339
Defectos de la coagulación 295
Coagulación intravascular diseminada 296 CAPÍTULO 8
Trastorno~ vasculares 297 rv1ecan sn1r ~ oe las enfe1 iTcdzdes
1~e ;:: e sa~

CAPÍTULO J6 W. Mid1ae/ Dumrc 111.1

-.- - - - , __ - _, 1.- .;; ':::>! ht


:i'o~ - '<:: -.. . ios ENFERMEDADES INFECCIOSAS 3•11
~ ..., ._._ j

Terminulogía H 1
Ka!líryn 1. Gaspard
Agentes prod uctores de enfermedades infecciosas 342
GLÓBULOS ROJOS 299 MECANISMOS DE INFECCIÓN 350
Prod ucli6n de glóbulos rojos ..500 Epidemiología de enfermedades infecciosas ·350
Destrucción de glóbulos rojos 302 Puerta de entre?. da 1 j 1
Metabolismo del glóbulo rojo y oxidación Origen 3'> 2
ck. 1.. hemoglobina 302 Cuadro clínic•...1 ~ :; 2
Estudios de li1boratori0 303 Evolución de la enter niedad 352
..
.. .: -·-;;-...
~ ,,.:.¡~;_ ~ ' '" -
índice xxv

Localización de la infección 353 TRASTORNOS POR H;PERSENSIBILIDAD 411


Factores de virulencia 3 5 3 Trastornos po r hipersensibilidad inmediata o de
DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LAS tipo 1 4 12
ENFERMEDADES INFECCIOSAS 355 Trastornos mediados por anticuerpos o de tipo 11 41 5
D iagnóstico 3 5 5 Trastornos mediados por inmunocomplejos o de
Tratamiento 358 tipo 11 1 415
BIOTERRORISMO Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS Trastornos por hipersensibilidad mediada por células
GLOBALES EMERGENTES 361 To de tipo IV 416
Bioterrorismo 361 Alergia al látex 418
Enfermedades infecciosas globales emergentes 362 INMUNOPA1DLOGÍA DEL TRASPLANTE 4 19
Enfermedad ruésped versus injerto 419
Enfermedad injerto versus huésped 420
CAPÍTULO I9 ENFERMEDAD AUTOfNMUNITARIA 421
Tolerancia inmuritaria 421
RespL:es:a ""T •.mitaria 365 Mecanismos de la enfermedad autoinmunitaria 422
Cynfhia Sommer Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades autoin-
SISTEMA INMUNITARIO 365 munitarias 424
Defensas inmunes innatas y auquiidas 366
Antígenos 366
lnrnunocitos 367
CAPÍTULO 22
ó rganos linfoides 376 Síndrorrie de nmi..nodeficiencia adquirida 4 '2 7
Citocinas y respuesta inmunitaria 3í8 Katfilee11 A. Sweeney
Inmunidad y respuesta inmunitaria 380
EPIDEMIA DE SIDA Y TRANSMISIÓN DE LA INF'ECCIÓ!\
ASPECTOS DEL DESARROLLO DEL SISTEMA
POR HIV 427
INMUNITARIO 384
Emergencia de la epidemia de SIDA 428
Transferencic1 de la inmunidad de la madre al recién
Transmisión de la infección por HIV 428
nacido 384
FISIOPATOLOGÍA Y EVOLUCIÓN ClÍNICA 429
Respuesta inmunitaria en ancianos 384 Caracteñstlcas molerulares y biológicas del HIV 430
Clasificación y fases de la infección por HIV 43 1
Evol ución clínica 4 33
CAPÍTUL0 20 PREVENCIÓI\, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO 438
Prevención 4 38
lnflamac.ión y ci(atrizació·1 387
Métodos de d iagnós:ico 4 38
RESPUESTA I NF~M.l\TOR IA 387 ~anejo inicial 440
Inflamación aguda 388 Tratamiento 440
lnílarnación crónica 392 Aspectos psicosociales 44 1
Manifestacio nes locales de la i nflamación 393 L'.JFECCIÓN POR HIV EN EL EM BARAZO Y EN
Manifestaciones sistémicas de la in flamación 393 LACTANTES Y NIÑOS 442
REPARACIÓN TISULAR Y ClCATRlZACIÓN DE LAS
HERIDAS 395
Reparación tisular 39 5
Cicatrización de las heridas 397

Función cardiovascular 44 7
CAPÍTULO 2I CAPÍTULO 23
lte'"aciont:s cie la respuesta inmunitaria 403
Control d e la n nción cardiovascular 449
ENFERMEDAD POR INMUf\ODEFIOENCIA 403
Inmunodeficiencias humorales (de células 8) 404 ORGANIZACIÓN DEL SISTEMA CIRCULATORIO 449
lnmunodeficiencias mediad as por células Circulaciones pulmonc:;r y sistémica 450
!de células TI 406 Distribución del volumen y la presión 451
Inmunodeficiencias combinadas de celulas By T 408 PRI NCIPIOS DEL FLUJO SANGUfNEO 452
Trastornos del sistema del complemento 409 Presión. flujo y resistencia 452
Trasmmos de la fagoci:osis 4 1O Area de sección tra1sversal y velocidad del Rujo 453
Trasplante de células madres 411 Flujo laminar y turbulento 453
~· . _...•.. ::-: ?';..
- y "\· ' ... ~
. ... . .- .. f~ -

xxvi Índice

Tensión parie<al. radio y presión 4 5'1 Hipertensión esencia' 5' 3


Oistensiór; y d1stensibi idad o compliance ..r=;4 Hipcr.:cns'.ón secundaria 520
EL CORAZÓN C0:\10 BOMBA 455 Hipertensión mallgr.a 522
Anatomía íur.cional del corazón 4 5) Hipe11ensión arterial en e' embarazo 5::1:!
Ciclo cardíaco 4 59 Hipcrtensió'1 arterial e.-i los niños 524
Regulación del rend irniemo cardíaco 461 Hipertención artenal en los ancianos 526
VASOS SANGUÍNEOS Y CIRCULACIÓN SlSTÉMIC<\ 462 HIPOTENSIÓN ORTOS1ÁTICA 527
Vasos sanguíneos 462 Clasificación 529
Slsrcma arteríé!I 46 3 CauS<Js 5~Q
Sbtema venoso 464 Diagnóstico y rratamient(> 5 30
Capilares -165
Cont~ol ocal del flujo ;;ang:.iineo 465
CONTROL NERVIOSO DE LA FUNCIÓt\
CIRCULATORlA 461 CAPÍTULO 26
Regulación del sistema nerv'oso autónomo 4ó7 Trastornos de la fur.ción cardíaca 535
Respuestas del sistema nervioso centra! .168
MlCROCllKULACfóN Y SISTEMA LINFJ\TICO 468 TRASTORNOS DEL PER!CA~DIO 536
M icrocirculación 468 Tipos de trastornos pencárdicos 536
Intercambio de liquido entre el capilar y el CORONARIOPATÍ.A.S 559
intersticio 469 Circulación coronar'.a 339
Sistema linrárico 4 7 l CarcJiop2tia 'squérmca crónica 544
Edema 4íl Sindromes coronarios agudos 547
MIOCARDIOPATÍAS '554
Miocarditis 554
\•liocardiopatías 55j
CAPÍTULO 24 TRASTORNOS lNFECClOSOS E INMUNITARIOS 558
Endocarditis infecoosa 558
Trastornos del flujo sanguíneo en la circulación Cardiopatía reumatíca 559
sistémica 4 75 VALV ULOPATiAS 561
G(em: Malfin !! Caro! M . PoJ'll: Alteraciones hemocfü1ámicas 561
Trasromos de la valvula mitral 563
TRASTORNOS DE LA Cl!<CULACIÓN t\RTERIAL 4 75 Trastornos de la válvula aórtica 565
Hiperlipidemia 476 Diagnóstico y tratamiento 566
Aterosclerosi s 481 CARDIOP:\TÍAS EN LACTANTES Y Nl~OS 566
Vasculitis 485 Desanollo embrionario del corazón 567
Enfermedad 2rte rial de las extremidades 487 Circulación fetal y perir:atal 568
Aneurismas y aneurisma dic;ecante de la aorta 490 Defectos cardíacos congfí!itos 569
TRASTORNOS DE LA ClRCUL~CIÓN VE'.\JOSA 493 Enfermedad de Kawasaki 575
Circulación venosa de los miembros inferiores MJ>
Trastornos de la circulación venosa 494
TRASTORNOS DEL FLUIO SANGUÍNEO DE ORIGEf\
EXTRAVASCULAR 498
Principios del flujo sanguíneo 498
CAPÍTULO 27
Trastornos de la conducción y del ritmo
cardíacos 581
lill M Wl1ilr Winters
CAPÍTUL0 25 SISTEIVIA DE CONDUCCIÓN DEL CORAZÓN 58 l
Potenciales de acción 583
Trastornos de la regulación de la presión
Electrocardiografía 586
arterial 505 TRASTORNOS DE LA CONDUCCIÓN Y DEL RITMO
PRESIÓN ARTERIAL 505 CARDÍACOS 587
Determinantes de la presión arterial 506 Mecanismos de las arritmias y de los trastornos de la
Mecanismos de regulación de la presión arterial 507 conducción 588
Ritmos circaó.Janos en lt:! presión arterial 511 Tipos de arritmias )89
Medición de la presión arterial 511 Métodos dic;gnósticos 595
HI PERTENSIÓN 513 1tatamiento )97
Índice xxvii

INFECCIONES RESPIRATORJAS 659


CAPÍTULO 28 Resfrío común 660
Rinosinusitis 661
Insuficiencia cardíaca y shock circulatorio 603
Gripe finfluenzat 663
INSUFlCIENCIA CARDÍACA 603 :"leumonías 665
Fisiología de la insuficiencia cardíaca 604 Tuberculosis 669
Insuficiencia cardíaca co ngestiva 608 Infecciones micóticas 6 73
Edema agud o de pulmón 6 14 CÁNCER DE PUUvlÓN 675
Shock cardiogénico 614 Carcinoma broncogénico 675
Sostén mecánico y trasplante cardíaco 6 16 Etiología y patogenia 676
INSUFICIENCIA CIRCULATORIA (SHOCK) 61 7 Manifestaciones 6 77
Shock hipovolémico 617 Diagnóstico y tratamiento 6 77
Shock obstructivo 621 ENFERMEDADES ~ ESPIRATORIAS EN LA INFANCIA 678
Shock. distributivo 62 1 Desarrollo del pulmón 6 79
Complicac1ones del shock 624 .A. Iteraciones d e la respiración 681
INSUFICI ENCIA CIRCU LATORIA EN NIÑOS Trasto rnos respi ratorios en el neonato 682
Y ANCIANOS 626 Infecciones respiratorias en los niños 683
Insuficiencia cardíaca en lactantes y niños 626
Insuficiencia cardíaca en ancianos 627
CAPÍTULO 3}
Trastornos de la ventilación y el intercambio
. UNIDAD gaseoso 689
Función respiratoria 6 31 TRASTORNOS DE LA INSUFLACIÓN PULMONAR 689
Trastornos pleurales 690
CAPÍTULO 29 Atelectasia 693
TRASTORNOS OBSTRUCTIVOS DE U \ VÍA AtREA 694
Control de la función respiratoria 633 Fisio logía de la erfcrmedad de la vía aérea 694
Asma bronquial 695
ESTRUCTURA DEL SISTEMA RESPIRATORIO 633
Enfermedad pulmonar obstructiva crónica 701
Vías aéreas de conducción 634
Bronquiectasia 706
Los pulmo nes y las vías respi ratorias 637
Fibrosis qufstica 707
Pleura ú38
NEUMOPATfAS INTERSTICIALES 709
INTERCAMBIO GASEOSO ENTRE LA ATMÓSF~RA Y LOS
Enfermedad pulmonar ocupacional 7JO
PULMONES 639
Sarco idosis 711
Propiedades bc3sicas de los gases 6 39
TRASTORNOS VASCU~ RES PU LMONARES 712
Ventilación y mecánica respiratoria 640
Embolia pulmonar 712
Vol úmenes pulmonares 644
Hipertensión pulmo nar 713
Eficiencia y trabajo respiratorios 647
Síndrome de disrrés respiratorio agudo 715
INTERCAMBIO Y TRANSPORTE DE GASES 647
INSUFICIENCIA RESPIRATORIA 7 16
Ventilación 647
Causas717
Pertusión 648
Manifestaciones 718
Difusión 649
Tratamiento 721
Equilibrio entre la ventilación y la perfusión 649
Transporte de gases 65 1
CONTROL DE LA RESPIRACIÓN 654 •
Centro respirato rio 65 5 UNIDAD
Ouimiorreceptores 655
Receptores pulmonares 656
Función renal, líquidos y electrólitos 725
Reflejo de la tos 656
Disnea 657
CAPÍTULO 32
CAPÍTULO 30 Control de la función renal
ESTRUCTURA Y FUNCIÓN RENAL 727
72 7

Infecciones. neoplasias y enfermedades Estructura macroscópica y localización 727


respiratorias en la infancia 659 Irrigación sanguínea renal 729
xxviii Índice

La nefrona 729 Mecanismos primarios y compensadores 797


Formación de la orina 731 Acidosis metabólica 798
Regulación del flujo sanguíneo renal 736 Alcalosis metabólica 802
Funciones renales de eliminación i37 Acidosis respiratoria 804
Funciones endocrinas del riñón 739
Alcalosis respiratoria 806
PRUEBAS DE FUNCIÓN RENAL 740
Análisis de orina 740
Tusa de filtración glomerular 741 CAPITULO 35
Pruebas sanguíneas 7 4 1 ~·ras:ornos ac. ia "-..:~-iór renal 309
Clstoscopia 742
Ecogratía 742 NEFROPATiAS COf\GÉNITAS 809
Estudios radiológicos y otros estudios de diagnóstico Agenesia e hipoplasia 810
por imágenes 742 Alteraciones de la posició n y de la forma del riñón 810
Nefropatía qufstica 810
TRASTORNOS OBSTRUCTIVOS 812
CAPÍTULO 33 Mecanismos de lesión renal 81 3
Litiasis renai 8 J 4
TrastC'í' 05 ( 1 ~ 1 balance de líquic•os INFECCIONES URINARIAS 817
ele<..trólitos 7 4" Factores etiológico.s 818
Manifestaciones 819
:::.1111111 Matfin y Caro/ M. Portf1 Diagnóstico }' tra:amiento 820
COMPOSICIÓN Y DISTRIBUCIÓN DI COMPARTIMIEN- Infecciones en poblaciones especiales 82 1
TOS DE LOS LÍQUIDOS CORPORALES /45 TRASTOR>JOS DE LA FUNCIÓ:-J GLOMERULAR 822
Conceptos introductorios 7.:16 Mecanismos de lesión glomerular 82 3
Distribución en compartimiemos de los líquidos Tipos específicos de glomerulopatías 823
corporales 748 Glomerulonefritis crónica 826
lnrerC'ambio entre los líquidos <:apilar e i ntersticial 749 Lesiones glomemlares asociadas con enfermedades
BALANCE DE SODIO Y AGUA 752 sistémicas 826
Regulación del balance de sodio 753 TRASTORNOS TUBULOINTERSTICIALES 827
Regulación del balance hidrico 755 Acidosis tubular renal 827
A lteraciones del voiumen de líquido isotónico 7 59 Pielonefritis 828
Alte;aciones de la concentración de sodio 762 Nefropatfas ocas;onadas por fárrracos 829
BALANCE DE POTASIO 767 NEOPLASIAS 830
Regulación del balance de potasio 767 Tumor de Wilms 830
Alreraciones del balance de potasio 768 Cáncer renal del adulto 830
BALANCE DE CALCIO, FOSFATO Y MAGNESIO 773
Mecanismos ele regulación del balance de caicio.
fosfato y magnesio 77 4 CAPÍTULO 36
,'\Iteraciones en el balance de calcio 776 ' lSdÍíCicncia renal 8.B
Alteraciones en el balance oe fosfato 780
Alteraciones en el balance de magnesio 783 INSUFICIENCIA RENAL AGUDA 833
Tipos de insuficiencia renal aguda 834
Diagnóstico y traram:emo 836
CAPÍTULO 34 INSUFICIENCIA RE'lAL CRÓNICA 837
Estadios evolutivos 837
frastor nos del equilibrio ácido-base 789 Manifestaciones clínicas 839
MECANISMOS PARA MANTENER EL ESTADO Tratamiento 844
ÁCIDO-BASE 789 INSUFICI ENCIA RE'\JAL EN NIÑOS Y ANCIANOS 847
Ouímica del equilibrio ácido-base 789 Insuficiencia renal crónica en niños 847
Producción de ácidos metabólicos y de bicarbonato 790 Insuficiencia renal crónica en ancianos 848
Cálculo del pH 79 i
Regulación del pH 792
Pruebas de laborarono 796
CAPÍTULO 37
TRASTORNOS DEL EQUlUBRIO ACIDO-BASE 797 Trastornos de :a elirninadón de orina 8 51
Trastornos dei equilibrio ácido-base metabólicos
CONTROL DE LA ELl'v! INACIÓN DE ORINA 851
y respiratorios 797
Estructura de la vejiga 851
Índice xxix

Control nervioso de la función vesical 852 Divertículo eso fágico 887


Métodos diagnósticos para la evaluacion Desgarros esofágicos !síndrome de Mallory-Weiss) 888
la de función vesical 85 5 Reflujo gastroesofágico 888
ALTERACIONES DE LA FUNCIÓN VESICAL 856 Cancer de esófago 889
Obstrucción y estasis urinarias 856 TRASTOR\105 DEL ESTÓMAGO 890
Vejiga neurogénica 858 Barrera mucosa gastrica 890
Incontinencia urinaria 86 1 Gastritis 891
C.Á.NCER DE VEJIGA 865 Enfermedad ulcerosa 893
Etiología y fisiopatología 866 Cáncer de estómago 895
Manifestaciones 866 TRASTORNOS DEL INTESTINO DELGADO Y
Diagnóstico y tratamiento 866 DEL INTESTINO GRUESO 896
Síndrome del intestino irritable 896
Enfermedad i ntestinal inflamatoria 897
Enterocolitis iníecciosa 900
Enfermedad diverticular 902
Apendicitis 902
Función gastrointestinal 869 Trastornos de la motilidad imestinal 903
Trastornos de la absorción intestinal 908

CAPÍTULO 38 Neoplasias 910

Control de la función ga!=troiritcc;tinal 871


ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN DEL TRACTO CAPÍTULO 40
GASTROINTESTINAL 871 Trastomo5 de la función hepatobiliar
Tracto gasuoimestinal superior 872
y del pá ncreas exócrino 91 7
Tracto gastrointestinal medio 87 3
Tracto gastrointestinal inferior 873 EL HÍGADO Y EL SISTEMA HEPATOBlLIAR 917
Estructura de la pared gastro intesrinal 873 Funciones merabólicas del hígado 920
MOTILIDAD 875 Producción de bilis y colestasis 9 22
Mecanismos de control neural 875 Eliminación de bili rrubina e ictericia 922
Masticación y deglución 876 Pruebas de función hepatobmar 924
Motilidad g~strica 877 TRASTORNOS DE LA FUNCIÓN HEP.ATOBILlAR 925
Motilidad del intestino delgado 877 Enfermedad hepatica i nduc:da por drogas 925
Motilidad colónica 878 Hepalitis 927
Defecación 878 Trastorno s biliares intrahepáticos 932
FUNCIONES SECRETORAS Y DIGESTIVAS 879 En fermedad hepática i nduoda por alcohol 932
Control de las funciones secretoras 879 Cirrosis. hipertensión portal e insuficiencia hepática 934
Hormonas gastrointestinales 879 Cáncer hepático 939
Secreciones salivales 879 EASTORi\OS DE LA VESiCULA BILIAR Y DEL
Secreciones gástricas 880 P.l\NCREAS EXOCRINO 94 l
Secreciones intestinales 88 1 Trastornos de la vesícula biliar y de los co nductos
DIG E....~'flÓN Y ABSORC!Ó:--J 88 l biliares extrahepáricos 941
Absorción de hidratos de carbono 883 Trastornos del páncreas exocrino 944
Absorción de grasas 883
Absorción de protefnas 884

CAPITULO 39
~ac;tor los de a '11rición gastroin ..eslinal S8 5
Función endocrina 949
MANIFESTACIONES DE LOS TRASTORNOS GASTROIN- CAPÍTULO 41
TESTINALES 885
Anorexia. náoseas y vómitos 885 Mecamsnos de co'1tro' enaocrino 95 l
Hemorragia digestiva 886 Glenn Matfin . lulie A. Kt1enzi 1J Safak Guven
TRASTORNOS DEL ESÓFAGO 887 EL SISTEMA ENDOCR INO 951
Disfagia 887 Las hormonas 951
XXX Índice

Control de ios niveles de hormonas 956 1' ~

Pruebas diagnósticas 959


UNIDAD /~=- ~: ._ . :
Función genit.owinaria y reproductiva 1O1 7
CAPÍTULO 42 CAPÍTULo 44
Trastornos en el control endocrino
Sistema genitourinario masculino 1019
del crecimiento y el metabolismo 96 I
Glenn Matfin
Glenn Malfín , lidie A. Kuenzi y Safa/{ Guven
ESTRUCTURA DEL SISTEMA REPRODUCTOR
ASPECTOS GENERALES DC Lz\S ALTERACfONES
MASCULINO 1019
DE LA FUNCIÓN ENDOCRINA 961
Desarrollo embrionario 1O19
Hipofunción e hiperfunción 96 1
Testículos y escroto 1020
Trastornos primarios. secundarios y terciarios 962
Sistema de conductos genitales 1021
TRASTORNOS HlPOFlSf\RIOS Y DEL
Órganos accesorios 1022
CRECIMIENTO 962
Pene 1023
Tumore~ hipofisarios 962
ESPERMATOGENESIS Y CONTROL HORMONAL DE LA
H!popituitarismo 963
FUNCIÓN REPRODUCTIVA MASCULINA 1023
Evaluación de la función hipotál amo-hipcfisaria 963
Espermatogénesis 1023
Trasrornos del crecimiento y alreraciones de la hormona
Control hormonal de la función reproductiva masculína
del crecimiento 963
1024
Pub ertad precoz isose xual 969
CONTROL NERVIOSO DE LA FUNCJÓN SEXUAL Y
TRASTORNOS TIROIDEOS 970
CAMBIOS ASOCIADOS CON EL ENVEJECIMIENTO 1027
Control de la función tiroidea 970
Control nervioso 1027
Hipoti roidísrn o 97 3
Cambios asociados con el envejecimiento 1028
Hiperti roidismo 975
TRASTORNOS DE LA FUNCIÓN
CORTICOSUPRARRENA L 977
Cont rol de la función cortícosuprarrenal 977 CAPÍTULo 45
Hiperplasia suprarrenal congénita 980 Trastornos del sistema genitourinario
Insuficiencia cortícosuprarrcnal 981
masculino 1031
Exceso de hormonas glucocorticoideas (síndrome
Clenn Miitfur
de Cushingl 983
Masa suprarrenal como hallazgo accidental 984 TRASTORNOS DEL PENE 1031
Trastornos congénitos y adquiridos 1031
Trastornos de la función eréctil 1033
Neoplasias 1036
TR ASTORNOS DEL ESCROTO Y LOS TESTÍCULOS 1036
CAPÍTULO 43 Trastornos congénitos y adqui ridos 10'37
Infección e i nflamación 10 40
Diabetes mellitus y síndrome metabólico 987 Neoplasias 104 t
Safak Guven. Jt,/ie A. Kue11zi y Glettn Malfin TRASTORNOS DE LA PRÓSTATA 1043
CONTROL HORMONAL DE LA GLUCEM I/\ 987 Infección e inflamación 1043
La glucemia 988 H iperplasia y neoplasias 1044
Hormonas reguladoras de la S!lucosa 988
DIABETES MELLITUS 992 V

Clasi ficación y etiología 993 CAPÍTULo 46


Mani festaciones clínicas 999
Aparato reproductor femenino 1051
Estudios diagnóst¡cos 999
Patricia McCotwn Mrhrin~
Manejo de la diabeLes 1000
Complicaciones agudas 1006 ESTRUCTURAS REPRODUCTIVAS 105 !
Mecanismos contrarreguladores. efecto Somogyi Genitales externos 1051
Y fenómeno del alba ¡dawn phenomenon) 1008 Genitales internos 1053
Complicaciones cró nicas 1008 CICLO M ENSfRUAL 1055
Infecciones 101 3 Control hormonal 105 5
Índice xxxi

Desarrollo del folículo ovarico y ovulación 1058 Herpes genital 11 01


Cambios endometriales 1058 Molusco contagioso l 103
Cambios en el moco cervical 1059 Chancroide 1103
Menopausia 1059 Granuloma inguinal 1103
MAMAS 1062 Linfogranuloma venéreo 1103
Estructura y función 1062 1:--JFECCJONES VAGINALES 1104
Candidiasis 1104
Tricomoniasis 1105
Vaginosis bacteriana (vaginitis inespccífical 1105
CAPÍTULO 47 INFECCIONES VAGll\ALES. UROGENITALES Y
SISTtMICAS i 106
Trastornos del aparato reproductor Infecciones por CManrydia 1106
femenino 1065 Gonorrea 1108
Patricin McCowen Mehring Sífilis 1109
TRASTOR NOS DE LOS GENITALES EXTERNOS Y LA
VAGINA 1066
'Trastornos de los genitales externos 1066 -
'Trastornos de la vagina 1068
TRASTORNOS DEL CUELLO UTERINO Y EL ÚTERO 1070 UNID.AD
Trastornos del cuello uterino 1070
Trastornos del útero 107 4 Función nerviosa 11 11
TRASTOR NOS DE LAS TROMPAS DE FALOPIO Y LOS
OVARIOS 1078
Enfermedad inflamatoria pelviana 1078
CAPÍTULO 49
Embarazo ectópico 1079 Organización y control de la función
Cáncer de la t rompa de Falopio 1080 nerviosa 111 3
Quistes y tumores benignos del ovario 1080 Erlward W Carro// y Robin L Curlis
TRASTORNOS DEL SOPORTE PELVIANO Y LA POSICIÓN
CÉLULAS DEL TEJI DO NERVIOSO 11!3
UTERINA 1083
Neuronas 1114
11astomos del soporte pelviano 1083
Células de sostén 1li4
Variaciones en posición uterina 1085
Requerimientos metabóiicos del tejido nervioso 1117
TRASTORNOS MENSTRUALES 1086
COMUNICACIÓl\I ENTRE LAS CtLULAS
Ciclos menstruales disfuncionales 1086
NERVIOSAS 1118
Amenorrea 1087
Potenciales de acción 1118
Dismenorrea 1087
Transmisión sináptica 1119
Síndrome premenstrual 1087
Moléculas mensajeras 1121
TRASTORNOS DE LAS MAMAS 1089
ORGANIZACIÓN EVOLUTIVA DEL SISTEMA
Galactorrea 1089
NERVIOSO 1123
Mastitis 1089
Desarrollo cmbrionzrio 112 3
Trastornos ductales 1089
Organización segmentaría 1125
Fibroadenoma y enfermedad ftbroquística 1089
LA MÉDULA ESPINAL l 13 3
Cáncer de mama 1090
Nervios raquídeos 1134
INFERTILIDAD 1093
Reflejos medulares 113 5
Factores masculinos 1093
EL CEREBRO 1138
Factores femeninos 1093
El cerebro posterior (prosencéfaloJ 1140
Tecnologías de reproducción asistida 1095
El cerebelo 11 41
El cerebro medio (mesencéfalo) 1141
El diencéfalo 1141
Los meninges 114 5
CAPÍTULO 48 El sistema ventricular y el líquido cefalorraquídeo 1146
Barreras hematoencefálica y cerebroespinal 114 7
Enfermedades de transmisión sexual 1099
EL SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO J 150
Patricia McCowen Mefiring
Vías eferentes autónomas 11 51
_\!FECCIONES DE LOS GENITALES EXTERNOS 1099 Vías de integración central 1154
Papilomavirus humano (condilomas acuminados) 1099 Neurotransmisión autónoma 1155
.
- ~

. ... -lt~
. _,
.. - ... -__._..-· ..
xxxii Índice

CAPÍTULO 50 CAPÍTULO 52
Funció:i somatosensi:iva. dolor Trastornos de la función cereb ral 1229
y cefalea 11 59 Diane Book
Efü.abetn C. Devine MECANISMOS Y MANIFESTACIONES DE LAS LESIONES
CEREBRALES i 229
ORGANIZACIÓN Y CONTROL DE LA FUNCJÓN
Mecanismos de lesión 1230
SOMATOSENSITIVA 1159 Traumatismo craneano o lesión encefálica 1238
Sistemas sensitivos 1160 Manifestaciones de la lesión cerebral global 124 1
Modalidades sensitivas 1164 ENFERMEDAD C~REBROVASCULAR 1245
Evaluación clínica de la función somatosensitiva 1166 Circulación cerebral 1246
EL DOLOR l 167 Accidente cerebrovascular (ataque cerebral! 1247
Teorías del dolor 1168 INFECCIONES Y NEOPLASIAS 1256
Mecanismos y vías del dolor 11 ó8 Infecciones 1256
Umbral y tolerancia al dolor 1171 Tumores cerebrales 12 58
Tipos de dolor 117 2 TRASTORNOS CONVULSIVOS 126 1
Evaluación del dolor 1175 Etiología: convulsiones provocadas y no provocadas 1261
Tratamiento del dolor 1176 dasificación 1262
ALTERACIONES DE LA SENSIBILIDAD AL DOLOR Diagnóstico y tratamiento l 264
Y TIPOS ESPECIALES DE DOLOR l 180 Estado epiléptico convulsivo generalizado 1265
Alteraciones de la sensibilidad al dolor 1181
Tipos especiales de dolor 1181
CEFALEA Y DOLOR ASOCIADO 1184
Cefalea l l 84
CAPÍTULO 53
Dolor en la articulación ternporomandibular 1187 Trastornos del pensamiento. el estado
DOLOR EN NIÑOS Y ANCIANOS 1187 de ánimo y la memoria l 2ó9
Dolor en nif1os 1188 Sandm Kawczwnski Pasen
Dolor en ancianos 1! 89 EVOLUCIÓN EN EL CONOCJMIENTO
DE LA ENFERMEDAD MENTAL 1269
Perspectivas históncas 1270
r>apel desempeñado por la herencia en la enfermedad
CAPÍTULO 5} mental 1271
FUNDAMEN1DS ANATÓMICOS Y NEUROQUÍMICOS
Tras..orno~ de a función motora 1193 DEL COMPORTAMIENTO 1272
Caro/ M. Porth y Robin L. Curtís Anatomía cerebral relacionada con el
comportamiento 1272
CONTROL DE LA FUNCIÓN \t10TORA 1193 Fisiología de la percepción. el pensamiento
Función motora 1193 y la memoria 127 4
Trastornos de la función moto ra 1197 irastornos de la percepción 1275
Trastornos del tono muscular 1197 Papel de los neuromediadores l 276
Paresia y parálisis 1197 Métodos de diagnóstico por imágenes 127/8
TRASTORNOS DE LOS MÚSCULOS ESQUELÉTICOS TRASTORNOS DEL PENSAMIENTO Y LA
Y LOS NERVIOS PERIFÉR ICOS 1199 VOLUNTAD 1278
Trastornos de los músculos esqueléticos l I 99 Esquizofrenia 1278
1tastornos de la unión neuromuscular 1201 TRASTOR\JOS DEL ESTADO DE ÁNIMO 1281
líastomos de los nervios periféricos 1202 Depresión l 28 l
TRASTORNOS DE LOS GANGLIOS BASALES TRASTOR!'JOS DE ANSIEDAD l 284
Y DEL CEREBELO 1207 Trastorno de pánico 1285
Trastornos <le los ganglios basa!es 1208 1Tastomo de ansiedad generalizada 1285
Trastornos del cerebelo 121 3 Trastorno obsesiv0<ompulsivo 1285
TRASTORNOS DE LAS MOTONEURONAS líastorno de ansiedad social 1286
SUPERIORES 12 14 TRASTORNOS DE LA MEMORIA Y LA COGNICIÓN:
Esclerosis lateral amiotrófica 1214 DEMENCIAS 1286
Trastornos desmielinizantes l 215 Enfermedad de Alzheimer 1286
Lesiones de la médula espinal 1217
Otros tipos de demencia l 289
Índice xxxiii

Vértigo 1350
Trastornos del movimiento 1351
Trastornos de la función vestibular periférica 1351
Trastornos de la función vestibular central 1353
Función de sentidos es11eciales 129 3 Pruebas diagnósticas de la función vestibular 1353
Tratam¡ento de los trastornos vestibulares 1354
CA PÍTULO 54
• rclS,or•10::, d e la "U'lciÓP 'Súal 129 5
Edward W Carro//. Carro/ M . Porl(1 y Robin L. Curlis
TRASTORNOS DE LAS ESTR ~JCTU RAS ACCESORIAS
DFL OJO 1296
Trastornos de los párpados 1296
Trastornos del sistema iagrimal 1299
Función musculoesquelélica y
TRASTOl~\JOS DE LA CONJUNTIVA. LA CÓRNEA Y EL tegumentaria l 3 57
TRACTO UVEA L 1299
Trastornos de la conju ntiva 1100
Trastornos d e la córnea 1301
CAPÍTULO 56
Trastornos del tracto uveal 1304 Estructura 'J función de' sistema
Pupila y reflejos pupilares 1304 m usculoesquc!ético 13 '1 9
PRESIÓN INTRAOCULAR Y GLAUCOMA 1305
Control de la presi ón intraocular 1305 CARACTERÍSTICAS DEL TEJI DO ESQUELÉTICO 1359
Glaucoma 1306 Cartílago 1360
Tl<ASTOR NOS DEL CRISTALINO Y SU FUNCIÓN 1308 Hueso 1360
Trastornos de la refracción y la acomodación 1308 Control hormonal de la formación y el metabolismo
Cataratas 1310 del hueso 1362
TRASTORNOS DEL HUMOR VfTREO Y LA RETINA 13 11 ESTRUCTURAS ESOUELt.TICAS 1365
Trastornos del hu mor vftreo 13 11 Oasificación de los huesos 1365
Trastornos de la retina 1311 Tendones y ligamentos l '366
TRASTORNOS DE LAS ViAS NERVIOSAS Y LOS Articulaciones 1366
CENTROS CORTICALES 1321
Vías ópticas 1321
Co rteza visual 1321
Campos visuales 132 1
TRASTORl\OS DE LOS MOVIMIENTOS
CAPÍTULO 57
OCULARES 1324 Tras•ornos de ·a ~l .-e· 6r esquelé~ica. saumatis-
Músculos extraoculures y su inervación 1324 mo s. infecciones y neoplasias J 36Q
Estrabismo 1326 Katfrleen E. Gunta y Maril!jn Kiny Hig(1tower
/\rnbliopía 1326
LESIONES Y TRAUMATISMOS DE ESTRUCTU RAS
MUSCU LOESOUELÉTICAS 1369
Lesiones en los ajetas 1370

CAPÍTULO 55 Lesiones de te1idos bl ando~ 1370


Lesiones articulares lmusculotendinosasl 1370
·rast.:ornos de las funciones auditiva Fracturas 1374
Complicaciones de las fraci:uras y de otras lesiones
•·estio..i ar B 1
m u~rnloesqueléticas 1380
Susan A. Fontana y Caro/ M. Porth
JNFCCCIONES DE LOS HUESOS 1382
f RASTORNOS DE LA FUNCIÓ:--1 AUDITIVA 1333 Osteomielitis 1382
Oído e xterno 1334 Tuberculosis de huesos y articulaciones 1385
Oído medio y trompa de Eustaquio l 3 3 5 OSTEONECROSIS 1385
Trastornos del oído interno 1340 NEOPLASIAS 1386
Trastornos de las vías auditivas centrales ! 342 Caracteñsticas de los tumores óseos 1387
Hipoacusia l 3L13 >Jeoplasias benignas 1'387
:-RASTORNOS DE LA FUNClÓN VESTIBU LAR 1347 Neoplasias malignas de los huesos l 387
Sistema vestibular y reflejos vestibulares 134 7 Enfermedad ósea metastásica 1390
xxxiv indice

Epidermis 14.12
CAPÍTULO 58 \1embrana basal 1445
Dermis 1445
Trastornos de 1a función esquelética: alteracio-
Tejido subcutáneo thipodemiisl 1446
nes metabólicas del desarrollo 1393 Anexos de la piel 1447
Mariltfl1 King Higfilowcr y Katf1/ee11 E. Gunla
ALTERACION ES DEL CRECIMIENTO Y EL DESARROLLO
DC.L ESQUELETO 1393 CAPÍTULO Ó)
Crecimiento y remodelación de los huesos l 394
Alteraciones durante los periodo s normales Alteraciones de la función y la integridad de la
de crecimiento 1395 piel 14.19
Deformidades hereditar'. as y congénitas 1398 Gladys Simandl
Osteocondrosis juveniles 1401
MANIFESTACIONES DE LOS TRASTORNOS
Escoliosis 1403
CUTÁNEOS 1450
E[l.;FERMEDADES ÓSEAS METABÓLICAS 1406
Lesiones y exantemas 14 50
Osteopenia l 407
l"Jru rito 1450
Ostenporosis 1408
Piel seca 14 5 1
Osteornalacla y raquitismo 141 O
Variaciones en las personas de piel oscura l 452
f nfermedad de Pager 1412 LESIÓN CUTANEA CAUSADA POR LA RADIACJÓN
ULTRAVIOLCTA 1453

CAPÍTULO 59 Rayos ultravioletas 14 53


Quemaduras solares 1454
Tras..:ono:; de la función e!-quelética: Fotosensibilidad inducida por fármacos 14 54
Pantal las solares y otras medidas de p rotección 14 54
atecciores reL1rnáticas 141 7
TRASTORNOS PRIMARIOS DE LA PIEL 1455
Debra Bamro(t Rizzo
Trastorn os pigmentarios de la piel l 4 56
ENFERMEDADES REUMÁTIC1\S AUTOtNMUNlTARIAS 1nfeccion es 14 57
SISTÉM lCAS l 41 7 Acné y rosácea 1465
Artritis reumatoide l 418 Dermatosis alérgica y por hipersensibilidad 1468
Lupus eritematoso sistériico 1422 Dermatosis papuloescamosas l 472
Esclerosis sistémica l 4 2 4 Infestaciones por artrópodos 1475
Polimiositis y dermatomiosttis 1424 NEVOS Y CÁl''\CER DE PIEL 1477
ARTRITIS ASOCIADA CON ESPONDI LITIS l 425 Nevos 1477
EspondiloartropaEias seronegativas 1425 Cáílcer de piel 1478
SiNDROME ARTRÓSICO 1429 QUEMA DURAS 1481
Epidemiología y factores de riesgo 14 29 Clasificación 1482
Patogenia l 4 30 Complicaciones sistémicas 1483
Manifestaciones dínicas 14 31 lratamienro 1485
Diagnóstico y tratamiento 1432 Rerabiütación 1486
ENFERMEDADES METABÓLICAS ASOCIADAS MANIFES!AClONES CUTÁNEAS RELACIONADAS
CON ESTADOS REUMÁTICOS 1433 CON LA EDAD 1486
Artropatías inducidas por cristales 14 3 3 Manifestaciones cutáneas durante la lactancia
ENFERMEDADES REUMATICAS EN NIÑOS y la niñez 1486
Y ANCIANOS 143 5 Manifestaciones y trastornos cutáneos en los
Entermedades reumáticas en niños 14 3 5 ancianos 1489
Enfermedades reumáticas en el anciano 14 36
.\l'E~rnCE ¡y VALO:~b DE l •.\JORATül<IO 1·19-l

CAPÍTULo 60 \P!:.'liDl(F a· ENL.:\...:Es DF 1:--JTERNET J 4Cl7

Estructura y función de 1<:1 piel 144 l


GladlJS Simandl
ESTRUCTURA DE LA PIEL 1441 iNDILE A Af fTICO 1e¡ 11
...~
~~~. it.¡D'-1t lteti!ad ~ q
&mUias~ ~~a óóstUmbre Wcional; la' pmsenda
dé:;~ nidos muna &milia garantizaba la supervive~ por fo
mCD05 de 21gunos de dios. La CJPCCtativa de vida se incrementó con el
transCUISO de los siglos; en la actualidad, una persona que vive en un país
desarrollado tiene una esperanza de vida de 71 a 79 afias. Aunque la
expecrariva de vida ha aumentado de manera muy significativa desde la
antigüedad, la longevidad humana se mantuvo virtualmente inalterada.
Los intentos de resolver el misterio de: la longevidad humana, que pare·
cena estar programada por vía genética, comenzaron con Gregor
Mendel (1822-1884), un monje agustiniano que sentó las bases de la
genética moderna mediante experimentos realizados con arvejas en d
jardín de un monasterio. En Ja actualidad los genetistas investigan los
faccores determinantes de la duración de la vida humana. Hasta el pre-
sente, los científicos no lograron identificar un gen del envejecimienco
que sea responsable de limitar la duración de la vida humana, pero
observaron que las células poseen una capacidad finita de reproducción.
A medida que envejecen, los genes pierden la capacidad de cumplir sus
funciones en forma progresiva y las células la capacidad de elaborar las
sustancias necesarias para desempeñar sus funciones especializadas e
incluso asegurar su propio mantenimiento. Los radicales libres, las
mutaciones del O NA cdular y el proceso de muerte celular programada
constituyen algunos de los factores que actúan en concordancia para
afectar el funcionamiento celular.
CAPÍTULO

Conceptos de salud
1
y enfermedad
Georgianne H. Heymann
Carol M. Portn

de: lo~ mecanismos inmunes. el descubrimiento de antibióticos


SALUD Y SOCIEDAD
nue\'OS para combatir las infecciones, el desarrollo de vacunas para
SALUD Y ENFERMEDAD·
prevenir diversas enfermedades, la quimiorerapia para combatir rd
UNA PERSPECTIVA HISTÓRICA
cáncer y los fármacos para conrrolar las manifestaciones de dis-
La Influencia de los ortmero<: :irndérnico ...
cimas enfermedades menea.les.
El "'i.!,lo XIX
El c:.igo XX El advenimienco de la píldora para el control de la natali-
dad y los progresos del cuidado prenatal redujeron la.~ casa.~ de
El s {;lo XX I
natalidad y mortalidad neonatal e infantil. Los progrc~os cien-
PERSPECTIVAS DE LA SALUD
Y U\ ENFER.\1EDAD EN LOS INDIVIDUOS ~cos .Y recn ológicos también pt:rmirieron aumentar la super-
vJYencia de neonacos pretérmino y niños con enfermedades que:
Salud
ames eran incurables, como los estados de inmunodeficiencia v
Salud y enfermedad corno e;,t~dos de adaptación
la leucemia. También se prolongó la supervivencia de person~s
l:.nfe riedad
con enfermedades y traumatismos graves de codos los grupos
Etiología
de edades en rérminos gener:¡[es, esros avances de cerminaron un
Patogenia
aumento de la longevidad, un desplazamienco de la disrribu-
Morfología
ción eraria de la población y un incremento de las enfermeda-
Manifestaciones clínicas
Diagnóstico des relacionadas con el envejecimienro. En la actualidad, la car-
diopatía coronaria, los accidemes cerebrovasculares v el cáncer
Evolución clínica
reemplazaron la neumonía, la tuberculosis, la diarre; y la ence-
PERSPECTIVAS DE SALUD Y
riris, c¡ue eran las causas principales de muerre a comi~nzos del
ENFERM EDAD EN L~S POBLACIONES
siglo XX.
Epidc.niologíc1 ' parrones de e'"te·med;id
Este capítulo, concebido como la incroducción al libro, se di-
Prevalencia e incidencia
vide en marro secciones: salud y sociedad, una perspectiva h is-
Morbilidad y mortalidad
Determinación de loe; fauor~s de r:esgo tórica de la salud y la sociedad, I ~ perspectivas de la salud y la
enfermedad en pe rsonas individuales y las ¡xrspectivas de la sa-
El estudio de Framingham
lud y la enfermedad en las poblaciones. La ~lnalidad de est e at-
El estudio de salud en enfermeras ("Nurse·s Health"l
Evolución naturnl pfrulo e~ ofrecer al lecro1 un panorama más am plio de los as-
'lliveles de pre.. enciór pectos hisróricos de la salud y la enfermedad, de la relación emrc
Prác .u:a casao o en 1a e>· idcr.cia y princip!os practi- la salud, la enfer medad, los individuos y !as poblaciones, e in-
cos gt!ncrales troduci r térmi nos como eriologít1 y p11togenit1, que se utili1A
1ron a
lo largo de codo el cexto.

os_ concep tos _de salud y enfermedad predominantes a co- 1Salud y sociedad
L nuenzos del siglo pasado diferían en grado significativo de
los prevalenres en la acLualidad. En L1 mayoría de las na-
ciones industrializadas del mundo, las personas viven más tiempo
Toda pmo11tr qtte nace posee Íll doble ciu~ladtrnút del mino d.e /11
s(l/ud y el reino de la enfermedad. A11m¡111: eotlos preferimos utilizar
y disfi-utan de un esrilo de vida más sano. En gran medida este enfo muz excl.usivtt ef buen pasapom, J11rtk o rempr111u> cúbnnos idm-
progreso se debió a los avances recientes en los terrenos de la cien- rificamos, al mmos dttrame 111z !ap.10 breve, como ciudadanos tlt'!
cia y la tecnología que perm itieron un conocimiento más cabal orro reino. 1
UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

Después de completnr esta sección del capítulo pndrd alconzm los que florecieron durante el renacimiento hasta configurar una tra-
S~'l}Úenti:s
objetivos: dición basada en 1'1 creencia de qm: todo lo que debía conocerse
podía descubrirse mediante una invesrigación más minuciosa del
Describir los couceptos utilizados para esrablecer sistemas de cuerpo; los sistemas, las células, los rejidos corporales y el DNA. 3
creencias ea el seno de una comunidad y los cfecros de estos La dominación política y económica impuesca por el occidente
sistemas sobre sus prácticas sanitarias. condujo a la vigencia predominanre de estas creencias en gran
Identificar una enfermedad prcsunramente provocada por una parce del mundo.
emoción específica y las caracrerísricas atribuidas a ella. Cada sociedad posee su propio cuerpo de ideas y creencias
Explicar por qué la mitologización de una e.n fermedad puede rela..:ionadas con la vida. la mucrce y la enfermedad. Estas per-
ser perjudicial para los individuos que componen una sociedad. cepciones configuran el concepro de salud en una sociedad de-
terminada. Mienrras algunas costumbres y creencias tienen por
Hay regimos de larga dala que documentan las preocupacio- finalidad preservar :1 bs comunidades de la enfermedad, orras en
nes del ser hwnano por la salud y el bien<:Sta.r personales y de la realidad invitan ai desastre y son la causa Je enfermedades.
comunidad a la que pertenece. las creencias rdai:ionadas con la Las creencias de los pueblos relacionadas con la salud y la en-
salud y la enfermedad predominames en la anrigüedad no se co- fermedad pueden modificar el desi:ino de naciones enreras. Un
nocen con certeza, pero hay evidencias de que siempre qm.- d ser ejemplo de ello es la conquista del imperio azteca. Los historia-
humano formó un grupo social, algunos individuos asumieron d dores se preguntan desde hace mucho cómo fue que Hernán Cor-
papel de b'artadores y se hicieron responsables de la salud de !a co- tés, quien contaba ~olo con 600 hombres, logró conquistar el im-
m unidad para inrenrnr prevenir o curar la enfermedad . perio azteca, compuesto por millones de individuos. El historiador
Duranre !a prehiscoria los pueblos creían que: la enfrrmedad WiUiam H. McNcill sugirió una serie de aconcecimiemos quepo-
se provocaba por la ira de los dioses o los cspírirus malignos y que dría explicar cómo un puñado dé hombres logró someter a una
la curación de los enfermos requería la pacificación de los dioses nación de millones.
o la expulsión de los espírims malignos del cut:rpo. Los sanado- Si bien los aztecas en un principio pensaron que los españoles
res o los sacerdotes tribales desempeñaban csra carea. .Ellos imen- moneados a caballo y provistos de armas de fuego eran dioses, la
caban pacificar a los diosc::s o exorcisar los espirirus m:ilignos me-
diante encames mágicos, bt:cbiws y conjuros. También se cuenra
con evidencias de imenros de intervención quirúrgica. La trepa- .' .
nación se llevaba a cabo medianrc un inscrumemo de piedra para .>}.:¡~~ r
perforar el cráneo de los enfermos, presuntamente para liberar lo~ ---
espíritus malignos responsables de la enfermedad. Es probable que -· ...
=---~
'l
'\
~
los sanadores de la prehistoria descubrieran que numerosas plan- '
tas podían utilizarse como fármacos.
La salud de los miembros de una población también requería
l:t participación de la humanidad eu su conjunto, d::ido que la
propia comunidad a menudo se encargaba de lo; cuidados de las
personas considerJdas enfem1as o discapacitadas. Las primeras
evidencias de esca función comunitaria se remontan a ia cueva de
la Edad de fü:dra de Rip:uo del Romio, en el sur de lralia. En
esca cueva se bailaron los restos de un enano adolesccnre. A pe-
sar dC' csra discapacidad severa, que sin duda limitaba en grado
considerable su c.:apacidad de cazar o desplazarse. esce joven so-
brevi,ric} hasta los 17 años. Para ello la coml!nidad debió cuidarlo
e incorporar la cornp:isión por sus miembros a su sistema de crc-
c:nc.ias.J Es probable que esrc tipo de comunidades e.xisrier.t du-
rante coda la pcehisroria y que al csrar separadas enae sí sin me-
dios de comunicación formales se basaran en las medicinas
herbarias y la acrividad grupal para preservar la salud.
A lo largo de la hisroría los pueblos y las culturas desarrolla-
ron sus prácticas sanitarias sobre la base de sus sistemas de ere~
encías. En muchas culcuras cradicionalcs los conceptos de salud y
enfermedad se relacionaban en mayor medida con un vínculo en-
rre los seres humanos y los planc~~. las estrellas, las monmñas,
los ríos, lo.~ espíritus. los ancestros, los dioses y demonios, d cielo
y el averno. Aw1quc tradiciones, como las relacionadas con las
culturas china e india. tenían una visión cósmica dd mundo, lo
sobrenatural no de.sempenaba un papel fundamenral en ellas.
Con el transcurso del tiempo el sistema de creencias occidemal
Fue dejando de lado muchos de estos elcmenros. Este proceso co-
mem.6 con la rradicióu griega. que ab:indonó las creencias en los
poderes sobrenaruralcs sin dejar de creer en las inAuencias am- Influencias de los signos del zodíaco sobre el cuerpo humano.
y r
b ienrales, conrinuó con los conceptos anarómicos fisiológicos !Gentileza de la National Library of Medicine.)
CAPfTULO 1 Conceptos de salud y enfermedad 5

experiencia b dcmoscró lo contrario. Los encuemros bélicos reve- al ien tan el miedo y el aislamiemo social. l'nr el conrrariC>, esras
laron la vulnerabilidad de los caballos y las limica.ciones de la.s ar- creencias pueden genera r co rn;i~ión hacia el pacieme, promover
mas de fuego primitivas, y los azteC2S lograron expulsar a Cortés y la búsqueda de soluciones y sustentar csfuertos destinados a me-
sus hombres de su imperio. Lamemablemenrc para los. aztecas. los jorar el escado de salud de orras personas.
~pañoles posdan un arma mucho más dt'VaSradora que la pólvora:
la viruela. Después del contacto físico con los c:sp:tñoles se desató
1rna epidemia de viruela encre los azrecas. Dado que esta población En resumen, los conceptos de salu<l y enfermedad se modifican
carecía de in munidad heredada o adquirida, los resulrados fueron con el rranscurso dd tiempo. La época prehistórica se caracrc-
carasrrófico.~. Se presume que corre lUl cuarto y un cercio <le la po- ñzó por creencias que afirmaban que la ira de los dioses o los es-
blación falleció como con~ecuenci2 de la epidemia inicial. pírirus malignos cau.c¡;¡ban las enfcrmedadc.>. La curación reque-
Las implicaciones psicológicas de la cntcrmcdad fueron aun ria la pacificación de los dioses o el exorcismo de los espírirus
más devastadoras que la enfermedad en sí, dado que la epidemia malignos. Es-ra tarea .:r,\ rc.:sponsabilidad de los sanadores o sa-
cobró innumerables víctimas cnm: los aborígenes sin afo..·tar a los cer<lores tribales. Lo~ sanadores prehisró ricos recurrían a nume-
españoles. Un modo de vida cooscruido alrededor de los dioses rosos tr.iramientos, como encantos mágicos, hechiw~ y conju-
aborígenes anriguos no pedía sobrevivir a esa demostración del ros, así como imen•enciones quirúrgit..is y plantas medicinales.
poder superior del Dios adorado por los españoles. No C$ difícil A través de los riempos, el concepto de salud en una sociedad
..:omprt:ndcr que en c.:sca situación los indíg.:nas aceptaron d cri~­ se modeló por las creencias relacionadas con la vida. la mucrre
cianismo y ~e somecicmn con docilidad al conrrol español: 1 Aw1· y la enfermedaU. Alguna~ creencias y costu mbres, como la com-
que vivimos en una era científica, la ciencia no errad icó las fan- pasión por los miembros discapacirndos de una com unidad,
tasías relacionadas con la salud y la enfermedad; d estigma y las tienden a sah·aguar&r la comunidad y mejorar la calidad de
implicaciones morab de: las enfermedades aún rienen vigencia en vida de rodos los miembros que la componen. En otras cir-
la era moderna. Mientras que en épocas pasadas se urdían hisco- cunstancias escas cn:<::nci.as promueven la enfermedad. como en
rias relacionadas con la lepra, la peste y la ruberculosis para in· el caso de los mico~ acerca de las causa.~ de las afecciones.
ducir miedo y culpa, en la era moderna se crean tabúes y leyen- A pesar de los avances de la ciencia y la tec nologla, los con-
das similares relacionadas con el cáncer y el síndmrm; de ceptos erró neos y la.~ fancasfas relacionados con la enfermedad
inmunodeficiencia adquirida (SllJA). siguen vigentes. En los siglos pasados enfermedad es como la le-
El mico <le la ruberculosis (TB) implicaba que una persona ru- pra. la peste y la tuberculosis originaron tabúes y mitos; ea b
berculosa era melancólica y poseía una personalidad superior. sen- actualidad esros rrascornos se reemplaaron por el cáncer r el
sible y crcariva, que lo desecaba r.omo un individuo rufemue. 1A1 SIDA. Los efectos psicológicos de los micos relaóonados con
melancolía o la tristeza co nvert[an a una persona en " intercsame" la enformedad put:dcn ser posirivos o negacivos. En d peor de
o romámica. La percepción general dd tubcn..ulo~o como un "ro- los casos sirven para esrigm;irizar y ajslar a las personas que b.
mánrico" no era solo un recur.;o lirerario sino una forma de pen- padecen, en d mejor de los casos puc:<len educar a La comuni-
sar que se insraló e a d imaginario popular >' pcrmició ignorar bs dad y mejorar La salud de sus m ic:mbros.
condiciones sociales q ue promovían la rubcrculosis, como el haci-
narnien m y las deficiencias higiénicas y nutricionales.
La imúlaci<ln de creencias rn la conciencia pública con fre- 1Salud y enfermedad: una perspectiva histórica
cuencia es solapada. Así como la tuberculosis a menudo ~e con-
sideraba una marca de personalidad, el cánc;er ~e percibió de ma- Dtip11.is de comp/,rar ma u cción del capírulo podrá alcrmurr /oJ
nera irracional como una enfermedad que reflejaba un aspecto síguienm objerivos:
negativo de clla. 1 En las publicaciones dedicadas a los aspecros
históricos psicológicos del cáncer a menudo se.: citan aucores an- Describir b contribuciones de los Jc:idémims griegos. iralia-
tiguos, como el méd i<.:o griego Galeno, quien observó que l a.~ "mll- nos e ingleses antiguos para la comprensión de la anammia,
jeres melancólicas" tenían más prohabilidades de padecer clncer La fisiología y la pacología.
de mama que hs "mujeres sanguíneas~ . Mc:ncionar dos avancc.s irnporranres d el siglo XlX que con-
La pena y la ansiedad con frecuencia se consideraban causas cribuycron para semar las bases de la prevención de enferme-
de cáncer. En el caso de personas públicas famosas, como Napo- dades.
león, U lysm S. Grane, Roben A. Tafr y Huben Humphrcy, se Mencionar rrcs avances imporranres del siglo XX q ue revolu-
afirmó que el cáncer padecido por ellas c.:ra una reacción ::d fra- cionaron el diagnósrico y el rracamienco de las rnfermedadcs.
caso y el final de sus ambit:ione~ políti<.:a.s. Si bien los golpes emo- Mencionar medidas que dificulr-.uárl o facilirar.in la promoción
cionales pueden alterar la n:spuesra inmune. no se cuenta con evi- de la salud y la eliminación de la enfermedad en el siglo XXJ.
dencias cienrí6cas que suscenren d conccpro de que ciertas
emociones especificas (o las emociones en general) sean la causa Se afirnu que los que no conocen b historia están condena-
de enfermedad es específica~ n i que el cáncer s~ consecuencia de do:. a repecirla. Fueron muchos lo~ que c:onrribuyeron con el co-
una "pcr.sonali<la<l canceros:;" i:aracrerizada por indiferencia emo- nocim ienro de la esrruccura y la función dd cuerpo h umano y qué
cion:<l, folta de confiam.a r depresión. es La enfermedad y cómo se la puede:: combatir. lo que a su ve1. per-
La micología relacionada con la enfermedad conuibuye a cs- mite comprender qué c:s IJ ~alud y cómo se la puede pr<:l:crvar.
rigmarizar cienos rrasrornos y, por exccnsión, a las personas que Gran parre de los conocimientos actuales acerca del rrara-
los padecen. La~ creencias relacionadas c:on la salud y la c:nler- mjenrn de enfermedades que afectan al ser humano proviene del
medad put>den disminu ir o C(lnferir poder a un~ person<l, impe- pasado. Aunc1m: e.o el c.:oncexm de los av:mces cicnríficos más rc:-
dir que ésca procure un cracamiento en una fase temprana, redu- cientes escas co nrribuciones <ti conocimiento pueden parca:r <le
cen la responsabil idad personal de practicar cooducras sana~ o escasa envergadura. el conocimiento generado por los grandes
6 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

pensadores de la antigüedad posibilitó el desarrollo Je lo que en sei; de una investigación más minuciosa dd cuerpo humano. Para
el presente consideramos verdades incomesrablcs. Ari)tórdc:s el órgano más importante cid cuerpo hwnano era el
corazón. Pensaba que d corazón erad cenero del siscema sanguí-
neo y las emociones humanas. No obstante, sus contribuciones
LA INFl lJENClA DE LOS PRIMEROS principales nurrieron la ciencia en general.
ACADÉMICOS El ~wance ulterior de mayor importancia se atrib uyó a Ga-
leno (129-199 d.C), un médico de lns emperado res y los gla-
Los conocimiemos Je anatomía, ll~iologia y pacología como diadores de la Roma :mrigua, quien amp lió las doctrinas hipo-
los concebimos en la acrualidad comenzaron a germ inar en la an- c r.lrica., e i ntrodujo la cxpcrimencación en la medicina. Sus
tigua Grecia. lm griegos fueron los primeros en reconocer la di- trabajos se consideran una enciclopedia de la anaromía y la fi-
ferencia enrrc c:iusas incemas \' i::xtcrnas de.' enfermedad. siología: según él, eJ hígado (y no el cora7.Ón) cr:; el órgano más
A Hipocraccs y sus disdpuÍol> les debemos los fundamentos de importamc para la sangn~ venosa, mientras que el cerebro era el
los principios cl!nicos y cicicos que evolucion.tron hacia la ciencia cenero del pensarr.iemo. Galeno describió las arcerias y las venas,
médica modem:i. Hipócmes (460-377 a.C. ) fu:.: w1a combinación esrudió d comportamienco del ~i~cema nervioso mediante la scc-
de cicnáfico y arrisca. Pensaba que la enf'crmed:id era consecuen- c:i6n de la médula espinal de un cerdo en diferentes n iveles para
cia del desequilibrio entre cuacro humores corporales: la sangre del demosuar la parálisis de las parces corporales corrcspondiemes.
corazón, la bilis amarilla del hígado, la bilis negra del bazo y la Según Galeno, el cuerpo transportaba eres ripos d e sangre ~ue
Aema del cerebro . Se crda q ui:: estos hlunores gobernaban ranto el concenían humores provenientes de dive rsos ó rganos: las venas
caráccer como la salud de un individllo y eran responsables de cua- transpo rtaban un " hum o r narurar proveniente dd h ígado; !:is
tro tipos de personalidaJ: flemfoci, ~angLÚne.1, colérica }' melan- arrecias LJn "httmor viral" provenienre de los p ulmo nes y los ner-
cólica. Esm creencia era compatible con la tradición china, aun vios transportaban un "humor animal" proveniente del cerebro.
m:b antigua, basada en los principio$ coruplemenrarios del ying Galeno pensaba que el corazón solo servía para cale nrar la san-
(principio femenino) y el yang (principio masculino). cuyo equi- gre. Después de su muerte la investigación anatómica se inre-
librio se consideraba esencial para una buena salud. Hipócraccs se rrumpi6 y sus conclusiones se consi<lenuon indiscutibles duranre
identificó co11 los principios de un ejercicio intenso y saludable. d casi 1.400 años.
reposo dur.um: la enfermedad y la ingestión <le una diera sobria Cuando las escudas médicas universitarias imporcames refor-
y moderada. maron la enseñanza de la anatomía a p rincipios del siglo XVI se
Mediame la disección de animales pequeños y la desc ripción descubrió que las conclusiones de G.Jleno, derivadas de trabajos
de su anacomÍ:l interna. Aristóteles (384-322 a.C.) sencó la~ bi"l- anatómicos en perros, cerdos y monos, escaban plagadas de erro-
ri::s. En los trabajos de Andrcas Vesalio ( 1514-1564) las ideas de
Galeno recib iero n un serio cuestionam.iemo.
Vesalio, profesor de anaromía y cirugía de PadLJa. Italia, de-
dicó su vida al estudio del cuerpo humano. f ue el primc."ro c::n
llevar a cabo disecciones mcciculosas v urilizó las técnicas ardsci-
cas y de impresión más avanr.adas de la época para reproducir sus
observaciones en más de 100 grabaJos en su rexro llamado •·De
Humam Corpom Fabricd' ('"Sobre la estructur.i del cuerpo hu-
mano''). Vesalio no solo ilusrró el aspecro de las panes corpora-
les sino que además explicó su función. Estos rrabajos lo convir-
tieron en la figura principal de la rebdión conrra las enseñanzas
<le Galeno.
William H arvcy (1578-1657), un médico y fisiól ogo inglés
llevó a cabo uJ10 de los dcscu hrimienros de mayor imporran-
cia hisrórica. Demosrró que la sangre circula en un sistema ce-
rrado impulsado en forma mecánica por el corazón que acrúa
como uoa bomba. Esre científico también midió la canridad
de sangre presente en el sistema circulatorio en una unidad de
riempo dada, lo que represc:ma una d e las primeras aplicacio-
ocs de los mtcodos cuanritacivos en la biología. El trabajo de
Harvey, publicado en el cexto llamado 011 the motion ofthr he-
ltrt and blood i11 1mim11l.s (1628), sentó las bases de p rincipios
fisiológicos t1ue condujeron al concc::pco d e presión a rterial y
posibilitaron el desarrollo de varias técn icas m odern as, como
el carecerismo cardíaco.
El perfecciona miento del microscop io q ue realizó el fabri-
canre de lenres holandés Anron van Leeuwenhoek ( 1632-1723)
inauguró la era de la biología celular. En 1665 Roben Hooke
(1635-1703). ouo usuario remprano del microscopio. publicó - 1
r,., u"'., ...,., .u,... l ... Hr , ..,. ... .... , f' •
su libro Micrographia, en el que describió formalmente las ct-
Hipócrates: combinación de científico y académico. (Gentileza lulas vegetales del corcho, desarrolló sus teorías acerca de la luz
de la Natlonal Library of Medicine.\ y la combusrión y presentó sus esrudios anatómicos en insectos.
....,.,.
-~.:...e!·::.~ _ !~~-:._:-·~~ 1 ~~
..
~.. . - ~ - }

CAPITULO 1 Conceptos de salud y enfermedad 7

~- .

EL pacienlc má~ prestigioso de William Harvey. el rey Charles l.


y el h1turo re~' Charles JI obserJan ;:i Harvey mientras le& mues·
tra un corazón de cren:o rli-;erado. rGentileza de la National
Library of Medici11e.1

En em: lc.HO se: n:1·d.iron las c-normc~ po!iibili<lades de h mi-


croscopi.t en el terreno d<· la i nYesri~.1ció11 b ioló~ica. Hook..: in-
croduio h1 miliz.aci11n biult'H?,i<.a mo<lc:rna dd l¿r:nino .-.:lu!:r. l'-1
L&
siglo dcsou.:s d horánirn- alt·m.ín ~t.1rhi.i5 'id1lcidcn (1804- Cuadro pintado por GeorgevGasto'l Mélingue 1f 8C)4J. La pri·
l I J r ~I ti~iólo~o .rlcrn.ín Thc:1Jdor Schwann 11H10- 1882) oh-
S8 mera vacunación. En la imagen el Dr. lcnner utiliza el virus de
scrvaron que lo~ r.:i iJ,)~ .rnim ,d c~ wmhi~ n or~han C"omp~1 c>l0~ la viruela vacuna obtenido de la granjera Srirah Nelmes 1daedrnt
por céhda$. 'I lo introduce en el interior de las incisio11es realizadas en el
Aunque Han-e~ (onrribuv6 en gran medida ,¡ la compremión brazo de tam~ Phipps. un niño sano de 8 años. La introducción
de b :m:iromia Y l.1 tl~rolo2ia. C'~le .:1cnrifico no )e inrcr.:so c:n l.t del virus en el brazo del niño condujo al desa rrollo de viruela
qL1imiG1 \·id. Re,iC:n 1.k~p71,,:~ de: que d ~uím1co frauc¿s r\nroine vacuna 48 dii.lS después. pero no d e viruela. lGenlileza de la
Lnvoi,icr (!745- ll'J4). un abogadr> Lllle 5e dedi~ó ;i la i1wesLiga- NaUonal Ubrary of Medicine.]
ción cicnrílica, rc:\'oluliomi lc:oría~ quimic~ qu<.' dat.?ban de h3-
cía 100 .1ños \" e.srablecio los fundamencm de b química mu<lcma
fu<" posibk tramitar 1.:tminos nuevos para b invescigación de di- de C\riércol y m:irerial en descomposióóu (,usrnncía.' vcnmosa~
ver;m procc-ws dd cuerpo humano, como el m.:taholismo. Los ~n L1 lri nós!era p rovcni~· nc1:~ de anim;ilc.~ y vcgcr:iks en dtscom-
p1iocipíos qu ím ico~ l."~ tahh:i do~ pl>r Lwoi.sier po~ibiliraro11 tiuc ro~ición, d sudo y el agua cst.in..::tda) o con el comagio (lOmacro
mudws Úl'mit'il<ls. induiJo Lo u :~ f>aqcur, conrar.rn con hc-rr.1- i1m:rpcrso11ali.
micnc.1s 1111e,·.1s para 1.·srudiar b quin11<.a o r¡.r.in1c.1. En 1865 d dru¡ano inglé, Josrph 1 isti:r (1 82/-J CJl l) lli:gó .i
En 17% Edward .knner ( l "'49-18.B) rc:.tlizó la pri.mt:r.1 1•a- !:11:011cl us ió n d ... <.¡ul.' los mii:robios provocaban las infecciones de
cunació11 ;'ll inyectar d liquido de 11n:1 l:::sión de v1 ruda vacuna J e las heridas y rn1m·nzó a rrat:Jr las heridas con fenol p:ira desrruir
un;t mujer ~ranj::r.i 1.·n el brazo do: lll' 11iño. L1 v:\cunació n que lo< microbios¡- reducir el ri~-s¡t•> de ir.Íccciún J.:.,pues Jc una in-
realizó este médit:o rur:il ingJ6 pror1.-gió .ti nrño ..'.<>rHra l.i 1·irno:l,1. tl.'rwn.:ión 4uinirgic.;i. Sin .:mhargo. no füc d único m idcniifi -
El d~cubri111ic1m1 dt' _lt' nn<'r condujn ,,1 <l<"s<irrollo J., \'<tC1111a; ~¡ ue cJ.r IJctor.:s para l.1 salud en d medio ;1mb1..:nrc inmedi.110. 1 ~1 en-
permiriernn prewn ir mud1a5 ouas cnf-:rmedades. E,re cxperi- fernie.·r~ inglcs:1 Florrnn: Niglningale (18'.?.0-191 O) fue una
memo clásico de Jcnner rep resc-nrn la primera vanmación 1.kirn- imporrn.me ddcnsnrJ. de la~ mejoras s:rnirnrin' y la liigil:'nt:' :::omo
mc mada <'11 Íorma oli1.ial. ::inm1s para combatir !:>_ enlerrni:dad. ">:ightingalc: t:cili:t.ó ci.ms r..:-
cur~os en la base briibi.::;i de Sc1:r.1ri duranrc- la guerra de Cri-
mea (185-i-18'>6). Llegó ;ll ho~pi 1a l 111ili1ar wn un grupo de .~ 8
EL SICiLO >'.IX c:nt~nnc:ras v ~<! cnconrrú rnn c:1si 2.UOO heridos v cnformos ba-
cioa<l<.>S en ~.1l.1s infestada., por r,1r.1s. .\l\it"nrr':ls lo~ c~u¡¡go:. Je la
Duranrc d siglc1 A.IX ~e produj-:cun av~mCt:'!> J?,igamcsco\ qt:c guerra multipli1..ih.m h camidad J;: heridos. Nighcingalt: no solo
.:onrrihuycron a un ..:onocimiemo rn:í~ c.~bal de las <.'11ícm1t·dadc:!> organi;-.ó los c.:UJd.1dos de- f'rÜermería t.k• los heridos si no que: adt:-
i nfoccio.\a~. 1)urantc varios si¡!.los numero~;!:< LcorÍ:\s epidi:mioló- rn:h s1.· ocupó de la c.:n111¡da. l.1 w pa di: c:arna y la laqrndcJ'f:1. En
g.ica:. COrHl'ari:ls Clllft' ~ Í asociaron l,t cnfcrmcJad )' ÓC rt;!S cridc- d ... ur.so d<.: 6 1m:~!.;'S !.;'.rn1 enforml'ra redujo 1:1 casa de mortalidad
mias. como d cók·r.1, con Lts enhrn<:ciom:~ róxic:as de mom.lñ.i.' del 40 .11 2~u.
8 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

Florence Nightingale atendiendo heri-


dos en Scutari Turquía. durante la gue-
rra de Crimea. (Gentileza de la National
Library of Medicine.!

A partir de 1860. el desarroUo de la bacu:riología. disciplina EL SIGLO XX


asociada sobre todo con Louis Pasceur en Francia y Roben Koch
en Alemania, confirmó el papel eliológico desempeñado por los El siglo XX fue cesrigo de una revoluci6n en la indusrria, el
microorganismos parógenos. En una situación casi inédira en la terreno de las ciencias y las políticas de la salud. La preocupación
historia de l:i medicina, la bacteriologí:i condujo en forma direcca relacionada con los cuidados de lactantes y niños, la propagación
a un aumemo muv norable de la rasa de curaciones. de enfermedades infecciosas ocuparon un lugar importante en los
La técnica de pasteurización lleva este nombre en homenaje espacios públicos y políticos. Durante esce período comenzaron
a Louis P:meur (1822-1895), quien imrodujo este método c:n a desarrollarse los med ios privados y gubernamentales para brin-
1865 para evitar qut: el vino se torne avinagrado. Los esmdios de dar cuidados médicos en los hogares y la comunidad. Agencias
la f~rmencación llevados a cabo por Pasreur convencieron al cicn- de servicios sociales como la Henry Screcr Serrlemenr de la ciu-
tí.!lco de que este proceso dependía de la presencia de forma.~ mi- dad de New York, fundada por Lillian Wald, enviaban enferme-
croscópicas de vida y que cada medio ele fcnm:ntación era d ali- ras a los hogares de bajos rccur~os económicos para cuidar a los
menro específico de un cierto tipo de microorganismo. Pasteur pacienres. 5 La llegada de las enfermeras a las escudas cuvo lugar
desarrolló técnicas para el cultivo de microbios en caldos líqui- en la ciudad de New York en 1902, Wald se encargó de promo-
dos. Su esfuerzo conuibuyó con el abandono de la teoda paroló- verla v ofreció los servicios de una enfermera de Henry Streec du-
gica predominante a mediados del siglo XIX, que auibuía la fie- rante. un mes sin cargo alguno.' Durante principios del siglo XX
bre a las emanaciones nocivas, y scncó las bases de la teoría también se intentó exrender la oferca de cuidados sanitarios desde
microbia.na de la enfermedad. la ciudad hacia áreas rurales. La Cruz Roja de los Estados Uni-
El bacilo dd carbunco, descuhierco por Robert Koch (1843- dos, reorganizada y apoyada por el congreso en 1905, estableció
191 O}, fue el primer microorganismo identificado como causa de un servicio de enfermería para los habitantes rurales de escasos
enfermedad. Los esrudios pioneros de Koch implicaron la iden- recursos que con el transcurso del tiempo también abarcó a los
tificación dd microorganismo responsable de la cubercu!osis y el habitantes pobres de ciudades pequeñas. 5
descubrimiento de un material para efectuar pruebas cur;Íncas El siglo XX fue testigo de numerosos avances y descubri-
de tuberculosis. mientos científicos. A principios de siglo, el bacreriólogo ale-
En 1895 el físico alemán Wilhelm Ronrgcn (J 845-1923) des- mán Paul Ehrlich (1854-1915) poStuló la teoría de q ue cierras
cubrió los rayos X. Esca técnica permitió observar por primera sustancias podrían actuar como "balas mágicas" que atacaban
ve?. las parres más oculras del cuerpo hwnano sin efectos perju- los microbios causantes de enfermedad sin alterar el resto del
diciales ~oUilO para el paciente. Aun cuando se percató de que cuerpo. En 191 O Ehrlich presentó su descubrimiento: el com-
su descubrimienro era importante, en un principio Rontgen no puesto arsenical salvarsán resultó ser un arma eficaz contra la sí-
apreció las enormes potencialidades diagnósticas asociadas con filis. Los trabajos de Ehrlich sentaron los cimientos de l:i cien-
esca técnica nueva. cia de la quimioterapia.
CAPÍTULO 1 Conceptos de salud y enfermedad 9

El quirófano. Con el advenimiento de la


anestesia. el conocimiento de la forma en
la que los microorganismos causaban
enfermedad y la introducción de la luz
incandescente en el quirófano. la cirugla
se convirtió en una opción disponible
para el tratamiento de la enfermedad.
Los guantes de goma aún no se habían
inventado y el equipo quirúrgico operaba
con las manos descubiertas. (Hahnemann
Hospital. Chicago, IL. Gentileza de Bette
Clemons. Phoenix. AZ.)

En 1928 el bacrcriólogo inglés Sir Alexander Fleming ( 1881- chas enfermedades com unes que podían ser discapacitanrc.~ o fo-
1995) descubrió el primer ancibiócíco. Miencras escudiaba Ja re- r..t.!es. En esa época la lOmunidad médica conraba con la digoxina
lación enrre las bacrcri:is y el moho Pe11irilli11111. Flcming descu- para el rraramicnto de la insuficiencia cardíaca, las sulfas para b
brió la capacidad de este bongo <le dcsrruir es tafilococos. No rernpéurica casi milagrosa de diversas infecciones (p. ej., la e.sc.1r-
obstante, la penícilimi como anribiócico aplicable en la práctica latina) }' la insulina para la diabe(eS.
clínica recién se produio en la década de 1940 por !a actividad El descubrimienro de la insulina determinó que una enfer-
<le investigador~ qui:! eval uaban sustancias producidas por mi- medad conocida dc.~de épocas an tiguas dejase de ser una scncen-
croorganismos con capacidad de destruir a Otros. cia de muene. En 1921 los trabajos conj umo~ del médico cana-
Hacia !a década de 1930 los investigadores produjeron nu- diense Sir Frederick Banring ( 1891- J 941) y el fisiólogo canadiense
mcrosoi. fJ.nnaco~ nul!VOS que podían uti!ii.arsc para rr.uar mu- Charles Bcsr (1899-1978) permitieron aislar la insulina del pán-

A fines del siglo XIX. agencias de ser-


vicios sociales del t ipo de la Henry
Street Settlernenl de Nueva York.
enviaban enfermeras a los barrios de
menores recursos para cuid ar los
enfermos. (Schorr T.M .. Kennedy S.M.
119991. 100 years of American Nursing
lp . 121. Philadelphia: Lippincott
Williams & Wilkins.1
: ... , ..
::._ -
.-
~._;:.
~

10 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

creas de un perro. La a<lmini)tración de em: cxrracro a perros dia- medio siglo cw:: enrm1ue representó d rraramiemo usual, hasra
bécicos normaliLó su estado de s;i]ud r c:n t:ncro de 1922 estos qu1: eu 19·i5 se incrodujo la quimiorer-apia y Ja ruberculosis co-
cicmífü:m trataron de manera exitosa con SlL~ excraccos pancrd.- mccuó a tratarse con cstrepromicina.
ticos a un niño ~>onjzame como consecuencia de diabetes- Si bien Los brotes de poliomielicis. que: aumentaban en intensidad
la enfermedad ~cguía siendo incurable. dejó de ;cr fauL duranre las primeras décadas del siglo XX. impulsaron los traba-
Una de la~ afecciones que no ~olo siguió siendo im:urable jos dd mi.:rohiólogo estadounidense Jo nas Salk ( 1914-1995). En
sino rambién refra<.:taria al tr.uamienco duranre gran parce del el mom.:mo <le máxima incidencia de la enfermedad. el \'irus de
siglo XX fue la cuben:ulosis. l:.n la medida en que no se dispo- la poliomielitis cobraba 50.000 vícrimas por año en los Esrados
nía 1.k una rerapi:urica curariYa ni de \'acunas conrra la LUber- Unidos.; Las pruebas con la vacuna de virus inaccivados descu-
culu;is. a tlnc( dl.'I siglo XIX los esfuerzo~ se cenrraron en con- bierrn por Salk que comenzaron en 1953 demostraron que su apli-
trol.u b prop:ig:11.:ión de la infección . En esa época, una alianza cación prevenía d desarrollo dr.: polio. Hacia 1955 se complera-
enrre la medicina organizada y d público condujo al desarrollo mn las pruebas masi\":b y la vacuna comem.ó a aplicarse poco
de organiz.1cioncs localc~ <l~ voluntarios para combmir la enfer- rirn1po después.
medad. Esras organizaciones se centraron en l.i educación pú- Durante csrc período tam bién florecieron las técnicas qui-
blica pa.ra concr:irresrar d temor a la rubcrculosis y al mismo n.'!rgica~. Un<I inno,,.ación técnica aislad:i permitió abrir la única
tiempo alcrrab.rn acerca de la imporrnncia dr.: l:t enfermedad. En puerra quirúrgica que hasta entonces permanecía cerrnda; el
1904 es1;1s org¡rni7..1ciones lo.:alcs se unieron p;1rn formar una or- cor;1zó11 . H as rn ese momenro el cora1.ú11 era inaccesible, ya que
ganiz:icicí11 n:icional. la Nacional füsoci:nion ror 1he Srudy an<l no se hab(:i logr.1do un sistema par:i ret:cnplazar la función del
Pre,·enrion of Tubr.:rculosi5. 1::11 1918, c::sra c::ntidad se nombró órg:ino dm:mre el ric:mpo qu.: du rase b cirugía card íaca.- El
NarionJ.l T ubcrcu losi' A~sociacio11. que:: en 1'J?3 se con vi rri6 en <.:irujano esradouniJ c:nse John Gibbon ( 1903-1973) resolvió
la American Lung Associ::uio11." este problema al inventar l<i circulación exrracorpórea. Su in-
Las organi1.;icio11es :intirnberculosa;; locales y nacionalc~ dc- troducción en l 953 dio lugar a foncásricos progr!!SoS entre:: los
:,empciiaron un papd ..:enrr:il en la educación pública mediame 4u..:. sin duda, se dcsrncó el primer rrnspla.me cardíaco exitoso.
c;1mpañas qu~ promovi:m la~ pru<'bas cutáneas y los esrudios ra- que realizó en 1967 el cirujano sudafricano Ch.ristiaan Bar-
diográficos dd ror.1x para el diagm'mico de la rnberculosis. De.s- nard ( 1922-2001).
pué, dd diagnóstico. la gran mayoría <le lo~ paci.:ot~ se cnviaha Onranrc siglos, la herencia de Ji~úntos rasgos se explicó en rér-
a un ~.~anacorio". o un hospitJI pam 111herculmo~. donde podían mino~ religiosos o lilosóficos. Aunque el naturalista inglés Char-
respir:ir aire fn. .sco y deccu.ir rcpo~o en c.ima con d concepro de les Darwin ( 1809- 1882) abolió creencias arraigadas desde: hada
que si la~ <l.:fcns.1s narnraks S\' forr:iledan r:il ve:t se pucda com- mucho acerca de los rasgos hcrcdirario.s. !Ue d bocánico ausuíaco
barir antes de m:mcra cxicosa :ti bJ.cilo lUbt:rcu!oso. Durantt' casi Gr~·gor Mendd ( 1822-1884) con sus ceorias revolucionarias acerca

Clínica en la que se efectuaban prue-


bas cutáneas para la tuberculosis.
tSchorr T.M . Kenned~· S.M. 119991.
100 years of American Nursing IP.
491. Philadelphia: Lippincott Williams
& Wilkins.I
CAPITULO 1 Conceptos de c;alud y enfermedad 11

muy norablc. y si hit'll csre l·i•númeno S<.' acompaña de deccos be-


m:tl<.ioso~. camhién implica ne)go). Ciertas cnformeda<le~. como
d SlD.A, nm rccut'rd:rn qut' y:i no by fomímeno;; solo r~giuna­
le5 l' locab y ~·s inevitable yue roda t:c1Jermedad conr.1giosa :i.l-
cu1_c una <lim.:mión pl.rnc1:1ri..i.
El Jesaf1o que implica el mamenimit:mo de la salud y el bie-
ncMar en esto. comutllJad e:lobal .'íc torna cada vez ni;is cvidl'!nL<.:.
L:i generación :tccidental <l~ parogeno• y el uso ddil>erldo Je mi-
croorganismo~ como •trmas biológic1., im plica•~ riesgos gr.wes p~m
!J salud pública (pam tlll ,·omcnrnrio m:is extenso ~cc:rc~ del bio-
rcrrorismo ~ ta~ cnfrrmeda,b infoccio~i~ globJles ,·mcrgcmes el
kcror puede consultar d c.rp. 18). F.11 Fehn:ro de :W0.3 la O rga-
niLa,i<ín l\:undi:il dt: la Salud desrnbrió en China la mf~rmed.1<l
n-~p1rarori.1 viral dcnomin:iJ.1 ,-í11rlr<1111e resph;uorJfl 11g11dn 'fttrro
1,~RASJ. En el rnrsn d..-- ;Jgi.mllS meses la enfermedad si: propagcí
~' diversas rq~ioncs Je :\.~ía \ Je allí ;¡ m:i' de 20 p:iiscs Je Amé-
rica dd I\.or~c r d Sur, ~ E~1ropa. E)t:1 enforml!dad -e 1:-aractcri.w
por ~u instafación rápida y un espccm> de s1.:vt•rid.1d qu\" v:1riu en-
CI "pulmón de hierro" utilizaba presión negativa para atraer aire cre leve y t:irJI. La pn.:,•cnción Jd SRAS rcprc:scncó un desallo es-
hacia los pulmones y se empleó como soporte respiratorio de peci:il porque no~ di;ponía de medidas prevcnri,·as (vacunación
personas con polio bulbar·. IScliorr T.M .. Kennedy S.M. 119991. o JtHibióric<)S). La cocuención de esrn infcco.:i(m requirió t llt t'.~­
100 years of American Nursing lp. 911. Phíladelphia: Lippincott fuerLo o.:onjunro glob.1fo.:aJ o de las auwriclaJe-. ~:inir.uia~ cc.:mraJo
Williams & Wilkins.I c.:n ti .i.isl:imicnr~ ~ b cu.ircmc.: n;1 de las pcrs\lnas inÍl:.cCJdas. la
derra de cuid:idos llll:Jirns .l los pacit't llt'~ r la protección de !:is
pohl:iciones S.l!l:tS. du1:mH: l:i ..·pidemia que se produjv enrre te-
Je la segregación de lo~ ra.;;go$ 1en gr.m n1L-dida i~noradas hasm brc ro ~· julio de 200.~ ~c.: intcnaron m:1s Je 8.000 persona' y fa-
1')02) qnien sentó bs basr:s de los csrudios ulre riorc:s qu..: esLable- lk..·i\.'ron más de 900 índi• iJuos en todo el mundo.
ckron al cromosoma como la uni<lad c.rrucrural de la lu.:renci;\. El comercio r-ambiC:n fomu parre inregral de la mayo r com-
~ luchos orros científico~<: Íll\cstigadorn comribuycron .:on la acu- plc:ji<lad de IJ~ ocied.1Jes .i.crualc:. y permite l:i llegada ele mcr-
mulación de conocimicnroc: genéticos, pero lo~ n:i!->ajos del gene- c111das :-·servicios que J nt c-~ no S« enwmrnban disponibles en el
risra esrndounidcnsc lamo.:~ \Vats1.m \ 1')2l:H ,. lo~ biofisiCl)S inelr:- mercado global. l a n:pansión del wmercio ~nternacional ran1-
>C5 Francis C rick n916-.2004) y ~laum.e \.Vilkin., (1916-2004) hic:11 e« un vdikulo parl b inrrod uccrón o la transmisión .1cci-
.:¡ue ~e "'~tl izaron J prin..:ipio~ ,¡.. hi Jr:o.:aJ.1 de: l 9'i0 csrnbk-dcron dcnL:1I de cnfcrmed,1dc,. Lo .1.:ur(ido c.:11 la primav('r•I dt- 100.1 l·n
l.11:srrm:tur;i_ doble helicoidal dd ü~A ~- inaugurclron una manera lo~ E.srados L'nidos, ' r.:pres.:nt.1 un c;·jemplo en que M: produjo 11na
nueva de investigar y co111..ebir 1111csrr.i herenciJ gcn¿cici. epidl!mi:i humana por el 'irus de 1.i viruela lid 11101w que· at'c.:cttí
Es casi imposible dcsmcar roJu~ lo> ni ros im port,1nrc:~ del )Í- a varios Es1.1Jos del país. Gtc 1·irus se idenritlcó por primera n.'Z
~lo X)( que rnmribuycron a r.1ejorar la s.1lud Je:: b humanid,1d. en la Repúbli ..a Democdr;c.1 Jd Congo en 1~r'O y se rastreó hasra
Enr re muchos Jc;·scubrimienros nor.1hle~ podemos mcncic>nar la bs mumo ta~ de l.,s pr:id<.'r.1 ~ que ~..- m ili1,;1b¡l!l como 111ascoras.
di;ílisis renal. los anticow.:c:privo$ nralc~. Lt cirugía de ua)pl:mre, F.scos animal.:s ;idquirieron b inf~ccíón despu6 de alojarse o
l.1 romogr:ifia compurarizada (TC) y b :ingiopla.sciJ <.ornnaria. tran\pnrrane jumo con rac:l.\ giganre' Je Gamhia, lirones :- :i.rdi-
~o rodns lf'S progreso> en el h:rrcn<1 ,le la medicina moderna llas i:o mo p;1rre de un \.'11\' JO de mamíferos pcque r1o~ provc.:ni.: rm~
,un can especrnc.ul:tres como l.1 cimgía cardiaca a ciclo abierto. 'vlu- de Ch,111a. 1.1 propag;¡ción de p:uógenos zoonóticos no aurócto-
.:ho~ dl· csms avances ~on cons...>cucncia d.- .mluos tr.ihajos que re::i- 1:0:- a poblac:on~ animalt:.) aucúcronas suscl'ptiblcs puede ser ri-
l i7~1ron numerosas persona~ )' CU)'l» n.-s1.1!r.i.Jos a men udo ~e pcrci- pida y letal. rNl.' cpíJemia,.: ;;e a;;ocian con cl riesgo a~regado Jl·
'Cn después d<: varios año~ y a ,-ecc\ 110 re<.ihcn m:iyor publicid.id. un incen;amhio entre csp~cies. como c.:I ser huma.no~ los anima·
f'or ejemplo, los programas de vac.1mación. d conrrul de u1lerme- le~ que se U>a11 como m;iscma.~ dom¿sricas.
J.1dcs rntccciosas mt:diamc mejorías de fa, rcties Jc agua por~hle y L:i a1npli:1 disrribución geogr:iftc;1 de animab infocrados y lJUc
~lo:icas. la c.:labornción de .ilimenros m:h ),mos lihrcs de conmmi- podrian CH:ir icüecr.1clo. pooibílitó la Jisemina..:ión 7•>onótic;i <le!
111ción microbiana. la idenrificación d::: los ries)!,O) a.\ociados con vinis de !a ·.-irueb dd mnno en v.1rio, Esra<lm ai11e~ de que pu-
• i~nJs cosmmbn:s (p. ej., d rabaquismo) !' b n;eil•rÍ:l de los cui- diesen impbrn:-utursc medida.!> d'kai.:c:. par.i pn:venirb. Uno de
J;i.!os pren.1ralt-s salvaron numcro~a'í vid.1.~ durante d )iglo XX. los desat-íos para lo~ org:rn~mos de s.1lud p1iblic..:1 mundiales ~crá
,krl•rmi1Mr t-l p.i.pd yue dcsc111pdbn los viajes ~· el comercio in-
ccrna.:ion.1 lc-~ en la cmerg<.:11á 1 de nuc\•as enfermcdadc'í infeccio-
:: SIGLO XXI sas ~n:undarías a la disen;ina1::ó11 de ,1g..:nie p:Hógcnos 'r ~u~ vec-
tores .:n !as disrim~l-' rq!,ionc., dd rnu~do ,- dcs;ir;ollar ~s1racegí.1~
El siglo XXI ~lbre pu<.'nas nuevas, pe10 carnhién cíea probk·- Je vigilan..:i,1 e inrervc1~ión .:n d hu·gn p!~m con la fimili<lad <le
m.1> noveJtisos. En b .tetualida<l d \ dlko de ml'rcancí:::. ~· pcr- rcd1Kir ~u in.:iJcoci.1.
" nas ::\ rr:tvés del mundo ~-s de m.1gniruJ mud10 ma~·or que m En 1976. l,1 Or¡¿:tniz.Kió; Mundi:tl de l.1 Salud (OMSJ logró
::. µasado. Li movilidad poblacion<il ~· l.1 i11:t'r<..omunic.1cic.in por ,·nadi('.tr l:i viruela de la fo7 d.: la 1icrr:i. 1" F.scc uiu11Íc1 alencó b
·n..-<lio Je:: viajes r migrarione-; Jc:.de puc:blos pequcf1os hJc1a tz... ~pcranza de qu~ otr.i~ inf..:cciones (p. ej., d ~ar:11npi6n) ranibiC:n
. 1wfaJcs más grandes y dc.:sde U11 país .t Otro :11...;m:nl.lron <:n forma podri:in erradicarse ~i se d«dil·;.1b~1 u11 <;: , [w.:r10 impor1:1nrt· a la
12 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

realización de campañas mundiales para ai~lar y curar las perso- enfermedad. Hipócratcs (460-377 a.C.) y sus discípulos esta-
nas infectadas. Sin e.111ba1go, escos progresos ~e acompañaron de blecieron las bases de los principios dínicos y éticos que evo-
la aparición de enfermedades i nfeccio~~ nuevas, como la de Lyme lucionaron hasta nucsuos dfas. Aunque la creencia de que la
o la deo los !egionarios, y form~ no,·edosas de enfermedades an- enfermedad era conso::cuencia de un dcs«¡uilibrio de cuarro hu-
tiguas, como casos de tuberculosis y paludismo provocados por mores corporales fundamentales: La sangre, la biJis amarilla, la
cepas rcsisrcnccs, que se propa~ en di~·crsos paises del mundo. bilis negra y la flema rcsulr6 errónea, el concepro de salud ba-
Las enérgicas medidas adopradas para combarir estas infecciones sada en un ejercicio saludable intenso, el reposo en cama y la
cuvieron la consecuencia ine~pcrada de: accler;u la evolución bio- ingestión de una dieca moderada y sobria es válido en Ja ac-
lógic.a de los patógenos y coovcrcirlos en iJlvulner.ibles a discincas rualidad. Galeno (129-199 cLC.) expandió las dominas de Hi-
modalidades cerapéuricas. pócrates e imrodujo la cxperimcnmción en el esrudio de la sa-
Los patógenos rambién pueden imroducirse en la cadena ali- lud y la enfermedad. Los trabajos <le Galeno, enaltecidos por
menticia r viajar por todo c:I mundo. El desc..i.1brimiemo de que su desempeño como médico de los emperadores y los gladia-
la cune de vacas afccradas por la enccfu.lopatía espongiforme bo- dores romanos, v sus disecciones co animales, se consideraron
vina (EEB) puede provocar la cnfenm:dad de Cremzfeldc-Jakob como la enciclopedia de conocimicmos anató micos y fisiológi-
determinó que numerosos países proh ibicra11 lo; producms bovi- cos indiscurihle durante casi 1.400 años.
nos provcnientcs del Reino Unido después de q ue se demosrró la El primero en reali7..ar cuestiona.miemos serios a escas creencias
prevalencia de la El::.B en el ganaJo inglés. La imroducció n de cs- can arraigadas fue Andreas Vesalio (1514-1564), profesor de
cus parógenos puede ser consecuencia de la ignorancia, el des- anatomía y cirugía de Padua, Italia. La publicación de.I cexto de
cuido o la cod icia. El rabaco es un p roJ ucm que a.ccúa como un Vesalio, ciculado Sobre Ítt e.<m1cmm drl c1u:17>0 humano, iluscró
parógeno. En su búsquda de ganan(·ias cada vc1. mayores, la in- el aspecto de las distintas parces del cuerpo y la forma en la que
dusrria del tabaco generó una demanda mayor de sus producrns funcionaban y senró bases nuevas para la comp rensión de la
mediance un aunu:nm :.1rtiflcial dc:I contC'.Jlido de nicotina de los anatomía humana. Orr.ti contribuciones tempranas importan-
cigarrillo; con la finalidad de incremc mar el porencial adicrivo. tes fueron la.• realizadas por WiUiam Harvey (l 578-1657), u n
Este enfoque ~ llevó a cabo con un conocimiento pleno de los médico y fisiólogo británico que en su libro 011 the li,fotion o/
riesgos p:im la salud asociados con los producros del tabaco y gra- the Htan a11d Blood ÍTI Animals ofreció una explicación fisioló-
cias a experimenros realizados por ciemíflc~ d(· I~ propias com- gica de la circulación sang\li11ea; Amon van Ueuwenhoek
pañía.~ rabacalerns pero manrenidos en secrero. (1632-1723), el fabricmrc de lenres holandés que perfeccionó
Los genes representan foc10rc:s esenciales en los avances fum- el microscopio y de ese modo inauguró la era de la biología ce-
ros. Es muy probable que el siglo XXI sea rcsrigo de progresos lular, y Eclward Jenner (1749-1823), el médico rural inglés que
imporramcs en el terreno de la genética. El mapco Jcl genoma llevó a c;1bo la primera vacunación exitosa.
humano ofrece algunas cxpcctacivas de curación para cirnas en- El siglo XIX fue una era.pa de descubrimiencos imporcances que
fermedades disC1pacirante) y futales. También creó dilemas éricos abrió el camino a la comprensión dt" las enfermedades infec-
nuevos, dado que su desarrollo implica la posibilidad de predecir ciosas. En este período cabe destacar los apon:es de Joseph Lis-
la salud furura de la~ personas sohre la base de su composición ccr, el cirujano inglés que demosrró 4uc los microbios causaban
genética. En un futuro cercano sed p<>sible diferenciar personas Las infecciones; Robcrr Koch. d bacteriólogo alemán que de.~­
que padecerán cierta~ (·nfi.:rmedadt:s discapacitanrt."~ de las que no cubrió el bacilo deJ carbunco e idmtificó por primera vez un
!;u; prcsenradt~. microorganismo y la cnt"t:rmed.;d qut: causaba, y Louís Pasreur,
Aunque los avances c1enríficos r tecnológicos pcrmirirán de- el químico y microbiólogo franc6 que desarrolló la técnica de
sarrollar enfoques rcrapéuricos nuevos para numerosas enferme- la pasrcurización. La innovación técnica más desracable de este
dades, se tornó evidente que el :ibordaje m;ls ventajoso sin d uda siglo tal vez fue el c!cscubrimiento de los rayos X que realizó el
es prevenir la :iparición de enfermedad. En úlrima insca.i1Lia, el médico alemán Wilhclm Romgcn.
manren.imienco de la s:ilud permite preservar en mayor med ida El siglo XX fue revolucionario desde la perpectiva de los logros
los recursos y es m:ís cficai con respecto al costo que el c:rara- y los descub rim ientos cienríficos. En 19 1O. Pa.ul Eh rlich intro-
mienro de la enfermedad. Hace ya mucho ricmpo aprendimos dujo la quimimcrapi:i, y en 1928, Sir Alexa.nder Heming des-
que sí bien las ~balas migicas... como lm .mribióticos. poseen l:i cubrió el primer anribiú1ico dw·anre sus esrudios aceICa de la
capacidad de curar enfermedades que rn d pasado se considera- relación cnrrc las bacterias y el moho Peniciílium. Enfermeda-
ban i.ncumbk-s, la erradicación de mucha.< de las afecciones crans- des que en el pasado fueron farnles o d iscapacicances se curaron
misibles se dchiú a mejora.~ de las redes de ;¡gua potable, las con- o previnieron mediante la aplicaci1ín de descubrimiencos nue-
diciones de higiene en gcm:ral y la nutrición. Con el transcurso vos, como d de la insulina por Sir Frederic:k Banring y Char-
del ciempo se tomó concienci:>. de la enorme importancia de las les Besr en 1922 y el de la vacuna amipoüomidfrica por Jonas
medidas prevenrivas contra ci~rtas enfermedades no infecciosas, Salk en 1953. Los progresos técnicos abrieron las puercas a los
como el dnccr y la afección cardíaca coronaria. No hay una me- avances quirúrgicos. La creición del corazón-pulmón arrificial
jor manera de prevenir la enfermedad y preservar la salud que lle- por el cirujano cstadounidcn~c John Gibbon posibilitó el desa-
var una vida salud.1hlc. \. en el fiicuro aumemará sin duda la rcs- rrollo de la cirugía de bypass coronario y la realización del pri-
pon~-abilidad de bs propias personas en el manrenimienro de la mer rrasplame cardíaco exitoso, llevada a cabo en 1967 por el
salud durance d curso de sus vidas. card.iocirujano sudafricano Chrisciaan Barnard. Otros avances
dignos de mención comprcndieron la diálisis renal, los anti-
conceptivos oralés, la romot,>r.Üta computarizada (TC) y la an-
En resumen. los académico~ griegos establecjeron lo~ principios gÍ<lplastia coronaria. La salud de la población general cambién
fundamentales de :tnaromía. llsiolugía y patología que senr.:iron mejor6 como rcsulc:a<lo de la aplicación de programas sani ta-
los cimientos para la C<>mprcnsión más cabal de la salud y l.i rios masivos con distintas finalidades. como la v~cu naci<in, la
CAPITuLO 1 Co nceptos de salud y enfermedad 13

mejorfa de los sistemas de redes de agua potable y cloaca~ . y la Asamblea de h Salud Mund ial que ruvo lugar en 1977, represe11-
idendficación de los factores de riesgo para <leremúnadas en- ramcs de las naciones miembros d e la OMS concordaron c:n q ue
fermedade.~. ei objcrivo a alcanzar para d año 2000 era un nivd de salud que
Los conocimienros relacionados con la influencia de la he- ¡x:rmiricse a todos los ciudadanos del mundo ,.¡,·ir una vida pro-
ren cia sobre la salud y la enfermedad nacieron con la teoría ductiva dese.le los puntos de vi~1a so<:ial y c:conórnico. 1 ~ En Health)'
evoluriva acerca de los rasgos hereditarios formulada po r Char- People 2010. r.:l U.S. Dcparrme::m of Heal th :rnd Hu man St:rvices
les Darwin ( 1809- 1882) y las teorías acerca de la scgrc~ación esrablt:ció que la salud era resultado de la inreracción de la biolo-
de los rasgos de Gregor Mendd ( 1822-1884), que sentaron gía v la conducta individuales, el medio ambicme físico v social,
las bases y pcrmiciu-on e.~rableccr <!! cromosoma como la uni- las políticas y las iarcrvenciones gubernamentales y d accew a cui-
dad estrucrural hereditaria. A principios de la d¿cada de 1950, dado~ médicos de calid:id." 1
el genetisra es tado unidense James Watson y los biofí.sicos bri-
tánicos Francis Crick y M aurice Wi lki ns prcsenraron al
mundo sus hallazgos acerca de h estructura doble helicoidal SALUD\' ENFERM EDAD COMO ESTADOS DE
del DNA. ADAPTACIÓN
Se prevé que el siglo XXl será testigo de progresos im!'or-
rames en el terreno de la genéüc2, alguno ya se concn:raron Diversos factores, como la edad. el esrado de salud, lus n.·-
con el mapco de l genoma humano. Los cicnríficos pienoan eursos psicosociales y la rap idez con b que se produce la adap-
que los avances en el tt:rrc no de la invesrigación genérica no tación afec tan la capacidad dd cuerpo Je adapmn;c de ma nera
solo pcrmirirán idenrific1r a las personas que padecerán cier- Hsica y psicológica a las numcrosai. siiu~Kiones de estrés en es-
tas enfermedades sino rarnbién desarrollar enfoques rerapt!u- ra<lm de salud y enfermedad (véase cap. 9). En general, la adap-
ticos nuevos para estos rrasromos. Más allá de lo promisorio tación afecta la totalidad de la P"--rsona. Durante la adaptació n
que pueda parece r el futuro , es indudable que la prevención a situaciones de emés que representan una amenaz.a para la sa·
es ran ímportanre como el tratamiento para la preservación lud, el cuerpo recurre a las conducra~ disponibles más cficie n-
de la salud. res. En los casos en l o~ 4uc los rncc:1nisrnus de adap rnción en
el corto piar.o son suficicnrcs, d cu<:>rpo no recurre a mecanis-
mos de adapración en el largo pla1:0. La aceleración de la fre-
cuencia cardfaca que acompaña a una enfermedad febril es un:i

1 Perspectivas de la saJud y la enfermedad


en los individuos
Después de completar emt sección del ct1pít11lo podrti 11Ícf111znr los
respuesta temporaria destinada a ofertar una mayor omtidad
de oxigeno a los tejidos durante d Ln:v<: período d urante el q ue
la elevación Je la tempcrarur:i ;rnmenta las demandas me tabó-
licas. Por el conrrario. la hipenrofia del \•enrrículo izquierdo es
siguientes ohjeriuos: una respuesta de adapcación en el largo pino que se observa
en personas con h ipertensión crónica.
Formular la definición de ~alud establecida p()r la Organíza- La ad:ipración también d epende de la d isponibilidad de di-
L-ÍÓn Mundial de la SaluJ. chas respuest;is de adapcaciún y de la c.apacic.l:id de l org-Jnismo de
Describir la función de la .idaptaci ón relacionada con la sa- seleccionar la resp uesta m:b apropiada. L 1 capacidad de ad3 pta-
lud y la enfonncdad. cióo se determina por la disponibilidad de respuestas aJapmti-
for~ular la definición de: fisioparologl.t. vas: cuanro mayor e:~ la canridad de re1ipuesras disponibles supe-
• Caractcri1~r el proceso de enfermedad eo cuanto a la etiolo- rior será la capa<..idad de adapración. Ésra es menor en los
gía, la patogenia, la morfología, las manifcstacione,s clínicas y extremos de la vida y en prc.~cncia de trasm rnos que lirniran la
d pronósrico. disponibilidad de ccspuesras de adapración. L:.i inmad urez de los
Explicar el significado de fiabilidad, validez, sensibiliJ,u.J. es- laccantcs, así como la declinació n de.: la reserva füncional asociada
pecificidad y valor predictivo en relación con las observacio- con Ja veje-L reducen la capacidad de adapracit>n. Por c:jl·mplo. los
nes y los i.:srudios urili1;i<los en e! diagnósdco de enfermedad. lactantes tien~n djíicuhades para concentrar la orina debido a la
inmadura <le las esrruc1ura.~ rubularcs renales y por lo tallto po·
A menudo es difícil determinar qué significa salud y cnter- seen menos capacidad qm: un niño de mayor edad o un adulto
medad debido a las diferentes perspecriv-as personales con Ja., que dl: ad~prarse a un escaJo de disminución de ingestión de agua o
se enfocan estos tópicos. La definición de salud depende de nu- pérdida excesiva de líquido. Asimismo, una persona con u n:i en-
merosos !actores. como la herencia, la edad v d sexo. la.~ caractc· ferm edad cardíaca prcc¡o;istenre posee una menor capacidad de
ríscicas culcurales y érnicas, '! las cxpcc~11i;as individuales, gru- adaprarse a trastornos que e~ijan el rt..'Clur:1111irnco de las respues-
pab y gubernarncnralt:s. cas cardiovascularcs. l-.n ios casos en los que las '1lceraciones del
esrado de salud se producen en fo rma brusca en lugar de gradual
la capacidad de adaptación r:lmbién di sm in uye. Por cjcm pl,1, es
posi ble perde r un lirro de sangre como consecuencia de: una h.c-
SALUD morragia digestiva crónica sin prest>ntar ~ignos de shock. mien-
cras <JUC un:i hemormgi:t brusca que pro,·oque la pérdida de un
En 1948 la Organización Mundial de la Salud (OMS) dcfiniti litro de sangrl" puede cond ucir a la hipOlc:nsión y el shock circu-
la salud como ~un esrado de complelo bienestar físico, m1:nc:tl y latorio. Aun en los csc::tdos parológico~ avanz.ados. el cuerpo con-
social, y no meramenlc como la ausencia de enfermedad o disca- serva gran parre de la capacidad de adapración y puede m~nre­
oacidad" . 10 Aunque para muchas persona.~ eMe objerivo pucdt: con· nt!r las condiciones dd medio interno dcn rro de límites
, jdcrarsc el idt-al, L"S muy difícil de akam.ar y poco realisra. En la relarivamence 11ormales.
UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfe rmedad

- :.RMEDAD tomos que se presenran al nacer, :rnnq uc pueden manifestarse


en una edad m:ís ava117.ada. Una malformación c.:ongénita puede
:.:rmino foiopt1tologfa, c¡ue refleja la preocupaciün cmrral ser con.secuencia de defectos geoi:!ticos, factores am bienralcs (p.
·. · :hro, puede definirse como Ja fisiología de la salu<l al- ej .. ~nfeccioncs virales mate rn.1s. conswno de drogas m;nerno,
~ce cérmino es una combinación Je los \·ocablos p11ttJ· irradiación o hacinamicnco inrraucerino) o una combinación
-!5/o/ogía. El tC: rmino patología deriva del griego pt7thos. de éscos. No rodos los rrasromos genéricos ~o n eviden res en d
. .::-.itl-::a "t:n í·e rmeda<l" y abarca el estud io de las alre racio- mo mento en q ue d nifi o nace y muchos de d ios, como lu hi-
• :-.:~rurales r fm1cion:1 l~-~ en l:is ctlulas, los cc.:jidos) los ór- pcrcolc"m.:rolem ia fami liar o la enfermedad re nal pol iquísrica,
..: ~! cucrpo que causan t>nfc.:rmedad o son proYocadas por rnrdan año~ en manifrsr,1r.se. Las enfermt'drul!'S rulquiridJts son
: ~.,'.rmino fisiología se refiere a las funcione~ del cuerpo las causadJs por faaores etiológicos que ac túan después del na-
- ._ Por lo rnmo, la llsiopatologia no solo c.:srndia las aire- cimiento, <.orno rntumatismos, n -posición a agentes infeccio-
: .: .::dula res y org-ánicJs asociadas con la en le rmedad sino sos, nutrición inadecuada. falca <le oxígeno, alteracio nes de las
~ -. los CÍl'Ctos que esros cambios ejercen sobre !a fun ción respuestas inm unes y neoplasias. Se p i en~a c¡ue muchas enfer-
- !ornl. El concepro de fisioparología mmbién comprende" medades son consecuencia de" una predisposición genérica y uno
. . ~ ::i:;mos cfo la enfermedad mb,•acenic v ~icma las base~ o más facrorcs ambientales que dese::ncadenao el desarrollo Je
- ..,¡<:ITICntJ.! las medidas)" las priccicas p~evc.-ntiva;; Y CerJ· la enfermedad.
. : · .tpropiadas.
. · :;::;- t°e-rrnc-dad se defi nió corno cualquier alter<ición de la cs- Patogenla
• . • • t• la función de una parre, un órgano 11 un sistema cor- El término paiogenin define la secuencia de" m~an ismos ce-
...;: 'e manificsra cou un co njunto caracteri~rico de signos lulares y risularcs que cienen lugar entre d momento del contacto
: :-:.i': l:i eciología, la hisrop:uología y d pronóstico pueden inicial con el agente eciológico y d momcnro de la expresión di-
. -~:- o desconocerse. ! Los di versos aspectos del proceso pa- nic.t de.- la enfermedad. El conccpco Je eciologfa comprende los
.:o mprcndcn la eriolugía, la paroge nia. las alteraciones fucrores q ue ponen e11 marchad proceso patológico, mientras q ue
·~i..:as. las manifosraciones d ínic.1s, el d i,1gnósrico v la cvo- la pawge"nia refleja la fo rma en que evoluciona este proceso. Si
:l ín ici. ' bien a menudo estos d os cérminos se urilii.an como sinónimos,
en real id.id su significado difiere: en grado significa• ivo. Por ejem-
- ::;gia plo. con frecuencia se afirma que la ace rosclerosU. es la c:iusa (o
:__ .:msas de" una enfermedad se engloban demro d.: la care-go- la eriología) de la enfermedad cardíaca coronaria. En realidad. la
- - ·.;1w1c·.-<'liol6gicos. Los agenres etiológicos más frccuenres com- progre.~ii'm del depósico de grasa hacia la lesión oclusiva vascular
.; .. :r .igem<·s hiológicos (p. ej.. bacterias. virus}. Fucrws físic,1s obscfV:1da en paciemes con f'ntcrmedad card íaca coronaria rtpre-
_ .. cr.:umarismo~. quemadur-Js. radiaciones). agenrcs químicos sema la pacogenia del crasrorno. La etiología verdadera de la axc-
. cceno~. alcohol) y excesos o déficir nuu icionales. En el ni- rosderosis es en grao medida dcsconocid.t.
• -~·>..:.:11lar es imporrana: csmhlecer la diferenciacicin encre las
. ·J i< ¡¡fi;crada~ y las que L"<lusan b enformc:dad1·1. fata fomrn· Morfología
_., d .lid<\ en d caso de afecciones en las que la alrcració n bre· El término morfólogí11 se refiere a la esrruccura o la forma fun-
• · .• ~ .tis!ada de un aminoácido. un,1 mol&:ula cranspon adora o damentales de las células o los rejidos. El concepto de altcmcio-
. ~ . :':~•:e-ina reccpror~ inducen cfi:c.tos generalizados sobre la salud, ms morfolúgims se relaciona con los cambios macroscópicos y mi-
_ -:: --~ la fibrosis quis[ica, la anemia fulciformc y la hipercolesre- croscópicos caractedscicos de una enfermedad. La hútcilbgia es el
- .::~ 1.: r":-1mi liar. estudio de lus células y la matriz exrracelular de los ccjidos cor-
:_, :na}·oria de lo~ <Lgcnce.~ causales de enfermedad son i nc~pe· porales. CI mérodo utilizado con mayor frecuencia para el aná-
.• ~·~ ' ·y m uchos agentes d istintos pueden inducir alteraciones de lisis de los tejidos es la preparación de corres histológico~ p<ua
~: · w ~irg.ano. Por ejemplo, la cn!Crmedad pulmonar puede .ser examina rlos con e l microscopio. Dado que los tejidos y los ó r-
• .-:-:;::~uencia de rrJumarismos, infecciones, b exposición a agen- ganos por lo general son dcm;isiado espt·sos para examinarlos en
:~ • :·_,1..:os o químicos. o rumort:.}. Todos pueden pronxar un com- forma dirc.:crn con el microscopio, es necesario obrcner coree~ del-
! - :ni<o pulmonar severo con imuficiencia respiratoria resulcanrc. gados y rransparenres. Los eones hisco lógico~ desempeñan un pa-
n r o ;:r.l parre, un ageme etiológico o un rraumarismo aislados pel imporrame en d diagnóstico de d iversos ripos de cáncer. Una
¡'1..:Jcn inducir enfermedad en varios 6 rganos o sistt:mas. Po r ejem- lesión representa una solución de continuidad parológ ica o rra u-
:-lo. un ::hock circulatorio severo puede cond ucir a una insufi- mácica de un ó rg:rno o ccjido corpo rales. Las caracterísci.:as y el
.i.-~..:ia mulrisistémica. tamaño de una lesión a menudo pueden evaluarse mcdianre la
·\w1quc un agc.-me eriológiC'O puede afectar a má:. de un ór· obtención de radiografías, ccogratlas y orros esmdios diagnósti-
~.mu _1 'arios agenres etiofógicos pueden comprometer uno solo, cos por im;igenes. Lis lesiones también pueden somt:cers\! some-
:.1 m.i~·oría de los t'Stados patológicos no son provocados por un tidas a una biopsia para cfccruar un cxanu::n histo lógico de las
'l'llJ facror etiológico sino yue obedecen a varia$ caw.as. Esta afir- mues rras ri sulare~ .
mJ.:icin e~ en especial dlida en el ca.so de enferm.:Jades como el
,:anca. la cnfrrme<lad cardíaca y la diaber~. Los numerosos fac- Manifestaciones clínicas
t o r~ q ue pred i~ponc.-n a una enfermc<la<l panicular a menudo se l:i enfermedad puede cxprc:sarsc dt' discintas formas. A veces
.:onoccn co mo fac.:torcs de riesgo. el trastorno prm·oca manifosraciones, como b fiebre, q ue rorn:in
Lºna fo rma de aborda r los facco re~ causak s de enfermedad evidenre la p re~cncia de enfermedad. Orras :ifeccione.~ son sik n-
es ag ru parlos en categorías basadas en si el trasrorno se encon- ciosas e n d momcnro de su instalación v se detectan durame t'..'d-
crab.1 presente en d momento del nacimiemo o se adquirió en menes realizados por orros motivos o ~n un csradio muy avan-
una fase ulterior de b vida. las n¡ftrmedn.-lcs amgrnitm son tras- zado <le la enfermedad.
,... ..,, ..
.. 't;\ ...;.:tf-.J:
.:.._ .. . -

CAPÍTULO 1 Conceptos de salud y enfermedad 15

Lo'> rerminm signo;)' símomas se urilinn para describir las normal para un csrudio de laboratorio se esrablcce esradistica-
alteraciones esrrucrur:iles y fu ncionales que aco mpañ;{n a una menre a partir de resulcados obrenidos en una muestra sdtccio-
enfermedad . Un sintOlilfl .:s una manifrstación ,ubjeciv~t perci- nada de personas. Los valores normales reflejan una disróbuc:ión
bida por d pacicme que padece el rrastorno, mientras que un del 95% (media ::: dos d..:sviaciones l!Scindar [media ± 2 IJElJ de
signo es una manifesc<1ción objeciva percibida por un observa- los resultado:. de la prueba en la población de rcfcrencia. 1'' Por lo
dor. E.l dolor. la5 dificulcades respir.:aorias y los mareos son :.ín- t.rnto, el nivel :.crico de sodio consid.:rado normal (135 a
comas de una t:nfcr mc<lad. rJ awrn:n10 d1.· la tt:mperarur:i cor- 145 mf.q/L) reprcs.:nca d nivel sérico 1111.·<l.io para la poblacitín
poral. la rumefacción de una exrremidad )' la.s alreraciones dd de referencia % 1 DE. El valor normal de algtmos esmdios de la-
diámetro pupilar son signos que p1..edc11 ser percibidos por otra boratorio se corrigt: según el sexo o la .:dad. Por ejemplo, el rango
persona ademas del pacicmc en sí. Los signos y sínromas pue- normal de hcmoglobinemia en las mujeres es de l2 a 16 gldL,
<len relacionarse con el proceso patológicu primario o reflejar el mienuas q ue en los hombres e~ de 14 a 17.4 gídL." El nivd sé-
inrenro dd organismo pm compensar la alreraci6n foncion:il rico e.le c.:rearinina :i menudo se corrige para la edad en lm ancia·
causada por el escado patológico. Muchos estados pacológicos no) (véase cap. 36). y d niYeJ sérico clc fosfato cou.sider:i.do nor-
no pueden apreciarse 1.11 forma direct:i. por ejemplo. es imposi- mal es diferenre en adu\ros y niños.
ble ver un coraz.ón enfrrmo o un riñón con insuficienci.i fun-
cional, y lo que se ohsrn'<l son los resulrados de los esfuenos Fiabilidad, validez. sensibilidad, espe;cifiddad y valor predidivo. La
del organismo para compensar las al reraciones funcionales pro- c:ilidad de los daros en los que se basa un diagnósrico puede juz-
vocadas por la afección, como la r:tquicardia :1socia<l:1 con la per- garse sobre l:J h:t$(' 0(' l:i r'Jabilidad, la V;1licicz., )a sensibilidad, l:t
did:: de sangre o el aun1enro de ia frecuencia re.~piratori.1 que espcci~lcid<l d y el valor predicrivo de l,t informac ión. 11"'- El rér-
acompaña a una m:umonía. mino flabilid11d se refiere a la medida en la que la repetición de
Es impon:ame rent:'r preseme que un signo o un síntoma ais- una obsen·ación arroja d mismo resultado. Un rensiómcrro mal
lados pueJt:n asoci:mc con vario~ ~la<lo~ parológico~. Por ejem- calibrado puede arroíar valores inconstante) de presión arrcri:il,
plo, una dcvación de la cemperarura puede indicar la presencia sohre todo denrro de los ~pecrros de ,-alores más reducidos o ele-
de infección, un golpe Je Lalor. un tumor cerebral o muchos vados. La fiabilicJa<l también depende Je la persona que realiza
otros rrasrornos. Un <liagnósrico ditercnc·ial b<tSado en el origen la; dcrerminacioncs. Por ejemplo, los resultados de la mcd ición
de un rrn.srorno por lo general req uiae información relacionada de la presión ~urerial pueden Yariar en rre diverso~ observ~~ don.~s
c:on diversos sig1ws y síntomas. Pur ejemplo, b presem:ia de fit•- <l<.'bido a di ferencia~ de: las técnicas <.: mplc-.1das (p. ej.. d isrinros
brc, fauces enrojecidas y <loloro.-~,s y un cultivo de fouces posi- <.'Xamifladorcs pueden desinflar el manguico a difcrences veloci-
tivo suscenra el di:ignóstico de angina esrreptocócica. Un sí11- dades. lo que arrojará \•alores finales dis1milcs). la lectura de lo.\
drome es un conjunto de signos y sínromas (p. ej., síndrome de ,·alores del manómetro o la agudeza auditiva del observador. El
fJnga crónica) caracccríscicos de un estado pacológico específico. termi no validez se refiere a la medida en que una herramjenra de
La~ ro111plk11fio11es son las ¡iosiblc.s dcriv.i.ciones adversas de una tfü·dición en re.tlidad mide lo que ~e inrcnra nH:dir. Este pará-·
~1 tfcrm edad o de los etecros del rratamienro. Las secuel~ $011 metro a menudo se evalúa al i.:omparar un mélodo Jadu <:on d
l <'.~i(in es o alceraci1mcs que persisrcn o aparecen después de la n.·- 6primo disponible. Por .:jcrnplo. la validC7, de las detenninacio-
111 ísíón de un:i enfermed.1d. nes de la presión :irrerial obcenid.'tS con un esfigmomanómetro
puede analizarse al comparar estos 1·alorcs con los obtenidos ccm
Diagnóstico una técnica de medición immam:rial.
Un diagnóstiro csmblece la naruraleLa o la causa de un ua.s- Los rérminos scn~ib1lidad y especificidad se refieren a la me-
co:-no (p. ej., neumoníJ bacreri:ma o accidenre cerebrovascular he- dida en la que la prueba o d estudio idenófican personas con la
mumigico). E.\ procc~ diagnósrico en general requiere an:imne- rnl't:rmedad y ~in dl.1. La smábi!idad cxprc~a el porcenraje de in-
,¡s y examen Íísiw decallados. 1...:.1 prímcr.t rienc por fln:didacl que dividuos con una cnfenrn.:<lad en c¡u icncs la prueba o el estudio
:1 pacicme rcl:m: sus propios símomas )' Ja evolución de ..:seos r evaluados son posicivos para esa e11fonned,1d (rcsulrndo verdadero
ohrt·ncr información tiue comribuya c.:011 d diagnóstico. El objc- positivo) . La es¡m"ificidad indica d porcenrajc de personas sin una
1i\ o Jd examen tlsÍCt) es investigar posibles signos de al teraciones enfi:rrnedaJ cm quienes la prueba o el estudio evaluado) )011 ne-
.-:.1rucmrales o fum.:iona.les. gaúvo,, pard esa enfermedad lresulla<lo va-dadero negtJtilio). Una
El proceso diagnó~1i<.:o t·xige sop~ar l.1$ tlistinras posibilida- prueba c:on una e.<.pccilicidad del 95% idcnrifica de manera. co-
,lc.:~ y seleccionar h más probable enuc dos o más rrascornos que rreeta 95 de 100 personas normales. El 5º·o resrantc corresponde
l'odrfon ser la causa dr la presenración clínic.1 del pacienr~. l.:i a lo que se conoce come> resuirados jiilm.r poútivos. Un resulrado
pr\1babilidad de una en iermed:id dada en 1111 pacienre ron carac- fa lso positivo pue::de generar un estrés in necesario en la persona
1..:rísLÍ\:as deterruinaJa.:. di.: c.:dad, ~t:xo, emia, estilo do:: vida y hli- evaluac.la, sobre todo en cierta~ enfermedades consideradas graves
rii r.u influye sob r~· l"i <.lia~nosrico presuntivo. l?.src se confirma me- (p. c::j •• una infección por el Yirm de la inmunodeficiencia humana
Jt.i nrc estudios complcmcncario,s de laboramrio. rJdiológicos y de IHTVJ; véase cap. 22). En el caso Je la prueba para el HIY, un
:-o cipo. resuJrado positivo con la prueba de anticuerpos inicial <lebe se-
guirse de orro L-:;tudio más semible. Por otrn parre, un resultado
\lormalidad. L:n fuccor qnc revisre imporr.inci:i durame b intcr- falso negarivo en un pacieme con w 1a enfermedad grave (p. ej.,
' '":cación de los resultaJo~ de pruebas diagnóHicas es determinar un cancer) puede demorar el diagnóstico correcto v poner en pe-
1 ...:seos son nOímales o no. Por ejemp1c1, es im porranrc establecer ligro el rl:'sulcado del tr:ttamiento.
un rccuemo de células sanguíneas se encuenrra por arriba del El míor ¡m:d1cti1Jo se define por el grado en que una observ;L-
11ice )Uperior no rmal. es normal u S<.' encuentra por debajo. F.I ción o el reslllrado de! un i::scudio permiten prede\:ir la presencia de
. :icepro de normalidad en grneral se bas.1 en determinar si se re:· una cnfcrmedad o un rrasromo <lado~. El término valor predfrtilJO
?i.:ren esmdios nuevos o incervenciones. L'n valor considerado poritiv(I refleja el porcenaje de rt'Sulrados ,·erdaderos positivos que
16 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

se obrienen en una población determinada. En un grupo de mu- brusca (en lugar de gradual) de un proceso patológico rambién
jeres que participan en un programa de screening de cáncer de reducen la capacidad de adaptación.
mama}' presentan "nódulos mamarios sospechosos", el valor pre- El término foiop11tofogia puede definirse como la fisiologí:i de
dictivo posirivo se derermina por d porcenraje de mujeres que rer- la salud a.lrerada. Una enftnnedad se define como una alrera-
minaron padeciendo un cáncer de mama. El término valor predic- ción de la estrucrura o la función normales de cualquier parce,
tiv(I ncgarivo rdleja el porcentaje de resulrados verdaderos negativos órgano o sisrema del cuerpo que se manifiesta con un conjunto
en una población dada. En un programa de detección sistemática característico de signos y síntomas cuya etiología, h isropato!o -
de cáncer de mama, el valor predictivo negativo se derermina por gia o pronóstico pueden conocerse o no. Las causas de una en-
el porcentaje de mujeres con nódulos mamarios sospechosos que fennedad se denominan factora e&iológico.r. AJgunos agentes
en \Íltima in.~rancia no padecerán un clncer de mama. Aunque el eriológicos conocidos comprenden age ntes biológicos (bacte-
~<tl or prcdicrivo depende en parte de la ~ensibilidad y la especifici- rias, virus), fuen.as físicas (traumatismos, quemaduras, radia-
dad del mécodo uti lizado, el factor detenninance de mayor im- ciones), agences químicos (venenos, alcohol) y los excesos u dt!-
porta.ocia es la p revalencia de la afección en la población. En con- ficic nuuicionales. La patogenia es la descripción de la evolución
diciones de sensibilidad y especificidad inalteradas, el valor de una c.nfermedad. El término morfología se refiere a la es-
pn:dictivo po.~iávo de un estudio aumenta en relación directamence tructura o la forma de las células o los rejidos; las altmtciom:s
proporcional a la prevalencia, miencras que para el valor predictivo morfal.ógicas son cambios de la emucn1ra o la forma que ca-
negativo la correlación es inversamence proporcional. racterizan a una enfermedad.
La enfermedad puede manifestarse con signos y síntomas. Un
Evolución clínica sfncoma es una manifestación subjetiva (p. ej., dolor o mareo),
La evolución clínica refleja la evolución <le una enfermedad. fsta miencras que un signo es una manifestación objetiva que puede
pue<le evolucionar en forma aguda, subaguda o crónica. Una en- identificar un observador externo (p. ej., elevación de la tem-
formed11d llgudn es un trastorno relativamente severo pero aucoli- peratura corporal o enrojccimienro de las fauces)_ Un sindrome
micado. Una mfmnedad crónica implica un proceso parológico es un conjunto de signos y síntomas característicos de un es-
prolongado, que puede seguir una evolución cominua o presen- tado paro!ógico específico.
tarse con exao:.rbaciones (agravamiento de los síntomas y la seve- La evolución clínica de una cnfermc<lac..I puede ser aguda (rela-
ridad de la cnfrrrncdad) r remisiones (un período duranre d que tivamente severa pero aucolimirada}, crónica (continua o epi-
disminuye la severidad de la enfermedad y los síntomas). Una en- sódica pero prolongada) o subaguda (no tan severa como w1a
Ji:nnednd mbaguda sigue una evolucion intermedia entre las de las enfermedad aguda ni can prolonbrada como una enfermedad
enformedades agudas y crónicas; o sea, no es can abrupta como crónica). Denrro del espectro patológico, una enfermedad
una forma aguda ni tan prolongad:i como una crónica. puede ser predínica (sin manifcsraciones clínicas); subclínica,
El espectro de severidad de la e1Úer111eJad de infecciones como en cuyo caso no se mauifo:sta ni está dc:stinada a manifestarse
la heparicis B puede variar encre un rrastorno preclínico y una in- clínicamente en el fucuro, u dfni<.11, que se caracteriza por la
fección crónica persistente. Durnme d estadio prec!ínico la enfer- presencia de signos y síntomas.
medad no prescma manifestaciones clínic.-is pero esci desrinada a
progresar bacía una enfermedad clínica. Como en la heparitis B,
dura.nre dicho cscadio hay posibilidad de transmitir el microor-
ganismo causal. La enfennedad subclinira no se manifiesta y no
progresa hacia una afección clínica. Este trastorno se diagnostica
mc<lianre c..lecerminaciones de anticuerpos o cultivos. La mayoría
dl'. los casos de: tuberculosis no presentan manifestaciones clínicas
1 Perspectivas de salud y enfermedad
en las poblaciones
Después de comp!.•tar fa lectum de esú1 sección del capítulo po-
y su presencia se idenrifica mcdiance pruebas curánea.s. Una en- drá 11/canZilr los siguientes objetivos:
.formednd dinicn se manifiesra con signos y slnromas. Una infec-
ción crónica persisrcncc continúa durJntc varios años y a veces Definir el término epidemiologfa.
roda la vida. F.1 est.1.110 portador designa una persona que alberg¡¡ Comparar los significados de los término.~ incidencia y prro11-
un microorganismo pero no ~tá jnfoctado por él y se expresa con /enci11 a partir de los parámeuos c..le frecuencia de enfermedad.
un aumento de la tasa de anticuerpos o manifesraciones dínicas. Comparar las fuentes de informació n relacionadas con las ta-
Los portadores de una infección pueden infectar a otras personas. sas de morbilidad y morraHdad, y comprender las limitacio-
El esrado portador puede ser de d uración limitada o manrenersc ne~ de estos daros.
por mese~ o años. Caractcri7.ar la evolución natural de una enfermedad.
• Esrablecer diferencias enm: los niveles de prevención prima-
rio, secundario y rerciario.
l n e~.·1mc11 la salud dc:pendc de numerosos facrores, como la Proponer formas de aplicación de los principios generales d e
genética, la edad y el sexo, las caracccrísricns culrurates y étni- práctica para mejorar los cujdados médicos.
cas. La OMS define ia salud como "un estado de complew bie-
nestar físico, mcncal y social y no solo como la ausencia de en- La salud de las personas esrá muy ligada a Ja de la comuni-
fermedad". dad y la población que la compone. La posibilidad de atravesar
La capacidad d el organi~mo <lt: adaptarse a las modi..ficaciones continentes c..listimos en d curso de algunas horas decerminó que
de la salud r la .:nfermt:dad depende de factores como la edad, ciertos aspectos relacionados con la población se globalizaran a
el estado de i.-alud y los recursos psicosociales. La adaptación nivel mundial. Enfermedades que en el pasado estaban confina-
también depende de la disponiliilidad y la canridad de n:s- das en cierta!> rt:gion~ Jd munJ Q hoy repr~encan w1a amenaza
puescas de :tdapración. Las edades cxrremas y la instalación para di ~tinras poblaciones del planer.a.
. @:¿\'.\~::~c ..· .
... ;,•,.,
......
_. ,•

CAP{TULO 1 Conceptos de salud y enfermedad 17

A mecid:i que nos internamos en el siglo XXJ se coma cvi- valencia se· cakula mediante l.:. divÍ$Íón \'.'nrre b c.rnridacl de ca-
demt' que lo~ di~Lin1 os sistemas de ~alud y los Sn\·icio~ que ofrL._ sos exisrcm.:s y la población con riesgo de padcc("r la enferme-
n•n rienen como nbjcrivo poblaciones e~pecíflca.~. 1.os sistem:is U.t: dad d Ltrann: ese mi~"Tl10 periodo. Las rasas de incidencia y pre-
salud gercnciadl)S .5C c..:nrran en un enfoque poblacional Ü;1s<>.do valencia $Ícmprc ,e expresan como proporciones ksro es. casos
..:n la planificarió11. la o l ~·na ck· snvkios médicos)' la evalu;1cio11 por l 00 o 100.000 habir:mres) .
de las prestaciones médic:is. 0 1r;i de l.c. <..1ra1..1cri:;ck;1s rebciona-
das con los cuid:idos médicos en b accuili<l:id c:s la rend,·ncia a Morbilidad y mortalidad
estimular al individuo par.i que a~uma una mayor responsabili- L;is esradisril."lS relacionada.~ con la morhilid:d v la mortalidad
dad por su propia salud . aporra.o información acerca de los efoc1os lunóonal~s {morbilidad)
\ letales (morr.tlidad) de una c:nfrrmd.1d. Esms daros a menudo
~on 1íriles para ;1micipar b s 11(;'<.:c~i<ladl.'~ 5aoicarias. planificar los
EPIDEMIOLOGÍA Y PATRONES programa~ J e educación ptiblic..:1. Jirigi1 los esfuerms di.: invesci-
DE ENFERMEDAD gación m~díca ~· a.~ignar d pr"supu.:~w Jcsrinado a la s:ilud.
/_¡¡ morr.ditl..ul informa la 1endcnci.1 <:n la salud de una po-
L.1 epitfe;¡tio/(Jgía es c:I estudio J e la cnti:rr.1edad en l.i:. po· i.ilación. E11 la mayoría de lm paises del mundo las cxig("ncia~
hlacioncs. En un prim:ipio es11; con..:l·pro sc desarrolló para l'X· lcg:<lcs requieren regisrrar ciertos d.uos. como la edad, d ~'"'º y
plic:ir la p ropa~ación de la.\ cnfcrmcdad,·s infc:cciosa; du ranre b c.1usa de mucrtt". t'n un certificado de defunción. Para m eli-
las epidemias r con ulterinrida<l ~c convinió en una ciencia t]UC fi car Ja c:rnsa dt' muerrc ::.e miliz.an los procedi m i enro~ d..: dasi
l"Studia los facwn:s dt: riesgo de at~<.:c ionc~ mul rifoctnriak~. ll caciún i nrrrn.1cio11al<'s (Cl a.~i licaciém l nrernacional de Enfor-
como la enfern1cd:1d cardíaca o d dm:1.:r. La cpidemiologíJ in - rnedades de.- la OMSl. }' los d;nos se <.'xpr••san como ras~1s dt'
vestiga caracrcrisric:1s como la cda<l. l,1 r'.11a, los hábitos dittl-ri- mo:-n1li<lad. 111 Las rasas de mortalid:id hrnra~ (o Sl"'J, 1.1 t.ancidad
cos, el escilo <.le'. víd:1 o d hábirar gcogr..ífrco clt: las persona5 afot- de muent'~ <lur:1mc un período dado) no cienen en cuenca la
ratl:is por un rraswrno ciado. A diferencia de los inveJ>tigadores edad, el sexo, la r:ir.a, el csra<lo ~ociocconóm ico u orros fucro -
en biom.:dicma. quienes tienen por obicrirn elucidar lo~ mecl- res . Por csrc morivo. b mortalidad a menudo se expresa en la
nismos n:sponsJbk·s de una enfe rmt·dad, a los epidemiólogos les forma J e tasa de morr.llidad para una poblaóón <lada. por ejem-
i11Leresa tmis dt:ccrm inar si sucede algo m~~ que los rnecmisnrns plo. la rasad,· mllrtalid ad info nril. La mortalidad l~tmbién pued<.:
que posibilirnn q11t' :ilgn .~e prodU/<-a." Por ejemplo, al epide- expresarse i.:n b fo rm ~l de crnsas princ.:ipab de mucm: st:gún la
miólogo le inreresa 1.:srabkcer si d rabaql1i.~mo se corrd .1cio11:l edad . el se'CO, l.1 r .\7.<l y la <'tnia. Enrri.: las personas de 65 ;1 ño~ o
..:on la .:nfcrmedad c.irdio,·ascular y si d riesgo de cnferrm:d.1d m::is que residen en lo" brados Cnidos l.1.s cinco causas de mucrrc
cardíac.t Jismínuve al dejar de fum:tr. mi.::ur:is que el inve~1i­ principale~ u1mprl·ndcn enfermcJJJ carJfaca, c:ioccr. act·idence
gador biomédico St' prco..:upa más por el agt'nce causJI de en- cerehrovascular, enfcrmcdad pulmonar obsrrucciva crónica y
rermecbd .:n el humo del ciprrillo y 1:1 forma rn la 4ue este ne.umonía c.: inllu.:m.a'' (iig. l- 1) . Por ejemplo, l 'n 1997 la dia-
;1gcncc conu ibuyc :1 la gl-11.:si~ de enfermedad. beres era la cercer:\ CllL~a príncipal de mu.:rre cnm: fo~ aborígc:-
Cran parre d\'.' n11esrros conoci111ie111os rcl;1cion.ado~ u>11 l.1 t:ll· nes norreamcrk.inos de 65 af10s o mayores, la cuana causa prin-
f~1 111nlad lkri va de e., nrdim epídem iológirns. 1.os méwdos epi- cipal enrre las personas de origen larínoamericano r .1fric:1no de
dcm ioló~i cos s1.· urilizan p::ra dcccrmina1 b forma en la que ~c edad av,1mada v la scxra cau~J princ.:ipal enrre los sujetos Je r:l'.l.a
propa!,!;l una c.nfonnc<lad y las m:merJs de conrrol:irla. pre,·cnir!J blanca ,. origen asiárico de ed.id avnn.,..ada.
y erradicar!.i . T.unhi¿n '"' ernplew par:i t:)niJiar la evolución n,1- El t~rmi~o morbilid11d describe los efecros de um1 cnt<:rmcdad
1ural de !a cnfrrmcdad, ev:ilu:ir estran:gias pn:vcntívas y rer:1pl-u- sobre l:i vida ,le una persona. Numero,as enformc-dades. como la
lic.-:1s nuevas, explor;1r la reper...·usión d1: los disrinros parronc~ d,· nrrriri~. ~e ,1soc.:i:111 cu11 una tas:i d..- mnrr:ilidad reduóda pero ejer-
niidacios médico:. y prt'decir las necC'.~idadt's médicas fu turas. F.n cen una repcrcu:ii<.'m signiticativ:t sobre la vida de una per~o n<t. La
cscc sen tido. los .:~111di<i- epid1.·miol<ígicos sitnrnn las bascs para morbilidaLI no st1lo sc rdaciona con -la presencia c.> la incidencia
l.1 .1dopción de decisiones, l.i p!anific:11: iún del prcs11pucsro dl•stÍ· de una ("nfi:rmc<l:id sino ¡;1111bién cun la persis1em.:i;1 y las con~e­
:i.1do a la salud y d desarrollo de polí11ci' rdaciona<l.is rnn ,J\- cucncia:i d,· la aft:cl.ión l·n d largo pl:izo.
;'o:-<-TO.!> <le Lt ~~1lu<l pul.ilil.t.

Prevalencia e incidencia DETERMlf\ACIÓN DE LOS Fl\CTORES


L•'' indica<lorc~ tk frc(ucncia de enfermedad representan un as- DE RIESGO
11,·c1n impnna 111e de: h1 epiJ1:miologfa. faros p:tr:lm<:"tros pcrm i-
,n predecir b s l'nfrrmcdad cs que afoct:tn a una pob!acicín d.id:i Los factor.:~ que pucd«n .:ontribtúr con el desarrollu de m1;1
·• '>On indic:idorcs dt• la vdocid~:d la 1.¡ue aumenr:l o disminu~ e t'n renned.1d se denominan i1aorc•s rlr ,.;esgo. Ésrns pueJ.:n ser in-
-:1 prcscnciJ. Un f1tso ti~ mft11;1ai.1d puedt· scr aislado o n:prc- hero:-nc..-s .i la.~ per\onas {presión :Hll'rial elevada u ,ob1e;-pew) o
,. 11a1 u n:i .:arnid,1d dc1erminada Je epi~o<livs 11ut"1·os Jt" cil!rt:l cxógenos (tabaquismo o consumo de alcohol). Har distintos ci-
,-.:ci1)11 diagnostic:id:i dent ro de un p.:riodo dado. La j¡lfi1/m pos dt" estudivs que ~e uriliz:m p:m1 dererminar los fucwr("~ de
.., e!' b cantidad de rnsos nuevos que .1pan:cen en una pobla· riesgo. incluidos los rrnnsn-rsall';, Jm de casos-conrrolc:s 1· los ck
. " il du r;mlt" un pcrÍl.ldo determinado. l.a inciJenci:i se dl!rer- coh:)n es. l.os tsmdit)s tmmve1:<ril1't s1; basan en la recnlc¿ci<'>n .~i ·
-· ina con el cocil'lllt' l'll rr, · In c·anriJad de c;asos nue\•os dl! u11:1 mulránca de l:.i ínform~Kión necesaria pa ra l:t dasificacirín de I;;
• ·· 1crmcdad y la población con riesgo de padecer a ia <:nfermt:- exposición y la L vo lm:ión de la .:nf~Tm.:dad. Les re.su hado> Je e~­
·.d dur-.m re c~c.: mi~mo período. l.:l prt:111tlmá11 es la l.'..rnridad cos esrudio~ pueden lL<;.l r~c para compar:ir la preV:tlenci:i Ul" u11:1
• p.:r~onas dc una µoblación qu<· padecen una enferm<:dad de- cnfcrmt:d.id t:nm:- Lis person.1~ con el faccor J e riL-sgo (o expo~i ·
-minada t"J\ un p111110 o Uit p<:ríudo trono!ógico; dados. La pre- ci6n) ~, la, qu.: no <'Sl'án cxpucsras :il facror de ri~go; por ejem-
18 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

las d iez c ausas pri ncipa les de mu erte, 1997 Las d iez causas p rinci pales de muerte, 1900'

Cardiopatía 1 Jl .i ·~

Cáncer 23.3º• Neumonia ___ __, 11 .s•.


Accideme cerebrovascular ~G 'l", Tuberculosis
Enfermedad pulmonar
obstructiva crónica
4n . Diarrea y enteritis

Accidentes A.1 i;.O Card iopatía

Neumonia/gripe Hepatopaha

Diabetes Traumatismos

Suicidio Cáncer

Nerropatía Senilidad
Hepatopalia crónica - - lc :ir Difteria
y cirrosis
o :::> 10 15 20 25 30 35 o 5 !O 15 20 25 30 35
Porcentaje de todas las muertes Porcentaje de todas las muertes

' No están representados lodos los estados de los Estados Unidos.


fig. I -1. Las diez causas principales de muerte expresadas como porcentajes de mortalidad en los Estados Unidos. 1900 y 1997. (U.S.
Department o f health and Human Services (20001. Healthy People 2010. Centers for Disease Control and Prevention, National Center for
Health Statistics. Nationa l Vital Statistics System. !Datos inéditos. 1997.1 Disponible en Internet http:l/web.health.gov//healthypeople{)

plo, la prevalencia de enformedad cardfaca coronaria en fumado- naria. En el ensayo st incluyeron 5.000 persona~ de 30 a 59 años
res y no fumadores. Los e.<tudios de C:OTltml de casos tienen po r fi- seleccionadas al azar, seguidas J u.r ante un período inicial de 20
nalidad comparar personas afecradas por d trastorno a csrudiar años, en los que se predijo que 1.500 de escas personas pa<kccrían
(cMo;) y sujetos no afectados (co11rro/(s). Luego se recolecta la in- cnf~rmcdad cardíaca coronaria. La vemaja de un escudio de esca
formacic5n relacionada con la exposición u orros Jacos de imerés nacuralcu es que permite esrudjar varios factores d e riesgo al
en ambos gru pos. Por ejem plo, las C.1.raaerísticas del consumo mismo ricmpo y determinar la importancia relativa de cada LlnO
materno de alcohol t:n c:isos de neonams nacidos con el sín<lmmt: de ellos. Orra de las vencajas es la posibilidad de relacionar los fac-
alcohólico fi:ral (casos) pueden compar.ir..c con la.~ características rores de riesgo con t)tras enfermedades. como accidente cerehro-
del c<>nsumo m~ccrno de alcohol en casos de neonaros no naci- vascular, en una fase ulrcrior. En el recuadro 1-1 se describen al-
dos con el sfndrome alcohó lico fetal (conm11). Vna cohorte es un gunos de los hitos más importantes del esmdio de Framingham.
grupo de pt:rsonas que nacieron aln:dcdor de la m i~ma fecha o
comparten algunas caracrerfsticas de imcrés. L.,s pt·rsonas recl u- El estudio de salud en enfermeras
tadas para un e.srudio de cohon e (tam bién llamado eitudio kmgi- (•Nurse's Health Study")
uulir1:1l) se siguen durantt: un período para evaluar un parárnecro Ocro esrudio de collorte conocido o el de ~alud en enferme-
de salud o m,ís. Una <"ohorce puede componen.e por un grupo ras, impulsado por Harvard Univcrsicy }' Brigham and Womcn's
aliado de personas seleccionadas por su e::xposici<'in (o no) a los Hospiral. Este ensayo comenzó en 1976 con 1111a cohorre de
presuntos faccorcs clt: riesgo, por dos grupos selcccion;1dos debido 12 1.700 enfermeras de 30 a 55 años q ue residían en los Estados
a qm.· uno de ellos c:sruvo expuesro y el orro no, o por un solo Unidos.::<• Al principio se planificó para evaluar la rdaci<'m entre
grupo t-xpuesro en el que los dacas obrenidos se comparan con los anticonceptivos orales y el c:íncer de mama, y las enfermeras
los correspondicnces a b población ge neral. El estudio Framing- parricipantes respondieron a un cuc~rionario detal lado acerca del
ham, en d que se evaluaron las características de una población ciclo me nstrual, el c;1b:iquismo, la d ieta. las dcccrminaciones del
que con ulicrioridad padeceria enfermedad coronaria, y d estu- peso corporal y la circunferencia abdominal, los patrones de acti-
dio de s.ilud en enfermeras ("N urscs' He-dlrhfl), en el que )t: exa- vidad, los trastornos de salud y el uso de medicacion~. Las parri-
minó la relación t:ntre los anticonceprivos orales y c:I cáncer di.: cipamcs remitieron muestras de orina y sangre. e incluso enrrcga-
mam:t, represencan do!> c;srudios de cohorte conocidos. ron :i los investigadores Jos recon es di: las uñas de los pies.~ 1 Para
la elección de es ta cohorte se pcns6 que las en fermera.~ serian más
El estudio FramJngham org-Jnizadas y precisas parJ responder al cuesrinnario y no prescn-
El esrudio Fram.ingham. llevado a c1bo en Framingham. Mas- rarían diferenci<.s fisiológicas significativas en relación con el rcsro
sachussets reprcscnra uno de los ejemplos más conocidos de esru- de la población femenina. T.'lmbién se pensó que los parrones de
dio de cohorce. 1 ~ Se c:ligi6 Frami ngh~uu debido al tamaño Je la reproducción, nu rrición y mbaqu ismo no diforirían demasiado de
poblaci<ín. la fucil idad relativa con la que podía csrablecerse la co- los dr otras mujeres que desempeñasen una accividad laboral.
municación con los habiranrcs y la esrabilidad de la pohlación en El estudio de salud en enfermeras dio t1rig~11 a más de
cuanto a la m i!,.rración hacia el inrcrior y e1 c.xrerior de la región. 250 arcículos publicados acerca de sujecos tan diversos como el
Este e.scudio longirudinal comenzó en l 950 y lo reali1l> d U.S. índice de masa corporal, las modificacio nes del peso corporal y el
Public Health Servicc para esrudiar h1s caracreríscicas de las perso- riesgo de insral:ició n de asma en la adultez entre;! las mujere~; !' el
n31i que con ulterioridad desarrollarían enfermedad cardl:ic:i coro- abandono del hábito de fumar y el ricm po transcurrido hasca la
CAPÍTULO 1 Conceptos de salud y enfermedad 19

Hay algunas enfermedades para las que no se cuenca con com-


plejos inmunes. modalidades tcrapéuric:is eficaces o pim1 las que las
modalidadi::s de lratamienm cfüponible; son eficaces solo en cier-
ras personas. En estos casos. la evolución narura.1 de la enfermedad
• 1%0- Se observó que el hábiro de fumar cigarrillos aumen- puede uriliwrse como funor p redictivo dd pronósrico. Por ejem·
caba el riesgo de cardiopacia. plo, h1 evolución Mrural de la hepariris C indici que un 80% de
1961- Se observó que el awnento <ld mvel de colesterol y la las personas infectadas no logra erradicar el Yirus y progresa hacia
prC'ión :merial, así como la presencia de anormalidades una infección cróniCl..1' La infonnación rcbcionada con !a e;:volu-
elecrrocardiogr.iflca..~ incremcnmban d riesgo de ca.r<li<>patía. ción nacural de una i::nfermedad y la dispo nibilidad de modalida-
1%7- Se observó que la actividad física reducía el riesgo de des 1erapé11tica.'i cRcaccs dirige la impkmencación <le medida.~ pre-
cardiopada y <1ue la obesidad la aumem:iba. venciv::is. En el caso de la heparitis C puede recurrirse a la derc:c<.:icín
1970- Se observó que la elevación de la presión arcerial ~i~remática cuidadosa de la sangri:: donada y la educación de los
incremem aba el riesgo de accidr:nre cerebrovascular. consumidores de drogas por vía inuavcno.~a para prevenir la trans-
1976- Se observó que la mc:nopau~ia incn:mcnraba el rie~­ misión del viru~. De manera simukí.t1t:<1, los científicos realizan es-
go de cardiopatía. fuerws p-.ira desarroUar una vacuna yu..: prc\·enga la infección en
1977- ~e doc:umcmaron los efecms de los uiglicéridos y el las personas ~puestas al virus. Los conocimicnros de la evolución
cole;;rerol ligaclo a las lipoprorefnas de baj:i densidad (LDL) natu ral de <:St:\S enfermedades v l:t aus<."m:ia ck· un rrat::unienco efi-
y las lipoprolcínas J e alca densidad (HDU. caz sin duda impulsaron el d~arrollo de vactuias para prevenir la
1978- ::le observó <1ue los facrores psi,·osocialcs afectaban el rrammisió n de disrinras i::nfermedades infeccionas, como la polio·
riesgo de enfermedad cardíaca. mielitis y la hepaticis B. En cl caso de otras afocciones, como el cán-
1986- Primt'rn comunicación acerca de b demencia, cer de mama, IJ dcrección temprana m.:dianre el auroexam('n ma·
• 1988- Se observó que un nivel dev-ado de colesterol HDL mario y b mamografla aumenta la probabilidad <le curación.
reducía el riesgo de muerte. El término pro11óstico se refiere al resultado final má~ pro-
1994- Se observó que d aumento de ram.iño del vemrículo bable y la posibilidad de recuperación de una enfermedad. El
izquie rdo aumcnraba el riesgo de accidente ccrebrovasculnr. pronósrico puede basarse cn fa probabilidad de rccupcracic'>n
1996- Se describió Ja progresión de la hipertensión hacia la compleca, la de complicaciones o la previsión del cicmpo de Sll·
insuiicicncia cardíaca. pervivencia. El pronóstico a menudo se fo rmula en relación con
• 1997- Se comunicaron los efectos acumularivos del t:Jba- las opciunc::s cernpéuticas; esto es, la evolución esperada o la pro-
quismo r el aumenro de niYel de colc.~rerol sobrc d riesgo babilidad <l..: )Upcrviwncia en pn:si::m.ia o auscn.:ia de cierto ripo
de ar..:rosderosis. de intervención tcmp..:ucica. El pronÓ$UCO asociado con una te-
rapéuti ca determinada en general se formula jumo con los ries-
(R<."Sumeu dd h.1mrnf.l'l.lm l ktrt )1uJy C200 l). Hin» Je iovo1ig11· gos asocíados c1Jn el rr;1r:lmi<"n ro.
ci<i11 . Di>ponibl~ <ll inc~mec hrrp:/fro,·~r.nhlbi.nih.go.-/abouclfTa.
mingh:i.m/timcl in~.hnn.'1

\JIVELES DE. PREVE\ICIO\l

disminución del riesgo de enfermedJd cardí:ic:t coronaria en Una vida s:tn:i contribuye a prevenir cnformi;dade~. H:iy tr~
mujeres de edad mediana;:' la rdacion cnrrc d uso de fraYada ripos principales de prevención: primaria, secundaria y rerciaria!.'
,lc•ctrica y d d111.:er de m;ima;1.. ~:ncre la circunferencia de la (recuadro 1-l). l.a prevmció11 prim11rin ciene por finalidad im pe·
.inmrn:circunfcrt·ncia de la cadera r riesgo de dnce r de m:una1' dir que se pro<lu<:.ca la enfermedad mediante la erra<licaci6n de
· entre el wnsumo de :lspirina y d ri c~g.o dt.: cáncer colom:c- todos los faccores de rie~go. La inmun ización rep resenta un ejem-
1.11.·''• Después de minscurridos 25 aiíos. un 90% de las ..:nfer- plo de prevención prurnLria. La pre11ención se.:1111darin permite de-
:rn:ras n:~ po nck con precisión al cuescionario cada 2 años, y .:sea 11.:crar l:i cnfcrmcclad en una fase· rcmprana en la que aún es asin-
t.h:t ~11pera en grnn ni.·tfüla la rasa promt:Jio asocíad:i con ocres romárica y la inr..:rvención rcrapéuric::1 puede ~cr curativa. El uso
• •tudio; longicudin:J es. d..: un frocis de i>apanic.'1.>laou (Pap) para la decección cemprana de
un cáncer <le cuello uterino representa un riemplo de: prevención
sccun~<ria. La prrvendó11 ten:im-ú1 ~c: ccmra en i.n tervc:ncionc:~ dí-
_' 'OLUCIÓN l\A-u RAL nic.1s que impicbn un dere rioro progresivo o r<'dll'l.C.'111 las com-
plicaciones dt' un:t cnformedad dcsp u~s de que se diagnoscicó. l.a
L;1 ew i11cio11 11t1111m! di! una t:11 Íc11m:dad se rdicrc: a la pru- a<lm!nisrr:.tción Je fiirm:.tcos beraa<lren..:rgicos a fi n dt: reducir el
. "- ~ ión y la ernluc:ión proyccr:id~ de una alccción en ;HJsencia de riesgo de morr::;lidad en personas que p;dccieron un alal1uc car-
.. tcn•t:nción mC:Jica. él estudio de lo~ p:.mones de ur.a enferme- díaco n:pr.:senta un ej.:mplo de t:~te cipo dc prevención. La prc-
. ·den d rranscurso <ll'I riempo en una pohl:ición permite que el vc-nción rc:rci:tria también cornpren<l<' mt:di<las descinadas .1 limi-
. ::J cmiólugo wmprcnda de manera m:ís cab:tl la evolución n:i· car las coasccucn.:i~ fisicas y socialc:. de una c:nfc1m1..-<latl.
· :;.11 de la enfermedad. Los conocimicnms rt"l:tcionados con la La prcvc11cit)n primaria a menudo se implcmcn1a ti.11."ra del
. . •lución n;1rn ral de una enfermedad pucdt:n urilizarse para ..:s· .~i$ (ema de salud. L:i clornción y la íluornción del :igua potable y
· .:-·k o:r el pronósciw . dcrcrminar prioridades para los servicios l ,L~ leyes qu~ exig.:n el uso del cinturón de seguridad reprt'scrmm
. ,,tlml. ..:stablccer los efecms de los programas de screening r ejemplos de 111c<lidt1s de pn:vcm:ión primaria que afocran a la co-
:·::.:ción cempra1:a sobre la e\·olm:iúu (.h.: la ~nfermi.:da<l y mm· munidad en su 1:onjunro. L2s de prevención secundaria de alcance
.:r los resulcado) <le las modalidades terapéuric:is nuc\·as con la comunicario masivo son escasas. y las vigentes por lo gener:il no
:,.c.:ión previ)t;; en au)..:ncia tlt:: 1racam1encu. involucran a toda la comunidad. Algano• ejemplos comprenden
20 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

El desarrollo de pamas generales ¡;rácricas basadas en la evi-


dencia :1 rnt'nudu se basa en mérodos como el metaan:füsis para
rnmbinar las ;:vi<lencias derivad;is de disrinros estudios y obtener
una estimación más cenera de la precisiun de un mécodo diag-
Prevención primaria: acciones dirigidas hacia la prevencihu nóstico o los cFecros de Lma inccrvención. l.> Esrc enfoque rnm bién
de la enfermedad. requiere una revisión por médicos con experiencia cl ínica capa-
Prevención secundaria: acciones dirigidas hacia la t!etección ces de verirlcar la exh:.umividad de la revisión bibliográfica y ga-
temprana y d tratamiento rápido de la enfermedad. r:inrizar la sensibilid;1d clínica; por expertos .;n <lesarroDo de pau-
P1·evcnción rerciaria: medidas de craramiemo v rehabilita-
tas generales capaces de examinar el método que condujo al
ción dirigida.> hacia la prevención del progresó ulrerior de
la cnferme<lad. desarrollo de esros principios generales y por posibles usuarios de
esras paucas gcncrales.·11
Una vez esrnblecidas, escas paums r\."quiden una revisión y un<\
lo~ programas de educación para d auco('xamcn m;:imario y lo~ nwdi fic:aciún wntínuas para m:imencrse acrualizadas con rcspccro
programas de scrccning p:ira detecrar hipcrccnsici n. \lo obmmrc, a los h allazgo~ cienríficos y los mérodos diagmísLÍcos y terapéuti-
muchas clínicas dedic.in e$fuerws crccicnres a las medidas <le pre- cos rn:is rccicnrcs. Por ejemplo, las pautas gern:rnles para la pre-
vención primarias y secw1Ja.ri:1s, como cuidados prenarnlcs y nc- ' c:nción, la evaluación y el tratamiento de la hipertensión (véase
onarales. vacunaciones. ast:~onunk·n ro para mejorar d esrilo de CJ.p. 2 5), esrablecidas por primera vez en 1972 por el Joinr ~a­
vida )' búsqm:d.a sistemática pnrn la derccción temprana de la en- rional Commirre.::. fueron revisadas varias veces. y las qu.: s.: usan
t"c-rm ~dad o los facron:s Je riesgu. Los esfuerzos de prevención ter- para d diagnóstico y el m;u1<:jo del asma (véase cap. 31 ), csrable-
ciaria fuera dd sisrema de salud son mu ... ho menos frecuemes . cidas por p1i mera ve7, en 1991 por d panel de expcrcos, experi-
mentaron eres rcv1s10nes.
Las pautas generales prácricas basadas en la evidencia. cuy:i fi-
PRÁCTICA BASADA EN LA EVIDENCIA mlidad es dirigir los cu[dados médicos. también son imporr:mres
Y PRINCIPIOS PRÁCTlCOS GENERALES para cond ucir l:i investigación hacia los mejores m.:rodos para d
diagnóstico y d rraca mienro de problemas de salud específicos.
La pnictica basada en la evidencia y füS pautas generales ad- Esm se debe a que los proveedores de cuidados médicos utilizan
qui rieron una poput:1ridad n::cieni c enuc los clínicos, los profe- los mismos criterios para el diagnóstico de la magnicu<l y la se-
sionales de l.a ~aiud púhlica. las organi'laciones méd icas y d pu- \·eridad de un rrasmmo es¡Kcíflco (p. ej.. la hiperrc.osión) y los
blico en general, como herramicma para mtjorar la C'J.] id:id 'f k1 mismos promcolos terapéutico~.
eficiencia de las prcsrnciones médicas.'" 1' 1 U dc~arrollo de :::sre en-
foque sc prélmovió. al me nos en parre, por b gran canridad de En resumen, h salud de· las personas esd muy ligada a la de
inlorlll:ti.. iún pnhlicada acerca de las medidas para ei diagnósrico la comunidad y la población que la compom:. La epidemiolo-
\' el rratamicnm Je distinras ati:ccion.c~ médic:ts. y las J cmandas gía es el esrudio de la enfermedad en las pohlaciones. Estudia
de una :m:nci ón méJic;i de mayor calidad y rn<L~ eficiente en rc- factores como la edad, la emia y los hábitos dieréricos Je las
laci611 con d costo. personas afecradas por un rrascomo dado para determinar las
Li prácrica basada en la evidern:i<i se definió como "Ja utili- circunstancias en las 4ue ésre se producir:.í. 1vledianrc la utili-
zación racional. explícita y prudenre de las mejores evidenc ias zación de métodos epidemiológicos. los investig<tdores deter-
disponibles p<tra adopcar decisiones rel:1cionadas con el cLLi<laJo minan fa forma t:n la que se propaga una enfermedad y !:is ma-
de paci en te.~ indivi<luales".0·• Este enfoque se basa en la inregra- neras de controlarla, prevenirla y erradiGirb.
dón de l.1 pericia clínica pcrsonal dd médico con la mejor evi - Los epidemiólogos utilizan indicadore~ de frecuencia de enfer-
dencia externa derivada de 1ma i nvesrigación sisrem:hica. ~·· El medad para predecir las alreraciones qui:: al:C-cran a Lrna pobla-
¡éfmino penm1 clíuia1 se refiere a la d iciencia y la capacidad de ción y esrimar la velocidad con la qu<" aumenta o disminuye su
juicio que el clínico adquiere a uavés de la experienci,1 y h pdc- presencia. La incidencia es la c:mridad de c:i.~os nuevos que ap¡¡-
tica. La evidencia clínica i::rn:rna np rima se hasa en los rernlta- recen en una población dada durante un período derermina<lo.
dos de invescigac.:ioncs sisrem:írícas. ::i menudo en el terreno d.: Ll prevalencia es la cantidad de personas en una población que
la~ ciencias fu~damemales, pero sobre redo derivadas de csrndios padece una enfermedad dada en un pumo cro nológico o du-
dínicm en pacientes. cemr;t<los en b precisión de bs pruebas y rante un período determinados.
los mi:codos diagnósticos, el poder de los indicadores promi~ri­ Los daros de morbilidad y mortalidad informan a los epide-
cos y la eficacia y la inocuidad de los regímenes di: rra ram ienro. miólogos acerca de los efecros funcionales y letales de una en-
reh:1biliración y prevem;ión. feTmedad . Las rasas de mortalidad o muenc aportan informa-
La~ paur:is g.enernlcs p,1ra la práctic;1 clinica son fo nnula- ción acerca de las ren<lcncias en la salud de una población. Li
cicrnes desarrolladas en fo rma sisrcmárica desrina<las a facilitar morbilidad describe el decro de una enfermedad sobre la cali-
la :idopción d<" decisiones médicas t'11 situaciones clínicas cs- dad de vida de una persona y se rdacio n;t con la incidencia de
pecificasY -'' Esws principios generales no so!o se basan en la enfermedad, asi como con la pcrsiscencia y las consecuencias de
re\'isión d e las distinras posibi lidade:. evoluciv:ts sino que de- la enfermedad en el largo plazo.
ben sopesar las dive rs<tS evoluciones posibles, tanto posirivas Los fucrores que se sospecha contribuyen con el desarrollo de
como ncgacivas, para establecer recomendaciones válidas. Las enfermedad se conocen como fi1ctores de riesgo. Pueden ser in-
pamas generales d ifieren de las revisiones siscemüticas _v pue- herenres a la persona (aLunemo de la presión arterial) o ex.ter-
den adoptar !a forma de algori tmos (secut'ncia de pasos para nos (tabaquismo). Los estudios que se uriliznn para determi-
resolver Lln problema), direcrivas por escrito o nna combina- narlos, comprenden cnsaym transversales, d~ conrrol de casos
ción de am bos formaros . y de cohortes. Los primeros SI:' basan en la recolecció n simu1-
CAPITULO! Conceptos d e sa lud y enfermedad 21

tánea de: infurrrrnciún necesaria pa ra Ja clasificación de la expo- G. American Lung Associ:uion. (1982, ~arc..h). From Koch ro roday.
~i ción y la ernlución. Los segundos tienen por finalidad com- American 1.ung r\ssoaarion Hulletin 68, 2-3.
parar personas afectadas por d cr.tStomo a estudiar (CLms) con 7, Le funu J. (2000). The ri.;e and full of modcrn medicine, Ncw York:
indi viduos no afo:rnd os (coniro lcs). Los •creeros com prenden (,arroll & Gr.i[
Lm grupo de pcr~o nas que nacieron alrededor ele la misma fe- 8. C DC. (2003). Updarc: Scvcrc acure respírarory syndro mc·worki-
wide aud Unit(.-<l Slat(.'S, 2003. MMWR Murbidiry and Morcality
cha o compam:n algunas caraccerísricas de interés. El esrudio
Wcckly Rcporr 52, 664-66).
de Fr:imingham, en el que se evaluaron la~ caracccrísticas de
9. CDC. (2003). Mulristarc ourbreak of monkeypox: Illinois. Indian a,
una población q ue mi~ mrdc padcceda enfermedad coronaria, and \\7iscon~in, 20Ü3. MMWR MorbiJiry and Monalicy Weekly
y el esmdio de salud en enformerns (''Nurses' Healtli"J . c:n d Repon 5 2, 537-540.
que en un principio ~e examinó la reb :iún cnrrc ios ancicon- IU. World Healch Org:rnization. (2001 j. About W HO: Dc::flnicion of
ceplivos or-.Jc1. y d cáncer de mama, repre.~entan dos ensa}•os hcahh; dis(·:t~c c:radicarion/elimin:nion goals. (ün -line.l
de cohorte conocidos. Avai!able: hn p://www.inriabou cwho/cn/hi~mrylh c m. Acccsscd
La evolución n atu ral de una cnfo rmt:da<l se refiere a la pro- Februarv 1Y. 2004.
g resió n y la ev<.>lución proyecrnda de un a afección en ausen- l l. U.S. Department of Hcalch ~nd H11man .Servin-~.. {2000). Healthy
cia <lt: intervención médica. Los conocimicncos relacionados peopl~ 201 O. N:nional H..-Jlch lnformacion Center. (On-line.J
con la evolución namral de una enfermedad pueden uriliuirsc /'1\-aibblc:: hnp://\\".VW.haldlypet>ple./goY.
para ~lablecer el pronóstico. determinar prioridades para los 12. Doriand's illum ared medica! diaionary (29 rh cd.. p.5 11).
servicios de ~al ud. esrablccer k>s efectos de los programas <le (2000). Philaddphi:i: W.B. Saundcr>.
13. Waldcnscrom J. (1989). Si'k molc..:ults ami our com:epts of illne.ss.
búsq ueda sisicm:ítica y detección lcrnp rana sobre la evo luc ión
Joum al of Jmcrna! Meclione 225. 221-227.
de la enfermedad r comparar los rcsu haJo~ dc las modalida- 14. Brigden .\.1.L, Hc::nham: J.C. (2000). Prohlem.> wirh intepre1ing lah-
des rerapéuricas n uevas con la c\•olución prcvisr:i en amencia o ratory u:.m. PosrgradU:11e Medicine J07(7). 14 5- ! 62.
de rraramienro. Prtmósrico es un térm ino em picado para de- 1'1. Fischbach F. (2004). A manua l ofi;1borat0ry :ind diagoo~ tit: reses (Grh
signa r evolución prn bable ) la posibilidad de rccupcraci611 dC' éd .. p. 74). Philaddphia: l.ippincott Wi l! i am~ & Wilkin~.
una enfc rmt:d.ad. 16. llicklcy L (2003). B:rn~· guide 10 phy~ic.-:U asscssmcnr :rncl history
Hay rre~ ripos pri11.:ip:1ks <le pn:vcnción: la primaria. la secun- raki ng (7rh ed., pp. 783-80.?). Phibdclphia: Lippincou Williams
daria y la cerciaria. La preq:nciún primaria, rcpresenrada, por & \'V'ilkins.
cjc.:mplo, por l<ll> inmunizaciones. riene por finalid ad impedi r J 7. D:1wso n-Saunders B., Tra pp R.G. í l 990). r:val ua t ing J i;1gno> <ic
que .~e prod uzca la cnformedad mnii:i.m e la errad icación de lo- pr·océdu n:~. ln Dawwn -Saunders B.. Trap p R.G. ( t.d~.) . Ba~ic :111d
dos los facmres de ri.:sgo. l.a sccund.iria. represenrada. por ejem- dinical hiostJtis rics (pp. 229-244). Norwalk, CT: Appleron
plo, por un froti~ de Papan iwla<.>u, pe¡mile <lercccar la enfer- Lange.
medad en una fose cempr.i na m la que aún es asi ntom:írica y 18. Verter N .. Mathews l. (1999). EpiJ cmiology ancl public hcalch main-
ren:ince. F.-linhnrgh: Ch urchill Livi ng~wnc.
la inr.:rvcnción rcmpcmic,, puede: ser curadva. l a rerciaria, rc:-
19. Framingham lícai. Scudy. (200 l ). Framin!;ham HeJ rr Srud;::
p rcsenrad.a, por <'jemplo, por la administración de Eí.rrnacos be-
1>esign, r.uion3lc, obi~-ctive~. and ~<:>tr<.'h milcscones. (On-line.]
madrenérgicos J. fin de reducir d riesgo de monaJi<la<l en per- Av:Ulable: http://www.nhlhi.nih.gov!abouc/framinghamftlcsign.htm.
sonas que padecieron un araqu:: cardiaco. se crnrra en Ac1:es5ed Fdiruary 19. 2004.
inrcrvcnciones clínic:is que impidan u n dererioro progrc:sivu o 20. Chan ning l.aborarorv, (2004). Nurses hc:alch srúdy. fOn-line].
reduzcan las compli..:aciones de una .:nf1;-r111~·dml. A\'ai bblc: A,c,·s~ed Febmarv 19, 2004.
La práctica bas::ida en la evidencia y sw; paurns genera.les se 21. Garland 1' l., Morris J.S., Sramfer .\'1J.. et al. ( l 99Si. l'rospet:ive
~u~tem.an en la uriliLa<.ión de la~ mejores pruebas disponibles >tudy of wenail sele:iiuin lcvds :md canccr among womcn. Journal
para :1doprar decisiones relacionad.is oon el cuiJaJ o dt: p:icien- of rhe '.'Jarionnl Canccr lmriiurc: 87, 497-505.
res individmtli:s. tsre enfoqu-.· s.: basa i::n la inrcgración de la 22. Cannago CA . Weiss S.T, Zhang S.. ec al. ( l 999). Prosp"c:rive >tmly
pcrida clínici pcr~ona l del m~Jico con l:t mejor evidencia clí- of hody m ¡t:>S Ínue;., wci!'.,Jlt gain, and risk of adule-enser ;mhma in
nica 1:xtc:ma deri\·ada <l.: una revisión sisccm,irica de los c~ru­ wom<:n. Archives of lnrc:rrd Medicine 15'.1. 2582-2588.
23. Kawachi l., Coldiu G.:\ .. Sramfer MJ .. ('! al. ( 1994). Smoking
d:os de invesrigaeión fiJ.bics publicados. Las pauras generales
prác tica.~ pucd.:n .1Jopr:u la forma de algancmus, yue son una
or
CC»Sarion and time ~QU!'S<;: Ul'Cn:ased risb vf coronarv twart dis-
t·a~c in middl.:-ageJ womcn. Arch ives of Trm:mal i\.ledicinc 154 ,
secuencia de p.isos des ti nad.a u rc:~ol ver un probkma, dirccriv.1;; 1 6~- 175 .
por escnro o u n:1 combinación de esros tormato. . . 24. Ladcn F., :-.:.:a~
L.M .. Tolb.:rr [~f.. eral. (2000) Elecrric- bla1Lkt:r use
and bre~r Qllcrr in ch.: Nurse~· l lc:<llch SiuJy. :\merican Jouma! of
Epidemiology 152 41 ~19.
25. Huang í'... Wíllen W.C.. ColJiri (.; ..A.. \ 't Ji. (1 999). Wa i~t circurn-
R ·1t·1111dc!S fcrcnc<", waisr:h ip ratio, .mc.l risk of hr~sr cance1 in lhe Nurn:s'
H.:alrh SrnJy. American Journal of Epidcmiology 150. 1316-1324.
· . ~111.tg ~. (1990). lll::css as n1ct:1phor. N,"\\ York: Douhlc<by, 26. G1ovannucci f. .. Egan K.M., Humcr DJ .. cr al. 0 995). Aspiri n and
:\m:hor Roo~. che risk of colorcaal i.-a1Kcr in wo m.:n. :--.~"· Englanc.l Journal of
~-J:uncs I~ . rfwrp~ N. ( l 99)). A1icic11c i1m:m ions. Ncw York: Randnrn M.:dicinc 3.B 609-6 14.
l louS('. B.1lbminc .Books. 27. Li:rng)., Rd1~rman IL Secff L. B.. cr al. (2000). Parhogcnesi ~. natu-
l\) ITfr R. (l 998). Thc Jl.íC'J.lCSt hc:nefit to m:mkind: A mc:<lici.I r.im>- ral hisrory, m:;mn<!nt, md prevemion of hepaci ci. C. J\nnals of
ry ofhum;in;~·. Ncw York:\'(~\\'. i':orron & Compnny. Ir.rema! Medicine 132 296-301.
- :-.lcNeill W.H. (1998 ). Plagues Jnd propb. Kl"\\ 't:Ork: Doubl..:-d.1y. 28. Sr:anhnpe M .. La!Ka>~t:I' J. (2000). Cornmuniry and public healrh
..\nclw r Boox~. nur. ing {5rh cd.. p. 43). ~r. l.ouis: Mo~by.
:>.:horr T.M .. Kc11ncd1• M.S. <l 'J')1}). l 00 v~~ ,.,, uf' American 1H1 r~i 11 g. 29. s~ckcrr 0 .1.. (1996). hid1.:1K'' based medicine: Whar ic Í.I :1nd whac
Philaddph1a: Lipp· nc~tt \X'illi.1m> & \X'ilkin,_ ~ ic iso'c. flriri~h "-1c<lical Journal _; 12 71 -7:.!.
22 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfe rmedad

30. Youngblur J.M .. Broorcn [). (2001 ). l:vidence-bast.'(.l pracricc: Why 32. Narsch S. van d(•r Mi:.'cr J.W.M. (2003). The role ot clinical guideline.s,
is ir imporcanr. AACN Clinical lssues 12 468-475. policies, aod fü'\\'ardship. Journal of Hu~p[caJ lnfecrion 53 172-1 76.
31. Shckdlc P.G., \X'oo lff S.H .. F.ccles M.. eral. {1999). Ocvdoping 33. A.cto11 GJ. (200 1J. Meca-a naly~is: t\ too! for cvidence-based pracrice.
guiddineo;. lkiti.sh 1vlc:did Journal 318 593-196. AACN Clinical lssu~ 12: 539-545 .
CAPÍTULO

Conceptos de alteración
2
de la salud en los niños
Judy \Vrigf1t Lolt

vo~. 1 l:.n esta época bs enformedatfc., ínfeccio~> eran de,·:1st;1dora:.


CREClMIENTO Y DESARROLLO
~ la in m ,1dur~1 dd ~1;,rcma 111mu1ic y la cx po~i<:iún rcpcrid;i :1 ntcus
Ca.'C·,.,.,¡,.,1110 ' t ec;n roflu prt•r:ntalt-!'-
11.iños irüeccado, convenían a h población p1:<li:írric:1 en u11 scg-
Desarrollo embrionario
m1:nro en parri1..uhtr vulnerable: .1 la in ~~cción. El aJq,:nimienco d,·
Desarrollo fetal
los agemes .i.nrimicrobianos. las medidas par;i d con:rol de la m-
1'!:0 ., "!a':.::í ' €:• - ~ ge.:t"IL ~ -
Í.:m1l.'Ja<les i nf.-c;;io~is y los j)fl>grt"so; nurricion;llcs y r.:..:nológi.:m
Retraso del crecimiento intrauterino
redujeron t'n :;rado muy si~nifü,1rivo l.1 usa ,k morralid;id infon-
Métodos de evaluación
cil. Aunque ést;l siguió en declinación en d tr.rnscu r~o d(· las úlci-
LACTANCIA
ma~ J.:caJ :1~ . la marca m;b baja J,· G.9 nii1os por 1.000 n:icidm vi-
C't"'Llf""ien lo ,.,_., a-r·rllo
vo., rc!!;istrada .:n 2000 ubin> a lo., E.,tados Unidos ,•n d p11e.~ ro 28"
Sistema!> orgánicos
r Ob C Tio~ ._, "'111..., ºrecuentL;>
en rel~ción con otras naciones indusrrializ:id.1S. 1 Ln fenúmeno ~u.:
generJ pr~oc-upacion c:s la dileren,1;1 de mo1T.i.lidad <:ntn.- loi. nii11>'
Problemas de salud del neonato
bbnw~ ) lo. yu.: no lo son. E11 .!OúO, la; rua:. dt: mon;afüla<l in-
Problemas de salud del nconato pretérmino
fan til cnm: lo; .1frol.'.s t.idoun idc11scs, lo~ aborí~!l"llt.:.~ n:nini., de los
P roble ma ~ de salud del laclanle
F.srndos Unidt>J.. los narivos d,· Alasb y la pl1bladón de origen IJ-
PRIMERA INFANCA
Ünoamericano ~e encomr-.tb.tn muy por arriba de la media n.icio-
Cíeci·"""if'mo ~ de~rrcl10
mrl. La m.Iyor disparid;;J S<.: dcxumemó ..-n la pobl.11.:i1in ti<.' orig.1•n
rroblemas cie SJ ud frccuclltcs
:t~·ricano, l.'n la qu<: la casa d..: monalidad infonri l de 14.1 por
AÑOS DE PREESCOLA.RIDAD 1-1.\STA LA SEGUNDA
1.000 en 2000 i:c¡11iv;ile ca.,¡ a 2. 5 \'cces 1:1 regi~crad.1 entre· lu~ ni-
INíA'lOA
Íl <J$ bbncos (5,7 por 1.000 en 2000). D:itos ~1brr:nidos en .:poca
• 'f•ciinien to ' dc.,<H ro lb
m.:inm: indican c¡11<' l:i disp:iridn,I de bs tasa.< dC' mnrrnlidaJ cnrn:
f'I biP'lFI'.> .Je ~<t l utl frec'Jt.:ll!l;)
los niños bb.nc~ \ º afroestJdouoídenses esci en .i.umenm.1 '
ADOLESCENCIA
Cna Jc I;\.) ca~s:1s m~ inqui..:1 .mtl.'~ <l1: morrnli<lad inlamil e,;
..:re'.:l""~ie r1...1 " dc"5<1rrolh..1
la incidencia devada de nacimil'ntos prccfrmino .. n mujnes de
f'rcl:llemac, rle "ctluo ~rc::ucnrc"'
rodas la5 c mi.1s :· los csr ra ros sm:ia l..:s. 1\ pt"'s a r de un~ declin.ición
conscann.' de !:1 rns:i de mo1'talid.1d infomil global d umnre l.i ~..:­
gttnLl:i mitJ.J dd siglo XX. la incidencia ele\"ad.1 de 11:iámienco.'
º' niño; p11:1érr11ino .1ú 11 t~ un ob~táulo parn <:strrchar IJ hrt·<ha im..:rér-

L
no Mlll ;¡,lu!ru:. .:n mini:1mm. La mad11;·ación v el
Jcsarrollo thico' y fisio!ó~ito, ;¡focra en gr.ufo ~ignifica;ivo nic;i y redutir la inc:iJem:ia gloh.1 . F nacimi.:nw pn:r~:rmino y el
d tipo dt."' c:nt~rmcJaJi:, padeLida'\ por h» 11iflO) y 'llS í Lº.S- bajo peso al nacer resul ranr~ son la causa principal de mu<:'rtt· en-
. , ms a t·:;rn; rra.mi rnns. Si bi..:n mucho~ ele In~ ~ i~11os \' ~ínto- tr~ los niño~ afrot."'~tadounideme~. Enrre Jo, n itio~ lil:u Kos. la c:i u~a
' ,on simil,tr<:~ .1 <.:1.1<1k¡u icr e<.bd ..1l~una.s enf~rmedades. y com- principa l de mucm: es la prc"l>('tKia <lL malKirma.:iones congéni-
. .,,;!oncs son rmis prob~blcs en l,1 pobb,·ión pedi:irm:a. En es re rn$ . 1- \ El slndromc de mu<:'rre 'libira del lanante (SMSLl es la te1
. · r ul<~ se ofrece una ..-i~ión ~ncr:i.I de lo; esadios c\oluc i~ul> <l.: cer:1 causa más frecueme de mM1.1lidad :nfantil global t."'D peno-
'it.mcia 1· la.s nec.:esidaoes r~laci(>n.uJ.1.- con la <alud en escc ~eg- nas u~ cualquiC'r emia r..-sidt-!fü'S en :os E.st~d~~ Lnidos: r <'~
_;Hn J t" i:: pobh\Cil>n. La, cnh:rm,·d:ides espcc1fic"'(IS de l.: infa;1. responsable de alrededor de un 9% de l.lS mucrres i nfanril c:~. '
w .:nmenian c:-n n tra> secc ione~ J,.¡ libro. Lis 111,1lform.1ciones cong¿11i1.1> rcp rcscnc;111 b causa princip:1I
~ i:omir:'m:o~ dd siglo XX un 11ii10 residence en lo' Esra<lu~ de muerte y sc>n respomables de .1lred.:dor d.: una Je cad.i 5 muo:r-
Jo~ n.:1úa p01.:a) prob~ll>iliJaJcs <.k llegar a la 1:JaJ ;1dulta, <lado tl·~ infimriks. Los csfuerw~ <lt·srinados a n·duc.:ir 1.i r:i,,¡ de 111111 ·
• 1 ¡a:.a de: morcalid.1d infamil t"r.1 de 2.00 por 1.000 11:Kido~ \ !- 0
calidad infantil ~e cemran en Li mejoria dd acceso :l lo!> t.:uidado~
24 UNIDAD! Conceptos de salud y enfermedad

prenatales y la elucidación de los mecarusmos responsables de la esrallido del crecimienro pube.ral. Las manos y los pies son las par-
morralidad m~onatal (esto es, niños de menos de 28 días) . las mal- les que: crecen en primer término. Dado que el tronco se desa-
formaciones congénitas y el parro prctérmino, que aún no seco- rrolla con mayor rapidez que las piernas, gran parte dd aumento
nocen con cerceza a pesar de las invcsrigaciones intensivas lleva- de la esrarura durance la adolescencia es comecucncia del crecí-
das a cabo. Muchas de las causas principales de muerte duranre micnro del tronco. El cerebro también ~pcrimcnta un desarrollo
el período pomeonatal (entre los 28 días y el año de edad), esto rápido. Al nacer, representa un 25% dd tamaño del cerebro adulto;
es SMSL. cnfermc.:dades infecciosas como neumonia e influenza al afio c:~re porcemaje aumenra al 50% y a los 5 años Uega al 90%.
y accidenrcs podtían prevenirse mediame diversas med idas desti- El tamaño de la cabeza refleja el crecimiento del cerebro.e. El de-
nadas a promover la salud. como la educación sisremárica. la va- sarrollo lineal es consecue1Kia del crecimiento del esqueleco. Una
cunación }' los cursos para padre:.. vez completada su maduración final iza el crecimienro lineal Ha-
cía los 2 años. la longirud del niño equivale al 50% de la estatura
adulta. A partir del tercer año de edad, la vc:locidad de crccimirnro
Crecimiento y desarrollo es de 5 .i 6 cm dura.are los 9 años siguientes. Para alcanzar la es-
carura a<lulrn i:s necesario el estallido de crc:cimicnro de la adoles-
Despit¿5 de complnar esta sección del cnpítuÜJ ptJdrú t1ica11zar los cencia. Durante este período los varones crecen alrededor de
s~~úenw objetivos: 20 cm y las mujeres 16 cm. El peso co rporal aumenta con rapi-
dez después del nacimiemo. Hacia los 6 me~e~ e11 general se du-
Dcscrihir el uso <le los percenriles como indicadores del creci- p lica y hacia el afio se tripl ica. El incremento promedio del peso
miento y d desarrollo durante la infanci a. corporal es de 2 a 2,75 kg por año hasra el comienzo del estallido
Describir los acontecimientos más imporranres que se produ- dd crecimiento durante la adolescencia.-
cen durante el desarrollo prenatal desde la fc:rriliLación hasra El crecimiento y el desarrollo reflejan una interacción com-
el nacimicnco. pleja encre factores genéticos y ambienralcs. La experiencia de cada
Definir los términos b.1)0 peso al nacer. pequeño pnm In edr.d niño es singular, y los parrones de crc:cimic:nto y desarrollo pue-
gmt1cio11nl y gr1111de pam la edad gestncio1111L den diferir en grado significativo en los distintos niños dentro de
Idencificar causas de un crecimiento intrauterino anormal. los límices qui: se consideran 11on11ales. Esras variaciones amplias
Describir los mérodos para determinar la e<lad gestacional. determinan que las normas de crecimiento a menudo solo pue-
dan expresarse en términos esradísticos.
Los tt!m1inos cn:t:imimto y desanvllo designan un proceso por el La ev::iluaci6n del cre<:imienco y el desarrollo requiere una
cual el óvulo fi::rrili1-1do ~ convierte en una persona adulta. El con- comparación de los parámecros dt: cn::cimienro y desarrollo d e un
cepto de rredmienw foiC'o s~ rdlcre a las moJific.lCÍonc:s que experi- individuo con referencias estándar. L:i escadfsrica implica cllculos
menta el cuerpo en general o en regiones localizadas. El térmi110 dew- derivados de determinaciones que se ucilízan para describir la
rrolJo abara orros :\S~'Cros de la diferenciación, como las modificaciones muestra evaluada o avanzar predicciones acerca del resto de la po-
de las funcion~ corporales y las coaduccs psicosocialt::i. blación representad:i por la muestra. Dado que todos los indivi-
El crecimienro fisico cient: lugar en dirección cehlocau<lal (de duo~ crecen v se desarrollan con un rirrno distinto, las referencias
la cibcza hacia los pies). Las proporciones relativas del cuerpo se esr:ind:ir deben tener prese:nres de algún modo escas diferencias.
modifican <.>n el curso de la \·ida. Durante d desarrollo fetal tem- En lo~ casos úpicos derivan de determinaciones efectuadas en una
prano la cabe-a es la parte m{lS voluminosa dc:I cuerpo. pero las pro- muestra de sujetos que se consideran reprcsentarivos de la pobla-
porciones se rnodifü:an a medida que el individuo crece (fig. 2-1). ción rotal. En los casos en los que se llevan a cabo numerosas de-
El nc:onato promedio pesa alrededor de 3.000 a 4.000 g, y rerminacioncs de variables biológicas, como csrarur.i, peso cor-
mide entre 50 y 53 cm de longimd. El primer año es un período poral. circunfort:ncia craneana y presió n arterial, la mayoría de los
de crecimiento rápido guc se rdlt:ia en la elongación del Lronco valores cae alrcdcdor del cent ro o el punto medio de rodos los va-
y d depósito de: rejido adiposo subcuráneo. \ Desde: el final del lores. La comparación de los <latos en un gráfico genera una curva
primer afio de vida has1a el inicio de la pubertad las piernas cre- en forma de campana que descrjbe la discribución normal de es-
cen con mayor rapidez que cualquier ocra parre del cuerpo. ros valores, que \';irían en forma concinua (fig. 2-2).
El comienzo de la pubertad se <.."ar.iCteriza por alteraciones im- La media y la de!>viación estándar son conceptos e.~cadísricos
porramcs de las proporciones corporales debido a los efectos del que se uriliz.an en forma habitual para describi r las caracrerísrica.~

Flg 2· I . Modificaciones de las proporciones corporales


entre el segundo mes de vida fetal y la adultez. IRobbins
WJ. Brody S. Hogan AG. et al. 119281. Growth. New Haven:
2 5 Neonato 2 Años 6 Años 12 Años 25 Años
Meses Meses Vale University Press. 1998. Con autorii.ación del editor.)
¡:;;;i._~· .. ..
:":~.,"':..··· .. .'
~,).-
~l/"u, ·~- .

CAPÍTULO 2 Conceptos de alteración de la salud e n los niños 25


Gráfico de crecimiento Fertílizactón Segmentación Implantación

Estatura
(cm)

3 4 5
Edad (años)

Percentil de
estatura (cml
Aih
89 94.9 102
5 so 95
Distribución de la frecuencia
en los niños de 3 años

Ftg. 2-2. Relación entre las líneas de percenciles sobre la curva


de crecimiento y las distribuciones de frecuencia de lél estatura
Gastrulación Organogénesis
corporal a diferentes edades. tBehrman RE. Kilegrnan RM.
Jenson HB. Nelson Textbook of pediatrics 12000. 16: ed.. pp.
23-651. Philadelphia: W.B Saunders.l Fl(. 2-3. Hitos del desarrollo.

de una poblacicin. La med ia n:prcscnta c.:I promedio <le las dercr- ricas se conoce como segmentación. Durante b scgmemación , la
minat:ioncs y es la suma d e los valores dividido por la canridad masa celular de dcs:trrollo r:í píc!o se di rige hacia el úre ro a lo largo
dr dcrcn11inacion.:s. Una curva en forma de campJna es simé- de la rrompa merina mediante una serie de movimicnros peris-
lrica; la media se ubica en el ccnrro d1:: la 1..u rva y a c:icL1 lado de tálticos. La mórula ingrcs:i en d ú rero alrededor ele 3 dfas <les-
l:i mc<li:t cae una m itad Je los valores. l .a Je.¡,·iación -:.' rándar de- pué5 de b feni lización. En el cuarto día el líquido urerino sepa ra
termina la di~ mncia a la que u n valor se desvía de la med ia. Una la mórula t:n dos parte~. la e:nern a da origen a b pbcenta {uo-
desviación esdndar por arriba y d.:bajo de la me<lia comprende foblasro) y la inrcma genera el em brión (embriobl:isto). En esrc
un 68% de todos los valorei;, 1 dcsvi.icion.:s estándares implican momento la esrmcrur.1 se denomina b/a;tocúto. Hacia el sexro día
un 95% de todos los valor<.s \' 3 desvi.iciow.:s escándarc~ abarc:m el blasrocisro se u ne al rndomerrio. csra unión ma rca cl comienzo
11n 99,7% dt" mdos los v~tlcH:es'. Si la esmrurn de un niño esta de la imp!mttttción. que se completa duranrc la segunda semana
, omprend id.t cknrro de un:i do.:sviación csr:índar con rcspt:cro a la <ld desa rrollo.s
1re<li.t. significa que l:i misma es equivalcnre a la dd 68% de los El desarrollo pr~n.u.il ~ divide en dos períodos pri ncipab.
n11ios de hi pobbción. Si };¡ esramr:i de un niño c.s mayor que El primero, o embrion.u io. comienza duranr.: la segunda semana
' <lcsviaciorn:s cmín<lares ~igni fica que el niño t:.'i más airo ciue el y continlia duramc la ocrnva después de !a ferrilización.<·" En el
•/<),7°.~, de los n iños en la población ro ra!. período em brionario se desarrollan los órg:u1os principales. y m u-
L1 curva en fo rma de campana mmbi~n pued.: tnduir perccn- chos di.:' dios comienz.1n :i fim cionar en un grado míni mo (v6se
c1!es. q ue son úrib para comparar los "alor..:s de un individuo con cap. 7). El scgw1do período, o ieral. comic';i1.a en la novena se-
eros valores. Cuando los dalos cuanrirarivos se or<l<.:nan de m:i- mana. Durame su transcu rso riencn lug:u el crecimiento y la d i-
;;cr:i :i.~ccnd<.!nrc y desccndi;:ore pued e csriniarse un v~1J or inrermc- ferenciación dd cuerpo r los órga nos sisrénilcos.
~io denominado medimu1 con la mitad de los valur1::s (50%) a am -
.. i, latlos Je este valor. Los valores pueden subJi,·idirse en

. ;.n.entiles. Cn percemil e~ un nwm:ro c1uc indica d porcenraje


.:, ,·.1lo rcs para la población ignalt:s a ese numero o por debajo de DESARROLLO PRENATAL
•. Los pcrcenciles se urili7:in con m:i.yor frecuencia par:i com p;J.rar
• El período prenatal comienza con la implantación
.. 1 ,·,1lor individu:tl con un con junto de nom1as. Se empican coH
del blastocisto y se subdivide en dos períodos: el
· 1i..:ha frccm:neia para construir e inrerpr<"rar gráficos de crecí-
. i~mo físico}' determinar par,ímcuos de habiltdad e inteligencia. embrionario y el fetal.
• El período embrionario se extiende desde la segun-
da semana de gestación hasta la octava. inclusive.
: rzECIMIENTO y DESARROLLO PRENATAL ES de la gestación. Este periodo se caracteriza por la
formación de las capas germinativas. la diferencia-
Se considera que el desarrollo humano comicn1.a con la ferri- ción tisular temprana y el desarrollo de los princi-
.ión. C$LO e~. h1 unión rnrn.: d espermarozoide y el óvulo, que pales órganos y sistemas del cuerpo.
''. .:luce :i la fo rmación <le un cigoro (fig. 2-3). El proceso co-
:"'l..i con la combinación de w1 número hap!oi<le de cromo- • El periodo fetal se extiende desde la novena sema-
-:;;¡s paternos (23.X o Y) y macemos (23,X) en la ampolla de na hasta el nacimiento. El desarrollo durante el perí-
--ompa de Falopio, que se fusionan p:ira formar un cigoro. En odo fetal se caracteriza sobre todo por el creci-
··mscurso de 24 h or.i.~ el organismo u nicelular se transforma miento y la diferenciación rápidos de los tejidos. los
· 't.:dular y cn el curso de 72 horas deviene en un organismo órganos y los sistemas corporales.
. : •> células deno1~1inado mómla. Estit serie d.: di\'isiones mitó-
-~

26 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

Desarrollo embrionario ler.ido. Hacia la 11° semana las asas inresrin.1lcs herniadas en la
p-.trte proxim:il del cordón rerornan al abdomen. Se observan cen-
El desarrollo humano progn:sa a lo largo de rrcs fases.' Du- tro~ de osificac..ión primaria en el cráneo y los huesos 1.irgos. y ha-
rance d primer esr:idio de:" <lcsarrollo embrionario d crecimicnro cia la 12• ~mana se i.:omplet:t b maduración dc los geniralcs cx-
cien.: lugar rnediance 11n aumemo <le la (.ancidad de cc:ll ula~ y la rernos terale~. Dur.tnre d período fecal el sirio principal de
daborn<.:i<ín Je productos celulares. El segundo <'Stad io es el de la rorm:ición de CrÍrrO..:iros (eritropoye~is) l.'S el hígado; hacia lJ
morfogénesi~ (<le~¡trrol l o de hi forma) y comprende el movimiento 12• semana b eritropoyesis hep:íric:i disminuye: y comienza la CS·
<lt" la masa celular. F.n \U rr;1nsntrso. d movimienro d<.' la$ ,,:lu- plénic."l. La orina empieza a fom1ar~e c.'ntre la 9• y la l 2" sema-
1.1~ permite que ésr:1s incera<.:túen c::nrrc si para formar rejido~ y ór- n~. y se excrct::t en el líquido amniótico.x
gano.o;. El t<:r<.:er esc:idio es el de diferenciación y ma<lurac.ión de El período emre IJ 1J• y In 16• semanas se cara<.:teriza por la
los procesos fi. iológi1..os. Un.i vez complcr.1do, ~I proc<::so <le Ji- osiHcación del esqueleto, d esrJblecimirnco <ld pacrón capilar :::n
lerem:iaci<'in determina la formación di: órganos capacc:"s de de- el cuero c.:abdludu y 1~1 diferenciación de los O\'ario~ e 11 los fotos
~empciilr fu11cione~ especializadas. de sexo fomenino..Emr1: la 17" y la 20" semanas el crccimienro
Con la inscalacit'ii1 dd desarrollo embrionario, que comienza disminuye. La piel focal c.scá cuhicrta de un vello fino denomi-
duCJ1m: la segund.1 seman:t d.: la gcscación, d rrofohla.sro sigul" nado ll1lmgo y LLO marcrial graro blanquecino denominado vemix
experimencamlo un proct:So de prolifor.1ción y difere111:iat..iún rá- 1:ml'Or.t. Pueden apreciarse las cejas y d cabello. En los teros de
pido. y el embrioh la~to se rransforma en un disco germinaiivo bi- sexo masculino <.:omiem:an ,1 desce nder los ccsrículos y en los de
laminar. Est•l placa aplanl<la y circular de células d;i origen :i la~ ,.exo fome11ino se forma d úrero. Durante esce período también
m.:s capJ~ germinadvas del embrión (esto e~. euodermo. me~o­ sc fo rma la grasa parcia. Ést:i es un tipo de rejido adiposo cspe-
dcrnrn y c.:ndodcrmo). l.J tercera scman:i dr b gesración repre- ci:tfo.aJo que produce calor medianre la oxidación de ácidos gra-
,.;-nc.1 un periodo de <lc~arrollo rápido que !><.> destaca por la con- sos. Es similar :t la grasa blanca, pero posee miccx:ondrias más
versión del disco gcrmimitivu bilaminar en uno trilaminar gr:ind..-s }' numerosas 4ue le confieren el color p:1rdo carac.-reris-
mcd ianrc un proceso conocido como grisrrulnció1/"~ (vé:t)C: fig. 2- ciw. La grasa parda se c:ncu.enrr:t en 1:1 vecindad del cor:uón y los
.3). r.I eccodermo se diferencia en ln epidermis r ..:1 sistema ner- vaso~ sanguíneos que irrigan el cerebro y los riñone.!i. y se piensa
vioso. y d en<lodc>rmo da origen al 1evestimiemo epi1dic1l de las que contribuye con el m:mrenim ienco de la temperarura dt: t:Stos
vías r~-spir.norias y d rrncro gascroimcstinal. asi como J bs céJu- órg:rnos duranre b exposición a lo~ c.~unb ios ambienrale:. que ~e
1.i~ glanduJaro <ld hígado y el pfocrea\. El mesodermo se dife- producen después del n;icimienro.
rencia en tejido muscul:tr liso. tejido 1:onecrivo, vasos ~:tnguíneo~. Entre la 21• r la 25A semanas el fcro aumenca de p(:so en grado
célul:L~ s::ing,uín.::as, músctt!u ~quelétit:o, músculo estriado y ór- signitlcuivo. L1.\ ..:élulas alveolare~ tipo IT del pulmón comienzan a
gano~ de: la rep roducción y la exacción. secretar surfaetame (vé:ise cap. 29). El sistema pulmonar deviene
1a norocorda reprc:~enr-.i el eje primitivo alrededor dd cual más maduro y enrr~ las semanas 26 y 29 adquiere l.i capacidad de
crece el csquelero axial y r:tmbién se forma duram<: la terc.cra se- susccmar la r.."'Spiración. L;i madur:1ción del sistema nervioso ccn-
mana (véase cap. 49). En e~-rc periodo comienza el desarrollo dd rral CSNC) se refleja <!n l.J aparición de rnovimiemos respirarorios.
sisrem;i nervio.so. Haci<t la cuarra ;cm.rna de h1 gesLadón sc 1..om· Un foco que nace pretérmino a csr.1 cd.id puede sobrevivir si se ad·
pleca la nmmÍt;cirín, un proceso 1..¡ue comprende la formación de ministran cuidados incensrvos. En ~te momenro dd desa rrollo cam-
la placa ncuml }' los pi icguc:::; ueu rales y el cicr rc de: esm~ c:.t ruc- bién se observa u11a 1.<Hllidad cr<:cienre de rejido :idipow subcutá-
wra~. Lb anomalías que interfieren con cm: proCt"so pueden con- neo, y la grasa blan..:a consrimye el 3.5% del peso corporal''
ducir a malformaciones dd cerebro ~· l.t médula espinal, romo b El período comprendido enrre la JO• y la 34• semanas se ca-
espina bífida. El ~iscema GLrdiovascubr representa el primer sis- r;iccuiza por un aumento <le la gr.l)J blanca {8% dd peso rnrpo-
rema ti.mcionann: Jumntl' d procrso de des:trrol!o. l::.n csre peri- r.:il) que confiere a lo~ miembros un a~pccco "regorder;(.'' OurJnrc
odo se fo rma c:l rnr:w.in prim irivo. qur posee la capacidad ele la- la .15" semana se m:uiiliesr.an lo~ rdlejus de: prensión y pupibr.
rir y bombear sangre (véa~e cap. 26\. Un feto <le peso norm.tl que n;lC<' durJme esce período se consi-
Hacia la cuarta seman:t se forma d tubo neural v d embrión dera pretermino en relación con l,1 ufocha'', por concraposici<in
comien1.a a curvarse- y plegarl>e hasta adopt:lí uua c~nfiguración con un neonaro prcrérmino respcuo de:! "peso~ .•
C;tractcrísri<.::1 en forma de C. Pueden :tpreciarse !os esboios Je los El momcnro pre,•isto parJ el nacimiento llegJ d"°spués de
miembros. la~ fosiras óricas (primordios del oído imcrno) y las rramcurridos 166 días. o 38 liemanas, desde la fertilización, o
pl:icodas oculares (primordios del cri~talino del ojo). La quinra 40 ~emanas desp ués de la última mcnsrrua;.:iónf' En este momenro
s:::mana se <.:ar.icrcriza por d rapido aumcnro de camafio de la ca· el des.irrollo de lm sisremas neurológico, cardiovu~culnr r pul-
be-1.1 <>ecundario al crccimienro del cerebro. monar es sutlcicnre para que el niño rolere la 1ransic.ión ll:lcia el
Durante la sexra semana se forman los miembros oupcrion:s medio cxrrauterino. LJ .supervivencia del neonaco depende de su
por fu.~ión de los esbozos situados alrededor de la hendidur.1 bran- adaptación al medio externo después de extraída la placenrn.
qui:1I. En la M:p1ima S(manJ cornicman a crecer los dedos de las
ma no' y los pies, y d imesrino ingres:t en el cordón umbilical Desa"ollo fetal !I aumento de peso. El d<.:.mrollu du rame el período
(hcrniación umbiliol). Hacia la ocrava ~1:mana el embrión ra prc- ler:tl SC: relaciona Cll primer término COll el crecimi<.:lllO r la difo-
scnr:i un ;c,pecro humano, los ojos esrán abienm y pueden iden- renciación rápidos de tejidos, órganos y sisrem::is. El aumcnro ele
rificuse con claridad los párpados y los pabellones auricul.ires. pe~ fetal es line:il entre h 2Ü" y b 38~ semanas de l::i gesr:ación.
Duranrc la segunda micaJ del embara10 d fero :td4uierc un 85%
Desarrollo fetal del peso que posee al nacer. Or;:spués de la 38" semana la vdoc.:i-
El período frtal se c:xtiende desde la novena semana hasra el dad de crecimiento declina. forn'1me11u que es probable que se re-
nacimienm.''·8 Emre la 9·• y la 12" sem.inas la cab1..~1.:1 ler:U crece lacione con las limit:iciones impuest;1s por el mma1io del útero y
con lcntirud y el dc:..<;arroUo longirudinal dd cuerpo csra muy ace- l:t reducción de IJ ti.meión placmmri:i. l .ucgo del nacimiento se n--
CAPÍTULO 2 Conceptos de alteración de la salud en los niños 27

<\OUda d aumentó pro~'Tt'sirn Jd peso corporal 1..on una velocidad Gramos


similar a la intrauterina. El peso al nacer depende <l« numc-roso5 5.000 ,....,......,.-....,-'T".-...,rT-.-..-,-,-.,,-,....,..., -.~~~,......,
fucror~. como la nurrición materna, facrorc:$ genéricos, la presen
4. 750 i-+-+---'- I -+-1-+--+-f-+-+-i~-+-ir-+-tl-+-+-+-+-+-t-i
lÍ<l de enfermedad crónica marcma o alccracione:1 placenrarias, ei
4.500 H-1--H-l-+-H-I- ¡ +-H-l-+-t-+ 1 1-+-_A-+?2Q- oe1-Slaci0ná!"'-"..H-i
~cx.o. focrores sodoi::conómicos. los nacimiento~ múltiples y la pre- 4 .250 i-+-+-- -;-;c-+-+-+-+-1-t--t--t-i-- !a1a ..,,.,... ---¡-¡: .-
~~ 1
1
sencia dt' altl'raciones crornosómicas o enforme<ladc.~ infCciosas. 4.ooo gol.;.,.
3 .750 .J....~
1
::t:::1i=t:=+=4:..j
3.500 .... v !
1 V 1 i. 1 11
PESO AL l\ACER Y EDAD GCSTACIONAL 3 .250 ........,1-+-+-+-+-+-.¡....,1-1-+-+-+--+-1-+~ d ges\llClona
3 ·000 1 1/
V ~<P
~ , ~~
1 11o~,.•
Al nacer. el peso promedio de un n~on:::to de cérmino ''arfa 2.1so 1 IJ ·/t J...+- . . ¡
enm.: 3.000 y 4.000 g. i\nK·s de 1961. todo recién nacido con 2 500 JI • .¡;t r Y I 1 ·..ó~~
menos de 2. iOO g ~t' clasificaba como p·erérmino. A partir de esa 2.250 / Á 1 ~~(!fl 11
re.J1a. eJ r~Olll>Lim it:lllO de que h:tbfa OlrOS factores que de~ermi ­ 2.000 :/ 1 / ~ 1
n:ihan d pc:io al nacer apam:· de la e<lad gc:st:u:ion~1l Jc1..:rminó que 1.750 ..,.v V 1 1
los neonaros con menos Je 2. 500 g se d:isificaran como Je bajo 1.500 ¡.....-..- v"' 1 1 1
peso al nacc.:r rBf>NI. hn 1960, Lubchem:o y Barraglia est<tbk:cie- 1.250 H -f:q....+-H-+..,.-1v-:X''+--l-H-++-"-rl- t-t-+-H-+-i
1.000 H -l-+-ll-+-br-t-t-+-H--+-+-t-r-t-t-tiH--t--H
run rd;;rcncia~ esc.1ndar de pe~o al nacer, ~'dad ge.~r.1cio nal y creó- 1
750t-+-+-+::::l--'fi..---+-+-t-t~-t-1-t-t-·t-~ , -1-·l-l--+--l-f--i
micnco intraurl.'rii10 par:i los Fh<;tados Unidos."·'" (Hg. ~-4\. faros ¡....-......
5001---"':::i.-1-++-1-+~l-+-+-+-+-+-+-+-~l -+-+-+-+-+-t-i
est.inclm:s pc:rmicen cv;1lu:ir la edad g:cscacional o.: idemificar el cre-
cimiento normal r anom1al. La Colorado Crowrh Curve pcrmire •mm~mmo-NMv~m~oo~O-NM•mm
NNNNNNMMMMMMMMMMvvvv•vv
d;L<;ifk~u- a lo~ neon:iros por percenriles.'' Un SOC!t, <;e cncucnrra en- Semanas de gestación
CR el l ov y d ()(In prrcc:nrilc~ do.: CTt.-cimicnro immucerino. ~e con-
11
Preténmno IA termino 1 Pcs!érminc 1
sidera que el crecimienm es anormal cuando un neonaco se ubica
por .irrih.1 o deh:ijo ,Jd 90" y d IO" pc:r.:entib. n.-:.pecrivamenre.
f1g. 2-4. Clasificación d el neonato según el peso al nacer y la
lJn ncon.m> ~e ~ncuenrr.1 denrro del rérmino cuando n;ice ~n­
edad gesr.acíonal. (Reconstruido de Banaglia FC. Lubchenco
tre el comienzo de la 38" s.:mana y d fi n.d <le: b 41 •~emana, pre-
LO. A practical dassifkation on newborn infants by weight a nd
rérmino si tK\CC ames <ld final Je b .P·1 ~c:ma11;1 y posr¿rmino
gestational age. Journal of Pediatrics 1%7: 71 . 159.i
cuando n:H:c: de~pu és dd fin al de b 41" 8em:rna. Las casas de mor-
Lalidad rn•Ís bajas se docu1m·nr:Hon ,.n nconatos con 3.DOO :i
-l .000 g r J8 .1 42 ~emanas de edad gcqacion~l. '· ·l etapa cemprana del e.mbar.izo J urante la fose hiperpl:ísica de cre-
cimic:nro es ~irnúri1..o. Dado que se en..:uemra involucrada la mi-
Retraso del crecimiento intrauterino msi~. los órg.mos y lo> rejido~ ~un el..: menor camañu. como con-
El cri.:dmiento dd fero en el interior del licero depende de secuencia de una disminución global de la canciJad Je células.
1:na divc:rsid;id de facrorc:s imrinsl·rns v <'Xrrln~ern~. El des:irrollo hn esms C'JSO~. la circunferencia cr:inc:ana. l:t longirud y el peso
.ipúmo rc:<¡uic:re una función dlci<'IH~ de l.i placenca, un aporte en genc:1-al esrfo representados por grill:ls de pcrcencilcs simib-
,uficieme de encq.(ia v ~us1raros de crecimi... nco. un mc<lio hor- n:~. Junqui.: hi cabeza puede :.er más pequeña (p. ej .. neonacos
:i1ün:il apropiado;. 111; C$pacio suficiente c:n el imcrior del úrcro. con microcelalia).'' Esias dÍlernciones no se reviem~n despu.i~ del
: .1~ variacionc~ dc·I peso :il nacer en un:i población J;¡da esdn dt· 11acimienro. Las catL~as de RCl simérrico comprenden alteracio-
·: rmin:idas p!lr 1:,c.:1orcs hcrcdirarios maternos. d porcn..-i:1I dt: cre- cu.:s cromosómicas. i nfccciooes congénita> ~· exposición a rnxinas
1111i,nro li:r:il intrínseco y faccores ,unbicnr:ilcs. El rccraso ·:1 ere- amhient::tl es.
• i1:1icn w. q U\: pt1i.:d.: rc;1er lug;1r en cualqukr momcnro del t.~ .1 lrcracinne~ que: ;e producen en un escadio ukerim <ld
, ,,1rrnllo kral puc.:dc asociarse con cons<:cucnt ias inm..:diacas y embarazo. duranre la f.m· hiperrrófica de Jes.Hrollo, dere rm inan
.n d largo plazo p:1rJ el n iño. ur. rc:cr.1~0 df'l nec:imicmo a~imerrico. 1 ~ 1 ' Los niiios coa un RCl
secundario a una dc-snmrición inrraurc.·rin;c a menudo prcscnran
::Jequeiío para la edad gestadox.a./. E.I conccpm f'l!'fueño p1tm /,i ed.1d una Ji~minución dd pesu corporal desproporcionada en relación
:.:.icion.t! ( PT:Gi implica un cre.:imieoro fc1;1I insullcie:m.-. Un con b longirud o l:i circunferencia cr.inc.l!l:l, pt:ro d cr.::ciruic:nro
.. •n.ll< • PE<.; se defim: :::umo un nii"iu con un r•"'º corporal equi- de la caba.a y el cerebro son normalt•s. - 1 os eejidos y los órgano~
...-.irc: a ll1l'nos <l« 2 dewiaciones escrindar~~ por d<:baio d<: la me- son pequeños debido a la n:d111..ción dd ca111:1ño celular y no a la
__ :. p;tra la e~fad ge~r.1cional , o debajo del 10° pcrcernil. El rér- <lc la cancida<l de: <.élulas. Después del 11acimicnw csras alrtTacio-
·::10 PEG :i menudo se: urili1;1 como sin<Snimo de rrmuo del 11t:!t pu..:dcn rc.:~c1 úrse con una nucrición adcc11:1da.
;i;nienm i11t1;111reriuo (RCl). En rndn el niund.u, e.:nm: un 30 y Los fucrorcs maternos. placrnr~rios y :1mhicmalcs afocrnn el
.¡Q'l(í Je: lu~ rc:ci.:n nacidos Cjlle pe~an 111ellü~ Jt- 2. )00 g Süll cri.:cimicnw teral. DJdo que d n:rmso del crecimiento cambien
:, \;. Li morr.ilidad de los ueonaros PEG cn grado severo es 'i .1 afecu b place nra. el riesgo d.: complic~1cioncs peri nara l c~ .1umcnra.
.:<.:<'~ rna) 0r que- 1;1 regisrrada enrre lm de c:recimil·nio normal
1
Emre i:sras úlrimas puc-di.:n ..,b,crvarse asfixia ncon;1tal, hiperglu-
- una cchJ gesracional similar. cemia. policiremi.1, .1spiración de meconio (heces color \·erdc os-
FI n.'tr;i.,o del crccimienm fecal puede t~n~·r lugar .:n c..1.1:i.lquier curo y mucil.iginMas) e hipotcrmii. !.os dccm~ en l'I largo plazo
memo Jd Jcs:trrollo. Según el momenro CTOnológico en que <ld retraso del crecimic.:nco dependen del momento cronolO.~ico y
--,iducc b anormalidad, el niúo pucJc prese111ar un rerraso del la severidad de la airresión. En mucho~ de c-;ws 11i1ío:. d scgui-
;_¡mÍenco ~imt!lrico o proporcionado, o a~imO:trico o despro- rn icmo revcl:i :inom~fas del d<:sarrollo. ~olm: to<lu i:n casos de rc:-
. :ooaJv. El re1raso dd crecimiento qm.: tiene lugar en una rr:irn del crecimienro simcrrirn. Estos nc=onacus pueden pcrnmne-
28 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

ccr pequeños, y este riesgo e.~ mayor si el c:rasromo se produjo en Métodos de evaluación
una fase evolutiva remprana. En los casos de una agresión más tar- La evaluación de la edad gcscacional puede dividirse en dos
día (p. ej., insuficiencia p lacemaria o reducción del espacio in- categorías: prertfllllÍ y pomataL La primera en general se basa en
trauterino), el retraso <ld crecimienco se puede re\•errir con una u.M. anam nesis cuidadosa relacionada con los daros menstruales,
nuuición adecuada y d ni ño puede alcam--ir un tamafio normal. "hiws" flsicos durante el embarazo (p. ej .• tamaño del útero, de-
tección dt> latidos cardíacos y movimientos fetales) y escudios pre-
Grande para la edad geSÚlcional. El concepco gntndt· ptt/"11 fa edt1d narales para evaluar la madurez (ecografía, examen dd líquido
gntadomt! (GFG) implica un crecimiemo fetal exct:si.vo. Un neo- amniórico). La regla de Nagele se basa en el primer día de la úl-
nato GEG se defüw como un niílo con un peso ::orporal equi- tima menscruación para calcular d día del trabajo de pano. Para
valeme :i más de 2 des\"Ía<.:Íones estándares por arriba de la me- dio deben <tgrcgnrse 7 días al primt:r día de la última mensrrua-
dia p<ml la c<la<l. o por arri ba del 90° perccntil. El desarrollo ción y rcmonrnrse a rres mesesanrcs.11 & te método puede ser
excesivo puede ser consernenci:t de una predisposición genética inexacro si la madre no recuerda las fechas con certeza o tiene
o estimularse por condiciones uterinas anormales. Les niños de anreccdenres de irregularidades menstruales que dificultan la
madres diab~cicas pueden ser CEG, sobre codo si e! control de idenrificación de un ciclo normal.
Ja diabetes du rante el embarazo fue <leficience. La hiperglucemia La i:vtd11t;áó11 pommal de la edad gcsracíonal se basa en el e,xa-
materna exp-0ne al feto a un nivel aumentado de glucosa, lo que men de las catacreríscicas físic:is exrernas y neuromusculare!;. so-
estimula la secreción de insulina íernl. Ésra induce un incremenco las o combinadas. El análisis de la edad gesracional debe formar
de los depósiros grasos y produce un fcro m:icrosómico (con un parte inregr:1I del examen inicial de todos los nconaros. La preci-
cuerpo grande}. Los niños macrosó micos prcscncan vísceras au- si()n en csrc scmido facilira la predicción del riesgo y la idemifi-
mencadas de r:tmaño y sou voluminosos y regordetes debido al cación de anormalidades, y pcrmire una incervención remprana.
inc.remt:mO del tejido adiposo corporal. La.s posibles complica- Dubowirz y BalJar<l d<.:sarrollaron ios mérodos que en la acruali-
ciones en un neo nato GEG comprenden asfixia y rrnumatismos dad se Lltilizan con mayor frecuencia en las salas neonatales. El
Juranre el parro secunda rios a problemas mecánicos. hipogluce- método dt: D ubowicz es más exhaustivo y comp rende 11 crire-
mia y policiremia. 1c rios basados en signos físicos cxrcrnos y 1O basados en sigi1os ncu-

Madurez neuromuscular
_, o 1 2 3 • s
1
Postura cQ=: ~ ~ cf:C ~
Ve.otana
cuadrada
11ooi\eca\ r>90· r9o· j' &o• í1 45'
~ 30'
r o•

Aet-oces~
del brazo
{} {}t {} 1}- '{}'
180' ... o- - 1e.o• • t O• 1• 0· 9 0 - 1, 0• .... vo•

~90"'
~'º"'
Angulo
popllteo
~
1ao•
cO 160•
có 1 4 0·

too •
c6go •
Sígno ael
pañool() --fr
--.
- (} - & - &- -1ª- -ª-
Talór.-oreja 0:3 cB e§' <:i:S' ~ d
Madurez lísíca PuntlJac~ón da madurez

P~josa. Gela!100"8. Use, r0$3da. Oéscama,ci:51 lonü Fh>l.!r'~ p.:-;:i.. Ctl¡r!)C""..a. Ptr-.lua=iór1 Se1r.an35
Pl<J (FJWIO, roja, IJll!re$ vi~~ sui;erf.'cial.r~ pi1lidos f\Jrda; rie.urada y
l>W-l;ll<Ute tm!Jlídcb o..itlnooo~ l'wmda5 Sio \1JSt.":?t - 10 20
E~cas0$Y!l~S ~
A>!lM V9ná~ ~ntJir".t»S 1
-s 22
Áreas.do F redomina!.s.
L"""!lo fltifl~f.Jl).J €SCU(I Ab-.1:tdc:t,,1e Oee:r~ema c,$o1lcl,;.
cn~c.e o 24

1a~dsl 26
P!~aotcño- =>!iogir.:es en F S - en la
¡>e >~O mcn, sin Ma.n:M tójas f'9S 1:MS~
S"P"rildo .;.J-:Dnm· 1 10$ 21:.i ante- IC'.oliEbd d•il>S
;un.1g¿s 28
!.l!an1ar débt1as ~tmen:C rtruo~ 'º
<40nm-2

A.réo".& ¡X;utas, ~Jóo!a


Aréolns
sebreeie-.-a·
""""""
Ara.olas com-- 15 JO
MOOlc1S Apenao puntoada o:e<as
!mperteplibie i.:u<sencia ce das
~?irtlie
,,,.,,.,.. 60tol"iC3de "I el
2 mm
Só(OOOSda
3-4 mm
Pemr.c.s el.e:
a 10 ~m
20 32

¡>~ Pa1padO$$f?I>- 0..,.s Ore.:o:sconla.


curvat'..lrw
Orqa; b[•" 2S 34 Fig. 2·5. Siste ma de puntuació n
o¡o.i l""'°"'1ÓO$ rad0$. 0r~ i¡¡er..- tor.:-.adb:s V C>in•ago
oreias !.aX&' - 1
spU\Dé.oS<l\J& Q.11'\.'ZIS y ttJOOas. cocrecta; blan- nrmcs. rotn>- grueso. O'(lJO$
da$ ¡xl:OCOn de Ballard para determinar la
-·-·-
pem!Si"'te«fl oeM> lrtt14n · 30 38
t.rtoce~ Jien90 r1!ll'CCUO fác!do ~
hrt'f'le: ·2 tMeó eda d gestacional en se manas.
Tescfculo;; oi ~- Tesú!Joi en Téatfeul.es TOSliCUIM 35 38
Genila$C~ E.5ct0Kl b::n::lo'..acio ccn:luctO s:.ce- de ~eGCer.-
VÜ.$ de:SCl!f'ld!dOs pendulares (Bickley LS. Bates· guide to phy-
maculi ~ Dplil....aOO. fü:;o A,-n.ga<le.ff OOr. Escasas OO. E,¡;caiat> Arrugas AtlUCl:l:G
ariurr~ ll:IDC\t.adM p<O!~
40 •o sica l examination and history
"1IJgaO

Ger11.1 •s
Q iCOrr:tmar-
c:ado. labioo
Clttor.sma(C;)- ClílOnS "1M:OOO.
do Lattos ~mo<lCn>S
labios rrut)'OrCS Llll;rios mayo-
y sm.l'riora;oo resgandes
l.oslat.m
""'YOf"5 •• •2 taking lp. 737 1. Philadelphia :
tcmCfli~ v. Jt\~rosapla murn:iru;p~· deta.TISilo Igual tamañ.o Y"""OS
me"lo:rce
C\rbteAef d ik>
rio yloo labloo 00
•• Lipp incott-Willia ms & Wilkins.
~clcn!'.9
Md<la quoñot nw~ueilos
m""°'"" 2003.)
CAPtTULO 2 Conceptos de alteración de la salud en los niños 29
romuscufares. :. El momento óptimo para evaluar la edad gesta- LACTANOA
cional se enLi.11.:mra <lcnrro <le la.( primerai. 12 horas <lespués dcl
nacirnicnco. y la validez de l.'.1 csrirnación pcrsisrc hasta transcu- • La lactancia se extiende desde el nacimiento hasta
rrida una semana. La precisión de esre mécodo es menor en ni- los 18 meses de edad y se caracteriza por la rapidez
ños nacidos anrcs de la 30-' semana de gescaciún. fj método de del crecimiento y la maduración físicos.
Ballard es una simpliñc:tci6n del de Dubowicz. e implica 6 crite- • A partir de un peso corporal promedio de 3.000 a
rios basados en signos flsicos externos y 6 basados en signos neu- 4.000 g en el neonato a término y una estatura
romusculares (ñg. 2-5). F.n nuevo punraje de Ballard ("New Ba-
media de 49.9 cm para las niñas y 50.5 cm para los
llard Score", NBS) representa una actualización del método que
comprende: nconatos con cdadcs de g<.:stación de 20 a 44 sema-
varones a término. el niño triplica su peso y aumen-
nas y en la actualidad t·s d que se urifüa con mayor frecuencia. ta su longitud en un 50% hacia el año de edad.
Si un exan1inador con experiencia aplica este mérodo en d curso • Desde una perspectiva evolutiva, el niño nace con
Je las primeras 12 horas después del nacimienco, la esrimación es una serie de reflejos primitivos y un escaso control
válida hasr::i rranscurrida una semana del alumbramienro. 11 corporal. Hacia los 18 meses de vida el niño posee
la capacidad de correr. prensar y manlpular objetos,
En resumen, el crecim iento v el desarrollo comienzan en d mo- alimentarse solo. jugar con juguetes y comunicarse
mcnro en que el c:-sperm:1ro;~iidc Íl'c1111<.la el óvulo y conci mían con otros.
durante roda la vida del niiio hust:i llegar a la adultei. Las anor- • La confianza básica. el primero de los estadios psi-
malidades que :-e producen durante esce proceso puede tener cosociales de Eril<.son. se desarrolla a medida que el
consecuencias graves p;ir3 d fero y el niilo. El desarro llo pre- lactante aprende que sus necesidades fundamenta-
narnl comprende dos periodos, el embrionario y el fcml. Du- les se cumplen en forma sistemática.
rance escas foses el dgom se rransforma en un feto con órganos • A Ja edad de 18 meses. que marca el final de la lac-
suficicnremenrc maduros para adapcars~· " la vida exrraurerina.
tancia . la emergencia del pensamiento simbólico
Los niilos que nacen ames de que se complete em: proceso se
denominan prm:rmi110 y pu<'dcn tener dificulrades significarí-
determina una reorganización de la conducta con
vas para a<lapr:ir..c :il medio <..'Xtrauu:rino. El cn.:cimiemo pos- implicaciones en las numerosas esferas evolutivas a
naral es dpido y continuo, y ricnc lugar en forma ordenada medida que el niño transita hacia el estadio de desa-
y previsible. rrollo conocido como primera infancia.

1Lactanc'ia perder alrededor del S al 10% del peso que tenía al nacer, pero
en el curso de algunos dias comienza a aumenrarlo y hacia las 2 se-
De.<pués de r-0111pleftlr em1 sección ~/ mpítulo podrti t1/,11nz,u· /01 manas de vida recupera el nivd inicial. El peso al nacer prome-
z'!.uie11re; objetivo;: dio d.: un neonato de término es de 3.000 a 4.000 g, y i::sre va-
lor en general se duplica a lo~ 6 meses y se rriplica alrededor del
Describir el u.so de l:l pumuación de Apgar para evaluar el año después del nacimiento.
t'srado Je ~alud al nacer. La esmcura rm.:Jia11a al nacer es de 49,9 cm para las nifias y
Mencionar rrcs problcm;is que pueden producirse duranre 50,5 cm para los varoues. Dumnre los primeros 6 meses de vida
el parro. la esrarura <l Umenca a razón de 2,5 cm por mes. Al año de vida
f.:xplicar las di r\:re ncias Cllt re lo:. cujJados médicos que requ Íe- la t.!starnra dd l:tct:rnre <:s un 50% mayor que la que prcscnraba
re un neunarn pn:tfrmi no y uno dl· tt:rmino. al nacer. Este incremenro se debe sobre todo al crecimiento del
Diferenciar corre un sínJromc <le falla de crecimiento orgáni- tro nco. L1. circun.fcrencia craneana media al nacer es de 34,5 cm
::o y uno de falla <le crecimiento no orgánico. en las niñas y 34.8 cm c.-n lc>s varones. Los huesos del cráneo de
los nconacos son incomplcros y están conectados entre sí por ban-
L1 lacrancia abarca desd( d nacimiento h.'\Sta alrededor de los das de tejido conecrivo denominadas suturas. En las un_ioncs de
' m..:scs de edad, y las primcrai. 4 semanas de CHe lapso consti- las sunr ras hay c.~pacio~ más ancho~ Je membranas de cejido no
··,;n d ¡xTio<lo neonatal. En ~u transcurso tienen lugar un ere- osificado denominadas fonrandas. La fom:anela anterior más
•.'.':liémo füico r una maduración rápidos. El lacranre comienza la grande es palpable encre los 18 meses y los 2 años de edad; las
_J3 .:omo un organismo relari'IJmcnre indefenso v media.nrt: un más pe4ueñas se reemplaian por tejido óseo hacia d final del pri-
:-· ...-eso de dcsarr~1llo progresivo adquiere: 1~ capacidad de inrerac- mer año de vida. L'ls fontanelas pemúten comprimir ligeramenre
_ _: .:011 d medio ambienr«. Comienza a vivir con algunos reile- la cabeza del neonaro durante el parto y fucilit.ln un crecimiento
. primicivos y un control corporal esca.so. Hacia los 18 meses un rápido del cerebro. El cierre prematuro de cualquier sururn cra-
· ~ ' posee la capacidad de correr, ~aarmr y manipular objetos. ali- neana se conoce como craneoesrenosis o craneostosis. las conse-
: :u arse por sí solo, jugar con ju.queccs y comunicarse con orros. cuencias clinic:is del cierre prcmaruro dcprndcn de la surura afec-
tada. La suruca cerrada impide que se produzca crecimienro en el
área que la rode-.i, pero éste conrinúa en las sururas abierras, lo
. ~ t..C I MIE NTO Y DESARROLLO que determina una corlfiguración craneana normai.
El aumenm rápido de la circunferc:ncia craneana durante d pri-
Durancc: la lactancia el crecimiento físico es rápido. Después mer año es un indicadnr fiable del crecimiento cerebral. La circun-
·ucimicnro hay un período de inanición relativa duranre d ferencia cr;meana aumenta l,S cm por mes durante los primeros 6
d niño S(: adecua a la alimentación encera!. Un nconaco suele meses y 0.5 cm por mt>s duranre los 6 que siguen. La circunf'eren-
30 UNIDAD I Conceptos de salud y e nterrnedad

cía t0d<:ic.1 etl nacer e~ menor que la cr•uieana. 1\I :iño rJe vida am- t:nrrc la producción de c¡:lubs sanguíno::;is tlllC>",lS y la clegradaci<Ín
bas son .1proximadamcnre iguales y <l~pué.~ del año h circunferen- de las senescentes. Uno d..: lo~ producros principales dt' la degra-
cia ror.icic:i es mayor que l:i craneana.- Después <ld nacimic:-nro la dación de la hcmoglobin;i presente en los glóbulos rojos es 1.i hi-
mayoría de los sisLem:ts or¡.,ránicos siguen creciendo y madurando en lirrubi na (véase cap. 16). La forma liposoluble de la bilirrubina,
forma orden,1da. Lis di~rcncias de la., proporciones corpodt!~ son denominada b;/irruhini1 lllJ nmj11g11d11 o dt' mzcció11 indirecta, se
c·on=ten.:ia de la~ v:iri;1ciones del cr<"l.;micmo v el desarrollo. Por combina con prorcímL~ dd pl~ma para su rransporce en la sangr<'
c·jemph durant<:: el período fewl predomina el r~m:tño de b cnbc-1_1 y los líl¡uido. irrn:rsLicial,s. L.1 bilirrubina no conjugada se elimin;t
debido al cn.:cimienco r.ipido dd cerebro. miemras que en la lac- de la sangre por el hígado r se conjuga para gencrn r llll:t fo rma de
r.mcia pn:Jomin:i el dc:l!arrollo del cront1) r durante la infancid. el biliTTubina hidrosoluble. Li bilirrubina conjW!ada (de reacción <li-
<.Tl'CÍmiento d<.' I~ piernas. El patrón <le desarrollo es cefulocJudal, recca) se cxcn:ta por las c.:lubs hep:ítiai.s en ~I sisrema biliar y de
proximodi~tal y c·spedfico parn la m~1 (o d r;mlaño). :.tllí pa.'>:l al rra..:rn ímestinal. En condiciones normales, alrededor
de Jos tercios <le h1 biltrrubina nn con jugada prodm:idJ por un
Sistemas orgánicos neonato a término puede dimin:irsc de manera eficienrc por el lú-
Los .~isri.:mas org;ínicos deben continuar su cn:cimienco y ma- gado. Sin embargo, la inm:>.dun:•1 relativ:i del hfgad'> neon:1 ral y la
duración de~pmi.' del nacimienro. Muchos de esros sisreml.S fun- vida media má!. corra de los erirrocitos ferales pueden prcclisponer
cion:m en un nivel mínimo en el momento del nacimienro, lo al neonaco a termino a la hipcrhilirrubincmia y la pigmemación
que a menudo reprcsent•l u11 rie~go par.i l:t salud del lacmnn::. :.unanllema cur.ím:a resulranre, ~enúmeno que se conoce como ic-
teriát1 (6g. 2-6). Con d em1blecimicnro <le una nutrición enu~ral
Aparato respiro!.orro. l.a superviven<..-U exige que la rcpiración co- .;uficieme, una acre.:-icin incesnnal reguhr y un volumen líquido
111 ience en l'I momc::nm dd lldCtmienm. ! lacia fines del pc:-ríodo fe- normal, el híg-<1do por lo g«ner:tl logra eliminar d exceso de bili-
cal los pulmones poseen l:t c~paódad de re:.pirar debido a que la rrubin..1. La ictericia con aumento d<: las fracciones indirecta o di-
membrana :tlveobr c."S sufióenremt'.nle delgada para permiur el in- recta que se observa al nacer, se manificsm en el curso de las pri-
tl'rcunbiu Je g:t!>CS. f.n gener.il, lo¡; :1lvéolo~ maduran dC>pub dd meras 24 horas de vid.1 o pen.isce después de rrIDscurrido esrc
nacinúcnco. Anees. los alvéolo~ primordi:tles se nmnífiesran como p<!ríodo indica una anormalidad que debe invesrigarse.
SUrCM 1x-queños en las pareUe$ de los bronquiolos respimrorios y
lo~ s..ículm ro:rminaks. Luego dt:I alumhramicmo lu~ alv.:ul(1s pri- Aparato digexil'O. El apar.uo digcsrivo dd bcr;mrc es inmaduro,
morclialc¡; :rnmenran d<.' rnm:.1110 a m.:dida lJlll' lo~ puimoncs se ex- y la mayoría de las funcione<; digesti\'as e:~ deflcienrc: hasta trans-
panden. pero d im:remenio m.C. significativo del c:unaño pulmo- cu rriJ o~ alr<.'dedor de 3 m.:ses de vida. Lo; alimentos sólidos pue-
n.ir e:- consecu.:m:ia de un .1umemo de b cancid,1d de .ih•¿olos y d Jen eliminarse digeridos en forma incompleta y s«r vi~ihles en l:u.
crcc.imicmo de: !.is ví.1 a¿rca.\. Los hlcrJnces respíran obligato.ria- heces. L1 primern marcria fecal di:! neonaro se Jt'ttOmi11a meco-
111enn.· por la nariz hasc;i lm 3 a 4 mesi:s <le edad. y cualquic-r oh~­ nio y ,:sd cnmpu..-sra por Hqu ido amniórico, secrt:cion<:S ioresti-
crm.ción ~k la."> vías aéreas ~ttp..:ri111L>S duramc .:src perioJo puede nak-s. cl!luJa~ m1Kosas .:sfucelJdas ,. a vc:ce~ sangre dcri,·ada de la
rrnvPL'.<11' rrasrorno:- n:~p1rarorio~.- L1 u:iquea es pequeña y se lo- sangre m¡¡rerna no di¡,;<:1 iJa o un ~angr.ido le,-e~de los vac;os san-
c:aliza c1.:1-.::;i de los hronquios, } las r.ttnifl c.~Kionc~ de los bm11q uio~ guíneo~ imescinaks. L-t d im in~l~ión ti<: meconio debe ri: ner lugar
permirl'n tiuc los .igr:nre.'> intci.:cimos ~e propaguen con mpidt't :1 en el trJnscurso d1: la:. primeras 14 a 48 horas en los m:onatos :i
rr.l\·és de los pulmon~-s. La flexibilidad de los c:mílago~ de ~oporre u.:rmino sanos. pao pue<l-.: demorarse h<e.ra 7 días en los nacidos
rr:iqtJL-a!t·) y d esc1 ~0 diámerro de la u:íqut'a aumenran el rie)gu de
11bscruci:i<in dt: b vi.1 aerca. l.a tromp:i auditi,·a (d<.'. Eusc:aquio) l...,
1:orr:i ~· n.:cca. r s.: comunica en form:1 íntima c11n el oído. lo qu.:
.1Ln11cnni el riesgo d..: infecc1onc:s dd oído medio (vé1se ..:~p. 'í)).

Aparnto cnrdiovascular. El n.1cim.ienco desencidena moditlc:iciom.:~


impurmnrrs dd apar aro cardiovascular en d m()menm en 11ue si.:
incc:rrumpe l:i circulacíón de ><mgr.: fetal a cravés de la pbcema y
comiem.an J cxpan<lir~e y funcionar lo!o. pulmone~ dd neonato.
Lo~ shuncs f.:ralcs c¡ue permiten que l:i ~angrc saltee los pulmont"S
(:1gt1J«ru cwal, cond11cto arccrioso) y el hígado {conducro venoso)
'e: cierran \' d,·jan d..: foncion:ir. Al nncc:r. el corazón es voluminoso
en rd:u:ió~ con la c:widaJ ror:kica. FI c:imaño y d pe.<io del cora-
7,Ü n ,e dupkau durnnce d prim<'r ai'to. l:.n una ta~c iniLial. el ven-
rrírnlo dcr.xho es mi~ muscular que d ir.quicrJo, pero estt' l~n ó­
m.:no ~t" reviem: durance la la.:r;111cia. Lt frecuencia ~1rdíac:.1
di,minuyt: t'll forma grad u.11 y la presiun -;isrólk<l au mema.

Si.cleí1'.0 Fremai.opoyltioo. El ~isc.:ma henwopoyl-tico es re'po~blc


d.: la pmdwxión de dlulas ~:mguíne:t.S ~· e>rá compu.·~ro por cé-
lulas rn;tdre pluriporenres <pre s<.' dift: rcncian pnra fonrnu· los eri-
ln><.iw~. lo~ l~uc:ociw> y las pl.iqnera~ ruedianre un procem lla-
m.1Jo hem,twpo~'C.\is. 1:.n form¡¡ consr:mre- se generan cl!lu!as
s.rnguíncas nuevas q 11t reo::mplaL.:.ln IJs ;1nrigua!> senesce1rn:s. P:.lrJ
que: ha}·:.1 lltt volum<:n circulante normal l'' necesario un •·quilibrio Fig. 2-{) Fotografía d e un neonato con ictericia.
CAPITULO 2 Co nceptos de alreración d e la salud en los niños 31

prc:cérmino o en lo qw: no rccibm nutrición cnn:ral debido a hi los dj\'l.:rsos Cr.\l.to; nerviosos progre)a con rapidez después dd na-
prt.>sc ncia de enle rmedad. cimiento y mu.::st ra una sccuem.ia d ir1.·ccio11al ccfalocau<lal y pro-
ln media ramence dcspui:s dc:l n:11:imien10 d mecanismo de w cció n x imo<l i ~ral , comenzando con la mielinización de la mtf<lula t'spi-
puede ser d dlcien rr. y a wces es nec.::~.i rio que rr.111.scurran v.trim nal y los ll(rvio" craneanos seguida de b de! cronco cerebral v los
d ias par.1qm! ~ca cfi~a'l.. El reAejo <le c:xmisión li ngual se encucncra ... ordvm:~ corcicoe~pinalcs.- gen~r.J. las \'Ías n en•ios:L' sc~siri­
Si
prcscmc y comribuyc con la sm:ción. p;:ro , fcsaparc<.c a ;tlr(d(dor va~ se mic.lini1.:m ames que las moroms. l .:1 adquisióón de lo~ mo-
de los 6 mc.:sc.:s <le c.:<lad. La capacid.i<l ~.isuica aumem.i con rapi- vimientos morore.~ hno.;; v grosero< depende de estt.: proccw de
da en el cmso d( lo~ prim<"rm mes(~. pt>ro l:t c.ipacidad limic:..<la mid.inización \' madu ración.
y el ,·:tci,unimro r.ípido dd estómago obliga a una alimemadón El prim<r ;1iio de ,·ida tam bi¿n <i ban.a varios hims q1tc mar-
frccueme.- Las funci ones del si ~ tcma gcniwm in.irio dd bct:lllte can el des:i rrollo psicosocial de un l:lcrnnre. P:ira que.: ésre pueda
c.:~ in111aduru al n~t<.:t: r. T it:m: difllLi l l.1<lc~ par:t concentrar la orina rraosicar con éxiro esras erapa.~ del cle~.1rrollo es necesario ..:ubrir
}' pose«. una cap:icid<id limicada de ad;1pr:1ción ;1 t1n;1 restricción sus necesidades fundamencales. l:rikson describió el des;irrollo de
dt" la ing{'Stión dt.> líquido~. L1 c1p,1.:idad 'tsical esc1sa es c.iu~a una s...-nsación de: confianza como una de las rare2.~ ,1 cumplir Ju-
de m icciones freCLtl'IHc~. ranrc l'.!>ta prim(ra fa~e. 1- l a fa.Ita Je i:sct: semimienro deu:rmina
que el 1liño no lonfíc en la~ ¡x:r..onas que lo rodean y ~e lnism:
SistenUJ. nervioso. f:I si~rc.:rna m.:n io:.o t•xpcr:mc.:nra un proce<;<> d- dch iJu .i su incapa.:idat! de cunrrolar d medio circunc.lanrc.
pidn de maduraciún }' crc.:imi.:mo dur:1111c.: l:i b ctrnci:1. A dife-
rc:nci1 de lo lJtl<: <Kl! rre con orros si.rem:1s L]tt<' c recen cnn rJpi -
do dt.-spues del nncimi<·nro, d s1~rcm:i ncn·ioso IC> hact· \.'n forma PROBLEM AS DE SALUD FRECUENTES
¡.Hopo rcio1u l con maror cdcridJ.d ;u1c..:~ del alumlx.1.mirnw. F.I
crl'.cimicnw t:t:l':br:1l 1;.:ral m:i~ dpiáo ricm luga r cmre la 11·• ~ l.1 Fl proceso del parro es un momcnro crilico. Las inr1uencias
20 2 sem,111as de b g.:sr:ición. momrnto ;:n d cu.il ~ produ~C" un prenarales. los rr:iumar.ismos dei p-trco y los nacimicnlO~ prct¿r-
:?umemo si~n i t1carivo de hs neuron.is. Emrt- b 3U3 semana d,· l.i mino ejercen ít'p,•rcw.ÍOnL'S Ínmt•diat:l~ ~obre" la mperviVl'.'llCi:t }° b
~t·sr:icic>n y'<·I a no de ..·dad rirn(' lugar una nueva :icelcmdón Jd salud. En esra sccció:i los problemas de salud m ás fr~cut:'nrt·s se
rn:cimienm c<:rebr.11. Al 11<1C<:r. d t.X:rcbro promcdio pesa alrc:d1.: di,· idiero11 tres suhcu egoría~: prol.ilc ma;, tl ~ s;tfud dd neo11aw,
t'l1
dor de J21 g, lk g:rnd n :1 ffiplic11se aJ .\iw de .:rbd. y pe~¡ir :ilrc:· net t:sidaJc~ es peciales Je[ nJcido prc:l¿rmino r pro bltma' tk sa-
JeJ o r <l.: 1.000 !!.·- Lt l i r~unfrn:m:ia u-auc.:ana, un i11JiClc.lor fi:1- lud del l.tcr:ann.:.
hlt· dd crcci111ic~no <.<.:rc.-hral, aumcnw (, wces mi:; dt1 r;111tc d
prim..:r J ñn de vilht <]lle' en d .!>.gundo. Problemas de salud del neonato
Al nac..:r. d si>wma n..:r--iusu no eH.i inrc.:gr.ido por complc.:co. l.a mo<lih<.~tl.ÍÓn fuio!ógici 111.i:. imporrame qu~· Jd>l ~ufrir d
~)ero w Jt'.S,1 rrollu es surlti<:ntt· para ~illh:ntar ;1 ,·ida e~craul.:rin.1. neem.:to ci. la rr;in,ición enrrc d mcJio immurcrioo y ei exrr:iure-
_a m~n'orú1 dt· lo~ reflej os i:curológico~ ~on primirivo>. Los rdle- rino. Par:t <]lle.: d ni ño sobR·vÍYa éS nt·cesario que la respirnción CO•
in' nc~narale~ llon nalcs. ..:amo el ~fo f\ torri (Je ~obrcsalwJ. d Je mience al nacer. r.:1 prim<'m inspir:ición ex pande lo~ alv-Sok1s )' de
lwóqu.:o (dc s11etic\n) ) el de la mar<:hj.. ~on inJ icado res del dc- scncadcn;1 d inrcm1mbio gaswso. F.n 1111 principio. la tTec1trncia
,1:·mllo del 11.:rrnacal 1. inhtmil del sim.'ma nc.:n·ioso cenual. respiramria es r.ipida y la r<'spi ~ción es en mayor medida :ibdomi-
La m:1dur;1ción dd ,¡$leni¡1 n.:r"iow se rctl<..ja en un .i.umcnro n:J, pero :i ml.Ji<la que d niño madt1ra b tTccucnua n:~pirarori;i dis-
JJ i.amaño de las l1(Uron:1s, d c:1maño 11 la c:imitLJ Jt: la~ 1,¿lu- minu\ e: ue manca )!;r.idual. E! uad.nú.mco cambién docnc;:;.dcn:i mo-
·" gl i.1!1.:~ y d 11úmc10 Jc <..Ont·xiu:1e:. cntrt: l.i~ neuronas ~ l.t r.1- difici~ion<."> mayor; dcl sisreira ..:ardim·;1sc11l.tr. dado que comiu =n
n1itlc.1cicin Je Jo, .i.imnt"i ,. bs d,mJri r.1~. A medid.1 que d pnm:~u a cerr.m..: lo~ slmnrs ti:raies. d ai;uicro ov.il 1· ei co nducen :mcrio~o.
J: m:idu r:Kion progn::s:l, d nin-l de fu1xícin del lactan rt> a1.m11.:nta ,v la <.i rculación .sangu ínea J cja ~c:r un ..:i;cuim ~1 1 ~l.'.rÍi; p:u-.1 <.:on-
Jt:
pa~a de· los rc!kjo~ pn miti rn; a fu~ lllt>'·i111 il'ntus ddi bcraJu~ . El venirse en u1rn p.1 r.tldo. (P:1r:l mayor'(;~ derallt:s, \•cl:ts.: cap. 2(i.)
, nm rn l n irric:d d <O' la fom.ión mu1\>nt ~e asllc Ía en ~rnn rncd id;1 Aparte dt• ];1 in!>t:iur:t<.:ÍÓn Je la rcspiraci<'in. o rra rc~pu.:~ra ,·sen-
• Hl l.i midiniwc:ión dl' la; fibr.!s ncrvit1sa•. Lt mi::fini2:1ción d..: cial para L.t supcn·ivencia dd ncon,uo t:S la regulación del c.1lor.
Al nacer. ht ¡empcratura del nc.:011,1co o;) alrededor <le U.5°C m;h
.ilc:;. que b t<mp<"ramra corporal de l:i madre. E.scc gr.idicnrc tér-
mico induce va~oailacación que c.:onduce a una pérdida r:ipiJa Jd
<.:alor. sobr..: todo en tma ~ala <le p;irto.> con calefacci6n insufi-
cicnre. El :irc~ de sup...-rtlcie cxrens:1 y la ausencia de rcjido ad i-
pow subeur:í n<.:o dd nconn to favon:c.:.:n una pér<l.ida <'XC"c·siva de
rulor. fa ra sirnJción y l:1 red ucción rern hance de Li [cmpe raturJ
corporal pueden der<.>:1Tlina.r que un nc:onam sin or~ ;mormali-
dadcs padt-m1 <lificult;;d..:s respirawri ~.

Sufrimiento neonatal y puntuación de Apgar. L-1 punmJción de


Apgar. ide-adn por b Dra. Virgin ia Apgolr. es 1111 ;i~iema que ptr-
min:: evaluar el esrndo dt:: salud del recién nacido. 1• C:o m¡m::nd r
cinco caccgmhts (frecuencia ca.rdfo.t.:a. ,,sfuerzo respimmrio. Lo no
llllL~cubr. irmabilidad refleja y color). y l:t puntuación total ,·arb
cnm: O ~· 1O >egún los ni,•eb J e e)ta.~ funciones (rnadro 2- l ). La
e\·aluación ~e 11.:va .i cabo l minum } '} minuros de~pué< del
parro. l'na pur.cuación de O a 3 indic.1 un sufrimiento S(\'ero.

1
32 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

Puntuación•

Criterio o 2

Frecuencia cardíaca Ausent e < 100 > 100


Esfuerzo respiratorio Ausente Débil. irregular Llanto
Tono m uscular Fláccido Un cierto grado de flexión Flexión marcada
Irritabilidad refleja Sin respuesta M uecas Llanto. arcadas
Color Pálido Cianótico Rosado
Tutal o 5 10

' La puntuación de Apgar debe evalu11rse l minuto y 5 minutos después del nacimiento uliliza11do un temporizad or. Se evilh.ian por separ<ido todos
los criterios mencionados y se les asignan p untu<Jciones de O. l o 2 La ,;uma de todas la5 pun1uac1ones c;orrel>ponde a la p untuación de Apgar total.
Si el niño requiere reanimación después de tranc;curridos 5 minutos de~de el nacimiento la puntuación de Apgar también puede utilizarse para moni-
torizar ki resp ues\a del neonato a l;i reanimación.

un:1 de 4 a (i indica un ~n frimícn m moderado y una <le 7 a 1O un:i pérdida de sangre severa o una hiperhílirmbinemia pronunciada.
indi1..-:1 un ~11frim1en ro mínimo o nulo. En l;i m~yorfa de los r~1 - L'l fo1t:rura cran.::ma y l;i hemorragi~1 inrr.Jcr:inc:m:i representan com-
'ºs vJ ría i:nrrc 6 v ; al min uro ,. 8 a 9 a los cinco min utos. Siere p licadones .1sociadas. Un cefulohemaroma no complicado por lo ge-
punr<l$ o me nos inc.lit-.tn 1:1 n1.·cc~idad de repetir la evaluació n cad:i
0

neral ~ reabsorhc en el cur.m de 2 semanas a 3 meses."·"


~ minuto1> h.t.,ra ubcc::m·r una puntuacion ma\·or. Un número :rnor- Fmcwm.s. las fracruras craneanas son infrecucnres debido a que
m;il a lfü 5 minuro~ posee:: un mayor valor pr.:dicci,·o d.: proble- el cráneo compresible del neon:uo se adapta a las anfractuosida-
ma.:. rdadonado$ .:on b sllpcrviv.:n1..1:1 r b evolución neurológica <k.,, c.ld cJnal del p:irto. Por lo general se obscn-an durame un pano
qui: si é:.tc SI.' nhwrva .11 minuw. · wn ti.'>rceps o una contracción SC\'trd de la pelvis asociada con un
trab.tjo de parro difícil y prolong:ido. Las &:icrura.~ crane:mas pue-
TrrtJ .111tfs"1os -lel pc"f.o. Las lesioni:s l¡uc :.c.: proJuwn duramc d d1:11 ~..:r lineales o deprimid.'lS. Las lineales no complicadas a me-
parto son responsahb de gr:in parte de 13 morbilidad y l.i rnor- nudo son asinromácic:u y no requieren rraramiemo. Las deprimi-
ralidad nco11a1alc::~. En d Jño :rnoo. los traumacismos duranre el das se derectan medi:ince la fY.llpación de una indemacíón en la
parco represenraron la on.n-.1 caus:i de mui:nc infanril en los fa- cab1:n neonatal y ~i cornprimr.:n d rcjido ccrehrn.I subyacente re-
rados Uni<los l .os foc1ort» predisponem..-s para esla~ lesione:. com- quieren tr:iramienro qui rúrgico. Una fr.icru ra cr:i.neana li neal sim-
prenden macros<1mía. pano pn.:1érmino, <lcsproporción cefalo- ple por lo gener.il ~e curJ )Ola ~·n el curso de '.':lrios me.;;es.'!·'~
pclviana y <liscucia (cr.1baju de pano o pano .rnormale~). t:.is El hueso que se fracrnrl .:on mayor &ecucncia dura nre el parto
Le;io11r.<a1mmnm. F.I conmrno <le la cabeza Jd neonaro a me- i:~ la davkula. La frar.:1ura cJa, icular en ge11eral se obsc:"r.'a en fe-
nudo refleja los deccos de la pn·srnmdón del f<'w. F.n la presen- ros GF.G y ~e a.so.:ia con dirlculcades para cxtrat-r lo~ ho m bro~ en
tación cefálica (la c.1be1.J ap:1rece en primer lugar), la fi-enrc por pn:stnracioncs de vérricc (ccf:ílica) o nalgas. Put·de no acompa-
lo gene ral CS L<Í aplanacb, d vérricc forma un ángulo en la unión ñarse de una limicación decc:"cr.1hle del movimicnro do.: la extre -
de los huesos p:1rieLales y la parte po>h.:rior del cráneo. u pcci pu- midad superior. pero el mO\'UlÚemo pasivo induce dolor. o puede
cio, presenta un tk~ riivd hruscn. Después de l a 2 Jí:L~ de vid:i .Kompañarsc d..: c-Jmhios do.: colo r de 1:1 piel o deformaciones y la
j¡¡ c<1b<.-L<t tk· esros neon.1rm adoprn un.i ..:onfiguración más ova- palpación de b zona puede revelar crepiración (sonido crepitante
lada. E.mi 1110dd:11:iún dd cránc:-o no se ob~erva en los nifi os con ,crnndario al fmram ienro de los hrn.::so~ entre sí) e: irregularida-
una pri:scnración de n:liga~ 11 n:i..:idos de p.irms por cesarea. des. El cr:uamienco implil<l la inmovilización dd hr:iw y el hom-
El mput s11ffctlmll'l11// cs un 3n.-.1 localizada de edema del 1..-ucro bro aí.:.:1ados y la ac.lmi nisrración de analgésicos.' ' IN
cabelludo 01usada por la rnrnprt·sión pcrsisccnrc de la parce de prc- L~ione; de los 11e,.11io.s prr!{h'irns. Los plcxo5 lmlt)'tialcs se lo-
semacirín comr;i d cm.:Uu del ú1ero. En esms casos se observ.i una c1lizan por arriba de las clavículas en arnbas regiones anrerolace-
acumulación de l>Ucro o sangre suprap<:·riósri01 como consc.:uenci;\ rJ.lcs a la b~tM: dc::I cudlo. Esms eqrucmras esrán eornpuesras por
de la prcsion dwa<l:i c.:amada por l.1 olmrun:iún. El c.tput S!1C«edi1- las r.imas \'entrales del quimo nef\·io cervical al primer nervio dor-
11eum puede cxr..:nd<:r:.c .l 1r.iv~~ <le la:. lineas de sucura 1• S<' ~ocia .:on s~tl. lJuranre la) pre~emaciones de vérrice, la tracción lateral ex-
pciequw. púrpur.1 o equimosL~ supra\•acxnr~. No n:quien. m.ra- cesiva d<: la cab<1.a y el c11ello t>n dirección opuesr:i a los hombros
mienm r por lo g.:nc:r.tl remico.: dur.11111; la pnmcra ~mana de vida. 1- 1' pued:.'. inducir un:i lesión por .:sriramienro dd plexo braquial ho-
Fl cefulohcm:Jloma i:s una colceción subperiósrica de sangre se- molateral. l:n una presencación de nalg~. la tracción lateral cx-
nmdaria a la rupcura e.le v:iso~ sanguíneos. Los bonk~ dd hematoma c:.:siv:i <ld tronc.:o amei. <le la extracción de: la cabeza puede dl"S-
están dclimicados con cklri<l;id v no arravic<;:Jn h~ línea~ de ~mura. 1::1 g:irr:ir las r:iíces inferiores <lcl cordón cen ·ical. Si adem;h de
1..'t·. fulohemacom;1 por lo generaÍ es unibreml (aunque puedc sc:r bila- prescnrarsi: de 11alg.1s d fc10 se ubica con los brazos arriba de la
teral) y se locali1.a en la región pariera!. 1.a cumcfucción pucd..: no ser cabeza hay ri~go <le k-i.iones e.le I~ rafee~ cervicales qui ma )' sexta.
aparence durante la.~ primer.is 24 a 48 hor:is debido a la e1>casa mag- U llJ b iún <ld plexo braquial provoca parálísis Je la exrremidad
nitud del sangrado rnbperi ó~tico. La piel suprayaccnte no p rescnra superior. a mi:nu<lo p;ucial. '! 18•1•
ahcracioncs del color. l\1c:d<' h~iber una fTacrum cr:incan:.i subyaceme. Lis ksioncs del plexo braquial dan origen a tres ¡ipos de pa-
No requiere rraramicnro, salvo qu<." sea voluminoso r se asocie. con rilisis: b de F.rh-Ouchennc (de la parre proximal del brazoj, la
CAPlTULO 2 Conceptos de altcrtK:ión de la salud en los niños 33

dt: Klumpk..: (del ancehra¿o) r la de rodo d brazo. Lo~ fucmres de gresiva del 9.5% al 11,6%. La causa de e.ie incremenco se des-
rics~o comprenden un t~to CEG y un parto trJum:hico y dificil. conoce. Emrt: l.t) mujerei. afmt:i.radounidl·nsc.-s b. probabilidad de
b par.ílisis de Erb-Ouchenne t'.'.I consecuencia d<.• la lesión de la un parco pren!nníno es 2 a 3 veces mayor; y c.1si una de cada
<p1in ra y b i.<.' xra raíce:"~ tcrvi<..<1k s, rep resenra el ri po m ~ís fn:~cut:nti: :.:i11co mujeres ::ifroescadoun idcnses riene un parro prerérm ino. ~·~
J.: lt:sión <ld plexo br.1quial y se 111.inifiesra con grados \".tri:1blcs En los Estados Unidos el RPN C) la causa de dos len.:ios de las
de: parálisis ¿e) hombro y el brazo. El micmlm) afeC[Jdo Sl" en- muertes ncon:11a!es :i pe:;ar dd incremenm Je la tasa de )upervi-
cucnrr.1 en aducción ,. roración inrerP-'1 con extensión dd codo. vt!11CÍa enrre e:.cos neonaros. Los facmres de riesgo dt- p:irro pre-
nmna..:ión del :tn tebr.~zo v flexión Je la mufü~ca. Cuando ~e .1lza t~rmino r:imbién se asocian con BJ'N. l.os asociados con pano
J niño el brazo pende in~rre. El rdkjo de Moro está dism inuiuo prcrrrmino y HPI'-: compr<'nden e<lad de la madre {menos de 16
o auscnre. pero ¡:I de prensión escá prc;cn-:ido. y m.í.~ de 35 año:.). emia {mayor riesgo cntrt· las mujeres negr:is
La parálisis de Klumpke e» consecuenciJ de: una lesión de la ~ue t:ntre las bLinca)), ni1·el sociocconómico. e. rado civil (mayor
-éptÍnlJ y la QC[;l\":I raíces cervicales r la primera raíz doc~:d . Esr:i ri<:sgo enrrc las solteras que cncre las cas:tdas). tabaquism(), :tbmo
li:sión es rara y se presenta con una pad.!isis dt: la mano. En C'itO' dt· drogas. desnutrición, fo.Ira de cuidados prenarnl.:s, prc::sencÍ<l de
11eonaros S<' obsen«.\n una muñeca que pem!ula con di:do~ rd¡Jia- cnfrrmedades anres del embarJ'l.O y du ranre fü rr:mi.curso. J .!.~ l
do~ y la aus,·ncia dd rdlcju J~ pr..:nsion. El reflejo de Moro emí al- El neonato prerérmino c.~d mal equipado para tolcr.u lo' rigo-
\<'r.ido. con una t-xrremidaJ q ue se e:1.rien<le ~- Jbducc con nomu- res d..: b transición hacia b vida cxrraurerina. Los sisremas orgáni-
li-L<l mientras la muñ,·c:i ~- los dcdM pam.uiec,·n tlkcido~. :. ' ·"' cos .~on inmaduro) ~- su fundón pued..: wr insuficienrc para s~ren­
El cratamjenrn d.-1.is ksioncs dd plexo braquial comprt'ndc in- rar 1:i vida. El sistema respinirorio puede ser incapaz de ma1m: ner el
mo,·iliz:ición. LUl posicionarnieprn «orrccw y un programa de ejer imcn::unbio ga~oso: b piel pu~-de ser delgada y gdarino.'i.1. lo que
_icios_ l.;¡ mayoría ele los nernuros ~e r.xupern en el curso d ... .) a ;mmenca su &:igilidad; d sistema inmune <'bcl compromecido y es
¡) mese~. r.1 per~im·ncia de la par.ili~is <lcspué:. <lc transcurrido ~re foclihle que no comhac-a IJ inh.-cción en furma efi.:ientc. ~im i~mo
periodo puede ser un:1 indic,Kión p•ir.i l.1 rcpanici<Jn quirú1!;'.ica la fulro de rcjiuo adiposo sulx<Jr.inco a\l mcnm el riesgo de inesm.bi-
< netmiplasria, anasmmosis t<.:rmirnm:1111inal. injerto n.:rvioso). 1'' lidad rérm ica. Lis compljc.icioncs del nacimiento pretérmino com-
pr.:n<len: d ~ín<lromc dc dÍ.\m~ respirarorio. la bemorragiJ pulmo-
Malformaci1mes co11géJ1itJJs. Las malformac.io ne:; congénitas son n:ir. la raquipnt>.t rr.m~iroria. la n~·umonía congénirn, fog;L' de aire
.;nc1mJ1í::t.~ :macómicas o esrrucrur.1les que ~e 1:11r.;ucm~an pr<:sen- desde el pulmón, <ltsplasia broncopul111ona1. apnea reuun:rm:, glu-
re> al nai:er (véct.w cap. 7) y rcprc~t·man una causu isnponance de rcm ia inesrablc. hipocalccmia. hi perbilirru bincmia. anemia, hemo-
morbili<l<td y mortalidad nco1.1;icak-s. l:.n 2000. bs malformJcio- rragia inrra>"emricul.u, aJterowliri~ 11t'.<:rosame. inest3Lilidad circu-
r:._:;; congénicas funun responsables de un ~05u,v de ro<l.~ ht.~ lau;ria. hipotermia. infecciones bacterianas o virales. retinopaiía del
-:i uerre~ infanciles. incluido uu 22% de las mm:ncs nconaraks \' n:ic:ido prerérmino y coagulación inrr.iv;iscular diseminada.
.. n 17..3% d<· las inf:mriles que.:~:.: produjeron despu..Cs dd períod~
1:e.1nar.il. 1. 1 Las m aJti.mnaciunc.:~ l~ongén irns del sisn:ma cardiov,1>- Trast.omos respiralbrios.El síndrome dL· diml,- respin11orio (SOR).
_-:ibr ~ el SNC son rcspomahl..:s de la mayoríJ de los 1.:a~os de también llama<lu c1ifi77ned11d de In 111embra1111 hialina. t'S la com-
'11Ut'rte por esr.i <.''.l USJ. Algunos esr:u:iios dd de~a rrollo embrio- plicación m:ts rrccui:nre ;:n d neonaro pn:tt:rmino. En lo~ E~ta­
::;uio $e asocian con m;ís rió~o <¡ue otros par.1 d Jesarrollo de do) Unidos. afo<..<a a Jlredcdor de un 1O :i un 15% de rodos los
·1u lformaciones congfo1cas después de b exposic.ic'm a uu focro r neon~ros de meno~ de 2.500 g de peso~· a un 60% de los naci-
~.:r.ttÓ¡!cno. Las causas pueden cb~i ficarsc como genéricas, am- do~ en l.1 2t)" )Cmana de la gesraciún . Su i11cidcrn:ia es menor en-
,ien m k.~ o mul rifocro ri:tlcs. cre los niños negros que rn~re los bh;ncos ~· c:nrre los d,· sexo fe-
memino que emre los ,·arones.
?roblemas de salud del neonato pretérmino la caus:1 principal di." SDR t"l: la au!>e ncia de surfocran1e en los
Los niños qui: nacen :ltlfl:~ d..: l.1 37J semun:i de: la gcscJción pulmones (véase síndrome Ji: disrrés respirarorio. ca~) . .10). El snr-
.,· con5idcran pn:tfr111ino. bw.5 m·onaro~ .l menudo emr.in Jen- fucr;1111e lo producen las células :1lveolares ripo 11 y es una mezcla
-ro de b cacegoria de bajo peso al nacer (ílPK). JdlniJa por un dr Yarios fosfollpidos que reduce!:: censión superficial ;J\cobr )'
:',·~o 111c:11or que 2. 500 g. fl BJ>N :· d p:mo prcrérmino a me- facil ira la e."pansión pulmon.lf (\'é.ise cap. .2<l). F.n b seman:1 24 de
- uJL> ..:oi:xi~trn. La mayoría d.: lo~ 11rn11aco;; gue pesan 111c:nos de la gc>ración l:i rn nrid:'ld de ~urfocrame ,- sacos aé.rcos Lt·rnii nalcs
2."illO ~· casi rodos lv> l¡uc pesm1 menos ck l. 'iOO g son prctér- {.ll~éolos prim itivo~) es escasa y los ,·asa", ~anglúneos pulmonares
·nino. L:c> tasas de morbilidad y morcali1hd est,ín aumenrad:l~ en l><.111 inmaduros. Si d niño nace en esre mom.:nco. I;; probabilidad
.. pobl.idón precérmino y son invcrs~mcnct: p1upurcion:ik"S :i la dl.' sup«rvivenci.i e.- baje.. Emrc la 26• y la 28~ semana) de b gcs-
_:_u:i.cion del emb:irnzo. Cuanro menor es la duración del cmba- mcián la c211tidaJ de sw-fallantl' y el d«sarrollo pulmonar por lo
:-azo mayor es el riesgo de mu<.:fll' o discapacidad lll.'onataks. 1..1 ¡,:t:nt'r.11 son suflcienrcs para pt·rmirir la supi.:rvi''t:m.:ia.
nm;iJurc:z de los sistemas orgánicos dificul{';l la ad:1pración ;\I ml·· El .idvenimienw del lr:tt.imic:mo de ri:posición con surfacranre
ío .:-.¡cnnm:rino y predispone :i csra población al desarrollo de cxógeno mejoró el pmnósrico del SDR y se consideró el fonor <le-
~omplicacionc!L En este gn1po ~e indu~'en los neonatos pn::t¿r- cerminanrc principal dd descenso en el orden del 62% de h casa
~;ino con un crecimiento ano rmal durance la gc:)lación mas corr.1 de morralidad qu<' se regisrrn en los Estados Unidos. entre 1989 y
<?;:. deci r. GEG o Pfo:G). El H:'.t1~1~u del crccimicnco agrcg;l una l 990. No obsmnrc. d au mc:nco de 12 ras:~ d..- supervivencia de los
'UC''1 dificulracl para la transición hacia la 1·ida extr.m;cri~a. nif1().) m:b gm·es y l.1 mayor compleiiJad del man<'jo dt: esre sub-
A pesar de los avances del malll·jo obst~lrÍ<.:o que mvicron lu- grupo de neon:uo~ decem1inaron u n innememo de la incidencia
~.1 r desde Cines de l.1 <ltcada de 1960. !a ca.a dl.' nacim i ento~ prc- de orras compli<..·aciones, como el sínd romt• de fi.rga de airl'. la dis-
:ú mino no se modificó i:n grado )ignitlcarivo. l::n rc;ilidad, desde plasi:1 hroncopulrnonar y la h<'.morragia inrr.icrn ncana. 1 ~ . ,
,11:,li :1do~ de: la d~l·ada de 1980 la incidenci:< <l.: nacim icmo) prc- Otros rrasrornos rcspir-Jtorio.s frccucme~ en la población prc-
-ámino {< de 3 7 scm .111;1~ d,· gesc.tción) aumentó <le manera pro- lúmino comprcn<lc:n 11prmz y mpírndrí11 periódica. Dado que en
34 UNIDAD l Conceptos de salud y enfermedad

d neonato pretérmino el centro Je la respiración localizado en el


bulbo raquídeo e~t<i subdesarrnllado. b capacidad de mamener
un impulso respiratorio esní reducida. La apnea se define como
la imcrrupción de la respiración y se caracccriza por la ausencia
de la misma duranre 20 segundos o más; esre rrast0rno a menudo
se acompaña de bradicardia o cianosis. Entre los neonaros que pe-
san menos de l ,5 kg al nacer w1 50% requiere inrervrncicín mé-
dica par;\ d craramienro de episodios de apnea ~ignificativos . t 1·21
S.i hi~n b apnea puede deberse a un proceso subyacente (p. ej.,
una infección}. en esre caso no se consídera una apDea dd naci-
micnw prerérmino y no debe rrararse como ral.
La respimáón f!t'riódicn en general se observa en neonaws de
menos de l ,8 kg de peso y se caracteriza por la ausencia inrer-
rniremc de respiración du rante periodos de menos de l0-15 se-
gundos. El manejo de la apnea y l:t respiración periódica com-
prenden la adminisrración de F.trmncos o asiscencia vcnril:ttoria
hasra que se desarrolle el SNC y el niño posea la capacidaJ de
mantener un impulso respiratorio adecuado." ·.,

Hemorragía intrayet1tric:ular. La hemorragia intravemrirnlar (HI) Fig. 2-7. Hemorragia intraventricular en un neonato pretérmino.
es nn rrastorno frecuente que: afecra con exclusividad a los nco- (De Rubin E. Farber JL. Pathophysiology 13ª ed.I Philadelphia:
naros pre rérmino. La H l le sigue en frecuencia al SDR como causa Lippincott-Raven. 1999.1
de mucm: entre los neonaros prcrérmino. En los niños nacidos
:inres de 35" semana de Ja gesración o que pesan menos de 1.400 Et1t.eroco[itis lfetrosante. La cmcrocolicis necrosame (ECNJ es un
g su incidt.:ncin es del 40 al 50%, y d riesgo de padecerla es di- uasrorno gasuointescinal adqtürido que represcnrn un problema
re..:ra.mente proporcíonal al grado de: inmadurez. A menudo se imporr;mrc en los nconams prerérmino. Su incidencia varia enrre
produce en J:¡ capa de la nm:riz gcrminaciva subependimaria (fig. d l y d 5% de rnda5 las admisiont~s en la unidad de rerapi.a in-
2-7), región que co rresponde a una e.strucrura periwnrricular lo- cemiva neonatal. Aunque alrededor del 90% de codos los ncona-
cali1.ada enrre d núcleo ;;:iudado y el rálamo en el nivd dd agu- ws afeccados son niúos precfrmino de menos de 1.500 g de peso,
jero de Monro o li~era.meme por derrá~. La matri;!' gcm1inaciva un 10% de los afeccados son nacidos a témiino. La rasa de mor-
es una csm.icturn prescnre en una EL~e rernprana úd desarrollo talidad varía enrrt· d 20 y el 40%.
que comiene un área vasntlar frági! mal smcentada por rcjido co- La causa precisa de la ECN se desconoce, pero se piensa que
ne<::rivo y desaparece hacia c.1 rénnino del embarazo. el r~asrorno es mulúfaccoriaL Los focrores de riesgo comprenden
Los facrores de riesgo para el de.o;.'l rrollo de Hl C(>mprenden asfixia neonatal, canalización de la arrcria umbilical. presencia de
neummórax, hipotensión. acidosis. coaguloparía, síndrome de dis- un conducro anerioso permeable. policicenüa, alimenrnción en-
rré:; n:spírawrio y exp;tnsión del volumen. Uno de los mecanismos cera! ,. acción de diversos fármaco~. como iHdomerac.ina. vitamimt
criológicos propuesros es nna agresión hipóxica!isquémica que con- E y ~anrinas.-- En general se accpra que esre proceso se debe a
duce a unn hipcrpcrti.1~ión cerebral de la regic.in de la macri7. ger- una disminución inicial de la perfusión de la pared inresrina.l que
minaciva que provoca la ruptura d<: los vasos san¡?;tÚneos. Otro me- conduce a la isquemia e hipoxia con necrosis y gangrena resul-
c~mismo posihlc es la niprurn de los vasos sanguíneos de la ma¡ riz rances. Si bien la infección bacterian~1 desempeña m1 papel en esta
germinativa secundaria a b hipnrensi<)n. Se idemificaron cuarro t::nfermedad, en gener.il se piensa que no es tm mecanismo de-
; rados de hemorragia.1.w . La m.avoría remi11:, ncro una hemorra- sencadenanre. Algunm aucort's atribuyeron este rrascomo a la ali-
º ' ' r
gia más severo p11ccle inrerferir con el Hujo de liquido cefolorra- mentación con leche. Alrededur del 93% de los neonams atecra-
quídco y provocar una hidrocefalia progresiva (cuadro 2-2). dos por ECN se alimentaban por yfa enreral.1' La leche humana

Grado LocallZación y aspecto radiológico dt la hemorragia

Leve (grado n Región subependimaria. matriz germmativa


Moderada (grado 11) Hemorragia subependimaria con llenad0 mínimo ( IC>-40%1 de los ventrículos
laterales y un aumento mínimo o nulo del tamaño ventricular
Severa (grado 111) Hemorragia subependimaria con llenado significativo (> 50%} de los ventr1culos
laterales y un aumento importante del tamaño ventricular
Infarto hemorrágíco periventricular Hemorragia venosa intraparenquimatosa

tDe Fanaroff AA. M;:irtin RI The central nervous system: l ntracranial hemorrhage. En Neonatal-perinatal Medicine. Diseases of the fetus a11d infant
ti 99il 16 • ed.. pp, 891 -893 1 Philadelphia: W. B. Saunders y Vol pe I<). 119951. lntracranial hemorrhage: Germinal matri~ hemorrha.ge otthe prematu·
re infant. En Neurology of the newborn 13' ed.. pp. 403-4631. Philadelphia: W.B, Saunders.)
CAPfTuLO 2 Conceptos de alteración de la s:ilud en los niños 35
r hs fórmulas cnmercia.lcs acr(r;tn como ~usmuos parn el crecí· ciun enrre la infección r el trabajo de pano ame~ dd t<!rm ino del
;n icnco de bacterias en el in1csrino. embarazo determi na que los niños pret¿rmino a menudo )t: rr;l-
El ~cg1m·nco imesrinal afi:crndo con mayor frcc11cná1 es el íleon, cen por scpsis a póar dt> la au~encia de un hemoculrivo positivo.
seguido <ld colo11 ¡c,ccndence, d ciego. d colon tran~·verso y el rec- L1 incidcnt:ia de infección puede variar según la región geográ-
ru~igmoides. Lt n1.-crosi5 pu«I"' ~"'r superficial y afonar solo la mu- fica. las caracrcrísácas de b sala neon.ital v el momento del año.
rnsa o la submucosa, o cxcendcrs.: a u-.1,·<is J<! ro<la la pared del in· l .a rasa de monalidad asociada con la scpsis bacteriana n..:on:iral
resrino. f a pcrfuración put'di:" provocar u11:1 pcriconiris..!."~' Las es de :ilrcdcdor del 25% :1 pesar de la adminisrración de ;1gcmes
manifoSt:iciom.'s de b F.CN son \•.1riables. pt"m la prcscncación más anribacccri:u1os potentes y cuidados de ~oporce.!1•!- La sepsi~ pro-
m<.<1cme comprende disccnsión abdominal. acumuLteión de mare- vocada por estrepcococos P1-hemolíricos del grupo B se asocia con
rial en d <'SCÓmago. ht:<.:<:$ bilios-JS. let;lrgia. apm.•J e hipoperlü.~i6n. una rasa ele mortalid.1d .iún m.ís eb·ad :i.~~
E.l niñu :1 1m:11udo prt'.Senra un c11,1Jru ~ép1ico. El examen de labo- Microorgani;mos. Los microorganismos rr-~ponsahles de l.1s in-
r.Horio puede r..:vdar k-ucocitosis o leucopenia, neucropcnia. rmm- feccion..:s en los nconaros focron cambiando con el rranscmso de
bociropenia, gluccmi¡1 ine~cabk. desequilib.rio decrrolüico, a1.:ido~b los :lfios. l .as impo rtantes \'ariacioncs gi.:ográficas tornan necesa-
mer:ib6lica. hipoxia. hipercapnia y coagulación inrm·ascu.lar di~e­ rio el conocimicnro dt> l o~ m icroorgani~mos, ~ us ~..:nsibil idades
mi1uda. Los hemocukivos son posirirns solo en un 300.U de los ca· específicas para cada instirución \. los parrones bacterianos pre-
~os. los microorg.rnismfü .:omunica<lo~ en cJSo~ de ECN com- dom inances. Esros daros 1~rmiten instaurar 1111 cratami<-mo tem-
prenden fir:hrrichia mli. C/os;riditim difficile, Closrridilnn pafi'ingms prano que cubra las b::tcteri.1s más probahles cuando se sospeche
y csp.-ci.-> de KMúc:lln. E1111•rob1iClt:1; PsmdomrJ11r1s y SnlnumefLtY una sepsis. El diagnóstico y tr:m1miemo tempranos de l:i S<.'psis
El diagnósrico es en esencia radiolósúco ,. d rasgo caracreris- bacteriana se asocian wn u!l pronósrico mejor. Los ..:srreprococos
tico de la 'r.cN es h1 neum::iro$is im~ti';¡aJ ; la pre;encia de :iin~ dd grupo B y E. «olí son r<:'sponsablcs de un 70 :1 un 80% de ro-
.:n d interior de la pared imesrinal. L:n nc=urooperironeo indica <los los hcmocul1ivos posilims en la pohlaci1i11 neonaral.:.. Orras
perforacitín del i111esáno. La prcscncia J,. un asa inr<"Scin:il dis- bacrerias. como Lisrerin monnryrngm~s. <.'nterococos y bacilos en-
r_.ndich de: .ispecro inv.iriable en una serie de radiografía> puede rfricos gramnegacivo~ (aparre de E. coÍI) ~on par<íg::nos menos fre-
reflejar gJngrrn'1.. r un abdomen des pmvisro de aire puede >l· r un CUt'IHi.'S, pero deben tomarse en cuenra.
-igno de: periruni1b.·~~ Lo$ csrrcpcococos !}-hemolíticos del grupo R (EGB) son la c-,1usa
El u·.:n.11nie1110 comprende l.1 inc..:m1pciún <lc la aliment:lCÍÓn, la más fn:<.-ucnte de sepsis b:icreriana de inswlación remprana t:n neo-
.!e,Cllmprcsión del esróm:igo, la coberrurn con amihiónco~ dé .un- natos. sobre todo 1.'1:1 lo) na<.i.Jos pretC:rmino. Lo~ .:srreprococos son
:-ilio .:s¡)<:um y el tr.<tamiemo de ~oporre. L1 perfor:ición intestinal diplococos grnrnposilivos que se i:epfü:an en p~U'<::S o <.<ulen:i.... Pu..:-
r.:t111iere inccrvcm.:ión c¡uinírgica. El pmccdimicnco de .::lección es la J en derecr.irse en culcivos de líquidos corpomles. ..:omo ~angre. orina.
r.:>e<xión dd inrc.cinu im·i;1ble con una o~romfo <.k Je;:[Ívación.?! líqui<lCl ccfolorraqllídeo (1.Clt} u otras secreciones de ncom1ros ÍH-
fcccados. L1 enfermedad por EGB de insrnlac1ón tempran.t en ge-
(1•fecciól! y seps.is. Los neonaco.~ corren un ri1.-sgo m:1yor de infi:c- neral se p~$em;; con diñculcd rcspiramria, hipmen.:;i6n y orro~ sig-
. ;m dch1do a la inmadur...-1 y la inexperiencia relativa del ~i~cema nos <.':lracr<.'rísrico, de S..1>SÍS. Los signos de compromiso neurológico
" mtmL'. Fn lrn, nacidos prerérmino escc r i e~go es aun mayor. dado son más fr.:cuemes en las infeccion~ de insralación cardía.
-: .IL la mayoría di:: los amícut>rpos nurcrnos se transfiere duranrc La admim.srración materna de anribióricos du ranre el pano o
··" úh:imas sc1mui;is de b gc:sc.1ción. Ad..:m:Í.\, ilh m:nnaros pre1ér- la administmción at unarnl de amibióticos inmediat;m1cmc: des-
. i no .1 mcn11<l0 rcqu íerrn imc1\'e;:n<.iuu~ inrnsh·.1s que porc:ncian pués del parro redujo d riesgo de intección por e.screpromcos del
· ,uscepcibilidad de la invasión microbiai1J. Lo~ factores de riesgo grupo B de insralación cemprana. Los Ccnr..:rs for Di.,ea.<:e Con-
Jterno, que aumenmn l,1 probabilidad de infección en dKhos rrol (CDC:). en col:ihoración con d Amcrit-an Collegf' of Obsce-
.:ienres comprenden la falca UC' cuidados pr..:nar;iles adecuados. lriciam and Gynecologim y la ;\mcric:rn Acadcrny ;;r
Pedi:irrics,
.., ' nurrición dc:tic1eme, 11 n h,1jo mvd soÓuú·onómico. la rupcura csrabb:icron pau ra.s g<:"n.:rules para la preven.:i6n Je la infección
·, •longada di.: bs mc:mbran.1~. d anteceden ce d..: ticbrc m.1tern.1, por ECR neo n:iral en 1996.~\..1-) 'ºEn t')ta~ pauras gener.iles se re-
:)res~nciJ Je 1111 liquido amniórico féádo y la intección d.::I rr:irro comendah:i un l'Tlt0que ha~ado en el ricl>go o uno basado e n d
.:12rio. Los foccores m:onacalcs <.¡uc aumema11 la probabüiddd de crib;ido. El enfoc¡ue h.i.~ado en el riesgo redujo la incidt:ncia d<.:
. .:,·..:ción wn' prcnden asfixia prenar:il o du rincc el p;1rw. la~ m:il- infecciún por EGB neon:ual en un 40º·o, miemras que con el t:n-
n.Kioncs congénic:as. el s~c· tn:\:i<.-ulino. d ~m liarazo mültiple, foquc basado en e! cribado csrc porcentaje .mmem6 h<lsta el
.••exisren.:ia de otros 1rasinrnos nconarn lt:s, l:i rc:ili2.1cíón d<' pro- 80%. '''·'º En e., rudios u lte riores se observó una reducción del 65'!/o
. .:.imi«ntos d iagnoscicos o cerap¿uricos i1w.i..sivos, l:is complii:a· dt> la wsa Je iufrcción por EGB rn las regiones en ia~ que se re-
:.:~ i;mogéníca. ~ b aJ111í11 i)cr:1cicín Je F.irmat:<>\ c¡11r alccren la colecr:lfon daro.~ de vigilancia.=' La intccci6n por EGB aún es una
·' micrnhi:ma normal. amenaza p.ira el neonaro dehido a las tasas elevadas <le morbili-
1.J~ ueunaros corren m:1yor riesgo de infección bacrcri:ma. vi- dad y morralidad asociad~ ~· el aumento de la supervivencia dt>
r.ú ngica <) por pro rozo()~: b forma de infccrión más fr1.·cuenre los neonacos prerénnino con mayor riesgo de infección .
. ,~psis bacreriana o la inft•cción hemarógena. 1..1 scpsis bacrc· P1111m1r.r dt•sep.< is /;.1c1erim111. La .s.:p~i~ bacteriana se produt:l' con
:: .• ><.: caractcri·1.;1 por ma n i f<:Hacione~ de infección sisrémiC<1 en dos patrones disrinros; esto es. de instalación to.:mpra.ua y <le insca-
=··1.ÍJ <.le:.- bacterias en el wr~nrc: sanguíneo. L1 incidencia de lación r:irdí:i. qtte ditlcren en cu:rnro la pr~')Cnt•lCÍÓn clínica. la epi-
- b:!ctt'riana neonatal t::> Je alrcdcJo~ de 1 a 8 nconatos c¡da demiología. la paroge-nia y el pronóstico. L1 i1~f~rrirí>1 rempmntt es
1 n.icido~ \·ivos y 160 a 300 oda 1.000 nacidos vivo) c..on
una e111Crm<:d.1d mukisistC:mic..1. severa. c¡u.: progresa con r:ipidc:-z y
· 'd::- 1."iOO g de peso (muy baj<.1 peso al n:icer fMIWN]l.~'..111 ri~ne lug~r en el curso dc:: loo primeros días dt: la vida. En c.~cos ca-
:ir }00,\, de los neonatm .1dmiridos en u11<1 unidad de 1era- sos l.t neumonía suele st::r el evento inicial. Puede haber an rece·
·:<::nsi1•a nconacal prescnca un hemocuJci,·o posiri vo. La~ con- dentes de compiic,1cioncs obstérricas. como ruprura prolongada de
. :'1..:Í 3\ S<.'V<:'ras de una scp~i~ bacrcri:ma no rrarada v la a.~ocia- b$ memhnrnas, prolongación dd segundo esmdio del tr:tbajo de
36 ~IDADJ Conceptos de salud y entermedad

pano o íllrración a cr;1vés de las mcmbran<l.). Los microorganismos rccciún inmune. En ncon.uos v hcumes alimemados con leche
responsables de una infocción J~· insralación rcmprana son los que maeo.:rna o una formula prt-p:ir~da con agua que c:omenga menos
suden escar prescnrcs c:n d lraeto genícal de la madre y compren- de 0,3 ppm de flúor se n.'(;omim~fa la adminiscraeión de un su-
den csrrcpwcocos. L mo11oryrogent'1y E mfi. l.a infección temprana plcmenro <le Oúor. El hierro dl' l:i Jico o en forma de suplemenros
.sr a>ocia con una c:isa Je momlid.1d elevada (5 al 50%). se inco1por.i alrededor de lo' 6 meses. dado que en ese momenro
La i11ftcció11111rdM l>C produce después de lo~ 5 dí~ de vida. pro- se produce la depleciün de: lo~ depósitos de hierro ferab.
gresa con mayor kmitud que la infección de insralación rempr:rna L.:is madres que no pueden amamancar a sus hijos o deciden
)' por lo gcner:il e.~ focal. La meningitis se asocia m;is a mi:nudo con no hacerlo pueden recurrir a una diversidad de fórmulas comer-
la infección ranlía. AJem;~ de los mjcroorganismos responsables de ciales concebid:is p.ua cumplir una función nurricional simjlar a
b infoc:ción n::mpr.ina, 'i111p'1)'lococcu.r .111rew. Stapi~y/acoccus epüler- l.1 de b leche materna. En varios bbor.norim se producen for-
midí.i. otras cmt'rob;\Cleri:is y la~ psc:udomonas cambien pueden pro- mulas infanriles que conricn<.:n h~ 'u~rancias nu rririva.s esenciale.s.
voc:tr una infocción rardfri. 1~1 rJSa dt· morralida<l asociada con las Atmque hay ;i\g1111a~ diferencia~ menores. la mayorí.i de esr:is fór-
infocciotK'S de um.ilació n rardía es <ld 2 al 6%. 2" mulas e-~ ~i mib r Más allá Jd labora torio que la procha.ca.
1'11111ifes1t1cir111n d~ Í1i SfjJSÍs b1n·tc•rh11w. Lis manifesraciones de Algunos lacr;u1ccs alimenrados con leche marcrna o fó rmulas
la sepsis b:1crcri:tna en el rct:ién naci do son corHecueticia de los alimcnricias basad;~ en leche de vaca put'den prescnrar clinculra-
dc..:m¡, de la invasión bacreriana. dd microorganismo v de la n.:s- tlr.:s Jehido a la dcfirienc.ia de laccasa. Esta l'S un:i enzima que de-
p ucM.i del sisrt·ma innwne neonac.tl a la inv~isión. L:~~ bacrerias
grada la lacrosa. el <.:. uholti<lraro pr<tsenre en la leche marerna )' la
liberan cn<lowxi nas v o m ts sustancias vJ..~o:iccivas. e inJuccn va- lt.:chc bovi na. Algunas formulas :ilimenticias contienen otros C<tr-
so<lilarnción central: v:1soconsuicció11 perif~rica e hipovolemia bohidr.1ms en lug-,1r de lactosa. Se elaboran a base de pororos de
sisrJm i..::t. La respuesta inrnunt'. a las cndocoxí n:i.~ conduce a al-
soja. Existen mras i nrolcrancias. El tratamicnco de cualquier in-
to le1~1ncia a la leche human,1 o las fórm ula~ alimemici;is depende
rc r;1cioncs hcmodin:ímicas, rncrabúlicu;, rl.'spirarorias, nerviosas
de b idenriflcal ión del agc:nte agresor específi co y su eli.niinación
anrra l. . s. g.m roim~·~ti nales y dermato lógica~.
de la dieta. Los nconato~ y laccam~ a menudo "e,cup..:n·· o re-
Los signos J._. scpsis bat:teriana cn el nronam puedl.'n prove-
f.\urgiran la fórmula ..1.Jmini~rrJcfa J pesar de no padecer una in-
nir Je cualquier >isrem:t corporal )" por lo gc111::r.1I son inespecífi-
tolcrant:ia a dl.1. En gener:il. las f(>rmulas basadas en leche de vaca
co;.,. se -.on funJen .:cm fo cilidad wn los secw1da rios a u(rJs c:iu-
son preferibles .1 la~ elaborad~ a base de soja, y el reemplazo de
,;is primaria>. Ln consecuencia, es irn porrame un alw indict.: de
la primtra por b ;cgun<la >olo se juscifica en los casos de imole-
sospecha d<: sC'psh en d nconato. sobr<: codo en d nacido prcrér-
rancia ucmosrrada. [s imporranre invesrig-ar con rigurosidad co-
mino. La observación de una modificación poco evidenrt.: del es-
dos los supuestos caso~ de imoler.mcia a fórmulas basadas en k-
rado general del niíio. a menudo s<.:fialada por la enfermera pue<lc che dC' vaca :mees de pasar.¡ un:i a base de soja. A veces es suficicnrc
ser la primcrJ indicación de iníccción. A medida que la ~eptÍCt'­ con informar de manerJ apropiada :i lm progenitores acerca de
mia progresa lo, signos di:vicncn más scv~ros y específico:.. lo~ signos y síntomas de intolerancia y subrayar que es normal
El pronóstico dcpcnJe dt'I diagnósrjco cemprano y la adminis- que el niño "escupa" b fórmula. La inrolerancia es improbable.: en
rración de.: un muamienm adecuado: por este: morivo, ía evaluación un lacranrc l JUI! aumenta de peso, presenta un aspec:m alena y
cuidado;;a fn.:cuencc del c.~rado físico del niño puede: modificlflo en bien nutrido. ddeca con normalidad y riene un aperico adecuado.
grado significitivo. En el cuadro 2-3 se describe l.1 evaluación para El momenro para inrroducir alimenros sólidos en la diera de
derecrnr i n d iodorc~ Je infi.:-.ción en el nconato y d lacramc. un bcranre aún es motivo de debares ac:.alorados. Las recomen-
daciones acer~ del momenr<> apropiado para la incorporación de
Problemas de salud del lactante sólidos y el cipo de sólidos a incm<lucir en la diera son muy va-
Los lat:tantes ~on propemos a p;u.k ..:cr numero5os problem,ts riables. En general. la lr.:che htlrnan:i o las formulas infonriles for-
du ranlc d prinwr alío Je vida, y ésw~ pueJc.:n wmarsc graves~¡ no rificadas con hierro .:ubren la mayoría de los rcquerimiencos nu-
se: los reconoct" y rr.m1 en forma corrcx.tJ. Nlucho~ de esros rrasmr- rridorrnle~ durante el primer aJ'to de vida. No obstamc, los
nos pueden dcscncuJcnars..: por la inmaduri;1. rclaciva de los s~n:­ alimenros sól ido~ ,.n gcm:ral se imroducen a p¡¡rrir de los 6 me-
m::is org:ínicos. Los lacca11Ces son suscepribl<:s a alre.raciom:s mnri- ses. Si se decide aportar alimenros sólidos en la diera. ésros deben
cion:tlcs, problema¡, d.i.: alimc:ntación, alergia..~ por alimenros. reflujo considerarse un suplem<:nto de la nutrición toral y no como el
gasrroesufügico v cólicos. Los traum:irisrnos reorc enran la cmisa componenre principal. Los alimentos sólidos dehen Jdminisrrarse
principal de mu~rre du rante la lacr:mcia y pueden ser secundarios cxclusivamenre con cuchara. El agregado de cereales a la féirmula
a la aspirJción <le cuerpos extraños, la asfixia. los accidenres vehj- adminisrrnda en un biberón no e~ recomendable. No se demos-
cularcs, las caídas. el envencnamicnco, las quemad~ y d ahoga- rró que la inrroducción de alimenco~ sólido~ en la diera ayude ,1
mienro. La.~ enfermedades infoccios:is de la infuncia pueden repre- que el niño duerma más tiempo por laJi nod1L"S.
sentar un riesgo en niños 110 inmunizados de manera apropiada. El apone de alimentos sólidos en general comienza por la in-
corporación de un cereal blando. como d arroz. para luego agre-
Aspedos relacio11a.dos con la nutricwn. La nutrición ademada du- gar en forma gradual v~ecales. frucas y. por úlámo, carne. a m e-
rante la lacrancia es un factor imporranre debido al crecimienro dida que el niño aprenda a masticar y degl utir. Durame este
rápido durante esra fu.se dd desarrollo. La nucrición de los neo- período los lacrances aprenden a beber de un vaso. El agre~do
natos y los lacranrcs se basa en esc:ncial en la leche m:irerna y las de postres no es rccomcndahle en la medida en que se :igrcgan
fórmulas alimcnricias comerciales para lacrnmes. la American calorfas sin adicionar elementos nutritivos imporrnnres.
Academy of Pcdiarrics recomienda amamanrar al niño durante los En algún momcnro entre los 9 y los 12 meses la ingestión de ali-
primc!ros 12 mese.~ de vida. La leche proveniente de una madre mentos sólidos y f'O rmula infumil awncnra y se puede desremr al niño
bien alimcnrada es fácil Je digerir. aporra una camidad suficieme del seno m:icc:mo o d biberón. El descece puede generar ansiedad y
de nucricnres y calorías par<t el crecim icmo y el desarrollo nor- debe llevarse a cabo en forma gradual. Es posible que la madre nc-
males, y posee la ventaja adicional de ofrecer cierro grado de pro- cesice reasegl!rnrse de que su niño progresa con normalidad.
CAPÍTULO 2 Conceptos de alteración de la salud e n los niños 37

Evaluación Datos

¿Hay factores de riesgo matemos? Trabaj~de parto pretérmino íantes de la 37ª scmafla de la gestación)
Coloni:zación por es1:reprococos del grupo B
Ruptura prematura de las membranas 1> 18 horas anLes del parto)
Cuidados prenatales inadecuados
Bajo nivel socioeconómlco
Nutrición deficiente
Abuso de sustancias
lnfecdón o fiebre maternas

¿Hay factores de riesgo duranre el parto? Complicaciones perinatales


Líquido amniótico fétido
Fiebre materna

¿Hay factores de riesgo neonatales? Nacimiento pretérmino (antes de la 37ª semana de la gestación)
\1alformaciones congénitas
Asfixia perlnatal
Sexo masculino
Embarazo múltiple
Enfermedad neonatal coexistente

¿Hay factores de riesgo ambientales? Procedimlentos diagnósticos o terapéuticos tnvaslvos


Administración de agentes antimicrobianos
Medio ambiente de la !>dla neonatal

¿Hay signos generales de infecc16n? Alimentación deficiente


1rritabilidad
Letargia
Temperatura corporal inestable

¿!:-lay signos cutáneos de infección? Petequias


PC1stulas
Edema
Ictericia
Esderema

¿Hay signos resplratorios de infección? Aleteo nasal


Ruidos espiratorios
Retracción intercostal
Taquipr.ea
Apnea

(.Hay signos cardiovasculares de infección? Tuquicardia


Bradiamlia
Hipotensión
Cianosis
Disminución de la perfusi6n
Hepatoesplenom~alia

:.Hay sjgnos gastrointestinales de infección') Emesis o restos de alimentos


Distensión abdominal
Deposiciones sanguinolentas
Diarrea

_Hay signos nerviosos centrales de infección? Hiporonía


Hipertonía
Escasos movimientos espontáneos
Convulsiones

El hemograma completo es anormal? Granulocitopenia


Neutropenia
Aumento de la propordón de neutrófilos inmaduros
Cuerpos de Dóhle
Gránulos tóxicos en las células
Trombocitopenia
Anemia

• .irome del lactante initable o cóliro. El cólico en general ~e de- niticsrn con llamo estentóreo, po~ic1<ín genuprcroral e irrirabilid~d
. . ·no un dolo r abdomin:il p~croxislico en un b cr;rnre y s..: ma· cxcrema. 1.o~ episodio~ de cólico pueden durar entre varios minu-
-. - ~' ..
~ ~- ~""
- . - :·,""_:!
'"' -....· L,

38 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfe rmedad

ros y varias horas por dfo . Duranre esre lapso b mayoría de los es- comprenden dormir en decúbiro ventral, ernia negra o aborigen
fuerzos dcsrinados a calmar al niño o aliviar b s molesrias son in- no rre,1mericana, BPN, madre jown. falrn de cuidados prcnaralcs
fructuosos. El cólico se observa <.un marnr frecuencia en niños m..:- a<lt'cu,1dos. rnhaquismo o uso de sustancias prohibidas durame el
norcs de 3 meses. pero puede pcrsisrir. hasca los 9 meses. <:mb:irazo y exposición al humo de cigarrillo ambicncal:
El cuidado de un niño con cólico puede se r frusrranrc. No l ~1 posición en decúbito vemr.Ú durame d suerio es un facror de
hay un facmr etiológico ún ico identillcablc como causa del có- riesgo signi.tkarivo para el SMSL. Su frecuencia es más de tres veces
lico. lo qt1e implica que rampoco se cuema. con un rraramiento emre los niño;; c:¡ue duermc'n en decühiro venrr:.il rcspccm de los que
cspccífirn. Se imenraron numerosas récnicas no rnc:dicas y admi- dt1crmen en deci.íbiro dorsal.· Los programas de ed ucación masiv<i
ni,rrar distinto~ agt:ntes farmacológicos , como amiespasmódicos, pan que los padres eviten que el niño duerma en decúbito ventral re-
~edann.:s ~· compuesros para comb,irir la flani lcnci;t. Antes de r<.>- dujeron en grado significativo la incidenda de SMSL.
c urn r a un farmaco deben agorarse h1s intervenciones no farma - La causa precisa de SMSI. se descnnoce. Las reorías eriológicas
co lógicas. Es probable que la medida aisl ada más imporrnme en se cenrran en .tlreraciones dei rronco cerehrnl que imerferirían con
.:ste a~pe,:w sea tranquilizar a los pad res. Muchas ''eces la madre un control cficieme de la función cardiorrespirnroria. Lts manifes·
(o la person;i encargad a dt: los cuidados p rim;iri o~ ) no puede ad· raciones .:aracrt:rísticas comprenden apnea del sueño prolongada,
mirir l..1 li·usrración qm: Je gencra su incapacidad de consolar a! au mento de la frecuencia de pausas inspirawrias breves, respiración
n iño. Una d iscusión franca y abiena del probk:ma puede ayudar periódiL-a excesiva y respuesra de.llciente ~1 un aumento del dióxido
:i que acq>Le sus sentimicnms de frustración como algo normal y de carbono o a wu reducción del oxigeno. El diagnóslico Je SMSL
,¡m: c~l<: eníoque le permir~\ manejar mejor al ni ño. requiere que se lleve <I cabo una aut'opsia para descarrar orras cau-
sa.~ de muerte. Es importanr.: d.iferenciar la de un;i muerre por mal-
Falla del creámieHto. El concepto <lefaifa dt'l cm:imienro se refien: trnto, y todos los casos deben investigarse de manera exhausriva.
a un Jcsarrollo in,1propiado del niño dt:bido a la incapacidad de El soporrc de b Familia de u n bcrante que fallece como conse-
b'mc11ra r o t1ri liza r nurriemes esenciales. La falla de l crecimienro cue ncia de SMSL es esencia!. Los padres de esros niños con fre-
~'uede ser org-.inica o no. l..i primern e~ C\>ll:><:cu...:ncia de una C•l LlS.1 cm:ncia st: sienten culpables. La necesidad de diferenciar una mncrre
tl>it•lógil;1 '!Lle impide que el l~cr:inre obrenga o m ilice los nu- por SMSL de una sernnJ aria al maltrato aumenta d sentimiento de
1riemc~ en forma co rrt·cta. Un ejemplo es un niño con una re-
culpa. Una wz esrabiecido el diagnósrico es importante infomur a
-.:n·~; delicien rc de energía secundaria a una m;ilform:ición con-
los familiares acerca del SMSL Lo~ profesíonales de la sa.lud deben
gC:nira q ut· ditlculrn b succión r la alimemación. La forma no conocer a la perfección los recun;os disponibles para los familiares
,1rg.ínica se produce por taccorco psrcológicos qm; impiden una di: un niño fullecido po r esr;l ciusa. Es importante tener presem es
in¡!csri<Ín de nutrientes ;1prnpiada. Un ejemplo e~ un aum enro in- a los hermanos del niño fallecido. Los n iños rambién requieren in-
·ufki.:nrc del peso corporal secundario a una ingesrión inapro- fom1ación y avuda duranrc el proceso Je duelo. Algunos niños ~e
pi~.¡d 1 de 11mrienrcs debido a la negligen...:ia <le los padres. culpan por la muen:e de un l1ermano menor o piensan q ue pueden
El Jüguósrico dd ripo de falla dd necimienco requiere exa- morir de la m isma forma. Es muy frecuenre que ellos no reciban la
men fr:-íco, <Lnamn~i~ y seguimiento cuidadoso. El crecimien m intOrm:ición qut: necesitan porque lo~ adulLOs tntran de protegerlos.
indi\'idual <le un lactanre put'de comp;ir;trse rnn los esrándares de
crecimicnro y desarro llo normales. Los casos de falla del ~'rec i­
rnienm o rgánica por lo genera l son más taci les de identificar que Traumatismos. Los rrnttm<1rismos rcpn:scntan la causa prin..:ipal de
muerte emrc los G y los l 2 meses de cd:id. La aspiración de cuer-
de no o rg<ín ica. El diagnóstico de esr:i úl rima requiere un estud io
pos exuaños, la :15tlxia. las c.1 ídas. el envt:nenamiemo, el ahoga-
exhaustivo de los antecedentes del niño, la siruación sociocconó-
miento, las quemaduras y ocros danos corporales p ue<lc:n ser con-
miGl de los fam iliares, la relación enire lo padres o mrorcs )' el
secu:?ncia de la cu riosidad crccienrt: del hcrnrne por d med io
11iiio. y la evaluación de bs prácricas de al imenración. Los facto-
res no orgánicos debe n considerarse Lu1a pusibiiidad en una Fase
circundanre. Un medio ambieme protegido es esencial para pre-
iem prana de cualquier caso de falla dd 1.:rcómien to.
venir lesioné·~ mmmár.icas. No •.:s posible lograr una prorccció11
ambienral absolma, pero la vigibncia esrrecha del niño por una
El rrarnrnienro de la folla del crecimic:nro depemle de la cau~-a .
Dado que las deficienci;is nurricionaks de larga d;tra pueden condu- persona compcrcmc es fun damental para prevenir accidenres.
Los accidcmcs <lUromovilisricos ~on responsables de un por-
cir a alr...:raciones dd crecimienro físico e Uirdct.'tual, la administra-
cenraje imporranre de muertes infantiles. Después del año de edad
ción de una nutrición odecc1ada es un facwr esencial. En caws de fa-
rcp resenran la cat1sa princip:1l de muene accide nral. La mayoría
lla del crecimii.:mo orgánica puede ser nec~sario recmrir a métedos
de los Estados de los Esrados Unidos exigen q ue los niños se ubi-
que permiten aLtmcmar fa ingestión nurriciúnal mediante la correc-
ci6n de la densidad calórica de la f6mu1la o la nutrición parenreraL quen en ~isien ros e.spccialc::.-; provistos de u n cinmrón de seguridad
micnrra; viajan en un vehículo :wromoror. Se considera que la
Sfndrome de muerte sffhita del lactante {SMSL}. El SMSL, defi nido parre rned ia del asie nro rrascro es el sitio m:ís ~eguro para el lac-
como la mu ene st'1bi ra de un ktcmnrc menor de un af10 que no tanre. Muchos bospi ra.le.s n.o dan de alta a los niños h,isr;i asegu-
puede :mibuirse a una causa específica despué.~ de la autopsia. la rn r<>c de que sus familiares cuenran con un asiento de seguridad
invesrigadcín de la escena d(• la muerre y la revisión de los amcce, apropiado en d vehículo Familiar. En los Esrndos Unidos. si los
dentt'S del niño, es la rerccra c::ius:1 de monalidad infanril entre ni- fam iliares no cucncan con los recw·sos necesarios pai·a adquirido
iio~ de codas las emias en los Esr:tdos Unidos, y es responsable de hay ;isociacionts q ue donan o pr~i:an esros accesorio~ indispen-
alrededtlr de un 10% de w<las las mw.:rtes i 11fom.iles.~ .En los Esta- sables. Los profesionales de la salud deben educar al público acerca
dos LniJ os, el SMSL es la principal causa de morralidad infantil dd pel igro que implica transportar niii.os pequeños en vehícu los
duranre el perío<lo po~nconat;il (enrre t y 12 meses de edad). En ~i n adoptar las precauciones necesa rias pa ra proregcrlos.
ese país, el SJ\-151. e<: responsable de la rnu.:m: <le al reJ edor de 7 .000
lacr:rnres por ~1ño."·"' 1 •5 : La causa específica del SMSL se desconoce. Enfermedades itifec:.ciDsas. Uno de los mayores progresos en el re-
Los fonores asociados con wi:;; pre\'alenci.1 aumentada de SMSL rreno de la salud infumil consisri<'> en la in munización general de
CAPÍTUL02 Conceptos de aheración de la salud en los niños 39

lacramc~ y niños conrra las rnfcrmcdadcs conragiosas de la in- PRIMERA JNFANCL;\ . _ ~·


fancia. co;,,o difteria. co~ ferina, réranos. poliomicliri$, sarampión,
papt:ra<. rubéola, hepari ris e intccción por H,;nnopbi/m i11fl11m- • La primera infancia abarca el período comprendido
z.i1r tipo B. l.:i inmunización conrrn esras r nte rmedades in feccio- entre los 18 meses y los 5 años. inclusive. y se
sa~ redujo las rnsas de morbilidad y mortalidad en lacranres y ni- caracteriza por un crecimiento y un desar rollo
ño.~ Je corra edad. Esr:is vacunas se adminisrran en momentos continuos.
cro nológicos dererminados como parte integral del plan de S;llud • Durante este período se atraviesan los estadios de
durancc la lacrancia y b infancia. Sin embargo, los programJS de
niño pequeño 118 meses a 3 años) y edad preesco-
inmunización no erradicaron por .:omplero rodas esras enfer-
lar (3 a 5 añ os).
medades, sino que redujero n su pn:vah:ncia. Los programas de
inmuni7.ación ;;olo son diG<ces si mdns lm niños se vacunan. Aun- • Los logros principales comprenden el desarrollo y el
que l.1 mayoría de es-ras vat:w1as puc:de adminisuarse eu <leparca- perfeccionamiento de la locomoción y el lenguaje. que
mcmos 5,\nirarios loGJles a un bajo cnsm. muchos lactances y ni- se producen a medida que el niño pasa de la depen·
Jíos pequeúos no se inmuni-z.an en forma si~temática o no cumplen dencia a la independencia.
el plan de vacunación complcro. Es necesario desarrollar méco- • Durante la primera infancia el niño comienza a inde·
Jos para aumtn rnr d wmplimii:nto Jd plan de vantuación y d pendizarse. El niño pequeño debe adquir ir una sen-
acreso a dh. l .;1s rccomcndaciom:.'> rd:h.-ionadas con la inmuni1..a- sación de autonomía y superar sentimientos de
ción pueden modif[carse a medida que l::ts in\·esrigacioncs con- d uda y vergüenza . El que se encuent ra en edad p re·
duzcan al perfe.:cionamienro de la~ \'acuna, o pcrmican una com- escolar debe adquirir capacidad de inicia tiva y
prensión más cabal dé los minoorganismos causales. desarrollar una conciencia de las cosas.
• El aprendizaje es continuo y progresivo. y promueve
l:.n resumen. la lactancia se define como d p::ríodo transcurrido las interacciones con otras personas. una conducta
encre el nacimienro y los 18 me'ics. Duranre esre pcríodo el niño social apropiada y una conciencia del rol sexual.
cn:C<: y >t: desarro!Ja con rapidc:L Li i11maclura relaci,µ.t de nu-
merosos sisremas orgánicos aumenn el riesgo de una diversidad físico es de menor magnimd. Durame d esodio de niño pe<jueño
de enfermedades. El nacimiemo desencadena \-arias 111odif11:a- d peso corpmal aumema en el un.len <le- 1,8 a 2,7 kg por año (un
ciones de los sistemas orginicos par3 faciJirar b ada?cación a la promedio de 2,3 kg por año). A los 2 años el niño promedio pesa
vida exrr.n1terina. El nacimienro e~ un momcnro crítico. y b mab 12 kg y a los 2.5 años el peso corporal es cu:mo veces mayor yue
:1daptací6n o las lesiones rraum:hica$ duranre d p~no repH:Seu- el regisLra<lo al nacer. Al llc:gar a la <::dad prc:t:scolar d t:recimic:mo
ra n una causa r rincipal de: mut'rtl' n clisc~1pacidad. El naci mirmo físico decrece en forma considernblc. Durame csre esradio el peso
prxr~rm i no represema un problc:m:t de: salud imponame en los corporal aumenra alrededor de 2.3 kg por año y <:asi todos los sis-
Esmdos Unidos. El neonato pretérmino corre un riesgo aumen- cemas orgánicos maduraron en forma complcra. A los 3 años el peso
tado de numerosos rr:mornos debido a la inrermpción del creci- coporal promedio es dt' 14.5 kg, mienrra~ qut" a los 6 es de 2 1 kg.
micnro inrraurerino y la inrnadure7. de: los si~remas org:inicos. En la primera infuncia ia cscarur;1 :iwnema como promedio 7.5 cm
por año y esre incremento se dc:be sobre rodo a un aumento de la
longirud cíe las piernas. A lo~ 2 años l:i esmcura promedio C'i de
86,6 cm y a los 6 es de 11G cm. Ouranre los dos primeros ;uios
1Primera infancia de vida la ci.rcunfcrcncia cr:me:in:i :iumenra 2.5 cm por año. A par-
Lir dl' to~ 2 años la circunferc11ci<1 cmne:111a rrece con lentirud v :1
Dt'sp11éJ de rnmple!trr es111 serció11 del c11pímfu podrti nlcrm:wr fm lo~ 5 aiíos d aumento promedio e~ d~ 1.25 cm por año.- ·
::;11iemes obrávos: La maduración de los sisrcm:is corpor.1lcs cominúa dur:uire la
primera infancia. El aparara respir.uorio crece y madura pero, <lc--
[)~·finir lo que S:.' COll(JCC como primera infancia. bido a b inmadurez rda riv.i dc- la~ vías aert"as, son frecuenrcs la
Describir d crecimiemo y d dearruUo <lurame h1 primem infuncia. OCÍliS media y l~ infcn..Íont;S í~)pirarori<~. fJ lÓrrtX Con forma dtt
Comentar los problemas <le ~alud fr.-c111:n1c:s durame la pri- ro ncl, ca~at:rcrística de b lacr:inci:i., comienza a adoprar una forma
mera int:incia_ más scmejanre a la del :idulro. L1 frecuencia re.,pir:uoria de la lnc.:-
1.mt.ia disminuye en pi om~d io :1 20 :1 30 rc:>piracion~'S poi minuw.
l .1 primt:ra infancia se <lc:finc- como d periodo rranscurrido 1,;i respir:1ción conri núa siendo :i.hdnminal hasra los sicrc :iiios:
··.- los 18 mcses :• los 5 años. Duranrc esre períod,) d niño atm- FJ crecimiemo neural aún e~ r.ípiJo Jurann: la primera in-
. 'J b:. crapas <le niño pcque1ío ( 18 mcs~-s a 3 años) y en edad fancin. En esm hlsc d crl·cimknro e~ sobre rodo hipcmófico. El
.'..:olar (3 :1 '> años). A medid;1 c.¡uc el ni ño orrnvicsa csros t'S- cerebro :drnnrn el 90°1(.l del mmM10 del :1dulro hacia los 1 ai1 1..1~ dt
- ,, sc producen numcrofüScambi(l). Los logros principales du- ..:~bd. El modo <.k crecimie1110 n:Í:1locaud;1l y proximoJisral con-
.• .:-~ce período comprenden el des:lrrollo y el pertecciona- cint'ta a medida que se completa la mielinización de b corrc7.3, el
• .Hú de la locomoción y eJ lenguaje. que cienen lugar a medida tronco cerebral y la médula .:~pin:J . La midii1iz.<1.iún Ji: la m~­
•• 1 ni1io pasa de b dependcnci:i a b independencia_l!·l• dula espinal se completa hacia lm 2 :iños. En csrc momenro cro-
nológico pm:d:.: lograr~c el comrol de lm csfínreres anal y urt:cral,
1' se domina la mouicicbd fina de l:i locomoción. l:! m:iduraci6n
_ "" ::.:11\11E\iTO Y DESARROLLO
~onri nua del sisrema neuromuscular se reflcj.1 en la adquisici<'in
· .: primttr.i infancia es un período de crcci:nienro fisico y m:i- de un conjumo complejo de habilidades moiril·es groseras y finas
::1111 incesanres. En comparación con la hcmncia. el crecimie1110 d11r.1nre la primera infuncia.
40 UNJDAD 1 Conceptos de S<Jlud y enfermedad

te~ podrían prevenirse medianre el uso de cinturon<::!> y sistemas


de: seguridad apropiados en los aucomóvilcs. Ocr-a.~ causas princi-
pa_le~ ele accidc mes comprenden el ahogamienro, las q11emadurns.
el envcncnamienro. las caídas. la aspiración y la asfixia, así como
lo~ mwmarismos corpo1~tles.
Las en~ermedad~ infecciosas pucckn ser un problema d ura nrc
l:i primera infancia dehido al .ium.:nco de la $Usccpribilidad a la in-
fttción . Al reciedor de c.~ra época el nif10 puede comenzar a concu-
rrir a una guardería. lo qu<: atuH<::nta d grado de exposición a otros
niños v a las cnformc<lades infru:iosas. Los ¡ras1ornos más frecuentes
son hi._~ cnfennedades concagiosas de la infu.ncia (esto cs. resfrío co-
mi.'rn, ín Auenza. ,·ariceb e infecciones del tracro gasrroinrestinal).';
El m;Ll Lraw iz:fanril es un problema de imporr.mcia creciente
i:n los far:idos L: nido;. Aum¡ue las cifrn;. varían ~egún los métodos
J.c medición y las ddin icion~ emplcadns, !.is csrimacioncs más fia-
bles indican que alrcddor <le 1,4 millones de niños que residen en
los l::..st.idos Unidos padect>n algun;; forma de abuso.'-' El malmuo
cornprende !a neg;ligcncia fís ica r emocional. d abuso físico )' el
;1buso scxual. b nt.:gl igencia repr::senrn el cipo de malrraro más frc-
cuenre y puede adoprn.r las formas de prrv;Kión de las necesidades
básicas L) L·mocionale"> del niño. Esrc problema ;i mi:nudo se arri-
h11ve a la fulca de educación <le: los padres. El alm:;o físico es el mal-
trnto físico deliberado dd niño. b probable gue sus causas sean va-
ri:id.:is y los facwre:. predisponentc:s se relacionen con los padres, los
n[ños }'el medio ambicm.:. El abuso sexual niuesm1 una inciden-
cia creciente y abarca un e;pectro de vejaciones. El ahu~1dor típico
<:.s de. sexo mascnlino. Los niños a menudo no denuncian los abu-
El crecimienro y b mad uración del sistema musculoesqueléticu S(l> pnr remor <1 las represalias o que su imcrlocurnr no I~ crca!-;3
cominúa con la osinca.:ión del ~i~tcm~• csquelt.:cico. d cct.>eimicnro
ck las piernas y las mu<lifia1óones de las proporcione$ enrre lo~
músculos y el rejido adiposo. Las piem:i~ crcccn con m;rvor rapi- En resumen, la primcrn infancia se define como el período mms-
dez. que el tronco; después del primer año <le vida. :1lrcdcdor de dos <.:urrido emre !os 18 meses y lo,; 5 ai1os, y abarc1 ai niño pc:-
n:rcios dd awnemo de: la csra trura corporal corre:1pondt: ;i] cr..:ci- queño y al qu t· ~-- encuenrr:i en t:dad prcesrnlar. Durante c;tc
mienro de la; picnus. ti desarrollo musu1lar ;e acom paií:l de mu período el crecimicnro v el des-arrollo conrinúan pero con menor
reducción correspondit'.ntC de l.1 •Kll1nula..:i6n de rcjido :i.djpfJso. rapidez que duranre el período premral y la lactancia. En la pri-
D Lu·ancl' l:i primera infancia d nií10 Jumina numerosas habi- mera infancia la mayoría de los sisremas orgán icos llega a Jama-
lidades psicosociaks. En esre pc:rfodo el niño comienza a inde- dura y el nir1o adq uit"re locomoción e indcpmdcm:ia. Duran ce
pendiz,1r.s c y está en \'Ía;. Je convertirse en un ser social que co n- esre período aún hay rii.:sgos de s.afod significativos, sobre codo
rrola su medio :tmbiente. El dt·s"rrollu _I' c-l pcrft:c<.:ionamie1110 de relacionados co n las cn r~ rmedades infecciosas y los accidences
las <.apacidades rnoioras groseras y finas permite ia realización de rrnu mácicos. Esros ülrimos rcpn::senGln b causa principal <le
una innumerable canridad de tarl"as y acrividade.\. El aprendit:aje mucrre du rante b nrimcr~l infancia. El abuso i.níamil st: ..:l>nvir-
es concinuo y progresi\'o, y comprende inreracciom:s con orras tió en un problt'm<; s~mitario impormnre de frec~1cnci~1 .:-rn:ientc
personas. una conducra social apropiada y !a dife rcnci.1ción de los
ro les sexuales. Erikso n de~crib ió b.s car.-:.as que Jebe s::-r cipaz de
realizar un niño Ju rante la primera infanci<l. El ruño pt·qul'iio
debe ,1dquirir un semido de au tonomía y a mrrarrcsLar un scnLi-
1Años de preescolaridad hast.a la segunda infancia
micmo de dud.-< y vergüenza. El nifio en c·d;.¡J pre<'scolar dehe ad- Vt'>put~ di· «ompk rtzr este/ m·ción del nzpítulo podrd 111'cm1z;m· !ns
quirir un sentido de b iniciariva y d~:irrollar una coucie;:nci:i.1- úguimte.i ohje:nm.<:

Ddlnir la rtlad escolar 1cmpmm1.


PROBLEMAS DE SALUD FRECUENTES Caracrcrizar el crecimíen ro y el desarrollo que rienen lugar
duramc l:i edad escolar rempr:111a.
L1 primern infancia implica riesgm. significarivos para el niño Comentar los problemas de salu<l mas frecuentes duranre la
en vías de cn:cimicntu v maduraci<in. Las lesione> traumáticas son edad escuhu· tt'rn prnna.
l.a c:msa principal de ;m1erre en niños de 1 a 4 años ~, 1:i inci-
dencia de lesiones traumáticas solo se supera du r;inn: b adoks- l:.n este <::tpírn lo la edad escol:ir temprana y la segunda infan-
u :.nóa. L.1 locomocíón y la fa lra de c;ondencia dd peligro h:1ten cia se defi nen como el periodo cr:mscurrido cnrrc el de la escuela
que los que se encuemran en edad precsctilar corran un riesgo en 1· d de la adolescencia. Estos 6 años de la vida se a.socian con nu-
parricLÚar elev:ido de craum:n ismos. Los accidence.> amomo vilis- ;11erosos dc'Safím. Cuando una persona rememora su "infancia., a
ricos son responsables d<:: c;isi un 50% de codas las muc:rtes acci- menudo éstos son los :iños que recuerda con mayor claridad. Lis
den rales en t"Ste gru.po. Mw.:hos de lo$ trnum;Hismos y hs muer- experiencia:. vivid~ dunuue esre perío<ll> ejercen una rcp(:rcusión
CAPÍTULO 2 Conceptos de alteración de la salud en los niños

respiratoria siguen en disminución y la pre5ión anc:rial .iument;i


l'íl forma grnduc1L El creci mienm ocular conrimfa y la hiperopí:1
• La segunda ínfanc.ia ló a 12 años) abarca el período normal de la ed:1d prccscol.1r s.: conviene en fo rm;i grad unl en una
comprendido entre el comienzo de la escuela y el vi ~ión 201'20 haci:i ;1lrcdcdvr <le los 1 1-12 anos. Durnnte h1 ~e­
de la adolescencia. guada infanci~i se recomienda una evaluación frecuenLe de la fiin-
• Durante este período el niño aumenta como prome- ción \'iStLll como parte imegral de los exámene.<; c.k rutina.
dio 3.5 kg y 6 cm por año. y este crecimiento se pro- En esre período ::onánúan la osificación y la mincmli'l.at.:ión
ósr:<is. Los huc~os oo r~i~1en la compresión y bs rensiones mus-
duce en la forma de tres a rn~tro estaflidos por año
culare> con L1 misma eficiencia que los huesos maduros. Es im-
que duran alrededor de 8 semanas cada uno.
poname adoprnr precauciones para pn:\'\:nir alrcracio111:s <le la cs-
• Se produce un aumento progresívo de !a fuerza
rrucrura (J~<.-:l, ~umu d mu de cal~1Jt1 1..ó111odo 1' sillas y \'M.:r i curiu~
muscular. la coordinación y la energía. así como la a<l.:cuadus p.lr:J t:1·i1:1r rr:1..< mrnos poswral ~s. Dur.1nre e~ re estadio
capacidad de realizar movimientos complejos. como Jd ..:r::<:imi..:nw t') imporrame e\':lluar de manc::ra regular al niño
lanzar el balón al cesto. tocar el piano y bailar. parn dctccmr una posihlc escolio;is \vé.1se cap. 58).
• Durante este estadio el niño desarrolla las habilida- Hacia fine<; de l.i sc::<¿.unda infom:ÍJ, bs diferencias físic;;s t'nlrt"
des cognitivas necesarias para considerar varios fac- :lmbos sexoi; sc ror1un más :i.p.i.n:nrt'~. l..1~ niña.'\ en general in¡?r::-
tores en forma simultánea 'i evaluarse a sí mismo y san en b pubenad alrde<lor de :? años .tnt<"S que los varones, lo
percibir el juicio de los otros. que dcrcrmi.na Jifon.·ncia~ notables J t: esr:icura. ptoso uirporal )' tlc-
' arrollo de In~ caracrere~ se.xuales sec..und.lrio~. L is ,·ariaciones cn-
rre niños del mismo sexo son muy amplias. Fscas diferencias pue-
den ser sumamenrc difíciles <ll· acl·prar y manejar par.1 los niñm.
marcada <nhi~ d dei.arrnllo tísico, cognirivo y psicosocial dd nifü).
El ingreso en d árnbico <..'~ol:tr ejerce una r::percusión mayor
' comribu~·cn en ¡rran m~-did:i a Jdinir d .1Jull<) en quien M: con-
'"bre el dc.">armllo psicosocial del ni1io. Durame cs<e período 0>-
\errirá d niño.
mienzan l<b rdadone~ con otros niiio~ y Lt fonnacjón de grupos.
Los par~ dc1'ii:nen m:h in1porranres J mt'd ida l.J\i<: d 11it10 deja h1
LºRECIMIENTO Y DFSARROLLO s:::gurida<l dd med io liimiliar pam i111crrcl:iciomirse con d 111u11dt1
cxrerior. En csrn fo~c IM niños en gener:i l comiem.an a crc.-:ir l:iw~
1\unqm.' d <.'1'1:tir11i1:nto físico cnmi111í:1 en IC.mn:i -:onsCJllle tlu- más fuerte~ con su~ "mejores amigos~ indi1·idualcs. aunque: éstos
r.lmc la edad es.:olar cemp:-,tna. el ritmo Je: crcc11nienco es mi• cambien con frecuencia. Duram.: cst<.. p<.:ríndo comienza a m:mi-
km o que en las l"C.tpa.s :ulrl-rion.~ y l.1 .1dnh~n·nc1.a ulrerior. Uu- fcsrar~..: <.:on m.is claridad la personalidad Jd niño . .Si hil"n t'.'$ca .nin
r.mte la segunda infanda d niño ::'n gencr.tl aw1)enr:i enrre 3 \' 3, "i kg se encuencra en vi.1.~ de desarrollo, pueden apreci<'.l><-' el ttmpera-
k pe<;o ~; crece alredl•,for d,· 6 c~1 por año.' El nirío de. 6 :iño~ memo }" d l:'11ÍtJl)\IC de la ,-ida hmdamenrales Je la p::rson:t. la llla·
¡'mm..-:dio mide 1 16 cm )' PL'~ª :Jlredl.'.dor de 2 l kg. Hacia lm 12 d urez puede ac.:ompaiiarse de modific;1ciont'.' de la personal idad.
_ne» este ini~mu 11i1io ¡.nrc.:<lc p.:sar 1 iO kg y mc::dir 1'iO cm. Du- pero las carai.:rcristicas principalc' pu<:·dc11 pernuncccr i1ll'.triabks.
-: me t'~ta fa!>c.: la dirc:-rcncia de camaño corpnr,tl emre rnront'.~ y ni- F.ribon llegó ,1 l:l conclusión :.le 4ue d logro principal de 1:sr.1 er~1p:1
. 1s ..:s mínima. ~ lo!> varun.:s son ligcr.trrn:ntc mi~ :ilcos :·pesado,. .:s d desarrollo de dcmcra o el ..:umplsmicnro de tarea~. 1 - La 1;11ra
Dlirame l.1 segund:i infunci.1 ¡¡umenrJ l.1 lnngirud 1.k las piern:i~. de re-.i.Lización Je es1c lo~m gcnc1:1 una scmatiém Je infcriori<lad o
''Jl'r.1 la postu rJ •·orixir.il y d ccn1 m de gr,m:&1d desciende. EMa$ i:1~ompei\.'.J1LÍa (¡u..: puL-de i~rcrf.:rir con el progreso ulterior.
,1,füic.ióones pued,·n dc.:R-rrninar que lo~ ni1ío' :.t."'"1 m:i;, ¡;r:ititi-
. ' .mmenun b c:tp::tcid:id de ucpar, :m<lar <.:n hicidern, parin;1r
·;..1lizar 0tras :icrividadcs física~. En .:~1:1 fase tamhié!l <lisminuyt· PROBLCMAS DE SALUD FRCCUENTES
tuimubción de grasa corporal, lo lJUe t"t1mbi11.1<lo con la d on-
- :tón de lo;; huc:soi. .:onficrc un aspc..:to nü~ i:-srili7.ado. A 1m:didtt Debido al nivd elevado de co111pec<.:11da inmune dur:illlc b
__ 1.füminuye b grJ.S:t corpor:tl ,n1m<..'nr:1 b m.isa mu..;cul:ir rn:lb'T:l. ~..-gumb ir\fan..:i:1, en esta fase haY una \·enraj:t inmu ne en rd:tción
.i.1 los 12 año) los v-arones y la:. niñ:is duplican su fut:rza corpo- co'n las ecap:ti pre'\·ias. Juramt· ~.m: pl.'ríodo la c.ms,1 principal de
. •us hahilid:id~s füiLaS. 1\unquc: L1. fu.:r1.:1 muscular aun:cnta. entcrm1:dad es la infección respir:irori,1. seguida de lo' rrasiornos
·nLi$t..ulo) aún )On 1d.tfí·.-:um;ntc inmaduros y ha)' riesgo dc le· ga>rminrcstin<llcs. La causa principal de mucrre ..:stá represen rada
,Juramt: lo~ t:jercidos fisicos inicnsos (p. t-j., acfr.-ich..:b, dc- po r los accidemes. en especial los auromovilísricos. La inmuniza-
·:r\.lS) . A medida 4uc: aumenra la Iongirnd del cuerpo disminu· ció n conrra b~ principa1CT, c:n.t~rmedades comagiosas de la infan-
• l cirt.1Jnforcnci<l cr.in<..'ana y la circunfof\:ncia de la cinrura. y t:i.1 contribuyó a mejornr en gra<lo nornble la ~alud de los nii1os
- • nra la longirud de las piern:is en relación con la t.-srarura. en la niñez. temprana.
: _., proporciom:.> faciab se modifican en l.i medida en que l::i Enrre las medidas sani e.aria.~ apropiad:i..' dura.ore ese erapa se
· . r;:-ce con maros r:tpi<lt:"L que d n·)l0 del cr.lnG-o. Durame b induven los cuidados denraks. En los Esrados Unidos, la inci-
__ ~.la infunci,1 d crc:·dmicnro dd cerebro\' el cráneo e!' minimo. dencia de caries <l.isminuyú con d agrtga<lo <le flúor a la mayoría
~.-nr1.:s d1.· kchc sr r<..'i:mplaz:m por los p~munenres. En el mo- <le los sisremas de= provisión <le agu.i. Duranrc la segunda infun-
. •en q•u: aparc.:en <..'S posih!e que lm dientes perrn;inc:nces pa- cia aum>:!nta t"ll grndo significari vo la incidencia de• caries dt:bitfo
:-. Jcmasiado grand;:s en relación con la boca y el rcsm de la a los cujdadus dcnrales insufi ciemcs y a 1:1 ingcsrión de gran can·
¡:-,,:ro esta J cspropor.:ión desaparet::c J medid:t qut- d roHro ti<lad~ de ;m'tcar. F.s posihle que en esr,1 fase el ccpiUado denrnl &ea
'.)uraiuc e~ 1 e período los req uerimientos calóricos en gene- ineficienrc, p~ro muchos ni ños rech:iz:sn b ayuda Je los padres.
.. 11cnorcs que <luranre las fase prcvi.u. )' l:i adolescencia ul- Las infecciones por agences baccerianos y micóricos represen-
. crecimicnro cardíaco es lcnro. Las frecue.ncias c.·udiaal ) tan un problema frecue11tt: de la infanci:1. faras infec<.:iones por
42 UNIT)AD 1 Conceptos de salud y enfermedad

1Adolescencia
Después de romplnnr mn serrió11 tbl rnpítulo podrá nirnnwr los
.<igum1m objetivos:

Definir las caracrc:risrkas del período conocido como t1doles-


ce11cia.
Caracterizar las alteraciones fisicas )' psicosociales que tienen
lugar duramc l:t a<lolt:~ccnc.:ia.
Mencio11a1 lo~ objetivos del desarrollo que <leben cumplirse
en la adole.~c~nda.
Describir la~ preocupaciones frccucmes de los padres con res-
pecto a su hijo adolescenre.
C:omenrar la forma en que b s alreraciones producid<tS duran-
te la adolescencia pueden afectar las necesidades relacionadas
con la s:ilud de los ndolescemes.

La adol<::>c.:<:11cia c.s 1111 período de transición cmre la niñez y


la adul t~'Z . D uranre la adolescencia tienen lugar imporranres al-
teraciones fí~icas , ~ncia lt'~, psicoMgicas y cognitiva <;. Estas modi-
hGtciom:s no se producen con un cro nograma estricco. sino que
tienen lugar en Jilc:re1m.:~ momcmos de:: acuerdo con cada calen-
d:i rio inre rno. IJesdt una perspectiv.1 pr:íctica, se considera que la
adolcscC'1u:ia <:f>micnta con el desarrollo de los caracter~ sexuales
sc-cundarios. alrededor de los l 1- l 2 años. y rermina una \'ez com-
pl::t;1do el crccimienro 50111ácico. e11crc :ili-e<le<lor de los l 8 y los
2() :tñO\. fata erapa por lo general COm it'm.a }" finafüa más rápido
en las nin:is que en los varond. La adolescencia en sí se exriendc
dc\ck- lo; 13 h:1~ra lo~ 19 .1ños.
l\c iclenrificaron \':tri.is -rarea~r que deben cumplir los adoles-
In general se manific.:sr.1n l"Clmo c.:nfem1ethdes respir:aorias, gas- cenres. como indc:pendiz:irse de los padres. a<loprar cO<ligos de pa-
r~.)i nresur.ak·~ o cur:íncas. Las infeccion~ cucineas se observan res y decisiones relacionadas con un estilo de "ida personal, la for-
cu n m.1~ ur frecuenci.l en e\Ce grupo de edad que en cuak¡uier orra macifin o b rc,·isi<ín de la imagen corporal individual y aceprar
.:r.1pJ de la '"ida. fenómeno que es probable que se rdac.ione con una imagen corporal que puede ~er "impcfrcta", así como esta-
~ l .tumemo <le la c.:xposidón a lo, foccon:~ craum:hico>. Dur.mcc blecer las idcncidad~'S 'cxu:il, yoic.a y vocacional.
~ te periodu pm.'llen manifosurse por primerJ vez orms proble
mJ' J.: dud agudt1s n cr6nico$. El :isnrn SeLumbrio a reaccion -:~ CRFCIMlfNTO Y DESARROLLO
JL:rgicas .i 1m:nudo M: manilJesm por pri mera vc:-1. <lurame la se-
gunda i11fa11cia. l:.n t•sre período rambiJn pueden ap:!n:clT sín m- La adolescencia es a~~t:rada por la acli vi<laJ hormonal mediada
m,1~ ,k· -:pilepsiJ y num erosos prncl'Sos malignos dc la infancia. por d SNC. El crecimienro físico ~t' produce en forma simultá-
En el 1110111e 11t v en qm.: el ni íio i ngn.:~a en ht t.~t·uda pueden ror- nea con I;\ maduración ~cx ual. Durante la adolescencia d creci-
narsc.: ap.trc·nte; :ilrt'ra..:iont:., dd dn;irrollo o pro bh:m:1 ~ del .1pren- miento li11cal dd C.:llt'rpn en generotl ,iumema en el orden del 20
dimjc. (.;5pecífi cos. al 25%. Em: rn:dmienro somárico se debe sobre mdo a una foc
dt.: desarrollo r:í pi tln lJUe dura entre 24 y .36 rnc>ses. L~1 edad en el
mom.-nm de l.1 in~rn l ación, b duración y la magnitud <le este en:·
cimicnro v:lria t:nr re los varones v las niñas, \' enrre las disrincas
En resume11, l:i fose qu•· transcurre enrre Ll <>dad escolar rer.i- pcrson:t~. En las mujeres. c~re .. pi~o~ de crcci~úemo por lo gene-
prana y la ~t:gunda infancia s.: ddlnc. con:o d periodo que aban.a ral comienza enrrc los 1O v los 14 años. Esca fase de crecimicnto
desde el comien7.o d<" l.1 e.Scuel:i hasra b adofcsccnáa. D u ranr,· r:ipido comien7.a y fin:ili7; :mrcs en bs niñas que en los w1rones,
estos 6 años el crecimiento es consranre pero con un rirmo mu- )' bs moditlc:tciones dd peso ~· la c-srarura rnrpor.tlcs son menos
cho m;Í~ lento que el obscr\'a<lo .:n bs e.capa~ previa!>. El ingr~o prnnunciJdas que en los \'.tmn~. Las mujere$ en general aumen-
en la escuela derermí na el comíenzo de la relación con los pa- tan 5 a 20 cm de: esraru r.1 y 7 :i 25 kg de peso. En la mayorí:t de
res y ejeH.:e un:i repe:cusión ~ignific.iÚ''ª sobre el des;1rrollo psi- dlas eMc pico <l"' crec imic'nro se complc:La hacia los 16 o los
cológico. Este período represenra una fose importacce de salud 17 años dc ed:id. En los ,-arOnó esre pico de crecimíenro rápido
rela1ivameuu: buena tk·biJo a una \'cmaja inmune, peru la.o. en- comicm.a más t:ude pero por lo general e!> más marcado. dado
fermedades re~pinuorias represcnran una causa principal Je en- que la estarura aumcnc:t en el orden de los 1O a los 30 <.m . v el
fennc.:dad r los accidenre~ au comovilís1 icos co1m iruycn la prin- peso corporal cm 7 a 30 kg. En los varones la cscarura pucd~ se-
cipal e.ama de mu.:rre. En C$rC período pueden aparec..:r ,·arios guir <.Tcciendo ha~r:l los 18-20 años de edad, aunque es posible
trastornos crónicos. <.:01110 a~ma. ~pí l,·p~ia o pro<..e~o~ malignos qm: siga i n c remendndo~c:: hasta alrededor de los 25" años. ,.,
de la infuncia. Las alieracione> <lel ta.maño de! cuerpo prcscnran un patrón
caracccrístico. Al crcc.:imienco de los brazos, las piernas. las ma-
CAPÍTULO 2 Conceptos de alteración de la s¡;¡lud en los niños 43
. ~ - . .
, AOOLESCENQA . · rn:ignirud en los hombres que en l a~ mujt::res. Los senos parana-
sales a!c-Jnzan un L:unaño adulio. lo yuc- aumenm la rcson:mcia
• El período adolescente se extiende desde los 13 <le la vti;: y contribu~·c a confrrirk un limbrc adulrn.t•J •
años hasta los 19. inclusive. y se caracteriza por alte- Las mo<lifit.,1Lin11n dd sistemJ endocrino reviscl·n suma im-
raciones rápidas del tamaño y la forma corporales. porr:incia en c:I dcscncadcnamienro y la persiscc-ncia dd estallido
así como las funciones físicas. psicológicas y sociales. <le c.n::cimiento .iJolescen(I:. Las hormonas involucradas .:-n <.:.\lt: pm-
• Durante la adolescencia la secreción hormonal y la ce50 comprenden b hormona dcl crecimiemo {GH), la5 hormo-
maduración sexual interactúan con las estructuras n,1s riroidcJ~. 1.1\ s11prarrennles. l:i insulin:t r las hormona~ ~ona­
socia les para promover la transicion entre la adoles- dorról-icas. l..i GH n:gula d crt"Cimicnro durance la infan cia. pero
en b adolescencia es re1::mplazad.1 en gran medida por las hormo-
cencia y la adultez.
na~ s.:-xu.de~. t::J papd precíso desempeñado por la GH dumnrc rl
• Los objetivos e volutivos de la adolescencia com-
pico de cr.-cinucnco :1dol.:sccme no se conoce con ;.;ertaa. La hor-
prenden el logro de la independencia de los padres. mona riroid1.:a, una hormona impon:amc para la rcguhcicín del mc-
la adopción de códigos de pares y decisiones rela- cabolismo en !J infancia .•ttin es imporc~mce duranrc la adolescen-
cionadas con el estilo de vida personal. la formación cia. La re!Jción enrrc l.i hormona uroiJea \' orras honmmas, \' el
o la revisión de la imagen corporal individual y la papel dlsempcñado por \'Sra hom1on.l en el ~sr:illido de crecimi;nm
aceptación de la imagen corporal propia. de la adob\.:e11ci:1 son dudoso'- b gl:índub riroides aumcnc;1 de
tarn;mo <luranrc la .i<loli:-scenci:i y se pien~a que incn::rn.-nr:-, b pro-
ducción de hormona riroidca. Li insulina es necesaria p:1ra d crc-
" los pies )' el 1.udlo h: ~igut' d aumc11co <ld tamaño d:: la c::l- <.lmiemu en wdos lm 1:.,1adios. incluida la :idobcencia. Par.i 4ue
.r ' d córax. y vario> meses Jcspué~ d inm::mcnro de la dis- la C H ~ea ellc.iz se necesirJ insulina. Los ~lores Je Langcrham J d
-- ;.:ia enrre los hombros ~· los diámt:tro> .mteroposrerior y lart"- páncr~a~ a umcnrnn <le l:llmafm ciur:1nrl· b adolescencia."·~'
dd rórax. E>r:t fose de rnodificacion,· , fís icas r.ípidas r La hipófisis .m~aior produce las hormonas gonadotrótic.1;. cm>
- nunciada> pu.-Je ~er difícil p:iro el adubc1:nrt: y sus padres. 1-J cs. la hormona ..:srimubnc.:- de los folículos v la hm·inizame. Esl.1>
-n,1fw de los pi..:s pLK"dc modificarse varias veces en d rran~C'llr~o hmmnn:is .1crü.tn ,;ohrc lo.s órg.mos bl:.inco para que secrctcn hor-
. <llg.unos meses. Au nque el cam.iño del Ct>iebm no .lllmenrn en monas s..:xualt's. Los ovarios responden con IJ s<.:crecilín de esrró-
..:· "'" significalivo Jurancc la >iJ olt:;<.cnLi.1. el tama11o v la forma genos y prl)gesti.>rona. y lo. cesáculm con la secreción <le andrógt:·
•r:in~o r Jo,, hu..:sos faciales se moditlc:in, lo que '<lecermina nos. lo que determina la maduración <le los caracteres ~cxuale~
_: los rasg.os fuci:iles par~ca.n Jop1opon.io11ados hasca llc:g:ir a pnm.lTios y la aparición de los St.•cundarios. Los primero~ s..· rda-
111 -1~u r.tción uetiniri,·a del :idul10.••' 1 0111.llltl' !a adolescencia cionan con la funt.ÍÚ11 de R"prud11..<.ÍÓ;1 (g:c:nirales intt.'ITIOS y exccr-
. ~bi.:1; aumenrnn la m:isa ~·la fuc::rLa mu~cularcs. A veces ~e pro- nu.<,). Lm segundo~ für. lm .,igno\ füicos que indican la prt'sencia
__ ,_. una di.~c:repancia rnm· el crecimk·nt0 de l1>s huesos~· d de> de maduro.:z scxu,11. pero qm: no se reL1cio,nan en forma directa cnn
r.u s;\ muscubr, lo qu..: g.c;-rn:ra una disfun c1on rransímria c tr:1c- la reprml u~·ciün (p. t'j .. vellu puhi:mtl )' axib r). Los andróg<'nos, son
....1J.1 por movimiemos má.~ lento~ o m..:11os precisos. Duranrtc responsable.~ dt" lbrnc::ulen:ir d eM:allido de crecimirnco de la ~1do­
·Joksccncia las proporciones del cuerpo i:-xpt:iimrncan alccra- lescencia. La., hormonas sexuales, incluidtlS lo~ andrógt'nos. rnm-
,., rípicas. 1-.n lo~ varones se ensancha d rórax y l.i peki~ per· hién son rt'>ponsabb d~ imernunpir el crecimienco kmtticudin;1I
·1<'<.:e esm:d1a, mientra~ c¡11e rn las mujc:-rcs si: producen los fc- d.::I cuerpo mediance ia inducción d..: m.1dur<.-L ó.sea. el cierr.- dt" la~
-rii:nos contrarios: el rórax pcrman1:1...: .. srr~·d10 y ~~ eru;ancha la epífü!s ós..-;.t.~ ~ b i111t:rrupóon del crt><imicnro csquel<:tico.
Lts afreraciones nsicas imporrances que se producen dur.mrc la
1 os sist<::mas orgánicos ¡;imbién .:xp..:rimcm~in a lreraci1.lne~ rransición t>nrr<'. l.1 inf.111..:ia y h .1d11lrN ~ol() pueden rnmpant rs<:
•1.;ionales 1· ':n algunos casos csrrucru rale~. r.I cnrntón aumem;1 con las modilic:1cinne~ psicosodal..:s que: >1.: producen en la :1dol~s­
- - :.1:11año c'omo c~mccucnci;i del incn:mrnw dt" las celula~ mm- ccncia. fa imposible dabor:ir un nupa preciso qul' d~·,l·riba con
• . .iH:s. La fr<"Cuencia c:ir,lfac:i Jisminu\'t' hasra los valores nor-
-- ,., Jcl aJulro. micnrr,1s que la pres1ó1~ a·rcrial :lllmt"nca con ra-
_ _.l hasra llegar :1 los valores nom1alc~ dd ad ulro. Dur.1nre t'~ra
• .;e increm~..:nran d volumen ;.inguim.:o circulanre ,. la co11-
--r.1cíón de hemoglobina. Estas aln::~ra~iones son tk m<;yor mng-
:1..d en los v<irones debido ;i los d"tx-m~ de la ceslostcrona r d
• ~:·cmenro rt"lativo de la m:1Se1 musc.ular. '
l.•1 pid se tonw más cruesa \' se ohscr1·.1 u11 cr<"cimienro Jd
_'l o en adoksccntt'S dt: ;¡~11bos s~xos. w .11.-rivid:id de las glandu-
<eh:ice:is y sudoriparas auml'llca. El taponamicmo de la~ ¡;lin-
:J, sebác<.""as a menudo provcx:a at.n~ (,·.:ase: cap. 61 )_ El au-
.,.nro <li:: la acrividJ<l <le las gl:ín<lulas w<lorip::tras se acomp.tii::t
. un incremento de b sudoración y d tilor corporal. Los ojos
. :>crimcnran J ltcr.1cit)J1C:S que put:den agr~war IJ miopía. La agu-
. t :i. :1u1.!itiva e~ m:íxima duranre la adolescencia \' .:omien1a a de
.:1~tr a partir de aJre<lt::<lor de los U ;mos. •
Los c..-.unbios <l1: (;', voz se producen en ,1dolesccmes <le ambo$
"· pero son mds marcados en los varones. Escas alrecaciones
-: consecuencia del crccimiemo de 1.i larin~..:. qrn.: es de m3yur I
44 UNIDAD! Conceptos de salud y enfermedad

exacricud los enormes cambios que tiene n lugar en esrc periodo, miento~· que pLteden s.:1 p eligrosos . La sensación prevalenre es que
dado que la experiencia es Li..nica en cad~\ caso particular. Fclizmcnre nada malo puede pasarles a pesar del peligro de la sicuación.
hay algunos denominadores comunes que puedL·n facilirat la com- Más del 80% de las muerte> <lur.mte la adolescencia se debe
pn:nsió11 <:abal de esr<1s modificaciones. L1 rrans ición enue la in- a accidentes. Las causas principales comprenden los accidemes au-
fancia y la adulrez no es un p roceso li neal. conrinuo ni un iforme. romovil[sncos (en primer término). los que se producen por mo-
Hay períodos de cambios "ipidos s<.-gttidos de me,;et<IS de duración tocick:r;;s v el ~1hogamienco en se¡¡,undo lugar- Ouas causas frc-
breve. Estos períodos pueden modificarse sin aviso previo. lo q ue cuenres d; trauma~ismos son las ;aídas, los objeros impactantes.
en oc:isiones d ificulta la co1wivencia con un adolescente. los accidentes con a.rmas de fuego (3• causa) }' l()s depon:e~. Los
E.I' imponami;; que toda persona que vive con adokscemc~ accidente.:!> no intcncionalt'.s matan más ado.lc.seenres por año que
renga presente: que m:ís allá de lo d ifícil que pueda parecer esra rodas !,IS otras causas de mucne combinadas. v cuatrn de cada
transición, la adolescenci:; no es un esmdn de discapacidad per- ciuco víctimas de accidentes son del sexo mas~ulino.. L-0s acci-
mam:nt1: . .En un 80% de los adolescemes est'a etapa no dt•ia s..:- dentes auwmovili:.rícos son responsables del 50% de rodas las
rndas duraderas. Los p ro fosionale:. <le b ~alud enca rgados de la muerres en adolcsccnrcs ,_k 16 a J 9 años.'"""°' El ahogamiento e..~
atención de adolescemes pueden otn.;cer apoyo a los ¡¡uniliares ) más frccucnre enrre los varones que cnm: las mujeres y su p reva-
,tsegura.rles que las di..ficulrades por las que arraviesa el adolescclllt' lencia disminuye despue.s de los 18 años. l.1 mayoría de los aho-
{v en consccuCl1ci:1 sus fam ilia re)) son normales. El adolescente gamientos se produce en los fines de ~emana entre mayo y fines
t~mbién puede ncCC$Írnr que !..: aseguren que sw. scnrirnienros y de agosco (en los Estados Un idos}, se asocian con .:1 uso de al-
diflcu lraJes no ~on anorma.les."·1 ' coh¿I y son más li-ecuenm; en el agua dulce que c11 el mar. L'ls
Algtrnos de los problemas m~s frecuen tes Jurmne la adoles- lesiones provocada.~ por armas de facgo represen tan la rerccr:i
ce~ncia comprenden conílicros con padres o hermanos, problemas causa principal de muerrc no incenóo11al cnrre los a<lolcscentcs.
con la escuela y preocupaciones respecro de sus p:i res r las rela- Los accidentes se producen con mucho m:iyor frecuencia en va-
cion::s con dios. La idenri dad person:1I es una de las preocupa- rones de 1) a 24 a1ios que en los de cualquier orro grupo de edad . ''
ciones de mayor pe>o du ra11le b adolt:scenc:ia. Los problemas de Muchos de esros accidenrcs se prodm:eu en el domicilio mie.nrra~
salud que a menudo afocran a los adolcsccnres son ct'.falcai., 1ras- el adolescente limpia el arma o juega con dla.
wmo.s gásrricos e: insomnio . Es posihle que escas 3lteraciom:s ~ean Omis causas d.: muerte no intencional ~on i11toxic;1Ción, lt:-
psicosomácicas. Enrre los :;dolescemes también son fn;cu::nrcs la siones durame el uso de parí.netas. ,1ccidentes con vehículos rodo
,u1 siedad síruaciona1 y hi depre:;iúu lc::vc. F.n <.:asos en los que es- ter ren o y parridpación t:ll acri\·i<hdes deportivas. No obsta.nre. la
tos problemas adquieren una magnitud excesiva es posihle que el mayoría de las lesiones producidas durante la prácrica de depor-
profesional dc la s.ilud derive :il adolescenre :1 un especialista. l<::s no es foral. Alrededor de un tercio a la mitad de las lesiones
Los paJrc~ de ado!csce.nres r:imbién pueden m:mifcs1ar preo- rraumácicas se produce t:n la escuela. Las caídas reprc:,~c::ntan la
c:upacio nes rcbcionadas ..:on d niiio que :11raviesa esca t·rapa de la causa más frccuc:nte J<.:" lesión a-aumárica en el colegio secunda-
vida. Algunas de las m:i..' frecuenres rt'lacion:1das con h1 conducta rio, y las lesiones asociadas más comtmes comprendt:n conmsio-
comprenden rebeldía, pérdida de ciempo, búsqueda del riesgo, al - nes. ¡1brasionc::s. tumefacciones. esguinces, distensiones muscula-
reiaciones del esrado :mímico. la expcrimcmución con drog;J.s. pro- res i' !m:acioncs.-'·-''• El cim:er .:s la cuarra causa más frecuente de
blemas l!Sc.:olares, man ifrsracinnes psicos01míticas y pre<.:upaciones mu~rre en la adolescencia, pero representa la causa pri.nc.:ipal de
rel acionadas con la conducra sexual. " La ::idnlcsc.cncia es un pe- muerlc no violenm. D uranre la adolescencia se observa una inci-
riod¡) de transición c.:mn: la infancia v la .idulle7 v a menudo se.: dencia aumema<la de c.:ierrns procesos malignos, como linfoma,
ac.:orn paila Je confl ictos relacionado~ 'wn b adop~i<Ín de: un pa- enfe rmedad de Hodgkin y rumo rc.5 óseos y geni1ales .. La leuce-
pd aduleo por parte del ado lescenre. La com unicación fomca .:n· mi;1 es b principal catb--a de muerre por cáncer cmre los 15 y los
t rc el adokscenre y ~U.'> padres pueJe faci li tar esra rransición, pem 24 a.ilu~:'"'
ést;\ es aificulwsa. Los adolescemes 1ambien esrin su jetos a lesiones imencio-
n;iles. como homicidio o suicidio. La casa Je suicidio emre los
adolescenres aumemó en grado norable desde la década de 1950
PROBLE.MAS DE SALUD FRECUENTES hasta llegar a alrededor <l~ l:3- J4 por 100.000. Esce inc.:rcmcnw
se debió en gran mc:dida al aumento de la tasa de suicidio en-
La ~<dolescencia se considera un P'-~rfodo rdaüvamemc saluda- rre los varones de ¡az.a blanca. Además. se piensa que la tasa de
ble. pero en realidad el riesgo de morbi lidad y morrnfüJad e..\ ele- su icidio podría ser mayor que la comunic1da debido a que éste
vado. Las mcdidas desri.11aJa;, a promoYer L< s.'llud rcvisren gran im- no :-iempre es la t:ausa consignar.la en el certificado de dcfo n-
porrnnci::i dumnn: la adolescencia . En este período los problema.~ d,· ción. Casi un 60'l'c1 de los suicidios se prod ucen con (trrnas de
J;aluJ física son t"SCasos. pero aumenta el riesgo dc morbi lidad y mor- fuego .. 1-i
calidad por otras causas, como accidentes, homicidio o suicidio. La prevalencia creciente de la ac.:tivid.id. sexual enue los ado-
El rie:.-go aumemado de accidenre.s duranre la adobcencia se ksccnres generó problema..~ sanirarios singula res, como e mbarazo
debe a varios facwre~. [I adolcscerrn: a menudo es incap<lZ dt· re- durami:: la adolescencia, euft'.rmed;ides de transmisión sexual y
conocer una situación que puede se1- peligrosa, tal vez debido a la rra nsmisi ón dd virus de la i11mw10deficiencia humana (HJV).
discrep:i ncia enrrc la madurez Hsica y el desarrollo cognitivo y emo- Los prohlcmas asociados comprenden el abuso de susrancias,
cional.. Fsre problema se exagera debido a cien:as caraaerisricas de cvmo alcohol, rahaco. agenres inhal.anre~ y orras droga~ prohibi-
la conducra }' el desarro llo. El adolescenre rípico sieme Ja necesi- <las. Los profesionales de h salud deben indaga r acerc;1 de la ac-
dad de desafiar la :iuroridad de los padres o dt' orro ti.pu, y ram- rividad sexual del adolesc.:mc. En esre asp<::c.:to es esencial una ac-
bién experimenta tlll fuertt: di:sco de u pertenecer" al grn po de sus rirnd franca, realisra v ncurra. La discusión de l<t conducta sexual
pares . Los adoles-centes cjc:rccn una c:specie de pensamienro mágico ;t menudo es difícil parad adolescenrc y sus familiares. La buena
y sienten b neccsid:1d de experimenrar situacicmL'S o comporta- rdación cnrre el profesional de la salud y el adolesc<:nte puede
CAPÍTULO 2 Conceptos de alteración de la sa lud en los niños 45

pcnnitir qut: é~n: R'CibJ infornlJción ,-:i1iosa ::cerc.i de la p r:inio lcscencia C$ un pcr:odo rLlati,·amenre s:ilmlablc, pero se a)ocia
sexual sin riesgos, incluid.u la conu:.icepcíún " la C\ i1~1ción de con r iesgm de mo rhilidad y morcalidad signiflcacivos debido :i
condu<.:rn~ de ;lro rie.~go para la adqur~ición J,: ,·11.termed.u.l..:s de la preval<:!nCÍ.:i de JC<:iJ.:ntes. hnmicidios y suicidios. L-i prev;i-
rr:111~mísión .eimal o e l '\Índrom:: de inmunodcfick·ncia :idt¡t:i- lencia crccienn.' de :icri\·id:id sexual y abuso de susr;lncias au·
rida (SIDA).' menta el riesgo dr iníc-c~ión por HfV. ahU$0 d;; alcohol, rabaco
El abuso de ~usram.:ia) tnrre los adol¡:~,xnl1.:~ aumemó con ra- y drog.u. ilícitas y t>mb:traZ<l adolt:scencl.'.
pidt'1. ¡:n las J¿caJ,1s de 1%0 y 1970. pero dedi nü .1 p:mir de cn-
ronccs. No obsr,mrc. :nin es prcvalcmre denrro de esrt· grupo de
.:J.1<l. Los profesion:i!es de l.i ,:tlud deben conocer los sínmm:i- cid
abuso de drogas. sus com<.'t1.1encía., y el manei•l apropiado dl' ~1do­
lc::Kt·nrc:s mu problemas por abuso Je: qisrant:ia \. F.sre rr.t~rorno
ccornprc:ndc: d uso de produoos elaborndo< con r.1baco. como ci- Los signos vitales de un neonato a término de 1 día de
g.millos; d rabaco para aspir:ir o m:i~c:ir. Orras .>u~mncias son al- vida son los siguientes: temperatura corporal. 38.6° C
..:olwl. marihu:ina. e.srimulanrc., , inh.1l.1mes, coc~\Íll:l. aluc111vgc::nos. iaxilarl; pulso. 188 latidos/minuto: frecuencia respiratoria.
1r;111q11iliz:<nr,'S r s.:Jan~e~. Los adolcscc::1m:s sucumben con focil i- 70 respiraciones/minuto: presión arterial. 56/ 36 mm Hg.
dJd .1 b prt.'Sión de su~ p.;res par:i pJ1 ric:i¡-.,ir ,.11 d abtl'C> Je- sus-
1.1fü.Ía~ <lébiJo JI fuc:rr<: Jc,eo de "pcn.:nccc:r- JI f!rupo y ser :ic-..>p-
A ¿Qué estudios de laboratorio están indicados?
r.1dn por ~u~ p:ire,,. Par:1 1in atlole~cence es di l'íci 1 ··si mplc:mc:nn: B. ¿Qué in íormación puede obtenerse de la revisión de
decir no". El pcns;1111ic:nw núgico dc:rl·rmina 4u.: piensen yuc:: no
la historia clínica materna que ayude a establecer un
111.:d;-ir.b ..enga11c..ha<lo>" r no sul'rirJ11 \.'t>iiSéC\ tel1CÍ a.<;. L(lo :idnles-
diagnóstico diferencial en el neonato?
_;:nU:S (y d n:s10 de la sot'i.:dadl n:cibc:n un bomh.trdeo continuo
.(lJl ,,¡ aspecm ide:1li;;r.;1do dd uso de su.mrnci::is. 1.:1 rd evisión. bs
C. ¿Qué otros signos cl!nicos deben evaluarse?
·.>;:[11..ul.i.> v la~ publicid;idc; gráficas c~ r.in 11.:na.\ dc tlgur.1¡¡ hclLl.'l,
.i udablc~. c:xico~•tS. fdic..-~ r popul.m:i. que tiim.m o ingic:rc:n be-
Un neonato de término nacido después de alrededor de
.'1 <1:1<; ~lcohólica~. ~1uchos :iclole,cenr~ de~l>;111 akanzar el c:~tilo de
- ·,l.1 ilusm1dn en esr:is puhlicidadeo y rc-sistir a kt rr:ncació11 c·xigc 30 semanas de gestación es ad mitido en la unidad de
n.1 gran fucna de \·ol unrad. Es imporramc: que lo5 adolcsce1m:s terapia intensiva neonatal. El niño presenta un cuadro
. informen tll· ~ 1.1 otra <.11.!".t de l:i moneda" mc:diann: la cdlK-:tción d e distrés respiratorio que comprende taquipnea .
.i t.Omunicación consr:;nrc. '·" retracciones intercostales y gruñidos espiratorios.
l .I cmbar:11.o sc:.- convirri ó i: n un p1 vb l~111a imporra1m· tk l:t :ido- A. Identificar las dos causas más frecuentes de dificul-
. _, ncia. F.n los Escado~ L.: nidos. alrc:<le<lor de: 1 mifüín dl' ado-
tad respiratoria en el neonato .
.:1 • • .:s que<lan .:mb;ir.11.ach~ C<J<la ~10. ~ Cuatro de cada 1O qut'-

. embaruad a~ :11m:~ de lo~ 20 .1110., . l lna q11inr;¡ p.ure <k rodo'> B. Explicar los mecanismos subyacentes de las dos cau-
.111 bar:11m st· produc.: en d cur.so <le! primer nt<.S a párrir Jd sas ídentificadas.
. ·,, del¡; J.:.ti\'idad scxu:il \' el 50% ,ic: ellm 'e obsen-,1 en d curso
Un adolescente de sexo masculino llega a la clínica para
· primero\ 6 mes,., dc~pu.:!s dd C<>mienzo de l.i acriv1 tl.id '"-
una evaluación deportiva de rutina. La enfermera obser·
. l:ntr<:: algo m:i> de 1 millón di:- e mbaraw~ .:n a<lolescrnces.
· - ,,o fina lit<Í en parcos. un 4oc~v c.:11 ahorco~ lc.:rJ~uricm ·'" un va que padece un acné facial leve a moderado. La enfer-
.·n abortos cspomjncos. mera le comenta las causas. la prevención y el trata-
cmb;trJZO Jurante l.i adol.:»u·ncia implici 1: 11 ria;~o ,jgnift- miento.
' í'•1r;1 la ll! Jttn.:. d feco o d nco naro. El lt"llla Jd l'mb:i:·azn A. ¿Qué alteraciones fisiológicas contribuyen con el
.icloL:~cencia se rdacion;t <.:on .i.~pec co~ ligados :i In m.1d urc::z
desarrollo de acné en la adolescencia?
hiuló~irn . los rc.:t¡ucri mienros de crecimiento del adolcsccmt.
. -, •. ~- lou nc<:c:>idad~ de cuid;id1» prenar,iles cspcLÍfic..ch dt la B. ¿Qué otras alleraciones físicas se producen durante
•1.1d.1 .1clc)ksccnn:. 1an1bien ddk•n r<.'tl<:I~<. presem.:~ l:is re~ este período?
.:mncionales \' l ~ a.sp..·uo~ p)icológicm l i g;1<lo~ a la' r,h-
C. ¿Cuáles son los problemas de salud más ' recuentes
_nm: 1:1 :idolc;ceme y ,us 1:1111iliart'~ ~- d ¡~adrt. <l.I niño ~·
- - .! en l:t que: d cmb:11 ;1/.<' afrna r:í d futuro.
en esta etapa?

r=· umcn. 1:: adol.-~,t·nci.i es un p..:riodo J,· rra1~sic ión .:mrc


- ··.ir..:1a y !a adtil rc1 qu¡: ..:0111 ic::1:1.~1 con d desarrollo <.k los
·- -- ~re\ )cx.uak~ ~c.:cumlarios (11 ;1 12 anos)' r[ na!i?.1 cnn la
~ · ·.:¡1..:icín del crccimi<'1Ho .>om;ítico ( ! 8 .i 21i años J. L~re pc- l. U.S. lkparrm, nr nf H:-airh .1m 1 ! lum:m :i.:n ice.•. (2000). Hc:1lrhy
.::nrre~pondl' a un <:stallido dd cr.:cimi1:nro. qu ..· e~ ni:í~ childr..11 .:?000. \X'a,hin.:mn. DC: Aurhor.
- ~;aJo en In~ v.iront's. El ' lSl(:llla <:mlocrino ·:~ 1111J\ im- ::!. Anúc:r" in. R.N. (.!00:.!J. l},_,n h,: 1.e;idi n~ e.tus.:~ i:')r 200(¡, Nat i on ~J
:-.·.:. -!ad<> que c.< rcspon.,:.ible de los n11111crosos ca1;ll>ios ViwJ !iwi>ri<:s R•·rorcs 5011 6). ~
::dl.:s y l:t iniri,1ción ~- l.1 ,·onrinu:u.:ion del c~t;dlido Jd .'. C l·ral r~ IÍ•r Di-a....- Concrcil ~ nd Prevl·mion. '-l.uio11.il C..:rue-r l(1r
H.:-.iltb ~t.11is1i.-,. <.:?000}. H:.1h.h. U1!it<"d S1.m:s. 2000.
- ·~r.~o. Las altcr.icionc:s psico)o::i:.11.::. <ljramc este período
·f. f':to.rorc l. .. G11.1l,1 A.. i'.1ff;.¡nmi M. '. 200,>). lbc.k c..> ,,1c~p: Ri,k 1:11:-
_:-_Jm.-nce nmabks r :.i mc::nudo ¡:jcrccn u11:1 pre~ión lOl > [or SIDS -~' 1:irt:cts for puhlic bealdi ..:.1 rnpn1gn.s. J'Hll!lal or
- ~ , >1'1«' l:i~ 1.:lac..ioncs enlrc: ;:1d11 l ro~ ~· .1dol~scenrr.~. 1..:t odo- l'..:di:uric' 1·!214). -+'i.i·'l'i-í
46 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

"'>. '-:etJlman R.O. (2000) . Growch and devdopmcm. In Bdi rman 2 l. CiliJenres J.. Scgars A.H_. Ross M .. Gll'lo \X'. 12003). Assessmem and
R.E.. Kl icgman R.M., Jcnson H.B. (Eds.). Nclson ttxcbouk of pe<li- man~gemenr nf respirnH1ry dvsfirn~rion. ln Kcnm;r C .. 1.orr J.W.
;mic.' (16ch ed., pp. 23-65) _Philaddphía: W.B. ~aL111<lcrs. (Eds.). Comprehcnsiv« neon ard nursing: A physivlngic perspective
•, _ ~ loore K.L Per»aud T:V.N., Ch.1bner D.E.B. (2003) The dcvdop- (p p. 348-362). Phila<l d phia: 'X~ B. Saun<ll'rS.
ing hum:m: Clinicall~.- ori.,nted embryology (7rh ed.). Phi laddph i~1: n.. Th igpcn J., K1:nrm. C. (2003). Asscssmcnr .rnd managemenr of gas.-
\'i'. B. S::nmde r,. troinrcstinal <lvsfuncrion. In Kcnncr C .. Lott ].\V [Eck). Corn-
- . Zirdli BJ .. L)avis HJ. (1002). Arias of pcdiarric physícal diagnosis prehc·nsíve nc:~ n;i wl nurs.ing: A ph ys iologic p~;;;pecri1'"e (pp. 448-
..,rh cd.). Sr. Lo uis: Mosby-Year gook. 4S'i). Philadclph ia: \V.B. Saunders.
\ H lri en E (200:)). L mgman·s med ica! embryology (9rh ed.). l'hib- .:!:'>. Beckwidi J.B. Ddining ¡he suddcn infont de;uh svndrome [Rcview j.
-~dphia: l.ippincort \X'ílliams & Wilkius. (:2003). Arch in~.~ of Pediacric and Adolescenc Medicine 157(3), 286-
_ubchc:nco L.O .. Hans man C .. Dresslc.r M., et .11. (!')63). 290.
:rrr.rnrerinc growth as esrimarcd from livt-born binhweighr d:ira ar 24. Wváoff .\11.M .. McCr:n h J.M., C ri ifin T. Mabn J. (200'.)l.
~.., m 42 weeks of !!cstation_ l'<."diarrks 32. 793-800. N~cri tion.: Ph vsiologic basi~ of merabolisrn a nd managcmem of
3.1w.igli<t EC.. Lub:henco L.0. f1967). A prn.ctical dassi ~lc.acion of éntc:ral and paremcral nurri cion. In Kenner C.. Locr ].\XZ (fak).
:1.:wbor11 infoms by wcighr and gcscarional ag.:. Juu mal of Pediarrics C.ornpr{'h<:nsivi." neo nJcal nursing: A physio!ogic pcrsp~ctivt.: (pp
- i. 748-758. 425-447). Philadelphia: \V.B. Saunders.
. i:bllard J.L, Khoury J.C.. \\!edig K.. cr al. ( 199 1)_ Nc::w BallarJ 25. Baltimon: ~ .. Huie S., Meck )., et al. (100 1j . Early-onsec neonatal
,,-:m:. cx.pandl'.d tu indude cxrrcmcly premacurc infunts. Journal of sepsis in che era uf group B Strcp1<icoccal prevemion. Pediarric:.
Pd iarrics 119. 417-423. 108('> ). !094-10';18.
~ - ' :.nsuucie U.A .. Cah~1Jiere TA (2003). Ncwborn an<l infant ;L~se.~s­ 16. Kh.:in J.. Rcmi ngmn J.S. (2001). Currenr concepts of infccrions of
..,,.nr. In Krnner C., Lorr J. W. (E<ls.) . Comp rehensive neona.ral nurs- rhe focus a11d ncwbo rn inf:rn r. 1n: Remingwn 1.S.. Kkin ].O. (F.ds.).
.:-.g: A physiolo¡;ic.: pmpmive (pp. }08-J47}. Phibddphia: W.lt lnfoctious disease in che fcms and newh~rn infanr (5rh c:d .. pp. l-
, _,un<l"rs. 23}. l'hih1dd phia: 'ii/.B. Saun<lers.
~ . rlllo!l J. (2003). l ligh-risk prc¡<nancy. In K1..·nner C.. Locr J.\"(!_ 27. Barra S.. !<urna; R.• Se.:ma K.,.\ .. R:w C. (2000). Alrcrn rinns in
: _:, _). Comprehensi\'e neonaral nursing. A physiologic p:;rspccriv« am ioxid.u¡¡ <tarus during neonaral ~cpsis. Annab of Tropical
-:'. ¡- } -196) . PhiladelDhi,1: W.R. Saun<ltrs. l'a~d iatrics 20. 27-33.
~ ·m" F.L. (2000). Th~ efTecrs of rhc- earlv uccriric: envir<>nrnem on 2&. Edwards \ 1., Bakcr C. (200 l ). Croup B m eptococc-al inf<"crions. l n
-- ._ >ubsc4ue11.c dcvelopmem ol crn br;•o and reru~ fRc\'iewl. Rm 1i11gm11 J.!i .. Klein J.O. (Eds. ), lnfocrinus discasc· in rhe fem~ ~ncl
:- 1r ring.enolob'Y 53(2):649-G'iS. newborn infam {)m ed .. pp. l 09 1-1 i 56). Philadelph ia: W.B. Sau nders.
-.;-.:;.ir V. (1953). A proposal fo r a n.:" mc:-chod of (V;1 lualÍ011 of d1i." 29. Rosensreín N.E .. 5ucuch;1L A.. for rhc Neo natal Grou p B Srudy
- ~-,, hn rn i11fon1. Currenr Rcs<.:arch in Ant sihesia and ;\n algcsia 32, Grou p (l 997). Opportuni ríes fur prl'wnrion ur perinarnl group H
: 1U. srrc prncoccal discasc: a mul ci-scar~ .inalysis. Obstcui:::s and
: luhowirz 1..1\.1., Dubuwirz V , C:LJIJhc rg C:. ( l 970). Climcal a!<.':ess- (~ynccology 'JO. 'JOl-906.
--- "m of gcsrnrional ª!?' in cht' n.:wbo rn infam. JoLtrnal of Pdiarrics :30. IV!oon.: ;\ 1.R.. Sch.ra~ SJ .. Sd 1ud1ar A. (2001 ). Ettecrs of' in rraparru.m
-- 1-10. antimicrobial prophylaxi~ for prevemion of group-B-srreprococcal
- ~ :ik,on E. ( 1%3J . Childhood :.md .~ocierv. New York: \V/.\'\!. Nurron. disease on th, incidrnce and ecologr of carly- onscr nconaral scpsis.
3 .i.:kbum s:1
~ (2003}. Asses~menr and · mamgcmem of ncurologic Lancet lntecrious Diseasc.s 3(4). 20 1-2 13.
J,_.~fu nuion . In Kenner C.. L.ocr j .\X~ {l:ds.l . Comprehensi1·e neona- 3 1. Hum C. (2000). Sudden infanr d1:arh syndmm c. In Bchrman R.E.,
;~J nur~ing: A phy;iologic pcrs pectiYt' (pp- 624-660j. Philaddphia: Klicgman R.M .. Jenson H.B. (Eds.). Ndsou texcbuuk oí pedia1r;cs
\\" 1-l. s~und~rs. (l6rh ed., PI'- 2139-21 43) . Phila<ldp hi~ : \Xl.B. Saunders.
, - . Swll BJ .. Klicgm::tn R.!vl . ( 2000 ). The feru.~ and chc neonatal infan¡-. 32. Hum C E.. Lcsko S.M ., Vrzina R.l\I.. el ~ l. (2003). lnfanr sleep posi-
In Belmnan R.E.. Kliegm.111 R.i\ !., .knson H. B. (Eds.). Ndson rcxr- rion ;;nd assotiatt:d healt:h outcomes. Archin:-s of Pcdiarric an<l
buok of pcdi:mics {lóth cd .. pp. 487-492). Philaddp bia: W.B- Adolescenr .'vkdicinc 157{5), 46~-474.
.Saundcrs. 33. Ltvc nrha l J.M. (2003l. T he fü·ld •l ( l"h ild ndrrearmcnr <:nters irs
~U. Brandr 1.. Srickcr E.).. T.,•1m:e i\1.J. (2003i Cnch-up gro11·rh of head tlfi:h <lccad~. ChilJ Ali us1: and .\.leglec:t. 27( 1), 1-4.
ó rc11mll:n:ncc of v~ ry low birrh wc igh c small fo r gesr:trional agc _·l4. Lopci R.I.. Kdl:· K. (200:!). T hc ;een healrh book: A parenrs· guidc
prerc::rm infonrs .1nd menea! dcvclopm<.'11t w :ulult-hood. Journal of ro adolesccm hcalrh and wdl-bc:ing (pp.3-37. 561-575). New York:
Pedimics t-12(5). 463-47(). W. \Y/. No rron.
.. _ .

CAPÍTULO

Conceptos de salud alterada


3
en adultos de edad avanzada
lanice Kuiper Pikna

;icención l'n las ncrcsidade~ específicas relacionadas con la salud <le


LOS ANCIANOS Y LA.STEORÍAS DEL ENVEJECIMIENTO este grupo etario. l...1. grro1Jtologi1• es b discipEna que c.m<lia el cn-
· Ou11~11es se cor.<c!e:ra1 • nlia•1• '" "> n:jet·imiemo y a los ancianos Jcsdc la.\ perspecti,·a.' biológica. psi-
~eni L ., de' emt'kcimiento cológica y sociológica. La gerontología explora el procc-so dinámico
ALTERAOONES FISIOLÓGICAS DEL ENVEJECIMIENTO de l.1s ;ilc.:r;K·io11~~ fbicas rnmpleias. la~ ad;1pr~Lcioncs de la funcíón
..a pi<>l psirnlógi ~'2 :; l;; alteración Ji.: la iJentiJ,1d social que acompaña al
Estar1.1ra } ful!c1on mu::.culoesqu\?l~tica em·ejecimienco. IVkdiame un :.:nfoque hulistico los profesionales de
-u11..ión cardio\a~cular Li salud especi.1li1aJos en gc-romologfa intl'nran optimizar la capa-
Funcinn r0spirotori.; cidad funcional Je lo~ anciano;; y preveni r y minimizar las posibi-
rundon 11Cdrológi...a lid.1dc~ <le entemicJad y discJpa1..idad en e:;ce grupo cr;lrio.
Senudos e<pe.:iales En primer lugar e::; imporcanrc.; tenc:r prescnrc que envejcci-
La visión mil'n lo y entcrmct!ad no ~on sinónimos. Lamenrablcmcnre. <'11 ge-
La aud ición neral Sl' picma que d h~·.:ho de em·ejeccr se acomp:úia Ím:vicablc-
El gusto y el olfato mt'nte <k c.-nt~rmcdJdes. dis<:apacidad y una declinación funcional
~un~ •<·ll : 1~unil~, ..:a glob:tl. L1 rc,1lid,1d c.<. que un cuc-rpo envejecido puede cumplir la
runuón gd ..-; . oin;e<=linal gran rmtyoría (o la mtalidad) d..: las funciones que desempeñaba
Función 1cnal Jurante la ju,·t·nruJ c.:on la dit~n:ncia de que posibk:menre requ iera
f UllCÍOI' :;enitollrina"Íi) r.1ás cicmpo ~· moti, ación r 1..umplae~tos objeti,os con menor pre-
PROBLEMAS FUNCIONALES DEL ENVEJECIMJENTO cisión. Al igmJ que dur.tme la ju\'ent ud. d mamcnimienw de la
b aluil1·i·:m tuncional C:lpacidJ.d t'isiológic.1 dcpt·ndt' de su ejercicio continuo.
lncontir.encia urinaria
lnesrabilidad >'ca·Jas
Ddicie:icias ~t:·nc.1tivas
Dcprc-sión
1Los ancianos y las teorías del envejecimiento
Demencia D,·¡p;u:.< dt' comp/1'/;tr t'5t11 >ea:ió11 del cwp!ru!u pr11/rd 1dc:w:::..1r Los
De lino sigmit;i/t'! objt'fi m<:
::-_!.R.MACOTERAPIA EN LA EDAD AVANZADA
Form ular una defio..ici1'•11 de tlllC'lfllllJ jrwf'll . t111rinno y 11111y
1111,·i,mo ~ e.ir Jetcri1¡1r l:i tc·ndcnci.i. c:imbiame en la població;l
• .1 edt1d nt'OIJ.Zlltlfl uji-"re lt(ift./f opommidades romo la j11vmrnd. J(' cdJd av:ll17-1da.
· ·111e 11.:sridm de onv modo. J' 11 medid,1 que !a luz dc'I 111mrll'Cer formular una filosotla dd c1wejccimil'nro <.jllt' incorpore Jo,
- 1<-11 el d elo se //('}Ja tlt' em'fll!liS que son i11l'isible.; durn.11t!' ri di11. .i~¡wcws pusitivns de este proceso.
,, Henry \VJ.<lswonh Longfcllow Comparar d cnf0<111c de lo~ CJmbio~ progr:im.1do~ con la:; 1co-
rías e$WC.b1 ica~ dt' I cnn~j.-cimiento.

J envcjccirnienrn e.~ un proce$o natural qui: riene lugar a lo

E largo de roda l.1 \'ida r que ~e .1.comp:1fl¡l d<.' cambios bio-


psiuNH:iale. singulares. E~ros cambios crean nccc<:idack~ l'S-
.:.tle~ pa1~1 d cuidado Je ia población am:i~rna c111e deben ccner!'<'
¿Ol.JIÉ,ES se CO\SIDERA '\ANCIANOS?
1 a población d.: cd.1d :tvanzada se defi ne en t~rminm 1.rono-
lógico.~ y comprende :i las personas Jl· 65 años o mayores. Esre
_-: :ues. Dado que p<1m d futuro se amicipa un crccimicmo rn11- lüniti.: er:irio en c.:icrr:i mnlid:i ~e fijó en forma :1rbirr:iria \' dc~de
.:c l.1 pobhción 11r edad :l\,ll17ada. e~ impürrantc ccmr,u la un:i pt'rspecri,·a himiri..:a ~c reb..:iona con la ler de scgmidacl so-
48 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

cial sancionaJa t.:ll 1935 en los b r.idos Unidos. Esca lt'v insra\1ró micnm rambién crae aparejado un cambio del estado civil. En
el primer sim::m¡1 de pensión nacional en esé país .y fijó los 2000 casi la mi tad de l;L<; mujeres de edad avanzada residentes en
65 años como l:i ed:td a pardr de la cual podía omrgarse la pen· lo~ Esrados Unidos eran viudas y la c:.imidad de mujeres viudas
sión. DesJe emo nces la expresión t:daci m11111zada se aplic1 a las era 4 veces mayor que la de hom bres viudos. u
personas mayores de:: 65 ;u"ios. Dado yut.: c~Lc grupo es consiJera· Au nque <>se año alrcdcdm de 4 millones de adultos de edad
bleme::nre hereroe;éneo, los ad ul ws de edad avanzada a me-nudo se avanzada se encontraban dcnrro e.Id mercado Je rrabajo (uaba·
divi<len rn ancia:1os jóvenes (65-74 años), ;incianos (75-84 años) jaodo o buscando empleo en fo rma acriva), la mayoría de ellos
v muy ancianos (8) años o mi~) para poder describir con mayor estaban jubilados. 1 b jubilación represenm un campio significa-
precisión his al rcracioncs ti.mcionales asoci;idas. Sin em bargo, el tivo del papel desc:mpeihdo por una p ersona de cd:id avam..ada.
p:ir:ímccrn dad de algún modo carece de rdev:rncia porque l:i La ae<imd anee la jubilación y la adaptación a esre nuevo e.~rado
c:dad cronológica no es un indicador foll1lc tlt: la función bioló- depeuden dd esrilo <le vida y de la escala ele valores previos. Las
gic.1. No obsc:rnre, b dad cronológica ayuda a cuamificar la can- pl·rsonas que <lurame la fase activa <le sus vidas dejan un espacio
ridad de personas que componen un subgrupo y permite formu- par;1 las r:ueas rccn:>ativas aparenremenrc se adapran mejoL a la ¡u-
lar predi<xiones para el fumro. bib ción qut' b p..:r~onas con \•idas rn•Ís dedicadas al trabajo. Para
En el ;uio 2000 el 12.4% de la población roral de lo~ EmJo~ mucho~ de los :mcianos ac ruales l,1 éric.1 lahoral de la Cran De-
Unidos (34.11 mi llone.~) cénía 65 añ os o mas. El porcemaje <le pre.~ión sigue profundamente cnrú1ada como el objcri\'O central
adul ros de t·d~1d ;1vanzada declinó por primera vc1. en la décad.1 de la vida. La desaparición dei crabajo implica una pérdida im-
de 1990. lo que se debió en pane a la baja casa de naralidad de porr:1nre y algo debe ocupar Sll lugar. Dado que. la rei..-rea<.:ión no
f-int's de la década de 1920 y principios de la década de 19.30. Sin si.:mpre ha sido una acrivi<lad valorada. es posible que muchos
embargo. ~e prevé que esm n:ndl'ncia se ren·rri r.í en el momenm adulro~ ele edad av:rnzada expcrime1 1cen dificultades par,1 disfru-
en q11c las pt·rsona~ na<.:idas dur:une el período de explosión de h1 rar de:: acrividade.\ recn:acivas.
nat:ilid;1d ("baby boom", 1946- 1964) lleguen a los 65 aí10s, lo Li p¿rdida del rrabajo productivo es solo w1a de las mudias
qut> comcm~1r<1 a suceder a panir de 2011. Dur.mrc la década de perdida~ yuc pueden acompañar el proceso de envejecimienro. La
1990 el crecimiemo más dpido de la pobL11:ión de edad avan- muerte <ld cónyuge rep ré~nra un suceso muy importante que
zada ~-- observéi demro de los segmentos de edad más avan:tada. por lo gc:neral posee connotaciones ncg:irivas para el ~obrevi vicnre.
1.os ancianos <le 85 ai1os o mi~ :lllnwnr;uon en un 38%. micn- l.as auroridadcs ca la mart:ria citan un aumenm de la rasa dt: mor-
rra.o. yue el segmento de anci:rnos de 75 a 84 años aumentó e11 un ralidad (wbrc w do en pe rsonas de sexo masculi no), una incidencia
23ry.1 y d de 65 a 74 años t:n menos dd 2%l. Se ..:spera que hacia aume1uada de depresión, trastornos psicológicos. la sensación de
d aiio 2030 h1 población roral de ad ulcos de edad avanzada lle- soled:id y la incidencia de enfermedad crónica enm: los ad ultos
gue ,1 1mís de 70 miUones <fig. 3-1 ). La expectativa <le vida me- Je edad avanzacb que reóenrcmenre sufrieron la pérdida del cón-
dia aumcmó como consecut"n<.:ia de los progresos globales de 1:1 yuge. Orras modificaciones que pueden afecrar los aspectos psi-
rcrnnlngí:i. la nurr.ición y la sanidad en general. Lis mujeres que cosocia.les del envejecimiento comprenden la pérdida de salud fí-
acru.1lmenre ricn<.'n 65 afüi, pueden esperar vivir otros 19.2 años sict y de independencia. además de! cambio Je h.tbirat, la pérdida
(84.2 a1"í1)S) m ientra.~ que en el C;tso <le los hombres b cancidad de amigos y p:iriemcs y los cambios de la estrucrur<l famil iar.
de año~ de vida adicion:;Jes CS dt 16 (8 f :iños). I -.' La pnhrc;r;t es un problema frecuente en la población de edad
El cnveiecimicnro pued.o considerarse de alguna manera un avanzada. En 200 I, un 10% de las personas de 65 :.u1os o más vi-
asume> de mujrn!s, dado que las mujeres en ge-neral viven má:. vían por debajo di: la linea de pobreza y orro 6.5% se clasific:i ron
ricmp<> que los hombres. En el año 2000. l.1 relación cnrrc mu-
¡crcs mayo res de 65 aiios/hombrcs mavures de 65 años en los E>- LAS PERSONAS. DE EDAD AVANZADA
ra<los Unidos era <lL' 143: l OO. Esra rdacíón au mema hasta
243: 100 en el segmenro de 85 :iños de edad o mds. El envejeci- • La población de edad avanzada. la que se subdivide
en las categorías de ancianos jóvenes (65 a 74 años) .
ancianos (75 a 84 años) y muy ancianos (más de 85
Cantidad de personas de 65 afios
o más entre 1900 y 2030 (en millones) años), aumentó espectacularmente durante el siglo
so..-~~~~~~~~~~~~~~~~--,=-~

~ m3 pasado y cabe esperar que siga aumentando como


consecuencia de los avances globales de la tecnol<r
60 53,7
50 gía médica, la nutrición y la salud pública en general.

~
• Como resultado del aumento de la expectativa de
vida muchos adultos de edad avanzada deben
3.1 14 9 16.7 25,7 31.2 35 3í l
enfrentar cambios relacionados con la jubilación. las
modificaciones del estilo de vida. la pérdida de los
0+-'---'-..,...._-'-..-'---1-.,.-L--'-.-'--'--,r-'-~-'-...L..,-'-.:....,..-'-.:....,..-'--~
seres queridos y la declinación de la función física.
1900 1920 1940í9601980 1990 2000 2010 2020 2030
• Aunque el enve¡ecimiento se acompaña de un con-
Aiio (hasta el primero oe julio) junto singular de alteraciones biofisiológicas. la vejez
no es sinónimo de enfermedad y discapacidad. La
Fig_ 3-1 . Cantidad de personas de 65 años o más entre 1900 y mayoría de los adultos de edad avanzada pueden rea-
2030 ten millones¡. N ota: los incrementos entre los años son
lizar casi todas o todas las actividades que eran capa-
irregulares. Sobre la base del U.S. Bureau of Census. lDe: A pro-
ces de llevar a cabo en su juventud. aunque para eno
file of older Arne ricans: 2002. U.S. Department ol Hea!th and
Human Services: Administration on Aging.I a menudo necesiten más tiempo y mayor motivación.
.~r·:': - . . ____ - . ~

",.. r- ..
._>::...;·~

CAPfTULO 3 Conceptos de salud alterada en adultos de ed<id avanzada 49


como ''casi pobre.( (ingrcsM entre d nivel de pobre-a y d 125% lk· La leoría evoluci v:1-genérit·a sosricnc que los fucrorcs genciri-
e!>te nivel). Las was de pobre'la \".UÍan enm: los distintu~ subgrupo~ cos derermi nan la conJicióo física. el dc:si1rrollo de enfonnedades,
de ancianos, y .:n 1999 ~e 1.:omideraron en un nÍ\·d de pobiua un l:t cc.l.1d de la muerte. la aiusa d..: la mucm: y utrns f.icrores que-
21.9% <le afroestadounidcnscs de edad ava111~1d,1, un ~0.4% de lari- concribuyen a la longevi<lad.' A nivel ('eiul:ir, Hayfl ick y Moor-
no;uncriamos <le edad av:inzach v un 8.9°f, de blancos de edad avan- head obsen·aron hace más de .~5 a1'los que los fibroblastos hu-
zada. Las princ.ip:ucs foenre,; de. ingresos para las per:>Oll:I) de .:dad manos cuhivados pose::n una c.1pacici.ad limirada de replicarse (al-
en l CJ98 Cr:ln la Sc·guridad ~ocia] rsoo.,1 SC'curii;.·~) (90% de l;u; pt"í- redc<lor de 50 duplicaciones de la pobla:.:ión) y finalmenrc
sonas di: edad a\~1117.<ld;:i), disrinros bienes person;iJcs (59%), pcmiu- mucren.' Anrc~ de alcanzar el límire de la capacidad de rcplica-
nes püblica.<; r privadas (4 l.6'1o) ) urilidades (22%) i. .:ión esras céiulas se rnut'~tran con un:i disminución de la velol.idad
A diferencia Je lo que gener:ilmenre se piensa. los adulms de de división r presenca n alrer.u:iones morfológicas idcnrifiaihles y
edad tienden a vivir en 1111 ámbi ro comunitario. La rnavorí::i de predecible~ rnrncrerbtic:as de células sc11iles. O u a explicación del
dios viven en algún ripo d r ámbiro familiar, con 110 <.:ónyugl-, sus c1wejecimienro celul.ir se relaciona con una enzima denominada
lújos u otro!> familiares y alredc:dor de un .30% viven solos. Solo u-/,,111mu11. considerada rcspons.:ible de gobernar d envejecí mienro
w1 4,5% de rmhs 1?-~ personas ma~·on:s de 65 años c.h: ed::td viven cromosómi<.:o mediante su ac:ci<in sobre k>s rcl <Ímeros. e., decir las
en una residencia para ancianos o una instin1ción geri:hrica. Sin exiremidaJes de los br.11.os cromoscimicos. Si l.i célula no recibt>
cn:b.ugo. este porcentaje aumenta .u 18,l~u si se considr.:ran ex- un aporte consrnme de celomcrasa en cada división celular sr
d usiv:unenre los ancianos <le 85 año> o m:í.s. 1 pierde un pc:yueño scgrnemo de ácido desoxirribonucleico (DN A)
Los adultos de edad .1v-.tn1.ada son los principab consumido- cclomohirn. En ausencia d<.' cdomer:is:i los r.:lómeros se acorran.
; .:$ de cuidados mé<licos. En 1997 más <le la mirad de la pobl:t- lo <¡uc conduce a la expresión de genc:s asociados con la senilidad
ción ()4.5%} refirió padecer una o má~ dis<..apacit:i<.:iunes. Un ~' la inhibición de la replicación cduh r. Se piensa que en cierras
rercio de la población gcri:irrica rd1ri<i como mínimo u na tÜSca- célubs, como las células cancerosas. la rdomcrasa preserva In lon-
pacitación ~evcr:i y alrededor de una scxtJ p:trtc l 14%) l.'.omunicó gitud Je lo) rdómeros y por c.scc mecanismo promueve la repli-
difinilradc~ par.\ reali-zar la.~ acrividades coridianas. Ca)i la mitad ca..:i0n celuh1r. F.n la actu;ÜiJad cxisre interés en 1:1 posibiljdacl dr
de rodas las camas J e los hospital<:~ par;l. a<ll1hos es1:i11 ocupadas J,1 utiliz.aci<'Ín cerapéucica de la tdomerLlSa rn n la finalidad de de-
por paci1.·nt1;:S <ll· 65 aiios o mayor<..'S. ~cnc.idcnar la muerte celular cn bbncus seleccionaJos, como cé-
lulas cancero~as y prevc1úr la ~enescenci:1 en orros tipos de célu-
la~. c:omo los condrociros ankulan:s, la~ célula~ ..:pirdialcs de la
-EORÍAS DEL ENVEJ ECIM IENTO retina y los linfocitos del :.isr..-ma inmune.'·J
La..s moditic.-ac:iones del esrilo ele vida ~ociadas con el cnvc:je- La~ teorías esrocá~ticas postulan que el envejecimiento es con-
:irnienro se d<..-scrihieron en ,·aria~ t<..·orias del desarrullo. La tcurÍ:l .secuenci.1 de d.1ños alcarorios de moléculas YirJ.lcs Je h~ células.'
·:1.ís conocida tal vez sea la de los ocho c:.~tadios Je de~~rmllo l:::rik- Estos daños se acumularían ba~ra alcmzar un ni v..:I suficienrc para
J !l. Según esra ccoria. los primcroi. siete c:sradios d.: des:urollo rnducir la dcdimót)n fisiológic1 :uoci:ida con el envejecimiemo.
,:1arcm'd período rranscurrido d~dc el nacimi.:nro ha.sea la ed.id El ejemplo m.ís imporranrt' de rcoría estoci.~rica cst:i rcpresent.1do
;i~diana. El ocrnvo escadio, corrcspondieme a la edad aJulr:1 ;1v:.111- por b reoría de la nrnracíón somárica del envejecimiemo. que
.iJa, se ccnrra en el concepro de "intcgriJaJ del ego ,-cr,us deses- ;Uirm~t que l:i longe~idad }' la función de las células en varios reji-
- ..-rarua". l.a im<..-gridad <ld ego e.s la .;cepm:ión Je l:i propia vid2 dos del LU1;:rpo escin determinadas por la molécub de DNA de
~~. relación con la hunw1idad en general y la .ici:plación dd pro- dohle cadcn:-. r sus enzimas de reparación L'Spec.ífi.:::is. El DNA ex-
: u lugar en la hisroría. La falm d1.: inregriJ.aJ del cgo cnnducc :.t pcrímenra cimbios c:ominuos C'n resp1tes1a ;:i ;tg~Hes exógcnos y
_ J.:~e.pcrnnza, q ue ~e c:ira.:reri7~1 por la fulr:i de accpración del factore.~ inrrinsecos. s, ha sugerido que: d cnvejecimienro sería con-
- ""'!'¡,,estilo de vida y el miedo a la muene. La desespcmnza puede .>eClH:ncia di.: condiciom;s que inducen mu r.1ciooc~ Jd DNA o <le-
- .!nilcsra rse comu aparfa. depresión o insalisfaccióu con la vida. '·• ~iciencias de los mecanim1os dt· repar,1rión dd DNA. la teoría de
Los c:st:idios de la modificación lisio lJUe cienc lugar dur:mrc los radicales libro oxi<laci•·o; represenca un COllLt.'ptu esroc-.is1ico
:•ru~cso de en\'cjecimiemo son más contii<;o,, . Din:rs:.s reorí.i. que sosrienc que el emcjecimir:nm se d1:berfa en parre al metabo-
:~nrn n explicar la biología del cnvt·jccimienro mediancc una va- lismo oxidarivo y a los efocros nocivos de los radic:alc:s libres (vé-
__:,1d de ohst>rvaciones cienrfficas en los nivele~ molecular. ü:lu- ase c1p. 5). 1.o~ principales produl.'ro~ St'Cundarios del mttabolismo
- 11rpnico y siscc:mico. Ningun;1 <.k• las reorías expli....1 la m1ali- oxid.irivo inrlnyrn supcróxidos <.jlll" reaccionan con d D:-.JA, :ic:i<lo
.:. dc.-1 proceso de envejecimienco pero rnd,1s .:lbs apcircan algún riho nucleico, prordn.u; y lípidos y serían parcialmcme r<» pons:i-
::::enro. En re-alídad ~~ rawn:ible pens;ir q ue. cxi:.ccu múlriplc:s bk~ del d:uio cdula r r d erwejecimientu. Orra rt:oria cstocáscica
.- ~..:' qu~· afc:ct:lll ese proceso. La~ c.li'·c:rsas reorfas <lcl envejecí- es la Ct"orí:i del ªdesga.~te por el uso.. , que posmla (jUl" el envcjeci-
~-.:" pueden ser c:ir1;:gorizad,1s <.:omo rcorÍ:I~ de c;m1bio progra- mjenro )' la rnuerre son consecuencias de la acum ul,tción de lc-
_:_, u esroc;isricas. Las teoriLu n'nlurivas-ge>1étita.< posrulan 1.1u1: ~iunes en 'l.onas vitales de las células. En esta reoría se cita como
..m1bios que se producen con d t:nvejecimienro c~lfo progr:i- ejemplo :il 01'-:A. L1 rcp•lracióo incompleta o incficicme del DNA
~ 'genétic:imente, mientrJS t¡Ul" la~ teo;Í1l! t'ilocástims sostienen dañado (como se piensi< que ocurre dllrance la veje.:) C.:{>nduc:iría a
_, .t\ altcr:i.ciunes son consecuencia de la acumulnción d1;: suce- LUla dismin uc:iúu de:: la funcicSn de las células.-s.'
- , .imrios o los efectos de fuctorcs ambicnrales.' [n la acruali- Si hien esta~ ceori:is :iyud.tn :1 explicar alguno.~ de los fenó-
·~ .::cepra que d envejecimiento y la longc\idad son proceso~ menos biológico~ rcbcion:idos con el cnvejr:cinúenro. numern-
· :.Ktoriaics en los que participan fuctores gcnéri<.:os y arnbicn- s:is dudas persi$ten. Es probable ti U<:'. el proyecto del genoma hu-
En esrudios reali?.ados en animales dt" experimentación se ob- mano c:ontril>uya a <liluLi<lar ,1lguna~ de l:i~ duda.~ relacionadas
que los facrores genéricos eran responsabl~ de: menos del con la gen~rica del cnve j<"cimi<"nm, pero también es imponame
··" lm cf::cros del e1wejecimi~·nro y que un 65% <le lus etcc- dilucida r lns dec ro~ ele los facto res ambienrales H1bre el proceso
-= !'!Wejecimicnto eran provocados por facrores amhicnr.tles.t' de enve¡ecimienro.
:.:;1;..,:.., :"·..
- . ·- .. .... ~:;~ ' -
50 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enlermedad

el adulrn de: edad ;¡v;¡nzad:1 ~t:a 1nás vulnerable a las enfcrmeda-


En resumen, d envejecimiento e~ un p roce~o 11arn ml q llC tiene de,, lo$ trauma tismo;.. la~ intervenciones qu i ri'i rgic:i~. las medica-
lugar a lo largo d e toda l.\ vida y 'e acompana de ;1lteraciones ciones ,. las modiflc:u:innes amhienrales.
biopsicosoc:.lles singular,·.>. Lnveje..:imicnto ~· ent~rrm:<la<l 110 lA1 diferenciación cnrrc las alteraciones relacionadas verdadera-
son sinónimos. El cuerpo ,.11 vías Je em·ejecimienio puede cum- mcnt1.· i:on i~ edad y LtS J$t><.iadas con los escados patológicos es di-
plir b gran ma:·oria o la wtali<laJ de k,s funciones qti..: desem- lícil. Los orudios mas hicib de rcafuar son los basados ea meco-
peñaba dur-ance la j11venrud CC>ll la <lif~n.:ncia de que ruede n.- dologfas rransver..ales. pero la morcalidad puede generar confusion<.'S.
queri r m~s tiempo y mot11'i11:icin para hacerlo y ..:umplir eMos Si bi.:-n los estudio:. longirudi11alo en general son rmi.' precisos, su
objeti vos con menor pr.-t.i~i<ín . reali¿;.1do11 insume Jiío' v estos lé's rudios pueden n11 tener en cuenta
La población adulta de: eda<l ,1v;111zada Sl· ddlnr.- l.'11 cérmit10s nu 1m:ru~a~ vari,1bles tjlll' ,1lro::ran la ecuación del c1wcjecimienco,
cronológicos como l;is pl.'rsonas de 65 a í10~ o mavore~ y puede: come\ lo:. lacroJ-es ambiencail's, profüsion:iles ~· <lietéticm. l\io obs-
ser subdividida en anciano~ ión·nc\ (n5-'4 año~}. ;mci;mos (75- r.rnte. e~ impommtl' tliforcn'-1:ir con la m,1yor cerrez.a posibk las al-
84 afios) v muv .mci:mos (8'i a1ím u mas ). L' c.m1idad rornl de rerariu11es corporak-s secundari:i.s aJ l'nvejecimiemo propiamemc di-
personas de «iad aYnnwda hJ aumo.:m:1do }' ~~· prevé qu<" C$t.\ cho do.: la<> que M>n imlucicfas por una entem1edad. Esrd diferenciación
rcndencia concinuar.i \'igcncc c·n d fururo~ se .rnricipa que ha- permire un diagnóstico y un crac-Jmie.nm m:ís precisos de las condi-
cia el año ZOJO la cantidad de pc.:rson.1s <lL· 65 años u más que ciones pamlógic1s y contribuye a l'virnr un,1 cm:gorización incorrect:i
residiní en l.o~ EsrnJo~ Un ido:. seni de 70 m i llo 1w~. 1.k bis .ilreracio nes que acumpañan al envc:jccimienro.
Exisren dos ripos princip;ib J c teorías t1ue i11 r,·n1,111 t.>xplic.:;\r Má;. all:i. de lo diflcil de definir el env('jc..:imicnm normal en re-
las alreracioncs bio l6gka~ a:.11ci.1d.is ron el c.:nl'cj.:.:imirnro: las lación con los di\·er~n~ \ÍStemru. orgo\nicos. es ind udable que existe
teorías d¡; cambio:> progr:1m:1dn~. que ~o-riencn que la:. ;tltera- un pamín <le deficiencia gi:idual. Muchos de l.'Sto~ d¿ficir comicn-
cion~ de l.1 \·ejez csc\11 prog.r.imad,IS gen¿ricamenn:. y la~ 1co- i.·m dur:mt<" la cd:ld .iduha rcmprnn:1 pero b gran reserva fisiológict
ri:is cscocás1icas. que po,.1ubn quc lm. c:imhios del cm·eieci- d<· l.J m.iyor parre de lo.> ~il>remas organicos Út"terrnina que no ad-
miento son consecucn<.:i:i <le la .1n1111ulaci(in de dariO$ .1l<"amrios quieran imponaiH.ia füncional h.ma que ak:mcen óeno wnbral. Al-
provocados por focrores .1mbicnc.ilt:s. gn11as aire.raciones. como l.1s que a~ecran b pid y la posrura. son más
visiblc;.; on'á~. como bs rcbcion;1da.'i co n la fum:itin rl.'n:tl. pueden
pa.s~u inadvertidas h~t:1 CJl!<' ~c ¡m:se1m:n situJ cioncs que las desen-
1Alteraciones fisiológicas del envejecimiento m:\sc:m•n (p. c:j., <'I mecJbnli~mn y b di minación de t:írmacos).

Drspu<'i dr <·ompln11r r..-"1 sr,·mí11 ~l.-/ .-,1pJiulo pod1¡i 11/mn.::,;¡r /r,s


sZ'(lúntm ohjeril•os:
LA PIEL
la piel rdleja d procc:·so di.' envejccimicmu en forma más evi-
D1·,eri hir las aher,1<.:iones cuc.in.:as m:\s lrccu.:1110.:~ dd envej.-- dcnt1· q ue orros sisremas org.húrns (\léast.> cap. 6 1). El cnvejeci-
cimicm,>. n1k·nm puede ;Urerar ciertas fu nciones primari;i; de l:i pie.!, a saber.
Ex plicar 1.1 Forma en la <¡111! la~ alceracionc:~ rnu~cular.:> .i,ocia- la prot1"cción co11rra , 1 mc<lio .unbiente, "1 rcgulaciiín de la tem-
das con el cnvcjct imiemo :ir(.cr~m d rendimil'nm ;1 alta vdo.:i- peratura r d ~qui l ibrio hidrnd ..cnolí1ico, b función scnsiriva y l:i
1la<l ) la n:sisrencia. excreción <lt· produccu~ de desecho meralY.)Jjcos. Ll 1."Xposición a la
DL'~cribir d procreso de pérdiJ.i d.: -11s1.111lÍ.1 º'c:a que cien.: 1111. sol.i- v los rigores dd dmM aceleran e-1 e1wejecimicnro de la pid.
lug:ir durant<'. d envc:jccimiento. l .1 pid senil e~ :lrrugaJJ r ~c::ca y presenra una pigmc:nración
Mencionar lo~ cam bios dt· la fonc.:iün rc~p i rarnria que apare- irregul.1r. El t nvejcc·im ienco ~e asocia con una 1.füminucici n del cs-
u.:11 con ,.¡ :ivancc di.' la edad. JXM>r de la de rm is, o c:1p.1 media de la pid. de alredi:dor d.: un
Dc.:~1..1 ibi r l.1s modi fü::11.'i1)llCS u~u:t lc:s Ot' la rc·gul:iciún de l.1 pre- 20",il, lo quo.: ..:onlicre una mayor delgadez)' tr:111sp:1rencia a la piel
~i tSn .1rr~·rial quc se proJm.cn dura11t.: d e1wcjc,·imicnrn. en gen.-ral. E.sea afirm :1ción e.' parciculamwme v:ílida para la piel
Rdacion:tr 1~ ~ther:ic.iom:~ de la funcion nen·io~3 asociadas qm: 1.Ubre :íreas expuesrJs ,¡ la luz wl:u. Las flbr.b colágenas de l.1
con 1.1 ' ejcr .:on la funo.:i<in global dd Ofl!Jn i~mo. derm 1~ se: reorg.ani:an y J,·~<·ncr;rn. lo <)lle deccrmina una dismi-
Comentar hrevemc:me lo~ L'fet:to~ Jd ...i;vejecimienro ~obíe la nuc1011 <le: la resisrenc1J y la dasricidad de la piel. [I envejeci-
\·isí<iu. hl ó\uJición. d ~11~1\) v d olt~1co. miento se :lcompú:a Je una disminuci6n 1le la celubridad y la
nc~1..ribi r la.s modifica~ione:.. Jd tracto g:tsrroinrcstinal ,1;oci:1- \';\ cubriLa..:ÍÓn de la dermis r 1111 incrcmen co f (.'Sllitante dt: la fra-
da~ co n d c:nvejr::.:imienru. ¡;,ilidad va~cular q ue condu.::e :il desarroUo d(' ptirpu ra (hemorra-
Com.:nr¡1r b impon¡1111.ia J.: la disminución Jl· la mnsa corpo- gias cucfoe:1s) sen il y remrda b curación de las heridas. El re.ardo
ral m<1gra en la inrerpreración dcl ímlico.: <le: tlh r.1ci1)n ¡;.lomern- de 1:1 curación de las hc·ridas rambién puede ~cr ..:on;t:cuencia de
lar h:llM!da en b detcrminaci<Ín dd niwl sérico di.' t.rc:11 inina. t11 rm fucrorcs, como por ejemplo deficiencias nutricionalcs, cir-
cularori.1~ \ ahc:raciones de l,1 li.inción inrnunc.1'1 ' 1 La disminu-
1as alcer:itionc:s fisiológic:is J.soáada!> con d ,·nvc:t"Cimiemo ción di.' Li función de: l.1s glándulas ;;ebáccas q ue acornp:Jña al en-
no ~olo rdlej:rn d proc{'so J.: :.c11iliJad pmpiamcnr<'. Jicho sino vejcómicnco reduce la ~ccrccion Je sehn. L:i dismin ución del
ro1111bié11 lo~ cfccros de año.~ dl' exposici1in a ag~·me~ ambio.: rHall.'.> ramaño, la c:1nricl.ad y b a..:tividad de las gl:incl ul.is sudoríparas
co rno la !U'I solar y d hu mo Jel ,·ig.1ni l!o y a pwccsos p;m•lógi- cuí nas n:duce la capacidad dt' pru<lucir sutk)r. 10 11
co:. co1110 la diabece:; mdlirm. 1k~dc ttn:! pen•?<:ll iva global cl en- Lis ul'las dt las manm }' los pies se rornnn quc:hradizas, opa-
vcjc.-cimienco ~e a-.ornpa11 a de una declinación g<·ncml J, l.1 c..~­ c:c. )· gruesas, en gr.111 medida <ld.1ido a la hipov:i~culariz.ación de
rruct ui-a y la función del cuc:rpo. l::st<: fenó meno d~·rerm ina una lo~ lecho~ ungulares. l-.1 pdo r:unbién presenra c:1mbios relacio-
disminución Je la capacicbd de: re,cna de vario;. siscem.ts org;i- nado~ con b edad. !.a di~minución de la producción de melanina
nicos que rc<luce b capacidad homeosr.iric.1. lo que tk·ro.:nnin:t qu<" poi los folkulos pilosm determina qt1<.· en a.lrc:dcdor de la mirad
CAPITULO 3 Conceptos de salud a!teraC1a e n adultos de edad avanzada 51

de l:i pohl:ición mayor de 50 años al menos el 'i0% dd cabello ci¡lJI 1:1.:101 dt' rit-:-~o ai)laJo dc> artro,is; la imporc.rncia de la edad
sea canoso. independienu:memc dd sexo o el color original Jcl s.: n:lad1l11a cu parre con lo< di:..:m.~ mecán ico~ ~obre las arricula·
pdo. lambiC:n ~e obsc:nan ahera-.:iom:s dd crccimic-nro ~- b J i'" ciones con el 1r:mscurs<) dd tl.:mpo. p1.:ro raru bi¿n con la presen-
rribución <.: apilarcs.1•i. i El c 1hdlo y el vdfo :u:il.it :· pubiano Ji~­ ci..t dt· ksi nnes. :ilrer:ic1011es fískas dd cartílago anic:ular. obesidad
minuye n en canridad y los pdos o rigin.1dos ..-11 los pabc:llc n ~~ au kn el 1..aso de- las 1oJilb~) . dcli>rmaciom:s congénjras (p. ej.. di:
ricubrcs ~- la.~ fo.~~ nas;il.?s .1um..:nran de es¡::esor. Los tr.1Srorno:; cadera). d..:pti~iros de crisc.1.k") ..:n d cmila5-o ;;,:ticubr (p. ej .. en
cut:ín.::os son frccuen re;; en b pohl:i-:inn .1dulrn de edad ~ivan1.a<la la rodilla) \' cr.t.<mmm heredir:1rius. El doior. la fo lca de movili-
)'pueden inclt1it proc.:sos m.tlig1:os cut"ncos. tiuc tato~i, (lt·siuncs dad y b i1~thmaciün :1rricul:ir S<' i n ~r~la n con ra pid <.-z. El tt';Ha-
verrugosas). xcíOsis ISl.'<.¡ ucdatl exce~i va de b piel). <k-rmat i t i~ .,. mi..:nw rkm: por hn:did:Ht rn inim i1ar los facrorcs de riesgo. r..:-
prurico (escozor generJli.zadol. ducir el peso corpor.U l.'11 Jo, 1.-;1sos indicados. instaurar un
programa lle ejercicio' p:ira incn:mt.:Jl lal la fu..:rLa muscular)' ali-
\ iar el dolor.
ESTATURA Y FUNCIÓN MUSCULOESOUELÉTICI\
Fl envejct:i m i~n m s.: ncompatí:1 de una disminlll·ión progn:-
FUNCIÓ~ CARDIOVASCULAR
siva de l:i l!.~rarura, sobr~· rodo en l,1s mujen:s. bre fonómmo ha
sido arribuido principalmente a l.t ..:omprt·silín de l:a columna H·r- La t•nll'nm:<lad 1...mfül\·ascular \igul siendo la principal ..::iusa
tdmil. La Vt:'j.:i también se ;mm1pañ,1 Jt• inodific:ir ione.!> di.' l,1 de morhilid.1d ,. mordidad en los ;1du lcos dl' edad avam.ada. A
rnmposic:ión c(lrptlral: la caruid:>;J <le rcjido adip<>~o aumt>nr3 y l,1 mrnudo e~ d i fí~il 5ep;.r,1r l;ts alct:rncioncs del ~ i s1.:111a cardiovas..:u-
masa corpor:i.I m;igr.; } d agu:i corporal mr.1] dismtnuyen. lar verd:id..:r.1mcnt..: rdac1011aJas wn la t'<latl de lo$ procesos pato-
El em·cj.:cimiemo se a'Ocia con un.t rl.Jucción dd lamaño Y la lógico,. l.on la ed;1d la «Orla ' IJS a~rerias cicn<lcn :i torn;trSe m~s
1'uerza dt> los m1hculo~ como coru-::cut>nci.1 tk l.1 perdidJ d.: fil;r;1' rígida,~ menos tli~ccn~1blcs, disminure la rcspucsc1 del cor:izón ,1
m usculare~ v b reducc1cin del tamaf10 de l.1s fibras mw.cuh res l'xi~­ las ..atc.:co!an1Ín<1;. dt.:dina b fn:.:ucncia m rdi:1ca dur:rnre d t'. jcrci-
ti.:1m:s. Au nque la dcd irnu:ión dc> la íuel'l.:l \'Ím:ulada con la \'Cjc1 cio nl<iximo :• di~minuye la \'drn:idad de rd.1j.1<.:ión (liastólica."
110 put·tk Jc:rr:nerx« por complcm. su progma<Ín puc,k aminorarSl' Aun4ut' alR"dt:<lor dd 40t'~ de los adulro$ de cdaJ JYaO'l;t<la
111ediance eJ ejercicin. íl Cnvcj.:..:imit:ntO ~e lCOmpafüt de una rl.'· padecen h1pcn::n.,icín. t.:.Slt: tr.c.mmo no se t·onsidcra tln corrd:no
Jucc:ión Jd rc.: ndi micnro dt> al rn. velot:id;1J ! un aulfü'lltO Jd iit:mpo normal del l.'m·t:j<:'.cim1enro. ,-, L:i r.:b ción entre la ¡m:sicin arrcri:1I
di.' reaccic111 dcbidn :i la disminución de IJs fibras 1r1us<.:ul:rn.:s de ripo Vd riesgo d.- Cilt;_.rrnl.'d:td L°;\Tl]Ío\'::ISCllhJ r es CO ll tÍ llU:t. Sim:m:ÍliL':l
11.1. ;:. La mayor 11.'n cillld J e lo.; movimic:nrm rambicn pued e <er ~ i.ndep;ndicm.: Je orro~ focror.::. dt- riesgo. Sl.' h.1 obsen·a<lo que
úln$t'n1t:ncÍ;¡ de alreraciont"S .lf'I ~i~tcm.1 nervioso. St· p1..:nsa que las ..:uanro mayor es IJ presión .merial mayor e:. la probabilidad de
lbr.is muscul:ir~ Je cipo l. que confi.:~n resiscern~i.1, pérmanecen araQuc.: cardi.ico. insuficiencia cardi.1ca. ,1ccidenre cerebro\·ascular
-~msrnnce.-. <lurame el cnvcjeómitnco (v<i-:1se cap. l:?). ~· e1;te rmt'd.1d renal. F n p.:rso nJS mayores de 'i() años. u11<1 pre-
Ü(· ;\Cuerdo con numerosos esmdios el c1wejt:ciinicnro se a~o­ sión :m<·rial !>i~tólil.a {['AS) maror de 140 mm Hg es un focror
..:1.1 con u na pérdida de l.1 m.;s;i csquel~ti..:a indepenJicnten1t:ntl;' de ri~~o Je :llilyor imporc-¿u..:ia· qu..: d :mmenco de' b prc~ión :u-
.: J sexo, l:i r.1za o d tamai10 corporal. La wiez st: acompaña d<· lGi.il di:molica <l'AI )i. El ri..-s~o de- enfermedad t-artliov:ascular J
;1u disminución de: la rd<Kió n formación (rrno,·:iciónl úst';; re- parrir de una presión .m:crial d1: l l 5t:''i mm Hg se duplica con
m:ió n (dcgrad.ición) 6sca. lo que <lerc>rmina un.1 p<'rdid.1 de la cada incrcme1110 dl· .:!O/JO mm Hg. La; per;onas normo rc n ~:is :\
··i.l'><'l ósea c(111 dt:bilir.un icnm J e la estmcrura c.:~yud¿ri..:a. Esra lo' '\5 .inos ..:orrcn un ríc;;go dd 90"(, tk de;armll:tr hipertensión
''en·:ición es cspccialmcnrc· dliJ:i en el caso de ht, 1:rnjun po~­ <lurame d r:.:sm Je la vida. [n b :icr .irJidad exisr(' una rend::n.:ia
,·11opáusi..:.1>- Al llegar a lo~ 6'i añm de e<l:itl la 111ayorfa di- b) a inrcn r:nir en personli. prehipercens:is (es dc:cir. l'On una PA!:> de:
· ujercs ya han perdido dos rercios de la masa C'iCJ t1 clcric.1 in ici.11 120 a 139 mm l lg o una PAD dc- 80 a 89 mm TTg) modi.flcando
.. <l, idu a la dismi nución Ji: la producción de esrrógtn<l'l.1.1 T~• p¿r d estilo de: ,.¡d.;i p:u.1 ~11·,'1'cnir d d<.:$a rrollo de: biperrensión. Tarn-
J,¡ Je rna\a Ó\<.:a . .;¡ue no es un prncc~o unifo rmo.:. ~um;enz.1 .11- hicn existe: una ti::nJená1 a r~mar :1gresi\'amcnrc !a liipt:rtensión
'«lor de IM 30 años de edad y atecr.1 <;Obre rodo d hue.~o tr.1 para minioiiLar d rit·sg.o Je un.i e\•olu<.:ió11 nci~ariva. "' :\ medida
_.\lla r (esrrucrura reticular fina, en a ...witlad mt'dular ósea) de que :wan7.:1 b .:daJ d aumcmu de l.1 presión arrerial se mn11iftesrn
· -.1b<::ias de los fému n::~ ~· el radill y los cuerpos vc:r rehraks . .i ' en form.1 m.i; marcada .:n la rAS t¡uc.: en la PA D . probablcmc1m:
~~i a l o~ 80 :tiíos las mujeres ya h:m pcr<iido casi el 43% del debido :i un aumc!Hl) <l.· la rigiJ i:z de l.1 aorta. En el adulto de
_·,o rrabec11br. micnrr.1s 11uc en lo~ hombres estt• porcenoj..- e" edad avaní'.aJa lo~ mcc;mismo~ l;l rdiornscul:ire~ <.:ompcns:tdore~ a
.2- 11... Este proceso s:: com>iene 1:11 parológi..:o (o)tt:opom)is mcnudll l"l>cán n:u~1~J<lo~ o son imuti<.:ic:nres Je mllnera que es fre-
·-"-:~do aumcma signifl.:al•vamente l.i ¡m:dis po,i<.:i1ín a 1:1!> tra.:- cuente un descens11 de L1 prcsiún arrerial se-cund:.irio a alteracio·
• ; , 1· hi ~ '-'O m p f ica..:ion t'~ ,1sociac.fa~ (vC::1se cap. 'i8). ncs posrurales o al cc11Humo de una comiJ:1. 1•• 1N La hiporensit'ln
_ .1 prc\';Üe nc i~1 de en ~~rmed:id Jrricular :wmcnra J ur.in H.: l.t orro~d tH.<1. Jdinitla 1..t11110 w1 de~<.:t: l1 \<l ~ignitlcarivo de la prt·si6n
: ·- Hacia los 6'> iliio~ un 80''u de la pob!ación paJ.::c.: algün &m:rial al :ido:mtr la pm!u;·;1 crena. "" m;i.~ l~.:ueme en las per-
Je enfermedad arti1.Ul•11:. Lt anro)i~ c..~ caJ: tm.111.:111..: en la po- '\Onas de ed;:J ª''Jn1..1d.1 h<.'a.~ cap. .:!'i). Aun en .1usencia Jo:: hi-
_: "i: de edad avanz,1d:i que a rn{·nudo .~e prcstune erróncamem e potensi<Í n urcm talK:l los adulto~ Je t:dad a1a11wda respunden :i.
~o·pn:se nt:t una :ilrernció n normal ª'o..:iad.i con la cJad en lu- los -:aml>im posmralt:i. 1.un uno menor rnriaci6n Je la frccuc:ncia
...- un:i l'nfer medad. La arrrosis ,1fo1.ta an¡c:u l.1~iu11..-s sirnwi.1- ca rd í:t...:a ~· b presión :Hreri:il di:ist<ili.:a. Esci :1lrnació n de l.1 rc:s-
. :no la, anicul:icionc., de l:is manm. los pie~. la.~ rodiUas. las puesca a lo) crrmbio~ posrnrale~ ~e: atribuye a las .1lct:r:1cion..:.' <le la
.~:., ~· los hombros. Se erara de un:i entermedad qu<' ., e carJc- función dd sisrema nervioso autóno mo. una función inadecuada
' í'nr b descrucción dd carríl:igo y la ncofo rinnción ósea qttL' del sistcn1.1 circularono o ambos fact0res. ";
•.,,a b .irti.:til:ición. limirn la .tmplirud de movimienws y .1u- El mt'isculo 1..;irJí.1,· o St'nil 1:11 general responde ..:n forma m;1s
·-·, !.1 inrstahilidad arricubr (n'.<l.>t' ..:.ip. 59) . La ::efod ::sel pritt· w:~m:aJa a la estimul:1c1ón ~-adren~rgic:i y las cacecol.!.m in:is cir-
52 UNlDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

cL1la nte.~ vel aumenco <le la rigidc1 diastL)l1ca de los venuículos ron;lS en el cerebro y la médula espina!. La pérdida de neuronas
interfiere' sobre el llenado venrricular, ral vez debido a una menor es mis marcada en la correza cerebral, sobre todo en el área tem-
vdoci<lad de relajación diascólica. Aunque d llenado diastólico poral superior. Se producen orras alreracj.ones en las neuronas y ias
remprano disminuye en aproximadamente un 50% enrre los 20 células de sostén. La :mofia de las dend ritas neuronales interfiere
v los 80 años de edad. d volumen de llenado se mantiene. muv sobre las conexiones sin.ápcicas, reduce las reacciones elecuoquí-
probablemente como consecuencia de un aumento <le la co~­ 111icas ~· orovoca disfunción nerviosa. La uansmisi6n sináptica ram-
rracción auricular}' su contribL1ción al llenado vcnrricular. La pns· bi¿n e~ ~feccada por alreraciones de los neurorransmisores quími-
carga (fuerza que se opone a ia eyecció11 sisrólica del vcnrrícnlo a>s dopamina. ace[ilcoliml y serotonina. Estos efectos reducen la
izquierdo} aumenrn en forma consume con b edad a medida qut' vdocidad .Je muchos de los procesos nerviosos. t i cerebro senil se
aumenta b rigidez de la aorra y la rcsisre-ncia en los vasos arcc- asocÍ<l con un aumemo de los depósiws de lipofucsina (un mare-
riaks periféricos. Aun.que el tamaño global dd corazón 110 au- riaJ inrracelular in:;olublc de color ~unarillcnm). ·' ·'··~ 1
mente, es posible gue con d envejecimiento aumeme el espesor Las aheracion,:.~ sensirivomororas comprenden Ja declinación
de la pared del venrrículo izquierdo, en patc debido al :u1111enco de la fuena mororn, la prolongación del riempo de reacción, la
de la poscarga ~ecu ndario a alteraciones de los vasos sanguí11eo5. 1' atenuación de los reflejos (sobre wdo dd reflejo maleolar) y alce-
La frecuencia cardíaca en reposo pc-rmanece sin Llmhios o dis- racioncs propioceptivas. Estos cambios pueden provocar los uas-
minuye ligeramente con la edad pero la frecuem:ia cardíaca aso- rornos dd equilibrio y d enknrecimiento de los movimienr.os in-
t:Í;ida con el ejercicio m:íximo se reduce. renc.ionales que a menudo se observan e n los ancianos.~..
/\ pesar de las a.lreraciones a$ociadas con el enwjecirnienro '! A pesar de las alreraciones cerebrales asociadas con el envcje-
b enfermedad cardiovascular l:i fimción cardiovascular en reposo cimirnro. la función cognirjva permanece indem ne. Aunque la
de h mayoría de lo!; ancianos sano:. se considera surlcienre par;J edad av;111zada no inrerfiere en el lenguaje ni en la acención, es
cubrir las necesidades del rnerpo. En las personas de edad ava n- posible que disminuya la capacidad de realizar tareas consrruc-
zada (y en mayor mcdida en los hnmhres) el volumen minmo cionales, al igual que b memoria en d cono plazo y la memoria
cardíaco duranre el ejercicio se rnamit'ne a pesar de la respuesta innwdi:ira. El envejecimienro normal en general no se acompaña
menos adecuada de la frecuencia c:irdíac:i. aparenremcnte debido de alreraciones de la personalidad o déficit cognicivos imporran-
;11 amnemo del vnlumen sistólico sccitndario 3¡ incremento del res y la aparición de cualq uiera de estos síncomas reqt1iere una
volumen de fin de diásrnlc {mecanismo de Frank-Smrling) que se evaluac.:ión médica. La demenóa o la depresión son causas fre-
produce dur:u11.:: d ejercicio. r·.!o cucn.r<:--s de esros rraswmos.

FUNCIÓN RESPIRATORIA SENTIDOS ESPECIA LES


Dado cine la fu nción pulmonar se modifica con b edad, a me· Las alreraciones sensitivas relacionadas con d enve¡ec1m1enm
nudo es difícil diferenciar Jo$ deetos de la edad de los asociadrn, pueden afocrar signiflcarivamerw: d nivel de funcionam iento y la
con facrores :unbicmales '." parológicos. 1-:l consumo máximo de calidad de vida de los ancianos. Por ejemplo. las alteraciones visua-
oxígeno (VO , max). un indicador utifüadn parn de rerminar b les y auditivas ~ecundarias a csrados patológicos pueden inrerferir en
fi.rnción c~trd iÚpulmonar glob;il, disminuye con la edad. Varios cs- la comLmicac.:iún y conducir al aislamienro social y la dep resión.
rudios indican q11e el VO~ máx puede .rnmemar significarivamt:nte
con el ejercicio y qut' el YO, máx de los atletas de edad ava nzada La visión
puede ser igual o mayor qu~ d de los arleras m;ís jóvenes. Lt edad avam.ad<t se acompaña de una <lediJ1acjón general de
La pérdida progresiva del recroccso dás[ico pulmonar 5e debe la agudt.:1.a visual '! casi rodos las personas mayores de '55 años re-
a modificacio nes de la rnnridad de ebstina y la composición de quieren una corrección visual parn leer o ver a distancia. Esra de-
las fibras colágenas La calclficación de los cej idos blandos de la clinación de la capacidad visual es consecuencia de la clisminución
pared torácica derermina ltrl aumenw Je l;i rigidez con un incre- del LÜ<Ímerro de la pupila. de la pérdida de la capaLidad refracta·
menro resultante de la carga de trabajo <le los mt'tsculos respira- ria dd crisrnlino y de un aumenro de la d ispersión de la luz. El
torios. Se produce una pérdida Je la esrruc.:rura alveolar que dis- trasforno visual más frct'tlence encrc los adultos de edad avam~1da
minuye el :írea de superficie para el in(l·1-cambio gaseoso. Aunque e~ la presbinpía. detlnida como h diflculrad para focali.zar objetos
la capacidaJ pulmonar roral permanece consrance. escas alrera- cen;anC>S. Este trnsrorno S<: debe sobre rodo a la pérdida de elasti-
ciones dererminan un aumemo del volumen pulmonar residual. cidad del crisralino y a la atrofia dd músculo ciliar (véJse cap. 54).
un aumento de la reserva fu ncional 1• una disminución de la ca- La luz incensa y los cambios bruscos de imensidaJ de la luz
pacidad virnl. Emre los 20 y los 70 ~{11os Je c;Jad se produce UJla crean incoiwt•n ient~s parrint.lares en los adulros de edad avanzada.
disminución Üm:.11 de la censión de oxígeno arre ria! (PO 2) de apro· Esros problemas dererminan que los ancianos ;1 menudo dejen de
ximadamenre 20 mm Hg. Se piensa que <..'Src fenómeno se debe conducir aummóviles duranre las horas nocturnas y ademá.s que
sobre codo a una discoordinación ventilación-perfusión en los pul- corran mayor riesgo de caídas y lesiones. F.I envejecimiento tam-
mones en vías de envejecimicnw.~ ' bién se asocia con alt<:"raciones de la discriminación de los colo-
res. Específicamcnce, los adultos de edad avam.ad:i tienen más di-
ficulrades para identificar los azules y los verdes. Se piensa que
FUNCIÓN NEUROLÓGiCA e.m: fe nómeno se debe a prohlemas asociados con el filtro de la
El envejecimiento normal se asocia con modificaciones cs- luz. dcmro dd espectro de ondas cortas (violera, awl. verde) a ua-
rrucmrales, químicas y funcionales del 1>i~tema nervioso pero glo- vés de un crisrnlino opacificado de color amarillemo. El enveje-
balmrnrc esro~ cambios no imerfiercn sobre las accivi.dades coti- cimienro t;unb i~n puede acornp;lñarse de un:i disminución de la
dianas salvo que interveng:in rrastornos neurológicos espedftcos. sensibilidad corm."dna, lu que determina que puedan pasar ina<l·
Con la edad disminuyen d peso dd cerebro y la canricfad de neu- venidos rraumacismos o infecciones <le la córnea.! <.y,
CAPÍTULO 3 Conceptos de salud alterada en adultos de edad avanzada 53
Los 1rasromos orralmológicos son frccucnn:~ en los adulms ck El semido del gusm rambién dismim1!·e con l:i edad, pero se
edad avan:1.acla. Lru; Ca[ar;1t.\S, d glaucoma y la dcgenernción 111;1- pi,•nsa yue en menor medida que el olfatu. Ü;1do que d gusm r
cular son comunes y pueden der~riwar signific.Hi~ani~·me la fun- el olfaco son necesario( para apreciar el sabo1 d.: una comida. t'S
ción vi~ual. El uso dr: auxiliares par.i la visión dism inuiJa, como prob;i.ble quc: los adultos de cd.1J a\·anz;ida disfruten menos de la~
por ej1.:mplo lup<1s espcci<1les y sism11as de iluminación dt' ak1 in- comidas qm: duranrc su iuventud. Los f.írmacos y las enfermcda-
tensidad que simula la luz del sol, puede mejorar la \•is1ón en c:i- dL~ 1.11nbic!n pudcn i1u..:rft<rir ~obre el gu!>m. L-is :ilfer:i::iones dd
sos de rr:tsromos ofr.1lmológicos im:vcrsibll:'). gmro \' d oJfuro, junto .:on lac1on:> como d hecho de comer solo,
b me;;or L~1p:icidad de adquirir .1 pn:parar los ali meneos y el cosco
La audición dc:vado de .1lgunos productos a.limemarios. µueden e.-..pli<.-ar la n-
La p¿r<lida de b capacidad auditi\-:t es frecuc·m.· en lo~ 2<lul- casa ;ngesca de ali.memos en algunos .1dulros de 1:dad ª"ªm~.1da. A
m~ Je c;:Jad av:m1.ada v d cnvejecimicnm se asocia im:vit,1blemcmt> lu ímasa, la auscnci:1 de l"C[ró:tlimt:ntación sensíri";i puede dt:tt:r·
con un mayor o mc1{or grado de <liscapacidu<l audici\':l. Se h.1 ·~­ minar que la p<::rwn~t ingiera un;1 mayor canridad de ;ilimentos y
rimado que el 30% de la~ p;;r:.una.\ mayorr:. tk 65 año:. ~ :ilrede· aumencc'. J t> peso. Lt (kdinación del gu.sco es más pronunciada cn-
dor d.:- la mirad de la.~ personas ma~·ores de 8) aumsulicicnrc;; pn- t rt• los anciano$ con cnt",;rm<::dad de Al:dicimn, pr~unramenre d::-

<lecen hipoac11sia.=- =·• bido a hs alreracioncs neumpawlógicas ccrebralt::.s. "º


La presbia<.:usia. o l:i hipoacusia asociada con d envejeci-
mienro, w 1...--aracn:ri7.;i por b inst:1bción ~r.1du.1i y progresi,·a de
FUNCIÓN l\JMLJl'\lTARIA
ltipo<H.U~ia sensirivon<:uraJ bilaceral r simétrica pJra lo~ ronos <l..:
:tira frecuencia (v~asi: cap. S5i. El J¿ficic au<liLil'O a rn~nudo po- La ,kclin:ición dob;il de la fu:1óün del sisrcma inmunitario
,ee. un compo11cnre periferico y un compom:me ccnual. Lo; an- que acompaña al en~·i:jccim i<.:nlo puede :i.umcm~ir el riesgo lk con-
.:ianos suelen tener <lificulmdcs p:ir;t Jjscriminar palabras q11~· \t rr.1c:r infeccione~ (yéasc c:ip. 19). La i1111o!Ltció11 del rimo ~e com-
p•m:cc:n mucho o distinguir d origen d,· la~ p:ilabras cmifidas por pler:1 alrededor dt' lo, '10-50 .1i1os, y st bio:n b ca.nri<la<l cot:ll de
.arios imerlocutore.:. distimo~.!- El h:ihl:i dpid.i y los griws puc- célula~ T se m:inrienc invariabk, las .1lrcr:icio11es ti.mcio11ale~ de
,kn aumentar la dismr!'icín y agravar l'I problema. Cuando se h:i- la · <.élulas ·1 helper modifican las re.sptll'SC:l;. inmunicari;is de los
:.¡a con anciano) que paJect:n hipoacu.sia e~ com·cnienre ubicar~<.' adulcos d:: ,·d;;<l "'·;uraJa. F.I ,·nvcjccimicnro rambién se a~ocia
Ji rc:ct,1mence enfrente d<: dio~ p:ira que puedan ob$ef\·ar el mo- <on .1umentos de lo~ niH:k~ <le \·arios autoanricuerpos (p. ej., fuc-
. imicnm de los l:tbios y l:is cxpre~iones faciales. El hahh1 <lebc ~cr rnr rc11m;im1deo), lo que:' aum...-nm d rie,go de cra~rorno~ .mmin-
"ausad~t y directa. El voluml'n <.'xc;:~ivo de la vm pueJ.: generar m uncs. I.os .1<lulros Je edad avanzada son más susccpribles :t las
rrira..:ió11 en el anciano. l.a com¡m:nsión del lengu.1jc: hablado inl~"<.ciones urin:lffil!>. a las infecciones rt-spiram ria.~. a las infcc-
·11<:de;: aumentarse: refom1ulando d mensaje im;omprendido. Los cÍt) Jh:' d..: ]a) herida.\ y a las infecciones no~ocomiah:s. La pobla-
.,udífonos pueden ser dl c~1c..:s parn <liscinros niveles di.' hipoacu- .:ión anciana prescnrn L111;1 ma.''º' casa de morraliJ:id por influenza
J v mejorar s[gnificativament<:: la c.1pacida<l de oír y comunic.1r. y bronconeumoní:l. t_, p1ob:1ble que lo> focmn:s orgánico> loca-
'~.... ohsmnre, la utilidad de un audífono puede ser limitada en les ~· l.1!' t'nform<:dades coexis:emn d..:~::111peñ<:11 un papci más im-
• .1·0~ de hipoacusi:i mulrifi1crorial L·on un componen re periffrico pona nrc en la adq11i.-icion de t·~rns enfcrmcdadc~ ~¡ue IJ~ :1ln:ra-
.in componente central. Un esmdio de la .tudición en ia edad cion.:s de IJ inmunicbd rdacionadas con el enwjecimienw. 11
.1\mz.ada sugiró que los resultado~ de l:t audiom...-rrfa del 11ab:a La detección tt'mpran.1 dt... infc:cciones en lo~ adulros de edad
c:rian indicadores adcLu;cdo> de l:t) dificulr::tdés audüivas reak., .l\'anzada se Ct1mpliL~l debido a la ausencia fi-ccuemc de los Slgnos
· ·1e deben enfremar lo;; a11cian()~ y que este mérndo podría ser y los síntoma.~ cípi.:os, L01110 fidm· r li:ucocitosis. .: El único >igno
--:.~s va.lioso que la :iudiomc:tría de t0nos puros. Las ddl<.:iercias de prcscmación en escos p.tc1e111es a menudo consisrc en una al-
,¡;Jiriv:is asociad:is con el cnvejecimienw no -;e !imiran 1wces.i- Lcr.1ci1ín del esr.1dn nwnr~1J o una Jeclin:iciun J.- l,1 función. Se ha
-iJmCnLc >1 un aumenro del umbral :iudüivo sino y_ue pueden comunicado q11e un 50% de los ancianos con infccdón si: pre-
.'are.u ocras funciones auditiYa>. como la percepción cie los so- ~t·n 1:rn cun un delirio lranco. E.n consecuencia. <.'11 la población
Jos. la comprensión del habia y la discriminación de ruidos de ed.1d av,unada la intección puede estar muy :w.inz.ada c;:n el
::1se a nres). 2~ momenco di:l d i:ign ó~Lico.
La ímp.1cción de cerumen (cera de !o~ oído>) en d cor:ducrn
..:írÍ \O cxremo e' un prnhlenu frecuenre en los adultos de edad
FUNCION GASTROINTESTINAL
-1il:.1da y puede inrerferir en la .mdición. Las glándulas de L<:-
·-·1t'n. y_ue con~isccn en glándulas s 11Joríp:ira~ apocri nas modi- Las alcer:1ciorn.-:, scnik.s de la función del cr~1cro gastruinccsti-
• . =d'1S. )C arrofi.111 y producen un c.:rume.n m.i~ seco. lo quL· cal nal son meno:. man:·.idas que las aJreracione;; de muchos orros sis-
, ' "'"l p:ircialmcmc n:'.spuns,1hle de la mayor írecueni:i;1 <le la im- r::m¡is org:\nícos. Si bio:n la p¿rdida de pic:z;I!; dentarias es un ha-
..:•Íón de cerumen c-n lo~ .111ci::i110.; .1 - llazgo frecuenre }' al rededor de un 40-50% de bs pc:rsonas que
integran la población de edad .w:rnzada son desdt·nradas, CSle te-
::.. gusto y el olfato ncirncno no s~ considera parte dd proceso de cnvcjcc.:irnicn10 nor-
:J ollaro. o scmido olfo1orio, declina con la edad. presullt.t- mal. L1S L~1u.sas principales de 1:1 pérdid.1 rie pio:is dentarias son
_::r.: como cons.:cuencia de la Jtrofia generalizada de los bul- la higiene dcnral dcfi..:ieme. la.• 1...-:1rie~ y la enfcmcdad periodón-
- t>lfatorios y de la pérdida mocler.ida~dc neurona~ olfotona~. rica resuhames. La au~cncia de <licme; puede obligar a modifica-
p.:rccpción de olores es un niecanismo de dci~nsa }' bs per- ciones de la diera y ser causa de desnucríci6n. t.I u.so de próresis
:-._.s inc:ipaccs dt· percil->ir olores corren mayor riesgo Je: expo- dem:irbs puede facili tar la masci.;ación p.:ro la sensación guscaciva
-- 11 ;i lÓxicos a.m bicnralcs. Por ejemplo, una person:1 incapaz cscá inhibida. Los progresos de la recnologi:i odonmlógica y d agrc-
:-_rcibir el olor del humo corre un rie<>go 111m1t'nta<lo en C;tSO g-J.do de ílüur al agua han p..-rmicido que 1111:1 m:iyor aincídad <le
..K::ndio. pcrsona.s de cdJd av;rn1:1J,t ..:011)crvar:111 ~us pi(.'z:JS dcnc-aria~. IA1 xe-
54 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

rosromia. o sequedad de la boca, rambién es un problema frecueme rablt.: capacidad de mantener el equilibrio hidroelecrrolltico. Las
(aunque no univcrs:iJ) en lo~ :mdanos y en general se debe a una alrer.Kiones relacionadas con la edad conducen :e una ili~minu­
dism inución dt· la secreción de las glándub salivales. Ocras causa.~, ción de la c.ip;1cidad de reserva, lo que puede afo~rar la cap:icidad
de ~tquedad bucal comprcndc:n diversas m,-Jicaciones (p. ej., an- rc1JJI de manrt:ner la homeoscasis en presencia de una enterme-
ricolinérgicm y cr.mquifüam~), la radiorempia y las enformedadcs dad o <le una situación de e~trés. Globalnmuc, el envcjecimiemo
obmucrivas nasa.les que obligan a respir.ir por la boci. ~e asocia con una declinación de la masa rena l, sobre codo a ex-
Soergel y col. ( 1964) acuñaron el cérmino presbimífi1f!.O para pensas de l:t corte-ta rena l. 1~1 camidad rot;tl de glomérulos fun-
dl:liignar al reraÓl)JlCS de la ti.mción esofágica como la rcduc.:oón de cionanres dis111i11 uye en un :30-50% y aume nra el port:el1laje de
la morilidad .r la relajación inapropiada del Q.nntcr esofiígirn in- glomérulos escleróticos o anormales.·'~
terior asociadas con el eiwejecimienro.·'·; No obstanrc, en c::l>cudios Varios estudios rranS\crsales y longirudinales docurncnraron
en los que se controló la pr<·scncia de diversos l'Stados parológicos. una dedinación wnsrante dd !lujo sanguíneo renal total de alre-
como diaberes mdlicus o neuropací~, no se observamn altt:racio- dedor dd l 0% por década a p:irrir de los 10 años, dr manera que
nc.:~ de la morilidad esof.ígica. En general la función fisiológica del el flu jo sanguíneo promedio de una perso na de 80 añ o~ es de
esófago no parece modjficarsc con el envejecimiemo. 300 mlJminuto, frente a 600 ml l minulo en un adu leo joven.
En los adultos de \.-dad :ll'anzada puedt:n observarse una atro- La drc!inación mis in1ponance del Rujo !krnguineo se produce en
fia de b rnucos;1 gástrica y un:t disminución de l:t secreci<'m g-.ís- el :irea corcic:il de: los riñones, lo ljUe determina un descenso pro-
rric:i. En los anciauos es frccuenre la adorhidria (dism inución <> gresivo del i11dil-c de filcr.1ción glnmerular (lfoG) asociado nm d
abolición de la secreción de ácido clorhíd1ico), tal vez romo crn1- envejccimicnro. El nivel sérico de crcatinina, u n producro secun-
scc1K·ncia de la desaparición de IJS células paricraies). Si birn no dario del mcrahol i~mo muscular, a menudo se utiliza c.:omo un
.se craca de un h:illazgo univcrsal, esce trastorno pre\-alcce en b po- indie<tdordcl lrG. La reducción del IFG :i.soc.:iada con la edad no
bbción de edad avanzada y puc.>de incerfcrir en la absorción g:ís- se acompaña de un a umento correspondienre dd nivel <le creaci-
Hica de sus1:1 ncia:; que requieren un medio ;\ciclo. ni11;1 J ebiJo a que la producción de creacini na d ismi nuye como
La gasrriris arrdflca v- la disminución de la secreción de fucror l.Onsecueocia de la reducción de la rn:1s:1 muscular vi nculada con
inrríns~co son hallazgo; m:í~ írecucmes en los ancianos v condu- el envejecimiento. "' El nh.d sérico de cr<.-a1i11ina se uciliza como
cen a una absorción deficiente J e la viramina B, . .'Dado' que ésra indicador <lc la función renal cuando >e c.ilculao las dosis de fár-
es nece~aria paro la madu raci1)n de los erirrocicós, s11 ddlciencia macm que se eliminan por via renal. .Esce fonómen<> reviste im-
puede: provocaJ· un cipo de anemi<1 macrocícica conocida con el porrancia en la población de edad avanzada. La admi11isrración
nombre de 1111rmit1 pemicios.1. L.1 deficiencia de virnmina 13 1! tam- Je dosis excl'siva~ de F.irmacos puede conducir a su awmulación
bién puede ser L1 caw.a de :tlrcraciones neunilágica.( como neu- en la sangre con la roxicidad resulcanre. Se dispone de una fór-
ropacía periféric:i, ar:i..'\ia e incluso demencia. El tratamiento con- mula que permite establecer correcciones del nivel sérico de crea-
sisre en la ad ministración regular de suplementos dl' vi r:1mina B, . ri nina según la edad en pcrsnn;1s de 40 a 80 años (véase cap. 36).
mediante inyeu:iones inrramuscuhtres. dado que la forma oral no La función rubular renal de!clina con la edad. lo que re!duce la
se absorbe d ebido a la ausencia de &ccor intrínseco.-' ' capacidad de concentrar y di luir la orina en respuesta a modifica-
El inrcscino <ldgado muesrr:t alguna... alcer.iciones morfulógi- ciones de la carga de líquido y electrólitos. El envejecimienro al-
..:as relacionadas cou c.I envejecimien to, como por ejemplo la atro- tera la cap;icid:id renal de co11servar sodio en condiciones de de-
fia de In mu cosa: sin embargo. la absorción t.lc la mayor parce de pleción J., sodio, lo que pul.xle conducir a una hiponatrcrnia. La
los nurrienres y 11rras func iones in tc.>cinalcs permam:ccn intactas. dismm ución de b capacidad de concenrración urinaria, la reduc-
La ahsorción de calcio disminuye t:on la edad y esrc fenómeno ción relacionaaa con la edad <le la rcspucsca a la hormona anti-
podría reflejar una <lism!nución de la ingesra de \'itamina U, la diurécica y la alc.:ración del mecanismo de la sed pueden explicar
rcdrn..ción d e la formación de vimmína D , por l:i p iel debido ;1 hi mayor predisposición ele los a.ncianos a la <lt:Shidracación duranrt>
una menor expo~ i ción a la lu1. solar y a su menor accivación en períodos de esrré~ y en fermedad. Los ant·i~m1., i:a mbién son m:ís
d hígado y los riiiones. propensos al desarrollo d.: hiperporascmia e hipopora.semia que los
Los divertículos del colon son hallazgos frccuemn cu la po- sujeros más jóvt:m:s en situaciones de estrés. El aumento del ni·.cl
blación de ed:id avanzada, y m ás de un 50t:l\, de las personas ma- ~¿rico de potasio puede ser consecuencia de la disminución dd
y()rcs de 80 año~ padecen una divcrriculosi.~ colónica. L.1 inci- IFG. de la n:d11cción de lo$ niveles de renina y aldosterona y de
dencia elevada de <livcrriculosis colónic:i scrí::I consecuencia sobre alteraciones de b función rubub.r. Por on~t parte, la hipopotasemia
codo de la ingesción de una t.licta con escaso contenido de tibra. se Jebe con mayor frecuencia a r:rasroroos gasrroinresrinales o al
El esrreñirniemo, o la eliminación iufrecucnre de deposiciones du- uso de diuréricos. Ninguna de: csras alreracioaes clcccrolíricas es
ras, representa 01 ro problema frecuente entre los ancianos. Este consecuencia del envejccimiemo propiamenre dicho.·\<•
rraslOmo a m en udo e~ atribuido a la fiilrn de mo,·ilidad v a la dis-
minución de la ,1ctividad física, a la ing..--sca <le una dieta. con baio
FU\ICIÓ\ GE'\JITOURINARIA
conrenido en fibras, a la menor ingesra de liqmdos y a b.s meru-
caciones: el c::scrcñimienro también puede ser causado por un pro- El enveiecimiemo se .1.;ocia con alceraciones vesicales que pue-
ceso maligno u orros estados parológicos. Las complicaLiones del den reducir la función de la vejiga. En general. el mt.'1sculo liso y
estrcfíimienro comprenden impaccíón u obstrucción fccilc.~, pro- el cejido ehistico de sostén son reemplazados por tejido conectivo
lapso recral, hemorroides y uso abusivo dl· laxantes. fibroso. Esre fenómeno puede asociarse con un vaciamiemo vesi·
cal incompleco y lllla reducción de la fuer1.a del chorro urinario.
El en,·cjecimiemo tamhién se asocia. con una disminución de IJ
FU\ICIÓN RENA L
c~lpacidad v.:sical y un au mento d e la frecuencia de la micción. :\
Si bit·n el cnvi:jcci mienro se a~oci:¡ con altcracitine.s anatómi- medida que el cejido el.ist:ico y d múscul o se debiliran aument<.
cas y fisiológicas del sistema renal, los ri1io11es conse!"'·an un a no- el riesgo de i nconrincncia de esfuer1.0.
"'..}~..- 'Q',. ••i ,.._,,.- ...... '
~ :. . -
'-t~
~- .

C..>\PITuLO 3 Conceptos de salud alterada en adultos de edad avanzada 55

En las mujeres de edad arnn1~da la acmfia de las estruc lura.o. Aunque vcj~¿ no es siuónimo de enfern1t:<lad, el proceso de
perineales puede determinar que d mearn ureual se rcrraiga a lo envejccimicnco se asocia con un aumento de la incidencia de en-
largo de la pare<l vaginal. También puede producirse la arrofia de fermedades. A medida que aumenta la edad cronológica rambi¿n
ocros órganos pelvianos debido a la menor producción de csrró- .tumenm la probabilidad de padecer diversas enfermedades cró-
genos dcspu~s de la menopausia, lo que causará una dismi nución nicas. Se estima que d 86% e.le los ancianos padecen por lo me-
de l:t secreción v;~gi na l . un epirdio de revestimiento vaginal más nos una enfermedad crónica y que b mayoría en ver<lad padece
delgado, más se..:o. menos el:isríco y más frági l y una :ilrerac·ión m:ís de una enrermedad. Los tr::scornos más frccucrm.-s denrro de·
de la flora bacteriana norm:il. Esras modificaciones pueden de- csre grupo clario ~e e::mme1an en d cuadro 3-1. Los adul m~ de
cc:rminar una inc:ic.knci;1 awnemada de in~ección vaginal. pruriro edad ª'·amada son más propensos a un deterioro global de la sa-
1· coiro doloroso.·'" lud \' la func-ión fisiológica debido a la mavor incidenci:i de en-
. En los hombres de edad avan1.;tda es muy fri.:cueme la hiper- for~edades crónicas as~ciad:i con la vejez. Dado que el envejcci-
plasia prosdtic-:t benigna (HPR). l.11 in.:idenchl de HPB aumenra micmo también reduce la c.:apacidad homeosuhica del organismo,
pmgresivamenn: hastJ llegar a :1lrcdedor del 801/!o a los 80 años. las enfrrmedades a mc:nudo se manifiesran en forma arípica. Por
Esre rrastomo a menudo es asinromático hasm alredi:dor de los )0 ejemplo. un infanu de miocardio puede producirse sin dolor pre-
años. A parcir de cnronccs. la incidc::icia ~- la severidad de los sin- cordial ni orros sínromas de presencación. La sepsis sin fiebre es
romas aumcnran con la edad. La H PB puede provocar sí momas un hallazgo fn.:cucnrc y la neumonía puede pr~enrarse con un
obsrrucrivos como hcsiración urinaria, disminución de la foerza cuadro de confusión aguda sin una tos prodrórnica_
dd churro urin:i.rio. re Lc.:nción urinaria y goteo posmiccinnal; la Adt'más de la.~ enfermedades crónicas los ancianos padecen
HPB rambién puede provocar sínromas irrirarivos como pola- disrinras alteraciones funcionales o son incapacc1> de realizar las
~uiuria, nocturia, s..:n~dón <le micción urgenrc e incluso incon- accividades de la vida cotidiana (AVCl. Es muy probable que el
rincncia de urgcnci:t (vé.isc cap. 45). " deterioro de la salud que acornp.:uía al proceso d<: envejecimicnco
La accividad sexual sigue siendo posible en la edJd avanzada. sea d factor responsable de estos rr:istornos funcionales. En ere lo~
c::inw c11 los l1ombre$ como en las mujeres. En general, la dura- problemas funcionales más frecuen res en las personas de l!'dad
.:ié>n :; la incensidu<l Je la res puesta sexual disminuyen en perso- :ivam.a<l:i pueden mencionar.~e la inconcincncia urinaria, la inc.s-
na~ Jé ambos sexo~. La erección peniana i:arda más rierr:po en cabilidad y l:ts caídas. las :tlt1:raciones sensoriak-s, la depresión, la
producirse debido a alrcracionD de la i.nerv2ción y de la irriga- demencia y el delirio.
.:-ión vasmlar. en las mujcre~ se cncue-nrran rerra~adas la expa.n-
, ion y la lubricación vaginales fisiológicas dur.111 tc.: la fase de ex-
EVALUACJO\l FU\iCIONAL
~ ir:1ción. Los focro rcs sociales que :ifeccan el comportamiento
'<.'xual comprenden d deseo de pcm1:mcccr acrivo sexualmente. La evaluación de la capaciJaJ funcional Je un .idulro de ed::1d
d acceso a una p:treja se..xu:ilmence runcioname y la disponibili- av:rnada es un componeme clave de los cuidados geronrológicos.
J.1d de un ;un bien re apropiado.' '·"1 El <lia~óstico médico ~in una evaluación funcional es un diag-
nósrico incompleco. Dos aduleo~ de edad avaniada c.:on el mismo
En resumen, el cnvcjccimi.:nto se asocia con 11na declinación diagnóstico clínico de. por ejemplo. amitis. hipcneo.sión y os-
geueral de la esrrucrura y las li.incioncs del cuerpo que reduce.: ccoporosi.~ pueden ubicarse en exrremos opuesros del espectro de
la capacidad de rc:serva de los di$cint0s ~isrema~ or~ránicos, in- capacidad funcion:il.
cluidos los sisrem;1s rnraneo. musculoesquelético, cardiorres- La e\"Jlu:ición del ..-stado funcional puede lb':lrse a cabo de va-
piramrio, nervioso. ~ensorial, inmune. gasrroin rcsrin:il y ~eni­ rias maneras y me&1nce diversos métodos. Lo> indicadores de fu11-
rourinario. Esre fenómeno detenni na un:i reduccion Je la 1:1ún deben evaluar objcuv:imc.:nrc el nivel de func-ión de una per-
capacidad hornctlsrálica que -:onvicne a los ancianos en perso- sona en una diversidad de jn:as cnrre las qut· flgurnn las 1,;,fi.:r.1s
nas más vulnerables a la enfermed:id, los traumatismos. las in- biológica, p~ic.:ológica y ~ol.i,d.
tervenciones quirúrgicas, las medicaciones v las alceracioni.:s .im- La ~etecci(m dl· un fl)étodo dt· nibado para medír la fun..:ión
bienrales. ' ' depende del ohjcri,·o, de b rccolecciíin de d.1ros, del individuo o

1Problemas funcionales del envejecimiento ....!'..!..':- --~

t 9Q4J)~Q '_3 :I¡11.


1: - ,'_
JI •

·.¡:~ \ .•r .. 'I.~-


-1 -.
~· -:--..,~

Lh·spuis de rnmple1ar ::.<ta sección del rnpitufu porÍl'tí 11/,-nnwr los


;:nemes ob¡eti111.JJ: Problemas de salud Porcentaje con trastornos

Comparar la i11ÍOrmación d1.:ri\'ad:1 de la c,·aluación funcional Artritis 49


«On !a dt:rivada del exam<:n físico para arribar a un diag11ósLi- Hipertensión 36
1.v dínico. Trastornos auditivos 30
\fencionar las Jifrrcncias entre l.i inconcinenci;;, urin,iria cró- Cardiopatía 27
nica y la inco111inencia urin:ui:i transitoria. Trastornos ortopédicos 18
_\ kncionar cuarro faccores de ries~o de caída .:11 la edad avan- Cataratas 17
~~. ~
Sinusitis 12
Enumerar cinco sínto mas de depresión en lo~ :.inci:mos. Diabetes 10
~ !..:ncionar
un mérndo que p11cde U[ili1.arsc p.ir.1 ev.iluar la
ni11ción cognici,-a. Dates deri~ados oe la American Associalion ol Rctired Persons t21JOOI.
1;
Oescríhir diferencia qui: .:xistc entre ddirio y demencia. A prolile o t olde1 Amerkans. www.aarp.org.
56 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

l:i población qu.,- se van a c:valuar, de la disponibilid;id y la apli- de erupcione~ wdm::as y ükeras por compresión y problemas eco-
c1biliJad dd insm1mcnt0. de la fiabilidad v b validez del mérodo nómico~. Aunque la inconcincncia urinaria es un crasromo fre-
r del contcxrn o el medio en lu:. que C.:sre ;e aplica. Un problema cueme. no se considera parre del en,•ejecimiemo normal. Diver-
rdacioaado con la cv:iluac:ióu funcional que se pla1m~a a menudo sos escudios revchu1 que en alrededor del 60 al 70% de: los adulros
es la <lposición emrc cap:lcidad y desempeño. Por CJemplo. un an- de edad a~·anzaJa que viven en la comunidad l:i incontinencia u.ri-
ciano puede ser capai. d..: tom•tr un baño sin supervisión pero la naria puede ser tratada e induso curada.
rc~idencia geriárrica en b que vive puede desacomciar esta prác- Las modifiniciones dcl ciclo de la micción qlle acompañan al
rica por morivos de seguridad. Enm· las herramicnias de: evalua- proct>so de envejecimiento fucilitan la instalación de la incumi-
ción utilizadas con maror frecuem:ia se encuemran aquellas que m:ncia urinaria. La disminucí<)n de la capacidad vesic.'\I, del tono
miden la capacidad dt- desempeñar las AVC y la fum.ión cogni- vesical \' ~finrérico v b inhibición de las conrracciones del dc-
ri v.1 dc:I pacienre. nusor (el músculo ,:esical), C\Jmbinada con la menor habilidad
Siempre que se evalúe el nivel de tiinción deberán incluirse las del ~isrerna nervioso para imerprl·tar las señales vesicales, pro-
decermin:icioncs de la capacidad de dcscmpeiiar las AVC r de la mueve el desarrollo <le: incontinencia urinaria (véa.~,- cap. 37). La
capacidad de dest:mp<"1iar las AVC insrrumemales (AVCI). Las fulra d..: movilidad r la prolongación dd ri..:mpo de reacción tam-
AVC consisten en rare:is de cuidados b:í.sicos como romar un baño. bién cumribuven.
vcsrir~e, acicalarse, deambular, craslad.1rse (p. c:j.. de una silla a b Las causas' de incontinencia pueden di\'idir~c en dos c:arego-
c:un::i). alirnc:n1arse v comunicarse. Lts 1\VCJ son tarC';tS m;ts com- riJs: rrnnsirorias y crónicas. Un focror de especi:il impon:ancia es
pleja~ necesarias pa·r.1 foncíonar en s~iedad, corno c.~nih ir, leer. d papel descmpefü\do por los hírmacus como causa de inconri-
cocinar, limpiJr, ir de compras, lavar la ropa, subir escaleras, urili- ncncia urinaria cr:msitoria. Varios de dios. como por ejemplo los
:zar el teléfono. m;111ej;1r el <linero. manejar medic.1cioncs y uúlizar ~edanres e hipnóticos de acción prolongada, los psicotrópicos y los
medios de rranspom:'. Al e\':lluar las rarC"J.!> <le la estera de las AVCI diuréticos. pueden inducir inconrinencia. El rraramic:mo de la in-
rnmbién se t'Vilhia inJirec:tameme la función cogniriv:t porque su continencia urinari¡¡ rransiroria tiene por finalidad mejorar o alí-
realización rcquiC're cierro 11ivcl de comperencia cogniriva. vi:u la causa con la esperanza de que la inconrine-nci<l de,c;aparezc1.
Se dispone de varios m¿codos para medir el csrndo func.:ional. Li inconrinc-ncia urinaria c.:rón ica, o establecilla. es consecuen-
Uno de los mélodos urili:w dos con mayor frecuencia t:) el índice cia dC' l:i incapacidad de la vejiga de almacenar o ev,1cuar Ja orina.
de acrivi<ladcs de la vida cocidiaM. Este indicador concebido por l.a incapacidad de ;tlmacenar orina puede ser consecuencia de la
Kar1. en 196.'3 fue revisado en 1970 y resume d desempeño en sobrc:ic:civid.cd dd müsculo <lerrusor asociacb con concncciones
seis c;tregorías: tomar un baño, vt·srirsc. higienizarse, rr:i:.ladarse. inapropiadas de la \•cjiga (es decir. inc:omincncia de urgencia). En
mancener b concinencia v ali1m:.ntarse. Esre índice se urilin como L'!iros casos el paciencc no puede postergar la micción una 111::1. p<:'r-
un mérodo de: evaluació 1~ para dererminar la necesidad <le cuida- dbi tla la m 1sación de llenado vesical. L-i inconcinc:ncia de urgen-
dos ~· rraramicnro y como ;iuxiliar en un conrexm de rd1abiLlrn- ciJ se caracteriza por episodios de i!Sc:ape de un volumen impor-
ción. Mc<lianre un cuesrionario y la observación subjeriva d exa- rancc de orina en <lin:rsos momcncos del dí:t. La incompetencia
minador se forma un cuadro menea! <ld estado func.ional del uretral (l'S decir. inconrine.ncia de esfuerzo) rambi..:n se asocia con
anciano durante el período de 2 seman.t) anterior a la evalua<..ión un problema del almacenamienro úe orina. En esce caso la presión
bas<'inJose en el grado de desempeño más dependienre. ' 1·'J Nu- ve~i,·al supera la rcsisrencia de la lLretra y ello conduce a la fuga de
merosos esrudio~ basa<lu:. en el indice de KJtz demostraron ser orina. L-i incontinencia de esfm:rw se acompaña Je la diminación
fiables y v~íliJos. Las principales vcnrajas de t:.\'le mt'.todo consis- involunraria de una pequeiia c:mridJd de orina dur:mrc activida-
ten en la facilid:td de su aplicación y en la posibilid:td de obtener des que inducen un aumemo <le la presión intraabdominal, romo
una ·inscancánea" <lcl nivel de función física del wciano. La des- la ros. los csromudos, l:t risa o d esfl1erzo flsico..,;..,,
vcnraja radica en que no incluye caregorías de AVCJ que r.imbién La incapacidad de la vejiga p:1n1 evacuar la orina puede ser con-
revisrcn impornrncia. sobre rodo en d c.iso de los ancianos que secuencia de una hiperreflexia del derrusor que conduce a la re-
viven en la comunidad. ccnción urinaria y la incontinencia por rebosamienro. También co-
nocida con d nomhre de inco111i11mda 1ieurogé11im, csce ripo de
incontinencia puede :bociarse con lesiones neurológicJS secunda-
l'\JCONTl'\JENC! A URlt\ARIA
ria.~ a distimas pacologías, c:omo por ejemplo <liabcres mcllitl!S r
La inconrinencia urinaria, o dimi11adón involunr:iria de orina, lesiones <le la médula espinal. L1 obsrrucción del rracro de salid:i
afecrn a m:ís del 30% <le las personas mayores de 60 años que vi- vesical secundaria, por ejemplo. a un aumenro del ramaño de la
ven en la comunidaJ. a un 50% de los adultos de edad avanzada pr6sc:1ra o a una estrechez urcrral, también puede provocar reren-
incernados en hospimles y a un 60% de los anc.ianos que \•iven ción urinaria e inconrinencia por rebosamicmo. La incontinencia
en imticuc:iones dedicadas al cuidado de enfennos crónicos. Es funcional es conse<:ucncia de ob~ráculos cognirivos. fisicos o am-
posible que esros porc:cncajes reprc.~cncen ~'Ubestimaciones porque biem.lies gue impiden d uso apropi.1do del cuarro Je baño.·•·•~
muchas personas omircn mencionar la inconcinencia urinaria, tal Una vez csrablecido d Jiagnúsrico específico J~ inconrinen-
vez debido al estigma social de csre problema. Además. los pro- cia urinaria debe inslaurnrse u.n cr:iramienro con la fi nalidad de
fesionales de la salud a menudo no inrcrrogan al pacienrc acerca corregir o aminorar el problema suby-Jceore. L1 inrervención con
de ese.: problema pocencial. mayor probabilidad de ¿xiro en los adulros de edad :tvanzada con
La incontinencia urinaria es un problema oneroso. Una esti- inconcinencia es el enfoque basado en técnicas conductistas. F.s-
maci6n conservador:1 del cosro de los cuidados directos de los r:is cscracegias consisten en educar a la persona :Úecrada y esti-
adultos con inconrinencia urinaria en los farados Unidos indicó mularla para ll LH! se csfuer~e y progrese. Las cécnic:ts urifü.;:td;is
un g:tSto de 15 mil millones de dólares por año. " La incomi- 1,;omprcndcn el entrenamiento vesical. la micción para crear un
nencia urinaria puc:<le rener consecuencias dden:rcas como aisla- hábito, la micción inducida. los ejercicios para forr:ileccr los mús-
111icmo r vcrgüenL:l sociales. deprl'SÍÓn r dependencia, desarrollo culos del piso pehiano (p. ej .. de Kegel) y las modificaciones de
CAPÍTULO 3 Conceptos de salud alterada en adultos de edad avanzada 57

la dict.1. L1 biorrcrroalimcmación, w1.1 1.:<..nit.<1 <le enm:namicnto a menudo se la menciona como un moüm que justifica la inter-
q ue c:nsdia c.:jcrcicios destinados a fortalecer los mú~culos del piso nación de un anciano.
di: la pelvis. se basa t'n d uso de compumdorns para surninisuar Si bien c-n algunos casos las caídas son consecuencia ele: causas
información al pacienre a<·crca de sus funcion<.'S fisiológicas. La {'videntes. como-resbalones sohre una ~upcrfici c húmeda o esc'Jr-
biorretroaliment:u.:ión puede sc.:r füil ~¡ :,¡: la cmplc:i jumo con otra~ ch:id:i.. la mayor p;i,m.: de dlas s..: deben a múltiples facmre~. Los
técnica\ cond11crisrns. La urilización de coallas higiénicas u ocros fucrorcs de: riesgo que predisponen :l. l a~ <.:aídas i.:omprendc:n una
producros ;tbsorllenres t!ebe ser wnsidcra<lJ una ~ncd id:i auxiliar combin:1ció11 de modific:icione~ biopsicosoci;1ks rc'3cionadas con
cransiwri:1 y no Jefin ici,·a. Se wsponc.: 1.k nume rosos produuCJ~ la edad. la presencia de enfermc<laclcs crónic:is y los riesgos sirna-
q111.: cubren distinrns nccc~idadc~ dc.: los pacientes. cio11;1les y ambíemalcs. La marcha y la csrnhilid:id requieren la in-
La inrcrvención farmaco!ógic.1 puede ~t'r dka1 en cierro.; C•l- regración de información proveniemc d.: lo> scnridos esoeciales. el
'os. Por ejemplo, d rrara miemo dt' reposición c~crogénica puede si;rcm:i nervioso y el sisrema musculoc>quclérico. La~ alrcracione,
.tlivi3r la inconrincncia de esfocrzo en la:. 111ujerc.:s po;rnenopáu- de ht marclt.1 y b po~rnr.i qut' se product:n en personas de edad
, jcas pt>ro como según la información m:is recienre la adminis- avanza.d.i ~anas cambién aument;in d rieSRO de caída. El uanco de
rr.u:ión Je c.:~rró!!,enO~ aumenta d ri~go cardiovascular v de cán- un:i perso na de edad avanzada es m:i.s , ;reo. la tlexión de los co-
~.:r esrt: .-11foqu~ ha sido abandonado. Los furm<KOS cdn efectos dos. el cronco v las rodillas aumenra. la devación de los dedos de
.tmicoü11c.!rgiws y rela james del músculo liso ve~ical lp. ej .. oxi- lo~ pi<:'~ y el raión disminuye dttrance b ma rch:i r L1s oscilaciones
bucinim1. rol rerodina} pueden aliviar la inrnnrincncia de mgen- con el cuerpo en posuua vertical .urmencan. La edad avanzada se
, ia. Sin embargo. e:.ros c:ompu~ros ne) cstfo -:xcnros de dccws :icompai\a de una disminución de la fuer1.;1 muscular y el wmrol
.;11late raks y csn· riesgo dt>be ser cuidados:m1t'me .mpt·,,ado con- po~rur.tl del tquilibrio. la percepción de lo~ impulsos propiocep-
. ra los beneficios porenciales. civos y los retlcjos de ende=unienro del cuerpo. ·1e.1dos estos foc-
La inl\'rv::1Kión quirúrgica puede Jli\.iar los sínrom~ de in- n.m.~ prt·(li~poncn a las ::-aíd:is t:n la poblaéicín anciana. '"
-•.> nrinenci:i urin.iri.i en un subgrupo d<' p,tci~·nrcs . L'l suspensión Dado q ue d sisrema nervioso ccnrrnl integra lo~ impulsos scn-
.. ..:1 ~-udlo v1.-i.i1.al pm:<lc mejorar b i11co11cine11CÍ:t de ~foerzo que sirivos y envfa señales hacia lo~ <.:Omponente~ dectores del sistema
- 1 re~pon de a otras modal id~1Je~ t<'rap.:u1ica<: r la prost:uecconúa musculoe.~c¡uelético. cu:<lquicr :iltcraci<)n de b función nt>rviosa
· 1. prnpiad.1 en hombre;; con incomincncia por r~·bosamicnro se-- puede predisponer :1 la c:iida. Por c:~1e mocivo las caídas se aso-
- .ndarÍJ a un aumento del tamaño Je la próstara. Sin embargo, cian con .iccidences caeb10,·a~1.uhir1:s . o.:nfcrmcdad de Parkinson
_:· .os :tdulm~ 1.k cdaJ avanzada pu~dcu c.xisrir ml$cornos méJi- :: hidrocefalia con presión 11om1.il. Asimismo, la.s entermedadcs o
, \]lit' i..omraindíquen la cirugía. 0 1r:1 opción consiste en el au- alteraciones del sistema m usculo.:-sqtrel¿rico, como arrriris, debi-
•nmlcu in 1ern1i1eme para el r.rarnmienro de ciercos tipos de in- lidad nrnscub r o deformaciont::s de los pie.s. :iurnenran el ries~o
·11ncnci;1 por n:bosamitnto. de C<líd,\~. Las alreraciom:s d.: la visión 1• l:.1 audición asociadas con
la ed:1d y la enfermedad inrcrfü:rc.n ~o-brc: los impulsos sr;:nsirivo~
~· pueden c:onrribuir a las caída~. La~ .tlrcracioncs del sisterna ves-
'\ ~ STABILIDAD Y CAÍDAS
tibuh1r. <.:omu por c.: jcmplo d ~érugo p<.istural benigno o la enfer-
• .1marclu inesrable .vi~ wídas rcpr<.'loentan motivos de prcocu· medad de ;vt::niere, provocan cr.mornu~ del equilibrio que pue-
• :1 en la población de ed;;d ava nzad.1. 1.1 hibliogr:ifia ind!ca den conrribuir .1 las Clíclas. Las deficiencias cognirivas (p. ej., la
_ .:! 30'lo de las per;onas ma~·orcs de 65 a1ios que Yiv<'n en la demencia) han sido vinculadas con un riesgo aumcmado de caída,
-::·nid:tJ ~·el )()!)o de los anci:mos que \·iven en insrirucionc.- 11111)" pmhahlcmenre debido :l aller"'..l<.:iOm:S de) juiCÍO V la capaci-
;.idJ~ JI cuid;ldo Je ,·nkrmos nónko~ ~urrrn <.'Jídas m el dad de n:solvi:r problemas.
d..: 1111 :iño. La mayor parre dt' bs ' Jídas no provo<.:an rras- Los impulsos prnveniem::-~ <li: lCJ) siHema.s 1.ardiova~cular y res-
,, g.r:1vc:., pe ro exisce el riesgo J e ..:omplic:KÍones significari- piratorio •tfecr:rn la ftmción y b dt"".imbulación. Lis .:1if;:rmedadc:s
• irn. luso forales. Los acxidcntcs tr.!llm:iricos represenr;m la cardiovnsculares, sobre todo l.1 hiprm•nsión pos111ral. pueden pro-
· .,u .::tusa de.: muerte entre los adulcos <l~· l'lhd avanzada v las vocar caíd.ts rccurrcnre.s conw linic.1s cansas o combinadas con
· ..>rnpan el prinH"r lugar en t:.\ra caregoría. l .a fractu ra d~ c.1- los focro rcs mencionados :rnrcs. El marcado dtscenso de la pre-
:· 1111.1 de la' complicaciones m.is temidas. M:í5 de 340.000 sión anerial .11 adoptar la posición crccrn obscrv:!do en las pa-
'.t• ~.: fracmmn la cadern por ano en lo~ Escado:. Unidos; b cic:nce) con hipot.:nsión p<:>stur.il puede provocar caíd.is secunda-
• 1 de esrJ< per~on.is son mujeres d.: edad avanzad.L L\ frac- ria:-. a un ,fncope o a una lipotimia.
-· ~.1der.i se d5ocia con un.i tas.i de:: morbilidad eb·ada. Los Los fiírmacos consriruycn una c.1usa imporranrc '' potencial-
. 111,ignadns en 1:1 hibliogr:ilfa son 'ariablc:;. pern hasta w1 mc-11tc corregible: de in~cabil idad y caída~. Les fármacos de acción
- - h1s aduleas de ecbcl avanzada que sufren un:1 tracrura de ccnrr.11. como los sedantes e hipnóricos, se asocian con un aumenco
r;:quit'rc::n c;ujdados de enfcnnciía dur:111ce un año como del riesgo de caída; y trauma<ismo~. Lns diuré1icos pueden pro-
-· •y h:isr;1 d 20% de e~ros pacienccs f:1l k1.:e r1 en d curso del vut.:ar J epleción de volumen, dcs.:quilibrio~ electrolíricos y fatiga.
· crio1 a l.1 rracmr.1. Orros huesos que se: fracturan con fre- lo que:: predispondrá :1 b caídas. Los antihiperrcrisivos pueden cau-
d ur:incc l.1s caídas de- los anciano~ wn d lu'.1mero, la mu- sar fiuig:i, hi porcnsión orrosrMic.i y dc:rt'rioro del esr:i.dn de alerta,
.: pd l'i~ . bras esrrucmra~ .:squdérk·as son 1:15 m<is afecta- k1 que rnmbién conrribuirá a aumc:nrar el riesgo de caídas.
".1 mreo pnrosi~ v en ;.;onsecucnci:i ~on más n1lncrablL's a Los riesgos :imbienral.:s des.:mpcfüin un papd importante en las
-. ••. Las c.1ídas rnmbifo pueden provocar lesiones de los caídas. m:ís del 70% Je las cuales se producen en el hogar )' a me-
.;ndos, como cnrorsis ,. eseuim:~. " h nudo~<· ddxn ;1l 1rop íezo con objeros domésricos como cibb eléc-
-···::dJd de una pern>n; pu~<le :.cr limitol<Ía por d temor LTicos. alfombr:!S y pequeños objetos dispersos en d piso. L, mala
. - ~' pu 1encial~ c:xperimcnrado por esa pt'rsona o por la iluminación, el ctl1.ado inadecuado. L15 superficie.~ briUanrcs y el uso
: •1,·.ug,\da de su cuid:ido. Esca amieda<l put'dc conducir in:ipropiado de bastones o andadon:s también aumenran el riesgo de
1nt's inneces,nias de la movili<laJ )' b. independencia ~· caídas.•-.. , En el cuadro 3-2 5<: n.:sumcn las posibles cJusas de caída.
58 UNIDADI Conceptos de salud y enfermedad

'~ÜÁDRO.
.•a m....:- _-.. -
'3 .~~~,
•· -

Cáte«oría de factores de riesgo

Accidentes y riesgos ambientales Deslizamientos, tropiezos con objetos. ~ables o alfombras


Alteraciones funcionales Disminución de la fuerza muscular. enlentecimiento del tiempe de reacdón.
relacionadas coh 1a edad dísminución de los reflejos propioceptivos. alteración de los reflejos de
enderezamiento. aumento de la vacilación postural. altéraci0nes de la mar-
cha. alteraciones de las funciones visual y auditiva
Trastornos cardiovasculares Estenosis aórtica. arritmias-cardíacas. disfunción del sistemá nervioso autóno-
mo, hipovolemía, hipotensión ortostática. sincope del seno carotídeo. insu-
ficiencia vertebrobasilar
Trastornos gastrointestinales Diarrea. síncope posprandial, respuesta vasovagal
Trastornos genitourinarios lncontinencia urinaria. sensación de micción urgeot e/polaquiuria, nocturfa
Uso de med icaciones Alcohol. fármacos antihipertensivos. fármacos rardíaco~. diuréticos, narcóticos..
hipoglucemrantes orales. psicotrópicos. interacciones medicamentosas.
polifarmacia
Trastornos metabólicos Anemia. deshidratación, desequilibrio electrolítico. hipotiroidismo
Trastornos rnusculoesquele tícos Artrosis. artriti$ reµmatoidea . miopat ía
1Jastornos neurológicos Trastornos del equilibrio y la marcha, disfunción cerebelosa, accidente cere-
brovascular con secuelas. espondilosis cervical, lesi0n~s del sistema nervio-
so central. delitío. demencia. hidrocefalia con presión normal. neuropatía
(leriférica. enfermedad de Parkinson . convulsiones. ata9ue de isquemia
transitoria
Reposo en cama prolongado H1povofemia, debilidad muscular por falta de us0 y desa<:ondicionamiento
Trastornos respiratorios Hipoxia. neumonía
Alteraciones sensitivas Disminución de la agudeza visual. cataratas. glaucoma. degeneración macular.
alteraciones auditivas. trastornos vestibulares

[.a prevención de la:. caídas es la clave p<lr<l <'ontrobr bs com- minación y la instalación de barras de agarre en la bañera, pue-
plicaciones porenciales asociadas. Dado que: las c:iídas en general den contribui r a prevenir hs caídas. Es ta.~ inrervenciones pue<len
son const'cuencia de múlriples factores, rl principal objerivo de la maximizar la independencia de los a<lulros de dad avanzada y
evaluación clínica consisre en idemificar los facro res de riesgo que prevenir fo mo rbilidad )' la morrnJidad a..~ociadas con las caldas.
puedan modificarse. La evaluación <le lo~ sisremas scnsicivó, neu-
rológico y musculoesqud érico, la observación dirccra dé' b mar-
D EFICIEl\CIAS SENSrTIVAS
cha y el equilibrio y un invenrario <lcu.llado de las medicacionc:s
n;cibid:i$ por el paciente pueden conrribuir a b idenrificación de Aunque la~ deficiencias sensitivas no implican una amenaza
las causas pownciales. Los mareo~, ranro los rransirorios debidos inmi nente para la \·iJa de:- los pacienres, sus repercusiones sobre:
a una enfermedad aurolirnimd:: como los recurrcme.s. aumenran la salud pueden ser mur import:u nc.~ . La hipoacusia se asocia con
el riesgo de caída. Un em1dio reveló qLLe el 24% d.;- las persona~ dismi nución de b C.' llidad de vida, depresión. aislamienro y de-
mayores de 71 años comunicaron como mínimo un episodio men- mencia. L.t deficiencia vis1.ul a1.rn1c:nta el riesgo de caídas, fracru r~
sual de marcos."" Los marcos se asociaron con rrascornos diver- de cadi:ra, discapacidad fí>ica y depresión. Los >lncianos que vi-
SOó, como problemas cardiovasc1Llarc.s. déficír ; ensirivos, altera- ven en instimcioncs dt:dicad;is al cuidado de enfermos e.Tónicos }'
ciones del equilibrio y trasrornos psicológicos. Los episodios de padecen trastornos visuales rienen menos probabitidades de po-
mareo l:lmbién se correlacionaron con la canridad de mcdicacio- der rt:ali1~·'U !:is AVC en forma independ[eme y corren mayor riesgo
ne; ret.:ibidas por el p.i<:icnte. 'º de caí<la.s v fracturas de C<Jdera. Además, l<'I dd iót::ncia visual h,1
Enrre las medida~ preventivas. que comprenden una diversi- sido :tsoci~da con un aumento de la mom1lidad.:-,;i.;:
dad de inccrvenciones, figuran la cirngía parn las cata.rat:ts o la cx- Las deilcim cias sensirivas no S<.)lo son consecuencia de déficir
rracción del cerumen para el rratami::nro de la hipoacusia secun- de las estrucruras sensi üvas periféricas sino también dd procesa-
daria a ht acumulación excesiva de cera de los oídos. O tras miento central de la información provenienre de los senridos. Las
imervenciones posibles consisten en cuidados podiácricos, inte- diflculrades de las perwnas d.e edad avanzada para procesar la in-
rrupción o modificación del régimen farmacológico, program;is fo rmación provcJ1ienre de los discinms órganos de los senridos se
de ejercicio, fisioterapia y uso de J isposi t:i\'OS auxiliares ap ropia- maniflesran con mayor claridad .:n presencia de fl uctuaciones rá-
dos. También es impommre que el ámbito domiciliarin sea eva- pidas de la información percibida desde el am bíenteY
lu ado por un profesional de la salud especializ.1do (p. ej.. un rc- Se ha sugerido que h1. ausencia de información sensitiva po-
rapisw ocupacional) que sugiera modiflciciones para mi nimizar dría predisponer a rrasrornns psicológicos. El síndrome de Char-
d riesgo de caídas. 1\lgunas modil1caciones sen1..illas, como por les Bonner es un trastorno orgánico de la edad avanzada que se
ejemplo l.1 eliminación de ciertas alfombras. el aumento de la ilu- caracteri1~1 por alucinaciones visuales complejas. Esre .~índmme se
CAPÍTULO 3 Conceptos de salua alterada en a dult05 de edad avanzada 59
asocia con la presencia d..: una enfermedad ocular y, desde un't nución de la capacidad <le pensar o concentrarse y pensamientos
pcr~pecriva esrricra, afecr<l a adultos d..: ..:dad avanzad:i con pre- suicidas o p1'1nif1cación o intemo de suicidio.'-
\t'n·nricín de las fu ncion.::s inrdc\."ruales. " Un escudio reveló qm: Los símomas dcprcsi,·os puc:den ser arri huidos erróneamente
d 10% de las pt:r~onas (edad m..:<lia: 7) años) con discapacidad :il proceso de envejecimiento propiamente dicho, lo que dificulra
,·isual severa padecí:! alucinaciones visuales: Estas personas com- b iden tificación r el di:ignósrico de l.i <lepn:sión. La dcpr..:sión del
prendían la naru rnl<.''l.a del problema y solo debieron ser Lranqui- csrado anímico. el sínmrna más represencati1·0 d.: la depresión.
l iiada~ con respecto a que las al uci11 ~1 ciones no eran const·cuencia puede ser menos marcada en el ádulro de edad avanzada; ademi~.
de un rrasromo m..:nral. Las deficiencias auditivas y vimale:. ¡m e- los ancianos n.:ficren una mavor canridad di:' síntomas somáticos
Jen ejercer impo rta.me.~ d cctos psicológiws en asociación con b r ansiedad . lo l¡llC puede difi~ulrnr el diagnósti<.:0. E! anciano de-
demencia. La ~ordera ha sido asociad:i con delirio). En un esrn- primido pued..: presenr;;r signos y símomas de deficiencia iore-
,[iu basado <:11 u11 m t:tudo de \."Onrrol dL' casos se observó que en- lecru;tl. Estos casos requieren un;i cvaluat:ió11 médica exhaustiva
rr.: las persona~ de edad avanz.ad:i C()n una psirnsi5 ins1ala<la en porgue el cuadro puede confu ndirse con d de la deme ncia. A di-
111,1 fose- rardía de la vi<la la prohahilidad d(; Jdiciencia audiriva ferencia <le lo observado en la de-mcncia n :rda<lc:ra, la scu<lu<lc-
~r.1 4 veces mayor t¡uc entre los con troles.'~ mencia que ;tcomp;uía a la depresión a menudo mejora con el t r:t-
ramiemo de la depresión. Aunque las presentaciones clínicas son
similares, existen algunas d i forcncia~ poco marcadas cnrre ambos
Dl:.PRl.:::SIÓ~
m.1sromos (cuadro 3-3j. F.I diagnósricn ramhién puede compli-
La depresión cs un probkma impurranrc.: rn J,t pohbción de carse por la cocúm:ncia <le trastornos fisicos. La depresión puede
.1.l::id avanzad:i.. Lis csrun:ici1me~ de b incidencia dc depresión cn- !>er un sím o1m1 de un rrasrorno médico. por ejemplo. cánccr de
:r: los ancianos 'ºn muy variable) pero general mem<: s1: accpra q11c páncreru., hiporiroidismo o hiperci.roidismo. neumonía u Olías in-
... magnitud del problem:i. es suhcsomada debiclo a errores di;q;- fc:ccione,, insuficicnóa cardíaca congcsriva, demencia y accidcnre
• >)tKos y terapéuticos. Se piensa que alrt:<le<lo r del l 5% de los ccrcb mv~scular. °"'5~ Los f:Írmacos s..:dam es, hipnóticos, c:srt:roidcs,
~ folws de edad :¡,·:m:t..ada qu:: viven en la comunidad padecen sín- anri h i pert em i vu~ y analg~)it.:o~ también pu~·den inducir un estado
•mas de depresión. ESLL: porcentaje d im1inuye hasrn alrededor del depresivo. [J diagnóstico put'dt: complicarse dc.:bidl• a la cxiscen-
~ , ~i el diagnóstico se limita a la depresión mayor. Alrededor cid t·i,1 di: problemas 5ocialcs ;l5oda<los. corno por ejemplo Ja pérdida
. <, al 2.5% de los ancÍ:lllOS qoe VÍ\'C:n <.'ll Íl1SrltllCÍOl1e'i CedÍL'<i<l?.S aJ de: un s.::r querido, del trabajo. dd salario o del apoyo social. ~H ~·•
.::uidado de enfermos cr6rúcos presenr.m s.imomas depresivos.'"' Li e,-aluación de la deprc...i<ín c::n lo~ ancianos es semejante a
El cém1ino depr.:;ión se ucili7.a para describir un sinrom.a, un la observada en las personas jóYcnes. H asta d 40% de ellos ex-
-indrome o una enfo nm.:daJ. º"'acut:r<lo con el Dingnosúc lllui perimenra recidiva~. Las rasas de: su icidil) mi~ c::k-vad;ls se obs..:r-
-":,uistiml Mnm111LofMemal DiJordi:rs (DSl'vi-lVR) puhlic;ido por van en lo~ anárnos. f..xiSie un aumenro lineal del suicidio col1 la
~meri can Psychi;mk Association c:n 1994, lo~ criterios para el ~·dad, en csp..:cial en los ,·arones hb ncos de más de 60 año~. Aun-
;gnóscico y d rraramiemo de la depresión mayor comprenden que los mocivo~ prcó>os no ~cin daros, puede deberse a la ena-
. ,o~ cinco de lo.\ símomas m::>ncionados a co11tinuación du- jenación emocion:1l que pue!de .1compañar JI cnn·jecimienro.
:. d mismo pcriod<i <li: 2 semru1;~ y po r lo menos uno de d - junro con car<.·ncias biopsicosociales coniplcja).'"-''
:rnmas debe consisti r en la ckpresión del csrndo aním ico u Las dil"iculladcs asociadas c.:on el diagnóstico de la deprcsic»n
.1.tooia (pérdida dd inrer¿s () l.1 $éns;i<.:ión de pl:icc:r): dcpre- convienen a los mt rodos e.le crihado en herramienras úri les pam
.. n del esr:i.d o de ánimo o irritación, pérdida del imcrO.:s o el p!a- c,.Jluar más objeri vamemc la func.:iún afectiv.i. La Esenia de de-
.:- relacionados con las accividades Cútidiana~. 111udiíicaciün del presión geriútrim (GeriJrric 1)t"pre3sion Srnk:J. un insrrumeuto de
- ~tico \' d peso corporal, rrastornos dd sueño. agitación o re- medición de fiabilidad ¡ valide-1. reconocidas, se desarrolló con !:\
- -,lo p;icon~orom, farig<t y pérdida de la energía: ~ensaciün de fi nalid:id de medir b d;pre~i1ín en b población de c:dad avanzada
:wcilid:1d , aurom.:prochcs o sensación de culp;i l!XCe~ iva, dismi- no imernadJ en instituciones. Esm escala d icótoma de .>O ítems

Demencia Seudodemencia o depresión

Instalación solapada lnstaladón rápida


Síntomas de duraá ón prolongada Síntomas de duración relativamente breve
·nprecisión en las respuestas a las pregu ntas relacio- Puede mostrar falta de interés en responder preguntas; a
nadas con la o rientación: intentos de disimular las menudo la persona contesta *No sé" o "No me importa"
imprecisiones
::i:.iede intentar ocultar las deficiencias Puede resaltar los déficit y la discapacidad
'.)eficiencia sistemática en la realización de tareas de Puede p resentar una deficiencia variabie en cuanto a la rea-
dificultad similar lización de tareas de dificultad similar
_abilidad del estado de ánimo y el comportamiento Dep resión constante d el estado anímico : pueden superpo-
nerse episodios de agitación o ansiedad
-..Jeden aparecer sintomas neurológicos de disfasia. No presenta síntomas neurológicos
apraxia o agnosia
60 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

re.:oge información sobre rerna.s im porramcs en rdación con Jos cempéutico, sola o combinada rnn fiirmacorerapia o TRC. Las
síntomas de depresión en los adultos de edad avanzada, como por mod ific¡icioncs de los roles que la persona desem peña en la vida.
ejemplo la pérdida de la mt:mof'ia y ansiedad.'" Se dispone de mu- b falta Je.: apoyo social y la presencia de enfermedades médicas
chos otros métodos de crib.ido con vcnrajas y dcsvenrnjas que les crónicas representan solo algunos de los mocivos que cxplicu1 la
son propias para evaluar d nivel d e función psicológic:i. sea en su necc~idad de apoyo psicosocial y nue\·as fom1as de adapr-ación. El
conjunto o en relación a sus componentes por M::parado. en la po- asc!Soramicnro de I~ .tdulcos de edad ;l\'a111~1da requiere algunas
blación adulea J1: edad avanzada. consider.iciom:~ t:Speciales. Los ancian os con de~icitncias signifi-
Los t>bjetivos terapéuticos en los ,mcianos con depresión con- <.~lLi 1•as de la visión, la audición o las funciones cognirivas pueden
s i~tcn en reducir l.a sint0rnacologfa, mejorar b c.tlidad de vid:i, req uerir un abordaje especial. Muchas personas de edad avan zada
disminuir el riesgo d e n'cu rrcncias. mejorar el estado de salud ge- no ;c rnmideran deprimidas y rechazan la ayuda de p rofesicma-
neral. red ucir el cosro de lo~ cu idado> méd icos,. disminuir la mor- lcs de la salud mcnral. En esros C:\SOS se req uil·ren ~·sfuerzos es-
rnlidad. La fa rmacorcrapi:i (es de(;ir la admin{srración de amide- peciales para conwncer al p.1ciemc de la necesidad de rracam icnro.
presiYos} es un enfoque rerapéutico eficaz en eJ aduleo de edad L1 terapia fumiliar puede ayuda r a que los fam ili:irc; comprendan
aY:mzada deprimido . La selección de un medicamenro panicular mo::jor la depresió n y ser una fucme Je apoyo imporrame par.i el
d epende de facrores como el ancecedt:mt: de u na respuesta posi- anci:mo. Aum¡ue la depresión puede a3ocia m con riesgos signi-
riva o ncgariva. los amccedences de respuesta a la medicac ión en 11<..aiivos par.i los adulros de edad a•-anzada. se considera que C-5 el
un p:iricnre de p rimer grado. la presencia de enfcrnu:<la<lt:s mé- trastorno asociado con la vej<:1, con mayores prnba bilidadcs de tra-
dicas coexismues que puedan i m~·rfi:rir sobre la me<lic 1ción, la tam iento exicoso, por lo qm: M:: re;:comienda un enfoque d iagnós-
admini~cmción concurrente de f'irmaco> nn psicorróp icos que cico y terap¿urico enfrgico.
puedan alrerar el metabolismo o :\umenr-ar el perfil de efo::cro' co-
l :m.:ral~ el grado probahk de cumplimicnro del régimen prcs-
DEM E\¡CIA
cripto, la preferencia del paciente y el cosro.
Los inhibidores sdecrivos J e la recapración dl' seromnina La demencia es un prohlema complejo y devascador que re-
(SSRl) con5riruycn una ch1se de antidepresivo~ (p. ej .. scrrralina. presenta una <.<lusa imporr:um: de d iscapacidad en la población
paroxetina. esciralopra m) sumamenre espedficos para el hloqueo dt: edad avanzada. Si bien la prcvalt:: nóa verdadern de demenc ia
o b dí~minución de la recapr.1c:ión de scroronina que 110 se;: ,1rnm- se desconoc1::, las 1::;1imaciones indiCin que la demt:nci;:; afecra a
pañan d el :mtagonismo de los receprores neurorransm isorcs ni de bs personas mayores de 65 ahm r:n un purccnraje entre el 2,5 y
efecros cardíacvs directos. Por e~ras razones, esro~ fannacos son 14,6%. y 61e aumenra .:n rdación clirecrarnentt: proporcional con
adecuados como primeras opciones para el m1tamil'nto farmaco- la l.-dad. En las instituciones para cuid ados de anciano:. t:Jl el largo
lógico de la depn:sión. En general se administran en una sola do- pblo hasca un 70% de los residentes pre~enran alteraciones cog-
sis ,liaria, lo que:: implic.; una \'Cnraja práctica. A<lcmis. en caso nitivas.•'.!. >•
dl' sohredosis otos fármacos sc.H\ menos !erales que otros cipos de Aum1ue el envejecimiento norm:>.I puede asociarse con una de-
<lnrideprcSÍYos, rnm o por ejemplo .1nrideprcsivos rricidicos, una clinación d<.> la fu nción inrelecrual, la d emenci:1, a veces cambién
consiJcr:KÍÓn im porr:mrc si oe tie11c: .:n cut:nta l;l ele\·ad:i 1as:1 dt' !iam.1da sr.nifidad, no forma p~1rtC del proCCSO de l'íWCj~cim ie11lu
suicidio entre los anciano). 1.os efccros colareralcs anricolinérgi- normal. La demenci~1 es un ~indrome dr alreraci1Sn pcrsistcnce ad-
cos y cardio\'ascu larcs c¡11c pueden generar problemas con los a:i- quirida de \':J.rios do minios de la esfera inrdccrnal. enrrc ellos la
tidcpr~ i vos criciclicos (p. ej.• nortripülin:i. dcsipramina, amirrip- memoria. el lenguaje, la oricmación \'isuoespa(;ial y las r-areas cog-
tilina) son mínimos con los SSRL Tndepenclicmemcmc de la nitivas (abmacciún. cílu1los. juicio y solución de probl1::m<l!>}. El
cla;ificación milizada. h~ medicaciones psicmrópicas <lebt:n ad- <lc11:rioro inrele::rual a mt·nudo ~e acompaña de .ilreraciones del
m iniscrarsc l'I\ dosis reducidas en una fase inici;1I con :iumcnros csrnc.lo anímico y c;1mhios de la pcrson:tliJaJ y la eond ucm.'-
gr:iduale~ según ln respuesc:i y lo~ c:fecm; colaterales. J,:1 rc~p uesra L.a <lemen(;ia puede ser resultado dc trastornos como enfor-
a los fürmac.o,, anridepresivos en dosis rc:rapémi<.:as por lo gener:il med~dcs d.:generarivas. vascu lares, neop lásicas, desmielinizames,
requ iere 4 a 6 seman as. En un paciente con un solo episodio de i11fecciosas. ioflamato ri :i.~. tóxicas, metabólicas y psiquiárric.as. Se
deprcsi6n mayor el 1raramicnro furmacológico usualmente debe piem.-a que hasca un 70% de los adulros de edad avanzada con
conrinuar duranre al menos 6 meses a 1 año para prevenir la re- demencia (5 millones en lo~ F.~rados Cnidos) padecen la enfer-
cidiva y t:n .:;¡,so de episodios recum:nres la durac ión del rrara- medad de Alzheimer. un crasrorno neurológico progresivo crónico
mienro debe excenJerse a 2 a 5 años. 'lh.•s.~·i de causa incierra."1 La Jcmenci,1 secund:iri:i a infu rws m úJtiplcs
La ccrapéurica elecrrocorwu lsiv:Jmc {TfC) puede ser el rrara- C$ d segundo trastorno más frecueme y u n 1O a tm 20% de los
mie nro de ck>ccíóo en adulms de edad avanz.1cfa con <:pisodios caso~ <le <le menüa serían pro\'ocados po r c.:src rJ'asmrno vascular
depresivos severos resistentes a los f:írmacos. Dive rsos estudios in- que se cara<:teriza por múltiples embolias cerebrales con infartos
dican que la mayoría de los pacienrcs qu e reciben TE.C tienen secundarios. ,-.&~.c.·
más de 60 anos. A pesar dt: la publicidad neg:iciva .tsncia<la con El diagnóstico y d tratamiento de la demencia. sobre codo de
la TEC. exim!n e\'idencias convincrnces d e la eficacia de csm mo- la enfermedad de Alzheimer, son objeto de investigaciones inten-
dalidad para el cr:ir:imiemo <le la deprc:sió n. Lamencab kmcncé. e11 sivas. Lo$ rasgos hismp.uol1')gicos disrinrivos de la e nfermedad
los pacientes craradm con TEC la depresión recidiva con fre- comi)ten en la presencia de placas d e su; rancia mniloide y ovillos
cuencia; por csrc mo ti vo ¡1 menudo se recurre :\ una estrategia re- neuro~lhri l:m:¡, en el tl'.jido cert:bral. En inve~i¡;acio nt:) tccieuces
sapémica alrernariva como el rraiumiento de manreni rniento con idrmcificaron enzim~L~ llamadas secrcrasas. qtK' se piensa desem-
TEC o la adminisrr:ición de un tratamiento de mantenimiento pc:nan un papel en l:i formacicín de las placas :imiloides. En di-
con anci<lcpresivos después de la TEC. ;! versos csmdios rambién ~e c~tán invesrigando proteína~ 1a11 :mor·
Li "terapia \·erbal". sea en l:i forma de asc.<;0rnmienco de apoyo m:iks c.¡m: conforman lo.s o,·illos dcrec1aJvs en pacientes con
o de psicoterapia, se con~idcra una pane irnporr:inrc e.Id n:gime.n enfermedad de Alzheimer. Uno de los h~Jlazgos geni:ticos más re-
CAPfTULO 3 Conceptos de salud alterada en ad ultos de edad avanzada

cientes consistió en el descubrimiento de alelo> <lt· la apolipopro- rada a severa. l:::sre nuevo enÍOljlU.' 11cur<>qttín1ico se h:isa en la pre-
reína E (apoE2, apoE3 y apoE4) en d crolllosoma 19. La apoli- sunción de;: que los cra~romos neurodegencr.uivos e>iarían relacio-
poproreína E es una proteína normal que participa .:n d rrans- nados con una sobrcC'srimulación de los receprores de N-rnetil-D-
porte sanguíneo de colcsrcrol. Se pic:ns:i que la apoEl protege asparraro tNMDA) por d gluramato. La mcmanrina. 1m
conrra fa cnfermi:-dad de Al1.h.:im1:r. la apoE3 (el alelo :ipoF: más anragonisra del Ni\.1DA, ha sido :t~ociad a con resuk1dos promis<>-
frecuemc t:n la pllblación gener-al) desempeña un papel ncucro y rios (en los p:icienrcs c racado~ con e5re farmaco se obserYÓ un Olc..'-
la apoE4 aumenta d riesgo Jt> enfermedad de Alzheimer de ins- nor ~rndo de! declinación de las capacidades cognniva y funcional
talación tardía. Ll mecanismo subyacenre no se conoce con cer- duranre el rrac:;micmo). La rnemanrin:i ha sido aprohada en focha
reza.6".N•1>., Aunque se documenran progresos continuo' de rkado) recicnre por b FO:'\ pJra su uriliz:ición general.-'
de 1~ cliscinras investigaciones, aún no !'e cuenta con un método En1:re los f.írmacos neu.roprotL-Cmre.~ que supu,;~i:amencc re-
específico para el diagnósfico de la enfermedad de All.lteimer, fo mrJan b insrabción o la progresión de la enfermednd de t\1?.hei-
que implica que el diagnóstico rec1uierc la exdusióu Je orras c.1J1- mer se enrnenrran d ::xrracro de Ginkgu bilobt1. la vir,un ina E, los
sas posibles de 1.kmu1cia. anciinflamatorios no 1.-sreroides (A INT-.) y los bloq ueant<.~ <le lm
Un indicador de la función wgnitiva que se miliza con fre-- canales del calcio. El e..;rr.icw Je Ginkgo biloba. derivado de las
cnencia es el llamado M inie.xamen deJ estado mental (''Mini-lvlcn- hojas de un ,í.rbol subtropical, )t' c:nrnencrn disponible en las rien-
ral Srate Exauünarion'' o MtvfSF.J desarrollado por fol~rein y col. das de produetos o.·uuriscas. Gtc compuesco, que presunramenre
en 1975."' Esca hcrr-amicnra representa un indicador conciso y ob- po~ec: propiedadc:s amioxidanrcs. neurorróficas y :1 nriinflamarn-
jetivo d<: la tunción cogni tiYa y se ha utili7.ado con mucha freCLLcn- rias, ha sido promo:...iuua<lo como un remedio p:ua los rrasrornos
cia. EJ indicador MMSE, que puede aplirnrse en el curso de 5 a 1O Je la memoria en personas con enfermecl:id de Alzheimer.- ; Un
minuw~. consiste en una divcrsid:id de pregunras que abarcan la mera:inálisis de: cinco esmdios re..1liz.1dos para evaluar los <.:fccros
memorin, fa orientación, la atención y {¡e; c.:apacidadcs consrruccio- de e.m~ compltesro sobre la fu nción cogniLiva rtvd ó que d ex-
nales. L:i evaluación de esm prueba d.:momó yue saüsfoce el obj.:- tracto de Ciukgo bdob11 mejora ligeramence Jich:1 función.-' Es
ci,·o inicial de a.pon.ar tma hcrramienra de cribado concisa que per- posible:: que los mecanismos subyacentes d<.' fa enfermedad de Alz-
mita determinar cuanlitacivamence las deficiencias cognitiv:is y heimer se relacionen .;on los pmcesos oxiJacivos y lo. :icumul:ición
documemar las alceraciones cognitival> en d transcurso del ricmpo. de rad icales libres con una d.:wmeración re.'>ulrance de la~ neuro-
\Jo ob:muue, se ha a<lvcrti<lo que csre examen no debe ser urilizado na:. cerebrales. La ~ir:unina E,' tma ,-iramina lipos'1lublc:. inrera<..-
por sí solo como herramienta para el diagnóstico de clemencia. u'1a con las mi:mbranas celulares. atrapa i:aJicaJes libres r podría
Dur:mcc el transcurso de los úlcimos 10 años han aparecido va- inrcr rumpir las reacciones en cadena que provocan daño cdular_-,
-ios fármacos que comribuyen a inrerrumpir la declinal'ión cogni- En tpocas pasadas se pensaba c¡ue los esrrógenos ejt·rcian un efecm
· 1\'a en la enfermedad de Al1.heimer. Hoy se hace hincapié en la p<>- n.:uroprorecror en la~ muícres posmenopfosicas. Sin embaq?o, los
·ibilidad de aumenrar la rra nsmisión sínáprica col im~rgica en áreas res ulrados de ensayos clínicos mulcicém rio.:os :il<::<1tori1_ados y con-
Jd cerebro relacionadas con la memoria y b cognición. Se han dc- rrol:t<los con placebo realizados m.;s rccicmcmence no revelaron
Jrrollado fármacos que inhiben la dcgrachción de la ac.:l!cilcolina .i que la adm inisrracion <le csmigcnos mejor;\ el cuadro en mu jeres
-. ¡"el de la hendidura sináptica y se Ita dernosrm<lo que son efi ca- que ya padecían la enform1:<lad de Ah.hc.: imer." Por ende, las cYi-
-~, para enlcncecer la progresión <le: la enfe rmed;1d en algunos pa- denci:L~ acn1:1 l e~ no avabn d uso Je escrógcnos parad uacamienro
.i1:r11es. En la actualidad se dispone de cuatro fármaco~ (racrina, de ~-sa enfermedad. - Se piensa que los AINE reducen la respuesta
.:onepeziln, civascigmi.na y galancamina) que percenccen a la cate· a lo$ mediadores inilamacorios liberados desde c~ l u las nerviosas
:oría rcrapéuüca de agcnces que promueven la actividad cogniüva, danadas o en vías de degeneración. Lo~ bloqueanleS de los rn-
:'.!nqu,; la racrina y:i no se comerciali1.a en lo..; F..srados Unidos. Lo> nal<!S del calcio inhiben d inAujo celular del catión . .U que se arri-
.:!atro compuestos son inhibidord> de b accrilcolinesrer;1sa que au buyc fo mut•rte n~·uro nal pro"ocada por b liher:1ción de em.im a~
:.c:nran la concenrr:ición de ac<:rikoüna en la corte·¿a cerebral me- incracclularcs. La admini~tración de Gi11k$.u hi!ob11. AI NE o hlo-
.....mre la aminoración de la degradac1ó::i de la acerilcolina liberada queances dt:. los canales del calcio para d rr.namienco de la cnfe'í-
-or bs neurona'> indemne~. Los d~cos ejercido~ sobre la función mcdad de Alzheimer en general no se n:comienda, aum:¡ue fa ma·
. •grlitiv-a por la racri na, d primer tarmaco de esra carcgoría lan- yoría de los dln i ct1~ prl'S<:riben virami11a E.
. <lo aJ mercado, son modcsros y el compuesco se ha asociado con El rérmino 2lreración cognitiva ieve (ACL) ha )Ído utilizado
:~ero~ culacer.ilc:s significativos que por lo general impiden su lL<:O. para designar una ddicic::n;;Ía cogniri\·a asociada con el t-nvcjeci-
Jonepezilo es un inhibidor de la a('Ctilcolim:)rerasa más pmenre miemo que no cumple los requisiws neCCS<lrios p:u·a establecer el
c-;pecífico q ue además se vinc.·ula con deccos colaterales míni- diagnóstico de demencia y que no puede :irribuirse .1 11ingí111 lras-
-· •s:" Los agen tes más m1t.'VOS denominados rivascigmina y galan- tomo médico conocido. Sin embargo. los estudios reali7.ados ~u­
. .::iina se consideran más selectivos para la fijaeióu y fa inactiva- giercn que b mayorfa de lo) paciemes con ACL c:volucionarían
- 111 de la acecilcoline.~terasa pero su adminimación en dosis hacia la cnformedad de Al7.heimer. Los en foques tcrapéu¡icos lÍt:·
. ':ipéucicas puede ~cr limirada por los efucros adversos, sobre todo nl!n por fi nalidad aminorar la progresión del deterioro inrelccrual
·= ?cionados con el rrac.-ro gastrointestinal. Si bien rodavía no cxisre en el rransc;urso dd tiempo y por lo general com prenden cnfo-
:-. rrar:'l mit mo cura.rivo para la demencia, los inhibidores de la ace- 'J UC!i farmacológicos f conducriSlRS.
-olincsterasa se consideran eficaces en esros pacientes de acuerdo El manejo de los adulros de edad ª''anzada con eníerrnedad <le
las mejorías observad;i~ en los resulcados de las prueba~ cogm- Alzheimer y ocras demenóas usualmente implica asumir una re!;-
.i' esrnndarizadas y el enlenrecimienro de la progresión del dece- pons¡¡bi.lidad creciente y adm inimar c.:aJ¡1 vez más cuidado$ :i me-
·u i11cdec.i:ual. Las evidencias disponibles sugic.:ren que esros far- dida que la c:níermedad va reduciendo las capacid..1.de~ del paciente.
o.:vs rambién ~rían eficacc. en pacientes con demencia va.'>CU!ar.- 1 La~ alteraciones del juicio y la cognición pueden impedir que el an-
• .: la actualidad $e c.5ci inve.~rigando d uso de compucsws anci- ciano adopre decisiones razonables y pueden poner en peligro su
- ~ramarérgicos en pacientes con enfermedad de Alzheimer modt:- salud. A menudo 10:. miembros de la fami lia asumen la re~ponsa-
'• - _. "-;:::~.~ ~,

.. ~~ ~-~.:~l~
62 UNIDAD 1 Conceptos de salud y enfermedad

bilidad enorm1: de cuidar a w1 anciano con demencia hasta que la como infarto de miocardio, neumonía u orras infecciones. cin-
larca se rnrna demasiado pesada y se: ven obligados a incc:rna.rlo en cer e hipotiroidismo. Los pacienrcs con una inroxicación mecli-
una inslitución dedicada al cuidado de enfermos crónicos. c.amcnco~a ramb i~n pueden presenrarsc con delirio. La desnu tri-
Los ;incianos con dc:mcncia :i menudo presentan modifica- ción. el uso de elementos füicos para restringir los movimientos
ciones especificas de la con<lucra que incluyen agitación, depre- cld paciente r ciertos casos de iarrogenia t:unbién pueden desen-
sión, alucinaóones, agresividad y un esrado de abstracción. A ve- cadenar d delirio.
ces es necesario recurrir a dosis reducidas de neurolépticos, La causa precisa del delirio se desconoce pero st- pi~nsa que sc--
amidepresivos o ansiolíricos. Cierras intervenciones no farmaco- rfo rnns~uencia d~ la disminu<..ión de la capacidad del sistema ner-
lógicas pueden ayudar .i conrrobr problemas de conduc:n.1 y es po· vioso ccnrraJ dc:I anciano. Orros facrores que pueden contribuir al
siblc.: que red117.can la necesidad Je medicación. Asegurar d cum - delirio comprenden J..:fi cienci~ visuab y audicivas. situaciones de
plimiento de las necesidades física.~ del paciente (es decir higiene estrés psicológico y enfermedades de ocros sistemas orgánicos. El
corporal. evacuación de heces y orina, seguridad y nucriciónj. delirio se asocia con una rns:i de morcalidad elevada que varía en-
puede prevenir problemas graves. L.a instauración de un.i rurina tre el 20 y el 40%. La agirar:ión, la desorientación y el remor son
sisu:rnácica en el conrexco fam iliar también contribuye a aliviar el los tres síntomas distintivos del delirio y se: asocian con aleo riesgo
c.srrés. La e\·iración de la subcscimulación o la MJbreescimulación de lesiones como fr.icturas secundarias a caídas. ''·"''
del anciano ayuda a prevenir m1scornos de conducta. El diagnósrico de delirio requiere el reconocimiemo del sín-
Los trabajos realizado1i por l !all se acompañaron de resulr:i- drome }' b identificación de sus causas. El manejo de estos pa-
dos positivos t!ll cuanro al cuidado de personas de edad avanzada ci..:ncc~ requiere d crarnmienro de la enfermedad subyaceme }' el
con enfermedad de Alzheimer.- El modelo concepm:il do: Hall, alivio de los síntomas mediante la aplicación de medidas de sos-
conocido con el nombre de reducción progresiva del umbral dd tén como una nurrición y una hidr.icación adecuadas, reposo, me-
c.m~s ("progn:ssively lowered stress rh reshold" o PLST), posrub diJas descinadas a aumenc:.tr la comodidad del paciente y apoyo
que la capacidad de una person:t demente de tolerar i;ualquier emocional. El objetivo genera.! es la prevención del delirio; la evi-
tipo de esrrés disminuye progresivamcnre a medida que avanza la cación Jd csrado de confusión agudo sumamente discapacicante
enfermedad. En consecuencia. bs intervenciones rerapéucicas en y porencialmemc fatal es un demenm central para d manejo y el
ancianos con demencia se concemnrn en eliminar y evitar facro- rramm1enco exirosos de estos pacienres. 81
n:~ Je estré~ para prc\·enir trastornos de la conducta. Estos facto-
res comprenden J;; fuciga. l:.t modificación de la rurina, las de- En resumen, la atención de la salud de los adultos de edad avan-
manda..~ excesivas, los esrímulos ab rumadores y los esfuen.os zada requiere consideraciones especificas que comen en cuenta
físicos. Los crabajos de Hal l con el modelo de PL)T demosrra- las alteraciones fis iológicas vi nculadas con el envejecimiem o y
ron que esrc enfoque s.: asocia con un sucño con menos dt$per- los esr:idos paro lógicos mis frecuentes en esta población. Si bien
rare~. una disminución del uso de scdanrcs e hipnóticos, un au- vejez no es sinónimo de enfermedad, el proceso de envejeci-
mento <ld aperico. una acritud más sociable. el funcionamienro miemo se asocia con una incidencia aumentada de enfermeda-
en un nivd superior y una menor cantidad de ep isod i o~ de an- des. El objetivo global consisle en ayudar a la persona de edad
siedad. agiración y otras conduce~ disfunc1ona1es. En estudios ul- avanzada a maximizar su independencia y su c~tpacidad fun-
tc:riores se demostró que d emrenamienro dt- los famili;m:s rc:i.- cional y minimizar la discapacidad re~ulcanre de diversas en-
ponsablcs Jcl cuidado de seres queridos dememes sobre la base fermedades agud:is y crónicas.
di.:1 modelo PLST aumem.1ba su capacidad de brindar cuidados La evaluación J e la c.:apacidad fu ncional de un aduleo de edad
y red uda su ni wl de estrés. -s avan1..ada es u11 componente clave de los cuidados geromológi-
cos. El diagnósrico medico sin evaluación funcional es un diag-
nóstico incompleto. Siempre que se evalúe el nivel de función
DELIRIO
debe rán inclui rse las decermi naciones Je la c~lp:'lcidad de de-
Es imporrance diferenci:ir la demencia <lel delirio, ramhién de- sempeñar las AVC y las AVCl.
nominado t"stt?do de rmifrtsión 11gudn. El adulw de edad avan7.ada Enue los problemas funcionales más frecuentes en la población
con demencia tiene m¡\s pro babilidades de tomarse delirnnce. L.1 de edad avantada pueden mencionarse la inconcincncia urina-
insrahcíón dt- un estado delirante en una persona dcrnenu: puede ria, la inestabilidad y bs caídas, las alteraciones sensoriales, la
ser crróne:imc:ntc.: imerprecada como una exacerbación Je la de- depresión, la demencia y el delirio. El adulto de edad a\'anzada
mencia y en consecuencia no ri:cibir rracamit:nro. '•..~J es parciculam1entc propenso al dl~arrollo de inconrinencia uri-
El delirio es un trasro rno agudo que se instala en el curso de naria debido a las alteraciones del ciclo de la micción que acom-
horas a días y se observa con frecuencia en ancianos inrernado~ pañan al proceso <le envejeci miemo. Las lécnicas conducristas
en hospirales. La prevalencia de delirio varía enrre d 14 y el 56% pueden comrihuir al rracamiemo de la inconrinencia urinaria
entre !os adultos de edad avam.ada inrernados en hospicalcs y llega en la población geriátrica. Las caídas tamhién representan mo-
al 90% cnrre los ancianos admitidos en hospitales psiqui;'tcricos. tivos de preocupación en lo~ anci~nos y au nque es r.1.ro que pro-
Segün la definición dd DSM-IVR. d delirio represcnra un sín- voquen trastornos graves, existe un riesgo real de complicacio-
drome mencal orgánico caranerizado por una deficiencia cogni- nes signilicariv:t< e incluso facales. Casi codas las caídas son
ti\'a general. dis minución de la atención. dfaminución dd nivel consecuencia de facrores de riesgo romo las modificaciones
de c;ncícncia, aumento o reducción de 1:1 ;1ccivid:1d psicomocora biopsicosociales relaci.onadas con la edad, !.is enfermedades cró-
y una alreración del ciclo sueño-vigilia. La severidad de los sín- nicas y los riesgo~ sicuacionales y ambientales. Las ddiciencias
tomas a menudo Aucrúa en forma impredecible pero por lo ge- auditivas y visuales son frccuenres en la población de edad avan-
ne ral es más marcada duranre las noches.'- zada y co1mibuye11 .i la falra de comunicación, :i la dc::prcsión
EI delirio puede ser el cuadro de presentación de un:i cnfer- y al aislamienco soL'ial. La d<:p resió11 representa un problema
mcdaJ física y puede observarse en asociación con rrasrornos significarivo pero craLable que a menudo es erróneamente di:tg-
-

:· r-:.:. . <;~-~-~~~ > .. . .'

CAPÍTULO 3 Conceptos de salud <ilterada en adultos de edad avanzada

nosricado y trarad11 en las pc:rson,t~ de edad avn111.1dn. La de- p.H !-"ÍStrico .1umenra }' d ricmpo que rcquicrc el vaci;unit'nW g_;\S-
mencia es un ~índromc Je altaaci,)n pe;sisccncc adquirida Je rrico puede ..¡cr mayor. En c:imhio, la disirihución de los fármaco'
varios dominios Je !a ofora intdcnual, como b mc-mori;i. d 't modihcJ ~usr.mcialmenre. [.;¡disminución d<' l:i mas.i corporal
lcngua¡e, la orientación vi.~uoesp:u:ial y bs tan:.1~ t:ognici•:as (abs- n1ar;ra v de l.1 c:111ri1.hd de agua corpor;il toral asoci:i&1 con el en-
tracción, cálculos, juicio y solución de pmblcm•hi. ;\unque d ,·ej~cin;ic:nm dc:rermina c¡m:..-:i<..TlOS fam1ac.:os bidrosolubks como
envcjecimienro pu<·de acompañar~.: de un leve d1?1erioro de la la Jigoxin;i y el propranolol ~t· asocien con llll menor volum<·n de
función imdecrual, la demcnci:i no forma p.lrle Jd proceso de d1o;Tribució11 que conduce :i un;t ma)'Or ..:oneencr.ic.:ión pbsm:ítil·a
cnvcjccimienro nornu.L El deliri;> es un cscado de confi1sion r•lí.l una dosi~ dJd.1 r rltlnl(.'ll(.l la prob:ibiliJ:ul de reacciones tó-
agudo quc lit' iu~tah en el t.UN> de hora;, a dfa~ y tiue a me- xkas. A la invcr~. en el carn de los t:írmacos liposolubles, como
nudo se obscn·:i co rno cuaLlw tic pr~emaüún Je: una enr;.:r. d diaz.:pam. la ..lisrribución es mis amplia y el fármaco M'. :ic11-
medad física o una intoxicac!ón medicamen111~a. mul;i. en d tejido adipow <ldlido al aumento del cejido gr:ts11 que
:i.:nmpañ:i al c1wcjecimie11ro. l ~s1os íc11óme1ws pueden rcr:irdar la
eliminación Jd rnmpuesro r conducir .t su acumulaciún c.:on d
Farmacoterapia en la edad avanzada rranscurso dd tiempo k., decir. J unJ prolongJción <.k la vid;.1 111e-
dia del fármKo l después de la :idminisrración de múlr:ples do¡,i~.
LJe;pués de completar en:" sección del t.1pimlu podrá t1k1111=.;zr ÍO< Se piens.i qu<" en los ancianos d merabolismo hcp:ícirn de los tar-
,ig11ie111es ohje1i110J: m:Kos se elKllcnrra alc<"m<lo Jchido a la disminucíún del flujo san-
!!UÍneo hep~itico asociado 1.:.011 b vi.:jcz. La eliminación de lo~ t:\r-
c.u-acreriz:ir 1:1 fo rmacoccrapia rn la población .1dult,\ de cdaJ macos c:n ~cneral dcp1mde Je l.1 excreción l't.'nal, lo que implic.1
avanzad:i. que el decerioro de h lirnción renal asociado 1.:011 el cnvcjccinuenm
Mcncion:ir cinco focrorcs que comribuyar ,1 lu> dt-cm.~ :1dn·r- ~ ,1compañ.1 Je una rLx!U<.""Ción de la rasa dt> t.-xcrcción de lo~ lar-
sos de los f..írmacos en lo'> ancianos. ma<.:os. Este fi:n(imcno pu<xlc aumi.:nrar ía vida media de los ..:nm-
Mcncioo;1r la~ mdicbs prcc.i.11wri:is rebcion:id:1~ con la pres- pucsros y por<::~<:: morivo se recomil·nda bJ~ar Lis dosis Je los ~~ír­
cripción de farn1acos en b pobl.tción de dad av.rn7.ada. macos en determinaciones de h1 depuración de crc.uinina.': ....~
La admi11i~trac:ión de H.rm:iw~ a los a<lulcos de edad a\·aniad:\
L1 formacor.:r,1pia m la pobl.ición de ed.1d .wa11·1,td.i l.'> u n fo- reqlliere un ahordJjc ciutdosu. F.l principio ~1uc Jebe gobernar la
"omcno complejo en el que in..:idc.:n numerosos facron:s biopsiL·cr pre~cripción de fármaco;; en l,1 pohl.ición gcri.írric;i ~·s d dt." "w-
. 1..:iJb. La población de edad ;l\~tm.ada rcpn:~ma el grupo m:í~ :11cnzar lenr,imcnrc v .1vanz.1r lenramence". Los :inciano~ suell'n
: .umeroso de a:insumidores de hírm.i.:-os dc pre~CI ip(..i(111 y de l'l'tlla responder s:Histacro;iamenn: :l do:,;is m:ís reducida~ y en caso ne-
hrc. Aunq ue la> personas am:i,u1a.~ represenr.;n :K>lu el 12,4% de l·c:sario siempre: e:~ posible aumt"nrar gradualm...:nce la dosis scg1'111
.. pobbción cotal de: los F.st.1<lo> l'ni..los. corn.umen un cen:¡o Je la respu1..~tJ ~ la wleram·ia.
.Jm los tam1acos de pre5cripci1in :'un ~O<!o d(' mJa~ las mc<lic.i- El problema se complica aun más por d hecho de <¡ue los an·
• 111<'.s de venrn librc.8 ! L:i incidencia <le reaccione.~ medicamento- c1Jnos '' menudo padecen múlriples trastornos que o bli~<rn ;¡ la
' ;tdve1>.1s ell b pobla.:ion <ll' c:dad avanzada 1..-:, dos a rre~ vcc.:c:s admi niHr:icicín de numcmso.i; fármacos difcrcnrcs. La polifarma·
\,l~'Pr que la documcncada en los aduho) j1'1vcne~. bl~l c:srimaciún cía aumen ta 1..·I rÍL'S!!O de inrt·r:tcciones medic:.11ncnrosas v rt"accio-
. considera conservadora porqm· cll las per.;ona.' dt." t."daJ avanw<la nc.:s mc<licamenms;s Jdvcr~:is y dificulra el ::ump limit·n~o del n..:.
• rt"accione\ advcrs.is pasan in.1dvcrtid.1s con m:1yor frt'(.l.!t"ncia v gimen ter.Ipc!utiw. T:.1mbi.!11 existe d rie..sg.u <le yue lo!> fürmacos
- .eJcn simuhr símom:is Je t·nli:m1t'.d.1dc.~ opcdflc.K ~- !os estado~ pamlógicos Ínle!'.lCCÚen }" provoquen efecto~ ;¡Jver·
Lm crrorcs en b :1dminisrrac11í11 Je los fürmaco> )' la falta de :.o~. Por ejemplo. los firma.:os pstcotrópit.:0> utilizados en pi:rso-
:n,plimicnro >On fenómenos fre(..'tl<:nrcs en la pobllción tic: c:dad nas de edad .w~111A1da con demencia pucdrn agravar la confusión.
. ..n1.ada y varios expcnos c11 la maccri;l tstim:m qu.:: la casa dL• los ~-blol¡ueanres .1dministrado~ :i un anci.1110 cnn enfermedad
1bkmas de .:m: t ipo oscila c:nrre d 25 )' el "i0% crurc los an· pulmonar oh~truc1iva crcínica pueden inducir brom;oconsrricci(rn
"º' que 1•i,·c11 en l.t comunidad. Lo~ mocinJs que explican <:Ha \' los AINE aJminisrrado)> a un p;i.ciemc <ll' c<laJ avanzad;¡ con
lda rnsa de error son num.:rosos. Lt pO:nlida de desrre--,,a ma- liipcm:nsi6n pueden agravar b hipenc:mión .
.;. la visión ddecmosa, b falra de compr.nsión del régimt>n te- FJ uso d,· c.:ierro~ ripos de- Fármacos implica mayor riesgo t:n b
" .tnico prescripm. las acr.i111dcs y creencia~ rd,H:innad:1~ con la población geriárric<i y csc;i.:, mc::di(..-:iciones deben ser cviudas en la me·
:.fic.ición, la <lesconfh ma hacia lus profosionale!> de la salud y dida de lu po>ibl.:. l:.:n gem.·r.il lo~ Eímuc.:os de acción prolongJd:i
•h i<lO!o y co11fusiunt:!s son .al~uno.~ dt• lo~ foctcm.-s c¡nc :ifecr:in o con un;i vid,1 ml'dia prolon~ttb deben e\·ir:irsc. Numeroso:. far.
lhesión a lo) regímenes fdrmacológirns. Ll anirud de los pm- macos sedante~ e hipnóticos enrr-:tn dentro de csw wtegorfa y ~e
' nal"'s <le la salud rambién puede contribuir al uw inc.:orrcc11• recomienda cvic~r la admini~rraci<in <le di:uepam o flur:ucpam .
,;~ medicaciones. Es posible que cxisra una 1cndcncia a rratJr ()[;.1' dascs dt• ffon:icos. corno lo~ anti<kpr<!Sivos y los ansiolíti-
·•nLomas cu11 fiínn:t<X•> l'11 lugar di: inl'esríg¡ir en dc1:1 llc b c.::rns:t cos, a veces inducen d alivio sincomárico dc.~<·ado y pueden ser m:i~
:'os sínruma~. Pata compfü:ar aun mís d pn.1bk·ma d <liag- <1propiados que los ~edamc.<; ~· los hipnóricos en los pacientes de
.• .:o preciso de ciertas cntCrmcdadt:!s específicas pu.:Jc rquft.ir .;Ja<l av:uu:aúa. No obstante. c.'>tos fám1acos dchcn urili7arse con
-¡· porque los Jnci:rno~ nendcn :i no comunicar ms sínro11i.1s prudencia y ~in olvidar l:ll> modificaóones formacocinériClS singu-
.. pu.: d cuadro de pr"'senracion ,1 menudo es arip1co en ow lares que :l<.Ompañ:rn al envcj::t.:imicnw. l .o;, f1írmac.:os que poseen
..ici1.ín <le pac.:icnrc-..~L.<.; propicdade.s anticolinb?,ÍC':l~ t:tmbién deben :idminiscrarse cc>n cau
: .J< allt:rac.:iones !1siológicas rc:Licionadas con la edad ramhi~n ida. Los anticulinérgicos se uti!i7~m para el rrar:tmienro de L1umc
-~»ponsabks de los decms ;1dverws de los t:lrmacos. En ~e- ro~os cra.~tornos y a menudo ~e ;1..,oci;in <.'On S<:t¡ued:id de la boca y
::1 ab$orción de lo;, í:ínnaoos administrado' por vía oral no lu~ ojos. \'i;,iú11 burros;i } esrreííimicnto. Además, cscos fum:tt:OS
' lf;niflcarivamenrc con la edad. aun cuando sc ~~1be que el también pueden provocar .:Ío.:(..tO~ ath-ersos m:b ~.,-.11.:~. rnmo por
64 UNIDAD! Concepros de salud y enfermedad

ejemplo confusión. rerenciún urinaria e hipotensión orroscicica. La nocturia. o necesidad de orinar durante la noche. es
Los compuestos que atraviesan la barrera hematoenceffiica, como un problema frecuente en las personas de edad avan-
los narcóticos y el akohnl, pueden causar una diversidad de pro- zada.
blemas y sobre todo inducir un estado delirante. fa muy probable A. Explique los fundamentos de este problema.
que estos trastornos se deba.n a la disminución de la capacidad de Los errores de administración y las reacciones medica-
reserva del sistema nervioso cenrraJ.8 H 6 mentosas adversas representan una amenaza perma-
Las consecuencias potenciales graves de la farmacorer:ipia en
nente para los ancianos.
la población geriátrica obligan a utilizar estrategias destinadas a
promover los efectos terapéuticos y minimizar los efi:ctos nocivos. A. Explique las causas más frecuentes de uso incorrecto
El primer paso consiste en la evaluaciún cuidadosa de la necesi- de las medicaciones en personas de edad avanzada.
dad de utilizar fármacos por parre del profesional de la salud. Una
vi:-L adoptada la decisión de medicar al pacieme es necesario ana-
lizar el régimen de medicaciones acrual y las parologfas presemes
para evitar interacciones entre los fármacos, inreracciooes cnrrc los
l. U.S Ccn;i.L~ Burt::1u. The 65 ycus and ol<lc:r popularion (2000). [On-linc.J
fármacos y las enfermedades y efectos adversos. Las dosis deben A\'ailable: www.censu~.gov/popularion/w~w/socdcmo/ age.hrml#oldcr.
mantenerse cerca del límire inferior del espectro terapéutico y la 2. American Assocíarion of Retire<l Persons (2002). A profile of older
frecuencia di: adnú nisrración debe ser la menor posible a fi.n de Americans. [On-lim:.J Avail:.ible: www/aarp.org/.
simplifica.e d régimen y facilicar su cumplimiento. L'l asociación 3. Erikson E. (1963}. ChilJhuouand society. Ncw York: W.\Yf. Norron.
enrre la dosis y una actividaed cotidiana específica (p. ej., "tómelo 4. Eribo11 E.H., Erikson J.M., Kivirck H.Q. (1986). Vita.I involvemcnt
con el desayuno~) también puede aumenrar el cumplimiento, al in old agc. Ncw York: W.\'(/. Norron.
igual que el uso de pastilleros y bliscers. El cosce de la medicación ) . Troen B.R. (2003). Thc bíology of aging. Mounr ::iinai Journal of
es otro factor imponanre para un pacieme de edad avanzada con Medicine 70. 3-22.
un ingreso fijo reducido. La selección del compuesto eficaz. más 6. Finch C.E., Tanzi R.E. ( 1997). Cenerics of:iging. Sciencc 278. 407-412.
bararo puede aumemar el cumplimiento del régimen terapéutico. 7. Slagboom P.E., Ba;ri:inn T.H., Beckman M., c:t al. (2000). Genetics
nf human aging. Annals uf rhe New York Acadcmy of S::icnce 908.
Es esencial la educación del paciente en relación con La Farmaco-
50-61.
rcrapia. Los profesionales de la salud deben suminimar informa- 8. Havílick l., Moorehead P.S. (l 965j. The limircd in vítro tife-time of
ción verbal y escrita acerca de los principios generales del uso de hu.:Uan diploid cell StTains. hxpcriroental Cell Rcsearch 37, 614-636.
fármacos y sohre las medicaciones específicas recetadas. Esce en- 9. Fossdl M. (1998). 1e!omerase and che aging ccll. Journal of rhe
foque promueve La parricipación acciva del anciano y aumenta su American Medica! Associarion 279. 1732-1735.
capacidad de adoptar decisiones informadas. 10. Timiras M.L (2003J. 11lc skio. In 1imiras P. (Ed.), Physiologicil
basis of aging and gcr~rrics (3rd e<l., pp. 397-404). Boca Raroo, Fl:
CRC Press.
En resumen, la fammcO lcrapia en la población de edad avan- 11. Srnirh E.S., Flcischcr AB Jr., Feldman S.R. (2001 ). Demographics oí
zada es un fenómeno complejo en el que inciden numerosos :tging and 'kin disc:i5e. Clinics in geriarric medicine 17. 63 1-641.
l 2.1aaffc D.R.. Marcus R. (2000). Musculoskcleral health and tbt: older
factores biopsicosociales. La veje~ se asocia con alteraciones far-
adult. Jot1mal ofRehabilirarion Resc:arcl1 and Oevdopment 37, 245-
macocinéticas que aumentan el riesgo de reacciones róxicas. El 254.
principio que debe gobernar la prescripción de fármacos en la 13. T unir.is P.S. (2003). The skeJeron, joints, and skdc:tal and cardiac
población geriátrica es el de "comenzar lenramcnce y avanzar muscles In ºrimiras P.S. (Ed.). Physiological basis of aging and geri-
lenrameme". En la medida <le lo posible debi:n evitarse los fár- arrics (3rd ed.. pp.375-395). Boca Raron, FL: CRC Press.
macos de acción centra.! y con vidas medias prolongadas. En la 14. Locscr R.F., Delbono O. (2003). Aging of rhe rnusdes and joims. In
población geriáuica aumentan los riesgos de interacciones en- Haz.zard W.R.., Bl:us J.P.. J-lalrer J.B.. eral. (l::ds.). Principies of geri·
rre los fármacos, inreraccioncs emre los fármacos y las enfrr- arríe medicine and geromology (5th cd .. pp.905-918). N<=W York:
medad.es y efectos adversos. Li. educación dd paciente de edad Mc(.;raw-Hill.
avanzada acerca del uso de firrnacos es un fuctor imporrante 15. Lakarla E.G. (1999). C:trdiovascular aging rcscarch. Journal of che
American Geronrological Socícry 47, 613-625.
que fucilita el cumplimicnco del régimen prescripro y el uso co-
16. Joim Nacional Commicree. (200}). The ~evcnr.h ri:porc of Joim
rrecco de J;c. medicaciones. Narional Commim.-.: on Prcvcnrion Ocrccrion Evaluacion and
·1reannenr of High Rlood Pressurc:. NlH publicarion no. 03-5233.
Bechi;:sda, MD: Nacional lnsrirures ofHealth.
j

'
.-
- .'"

.
- ~

. _ . ._

- ~
- --
~~>~ ::....:·..:.~
- -- . . : -
-~
~-..rr·.,

--·--·t ...il·-
~-
17. Taffer G.E.. Lakarra E. (2003). Aging of rhc C.'\rdiovascular sysrem. In
Han..ard W.R., Bla~ J.1~. Halrcr J.B., et al. (Eds.). Principies of geri-
acric medicine md gcrontology (5rh :.-J., pp. 403-42 J ). New York:
Se considera que el cuerpo de una persona de edad McGraw-Hill.
18. Smich N.L, Ps:uy B.M .. Ruran C .H., eral. (2003). The associacion
avanzada puede desempeñar casi todas o todas las fun- hetwc:en dmc sincc la.st mca1 and blood pr-.-ssure in older adulrs: Thc
ciones que desempeñaba durante la juventud: la dife- cardiovascular he:ihh smdy. Journal of rhe Amerie<1n Gcriatrie<
rencia es q ue el cumplimiento de las tareas puede insu- Sociecv 51 . 824-828.
mir más tiempo. requerir una mayor motivación y ser 19. L.aka;ra E.G. (2000). Cardiovascular aging in heah:h. Clinici
menos preciso. Gcriatric Medicine 16. 419-444.
20. Schwara R.S., Kohrr W.M. (2003). Excrci.sc in eldcrly people.
A . Explique de qué manera este fenómeno podría con-
Physiologic. and funcrional effecrs. In Hazzard W.R.. BlaM J.P..
tribuir a aumentar el riesgo de caída en las personas Halcer _l.B. ce al. (Eds.). Principies of gcriacric medicine and gcron-
de edad avanzada. rology (5m ed., pp. 931-946). New York: McGraw-Hill.
CAPITULO :J Conceptos de salud alte rada en adultos de edad avaniada

21. Tim1r.is l~S. (2003). The pulmonar;- rcspi~tion. •1cmaropoie<;i$ :u:d primary car~ gmde to rnanaging :icu1e .ind chronic sym ptoms in
crytlimcyt<"'>. Tn Tí m i ra~ P.S. (Ed.). l'h)'iulogic:1I hasis of :1ging and older adul1s. Geri.urics 55(11). 65-" I.
gcriarru:s (3rd ed.. pp. 3 l9·336). Boc;, Raron . r l : CRC Prc:.~s. 45. Wymann J.E (2003). Tre:irnwm oí urina ry incontin cnce in men and
12. T imiras I~S . {20 03). t\gin¡! of thc 111.·r rnm sym:m: Sm1crural a nd older women. In J\ewm:in D.K.. Palmcr M.H. (Eds.). T he stare of
biochemical changi:s. In Timíras P.~. ! Ed.). Phvsioloeical b.i.~is of tht" ocience on urin:uy im:onrinence. American Journal of Nursing
ag111g and gcriacr!; UrJ cJ .. pp. 99-1 i7;. Boc~ Rar;n, rL: CRC. Supplernenr .). 26-35.
Prt:•~. 46. l<ing ~1 . B. (200Jl. 1-dlls. In H=rd WR .. Blass J.P.. Haltc:r J.B., Cl
23. l'iiniras l~S. (2003). The ncrvous •::>:cm: Fum:1ional c:hanges. ln JI. :c:ds.), Principie.• of gcriarric mcdicml" and ¡teronmlogy {)ch cd..
limim P.S (b.i.). Physiologi,~1 1 basis of aging :md geriarrics í3rd ~-d.. pp. 15 17- 1529). \l<'w York: 'vlrGraw-Hill.
pp. 11?-140). Boc1 Raron. i::L: CRC Pr~•. 47. fol lcr G. F. (2000). 1-alls in rbe d derly. American Family Practicioncr
l4. Odrnhr.:imer C .I.. ( 1'198). Gc:ri;1trir ncurolugy. >lcuroluby Clinics 61, 2159-2168, 2 1 7 .~-2 1 74.
l(Í. 56 1-567. 48. Marks R, Allcgranrc J.. M:u:Kcnz.íc C. w nc J. (2003 ). Hip fractures
.!5. Sd111cck lvf.r... H~c~l'.'rmom -Ponnn1· l :. t20!U). Pri1c:riral <15.<es>· among rhe eld:rly: C1uscs. comcqrn:nccs and conc rol. Agciu~
mem of vision in ;he elderly. Ophrhalmologv Clin\cs of ~ori.h Research Revicws 2. 57-93.
Arncric:i 16, 169-187. 49. HausdurlTJ.M .. F.cldi><rg H.K .. Cuclkow'cr i\f.E......e al. ( J997j. The
26. Mei~a.ni E.. Brown C.. Em<"rlc H . !20031. Scnson· svsccms: l\.ormal rebnoaship bccwcc:n gair dnd falls. Journal of rhe American Gcriatrk·
.<ging. <lisorder.•1rd rrc:1rmcnc of vi~ivn dnd hca¡ini in humans. In Sociery 45. 1406.
1imíras l~S. íEJ.I. pJw,iologic:il b;1,;j, 0f:1gi11g :ind geri:itrics (3rd t•d .. 50. lennc:'rti M.E.. \X'illi;i.m~ C.S.. Gill T.IVI. 12000). Dizzine.ss amo ng
pp. 141- !(,)1. Boca R~ con. H: CRC: Pres~. • ' oldcr adulrs: A possiblc g~riatric synd ro mc. Annals of lnrcrnal
27. Nushau m N"J. [l CJ99). :\ging and senson· ~cnc$cence. Sourhern Medicine 132. 33'·.H4.
~kdical Journal 92. 267-.'.!-). 'i J. Kcller B.l\:.. ~ lorton J.L.. Thomas V.S .• Pon:cr J.F. (1999). T he effcct
28. :-..farnni A.. M:u.wli >.l.. Ro,ignoli .\l.. .:e .d. t2001 i. Hearing in thc of visual :rnd hcaríng impairmem on funcrional ~carus. Jomnal of rhc
eldcrlr: A popul:mon stud~-. Aud10[0~· 40. 285-2'>.). Amcñcru: G~rontologictl Socie1y 47. 1J19-1325.
19. \lills J.A. (2003) ..<ligc:-rd~1cd ch:mg«:. in 1hc .mdirory .~yscem. In "51. Ri:nbc:n D.IL f\ lui S., Damesyn Yi .. ec al. (1999). Th.: p~ognosiic
H:u.z::rd \'>:'.R.. Bl.1;, J.P. Ha ccr J.B .. cr .11. tEds.). Pnncip!cs ofgcri- ,.~Juc uf St'rtSory impairmenr in older pe[)On~. Journ al of ; he
mic medicine anJ gcronwlog:v ('ich c.I.. pp. J 239- 1251 ). Ncw \Ork: American Gcrontologiail Sociery 47. 930-9.'5,
Mc(.;r;1\\·-Hill. 53. Mojica T H., B:iily l~I~ (:!000). H aiiucin arion; m the vision-impaírcd
30. Finkelsrein ].:\ .. Schiffm.ui S.S. ( 1<)<)".)). \'l:'or:<shl>p on ra;rc 3nd smcll d derly: l í1e C!u rlcs Bonner Srndrome. >lurse l'racritioncr 25(8),
in 1he elderh': An overview. Plll'~ in l n~v w d beh:11-ior 66. · -:-3 l '6. •4-7().
3i . Gin:ildi L. Scrcnnb..:rg H. i 20Ó:I). ·1K: immunc .,·.cc:m. In Timir¡b 'i4. ·1eunisse R.J .. Cru~·sbcrgJ.R.. Hoefn.igcls \'\ZH .• et al. (1996). Visual
P.$. (Ed. ). Ph~siologi~~I b3ú of Jgiu~ am.i gcri;1;rÍ~) Or<l cd.. pp. Lalluci111ttons in osychologically normal pcople; Charlc:s Bunnet's
265-2831. lfoca R<1mn. rL: CRC. Pr~'l>' . syndrome. l:incet 34... ..<J4-7'17 .
.~2. \louron C.l~. Picrn· R.. Espino D. V. 1200 ll. Common i n~ecrions in 'í5. 1\ m«clia O . ~. Huw:; rd R.J .. !.'"""R. {1 9<J'i). Psychocic srace~ Mioing
0

older adulr.. Am<tricJ.n Familv l'r.miriuner 63. 257-268. in late¡¡¡;,. fttre paraphrl'nial: Th.- rok· uf ri'k focwrs. Rri rish Journal
33. Socrgd K.H .. Zbo r,1lskc F.E..' ..\mbergJ.R. i 1%4l. Pre~hyesophag1~,; of Psvchi.n n· 160. 2l'i-228.
C~oph agcai :tHJ tiltl\" lll l101l<ll)eB:tri;rn s. j C1 Urtl.ll of CJ inir:al 56. )!!H. Com~n su~ Üc;vdo pmenr fünel. (J9Q'i). Diagnosi~ a11d rrt•lt-
lnvesrigatio n 43, 1472- 14-ü. mc:m of Jeoressíon in l.ire lifo. lourn JI oí the American 1\.1ed i(;lf
."34. H:ill K.E. (2003). Effcc1s ol :t~ing un rhc ga,rroinu:~tinal f11nction. ,'\'5ocid1Íon ·:?68. 1O18· I024. .
In H3z7.ard \X'.R.. Rt1ss J.E, 1Lb:r f.B.. e~ .il. :E<ls.). Princioles o~ 57. Americ.a: Psychiatric A~mc!acion . (1994). Diagno~ric 3nci sracisáCJI
gc:tiJll it am:dic:nt" .111d ~c1 0111ol11g- 5ch «ti.. pp.'593-600): New manu~I oi' menr.il dioorder< ('lrh ed .. re\'. l. \X~hingion. OC: Auumr.
York: ~kGr.1w-H ill. 58. Polloc:k B.C .. Rcynol<l:, C.E .3rd !2000). D...pn-s~ior. lare in lif.:.
35. LinJeman R.D. • 19981. R.. na l and det-rrolrn: J isordcrs. In D t.ríi it· H3m1rd Mc:ntal Hc::ilch Lmcr 170). 3-~.
F..H. Jr.. K:m ER. (cds.). Pr:micl! in geri~r rics l3rd ed.. pp. 546- )9. Dcp rt"ssion Guiddinc Panel ( 1993>. Dc:pressilm in primary care:
'\6 1). l'hiladdph ia: W.B. ~aondc" r•. Tr¡::i:mc:nt l it' majo r dcpre.~sion (Vol. 2). Clin:cal r racríce guidc-li ne
j6. Wi ggin ~ J. 1200.'\ ). C:ha11gc.~ i11 rc-nai han-cio n. li 1 1-b nard \Xl.R .. nn. 5, 19'>3. Public3rinn no. 93-0)'i l. Rock' íllc. MD: Agm cy for
l>Jas;, J. í~, H;1lter J.B.. er .11. ( fals .l. Principie:< ot g.l·r:;mic mcda:mc H~alrh Care Polic1· :i.nd R~e3rÓ.
and gcronrologv (51h ed.. pp. ~'13-)-a<JJ. 1c\'. fork: 1'.kGraw-Hill. 60. 8h:irucha A.J.. Sailin t\ . ( l C)?'."'l. L:nc Jife sui.:idc: A rC\·iew. Han·ard
J'."'. Smích M. 11998). Gmecoltleic.1! di,ord,-rs. In Durhic E.H. Ir.. Kacz Rcvicw of Psvcni;im· 5i2). 55-65.
P.R. (f.d.q. Prncti.:<." in gc:ri;.rie< l."m t"d .. pp. "24-5.Hl l)hibdd- ú 1. "\(;avage J.A.: Brink-.í.L Rose T L.. cr al. 11 98.~) . D<.·wlopmc:nr .1nd
phi.1: \X1.B. S:iunders. v:ilid.:rion of a gcri:mk ccpression ;cal.:: A pre~iminary repo·r.
.'18. DuBe:1u C:. COO.'lJ. Bc11i¡:n prosmc d[sordas. In H;iz.z.ird \'U.R.. Journal of Psych1atric Rcsc.uch 17, 37-49 .
Bl.m J.f~, H alrcr }.B.. n r-.l. :EJ >.). Principies of ~ériarrí c m<?d ic1n<' ú2. Kelly K.G., Zissclnrnn 1\1. (2000). Lipd:m: 011 deccroconvulsive rh er-
Jnd gcro ncology ()th ~J .. pp. U0.'-1310). i\'cw York: McGraw- Hill. apy (F.C"T) in o;dcr :tdl1ks. Journal of ihc Amcríc<lll Gcriarric Sncicry
59. Wdc.l11c1 \'<'.. Alr:wcin l.. H.rn1. li E.• n :11. (200 l ). Scx11nli r\' o( tht' t"l.!- 48, '>60-56ú.
crk Urolog1a [mcm~non~ l as (>6. 181-1 b 4. . 63. Cl.uk C.M .. Karla11 bh J.11.T. (2005). Al:.:hcimcr's dü;case: Current
40. Kingsberg. S. t 2002). Thc impac1 (lf ..;gin¡! on ~c:J>u:tl fonc=on in co ru:epi.s and emerging dia~nosric and ¡heraocuric sir.uegies. Annal~
W()mc:n .111d rheir p.mner;. Arcl11n:;. 11:: )cxual Bc:ha,·ior 3 1. 43 J-;.P. of lnccrnal ;,fedicine 138. 400-'l: O.
41. "3t1. S.. Ford A.B .. .J;ickson B.A.• JdHeé ~ f.\X'. ( 1%J¡ . .S1uJie-.1fill- ú4. Karlawi"h J.H.T.. Clark C.M. (2003). Di.1gnosríc <.'\":ÚU;?tion uf dd -
n~s .n rhc ag.cd: Tht· inacx of 1\DL.. .Journ~ l of Lhe Amc:rii.::t n dr p:.uicms with mild mcmory probl~ms. .'\nnals or· lmc::rndl
,\1cdir•ll Associ:irion 1 8~, 1) 1 ~-919. \ ·fod icine 138. 4 1 1-41 'l.
42. Kall ~., Downs T.D., C:1;h H.R., C cn11 R.C. ( 1970). Pru1:rcss Íll 65. PMrfnlio tnr p rogre~~: T he nging mind : .1\lzhl'i mds di~ea.se •rnd 11or-
Ut'Vt:lopmenr of die: [11Jc.:>. Pi 1\DL. Ce ron tologisr t n. 20-30.' mal agi ng (2Q0j). N;itional Tnstim ¡~ ou A~in¡;. fOn -line.J
43. bncl ]. ..\ .. ::-lc:umun O.r.. Cll'lin¡:J .. n :11. ( l9<Jlí). L :rin~ry incomi- M1. C:imnd L. Hall c;.R. (2000). The hiolo¡;icnl h:1,¡~ oí bdm·ior.11
r.cnec in :1dults: A...-urc .ind chronil· ni.inagcmcnr. Clinic..J prac:rice ~~'mpcom; in Jc:mc:niia. lssucs m Menml Healrh Nursing 2 l. •) 1-
guiudine ne. 2. 19% upd3ce. P11hlic uion no. 96-0<>. Rockville, \111: 10- .
:\~enC\· fur He:tlrh C:arc Polic\' anJ Re5earch. ó-. Locb C.. \ icyer J.S (2000). Crneri:1 for d.iagnosi' oÍ\~1Scular dcmen-
44. Y;e s.: Phanu mus D .. Fidd, ·s.D. 12(J00). Urinar;.· :nconrinence: <\ ciJ. Archi\'t:!> of Kcurok'g"\' 67. 615-618.
00 UNIDAD 1' Conceptos de salud y enfermedad

bl'I. B.:d, C.. Cnd,· :--1. ~ouder I:.. et al. 12uoo1. Dementia. di.<i:nosu, -7_ 1-1..úl G.R. L~Budaki> D. ( 1??')}. A bduvioral approach to
buiddia~s: i\lerhc.Julvgi~. resulc). implemenration com. Jo1;¡.nal o! Alzheimer"s disc~: The pro¡:re~sivr-ly lowcred srress rbushold
1.he •.\.mc:rican ("-riarri<. ~oLÍcrv 48. 1195-1 :!113. model. Adv;tllccd :-.lursc Pr:tcritioner 71-J. ~CJ-41 . 81
(>Q. Fob1dn 1\1.I-•• Fol,tcin ~.f.., 1\kHueh l~R. ll'P5). ":'l.iinimem;tl 7~. Stoll<"r J.\1. ~d D., Buckwah~r K.C. 11001). Caregi,·c:r appraisal
5«m·-: ,\ pr.tllJLJi mcthnd lor grJding rhL wgniri''<'. srate of pa1ienr> :md im.-n·enrinn b:i•ed on rht'" pm~í<'''i'"d~· fowrr<<I srr<~~ rhre:shold
for thc dini,i;i.n. Journ.d nf p,,,hwrit. R...,.::m:h 12. 18'1-198. modd. Amtriun Journll of ,\11htim1:r·~ Discase and Othcr
-u_ Fcl<lm.rn H .. <..auchie1 S. Hcd.er .. et al. (:!l)031. F.ffiaC\· of Dt:mcnr1a.' 1- , 110..120 .
dvnepail on m.Úntcnancc ,,¡" ac1i' iu1:' ,,¡· <l:i il~· loving 1n p-.1.1icnts -9. O'"-c.:ef<' <\. I'. 11999). Ddirium in thl." ddcrl~-. .\g<' :md Aging
with rno.lcrjtC 10 <c,crc :\11.hcirn<r\ ,Jiw.i.•< .in.! rh:- dtt"-.r t>n ,·arc- 16($uppl. 2 1: 5-R.
gn·er bur<lcn. Juurnal ol rlll' \mcriLw Gt"ri:itriC'< Sodt'~' 5 l. -:r:. !>O. \X;;¡kdidd RJ. (2002). Rbk ror .1rnce wnfu,iun m ho~pital admis-
- -h sion<. Clinical :-.iur)in!!, R"eal\.h 11, 153.1-2.
- 1. Pratt R.D .. P... rJi,mu CA. (200:!1. Dun ... pcril-m-ared p:irienr, wirh ~ 1 lmJtm: ~-f..: .• ~og:imu~ ~:1. . Ch:irpc.:micr l~J\ .• et al. (19991. ,\ mulri-
prob:1l1lc \J.<cul.11 dcmcntiJ dcmnnsuatc c:oe;ni rhc bendih. \nnab c.:umpon.:nt i111.:rvcmion to pmcnr delirium in ho~piu!iJ.c<l oldcr
~fthe- :'•kw \ori.. Awc:.l.:rm uf S<.1cfl<..:' •r-. ~ U-522. patierm. i'ic..·w l'.ngl:md Joumal o! Mc:d1c..inc 3-rn. 669-6'."6.
-2. R~is~rg i-1., lJooc:.I\' R., ~1~t11cr .'\., .:r 21. t.:!00:1) . .\1emanrinc in mod- b:!. \X'illi.1m C.!1-t. 12001) t,,ing rncdic:1tin11\ ~ppropriardy in older
aaH··t<~·~l"' <:re Ahhcimc:r's disc:ht: :-.!l·" 1:-.ngbnd Joum;il of ac:.lulL\. Amcri(.Jfl F:m1il~· l'h:-~il.i:1n 66, 1917-191'1.
,\ !edidn: 3'18. 1333-1341. IH. Ap.1r.1~u H. R. , ).fort J.R. (lOOOJ. lnappropri:ice prescribi ng lor lhe
Ld:~a~ f'.1... K;i.o. ~LM .. Ilcrm:.ui N .. c:t .il. l \'.)CJ-) •.>... phc:.ebo-con-
-;-·\. dutdy: Pe~ Vi critf'ria-\Y.\sed r~dcw. AJrnal ~ of f>h~rrnacolog~ 34, 338-
croLicd. drn.1.hk-blind, 1.1.ndomizcd erial of Gín/..io bilob11 for demen· 3-iú.
tia. Jnurná.I of rhe American :, lecfo...Jl A,soci:irion .!78. 1 jl"'.°-1.B2. R4. l"11111r.is 1'.l.L., L11xcnb.:rg J. (.!00.~J. l'harm'1 t:olot\Y :md drug man-
- 4. ükcn 1:\.5., ~curzlm:h 0 .\1.. K:iy~ f,,\. (i')')í\) . Thi.: dfü:atv of :igcmenc in the cldc-rly. In f"imir:is I~ (l::d.), Physiolog:ical basis of
(,i.,h,~11 bilob,1 on rngnirh·c fonrrio~ i~ Ah hd mcr\ ,foc:m:. Archives agmg g:md f/.~nauk) O re:.! i.:d .• p¡). •10'7 -·1 1 1). Boca Rarort. FL: C RC
ofN<:urulugr ~'i. l40'>-l'ii5. l'ress.
- 'i. !:ionn !vl.. Ernesto;\ 1.S., Thnrn~¡, R.G , 1:1 al. t l 99-¡_. \ wnrrollcd tria! ll5 .. fü'. yth RJ .. '\h(lrr IU . (.!OClll. i'ru1etples of drug therapy in older
0f wh:giline. alph.t-rtKtiph(rol. vr horh ,,, n .unrcnr h1r Ahhcimcr's paü~nrs: R.1riona.I dru~ ¡m....,Lrihi11g. Clinic. in Geriauic Medicine
di<-t".1,c. ;>..ew En~IJnd Journal of l\lt<lic•nc Be'>. 1216- 1.!12. lS, ')~."'i'J.!.

~e,_ \X'ririrr¡: Group for thl.' \\ l•mcn~ l lc:1lrh 1nitiarivc lrm:mgatul"\ RG. E\:mung R.<.;. (.!O(J l ). \pccial lSpt-c:tS of gcri.mi..: ph:i.rrnacology. L1
( .!0021. Ri>b .tn<l hcnJi1,. .. r L.\trugrn plu, rm~dlin in hc-.lhhy post- E\:.m.ung B.<~- 1!:<l.J. füsrc 1111.I CLntc..-al Pharmacology ¡$ch ed .• pp.
rn-r1op.u1<.1' wom.:n. Joumal 111 tht: .\mcri.:.ll1 Medica! Assocfation lOj(>. J0.;4). 'le" \<Jrk. LangC' Medica! Rook,/McGraw-Hill.
288. .:>.:: 1-.B.i.
UNIDAD

a extraordinaria esrrucmra y d asombroso espccrro de funciones

L posibles de las células las convierten a las células en Wl elementos


fasdnames. La célula es la unidad fundamental de rodos los orga-
nismos vivos. El cuerpo humano alberga más de 300 billon~ de células,
y cada ~egundo de cada día mueren y son reemplazadas más de l O millo-
nes de eUas.
En 1665 estas esuuccuras maravillosas recibieron su nombre. Duranrc el
examen de un corre delgado Je corcho Roberr Hooke (1635-1703), un
(ientífico inglés y un pionero en d terreno de la microscopia, observó
que el corcho estaba compuesto por unidades pet1ucñas con forma de
..:elda. Estas unidades hicieron pensar a Hooke en los espacios reducidos
t-n los que vivían los monjes y las denominó "células", palabra que deri-
··a del larín y significa "pequeños espacios cerrado:-," .
.\unque Hookc y ocros científicos estudiaron intensivamcnre la vida
r1icroscópica, pocos de dios intuyeron la enorme importancia de las
.:él11las. Este rcconoc.imicnro se produjo recién después de que los avan-
~es logrados en el terreno de la microscopia permiricran obtener infor-
mación más deralla<la. Los misterios de la~ cél ulas fueron devdados por
QS trabajos de un biólogo y mii:roscopista hobndés llamado Amon van
'.._eeuwenhoek (1632- 1723). fat:e Lienrífico esmeriló una leace hac;ca cal
; r<1do de perfocc:i6n que logró crear un microscopio con un aleo poder
J;:- n~solución capaz de aumencar el diámetro de una muestra en el orden
j,_- 50 a 300 veces. Los trabajos di: V~n Leeuwenhoek, que incluyeron '3
_onsrrucción de un microscopio a<.:LLático que utilizó p<ira d ~:.rudio Je
., glóbulos rojos y el Aujo de estas células a rravt!s del cuerpo, comri-
-:i u~'cron a la investigación de lo.s cejiJos humanos con Lu1as precisión de
.::ralles inimaginable hasta entonce').
CAPÍTULQ

Características de las células


4
y los tejidos
Edward W. Carroll

Diterenclac!cn ce¡ular
COMPONENTES FUNOONALES DE LAS CÉLULAS
Origen embrionario de lo!> dblintos tipos de tejido
f:' protoplas"!"a
Jejido epitelial
E.I núcleo Origen y características
-1 e topla<,1r a \ s ts on•ane'as Tipos de células epiteliales
Ribosomas Te\.dn cor-ec"iYo a C.e ~oster
Retículo endoplasmático Origen y características
Complejo de Golgi Tipos de tejido co nectivo
Lisosomas y peroxisomas Tciido muscular
Proteoso mas Músculo esquelético
Mitocondrias Músculo liso
i::. e toesqu1..\.: 1
0 Te;=do O:!I'\ i:::>so
Microtúbulos Cornponc·""ltec; del ejido exrracelular
Microtilamentos Uniones intercelulares y adhesión intercelular
...a membrana cdulu Matriz extracelular
INTEGRAOÓN DE LA FUNCIÓN Y LA REPLICACIÓN Moléculas de adhesión
DE LAS CÉLULAS
~:1m11r;ca ,,, .eldar
Rt!ct::p1ore"' t•l.ilore<; n la mayoría de los o rganismos la célula es la tmidad fun-
Receptores de la superficie celular
Receptores intracelulares
'E delo celu ar v la d;visión c. •Lrlar
E cional más pequeiia capaz de conservar las funciones ne-
cesarias para la preservación de Ja vida. Las célLLlas se or-
ga1úzao c:n unidadc:s funcionales de mayor tamaiio d enominadas
División celular cejidos segú n su o rigen emb rionario. Los tejidos a su vez se com-
\1< tabo1i::mo ci::..u1c- ~ K t· ... <le energía binan para formar diversas esuucruras y órganos corporales. Aun-
Metabolismo anaerobio que la estructura y la función de las células de los d isánros teji-
Metabolismo aerobio dos y órganos son di~-cintas. ciertas caracrerísric:i.s son comunc:s a
\mVIMIENTO A TRAVts DE LA MEMBRANA CFLU~ todas las célukts del cuerpo. ·fodas las células son sorprenclcnte-
-AR Y POTENCIALES DE MEMBRANA m eme sim i lar~ en lo que respecra a su capacidad d e intercam -
• e\ lm'ento dt< ~u~a:i... ias a """)•·és de •a m~1T1~ra·1a b iar m:i(eriales con el medio que las rodea, obtener energía de los
.;e!ula~ nuuienres orgánicos, sinteri7.ar moléculas complejas y replicarse.
Movimiento pasivo Dado que la mayor parce de los procesos patológico.~ comienzan
Transporte activo y cotransporte a nivel celular, la comprensió n cabal de la función de las células
Endocitosis y exocitosis es esencial para enrender cualquier proceso parológico. Algunas
Canales iónicos enfermedades afectan las células de un solo órgan o, ocras afectan
- .Jtcnciaie' de membr?n« er: rcpocc, las células de un cipo de tejido parricular y otras m ás afectan las
Potenciales eléctricos células de codo el organismo. En est1: capírnlo se comemarán los
Potenciales de difusión componenres C'S ffuctu r:iles y funcionales de las células, la inre-
Variaciones de los p otenciales de membrana gración entre la Ítlnción y el crecimiento celulares, el pasaje de
=:J IDOS CORPORALES discinras moléculas (p. ej., iones) a rravés de la membrana celu·
lar y los potenciales de membra na y los tipos de rcjido.
70 UNIDAD II Función y Cr('cimiento de la5 células

1Componentes funcionales de las células man las esrrucruras y las enzimas necesarias para \as distintas
reaccione~ cclularc.; . Las proleínas pueden fijarse a orros corn-
Despuf.< ti~ wmpletar esta secdon del a1pitulo podrd a!ctt11Zflr los puescos para formar nuclcoproteína.s, glucoproteínas y Lipoprore-
sig1úentes objerims: ¡nas. Los lípidos rnm¡m:nde::n un 2 a un .3% de la mayiitia dt= las
células. Los princ:ip:ile,s lipidos csr:ln rcprl'Scmados po r los fosfo-
Describir los principales oomponemes dd promplasma cd ular. lípidos y el i.::olescerol, que son prácticamenre insolubles en agua;
Explicar por qué se conoce al miclco como d "ccnrro de:.: con- ..:sws compuestos se combinan con protdnas para form ar la mem-
rrol" de la célula. br.11rn t..:.:l ul~r y las barrera~ rnemGr:rnos-Js que separan los disrin-
Explicar las relaciones entre el DNA, los f:cn.:s y lo~ nomosom¡¡:;. ros ..:omparrjmientoS ..:elulares. Algunas células tambié n contienen
Mencionar los rres cipos de RKA y describir el papel de.~em­ w1a gran cantidad de rriglicéridos. En b $ célubs adiposas los rri-
pef1ado por dios en la si nresis de proteína~. glicéridos pueden representar hasm el 95% de Ja masa celular m-
Enumerar las org:rncl~1s cd ul:m:s y sus (í111ciones. c;il. fara gra~a comti tuye energía almacenada que puede ser mo-
Mencio nar cuatw funciones de b meml>r,in,1 cdular. vilizada y mifo.ad;1 segím las neu:.~idades del ..:ucrpo. I.as t:élulas
condenen cscaso' carbohidraros que sirveCl sobre mdo como
Aunqut' difieren en cuamo a su organi1;1l ió11 . roda$ bs céltt- f'uem? J~ energía rápida. Los princ::ip~1ks decrró lims inrracelula-
las cucariontes poseen c..strnnuras comunes '4lK' les permiten cum- rc~ es1~n rcprcsencados por el porasio, el m agnes io, el fosfaLO , el
plir funcio nes especificas. La ohserv:teión de ese.is céluh1s con d sulfato y d bicarbonaw. l.:is células tam bién c:omienen pequeíi:1s
m icrosc..:opio ri:veh1 tres wmponcnres pri11<:ip:iJes: el n úcleo. el ci ~-.intidadcs d<· ionc~ d,· sodio, do ro y calcio. faro~ d eccr61icos par-
top bsma v la membrana celular ffig. 4-l ). ticip•ln en la genemción y la rr:msmisión de impulsos electro-
qulmicos en las .:élulas nervios•b y musculares. Los elenrólirns
inrracelulares parricipan en rca..:cio nes necesarias para el mera-
EL PROTOPLASMA bofümo cdular.
Los biólogos designan .1 la marriz imermi de las células con el
nom bre de protop!flsma. El p rotoplasma esd .:-ompucsro por .1gua,
EL NÚCLEO
pro1eínas. lípidos. carbohidr:Ho' r decrról ims. El protoplasma ce-
lular prn;.;c dos regiones d iforcnles: el átopí11sma, ~irnaclu por fuera El núcleo celular es una esuucrura redondeada u ovalada loca-
del 111ícb1, y el cttriop/.,tsll/tl o 1mcf¿•op!as111,1. locali;wclo en el imc- li1.acb cerc;1 de l.1 parre central de la célub (v61se fig. 4- 1). El nt1-
rior del micleo. cleo e;;c:\ r0tle;1do por un~ cubierc:a nuclear (membrana) y contiene
El agua cons tiru ye un 70 a un 8 5% dd protoplasm a celubr. ma n.:rial gcnl-rirn 1..011ocido ..:011 d nombre de crom:nin~ v una re-
El ;;egundo componen ce nús ,1bundame {10-20%) Jd proro- gión dislintiva denominada nucléolo. Todas las células eu'cariomes
plasim1 csra represenmdo por las proreína~ -:dulares, q ue co niOr- pose.:n como mínimo un núcko Oas .:élulas p rocariontes. como la.~

secretoras - - --t'---l-+- .;
Po ros nuclea res --~- '

Membrana celula r - - -,--..¡

F'¡g. 4~ 1 . Diagrama compuesto con


Ja finalidad de mostrar e n una sola
Cro-riatina cé lula los diversos componentes del
Retículo endoplasmático liso
núcleo y el citoplasma.
CAPlTUL04 características de las células y los tejidos 71

ORGANIZACIÓN FUNCIONAL DE LA CÉLULA


Cromosoma
• La célula representa la unidad fundonal más peque-
en metafase
ña del cuerpo. La célula conliene estructuras muy
similares a las necesarias para el mantenimiento de
la función global del cuerpo.
• El núcleo es el centro de control de la célula.
Además. el núcleo contiene la mayor parte del
material hereditario.
• Las organelas. estructuras comparables con los
órganos del cuerpo. se localizan en el citoplasma.
Las organelas comprenden las mitocondrias (que
cubren las necesidades energéticas de las células).
los ribosomas (que sintetizan proteínas y otros
materiales necesarios para la función celular¡ y los
lisosomas y los proteosomas (que funcionan como el
sistema digestivo de la célula}.
• La membrana celular rodea a la célula y cumple fun-
ciones de comunicación intracelular e intercelular.
de transporte de materiales hacia el interior y el
exterior de la célula y de mantenimiento de las acti-
vidades eléctricas que impulsan la función celular

b:icrcrias, airecen de núcleo y de membr.ina nuclear). Algunas cé-


lulas poseen más de un núcleo; los ost<.>odastos (un ci po de célula Fi'- 4-"!. Categorías progresivas de compactación del DNA en la
.Jsea) en general comienen 12 núcleos o más. Las células produc- cromatina y los cromosomas. mitóticos. (De Cormack D.H.
to ras de plaquecas, o megac:ariocitos, poseen solo un núcleo, pero 119931. Essential histology. Philadelphia: f.B. Lippincon.1
,-on una cantidad de cromatina 16 vcco mayor que la normal.
El núcleo. qm: <:S el cenero de conrrol de la célula, conúene
.icido desoxirribonucleico (DJ\iA), que desempeña u11 papel esen-
cial para la célula porque sus genes concienen la información ne- Además de las numerosas instrucciones genéricas, las molé-
.:esaria para la símesis de proteínas que la célula debe producir culas de DNA contienen orros m:ueriales. Segmentos de O. A
para permanecer viable. Escas proteínas comprenden proreinas es- sin sentido pueden estar siruados enrre discincos genes e i11cluso
rrucrurales y enzimas necesarias para la sínresis de otras sustancias. en d inrcrior de la secuencia gen¿¡ ic:a propiamente didia. Las se-
.:omo carbohidraros y lípidos. Los genes también conscirnyen las cuencias de aminoicidos del gen interpretado constiruyen el e.v:ón,
.midades individuales de herencia que 1rammitcn información d<.' mientras que los ~enros sin sentido imerpuescos se denom i-
.1na generación a la siguicme. Adc:m:i~. el núdeo es d sirio en el nan i111ro11es. En toda célula a punto de experimcnr-ar una divi-
.¡ue se ~imcri2a d ácido ribonudeicl) (RNAj. En las células e~s­ sión c.:~ necesaria la replicacic"m del DNA antes de que se produica
cen eres tipos de Rl'iA: el RNA mensajero (mRNA), que copia y !a mitusis, o división celular. La replicación genera dos hebras de
·ransporca al cicopl:1sma la.~ inscrucciones del ONA para la sinre- D NA complementarias, de modo que cada célula hija recibe: un
'ÍS de proteínas; cl Rl\:A ribosómico (rRNA). que se traslada hasr:i conjunto de genes idéuúco.
:1 citoplasma y se transforma en d ~itio de síntesis de prmdnas, Durante la mitosis se produce la condensación de los cromo-
•, el RNA de crans&rencia (rRNA). d cual rambién se traslada ha- somas, proceso que derermina que los cromosomas puedan verse
: ia el cicoph~ma y allí transporta aminQácidos que se incorporan con d microscopio: en los o tros momenros del ciclo celular los
l la proteína en proceso de sínresis (véase cap. 6). cromosomas son invisibles. En la célula madura no proliferaciva
El rérmino crommina designa la compleja esrrucrura del DNA la cromarina puede cncom:rarse presente en una forma conden-
· las proteínas asociadas con d DNA dispersas en la marriz nu- sada menos acriv:i llamada heterocromatimt o en una forma más
Jear. Cada molécula de DNA está compuesta por dos cadenas acriva desde una perspectiva transcripcional denom inada e11crn-
:ielicoi<lales dobles y extrcmadamcnr<' largas q ue contienen se· nttttim1. Dado que las regiones hctcrocwm:hicas del núcleo se ti-
:uencias variables de cu:irro bases nitrogenadas. Escas bases cons- ñen más inrensamcntc que las regiones que contienen eucroma-
:1cuyen el código genérico. Cada molécula de DKA de doble ca- tina, la ánción nudear puede ser un indicador de la actividad
.1ena se enrolla periódicameme alrc:dedor de protdnas b-.ísicas celular. En un núc.leo que contiene sobre todo eucromaiÍna la án-
J enominadas histonas para formar e.structt.Li-as esféricas regular- ción es menos imensa.
:nente espaciadas designadas con el nombre de nucíeosomas que El núcleo también contiene un cuerpo redondeado que se tiiíc
.e asemejan a las cuenras de trn collar (fig. 4-2). Esre collar de inrensamence conocido con el nombre de nucléolo. Aunque los
;ucntal> a su vez se enrolla ea forma de filamentos que conforman nucléolos s" describiemn por primera vez en 1781, su función re-
a esrrucrura de la cromatina. Otros procesos de enrollanüento ul- cién se descubrió a principios de la década de 1960, cuando ,,t:
:~riores dan lugar a la formación de cstrucruras denominada~ i:ro- escablcció que la transcripción de RNA se produce exclusiv<1ml.'ntc
·nosomas, las cuales son visibles durm m: la división celular. en el nucléolo. Los nucléolos son estrucruras compuestas por re-
72 UNCDAD II Función y crecimiento de las células

giones provenientes de cinco cromosomas disrintos, cada uno de Retículo endoplasmático (RE) rugoso
cUos con una parte del código genético necesario para la sínresis Ribosomas
de rRNA. Los núcfoos eucromátícos y los nucléolos prominentes
son rasgos caraccerísticos de células que esrán sinrecizando acti-
vamente prorcínas.
El núcleo está rodeado por una doble membrana conocida con
el nombre de C11biena nuclear o membra71a 1111clenr. La membrana
nuclear contiene numerosos poros circulares escrucruralmeuce
complejos e11 los que ambas membranas se fusionan para formar
una hendidura ocupada por un diafr~ama proteico delgado. Las
evidencias disponibles indican que muchas moléculas diferentes,
como liquidos, decrróliros, RNA. algunas proreínas y cal vez al-
runas hormonas. pueden atravesar los poros nucleares en ambas Elementos tubu-
direccione.s. Los poros nucleares aparcnremcnre regulan d inter- lares del RE
cambio de moléculas entre el citoplasma y el núcleo.
Rlbosomas
. .libras .

'.;i~~~~~;:;:,·;i}:l1
EL CITOPL.\SMA Y SUS ORGAN ELAS
RE liso
E l címplasma rodea al núcleo y representa el sirio en el que
la célula lleva a cabo sus careas. El citoplasma consiste esencial- Elementos vesiculares
mente en una solución coloidal que conriene agua. decrróliros, del RE
prorelnas en suspensión, grasas neutras y moléculas de glucógeno.
El citoplasma también puede concener pigmentos. aunque estos f1&. ~3. Vista tridimensiona l del retículo endoplasmático (REJ
compuescos no parricipan en la función celular. Algunos pig- rugoso con el RNA ribosómico asociado y el retfculo endoplas-
memos, como la melanina responsable del color de la piel, son mático liso.
componentes normales de las células. La bilirrubina es un pig-
menco biliar normal pero su acumul.ición excesiva en el inrerior
de las células es un hallazgo anormal. Esta acumulación se mani-
fiesta clínicamente por un color amarillento <le la piel y las cs- de un:t h¡;bra de mRNA, son responsables de la sínresis de pro-
clerótic.as, rrascorno que se designa con el nombre <le icterici.1. tdnas. L1s proteínas elaboradas por el RE rugoso en general se
En el interior del citoplasma <:Scin inmersas varias organefas, incorporan a la membrana celular y en las enzimas lisosómicas o
que at.:túan como los órganos de las células. l.a.s org:10elas com- se exportan hacia d exterior de la célula. El R.l::: rugoso separa e.~­
prenden lo~ rihommas, el reáculo endoplasmfoco {RE). el com- tas proteína::. de ouos componentt:S del citoplasma y modifica su
plejo de Golgi. las micocoadrias. los lisosomas, los microrúbulos, esrrucrura para que Ueven a cabo funciones específicas. Por ejem-
los filamentos, los peroxisomas y los cemrfolos. plo. la sínresis de enzimas digestivas por las células acinares del
páncre::is y la sfnrcsis de p ro reína.s plasmáticas por las células he-
Ribosomas páticas tienen lugar en d RE rugoso. Todas las células requieren
Los ribosomas, que a(.-cian como sirios de síntesis de proteí- un RE rugoso para la síntesis de enzimas lisQsómicas.
nas t,;Jl la célula, son pequeñas partículas de nucleoprotefoas El RE liso está desprovisto de ribosomas y forma una esm1c-
(rRNA y proteínas) c¡ue se unen a la pared del RE en la forma tura continua con el RE rugoso. El RE liso no parricipa en la sín-
<le: ribosomas libres (fig. 4-3). D ispersas individ ualmenre en el ci- tesis de proteínas pero sus enzimas inrervienen en la síntesis de
roplasrna o unidas entre sí por hebras de mR..1\!A se encuentran molticulas li pídicas, en la reguiación del calcio intracelular y en el
las unidades funcion:tlcs denominadas polirribosomas. Los riboso- metabolismo y l:i eliminación de ciertas hormonas y l:írmacos. En
mas libres participan en la síntesis de proteínas, sobre mdo de en- el RE liso tiene lugar la sínresís de lípidos, lipoprocdnas y hor-
zimas que contribuyen al control de la función celular. monas estcroides. El rerículo sarcopbsmárico de las células mus-
culares cardíacas y esquelécicas represema una forma de RE liso.
Reticulo endoplasmático Los iones de calcio necesarios para la contracción muscular son
El RE es un sistema complejo de membranas apareadas y ve- almacenados y liberados desde las cist.:rnas del retículo sarco-
sículas planas que inrerconecran varias parte~ del medio interno de pfa~mático. El RE liso dd h ígado participa en el almacenamiento
la célula (v¿ase fig. 4-3). Entre las membranas aparcadas del RE de glucógeno y en el merabolismo de los fármacos liposoluhles.
hay un espacio ocupado por líquido que se conoce con el nom-
bre de matriz. La marriz ocupa el espacio siruado cnrre las dos ho- Complejo de Golgi
jas de la membrana nuclear de doble capa, la membrana celular y F.l 11par:tto de Golgi. cambien llamado complejo rk Goigi, está
varias org:inclas cimp l ~smátícas. La matriz acrúa como un sistema compuesto por vc.~íc11las o sacos aplanados y delgados en pila de
de comunicación tubular que rram•porm diversas susmncias de un monedas. Esros cuerpos de Golgi se localiz.:m en la vecindad del
sirio a ocro de las c;¿}ula~. Uo área Je superfi<:i.: exrensa y múlri- núcleo y funcionan a5ociado:. con el RE. Mediante el proceso de
ples sisremas de emimas unidos a las membranas del RE cambién transferencia de vesiculas el complejo de Golgi re(.-ibe los mate-
contribuyen a susrenrar las funciones metabólicas de las células. riales recubiertos por membranas pequeñas producidos en el RE.
Las c¿lulas conrienC!l do; 1ipos de RE: el RE rugoso }' el RE Muchas célula.~ ~intcrizan proreínas de mayor camaño {¡ue el pro-
liso. El RE rugoso se encucnrra rachonado de ribosomas unidos ducco acrivo. Por ejemplo, el complejo de Golgi de las células beta
a sitios especificos de la membrana. Los ribosomas, acompañados del páncreas cs.:inde la proinsulina, es decir la forma inacriva de
CAPITULO 4 Características de las células y los tejidos 73

la insulina, y generd la forma activ:! de menor ramaño. El com- AUTOFAGIA Lisosoma primario ~ HETEROFAGIA
plejo c.1~ Golgi modifica <.:~las sm'tam:Í:tS r las "emp:ic¡ucra" en grá-
nulos o vcsícul.1.' de secreción. Esras vesículas secreroras co nlit'- Aparato de Golgi --~~ Fagocitosis
ncn cnúmas dc:srinadas al t•xrerior de la célula. En r.:-s puesca a las
~e ñales apropi;i<las. las vc:1iculas secretoras pasan desdt' d com-
Rell'"l~oMo- ~/' -...~ Fago.,mo
plt'jo de:: Golgi hacia el ÓlOpl:isma celular, se fusionan con el lado plasmát1co '{lfU/}í~:ylr¡~:¡J \ \ _
inr.:rno de h1 membrana plasmárica ) libcr.in su conreni<lo en el ¡ 'J!Jlly -[f ~ ' r.--;-__,..- llsosoma
líquido c-"rraceluJar. La figura 4-4 ihmr:i la símesis <le:: una hor-
mona y su rransporrc ;¡ rravés del RE rugoso y d complejo de
Lisoso;na
primario
-+---._ '. ,
\ ~--;:o -¡;
1\ ; .:,
"0,_,';I 1
J secundario

Golgi. Además, d complejo de Golgi puede dabor:l.1' moléculas


" ~"""'\ -=- ,J_J_. Cuerpo
de carbohidr:lros de 5Tan mmaño que se combinan con proreínas
producida~ por el RE. rugoso para fo1 mar glucoprolc:Ínas. Lisosoma ~t~\ ~~J
secundario ""'- ~= §~ / :;;"(~ /
/ residual

Lisosomas y peroxisomas ~?!Y ·1:-'.. V


Los fisió logo; a menudo conciben los lisosomas como el sis- Cuerpo residual - ---:-!.{:'. . Exocltosis
tema digescivo de la célula. Esros sacoi. pequeños cubiertos por una Gránulo con pigmento lipofucsina
membrana conri.::ncn eoúmas lúdrolítiCJ.S porcnccs c:.tp:ices de de- :=-¡g. 4-5. Procesos de autofagia y heterofagia con ilustración de
gradar y reciclar porciones de las c~lu la.~ deLeriora<las por d uso. los lisosomas primarios y secundarios. los cuerpos residuales. la
Los lisosomas rambifo dt'.grada.n susr.inc1as t-xrrañas, como por extrusión del contenido de los cuerpos residuales hacia el exte-
e jemplo las l>acrerias que ingrc.~an en las d íulas. loda.~ h~ enzimas rior de la célula y cuerpos residuales con lipofucsina .
lisusómicas son hidrol~a~ ácidas, lo qu..: implica que necesitan un
medio ácido. Los lisosom:ls cr..~m c:ste medio a crav<.~ de la pre-
servación de un pH de aproximadam~nci: 5 en su inrerior. El pi 1 degradación química. Los lisosom:is pri marios pueden formar li-
dd citoplasma (de alredi::dor de 7 .2) protege de la acidez a otras sosomas secundarios de dos maneras dísrinras: por hererofagia o
csrrucruras celulares. Al igual que muchas orras organdas, los li- por autofugia (fig. 4-5). La heterojngocirosis es la capración de ma-
~osomas pe>s<en una membrana círcund:mre s~ular capaz de for- terial desde el exterior <le la célula. Un plegamicnro de la mem-
mar vesículas que rransporran marcri:tJc., a través del cimp l,1sma. b ran.1 celular incorpora materiales e:xmtcel ula rc~ en el inrerio r de
Lr, sfmcsis <l<.: enzimas lisosómias ~produce en ti RE rugoso. b célula p:ira fo rmar una vcsicula fogocirica circunda1rn:, o Jitgo-
Después de: su transpone y la c1pta~iún por parre del apamro de soma. Uln.:riormente los lisosoma.~ primarios se fusionan con los
Golgi este complejo es responsable de l.1 mo<lificación bioquímica fagosomas para formar liso~ma5 secundarios. l .1 hererofagociro-
<le estos marerialcs y de su '·empaquer:tmicnco~ en la forma de li- ~is es un pmceso que se obscn·..i con mayor frecuencia en leucoci-
sosomas. A dircrcncia de lo que ocum: c<m t)mlS organelas, d ra- tos fagodricos como los neucrófilos y los macró Fagos. Li 1111t()ja-
maño y la función de los lisosomas Yarian mucho v esta v<u·iación gocitosis consiste en la eliminación de organelas celulares dañadas.
esrá d~terminada por el ripo de enzima ··cmpaquc;ada" en d liso· como m icocondrias o RE, para que la célula pueda seguir funcio-
soma por el complejo de Golgi. Los li!oson1t1s primarios contienen nando <:n for~na normal. La au rofugocitosis predomina en la!' cé-
enzimas hidrolidc~ que ¡¡Ún 110 han p:irricip:i<lo en el proceso di- lulas que cxperimencan Wl proceso atrófico.
gesrivo. Escos lisosomas se convienen en lisosomas secundlfrio.s dc:s- Aw1que las enúmas pr~nti:s ~n lo~ lisosomas secundarios po -
rwés de la accivación de sus enzimas r el com ienzo del proceso de: seen la capacidad de degradar la mayor parte de las p roteínas, los
carbohidr:iros y los Lipiclos en su.~ componentes primarios, algu-
nos materiales no son digeridos. fato.\ ma ceriales no digerido~
pueden permanecer en el ciroplasma en la form:i de .-uerpos resi-
duales o ser elirn.i.na<los de la cciula por exocirosis. En algunas cé-
lulas de vida prolongada, como las neuronas o las células muscu-
lares cardíacas, se acum ula una gran canridad de cu1.:rpos residuales
en la forma de gránu los de lipofucsina o pigmenro residual. Orros
pigmentos indigeribles, corno las panículas de carbón inhal:1das
y los pigmentos d e raruajes, también pueden acum ularse y per-
~istir durante:: décadas en los rnerpos residuales.
los liso~oma¡, put'cl<'.n desem peñar un papel imporranre en d
merabolismo normal de ciertas suscancias del cuerpo. Algunas cn-
fermedad~s hereditarias conocid:l.5 con el nombre de enftm1eda-
tÚs del 11imacmamie11ro li;os.Óm1<'o s<' caraccerizan por la ausencia o
la inactividad de una enzima lisosómica específica, lo que impide
;;1¡i. 4-4 . Sintesis y secreción de hormonas. En el proceso de la digestión d e: cierras susrancias celulares (p. ej .• glucoce rebrósi-
>ecrcción hormonal las horm onas son sinte ti1.adas por los ribo- d os, gangl i6~i<los, t'.Sfingo mielina). En coosecuencia, estas sustan-
:;omas unidos a l retícu lo endoplasrnático (REJ rugoso. L,.::is hor- cias se acumulan en d interior de las célula.\. L:i enfermedad de
monas pasan del RE rugoso al complejo de Golgi. en donde se Tav-Sach,, un m1sromo aurowmico recesivo, se caracceri:za por la
almacenan en !a forma de gránulos secretores. Estos gránulos deflci1:ncia de hexosamioidasa A. la enzima lisosómica neccsari:i
abandonan el complejo de Golgi y sen almacenados en e l inte- para la degradación del gangliósido C.\11 presente en las mem-
rior del citoplasma hasta ser liberados de la célula e n respues- branas J e las cél ulas nerv iosas. Aunque d gangliósido GM~ se acu-
ta a una señal apropiada. mula en diversos rejidos, como el corazón. d hígado y el bazo,
74 UNIDAD II Función y crecirnient o de las cé lu las

las pri ncipales m:mifesraciones 1.k la enfermedad derivan de su Membrana llmítante externa
acumulación en d sistema nen·ioso y I:; retin~1 (vcfase cap. 7).
Cicrms organclas esféricas unidas a la membrana celular lla-
madas peroxisomas son más pequc>ñas que los lisosomas y conrie-
nt: n una enzima especial capa'l. de degradar peróxidos (p. ej.. pe-
róxido de h idrógeno). Los peroxisomas participan en el c.omrol
de los radicak:; libres (\'éase cap. 5). Los pe1oxisomas no degra-
dados son compuestos q uímicos sumamrnrc inesrablcs q ue pue-
den dañar a orrn.s moléculas ciroplasmát icas. Por ejem plo, la ca- Espacio
calasa degrada !:is moléculas tóxicas e.le peróxido de hid rógeno pam matríclal
forma r agua. Los peroxisom:is también contienen las emi mas ne-
cesarias para la degradación de los ácidos grasos de cadena muy
larga. que no son degradados en forma eficil'rm' por las enzimas
mirocondriales. En las células hep;hicas las cn1im<1s peroxisómi-
cas parricipan en la formac:ión de ácidos bi Li,u-es. En una t:nfi.:r-
medad geriérica denominada tTdre110/eucod.istroj!a (d crastorno que
con mayor fre<.i.1c.ncia afecra a los peroxi~omasl se p1«iduce la acu- fig. 4-6. Mitocondria. La membrana interna forma pliegues
mulación <le icidos grasos de cadena larga en el sistema nt!!vioso transversales denominados crestas. e n donde se iocali1.an las
y las glándulas suprarrenales. Esre rraswmo, que es ráp idamente enzimas necesa rias para el paso final de la producción de tri-
progresivo y fara!. conduce a la demencia y a la insuficiencia su- fosfato d e adenosina IATPI (es decir. fosforilación oxidat ival.
prarrenal como result:ido de la acumulació n de ácidos grasos.

Proteosomas músculo esquelético se observa un aumenro muy pronunciadu de


E.xisren tres mecan ismos celulares principales responsables de la ca ntidad de mitocondrias.
la degradación de: las proccínas (proteóíhis}. Un<1 de esos meca- Las mitocondrias están compue:>rns por dos membranas: una
nismos es la degradación cndostimica-lisosómica mencionada an- membrana exrema que recubre d conrorno de la mirocond ria y
ees. Ocro mecan ismo de degradación cirupbsmácica está repre- una membrana imerna con proyecciones en fo rma de estantes de-
semado por la ufo de /,,1 l"<tspasa, relacionada co11 la m uene celular nominadas crestas (fig. 4-6). las membranas externa e inrema dan
apoprósica (véase cap. 5). El cercer mecanismo de pmteóltsi.s riene lugar a la fonnación de dos espacios. El espacio exrerno se halla en-
lugar en el interio r de una nrganela denominada proreosoma. Los rre ambas membran:;s. En la proFundidad del espacio extt:mo se
pro ceosomas son de gran ramaf10 (alrededo1 de 2.000 kD} Y pre- halla el espacio inremo o espacio de la nwtriz, que contiene w1a ma-
su nramcnre se locafo.an en el núcleo y el citoplasma. Escas orga- [riz amo rfa. la membrana mirocondrial exn:ma participa en la sín-
nelas reconocen proreínas malformadas y con un plegarniemo de- tesis de lípidos y d metabolismo de los ácidos grasos, mien tras que
ficicnre que csrin desrinadas a la degrad;icí<'i11. incluidos los la membrana inrerna comiene las enzimas dc la cadena respirato-
factores de rranscrip.:ión y las ciclin:is, im porranres para el con- ria y las prmdna.~ de 1ranspl1ice necesarias para la símcsís de ATP.
trol del ciclo celular. Se ha sugc.:ridu que hasca un rcrcio de las ca- Las mirornndrias concienen ~us O J\A y sus ribosomas pro-
denas pulipepcid.icas neoformadas son seleccionadas pa ra su de- pios y son autorreplicames. El DNA .~ e localiza en la mauiz mi-
gradación en proteosomas debido a los mee.m ismos de comrol de rocon dri:il y se diferencia del DNA cromos.ómico presente en el
calidad intracel ttlares. n údeo. El DNA micoc.ondrial, deno minado d "ocrn genoma htt-
mano", es una molécula circular de doble cadena que codifica el
Mitocondrias Rl'\1A ribosómico (rRNA) y el RNA de.: transferencia (rRNAl ne-
Las m.icocondrias consrituyen litentlm..:nn: la «usina genera- cesarios pata la síncesis imramitoco ndrial de las prordnas reque-
dora" de las células, dado que tran ~forman compuestos orginícos ridas para la función miwcondrial de generación de energía. Aun-
en energía a la que la célula puede acceder co n facilidad. L1s mi- que el D NA mirocondrial dirige la sínresis de 13 de las proreínas
cocondria~ 110 generan energía sino qu<' la .:xrraen de cornpuesros necesarias para la fu nción de las mitocondrias, el D NA nuclear
orgánicos. las mirncondrias con rienen las en zimas necesarias para codifica las proteinas esuucrurales de hts mitocondrias y ouas pro-
caprar la mayor parte de la encrgfa presence en los producros ali - reínas necesarias para el proceso de respiración cel ular.
menrarios y converrirla en energía celular. En general esre pro- El DNA mimc.o ndrial se hereda por línea materna y esra ob-
ce.~ o que consra de vari;is crapas se conoce con el homb re de rcs- servac:.i6n represenra el fundamenro de los estudios de estirpe fa.
pinuión celular, dado q ue requiere oxígc:.no. L.:.ts células almacenan miliar. Se han docwnenrado mucaciones en rodos los genes miro-
la mayor parce de su energía en la forma de uniones de fosfato condriales \' en la actual idad se esd comenzando a c.ülucidar d
de aira energía presentes en coni.pues1os como d adenosín uifus- papel que desempeíia el ONA micocon drial en algun.a.s enferme-
fato (ATP), que susrenra !as discimas acrividades cd ulares. La dades. La mayor pan:e Je.: los lejidos corporales dependen en ma-
energía no ULi!izada o almacenada es dis ipada en fórma de calor yor o menor rncdid:i del merabolismo oxidativo y en consecue11-
para mancener la cem peratura corporal. cia pueden ser afecrados por las mucaciones del DNA mirocondrial.
Las mitocond rias .~e locali<.an cerca del sitio de consumo de
energía de la célula (p. cj., en el cai.o de las células musculares.
cerca de las miofibri llas). La cantidad de m iroco ndrias en un ripo EL CITOESOUELETO
de célula determinado varía segím la acr ividad de la célula y !a Además de bs organclas, el citopiasma contiene una red de
energía necesaria para lle~·arla a cabo. Por ejcmplo, en una sicua- m.icrorúbulos. microfilarnenros. fila.memos inrermed.ios y fila-
ción en la que se esrimu.la repe tidamencc la c;Qnrracción de u n men tos grueso; l fig. 4-7). Dado que controlan la forma yel mo-
CAPITUL04 Características de las células y los tejidos 75
vim1enro de las células, esras esrru~s rcpre:.cman un compo- pucsro interrumpe la mitmis celular en el c::qadio de formación dd
n1:ntc fundamenral de los clcm<.:ntos esrruc1uralc.:s conocidos con h11so mirórico. La colchicina se urilíw a menudo en estudios t:i·
d nomhre de dtoesqueleto. rogcm:ricos (cromowmicos). ·iambien sc: la usa parad rr:n:-imjcmo
de la gota. La propiedad del fiírmaco de reducir la reacción infla-
Microtúbulos matoria asociad:1 coo esta enfum~xfad cal vez sea consecuencia de
Los microtúbulos son csrrucmras rubulares clongadas com- su capacidad de interferir en la función de los mi<.:rocúbulos ea lo~
pucsm~ por proceínas glohularcs denominadas mb11/ii111s. Los mi- leucocitos y .:n su migraciém hacia d área de: lesión.
crorúbulos cumplen diversas funciones. cmre la~ 4ue figuran el
d~arrollo y el manrcnimiemo de la rnntiguración celular. Adc-
CUios y ffagelos. Los cilios y los flagelos son procesos pilosos que
m:'s panicipan en diversos mccanism<Js de rransporrc inrracdu- se extienden desde la membrana celular)' cj1:1ccn un etecro deba-
lar, incluidos el rransporre axoplasmático en las neuronas y la dh- rrido y aleteo ~uc: fat:ilita d movimiento <lc: los líquidos circun·
persión en las células pigmenr:irias de b piel. Otra función de los dances o la migración del~ cdulas a través de un medio líquido
microrí1bulos consiste en la formación de la e¡¡crucrura fonda- (ftg. 4-8). Ambos elcmcnrm conden:-n ccnrros de microtúhulos
de organización idéndc.1 compucsros por dos microtúhulos rode-
mencal de ,·arias organclas cimplasmácicas complejas, ~omo !m
ados por cúmulos de microrúhulos apareados. Cada cilio o fla-
cencríolos, los cuerpos basales. los cilios y lo~ flagelos. Las ano-
gelo está unido a un cuerpo basal rcsponsahlc de la formación dd
malías del ciroesqueleco pueden contribuir a la.~ alter.acion.:s de la
cenero de rnicrorübulos. Los cilios >e encuentran prcsenre.s en la
motilidad y La función celular.:s. Por .:jemplo. el Funcionamiento
apropiado de los microtúbulos es esencial panl los diversos esca- superficie apical (lumin<ll) de lllUfü'roso~ epirelios. incluidos l o.~
(lios de la migración de los leucocitos \glóbulos bl.incos). En cier- J e lo~ senos nasales o d sisrerua respirarorio superior. La dími-
nación del mo<.:o de las vías respirarnrias deprnde en gran medida
tos csrados patológicos. como la Jialwre~ mellitus. las alrcrado-
nc." de la morilida<l y la migración <le los le11cociros pueden de un funcionamiento correcto de los cilios. Los ílagelos forman
las esrruccu..-as con form:i de cola respon~abb de la ~oti1idad de
incerkrir sobre la quimior:1.xis y l:i fagocirosis durante la re:spuesla
lo~ espennacozoides.
intlamaroria y facilitar hl progresión de una infocción bacrcriana_
Las c¿tulas pueden momar y desmontar los microcúhulos con Los defectos genéticos pueden conducir .l una formación d..:·
raridez ~cgiín las demanda~ e.~pecificas. Fl alcaloide vegetal col- ficicme de los microrúbulos t:on d isfunción c-ili•H resulrnntt.:. Uno
.:hicina inrerflere sobre el moncaje <le los micron'tlnilos. Este mm- de esros eras-romos, <:! 1í11drome de los cilio.1 inmóviles, se acompaña
de hipomorilid:.d espermática con esrerilid.1d masculina resullanrc
e inmovilidad. de los cilios dd cracro respiracorio. lo que interfiere
Membrana celular
con la depuración de las baacria:. inhaladas r conduce a una eu-
Mitocondria fé:rmcdad pulmonar cróniC"a llama.da bro11qui1•cttt:lÍfl.
Microtúbulo
Retículo Cenlrio/os y cuerpos basales. los cencr!olos y los cuerpos bas:i.les
endoplasmá- son organel;;.s estrucruralmcnrc idénricas .:ompuesras por rnicrn-
1ico rugoso cúbulos con un alto ~rado de organiz;1.ción. F.n su parce intcrn:\
los ccnrríolos y los cuerpos basales pos•>en una p¡1rre central amorfa
rodeada de cúmulos compuestos por Lripleres de microrúbulos.
Ln las células en vías de di\·isión los dos et:ntríolo~ ciHndricos for-
man el hu o mirótico qm' contribuye a la separación y el moYÍ·
miento d...- los cromo~omas. Los cuerpos basales son más nume-
rosos que los cencriolos y se encuencran cerca <le la membrana
celula.r en asoci:ición con los cilios y lo~ flagdos. Los cuerpos b:i-
sale.'> rnn rtsponsal>les d<! h1 formación <l.:I tcnrro sumamente or-
gan i7.ado de microníhulos presente e.n cilios y flagelos. La dispo-
sición microcubular imern.i dt los cenrríolos r los cuerpos basales
difiere de la observa~ en los cilios _v lül> flagelos.

Microfilamentos
Los miaofibmcnms son esrructura~ cimplasmáticas delgadas y
filiformes de las que cxiscen tres clases: los m icrofil:unenr.os delga·
dos (que equi\•alen a los Fil:tmentos delgados de acrina en el mü~­
culo). los fi.lamenros inr~rmcdios (que rcprescman un grupo hcre·
rogéneo de filamento~ con tm diámetro que oscib encre d cie los
filamenros gruesos y el de los fihmemos delgados) y Los nlamenros
.: eo
gruesos de miosina (que escin presenres en bs células musculares
Microíilamsnto pero rambifo puc!<lcn observarse c:rnnsitori:unffite en O[ras células).
La conaacción muscular depende de la inccracci6n enrre los
Filamentos intermedios ñhmc:nros delgados de acrina y los filamenms gruesos de mio-
sin:i. Los microfilamcntos csr:in presences en la zona superficial
~ ¡. 4'-7. Microtúbulos y microfilamentos celulares. Los microfi· del citoplasma de la mayor pane de las células. La acrivída<l con-
_ ~entes se asocian con la superficie interna de la célula y con· t.r:ícül relacionada con los microfi.larnencos y los fllamenros grur-
o~ven a la motilidad celular. los microtúbulos forman el cito- so de: rniosina asociados conrrihuye al movimiento del cimplasma
~-:::· a~leto y mantienen la posición de las organelas. y la membrana celular durante la e-ndocirosi. y la exocirosis. Los
- .5"'
..,, .v ... J~!.. ---...

76 UNIDADil Función y crecimiento de las células

Super1icie celular

Doblete de micmtrJ!Julos periférico

Cuerpo basal /

Fig. 4--8 Estructura de los cilios. (Adaptada de Cormack D.H. 119931 Essential histology (p. 79). Philadelphia: 1. B. Lippincott.I

mícrofilamenros rarnbién escán presentes eJ1 las microvellosidades l.ra membrana celular consiste en una seri<: o rJcnada de lípi-
inresrinales. Los filamentos intermedios contribuyen al sosrén y dos, carhohidraros y proteínas (fig. 4-9). Un componente esuuc-
el manrcnimienro de la fom1J asimérñca de las cC:lul:is. Afouoos nm1I importame de csr:i membrana es su doble c:!pa lipídica. Esca
ejemplos de fil<\menco~ intermedios consisten t"n los fila~emos cstrucn1r:i es una capa bimolecul:ir compuesta princip:ilmemc por
de querarina anclados a la membrana celular de los querJ.tinoci- fosfollpidos y que además posee glucolípidos y colesterol. Los lí-
ros epidérmicos de la piel y los fibmemos glialts presente~ ::n los pido~ conforman una escrucn1ra en doble capa esencialmeme im·
asrrocicos y mras i.;él u!as gliales ~!el siscema nervioso. El ()vil/o neu- pcm11..-able a wda sustancia quc no >ca liposolublc. Alrededor del
rofibrilnr observado en corres ccrcbriiles de pracienrt.'S con enfer- 75% de los lípidos que conforman la doble capa son fosfolípidos,
medad de Alzheimer contiene proteínas y neurofilamenros aso- c.idn uno de los cualc_~ po~ee una cabeza hidrófila (hidrosoluble)
ciados con microcúbulos que reflejan la ruprnra del címesqudem y una cola hidrófoba (insoluble en agua). Las moléculas de fos-
neuronal. folípídos. jumo con los glucolípidos, se disponen de tal manera
que sus C1bezas hidrófila.~ ~e dirigen hacia la parte exterior a am-
bo~ !:idos de la membrana y sus colas hidrófobas se proyccian ha-
LA MEMBRANA CELULAR ci:i la p:me media de la membrana. Las cabezas hidrófilas retie-
Las células están rodeadas por una membrana delgada que se- nen agua y ayudan :i las células a ;idherirsc entre sí. A una
para d contenido intra.celulrar del medio cxuacclular. Para cüfe- temperatu ra corporal normal la viscosidad del componcnre lipí-
renciarla de otras membranas celulares, como las membranas mi- dico de la membrana equivale a la del aceite de oliva. La presen-
cocondrial o nuclear, la membrana cdul:ir a menudo se denomina cia de colesrcrol confiere rigidez a la membrana.
m~mbmllll p'1mmírica. En muchos aspecros la membrana plasmá- Aunque la doble capa lipídica represenra la esrrucrura funda-
tica es uno de los componentes celulares m<ts importantes. Esca mental de la membrana celular, la mayor p:trtc de las funciones
membrana actúa como una C$U'UCtura semipermeable que separa ~pccíftcas de la membrana son llevadas a cabo por proteínas. Al-
el medio intracelular del medio cxrracclular. La membrana celu- gunas proteínas. denominadas protch111r rra11S111embr111111., pasan di-
lar po.~ee rcccpmres para hormonas r orras .~usranci as biológica- recc:unenre a rravés de roda la membrana y se comunican con los
menre activa.~, parricipa en los procesos eléctricos que tienen lu- medios intracelular y cxtracclular. Las proteínas integmles son pro-
gar en células nerviosas y musculares y comribuyt: a la regulación teínas rransmcmbrana esrrec.hameare unidas a los lípidos de la do-
del crecimienco y la prolifcr:u:ión de las célul:i.,. Además puede ble capa y se consideran parre integral de la mcmbr:ina. Ouo tipo
desempeñar un papei importante en el comporcamiemo de las cé- de proreínas. las llamadas proreintl! periféricas, csr:ín unidas a uno
lulas cancerosas (un tema comcncado en d c.1p. 8). de los lados de la membrana y no pasan al interior de la doble
•• - l.. •

' ~~~·: - " .


CAPITuLO 4 Características de las células y los tejidos 77

Flg. 4-9. Ilustración de la estructura de la L•q:ii::io


membrana celular con las cabezas h id rófilas ?J(U&!:elular
fpolaresl y las colas hidrófobas (ácidos gra-
sos) y la posición de las proteínas integrales
y periféricas en relación con el interio r y el
exterior de la célula .
Fosfolípidos:
cabeza polar
(hidrófila)

C'10::01

Proteína
Filamentos de periférica
citoesqueleto Colesterol Proteína Proteínas
transmembrana integrales

~-apa lipídica. J.;l eliminació n d e ias pro teínas pcri!~ricas de la su- En resumen, la célula es una estructura sumamente amónoma
~'crlicic: de la membrana en general p rovoca daños en la mem- con un funcionamiento sorprendentemente similar a1 del or-
rana. ganismo en su conjunco. En la mayor parre de las células la
La forma en la qu<:> la.~ proteínas ~e a~ociao con la membrana función es comrolada po r un solo núcleo. que además es el que
.r:lular a menudo derermina su función. Así, las p rotclnas perifé- gobierna lacé.lula. El núcleo contiene DNA, que suministra la
•..:.1~ se asocian con fllncioncs relacion:idas con el lado inrerno o información necesaria para la símesis de las diversas proteínas
.1 lado exremo de !a mcmhrana en b que se encucnrra n. Esras que la célula debe producir para mancenene viable y transmi-
; roreínas por lo general actúan como receprores o participan en cir información de una generación a la siguien te.
•Í)tcmas de señalización incracdulares. Por el contrario, solo las El citoplasma contiene la~ organclas y las enzimas necesarias
:--rocdna.s rransmembrana p ueden acc¡ur a ambos lados de la para la glucólisis. los ribosomas rcpresencan los sitios d e sínte-
-iembrana o rransponar moléculas a t ravés de eUa. sis de proteínas en la célula. El RE funciona como un sistema
Muchas de las proteínas transmembrana inregrales forman los de comunicación tubular que transporta sustancias de un sec-
. m ales iónicos presenres en b superficie celulrú. Estas p roteínas t or de la célula a otro y representa el sitio de síntesis de prote-
mna<loras <le canales poseen lma morfología compleja y son se- ínas (RE rugoso), carbohidraros y lípidos (RE liso). Los cuer-
lectivas 1:n rel ación con las susrancia~ que transm iten. Las muta- pos de Golgi modifican los materiales simecizados en el RE y
;iones de esros canales proteicos, a menudo denominadas ca- los "empaquernn" en gránulos secreton:s para que sean trans-
" 11'opatÍttr, son responsables de w1a di versidad de rrascornos ponados en el interior de la célula o sean exporrados fuera de
:;enécicos. Por ejemplo, en la ji.broJi.1 q11ístim el dcfecco p rin cipal ella. Los lisosomas se consideran d sisrcma digestivo de las cé-
'<! localiza en un canal de cloro, lo ciue conduce a un aumenco lulas y contienen enz.imas bídrolícicas que digieren porciones
de la reabsorción de sodio y agua que d erermina c:I espesamiento deterioradas de las células y cuerpos extraños. Los lisosomas son
J.: las secreciones respiraco rias con un:i obsrrucción resulrante de estructuras membranosas formadas en el complejo de Golgi que
·Js vías aéreas (véase cap. 31 ). co miencn enzima.~ hid.rolíricas simcri1.adas en el RE rugoso.
La superficie celu lar está rodeada por una capa de aspccro ve- Otras organda.~ denominadas proccosomas son responsables de
.oso denominada cubierm ulu!ai· o glilL·ocdliz. .La estructura del la digestión de proteínas malformadas y con defecros del ple-
; :ucociliz consiste en cadenas larg--aS y complejas de carbohidra- gamienco. Las mirocondrias actúan como usinas generadoras
• 1s unidas a moléculas proteicas que penerran en La parre excerna celulares, dado que transforman la energía de los alimentos en
J e la membrana (g!ucoproccínas), lipidos que se oponen a ia ATP que luego será urilizado como combustible: celular. Las mi-
-n..:mbrana en su parre externa (glucolípidos) y proreí.nas fijado- tocondrias conrienen su propio DNA exrracromosómico, el
.!.'> de carbob.idratos llamadas lectinas. La cubiena celular parci- cual reviste importancia en la síntesis del R.KA y las proteínas
.ipa en el reconocimiento y la adherencia intercelulares. Esca capa mitocoadrialcs que se urilizan en d meraholismo oxidarivo. Los
.onriene anógenos de u:upl:uu e risular que caregoriia.n a las cé- m icrotúbuJos son estructu ras rubulares delgadas y rígidas q ue
11las com o propias (selj) o cxrrafias (11oruelj). La cubierCl. celular con tribuyen a la furma de la célula, al movimiento de las or-
.!: un ericrocit0 comiene los anágenos de grupo sanguíneo ABO. ganc:las a rra,·és del citoplasma y al movimíc:nco de los cilios y
_xiste una relación íncima entre 1a membrana !.-dular y la cubierta los cromosomas durante la división celular. Varios cipos de fi-
.:lular. Si la cubierta c:elular es eliminada mediante. una acción lamencos filiformes, como los filamencos d e actina y m iosina,
. :lúmárica, la célula permanece viable y puede generar una nueva participan en la concracc.ióo muscular.
:u bierta celular, pero la lesión de la membrana celular en general La membrana plasmática es una doble capa lipídica que rodea
. ~induce a la muerte de la célula. la célula y la separa del medio cxremo circundance. La super-
78 UNIDAD ll Función y crecimiento de las células

ficie celular e.mí rode:tda por una capa de aspecro velloso co-
nocida con el nombre Je cubierta celular o glucociliz; esra capa Glándula endocrina (tiroides)
contiene amígenos tisulares y participa en el reconocimiento y
la adherencia intercelulares.
Circulación

Integración de la función y la replicación


de las células A

Después de completar esta sección del capítulo podrd alranzar los


siguie111e.r objetivos:

Describir la vfa de comunicación .:dular ~d.e el recepmr


ha.~ta la respue:.ta del efector ~- explicar bs razones por las que
este proceso a meuudo se denomin:1 transducción de señales.

@
Describir la función de las prot<.'inas G en b cransducción de
señales. Paracrina
8
Enumerar eres clasificaciones de los factores de crecimiento.
Rclacion.ir la función del ATP con el mcraliolismo ~lular.
Diferenciar anabolismo de cac:iboli>mo.
Célula paracrina Célula electora
Comparar los procesos implicados 1.:n d m1:tabolismo aerohio
vecina
y anaerobio.
Describir las cinco fases del ciclo cel ular.

COMUNICACIÓ~ CELULAR
l.a~ célula~ de los organismo5 muliicd ulare.s dt:bi:n comu ni-
carse entre si para coordinar sus fum;ioncs y controlar su creci-
e
mienco. El cueipo humano tiene varias maneras de rransm icir In-
Flg. 4-10. Ejemplos de secreciones endocrina (Al, paracrina (BJ
formación enrre las células. Escos mecanismos comprenden la
y autocrina (CI
comunicación din·cr:i cnrre células vecinas mediante uniones es-
rrechas, scnales aucocrinas y paracrinas y señales endocrinas o si-
n ápricas. L1 sennliwridn nmucrinr. tiene lugar cuando una célula gu.ndos memajerns. M11c.:has de las mol~cul as implit:adas en la trans-
libera 1111 :igeme químico en el líquido exrrace!uiar que afecra su ducción de señales son proteínas. Una propiedad singular de las
propia accivi<la<l (flg. 4-1 O). En lo~ sistemas <le se;iafizació11 pm"t1- proreínas que lt:."> permi te acru ar d.: esta manera es su capacidad
cri11a las enzimas rnerabolizan con rapidcr los mediadorl'S quí- de modificar su configuración o conformación. lo que decermina
micos y en consccucucia acrúan principalmenre sobre las células una modificación de sus funciones v, en c.onsecuencia. de las fun-
vecinas. La >nínliz-11ción endocrina dcpcmk J<.: hormonas rr:ws- ciones de la célula. Esras modifica~ioncs a menudo son llevadas
portadas en el torrente circulamrio hacia rodas las células del a cabo por enzimas denom inad:is proteincimtsas que catalizan la
cuerpo. La señali.zncid11 sindptiat cit:nt: lugar en d sistema nervioso, fosforilaó<Ín de los am inoácidos en la cHrucrnra prote ica.
en clnnc.lt: los neurotransmisores actúan solo :.obre las ctlu la~ ner-
,·íosas vecinas mediamc áreas de conraeto especiales denominadas
sinap.cis. En algunas partes ¿el cuerpo un mismo mensajero quí-
mico puede actuar como neurorr-.tn~mi~o1. 1111.:diador par::1crino ~· COMUNICAOÓN CELULAR
hormona sccrcra<la por neurnnas en la circulación. • Las células se comunican entre sí y con los medios
interno y externo mediante diversos mecanismos que
RECEPTORES CELULARES incluyen sistemas de señalización eléctrica y química
Los siscemas dt: ~efialización consisten en recepwr.:,, que resi- que controlan los potenciales eléctricos. la función
den en la mem br::1na celular (receptore~ supe:-fici:tlcs) o en el in- global de una célula y la actividad genética necesaria
terior de las células (recepcores intracelulares). Los receptores son para la división y la replicación de las células.
acrivados por una dive rsidad dc señales exrracel ular~s. o primeros • Los mensajeros químicos ejercen sus efectos me-
mmsajeros. como neurotransmisores, hormonas protcicis y facro- d iante la fijación a proteínas o receptores de la
r~-s de cn.:cimicnio. e~teroides y otros mensajeros químicos. Algu - membrana celular que convierten las señales quími-
nos mensajeros químicos liposolublcs acr.l\'iesan la membrana y cas en señales intracelulares mediante un proceso
~e fijan a los recepLores ciroplasmátit..0~ o nuclc:ares para ejercer denominado transducción de señales.
sus c:fccros fisiológico>. Los sistemas de señalización cambifo com- • Las células pueden regular sus respuestas a los mensa-
prenden rransducrores y decrores que parricipan en la conversión
jeros químicos medíante el aumento o Ja reducción de
de la señal en una resp uesta fisiológica. La da de señali1.ación
la cantidad de receptores activos sobre su superficie.
puede aharcar o cros mecanismos intr:tceluhres, denominados se-
CAPITULO 4 Carauerísticas de las célula-; y loe; re1iclos

Receptores de la superficie celular


fr.Jo\ lm t'.¡- > u·, -~ ... ·por.1k, C•HllilO.:n un conjur.ro [!§~
Ji~ L i 11ti 10 J,
ri:,.pr·.r ' u; )lt .• ti.i.: •J ul lc:~ p.:rmir.:n ropündcr
.1 u n co11iu1:tu H lllif'l.1· L1t.rri > J,. nwk..:ulJ~ ,l..· sd1aliL.a..:itin ....,
l•>rma e~pl·dti<.·a \' 1r.f · .r: r. d;i. L-i.r, prordna' no '(lll üllll·
0

¡--'\
t
(primer mensajero)
liquido extracelul ar

,,.1 ne 1H\.'~ ndt i(n~ d,· ,, mc.,nh.111.1 ,:,·l11br .;i110 <Jll<.' a11mcnr'ln <•
.iismi nuycn 1.n , 111wl ll ... ,_,:, •. : n..--:i:~. id.idc:~ de: la cdu~a. b1
1r.:;1:11Ó,l Je l 1.1111l1J. ~ - .·•. dc· 1111.·11~:.j1:ru~ 411ím1t.o> 1:: ~•m-
L
.t~1J <l1. f<"-·' •t •.·:.• 1. tr-11 ,l '""nuy1.· ·11nli:111to: un pru.:..-~1 J.:-
•1 minado ;·,·~¡, :,1,·:1•l> . .: J.·, .... ~ .lr.te un.1 d1:tlc:cnci.t dd m.:m:1- (transductor) Adenilato ciclasa
'v b e.in e u.1J d~ ,, ., · • _., .....tivl1' .1~11nc.:nca mo:<lian r<" .tr.
0

Guanilato cictasa
r. 1u:"<1 lkn111 ,· 1. '-'º r • " ' ·' • r.: ;1;,;,_ ~xi·m.:n rr...~ .Ja.,l'~ .:oi:u- Fosfolipasa C
Liquido intracelular
.!.~ de rt·n pr 1 t ' pr • ,¡ ' J: upari.-i.. <<ful.ir: n:n·pror.:~ fj •
. idos J L1, J'Tlltt· 11.1~ ( '· • tp111n•, l.g.w"' .1 111~ 1.'.\1u e:-; i1inico.,'
,q>tores lii;..clo, .1 ,•nr·m _,_

Receptores ligados a las proteflfíl.S G. f ,.,, n:ccpmn:' li~.;dm .1 l.v; :SeQuñdomensajeroi


«>tei11a~ e; cnm1'1,n1.1,1' P1is .k l. l)l lll n li..:mh1\>S ~ n:pr..:~enra11 ATP cAMP
fu11i li.1 m.i, nunwr"'· d" · ·• -rnm:' ,,•l 1d.1r..:~• . .\1111t¡u,; ~x i~rl.':l GTº cGMP
0 ºlltºfOS()$ l111:f''•li< ro) \ ilif~'fLLilll.°í<;\, ... fCI\ 111<.'m,!ÍcíOS por lo~(-­ Fosfatidilinosilol l nosilol 1,4.5-tnfosfato y
Id! Jt"p<n.I T d1· !.1 .1.1i' ¡,i,¡,, i111ermi:Ji,1 Je 1111:1 d.?~e d iHin ra 4,5-bífosfato dlacllglicerol
prort'ina~ rc.:,;ul.idllr.h 1.n11Lb ;. Li m1."11hr.ln.1 .:dul.lr p.1rn .:on-
1i1 la.- ~<-nlk-:- -:x r~ :ni- prim-:r"' n1.n,a•.;ro,1 en st:>i'i;J..:s 1n:cr·
t
Efecror intracelular
(~egund<.> nw1i>.1j.-;-¡.,,. D ,,!., <111c.: _.,1,,, pro1d11:1:. rq..111bdor:i'
ij.m .1 n111.:f,·01i,I"' tl. .•11.• 1· 11. ,.,m11 l.1 !;u:inin.1difo,furo1(; DPI
J ~11Jnin.1 ¡ r jf°,h(1•1 (<_; • 'l. ' · 1.i, ,1111oci.: 1.' •Jll 1 riombr.: de
rt•f1111J (,. L.v, l'<:l\l'lur..·· lig.:d.is a ¡,, J'l!ll<.:11\:t~ G 1111.·d1:rn !.1~
)lle"''í:b rd1d:1"i:" .! · 'Jria, 11p11., Je pri111cru> 11lt'n'ajcro~ 1.' tHr(' Fig. 4- 11. l,atrón d e transd ucción de l.eñales común a va1iu~ 5is-
..¡ui.: •<= \'11<."lh"1rr.111 p rnr m;I'. pqnido> p.:cp1c.:nos, ~m i rn1á(idm temas de seg11ndoc; mensajeros. Una proteína u hormona pep-
l¡,:rÍV;\(k1:. d<· .Í.:Jd1h gr.1'1 '' e• ll1U l.l\ rr\)M,1g l. 1 mlm:1~. t1dica c.; el primer mensajero que se dirige a un receptor de
llJdO) [o, 'Mema.; J: 1r;111,Ju;:.._¡(>11 ,k· wi1.1 l..:r, ltg.ido~ ~ la.< pro- mc1nbruna para estimular o mhibir una enzima unida a la mem·
HJ~ G dcp1.·r:du1 J,· un1 '<=! lt de: pr,1.:<.·M>' hioqui'llico' coorJi- bra1a mediante una p1 o teina C. La enzima amplificadora cata-
¡,,, (1¡~· ~- l 1: f,.,¡¡., ,..,Hh ··•M•·m:i· 11,1~e11 un ...omponc::m;;,> re- lia ¡,, producción de un seg-.mdo mensajero a partir de un pre-
1cor qu1.· f1111.-1111t;i 1.1-111 • u;1 J ix;in1111.1Jor Je \d1:1fc, mctfomrl' rnr'"' fosforilado. Ulteriormente el segundo mensajero activa
-."l.:onm:im1<·Pl< u" .t:. p:i:n_, 111.-11,•. jcr,1 c'pedfi;:o ~- en wdm u11 e:ector interno. lo que conduce a la respuesta celular.
>~ l.1 lijalíun lid , .:cc¡'fl'f t,::,, n..:adcn. Jlrcr..ciono c.intigura- tReconsm1ido de Rhoade!' R.A .. Tanncr G.A f ICIC)6f. Medic<il
11;11.:s que ,, ,;, " l 1 pr11t. H11 G \ ' " 1·,•1. b pror' 111,1 G acri- Ph}'!..io~ogy. Boston: Little. Brown.1
nl .\<..t\t.1 ú•m11 C.l!hJ11, ")I 1 ~.111l>lllÍt<. eJ lll<:llSJjc h:i.:ia Off<l)
11l'lll O\ imi.:1JP,·d•t" mid'" .t :._ mcml11~11a n :lular l hu1u<lu~ <J•'C-
•;, ¡\ 111\.'ll!ldo .:1 .+.:no1 •:' l...11.i o.:n:úrn.i 4ue tlll tl'i1.:nc una mo- (, deri:rmina que la procdna e; lib.. r.:: ( ;or )' rljc: l;TP. Esrc pro-
.d.i prtC11rM1r.1 in.1,·ri1"1 ,.,, 11 •1 ,t~u nJn mo: nsajc-ro que difünde Lt:\(1 \t)llllll t:t' a la separación de la prorC'Ín'1 e del reccpror y ;¡ IJ
••-el ciwrl.1<m : 1r.. n' ,,:¡, 1 ,... ñ:1l m.i~ alf,¡ 1.k l.1 mt·ml)rnna :<.:C Í\':I< i1in dd deccor. lJuranti: d pw ..c~Ll 1.k rransducci<\n Je se-
.lar. lmo J" h ''~.irnl.h _ 'Jkrm milt 1aJ "~ t,111 frc:cucn<..i~• ¡;,,1•., 1a GTP:1~:1 coswí..:m. ..-1 GTP lijado e 11 (.;1)1~ !1> <¡11c dc:tcr-
.i adcno;in.1 rn11r1 tt ,,(1rn .:i.:: ic1 le-\\ l l'l. hr,· m,·m.ajem es ;ic- min..1 t.¡llC b proteína G retome .1f C~c.ido do: repO~O y "apatUC:" la
Mdo por la \ n1im .. ,,,/, JJ¡¡,.:.i'.·.,., •1111 g1.•n,r.1 e,\ \f[> mi:dí:im.: l.i
0
,cfüil. C:ic.:1 l:l\ to).inas ba.:.reri.rn;c; puc:t.icn fijarse a las proteína~e
11>for..-11 ... i.1 .¡, _n· '' lo~!:irt• uCSlh: .-1 ·\TP ha1..ia m:.:s prot.:ína:.. ,. inhibir o csri 'l1ular su fu:ii:ión d1. ~::i1Jliz:;t:ió11. fJn:n: csra.'i ro-
:. pmc.:m Je rr.11i,h:rc1Ki.1 .1h....1~1 ia ~>rnl.\ } IJ tutK.im dc: t>~la:. xír..u 'e: c:1H.:ucnrr:1 b ll)xina de Vih1i1> dmlrr.u. que s..- tijJ a la pro-
•reinas 8r1~ moJific:i.:ion~' fr1aft n,·:·:t dcri.:rmi1un h rc.>puc,r:t r.'; w C cstimubrori:i ;~J~ .1.I si.r.:ri.t c.\l\1P que comrobi la s.:-
11'ar al prini.-r nwp,1¡,·:o. l 1 q1 !< p,ll·d, om'>ISt ir en l.1 ~ccrcc .. ~n . '-" .In de liquido en la lm. inrc:~rin.11 v la a-:riu. [n respuesta a
••1nnac.:il.l11 o!~ rdi1.i(.i<•n Ji:I mú)culo o u1rn mod ific¡¡ción Jd <.:'l.t w~i11;1 la~ .-t=lul:is inrc.rinaJ..-, produLen 1111a cimidad exc.:siva
• t<1bolisn1C1 ..:cl11br. '\ '~· .. ., IJ rt 'pur:•rn 1.·onsi!.r¡,: t'll la :iix·rrnra o dl L"i.1ui<lo. lo que conduce .1 un cuadro di.' diarrc::i st·vera y dc-
~i1•nc d.: c:111;1fc$ ''niu>' <'t! L! m... mbr.111.1 (dul;ir. pl,.. i1í11 porencialmenre foral dd V(>lum~·n líquido cxm1.c dttbr.
.\unq r1t' c.:xisrrn diLT,·ncÍJ., t· nrre l1h rcceprores lig..1dos :i In.,
•teÍnas (~. 1c>d<><> dio., ,,.,,,<-.:11 .1h11P•~~ dl 1H>minadorcs com u nc~.
0
Receptores ligados a los canales ü»ri.cos. Los r::ccpror..-~ ligados a los
.:bcr. rodu~ w lo.:•.li.· m ,.,,f,r, j lad11 ..:impl.1sm.irico de la mem- :.:;rn;rlo:, 1ú11iLo~ p:in.icipan en d proct.:~o de ~dí:tlíz.acion sináplic;1
.11.l cclubr \' rndo· i11u>rp•• r.tn d o.-/,, tl1• /,1 (;JP,1s,,. que a.::rú:i •'ápid.t t>nm~ c~lulas capa<~>s Je c:xcir:ición cléct ríc:i. ESte (Ípo de
·;io d inicrrupwr .ti: ~ .nt.:i.:nli<lo-ap.~;;.;tdo" Je b acrividad de -..ñ:1li1ac:icin t-s 1m:diado pnr una e~..::Nt :.amidad <l<' neuro trans·
•1roto:in.1~ C. l..,\;.!''--!.' .m en1i111J que convic1rc el(.;-! P n-isor.-< q11.: iit..·r.:rminar. ia .1pcrrura o d lÍ::rrc rmn~i rorio~ de ..:a-
·' l!rupti' fo~faco ; «ll 1•• 11 1 ·J, ,~ grupoi. fmt:iro). En d esta<lo ~1:.if.;, ¡,mico' t0"m:ulos por prorein.b <1111: im...gr.tn In m..-mbrana
• IÍ\O 1.t~ prorcm.1- ! ; "" :i, ·wr GDP r:n t·~r.1,lo Je fl j.1tión de t..dul.u. F)t<· rip1• de '>{'fiali1.:icíón es re~pons:ihle de: la cransmi!'ÍÓn
,;.finid;1d. 1 1 .u 1iv.1t ion tic •111 reccprnr ligado ~ un:i pmidn:.t <lL' 'mpub.o, <"11 l.1s céluJ~ nc:n i11~•L' ~· muS<.·ulare..
Ut-;fDAD O Función y crecimiento de las células

Re.:-o-ctrres ltgados a ettZimas. Numerosos fucrores de crccimicmo,


:. ·~::;.:mas ·v cirocinas actúan sobre las células efectoras medianre
l.1 rliacion ~ una clase de rcccp rores que acrivan un dominio in-
cracelular con actividad cnzim2rica (rirosiocinasa). La enzima ca-
taliza la fosforilación de residuos de tirosina en las proleÍnas n:-
ccproras y efecmras, con la rransferencia resulrance de un mensaje
exterior hacia el interior de la célula. Los receptores ligados a en-
zimas median n:spm.·stas celulares como el infl ujo de calcio. el au-
menro del intercambio encre sodio y porasio y la escimulación de
Ja capración de glucosa y aminoacidos. La insulina acrúa mcdianrc
b fijación a un receptor supe rficial con accividad de tirosincinasa
(véase cap. 43).
La cascada de sef:aliz.'lción generada por In activación de los
rcceprores tisosincinasas también participa en la función de los
fac.:ro rcs de crccimienro. Como su nombre lo indica, muchos fac-
tores de crecimiemo son mensajeros importanres en la señaliza-
ción del reemplazo }'el crecimiento de las células. La mayor panc
de los facmres de crecimicnro pertenecen a uno de rres grupo,:
facto res que promueven la proliferación y d dc~arrollo de varios
tipos celulares (p. ej.. factor de crecimiento y facto r de crecimiento F'g 4-- 12 Ciclo celular. G0 • célula en reposo: G1• crecimiento celu-
epidérmico). cirocinas que son imporranres c11 la regulación del lar; S, replicación del DNA: G,. sfntesis de proteínas: M. mitosis;
sistema inmune (véase cap. l 9) y facr0res esrimulanres de colo- dura entre 1 y 3 horas y es seguida por la citocinesis o la división
nias que regubn la proliferación y la madural:ió11 de los glóbulos celular. (Telofase [TI. anafase !Al. mitosis lMI y profase IPl.J
blancos y rojos (véase cap. 14).

Receptores intracelulares cada célula hija recibe un carioripo cromosómico idéntico al di.: la
Alb'UllO~ mensajeros, como l:i hormona riroidea y las hormo- célula parental. La d ivisión celular permite que el cuerpo reem-
nas esreroides, no se fijan a receptores de membrana sino que acra- place célula~ con un lapso dt" \•ida li m itado, como l:lS células cu-
vicsan directamente la capa lipídica de la membrana celular y son táneas y s.mguíneas, aumenrc la masa celular durante períodos de
transportados hasrn el m'iclco, en donde afectan la actividad del c recimiento y promucv:i la reparación tisular y la curación de las
DNA. Muchas de estas hormonas se fijan a un receptor ciroplas- heridas. A pesar de que la desc.ripción ciwlógica de los c.uarro cs-
macico y d complejo resultante es transporudo h;icia d núcleo. radios dt' la mitosis ruvo Lugar hace tanto tiempo, la importancia
En el núcleo d complejo hormona-receptor se fija al DNA, lo verdadera del ciclo celular recién se conoció en la década de 1950.
que au mcnr:i la rranscripción de RNA men~ajcm (mRNA). Los La micosis es un proceso dinámico y continuo que por lo ge-
mRNA son traducidos en los ribosomas, co n la producción n:- neral dura entre 60 y 90 minutos. La mitosis se divide en cuatro
511lcanre de proldnas que alteran la función de las células. estadios: proFase, mcrafusc, anafase y celofase (fig. 4-13). La fase
durante la cual b célula no experimenta división se denom ina in-
terfiise. Durante la prúfase los c:romosomas se tornan visi bles de-
EL CICLO CELULAR Y L A DIVISION CELULAR
hido a un aumento del plegamicmo del D A, se replican ambos
El ciclo vital de una célula se conoce con el nombre Je ciclo ce- ccncríolos y un par de ellos migra haci:i cada lado de la célula. Si-
f11lar. El cido cel ular en general se divide en cinro fases o g:1ps: G 11 , mulcineamence Licne lugar la aparición de los microtúbulos del
G,. S. G ., y M. En alt;unas cél ula.'> no exisre hi fase G, y en orras huso mirótico entre ambos pares de cenrríolos. En un escadio ul-
no c.xiscc -la fase G, . No olmanre. todas las célul:is d~en crecer, re- terior de la profase desaparecen la cubierta nuclear y el nucléolo.
plicar su material genérico si están de.srin."ldas a dividir~e y experi- La metaj.ise consiste en la organización de los pares de cromoso-
mentar el proceso de micosis si esrán destinada> :\ replicarse. G 0 C.\ mas en la línea media de la célula y en la formación de un h uso
el estadio d11ranre el cual la célula puede abanJcmar el ciclo celu-
lar e inourcsar en un estado de inaccividad o abandonar d cido ce-
lu br para reingresar en él en una fase ulterior. G, es el esmdio du- CICLO CELULAR V DIVISIÓN CELULAR
rnnrc el cual la célula comienza a prepararse para b micosis mcdi:rnte
la sínresis de DNA y proteínas y un incrcmenro de la cantidad de • El ciclo celular representa la vida total de una célula
organclas y dememos citoesqueléticos. Li íase S es la fose: de sín- y se divide en dos fases principales. a saber, la fase
tesis durante la cual tiene lugar la r<:plicación dd DNA y comienza de síntesis o fase S. durante la cual tiene lugar la
la replicación de los centríolos. G , es la fue preinirórica y se ase- replicación del DNA. y la fase M. durante la cual se
meja a G 1 en lo que respecta :a la síntesis de RNA y proteínas. L:i
produce la mitosis.
fase M es la fase de mitosis. Las c.!lulas que no se d.h·idcn, como
• Otras fases (gapsl del ciclo celular permiten el creci-
las células nerviosas madura.~ y las células que no se prepanlJl para
la mitosis, se carego rizan en la fase G 0 (Jd ciclo celular (fig. 4- 12). miento y la slntesis de proteínas: G, como prepara-
ción de la fase S y G2 como preparación de la fase M .
División celular • Una tercera fase !Gol permite que las células aban-
La división celular, o mitosiJ, fue: descrita por primera vez en donen el ciclo celular.
1875 y es el proceso durante el cual una célul:i madre se divide y
CAPfTIJL04 Caracterí<;ticas de las células y los tejidos 81

Flg. 4· 13. Mitosis celular. A y H representan la célu-


las en estado de reposo. B. C y D representan la
profase. E y F representan la anafase y G represen-
ta la telofase.

A B e

D E

G H

mitótico compuesro por los microrúbulos. La anafase es el pt·ri- METABOLISMO CELULAR Y FUENTES DF ENERGÍ/\
odo dur-.mce el cual se produce la se.paracidn <le lm p.1res de cro-
mosomas: los microcúbulos arrastran un miembro de cada par de La energía se define como la capacid:id de rcali7.a r un crabajo.
~6 cromosomas hacia el polo cc:lular opuesro. La división celular. Las células utilizan oxígeno y los produnos de degradación de los
> cit<>CÍllt'sis, St: complcra después de la u•lofrw:, durante la cual de- ali nwntos ingeridos para. producir la energía necesaria para la con-
<aparccc d huso mitótico y se forma una nueva membrana 1111- tracci<'in muscular. el transporte dt:: iones y moléculas y la slmc-
:lear que rodea cada conjunto complero de cromosomas. sis de enzimas, hormonas y otr-.is macromoléculas. El rénnino mi'-
la cfo,isión celular es concrola<la por alreraciones de la con- wbfllismo rmergé11co cl.esign:.1 los procesos mediante los cuales las
.:.:ncraci6n y la acrivi<lad de m:s grupo~ principales de proteínas gr.isas, las protdnas y los carbohidracos presentes en los alimen-
ncr:icclulares: 1) ciclina.s. 2) cinasas dependientes Je l:1s cidin:is tos ingeridos son comuridos en cncrgla o fuences comph:jas de
:· .'i) complejo promotor de la anafase. LO$ componcnces c.:nua- energía en la célula. Los dos componentes del metabolismo son
·.:s del sisrema de conrrol del cido cdul:ir son las cinasas depen- el catabolismo y d anabolismo. El cr11nboli.ímo consiste en la de-
iiemes de las ciclinas, cuya accividad depende de la asociación gradación de nurriences almacenados )' tejidos corporales con la
:on unidades reguladoras llamadas ciclimts. Las variaciones de la finalidad de gcnc::r.ir energía. fJ aw1bolúmo es un proceso cons-
_.:{ividad de las di~ri ncas cínas~ dependientes de las ciclinas de- tructivo que conduce a la formación de moléculas complejas a
:~rminan h1 iniciación de las distintas fases del ciclo celular. Por parcir de moléculas más simples.
: ;emplo, la activación de las cinasas depc:'llciientes Je:: las cidinas El t'ransporrndor principal de la energía celular es el ATP. Las
:,· la fase S inicia la fase S del ciclo celular. mienm1s que la acti- moléculas de ATP están compuestas por adenosin:i (una base ni-
.1ción de las cin;c,as depcndi enc~ de las ciclinas de la fase M de-
=ncadena la micosis. El complejo promocor de 1.a anafusc es rt.'s-
..,nnsablc de la dcgmdación de las cidinas de la fose M y ocros
-:culadores de la micosis.
' La división celular rambién es conuolada por varios factores
.:m:rnos emre los que figman cirocinas, diversos factores de cre-
__:nienco e incluso factores de :tdher.:nci.t en el c.1so de las c.:lu-
:: que se unen a otras célul~ en una esuucrura tisular. Adem:is,
_ ciclo celular es regulado por varios punces de a mtrol (ckuk-
- •:ms) que dr.::tr.::rminan si la replicación del DNA tuvo lugar con
. :i. airo grado de fidelidad. Dos de los puncos de conrrul 11u:jor Ribosa
' tud iados son los correspondientes a las lesiones del DNA y a la Adenosina
-· ~m:idón de husos mi{óticos. L:i falta J e cumplimiento de esms
: -i; procesos bioquímicos clave puede conducir a la mui::ne pro- Fi¡. 4-14. Estructura de la molécula de trifosfato de adenosina
= ~.imada de la célula o apoprosis. !ATP).
82 UNIDAD II Función y crecimiento de las células

rrogenada. ribosa (w1 azúcar de cinco ;hornos dc carbono} v HC$ toplasma y vías P-t'robias (es decir, con o..:igt:nnl localizadas en las
gru-pos fo~F.no (véase fig. 4- 14). Los grupos fosfato cs<án fÍ¡ados mimconclrias. La vía glucolírica anaerobia funciona como paso
mediame do~ unio1m de alra energía. La hidrofü.ación del ATP previo imporrn nre de las vías aerobias.
par.:i formar atlcnosina difosfaco (ADP), una molécula de adeno-
sina que conricne dos grupos fosfaro. con<lm:c a la liberación de Metabolismo anaerobio
una gran canridad de energía libre. La energí:1 libre liberada por La gl11aílis1s es el p roceso mediante el cual se libera energía
la hidrólisis del ATP se m:.iliza p:1ra impubar re:icciones que re- desdi: la gluc.:osa (tlg. 4- 15). Esrn vía es una fueme de energía im-
qu ieren em:rgía libre, <.umo la contracción muscular y los meca- ponanre en células que: c..-ar<:ccn de m itocondrias. es decir, las or-
nismos de 1ran~porrc acrivo. La cm:rgia derivada de los produc- gand::t\ cclulare~ re.ponsabl~ dd metabolismo aerobio. Esre pro-
tos alimenr:irios ~e uriliza p:ira rcconverc:ir ADP en ATP. El ATP ceso r:unbién aporra energía en siruadoni:s en las que exisre un
a menudo ~e designa como la moneda corriellft: mergétim de la cé- rc¡:irdo o una deficiencia de la oferta de oxígeno a las células. La
lula; la energía puede "ahorrarse~ o Mg.israrse- utilizando ATP glucólisis consisre en una secuencia de reaccione~ que convienen
como moneda de inrercar:ibio. la glucosa en piruvaw, wn la produc1.ión simulcinea de ATP a
Li célula conricnc dos sirios de producción de energía: una parrir del AOf~ La ganancia nera de energía <leri\'a<la de la glu-
vía glucoürica n111urobid (es decir, sin oxígeno) loc.1li1,1da en el ci- cólisis de una mol¿cula de glu cosa es de dos mol¿culas <le ATP.

9 Membrana externa--=--- - - -- - - - - - - -- -- - - - ---

o 'G'"F,®
H"' H" --------~

+
ATP s1ntasa

ATP
Matriz

Pi
e Cadena de transporte de electrores
!~2ADP+2@

e-e- e- ® ~ e- e- e-®
Dihldroxiacetina ~ Gliceraldeh1do
fosfato

2 NAo-T
3-tosfato

4 ADP + 4®

A 2:NADHI+ 2W~!~ d ®

Acido p1rúv1co Acatil ccanzima A

r-~.w~~A
Hacia la cadena deY \
"""'"°"'de ·e~ e~~~~· l
A@ @:/~OHl•H'

B @ ~ H•••Ld•Moe transporte de electrones

Fig. 4-15. Diagrama simplificado de la vía glucolítica o anaerobia que tiene lugar en el citoplasma !AJ la vÍa mitocondrial del ácido átri-
co o aerobia (BI. y la cadena de transporte de electrones {C). e n la cual los iones hidrógeno (Wl y los electrones 1e-1derivados de com-
plejos NADH + H · generados po r las vías glucolítica y del ácido átrico son convertidos en ATP y agua en presencia de oxígeno (0 2 ).
$ "· .

. ~~.:.~: ~-~~
CAPITULO 4 Caracte rísticas de las células y los tejidos 83
Au m¡ue la vía glucolírica es rclativamemc inc:ficience como fuente ciroplasma a part ir de una 1noh.:cul:t de glucosa libera ou a molé-
d<· energía. este proct.:so reviSlc importancia durame períodos Je: wla de ATP jlullo coa dos moléc.:ul.is de dióxido de carbono y
reducción de la aterra de oxígeno. como ocurre dur:inre lm pri- ocho átomo~ dt hidrógeno. f.stos átomos de hid rógeno son rrans-
meros min utos del ejercicio en el mús.. ulo esqm:J¿tiw. Í<"ridos al sistema de transporte de dearoncs de l:i mc:mbrana mi-
La glucólisis requiere la presenci3 de 11icorinamida-adcnina di- cocondrial inrerna para su oxidación. Además dd piruvaro deri-
11ucleócido (NAO'), un rrnmporcador de iones hidrógeno (H ). vado de la glucólisis hav producto~ di: la degradación de
Los producto, fin.Ues imporran11.:~ <le b g.lucófüis com prenden d y
am inoácidos :leido~ gra.,o~ t¡ue ¡ambién ingresan ~n el cido del
piruvaro} el NADH + H'. En prc:!>Cnci.i de oxígeno el piru vato ácido cítrico y conrribuycn a I~ generación de ATI~
p.i~a a b vía mitocondrial aerobia y d complejo NADH + H li- El merabolismo oxidativo cubre un 90% de las necesidaJ~
b«ra d H · r su electrón ea el siscema dt.: rrampom: dl· deccroncs energ:'.-ricas <ld cuerpo y es el proc<".so mcdianre el cual el hidró-
oxidativo (Yéase después). La trarnti:rc11ci~1 del hidrcigeno desde el geno generado durante el t:iclo del Jcido cirrico sl· combina con
\JA DH hat·ia d sisc..-ma de mmsporrc de dec;crones permite que oxígeno para fo rmar ATP y agu;1. Esre proceso se lleva a cabo me-
.:1 proceso de gl11cóli.,is cominúe al bcilirar la regeneración de diame una serie de reacciones caról.!iw das por cnr.imas que div;m
~AD· . En condiciones anaerobias. como las que i..;1r;1uerizan a un cada átomo de hidrógeno en U ll iun H' r l \11 decrrón. Durame el
plro c:irdfuco o a un shock circulatorio. d pinwato e:~ c::onn:rrido proceso de ioni1~1ción los dl-ctrones clivados de los átomos de hi-
:n ácido láctico. el que se difunde hacia el exterior de las c¿lula~ drógeno ingresan en el sisrema de rransporte de elecrroni.:s presente
par::i incorporarse al líquido cxuacelul:ir. l a conversión de piru- en la membrnn:i inrcrna d"' h' micocnndri:1s (tlg. 4- 15). Esra ca-
..tro en ácido hicrico c., n'versiblc v un.1 vez restauraJ a la ofen a dc t!cna de tr:m.sporre de elecrroncs c.'S r:i cornpuest,l por nceprores dl·
•xigeno el ácido hkticu es rcconv~rtido <.:n pirU\«HO y utilizado di- hidrógeno que: puden t'x¡wrimcnrnr un proceso reversible de re-
-,crnmcnre conm energía o pi!rn la sínr.:sis de glucosa. ducción u oxidación mediante la acepración o la oferra de dec-
Una gran parre de la ro.:onversión dd acido Ucrico ri::ne lu- rrones. l:.nrre los miembro~ <ld sisrema de transpo rre de clcctro-
~Jr cn el hígado, pero u n pcqu~io p<m:ent;tjc de: eHe proceso n<:li se encuentran va rias proteínas, que incluyen un ..011ju11ro de
'link: rencr lugar en urros rejidos. f.I h.igado capea ácido láctico molécul a~ ~111e w mienen hierro denominadas d rorl'omos. Cada
l,· la t:Írcubciün y lo convi::rr.: en glucos;; medianre un proce>11 d t"cmín es rrn nsporrndo de u n acepcor a orro h<l.Sr:t que llega al ti-
.ienom inado gft1ameogénesis. La glucosa resultante es liber:id;i cn na! dt.: la t-:tdena, en donde los Jos eiecuones finales se ucilizan
circulación ~ang:uínca para ser utilizada nuc::vame1m: por lo~ par.i reducir el oxigeno elemenr.il, que luego se combina con hi-
misculos o d siscc:ma nervio~o cenrral. F.,.-re reci.:l:ido dd ácido d rogeniones para formar agua. A medida qu..-: Jos dccrrones s~ mo-
•.:rico se conoce con el nombrt> de .-ido de Con l:.l músculo car- 1•ilizan a lo !.irgo de la cadena de transpone ti,· dc.:crrones se liber,1
.!1;11:0 rambién posee la capacidad de .::01wcrtir ácido l:\ctirn l"n una 3ra11 camid:1d de en ~·rgía c¡uc.: ~t· uriiíz.a para convertir ADP en
. iJn pirí1vicu p;1r.1 luego uriliz.u- el :h:ido pirúvico como co m- .A.T I~ Dado que: b formación Je ATP implica d agregado de una
, usriblc. El ácido pirúvico es una rºuenre dt.: um1hu~1 i hlc: c.>spe- unión fosforo de aira energía al ADI~ este proc..-:so a veces se de-
_:.i lmenre impormme para el corazón c.:n .:ondidom'\ .1..- <:jercicio signa con d nombre de: fosforilnción axídatim. El c.:ianuro ejerce su
,rl'nso. duramc: d cual los músculo~ ~-squdétinio producen un.1 efecro letal medianre la fij,1ción .1 las .:mjm;1s ni:cesarias para el
_. .lll canridad de ácido látirn t.¡ue liberan c.:n b circubción. paso fi nal de la secuencia de la fosfo ri lación oxidariva.

\1etabo1ismo aerobio
FI metabolismo J.Crobio se produü• t.:n la~ rnicocondrias de la En resumen, l:i.s células se comunican enrre sí mediante siste-
~i ufa y compn:nd<" el ciclo del .íc.:ido dcrico y la fosforibción oxi- mas de mensajeros <¡nímiws. En algunos ccjidos los mensaje-
_uiva. Esce pron·~o es responsable de lJ degradaci1)n del hidró- ros químic.vs pasan de un.i ~lula a orca a través de uniones c:n
_.·no y las moléculas de carbonu deriodos dt• la, grasas, las pro- hendidurn sin ingresar .:n d líquido extracdul.\r. O tros ripos de
. nas v los carbohidraros dt! l,1 dil·la 1· de su comhinación co n men.s-ajeros químicos se fi jan a recepmre.s prc:>('ntcs en la su·
.!gen~ molecular p:m1 formar di1i~idt; de carhonl1 y agua a me- perficíc cdul.ir o en su vccind:id. Exi~-rc·n tres cl:t.~es de n:cep-
..fa qui: se libera energía. A diferenci:i Jd áLiclo l.krico. que rc:- cores prorcicos de superfi<:ie celular: 1ec<:pwres ligados a las pro-
-c,enra un producco final del rncrahofirnm anaaobio. el dióxido teínas \., fCCcptorl:\ lig:nlo\ :\ los Cllla1~ iónÍCOS }' recepcoreS
• Girbono v el agua en general ~011 inofensi.,·os ' ~e eliminan fj- ligado~ a c.:111.Ímas. Los receptor~ ligados a las proteínas G de-
mc:nre deÍ cue;po. En- el curso de un pt:ríod1°l de 24 horas el penden de w1a das~ de moléculas liamadas proteínas G q 11c.:
: rabolismo oxicl.Hivo gener.1 JOO a 500 mf. tic t1gua. füncio na.n como un inrerrn pwr de "encend idrJ y apagado" par:i.
El cido del ácido dcrico. a vix cs 11.un ado ddo del ácido 11i- conve n ir I~., .~diales ex-remas (primeros memajcros) en señales
·hoxilico o ado de Krebs, representa L.t d::i final conH'1n del me- inrcrnas (segundos mensajero~) . !.a senalización ligada a los <.~t­
~•olismo de lo~ nutricnrcs (vé:J,1.: flg. 4-1 '> ). En él una molécula nales iónicm e• mt·di:l<la por neurotransmisor(;!. qu<' derermi-
, dos :íromo~ d<· carbono de aceril coeazima A (acctil-CoA) ac- nan la apertura o el cierre mtnsiro1ios Je canales iónicos for-
Jda se co ndensa con una molécula con cuarm ;Ítomos de car- mados por proteínas que in1egran la membrana celular. Los
110 de ácido ox:1Jo:1c¿rico y :nraviesa una serie de pasos media- receptores l igado~ a <!mj111>1~ i111e r.1crúan con c.:it:nas hormonas
' por em.i 111a~. Es¡e pro<.:e~o conduce a la generació n de pcpríd icas, como la insulina ~· los fanor~ <le crecimiemo, y de-
trógcno y d ióxido d..- carbono. r\ m.:d ida que se forma, ei hi- sencadenan en fon11a direcu la acrh•idad de la enzima rirosin-
. 1geno se combina con uno de do~ 1r.insporu.Jores específicos. cinasa intracclul<tr.
'J:\D- y d FADH• (flavina :idcnina d:nudcórido) para su rram- La vida de una U:lula se conoce con d nombre de ciclo celu-
.:.:ncia al ~iHt:rna de ¡ransportc: de decrrones. El d ióxido de ra r- lar. El cído celular en general se dil'ide en cinco foses: G o f.m·
!10 es convenido en hica rhonam o rra11.s¡.iorta<lo hacia los pul- de reposo. GI o esradio durJ111e el cual lr1 célula comrenza a
' n1.:s para ser eliminado en el ain: cspir:i.do. En d ciclo del ácido prepararse p:tra la mi rosi~ mc.:d i:um: I:.! ~ímcsis de: D NA y pro-
·ico cada una de las dos molc!cubs de piru,·ato formadas en el rcinas, fuse S o de sinresis duranrt' la cual cien<' lugar la r.::pli-
84
_ '· - ~ ::..,~
prcmH.:>nc;i que se ,1semeja a G 1 Difusión. El rérmino difusión designa d pro<.:rn> mcdianrc el cual
• ~ rn¡:-~~!~ ..;. •..;. >1nc~i:.
dt' RNA ) proteínas) y fase M. las mo léculas y orras parrícula:; en solución alcanzan un má.ximo
:a
.,._;,;,.n:e ru~I i i<"nt' lusar l:t división cdular. La división ceiu- grado de dispersión y una concenuación uniforme debido a la
:.i.r. o micosis. es el proceso durante e1 cual una cdula madre se energía creada por sus movimientos cinéticos espománcos (fig. 4-
divide y cada celula hija recibe un par de cromo~omas idémico. 16). Los e!ecrrólicos y ouas susuncias pas.m de un área de mayor
El proceso d1.: micosis es d in:lmico y cominuo y ~<. divide en
cuacro estadios: profuse. mccafuse, anafa.se y celofase.
A. Difusión
El metabolismo es el proceso mediante el cual se degradan las

oºº--~-º o
grasas, l:is proreína~ y los carbohidraros de b dicta pa.ra que: se
conviertan en !a energía necesaria para el funcionam iento de la
célula. La energía se cOn\'ierre en ATP, la moneda corrienre ener-
gética de la ctilula. Exi~ren dos sirios cdulares de conversión o ==o o
0
energética: las mitocondrias y b mauiz cicoplasmácica. La más
eficienre de <:st;is viai. <:.'I la vía aerobia del :icido cítrico en las
mitocondrias. brn ví:t mcmbólica requiere oxigeno y genera
o o ºoº
dióxido de carbono y agua como producros finales. La vía glu·
B. Ósmosis
colltica incracii:oplasmárica comprende la degradación de glu-
cosa para formar ATP. Esra vh1 puede funciona r en ausencia de
<)xÍgt:no mediame la producción de ácido hktico. o o ººo
Movimiento a través de la membrana celular
Agua e=
=>oo
y potenciales de membrana

Dtspufs & completar tsta u cmJn del mpihti11 j!(ldrtl 11/c11112';1r bJs
ºº o o
C. Difusión facili1ada
siguit'ntes objetivo;:

Comencar los mec..'lnismos de rransporre d<: membrana asocia-


dos con los procesos de difusión, ósmosis, endocit0sis y exoci-
rosis y compararlos con los mecanismos d.: transpone acri,•o.
De~cribir la íunción de lo~ crn:tles iónicos.
Describir los funJamenros de los porencialcs de membrana.
Explicar la relación enm la permeabilidad de membrana y el
pocenci:ll de membrana. D. Transporte activo

La membrana celular acrúa como Wla barrera qué controla las


susmncias qm· ingresan .:n las células y egresan de elhs. Esca pro-
piedad permire que ingresen en la célula las ~uscancias esenciales
para la función celular y elimina las susrancias deletéreas. La mem-
brana celular es responsable de las diferencias de composición en-
tre el líq uido inrracd ular y el líquido exn·acdular.

E. Plnocitosis
MOVIMIENTO DE SUSTANCIAS A TRAVÉS DE LA
'VEfl.~BRA\A CELULAR

El movimienro a rravés de la membrana celular ciene lugar de


dos maneras principales: en forma pasiva, es decir sin gasto de
energí:t. o en forma activa, es decir media.me procesos que con-
sumen en~rgía. l.a membrana .:dular también c:s capaz dt! englo-
bar panículas para formar vesículas recubiertas de membrana; es-
ras v.:sículas se incorporan a la célula mediante la mdomosis o son Flg. 4-16. Mecanismos de transporte de membrana. A.
expulsadas de la célula median1c la =dtosis. Difusión. mediante la cua l las partículas se movilizan hasta
alcanzar una distribución equivaleme a ambos lados de la
Movimiento pasivo membrana. B. L.as partículas con actividad osmótica reg11lan el
El movimicnro pasivo dt: partículas a rravés de la membrana ce- flujo de agua. C. El proceso de difusión facilitada se basa en un
lular depende directamente de gradientes quínucos o elécrricos y no sistema transportador. D. En e l proceso de transporte activo
requiere gasro de energía. La diferencia de la canridaJ <le panículas moléculas seleccionadas son transportadas a través de la mem·
a ambos lados de la membr;ina celular genera w1 gradienre químico brana celular mediante la bomba de ATP impulsada por ener·
mient~ q ue la diferencia de la carga iónirn genera un gradieme gía. E. La membrana celular torma una vesícula que engloba la
dé<:rrico. Los gradientes químico y eléctrico a menudo están rela- partícula y la transporta a través de la membrana para luego
cionados y se designan con el nombre de gmdimtes eler.troquími;os. liberarla. Este proceso se denomina pi11ocilosis.
CAPfruLO 4 Características de las células y los tejidos 85
concentración hacia un án:a de meno;- concc:ncración. En e! caso lente a ambos lados de la membrana cdular. Sin embargo, a ve-
de los iones la difusión también depende de la energía aporrada ces son necesarias concentraciones distincas de una susrancia en
por la carga eléctrica. Las moléculas liposolubles, como el oxígeno, los líq u idos intracduiar y exrracelular. Por ejemplo, la fu11ción in-
d dióxido de carbono, el alcohol y los ácidos grasos, se disuelven tracelular requiere una concenrracicín de pomsio mucho mayor y
en la matriz lipídica de la membrana celular y difunden a uavés una concentración de sodio mucho menor que las presentes en
de la membrana del mismo modo en que tiene lugar la difusió n el líquido exrracelular. En esra siruaci6n ~e requiere energía para
en el agua. Orras sustancias difunden a rrav.:S de poros diminutos bombear los iones "corriente arriba" o en contra de su gradiente
de la membrana celular. La velocidad del movimiento depende de de concemración. El proceso de movilización de iones en contra
la canridad de parrículas disponibles para la difusión y de la velo- de un gradiente químico mediante la utilización de energía se co-
cidad dd movimit:nro cinérico de las partículas. La velocidad de noce con d nombre de tmnsporte ttctivu.
uamfcrencia también depende de la camidad de orificios de la El sisrema de rransporte acrivo mejor escudiado es el de la
membnma celular a tmv¿s <le los cuales pasan las partículas. La bomba de sodio-pocasio (Ka'/K·) ATPasa (véase 6g. 4-16). Esta
temperatura afecta la velocidad de movimicnco de las partículas; bomba impuba el sodio desde el interior de la célul:i hacia d lí-
cuanto mayor sea la rempcracura mayor ser:i d movimienro tér- quido exrracelular. en donde la concentración <le sodio es alrede-
mico <le las moléculas. en consecuencia, la difusión aumenca en dor de 14 veces mayor que: en el liquido incracdular, y promueve
relación direcrameme proporcional a Ja temperatura. c:I pasaje de potasio hacia el interior de la c.élula, en donde la con-
ósmosis. La mayor pant: de las membr:inas celulares son semiper- cemración de e.><c ion es alrededor de 35 veces mayor que en el
meables en la medida en que permiten el pasaj1: del agua pero no medio cxrracelular. La energía utilizada para hombear sodio ha-
de codas las partícula~ de soluco. El agua pasa a rrav6 de una mem- cia el exterior de la célula y porasio hacia el inrcrior deriva dd di-
brana semipermeable en respuesra a w1 gr.a.diente de concentración, vaje y la liberación de energía desde las uniones de fosfaco de alca
o decir. se moviliza de la zona de mavor concentración hacia el área energía del ATP carafuadas por la enzima ATPasa. En ausencia
de menor concentración (véase fig. 4-16). bte proceso se conoce de acávidad de la bomha de sodio-porasio las partículas de sodio
con el nombre de ósmosi; y la presión generada por el agua a me- osmóricamenre activas se acurnuJarían en d inrerior de la céluJa
dida que acravi::sa la mt:mbr:ma se denomina pmión om1órica. y provocarían la tumefacción celuJar debido al inílujo acompa-
El proceso de ósmosis es regulado por la concentración de par- iíanu: <le agua (véase cap. 5).
cku la~ 110 difusi ble-s a ambos lados <le una membrana semiper- Existen dos cipos de transporte acrivo: el transpone activo pri-
meable. En presencia de una diferencia de concemración de las mario y el transporte activo secundario. En el mtmporte activo pri-
par tículas d agua pasa del lado con la me11or concentración de mario la fuente de energía (es decir. ATP) se utiliza <lirecramente
panículas y la mayor conccnrración di:: agua hacia el lado con la para d rransporrc de un.i sustancia. El mecanismo de rransporu
mayor concenuación de particuhts y la menor conccnrración de activo secundario uriliw la energía derivada del transporre activo
Jgua. El movimiento del agua conrinúa ha.sea que se ale;1nza una primario de una 5U~lam.ia , por lo general iones de sodio, para el
-oncenrración idémica de las partícula; .i ambos bdos de la mem- corransporre de otra susrancia. Por ejemplo, cuando los iones de
hrana o hasta que la presión hidrosririca (osmótica) creada por el sodio son transportados acrivameme hada d exterior de la célula
:>.lSajc de agua se opone a su flujo. por un mecanismo de rransporre activo primario se crea un gra-
dience de conccnrración imponame (es decir, concentración ele-
Difusi6H facilitada. La difusicin facilitada tiene lugar rnediame una
vada por fuera y conccnrración reducida denrro de la célula). Este
:'roreína de: transporte no ligada a la encrgia metabólica (véase fig.
gradienre de concentración representa un imporranre almacena-
:- 16). Algunas sustancias, como la glucosa. no pueden arraves-ar
miento de energía porque los iones de sodio imenran difundir
J membrana celular sin ayuda porque no son liposolubles o son
pe1·manentememe hacia el interior de la célula. Al igual que los
.:t"masia<lo voluminosas para pasar a rravés de: los poros de la mcm-
mecanismos de difusión facilitada, los mecanismos de transporte
~.111:.t. Escas susuncias se combi nan con proteínas de cransporce
aclivo secundario requieren la parricip:ición de proteínas de crans-
: ·peciales en la superficie externa de la membrana celular y son
porre de membrana. Esnis protdnas poseen dos sirios de fijaci611,
·:.m~pormdas a rravés dc la membrana unid a:. al transporrador para
uno pa1<1 los iones de sodio y otro para Ja susrancia rransporrada .
• r liberadas a su llegada al interior de la célula. Durantc ei pro-
- ~10 de diflisión facilic.ada w1a susran<..'ia solo puede pasar de una
Los sisrcmas de cransporrc accivo secundarios se subdi\•iden en
dos grupos: sistemas de cormnsporu o mmsportr unidirrcciona/, en
. .:ión de mayor concenrración hacia un área <le menor caneen-
los cuales los iones de sodio y el soluto son cransporcados en la
: l.:ión. La velocidad con la cual la sus\ancia pasa a cravés de la
misma dirección, y sistemas de c01uratrmuporti: o antitrtt11.Sporre,
· ~mbrana durante el prot:c:.o tle difusión fucilir.ada depende de la
en los cuales los iones de sodio y el solllto so n rransportados en
: .:ercncia de concentración entre ambos lados Je: la membrana.
direcciones opucsras (fig. 4- 17). Un ejemplo de cotransporte s1:
, ros factores imporcanres consisten en la disponibilidad de pro-
observa en el intestino. en donde la absorción de glucosa y ami-
:.:1.ts de rransporce r la rapidc:l con la que escas prorcínas son ca-
noácidos se acopla con el rransporre de sodio.
_,c:s <le fijar y liberar la susCllncia cransportada. Se piensa que la
-.;.iJina, que facilira d movimienro de la glucosa hacia d interior
Endoc.itosis y exodtosis
-· bs células. accúa mediante el aumento de la disponibilidad de
_:i.sporcadorcs de glucos:i en la membrana celular.
La mdccirosis es el proceso mediante el cual la célula engloba
materiales desde el medio circun<hnce. Este proceso comprende
la pinocitosis }' la fagocitosis. La pinocitosis es la ingesrióu de par-
:- ~ansporte activo y cotransporte rículas sólidas pequeñas o líquidos. Estas parrículas son engloba-
Los mecanismos de cra.nsporcc acrivo requ ieren gaseo de ener- das en pequeñas vesículas rodeadas de membrana para ser incor-
l:I proceso de difusión consiste eo d movimiento de p•mí- poradas al citoplasma. El proceso de pinocitosis es importante
- ... desde un área de mayor concemración hacia una región de para d rransporre de prorclna.> y soluciones fuerces de eleccrólicos
-or concentración, lo que determina una distribución equiva- (véase fig. 4-16).
U~l~AD a
ci.:o..:ir.,..,;~ ,·~ import.1n1c p.. r. " 1. .: ul. r...... ~· liberar
= ,m .m.:i.l.\. com,1 hon11on~, llH-'. .tJJ.;. ,c,ul.h.
Durante l:i cn<locirosis 1. 1 < 1· '11.·;•1h1·a11a celular
) l.: rransfornlJll 1.·11 una \'c~1c11l.11.·11 ,\ ... 111 ""1. ~ 1ur.111tc IJ cxociro
,¡, 1:. 1111.:mlir;ui.1 ...duhu e:~ ·a • "'lw r... 1. . . Ll tu:, '.:I .'11.l pla~m:Í·
1i.;1. hcm pr,11. .,m ¡x-rr11 c1 .1 ¡ ,.,.. ~ ll 1. f.. 1.mil11,"i<ín <l<.:
IJ~ m.:-obr.m.?> t-elular;:~.

•s Canales iónicos
Li. carga l:k:crri...·.1 ,t..: Í•>n<» V· .!..J.t'• 111 • lu' ion..c' de sodio
• pm;i;:o .lit\ 11!1.1 e'. jr.l.<Jjc dr ''°'·"' .1 1 , ,~ •'- b ...1p:1 lipí,!ica Jl'
l.1 111.:1·1br.1t1:1 ..._ 1:lar. Sin t:mh J.'•, 1•.:.11;·1) ,L t;b ,!i-.<r);l..' funcio-
11..:' -:dL1i.11·c,, 1.omu por ..:jcn'I''" l.1 .11. rt\ i.l.1, m·rv:, .~;i. n:quieren
;-~ ;;-- 1111 1110\·1m1i:ncv r.il>1do de innt:' .1 rr 1 ,.... ,Je .! rnémhr.in:t cclul.n.
Na'~\la-
.,; l:'L" <>h <:r1;·0 'e ..:.1~1plc mc,..i.111,, fo J1h!'I i11 (1;..il r ,,b .1 n~n.:~ 1k·
._.,, r1.llL~ (,)nkt)'- "C..:Ít.. •.::i\'\Y••. J Cu. '"afi )"" lt lt.l • .... ,¡ 1 (IJ\)f~Í01.~ illtt:-
s ..c ~r:tll'> que abarc..rn rndo d .111,l.• ', Li 11.1:1:.I k11 .. ,d11l.1r ) <'-'>dn
(<l11ll'Uc~ ro~ pm \:lri n, ¡iuli¡'<'l't 1.., ; 11b111mhd1•, prorc1G1s qm·
li11111a11 un ,¡,1.:m.1 d.. c.nnpu , r ,1·r111I ''-'l',·ciliul~ derermi-
n .. n que l.i.' .¡uhumd.;Jo pro1 1•:.i , 1•,r1111(•1t..:11 J tcr.\Cil)nes co11-
ti~1Lf<Kiondc~ qu~ conduci:., , .i .irJ, •n ,!.. m ..11.11 lo . om-
pucn.1l abinl•> .1 rr.\v~, J d 1.11.11 ¡" ,J,1 1,1,.11 111' w:i,, (fi~. + 18).
Ag. 4-17. Sistemas de transporte secundario activo El ,i~tema l.;r.1cia, J t·~t..c t..cn1Íml·1w h» ¡, '". rw d,l.,·n :~t .1ve'>.lr l.1 por..:iún
:·J<; (r>'ranspor-, unidireccion¡:¡I o -;importe l1rrrri>;1¡ tr;:ir~porl.:i al lif'<"-)luhl1.· .il l.1 tut'mhran.1 \' ('U<'j n JllT11.1n, h·r u1 Ll ,oJuci<1n
~ululo 1,1 !:!n !a misma direcc1011 que sigue11 lo~ iones de <;<>dic. 1, ·l-.a 1¡110: .1.11p:1 d .an.il 1i>ni,. •. l t s i:.m.1.,, iónit<h 'ºº su rna-
L sistema de <..Otronsporte bid.recc:onal ::> contratranspc~rtc ITI<:nte sd.:ccivo,; J.!h'llilm .k dio-,.,¡ .. p,rn11·1. n ~1 p.t>ak de ionc.,
t Olri;porra ,:if ~oiul() y a los iones de sodio 1:11 di reclionr.:~ up1.11;.":>- ,k· ~o,Ll o mi1.·1ur.1~ que orm., ''m ~tl..:-ct\ 1" .111. r.-.p,·uo .\ In~ io-
ld'. tRhoao<'=> R.A Tanner G.A l lq'J1)I. Medica! 1>h 1 siolo{;';~ llt:' d..c pma~ 10. Lak:ro o doro. l...i.- 1111. t.l•. Íorll·- l', ..., ..-¡fi¡.;ns tnrre
8ostor; Lil~le l3rown.1 !t» i1.n.:-. y L" p.1m.".'> btcr...k-. 1!·· ....m:il r1:,J.::n .t1.1:kr.u ~ignifo;a-
1i\.111\c'nrc d mu,·1mi<'nro .l..- "" ¡. "'"'· l'ur ,. · 11¡- •' •'' .:Ut~tln io-
11KO~ pue<lcn ;1J411irir progr.::m:.:11.: t• u11 ,;lf~J n..cg:uiv<l. lo (\lit"
(_..; /11gu:/lt1J/ lt:rmino qt1t: \ignífiL.l lir..cl';tlmcll [~ c(•11/t'/' •'i'Í/I!;{,,, prornui:1c d mo~im i..-mo rapiJ r1 tk 1" lnl11." d1. c.1 1'~•1 poo;iiiva.
e:; 11' ¡xucc·;11 'i'".pm:Je -:omp.ir.ir-;c ...vn la pirn,c110'1'. lfll• 'i.g- Lt 111'.·. mb•:tn.1 pL,m:i111.J , 11 u 1" .1' ·~•llf''" lund.unc1n;1lcs
11 ¡j, ; /,, dft ,' 1.i fag.o'- .111:.i\ 1.on:.i>li.; 1.·n l.¡ i11'-orpor.K·1)n y Jt: . .~tnJk·, sc\11iL , ...,: ... Jr!.tl"·' J~ g..t •" ·'' ! " .1n .tk- ~ t\.'C!lÜ,tllus <$,;1~
l.i al, ~tru, ..ion ll J.::~r;HLl.;itin u.c~rior .. ' J~ m.uoorg~ni,mo~ 1· ·ir/: l u~ .-.111.1 ,_·~ 1.ll ill;:,_ ,, ..: .1,.u.:-.;r.m .. •Lrt11~ , 11 .u.mJ11 no.::.-
1<11. r ·'rm ul.1~. D11r.1~1rc d prm:c:n 1k IJg1Kllll~h Ui;.l p.1mrni.:. ten «~1imul.1Jo.,. ·11i.:J1~t.1, 1¡11. '."' ....m.1b r.;;uhcl'" ~' :1lm·n ~ lÍl'-
¡¡ut c111r.t 1 11 • · 1n1.1... ro 1.011 la ü1pertlcir ..:1:1ul.11 e~ roJead.1 ,om- r:·,m : n r,·,pu .., ..1 .i .-stímul'" :'I"-· i!i,.i . 1. mll 1hr.m. pl,u;mácic.1
l'lc:·.am.:1•: por l :nemb ran.i .:dular (lJl..i formar w ia \'c,iu1l.1 t:i- ,unricn1. 1r...... ·il'"' ,·,po:.ífi~-." J, ...11:. I r.:..1hd· <: .;1;...1Í<'I i1'.,{ul1-
11,m~•• •• f..t¡::.o " 11.t. Cn;t v.:-1 t~1rm«Úo. t'.1 fah"'nm.i ,,. wp.n.• J,· ,¡,,_, ft># ~'t:1.'t,{Í' . tftl_ pu:-("\.'ft Jlh..'-~H I .;:-: U\,! ... 1111
"' r t~ r ~l1l.1e. lt>\ pt>r
IJ 11 c1nb;.rna ..clu .tr ~- pasa .11 imeno1 Jd '- 11op!.L~ma, 'r ll• nJ, ¡;,~111:..:' d · l• .' '"' .1h1,·11, 1 .1 11!1 , P"'<' 1l; 1'-"- 111, 111hra1~a .\ ll·
, 11 e1 1rms,ur~· cid tiem¡:ou >e tu,i0n:t .. n11 un li>0som.1. lo que pi. r 1 li(Trn un1 >r,ll. ;.·11;11t/r.. ·¡ ._r,,:,1rt:u/,, J ' , : '• ,,_\, 1¡uc posetn IH(.."·
p.sma.. 1¡u.. d 111.uerial ingtT1do >t'<I J<'g,rJJ.1d11 pnr <'117.im. ·' li",. .;.mi"no) de .. 011 !' :terr.1 rcgu!Jd1 ' •r 1r,. • uh1i.:o) q ue r.:~-
1111m.1,. C ii: 1 . 1.,:J ulas. conw por t'.j..cmpln I·,~ •1ucrol t!!v' ~· o1\ >omk 1 .1 ligau .. '..I\ .-.¡~.·dfj,.,, .• 1. 1•1 •r•"· 'orno d
ltuc~Í{u' rc:oli h tc•nud1.-.1rts ( ntmrpfiln, . pos.xn la .:lp:1.:c.l:aJ 11..:1.ro1 -,1:hmi~-.r .k·uiknlsn.1. ~ .. w •' .....,, . 111.-;,)1111...1/f:'. que
J, ,, 1•v;;,r l ~r ruir mi1.morganism,1' ith.1,01<:~ • ..:dulA, d1·r.;- \<! ::hrL·r: u '' 1.i1.•rrJn ~n r'"°'"' 11•1 ¡ •t<. lll•'<·• 1i ch .:omo las
ri 1r.d.1 1 ~on1p<11 1c1 ncs extr.r<..dul.ires i11 nc1.1·,.1rit" (1éa"' rnp. 20) . 11hr.11.Ío11.:,, d 1.·,1 irarni1.·n1 ' > d, 1 11. :,l 1 1 l.1 ¡ r,.,,. 11
~· ·J•><:ttl•~1 m1.·diad;1 por rn:.-pton.'S r1.'(¡ui1-r,· h fi jac1L1n ,¡,_. '·LL'i·
tJn... ias '•"ll'• t 1pror.:i:i:i; Ji:' h.1j.1 d..-r.!>iú.iJ .1 rcct:pn.m.-:o prc" nr~
POTENCIA LES DE M E~'\ BRANA El'\ REPOSO
• i..pc:rt'.. .:dular. la fijJ.:Í1in ,k u1 'ig.m,io (~u.:< tr 1111.1 ms-
1lftl ~raJo ,Je .111 nicfad por Llll r.;.:cpwr l 1.:1.tt:rmm.1 b ;\ rr.11é\ 1.k 1:1.- mi:-mhr.1n.1> J, l. 111, ~ 1r I' 1m: J, ::' .:~l ul.1~ cor-
,i,;111 rnl.1,11 11 1 n.:1cptore; .1mplia1m:im: d1,1rih1mlo, 1·11 li1~it:t' re- pmaie.s exisren ¡)1)k·ni:i:ile~ dé<.tt i. 1 C•·11• ·,"1•" t-i-..·ri-iales tienen
• ! 11.l. La .l;,;rcg.1.iiín J.;- pmt,·11 1:1., ...-.péci;•b J_.f bdo lugar a ni•d ,k la mt"mbr:m.• ....:! !.! ,,. 1. '"" i.:i • 11 1 nomlm: d<.:
,k l.i rO,,i1.1 J~1,--m i11a que l.1 ¡;l\lla RYuhi.n. 'c in- 1vrln1a:IÍ<' ,¡.. illl'lílb1co1.1. l-.11 I· ·1. I " , , 1 1hl ' . , n •• 1 ,, 1, jidns ner-
.iguu: !''"' wa par.i fom1.1! u·u \ c:... ul.i 1.-\,,1itL de .-1.mir.t -!U<: ;·i1 ~" o mu"ubr '"" f"'JUÍer.:P :1 • r ¡,., "" 1 n~ i.J d.:: m.:m-
r;1m¡i, n.i ' l gJ ndo } su ít't.:1.·¡irrn al im,·1101 J ,. l.1 1..1.:lul.1. t1r:111.1 p:ir.1 g<"nern r y n1nd111.1r 11 l'•l ' n. 11·"1· producir con-
L <. t::..·11<;ro,i.• '-''u n mc1.·ani~111u 1.¡ue pcr:11nc b. s.::n.:ció11 d1: q , - :1.1t1.iurn:' 111u~-:u l.m."~- '"~fk:Ll : •. u,;tt.k L 1Lr•" "í'"' J.- c.:élul .1~ .
r. nci. 1mr. d11 !.11·c, en d np.u:io cxcra.:dul.tr. l.:i c:-..vcir1.»Í~ '·" ._¡ tllllll b., ..:élul.:.s ~J;;ndular1.'> 1 · .1h: ~'- " 1•' J.., "' •'111..-ncial~ J..,
¡'Tm.(_-0 upl l>!Ll ;¡ f.1 cnJ01.·j ¡o_.,j~,1fadt1 ljllC ll ll !',,-:lulo .\C(.fL t:• ~l. ,1 . :1rbi.ina prunt;.t"\-~J'i f.¡~~-... h, 1 ' ' ": ..u 1W1l.Íun~'·
u~1una ,u 1 d l.iJo int..-rno J.., l.i r1<;111\ra11. dlnhr 1 \!..-r...-r.1 i.i
Í<HIOJ._:,in de un orifo:i1>L'll b mc:1:1h1ana 1¡i,.- p. n nicc L lih1.T.a Potenciales eléctricos
.111 rl,I ,·onr<..:nid1 > de·! µr;inul,1 haci.1 e 1 mtuÍ<> cXLr;lLdu ..1r. 1:1 FI po¡¡;n, i;1I ,.f¿ccric:ti, m,·,fiJ,. ,n \1.1lt ,·10 1\ • • ""'-rih.: l.1 ca·
' ...

··..1
-. .
J

~
•R

• ';;-- ~1 . ~ ...

CAPÍTULO 4 Características de las células y los tejidos 87

+++-•-+-+-+ ++ + - +++++~ + + -+ + +
•••• ••••••• ••••••••••••• • ••
! ! ! ! ! ! ! ! !. ! • • • ! ! ! ! j.!~~::b~~ ~:iular
Fig. 4- 19. Alineacion de las ca rgas a lo largo de la membrana
celular. El potencial eléctrico es negativo del lado Interno d e la
m embrana celular ~n relación con el exterior.

ruanJo Sl' e>ra.bie.:e un:i di~crmci.2 de potcnóaJ y l.1 com:xión p<-r-


m!re q ue b:. ¡xmículas .:.argadas s..: movilicen cnrrc kis dos puntos.
Lo1> líquido~ .:xtr.1c.dular e imracclular son soluciones elec1 ro-
liiit.-.i~ (¡m: contienen alrededor dc 150 J 160 mmllliL de ionl.'s de
carga po~iri\~I y un.1 ú1n.:<"nrrJció n igual de ioni::s Je cirga ncga-
Canal cerrado
riu. F.~ms ione'l son :espon~1bk·~ tk h1 generación )' la co11duc-
1..ÍÚ11 ,k los porc nci:ilc~ d.: r11cmbran:1. F.11 gcnc.:ral exisre un lige ro
pr..:d11111inio de.: iunc> de c:1rg:i posiri\·:i <.'n la superficie. exrern:1 de
la membr.ma .:c1ulJr. E.:.lo: IC:nümeno <'C n:presenr.i como una .:argJ
pfüiti\·.1 en la pam: cxrc:r nJ de hi mt•mbrana y e~ rn nuam:H:1do
po r l 111:1 igual c:in1idaJ d..: c 11!1,:1:> negativa~ en la p:lm: inrcrn,1. L:i
exm:ma dclgado:r. tk- la m1:111l;rJna ~du lar determ ina que la an1-
mub.ci<ín de esto$ ionc-.s en ~u~ superlicic.'1> cxtan:i e i111erna con-
uibu ~-:1 .11 esrablc<.imicmo Je un pMmá1t! de mm1hm1111 m repow
l os porem·itties de {(CCÍrin (q ue ~e c.omcnmn en i.:.l cap. 49) rt·pre-
'."'ig. 4- 18. Canales iónicos. A. El canal iónico no regulado per- scncan .1lrer.Kioni:s bruscas y pulsicil~ <ld polt'"ncial de mi::mbr,1na
. ''IOece abierto lo que permite el libre pasaje de iones a través l¡uc...: prnp;lg:m .1 lo brgv de un nerYio o und fihr.i musc.1lar. b -
~ la membrana celular. B. El Cé'lnal iónico regulado por ligan- ws p<>tt"1-.. ialcs s: generan cuando d l·'occncial de 1m·mbranJ ;11-
os es controlado por la fija<..ió1 1de un ligando a su receptor. C. <:anza un nivd llmhral. lo c.¡u« aum cnt.l l:i pcrml';tbilidad de la
1 canal iónico re gulado por el voltaje es controlado por una membrom.1 y ¡x-rmire que .:icrtus iom:~ c.arbr:ufos, como los ione'
Jdificac1ón del potencial de membrana. 1Rhoades R.A. de:: <odio, pa~cn a tr:1v6 de la memhrJna .:elul.ir.
1nnei-G ...\. 11 9%1 Medica! Physiology. Boston: Lirtle Brown.)
Potenciales de difusión
Un por.:m::al de- dih1~ión n·presenm el voltaje generad<> por
'-i<laJ Jo: i11111..iú11 1.k c1rg~ ckcrrica;; in1kpendiento:~ do: p11!:.iri- ion.-$ llUC: se ciifonden a tr.ivi:-s de b me mb r:rna. Se r<'q uicrn l <lo~
I up11e.t.1 (.,. _r - ). 1a direre;ici,1 d1· poren o.: i:il ..:s la Jiforeno:ia ..:11- condi.:io11es par-J. que $<: g.: nl·re un pmcmcial de membr:m.1 por
Jmba:. tJ rt.':15· l .o, r~ rminm difhrnc:.i rlr ¡wtmád y t'olrt!je son ditu~iun: la membran.l ,lebe ~t:r sdecciv:tnKrm: p.:rirn.:abk p~r.1
·ninm,. El \oiiajc inv:iriablo:mcnu: :..- midi: en relaci1)n con do> p..:rmirir c.¡u<: un ripo detcrminaco de ion ~e difunda J rravc~ de
•nos tk un s1~tt-r1.t. l'or l·jemplo. d \·olt.1k <k una hatcrfa Je ;;11s poro' ;· b con,·cmr;i,iún Jd ion diJusiblc dd.ic !ier mayor de 11n
"<lmó·.-il 16 o 12 Vi o:~ 1.1 di!Cn:ni.:ia Jt' potencial enr ré" .unho~ lado J, IJ mm1br:111a que del lado opucsro. Fn d esrndo d..: re-
··rio:> de· L1 h.1r.-da. Dado que b cl!lcid:t<l rocal de carg:1 q ul' p11t'dt: po,;o. u no c:xcilado. en el c.¡uc la men1hr.111a es sumamenre per-
-:,' par:1da por un.t mi.:mbr.m.u bioló;!ica es de esca~:t m:igniru<l. me-Jble al potasio. la .:once111raci1í11 d .. ion!"s de p(itasio en d in-
,ljfi_.n:nÓ.l~ d,, pml'Oci;\] ~00 r.:<.¡U..:Íl~~\ y,.,..; m iden en lilÍÍ{l'(JÍfÍO:i r..:rio1 de la c.dul.1 .:.~ aprPl.im.idamente 35 veces mayor lJW:: b
1.000 d.: 1111 ,-oltio/. P:1ra m<xlir l:i~ dil~·rcncias de potencial .1 conc1:11rr.ición di: po rasio en el ex1criur d1: b <:¿lula. Debido :il im-
~·, J.: l.i munbr:Jna celul.ir ¡m<·de in.~.:rc.tr-.c un dcclmdo muy porrante gr:aJ.ii::111c: de c..01K<:ntr~<l ión '-!lle <:xi..;r..: a rravés de la mem-
• en d inrerior dl• l.1 c¿(ul:i y orm dc:crmdo en d líquido 1.x- br:in.i e.dular. lo) ione'i Je ¡'O!,tSÍ<.i tit>ndc:n :l difundir haci.t d lí-
.J11lar lJUc <¡,., unda la cdub. y .:ono:t.i.r ambos d ectrvJ05 :i un quido ex rracdular. A medid.1 que 5L produce c.,rr.: proceso, los
im.:m> (fig. + l 9). El pa~a¡< dt: un.1 carga a u.wés el« .m1bm !ont:.\ rroinspon:111 ~ 11~ c.~trga~ posirivas co n dio~ }' d inn:rior de l.1
,,,, ~e Jenomi nJ. con-inue. F.I p:isaic de corriente se nb>c.:rva .:dula ,... nc::gariviu i:n rdaci1ín l·on d ex1c:rior. Sra nucv;1 di f~-
88 UNIDAD Il Función y crecimiento de la~ céluJas

rcncia dt! potem:ial impide d mtwim ienro ulce.rior <le los iones de En resumen, d pasaje de susrancias a rravés de la membrnna
potasio de carg:i positiva hacia el exccrior de la célula. El mis rno celular es esencial para la sup<::rviv<:ncia de las células. La difu-
fenómeno cic:ne lugar en d momen.tO <k l:.i gcner;ición de un po- sión es un proceso mediante el cual diversas sttsmncias (p. ej.,
tenci;1I de: acc ión, clur:mt<:: el nrnl la mcmb;ana cei LJar es sum a- iones) pasan desde una región de mayor concentración hacia
mente perm(·able al sodio. Los iones de sowo !i<: rn ovili:t:rn hacia una región de menor concemración con la finalidad de ;,1\can-
d imerio r de la célula y ge neran un potencial d<:: membrana de 2.ar una distribución uniforme. El ré.rmino ósmosis designa la
polaridad opuesta. Un por.md,.tl de equilibrio C'> un potencial qu<: difusión de molécwas de agua a través de una membrana se-
no pcrmjrc el movimien to neto de ione!; dt·bido ,1 que las fue.rzas mipermeable a lo largo de LLn gradienre de concentración. En
de difusión y dcccrica son .:xacrnmenre equivalentes (véase e-1 re- el proceso de:: d ifusión facilir:ida las moléculas que en condj-
cuadro adjumo). En el caso del por:isio, este potencial se parece ciones normales no son capaces de arravcsar la membrana ce-
al pote11cini de rna11!m11111 en reposo. lular pueden hacerlo con la ayuda de una molécula tran.sporrn-
dora.. l.a difusión de molécula:. Je agua mediame ósmosis o de
Variaciones de los potenciales de membrana iones por difi.1sión focifüacb no requiere un gasto de .:nergia
El pmenci.11 de membrana en reposo y la excirnbilidad Je la por parte de la célula y en consecuencia es un proceso pasivo.
membrana pueden modificarse como consecuencia de alteraciones Otro tipo de cransporce, denominado transporte activo, requ iere
de la com.:encmción Je iones o de h permeabilidad de la membrana. que la célula ucilice energía para cransporrar a los iones en con-
Por e.jcmplo, los iones de 1.:alcio reducen la permeabilidad de la mem- tra de un gradiente de concenrración. Existen dos tipos de trnns-
brana a los iones r.lc sodio y viceveDa. En pre:.encia de una canti- porre activo, primario y secundario. y ambos requieren prote-
dad inouflcienre <le iones de calcio, como ocurre en la hipocalcemia ínas transportadoras. La bomba Na·/K' ATPasa representa el
SC\'era, l.1 permeahilidad al sotLio aumcnra. El rt."!iul rado de ello e~ un sisrema de transporte accívo mejor esmdiado. Se esrim<l que
aumenco <le la excitabilidad de la membrana. lo <jllt: <:11 ocasiones hasra un tercio del gasto .:nergérico celular se miliza para el
conduce a conrracciones muscubrcs espománc1s (r.:tania). 1.os <mes- mantenimiento de h; bomba Na•/K• ATPasa.
t~sicos locales (p. ej.. procaírn1. cocaína) nctÚ:Ul directamente sobre La endocicosis es el proceso mediante el cual la célula englob,1
las mernbram1s nervios:t~ para reducir la permeabilidad al sodio. materiales desde el meruo circundame. La pinocitosis es la in-
gestión de panículas pequeñas y la fagocitosis c.'
la ingestión de
partículas de mayor ramaño. Algunas paráculas deben fijarse a
un lig-.mdo y este proceso se denomina mdocitosis metlinda por
La ecuación de Nemst para calcular e l potencial receptores. La exocirosi~ es ia eliminación de panículas de gran
taffi<lÓO deJ interior de b célula y Üene lugar meruance un pro-
de equilibrio
ceso cxactamence inverso al de la endocirosis.
Los e.males iónicos son proreínas transmembrana incegrales que
La siguiente ecuación. conocida con el nombre de abarcan rodo el ancho de la membrana celular v en condiciones
eettación dt NernsL. puede utilizarse para calcalar el normales están compuescos por v;trios polipépridos o Slibunida-
p0tendal de equilibrio (fuerza etectromotríz [FEMI en dcs proteicas que forman un sistema de compuenas. t\'lucbos
milivolti0s {rnVl de un ion univalente a una tempera- iones solo pueden difundir a cravés Je la membrana celular si se
tura corporaJ de 37 ºCJ . producen ;cireracioncs configuracionales de las proteína.~ que for-
F!:'.M (rnV) = -6 1 x log10 {concentración del ion en el man lo~ canales i611icos. Exi~i:en dos cipos f1.1ndamenrales de ca-
interior/concentración del ion en el exteriorl nales iónicos: lo~ canales de Íu.ga y los canales regulados.
Por ejemplo, si. la concentración de un ion en e11nterior
A rravés de las membran~ <le la mayor parte de las células corpo-
rales exisren porenciales elécr.ricos (con carga neg.uiva en el lado
d~ la membral'la es de 100-mmel/L y la concentración
interno y carga posi tiva en el lado exrerno). Estos porenciales son
del ion en el exterior de la membrana es de 1O mmol/L,
consecuencia de la permeabilidad sdectiv<l de la membrana celu-
la rEM '{mV} para ese ion sería de-61 x log10 ( 100/10 (el
lar a los iones de so<lio y potasio. de la presencia de aniones no di-
logw de 10 es 11}. Por consiguiente, se necesitan 61 mV fusible.s en el interior de la membrana celular y de h1 accivi<la<l de
de carga en el interior de la membrana para equilibrar
la bomba de sodio-por2sio en la membr:.ina, que expulsa al sodio
~I poten.eral de.difusión creado por la diferencia de con-
del imerior de la célula r permite el ingreso de iones de potasio
centracfón d~l ion a través de la membrana. desde el líquido exu.u.dular. Un porencial de equilibrio o difusión
I:.a FEM f)a@ los Iones de potasio basada en una concen- es un potencial tlllC no pcrmirc el movimiento neto <le iones de-
trac.!ón intracelular no(mal de 140 mmol/l y una concen- bido a u11 equilibrio elalcto emre las fuerzas de difi.1sión y déc:rric.a.
tración extracelular normal de 4 mmolJL es de ..,,94 mV:
-94 mV = 61 x. log10 [ 14Q rnrool en el interior/4 mmol
en ef e~terior:l 1Te}ldos corporales
Este valor presupone que la membrana celular es per-
meable exclusivamente al potasio y se aproxima al Después de compl.e.trJ.r esta secárín del capítulo podrá 11lcm1zm· los
siguientes objeri11os:
potencial de i1Jei11fm:ma en re']i(>so de -70 a -90 m V docu-
r.nentado en .J.a& fibras nervtosas en estudios de labo-
Explicar d proceso de diferenciación celular en cuan ro a.I desa-
.ratork>.
rrollo de los sistema~ orgánicos en el embrión y la regen~ra­
:Si una membrana es pérmeabJe a va.ríos iones distin-
ción contin ua de los reíidos durante la vida posnatal.
tos el potencial de difusión refleja la .suma de tos
Explicar la función de las células madre.
potenciales de equilibrio pa.ra cada ion.
Describir la.s características de cuatro ripos dsulares disrimos.
CAPÍTIJLO 4 Características de las células y los tejidos 89
faplicar la fiinci1)11 <le las adherencia~ r l:is uniones imcrcd ulares. ORIGEN EMBRIONARIO DE LOS DISTINTOS
Car.1cceriwr la composición r las funciones de los componen- TIPOS DE TEJIDO
tes extmcelulares de los rejidos.
Existen alrededor de 200 cip~ disrincos de células corporales
En la~ secciones previa.~ anali1.:1mos la célula u1dividual, sus que pueden dasiflcarsc en cuarro cipos cisulares básico~ (> prima-
procesos metabólicos y !os mecanismo~ de comunic1ción y repli- rios: epirdio, rcjido conectivo, músi:uk1 y tt·jido nervioso (cuadro
cación. Aunque las cdulas son similan:.~. ;,u escruci.ura ,. :;u fun- 4-1 ). r:.O,ros ripos tisulares bá~irns a menudo se describen de acuerdo
ción variaJ1 S<.:gün las necesidades especiales del cuerpo. Porejem- con su origen embrionario. El embrión consiste esencialmt•me en
plo, las célul.is musculares desempeñm funciont!~ d.istint:L< de las una estrucrura rnbular compuesrn por Lres 1.~1pa~ {fig. 4-20). La
que dcsemi:ñan las células cuc:í.m-as o nerviosas. Los grupos de cé- capa externa del mbo se denomin.i 1•crodem10, la capa media cs rl
lulas con una esrrucrura Y funciones muv ~im i l.ire~ se denominan mesodermo y la oipa interna se cfo.,i¡?.na con el nombre de mdo-
rejidos. Existen cuatro ca'cegorias de 1{·ji11os: 1) c~iH.:lio, 2) rejido dnwn. Todos los cciidos corpor.i.lcs del aduleo se originan en es1as
conectivo (de som:n), 3) m1:.Sculo } 4) nervio. E.seos cejidos no eres capas cclul.i.res. El epitelio deriva de la.~ ucs ca¡;a, embriona-
conforman unidades aisladas sino que se asocian cnrre sí en pro- rias, el tejido conectivo r el músculo dcriv;111 sobre todo del me-
porciones variables para formar cfüdnras em,1cmras y órg;rnos. En sodermo y d reji<lv nervioso s.: origina en d ccrodnmo.
c.-sra scccii1n se de.~cribirán brcVt·mc.-me bs células que: componen
i::stos euatru tipo~ dc tcíidos. las esrruccura~ que' mancienen unidas TEJIDO EPITELIAL
csms c:t1111bs cnm; sf y la matri1. cxrracelular en la guc viven.
Origen y características
El tejido epitelial form;1 l;ímina) que cubren la supt:rficie ex-
DIFERENCIACIÓN CELULAR cerna del cuerpo, rapizan bs superficies imt-rnas v conforman el
Dt>Spués de la concepción. el óvulo fcrrili1..ado experimentJ. tejido glandular. Debajo de todos los 1ipos de ccjido epirelial se
un:1 serie de divisiones y en última instJncia da oriacn 2 fa for- encuentra una marriz exrractlular denominada membrm11t bns.t/.
mación de alrc:cledor de-200 tipos disrinro~ de célula~. La forma- La memhrana basal está compu.:srn por una lámina basal y una
ción de los disrinros tipos de células y Li di~posición d..- ¿tas en C1p:1 rcciwl.u sulwacc1m.·_ Lu:. 1énninos !ti111i1111 b1u11/ \' mm;bm1111
1ipos cisulares se conoce con el nombre d"" dif¿7máadó11 ce!uún; basal a mc::nudo s~ miliz.-m como sinónimos. Las cél~las c::picdia-
proceso que es controlado por un sistema c.¡uc ac1iva y desacciva les poseen filamenros prorcii.ns intracdul:tr~ resisrenres (cicoes-
¡;ene.\ cn forma conrinua. Las célul.1~ embrionarias dehen dite- queleco) que revisten imporcancia para la transmisión de las fuer-
rcnciarsc para p-0der forrn,1r los diversos ;isrcm:is orgánicos y de- za~ n:ecánie<'IS emre las disrinra.~ célula.~. La; c.:élulas del tejido
ben permanect·r diferenciadas un:i wi desaparecida la sefial qui;: ep1ccl1al están es1rcchamentc unidas cmre sí por uniones especia-
descnC1dcnó su diferenciación. El procc.~o de difrrrnciación ce- lit:iiht'>. P.sws uniones especializadas p.:rmiccn que las células cons-
lular es C()lltrolado por la memori:i celular, que es mame-ruda por ciruy:m una barrera para el pasaje de agua. soluros y células desde
prmcínas reguladoras prcscnrc.-s en mie111hr~1s individuales de un nn compamrn icmo corporal hacia otro. El tejido epfrelial es avas-
iipo cdul.tr dado. La diferenciación cdular también requiere la cular (es decir, está dt-spro»isro de \'lisos sanguíneos) y en cons.:-
1ccivación sccu<:ncial de mtilriples genes y sus productos prorci- cuencia debe recibir oxígeno y nu1riencC!> d~<lc: los Cipilares dd
~os. Esto significa que una vez iniciada la diforcnciación celular tcj~do conec_ri\'O sobre el cual se apoya (fil'. 4-li ). Los ccjidos epi-
.:1 1ipo tisular no revierte hacia un l'~<adio prc\'io de diferencia- teliales conncnen recepmrcs nerviosos (de presión, temper:uura y
.•ín. El pm~c~o de difercnciJci()n celular en general se produce dolor) que inreractúan con los medios inrerno v exremo. Para
:.icia adelante y genera células c::ida vez má~ cspcci,1liza<las que manrenerse viab!t el tejido epiteli,tl debe· pcrma.nec.:r húmedo.
" prcd,·c..-~orn~. En general. lm Lipos cclll lares muv difercncia- H ,\sta el epitelio cuc:l.nco ap.i. rcnrcmcnre seco es humc....:1::1do en
_:.:>s. como las células musc.:ubres ~qucléticas y las c¿luhs nervio- forma continua por una capa de células cudncas suj){'diciales dcs-
~~. en cierro momento pierden su capacid~\d de división. virnlizadas impc¡m~1bk• al agua rnnoód:1~ l·on el nombre global
Aunque la mayor parre de las céluht~ ~e <liferenci~n en ripos de q11em1ind. L1 qucr.itina impi1.k la l"vaporación de la humed~d
. .:lul:m:~ cspcciali1.ados. numerosos tejidos contienen células nM- desde la.~ células viables más profundas.
··.· (sretn cells) que aparenn:ml·nrc solo experimentan una dife- !.os tejidos epirdiales dt'rivan de bs ¡res capas embrionarias.
--n.:iación parcial. Esras células madre conservan su capacidad de L:i mayor parre de las céluhis epireüalc:s de b piel. la bocn, la na-
_:•isión, sin·cn como reservorios de células especial.izadas durante riz y el ano deriv-an del ecrodcrmo. FI cpirclio dd rracro rcspira-
• J.1 la vida del organismo y rcprc~mtan l.i fuente- más impor- 1~rio, cl.1rac10 g-'<1.Stroinrestinal y fa.., gl:indulas del sisrcma digcs-
. , re de celulas que posibiliun la r..:generación de alguno~ reji- nvo deriva del cndodcm10. La cubicrr:i endorclial de los vasos
- '· L1s célula~ madre poseen un:i c:apacidad de diferenciación sangulneos se origina en el ntl"Sodermo. Muchos ripos de 1cjido
riJble. En algunos rcjidos, .:orno el mlisculo esguelético. la can- cpi1clial conservan la capacidad d<' di(erenciarsc y cxperimcnrar
- J.iJ de células indiferenciadas es insuficiente y en cons1.-cuencia una proliferación rápida para n::cmpla.-;1r los tejidos dañados.
..:npacidad de regeneración .::s escasa. Las células madre <lel sis-
. .na hemaropoyético (la sangre) son Li~ ci.:lulas rnn mayor capa- Tipos de células epiteliales
J.1d de diferenciación. Escas .::élul:u, pu<'dt>n reconstituir la ror:i- Los tejidos cpireliales se clJSific.in según l:i confib''lHación de las
:.1d de los sistemas producror de ~:ingn: e inmune v represenran células y la c-.i.nricLtd de cap:is presentes: simple., estmrificad;, v .iru-
principales demenros en el rraspbnre de m~dul~ ósea. Otras dof'Smtrifimdo. Los términos e;c111r111so (cpi1clio delgado y pl:1n~). ctí-
-· ul.is madn:, como las de la mucosa del tracto gasrroinresrina!. bico (en fomu de cubo) y álínd»ico (similar a un cilindro ) se re-
... menos pluripot.;-nci;iles pero poseen cierra capacidad de dife- fieren a la morfología de las célula~ (íig. 4-22) .
--"iación. Se piens:i que las células ca.nceros.i.~ derivarían de c.:-
~itelio simple. El epiteiio ;imple contiene una sola capa de célu-
_, madre indiferenciadas (véase cap. 8).
las guc ~e apoyan sobre un:.1 membrana basal. 1::.1 epirclio escamoso
90 UNfDAD 11 FtmnóP ~ <r"C:: dm1e11to de l<t!-. télulas

Tipo de tejido Localización

Tejido epitelial
Recubre y tapiza las superficies corporales
Ep itelio si mple Revestimiento de los vasos sanguíneos. las cavidades corporales. los
Escam~o alvéol os pulmonares
Cúbico Tubos co lectores renales; revestimiento de los ovarios
Ciltndrico Revestimiento d el Intestino y la vesícula b iliar
Epitelio estratifica do Piel
Escamoso q ueratinizado M ucosa d e la boca. e l esófago y la vagina
Escamoso no queratinlzauo